¿Eres Mamut o Sapiens?

Photo by Sheku Koroma on Pexels.com

Nos hallamos en el umbral tanto del cielo como del infierno, moviéndonos nerviosamente entre el portal de uno y la antesala del otro. La historia todavía no ha decidido dónde terminaremos, y una serie de coincidencias todavía nos pueden enviar en cualquiera de las dos direcciones”. dice Yuval Noah Harari.

En el comienzo del libro de ¿Mamut o Sapiens? de Albert Riba, hay una pregunta que nos tendríamos que hacer no solamente ahora, sino todos los días de nuestra vida, que dice así:

¿Quieres ser un mamut que se extinguió por no saber adaptarse a los cambios del medio ambiente, o ser un homo sapiens que no solo se adapta al medio, sino que modifica al medio para que se adapte a él?

¿Tú qué responderías: MAMUT o Sapiens?

La incertidumbre siempre ha estado desde que nacemos presente en nuestra vida. Lo que pasa que ahora los “gurús” nos dicen que estamos en un mundo VUCA, cuando siempre lo hemos estado.

¿Qué conlleva la incertidumbre?

Que es ahora de adaptarse. Que esas inquietudes que nos ponen más nerviosos que si nos hubiéramos tomado un RedBull, hay que darles salida. Sobre todo porque sabemos que si nos quedamos atrás, nadie vendrá a rescatarnos.

A día de hoy ser un ser inquieto, es todavía algo despectivo. Y nos intentan aplacar esos nervios con comentarios tipo “Ya pasará todo, ten confianza, sino tienes ayudas del Estado..”

Si el entorno dónde te mueves, no comprenden tus inquietudes, tu visión. Sal corriendo, seguro que cuando eches la vista atrás, serán ellos los “devorados“, por esa crisis y tú mientras seguirás avanzando.

En estos momentos de desconcierto, nos damos cuenta que todavía no sabemos QUIÉNES SOMOS en muchos casos. Principalmente porque nos han enseñado muchas cosas, pero nunca a reflexionar sobre nosotros mismos, a hacernos preguntas, a pensar por nosotros mismos.

Nunca hemos parado a pensar. Y ahora una pandemia, ha parado el mundo por completo. Todo lo que había, ha desaparecido. Y eso que pensabamos que eramos nosotros, nuestro trabajo, en alguna situación, también.

¿Quién eres? ¿Cuáles son tus fortalezas? ¿Cuáles son tus debilidades? ¿Cómo transformarlas? Son algunas de las preguntas que en estos momentos de confinamientos físico y mentales, sería importante hacernos y responder.

Nuevas preguntas, siempre llevan a nuevas creaciones. Eso se llama creatividad.

Mientras tanto, serás como los demás, esperando en tu “cueva” a que pase el temporal. Pero eso si, luego te quejarás que tu vecino, míralo todo lo que ha conseguido. Y eso es gracias, a hacerse nuevas preguntas, y diferentes preguntas hasta la fecha.

Esa persona “tan diferente a ti“, y que tiene tanto “éxito“, solo se distingue de ti en una cosa, ARRIESGA. Somos unos seres que repetimos las mismas soluciones aunque sean temas nuevos. Y lo peor pensando que ¿Por qué no iban a surtir efecto aunque sean situaciones diferentes?. No nos gusta ir más allá, no queremos adentrarnos en la incertidumbre , pero en definitiva se enfrentan a una emoción siempre presente, EL MIEDO.

Y ante el miedo solo puedo decirte una cosa, la mayoría de las veces suelen ser pajas mentales tuyas que nunca se harán realidad.

Si te has dado cuenta que eres diferente a los demás tras hacerte esas preguntas, o es algo que ya sabías pero te daba vergüenza, reconocerlo ante los demás, FELICIDADES, NO ES NADA MALO SER DIFERENTE, ES LA OSTIA. Porque nos han enseñado que ser diferente, salirse de lo establecido, es de locos, de raros,…Cuando en realidad son ellos , los que innovan de verdad, los que hacen que nuestra vida sea mejor…

Te estarás preguntando: ¿Pero cómo doy rienda suelta esas inquietudes que sé que tengo y sé que es el momento de darles salida?

DE P.M. Pero antes de nada, tienes que tener una cosa en cuenta. Ese cambio siempre tiene que empezar en uno.

Confundimos apariencia con transformación. Por tener una tarjeta que ponga que eres “experto en marca personal o en estrategia personal” , no lo eres. ¿Por qué? Porque una cosa es el cambio de tendencias que puede haber, y la transformación es lo que haces con ese cambio.

Si lo único que haces es aparentar que estás en la onda de los últimos cambios, podrías ganar algo de notoriedad. Pero si no te has transformado de verdad, si no eres lo que dices ser, la ola del nuevo cambio, te dará vueltas dentro de él.

Y es lo que pasa mucho, queremos ser lo que dicen las modas. Cuando en la mayoría de las ocasiones, si nuestro corazón y cerebro estuvieran unidos, no las acabaríamos siguiendo, siendo nosotros precursores de otras, dejando una huella más duradera que siguiendo la moda de los demás.

Una de las cosas que observo ultimamente, es que cuando una persona se ha “reinventado”, se vuelve una apasionada y quiere que todo el mundo viva el cambio que ella ha vivido.

¡¡STOP Y ERROR!!.

Cada persona lleva su tempo. Nosotros no somos quienes para inducir a otra a que cambie, a que haga lo que nosotros hemos vivido.

Explica lo que has vivido, explica como te has sentido, pero deja que los demás lleven su ritmo. No quieras correr antes de andar, porque la gente no se transforma así. Y sobre todo habla con un idioma que te entienda la gente, Te mirarán raro, pero cuánto más te entiendan, más podrás hacerles lo que tú has vivido o vives.

Al igual que el ser humano arriesgo para descubrir la vida dentro de las cuevas, cómo cazar mamut, nosotros tenemos arriesgar.

Hace unos días veía una foto que ponía: ¿Qué tal vas con ese tema de que querías ser de mayor?.

Pues eso te pregunto, ¿Qué tal?. Tenemos que dar un paso adelante, tenemos que ser curiosos y descubrir qué hay detras de ese miedo que tenemos pero que a la vez nos produce curiosidad, morbo por descubrir.

Podemos estar esperando a que amaine el temporal, pero luego pase la tempestad, nos daremos cuenta, que hay gente que está más allá del horizonte creando y liderando el cambio inexcusable.

Es hora de arriesgar si o si. No queda otra. Es hora de ser uno mismo.

ES HORA DE SER MÁS SAPIENS QUE MAMUT.

Pero como buenos latinos que somos, no queremos el fracaso. Queremos vivir el éxito. Queremos saborear las mieles del “que digan lo que quieran”, pero tengo más seguidores que tú, tengo más dinero que tú, soy mejor que tú.

Nos han enseñado que al primer NO, ya es un fracaso. Cuando en realidad, es “todavía NO, o un por aquí no, prueba por el otro camino..” Pero no, nosotros creemos que ya es imposible conseguir nuestra meta. Tiramos la toalla a la primera de cambio.

Pero recuerda que no es lo mismo fracaso que frustración. Nuestros ante pasados se mostraban frustrados porque no sabían como

El “no exito” es la misma cara de una misma moneda, llamada vida. Y tenemos que integrar en todo proyecto que emprendamos, personal o profesional, que siempre nos vamos a caer. Que todo a la primera nunca se conseguirá.

Como bien dice Albert, en vez de Cv en los que hablemos con fuegos artificiales de nuestros logros, sería mucho mejor un CV fracasional, en el que mostráramos a los demás nuestros errores, meteduras de pata. Ya que nos haría más humildes, reconoceríamos nuestros errores, pero sobre todo lo que hemos aprendido de ellos.

No hace falta decir nada , vemos que el mundo es muy mamut. Muy lento, repitiendo apuestas por opciones que no tuvieron el resultado anteriormente, por repetir mensajes que ya no calan en los demás y sin decir la verdad, sin transparencia.

Tú decides, seguir siendo así, lento o un “sapiens” que lucha por sus inquietudes personales o profesionales.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .