Santiago Álvarez de Mon: “El pensamiento tiene que ser propio y critico…”

Hoy dentro de la sección “Conversaciones con..” para mí es un placer, presentar a Santiago Álvarez de Mon.

Todos que estamos leyendo esta entrevista, hemos recibido en algún momento de la vida o lo estamos recibiendo, la visita de la adversidad. Queramos o no , la vida está formada por dos orillas, la incertidumbre, la adversidad, y la falsa seguridad.

La adversidad nos enseña las actitudes pusilánimes, la debilidad que nos domina ante los momentos cruciales de nuestra vida e inesperados. La adversidad nos enseña el carácter que tenemos . Y es el carácter, y no la inteligencia quien nos llevará al éxito o al fracaso ante dicha situación

Hay gente normal que en momentos excepcionales nos han demostrado alcanzar metas que para nosotros pensaríamos cómo algo imposible. Es el carácter quién lo ha llevado, acompañada de la gallardía y la perseverancia.

Santiago Álvarez de Mon, referencia en el mundo del Management nacional e internacional, coach, profesor en IESE, es autor de uno de los libros más importantes en el desarrollo personal e imprescindible en toda biblioteca, como es “Desde la adversidad . Liderazgo, cuestión de carácter“. Un libro que te ayudará a encontrar tu mejor destino.

.- ¿Por qué a la primera persona del singular, la denominamos egoísmo?

Porque tenemos una visión muy superficial y epidémica de esa primera persona del singular. Todo ocurre en esa persona del singular.

Del yo profundo, eterno,  intemporal del ser humano puedes ir al ego más estúpido y narcisista. O puedes llegar a la comunidad más generosa y complementaria

A nosotros se llega recorriendo los misterios del Yo. Somos seres y animales sociales.

Si confiamos en el misterio y la singularidad del yo, lo que te encuentras es una multitud aborregada, una masa que diría Ortega

.- El consenso, ¿Siempre es una idea equivocada?

No lo sé, pero si es sospechosa. Si las dos partes piensan de la misma manera, seguramente que una de las dos partes no piense.

No se  quien dijo, que nacemos originales, pero morimos fotocopias.

Yo creo que el pensamiento tiene que ser propio y critico, con errores y con aciertos. No se trata de si estoy acertado o no, sino se trata de aprender.

Y para aprender tienes que gestionar soledades, ejercitar deberes…Es una aventura que tiene que ver con la comunidad, con el otro. Con el que marcha a tu lado, como diría Machado. Pero siempre desde el cercano singular de cada hombre y mujer, que no puede ser fotocopiado.

.- ¿Por qué se estudia tanto el mundo del liderazgo? ¿Por qué no hay una definición de líder establecida?

Celebro más hablar de liderazgo que hablar de líder.

El liderazgo es la transformación de la realidad, que puede estar en unas manos y cambiar a otras.

A mi me gustan las sociedad en las que no conozco el nombre del Primer Ministro. A mi me da miedo los lideres carismáticos que tienen devoción a perpetuarse. Cuando la sociedad depende de aquel con carisma que viene a salvar a la patria, en esas sociedades del liderazgo al totalitarismo media un paso.

Me gusta más hablar de personas, de profesionales, de ciudadanos comprometidos que en función de la temática ejercen el liderazgo de una manera temporal.

Yo no busco la definición perfecta del liderazgo. Sino que estudio en el proceso en el cual unos influyen en los comportamientos, actitudes de los demás. Ya que un padre influya en el comportamiento de un hijo no significa que perpetúe ese estilo con un hijo que aspira la madurez y a volar en libertad.

Siempre creo que una de las ultimas funciones del líder, es crear una cantera fértil de lideres y que el día después no de miedo, que no asuste, sin que la depresión y el vacío le asole.

Pero como las marcas que dejan huella, los grandes lideres son atemporales y universales. Si lees a los grandes clásicos, hay algo intemporal y universal que cose misteriosamente la humanidad.

El liderazgo que creo pulsa, provoca, inspira, despierta esa mejor versión del ser humano, en una personalidad dual. Es fácil despertar a la violencia, pero me parece mejor en el liderazgo vencer al miedo, gestionar conflictos y alumbrar un mundo mejor ,siempre dentro de las limitaciones y condiciones humanas.

Y es algo universal, desde Abraham Lincon, Gandhi o Nelson Mandela. Es el viaje del Yo al Nosotros. Es un viaje por ejemplo que le permite a Mandela empatizar con su carcelero o nunca recurrir a la violencia.

.- ¿Te has preguntado alguna vez por qué haces lo que haces?

Me lo pregunte en el momento en el que me surgió la oportunidad de dedicarme a la docencia. Estaba en una empresa multinacional y de repente me hice una pregunta: ¿Qué hacia yo aquí?. Luego me pregunté: ¿Qué vas a hacer si te vas?. Eché la vista atrás a ese seminario gratis que es la vida de cada uno.

Y en la búsqueda del quien no soy al paso del quien soy, descubrí que mis experiencias anteriores en docencia era lo que me gustaba. Podré estar más cansado, tener más pereza, me saldrá una clase mejor que la otra, pero hay una parte importante de mi ser, que tiene que ver con ser profesor.

Con la opción de profesor, también había otra que era la de escribir. Escribo casos, escribo libros, escribo artículos. Y luego tenemos la de asesor de equipos, de coaching, Permitiéndome esta tercera via, acompañar a gente en su experiencia vital, escucharles, motivarle y que saquen su potencial. Se trata de ayudarle a ellos, a animarles que saquen quienes están llamados a ser.

Soy muy lúdico, tengo un gran sentido del placer, me encanta lo que hago. Tengo la misma curiosidad que cuando empecé. Es un lujo aprender de  gente que sabe más que tú. Y que te paguen por lo que hago, es una autentica dicha.

Lo mejor de mi trabajo es la suerte que tengo del número de personas que tengo el placer de conocer.

.- ¿Todo éxito empieza o termina en la cabeza, con los pensamientos?

No. El pensamiento siempre es la antesala de algo más. Einstein decía que la imaginación es la cumbre del pensamiento.

Tenemos que pensar. Y si no piensas, eres un frívolo, un talibán, un vago. Pero si solo piensas, sospechas. El pensamiento trabaja , prueba. Evidentemente hay que estudiar, hay que conocer, analizar… SI fuéramos conscientes de todo lo que hacemos, no lo haríamos.

Muchos de mis clientes, les he preguntado por el origen de su trayectoria. Y muchos te contestan que lo hicieron porque no eran conscientes de su ignorancia. Hay una parte de sabiduría en la ignorancia. También hay una ignorancia estúpida que hay que ignorar.

Esa parte ignorancia sabia, te hace soñar, que como decía Unamuno, era vivir.

Con muchos deportistas con los que trabajo, esos toques que tienen, los hacen porque no los piensan. Pero para llegar ahí, si el pensamiento no pesa, tienes que repetir mucho, para jugar en piloto automático.

.- ¿Qué poder tiene una conversación?

La conversación siempre tiene que ser el encuentro de dos almas. Un encuentro que debe respirar, que debe fluir y no una batalla de egos con el fin de ganar la misma.  Sino sería un monologo y no una conversación.

Una conversación te tiene que sacar de ti mismo e ir al encuentro del otro. Es ponerse en el lugar del otro, esa es la magia de la empatía que ocurre en una conversación. Produciéndose una sinergia que te hace darte cuenta que somos parte de algo mucho más grande. Somos seres sociales.

.- ¿Por qué tenemos que escuchar nuestras tripas?

Hay una parte intuitiva que escapa a la métrica. No podemos eliminar eso del viaje humano. Si así fuera, estaríamos eliminando la magia, la intuición, lo que escapa a la lógica cartesiana.

Un día si y otro también, nos comportamos de manera irracional. Por lo tanto no podemos decir que el ser humano es racional.

Hay que usar la razón, pero también hay que escuchar al corazón. La vida se escribe hacia adelante, pero se entiende hacia atrás.

.- ¿Como te sentirías si recibieras una carta de una persona que hubieras ayudado, con un GRACIAS?

Abrumado y agradecido.

No hay palabras del vocablo español que pronunciamos poco y una de ellas es gracias. Es de bien nacido ser agradecido.

Cuando das las gracias a alguien, te sientes bien. Si esperas el agradecimiento, no te llena lo que tendría que llenarte, porque es lo que esperabas. El agradecimiento tiene que sorprender. Y no debes hacer las cosas para obtenerlo.

Cuando recibes un agradecimiento constatas, la parte sublime del ser humano que es extraordinario.

La otra palabra es Pedir perdon. Perdon no de una manera culpabilizante.

Perdon, gracias y por favor, es un homenaje a nuestra condición más cívica.

.- ¿Si te dieran la posibilidad de poner algo en una valla publicitaria?

El camino es la meta.

Estamos en una sociedad llena de metas que sufre por su consecución. Pensando en el mañana se les escapa lo único que es cierto, que es el presente. Y si consiguen las metas, el gozo les dura 5 minutos ya que piensan en la siguiente.

Céntrate y dirige tu mirada en el camino. Donde hay un mundo lleno de posibilidades. El presente es el único tiempo real.

.- Para mi “Desde la Adversidad” es el mejor libro que he leído. ¿Tendríamos que darle más las gracias a esos momentos de incertidumbre?

No sé si darle las gracias , pero es que tú no puedes vivir peleado con la realidad.

Tú y yo nos podemos poner a jugar al póker y hay unas reglas de juego. Pues con la vida pasa lo mismo, es una partida. Y tienes que saber jugar con las cartas que te han tocado. No tiene sentido pelearte contra tus genes, con tu pasado.

Aprende del pasado y así irá más ligero de equipaje.

La vida es incierta. Invierte en tus recursos y así sabrás navegar por ella. Trabaja tu confianza, tu autoestima, rodéate de buena gente,  La vida tiene dos orillas, una es la pregunta y la otra es la respuesta. La compañía, la soledad,… No podemos cambiar las reglas de juego.

Aprendamos a navegar en vez de ofrecerles algo que no existe. Existe la seguridad para gobernar en la inseguridad.

Desarrolla la curiosidad como tienen la característica de los grandes. No podrás cambiar tus circunstancias pero si tus respuestas, como bien decía Victor Frankl.

El futuro es un tiempo misterioso a conquistar desde el presente, ya que es lo único real que tenemos.

La realidad es incierta y adversa.

.- ¿No lideramos nuestras vidas porque liderar tiene un precio?

Igual no lideramos nuestras vidas porque queremos liderar la vida de los demás. ¿Por qué no nos conformamos a liderar nuestra vida y a ser nosotros mismos? ¿Por qué no nos atrevemos a recorrer nuestra ruta ?

Empeñados en descubrir quienes somos, en tener una vida amable acabarás influyendo en los demás. Es una paradoja, pero quien no pretende influir es quién acaba influyendo

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.