¡¡La Teoria del Lider del Siglo XXI!!

El líder es aquel que, fuera del desorden, aporta simplicidad, armonía en la discordia y oportunidad en la dificultad” decía Albert Einstein.

Existen más teorías sobre el liderazgo, que teorías que dicen el hombre no piso la luna

Nos encontramos libros, conferencias, artículos…Todas las semanas que nos hablan de diferentes tipos de liderazgo, de líderes de siglos anteriores y de qué no es liderazgo.

Seguimos hablando de líder estratégico. Como si el mundo no hubiera avanzado y no estuviéramos en pleno siglo XXI.

Nos preguntamos si el líder nace o se hace. Como si todavía estuviéramos sin saber qué responder, ¿Qué fue antes: el huevo o la gallina?.

Todavía nos preguntamos qué fallos tiene el líder del siglo XXI, como si después de tantas teorías que hay en el mercado, no pudiera tener fallos en la gestión de las personas y de la suya propia.

Todavía seguimos confundiendo líderes con jefes. Bueno también hay personas que se autoimponen el titulo de líderes, y cuando cierran la puerta, son jefes a la antigua usanza. Es decir, “Aquí se hacen las cosas como yo mando, y si no, ya sabes donde tienes la puerta. Me da igual los títulos y las nuevas corrientes. Aquí se siguen haciendo las cosas como hace 200 años”.

Como todavía estamos muy confundidos en muchos aspectos que rondan el tema del liderazgo, todavía siguen existiendo miles de teorías respecto a dicho tema.

Siempre hemos relacionado y es un tema, que cuesta quitar esa relación, de Lider, con aquella persona que tiene un puesto concreto en la empresa o en la sociedad.

Líder se relaciona con el CEO, con el Director de Departamento o con el capitán de nuestro club de futbol favorito.

El líder se relaciona con cierto estatus. Y si no lo tienes, pensamos que jamás llegaremos a ser consideramos como líderes.

Un líder también era Hitler, Mussolini o Steve Jobs, a los que les damos dicho título. Pero sabemos que de buenas personas, tenían lo mismo que yo de buen cantante, NADA.

Nos dejamos llevar por el estatus de esa persona. Creemos y le otorgamos unas cualidades, que en muchas ocasiones no tienen ni llegaran a tener.

¿O es que todavía creemos que nuestros políticos pueden ser considerados como líderes de nuestra sociedad?

1.- Dejemos de relacionar Líderes con ciertos estatus y poderes “sobrenaturales”. Porque todos somos líderes en algún momento de nuestra vida.

Al relacionar lideres con cierto estatus, los estamos relacionando con el poder. El poder de dirigir, el poder de decidir, el poder de mandar.

Y seamos claros, a los seres humanos, NOS GUSTA EL PODER. El poder tiene mucho morbo y beneficios. Y no queremos pensar que tras ese poder que nos otorgan, va a ser algo TEMPORAL. Queremos que sea algo para siempre. Y por eso nos enroscamos en nuestro “sillón” cuando nos sentamos en él.

2.- No te han otorgado un poder infinito, el verdadero líder sabe que será una tarea TEMPORAL.

Y el verdadero líder, sabe que ese poder, no está para utilizarlo en beneficio propio, sino por y para los demás.

Cuando están en el “poder”, creen que es por y para disfrute suyo. Que se lo han ganado. Que todo esfuerzo ahora produce unas recompensas de las que hay que aprovecharse. Y que los comienzos, que fueron duros, llenos de tropiezos, no existen. Ahora no son personas, son los títulos que ponen en la entrada de su puerta.

3.- El líder tiene la función de hacer más grandes a cada uno de los integrantes del equipo. Así como al grupo en su conjunto. NO A UNO MISMO.

Por lo tanto, dejemos ya de hablar de líderes estratégicos y empecemos a hablar, del liderazgo trascendental.

