¡¡Seamos precisos!!

El talento y la elegancia no significan nada sin rigor y precisión”.

PRECISION“¿Es que no me entiendes? Te lo he explicado todo muy bien y clarito…Dime alguna manera para que lo entiendas más fácilmente”.

Le decía una madre a su hijo, para que no se subiera de nuevo a la mesa, mientras esperaba a que le dieran su pan.

Muchas problemas, discusiones, vienen precedidas por problemas de falta de precisión en el mensaje envidado.

Partamos que para conseguir algo en la vida, tenemos que saber QUÉ queremos, y para ello, tenemos que ser precisos en definir esa meta o propósito.

Mucha gente grita que quiere el éxito, que quiere conseguir cosas en su vida, que quiere dejar un legado cuando se vaya de este mundo, que quiere emprender… Pero cuando les preguntas: ¿Concepto tienes del éxito? ¿En qué quieres emprender? ¿Qué legado te gustaría dejar?…La única respuesta que recibes es:

“No sé”.

A lo largo de la experiencia entre libros, entrevistas, sesiones de coaching, he detectado, entre las personas de éxito, que tienen una característica en común, SON PRECISOS AL MILIMETRO.

Expresaban, escribían lo que querían decir, no lo que no sentían. Van a lo importante para ellos, a lo esencial, no al postureo, a creer que dicen mucho cuando realmente no han dicho nada.

Las palabras que escribimos o pronunciamos, transmiten lo que deseamos. ¿Y si las transmitimos con exactitud y concisión? ¿Qué crees que pasará? Que los receptores del mensaje, sabrán con EXACTITUD, que queremos en todo momento. Sabrán por donde queremos ir y qué necesitamos.

No nos darán gato por liebre, como dicen las madres,

Son personas que están seguras de lo que quieren. Están enfocadas en ese propósito, y no paran hasta conseguirlo.

¿Cuándo fracasas? Cuando no sabes que quieres o no lo expresas de forma correcta.

¿Qué pasa cuando estas delante de la chica que te gusta y no te salen las palabras? Que se irá con otro, perdiendo una oportunidades de expresarle lo que sientes.¿Qué pasa cuando quieres pan y te sale por tu boca, una palmera de chocolate? Que no tendrás lo que realmente querías.

¿Pero qué pasa? Que tenemos MIEDO a decir de verdad lo que realmente sentimos.

Preferimos hablar de suposiciones que de deseos reales.

“Supongo que me gustaría, Supongo que estaría bien…Supongo que sí…”.

¿Qué supones? ¿Qué quizá querrías? ¿O lo quieres o no lo quieres? Nada de suponer.

PRECISIONNuestro vocabulario es muy “generalista”, por miedo a mostrar quiénes somos y que queremos de verdad. Tenemos miedo a destacar, a qué escuchen algo a lo que no están acostumbrados. Para ello utilizamos palabras como “Todo”, “Siempre” o “Nunca”.

¿NUNCA has conseguido nada en la vida? NO ME LO CREO ¿TODO lo que sueñas se ha ido al garete? ¿NUNCA has tenido suerte con las chicas? IMPOSIBLE.

Y como tenemos ese miedo, nos acabamos metiendo en callejones sin salida, que acaban en frases como:” Es que no me entienden” o “Con lo bien que me he explicado, ¿Cómo no me ha entendido a la primera?”. O nuestro miedo lo pagamos con el receptor exigiéndole que nos entienda, cuando ni nosotros lo hacemos.

Partamos que nuestra cabeza es un rompecabezas, y tenemos miedo a tenerlo terminado a través de lo que expresamos.

Me explico.

Nuestra cabeza es como un puzle. Y aunque queremos que todas piezas encajen, el miedo, la vergüenzas, las experiencias pasadas, juegan una “Mala pasada” al expresar, enfrentarnos a situaciones en la vida.

Cuando expresamos lo que queremos y lo que recibimos es “no te entiendo qué quieres decir”… Acabamos tirando la toalla a la 1º de cambio. Pasamos del tema, y a uno nuevo.

Si de verdad es lo que quieres, ¿Por qué no lo intentas de nuevo? Pero antes, hazte esta pregunta: ¿Has dicho lo que realmente querías decir? O ¿Has sido ambiguo?

Por no saber, de verdad, QUÉ queremos, provocamos muchos problemas de comunicación.

Cuando realmente sabemos que queremos, la energía no se nos dispersa, sino que se enfoca en lo que queremos. Pero lo que pasa, es que nos gusta limitarnos, no vaya a ser que se haga realidad.

Como bien dice una persona importante para mí: “Parece que no queremos conseguir el éxito”. Y es así. Por eso no expresamos lo que REALMENTE queremos en la vida.

En algún proceso de consultoría y coaching he preguntado: “¿Qué harías si supieras que vas a alcanzar el éxito sin esfuerzo ni sudores? “. Todo el mundo se le ilumina la mirada, hasta alguno se pone a saltar sintiendo que así fuera… Pero a la hora de que expresarán QUÉ harían… empiezan los titubeos, los ES QUÉ….sería bueno en… en vez de decir, sería excelente en…”

Tenemos miedo a ser, y es esencial para empezar a serlo, saber qué queremos con precisión.

Para hablar con precisión, tienes que:

.- Lo que expresas, moldea tu devenir. Así que antes de hablar, piensa muy bien qué vas a decir.

.-Tienes que saber QUÉ deseas de verdad. Descríbelo antes de decirlo, en una frase. Se lo más detallado que puedas.

.- Transmite a la persona indicada lo que quieres. Si le pide a un policía un  bocata de jamón, seguro que el resultado no será dicho bocadillo sino alguna multa

.- Quizá a la 1º no te entiendan, no tires la toalla. Reformula tu petición, se empático con el receptor. Vuélvelo a intentar. Y siempre como base lo que tú deseas con la máxima precisión posible.

.- La vida es más fácil y sencilla, si expresamos con precisión lo que sentimos y queremos. Nadie sabrá que quieres, sino lo expresas claramente.

¿Qué pasaría si fuéramos más precisos con nuestros deseos y cómo nos comunicamos con los demás?

¡¡Por favor, NO compartas!!

El Karma no es la venganza del Universo,  es el reflejo de tus acciones“.

Por favor no compartasExiste la moda del baile del verano, de los mojitos, crear ideas emprendedoras alrededor de Pokemón , apuntarte a redes sociales para ligar o decir que emprender es el salvaguarda que necesita tu vida.

Toda moda tiene un propósito, y en algunas ocasiones, hasta algún beneficio.

Pero hay modas, que más bien, de beneficios no tienen nada.

Últimamente veo en las Redes Sociales dos modas que me “encantan”:

.- Por favor si te ha gustado mi contenido, COMPARTE. O su versión más dictatorial “Por favor, Comparte”.

.- Hablar y escribir sobre temas, que nunca vivirás, ni conoces.

No sé con qué propósito han nacido, pero por favor, si alguien me puede dar una razón consistente y me quite la idea, de que el único fin es el de ganar seguidores y no el de informar, estoy a su entera disposición.

Respecto al “Por favor, Comparte”,  la única pretensión que tiene, es difundir su mensaje, a coste 0.

¿Y dónde queda el ofrecer a los demás tu talento sin esperar nada a cambio? ¿Dónde está eso de escribo lo que siento sin ninguna expectativa?

¡¡En el cubo de la basura!!.

Donde dije diego digo, que yo quiero aumentar los seguidores de mis redes, nada más.

Me encanta leer esas publicaciones.

Están impregnadas de frases de éxito, de aliento, motivación, de lucha contra el miedo , de Marca Personal…Muy bonito todo..

Hay que reconocer que en algunas cosas que escriben son interesantes, pero ahora viene la incoherencia.

Incoherencia que reina todo el mundo.

Si tú proclamas que en la vida, todo se trata de DAR, que la vida te lo devolverá todo con intereses, pero no cuando tú quieras… SI proclamas, que tu marca personal, se trata de dar a los demás tu talento y para hacerte un hueco tienes que dar cosas gratis…

¿Alguien me puede explicar por qué ponen POR FAVOR, COMPARTE?

COMPARTIRÉ SI A MI ME DA LA GANA, NO PORQUE TÚ ME LO MANDES. ¿Dónde queda el poder de decisión y libre albedrio?

¿Qué muestra esta frase?

.- Que no hacen su trabajo por ayudar, alentar a los demás, sino por alimentar a su ego. Si alimentar tu ego, es cubrir tu miedo.

.- Que no quieren provocar movimientos en las personas, y si aleccionamiento.

.- Que no confían en ellos mismos. Si pides que difundan tu trabajo, aunque sea con un por favor, poco dice de ellos. Demos, la vida siempre nos recompensará al esfuerzo realizado, te lo aseguro.

.- ¿Los grandes profesionales de cualquier campo, se han hecho famosos pidiendo que difundan su trabajo? SE DIFUNDE SÓLO.

.- Tu Marca, cae por su propio peso. No está basada en el corazón, en la coherencia y Si en que aumente el número de visitantes. Te da igual el propósito y no tanto, el número. Si te necesitan, llegaran a ti.

.- No provocas emociones en tus seguidores, sino ganas de no volverte a leer. ¿Sólo me quieres para compartir tus artículos, para llegar a mis amigos en las redes que no te conocen?.

Las marcas, empresas que perduran, hacen participes a sus seguidores de todo avance. Les hablan a su cerebro subconsciente, no a su mente racional. Porque cuando pasa así, y la gente se da cuenta, acaban marchándose, para no volver.

¿Crees que quienes te leen, no tienen pensamiento propio. Que sólo siguen y hacen lo que tú les dices…?

Si de verdad piensas así, tiene un nombre…

Una técnica que para mí, no me parece nada honesta con tus seguidores, ni contigo mismo.

no compartasAdemás existe otra moda, en la que todo el mundo habla de un sector de la sociedad, de la que ni tiene su edad, ni conoce a nadie que la tenga, o conociendo a esa persona, nos creemos que ya lo sabemos todo de ellos.

Me explico.

Nos gusta predecir el futuro. Hablo de esas encuestas, estudios en los que nos dicen cómo será el futuro empresarial, del mercado laboral de aquí a 5 años …

Si, la vida es cambio, todo está en pleno movimiento, progresos, innovación… ¿Pero de verdad sabemos cómo será el mercado laboral de aquí a 15 años? ¿Y donde quedarían esas previsiones si mañana hay un Crack en las bolsas?

¡¡EN NADA!!.

No quiero decir que no existan las  tendencias… ¿Pero alguien acertó la crisis de 2.008? ¿Y la creación de Pokemon Go?

Pero además vemos a lo largo de toda la red, personas que hablan sobre un extracto de la sociedad, que entran en estos momentos en el mercado laboral, como si estuvieran hablando de ellos mismos.

Nadie puede hablar mejor de nadie, de sus miedos, de sus vergüenzas, de sus motivaciones, que uno mismo.. Si se pueden hacer estudios, hacer test y demás… pero aún así jamás, puedes considerarte un gurú, sobre un extracto de la sociedad, que ya hace tiempo has pasado, por mucho que hayas leído sobre ello.

Por favor, pongamos un pongo de coherencia en esta sociedad. No vayamos “mendigando”  likes, comparte y demás…para que aumente nuestro alcance en las publicaciones o nuestros seguidores.

No queramos ser algo que realmente ni nosotros mismos, sabemos que somos.

Deja de pedir, y haz más cosas con corazón.

¿Compartes por qué te lo recomienda tu “gurú” de turno? ¿O por qué lo sientes así?

¿Qué es una vida canalla?

“Todo el mundo debería seguir un solo mandamiento: Haz con tu vida lo que te de la gana sin perjudicar a otros”.

vida canallaNo creo en los mandamientos.

Si para entrar a formar parte de un “estilo de vida”, debemos seguir unos mandamientos. Tras los cuales, si no los cumplimos, seremos “sancionados”.

Eso es más bien liderar desde el miedo, que nadie tenga la oportunidad de “revolverse” que disfrutar de un estilo de vida, con el que han entrado con ganas e ilusión.

Un mandamiento ordena, y los canallas, las personas que afrontan de cara la vida, sienten, que son flexibles en todo momento, no se rigen por normas rígidas , sino que la única a la que siguen es a su corazón.

Por lo tanto, por eso me gustan más los hábitos, que los mandatos.

Según la R.A.E. hábito es “Una forma especial de proceder..”

¿A qué suena menos encorsetada que un mandamiento?

A través del estudio para mi 2º libro, he visto que los Canallas, tienen en común un estilo de vida.

Filosofía de vida, que los han impulsado con su repetición, a donde se encuentran a día de hoy y que tienen presente en su día a día.

¿Quieres conocerla? ¿Quieres introducirte en ella?

¡¡VAMOS ALLÁ!!

.- Siempre primero ¿Por qué?, luego ¿Qué? Y ¿Cómo?

La excelencia, tan olvidada en esta época de la vida.. empieza por hacerse una pregunta, ¿Por qué?. ¿Por qué hacemos las cosas de esta manera? ¿Por qué lo hemos construido así? ¿Por qué reaccionamos así ante una situación? ¿Por qué hacemos lo que hacemos? Descubrir esa respuesta, es tener el faro indestructible que te iluminara en todo proceso de cambio o avance.

Antes nos preguntábamos QUÉ íbamos a hacer con nuestra vida, olvidando por completo QUIENES ERAMOS y qué PROPÓSITO teníamos en la vida, para posteriormente preguntarnos CÓMO lo conseguiríamos.

Si partimos de POR QUÉ hacemos , queremos o sentimos lo que sentimos, empezaremos a encontrar la coherencia en nosotros y a nuestro alrededor.

.- Te amo antes de Te quiero.

Sé que para los románticos, esto va a suponer un sacrilegio. Pero el Te Quiero significa posesión. Te quiero para mí, te quiero ahora, te quiero como amigo… Estamos etiquetando, estamos determinando una relación.. El amar a una persona es aceptarla como es, es dejarla vivir su vida en todo momento, es vivir el presente con ella , sin pensar en el mañana. No la ven como una posesión.

.-  Disrupción es luchar contra sí mismo, no contra Apple.

Una empresa disruptiva, una persona disruptiva… Todos oímos estas frases y pensamos que están luchando contra Goliat con los pocos recursos que tienen en esos momentos. Nos confundimos, ser disruptivos es LUCHAR CONTRA UNO MISMO en todo momento. Luchar contra sus caídas, miedos , vergüenzas, contra sus dudas, no contra Apple, porque sabe que en esos momentos siempre perderá.. Las comparaciones siempre son odiosas con los demás, sólo compárate con quien fuiste ayer.

.- El mejor negocio son ellos mismos.

El único negocio que debes invertir en esta vida, eres tú mismo. Lee como nunca habías hecho, escucha conferencias, acude a cursos de tu interés, relaciónate con gente que ha conseguido lo que tú anhelas, con las empresas con las que sueñas crear junto a ellas…. Invierte en ti, porque no esperes que nadie te de los réditos que tú mismo podrías conseguir por ti sólo. Porque además siempre serán más altos los que tú consigas que los que los demás puedan darte.

.-  No se relacionan con EGOS y SI entre corazones.

Aún estando en casa, con tu pareja, tus amigos, somos egos con patas. Escenificamos siempre un personaje, por miedo a mostrarnos realmente como somos. Cuando hablamos de corazón a corazón, no existen las capas de cebolla que puedan distorsionar algún tipo de comunicación o mensaje. ¿Cuántas cosas nos perdemos, por miedo a ser nosotros mismos, a expresar lo que sentimos?

Muchas.

.- Llegan al éxito, basándose en el DAR.

En una sociedad en la que nos han enseñado a EXIGIR, y nada más que EXIGIR. Eso de dar una conferencia gratis, de ayudar a los demás, de colaborar con los demás… SIN ESPERAR NI EXIGIR nada a cambio, sólo por dar a los demás nuestro talento.. es de raritos.. Todos los canallas DAN a los demás su talento con el PROPOSITO de ayudar, de alentar a los demás.. así empiezan…¿Qué reciben? Mucho más de lo que han dado.

Cuanto más das de ti, más recibes.

.- Déjate de tanta teoría y actúa.

Esta muy bien, estar formado. Tener tu cuarto lleno de títulos  por los más afamados lideres o escuelas.. Está todo genial.. pero dime…¿Cuánto de eso que has estudiado has puesto en marcha? ¿Cuánto de eso que has aprendido, crees en ello? ¿o es que crees más en la filosofía de “sigo haciendo las cosas como antes, pero hay que estar a la moda y aparentar que estoy en la ultima ola de mi campo profesional“?

Déjate de tanta teoría y los cambios se producen actuando, no desde tu despacho o miedo.

Un título no te hará sentir, la acción, si.

.- Emprenden como una forma de vida, no como una necesidad.

Emprender una empresa, un sueño, un camino, …lo hacen porque lo sienten,  porque está en coherencia con quienes se sienten que son…no por desesperación o moda.  Puedes seguir siendo un canalla, dentro de una empresa o una institución, pero querer ser diferente, por moda y no por convicción.. suele dar malos resultados.

.-  Empiezan y acaban los días preguntándose: ¿He sido coherente?.

¿Eres coherente con quién sabes que eres y lo que haces? Si actúas con incoherencia, obtendrás resultados confusos en tu vida. Si sabes quién eres, qué quieres, ¿Por qué no vas a hacia ello? ¿Por miedo a no ser considerado normal entre los nuestros?

.- Los gurús no se miden por número de seguidores y SI por lo que te iluminan.

Por muchos seguidores que tengas en las redes, por muchos eventos que hagas, como he dicho en el punto anterior, sino eres coherente contigo mismo, sino haces lo que dices…todo queda en agua de borrajas. Un verdadero guru , ilumina tu camino con su experiencia , su coherencia , su humildad,… no por un titulo, muchas veces autoimpuesto. Y no hace falta estar en redes sociales, para iluminar, ayudar a los demás.

.- Afrontan todo momento de la vida de cara.

Si podemos hacer lo que sea, para no enfrentarnos a los momentos considerados “malos” de la vida, firmamos donde sea. Pero también nos escaqueamos cuando vienen las oportunidades soñadas por nosotros, por miedo al éxito, a ser nosotros mismos.

Todo tiene un por qué , y nunca lo sabremos si intentamos evadirla por cualquier medio. Además esa situación, siempre te estará persiguiendo, hasta que no le hagas frente.

.- Su Marca Personal es su corazón, no un producto pre-fabricado.

vida canallaUna Marca Personal potente, no se basa en términos como “Comparte mi contenido, Por favor”, “Ven a mi máster de Marca Personal , que sólo yo podré enseñarte” o “lucho por destacar haciendo lo mismo que hacen los demás”… es decir siguiendo modas, siendo uno más.

Su marca personal, empieza en el corazón. En sus convicciones, creencias, en su confianza, en sus herramientas. Y no está basada en procedimientos “pre-fabricados”, en las que a 200 personas se les enseña a ser diferentes, sin antes haber pasado el paso de preguntarse a ellos mismos “¿Quién eres tú?” O “¿Quieres seguir una moda o lo que dicta tu intuición?”.

Estos hábitos se dividen en 2:

A) Orgullosos de ser considerados ANORMALES.

Si, tú también eres un Anormal. Todos los somos. ¿Por qué? Porque hacemos algo de forma ANORMAL, diferente a los demás. Por ello, produce un resultado diferente, a lo que los demás están acostumbrados.

SOMOS ANORMALES, y tenemos que aceptarlo, llevarlo con orgullo.

Si, tú haces algo de forma anormal, y eso podría traducirse en tu forma de vida. ¡¡No me mires así, es posible!!.

B) Al miedo se lo llevan de juerga en todo momento.

No quiere decir que los Canallas, no sientan miedo. Lo sienten y como el que más. Pero lo afrontan de una manera diferente. Se van con él a todo reto que la vida les presenta. ¿Por qué? Porque saben que el miedo paraliza, frustra, te llena de dudas… Mientras que si te lo llevas contigo, te ayuda a superarte, a descubrir cosas que no sabías de ti y encontrar el éxito que hay detrás siempre de la puerta del miedo.

¿Qué hábitos vas a introducir en tu vida para ser más Canalla?.

¡¡Basta ya de ERES…!!

No somos mercancías, No a las etiquetas..”.

ERESEs que eres insoportable, no sé porque estoy contigo…”…

Una frase que me ha hecho recordar la conversación que tuve hace unos días con Sergi Rufi.

En la que hablábamos que hay que estar en contra de los ERES.

No estábamos hablando de política ni de cómo era la mejor manera de despedir a la gente en una empresa.

Cuando estamos diciendo a la otra persona: “Es que eres…”, ya no damos oportunidad a que la otra persona, diga ni mu, si se mejore la relación

¿Por qué?

.- Proyectamos una percepción sobre la otra persona. Y de ella no nos moverán.

Pensamos que es insoportable, pensamos que es un torpe, pensamos que es encantador, pensamos que es tonto del culo, o que es el mejor marido del mundo…

Cuando hablamos, de esta forma, estamos idealizando a la otra persona. No estamos parándonos a preguntarnos ¿POR QUÉ HAS ACTUADO DE ESA MANERA? ¿ES VERDAD TAN IDEAL ESA PERSONA COMO CREES?

Si te paras a ser sincero y coherente, recabando las respuestas a esas preguntas, quizá te des cuenta, que has idealizado a esa persona, porque deseas que venga cuanto antes “el príncipe azul” a tu vida, y piensas que esa persona es “torpe”, porque los demás te lo han dicho para que te olvides de ella, ya que nos les gusta.

ANTES DE PRONUNCIAR UN JUICIO SOBRE UNA PERSONA, PREGUNTATE SI DE VERDAD ES REAL LO OQUE PIENSAS, Y PORQUE… Si se basa en razones no reales, descubrirás muchas cosas de ti.

.- Cuando decimos “Es que eres…”, la otra persona ya puede cerrar la “garita”.

Cuando damos nuestra opinión sobre alguien, o sobre sus habilidades. ¿Crees que es fácil quitarnos ese “san Benito” que nos han puesto? Sabes que no.

Creemos que nuestra opinión (mejor dicho, una creencia), es real, y nadie nos puede bajar de la misma. Si una persona es así, y ya puede hacer lo que sea, que no cambiaremos de idea.

Nos aferramos a nuestras ideas, y desechamos la idea de que podemos estar confundidos. Porque si así fuera, quizá podríamos pensar que nos estamos basando nuestra vida en “ideas erróneas”, y eso no gusta.

Demos una oportunidad a la otra persona, para explicarse y a nosotros mismos, para ser flexibles.  Aceptemos que quizá estemos equivocados.

.- Antes de gritar, puedes solucionar la solución de otras maneras.

La gente miraba a la chica de una manera no muy bonita, cuando le ha gritado al chico.

Cuando vivimos una situación así, en la que “denominamos” a la persona de una manera, la situación viene de mucho atrás.

La situación se ha ido “caldeando” y has acabado explotando. A lo mejor en una situación que no tendría por qué haber ocurrido y en un lugar no muy adecuado.

Cuando algo “te moleste”, háblalo antes de que la “bomba” se haga más grande.

.- No somos acciones, somos personas.

Nos etiquetamos sin parar.

Eres tonto, eres poco espabilado, eres torpe… eres guapo, eres listo… eres el mejor…

No somos el resultado de lo que hacemos o nos ocurre, somos personas que viven una situación determinada.

No podemos etiquetar a nadie por un hecho, sin saber el motivo de su acto.

Por favor, a partir de hoy, vayamos contra los ERES.

ERES¿Quiénes somos nosotros para determinar las características de una persona cuando nosotros mismos no sabemos ni quiénes somos?

En esos momentos, de rabia por como hace las cosas esa persona,  de ira, de frustración porque esa persona no es como tú creías,…

¿Por qué crees que la conoces tú más que ella misma para tener el poder decirle esas cosas? ¿Te conoces lo suficientemente tú? ¿Cómo te sentirías tú si te lo dijeran a ti y no te dieran la oportunidad de explicarte?

No pensamos, no nos relacionamos, nos defendemos de los demás. Pensamos que todos nos quieren hacer daño con sus palabras, con sus hechos.

Por eso antes que nos haga daño a nosotros, lo hacemos nosotros, por si acaso.

¿Qué pasaría si antes de etiquetar a las personas, nos conociéramos a nosotros mismos?

Nos daríamos cuenta que:

.- Que para ayudar a los demás, primero tendríamos que ayudarnos a nosotros mismos. Nos tendríamos que  conocernos y eso es un camino que dura durante la vida. La humildad, la compasión, la escucha estaría presente en tu vida, porque sabrías que todos somos iguales. Entre otros muchos valores, olvidados.

.- Que no somos nadie, para estar señalando a nadie, ni etiquetándolos.  ¿Quiénes somos nosotros?

.- Que antes de deducir una cosa, y darla por verdadera, pregunta ¿Por qué?.. Conocerás más a tu interlocutor y la comunicación será mucho más beneficiosa.

.- Que no somos títulos, acciones, o situaciones, sino personas que “sobreviven” en un mundo de pura incertidumbre. Personas, que no quieren que los señalen sino que los entiendan y comprendan.

.- Los prejuicios, con nosotros mismos a la cabeza, somos quienes nos limitamos.

Basta ya de los ERES. Basta ya de etiquetar a las personas. Basta ya de repudiar a la gente si no alcanzan las expectativas que teníamos sobre ellas.

Y SI:

.- A conocernos a nosotros mismos.

.- A escuchar a los demás  y a preguntar ¿Por qué?

.- A aceptar a los demás, tal como son.

Dejemos de ser críticos de cine, poniendo a caldo a todo ser viviente,  de señalarlos, sin antes saber quiénes somos nosotros mismos.

¿A quién le has dicho últimamente ES QUE ERES…? ¿Por qué? Y si les preguntáramos a los demás… ¿Cómo dirían que tú eres?

 

¿Quieres Resultados?

El que no tenga el coraje suficiente para tomar riesgos no conseguirá nada en la vida” decía Muhammad Ali.

RESULTADOS¿Quién quiere TRABAJAR MENOS, PRODUCIR MÁS Y VIVIR MEJOR?

Ahora con el tema de las elecciones, todo el mundo habla de productividad.

No hace falta que levantéis la mano todos, ya sé que estaréis todos queriendo saber donde hay que firmar para conseguir llegar a ese estilo de vida.

Hablamos de producir resultados, proyectos, momentos,… Siempre produciendo y si no lo hacemos, pensamos que no somos nadie. Que no llegaremos a nada.

Y ya empezamos mal. Estamos poniendo el foco en lo que dirán los demás, en lo que pensarán si no hemos llegado a una determinada producción o proyecto.

Para mí producir, no es conseguir unos resultados medibles, que te hagan compararte con los demás.

Producir es ser uno mismo, es crear desde tu esencia, desde el punto en el que sabes quién eres.

¿Y cómo empezamos?

Diciendo SI y NO.

Abriendo puertas y cerrando ventanas.

Me encanta la gente que dice NO todos los días, en algún momento. No a lo que saben que no les lleva a donde quieren ir. No a las reuniones no productivas. No a los cafés con personas que no les aportan anda, o más bien dolores de cabeza…

Ahí es cuando empiezas a producir, a crear eso que sabes que tú eres y quieres.

Y cuando empezamos a decir NO, sabemos a qué debemos decir SI.

SI a personas que sabes que te alimentan espiritual y profesionalmente. Si a situaciones que te llevan a donde tú quieres estar, a personas que te sacan una sonrisa y no te dan más problemas de los que tienes.

Así comienza la verdadera productividad, diciendo NO a lo que te arrastra y SI a lo que te eleva.

Diciendo NO a los miedos y diciéndote SI a ti mismo.

Me gusta ese término que dice “Personas toxicas o Ladrones de tiempo”.

Son aquellas personas o situaciones que dicen que te roban tiempo para hacer lo que tienes que hacer.

Cuando sabes lo que tienes que hacer, cuando lo quieres, lo deseas hasta con la última célula de tu cuerpo… NO HAY NADA NI NADIE QUE TE IMPIDA HACERLO.

Y volvemos al SI y NO del principio. Dirás NO a esa persona que solamente es un impedimento para llegar a tu meta, y te dirás SI a ti mismo.

Así que si alguien que dices que te ha robado el tiempo, o es que te has dejado porque te apetecía, o realmente esa “tarea”, no te importaba mucho que digamos.

Cuando te dices SI a ti mismo. Todo el tiempo que tienes en tus manos (24 horas como todos), se convierte en tiempo de calidad.

¿Qué quiero decir?

Que lo inviertes en ti y en tu propósito.  No lo malgastas en tonterías que no te aportan nada.

Empezando que no sabrás en tu propia persona que es eso de procrastinar, que tan de moda está.

No dejaras para mañana lo que puedas hacer hoy. ¿Por qué? Porque todo lo que tengas que hacer, estará en coherencia contigo mismo y tu esencia.

Cuando te dices SI a ti mismo, a tu estilo de vida, si tienes que llamar a una editorial para mandarle tu libro, NO ESPERAS. Cuando te dices a ti mismo, SI,  sientes lo que sientas que tienes hacer lo haces en ese momento, porque sabes que mañana, no sabrás lo que puede pasar.

Eso que nos dice que hay que distinguir entre lo Importante, Urgente y lo esencial,  se diluye y sólo quedando en una dicotomía entre lo IMPORTANTE por y para mí intereses y lo demás.

Porque cuando sabes lo que quieres, distingues lo que te hara producir resultados hacia tu meta de lo que no.

Me gustaría hacerte una pregunta: ¿Qué es la vida para ti?

Es lo que tú quieres hacer . La vida es tu pasión, tu ilusión, eres tú.

La vida no es el trabajo que estás haciendo. La vida tienes que invertirla haciendo EL TRABAJO. ¿Y Lo demás? Lo demás es simplemente  un accesorio.

Así es como se producen resultados. Porque mientras estás leyendo este artículo, la vida se está yendo por tus manos, pensando que tienes que hacer tal o cual cosa, que deberías hacer tal o cual… y mientras tanto EL TRABAJO, lo que realmente te importa…SE ESTÁ ESFUMANDO DE TU VISTA, porque te has centrado en temas “accesorios” y no en los importantes.

Como te podrás imaginar, 2 actitudes, son esenciales en la productividad de un canalla, la ENERGÍA y la ATENCIÓN.

Produces resultados cuando pones tu energía en lo que realmente te importa y quieres. Y pones tu atención, tu foco, en tu meta, en tu propósito, en ti, en tu forma de ver la vida.

RESULTADOS¿O es que pones energía y atención en algo que no te interesa y aún así consigues resultados? Si es así, ya me dirás cómo.

Cuando pones tu energía y atención en tu forma de vida, en tu estilo de ver las cosas, no dejas las cosas a medias.

Si, en eso que estás pensando también, no dejas a tu pareja a medias, ¿Verdad? Pues eso quiere decir, que pones tu energía, tu atención, pones todo de ti en ese momento, en la tarea más importante en ese momento. Pues en el día a día tienes que hacer igual.

Así que recuerda, que haz las cosas con energía y atención, así es como no dejarás nada a medias, sobre todo las actividades importantes.

Me he dado cuenta, que cuando estás en tu estilo de vida, en coherencia contigo mismo, y tienes unos plazos, haces como con la vida misma, jugar.

¿Qué es jugar con los plazos?

Das plazos más largos, de lo que sabes en lo que puedes hacerlo. ¿Qué ocurre? Que cuando lo presentas antes de lo establecido, la marca que dejas a la otra persona, es de una persona eficiente, responsable…

¿A qué crees que producirías más si eres coherente con quien eres y lo que quieres?

Y a la hora de dormir, en vez de llorar en silencio, acabarás recompensándote por todos los pasos que has dado hacia tu meta, lo que has aprendido de las caídas y triunfos…

No estoy para nada en contra con temas como el GTD, como gestionar el correo electrónico o la ultraproductividad… Es muy importante y beneficioso en determinadas ocasiones, pero pienso que antes de empezar a aplicarlos, tienes que decirte SI a ti mismo, y NO a lo que no vaya contigo en todos los sentidos.  Esas herramientas luego te llevarán aún más rápidamente al éxito.

En esta sociedad nos han enseñado que primero es trabajar,  luego producir y luego vivir.

¿Qué pasaría si cuando te dices SI a ti mismo y empiezas a producir resultados, ves que las tornas se transforman en: SER, JUGAR CON Y EN LA VIDA, y PRODUCIR? ¿Cómo intentas alcanzar los resultados que quieres ver en tu vida?

 

¡¡Según te sientes…así te va!!

Solo uno mismo puede elegir entre sentir la felicidad y sumergirse en la tristeza“.

EmocionesHace unos días, Javier Iriondo, me dijo una frase, que me removió desde el primer momento que la oí. Es la siguiente: “Todo está en ti. Créelo y Créalo”.

No quiero hablar hoy de la ley de la atracción ni del secreto, sino de nuestros estados de ánimos. De nuestras emociones. Del poder que tenemos dentro de nosotros.

Eso que siempre decimos que es:” Que bien me encuentro y es gracias a que tú estás a mi lado, a que tengo trabajo…” o “Me siento lo peor porque me han dejado, no tengo trabajo y ni tampoco amigos…”

¿Dónde estás poniendo el foco? ¿Quién tiene el poder de tus emociones? ¿Tú o los demás sobre ti?

Pasamos los días esperando a poder decir que nos sentimos bien, que estamos felices, o que sentimos la alegría por nuestras venas.

Pero mientas que esperamos, la vida se nos escapa entre las manos.

¿Cuánto llevas diciendo que esperas poder gritar a los 4 vientos que te sientes bien?

Pensamos que nos ocurren las cosas en la vida, sin que nosotros tengamos nada que ver. Detrás de todo lo que estamos viviendo hay una elección por parte nuestra.

Si, no me mires así. ¿O es que por qué tu equipo de futbol haya perdido ya te consideras un infeliz?

Lo que pasa es que no quieres ser RESPONSABLE DE TU PROPIA VIDA.

¿Qué te pasa cuando no tienes una razón basada en el exterior para decir que ESTAS GUAY?.

Que no sabes qué decir ni qué hacer, bueno si.. Hacerte la victima…Porque creemos que tiene que ser las circunstancias del exterior, las que nos den el poder para decirlo, para bien o para mal.

Lo utilizamos,  el exterior, como escudo para no tener los SANTOS WEBS, y descubrir que nos está pasando y ponernos manos a la obra.

Tener un trabajo, tener una pareja, conseguir un éxito en nuestro trabajo, o perder 1 kg, son las circunstancias que les damos el poder para decir que somos felices, que estamos bien…

¿Te has dado cuenta? LES DAMOS EL PODER.

 Dejemos nuestras emociones, a otras personas o situaciones. ¿Y nosotros?  Pensamos que no tenemos ningún poder sobre nosotros. Más bien no queremos tenerlo.

Nos identificamos con lo que los demás piensan de nosotros. Ellos nos han inyectado sus emociones y pensamientos… para así nosotros, refugiarnos en ellas. Y cuando llega una nueva, diferente, nos refugiamos en el miedo, pensando que solo nos quiere hacer daño.

Cuando en realidad, nos está ofreciendo de primeras, descubrir nuestra verdadera identidad.

Pensamos que no somos capaces por nosotros mismos de generar oportunidades para gritar esas emociones que todos queremos. Pensamos que no podremos crear nuestros sueños. Que tienen que ser los demás, o que nos toque la primitiva, para poderlo gritar.

Y cuando creemos darnos cuenta que lo que creemos, que son los demás los que nos tienen que hacer felices, caemos en la frustración, en la negación de nuestro potencial, en la vergüenza… Nos sentimos desnudos.. Ya con el único pensamiento, que siempre seremos unos desgraciados y que jamás podremos conseguir nada en la vida.

Creemos que cuando no lo hemos conseguido a la primera, ya nunca más podremos gritar, que nos sentimos bien, que somos felices.

¡¡ERROR!!.

Estamos dando el poder al exterior, a las circunstancias de las cuales no podemos dominar.

¿Y sobre quien tenemos poder pues?

¡¡SOBRE UNO MISMO!!

Basta ya de dejar que lo de fuera, nos domine. Es el momento, de dominarnos a nosotros mismos. No podemos esperar a que todo salga como pensamos que tendría que salir para poder gritar que somos felices, o que hoy nos sentimos bien.

¡¡HOY ES EL PRINCIPIO DEL COMIENZO!!

¿Querrás saber cómo empezar, verdad?

Siendo lo más honesto que has sido en tu vida, hasta la fecha. Coge a una persona y dile que te haga esta pregunta:

¿ ( Tu nombre ), eres capaz de dejar atrás todo lo que crees que eres y has sido, para adentrarte en un proceso en el que vas a descubrir quién eres realmente y lo que puedes conseguir y sentir?

EmocionesSi empiezas con excusas, miedos, vergüenzas y demás… Seguirás siempre dándole el poder de tus emociones al exterior, a los demás.  Siempre volverá a ocurrir lo mismo… Esperaras a que las circunstancias sean como tú creas que son las mejores, para gritar que eres feliz, o lo que te de la gana.

Por muchas excusas que digas, como si escribes un libro entero de ellas, ninguna tendrá suficientemente peso como darte la razón que el exterior tiene el único poder para darte la felicidad.

No eres una campaña de publicidad andante, ni una campaña de branding, sino una persona con piernas que busca ser ella misma, no a través de los demás, sino de lo que hay en tu interior.

Has dado el poder de tus emociones, de tus pensamientos, a campañas de publicidad, a lo que dicen personas con “más experiencia” que tú, a modas pasajeras o a “expertos”…

¿Crees que ellos, esas cosas son más importantes que tú? ¿Por qué?

Si quieres un cambio en tu vida, gritar todos los días, a pesar de las circunstancias, “ SOY FELIZ, ESTOY BIEN..” Tienes que empezar a quitarles poder y asumirlo tú.

¿Qué sucederá cuando lo hagas?

Que por ejemplo cuando creas que las circunstancias que estás viviendo son adversas, no veas un futuro alentador, ¿A ti? Te da igual el exterior, porque confías en ti mismo, confías en tus posibilidades y sabes que eso que el “exterior” te está diciendo es algo eventual, no para siempre.

Cuando estes pasando un momento de nerviosismo, de miedo.. Recordaras la frase de Javier de . “Todo está en ti. Créelo y Créalo” Y sabrás que todo estado de ánimo, empieza por tus pensamientos. Transformándolos al instante, diciéndote que tú no eres ese miedo o esos pensamientos del pasado.

O sentirás que tú relación de pareja ha terminado, y en vez de estar meses, preguntando qué ha pasado, por qué, regodeándote en el “fango”, miras adelante, te acordarás de lo positivo vivido, lo agradecerás y seguirás adelante.

Cuando te das cuenta, que a pesar de las circunstancias que estés viviendo, sabes que puedes, que no te hace falta tanto para ser feliz, que tienes dentro de ti todo lo posible para salir adelante y cambiar la situación, sientes, que no eres lo que puedan decir o no la gente del exterior, sino que eres tú, sin etiquetas.

Conoces tu poder, a través de tus emociones.

Es decir, tienes la capacidad a pesar de las circunstancias, de seguir sintiéndote en paz contigo, de pensar que estas bien, y que actuar en coherencia con tus valores, aunque el exterior te este dando bandazos.

De ti depende como te quieras sentir en todo momento. Puede estar cayéndote la del “pulpo” y seguir sonriéndole a la vida.

¿Por qué?

Porque tú sabes que no eres esos momentos, tú eres confianza, ilusión, motivación, sabes quién eres, aprendes de lo que te pasa, sin que se “hunda” hasta el fondo del mar tu barco emocional.

Tú decides cual es siempre, el mejor escenario para vivir. Hay un estado emocional en el que sientes que puedes con todo, hasta con el gran temido Goliat. ¿Lo conoces? ¿Lo sientes en estos momentos? ¿Sí? Pues sigue con él y cuando lo pierdas, vuélvelo a invocar.

Hasta ahora quizás hayas vivido en tu peor escenario posible, y todo porque pensabas que la solución estaba en el exterior. Cualquier cosa que pasaba en tu exterior, te desestabilizaba.

 De ti depende qué quieres sentir en cada momento. SÓLO DEPENDE TI. Partiendo de cómo tú sientes, CREAS.

¿Qué emociones has elegido hasta ahora para vivir contigo? ¿Por qué?

¿Quieres vencer a tus demonios?

El valor de un sentimiento se mide por la cantidad de sacrificio que estás preparado a hacer por él” decía J. Galsworthy.

Queridos Demonios:

vencer a tus demoniosLlevaba tiempo sintiéndome muy incomodo. No sabía qué pasaba, pero si sentí que no quería mirarme al espejo. El estar más presente en esta vida, hace darte cuenta, como uno mismo es quien se limita, y no las circunstancias.

¿Por qué?

Porque la persona que tenía delante de mí, era la causante de la frustración que estaba viviendo. Y eso, no mola.

Nos gustaría vernos en el espejo, como dueños de nuestra vida, como un frasco rebosante de energía e iniciativa. Sabiendo que nuestros sueños se han hecho realidad o se están haciendo.

Pero al mirarnos al espejo, solamente vemos la misma cara cansada, de tristeza y los ojos llorosos. Sin embargo sé que si quiero ser una persona de excelencia, tengo que dominarte “demonio” , tengo que dominar mi mundo interior.

Todavía no sé cómo te llamas, pero te visualizo de una forma horrorosa, por todo el daño que me estás haciendo.

Todos nos hemos enfrentado alguna vez algún diablo en nuestra vida, y esta vez es mi turno.

¿Por qué has venido a mí?

Porque he decidido dar un paso más allá en mi vida, y cuando eso pasa, siempre vienes tú, “a dar por saco“. Así que aunque me produzcas molestias, yo mismo te he alimentado con mis pensamientos negativos, de miedo, de duda al pensar que no podría conseguir ese sueño que tengo, de no tenía la experiencia o titulación necesaria.

Sé que si quiero ser esa persona que siento que soy, tengo que vencer la resistencia que hay dentro de mí a dar ese paso.

Es el momento de gritar BASTA YA contra los instigadores del miedo que han estado en mi vida, desde que nací, contra los precursores del no puedo, o es imposible.

Sé que a partir de ahora, sentiré cuando vienes a rugirme y a decirme que me olvide. A darme tu miedo. Pero como cuando un perro ladra y no le hacemos caso, eso haré yo contigo, NO HACERTE CASO . Ya han sido muchos años haciéndolo y he perdido mucho tiempo.

Es hora de descubrir quién soy y lo que soy capaz de conseguir. Y para vencerte, tengo que empezar a hacerme dueño de mis pensamientos. Es la  única espada que puede vencerte.

Ser dueños de nuestros pensamientos.

Durante mucho tiempo, la resistencia a ser yo mismo, a hacer lo que sentía que tenía que hacer, me provocaba muchas dudas.

Las dudas siempre vienen a nosotros cuando estamos luchando por algo nuevo en nuestras vidas, y ahora es lo que está pasando. Y la duda, para sobrevivir dentro de mi, lo que hacía, es que provocara que me quejara y haciéndose cada vez más fuerte, a través de las mismas.

Cada vez que repetía las mismas palabras: “ ¿Y si… no soy bueno… Y si… es imposible… Y si se ríen de mi…? , me estaba limitando yo mismo. Impidiendo un progreso real dentro de mi.

Y sólo con FE, puedo salir de tus garras.

Dando un paso y con la fe de que lo conseguiré, de que el ahora es siempre el momento propicio, de que es lo que quiero y siento…esas dudas , ese lenguaje con el que me hablaba, se que irán desapareciendo

Una fe para seguir aprendiendo durante todo el camino hacia nuestras metas y viviendo quiénes somos y lo que sentimos. Una fe humilde que diga que somos capaces de aprender de las cosas en todo momento y de solucionar las cosas que ocurran.

Así que todos los días, escribiré las cosas por las que debo y creo en mi mismo. Con humildad nos daremos cuenta que hemos sido capaces de muchas más cosas de las que en estos momentos pensamos. Aumentando mi fe en mi mismo, la duda empezará a hacerse cada vez más pequeña.  Y con ello nuestra fortaleza mental irá aumentando para posteriores luchas con la duda.

Con los pensamientos negativos que durante tantos años, diablo mío me has provisto, hacía que DEMORARA LA DECISIÓN que tenía que tomar. No tomaba la acción que esos momentos requería.

DemoniosTenía autentico pavor a dar el paso adelante. Me decías que podría sufrir, que los demás podrían hacerme daño al dar el paso, que yo podría hacerme daño y que era mejor, quedarme quieto, donde estaba.

Deseaba que la vida fuera a velocidad de crucero, pero gracias a la demora, a no querer dar el paso, no ocurría así. La demora en la toma de decisiones es lo que me había convertido en una persona de acción, de aventuras, en una persona apática.

Si la demora siempre toma la rienda de tus vidas, solo obtendrás frustraciones y miedos. ¿Por qué? Esperamos las condiciones idóneas para hacer esos sueños que tenemos. Y eso nunca existe, lo ideal lo creas tú, no llega cuando tú quieres del cielo.

Todos queremos el éxito, y yo el primero. Pero sin acción no llegaremos nunca a ese sueño, a esa meta.

Si hubiéramos estado esperando aún a los momentos “adecuados” estaríamos aún gateando a pesar de nuestra edad adulta o esperando a que alguien creara el fuego o la rueda.

La duda y la demora en la toma de decisiones, hacia que me separara de mi mismo. De mi esencia, del poder de descubrirme.

Separarnos de nosotros mismos, también nos hace separarnos de los demás. Responder de forma errática, iracunda. Separarnos de nuestra esencial, de nuestros talentos, hace que no nos amemos  a nosotros mismos. Y  sin amarte tú mismo, ¿Crees que podrías amar a los demás?… Me parece que es imposible.

Así que querido diablo que muchos años han estado estirándome hacia atrás, haciendo dudar e invitándome a una vida de miedo, quiero decirte, que ya tengo el VALOR que siempre quería para iluminar mi camino, mi vida.

Esas personas que elogiaba, que admiraba, que pensaba que eran súper héroes, porque conseguían cosas que yo soñaba, solamente tenían una cosa diferente a los demás:

¡¡ERAN VALIENTES!!.

No dejaban las cosas para más tarde. Confían en ellos y no demoraban las acciones a tomar. Sabían que estaban en la vida para transformar su vida a otros niveles y la de los demás.

Gracias por todo lo que has hecho por mí, pero a partir de ahora, voy a luchar día a día dominando mis pensamientos, dominando mi vida de forma activa, e impregnándola toda con amor.

¿Cómo vencer a tus DEMONIOS?

.- Ante la Demora, DECISIÓN.

.- Ante la Duda, FE.

.- Ante el Miedo, VALOR.

.- Y siempre todo con AMOR.

¿Cómo luchas ante tus miedos y demonios?

¡¡Tienes magia, no necesitas trucos!!

La magia existe, y tú eres el único mago”.

MagiaMe he criado viendo a David Copperfield saltar por el Cañón del Colorado o volar por las Vegas. Me quedaba ensimismado enfrente de la televisión, preguntándome como una persona así, podía hacer algo tan espectacular.

Con el paso del tiempo, me daba cuenta que existían cosas mágicas en el día a día. La sonrisa de una persona que me hacía ver la vida de otra manera, un abrazo de un amigo, la mirada de la persona que amas , el “Tú puedes” de una hermana ante un reto importante…

Existía magia en mi vida. Me hacía creer en la misma. Me gustaba vivir con la boca abierta, asombrado de lo mágica que era que llamaban rutina.

Cualquier gesto, cualquier situación, te acariciaba el alma, provocándote una ilusión que te hacía confiar de nuevo en la vida, en las personas.

Ayer le pregunte a una persona, si creía en la magia, que si las personas para ella, eran mágicas. Me contesto: “Déjate de chorradas, que la niñez ya paso”.

¡¡Así nos va!!

Y quiero decirte desde aquí, allá donde estés, que eres PURA MAGIA, aunque nunca llegues a saber cómo lo haces.

Vivimos en un mundo en el que nos ponemos millones de mascaras para no mostrar nuestros sentimientos. Mascaras que no nos dejan darnos cuenta, que con el paso del tiempo, arrastramos un peso que nos dejan vivir con libertad y disfrute de nuestro ser, de la vida.

Y cada vez, me llegan más emails, más comentarios, de personas que han perdido la esperanza en el ser humano, en su bondad, en sus valores, en el dar de los demás para hacer crecer al resto de la humanidad.

No podemos hacer nada con esas personas que son así, hasta que ellos  no se den cuenta que van por el camino equivocado. Por mucho que intentemos, de buena fe, que cambien, no lo harán, hasta que no “entren en el pozo” y pidan ayuda.

Pero la humanidad, no consta  solamente de esas personas, sino también de seres, que hacen magia sin ellos darse cuenta.

¿Quiénes son?

Personas como tú y como yo. Que no sabemos porqué pero no queremos arrancarlas de nuestra vida nunca.

Personas como tú y como yo, que no tienen una formación increíble, pero con su mirada, sabemos que todo reto será superado, por muy difícil que sea. Su mirada nos da tranquilidad y confianza.

Personas como tú y como yo, que sus abrazos, nos despejan del miedo que estaba impregnado en nuestra piel. Nos reportan esa claridad que necesitábamos para seguir mirando hacia la luna , hacia esos sueños grandes que teníamos y que por miedo, se habían ocultado en la niebla.

Personas como tú y como yo, que aunque no lo sepan, provocan magia en nosotros, aunque no sepan como lo hacen. Magia que nos hace ver, que otro mundo es posible, que podemos conseguir eso que nos proponemos, simplemente empezando a dar un paso hacia adelante, por pequeño que sea. Personas que hacen de sus limitaciones, sus activos más importantes, creando de la nada, algo espectacular.

Personas como tú y como yo, que sin darse cuenta nos dicen que en la vida es posible hacer un vuelo sin el motor del qué dirán, de las creencias impuestas, y de los miedos. Sino un viaje guiado por un motor llamado, verdad, corazón y confianza.

Personas como tú y como yo, que nos provocan un pellizco en nuestro corazón.

Personas como tú y como yo, que con una mirada, transforman nuestras limitaciones, en poder.

Seamos canallas, y demos la relevancia que tienen estas personas en nuestra vida y en la sociedad.

MagiaBasta ya de dar cabida, en la sociedad, a mentirosos, troleros, enmascarados, manipuladores,  que nos hacen creer que un mundo nuevo es posible a través de una “varita” mágica, que nos transporta a un mundo de miedos y limitaciones, no de ilusiones.

Pero no solamente los demás, provocan magia en ti, sino que tú también la provocas, aunque no te des cuenta o no quieras reconocerlo.

Esa mirada a tu amiga cuando está mal, tranquilizándola al instante. Ese “Estoy a tu lado” a tu amigo en momentos de nerviosismo. Ese “venga que tú puedes” a tus hijos cuando se hacen los remolones el lunes por la mañana, ese “te quiero” cuando tu pareja duda de sus posibilidades, o ese proyecto que has creado de la nada, en el cual ayudas a tantas personas a salir adelante y produce tanta felicidad.

Tú creas con acciones espectaculares para esas personas, la magia,  que les haces creer que otro mundo es posible. Crees que no son acciones para tanto, relevantes,  que son muy pequeñas, que las haría cualquiera, pero para quien la recibe, le hace creer de nuevo en el ser humano, en él mismo.

No hagamos “trucos baratos” porque luego la confianza, la fe de las personas, la motivación se va por el W.C. para no volver, cuando ven que el truco era una chapuza burda.

Hagamos magia en el día a día, a los demás y dejémonos asombrar por lo que hacen las personas que tenemos a nuestro alrededor, ayudando y creando a un mundo mejor. Y solamente creamos magia, cuando damos a los demás.

La magia existe, y promulguémosla más en un mundo en el que solamente está de moda el “baile de las mascaras y la hipocresía” y no el de la autenticidad. Dejemos de cantar en “playback” y cantemos con el corazón, solamente así produciremos una magia espectacular.

Cree en la magia, existe, solamente hay que limpiarse un poco “las gafas” con las que vemos el día a día. Veras cosas increíbles que ahora  obviabas.

Haz más magia en tu vida.  Creamos  más en la magia, produce unos resultados increíbles. Olvídate de los trucos.

¿Quién hace magia en ti? ¿Por qué? ¿Crees que provocas magia en alguien? ¿Cantas en Playback o con el corazón en la ducha?

Menos Verborrea y Más Coherencia.

Sin coherencia no hay ninguna fuerza moral” decía Robert Owen.

VERBORREACada día hablamos más y peor. Y los resultados que obtenemos con lo que hablamos, va acorde con ello.

Es decir, ¡¡NULOS!!.

Me he pegado una semana observando a la gente lo que habla, como habla y que “creo” que quiere decir. Y los resultados, a mi parecer, dan MIEDO.

Cada día vamos más deprisa por la vida. Gastamos nuestro tiempo en “tonterías” que nosotros mismos, y los demás, nos hacen creer que pareceremos “cultos”, unas personas ocupadas, unas personas muy “fashion”.

Gastamos nuestro tiempo en cosas para ir a la moda, para parecer que somos “lo más”.

Y con ello nuestro vocabulario.

Decimos que somos “Brand Manager de Europa”, que vamos a clases de “Zumba acuatica”,( que no sé si existe ), que hemos comido en un restaurante de 3 estrellas, que hemos ido al concierto de la revelación del mundo musical iraquí….

Verborrea que solamente es más ruido y ruido.

Y pensamos que cuanto más rápido hablemos, mejor. Seremos más “cool”, haremos creer a los demás que nuestra vida es la leche, que nos va muy bien, que somos muy felices, que tenemos una vida de riesgos, experiencias únicas.

¿Pero qué hay detrás de esa vida tan increíble?

Miedo.

Son personas que no paran de hablar, porque les da miedo escucharse. Son personas que creen cuanto más hablen, más “marca” dejaran en los demás, más dejaran asombrados a los demás. Y la verdad que lo que hacen, es no dejar una marca muy buena.

Con el paso de los años, somos más MENTIROSOS. Es duro escribirlo y más darse cuenta de ello.

Desde pequeños, nos han enseñado, a que tenemos que ser sinceros , que no tenemos que mentir, que tenemos que decir la verdad. ¿Y de mayores la decimos?

¡¡NO!!.

Me gusta mucho mantener conversaciones con las personas, creo que es la única forma de conocerse de verdad.

Pero no una conversación de palabras. Las mismas se las lleva el viento. Una buena conversación, te hace ver más de las frases y adentrarte a través de los ojos de la persona y llegar a su ser.

A corto plazo, esta “verborrea” que utilizamos, está muy bien para “engatusar” a la chica que queremos conquistar, para conseguir un puesto de trabajo, o para aparentar que todo nos va perfecto… pero las “tormentas” siempre nos acaban dejando sin nada, mostrándonos tal como somos o nuestra situación.

La verborrea, tiene un gran peligro.

Que las personas se den cuenta, que estás mostrando algo que no es. Es lo que decimos siempre, con el paso de los años, nos ponemos más y más mascaras, por y para “agradar” a los demás, “para mostrar” una cara que desearíamos, pero que no es la verdad.

Hablamos mucho, pero lo que hablamos no es real, no es de corazón.

Y cuando eso pasa, la gente acaba alejándose de ti. Acaba dándose cuenta que no eras quien decías ser. Que no tenías las habilidades que decías poseer, y que no tenías una vida de riesgo, emoción y felicidad, sino lo contrario.

En esos momentos viene nuestro ego, a decirnos : “ No pasa nada, tú vales mucho más que esas personas.. No sabían apreciarte, todo va muy bien… ya volverán y se darán cuenta…”.. Pero mientras sigues diciéndote esas cosas, las personas, situaciones se van , quedándote más y más solo.

Hablemos más con el corazón y menos con la razón.

verborreaSigues en tus treces, que volverán, pero cada vez más se marchan de tu lado. Tu pareja ya no te aguanta, cada vez tienes menos amigos, tus jefes ya solo te dan la carta del despido, pero tú sigues igual.

Lo que pasa es que por un lado está tu Ego y por otro tu miedo, al darte cuenta de lo que está pasando, que no es nada “bonito”.

Tú decides, seguir llevando una vida de “falsedad en documento mercantil” o coger la vida por las riendas, empezando a “callarte” un poco más, escuchando lo que dice tu corazón y lo que dicen los demás y a partir de ahí, empezar a resurgir como una flor sin hojas.

No somos sinceros, no hablamos desde el corazón. Lo tenemos ahogado y cuanto más, pensamos que mejor.

Hablamos que estamos bien, que todo va perfecto y mientras tanto sufrimos percances, no sabemos por qué y nos ponemos a llorar, o el corazón nos va a mil.

Escúchate más y habla menos por favor.

Reconozco que me gusta hablar, pero hablo mucho menos de lo que hacia antes. Prefiero decir algo, claro y directo, que no cosas sin importancia. Que reconozco que también las digo, y más un sábado por la noche.

Pero ¿Qué pasaría si tuviéramos todos un cupo de 1000 palabras, 2000 palabras, las que tú quieras, durante todo el día y al día siguiente, tuvieras que adquirir uno nuevo?

.- Usaríamos mejor nuestras palabras, diciendo lo que de verdad importa , a quien importa y manejando mejor las formas.

.- Dejaríamos de decir tonterías, verborreas y demás, porque sabríamos que nuestro bono, habría que usarlo de mejor manera.

.- Nos escucharíamos más y hablaríamos más con el corazón; y no con otras partes del cuerpo. La mejor conversación, la transformación de un mundo, de tu mundo, empieza por una palabra. Y esa palabra, para tener efecto, tiene que ser desde tu corazón, no desde ningún otro sitio.

.- Sabrás qué decir y cuando, y no parecerás una ametralladora hablando sin sentido.

Por favor, implántate este “bono” en tu vida, y verás la transformación que vives. Hablaras menos, pero con más transformación en ti y en los demás. Serás más clara y directa, y las palabras necias, desaparecerán de tu vocabulario.

Hablemos menos pero mejor. Escuchemos más. Hagamos más caso al corazón.

Tus conversaciones, tu gente lo agradecerá.

¿Oyes verborrea a tu alrededor? ¿La dices tú? ¿Cómo te sentirías con un cupo así de palabras?

¿A qué eres adicto?

La adicción nunca debería ser tratada como un delito. Debe ser abordada como un problema de salud” dice R.Nader.

AdicciónAntes de empezar, me gustaría decir una cosa, y quiero que se tome con toda la seriedad, con la que siempre escribo todo.

Reconozco que soy adicto a las “chuches”.

Si, a todos nos gustan. Pero me he dado cuenta, que cuando las he “engullido” y no disfrutado, es cuando, me sentía “desconectado” de mí, de la sociedad en la que me encuentro.

Y si, me reconozco un adicto, si se puede decir así,  porque cuando me encontraba en una situación parecida, en vez de preguntarme: ¿Qué te pasa? ¿Cómo solucionarlo?… Me iba a comprar las chuches, para olvidar y no pensar en la situación.

Sé que algunos se estará riendo, “adicto a las chuches”. Reconozco que están muy buena. Pero antes las engullía, no las disfrutaba, por mi ansiedad, por mi ansia de querer olvidarme de la vida, de mis problemas… Entre otras cosas, ahora me dí cuenta porque volví de Madrid con 20 kilos de más.

Quería olvidar mi vida, quería desconectar de mi vida, a través de las chuches. A otros les da por otras cosas para “desconectar”..

Pero vivimos en un mundo, el actual, que no solamente, utilizamos el dulce para irnos de esta vida. Otros utilizan el sexo, los teléfono móviles,  adicto al apego hacia las personas, las drogas o las compras compulsivas entre otros…

Lo utilizamos para olvidar lo que nos está pasando, para olvidar el presente.

Todos conocemos o hemos tenido amigos, que se han drogado alguna vez o han salido de un proceso de desintoxicación, de cualquier sustancia o situación.

Fijándome en muchos de ellos, me he dado cuenta de que las adicciones se producen en ambientes en los que escasean la felicidad, el amor o unas buenas relaciones.

Un ambiente en el que se promueve el amor entre los participantes, en el que se aprecia el papel de la persona dentro del grupo, se aprecia sus esfuerzos, logros y personalidad, no creo que mucha gente necesite, “sustancias” para desconectarse de un mundo en el que no se siente a gusto.

Muchos no se sienten a gusto porque no les aceptan por su condición sexual… otros porque no se encuentran a sí mismos, otros porque no se sienten escuchados, por su baja autoestima…

Todos tienen un porqué para desconectarse de la realidad y crearse un nuevo mundo aparte.

Son personas que les da miedo vivir el presente.

Me daba mucho miedo darme cuenta de mi presente. Estaba solo en Madrid, era la 1 vez que tenía que sacarme las castañas del fuego yo solito, sin nadie a mi lado, tenía miedo a todo… Y al no conseguir mis sueños, con la “comida”, quería evadirme de tomar soluciones, de mis responsabilidades… De lo que me estaba pasando.

En esta sociedad, apartamos a todo el mundo que no nos gusta. Apartamos a los enfermos, apartamos a los feos de las revistas de moda, apartamos de nuestra vida quienes no opinan como nosotros, y apartamos a los adictos de la sociedad…

¿Tienes algo que se sale de lo normal? ¡¡Fuera, no te queremos!!.

Hace unos días, le pregunté a una de estas personas, que hubiera pasado, en los momentos en los que se encontraba así, le hubieran dado un abrazo, le hubieran dicho un te quiero o te hubieran preguntado: “¿Qué sientes?, si hubiera cambiado algo”.

Empezó a llorar, me dijo que su adicción, era una llamada de socorro, ante unos cambios en su vida que no había sabido asimilar y que no quería ver.

¿Cuántas personas “adictas”, en vez de creer que necesitan perder peso para “sentirse” dentro del grupo, o drogas que le “dan el poder” sobre sus vidas, lo que necesitan es un “ te quiero”, “eres genial” o un simple “GRACIAS”?

¿Qué pasaría si en vez de apartar a esas personas “ no gratas “ de nuestras sociedad, hiciéramos lo posible, por ayudarles a descubrirse y a engancharse de nuevo a la vida?

No quiero decir, que todas enfermedades, se solucionen dando amor, con un te quiero o un gracias. Ni estoy en contra de proyectos que ayudan a la desintoxicación..  Pero SI, que habría que decirlo más, Si habría que abrirnos a los demás, y SI crear más vínculos con los demás. Todos necesitamos palabras así y quien menos lo esperamos , lo necesita mucho más aún.

AdicciónVivimos en una sociedad, en la que nos hacen sentirnos vulnerable a las adicciones. Si no estás en el peso adecuado… no estarás dentro del grupo… Si no eres guapo… no saldrás con nosotros… Si no tienes un Ipad… no entraras a trabajar con nosotros… Si no has ligado todas las noches, ya eres de otro bando…. Si no hacemos lo que “dicta” la sociedad, nos apartan. Ya no somos considerados uno más del grupo, y el ser humano, es un ser de grupo, de rebaño. Se tiene que sentir “protegido” por la manada, porque sino eso de ser el “excluido” no mola.

Sino que se lo digan a personas que sufren bullyng y utilizan el alcohol, las drogas para evadirse u otras cosas peores, para evadirse del presente que están viviendo.

Todos nos hemos hecho alguna vez esta pregunta: ¿Para qué hemos venido aquí? ¿Por qué estoy aquí?

Cuando no sabemos responderla, nos sentimos perdimos, nos dejamos llevar por la “corriente”, por los miedos, por el qué dirán. Pero otros utilizan otros “métodos” para evadirse de esa realidad, de esas dudas de no saber para qué han venido, sus talentos o en qué son buenos…

Por eso nos da miedo preguntarnos, porque no nos gusta saber la respuesta y las consecuencias que puede haber tras su descubrimiento.

No nos gusta vivir el presente, no nos gusta ser nosotros mismos tener el poder de crear nuestro futuro, no nos gusta ser nosotros quien resuelva nuestras dificultades, no nos gusta el miedo, la incertidumbre, el cambio, no nos gusta vivir en el presente, que es lo único que tenemos. No nos gusta las enfermedades… no nos gusta nuestra vida, y por eso, buscamos “placebos” que se acaban convirtiendo en adicciones.

Tenemos muchos avances tecnológicos, ordenador, whatsapp, Line, facebook, viajamos en trenes de alta velocidad, es la ostia, la verdad… pero cada vez nos encontramos más solos. Por mucho que tengas 5.000 amigos en Facebook, ellos no van a solucionar tus problemas, ellos no van a echarte una mano y SI esos amigos, esa familia que tienes a tu alrededor, serán quienes lo hagan, si necesitas de su ayuda.

El mayor regalo que nos han dado, es y será el presente. Vivir la vida, con sus lluvias, soles, miedos, alegrías,.. es un camino con más aventura que Indiana Jones. Y cuando menos te lo esperas, descubres para qué has venido aquí, tú POR QUÉ, tu motivación… Has descubierto el gran regalo de la vida, ahora tienes que darlo, tienes que ofrecerlo a los demás.

Engánchate a la vida, es dura, es perra, pero es preciosa, porque todos días aprendes algo de ella que te hace mejorar, progresar, te hace ser un poco mejor, te hace conocerte más. Siempre  te da regalos.

Engánchate a la vida y no cortes la conexión con ella.

¿A qué eres adicto? ¿Qué te da miedo y utilizas eso para evadirte? ¿Por qué? ¿Te gustaría pedir ayuda?

 

 

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 9.287 seguidores