¡¡La magia del Desorden!!

Altera el orden establecido y el mundo se volverá un caos” decía Batman

Debes tener una vida ordenada…Debes tener unos horarios determinados…Debes llevar una rutina…Debes llevar un ORDEN…”

Si no tenemos un orden en nuestra vida, nos hacen creer que no somos dignos de ser llamados “personas de bien” o “ seres maduros”.

Tenemos pavor a la palabra “desorden”. Pues hoy me apetece hacer un alegato al desorden en nuestras vidas.

Seguir un “orden” es seguir lo que los demás han establecido. Seguimos las ordenes que nos dicta la sociedad, nuestros padres o jefes. Porque además, sabemos que si no lo hacemos, las consecuencias pueden ser y serían muy perjudiciales para nuestra “salud” social.

Seguir un “orden” es suponer, que esas ordenes son lo mejor para nosotros. Que gracias a ellas nos sentiremos seguros y que nos llevarán al éxito que nos han prometido.

Pero también estamos omitiendo, que detrás de esas órdenes, no hay nada más. Solamente sufrimiento, destierro y “pobreza”. Así que mejor que sigamos las normas, porque no queremos vivir una situación así.

¿Es el orden, el único método, que nos va a llevar a alcanzar nuestras metas?

Yo apuesto que demos permiso al desorden a entrar en nuestras vidas.

¿Por qué?

.- Aumenta la creatividad.

Si siempre hacemos las cosas siguiendo un orden.  Y aun así esperamos resultados diferentes.

Pero cuando llega la confusión, en vez de ver que podemos aprender de ese miedo, de esa situación que no hemos vivido, lo que hacemos , es entrar en pánico.

Queremos crear una marca, crear un articulo o lo que sea, y antes de empezar, tenemos que saber qué método es el que tenemos que seguir para crearlo.  Cuando en realidad lo que estaremos haciendo, es seguir un método establecido con resultados no muy diferentes a los que ya han usado dicho método.

Pero luego nos encontramos con marcas, con productos, que nos preguntamos de dónde han salido. Cómo han podido tener esas ideas o su forma de exponerlas.

Si seguimos un patrón guionizado, no crearemos nada diferente. Estaremos jugando sobre seguro. La curiosidad, la innovación, el verdadero progreso, será algo imposible de vivir y conseguir, más bien intentaremos conseguir algo, que sin el desorden será imposible de alcanzar.

.- Conocemos a personas impensables para nosotros.

Estar en los mismos de siempre, solamente nos lleva a ver a la misma gente de siempre. Nos juntamos con las personas que siempre piensan como nosotros, que ven la vida como nosotros la vemos. De ahí no nos moverán ni nosotros queremos. Estamos muy bien como estamos.

¿Pero qué pasaría si nos indujeran a relacionarnos con otro tipo de personas?

Las creencias cambiarán. Las mentalidad que teníamos cerrada, será más flexible. En definitiva, empezaremos a ver el mundo no como nosotros creíamos que era, un cuadro cerrado, sino cómo lo que es, un mundo lleno de posibilidades y oportunidades a las que hasta entonces estamos cerrados por nuestras creencias.

.- Si tú sabes dónde está cada cosa, no es desorden, es tu propio orden.

Me encanta los libros que hablan de lo bonito que es el orden o de cómo debemos llevar nuestra gestión del tiempo para ser productivos. Nuestras rutinas, recursos y hábitos si queremos conseguir unos resultados.

¿Conoces a una persona que tú consideras desordenada y aunque no sabes cómo, consigue resultados más allá de tus expectativas?

Si es tu método, a ti te va bien y te da resultados. ¿Qué importa que los demás crean que eres un desastre?

.- El desorden te lleva a la improvisación y ella a la motivación.

El vértigo es la perfección de la belleza. Y es de la improvisación que provoca que lo establecido no se produzca , donde nos podremos descubrir de verdad de lo que somos capaces, de la capacidades que teníamos ocultas por miedos.

Cuando te encuentres que tienes que improvisar en algo, HAZLO. Hay red, al no ser que estés encima de las Cataratas del Niágara. Disfruta de la incertidumbre, porque te enseñará más, que todos los años que lleves viviendo.

.- Como creas que lo automático te hace mejor persona, vas mal

Vivimos pendientes de los móviles. Creemos que el GPS nos hará la vida más fácil. Que encontraremos pareja por Internet, método más fácil que el cara a cara. Que el ordenador nos dice el camino más fácil y más rápido para llegar a nuestro destino. ¿Pero que pasaría si esos instrumentos no sirvieran cuando los necesitamos? ¿Sabríamos ira nuestro destino sin la ayuda de los mismos?

En vez de ayudar estas nuevas tecnologías, lo que están demostrando, es lo vagos y tontos que nos volvemos cuando están en nuestra vida. Creemos que los móviles nunca se van a equivocar, que los datos que nos dan siempre son perfectos y nos dejamos guiar por ellos.

¿Pero sabríamos hacer las cosas sin su ayuda? ¿Demostraría los tontos que nos hemos vuelto sin ellos?

¿Qué pasaría en tu vida si durante un día no tuvieras Instagram o Twitter? Las noticias ya nos han dicho que entramos en pánico.

.- La diversidad es una forma de desorden

Hablamos de potenciar la diversidad de las ciudades, de empresas que tienen diferentes nacionalidades dentro de sus instalaciones, que nos relacionemos con diversidad de personas, y yo me pregunto: ¿Eso no es un desorden en nuestras vidas? ¿Eso no es romper con la rutina con la que estamos acostumbrados?

Se ha visto que la diversidad dentro de las empresas, produce más creatividad, innovación y resultados. ¿O es que crees que la rigidez y el “las cosas se han hecho así siempre y así se harán por mucho que se diga”, producen resultados diferentes?.

Todos hemos jugado y jugamos alguna vez a algo. Un juego es algo caótico que no se sabe los resultados que obtendremos. Aún así jugamos, nos divertimos, disfrutamos, pensamos ante las inclemencias y nos adentramos en él, sin miedo y con ganas.

¿Y por qué tenemos miedo al desorden en nuestra vida diaria?

Como hemos visto, el desorden produce más beneficios que desastres. Pero aun así seguiremos teniéndole miedo.

Pues cada vez que el desorden se instale en nuestra vida, tratémosla como un juego, como la oca o el ajedrez, y seguro que el camino y los resultados serán más satisfactorios que si la hubiéramos rechazado.

¿En qué parte de tu vida a partir de ahora vas a desordenar?

Si quieres que el desorden transforme tu vida, os recomiendo el libro de Tom Harford ” El poder del desorden

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.