Es aquel que va más allá de los números. Que va más allá de su beneficio propio y se enfoca, en el beneficio del grupo y de todos los componentes que lo rodean.

Porque si habláramos de estrategias, podríamos hablar de líderes dictadores que también tenían una estrategia, y que normalmente no era en beneficio del grupo, sino del suyo propio.

4.- Ves más allá del grupo. Ten un propósito que inspire al grupo. Pero también deja el mundo mejor de cómo te lo encontraste.

Mientras escribía este artículo hay un tema que ronda, o debería rondar al líder de verdad, la Humildad.

Es tener los pies en la tierra. ¿A qué ya no gusta tanto?

Es preguntar a los demás como se encuentran. Es ocuparse de verdad por lo que pasa, o puede pasar. Es ver más allá de evaluaciones de desempeño y ver a través de los ojos de la persona que tiene delante.

Y por humildad, es reconocer que también puedes equivocarte. Un titulo no te da súper poderes. Un titulo no te dice que ya jamás te vas a confundir. Que tus ideas siempre serán las mejores en cada caso. Y que en la adversidad, lideraras de forma correcta a tu equipo hasta la victoria final.

5.- Un líder es humilde. Si no, serás un jefe más.

Al reconocer que no sabes todo, reconoces que puede haber gente mejor que tú. Y al haber gente mejor que tú, cabe la posibilidad que su desarrollo sea mejor que el puedas tener tú. Y reconocer eso no gusta.

Se nos llena la boca hablando de Employer Branding, de cultura empresarial innovadora, de talento, de atracción del mismo y de la retención (palabra que odio). Nos gusta ser cool hablando de temas, que en realidad, no queremos aplicar.

¿Por qué?

Porque alguien que tenga más poder de influencia, sea mejor líder que nosotros, produzca mejores resultados que nosotros o ideas disruptivas que beneficien a la empresa,…haga algo por lo que nos pagan a nosotros. Intuiremos que más vale pronto que tarde, seremos sobrepasados por dicha persona.

Pero un líder, es un mentor. Es una persona que con experiencia ha llegado a dicho estatus, que sabe reconocer los talentos de los demás y los impulsa. Que ve qué se puede mejorar y lo alienta. No una persona que intenta.

Como comento en “Mofeta Branding. Como son las marcas que transforman el mundo”, muchas de ellas nacieron de marcas que ya estaban implantadas en el mercado. Al ver su potencial, se les impulsó y alentó en su camino. Llegando a ser más reconocidas que la marca madre.

6.- Un líder es una persona que produce nuevos líderes.

Pero te estarás preguntando: ¿Yo puedo ser un líder? ¿O sólo son las personas que tienen un estatus en la empresa o en las organizaciones?

TÚ YA HAS SIDO LIDER.

Tú diste un paso adelante en momentos en los que ya no querías seguir aguantando lo que estaba pasando. Tú dijiste SI cuando hasta entonces habías dicho NO. Tú dijiste Adelante cuando hasta la fecha habías estado parado. Cuando viste una dificultad, esta vez viste una oportunidad.

TÚ YA HAS SIDO LIDER EN ALGÚN MOMENTO DE TU VIDA.

Y no has tenido que ir a ningún curso de liderazgo, ostentar ningún cargo en ninguna empresa.

Todos somos líderes en algún momento de nuestra vida, solo tenemos que hacer caso y una oportunidad a esa energía que todos llevamos dentro.

7.- Liderar es decir SI a esa energía interior que todos llevamos dentro.

Luego ya vendrán herramientas que te hacen ser mejor líder y gestionar mejor a las personas y recursos que tengas a tu disposición, pero el principio del comienzo, es decirte SI a ti mismo.

¿Cuáles son los rasgos del líder del s.xxi?

Podéis adquirir “Liderazgo Canalla. Libera tu lado más rebelde” a través de este enlace.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

A %d blogueros les gusta esto: