¡¡Nos mostramos como amigos, pero actuamos como espias!!

Vale la pena conocer al enemigo…entre otras cosas por la posibilidad de que algún dia se convierta en un amigo” decía Margaret Thacher

Después de la Navidad, viene San Valentín, para recordarnos a todos, los que nos queremos o nos debemos querer todos.

Ya puede ser una relación de pareja, de amigos o en el trabajo, el amor tiene que reinar entre nosotros. Y nos lo tenemos que demostrar.

Y quien no tiene pareja, sueña con tener una relación como la de sus padres, o las películas de Antena 3 el sábado por la tarde. De muchos años juntos, que se encuentran de forma sorpresiva y tienen una vida feliz , tranquila, hijos alrededor, sonriendo y un perro.

¡¡Cuánto daño ha hecho Disney a nuestra generación, POR FAVOR!!.

Cada día creo más que las relaciones, de cualquier tipo que tenemos, se dividen en dos:

  • INTERÉS SIMPLE
  • INTERES COMPUESTO.

¿De qué tipo crees que tienes tú las relaciones?

.- Interés simple

A día de hoy, a todo llamamos amigo. Cuando en realidad, muy pocos son quienes lo son.

Ves en las librerías que libros tipo “Como hacer amigos e influir en los demás” a pesar de los años, siguen siendo unos bestseller. Luchamos en todas las redes sociales porque nos siga el mayor número de gente. Acudimos a eventos y sentimos que hemos triunfado , cuando llegamos a casa y tenemos cientos de tarjetas de visita en nuestro bolsillo.

Y a eso lo llamamos, que tenemos una relación con un posible cliente, que tenemos muchos amigos que nos quieren y apoyan, o que nuestra relación de pareja va viento en pompa.

¡¡DEJEMOS DE DECIR TONTERIAS Y SEAMOS SENSATOS!!

Creo en el ser humano, pero también creo que tiene un lado oscuro, como Darth Vader.

Lo intentamos ocultar a través de abrazos, de gritos tipo “¡¡Cuánto te quiero!!, ¡¡Gracias por ser mi amigo!! o ¡¡Qué crack eres, da gusto escucharte!!“. O a través de situaciones, “Venga como tú me has agregado, yo también te agrego!!.

Toda relación que empezamos, tiene un propósito. ¡¡DEJEMONOS DE CHORRADAS, Y SEAMOS SINCEROS!!.

Toda relación comienza con un deseo que satisfacer propio.

Queremos hablar con esa persona para ver cómo nos la podemos “beneficiar“. Mantenemos la “amistad” con esa persona por los contactos que tiene y que nos pueden ayudar. Seguimos a esa persona que la consideramos como “amiga”, le vemos todas sus “historias” en Instagram, pero realmente no sabemos ni cuando es su cumpleaños. Por no hablar de las relaciones de parejas, que uno la tiene porque tiene miedo a la soledad, y él otro por comodidad.

¡¡Todo lo basamos en el interés propio!!

¿Pero qué ocurre cuando cambian las circunstancias? ¿Qué sucede cuando expresamos cosas diferentes a lo que venía siendo como habitual?

Nos dejan de seguir esas personas. Ya no nos ven las publicaciones de nuestras redes sociales o empiezan a despotricar de nosotros, a pesar que hace unos días nos ponían por los cielos.

¿Qué ha pasado?

QUÉ ACTUAMOS COMO AMIGOS, CUANDO EN REALIDAD SOMOS MEJORES ESPIAS QUE EL PROPIO JAMES BOND.

Cuando las circunstancias ya no son acordes a nuestras necesidades, jugamos con los puntos flacos de esa otra persona. Jugamos a hacerle daño, jugando con sus debilidades que nadie sabe.

Todo porque como niños que somos, al no hacerse las cosas como queremos o se han hecho hasta ahora , pataleamos y chillamos. Esperando que así vuelvan a como antes.

El ser humano es muy generoso, se da a los demás, como hemos visto recientemente con el caso de Julen, pero también muy cabrón. Y no creo que esté diciendo nada raro a través de este artículo, porque seguro a todos, alguna situación así nos ha pasado.

¿O no has visto a personas que cuando se les ha acabado el “grifo” de tu cariño o generosidad, ya cambian de forma totalmente radical? ¿Verdad que si?

¿Un consejo para descubrir a este tipo de personas?

  • No te lances a los brazos de aquellos que te llaman amigo, sin haber pasado contigo por un mal momento. El tiempo lo demostrará si son amigos o qué son.
  • Si no se alegran por tus éxitos o avances en la vida, como si lo haría otra persona que te quiere…Empieza a oler a chamusquina.
  • Y ya no te digo, si hay otras personas que si les das los que ellos quieren. Empieza a borrarlos de tu agenda porque será raro que los vuelvas a ver. O hasta que se les acabe el chollo con la otra.

Este tipo de relaciones, que TODOS hemos tenido o vivido, en algún momento de la vida, demuestra que nos relacionamos a través de mascaras, con los demás en función de nuestras necesidades. En lo que predisponga nuestro Ego.

No nos interesa la persona, nos interesa lo que podemos ganar con esa persona para satisfacer nuestro EGO.

.- Interés Compuesto.

Son las personas y situaciones que pasan el proceso del interés simple.

Son aquellas personas que:

  • Que se dan a ti sin esperar nada a cambio
  • Solo quieren tu felicidad. Sin contraprestación alguna.
  • Amigos que se ocupan de ti y no solo cuando huelen que algo bueno viene a tu vida.
  • Que saben tus debilidades y que nunca jugarán con ellas.
  • Que viven el momento como si fuera el último, porque nunca lo sabremos cuando será así.
  • Que no se comprometen con palabras grandilocuentes y golpes en el pecho. Lo hacen a través de hechos y muchas veces, a través de acciones que no te esperabas, ni imaginabas.
  • Aún pasado tiempo sin verse, sabes que esa persona es como si no hubiera pasado el tiempo. Estará ahí como el primer dia.

No vivo ni en un mundo ideal ni  tampoco veo el mundo más negro que el carbón. Más bien me gusta observar el mundo y transcribir lo que veo, siento y la gente me comenta según lo ven.

Creo que uno de los grandes problemas que tenemos, es que vamos “tapados“.

No decimos lo que queremos, lo que sentimos ni deseamos de verdad. Y TODO POR MIEDO.  ¡¡Miedo a mostrarnos como somos y qué sentimos!!

Pensando que satisfaciendo nuestros deseos y no mostrándonos como somos, nos irá mejor; ¡¡que muestre su vulnerabilidad otro que yo estoy contento ya que he conseguido lo que quería!! ¿A que si?

¿Qué seres humanos somos si pensamos asi? ¿Psicópatas emocionales? ¿Egoístas sin remedio que no miran más allá de su nariz? ¿Relaciones sin futuro que solamente hacen perder el tiempo y la confianza en si mismo a los demás? ¿Por qué nos da tanto miedo la soledad? ¿Es miedo a conocernos a nosotros mismos?

Son algunas de las preguntas que me gustaría saber vuestra opinión al respecto de este post.

¿Y tú como llenas tu vida: de interés simple o interés compuesto?

 

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.