¡¡La Disrupción comienza con el FeedBack!!

“Presta atención al feedback negativo y solicítalo, particularmente el de los amigos. Difícilmente alguien hace eso y es de mucha ayuda” dice Elon Musk

Se define FeedBack, como “ Capacidad de un emisor para recoger reacciones de los receptores y modificar su mensaje de acuerdo con lo recogido.. Devolución de una señal modificada a su emisor”.

Como bien dicen sus autoras, en el libro “Smart Feedback. Conversaciones para el desarrollo del talento, tanto darlo como recibirlo en esta sociedad en la que vivimos, es muy incomodo.

Yo no diría incomodo, diría que es un deporte de riesgo.

Comentarle a una persona que no estás de acuerdo, ( de buenas manera siempre ), exponer tus ideas que son opuestas a las de la mayoría en un campo profesional..¿O es que decirle a tu pareja que ese pelo que tanto le gusta a ti nada de nada, se ha convertido en un deporte de riesgo?

¿Cuáles son los motivos?

  • No nos gusta que nos digan algo que aunque lo sabemos, no queremos oir. No queremos que nadie nos muestre una realidad que no queremos abordar. Y más delante de gente.
  • No queremos que nadie nos diga que nos hemos confundido. Ya tenemos suficiente con nuestra vergüenza, para que venga alguien a decírnoslo. La 3 guerra mundial empezará dependiendo como te pille el comentario.
  • No queremos que nadie nos diga nada, porque nuestro ego, se sentirá ofendido. Nuestras creencias podrían empezar a tambalearse y podremos a empezar a dudar de quien somos nosotros y qué hemos estado haciendo hasta la fecha.

Porque aunque la persona lo haga con toda la intención del mundo, todo feedback que recibamos, pensamos que lo hacen para atacarnos, hundirnos o reírse de nosotros.

Aunque diga la persona que lo hace con buena intención, levantaremos la ceja y dudaremos. Aunque tengamos delante al mayor experto que nos quiere ayudar, dudaremos.

¿O es que no dudamos cuando nuestros padres nos quieren ayudar en algún momento? Pues imagínate si es un profesional o tu propio jefe.

También hay que decir, que hay gente que se viste de “santos” y el único don que tienen es el de querer hundir a las personas, como ellos están. Por eso confundimos y nos encontramos siempre a la defensiva, cuando nos dicen quiero darte mi feedback sobre una situación, cuando en realidad es “Te voy a dar mi comentario aunque tú no me lo pidas. Y de regalo voy a ser más despiadado que Risto Mejide en Operación triunfo”.

Como diría Alejandro Sanz: “No es lo mismo”.

Hablamos de aprendizaje, de innovación, de desarrollo, de abundancia y prosperidad. Pero eso sí, saltamos como panteras negras, a la mínima de cambio y más si dicen que lo hacen por nuestro bien.

Creo que un buen feedback es una herramienta imprescindible tanto a nivel personal como profesional para nuestro desarrollo, herramienta que nos hace romper limites y aprender.

Dejemos atrás una cultura de la perfección y del postureo, y vayamos hacia una cultura del Feedback.

SI de verdad queremos mejorar, que esa tendría que ser la actitud con la que nos levantáramos todos los días, tendríamos que integrar el feedback en nuestra vida.

Como decía en un artículo anterior, “No duele la verdad. Lo que duele es…” las consecuencias que habrá a posteriori. Porque el feedback es un impacto en el centro de tus creencias.

Nos va a mostrar otra realidad. Otra forma de hacer las cosas. Y como nuestro cerebro está programado para la supervivencia, ante esa nueva realidad, tendremos miedo, la negaremos. Y el morbo nos hará con la cara tapada, entreabrir la mano para ver que podría pasar si diéramos una oportunidad a esas nuevas ideas.

¿Pero por dónde empezamos?

Por la HUMILDAD.

Te va a doler lo que te voy a decir, pero ahí va: NO ERES MÁS QUE LOS DEMÁS. ERES UN SER HUMANO COMO TODOS. Y eso duele cuando estamos disfrutando de unos resultados o en una posición llamada “Líder”.

Todos nos confundimos, todos nos equivocamos. Todos vemos lo que queremos ver y desechamos aquello a lo que no estamos acostumbrados o pensamos que es de loco o imposible.

¿Te llena de orgullo y satisfacción llamarte un líder disruptivo? Si no eres humilde, el único hoyo que cavarás serás el de tu tumba profesional. Y un boleto para las filas del desempleo. Por no decir que la agenda de tu móvil cada vez irá disminuyendo más y más.

¿Pero cómo damos feedback a los demás?

Sobre hechos, no sobre opiniones subjetivas.

Pero eso si, como bien me recalcó un día Rosa Rodríguez del Tronco, que no me olvidara nunca: “Un feedback positiva se hace públicamente. Un feedback negativa, se hace a solas”

Solamente a ti te tiene importar lo que has hecho mal y en qué tienes que mejorar. ¿O es que las reuniones anuales con tu jefe, las hacen con público? Pero si tienes que agradecer, felicitar por un hecho que ha ayudado al equipo, que ha provocado unos resultados inesperados en la empresa o en el equipo, felicitarle delante de todos ellos, demuestra:

  • Reconoces el esfuerzo
  • Eres un líder humilde
  • Impulsas a esa persona. Reconoces su talento y creatividad
  • Refuerzas el compromiso del equipo y su motivación.

Pero como en muchas otras herramientas que de las que he ido hablando en el portal, se nos llena la boca hablando de herramientas que pueden ayudar a las empresas y a la sociedad.

¿Pero se da Feedback en las empresas? ¿Los trabajadores piden a sus jefes que les digan que está bien y que está mal en función de su trabajo?

¡¡NOOOO!!.

Queremos mejoras, hablamos de ellas, pero en realidad tenemos miedo a aplicarlas.

Como bien dice Tim Harford, un feedback que sea especifico. Que este orientado hacia una tarea que vaya a producir un mayor valor, ése es el idóneo. Ni el feedback positivo ni el negativo. El especifico.

Porque si solo damos bueno, la motivación acabará diluyéndose y el beneficio que proporciona, al garete. Y un feedback negativo constante, haría que Shrek comparado contigo fuera un dulce gatito.

¿Y todo por qué? Porque no somos una sociedad HONESTA. Ni con nosotros mismos ni con los demás. ¿O es que nadie ha dicho antes de un feedback, alguna frase como: “Espero que no te siente mal, pero…”? Vamos adelantando posibles consecuencias ya que no sabemos que nos deparara nuestro feedback.

¿Y que tenemos para recibir de “buena gana” un feedback?

  • Empatía

Intentar ponerse en los zapatos del otro suele doler. ¿Por qué nadie tiene el mismo número de pie que tú!! Nadie tiene tus mismas ideas, creencias, sueños o limitaciones. Así que por lo tanto, por eso nos cuesta  ya no sólo imaginarnos el motivo de los pensamientos de la otra persona, sino aceptarlos.

Pero dentro de nosotros vivimos TODOS una gran batalla interna. Descubre sus luchas, sus miedos, ilusiones, motivaciones… y comenzarás a saber cómo tu feedback puede ayudarlo de verdad

  • Escucha

No escuchamos, por mucho que digamos que sí. Estamos pensando en 2.000 cosas antes que en la “chapa” que nos da nuestro mentor o jefe. Por muy buenas intenciones que tenga, es nuestro ego, el que provoca las interferencias. Ego que no nos hacer perdernos información más allá de lo que estemos escuchando o viendo. Quítate los cascos de las orejas, y escucha de verdad.

  • Ganas de querer siempre romper tus limites

Si crees que lo tienes todo. Que eres el rey del mundo como Leonardo DiCaprio o que nadie tiene el poder de enseñarte ni decirte en qué te has confundido…Tú sigue así y ya me contarás qué tal te va.

Cuando una persona o empresa está enfocada, quiere aprender ya no sólo de los buenos momentos, sino también de los malos. Porque cuando ve que los resultados no son los esperados, una opinión externa puede darle la luz que necesita en esos momentos.

Si no quieres mejorar y crees que eres el gran “experto” ni pedirás ni querrás te den su feedback.

El miedo a perder nos hace tomar decisiones irracionales. Y todo por no aceptar el feedback en nuestra vida, en nuestras empresas. Y todo porque no queremos acabar con la rutina que estamos viviendo y con el miedo atroz que tenemos a poner encima de la mesa, nuevas ideas, nuevos proyectos.

Y todo, porque tenemos miedo al feedback.

Si de verdad queremos ser innovadores, tener al equipo comprometido, disruptivos, o empezamos a implementar el feedback y sus valores, o por la boca muere el pez.

¿Qué es para ti el feedback? ¿Qué poder ha tenido en tu vida?

El próximo día 6 de junio tendré el placer de compartir con las autoras del libro y otros profesionales (Jane , Rosa y Noemí) en Zaragoza, una charla sobre el feedback. Aquí tenéis más información.

Anuncios

5 Responses to ¡¡La Disrupción comienza con el FeedBack!!

  1. Mari says:

    Muy bueno!

  2. Me ha gustado muchísimo tu post. Pienso que tienes razón y me has hecho replantearme algunas cosas e intentar cambiarlas. ¡¡Muchas gracias!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

A %d blogueros les gusta esto: