Margarita Álvarez: “La felicidad que hoy está de moda es una banalización…”

Hoy dentro de la Sección “Conversaciones con…” es un placer presentar a Margarita Álvarez.

Una persona que en su libro “Deconstruyendo la felicidad. Cómo mezclar los ingredientes para una vida feliz“, en sus principios dice que ” Huyo de la idea que la felicidad, es una obligación, incluso un derecho“, al menos a mí ya me tenía ganado.

Buscamos la felicidad, ¿Pero que c*** es ser feliz?

De pequeños poníamos fotos de nuestras vigilantes de la playa o de nuestro grupo favorito, con la madurez, ponemos frases de Paulo Coelho para que los demás vean que somos muy felices.

La felicidad ya cansa. Haz una prueba, pregúntale durante todo un día a las personas con las que te encuentres, ¿Eres feliz? Y seguro que te dirán que si muchos de ellos. Pero cuando les preguntes ¿Sabrías definirme qué es la felicidad? La gran mayoría se encogerán de hombros e intentando escabullirse de tu presencia no vayas a hacerle otra pregunta, que les haga pensar.

Y tenía ganas de hablar con Margarita. Fue presidenta del Instituto de Coca-Cola de la Felicidad durante 4 años y más de una década estudiando la felicidad. Fue nombrada por la revista Forbes una de las 50 mujeres más poderosas de España y siempre está entre las 100 más influyentes de la Península Ibérica.

Una persona que para encontrar la felicidad, no hay que seguir reglas ni pautas, ya es algo diferente en un mundo en los que abundan los “7 pasos para ser feliz” o las formaciones para crear “Departamentos de la felicidad” en las empresas.

Al igual que a la escritora, no estoy de acuerdo con la definición de Eduard Punset sobre la felicidad, “La ausencia de miedos”. Siempre tendremos miedos, y una vida sin miedos es una vida inconsciente.

Siempre que me han preguntado qué era la felicidad, para mí, siempre he respondido lo mismo “Dormir todas las noches a pierna suelta. Eso significa que has hecho todo lo que sabías que tenías que hacer en tu día”.

¿Y para ti qué es la felicidad?

Podéis conocer más el trabajo de Margarita, a través de su Twitter y LinkedIn

¿Se considera Margarita una persona feliz? ¿Por qué?

Me considero una persona razonablemente feliz. Porque he nacido en la cara buena del mundo, porque cada día abro el grifo y sale agua caliente, porque tengo unos niños que si los hubiera pedido por encargo no me gustarían más, porque tengo amigos y familia que siempre están ahí. Porque he conseguido disfrutar de cada cosa que he hecho en la vida. Porque creo que las cosas que pasan, no ocurren para mejor, pero creo que hay personas que sacan lo mejor de las cosas que ocurren. Y yo soy una de ellas.

¿Por qué ahora la moda de la felicidad? ¿La felicidad es vivir en un mundo Mr.Wonderful y lleno de frases de Paulo Coelho?

La felicidad que está hoy de moda es una banalización. La hemos confundido, entre otras cosas con la alegría. Pero la felicidad de verdad, ésa lleva de moda más de 25 siglos. Aristóteles decía que la felicidad es el objetivo prioritario del ser humano. ¿Hay algo más importante que eso?

¿Debería haber tantas definiciones de felicidad como personas hay en el mundo?

De hecho es así. Nunca he escuchado dos definiciones iguales. Cada uno tenemos la nuestra porque cada uno entendemos y sentimos la felicidad de una manera diferente. Eso es lo que lo convierte en un concepto tan complejo y tan mágico a la vez.

¿Qué determinaría una radiografía de la felicidad a la sociedad actual?

La sociedad española siempre ha puntuado en un notable, notable alto. Nuestro carácter latino y nuestra parte social ayudan mucho.

¿Al trabajo hay que ir ya motivado y feliz?

Yo sí. Lo único que pido es que nadie me desmotive o me reste. Pero eso no siempre es así.

¿A veces es mejor tener poca memoria para ser más feliz con la que está cayendo en el mundo?

Olvidarse de los problemas del mundo o de los propios no es la solución. Ayuda más el luchar por arreglar las cosas para mantenerse en unos niveles de felicidad razonable.

El mayor enemigo para desarrollar y alcanzar eso que llamamos felicidad, ¿Somos nosotros mismos?

Muchas veces sí. No diría que siempre, pero casi siempre. Por estadística, a todos nos pasan cosas malas en la vida. La diferencia está en cómo las afrontamos. Insisto, casi siempre. Tener las necesidades básicas cubiertas es fundamental para construir sobre ello.

¿Cuál es el principio del comienzo de todo camino hacia la felicidad?

La intencionalidad. Hay que querer serlo. Ser negativo y quedarse en la queja y en que todo es culpa de otros es más fácil.

¿El dinero da realmente la felicidad?

Numerosos estudios demuestran que no. Así que la teoría dice que no. Estoy deseando poder asegurarlo en la práctica J

Para que los demás vean que somos felices, ¿Hasta que somos capaces de hacer en esta sociedad del postureo?

Cosas increíbles. Hay cosas que dan risa. Otras que son trágicas.

Se habla mucho en el mundo empresarial y en el desarrollo personal, el tener un propósito vital. ¿Es imprescindible para alcanzar la felicidad?

Ayuda mucho, porque supone saber que lo que haces tiene un sentido que va más allá de la tarea. Para mí hay una pregunta fundamental para entender si una persona disfruta o es feliz con lo que haces. Se sabe enseguida cuando preguntas: ¿A qué te dedicas?

¿Seriamos más felices si fuéramos más agradecidos?

Es una de las claves más importantes. Cuando le damos las gracias a alguien suceden dos cosas: la primera, es que generamos un impacto enorme en la persona a quien le agradecemos; la segunda es que ser agradecidos nos hace ser conscientes de la cantidad de cosas que nos ocurren cada día que ocurren por lo que hacen otras personas o por circunstancias de la vida.

¿La vida es dar y  no exigir la compensación por obligación?

La vida es dar. Y lo bueno de dar está en el propio hecho, no en la recompensa. Hace años se hizo un estudio en niños sobre qué les hacía disfrutar más, si hacer un regalo o recibirlo. Y la conclusión era clara. EL regalar, dar o tener un gesto altruista tiene un efecto enorme en la felicidad de la persona que lo realiza.

¿Cuándo consideras que eres una persona feliz?

Ojala funcionará así. Ojalá te pudieras declarar soltero, casado o feliz. Ser feliz es estar razonablemente satisfecho con la vida. Y eso no es un estado definitivo, es una satisfacción razonable con la vida que llevamos. Es compatible con la tristeza, los momentos malo y las circunstancias adversas que todos vivimos en la vida.

Un experto en felicidad, ¿Siempre está feliz?

Conozco algunos  y no. Sería como pensar que un médico no puede enfermar. Pero en mi caso, siempre me he considerado razonablemente feliz. Y espero seguir siéndolo mucho tiempo.

La felicidad en definitiva, ¿Es ser uno mismo?

No sé si hay otra opción…

¿Qué pondrías en una valla publicitaria si pudieras?

Piensa en qué quieres contagiarle a la próxima persona con al que te cruces…

Anuncios

Jara A. Pérez:” Al final solo queremos sentirnos acompañados”

Hoy dentro de la sección “Conversaciones con..” es un placer presentar a Jara A. Pérez López.

Siempre me han dicho que estoy más allá que aquí. Pero yo pensaba que eran ellos los que estaban más allá que aquí. Y todo porque pensaban que estaba loco.

Loco por como hago las conferencias, loco por mis artículos, loco por alguna de mis contestaciones. Yo era el loco, pero los demás seguían haciendo lo mismo de siempre esperando conseguir resultados diferentes a los que estaban consiguiendo hasta la fecha.

Tememos estar locos, cuando en realidad ya lo estamos creyendo que estar en la norma es lo beneficioso e innovador en esta vida.

Hace unos días tuve el placer de hablar con Jara, que son su primer libro “La locura como superpoder. Aceptar tus debilidades te hace más fuerte“., una obra que recomiendo para todos aquellos que se hayan preguntado alguna vez si estaba loco.

Es hora de reivindicar que no existe una forma normal de vivir.

Podéis conocer más a Jara a través de su Web, Facebook, Twitter e Instagram.

.- ¿Es Jara, una tía normal?

La verdad es que no sé qué es ser una tía normal. Todos los días me levanto, me tomo un café, hago yoga y me pongo a trabajar. Si eso es normal sí, lo soy, hago lo esperable para una persona de mi edad y condición.

.- La locura como superpoder, ¿Cuántas veces te han dicho estás loca por ese título?

Pues por el título del libro no me han llamado loca nunca, me han llamado loca muchas veces, cuando era adolescente y tenía bastantes problemas psicológicos, ahí me lo llamaron hasta la saciedad y me lo creí mal, me lo creí pensando que estar loca era el fin del mundo.

.- Creo que todos estamos locos, todos somos diferentes, todos tenemos una forma desacostumbrada de ver la vida, pero preferimos ser aceptados que no denostados, ¿Qué piensas?

Bueno, antes que nada aclarar que hay muchas personas que están locas de verdad, son, por ejemplo, psicóticos y esa locura les incapacita para muchos aspectos de la vida. Entonces, sí, todos somos diferentes pero unos lo sufren más que otros. Los que más diferentes son, los locos de verdad carecen de muchos de los privilegios que las personas cuerdas o no diagnosticadas tienen. Una vez aclarado este punto sobre la locura, sí, todos tenemos una forma única de ver la vida que se va domando con la influencia de la norma. Una necesidad básica del ser humano es sentirse dentro del grupo; Esto, cuando éramos cazadores recolectores era la diferencia entre la vida y la muerte. Hoy en día, el grupo no es tan exageradamente necesario pero nuestro cerebro no ha cambiado y sigue leyendo las situaciones de soledad como muy dolorosas. Cuando somos rechazados por el grupo sentimos verdadero dolor. Por eso hacemos tantos esfuerzos por ser aceptados.

.- ¿Los locos son quienes transformaremos el mundo?

No lo sé. Creo que las personas no normativas en este sentido aportamos mucho a la sociedad. Pero las personas locas, diagnosticadas, se encuentran con infinitos problemas a la hora de, por ejemplo, acceder a un puesto de trabajo, a una vivienda, o a hacer activismo para luchar por sus derechos. Así que sí, sería genial, que los locos contribuyéramos a cambiar el mundo pero no sé si la sociedad normativa está dispuesta a ceder el espacio que corresponde.

.- ¿Las empresas deberían aceptar más locos en sus instalaciones?

Las empresas deberían de dejar de explotar a sus trabajadores y darse cuenta de que están trabajando con personas y no con máquinas. A partir de ahí ya vemos si los locos quieren trabajar con ellos o no.

.- ¿La felicidad promovida por grandes almacenes o impulsores de un mundo maravilloso, es un estado de locura transitoria?

No, eso no es locura, eso es manipulación. No se hace desde la locura, todo lo contrario se hace desde la cordura más chunga, desde una estrategia en la que no importa más que los beneficios.

.- ¿Qué es lo más importante has aprendido de un loco?

Lo más importante que he aprendido de mi propio proceso terapéutico y de acompañar a otras personas en los suyos es que al final solo queremos sentirnos acompañados, sentirnos apoyados, sentir que cuando tenemos un dolor enorme lo más importante es tener a alguien al lado que te de su mano y no te juzgue de forma implacable.

.- ¿Por qué la locura de las redes sociales, de tener más seguidores que los demás, de hacer cualquier cosa por ser trending topic?

No creo que eso sea una locura. Creo que es la tendencia de la sociedad de consumo que tiende a convertirnos a todos en productos. Se nos dice hasta la saciedad que si no lo petamos somos unos mierdas, luego cuando nos lo han metido en el cerebro por tierra, mar y aire se nos critica por hacer cualquier cosa por llegar a ser trending topic. Una ya no sabe qué hacer para que se la quiera 😉

.- ¿Qué piensa jara a ciencia cierta que cuando lo expresa ante los demás, piensan que estás loca?

Como te decía me han llamado loca, histérica, pasadita, etc. muchas veces en la vida. No ha tenido que ver con mis opiniones o pensamientos sino con mis estados emocionales, más bien.

.- Nos dicen los gurús de la espiritualidad que no tenemos que apegarnos a nada, pero creo que todos estamos apegados a algo, ¿Tienen trabajo por delante, si?

Me encantaría poder no tener apegos, sería el colmo del control emocional pero lo cierto es que no conozco a nadie así. Quizá sea una meta a alcanzar en un futuro pero mientras lo conseguimos, si es que queremos conseguirlo, sería genial que aprendiéramos a gestionar nuestros apegos, que pudiéramos entender para qué nos sirven, cómo manejarlos, cómo regularlos en intensidad, etc.

.- ¿Es recomendable un término medio en la gestión de nuestras emociones o de vez en cuando hay que dejarlas fluir?

Aquí cada uno se gestiona. No creo que haya una forma adecuada para todo el mundo.

.- ¿Por qué estamos enganchados a los vicios? ¿Por qué creemos que vivir es una locura?

No sé si estamos enganchados a los vicios. Considero los vicios como reguladores emocionales que usamos una y otra vez para regular sensaciones o provocarlas.

.- ¿Cuántas locuras has visto hacer y relaciones de parejas que se mantienen , todo por qué hay que tener pareja a ciertas edades ya?

La pareja es la unidad básica para esta sociedad. Nadie puede estar solo en la vida, todos necesitamos estar acompañados pero la forma en la que se nos ofrece estarlo en esta sociedad es la pareja. No es que queramos tener pareja es que cuando llega una edad es muy difícil no estar sola si no tienes un novio o novia porque todos tus amigos se emparejan y empiezan a tener hijos y es complicado hacer la vida con amigos que están metidos en otra cosa.

.- ¿La locura es una tara o una virtud?

La locura simplemente es. A veces como consecuencia de cosas que vives en la vida y a veces no. La locura incapacitante, como te decía antes es una gran jodienda porque los locos como colectivo están privados de muchos privilegios y eso es horroroso.

.- Una reflexión para los lectores del portal “El principio de un comienzo”.

Creo que sería interesante que a la hora de relacionarnos observáramos y escucháramos más antes de sacar conclusiones que tienen más que ver con nuestros deseos y anhelos que con lo que tenemos delante.

 

Juan del Val: “Desea”.

Hoy dentro de la sección “Conversaciones con...” es un placer presentar a Juan del Val. 

Haz un pequeño ejercicio. Pon en el famoso buscador de Internet, el nombre de Juan del Val. ¿Ya? Ahora dime que es lo primero que sale. ¿Controversia, verdad?

Hablar de Juan es pensar al instante en el escandalo como diría Raphael. Para mí, que hace unos días tuve el placer de conversar con él, con motivo de la presentación de su libro al que le otorgaron el premio Primavera de Novela 2019, “Candela“.

Al igual que en su libro, nos encontramos ante una de las entrevista con la veracidad más descarnada y con un sentido del humor desternillante, al igual que fue poder tener unos minutos junto a él.

Podéis conocer más del trabajo de Juan a través de Twitter e Instagram.

.- ¿Cómo definiría Candela (protagonista de su libro) a Juan?

Como alguien que no huye, en general. Y una persona que vive de observar y de dudar.

Y como dicen algunas personas cuando me ven, el guapucho o el feucho, pero eso ya son cosas menores.

.- ¿Como me definirías a la mujer?

Lo único que te puedo decir David, es que las hay diferentes. Generalizar es un absurdo. Yo hablo desde la fascinación sobre ellas. También es verdad que hay algunas que son exactamente iguales que los hombres de idiotas.

¿Cómo las definiría? Te diría que a quién, porque me parecería injusto generalizar. Te repito que me fascina la mujer, pero también te digo que algunas no.

.- ¿Qué conversación cambió tu vida que se realizó en un bar?

Yo creo que varias, pero hay una definitiva que fue cuando yo en un bar entrevisté a Nuria Roca. Y desde ese momento, cambió mi vida para mejor.

Aquella conversación la recordaré toda mi vida. Yo estuve muy pesado pero aún así le gusté. Una conversación que cambió mi vida de forma definitiva.

.- ¿Cuándo fue la última vez que te reíste de ti mismo?

Esta mañana. Yo me rio de mi mismo, todo el rato.

Yo que digo que tengo 50 años, te salen pelos donde no deben. Entonces me miro y me descojono.

Es una de las cosas de las que vivo, de reirme de las cosas. Deje de observarlas y empecé a reirme de mi mismo.

.- ¿En qué crees y los demás piensan que es una locura?

En la locura. Yo creo en la locura muchísimo.

La locura tampoco la mitifico, porque en general es mala. Yo creo mucho en lo que no se ve, pero por ejemplo soy un ateo absolutamente convencido.

.- Nos rasgamos las vestiduras con las controversias, ¿Qué piensas sobre cómo actúa la sociedad al respecto?

Creo que estamos en una sociedad absolutamente hipócrita.

Yo creo que la gente pública y sobre todo los autores, tenemos algunas obligaciones, que no muchas. No creo que debamos dogmatizar sobre nada ni tampoco tener verdades absolutas pero sí creo que debemos ser un poco polémicos. Es una obligación el provocar.

Ya que estamos demasiado acostumbrados a lo políticamente correcto y a lo conveniente sobre todo. A decir las cosas que son convenientes. Provocar es algo que me interesa y me gusta. No es que me interesa porque me interese sacar un beneficio.

Las polémicas que hemos vivido siempre han sido forzadas. Ya que nunca ha habido polémica. Nosotros lo único que dijimos es que hay 1.000 opciones. Y también dijimos que hay diferentes planteamientos, como la pareja tradicional a la vista está que no funciona. Y si no funciona quizá hay que abrir otros caminos, pero que sobre todo cada uno, haga lo que quiera.

La polémica es ficticia porque tiene que ver con los medios de comunicación, con la necesidad de hacer titulares grandilocuentes para que alguien haga click y nada más.

Los que hacen ruido son los imbéciles en líneas generales. Parece que hay más, pero simplemente es que hacen más ruido.  Los que se manifiestan de forma negativa para satisfacer alguna carencia que tienen o es el miedo. El miedo es algo muy jodido.

Parecía que la infidelidad la habíamos inventado Nuria y yo. Y es algo que está en todos los lados.

Pero lo que quería decirte es que los imbéciles hacen ruido, es una de sus características.

.- De tu pasado, ¿A qué das gracias?

Esto suena muy cursi, pero yo soy producto del amor. A mi me han querido muchísimo y muy bien durante todo el tiempo.

Claro que se han equivocado, mis padres…pero me han querido tanto. Soy un tipo con mucha suerte, ya que tengo una familia que me ha querido mucho, que me da armas, sentido del humor. Y luego durante mi vida me he tropezado, con cierta habilidad para huir de los indeseables pero cuando me los he cruzado tampoco me han hecho un daño importante.

Tengo mucha suerte, soy producto del amor. Estoy encantando con mi vida. No he tenido un pasado complaciente, pero mucha suerte con la gente.

.- ¿La fama emborracha?

Pregúntale a otro, porque yo la verdad no.

Y esas personas a los que la fama les afecta, ya estaban de antes, tocaditos.

La fama le cambia más a quien no la tiene en relación a uno que sí la tiene. No es que digas que una persona está distinta porque tiene fama, es que le estás envidiando.

Yo no soy famoso, me conocen alguna gente por lo que hago o porque soy el marido de Nuria Roca, que ya es como si fuera mi nombre, mi etiqueta, del que estoy completamente encantado.

Hay famas que debe ser insoportables, como aquellas a las que les sigue los periodistas. Pero si entro en un bar y hay 100 personas, en el cual me conocen 35, pues “hola, ¿Qué tal?”.

En general, yo creo que hay una cosa bastante desprestigiada, que es la naturalidad. Hay mucho famoso que se toma muy en serio.

Que te reconozcan por la calle, no es algo importante. Los famosos sobre actúan que te cagas.  Muchas fotos que te hacen, no salen.

.- ¿Cuánto tipo de miradas hay en la vida?

La educación tambien mola. Si yo miro donde quiero mirar, en algún momento puedo intimidar. Por eso la mirada, tiene que tener algo de educación.

Si fuéramos totalmente honestos cuando miras que cuando hablas, el mundo sería un infierno. Yo no puedo estar diciendo todo el rato lo que pienso, por eso reivindico la mentira. Hay que mentir, es una obviedad.  Yo te miro a los ojos cuando en realidad me gustaría mirarte el culo, porque creo que es un rasgo de educación.

La persona que exponga siempre que dice lo que piensa, me parece un imbécil, porque eso no puede ser.

.- ¿Tu última mentira piadosa?

A alguien que le he dicho que algo era gracioso. La honestidad es un valor, pero la sinceridad siempre, no.  No puede ser.

.- ¿Cuál es tu concepto de felicidad?

La respuesta más inteligente que se me ocurre es, no lo sé. La felicidad es como una especie de anhelo permanente y que tiene muchos ratos. Que hay ratos maravillosos.

Hay una frase compleja pero es simple que es que la vida es de puta madre. La vida mola muchísimo.

Y la felicidad es algo que se debe intentar. Lo importante es la intención. Todo el rato hay que intentar ser feliz, pero tampoco hay que perseguirla, porque es algo muy aburrido.  Parece que si no eres feliz, es que estás haciendo algo mal.

Yo soy un enemigo de la autoayuda, del “si quieres, puedes”. Porque yo digo que si quieres puedes, o no puedes. ¿Cómo voy a poder todo?. Si estoy cojo no puedo escalar el Himalaya.

Son mensajes que contaminan un poco la idea de felicidad y son infantiles.

Soy optimista enfermizo, pero realista.

.- Una reflexión para los lectores del portal. 

Desea.

Mónica Galán Bravo: “Un paso cada vez, puede solventar cualquier miedo”

Hoy dentro de la Sección de “Conversaciones con...” es una placer presentar a Mónica Galán. 

Podría empezar diciendo que Mónica es la entrenadora de referencia en hablar en público en nuestro país. Clientes como Telepizza, Ikea , Leroy Merlin…son algunos de sus clientes. Experta entrenadora en comunicación, oratoria y comportamiento no verbal.  Además una de las referencias nacionales en Formación de Alto Impacto. Así también enseña técnicas vocales y habilidades  escénicas a oradores profesionales ,formadores o presentadores de televisión.

Sus años de experiencia lo ha recogido en un libro titulado “Método Bravo. La herramienta definitiva y (divertida) para hablar en público de forma brillante en 5 pasos“, de gran éxito desde su publicación.

Nos encontramos con una de las formadoras y speaker referencia en este país. Pero ante todo nos encontramos cuando estamos delante de ella profesional, que habla con pasión de su trabajo, enérgica, alegre y siempre mirando al futuro con un ojo positivo.

Podéis conocer más el trabajo de Mónica a través de su Web, Twitter y LinkedIn.

Bienvenidos a una conversación junto a una de las mejores formadores que hay en la actualidad.

.- Si fueras el titulo de una conferencia, ¿Cuál sería?

Comunica mejor para ser más feliz.

.- Tratas en tu libro, cómo afrontar el miedo de hablar en público. Miedo que junto al de Haciendo y el dentista, son los más importante para el ser humano, ¿Cómo hacemos frente al miedo?

Un paso cada vez.

El miedo está siempre. Y solamente cuando está el miedo es cuando uno debe ser valiente. Sin miedo no habría valentía.  Sólo podemos ser valientes cuando hay miedo.

Y al miedo nos enfrentamos probando, un pasito cada vez, acercándonos. Siendo más grande que él.

Si por ejemplo con el miedo al dentista, vas un paso cada vez, te das cuenta que no es para tanto. ¿Tienes que tener miedo cuando te estás vistiendo? NO. ¿Tienes que tener miedo cuando estás llegando? NO. Porque una vez anestesiado, ya no te enteras de nada.

Un paso cada vez, puede solventarte cualquier miedo.  Te hace sentir el control por encima de las situaciones.

Y en los momentos de miedo son los únicos en los que desarrollar la valentía. No se puede ser valiente si no hay miedo.

.- ¿Te acuerdas de la 1º vez que hablaste en público?

Perfectamente. Fue terrible. Desastrosa.

Solo fue desastrosa para mí.

Aunque decimos que hablamos mal en público, en realidad nos creemos estupendos. Pero sucede que nuestras expectativas con el resultado final, siempre hay un abismo entre el resultado que esperamos y lo que verdaderamente es.

Escucharnos en una grabación, nos aborrece ya que no la oímos igual en la grabación como la oímos dentro de nuestra cabeza. No nos gustamos en video, y pasa esto porque no asumimos las expectativas que hacemos las cosas un poquito mejor . Y aceptar la mediocridad de quien todavía no es un experto, no la supera todo el mundo.

Todos cuando empezamos a tocar un instrumento, somos un zote. Al no ser que nazcas con ese talento, eres un zote.

Para mí la 1º vez fue desastrosa, ya que me imaginaba que iba a salir mejor. Pero me tembló la voz, me sentí con mucho miedo, no tenía un método o sentí que no fui clara en mis explicaciones.

Aunque los que me vieron desde fuera, me dijeron que no fue tan terrible. Aunque a día de hoy reconocen una evolución evidente. Pero para mí si me pareció terrible.

.- Se habla de los beneficios de hablar en público. Pero la gente piensa que si no eres un directivo o un speaker, no hace falta tener esa habilidad. ¿Pero qué poder tiene el saber hablar en público?

Muy buena pregunta, ya que se acerca al significado que yo tengo de lo que es la oralidad.

La forma en la que a mí me gusta trabajar la oratoria, tiene una vertiente práctica, ya que hay muy pocas profesiones, en las que no haga falta hablar en público.

Pero tú me preguntas por otro aspecto, y para mí, hablar en público es un método para mejorar la autoestima.

Yo tengo el pensamiento férreo, de que así eres, así hablas. Nuestra forma de comunicar está mostrando de la manera más pulcra posible, cómo somos internamente.

Aquí hay un circulo virtuoso, ya que cuando nos creemos poca cosa, podemos hablar de los cientos de miedos que nos invaden, también es posible que cuando desarrollas una forma de hablar liberadora, con aplomo,… no solamente estás luciendo hacia afuera, sino también mejorando la forma en la que tú te ves por dentro.

Esta es el caliz que yo tomo de la comunicación, que si bien es muy práctica hacia afuera, porque comunicar de una forma más eficaz te acerca a los objetivos establecidos ,  además hay otra vertiente, ya que cuanto mejor hablo en público, mejor me considero a mí mismo.

.- Los discursos se piensan que son hacia los demás, ¿Pero también tendríamos que saber escribir discursos para nosotros mismos?

Pienso que un discurso que no merece la pena ser escrito, no merecerá la pena ser escuchado.

Cuando los directivos me dicen que prefieren improvisar o fluir, vuelvo a repetir, sino merece la pena ser escrito, no merece ser escuchado.

Hablar bien en público, implica pensar bien en privado. Y el primer receptor de tu discurso, eres tú mismo. Y si a ti mismo, no te gusta, no esperes encantar a los demás. Claro que puede gustarte lo tuyo y los demás, no lo entiendan o no les encante, y estará OK. Pero si a ti no te gusta, es complicado que enganche a otros.

Los discursos que nos escribimos a nosotros mismos, muchas veces,  son al igual que dicen de las personas que se hablan así mismos en el coche de inteligencia, es la inteligencia consagrada con la calma. Escribirte a ti, es un momento de sosiego y de común unión con uno mismo. Es momento de escucharte y dejar escrito eso que necesitas expresar.

Yo creo que también hay que honrar mucho lo que es la palabra escrita para entender la palabra hablada. Ya que hay una frase que yo digo mucho, que es ” la más suave de las tintas es más fuerte, que la más fuerte las memorias”. La oralidad tiene una magia ya que las palabras se las puede llevar el viento, pero sin embargo, la palabra escrita si encierra ese afán de perdurabilidad, que tenemos los que nos enamora la comunicación.

.- ¿Somos lo que hablamos?

Desde luego.

Pero somos muchas cosas. Yo soy la Mónica romántica y la centrada también.

Por cómo habla alguien estás descubriendo, los signos de su personalidad muy marcadas.  Pero también si cambiamos lo que hablamos, podemos cambiarnos a nosotros mismos.

.- ¿Qué debería haber siempre detrás de un aplauso?

Agradecimiento.

Me pone enferma las personas que no aceptan el aplauso mostrando una falsa humildad, o una humildad mal entendida.

El aplauso es la respuesta del público ante tu regalo inicial que les hayas dado, una canción, una poesía o lo que sea. Tú no puedes quitarle la bidireccionalidad, ya si no fuera un debate, ellos te están devolviendo a ti en relación a algo que tú les has dado antes.

.- ¿Qué papel debe tener el Ego en nuestras vidas?

Yo no estoy lo suficientemente iluminada, para decir que al Ego haya que apartarlo por completo.

En relación a la pregunta anterior, te digo que quien está apartando un aplauso, está apartando todo el ego. Creyendo que no recibiéndolo, les está demostrando que no es para tanto.

Yo creo que a la hora de mostrarse en publico, hay una parte del ego que si, es necesaria. No tener ego sería como tirar la piedra y esconder la mano.

Creo que cuando un orador aparece en escena, tiene que notarse su presencia. Y eso implica honrar tu propio ego. También hay que tener en cuenta, cómo todos sabemos, que un exceso de ego, es negativo.

Pero no me gustan los oradores sin ego. Si estás debajo del foco, aprovecha el momento para dar tu mensaje. No se puede estar debajo del foco y en el patio de butacas a la vez.

.- ¿Qué pondría en una valla publicitaria si te diera ese poder?

No te creas todo lo que piensas. Las certezas son cosas de locos. Solo los genios dudan

.- Conocemos muchos bluf en redes sociales, en el escenario, ¿Quién o qué otorga la autoridad para hablar de un tema?

La audiencia. Hablamos de bluf, en realidad nos metemos con quienes ya tienen ese reconocimiento.

Cuando consideramos a un bluf, estamos creyéndonos nosotros mismos la flor de la intelectualidad. Cuando en realidad no lo es. Puede que con lo que yo sé, me puede parece que lo que la otra persona da, no sea para mí lo suficientemente bueno. Pero si ese bluf, esta funcionando es porque hay gente que le gusta.

¿Qué hay detrás de un bluf? que hay gente que le está valiendo ese mensaje.

No seamos tan críticos, porque no podemos pensar que nosotros somos unos genios y los demás son gilipollas. Hay que descubrir porqué algo deben estar haciendo bien.

Quizá detrás de un bluf, hay cosas que todo el mundo sabe, frases simplonas que todo el mundo sabe, pero que ha encontrado la manera de contarlo de una manera que no deja indiferente a alguien.

.-  Considerada por muchos como una referencia como formadora y speaker en nuestro país , si echas la vista atrás, ¿Qué ves?

A los que confiaron en mí cuando no tenía ese apelativo. A los que vieron un potencial y no dejaron que yo misma me agobiara con el potencial. Porque es muy terrible decirle a alguien que tiene potencial, que va a ser muy buena y a lo mejor ese posible futuro que tú ves, no sea verdad. Te tienen que dejar esa oportunidad.

Dejemos de decir rollos y demos la oportunidad.

.- ¿Qué piensas la mayor parte del tiempo?

De cómo aplicar dentro, lo que aplicamos afuera. Y mira que yo no me dedico solamente al coaching tal cual, pero buenos consejos tengo para todo el mundo y que facilidad tengo para fumármelos a veces.

.- ¿Cuál es tu concepto de felicidad?

No querer estar en otro lado.

.-  Una conversación que recuerdes. 

Una conversación con Rubén Turienzo. Una conversación en la que él me explico la importancia en la que hay ocasiones que hay ocasiones que es mejor volar bajo el radar. Todo lo contrario a un ser de mucho ego.

.- Una reflexión para los lectores del portal.

El otro día escuchaba una crítica a un ponente. Pregunté a esa persona hacia cuanto no le veía y me contestó que hacía 4 años.  Así que por lo tanto , una reflexión es que sobreestimamos lo que se puede conseguir en un año y subestimamos lo que podemos alcanzar en 5.

Tienes el derecho a reinventarte cuando te de la real gana y cómo te de la gana.

Fernando Botella: “En 200 años seremos nosotros prehistoria”

Hoy dentro de la sección “Conversaciones con...” es un placer presentar para mí a Fernando Botella. 

Hablar con una persona con más de 20 años de experiencia directiva, que trabaja en lo que le apasiona, se divierte y se siente identificado con cada una de sus obligaciones, ilusiona ver su mirada, disfrutas con su conversación y se convierte en inspiración para ti.

Hace unos días tuve el placer de compartir con Fernando botella, que considera su profesión, como una parte esencial de su vida, que le hace sentirse vivo personal y profesionalmente.

CEO y fundador de la empresa Think&Action, es para mi uno de los pensadores y conferenciantes más importantes de la actualidad en nuestro país, que nos recuerda en cada una de sus conferencias y libros, que la vida es pura magia. Y que vivirla despiertos es nuestra tarea.

Es autor de los libros ¡¡La fuerza de la ilusión!!, ¡¡Atrévete!! y ¡¡El factor H!!. Recientemente ha publicado Bienvenidos a la Revolución 4.0. Todo lo que necesitas para saber triunfar en la era digital.  Libro en el que nos ayuda a entender que esta transformación digital, que genera tantos cambios y por lo tanto incertidumbre , nunca impedirá que sigamos siendo humanos.

Gracias Fernando por recordarnos que nunca podremos atravesar el mar, simplemente mirando el agua. Y que siempre hagamos todo aquello que nos divierta, porque es la única forma de conectar con el Universo. Podéis conocer más del trabajo de Fernando, a través de Twitter ,LinkedIn y su Web.

¿Quién es Fernando Botella?

Ante todo, un tipo muy normal. Un alicantino de Aspe al que le gusta la música, la cocina, la buena lectura y pasar tiempo con mi familia y mis amigos. Biólogo de formación, profesor de vocación, consultor y humanista de profesión. Siempre me ha “perdido” (en realidad, me ha salvado) el que creo que es el mejor “defecto” que una persona puede tener: la curiosidad. Curiosidad por las personas, por el mundo y por la vida en general. Esa curiosidad y esa vocación de aprendiz continuo son las que me han llevado a ser la persona que soy hoy. Es lo que me ha llevado a dirigir mi propia empresa, a escribir cinco libros y a muchas otras aventuras personales y profesionales.

La curiosidad es el motor que mueve a la humanidad, requiere cierta audacia y tomar algunos riesgos (controlados). Pero ¿qué sería la vida sin ellos?

¿Qué pondrías en una valla publicitaria si pudieras?

Un mensaje muy corto y sencillo: “¡Vive!”. Vivir consiste en consumir tiempo. El tiempo es lo único que realmente tenemos. Está siempre ahí para nosotros, pero no espera. Por eso hay que elegir muy bien lo que hacemos con él. Cómo empleamos las 24 horas de las que disponemos cada día; es la gran decisión a la que nos enfrentamos en cada instante. Vivir es elegir, decidir qué hacemos con nuestro tiempo, por lo tanto priorizar, poner lo importante por encima de lo que no lo es.

¿Qué sería el ser humano sin ilusión?

Sería un ser “no humano”. La ilusión es la pulsión vital que nos ayuda a seguir vivos, lo que los hace perseguir nuestras metas. Sin ella, nos faltaría gasolina, y nos detendríamos. La Fuerza de la ilusión, titulo del libro que escribí junto al mago Jorge Blass, es la energía que nos mueve. Se recarga con el entusiasmo. Con la visión positiva de la realidad.

 De las palabras que usamos actualmente, ¿Cuántas se han prostituido o decimos saber su significado y no tenemos ni idea qué estamos diciendo?

Muchas. Hay palabras que ahora son mainstream, como “transformación”, “innovación, “digitalización”, y todos se nos llena la boca con estos conceptos. Todo el mundo parece que está gestionando cambios y haciendo innovación. Pero ya se sabe que del dicho al hecho… A la hora de la verdad se dice mucho y se hace poco. A veces, no porque no se sepa, sino porque no se ejecuta, tan sólo se queda en la idea. Yo soy más del “hacer” que del “decir”. Ya lo decía Woody Allen: “Cuando lo haces, ya lo estás diciendo”. El legado personal nunca lo dejaremos con lo que sabemos, sino con lo que hacemos. Si quieres dejar tu sabiduría como legado tan sólo tendrás dos opciones: hacer lo que dices o dejarlo por escrito, …o ambas cosas.

 Se nos lanza la pregunta, ¿Qué harías si no tuvieras miedo? Pero que yo sepa, siempre vamos a tener miedo ante lo desconocido. ¿Cómo rediseñamos esta situación?

Aquí es importante hacer una distinción lingüística, la diferencia entre “miedo” y “temor”. El miedo no es algo negativo en sí mismo. Todo lo contrario. Es un mecanismo de defensa que traemos de serie y que es, en gran medida, responsable de que el ser humano haya llegado hasta aquí. Tenemos que darle ese crédito. El miedo es natural, consustancial al ser humano. Nos hace estar alerta y nos ayuda a desarrolla nuevas respuestas ante los desafíos que se nos presentan en la vida. Es más, el miedo nos hace valientes. Porque la valentía no consiste en no tener miedo, sino en aprender a superarlo. Sin embargo, el “temor” es un tipo de miedo tóxico que no nos conduce a ningún sitio. Es, a diferencia del miedo, algo que solo tenemos los seres humanos, no existe en el mundo animal. Es una predisposición negativa hacia el futuro, es sentir miedo hacia algo que no ha sucedido todavía y que, además, podría no llegar a suceder nunca. La sensación, totalmente irracional e infundada de que algo malo nos va a ocurrir. Debemos tener miedo al temor y aprender a superarlo.  

¿A que no se ha atrevido todavía Fernando Botella?

¡A tirarme en paracaídas! (aunque lo he intentado y no es un proyecto totalmente descartado). Como comentaba al principio de la entrevista, soy un animal curioso, y esa curiosidad me empuja a probar cosas nuevas y a adentrarme en terrenos desconocidos con la ilusión de un niño. Por eso he escrito un libro sobre tecnología sin ser un experto en entornos tecnológicos, o me he llevado a magos y a artistas a trabajar conmigo en entornos aparentemente ajenos a su mundo como son los contextos empresariales. ¡Que atrevido!

 ¿La felicidad se ha convertido en una industria igual que la de los cereales y los dulces?

En cierta medida sí, se ha convertido en una industria. Esto tiene una parte positiva, ya que quiere decir que la felicidad de las personas es un tema que importa e interesa, que hay una creciente consciencia de la importancia de que los seres humanos persigamos la felicidad como un propósito fundamental en nuestra vida. La parte negativa de esta industrialización es el peligro de que la felicidad se banalice y se convierta en un producto de consumo. Y no lo es. La felicidad no se puede paquetizar como si fuera un box experiencial de los que se venden en los grandes almacenes. La felicidad hay que practicarla, sentirla, vivirla, …y esto tiene que ver más con nuestra capacidad para entender la realidad y ajustarla a nuestras expectativas.

Como decía Eduardo Punset, “la verdadera felicidad vive en la antesala de la felicidad”.

En mi modesta opinión, la felicidad no necesita ser comercializada. Se demuestra y vive en gerundio, “andando”

 – ¿Por qué se estudia tanto el liderazgo y hay tantas definiciones de liderazgo?

Porque, a fin de cuentas, hablar de liderazgo no es otra cosa que hablar de relaciones humanas y de la capacidad de influencia entre las personas. Y no existe un tema que nos importe más a las personas que el modo en que interaccionamos con los otros seres humanos que habitan el planeta. Por esa razón los mecanismos de generación de influencia se vienen estudiando desde la época aristotélica. En cuanto a la abundancia de definiciones, la razón es que hay numerosas escuelas que han estudiado el liderazgo, cada una con su propio enfoque, y muchos de ellos, muy válidos. Para mí, la esencia del liderazgo se centra en tres aspectos. En primer lugar, hacer que las cosas sucedan; un buen líder hace que las cosas ocurran. En segundo lugar, gestionar buenas conversaciones con sus colaboradores, conversaciones que sean verdaderamente transformacionales y que provoquen cambio de hábitos. Por último, un buen líder ha de generar inspiración a su alrededor, ese estado de inquietud positiva que hace que las personas nos cuestionemos el statu quo.

 Eso de la retención del talento me parece más bien a un anuncio de retención de líquidos a ciertas edades. ¿Qué opinas tú?

Estoy de acuerdo, no debería llamarse así. Es un término que se ha consolidado en las políticas de Recursos Humanos, pero que le hace un flaco favor a las empresas que lo utilizan porque, si lo piensas, es un completo sinsentido. Que una empresa “retenga” sugiere que está obrando en contra de la voluntad del “retenido”. Lo peor que le puedes hacer al talento en encerrarlo, constreñirlo… Porque así nunca te va a dar lo mejor de sí mismo. El talento necesita sentirse libre para brillar, necesita expandirse, desarrollarse, compartirse… Estamos en la era de la inteligencia conectiva, y en ese marco, retener es un concepto caduco. Al talento no hay que intentar retenerlo, sino, en todo caso, fidelizarlo, que a mi me gusta llamarlo “fedilizarlo ” ; es entonces cuando no se va.

Voluntad, disciplina y humildad, claves en el liderazgo. Algo básico pero que no abunda en esta sociedad. ¿Son las patas que les falta a esta sociedad para su progreso?

Son tres patas del banco, pero en realidad no dejan de ser la misma. Están unidas. En mi libro “El Facto H”, decía que la humildad tiene más que ver con estar en continuo estado de esfuerzo que con la modestia. También es el verdadero origen de la palabra. En cuanto a la disciplina, es el esfuerzo repetido en el tiempo. Por último, la voluntad es la manara en que gestionamos esa disciplina. Es determinación. Intención llevada a que el suceda hecho. Así pues, hay una conexión directísima entre los tres conceptos. A esto yo añadiría que, frente la corriente de opinión que eleva a los altares a la motivación como palanca que mueve al ser humano, yo considero que es mucho más importante la voluntad. Hay mucha gente muy motivada que no obtiene resultados porque le falta voluntad. Así que no son disciplinados ni, desde luego, nada humildes.

Con ganas, ¿Siempre ganamos?

No! Las ganas son necesarias -imprescindibles, diría yo-, pero no suficientes. Decirle a la gente que “querer es poder” es contarle una verdad a medias. Se precisan otros elementos como talento, entrenamiento, práctica, suerte… Yo puedo estar super motivado para ganarle al tenis a Rafa Nadal, pero luego la realidad me va a poner en mi sitio. Es algo que conecta con el concepto de felicidad ligado a la comprensión de la realidad en relación a las propias expectativas. Esto no quiere decir que haya que resignarse. Conocer nuestros límites actuales nos ayudará a trabajar sobre ellos para acercarnos a esa realidad deseada.

 VUCA, DISRUPCIÓN, algo a lo que tenemos miedo pensando que ha sido esta revolución digital quien nos las ha puesto…¿Pero el mundo no era ya disruptivo y ha sido Vuca siempre?

Si, es verdad. Lo ha sido siempre, desde el comienzo de los tiempos. Probablemente mucho más que ahora: antes salías de tu cueva y no sabías si volverías, si serías devorado por una fiera o matado por un enemigo. La Edad de transformación pedestre ya era VUCA. Cuando dejamos de ser cazadores nómadas para convertirnos en agricultores sedentarios fue una época muy VUCA. Claro que hemos vivido épocas tan inciertas o más que la actual, lo que ocurre es que nosotros, los actuales seres humanos, no las vivimos, por eso nos parece que la época actual es excepcional.

¿Cuándo tu vida no fue volátil, ambigua, incierta, cambiante?

 Me encanta la definición que diste de Disrupción, ¿Somos todos disruptivos? ¿Por qué nos da miedo mostrar ese lado no “acostumbrado de ver la realidad?

Para mi ser disruptivo es ser capaz de ver la realidad de una manera desacostumbrada. Y esa capacidad nace de la creatividad. ¿Podemos ser todos disruptivos? ¡Claro! Porque todos somos humanos y la creatividad es una cualidad intrínsecamente humana. El problema es que muchas personas mantienen esa capacidad metida en un cajón, a obscuras.

 ¿La inteligencia artificial es el nuevo Dios de estos tiempos?

Yo no la llamaría “dios”. Para mí la inteligencia artificial tiene mucho más que ver con un nuevo cerebro (exo-cerebro) del ser humano. Esto nos abre una puerta inédita en la historia de la humanidad: vamos a poder disfrutar de dos cerebros: uno en nuestra caja craneal y otro fuera de la misma, en la nube o en un dispositivo.

¿Qué supone esta nueva realidad? Que, amparados en los algoritmos tecnológicos, vamos a evolucionar social, política y económicamente de una forma exponencial y a una velocidad vertiginosa. Hasta el punto de que en 200 o 300 años, todo lo anterior y, por supuesto, nosotros, seremos prehistoria.

¿Quién es un ciudadano Beta? ¿Cómo vive el ciudadano Beta?

El ciudadano beta es una persona inquieta, curiosa, humilde, valiente, conectada… Es alguien que vive en permanente estado de revisión y aprendizaje, que se cuestiona el statu quo de su entorno y hasta sus propias creencias. Que no vive de los éxitos pasados, sino que aprende de los fracasos, que se atreve a probar y a equivocarse. Que aprende rápidamente y aplica lo aprendido más rápidamente aún. Y que sabe que el talento real no es individual sino colectivo y conectivo. Es alguien que está en continuo estado de desarrollo y crecimiento. Una persona conectada con el mundo y con sus semejantes y que se siente viva precisamente porque vive permanentemente en versión beta.

¿El futuro es posible sin nosotros?

No. Absolutamente no. El futuro sigue perteneciendo a las personas. Más allá de la revolución tecnológica que vivimos, no podemos olvidar que es una revolución hecha por y para personas. Somos el centro de todo el cambio y seguiremos siéndolo en el futuro. Si un árbol cae en el bosque pero no hay ningún oído cerca para escucharlo derrumbarse contra el suelo, no habrá ruido; se necesita el oído humano o de un ser vivo, para que el ruido exista. El futuro solo existe porque nosotros lo diseñamos y estamos con el oído atento para escucharlo llegar. Depende de nosotros, de nadie más.

 ¿Qué está re-pensando últimamente Fernando?

Pues, como siempre, en muchas cosas al mismo tiempo . En eso soy muy Leonardo ”, muy renacentista, muy polímata, me interesa el mix cultural.

Actualmente pienso en nuevos modelos creativos y de contenidos para incorporar a mi trabajo acompañando a empresas y directivos, en nuevas formas de aportar valor a nuestros clientes, en nuevos modelos de liderazgo redárquico, en digitalización, en música, en arte, en escribir…

Realmente pienso en nuevas formas de sorprenderme a mi mismo.

 ¿Es esencial crear vacas purpuras en este mundo beta y no copias baratas de gurús que están de moda?

Sí, el mundo beta necesita muchas de esas vacas purpuras que reclama Seth Godin. Las necesitamos para ayudar a las empresas y a los profesionales a diferenciarnos. Y más que nunca, además, debido a dos elementos decisivos que caracterizan los tiempos que vivimos: el sentido de urgencia y la ubicuidad. Hoy el mercado está allá donde mires y de manera instantánea. La nube, en sentido genérico, nos ha convertido en una enorme aldea global donde todo sucede “ahora” y “en todas partes”. En ese contexto, las vacas púrpuras pacen en un prado ubicuo y universal, por lo que cambia el paradigma. Aumentan las variables y aumenta la complejidad.

 Una reflexión para los lectores de “El principio de un comienzo”.

Dos: Huye de la excusa, porque nunca la excusa te hizo ser ganador. Y diviértete, porque todo aquello que te divierte te conecta con el Universo.

Los Zigarros: ” Lo que más me llena en la vida, es vivirla”

Hoy dentro de la sección “Conversaciones con...” es un placer presentar a Los Zigarros. 

“El rock se aúpa al número 2 de las listas de ventas oficiales en España“. Ver una noticia así , aunque algunos se tiren de los pelos o no lo entiendan, demuestra muchas cosas.

En esta entrada número 1.000 quería entrevistar a  Los Zigarros.  Grupo con una forma de ver la realidad “desacostumbrada” y canalla, que se ha hecho así mismo y que están viviendo de lo que les apasiona, el Rock and Roll.

Grupo formado por los hermanos Tormo. Comenzaron su andadura en 2013, con su primer trabajo, con nombre homónimo , recorriendo las pequeñas salas de nuestros país. Han sido teloneros de las satánicas majestades, los Rolling Stones, en su concierto de Barcelona. Recientemente con su último trabajo “Apaga la radio“, han alcanzado dicho puesto en la lista de ventas, girando por grandes salas de nuestro país con gran éxito de críticas.

Hace unos días, antes de su concierto en mi ciudad, tuve el placer compartir una conversación con Ovidi Tormo, vocalista y guitarrista del grupo. En él , hablamos de sus comienzos, de cómo han llegado hasta dónde se encuentran en la actualidad y cómo se vive dicho reconocimiento.

Una conversación que se podría resumir en esta frase: ” lo único que nos va a salvar es la cultura y el amor”. Podéis conocer más su trabajo a través de Facebook, Twitter e Instagram. 

.- Entrar al número 2 de ventas en España la semana que habéis sacado vuestro trabajo, ¿Todo esfuerzo vale la pena?

Hemos dejado todo realmente.

Nosotros llevamos tocando desde que tenemos 13 años, pero hasta llegar aquí ya te puedes imaginar lo que hemos dejado. Hemos dejado familia, hemos dejado trabajos normales…hemos dejado todo.

Entonces formamos Los Zigarros. Empezamos a gustarle a la gente, porque le gustaban nuestros conciertos. Nosotros no hemos tenido ayudas de ningún tipo, más que a la gente le encantaban nuestros conciertos. Y le encantaban los discos que hemos ido sacando, con lo cual estoy muy orgulloso, porqué ése 2 en las listas quiere decir que es un reconocimiento al durísimo trabajo que hemos hecho.

.- En todo comienzo hay personas que no creen en uno, que no conseguiremos llegar a ese sueño que tenemos, ¿Qué les dices a ellos ahora?

La verdad que nada. No me importa esas personas que no creían en nosotros y ahora si.

.-  ¿En qué os inspiráis para crear vuestras letras?

Yo cuando hago una canción me puede salir en cualquier sitio, inspirada por varias cosas. Puedo tener una historia personal muy cercana que me haga crear el primer verso. Puedo estar viendo una pelicula y oír una frase que abra una puerta poética. Puedo soñar con imágenes, como siempre se ha hecho en el Rock and Roll.

Todos los grandes siempre han dicho que “Hay que copiar, pero copiar bien”. Es como si cogieras el testigo, porque al final el Rock and Roll es una música que tiene muy pocos elementos y se trata de darle la vuelta todo el tiempo, pero son siempre los mismos elementos.

Yo creo que el Blues también tiene mucho que ver. Ya que creo que todos los grandes temas de Rock and Roll, se basan en un reef blusero. Como te he comentado hay muchas maneras, pero básicamente las que te he comentado.

.- ¿La fama emborracha?

A mí no, porqué no me agrada. No tengo la suerte de ser tan famoso para volverme enfermo. Es una parte de mi oficio que no cultivo. La que tengo, la tengo porque es una consecuencia de mi trabajo, pero no voy a presionar ninguna tecla para que se haga más grande.

Tengo la suerte de lo que me llena más en la vida es vivirla. Vivo en un pueblo de pescadores en Alicante y lo que más me gusta es estar aquí. Con mi chica, mis amigos, con mi familia, viendo el mar y la montaña. Cocinando, caminando por los valles y por la playa, viendo la naturaleza.

Cuando tocamos y vamos a las grandes ciudades, tenemos los focos encima nuestro, es agradable pero también muy raro. Es agradable pero no es algo que me interese. Además es que tampoco me interesan los demás,

Además es que si te fijas David, a día de hoy para ser famoso, sólo hace falta ser tertuliano en un programa de mierda en la televisión. No se ha hecho nada bueno para merecerlo

.- ¿Qué se piensa 5 minutos antes de entrar en un escenario?

Antes de un concierto, pienso en concentrarme para que no se me olviden las letras, para tocar bien, para tener contacto con el público. Poco más la verdad.

.- ¿En qué piensa un grupo, a corto , medio o largo plazo?

Mis pensamientos para la banda , son para esta gira, para este año. No pienso más allá. Pienso como mucho hasta diciembre.

.- Somos una sociedad de hablar, hablar y ¿lo que hacemos realmente es berrear?

Unos berrean, otros hablan y otros no saben escuchar.

Yo fíjate que soy de los que cuando hay mucha gente no me gusta hablar. Es como que me cohíbo. Prefiero escuchar. Pero lo que pasa es que los que hablan mucho al final, son los que quieres que se callen.

Soy una persona que me gusta bastante el silencio.

.- ¿Qué pondrías en una valla publicitaria si tuvieras el permiso?

Que lo único que nos va a salvar es la cultura y el amor

.- ¿Cuál crees que es la marca que deja vuestros trabajos o conciertos en las personas?

A mi cuando voy a un concierto de Rock and Roll que me gusta u oigo una canción que me gusta, en definitiva, cuando algo me emociona , es el objetivo de toda acción.

Emocionarlas de la manera que sea, tanto positivamente como negativamente. En definitiva el propósito es emocionarlas, que le mueva. Que la música mueva a la persona que la está escuchando.

Que esa canción le haga sentir libre. Que nos haga olvidarnos de la política, de las relaciones humanas y todas esas mierdas, que no son más que mierdas. Son problemas que nos ponemos nosotros, que realmente no existen

Yo creo que el Rock and roll, te tiene que hacer ser libre y salvaje.

.- ¿Qué libro recomendarías a una persona que está leyendo la entrevista?

Ahora mismo me estoy leyendo El Quijote. Y el último que me leí fue Drácula.

Drácula es una maravilla y El Quijote, es una obra maestra.

.- ¿Cuál es la mejor formula para salir de la rueda del “No sé qué me pasa”?

Para mí la música es esencial en mi vida. También me gusta emborracharme. Porque es una bendición que pueda existir una situación en la que te puedas tomar 3 copas de vino y te pones un disco que te gusta, todo cambia.

Así que, pues eso.

.- ¿Cómo definirías la relación entre el Rock y el Amor?

Yo creo que es total. El Rock and Roll es muy pasional . Creo que somos personas muy sensibles, que vivimos las cosas de forma muy intensa. Necesitamos de esa intensidad para escribir, para vivir. La música en si misma, es una manera de vivir, muy alocada. Ya que siempre estás arriba, abajo, abajo , arriba,

El Rock and Roll es amor por muchas cosas. Amor por tu libertad, amor por escapar, por la rebeldía, por tu chica…

.- ¿Qué le dirías a una persona que quiere emprender sus sueños?

Yo la verdad que no sé cómo aprende una persona a vivir , pero yo creo que una de las formulas del éxito, es localizar lo que te hace feliz y hacerlo. Ya sea ser jardinero, cajera del supermercado, director de un banco o mochilero por la India.

Hay que localizar lo que te hace feliz y lo que NO.  Lo que no podemos hace es estar siempre cargándonos de cosas que nos impiden avanzar. Pensar que la vida en algún momento nos dará un respiro y que nuestros hijos se irán de casa, que nuestro marido o mujer que no soportamos algún día cambiará y que nuestro trabajo que es una puta mierda, algún día me jubilaré.

Yo hace muchos años descubrí que con mi guitarra podría alimentar y no tener jefes. Y sé que jamás voy a volver a tener ningún jefe. Si el grupo no funcionase, tocaría en bares todas las noches para comer de lo que me gusta hacer.

No tener jefe y hacer lo que a mí me da la gana, es lo que a mí me llena. Cosa que voy a hacer toda la vida, hasta que me muera.

Por lo tanto, el secreto del éxito, es hacer lo que te gusta .

.- ¿Hay que vivir dentro de la Ley de cada uno o de la Ley que nos recomiendan los demás?

Desde luego que dentro de la ley de cada uno, no de la que nos recomienden los demás. Es un poco ampliando la pregunta anterior.

.- ¿Cuál es tu palabra favorita?

Espaguetis. Es que es mi comida favorita, por lo tanto mi palabra favorita.

.- Una reflexión para los lectores del blog.

Me gustaría que todo el mundo apagase la televisión, los móviles, dejáramos de leer los diarios y todo el mundo se pusiera a hacer lo que realmente siente que tiene que hacer.

Ponernos a hablar con el de al lado y a disfrutar, que realmente se parase el mundo. Que se parase la bolsa, que se parase todo.

 

Defreds: “Haz lo que te haga feliz”.

Hoy dentro de la sección “Conversaciones con…” es un placer presentar a Defreds.

Me acuerdo, no hace muchos años, que tenia la carpeta cuando iba al colegio como a la ,universidad llena de frases de amigos y amigas. Cuando la abrías sonreías, te acordabas de esa persona y seguías adelante. O quizá recordabas momentos con ella y le llamabas por teléfono.

A día de hoy, las frases de aliento, motivación, de amor y desamor siguen en nuestras vidas, en forma de imágenes en las Redes Sociales.

Guste o no nos guste, nos parezca una chorrada o no, los seres humanos necesitamos el aliento e inspiración, de compañía. Sentirnos reflejados en los demás y pensar que no estamos locos.

Y es lo que hace José A. Gomez Iglesias, conocido como Defreds. Dicen que es una de las caras más visibles de esta hornada de nuevos poetas. Poesía que dice que él no hace, sino que escribe lo que siente. Que la poesía es mucho más de lo que hace él.

Pero en un mundo de envidiosos, denostan un trabajo de constancia, esfuerzo, pasión e ilusión que lleva realizado desde más 5 años cuando empezó a escribir lo que sentía. Cosa que sigue haciendo a pesar de las criticas y demás. Y ni siquiera sin preguntar ni conocer su trabajo, el bien que hace a los demás, ya lo tildan de “basura”. Creo que más de 1 millón de personas que tiene en todas sus redes no opinan lo mismo.

Su último libro se llama “Sempiterno“. Pero además ha publicado “Con un Cassette y un boliBic“, “Cuando abras el paracaídas” , “Casi sin querer” o “Historias de un naufrago hipocondriaco, entre otros libros, que sin más publicidad que sus redes sociales, provoca que sus firmas de libros sean de horas y colas interminables.

Hace unos días tuve el placer de hablar con él antes de una firma de libros.

Para mí es un claro ejemplo de que el éxito, es estar en coherencia con uno mismo, haciendo lo que sientes que tienes que hacer. Que tu felicidad es darte a los demás haciendo lo que sientes y quieres hacer, obviando lo que dicen los demás. Llegarán a un destino o no tus acciones, pero sobre todo te demostrarán a ti mismo que eres capaz de hacer más cosas de lo que crees y que los “no puedo”, sólo están en tu cabeza si la pasión e ilusión te guían.

Gracias Defreds, por tu inspiración,  escucha, empatía, y aliento siempre. Podéis conocer más su trabajo a través de Facebook, Instagram y Twitter.

.- ¿Qué es la poesía para alguien que no la conozca?

Algo que no hago yo. Eso es seguro.

Hay mucha gente que critica esta nueva ola de poesía. Y a mí como ojo candente, hago algo lo más alejado de la poesía, renegando de ello.

¿Me meten en las secciones? si. ¿Lo puedo evitar? No.

Si me preguntan , siempre digo que yo no escribo poesía. Pero la gente se apunta al tanto, diciendo “Estos poetas de mierda de ahora…”. Y yo más que negarlo, no puedo hacer otra cosa.

