¡¡Odio la mediocridad!!

“La mediocridad es la peor de la discapacidad” decía Nick Vujicic

Nos hemos dejado arrastrar por la mediocridad.

Mediocridad no solo en las acciones que realizamos, sino también con los pensamientos que tenemos y cómo actuamos con los demás.

Dice una frase, más o menos así, “Unos nacen mediocres, otros son aplastados por la mediocridad y otros se unen a la mediocridad”: Y cada día lo creo más.

Vivimos en una sociedad en la que la mediocridad inunda el día a día. Y como bien decía al principio, si intentamos salirnos de ella, nos muerde para que no queramos escapar.

Vamos al trabajo con una cara seria que nos llega hasta el suelo. Atendemos a la gente con rabia y contestamos de malas maneras a las primeras de cambio. Pensamos de los demás que son “raros” porque hacen lo que sienten que tienen que hacer, aunque sea solos. No acudimos a eventos importantes de nuestros amigos porque días antes nos han dicho cosas que no nos han gustado oír, aún sabiendo que tienen razón. Por no hablar de los cursos que acudimos de aquellas personas que les hemos tildado la etiqueta de “gurú”, simplemente viéndolos por la televisión en un programa. Por no hablar de personas, que intentan “fastidiar” tu reputación, porque no sigues las pautas que ellos creen conveniente…

¿Por qué nos dejamos llevar por la mediocridad?

  • Porqué es mucho mejor no pensar y dejarse llevar por la corriente, que crear algo por ti mismo.
  • Porqué es mejor no esforzarse y cargar la culpa de tus problemas a los demás, que empezar a responsabilizarte de tu vida.
  • Porque es mejor seguir la corriente, que no ser tildado de “especial, rarito, diferente…” simplemente porqué estás luchando por tu sueño.
  • Porqué como ya habías intentado una vez, el conseguir tus retos, y por las circunstancias que fueran, no lo conseguiste, es mejor que te lleven los demás, sin esfuerzo, que volver a pasar por lo mismo.
  • Porqué es mejor copia al pie de la letra lo que dicen los demás, querer ser igual que otra persona, que luchar por ser uno mismo.

¿Sigo?

Estas son algunas de las “excusas” que nos ponemos para dejarnos llevar por las recomendaciones, deseos e intereses de los demás creyendo que nos llevará al éxito rápido y duradero, cuando realmente solamente nos llevan a la mediocridad.

En esta sociedad hace falta muy poco para distinguirse de los demás. No hace falta un Máster en una escuela de Negocios, ir a trabajar a una espacio de Co-working con nombre super chulo o acudir a un curso exprés que saldrá de él con una marca ya más influyente que Gucci.

No hace falta eso.

¿Qué es necesario e imprescindible? ¡¡SER TÚ MISMO!!.

Ser tú mismo ya implica:

  • Tener un pensamiento propio.
  • Tener un pensamiento critico ante las novedades y comentarios, antes de darles valor.
  • Ser considerado congruente, ya que los demás saben que lo que dices, haces.
  • Los comentarios despectivos de los demás, sabes que solamente son una muestra de su mediocridad.
  • Te ocupas de los pequeños detalles, ya que sabes que son los que determinan el éxito o el fracaso en todo proyecto.
  • Sabes que las cosas se pueden hacer mejor más allá de los limites establecidos.
  • Saben que ellos no son lo importante en esta vida, sino el propósito por el que hacen las cosas. Son para ello más importantes los demás, que ellos mismos.

Cada día estamos más lleno de mediocridad y repudiando a la gente que solo quiere dar lo mejor de si misma. Que quiere hacer un mundo mejor desde su posición.

Cada día añoramos más lo que “pudiera ser”, pero sin embargo nos quedamos con “Lo que creemos que será”.

No hace falta nada espectacular ni haber nacido en una familia de “bien”, para ser considerado excelente. Simplemente hacer 1% más de lo que hacen los demás de forma habitual.

¿Has visto que fácil es?

Ya no sólo hablo a nivel profesional, a nivel personal también estamos dominados por la mediocridad.

Somos seres que nos movemos por interés. Y cuando ha terminado, empezamos a criticar a la otra persona delante de todo aquel que nos quiera oír. Nos gusta criticar a los demás, pero eso si, que se prepare aquél quien tiene los “santos bemoles” de decir que algo no le ha gustado que tú has realizado, porque ya le habrás puesto la cruz para siempre jamás. Criticamos a los demás cuando hacen algo fuera de lo establecido entre las costumbres del grupo. Nos echamos las manos a la cabeza cuando alguien va al cine sólo, cuando lo único que sabe es que la vida es una y estamos aquí para vivirla.

Esto es una pescadilla que se muerde la cola.

Tiramos la toalla y abrazamos la mediocridad. Eso nos hace llevarlo a todos los aspectos de nuestra vida. No ponemos pasión en el trabajo que estemos realizando. Tenemos relaciones que sabemos que no van a ningún lado pero las seguimos manteniendo porque nos da más parece ir a por unas nuevas que nos inspiren, que no éstas que nos destruyen.

¿Y cómo calificará nuestra vida el controlador cuando estemos a las puerta del paraíso?

¡¡DE MEDIOCRE!!.

¿Qué hacer?

  • Siendo tú mismo, digan lo que digan los demás. Y eso quiere decir entre otras cosas, que si te apetece ir al cine sólo, hazlo. Porqué sabes que solo hay una vida y hay que disfrutarla.
  • Dar 1% más que los demás. Dar 1% más que ayer. Y te aseguro que al final del año habrás serás un 365% mejor a principios del año. Mientras los demás estarán aún a finales de diciembre quejándose de la vida que tienen sin hacer nada.
  • Eres lo que atraes. Si crees que todo es imposible, que no hay nada que hacer, así te lo confirmarán tus pensamientos y acciones.
  • Si queremos lo mejor en nuestras vida, vayamos a por lo mejor.
  • Lo imposible sólo está en la mente de los mediocres. Lo posible, sólo en la de los excelentes.
  • Estar vivo ya es algo increíble, excelente si te comparas con los del cementerio de tu ciudad.  Estas disfrutando de muchos avances de gente que al principio pensaban que estaba loca. Y mira ahora.  Ya con hacer las cosas mejor que los demás, puedes ser uno de ellos. Vivir es algo excelente, que nos da oportunidades para demostrar de qué estamos hechos, súbete al carro y vive la experiencia.

¡¡Seamos exigentes con nosotros mismos, y mandemos a pesar a la mediocridad, a los mediocres. La vida te irá mucho mejor, te lo aseguro!!.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.