¿Te has sentido solo a pesar de estar rodeado de gente?

Photo by Gelatin on Pexels.com

“Una persona puede sentirse sola, aunque la quiera mucha gente” decía Ana Frank

David, ¿Te has sentido solo a pesar de estar rodeado de gente?”.

Una pregunta que me hacían hace unos días y a la que respondí rápidamente: “Si”.

Si me he sentido muy solo a pesar de estar rodeado de gente. Si me he sentido en el más absoluto vacío a pesar de estar en un evento en el que se trataba de reírse, pasarlo bien y disfrutar.

SI ME HE SENTIDO MUY SOLO AUNQUE ESTUVIERA RODEADO DE MUCHA GENTE A MI ALREDEDOR.

¿Y por qué?

Los demás no tenían nada que ver. NO lo echemos la culpa a los demás. No les exijamos que nos entiendan, que sepa que nos pasa, porque en esos momentos no sabemos ni nosotros mismos lo que nos ocurre. No entendemos el motivo estamos como estamos cuando tendríamos que estar riéndonos con los amigos, comentando el último novio de la amiga o cantar a grito pelado la última canción de tu grupo favorito.

Ni ellos saben qué les pasa a ellos mismos, como para saber qué es lo que te pasa a ti.

Así que déjate de “pajas mentales” que los demás no tienen la culpa.

EL RESPONSABLE ERES TÚ.

La respuesta no está en el exterior de tu situación, está dentro de ti.

Cada día oigo más a personas que me dicen “Es que por no estar sola me he puesto a salir con este chico… Es que no sé estar solo en casa, hago lo que sea… Es que quiero a alguien con quien compartirme, la casa me viene muy grande…”

¿Qué estamos haciendo?

Lo que sea para no escucharnos, para olvidar lo que nos “come” la mente, para creer que somos unas personas normales que a cierta edad ya tenemos pareja y ya estamos buscando un hijo , no vayan a pensar que somos “raros” o que solo el % de la sociedad que hemos nacido para “vestir santos”.

No me he casado ni tampoco he tenido hijos, que yo sepa, pero si reconozco que alguna tontería hice para no sentirme solo, aunque luego así me sintiera, absolutamente solo a pesar de estar rodeado de gente.

A unos les da por tener pareja aunque no sientan nada por ella, a otros por tener un hijo para “mantener” la relación, pero a otros por las drogas o el alcohol.. O quizá llegado el caso, por cosas peores.

Y a pesar de hacer cosas para no sentirse solo y así creer que ya eras feliz, o lo que decían que era la felicidad, ese sentimiento de soledad no se iba.

Mientras no seas consciente que haciendo lo que estás haciendo, no vas a encontrar resultados diferentes, resultados que te ayuden a solucionar lo que te pasa, si es lo que quieres, ya puedes seguir haciendo el “tonto” que seguirás sintiéndote igual cuando llegues a casa, es decir, tonto.

Creo que el método es sencillo y aplicable a muchas personas:

TIENES QUE HACER RESPONSABLE DE TU VIDA.

Déjate de usar placebos para ver si esas “ralladuras” de la cabeza se van. NO SE IRÁN HASTA QUE NO TE HAGAS RESPONSABLE DE TU VIDA.

Quizá has seguido la corriente para no sentirte solo. Has hecho lo que hacían los demás, para sentirte parte del grupo y te hicieran participe de sus cosas. Y ahora te estás dando cuenta, que esas cosas no te llenan. Y si a eso le añades que a ciertas edades si no tienes pareja ya , eres el soltero del grupo, la desesperación que causa esa soledad, ya es más que acuciante si no te has aceptado antes a ti mismo.

¿Qué nos pasa?

QUÉ TODAVÍA NO TE HAS ACEPTADO, CON TUS PROS Y TUS CONTRAS.

Te has dejado llevar por el qué dirán, por la moda, por el grupo… y a pesar de estar rodeado de gente, te sientes solo. ¿Por qué?

Porqué estás en un lugar que no es el tuyo, por mucho que intentes encajar, por mucho que intentes ir una y otra vez esperando que una vez ya se te vaya ese sentimiento de soledad, de tristeza, cuando vuelves a casa…

TIENES QUE EMPEZAR A SER TÚ MISMO.

Y todo ello empieza por aceptarte, reconocerte, quererte por encima de todas las cosas…Porqué lo único que has hecho hasta la fecha, ha sido tapar quien eras, para que los demás te aceptasen. No has dicho lo que pensabas no fuera a ser que te mirasen raro, no has sido tú y es lo que te pasa, que no te entiendes ni tú.

ESCÚCHATE.

A lo mejor cuando empieces a poner el puño sobre la mesa, ya dejarás de salir con esa panda de amigos que en el fondo no soportas. A lo mejor dejarás de hacer siempre lo mismo cuando tú sabes que hay otras cosas que se pueden y no siempre lo mismo día tras días. A lo mejor empiezas a probar cosas diferentes que tus “amigos” no aceptarían , pero son las que te hacen realmente feliz a ti… Y con el paso del tiempo empieza a asomarse una sonrisa en tu boca.

A lo mejor empiezas a darte cuenta que la vida es una y no se trata de seguir lo que digan los demás, sino lo que sientes tú. ¿Qué te podrás confundir? Desde luego, pero seguro que estarás desarrollándote mucho más que esas personas con las que no te sentías feliz.

El camino será duro, seguro que dejarás atrás cosas que llevaban muchos años contigo. Ya no escucharás con tanta devoción a ciertas personas o quizá hasta dejarás una profesión que realmente no te llenaba, por otra que has descubierto que si.

Te lo aseguro, si es fácil, es que estas siguiendo otra moda para aplacar tu soledad. Si pica, si molesta, si dudas, si lloras si sientes incertidumbre, vas por buen camino…

No nos han enseñado a gestionar nuestras emociones y ni mucho menos a empoderarnos.

Y luego pasa lo que pasa, que no sabes qué te ocurre, pero a pesar de estar rodeado de gente, te sientes solo.

Y todo es porqué aún no sabes quien eres o si lo sabes, te da miedo dar ese paso adelante y disfrutar de ti mismo.

Antes, durante y después de la pandemía, uno de los problemas que más sufre la gente es la soledad.

Ya no solo el tener o no pareja, sino el sentirse solo, el creer que no hay nadie en el que apoyarte, en el que contarle qué te pasa, cómo ves las cosas,… La gente está muy necesitada de un abrazo, de que no se la juzgue, pero sobre todo que se la escuche.

Y estamos en una sociedad en la que vamos a nuestros intereses, en la que prima más el aparentar que el expresarse sin miedo. En la que si nos dicen algo que no queremos escuchar, saltamos a la primera, dejando amistades de muchos años. En la que gana el que aparenta felicidad, éxito y amor; pero no el que es

Si gestionáramos mejor nuestras emociones, nos daríamos cuenta que detrás de tanto grito, enfados, hay una falta de compresión entre nosotros mismos. No sabemos comunicarnos. Y si no sabemos comunicarnos entre nosotros, ¿VAMOS A SABER QUÉ NOS PASA A NOSOTROS? No, por eso decidimos seguir lo que nos da resultado inmediato, lo que nos da un placebo que creemos que es felicidad.

Si realmente dijéramos me siento solo a pesar de estar rodeado, veríamos que el número de personas que así lo expresan, nos asombraría y por mucho.

Como bien dice Margarita Álvarez, la recuperación social empezará cuando empecemos a recuperar gente, mientras tanto, lo único que haremos es repetir los mismos errores de siempre. Y tenemos que empezar por aquellas personas que en silencio, no expresan lo que sienten, estamos perdiendo sus talentos y ellos su felicidad.

Siempre que oía esta frase “Nacemos y morimos solos. El único que te acompañara siempre durante este viaje llamado vida, eres tú mismo” Pensaba que era muy happy flower. Pero es la puta realidad.

Escúchate, compréndete, quiérete, porque el único que estará siempre ahí y el que te tiene que proporcionar seguridad, cariño y felicidad, ERES TÚ, NO LO DEMÁS.

Nunca te sentirás solo si estás a gusto contigo mismo.

¿Y TÚ TE SIENTES SOLO A PESAR DE ESTAR ACOMPAÑADO? ¿CUÁL CREES QUE ES LA CAUSA?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .