¿Por qué?

El humor y la curiosidad son la más pura forma de inteligencia” decía Roberto Bolaño.

Hemos pasado del “Niño, deja de tocar las pelotas con tantas preguntas” al “No eres curioso, eres un cotilla, que no es lo mismo”.

La curiosidad provoca un coctel molotov de emociones cuando oímos la palabra. Entre la vergüenza, el miedo y el morbo.

De pequeños éramos muy curiosos. Hasta que nuestros padres o los profesores iban capando esa capacidad.

Nos asombrábamos y preguntábamos por todo.” ¿Y esto por qué mama? ¿Y por qué se hace las tartas así? ¿Y cuando llegamos? ¿Y si detrás de ese árbol hay un tesoro esperándonos..?...  Eran algunas de las preguntas con las que taladrábamos a nuestra mente y a nuestros familiares.

Pero llegó el momento de la formación, en el que las preguntas dejaron de existir. Y se transformó la situación, por la de “apréndete las cosas así, que así es como te irá bien en la vida”.

Nos capan la facultad de preguntarnos las cosas, de querer saber más allá de lo que nos dicen. Porqué cuando preguntabas el motivo de las cosas, eras considerado por los demás como el empollón o el “amigo del profesor”. Y en una época, donde ser parte del grupo era esencial, era mejor callarse, aprenderse a pies juntillas la lección y luego ponerla tal cual en el examen.

Pasamos de la curiosidad de los niños en los carritos, señalando todo lo que les sorprende a “mejor no quieras saber más allá de lo que te han dicho, no vaya a ser que te echen del grupo por listo”.

En la madurez, como bien dice Teresa Viejo (experta en el mundo de la curiosidad), hemos pasado del “Cállate niño que me duele la cabeza de tus preguntas” al “deja de pregunta que eres un cotilla”.

Todo por querer saber más.

Al igual que denostamos y prostituimos palabras, con la curiosidad pasa igual.

Queremos avanzar, queremos saber cómo poder ayudar a las personas, como ayudarnos a nosotros mismos, pero no que nos consideren curiosos, ya que nos dirán que somos unos cotillas. Mejor que lo haga otra persona por nosotros y nosotros bien a gusto en “nuestra zona de confort”.

Hace unos días, oía en una librería: “Estoy cansado de leer libro de este tipo, no me solucionan la vida. Harto ya de tanta autoayuda”.

Cuando damos el paso al frente para descubrir nuestras emociones, lo que nos pasa. Nos zambullimos de lleno en Internet, en libros, conferencias, para que los “expertos” nos digan que nos puede pasar y cómo ELLOS solucionaron SU Problemas.

No queremos ver, que nos están diciendo CÓMO ELLOS SOLUCIONARON SU PROBLEMA, que quizá sea ALGO parecido al nuestro, pero no el nuestro.

Los libros, conferencias,…son un bastón esencial en el camino hacia la recuperación o al éxito, pero sin la curiosidad, nunca sabrás lo que realmente pasa a ti o a tu empresa.

Queremos avances, queremos ser felices, queremos tener pareja, en definitiva queremos tener abundancia en todo y más, pero nos basamos en CÓMO lo hicieron los demás, en QUÉ hicieron los demás, pero no en el PORQUÉ lo hicieron.

Lo vuelvo a repetir, te ayudaran bastones como los libros, conferencias o formaciones,..Desde luego que sí, pero antes de nada, tienes que ser CURIOSO CONTIGO MISMO. Tienes que descubrir el PORQUÉ te pasa lo que te pasa, PORQUÉ quieres hacer lo que quieres hacer, PORQUÉ sientes lo que sientes, en definitiva.

Cuando ves que las personas tienen problemas o empresas con sus marcas, siempre acabas oyendo una frase típica: “¡¡Pues a lo mejor tenemos que aplicar la solución que implantón José, la competencia o Apple… para nuestro problema!!”.

Tenemos miedo a conocernos, tenemos miedo a indagar, tenemos miedo a ver la realidad. Y por eso, preferimos “automedicarnos” o que el “medico se confunda con nuestro diagnostico” cuando realmente nosotros sabíamos que nos pasaba.

No nos gusta indagar dentro de nosotros. Nos “mola” hacer grupos de investigación para ver qué ha pasado, pero las conclusiones que demuestren nuestros fallos o soluciones que nos puedan llevar más allá de donde estamos, las apartamos.

Despreciamos lo nuevo, pero nos quejamos de que no avanzamos en nuestra vida.

¿Alguien me lo explica?

Ser curiosos, nos puede llevar a crear una marca diferente a la que hasta entonces estábamos mostrando. Una marca que nos puede etiquetar, por lo que mostramos y sentimos, como diferente, original, transgresor, a crear controversia en un mundo estable y rutinario como decía en “Mofeta Branding. Como son las marcas que transforman el mundo”.

Todos los principios son duros, pero si realmente queremos pisar fuerte en este mundo, ya no solamente en el mundo personal, empresarial o como sociedad, tenemos que impulsar la curiosidad como vehículo que nos llevará a esos avances que todos soñamos.

Porque ser curiosos, te lleva a crear soluciones, productos innovadores o experiencias hasta la fecha nunca vividas.

La curiosidad te lleva a la creatividad.

Si eso, que nadie se cree que es, que todos buscan en libros, como si fuera algo para extraterrestres.

La creatividad es ver la realidad desde diferentes perspectivas. Y para eso tenemos que ser curiosos.

Para eso tenemos que darnos el permiso de VER otras realidades, de CREER que otras formas son posibles y con ello, CREAR nuevos mundos, nuevos productos, nuevas soluciones.

Tengo que reconocer que la curiosidad duele.

Ir más allá y descubrir que tu pareja te ha mentido, que pensábamos que nuestro producto nos iba a jubilar ya de trabajar o que el curso que estábamos haciendo nos iba a llevar al estrellato, cuando no es así, DUELE.

Ver que hemos vivido en una mentira, no es muy agradable. Pero no quiere decir que a partir de ahora sea igual. Tú eres el único que puede cambiar esa rutina que has vivido poniendo solución a la misma, siendo creativo.

La curiosidad es:

  • Querer saber más allá de lo que suponemos
  • Descubrir que hay detrás de los miedos que tenemos
  • Querer avanzar, siendo curiosos con el presente
  • Preguntarse continuamente, ¿Por qué?

¡¡SEAMOS MÁS CURIOSOS, POR FAVOR. Y NO DEJEMOS DE PREGUNTARNOS, ¿POR QUÉ?!!.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.