¡¡Desde la Adversidad!!

“Hay que aprender a sonreír ante la adversidad pese a todo y si lo logra no quiere decir que estés bien, ni tampoco que no tienes ningún problema

La visitas inesperada en la vida, tiene forma de adversidad.

Hasta ese momento, pensábamos que éramos felices. Que estábamos cumpliendo con las expectativas que tenían puestos en nosotros, que estábamos siendo unos buenos ciudadanos de un lugar llamado mundo. Hasta considerábamos que habíamos alcanzado la gran cumbre, creyéndonos sentir felices o exitosos.

Pero la vida, esa compañera que creíamos que nos reportaba momentos alegres y de tranquilidad, nos envía por correo urgente, un paquete llamado adversidad.

Ya solamente su presencia, nos adentra en la incertidumbre. Herramienta que nos demostrará al final del viaje, de que estábamos hechos en realidad y de que estaremos hecho a partir de ese momento.

Sin abrir el paquete , nos enfrentamos a un gran dilema, aceptamos el miedo de saber que tenemos que vivir algo que no sabremos su resultado final. Algo que sabemos de antemano que no podremos dominar ya que hasta la fecha no nos habíamos enfrentado a algo parecido. Un miedo que nos paraliza y hará que la incertidumbre nos engulla como tiburón ante el pez chiquito.

Pero tenemos otra opción, entrar en conflicto. Adentrarnos en la guerra que sabemos que vamos a vivir. En caminar en un campo minado por montañas escarpadas y torrente de emociones hasta ahora nunca vividas, por acantilados con pendientes que nos mostraran que un paso en falso, puede ser quizá el game over y el volver a empezar. Sin embargo, estaremos avanzando más que si nos dejamos llevar por el miedo.

La adversidad muestra el carácter de las personas. Nos muestra si hasta la fecha hemos sido que hemos ocultado el mismo, por querer aparentar algo que nos daba más beneficios aunque lo detestábamos. O muestra que la valentía y el optimismo son compañeras con las que hemos vivido ya situaciones similares o incluso peores.

Todo depende de nosotros. Y es en estos momentos, en los que descubrimos que tenemos un don del que no habíamos hecho un buen uso hasta ahora, el poder de decidir.

Creemos que decidimos muchas cosas a lo largo del día, cuando en realidad lo que hacemos es dejarnos llevar por estereotipos, expectativas o miedos. Dejando el verdadero poder de la decisión oculto , por no querer mostrar quienes somos o nuestros verdaderos deseos.

El poder de decidir es el poder de la libertad.  Esa palabra que nos llena la boca pero que en el fondo tenemos de ella significado muy prostituido. Una libertad siempre que no hiera a los demás , pero que la decisiones muestren nuestra marca, esencia y que queremos vivir la vida desde nuestras verdaderas convicciones y anhelos.

Decidir es actuar pero también no actuar. Decidir es ponernos en acción o inanición.

Acción es empezar a vivir de verdad, (aunque la llamen adversidad, la vida sólo te ha puesto una prueba para que por fin te des cuenta de quién y de qué estás hecho, como buena amiga para que despiertes de una vez).

Porque hasta ahora estabas sobreviviendo, sobrellevando la vida como podías. Aferrándote a todo clavo que te pudiera dar una seguridad.

Vivir es empezar a sentir valores que creías que tenías olvidados y que libros repetían una y otra vez, pero tú creías que solamente eran una cualidad de “personas especiales”.

Descubrirás que con voluntad consigues más por ti mismo, que esperando que los demás lo hagan por ti. Descubrirás que el papel de victima a la larga te lleva a la mediocridad más infame.  Sin una disciplina a la primera caída , sabrás que querrás volver. Pero es un viaje de sólo de ida. Y la disciplina te hará se constante en tus pasos, en fijarte en los detalles.

Durante el camino, el estúpido del ego te dirá cosas como “Deja que los demás lo hagan por ti, si te olvidas del problema, seguro que desaparece. O no es para tanto, tú sigue tu vida que no pasa nada…”. Eso era tu vida anterior, ahora empiezas a adueñarte de tus pensamientos y quieres saber qué hay detrás del miedo que siempre te había atenazado.

El pasado es un lastre que no te hacia avanzar. Sabías que tenías que hacer algo, porque no te encontrabas a gusto con las ropas llamadas costumbres que te ponías todos los días.

Creías que podías adivinar el futuro. Pero el futuro es eso, una gran interrogante que solamente tú puedes crear, desde el presente. Porque el presente es eso, la única realidad de la que somos conscientes.

Así que rie, ríete de él, Ríete de tus caídas, de tus torpezas, ríete de ti mismo por favor. Que con una risa todo es más fácil. El optimismo es capaz de curar enfermedades y tú tenías una muy fuerte, ” el creer que ya lo habías vivido todo y sabías quien eras”.

Pero intercala esos momentos de risas, con introspección y silencio. Porque hasta ahora oías más a los demás que a ti mismo. Tienes un corazón que das por supuesto que todas las mañanas hará su función, que vivas. Lo acallas con musica, miedos, modas y demás tonterías, porque sabes que si lo escuchabas te diría el camino que habias escogido no era el tuyo.

Estarás muy confundido si crees que esta guerra con la adversidad es ganarla, aplastarla y que nunca vuelva más a tu vida. Porque no volverá con esa forma, pero sí con otra distinta.

Tu misión es ser mejor de lo que fuiste cuando entraste. Es ser un poquito más excelente con cada paso.  Es progresar en tu desarrollo, porque aunque no te guste, la vida no sólo está hecha de dulces sabores, sino también de adversidades.

¿Qué has aprendido de tus adversidades? ¿Te encuentras en un momento así?

SI estás viviendo momentos adversos en tu vida, te recomiendo que si necesitas un bastón para tu corazón, leas el libro de Santiago Álvarez de Mon, “Desde la adversidad. Liderazgo, cuestión de carácter“. Que me acompaña en todo momento en mi vida. Os lo recomiendo, para mí sería el único libro que llevaría a una isla.

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.