¿Quién es una persona insegura?

El deseo de seguridad va en contra toda noble y gran empresa” decía Tácito.

No hacemos una cosa, hasta que estamos seguros.

No decimos nada, hasta que no estamos seguros.

No damos un paso, hasta que no estamos seguros que es el paso correcto.

No hacemos nada, absolutamente nada, sin tener la sensación que será la acción correcta.

Pero lo que ocurre que nunca llegaremos a esa absoluta sensación de seguridad plena.

El ser humano desde sus comienzos, siempre ha vivido esa lucha encarnizada consigo mismo. La de la seguridad.

Nos han hecho creer que la seguridad, es la llave hacia el éxito. Y más en estos momentos de cambios de era, era de cambios, que estamos viviendo.

Y para encontrar esa seguridad, buscamos en el exterior algo que creemos que no tenemos nosotros. Herramientas que nos protejan de la incertidumbre y nos cuiden en nuestra zona de confort.

Nos han enseñado que un Master nos dará esa felicidad y tranquilidad. Tener un blog, como hacen los demás, también, aunque pasado un tiempo ya nos olvidemos de él. Dejamos de escribir en Redes Sociales en meses de verano, porque nos dicen que nos dará seguridad de tranquilidad y de relax.

Hacemos todo, porque nos los dicen los demás. Porque vemos, o creemos, que gracias a esas ideas o herramientas, son personas tranquilas, relajadas, se sienten seguros.  Herramientas, que creemos que nos llevarán al éxito como a ellos les han impulsado.

Esa seguridad, nos hará más confortable nuestra zona de confort.

Una zona de confort de la que todo el mundo habla. Unos dirán que no tiene que existir en tu vocabulario, que tienes que romperla todos los días. Que tienes que estar siempre molesto y molestar a los demás en su comodidad.  Sin embargo, otros te dirán que tienes que ensancharla, que tienes que hacer siempre más grande esa comodidad.

Y yo me pregunto: “Sí tú haces más grande tu sofa o tu bañera, ¿Tú crees que tendrás ganas salir de ella y descubrir lo que hay más allá de ella?”…Todos sabemos la respuesta: ¡¡NOOO!!.

La zona de  confort es un placebo que nos hemos inventado e impuesto a los demás para que no miren ni intenten hacer nada más allá de los límites establecidos. Creemos que en la zona de confort es la zona dónde encontraremos la tan añorada seguridad.

Te guste o no, la vida es incertidumbre por todos los costados. Y para no ver la realidad, hemos creado la zona de confort. Zona donde creemos que allí conseguiremos todo lo que nos propongamos y nos dicen que tenemos que conseguir a ciertas edades.

Como dice mi sobrino: “Dejémonos de Chuminadas“.

Por tu cara veo que no te está gustando mucho este artículo. Que eso que nunca habrá seguridad para los buenos, no es bueno leerlo ni enterarse. Pero hazte una pregunta, siendo sincero en la respuesta: ¿Todavía crees que te vas a jubilar en la empresa en la que estás? ¿Todavía crees que una relación de pareja es siempre un remanso de paz y tranquilidad?.

La seguridad no existe. Y te lo adelanto, ni con estas herramientas que te doy, tampoco lo serás.

Herramientas por las que no tendrás que gastarte dinero para conseguirlas. Herramientas que tú mismo tienes y que de vez en cuando, hasta usas. Pero que no les estabas dando el uso que realmente deberían tener en tu vida.

¿Quieres saber cuáles son?

.- Nuestros Pensamientos.

Aunque haya gente que creas que no piensan, también lo hacen. Todos pensamos.

Aún cuando pensamos que no estamos haciendo nada, estamos haciendo una cosa, pensar. Todos “rumiamos” pensamientos a lo largo del día, hasta en la cama. Los sueños son pensamientos que nos ofrece nuestro subconsciente.

Pero lo que distingue a una persona de otra, es el uso que hace de esos pensamientos.

Los pensamientos demuestran la actitud que tenemos ante la vida. Demuestran la confianza o el miedo que tenemos ante la misma. Así como la predisposición que tenemos para hacer frente a cualquier adversidad que estemos viviendo en esos momentos.

Nos hacen creer, que ya a cierta edad, nuestros pensamientos no podremos cambiarlos. Que demuestran cuál será el destino de nuestra vida y que tenemos que dejarnos llevar por ellos. Ya no podremos cambiar la conversacion que mantenemos con nosotros mismos. En definitiva: “Te aguantas, que eso es lo que te ha tocado“.