¿Qué es lo que escribo yo? Pequeño regalos de cosas que me pasan, que me han pasado, que le pasan a la gente y me gusta escribirlos.

¿Qué haya alguien que quiera llamarlo poesía? Me parece bien. Pero poesía para mí es otra cosa mucho mejor

.- A través de los mensajes que recibes a diario,( más de 500), ¿Cómo ves a la sociedad actual?

Las redes sociales a día de hoy están en todos los lados.

Cuando yo empezaba a escribir en Twitter los primeros años, cuando salió mi primer libro, las redes existían pero no tenían el boom que hay ahora. Si el primer libro hubiera salido ahora pues igual, con tanta gente que escribe parecido o igual no hubiera llegado a tanta gente.

En su momento, me gustaba hacerlo. Lo hacía porque me lo pasaba bien y así empezó todo.

La gente tiene sentimiento. Se pasa mucho tiempo en redes. Con sus preocupaciones, sus amores, igual que antes. Se nota que hay mucha soledad. Hay gente que se refugia en leer, que se refugia en las redes , en textos que escribe. Y además noto que hay gente que se lanza a compartir sus textos conmigo.

No veo que la juventud esté cambiando para mal. Tiene sus cosas buenas o malas. Pero hay cosas que son inevitables, como es que se enamoren. Cosas que van a pasar ahora y dentro de 30 años.

.- ¿Qué piensas cuando ves más de 600.000 seguidores, por ejemplo en Instagram?

Creo que los tengo, porque nunca quise tenerlos. No pretendí tenerlos cuando empecé.

Yo me acordaba cuando tenía 1.000 seguidores, que me alegraba, y me alentaba a seguir porque era lo que me gustaba. Pero llega un momento que la cosa empieza a crecer sola.

Yo creo que tengo la suerte de no tener un crecimiento explosivo, por salir en televisión por ejemplo.  Siempre ha sido un crecimiento poco a poco. Para mí eso quiere decir que la gente llega poco a poco. La gente va hablando de mis libros poco a poco. Además es que más allá de mis redes, no tengo ninguna otra promoción, la verdad.

Yo me lo paso bien. Y si me preguntas que representan 600.000, te digo que es una cifra que jamás pensé que tendría . Pero te digo que si al mes que viene hablamos, y tengo 700.000 seguidores, te seguiré diciendo lo mismo,  que lo disfruto como lo hacía el primer día. Eso si, es algo que me da pena el no poder responder como hacía antes a todos los mensajes, ya que no me da el tiempo. Es algo que me duele  Aunque contesto más de lo que debería , ya que también tengo otras obligaciones como mi familia.

.- ¿Qué nos has olvidado de tus principios?

Sobre todo, que mis textos no son inventados. No me he subido a ningún carro, ni a ninguna moda. Porque hay muchos temas de los que ahora la gente escribe, porque se cree que venden mucho . Pero yo hago exactamente lo mismo que hacia 5 o 6 años.

El tiempo pasa también para mí. Los temas evolucionan. Unos cambian, pero de esencia no ha cambiado nada.

Solo soy una persona normal que escribe las cosas sencillas para unas personas, y para otras seré simple.

Si empezará a cambiar los temas, no me interesa. A quien le guste, genial. Y a quien no, también. Las criticas las tengo iguales que antes, pero multiplicadas ya que hay muchos libros vendidos.

.- ¿Cómo te enfrentas a una hoja en blanco?

No suelo. ¿Y sabes por qué? Porqué no soy una persona de sentarme y decir, “voy a escribir”. No me sale así.

Si me ha pasado algo, me pongo a escribirlo. Este tema me lo ha contado mi hermano y me siento y lo escribo. Pero eso de quedarme delante de un folio y escribir por escribir, no va conmigo.

Si lo fuerzas, eso se nota. Quizá el texto mejoraría, pero no sería yo.

Yo siempre digo, que sea malo, simple, cutre o te parezco bonito, es siempre mío. Es algo que no puedo cambiar, porqué se notaría mucho.

.- ¿Crees que todos somos creativos?

De una forma u otra, SI. No todo el mundo para lo mismo. Pero todo el mundo tiene sus creaciones personales o mentales.

Todo el mundo tiene sus momentos de pensar, aunque no lo plasme en un folio, por ejemplo. Es cierto que a unas personas se les da mejor empatizar con unas cosas en relación a otras personas que les pasa menos. Algo que suele marcar la diferencia.

Pero como creativos , pienso que si. No todos al mismo nivel.  Hasta yo mismo no creo que tengo ese nivel. Pero si tengo la capacidad de ponerme en la situación de las demás personas o en la mía propia.

.- ¿Cuál es tu concepto de éxito?

Estar tranquilo. No volverte loco. Disfrutar con lo que haces.

Yo te puedo afirmar, que esta firma que voy a hacer de unos momentos, que quizá sea la 75 en mi vida, en Zaragoza, me la tomo con la misma ilusión que la primera. Evidentemente con menos nervios, ya que sé llevar la situación, pero no ha cambiado la situación.

Ser feliz, mantener las cosas que hacía antes, hacerlas ahora, aunque haya algo diferente. No volverme loco y si puedo ahorrar un poco, ¿Qué mayor felicidad puede haber?

Para mí tener una vida tranquila, es un éxito total. Y no creas que hago cosas diferentes a las que hacia antes, para nada.  Esto viene y va. Igual que viene, se va. Me uno a esa suerte, el tiempo que pueda, y con eso estoy conforme.

Yo siempre digo que todo esto alguna vez se acabe, desde luego que si. Pero todos estos años que he disfrutado o disfrutaré, no me los va a quitar nadie.

.- ¿La soledad es la pandemia del siglo XXI?

La gente está más sola de lo que parece.

Hay mucha gente que quiere hablar con alguien, y no tiene con quién. Estamos además en una época en el que el postureo, el aparentar es muy importante. Y creo que hay más soledad que antes.

Unas veces buscada y otras te toca. Es una pena.

Desde mi posición, me sorprende la gente  que te quiere contar cosas, porque no tiene a quién contárselas. Y contársela a alguien a quién lee le resulta un alivio y una tranquilidad.

Evidentemente los ratos de soledad buscados, son una autentica maravilla. Todos necesita un momento de mirar al techo. Pero cuando la soledad y tu día a día ,son irremediablemente solitario ya que no te queda otra , considero que es una cosa muy dura. Y que vive mucha más gente de lo que parece.

Todo el mundo habla de lo bien que se lo ha pasado, de las fotos que sube a Instagram, pero luego ves mucha soledad y muchas mentiras.

.-¿Qué poder tiene el ayudar a los demás a través de lo que hace uno?

Yo recuerdo que me llevaron a Madrid un día del año pasado. Había gente de la editorial. Pero cuando me quedaban como 15 personas para terminar la firma de libros, me vino alguien de Planeta y me dijo: “Mira Cesar Brandon ha venido a saludarte”. Y la verdad que no lo sabía quién era.

Él estaba aún en “Got Talent“, todavía no había ganado el premio. Y yo, que veo poco la televisión, no sabía quién era. Le saludé. Y al instante me dijo: “Tú no te acordarás pero hace 2-3 años, te escribí a Instagram. Te comentaba que me gustaba mucho escribir y no sabía si dejarlo o no ya que me encontraba desanimado. Y tú me dijiste que no lo dejará. Que escribir siempre tiene algo bueno. Que hacer las cosas siempre tenían algo bueno. Y que cuando las cosas cambiasen te lo agradecería en persona.” Y así lo hice. Me pareció un gran detalle.

En algunas entrevistas, ha dicho que me leía y se lo agradezco. Algo que seguro, la mayoría de la gente no hubiera hecho nunca.

.- ¿Qué dirías a aquellas que quieren vivir el principio de un comienzo?

Que lo intenten. Que lo intenten siempre. Y si les gusta hacer algo, que lo hagan. Y lo sigan haciendo. Aunque eso solamente sea para ti mismo.

A lo mejor piensas que no te va a llevar a ningún lugar, pero si te mola, hazlo.

Yo siempre pienso, que si hace 5 años, hubiera dejado de escribir porqué mis amigos pensaban que no valía para nada o pensaban que era una mariconada, no tendría todo esto. Yo lo hacía porque me gustaba. Y lo seguiré haciendo. Pero cuando me decían que salía la 2º edición del libro o cuando salió el 1 libro, me lo pasaba genial.

Haz lo que te haga feliz. Si las cosas te sirven para algo, fenomenal. Y si no, lo habrás disfrutado.

Lo más importante en la vida, es quedarte tranquilo con lo que haces. El irte a dormir, acostarte tranquilo por haber hecho lo que sentías que tenías que hacer, es algo que te apuesto que no todo el mundo puede.