¡¡Nunca estamos preparados para el verdadero Éxito!!

Antes que nada , la preparación es la llave del éxito” decía Alexandre G.Bell

Estoy preparado para el éxito, siento que me lo merezco. Que ya me toca después de todos los esfuerzo que he realizado y todo lo que he hecho“.

Esta frase desprende dos cosas:

Cuando más creemos que estamos preparados, más miedo tenemos. Y es la ansiedad y la necesidad la que está hablando por nosotros.

  • Y no se trata de cuando nosotros creemos que podremos, sino cuando la vida determina que nos lo merecemos.

Me gusta oír frases como: “Estoy preparado para emprender…Estoy preparado para todo lo que me venga, voy a conseguirlo…voy a perder los kilos que me sobran.. Estoy preparado para una relación..”

Sólo de escribir estas reflexiones de la gente, tiemblo. Porque la verdad dictamina, QUE NO ESTAMOS PREPARADOS PARA EL ÉXITO. Para el de verdad, para el que todos consiguen, cualquiera vale.

El ser humano cree que está preparado, o al menos es lo que sus deseos le dicen, pero en el fondo, y más en el mundo del éxito, no estamos preparados. Y creo que nunca lo estaremos.

Pero es que la gente que he entrevistado, que podríamos tildar de “exitosa”, nunca han estado preparadas para todo lo que les han venido. Sienten que es una consencuencia de muchas cosas, no lo buscaban.

Quieres el éxito, pero sin embargo:

1.- Las metas que sean fáciles y que lleguemos a ellas lo más rapido posible, por favor. 

¿Entonces qué queremos? Queremos satisfacer nuestro ego, diciéndole que hemos conseguido algo que no teníamos y ya está. Pero si además no nos hacen salirnos de lo establecido, de la rutina que tenemos con nuestra gente.

En definitiva, queremos el éxito, pero no saltarnos el Status Quo que nos rodea. Para eso, mejor no hacer nada, señores.

El legado, el éxito, la felicidad, no está dentro de los limites de lo establecido. No es ser una copia barata de la persona de éxito de verdad con algún retoque en la ropa o en el pelo, creyendo que así eres diferente y una persona de éxito.

No queremos forzarnos. No queremos perder kilos, que ya llevaban mucho tiempo con nosotros y les hemos cogido cariño. No queremos decir lo que pensamos y sentimos, diciendo al final lo que dicen los demás. Hacemos cosas que creemos que nos llevarán al éxito, cuando en el fondo, nos llevarán a la mediocridad y a diluirnos entre los demás que han hecho lo mismo que nosotros.

Recuerda: lo habitual siempre déjalo que te mire las espaldas mientras tú lo consigues.

2.- Nos distraemos hasta con una mosca. 

Nos proponemos retos y más ahora en Navidad. Tema del que hablaré próximamente. Nos compramos ropa, nos compramos todo lo que necesitamos para alcanzarlo. Dejamos la agenda el tiempo que creemos que necesitamos para ponernos manos a la obra, pero cuando empezamos, la mínima mosca nos hace desenfocarnos de nuestra meta.

Y sobre todo en mundo, en el que se quieren las cosas para antes de ayer. Si vemos que no hemos conseguido resultados en el tiempo en el que el guru nos ha dicho que él los consiguió, nos vamos corriendo con la mosca, para jugar con ella.

El éxito lleva tiempo, TE GUSTE o NO. Y nada puede distraerte de tu obsesión sana, que es alcanzar la meta que te has propuesto.

Preferimos las cosas creemos que serán buenas para nosotros, dejando a un lado el poder de alcanzar las excelentes.

3.- ¡¡Qué se sacrifique otro, pero yo no!!.

Este puente lo he pasado leyendo. Sentía que tenía que leer. Quería ponerme al día en diversos temas y reafirmar ideas para mi próximo libro. Y la gente me decía que no entendía mis sacrificios cuando podría estar bebiendo cervezas con ellos.

Queremos el éxito pero nada de sudar. Queremos el reconocimiento pero sin esfuerzo ni ojeras.  Queremos un tipo que quite el hipo y si puede ser a través de pastillas, mejor.

Cuando creemos que no lo vamos a conseguir, tiramos la toalla. Ya nos da igual que le hayamos prometido a nuestro sobrino que entraríamos por él, en ese traje, que lo que sea.

¡¡TIRAMOS LA TOALLA!!.

Quiere decir que no te habias comprometido con el propósito. Que realmente no querias conseguir lo que habias dicho que ibas a conseguir y que tu palabra se va a la mierda. Ya nadie creerá en ella.

4.- ¡¡Como no lo consiga a la primera, fuera!!.

No somos constantes. No somos tenaces. Seamos claros.

Y acabamos volviendo a la infancia, cuando intentábamos algo y no lo conseguíamos. Pataleamos, pedimos ayuda a nuestros padres, amigos o pareja. Y sobre todo necesitamos que alguien nos de un abrazo, que nos cuiden, y que vean que la vida es perra con nosotros.

Algunas relaciones se han conseguido gracias al método “pico y pala”. ¿Y por qué no lo aplicas contigo y tus sueños?

Si es lo que quieres, sigue adelante. Un NO, normalmente suele significar “por aquí no, sigue buscando”. Pero pensamos que ése era el único camino y ya tiramos la toalla. Ya creemos que no habrá más caminos.

Constante y tenaz. Es que tu persistencia es la única que puede derribar las barreras que a los demás le parecen infranqueables.

5.- Como no sabemos ni quienes somos, nos convertimos en copias de otros. 

Ése que tienes delante en el espejo todas las mañanas, quiere unas cosas, que nadie quiere. Quiere ser él mismo, quiere conseguir metas que nadie ha conseguido, quiere ser él mismo. ¿Pero que has acabado haciendo? Como tienes miedo a saber qué quieres, a salirte de las expectativas de los demás, pues acabas haciendo lo que está de moda, lo que los demás desean para ti.

Sabes lo que vales, y sabes también en qué no eres bueno, ¿entonces por qué sigues modas y no luchas por lo que eres? Son tus sueños y sólo tuyos.

Hace unos días me preguntaban en Sevilla, si creía que había copias “baratas” de marcas personales de otros. Y SI, lo repetí por activa y por pasiva. Y aún la gente cree que copiando a los demás, serán diferentes y con el mismo éxito que copian.

¡¡ILUSOS!!. Por querer llegar al éxito de forma rapido, copias la personalidad de otra persona y a los demás nos prohíbes conocerte de verdad.

6.- ¡¡Ya me costó a mí llegar como para ayudar a otros a que estén en mi mismo lugar!!.

Así somos. E G O I S T A S.

Nos olvidamos de quienes nos han ayudado. Nos olvidamos de todo lo que hemos vivido, de lo que hemos sufrido. Así que ahora que estamos donde nuestros sueños nos han llevado, eso de ayudar a los demás, a conseguir también sus sueños, pues como que no.

Sobre todo no vayan a quitarnos el puesto que tanto nos ha costado.

Son algunos de los comportamientos que tenemos mientras nos repetimos una y otra vez que estamos por fin preparados para el éxito, la fama y el reconocimiento.

¿Y tú crees que así lo vas a conseguir? Sólo conseguirás lo que los demás consiguen, migajas. Cuando el verdadero éxito te está esperando si no haces lo que has hecho hasta ahora.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.