Pero hay esperanza: HACIENDOTE DUEÑO DE TUS PENSAMIENTOS. No creyendo que lo que crees es la verdad absoluta. No creyendo que lo que los demás piensan, es la verdad única. Es el principio del comienzo, para cambiar la llave que abra de verdad la puerta que queremos para nuestro éxito o felicidad.

Seguro que te habrán dicho, que es mejor no pensar y dejarse llevar por la corriente. Hasta el mindfulness te dice que te va a enseñar a dejar la mente en blanco (cosa que es imposible). Situaciones que es mejor no pensar y seguir a otras cosas. Hazlo y te aseguro que con el tiempo lo lamentarás.

Invade tu mente. Hazte dueño de tus pensamientos. Y que ellos se conviertan en tus soldados y tú en su Capitán General. Sólo así estarás viviendo el principio del comienzo de tu nueva vida.

.- Nuestras Decisiones.

Piensa que vida llevas. Piensa todo lo que te rodea. La gente con la que te relacionas.  Lo que te gusta de tu vida y lo que no.

Todo ello, está en tu vida y no, gracias a las decisiones que has tomado. Pero también gracias a las decisiones que no has tomado.

El poder de decidir es el poder de hacer uso de nuestra libertad. Libertad, por la que luchamos y añoramos, nos da más miedo que ver a Mario Vaquerizo sin maquillaje.

Creemos que somos libres. Pero en definitiva, siempre acabamos optando por acciones que no nos lleven a salir del rebaño. Acciones que no sean controvertidas y no nos tilden de locos.

Eso no es libertad. Eso es querer agradar a los demás.

Tu libertad es tomar las decisiones que TÚ CREES que son lo mejor para TU VIDA.

Claro que te confundirás. Otras conseguirás resultados que los demás no esperaban. En otras aprenderás más con ellas que en toda tu vida junta. Pero es tu vida, es tu libertad, son tus decisiones.

¡¡Y lo que digan los demás, QUE TE LA BUFE!! (siempre sin hacer daño a nadie, por favor)-

Tu vida es la suma de tus decisiones. En una fallarás, en otras te sentirás que te ha tocado más que el Gordo de Navidad. Y aunque no creas que sean decisiones que pagan facturas, esa libertad te llevará más lejos con el tiempo que si no hubieras tomado ninguna o hubieras hecho caso a la famosa frase de: “Déjate de locuras  y quédate como estás, que estás muy bien y tranquilo con la que está cayendo”.

Pero eso sí, TÚ ERES EL RESPONSABLE DE TUS DECISIONES PARA LO BUENO Y PARA LO MALO. Cuando sientas que has dado en la diana, no te hagas dueño del resultado. Porqué seguro que habrás llegado a ella gracias a muchas personas durante el camino.  Así que no te eches el “pegote” que lo has hecho tú y les des en los morros a los demás. Pero cuando falles, que lo harás, no eches la culpa al gobierno, al vecino del 5º o a tu pareja.

Ha pasado lo que ha pasado. Aprende de lo sucedido y así la próxima vez no te volverá a ocurrir. Y si pasa, será tu culpa por no haber querido aprender. Pero te aseguro que el Gobierno no tiene la culpa que te pongan los cuernos.

Buscamos en los demás, en el exterior la seguridad, que creemos que no podemos encontrar dentro de nosotros mismos. Y como hemos visto, si podemos crearla, a través de nuestros pensamientos y acciones.

Pero DUDAMOS DE NOSOTROS MISMOS, por eso creemos que los demás saben más que nosotros. No confiamos en nosotros.  Así que mejor seguirles a ellos, que sin esfuerzo conseguiremos lo que ellos han conseguido.

Pero recuerda: Mi seguridad no es tu seguridad.

Y aunque los pensamientos y las acciones, son el principio del comienzo de la seguridad en uno mismo, te voy a decir una cosa: NUNCA CREAS EN ELLAS AL 100%.

¿Te vas a hacer dueño por fin , de tus pensamientos y acciones?

Anuncios

One comment

  1. David Sánchez · agosto 6

    Bueno Señor… creo que te has superado con creces con este post. Es para leerlo y releerlo, interiorizarlo y, sobre todo, disfrutarlo.

    Un soplo de aire fresco en tiempos de oscuridad 😉

    Enhorabuena “Gran Capitán”!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.