¡¡Harto de lo politicamente correcto!!

“Lo políticamente correcto casi nunca es literario” decía Ana María Matute.

No es la primera vez que lo digo bien alto ni tampoco es la primera vez que hablo de ello, pero si tengo que repetirlo, lo hago:

ESTOY HARTO DE LO POLITICAMENTE CORRECTO.

Y tranquilos, no pienso hablar de política ni nunca lo haré en el blog, pero lo que estamos viviendo actualmente en el que siempre tenemos que tener en la boca lo políticamente correcto, ya roza niveles estratosféricos.

Ya no solamente con la política, con tus opiniones en conversaciones con amigos, opinando sobre artículos que ves en redes sociales o en cualquier situación en los que puedes compartir, más vale que tengas una opinión políticamente correcta, ya que sino se te echarán encima, más rapido que los leones en el Coliseum de Roma.

“Estás loco,…en estos momentos no puedes pensar así…Tenemos que ir todos a una…¿Cómo te atreves a decir eso de una persona que es un referente?…” Y muchas más lindezas que he oído decir a la gente y que me han dicho a mí cuando me han pedido una opinión sobre un tema.

¿Qué hay gente que les falta un tornillo escudándose en el anonimato de las redes sociales? Estoy totalmente de acuerdo. Pero lo que está haciendo la filosofía del políticamente correcto, en vez de unir a la sociedad, la está fragmentando aún más.

Al igual que el cerebro necesita tener toda la información que recibe fragmentada para su mejor gestión, lo políticamente correcto hace también lo mismo con la sociedad.

Nos fragmenta y sabe en cada momento en que bando estamos. Somos de un partido o de otro… Pensamos que tal “gurú” es un vendehúmos o podemos venderle porque cree en nosotros, estás a favor mio o en contra mía…sigues una moda o no la sigues, ves “juegos de tronos” o eres el raro que no la ha visto nunca..

O estás en un bando o estás en otro.

Y claro está, solamente está la verdad, la realidad de tu bando.

“El Madrid es el mejor… El partido color rojo ayuda más a la sociedad que el azul.. Nuestro gurú nos llevará al éxito y el otro gurú es una puta mierda, no lo oigáis…” Frases así que todos hemos oido en algún momento nos hacen creer que solamente existe la realidad que nos dice un canal de televisión, un lider politico o un influencer de Instagram.

Y que yo sepa, hay tantas realidades, verdades, vidas como personas hay en este mundo. Pero aún así seguimos creyendo que solamente existe una verdad, la que nos espeta nuestro “GRAN LÍDER”.

Este “políticamente correcto” en todos los aspectos de nuestra vida, está matando muchas cosas buenas que tiene el ser humano y más que más , en estos momentos, necesitamos urgentemente.

EL PENSAMIENTO CRITICO.

Esta sociedad le falta pensamiento crítico. Ahora todo el mundo habla que el mundo va a cambiar, que todos seremos más generosos con los demás, que las empresas cambiarán, que habrá otro tipo de liderazgo… Se nos llena la boca ideando un nuevo mundo ideal como diría Disney. Pero sin pensamiento critico, todo lo que hablemos se quedará en agua de borrajas.

Podemos hablar de muchas cosas, podemos diseñar el futuro de las empresas, de la sociedad, pero si no empezamos a reconocer los fallos que hemos cometido, lo que no hemos hecho y deberíamos haber hecho, sino empezamos a reconocer nuestros fallos desde la humildad y a escuchar a otras personas que piensan diferente a nosotros… Ya podemos hablar de un mundo ideal, que seguiremos haciendo lo mismo que hemos hecho hasta la fecha

Creo que el principal valor de una persona que realmente quiere avanzar en la vida, en cualquier aspecto, tiene que ser el pensamiento critico y la humildad.

Humildad para reconocer que somos seres humanos, que todos nos confundimos y que siempre seremos mejores si se unen más personas, con diferentes ideas con un mismo objetivo.

Pero eso de reconocer que la hemos cagado, como que no va con esta sociedad.

Y otra cosa que se está cargando este “políticamente correcto” es la CREATIVIDAD.

La creatividad es la visión diferente que cada uno tiene de un tema en concreto.

La creatividad es el principio del comienzo para la innovación, para la disrupción, para romper limites, para avanzar.

¿Qué creatividad vamos a vivir, si no se nos permite o recomienda que pensemos de forma diferente?

¡¡NINGUNA!!.

Aunque todos tenemos ideas para mejorar, para innovar en cualquier aspecto de nuestra vida, ¿Por qué opción acabamos optando? Por la de callarnos, porqué desde pequeños siempre nos han dicho que nos irá mejor la vida siguiendo las leyes, obedeciendo a las personas de poder , que saliéndonos por la tangente. Además que no se nos olvide que si lo hacemos, los demás nos rechazaran y se pasa mucho frio en la soledad más allá de las murallas que el “rebaño” ha construido”.

¿Por qué creemos que no somos creativos? Porqué la presión de los demás, los comentarios que vierten sobre nosotros, entre otros muchos factores, hacen que pesen más sobre nosotros y creamos que nuestras ideas nunca ayudarán a nadie, ni a nosotros mismos.

Estamos bloqueando el avance. ¿O es que tienes todas las ideas tú?

Estamos bloqueando la posibilidad de aprovecharnos de las ideas de otras personas para avanzar, de tener experiencias que jamás hayamos podido vivir hasta la fecha…Y todo por miedo a escuchar, a ver , otras cosas que son diferentes a las que hemos estado oyendo y viendo hasta este momento.

De pequeños nos decían que suspendíamos el examen si nos salíamos de las líneas de puntos para hacer letras. De mayores nos dicen que si no somos políticamente correctos, nos sacarán “del rebaño”. Y mientras tanto piden originalidad, creatividad, ideas , innovación , disrupción, pero eso si, sigue lo establecido, sigue las normas y no levantes la voz.

¿En qué quedamos?

¿Mi recomendación? SIEMPRE CON RESPETO, PERO SIEMPRE SE TÚ. Si te dicen que eres políticamente incorrecto, no te preocupes, está hablando los miedos de los demás, cuando en tu situación está hablando tu corazón y actuando en coherencia.

Y sobre todo, todo aquella persona que te diga que seas políticamente correcto, lo que te está diciendo no es que no digas lo que piensas, sino yo te lo traduzco: “SE SIEMPRE TÚ MISMO“.

¿Estás harto de lo políticamente correcto?

 

 

¿Te anticipas o sucumbes?

“Piensa con anticipación. No permitas que las operaciones diarias desvíen la planificación”.

Las personas se dividen en dos:

.- Las que se anticipan

.- O las que sucumben.

¿Y tú de cuál eres?

Vivimos pensando que somos inmortales. Que a nosotros ni a nadie de nuestra familia nos puede pasar nada. Y bueno, que tenemos todas las herramientas para salvar cualquier incidente que nos pueda pasar. Tenemos seguros, tenemos amigos, tenemos un teléfono… Pero ha venido algo como este virus, y nos ha demostrado, que la anticipación es una parcela pendiente de nuestra vida. Pero sobre todo, que no prevemos nunca nada.

Somos adictos a las rutinas. No tenemos miedo no al mañana, sino a la mañana siguiente, porque pensamos y así creemos que será como lo hemos establecido.

Nos levantaremos. Haremos un cariñito a nuestra pareja. Haremos el amor si da tiempo. Y corriendo para el trabajo. Depende cómo abra la puerta el jefe sabremos si tendremos un buen dia o no. Recibiremos la llamada del cliente pesado de turno. Y luego por la tarde, quedaremos con los amigos a tomar algo. Volveremos a casa. Le daremos un beso a nuestra pareja nada más dejar los zapatos. Cenaremos. Veremos el capitulo de la serie que estemos viendo. Y vuelta a empezar.

¿Qué estamos previendo? ABSOLUTAMENTE NADA.

Somos seremos humanos adictos a la seguridad. Nos gusta creer que tenemos en nuestro poder el devenir de nuestra vida. Y te lo vuelvo a repetir. por mucho que creías que todo iba bien, ¿Qué ha ocurrido en tu vida con este virus?

¡¡QUE TODO SE HA PUESTO PATAS ARRIBA!!.

Sé que muchos estaréis pensando, “David, a toro pasado, todos son buenos toreros“. Y al igual que pasa cuando juega la selección de futbol de tu país en la que todos nos convertimos, a toro pasado con lo que estamos viviendo, todos son expertos en muchas cosas pero aún así la gente se sigue muriendo.

El mundo es inestable. Y no estoy hablando de guerras ni cosas parecidas. Nuestro mundo siempre ha estado impregnado por la incertidumbre. Hemos vivido una falsa ilusión de seguridad. Y es cuando de repente te dan una ostia en forma de ” tu novia te deja”, te “despiden del puesto de trabajo que tenías fijo” u ostia llamada virus, cuando te das cuenta, QUE NO HAY NADA SEGURO EN LA VIDA POR MUCHO QUE LO CREAMOS.

Nuestro cerebro quiere seguridad. Etiqueta todas las experiencias que tenemos de una manera u otra. Algo que hace para actuar de forma más rápida, es decir para actuar ” con piloto automático”. Nos hace no pensar. Y así, agradecidos a que no queremos pensar, esforzarnos, pasamos los días.

¿Qué anticipación estamos provocando en nuestra vida? ¿Estamos preparados para los imprevistos?

¡NOO!!.

Odiamos la incertidumbre. Nos tapábamos debajo de la cama, ante cualquier cosa que tenga una pizca de incertidumbre, de algo que no podamos dominar, de novedad. Gritamos a los 4 vientos que no nos lo merecemos, que somos unos desgraciados y esperamos a ver quién puede ayudarnos.

Nos dejamos llevar por la vida, por las circunstancias, cuando en realidad las cosas no deberían ser así.

No te estoy diciendo que nos tenemos que convertir todos en adivinos para adivinar el futuro.

No te estoy diciendo que ahora tenemos que ahorrar previendo que puedan venir nuevas catástrofes como la que estamos viviendo.

No te estoy diciendo que ahora tengamos que vivir con miedo al futuro.

Solo te estoy diciendo que te respondas a una pregunta:

¿QUÉ HERRAMIENTAS TIENES EN TU PODER ANTE LOS IMPREVISTOS?

Si la respuestas en Ninguna. Ya me puedo imaginar cómo estarás viviendo este confinamiento que estamos viviendo: con miedo, adicto a las noticias y al número de muertos que hay en tu país, pensando en el futuro de una forma negativa….¿Me confundo?

¿De qué estoy hablando cuando hablo de anticipación?

1.– Saber que en la vida nunca hay seguridad absoluta. Y con ello tenemos que vivir.

2.- Saber que de un día para otro las cosas pueden cambiar. Y que no hay que apegarse a nada. Lo que hoy está , mañana quizá no.

3.- Crear tu propia seguridad. No la que los demás dicen. Porque ya ves lo que está pasando, que ha arrasado con todo. Sino la tuya propia. Porque luego veremos empresas o profesionales que salen fortalecidos de esta hecatombe. ¿Y por qué? Porque han sido precavidos, han diseñado su seguridad, que no les ha afectado tanto como los demás.

4.- Diseña tu futuro. Diseña tus condiciones. Diseña tus planes A,B,C, D…. y los que hagan falta…Porque hasta la fecha has estado ni gestionando un solo plan, sólo te has dejado llevar por las circunstancias. Y luego vienen los lamentos.

5.- Quizá no haya ningún imprevisto en tu vida y me alegraría por ello. Pero si te anticipas, te estás haciendo cargo de tu vida. Estás diseñando tus circunstancias, estás creando tu felicidad , presente y futura. En definitiva, estás liderando tu vida y no dejando que sean los demás quienes lo hagan por ellos.

6.- Son ellos mismos. NO uno más. Sino es una muestra de que son ellos mismos, haciendo y sintiendo lo que sienten. Y si no es lo mismo que los demás esperan y quieren, es su problema. Están liderando su vida, son auténticos, son únicos.

7.- Nunca des nada por supuesto. Porque al 99% puedes estar equivocado. No hay nada seguro. No hay nada fijo, nada es para ti. Si no das nada por supuesto, estás creando en todo momento , estás impulsando tu creatividad, tu forma diferente de ver la vida. NO TE DUERMES EN LOS LAURELES.

A partir de ahora, vamos a vivir mucha más incertidumbre en todos los campos de la vida, personal, profesional, de salud… Y la única manera de hacerle frente , será siempre anticipándose a ella.

¿O es que quieres sucumbir a la misma?

 

¿Tienes una vida en Modo Inercia?

“Los deseos se estrellan contra la inexorable inercia del silencio” decía Ernestina de Champourcin

¿Quién no ha dicho frases como: “Sin darme cuenta ya ha pasado una año…¿Cómo puede pasar el tiempo tan rápido?…La verdad que no sé que hago con el tiempo, se me escapa entre las manos…”?

TODOS.

Cuando nos damos cuenta, cuando paramos de la vorágine que llamamos vida, nos damos cuenta que ha pasado el tiempo más rapido que un chasquido de dedos.

En ese momento, ocurren dos cosas:

  • Empezamos a echar la vista atrás viendo todo lo que hemos hecho, vivido y experimentado. Recordamos las cosas que no hemos y nos habíamos propuesto hacer.
  • Y seguidamente miramos al frente, y decimos: “Bueno hay que seguir adelante, que las cosas continúan y ya tendremos tiempo”.

Y así ocurre una y otra vez en la vida de muchas personas.

Se lamentan de lo que pudo ser si lo hubieran hecho y piensan que seguro que habrá otra oportunidad, otro momento mejor, unas circunstancias mejores para poderlo hacer realidad.

¡¡DESPIERTA DE UNA PUTA VEZ, POR FAVOR!!.

Y lo siento por ponerme así, pero vives una vida de inercia, no de felicidad, ilusión y paz contigo mismo.

Nos han enseñado que la felicidad, es tener una vida llena de inercia.

Vas al colegio Tienes amigos en la universidad. Tienes un trabajo. Rezas para que no te echen del trabajo, por no hablar de la “obligación” de tener pareja con cierta edad y poner tu granito de arena para que la natalidad del país no siga bajando sin parar.

Cuando ya hemos cogido la marcha, pensando que estamos viviendo una vida “normal”, de felicidad y paz, lo que estamos haciendo es sobreviviendo en una inercia que nos provoca no pensar, sentir por nosotros mismos. Y por no hablar de nuestros sueños, ¿Por qué son tuyos o estás siguiendo la moda de turno por que crees que así llegarás al éxito que te mereces de forma rápida e indolora?

Como bien dice Arancha Ruiz, el gran virus de esta sociedad y en el mundo profesional es la inercia.

¿Por qué?

Porqué nos estamos dejando llevar por los deseos de los demás, por las opiniones de la gente que nos rodea, por las presiones de la sociedad…. Y acabamos optando por dejarnos llevar.

Si es lo que tú quieres, GENIAL. Felicidades. Si tú estás a gusto como estás. OLE TÚ. VIVA LA MADRE QUE TE PARIÓ.

No tienes problemas, crees que eres feliz, estás tranquilo, en paz y en coherencia con tu vida, pues GENIAL.Es la vida que soñabas, ¿Verdad?

Si has contestado sincero y no has dudado ni siquiera un milisegundo, FELICIDADES. ERES UN SER DE PROVECHO.

Pero el problema es que hayas dudado ese segundo.

¿Qué ha pasado?

Que tu inconsciente, intuición, esos sueños que siempre has ocultado debajo de excusas, esos pensamientos de “Seguro que tendré tiempo más adelante…Seguro que será mejor que lo deje pasar, total no estoy formado en lo que requieren…Seguro que era una tontería imposible a la que nunca llegaré por mi edad…” por tu descuido los has dejado salir a flote y han empezado a removerte por dentro.

Es el principal síntoma de que te has dejado llevar por la inercia. Por el qué dirán, por los imposibles y dando más poder a los demás sobre tu vida que a ti mismo.

¿Cómo romper con la inercia?

1.- Para

Te lo habrán dicho miles de veces, vive el presente, para, mira a tu alrededor, y ciento de cosas asi… Pero es que es la verdad. Si no paras, ¿Qué estamos haciendo? Seguir la rutina, lo establecido, a lo que te has comprometido o te han comprometido y no está acorde con tus valores.

Mientras no pares, siempre habrá alguna parte de ti que estarás dejándote llevar por la INERCIA. Porque no voy a hacer daño , porque no quiero crear mal entendidos, por lo que sea…estarás haciendo cosas que las haces por inercia.

2.- El pasado es eso, PASADO.

Seguro que empezarás a hacerte pajas mentales y a reprocharte porque hiciste lo que hiciste. La perdida de tiempo en esa relación, preguntándote ¿Por qué fui tan tonto con ese trabajo y proyecto?….Bueno miles de preguntas y tonterías que lo que pretende tu ego es que venga alguien a curarlo y lamerte las heridas.

Vuelve al punto 1, PARA.

Es lo único que tienes ahora, el presente. El pasado está para aprender de él y dejarlo marcha. El futuro no existe, porque no tienes poderes para dominarlo ni crearlo a tu disposición.  Así que , para, siente, piensa y crea si no quieres seguir con esa inercia que te ha llevado la vida.

3.- ESCÚCHATE.

Escúchate. Si quédate en silencio. Escucha lo que dice tu corazón. Y aquello que te haga sacar una sonrisa, adelante.

4.- UN PASO ADELANTE.

No corras. Como dicen los padres, no quieras correr antes de empezar a andar. Da un paso hacia lo que sientes que quieras sea tu vida a partir de ahora. No corras, no se trata de la cima, se trata del camino. Del aprendizaje, de la experiencia, de tu sentir, de tu vivir.

DE SER A PARTIR DE AHORA , TÚ QUIEN MARQUE LA VELOCIDAD EN TU VIDA.

Dejemos atrás la inercia, el piloto automatico y la mediocridad, y cambiemosla por ser nosotros quien metamos a partir de ahora las marchas que queramos en nuestra vida.

¿Te apuntas?.

 

¡¡No existe la locura!!

Todos son locos. Pero el que analiza su locura, se llama filosofo” decía Ambrose Bierce.

Estoy muy cansado. Y siempre pienso que el día que dejaré de escribir, será el día que no oiga tonterías por la calle. Por no hablar de cuando se enciende la televisión para ver las noticias.

Recientemente hablaba con uno de los directores creativos más importantes de este pais, Alex Blanco, sobre la locura. Y los dos estábamos pensando en lo mismo:

LA LOCURA NO EXISTE.

Ofreces a empresas eventos diferentes. Sabes que la gente quiere y reclama cosas distintas. Estamos cansando siempre de lo mismo, siempre de escuchar lo mismo.

La gente quiere emociones diferentes. Quiere que se le enseñen cosas que no ha visto hasta la fecha. Quiere la novedad, ama lo diferente.  Estamos cansando siempre de lo mismo. Y aunque no lo exprese, porque si lo haces, te dicen que tienes que conformarte con lo que tienes, que no tengas pajaritos en la cabeza, no vayas a perder lo que tienes ya , el estatus que has conseguido…En el fondo el ser humano es un ser de novedades, de innovación.

Pero la locura, al igual que otras muchas palabras que he ido comentando, los años, la experiencia y la presión de los demás, hacen un cocktel explosivo que al oírlas, salimos corriendo de todo que suponga locura.

Creemos que la locura es algo imposible, algo inaudito, extraño, que no podemos dominar…algo de lo que tenemos que salir corriendo o pensar en otra cosa, ya que si expresas esa idea, ese deseo, sabes que lo primero que harán será mirarte raro, pensar qué te has caído del algún sitio y luego ya la confianza que tenían en ti, se irá perdiendo, porque estas peor que las maracas de machin.

Tienes dos opciones.

Optas por callarte y seguir tu vida, porque no tienes confirmación que esa locura vaya a salir bien. U optas por hacerla sin que nadie lo sepa, porque ya sabes lo que te dirán, lo que intentarán, quitarte la idea de la cabeza. Y has aprendido que solo hay una vida y quien lidera tu vida, eres tú, siempre y cuando no hagas daño a nadie.

Nos han enseñado que hacer locuras es malo, es contraproducente para nuestra salud mental y de estatus delante de la sociedad. Al igual que la creatividad es para los tocados con una varita mágica, por lo tanto nosotros nunca podremos crear nada, las locuras son para los locos, para los extraños, los raritos, los parias de la sociedad, a los que se le mira raro por la calle.

¡¡Cuántas cosas cambiarían en el mundo si antes de etiquetar a los demás , preguntáramos!!.

¿Quién está suponiendo que algo es una locura?

LOS DEMÁS.

¿Por qué?

Porqué antes de ni siquiera darle una oportunidad, de que la persona se explique, de ver las posibilidad de que sea idea, de ese deseo se pueda hacer realidad, de hacia donde nos pudiera llevar si lo pusiéramos en marcha, lo primero que hacemos es etiquetarlo como una LOCURA.

¿Pero cuándo es una LOCURA?

  • Cuando es algo que no has hecho u oido hasta la fecha.
  • Cuando es algo que rompería tu rutina, lo establecido como normal por ti y por los demás.
  • Cuando rompes los esquemas a los demás y los deseos que tenían para ti.
  • Cuando te motiva mucho, te pone y aunque sabes qué no sabes por donde empezar, te superan las ganas que no seguir viviendo la vida que estabas viviendo hasta la fecha.

¿Qué locura ultima hay en tu vida? ¿Concuerda con alguna de estas características?

Por lo tanto cuando nosotros mismos nos sentimos enfrente de un pensamiento u oportunidad que pensamos que es una locura, lo que hacemos es compararlo con lo que habíamos hecho hasta la fecha, con nuestra vida y sus posibles consecuencias en la misma.

Siempre lo digo y siempre lo repetiré: ¿Eres un afamado astrologo que sabes lo que va a pasar al 100% de las situaciones?

Me juego contigo lo que quieras, que NADIE sabe al 100% lo que ocurrirá, ni tú. Es nuestro miedo, nuestro ego quien nos está hablando y diciendo: “Es una puta locura, déjate de chorradas chaval y sigue como estás que estas viviendo, tranquilo y no jodas lo que has conseguido hasta la fecha”.

Y como no sabemos si lo conseguiremos o no, optamos por no intentarlo y tacharlo de locura, antes de saber el resultado verdadero de la oportunidad.

Hay ideas locas. TODOS TENEMOS, aquellas que se salen de lo establecido por nosotros como normales. Pero ¿Por qué los demás consideran como locas nuestras ideas?

Decía Alex por diversas razones:

  • Quizá no es el momento de ponerla en marcha, por X factores. Yo años antes ideé un congreso que era una locura y no se realizó, pero años despues con la misma idea, se hizó realidad durante 3 años seguidos.
  • Quizá esa persona no sabe ni quiere saber de lo que le estás hablando. No sabe que está contratando a una persona que tendrá un nombre, pero nada de contenido. Para él , lo que no conoces es una locura, aunque luego los resultados diametralmente distintitos una opción y la que tú le has ofrecido.
  • Porque a lo mejor las consecuencias pueden ser muy negativas. No estoy a favor del positivismo radical que se muestra en redes sociales, pero tampoco del negativismo porque si. Me gusta la locura, lo diferente, pero también soy sensato y sé que algunas ideas, nos pueden llevar a comerte una de las tonterías más grandes del mundo con consecuencias nefastas para uno mismo.

TODA LOCURA NO SIEMPRE ES BUENA, NO LO OLVIDES.

Así que recuerda:

  1. No hay locuras. Solo son pensamientos de los demás en coherencia con su forma de ser. Otra cosa es que tú no los hayas oido nunca ni se te ocurrirían ni por asomo.
  2. Toda locura no te lleva al éxito asegurado. Pero te enseña caminos que hasta la fecha desconocías y que se están abriendo a ti.
  3. Será una locura para los demás, pero ya estás haciendo algo más que ellos. Expresando lo que sientes, lo que piensas, tus metas, tus objetivos. Por los que tienes ilusión y muestras tu originalidad, tu curiosidad. Estás queriendo crear tu propio futuro mientras los demás, siguen el que les imponen los demás.
  4. A todos se nos ocurren locuras al cabo del día.  Lo que diferencia el éxito de la frustración por la vida que llevas, es darles una oportunidad a las mismas. De ti depende.

LOS LOCOS NO EXISTEN. SOLO SON PERSONAS ETIQUETADAS POR LOS DEMÁS, QUE LUCHAN POR AVANZAR FUERA DE LA MEDIOCRIDAD.

¿Crees que existen las locuras? ¿O sólo expresas lo que sientes? ¿Son los demás que expresan su miedo y lo llaman locura, cuando en realidad quieren decir, “me encantaría hacerlo como tú lo vas a hacer”?

 

El poder de lo Cuqui y del Brilli Brilli.

Adelante. Cae. El mundo se distinto desde el suelo” dice Oprah Winfrey.

Recientemente me encontraba en una librería un libro que se titulaba “El poder lo cuqui“.

¿Por qué estamos en una sociedad en la que se promulga los filtros de Instagram de lacitos rojos? ¿Por qué estamos en una sociedad en la que se promulga, exalta y aplaude el mundo del brilli brilli? ¿Por qué estamos en un mundo en el que nos hace gracia las palabras en diminutivo y apostamos por una felicidad impuesta?

Eran algunas de las preguntas que me han surgido mientras ojeaba el libro. Porque la verdad nos encontramos en una sociedad así. Pero ya no solo en una parte de la sociedad, sino también lo vemos en el mundo empresarial.

¿Por qué nos encanta todas estas tonteriitas?

PORQUE NO NOS GUSTA VER LA REALIDAD COMO ES.

La verdad que ver a gente de mi edad y a veces mucho más mayor, decirme que tengo que brilli brilli durante todo el día para iluminar mi camino de la vida, me da mucho miedo. A la vez que me inquieta hacia donde va la sociedad.

Toda esta jerga nos hace volver a esa niñez que muchos tienen olvidada. A esa jerga con nuestros amigos en los que se nos pasaban los días jugando a polis y a cacos, diciéndonos cosas que ahora mismo nos daría vergüenza decir y hasta con solo pensarla, nos pasa.

Volver a una época en la que las preocupaciones eran solamente a qué hora nos tocaba merendar y qué día íbamos a comer macarrones con tomate. Cuando a día de hoy, la preocupación es a ver si el cabrón del cliente me paga ya de una vez un trabajo que le hice hace 4 meses que llevo esos 4 meses comiendo macarrones con tomate.

Esta jerga, nos quiere volver “infantiles” no queriendo ver que ya tenemos 40 años y las cosas no son como nos las habían dicho.

¿Qué están graciosas los jerseys y camisetas de Pluto y del Pato Donald? Desde que luego que si. Yo soy fan acérrimo del Pluto y del monstruo de las galletas. ¡¡ARRIBA CON ELLOS!!. Pero ya hablar con una terminología de niños de 4 años a personas de 40 años, ya me parece, otra cosa totalmente opuesta.

Somos seres humanos, que aunque no te guste, no vas a poder volver a los 5 años cuando hablas así, TE GUSTE O NO TE GUSTE. Podrás hacer una gracia un día con tus amigos, (por favor que sean los íntimos y siempre diciendo que es una broma,  porque tu reputación está en juego), pero que veas una conferencia en la que se me impulse a hablar así, en una filosofía de vida del brilli brilli, de hablar a gritos y estar siempre alegre aunque mi vida sea una puta mierda, POR AHÍ NO PASO.

Luego está el meterte en redes sociales y encontrar artículos en los que se nos impulsa a través de tips a brillar en la empresa. Pero lo que no nos dicen, ante la desesperación de las personas en dichos momentos, que no a todos gustarán tus ideas, que no a todos gustará tu presentación, que lo que te ha ayudado a ti quizá a otra persona por sus circunstancias no le sirva…Pero seguimos haciendo creer que ir a trabajar, la misión única y exclusiva, es que tenemos que brillar como bombillas halógenas.

Luego están las ofertas en redes sociales, en las que se ofertan como  el mejor brilli brilli que te puedes encontrar para tu empresa. ¿De verdad? Si, de verdad. Ahora se pelean y todo por ver cuál es el mejor brilli brilli , el autentico. Como las denominaciones de origen en los productos,…En fin.

Déjate de querer brillar. Porque tanto deslumbre en vez de atraer, acabarás siendo rechazado por los demás. Ese brillar, significa la necesidad de aparentar, de ser algo que no somos, de que nuestro EGO necesita marcha, y todo por el éxito, por la necesidad de reconocimiento.

¡¡QUÉ PENA!!

¿QUIERES BRILLAR? DÉJATE DE COPIAR A LOS DEMÁS Y EMPIEZA A SER TÚ MISMO. Ya te aseguro yo que brillaras mucho y no necesitarás brillis brillis artificiales.

Soy una persona que me encanta todas las películas de Toy Story, que me encantan las chucherías, pero cuando estoy con personas ya sean amigos o personas con altos cargos empresariales, las trato como me gustaría me tratasen a mí, como personas que somos , no como niños que ya llevamos barbas y pelos en el sobaco.

Nos preocupa la educación de los milennials, de su falta de empatía, de cómo integrarlos al mundo laboral y ahora a nosotros ¿vamos a hablar como si tuviéramos 5 años?

¡¡DIOS MIO!!.

Mucha gente podrá decir: “David no seas tan radical, es simplemente un capricho estético. Una moda que se pasa como las demás…” Es una moda, pero te aseguro que conozco gente que va así por la vida pensando que como dice Frozen: “Estamos en un mundo ideal“.

Pero lo mejor cuando rebates con estas personas, su forma de ver la vida, te tildan de revolucionario, de mala persona o que eres negativo.

SEÑORES QUE YA TENEMOS EDAD PARA DEJAR DE  HABLAR COMO LOS TELETUBBIES.

Me he fijado que este tipo de personas, son personas que tienen miedo al cambio. Y que yo sepa el cambio es constante en la vida, TE GUSTE O NO. Pero ahora con la revolución digital, el mercado laboral, en vez de estar motivados, con ganas de descubrir qué es lo que nos depararán estos avances, realmente estamos cagados y con ganas de poderlos dominar. Pero como no podemos, lo que hacemos, es dominar algo que si podemos, ser niños con 40 años.

Yo no me meto si el brilli brilli o lo cuqui, es algo bueno o no para la moda. Si sienta bien o no, sino lo que representa.

Por lo que veo y he comentado anteriormente, no solamente está invandiendo también las redes sociales. Memes con Hello Kity, los blogs que hablan de ropa con Mickey Mouse, por no hablar de las marcas que tienen nombres Cuquis, como Apple o Secuoya.

Todo es muy cuqui. Y no te salgas del guión, porque si no estarás chafando el mundo ideal del mundo mundial.

Vemos lo cuqui como algo sagrado. Algo que es nuestro y que nadie nos podrá quitar. Algo que no nos será robado por los avances tecnológicos ni por el malvado ogro del guru de turno. Todo es cuqui.

Hablamos de una sociedad madura y mientras tanto nosotros con tartas de Hello Kitty. ¿De verdad?

No queremos comprometernos. No queremos comprometernos que somos NOSOTROS quienes creamos nuestra marca personal, que no por decir “brilli brilli” eres ya único o único, bueno si, lo serás porque la gente saldrá corriendo de ti.

La inocencia ya pasó. Tampoco te estoy diciendo que te vuelvas un cabrón. Pero un punto intermedio, POR FAVOR.

Estamos creando una sociedad infantil, sin firmes cimientos, en las que ningún ser es estable emocionalmente o ¿qué?

Esta muy bien reírnos de la vida, de lo serio. Pero creo que ya la gente se está empezando a cansar de las cursiladas, chorradas infantiles.

Esto es una forma de poder, de dominar las mentes de los demás, aunque lo rebocen de una forma infantil. Es una forma de atraer la consciencia infantil de las personas, para vender sus productos, servicios o formas de ver la vida. ¿Una forma legal de ventas? Desde luego, pero que está produciendo daños en las mentes de las personas, TAMBIÉN.

No me meto con las camisetas de Pluto, con las gorras de Miky Mouse o si te pones brillis en las pestañas, pero por favor, MADURA QUE ERES ES UN SER HUMANO CON VALORES y LA INFANCIA YA LA DEJASTE AÑOS ATRÁS.

 

 

¿Cómo construir tu propia religión?

“Las religiones, como las luciérnagas, necesitan de oscuridad para brillar..”

La religión es un tema candente actualmente.

Unos las veneran. Otros las rechazan. Pero hay otro tipo de personas, que gracias a las redes sociales en muchas ocasiones y a su afán de protagonismo, han creado, a lo tonto su propia religión. Por no hablar, de la religión que se observa estos días en los informativos de España con un problema político.

Seguro que conocerás a personas que siguen con devoción los libros, formaciones de ciertas personas. Y seguro que habrás vivido en primera persona, cuando habrás intentado rebatir algunas ideas de ese “profesional” la cara que te ha puesto su seguidor acérrimo. Si te hubiera podido cortar un brazo de un mordisco, lo hubiera hecho.

No sólo en el mundo laboral hay personas que han creado su religión, en la vida personal también pasa lo mismo. ¿O es que no has visto relaciones de pareja o de amistad, que una persona solo hace y dice lo que la otra persona dispone? Y no la intentes sacar de ahí, no quieras enseñarle otra realidad, porqué te dirá que el confundido estás tú.

Al igual que pasa con la prostitución de muchas palabras, pasamos de crear una tribu con un propósito, a una religión en la que todos deben tener alabanzas, cariño y obediencia a una sola persona.

¡¡Y QUÉ PENA!!.

He estado estudiando muchas “religiones” que se han creado durante el tiempo que llevo en redes sociales y observando al ser humano, y todas ellas tienen dos características:

  • Al líder, cuando se le toca un poco las “bolas”, te echa de su circulo porque no aceptas sus ideas sin rechistar. Es decir, lo que ha conseguido, ha sido por una moda, mintiéndose a si mimos y mintiendo a los demás. Y como es algo “endeble” no quiere que nadie le pueda mover su sillón.
  • Las personas que lo siguen , lo hacen por el deslumbre de sus focos, por la creencia que los llevarán al éxito, a la felicidad, al estrellato que no al estrellado, de la forma más rápida, sin esfuerzo  y sobre todo, para darle en los morros a los demás haciendo ver cómo les va la vida de bien.

Este tipo de religiones son como las modas, ACABAN PASANDO MÁS PRONTO QUE TARDE. No lo olvides.

¿Pero cómo se construye una religión en este mundo 2.0? ¿Qué pasos hay que dar para que los demás nos pidan entrar en nuestra religión?

Allá vamos.

.- Vender esperanza

En uno momentos donde la televisión anuncia que viene una crisis, en lo que en las noticias solo ves desastres, miedos y corrupción, la verdad que no hay esperanza para nada. No hay esperanza para seguir intentándolo, para seguir luchando , para seguir dando un paso más.

Pero ella esta persona y nos dice que todavía hay esperanza, que todavía es posible conseguir lo que siempre habíamos soñado. Que la felicidad solamente está a un dedo de nuestro alcance y que ellos, nos van a ayudar a conseguirlo. Otros te dicen que te llevarán a ser mejor que Steve Jobs a través de sus formaciones, por no hablar de los cursos exprés que te harán tener una marca con más poder de influencia que la del Papa Francisco, sin hablar de los inconvenientes, la realidad y la dureza, desde luego.

En estos momentos en que la televisión y todo el mundo, nos pinta un presente negro y un futuro aterrador, nos agarramos a cualquier clavo ardiendo que nos diga que la esperanza todavía hay. Sin dejarle acabar la frase, sin pensamiento crítico antes de hacer nada, nos lanzamos a sus brazos.

.- Elegir tu fe

Nos levantamos porque tenemos fe en algo. Unos tendrán fe en su santo, otros en su equipo de futbol, otros en que la chica que les gusta les diga hola… Pero todos nos levantamos gracias a una fe. Sin ella, el camino de la depresión , a la desmotivación, es más rapido que el que ha hecho la maratón en menos de 2 horas.

.- Invalida cualquier cuestionamiento

Todo cuestionamiento de tu verdad tienes que invalidarlo.

Toda persona que opine distinto a nosotros, tiene que ser echado de la “cuchipandi” a la voz de ya. Y sobre hacer llegar a todos los demás integrantes, que no le hagan caso, que está “Loco”, que lo que dice es mentira y que la verdad, la única verdad está dentro de nosotros. A nuestro amparo.

El único hogar, verdadero y en el que se sentirán como en casa, es entre nosotros. Fuera no hace más que frio, miedo, mediocridad y sin éxito.

.- Muestra un sacrificio

Toda religión tiene un sacrificio que te llevará al éxito, a la panacea, a vivir en el cielo antes que los demás. Unos te dicen que el sacrificio de vivir junto a él , será la consecuencia de alcanzar la felicidad juntos. Otros te dicen que el sacrificio de emprender tus sueños, con la meta de alcanzar a ser mejor que Steve Jobs y Elon Musk juntos.

.- Promete el cielo, ofrece el infierno

Como te he comentado anterior mente, te prometen el cielo. El cielo llamado éxito, felicidad, ascenso en la empresa. Pero antes de prometer tienes que ofrecer el infierno.

El infierno tiene nombre de soledad ya que los Directores de Recursos Humanos quizá no te entiendan, tus mejores amigas piensen que estás loca por lo que estás haciendo…Estarán ofreciéndote el peor de los escenarios para prometerte el cielo junto a ellos.

.- El beneficio del profeta.

El profeta va a obtener un beneficio, de eso no lo dudes. El beneficio de que estes a su lado. El beneficio de un seguidor más en sus redes sociales y le compartas sus artículos aunque sean realmente una mierda. EL beneficio que nunca dudes de su palabra y hagas lo que te “recomienda” que hagas, como eso de compartir su mensaje sin leer lo que ha dicho.

El profeta siempre tiene beneficio. Tanto personales como económicos, te lo aseguro.  Como el creer que es tan importante como el número de seguidores que tiene o las cosas que realiza, aunque sean realmente una mierda.

En esta sociedad, donde la esperanza se ha perdido o nos dicen que ya no hay para un futuro mejor, la solución no es crear una religión, la solución es acompañar a las personas allá donde quieran ir, desde el corazón, la verdad y la compasión.

LAS RELIGIONES NO SE CREAN, SE DESARROLLAN SOLAS. NO IMPULSANDO QUE COMPARTAN TUS CONTENIDOS “POR RECOMENDACIÓN” Y MENOS DESDE EL VACIO DE TUS BOLSILLOS O DE LA NECESIDAD DE TU AFECTO EMOCIONAL O SEXUAL. SINO DESDE EL AYUDAR A LOS DEMÁS.

Ahora depende de ti, seguir determinadas religiones. Ya sabes cómo se crean.

¡¡El mayor acto de heroicidad es ser uno mismo!!

“Vivimos en una sociedad, que consideramos locura  el ser uno mismo”

Desde que el ser humano , es humano, siempre ha necesitado de la inspiración de héroes para su día a día.

Tenía a Thor, Zeus, en la época de los dioses. Luego pasó por Van Gogh, Pelé, Maradona y a día de hoy tenemos a los grupos musicales que llenan estadios, a algunas personas sus héroes son los políticos o deportistas que todos conocemos.

Se ha escrito mucho de los Heroes, así como se han escrito canciones.

Los telediarios suelen intercalar entre noticias de asesinatos, corrupciones y desgracias, alguna noticia de personas que han conseguido batir algún record mundial que aún seguía vigente, salvar a una persona de un incendio impresionante o con alguna discapacidad ha conseguido algún hito.

Y nuestra reacción es siempre la misma:

1.- Asombro, aplausos, que campeón eres chaval

2.- ¡¡Yo nunca podría hacer algo así!!.

Y así una y otra vez, cuando veo algo asombroso en nuestra vida.

Un tema diferente es el que siempre expreso, que tendríamos que tener un poco bastante más de pensamiento crítico a la hora de elevar a los altares de héroes en nuestra vida, otra cosa totalmente diferente, es creer que los héroes son alguien inalcanzable para nosotros y  que nosotros no podremos hacer nunca nada parecido, siendo nuestro sueño, ser héroes por un día.

¿Por qué pensamos que esa persona es un héroe?

PORQUÉ SE SALE DE LO PRE-ESTABLECIDO.

Porqué ha hecho algo que todos deseaban, pero que:

.- No lo intentaban porqué no creían en ellos mismos

.- El miedo a qué dirán, les bloqueaba dar un paso adelante.

.- Piensan que para ser héroes, hay que hacer algo fuera de lo normal, algo grandioso.

Ultimo punto en el que estamos muy equivocados.

Parece que aquí el tamaño SÍ QUE IMPORTA.

¿Te gustaría una definición de héroe?

SER TÚ MISMO.

En una sociedad en el que la mentira se expande como virus mortal, en la que se basa en la satisfacción de tus propios intereses y que le den al de los demás, donde la envidia preside el gobierno de la sociedad y nuestro ego es el Vice-presidente, salir de lo establecido por motu propio , es el peor de los riesgos que puedes sentir y sus consecuencias sufrir.

Por eso cuando alguien hace fuera de lo “normal”, ya lo consideramos un héroe, pero sobre todo si hay mucha más gente que lo haya visto y opinado. Porqué si solo somos nosotros quien estamos viendo esa hazaña, lo primero que estaremos pensando que es un loco, que se va a partir la cabeza o no queremos hacernos responsables de sus consecuencias.

Por lo tanto, lo consideramos héroe, porque la mayoría también lo considera así, sino pensaremos que es un loco descerebrado que no sabe donde se mete.

Como te he comentado, en esta situación, EL TAMAÑO IMPORTA.

Creemos que ser un héroe es algo una gesta heroica. Algo que deje huella en la humanidad y en los libros de historia.

Creemos que cuanto más grande sea el hito, más grande será el concepto de héroe que tenemos de esa persona.

Por eso levantarnos de la cama, estar un día más vivo, decir un te quiero a esa persona que tanto te gusta, dejar tu trabajo por un sueño o emprender el reto de tu vida, no lo veo como una heroicidad, lo vemos como una locura, e incluso muchas veces como algo normal, que pasa desapercibido.

No le damos importancia a las cosas. Y esas pequeñas cosas, son las que nos convierten en héroes en el día a día.

No damos la importancia de hacer un trabajo que no nos llena para ahorrar por un sueño que queremos realizar. No damos la importancia a levantarnos toda las mañanas, echandonos a dormir dando por seguro que a la mañana siguiente ocurrirá.No damos importancia necesaria a estar haciendo algo que nos gusta. A tener una pareja o amigos que nos quieren y nosotros queremos. No damos importancia a las cosas que creamos desde nuestro talento, ya que creemos que a nadie le importa ni causarán impacto a nadie. No le damos importancia a una simple sonrisa que nos encontramos por la calle.

Pero el hito más importante que podemos realizar en nuestra vida y que no hace falta que salgamos en televisión, ni un titulo del Récord Guinness de los Récords, es ser UNO MISMO.

Es el mayor hito que un ser humano puede conseguir y aunque se nos llena la boca de cosas como “siempre soy yo, a quién le guste bien y a quien no también…Yo pienso por mi mismo, nadie tiene poder sobre mi vida…Yo tengo capacidad para elegir lo que quiero y deseo, nadie decide por mi…” Acaban siendo palabrerías con el vinagre de acciones que los demás desean para él o no conlleven el miedo a ser rechazado por los demás.

Para mí un héroe verdadero y del día a día, es aquella persona que es ella misma las 24 horas del día.

Un héroe es:

  • Expresa lo que siente, con educación y respeto ante los demás.
  • Se da la oportunidad de ser él mismo sin depender de las circunstancias y personas.
  • Da un paso hacia adelante ante las oportunidades que la vida le ofrece
  • Que acepta que los demás puedan tener miedo a realizar una cosa, pero saben que ellos pueden hacerla, mejor que los demás.
  • Aquella persona que expresa, su verdad, con respeto ante los demás

En una sociedad en la que la mentira reina, en la que no creemos lo que nos digan los demás y solo lo que nosotros pensamos y sintamos, ser uno mismo es el mayor acto de heroicidad que un ser humano puede realizar durante toda su vida.

¿Quieres ser considerado un héroe? Sé tu mismo.