¡¡Importa primero el QUIÉN para luego pensar el QUÉ!!

“No es tan importante quién comienza el juego, sino quién lo termina” decía John Wooden

¿Quieres formar un equipo que dure y fuerte?

Empieza primero por el QUIÉN y luego busca los QUÉ.

Si es lo que siempre hemos hecho, pero a día de hoy, nos dicen que lo importante es la meta, y luego decidir las personas que nos acompañaran en el camino.

¡¡PERO SI NO ES COMO LO HEMOS HECHO SIEMPRE!!.

Pongámonos en situación:

.- Te dice un amig@ que si vais a ver una pelicula. Y aunque te apetece el cine, las excusas nacen de tu boca con el único propósito de no verlo.  Pero sin embargo, te llama tu mejor amigo, y no importa los planes que te proponga, si hace frio, llueve o venga un huracán a tu ciudad, tú vas raudo y veloz a verlo.

.- Te llama la persona que te gusta. Te dice que si te vas con ella a pasar un fin de semana a la montaña. A domir a raso, a perderte entre bosques de pinos y a ver amanecer en lo alto de la montaña. Ya puedes ser el más cosmopolita del mundo, que odies las chinches y los mosquitos, que no te importará. Allí te tendrá a tu lado y los inconvenientes, los convertirás en mínimos tras ver su sonrisa todo el día junto a ti.

¿Qué ocurre cuando vives situaciones así?

.- Las circunstancias no te importan. Te da igual si estás trabajando en un “co-working” financiado por Google como si estás en una choza en un monte perdido. Te importa el ahora, que es lo único que tienes.

.- Las caídas no son tan fuertes como las que sufrirías si no estuvieras con la persona adecuada.

.- Los lazos entre los integrantes del equipo, son mucho más fuertes. La confianza está más fortalecida entre todos los integrantes desde el principio, porque cada uno de ellos quiere estar con el otro. Se conocen más y gestionan mejor el equipo, que si tuvieran un jefe impuesto para el proyecto en común.

.- Muchas veces, la resolución de las incidencias se resuelven con una mirada a los ojos. No con una amonestación o un posible despido.

.- Se consiguen resultados más significativos, que si se hubiera planificado de antemano una meta a la que llegar. ¿O es que no has conseguido superar y alcanzar más cosas con personas que había una relación sin normas preestablecidas, sin metas a las que llegar que con personas que de antemano lo habías hecho?

A los seres humanos, aunque vivamos en un mundo deshumanizado, conseguimos los mejores resultados de nuestra vida, junto a la gente que queremos, nos comprende y nos alienta.

Es decir, un equipo siempre se distinguirá de los demás por la conexión emocional que hay entre los integrantes.

He conocido muchos equipos con metas muy ilusionantes. Integrantes con unos CV que pudieran dar solamente con ellos, para escribir un libro. Equipos que podrían haber reescrito una parte muy importante de la historia, ya no sólo de sus vidas, sino también de las de muchas otras.  Pero por diversas circunstancias y entre ellas, el compromiso emocional entre los integrantes, no llegaron a alcanzar las metas que se le suponía que iban a hacer.

Recientemente, hablando con los integrantes de Vetusta Morla, me hizo pensar en el kit de la cuestión de este articulo.  Decían que no vivían más allá del ensayo que tenían esa misma semana antes del gran éxito que tienen, pero a día de hoy tampoco lo hacen.

Ellos querían dar rienda suelta al talento , que juntos, sentían que tenían. Sólo importaba el disfrutar, y nada más. ¿El futuro? Era cuando quedar para el próximo ensayo.

¡¡NADA MÁS!!.

Lo importante era QUIÉNES eran cada uno de ellos. Para luego gestionar el QUÉ hacer juntos. Y me parece que no les va nada mal como se han gestionado.

En un mundo donde queremos todo para antes de ayer, la VELOCIDAD se ha impuesto a la PACIENCIA.  Ya no sólo el trabajar, sino el convivir con ese equipo o tu compañero, requiere paciencia, reajustes continuos y darles tiempo a que fructifiquen. Y otra vez volverlos a reajustar si así no son.

Nos preguntamos muchas veces, fijándonos en el mundo del futbol, como un equipo con todo a su favor, el entrenador es despedido a los 5 partidos y va a otro equipo, donde no se le supone nada, y acaba consiguiendo resultados increíbles.

La unión de verdad de todo el equipo y la paciencia, serán factores indiscutibles en ese éxito.

Como vemos, los equipos de éxito, empiezan fijándose en el QUIÉN para luego determinar el QUÉ.

Se nos enseña a través de escuelas de negocios y libros, que hay que tener una misión como equipo, empresa o profesional. Sin ella irás sin rumbo, y ante la primera caída, tirarás la toalla, ya que no querrás vivir lamentos y sufrimientos.

Y estoy de acuerdo sin un rumbo nunca llegaremos a nada. Estaremos haciendo las cosas por hacer o porqué la “moda” de turno, nos dice que lo hagamos de una manera u otra.

Tener una meta, ya determina un camino a seguir. Y no conseguirla, es la semilla a la frustración y a creerse un fracasado.

Situación que vemos día a día. “Si empiezo y no consigo determinados resultados en determinado tiempo, me consideraré un fracasado.. Si no alcanzamos una meta de ventas, tendré que empezar a despedir a gente…”

Nos importa más la meta, que la gente. Nos importa más la consecución que la gestión. Queremos más el éxito a corto que la paciencia a largo plazo.

¿Y dónde quedan las personas?

Se tratan como números. No hay tiempo para escucharlas, empatizar con ellas ni nada parecido que no sea conseguir lo establecido en el tiempo determinado.

Cuando vivimos pendientes del QUE, y no del QUIEN, las normas se vuelven rigidas y tenemos fobia a la flexibilidad. Contratamos a gente que creemos están dentro del QUÉ olvidándonos que ése QUIEN quizá nos pueda llevar mucho más lejos que con nuestro QUÉ rigido e inflexible.

Así que la formula secreta para los equipos personales o profesionales de éxito es:

Empieza determinando con QUIEN quieres hacer QUÉ, en lugar de QUÉ hacer con QUIEN sea.

Te aseguro que las cosas serán diferentes.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.