¡¡Puedes quejarte, pero si…!!

Nacemos llorando, vivimos quejándonos y morimos desilusionados” decía Thomas Fuller

quejas¿Por qué quejarnos, está mal visto?

Es una de las palabras que también tenemos denostada en nuestro vocabulario, como canalla o coaching, entre otras.

Me gusta quejarme y lo reconozco. ¿Por qué?

Sé que estaréis pensando, como ayer me dijeron, que no tenía nada por lo que quejarme. Que había estado luchando por un sueño, que a día de hoy, ya es realidad. Que siempre había soñado con tener una empresa, y la tengo. Y que hasta tengo personal a mi cargo.

¿De qué coño tienes que quejarte, David? Me decían ayer casi a grito pelado.

He descubierto, que el quejarse, lleva a dos caminos, pero que siempre tienen una característica en común.

Aunque nos quejamos por vicio, tema que tratare a posteriori, nos quejamos porque, sabemos que nos podría ir mejor en la vida.

Nos quejamos porque esa chica no nos hace caso aún sabiendo que no hemos dado un paso para que se entere por nuestros sentimientos, por el trabajo que tenemos aún sabiendo que podríamos buscar otro trabajo, nos quejamos de las relaciones que tenemos con nuestros amigos aún sabiendo que no hemos hecho nada por solucionarlas…

Nos quejamos de la vida de mierda que tenemos… ¿Pero hacemos algo para cambiarla?

¡¡NADA!!.

Lo que pasa, es que ya hemos tenido experiencias anteriores, en las que nos quejábamos de la vida que teníamos, y venía un alma caritativa, a solucionarlos el tema en cuestión.

¿Qué gozada, verdad? En vez de aprender a cambiar la rueda del coche, es mucho mejor, gritar, patalear y que venga la Guardia Civil a salvarnos, ¿A qué sí?

Y mientras tanto, lo único que has aprendido, en esa situación ha sido a teclear el número de la policía y a decir, “Buenos días agente, es que me pasa esto...”.

Vivimos en la queja constante y mientras tanto, no hacemos nada… Bueno si, patalear, llorar y cagarnos en todo el mundo, pero no mirarnos al espejo, sabiendo que el único responsable de todo, ERES TÚ.

Es mejor seguir en una vida, que sabemos que no nos motiva, no nos alienta, que hacer uso que Dios nos ha dado que tenemos entre las piernas, y decir: “Hasta aquí hemos llegado”.

Estamos creando no seres humanos coherentes, con un par, líderes de su propia vida, sino adultos con mentalidad de niños de 3 años, que si no consiguen lo que quieren, a la hora que quieren y cómo lo quieren, patalean y dicen “Ahora no respiro, hasta que no me lo traigan”.

Estos adultos, luego cuando ven a una persona que ha conseguido lo que ellos querían, lo que ellos pensaban que era imposible, empiezan a practicar el deporte nacional por excelencia, LA ENVIDIA.

Míralo con el coche nuevo, míralo con la novia nueva, míralo con el puesto nuevo.. Míralo, vete a saber cómo lo habrá conseguido…Es que mira que es injusta la vida…”

Me encanta desmontar estas frases con 2 simples preguntas:

Si tienes envidia de la persona y sabes lo que ha hecho..¿POR QUÉ NO TIENES ESA MISMA VALENTÍA QUE ÉL, Y LO HACES?

Siempre empiezan respondiendo de la misma manera: “Es que…” Y su chulería empieza a rebajarse, bajando su mirada hacia el suelo y un cuerpo encorvado.

Y la siguiente pregunta que hago a posteriori, es: “Si tanto te quejas de la vida de mierda que tienes, ¿Te has fijado en la vida que tiene la persona que tienes en tu portal durmiendo? ¿Te has parado a pensar en la vida que pueden tener los refugiados de cualquier guerra?

Ya la gente, se siente noqueada, aparte de acordarse de mis familiares.

quejasSi, lo sé, soy un “mal” ser humano. En esos momentos que nos quejamos, queremos que la gente nos entienda, que comprenda nuestro dolor, que nos apoye.. Con el único motivo, de sentirnos comprendidos, y si nos pueden ayudar, para solventar el problema, MEJOR…

Pero eso dar un paso adelante, de coger el toro por los cuernos, limpiarnos las lagrimas y levantarnos..COMO QUE NO.

Eso no es cool.

¿Qué he aprendido sobre la queja a través del estudio realizado para mis 2 próximos libros?

Que la gente que consigue resultados, que llega al éxito tan anhelado, SE QUEJA, PORQUE SABE QUE PUEDEN HACERSE LAS COSAS MEJOR. PORQUE SABE, QUE SIEMPRE SE PUEDE DAR MÁS DE SÍ. Y no hablo que estén obsesionados por la perfección.

¿A qué no es la misma concepción de la queja?

Unos lo utilizan para superarse, sabiendo que no han llegado a sus límites. Que la diferencia entre la mediocridad y la excelencia, suele ser 1% más que lo que suelen hacer los demás.

Mientras los otros lo utilizan, para lamentarse de algo, que creen o no quieren saber, que tienen el poder para transformarlo.

¿A qué son dos versiones diferentes de una misma palabra?

Quien se queja, busca el porqué de los resultados que ha cosechado. El camino que ha seguido, qué ha pasado que no tenía planeado que ocurriera… Se queja, porque sabe que podría haberlo hecho mejor, y no lo ha hecho. Sabe lo que quiere, y si no lo ha conseguido, es por algo, algo que tiene que aprender y que le va a hacer mejor.

¿Por qué cuando vamos a buscar la excelencia? ¿Cuándo no tengamos fuerza ni para levantarnos de la cama?

Sabemos que podemos hacer las cosas mejor, que podemos tener una vida mejor, sabemos que podemos ser mejores personas de lo que somos en este momento… Pues si lo sabemos, CLARO QUE TENEMOS EL PODER DE QUEJARNOS, pero no de lamentarnos.

QUEJATE PERO QUE CON LLEVE SOLUCIONES, ACCIONES AL RESPECTO, pero no te quejes con lamentaciones, porque que si no seguirá siendo lo mismo de siempre, más y más lamentos sin solución.

Así que quejarse, es darse cuenta que uno mismo, puede más dar de si, que puede remontar la situación que está viviendo, que los resultados que anhelas están por llegar, pero que todo depende de él.

Así que si sabes lo que vales, que puedes, y quieres…TIENES EL DERECHO A QUEJARTE…Pero nunca olvides a posteriori, LA ACCIÓN.

¿Cuántas veces te has quejado hoy? ¿Por qué? ¿Vas a hacer algo al respecto?

Querida Rutina:

El hombre clásico es tan solo un manojo de rutina, ideas y tradición” decía Bruce Lee.

rutinaEl mundo no se divide entre los fans de David Bisbal y David Bustamante. Entre los seguidores del Real Madrid o del Barcelona, entre los de la Pantoja o Rocío Jurado.

Estamos muy confundidos.

El mundo se divide entre los que ODIAN la rutina y los que la AMAN.

Somos incoherentes por naturaleza. Amamos volver a la rutina después de unos días de vacaciones y al día siguiente, estamos deseando volver a las vacaciones, porque la rutina no nos gusta.

Nuestro cerebro ama la rutina, el saber que tiene que hacer desde que se levanta hasta que se acuesta. Ama la seguridad, la rutina. Porque para eso ha sido creado, para proporcionarnos seguridad.

Y está bien, eso de saber que tenemos que hacer. Porque es el foco, la herramienta esencial para el éxito.

¿Pero cuando empezamos a enfadarnos al nombrar la rutina?

No cuando sabes qué tenemos que hacer, sino cuando NO sabemos PORQUE tenemos que hacerlo. Y peor aún, sabiendo que NO queremos hacerlo, lo hacemos mientras añoramos lo que SI querríamos hacer.

Me explico:

Odiamos la rutina del trabajo, de nuestra pareja, porque en el fondo sabemos que no es lo que queremos…Nos cansamos de ser siempre lo mismo, de las mismas personas, pero lo peor de todo que sabemos la respuesta a esta pregunta:

Si no estuvieras haciendo lo que estás haciendo todos los días, ¿Qué te motivaría hacer?

A todos se nos ilumina la mirada, porque sabemos la respuesta.

Otra cosa es que pongamos sonido a esos pensamientos. Y todo porque…

¡¡TENEMOS MIEDO A DAR UN PASO ADELANTE HACIA LO QUE NOS APASIONA DE VERDAD!!!

¡¡TENEMOS MIEDO A SER NOSOTROS MISMOS, A REALIZARNOS!!

Al instante que nos viene ese pensamiento, nos entra por el cuerpo un escalofrió que quiere decirnos dos cosas. Como nos sentiríamos si diéramos ese paso y al instante, otro escalofrío más fuerte, nos advierte: “Déjate de tonterías, que jamás lo vas a conseguir…y sabes que defraudarías a mucha gente”.

Sin embargo, siempre optamos por el último escalofrió, el que nos dice que nos dejemos de locuras, y sigamos haciendo lo que tenemos previsto en la agenda.

A través de Liderazgo Canalla, libro que sale en días y el siguiente que estoy escribiendo, me he dado cuenta, que los seres humanos, adaptamos siempre el significado negativo de las palabras.

Rutina, según la R.A.E es “Costumbre o hábito adquirido de hacer las cosas por mera practica y de manera más o menos automática” Pero la 2º acepción dice “Secuencia invariable de instrucciones que forma parte de un programa y se puede utilizar repetidamente”.

Ante esos significados, ¿Qué actitud toman la gente de éxito?

.-Pensamos en los hábitos, y ya nos viene el hábito de fumar, de ir los domingos a comer a casa de la suegra, de aguantar los despertares de nuestro jefe, … Y creemos que haciéndolo conseguiremos el éxito. Más bien nos llevan a la ruina y peor aún sabiéndolo que lo único que nos producen son urticarias.

¿Qué pasaría si nuestra rutina estuviera integrada por hábitos que nos hacen bien, que nos motivan y alientan? ¿A qué ya no es lo mismo?

Empecemos por la actitud que tenemos frente a la vida, seguido por los pensamientos que salen de nuestra cabeza y después por la orientación de nuestros pasos…Y nos daremos cuenta, que estamos cambiando nuestros hábitos. Estaremos viviendo una rutina que nos motiva.

Porque la gente de éxito, se basa en hábitos. Hábitos que le motiven, alienten, les propulse y les saque una sonrisa, no un lloro o una frustración. Por eso la rutina les motiva, porque saben que de manera automática, les van a llevar hacia sus sueños, como antes ya les ha ocurrido.

Vivamos en una rutina que no nos mate, y si que nos MOTIVE.

rutinaCuando nos dicen una “secuencia invariable de instrucciones..” ya empezamos a temblar. Nos imaginamos que nos encontramos ante el Sargento de Hierro, que nos va a ordenar hacer tal cosa, teniéndola que hacer a disgusto.

Hacemos las cosas a disgusto porque creemos que debemos hacerlas así, ya que si no las consecuencias, como ser expulsados del rebaño, recibir NOES de las personas que queremos, no son muy motivantes.

¿Pero qué pasa cuando repetimos un programa que a nosotros nos motiva?

Que no lo consideramos como algo que nos lastre, que nos vaya a costar o vayamos a sufrir haciéndolo.

¿Te costaría levantarte, dormir pocas horas, o esforzarte hasta la extenuación en un programa que sabes que te puede proporcionar lo que siempre has soñado?

No te importaría nada, sino que firmarías donde fuera, para vivirlo, todo sabiendo que te enfocará hacia donde tú quieres, hacia tu meta.

¿A qué creías que la rutina era algo que te lastraba, triste y frustrante? ¿Ves cómo la gente de éxito ama la rutina?

La única diferencia, es el fin para el cual la utilizan.

Y tú, ¿Hacia dónde te lleva tu rutina? ¿Hacia dónde querrías te llevará de verdad?

¡¡El Abecedario del Branding..!!

En esta sociedad en constante cambio, las más poderosas y duraderas marcas se construyen desde el corazón. Son reales y sostenibles. Sus fundamentos son más fuertes porque se construyen con la fuerza del espíritu humano, no a través de una campaña publicitaria..” decía Howard Schultz

brandingAl igual que de pequeños, nos enseñaron el abecedario, para con él, empezar a unir letras, y decir, “La C con la A, CA, la L con la I, LI,…”, creo que tenemos que empezar a juntar letras, cambiar el significado de palabras, para aprender a romper con ellas, los límites que tenemos instalados en nuestro cerebro, que nos limitan en nuestro branding personal como profesional. Haciéndonos ser marcas comunes y no únicas, como somos todos nosotros.

¿Empezamos la usar las letras?

A de Anormal

Eres un anormal. Y tu marca tiene que ser anormal. Basta ya de ser copias baratas del borrego mayor del reino, del guru de turno.

Todos somos anormales. Todos pensamos de manera diferente, todos soñamos de forma única, pero no lo vemos. Vemos marcas, que solo cambian una letra en relación a la marca de moda, que en vez de negro, ponen blanco al logo de moda… Y esa diferencia, ese dar valor, se queda en nada..

Se anormal en todo lo que hagas, en cómo te expreses.

B de Borregos

Ni sigas las indicaciones del gran guru, como borregos, y ni quieras que te sigan borregos. Somos personas, que sentimos, que soñamos y por querer destacar, pensamos que tenemos que seguir como borregos, las indicaciones de personas que han llegado a donde queremos. Pero por nuestra ansia de poder, no queremos que nos sigan personas, sino borregos. Que digan a todo lo que les proponemos Si, sin ninguna contraindicación, sin ningún reparo.

Somos personas, que sentimos, no ovejas que balamos a lo que nos diga el pastor. No estarás liderando sus vidas, los estarás manipulando.

Piensa en personas, no en ovejas.

D de Disrupción

No me cansaré de repetir, que disrupción no es querer matar a Apple, con nuestra web, no es querer destruir a Ford con nuestra idea…Disrupción es ser y querer ser mejor 1% más que el día de antes.

No te puedes dormir en los laureles ni tampoco tirar la toalla cuando no has conseguido lo que querías.

Tienes que ser 1% mejor atendiendo a tus clientes, mejorando tu branding, tu storytelling, tu producto…porque no puedes estar viviendo de rentas ni de fracasos imaginarios.

C de Corazón

El branding tiene que tener corazón. ¿Quieres tener fanáticos de tu marca, como Harley Davidson o Apple? ¿Cómo hacen para que hagan colas días antes del lanzamiento de sus productos? Porque les llegan a su corazón.

Dan amor a sus clientes, saben que quiere su corazón, no su razón.

Da amor, da tu corazón a tus clientes, y ellos te responderán.

E de Escucha

Si tienes un departamento de Atención al cliente y acaban yéndose después de cómo los has tratado, si cuando quedan contigo los amigos para les des tu opinión, haces que les escuchas… Te aseguro, que no hablarán muy bien de ti, cuando se marchen. Y eso sí, no volverán.

Escucha de corazón, sabrás qué necesitan, que quieren en sus vidas, cómo puedes ayudarles y cómo todo ello, te lleva a donde tú quieres.

Escucha y calla a tu ego.

F de Fingir

Mira, no finjas algo que no eres. ¿Por qué? Porque la mentira tiene patas muy cortas. Y en un mundo interconectado, no vayas de algo que no eres, porque te valdrá para un tiempo…pero acabará descubriéndose tu mentira.

Antes se pilla a un mentiroso que a un cojo, nunca lo olvides.

H de Hacer

¿Qué tienes una idea? Pruébala, hazla, lánzate.

Si sabes que puedes hacerlo mejor, aportando más valor de lo que lo hacen los demás…DÉJATE DE HABLAR y HAZ.

G de el Punto G

Todos tenemos un Punto G. Y sueles pensar, que nadie lo tiene donde tú lo tienes, que a nadie le pone a mil, lo que te pone a ti, que eres un raro y mejor no mostrarlo… ¿Sabes qué? Hay mucha gente que le pone lo mismo que a ti. Así que déjate de tonterías, que no eres un rarito.

Tienes que dar a los demás lo que te pone, es tu especialización, es tu pasión..Te aseguro que no eres un bicho raro.

I de Incomoda

Mira, si sabes que quieres romper los límites, vas a incomodar. Porque la gente, no está acostumbrada, ni quiere, la gente se salta del “tiesto”. Pero tú no eres como los demás, tú sabes lo que quieres, a donde quieres llegar, lo que quieres provocar.

Ves de frente, rompe moldes. La gente no quiere rutinas, no quiere lo mismo de siempre, quieren que les dejes con la boca abierta, que griten “Eso es lo que quería”…Así que si te dicen que estás incomodando, mi experiencia dice, que vas por buen camino.

No quieres romper moldes, y no querer fastidiar a nadie..Eso nunca lo conseguirás.

J de Junta

¿Te parece juntar el Canalla con el management? ¿Te parece imposible crear una idea, con un carne y un vestido? ¿Piensas que las vacas purpuras, no triunfarían en el mundo?

Son ideas, que nadie pensaría al unirlas, y que pensaríamos que sería un fracaso antes de empezar… Pero si es lo que sientes, si es cómo eres, si lo estás soñando repetidas veces esa unión…. ¿A qué esperas?

Si es lo que sientes, lo que quieres, lo que sabes que va a ayudar…QUE LOS DEMÁS DIGAN MISA.

K de Kiwi.

Dicen que el Kiwi es bueno para perder peso. Pues eso tienes que hacer tú, con tu Branding. Depura.

Depura a los clientes que solamente te dan mal y no rentabilidad. Depura a los pelotas que tienes alrededor que solamente te dicen lo que haces bien mientras tu facturación no aumenta, depura a los compañeros de trabajo que no concuerdan con la cultura empresarial, depura todo que no sea excelencia y la revolución que quieres provocar

L de La Lambada

Si, no me mires así. Si para ti, todo lo que haces, no disfrutas tanto como bailando la lambada…ESTÁS SIENDO UNO MÁS. Si no sientes que te diviertes dando una conferencia, si tus empleados no sonríen…estás bailando una marcha fúnebre, no la lambada.

M de Miedo

brandingMiedo vas a tener. Miedo al lanzar un producto, al presentar una propuesta empresarial, al escribir un post..Miedo siempre vas a tener al hacer algo que nunca habías hecho, que sabes que te va a llevar a la incertidumbre, a no dominar los posibles resultados..

Abraza el miedo, eso es que te estás superando, que quieres ser mejor, que quieres dar lo mejor de ti, de tu cultura a los demás… Así que hazte amigo del miedo y que te enseñe que hay detrás de esa incertidumbre que te quiere traer a tu vida.

N de No al Compartir.

Por favor, si se te ha pasado por la cabeza pedirle a tus seguidores que compartan tus publicaciones, con un POR FAVOR, COMPARTE, pensando que es lo más… Mira a las personas que tienen millones de seguidores y mira si les piden que hagan eso.

¡¡NO LO PIDAS, ESO ES DE MEDIOCRES!!.

O de Ostentación.

Deja la ostentación atrás, déjate de emperifollar tu marca, tus productos, tus servicios, déjate de tonterías…PORQUE MENOS, SIEMPRE ES MÁS. E ilusiona y motiva.

P de PALMEROS DEL ROCIO.

Cuando empiecen a decirte lo maravilloso que eres, que todo lo haces de muerte, que grande eres, y creas que es cierto, y mientras no has lanzado un nuevo servicio en 4 años…Deshazte de los palmeros del roció que tienes a tu alrededor…solo hacen impedir tu crecimiento, tu superación, tu creatividad… Haz que aplaudan a otro y rodéate de gente que te meta el dedo en el ojo en todo momento.

Q de Qalidad.

Que tu única meta, sea siempre dar calidad, excelencia en todo lo que hagas.

R de Revolución

Como decían Los Héroes del Silencio: “¿Estáis preparados para la avalancha?”. Al igual que todo acto que realices, tiene que estar impregnado de calidad, también tiene que ser una revolución en relación con el anterior, con lo que hace tu competencia…

S de Sapos de controversia

Me encanta la controversia. Es un signo de que vas por buen camino. ¿Qué les “pica” lo que estás haciendo? ¿Qué dicen que es diferente? ¿Qué no lo ven claro? ¿Qué te critican?

¡¡SIGUE, VAS POR BUEN CAMINO!!. Rompe las normas, como tú creas que tienes que hacerlo, no como los lideres dicen.

T de Trolls

Amalos. Son feos, te copian los títulos de las conferencias, los artículos, hasta quieren hacer un blog igual que el tuyo. Son feos, huelen mal, te encantaría llevarlos a “Cámbiame” por las ropas que visten…Pero hacen su función, están ahí para decirte, sigue, que la envidia es el deporte nacional hispano

U de ¿U qué?

¿Para qué hemos venido? ¿Para hacer realidad tus sueños o el de los demás? ¿Nos ponemos a dejar nuestro legado u qué?

V de Valores

Tu marca tiene que tener unos valores. Sin valores, serás como un pollo sin cabeza, siguiendo los dictámenes de los demás, y no de tus valores. Y si los has perdido, recupéralos, por favor. Así te va, como te va.

W de WHAT´s THAT FUCK

¡¡SI, qué coño hice, eso significa!!…Como bien dice Guy Kawasaki, siéntete avergonzado de la 1 versión de tu producto o servicio. Lánzala como éste, dala a probar a tus posibles clientes..Pero no esperes a que estén las condiciones idóneas para lanzar el producto, PORQUE NUNCA LO ESTARÁN..Salta al vacio y mientras vayas cayendo, ve mejorando.

X de XXXX

Crea morbo. Que se tapen los “puritanos” los ojos con las manos, al ver tu servicio, pero entreabran los dedos, para ver como es. Excita a la gente con tus presentaciones. Que griten de placer al probar tu producto, que quieran probarlo de todas las maneras posibles y de lo más indecente hasta la fecha.

Crea algo prohibido, que cree una relación de placer con tus clientes….y a disfrutar.

Y de ¿Y qué?

Sólo tenemos una vida. Si sabes qué quieres, si sabes que quieres dejar tu marca en el mundo..¿Y qué importa lo que digan los demás?

¡¡ADELANTE!!.

Z de Zzzzzz

¿Sabes cuándo dormirás bien? Cuando dejes todos los días tu marca en el mundo. Mientras tanto estarás pensando..¿Qué hubiera pasado si..?

¿Le falta alguna de estas características a tu marca? ¿Cuáles?

 

José Luis Sambeat :”Seguro que siempre hay algo mejor más allá de donde estás”

Hoy dentro de la sección “Conversaciones con…” para mi es un placer presentar a José Luis Sambeat.

Jose Luis SambeatEmpezamos el año, con el pie derecho, con la ropa interior roja, y con cientos de propósitos que queremos conseguir…Ahora dime, de los del año pasado, ¿Cuáles has cumplido?

Todo el mundo de cómo cumplir con los propósitos, pero nadie habla, reconoce que ha fallado en el intento. Y uno de esos grandes retos que todos tenemos, es perder peso.

¿Y cuanto dura la dieta? ¿La fuerza de voluntad? ¿Cuántas veces lo has intentado? ¿Por qué esta vez tendría que ser la definitiva? Son algunas de las preguntas, que nos hemos hecho alguna vez, cuando queremos perder peso.

Hace unos días, tuve el placer de hablar con José Luis, nutricionista referente y autor del libro “Coaching Nutricional para tener éxito en tu dieta“. En él recoge a través de su propia experiencia, y la de miles clientes en su Clínica , el método para tener éxito en nuestro reto

GRACIAS José Luis  por recordarnos que para llegar al verdadero éxito, se alcanza con hábitos. Y que antes de empezar un reto, aprender de los errores cometido, para no volverlos repetir.  Podéis seguir su trabajo a través de su Web, Twitter y Facebook.

Sabes que tu vida puede ser diferente y aun así no haces nada para conseguirlo? ¿Te da miedo romper los límites que tienes en tu mente? ¿Quieres poner patas arriba tu vida y conocer eso que llaman felicidad? ¿Quieres que tu empresa alcance esas cimas que siempre has soñado? ¿Crees que el ambiente de tu empresa tendría que mejorar? ¿Sabes que el antídoto a todos los problemas es el NO escuchar tu corazón? Puedes contactar conmigo a través de Twitter, en Facebook y en Linkedin .

.- Si le preguntase a un amigo tuyo, ¿Quién es José Luis?, ¿Qué crees que dirían? ¿Y si se lo preguntase a un cliente?

Si el amigo estuviese delante de mí, diría que soy un pesado, que continuamente estoy buscando cosas distintas para hacer. Que no paró con la cabeza quieta. Que soy cansino.

Pero sí se lo preguntas cuando yo no esté delante, me gustaría que dijesen que siempre estoy buscando acciones y actividades nuevas para pasar un buen rato, y para que la relaciones entre todos nosotros, el grupo de amigos, sean más enriquecedoras. Que generalmente soy callado, hasta que sacan un tema que me apasione y que en ese momento me transformo, a partir de ahí no hay quien me calle. También me gustaría que dijesen que me preocupo por ellos e intento ayudarles en todo lo que pueda.

Los clientes, si son solamente de dieta, creo que dirían que soy un médico que entiendo lo que les pasa y que intentó adecuar mis dietas a sus circunstancias personales, porque él (yo) también soy mi propio paciente, -tengo que cuidarme continuamente para no engordar -. Ahora, sí son pacientes de Coaching, entonces supongo que dirían que muchas veces me comporto como un poco borde, porque no hago más que tocarles las narices hasta que consigo arrancarles un compromiso.

.- Si te digo dieta…¿Qué me dices tú?

Te digo que todos, todos, todos, estamos continuamente a dieta. Todos tenemos que preocuparnos por lo que comemos, aunque no tengamos problemas de sobrepeso. Porque el estar a dieta, es saber cuál es la forma más sana de comer para cada uno de nosotros y es crucial para poder llevar una existencia satisfactoria. Otra cuestión es que unos tengan un problema distinto a otros, como por ejemplo el sobrepeso. En este caso, cuando no queda más remedio que preocuparse de comer para perder esa grasa, es importante intentar que la dieta sea lo más cómoda posible; si tienes que hacerlo, sufre solo lo imprescindible, o mejor aún: disfruta lo máximo que puedas con todo lo que hagas.

.- ¿Es esencial unir corazón, cuerpo y mente?

No es que sea esencial, es que es inseparable. Aunque muchas veces no nos demos cuenta de que las tres van unidas. Muchas veces intentamos cuidar uno de ellos sin reparar en los otros dos y ahí es donde surge el fracaso. Cuando hablas de corazón en esta pregunta, me imagino que te referirás al espíritu y/o a la emoción. Para mí el espíritu es el terreno. Si no  tenemos un terreno perfectamente trabajado, acondicionado  y predispuesto a que en el crezca algo positivo, por mucho que sembremos, nunca conseguiremos una cosecha satisfactoria. Por favor no nos olvidemos de atender a esa zona. Te puedo asegurar que si partimos de un buen estado del espíritu, el tiempo que tardaremos en solucionar cualquier otro problema de los otros dos componentes, cuerpo y mente, será mucho más corto y los resultados más potentes.

.- ¿Qué descubrimos cuando pasamos nuestros límites?

Esta pregunta me trae a la mente una frase que me encanta, la dijo un día Michael Jordan en una entrevista, y creo que era algo parecido a esto: “Cuando un jugador dice que juega al límite,  es porque se pone un límite”. Evidentemente cuando sobrepasamos uno de nuestros límites, nos damos cuenta de que éste  estaba en nuestra cabeza; que nosotros mismos éramos los que nos habíamos querido poner ese freno. A mí, en lugar de límites, me gusta llamarlo metas u objetivos intermedios, que vamos alcanzando y que nos sirven para pararnos y pensar cuál va a ser nuestro próximo objetivo intermedio y qué es lo que vamos a hacer para lograrlo; y llegar a él para de nuevo pararnos para volver a pensar cuál será el próximo objetivo intermedio, y alcanzarlo para pararnos ahí y pensar, etc. Etc. Etc.. Ya te he dicho antes que si preguntases a un amigo mío te diría que soy un cansino.

.- Antes de dar el 1 paso, ¿Qué tenemos que tener presente ante un reto?

Evidentemente, hacia donde lo vamos a dar, en qué dirección vamos a iniciar el camino. Pero por mi experiencia te diré que lo bueno del tema es que casi nunca acabo en el lugar hacia el que me dirigía en el primer paso. De hecho cuando monté mi primera consulta, ésta estaba orientada hacia el tratamiento de enfermedades reumáticas, y hoy vente años después, no trató absolutamente nada de enfermedades reumáticas y hago exclusivamente tratamientos de nutrición. Pero lo más importante es que di ese primer paso. Fue muy duro, me costó  desperezarme, y quitarme de encima la modorra para empezar a caminar, pero si no lo hubiera hecho ahora no estaría donde estoy. Lo verdaderamente importante es empezar a caminar, la vida te llevará donde tengas que ir, pero eso sí disfruta del camino y aprende de cada cambio de dirección que te obligue a dar.

.- ¿Por qué tenemos miedo a aceptarnos y vamos por la vida con máscaras?

Supongo que será por el daño que nos han hecho cuando éramos más inmaduros. Sobre todo en la segunda infancia y en la adolescencia que es el periodo de nuestra vida en la que somos más vulnerables, porque vamos por ella como patos sin cabeza. Somos todo sentimiento, todo altruismo, vamos buscando algo, supongo que la felicidad, pero no sabemos ni que es eso, ni dónde está. Y la relación con los demás es difícil y acaba hiriéndonos. Por eso aprendemos a ponernos las máscaras, para protegernos. Pero yo creo que la verdadera madurez, o el síntoma que te indica que ya eres maduro, es que eres capaz de quitarte ese antifaz cada vez con más frecuencia, porque tu carácter y tu personalidad ya son tan fuertes que es más difícil que te hagan daño cuando te muestras tal y como eres.

.- Con ganas, ¿Qué ganaremos siempre?. ¿Sólo la motivación es importante para llegar a la meta?

Si por supuesto la motivación es lo más importante para llegar a una meta. Pero la motivación te viene como consecuencia de muchos otros factores que se aúnan, y que juntos te dan esa patada en el trasero para que inicies ese trayecto maravilloso hacia tu objetivo. Esos otros factores son, el conocimiento, la capacidad de emprendimiento, el inconformismo, el deseo, y sobre todo la pasión que seas capaz de poner en aquello que inicias.

.- ¿Qué le dirías a ese “antiguo José Luis”, que era comedor compulsivo?

Jajaja. Ya me gustaría a mí, ya, que hubiese dejado de ser un comedor compulsivo. No, sigo siendo un comedor compulsivo. Me gusta comer, y mucho, quiero decir que me gusta mucho comer y que me gusta comer mucha cantidad. Pero a ese José Luis qué sigue siendo adicto a la comida, y que ha conseguido, a pesar de ello, perder todos los kilos para encontrarse actualmente en su peso perfecto, le diría, y le digo: Enhorabuena tío. Has sido capaz de lograrlo – aunque tú creías que no podrías- tan solo tenías que encontrar las herramientas adecuadas para poner tu mente en predisposición a llegar a tu meta. Aprende de todo ello y por supuesto  no abandones la lucha de mantener ese estado de salud tan espléndido en el que te encuentras ahora mismo.

.- ¿Qué nos lleva a tirar la toalla ante la 1 caída en un reto?

La falta de fe. Considerar que no somos capaces de llegar hasta donde nos hemos propuesto. Muchas veces por la gente que nos rodea, pero en la mayoría de los casos por ese pequeño tirano auto boicoteador que tenemos dentro de la cabeza, que nos viene de serie, al nacer, a todos y cada uno de nosotros y cuya única misión en la vida es frenar todos los intentos que iniciamos para abandonar nuestra zona de confort y de esta forma alcanzar un estado superior de lo que sea. Es incómodo esforzarnos, y esa frase que todo el mundo ha dicho alguna vez en su vida, pero que muy pocos se paran realmente a cuestionar y desmentir su significado  “más vale malo conocido que bueno por conocer” es toda una filosofía de los perdedores.

.- ¿Qué es lo que realmente nos debe motivar para perder esos kilos de amor que nos sobran?

Jose luis sambeatEl amor a nosotros mismos por supuesto. Hay mucha gente que no se quiere nada, es más yo creo que se odia. Que odia toda su vida, y todo lo que la rodea. Son víctimas, pero siempre van a seguir siendo víctimas, porque es lo que les gusta. Están continuamente echando la culpa a los demás de todo lo malo que les sucede. Cuando me encuentro a alguien así en mi camino siempre les digo “Si no te gusta el  mundo, pues a que estás esperando para hacer algo que lo haga cambiar”

.- Cuanto más te das a los demás ¿Qué recibes?

Agradecimiento. Sobre todo agradecimiento. Siempre he pensado que ayudar a los demás, en el fondo es una forma de egoísmo, porque la emoción que te devuelven te hace sentir fantástico. Desde el punto de vista estrictamente personal cuando eres capaz de hacer algo que pueda cambiar en positivo, aunque sea mínimamente, la vida de otro ser humano, mejorándola, realmente lo que sientes es que eres útil, que sirves para algo y que no estás puesto aquí por la “autoridad” simplemente para verlas pasar. Para mí esto es una forma increíble de dar sentido a tu vida. Yo creo que siempre recibes mucho más de lo que das.

.- ¿Cuál es tu palabra favorita? ¿Y tu concepto de felicidad?

Inconformismo. Nunca debemos conformarnos con lo que somos, con lo que tenemos, con lo que nos rodea, si nos conformamos nos acomodamos, y si nos acomodamos, estamos muertos. El otro día hablando con una amiga, salió en la conversación el tema de las prejubilaciones y hablamos del cambio de vida que han experimentado nuestros conocidos que se han acogido a esa situación. Los dos coincidimos en que, aun siendo personas jóvenes todavía, aquellos que se han acomodado y no han buscado ninguna otra inquietud de tipo intelectual han ido poco a poco deteriorando su aspecto y sobre todo su mirada de una forma alarmante. Hablas con ellos y ya no ves en sus ojos esa chispa que asomaba cuando su vida tenía algún sentido, aunque su trabajo les quemase, pero entonces ansiaban por lo menos el objetivo de jubilarse y disfrutar tranquilamente de su existencia. Pero a mí me da la sensación de que, curiosamente, los que ya lo han logrado y no han buscado otra meta en la que volcarse han envejecido prematuramente.

Mi concepto de felicidad es estar rodeado de gente feliz. Tengo un hijo estudiando en Barcelona, otro de Erasmus en Holanda; hace dos días vinieron a casa de nuevo para pasar estas fechas. Comimos todos juntos, sin televisión y sin móviles. Hacía cuatro meses que no estábamos todos. En un instante determinado de la comida, mientras ellos seguían hablando y contando sus experiencias y haciendo risas de todo lo que les había pasado, fui pasando la mirada de uno a otro de los miembros de mi familia y comprobé lo felices que eran en ese preciso y precioso momento. Ahora sólo de recordarlo tengo los ojillos un poquito chisposos, jejeje siempre seré un sentimental. Aquella comida fue un “chorreton” de felicidad, y no por lo que comimos, que también estaba muy bueno –no olvides que soy un comedor compulsivo- sino por las emociones agradables que todos estábamos lanzando a los demás.

.- ¿Qué pregunta debe tener presente una persona, antes, durante y después de un reto?

En el libro  incluyo dos dinámicas para que los pacientes las hagan al principio, antes de comenzar el proceso de pérdida de peso, y para que las repasen y lean  todas las semanas mientras estén inmersos en él. Son dos listas de 20 respuestas a dos preguntas que les hago y que ellos deben rellenar, y que son: ¿Para qué quieres perder peso? Y ¿Qué conseguirás cuando pierdas ese peso? Ante cualquier reto las preguntas serían las mismas. Primero ¿para qué quieres iniciar ese camino, que va a suponer sacrificios? Y sobre todo ¿Qué vas a conseguir cuando alcances tu objetivo? Yo además les recomiendo que se visualicen constantemente, siempre que puedan, como va a ser su vida una vez que han logrado lo que se propusieron.

.- ¿Qué has aprendido de los mejores?

Cuando veo, o leo la vida de los mejores, de los triunfadores, en lo que más me gusta recrearme es en los momentos en los que, a lo largo de su trayecto hacia el éxito, se han caído. Y sobre todo descubrir la determinación de la que han hecho gala para levantarse de nuevo, aprendiendo de esa caída y buscando nuevos recursos para seguir hasta conseguir su meta final. Es un ejemplo importante. Pero también aprendo de los peores, de aquellos que no son capaces ni siquiera de levantase de la silla y dar un primer paso, de aquellos que se acomodan, que se conforman. Aprendo lo que no se debe hacer porque siguiendo un poco su trayectoria al final te das cuenta de lo triste que es muchas veces su existencia.

.- ¿Qué importancia tiene el foco y las distracciones en la consecución de un sueño?

Es que yo creo que si el sueño es lo suficientemente importante eres incapaz de alejar tu mente y tu foco de él. A veces llega a ser algo incluso obsesivo. Es cierto que a veces el cansancio, o las circunstancias personales y necesarias de tu vida, o de tu trabajo te hacen momentáneamente apartar tu mente de tu ilusión, pero yo estoy convencido que todo triunfador permanece todo su tiempo, o todo el tiempo del que disponga, centrado en cómo va a salvar los obstáculos que se va a encontrar en su recorrido hasta llegar a su sueño. Si no es así creo que el sueño no es lo suficientemente importante como para merecer la pena ese esfuerzo.

.- Una reflexión para los lectores del blog

Apasiónate con lo que haces. No te conformes. Seguro que siempre hay algo mejor más allá de donde estás. Es cierto que ahora puede que tu circunstancias sean muy agradables, muy bien, disfruta de ellas pero que eso no te lleve a quedarte anclado ahí; siempre podemos mejorarlas.

Intentar ver la vertiente positiva de todo lo que nos ocurre y disfruta de lo que te rodea. Uno de los ejercicios con los que “obligo” a los lectores de mi libro que siguen el proceso  es la de concluir todos y cada uno de sus  días escribiendo  en sus páginas cada noche, antes de acostarse, algún hecho que les haya sucedido durante esa jornada y que le recuerde porque ese día ha merecido la pena vivir. Algo que, cuando transcurran unos años y se acuerden de este momento de hoy,  les producirá, pasado ese tiempo,  sin que ellos sepan cómo, un movimiento en la comisura de sus labios,  haciendo que cada una de ellas se desplace hacia arriba levemente. En resumidas cuentas acordarse de ese momento  les hará sonreír.

¡¡Menos recuerdos y más pasión..!!

Y es que cuando uno sacude el cajón de los recuerdos, son los recuerdos los que terminan sacudiéndolo a uno..” decía Andrés Castuera-Micher

chocolate rojo¿Te acuerdas de aquella canción cuando éramos jóvenes? ¿Te acuerdas de Javi, el novio de Lucia? ¿Te acuerdas de aquel jefe que tuve, que me hacia la vida imposible? ¿Te acuerdas de aquel concierto que estuvimos? ¿Te acuerdas de aquella idea que tuve..?”.

Me gusta ser educado, pero últimamente me gustaría responder:

¡¡No me acuerdo ni de lo que he hecho hace 5 minutos, ¿Me voy a acordar de algo de hace 4 años? ¡¡Vive en el presente, por favor!!

Desaprovechamos un presente, recordando un pasado que nunca volverá.

Porque aunque crees que recordándolo, por algún poder extraño, lo podrás revivir de nuevo. Sólo estás trayendo el pensamiento, no el suceso.

¡¡LO SIENTO!!

Crees que recordar es tener una máquina del tiempo a tu disposición. Quieres traer a esa persona, ese momento a tu vida, para decirle eso que no te atrevías, para recordar esa sensación de felicidad, no como ahora.

Crees que no dijiste todo lo que tenías que decir, y exiges al mundo una nueva oportunidad. Ahora ya sabes qué tendrías que decir, ahora ya sabes que SI quieres estar con esa persona, que debes decir SI a esa oportunidad laboral..

¡¡Y A MI TAMBIÉN ME GUSTARÍA SABIENDO EL NÚMERO DE LA LOTERIA DE NAVIDAD, VOLVER ATRÁS EN EL TIEMPO, Y COMPRAR EL BOLETO GANADOR, LA VERDAD!!

Pero como te imaginarás, es imposible.

Esa oportunidad laboral, ese concierto, esa persona, ya no está contigo, las circunstancias para que ocurriera eso que tanto añoras, HAN DESAPARECIDO.

Y salvo milagro, NO VOLVERÁN.

A parte de la mochila para llevar el portátil, la maleta para la ropa, el bolso, las gafas… llevamos con nosotros pensamientos del pasado.

Nos apegamos a ellos, porque creemos que forman parte de nuestro Curriculum personal y profesional.

“Yo estuve en el festival tal o cual, Yo estuve saliendo con ella durante 1 mes, Yo perdí la oportunidad de mi vida cuando le dije que NO, Yo he viajado a Latinoamérica a trabajar, yo he sufrido en mis carnes, el desamor…”…

Yo, yo y más yo…

¡¡TÚ NO ERES TU PASADO, ERES TU PRESENTE!!

chocolate rojo“Pero mira que presente tengo, no tengo nada, no soy feliz, no tengo a nadie me quiera,… Y yo me merezco una nueva oportunidad, hice mal, pero ahora he aprendido..sé que me lo merezco..”

Esta muy bien, que no quieras volver a repetir la situación, que has mejorado, que sabes discernir entre lo que quieres y no en tu vida… Pero que el tiempo ya pasó, y no vas a poderlo revivir.

Al igual que tu pelo se transforma en canoso con el tiempo, así es la vida, cambio, crecimiento.

Sé que alguno estará pensando, para eso se ha creado el tinte para el pelo, para ocultar el paso de los años, el botox, la cirugía plástica, el photoshop….

Son avances que en determinadas ocasiones, son necesarios. Pero todas estas herramientas, en la mayoría de las mismas, los pacientes las utilizan, para no querer ver el paso del tiempo.

¡¡NO QUIEREN VIVIR EN EL PRESENTE!!

Si, vivir en el presente, así de primeras no es algo muy bonito.

Te das cuenta de que la gente que creías que te quería, sólo se aprovecha de tu bondad. Que esos sueños que tenías de juventud, se han hundido entre rutinas y máscaras; o que eso que llamas felicidad, sólo te produce frustración y miedo.

Pero vivir en el presente, es darte del poder que tienes.

Ves que has superado muchas cosas que otras personas no han podido ni superar ni conseguir. Te das cuenta de sonrisas que te iluminan el día a día. Sabes que todas las experiencias que has vivido, te han convertido en quien eres hoy. Sientes que, aunque sean pocas posesiones, te hacen el hombre más feliz del mundo,…

¿Por qué es positivo vivir en el presente?

PORQUE ERES COHERENTE CON QUIEN ERES, CON LO QUE SIENTES, CON LO ANHELAS

Vivir en el presente, me ha hecho ser un obsesionado de las oportunidades.

Y no me digas que durante el día no tienes oportunidades, PORQUE TODOS LAS TENEMOS.

Nada más levantarnos ya tenemos una oportunidad, la de vivir 24 horas. Cuando hablamos con esa amiga, tenemos la oportunidad de escucharla, aprender de ella, de vivir juntos experiencias únicas. Cuando vamos a trabajar o creando nuestro proyecto, tenemos la oportunidad de liderar nuestra vida, de conseguir eso que queremos…

¿Y me dices que durante el día no tienes oportunidades? Tienes miles de oportunidades, pero por miedo a vivir el presente, las desaprovechas.

Da vértigo, que un segundo atrás, ya es pasado, que no volverá. Que sólo existe lo que estás viviendo en estos momentos, el AHORA.

Seré muy cansino, pero es la verdad, NO SOMOS NUESTRO PASADO, NO SOMOS OPORTUNIDADES PERDIDAS, NO SOMOS RELACIONES PASADAS, NI TITULOS CONSEGUIDOS… SOMOS AHORA.

Están muy bien las fiestas remember de los años 70 y 80, las redes sociales que recogen tus fotos….

Pero tengamos claro que son RECUERDOS, que vivimos, pero que no podremos revivir más.

Nunca olvides:

.- Que por mucho que quieras traer el pasado al ahora….ES MISIÓN IMPOSIBLE. Podrás recordarlo, sentirlo, pero no revivirlo.

.- Las oportunidades vienen y se van. Y aunque tuvieras una nueva oportunidad, no será la misma que perdiste. Sería parecida, pero no la misma.

.- Conviértete en un obseso del presente. Siempre te da oportunidades para ser y hacer mejor, SIEMPRE. Sólo es en el presente, donde puedes crear ese futuro con el que sueñas.

.- Sonríe al pasado, dale las gracias por todo lo que te ha enseñado, por las experiencias vividas y dale la bienvenida al presente. Es un regalo que debes disfrutar.

RECUERDA MENOS, SIENTE MÁS Y QUE TUS STANDARES DE ACCIÓN SEAN LOCOS.

El sindrome del Impostor.

Al éxito y al fracaso, esos dos impostores, trátalos siempre con la misma indiferencia” decía R.Kipling

sindrome impostor¿Me crees si te dijera que muchas personas, tras alcanzar sus sueños, se sienten que están mintiendo a los demás?. ¿Me creerías, al saber, que se sienten unos impostores con ellos mismos y con los demás?

Es lo que se llama el SÍNDROME DEL IMPOSTOR.

¿De qué trata?

Son personas que permanecen convencidas de que son un fraude y no merecen el éxito que han conseguido.

¿Qué paradoja conseguir lo que siempre has soñado y en vez de disfrutarlo, pensar que eres un fraude, verdad?

Pues suele pasar más de lo que nos imaginamos.

Así piensan los “impostores:

¿Cómo puedo yo ahora dirigir la empresa de mis sueños, a personas que son mucho mayor que yo? No me harán caso.. No puedo conseguir el título con el que siempre soñé , nadie me tendrá en cuenta..No me merezco este éxito, vengo de una familia muy humilde… Nadie me va a creer, nadie va a seguirme, todos piensan que soy un impostor”.

¿Por qué lo pensamos?

Porque a pesar del esfuerzo, a pesar de las circunstancias desde las que empezamos y donde estamos ahora, a pesar de las horas sin dormir, de las caídas, lloros en soledad.. CREEMOS QUE NO SOMOS DIGNOS DEL ÉXITO QUE HEMOS CONSEGUIDO.

Sentimos que el éxito solamente lo alcanzan con un talento especial, que han nacido con una flor debajo del culo, tienen padrinos o una familia muy acaudalada.

¿Pero nosotros? ¿Podemos merecernos un éxito con el que habíamos soñado?

Aunque era lo que queríamos, acaba saliendo por nuestra boca: “No me lo merezco, soy un impostor”.

¿Por qué?

Porque vivimos en un mundo en el que el poder social ( las apariencias, el estatus..) es mucho más importante que el poder personal ( autoestima, confianza, estabilidad emocional..)..

¿Y qué pasa?

Que cuando llegamos a la meta de nuestros sueños, suele haber una descompensación entre el poder social y el personal, queriendo siempre que gane más el primero que el segundo. Cuando en realidad tendría que haber un equilibrio entre ambos.

Cuando nos proponemos algo, o nos proponen algo, soñamos con lo que nos supondrá conseguirlo, éxito, fama, triunfos, que la gente nos conozca…Y cuando hemos llegado, ¿Qué pasa?

Que no hemos trabajado nuestra autoestima, que no queremos darnos cuenta de lo que hemos conseguido, porque hay gente que está a nuestro alrededor, con más dinero, más fama, con más seguidores que nosotros.

¿Y qué hacemos nosotros? En vez de disfrutar de lo conseguido, de sentir que somos capaces de conseguir lo que nos propongamos…sentimos que somos unos impostores, porque nos creemos que no somos “aptos” para el nivel al que hemos llegado.

ANTES DE SEGUIR PENSANDO ESO, PARATE.

Mira atrás y date cuenta de todo lo que has conseguido. Mira los esfuerzos realizados, mira las caídas que has tenido y como te has levantado. Siéntete orgulloso de todo lo que has hecho.  Es con lo que soñabas y ahí lo tienes.

Y date el capricho de disfrutarlo. Lo has conseguido, ahora vive, celebrarlo, y mira al frente, con orgullo de saber que si quieres puedes. Que tú eres el dueño de tus circunstancias.

Solamente tienes que pararte y ver de lo que has sido capaz, pero nunca olvidar una cosa, ESOS MIEDOS QUE TIENES, ESOS “QUIZA PIENSEN QUE..DIGAN QUE..”….puras invenciones de tu cerebro ante una situación nueva, que crees que no podrás dominar, pero que si es tu sueño, lo harás.

Y si alguien piensa eso de ti, QUE TE LA BUFE.

También quería hablar de otro tipo de impostor. Esos que nos encontramos en nuestra vida personal y profesional. Esos que aparentan una cosa y detrás, solamente hay humo.

lisindrome impostorHe conocido muchos profesionales “de elite”, que acaban siendo unos impostores. Dicen ser una cosa, y luego no viven de lo que exhiben a bombo y platillo… Promulgan unos valores, una imagen, un algo que no se yo, que nos deja a todos asombrados… Pero no es la primera ni será la última vez que oiga, entre bambalinas: “Me han ofrecido un trabajo, del que de verdad, no tengo ni idea, pero tengo que aparentar que sí, porque si no, mi marca se irá por la ventana”. Cuando esas personas promulgan, profesionalidad, valores, coherencia, emprendimiento, éxito y lo único que hacen, es agarrarse a un clavo ardiendo  y si es pidiendo favores, mejor.

Contratamos por el nombre, y despedimos por los resultados. ¿No sería mejor contratar por los resultados y despedir (en el que caso que hiciera falta, por el nombre, y no por la marca)?

También nos encontramos con impostores en nuestra vida personal o sentimental. Personas que nos hacen creer que por fin, eso con lo que tanto soñábamos, ese amor o amistad que nos haga que la vida sea más fácil, hasta ahora.

Y cuando nos damos cuenta que son humos tóxicos…Ya es demasiado tarde.

No te arrepientas de nada, porque hasta las malas personas, nos dan experiencias de las que aprender.

¿Qué tenemos que hacer antes de encontrarnos a una persona de este estilo?

.- Saber que nada ni nadie, puede traerte la luna en menos de 5 minutos. Sólo tú puedes ir hacia ella. Que no te vendan la burra.

.- Y para no caer en una “venta ficticia” de amor o amistad, tienes que tener tu poder personal. Tienes que saber quién eres, que quieres, y que NO en la vida. Cuando eres dueño de ti mismo, sabes que nadie te va a dar un Ferrari a cambio de su utilitario.

.- Cuando más confíes en ti mismo, en tu instinto, menos se te acercaran. Y cuando los veas, te darás cuenta, que sobreviven por y para su máscara, y no viven para su alma.

.- Si has llegado a tu éxito, DISFRUTALO. Y que dicha meta, haga aumentar la confianza en ti, que te haga ver que si quieres puedes. Pero sobre todo, que si has llegado hasta ahí, es porque la vida te ha recompensado por los esfuerzos realizados. Y si alguien te dice algo, QUE MIRE COMO ES SÓLO EL PRINCIPIO DEL COMIENZO.

Así que por favor, no eres un impostor si has luchado por tu sueño y has sido coherente contigo mismo. Lo has conseguido tú, con tu sudor y lagrimas. Y por eso tiene que estar muy orgulloso de ello. Felicidades y disfrútalo.

¿Contra los impostores de humo? CONFIANZA EN UNO MISMO.

¿Crees que eres un impostor en la situación que tú mismo has conseguido? ¿Por qué? ¿Con cuántos impostores te relacionas al cabo del día?

 

¡¡No eres tu Coeficiente Intelectual..!!

“Responda con honestidad: ¿Cree que su coeficiente intelectual es bajo?

untitledDavid, cuando me dijeron que no te dedicabas a la administración, pensé que eras un fracasado. Con la inteligencia que tenías para los números, y me decían que te dedicabas a no sé qué de hablar en público…Que pena me diste en esos momentos..”

Me encanta la sinceridad y la coherencia de las personas, pero en esos momentos, o empezaba a recordar a todos sus familiares no vivos o respiraba muy profundo y le decía:

EN LA VIDA, EL COEFICIENTE INTELECTUAL NO ES IMPRESCINDIBLE PARA EL ÉXITO”.

Reconozco que tenía razón.

Hubo momentos de mi vida, que por mucho que había sacado Sobresalientes y Matriculas de Honor durante mi época estudiantil, me encontraba en la vida, sin trabajo, sin ninguna entrevista de trabajo a la vista.

Sin nada de esos beneficios que tenía ser el mejor en las notas.

¿Para qué había servido esforzarme en el colegio cuando para la vida no servía para nada dicho esfuerzo? ¿Yo esforzándome para sacar las mejores notas, optar a las mejores oportunidades y mientras gente que aprobaba con “aprobados raspados”, tenía más suerte que yo?,¿qué estaba pasando?

Que estamos en una sociedad que pensamos que cuanto más inteligencia tengas, más éxito tendrás el resto de tu vida,..Y cada vez estoy más en desacuerdo con ello.

A lo largo de todo el tiempo vivido con el blog y la consultora, una de las características que tienen en común todas personas de éxito que he ido conociendo.., es que ninguno, destacaban por su Cociente Intelectual.

¿Y cómo han alcanzado el éxito, viniendo de una época escolar, que poco menos se les consideraba “tontos”?

Estamos en un mundo que nos dice que el éxito, es tener miles de seguidores en facebook, ( y si no los tienes, los compras), nos enseñan a aparentar cosas que no somos, porque si quieres triunfar, es lo que tienes que hacer.

Como decía en un artículo anterior, no somos humanos, somos marketing con patas.

Estas personas y empresas no nacían de unas circunstancias muy motivantes, no se distinguían por su apariencia,.. Más bien al revés.

Pero han llegado hasta donde están, gracias a su DETERMINACIÓN. (En idioma coloquial, porque sus webs)

El éxito no lo determina un Cociente Intelectual y si la FE, la RESISTENCIA, el COMPROMISO, que pones para alcanzar una meta.

Nos han enseñado que hay que tener experiencia ya de antemano, para afrontar cualquier reto. Si no la tenemos, ya podemos olvidarnos de cualquier cosa, porque ya de antemano no somos “aptos” para dar el primer paso. O eso nos dicen.

La experiencia es una moda. Para un determinado momento, para una determinada acción, que tuvo éxito para ese tiempo… ¿Y ahora? ¿Tiene que tener también éxito, una experiencia de hace más de 5 años? ¿Es que los tiempos no cambian?

Así que tanto el cociente intelectual, como la experiencia no son factores determinantes del éxito.

Nunca había destacado por mis notas en redacciones en el colegio, a día de hoy estoy escribiendo mi 3º libro…Así que no valen excusas.

Muchas de las personas y empresas que idolatras, empezaron sin ninguna experiencia en el campo profesional en el que querían introducirse. ABSOLUTAMENTE NINGUNA.

A día de hoy son líderes en sus campos profesionales.

¿Cómo no teniendo una experiencia, una inteligencia en dicho campo han llegado a conseguirlo?

Siendo audaces y proponiéndose desde el principio, que en todo momento se enfocarían en su sueño en cuerpo y alma.

Era su sueño, es su sueño. Cuando estas enfocado, tienes un reto, entre ceja y ceja, resistes a todas las inclemencias que te encuentres por el camino. Todo por y para tu sueño.

Saben que son ellos mismos los creadores de su destino. Si hubieran hecho “caso” a esa profesora que les dijo que no cantaran, que no valÍan para emprender su empresa o que se olvidarán de esos sueños locos, todavía estaríamos viviendo en la era del Paleolítico.

Vivimos en un mundo, en el que triunfa, es el que llega antes a la meta. Ya nos puede estar manipulando, mintiendo o sea todo una farsa, si dice él que ha sido el primero en algo, nosotros lo aplaudimos a rabiar, haciéndole la reverencia a cada paso que dé.

¡¡YO NO OPTO POR UN ÉXITO EFIMERO E INCONSISTENTE!!

Sé que dirás, que no tienes paciencia, que tus circunstancias no te lo permiten, o miles de cosas más… cada uno que piense lo que quiera, pero NO ERES TUS CIRCUNSTANCIAS y el ÉXITO NO ES UNA CARRERA EN LA QUE TIENES QUE BAJAR DE 10 SEGUNDOS EN 100 METROS.

Las personas que han triunfado DE VERDAD, no corren, no esprintan, porque saben que el camino hasta su meta, será una carrera de resistencia, no de velocidad.

Te revuelves un poco en el asiento, ¿Verdad?

Muchas de las personas que he entrevistado, no han llegado los 1º a la meta. Muchos fueron los 2º, 3º o 5º, pero llegaron con convencimiento, que lo hacían de manera diferente, dando más valor que el 1º.. Y así es como están en la cima de su sueño.

Lo que te distingue a unas personas de otras, es el COMPROMISO que tienen con ellos mismos, con su proyecto. NO SU INTELIGENCIA MEDIBLE.

cociente intelectualMientras los que optan por un éxito efímero, por subirse al carro de modas “eventuales”, se comprometen con la fama, con el aparentar, con el ser “uno más dentro del grupo cool del momento”, los demás, optan por SER SIN TAPUJOS, NI MIEDOS.

Porque sienten que el éxito les vendrá, sin la necesidad de una experiencia sin significado para ellos o de unos conocimientos innecesarios. Sino siendo ellos mismos, sintiéndose como son, creando ellos mismos, sus aprendizajes, a través de sus experiencias.

Así que si no te importa tu Cociente Intelectual y SI tu sueño, recuerda:

.- Lidérate, no dejes que te lideren.

Como buenos borregos que somos, preferimos que nos controlen diciendo que no podemos, que no tenemos experiencia, que no somos inteligentes, que no podemos salirnos de esa línea y que hagamos otras cosas más fáciles, dejando de lado

Mejor que nos controlen los demás que no, nosotros mismos.

Son personas que se lideran a ellos mismos, porque saben que son los únicos que deben hacerlo durante su vida.

.– Perseverancia.

Vuélvete un fanático de tu sueño, conviértela en una obsesión. Las 24 horas tienes que pensar por y para tu sueño. Estudia, lee, aprende, todo lo que haga falta para ser el mejor en dicho campo.

Siempre da el 1% más de ti, de lo que diste ayer.

.- Aprendes de las caídas y sigues adelante.

Nos han enseñado que fracasar, es la peor etiqueta que un ser humano puede recibir. Las personas que no les importa el cociente intelectual y si su pasión, aprenden de las caídas. Les enseña a ver qué han hecho mal, qué ha pasado, que han aprendido, qué han vivido por el camino y qué no repetir, para reanudar la ascensión a su meta.

La gente que deja que los demás los lideren, que acepta que hay límites y ante la 1 caída, tiran la toalla. Quienes saben que no son su Cociente Intelectual, aprenden de lo sucedido, se limpian la ropa y siguen.

Así que nunca olvides, NO eres tu COCIENTE INTELECTUAL y SI eres la DETERMINACIÓN que impregnes a tu meta.

¿Crees que al éxito se llega a través del cociente intelectual? ¿Tienes a tu alrededor gente menos lista que tú, pero más espabilada?

3 cosas hay en la vida…

La vida no trata de encontrarse a uno mismo, sino de crearse a uno mismo” decía George Bernard Shaw

3 cosas hay en la vidaTodos tenemos en nuestra memoria, un consejo que nos dio alguien en un momento.

Creo que los mejores consejos, son los que no pedimos, sino los que salen del corazón de la persona emisora, de su intención de ayudar.

Durante mi vida, he ido recibiendo “recomendaciones” de mi familia, amigos, jefes, mentores que me han ayudado en muchos momentos. Reflexiones que no olvido.

Además, en las entrevistas que realizo, hablamos con los entrevistados, sobre los consejos que han recibido y que siempre les acompañan en su camino.

Desde ser agradecido, de dar siempre todo de ti en todo momento, o no avergonzarse de lo que uno siente o no ahorrarse los te quiero, son algunos de los consejos que he ido recopilando y que son esenciales para toda persona.

Como bien dice Albert Espinosa, durante la vida, nos vamos encontrado personas que se convierten en nuestras perlas. Personas que conforman el collar de nuestra vida, de nuestra inspiración o aprendizaje.

Y hoy quiero hablar de una de ellas y el consejo que me dio.

Se llama Antonio y ya hablé de él en otros artículos.

Recientemente volví a tener una conversación con él, en el que me regaló, 3 consejos que han provocado un antes y después en mi vida.

Son consejos fáciles de seguir, no hay que hacer un Máster ni comprar seguidores en tus redes sociales para aparentar nada que no eres. Todo es más fácil y con resultados duraderos.

Estos 3 regalos que me dio, te los ofrezco para ti, que sientas, como yo, los cambios que producen:

.- Hace 1 segundo, ya es pasado.

Cuando hayas terminado de leer esta frase, el tiempo invertido, será ya pasado. Tiempo que ya no volverá a tu vida. Pensamos que el pasado, es hace 1 mes, 1 año o la noche de ayer. El pasado ya es después de haber leído estas palabras. ¿Y qué pasa con el pasado? Que nos aferramos a él, como los niños al turrón de chocolate.

Lo queremos, lo añoramos, deseamos volverlo a revivir, se nos llena la boca pensando en él…EN LO BIEN QUE CREEMOS, QUE VIVIAMOS EN AQUELLOS TIEMPOS.

El pasado nunca lo podrás volver a revivir. Sólo son tus pensamientos del pasado, los que traes al presente, nada más. Esa persona a lo mejor ya no volverás a verla, ese amor se marchó para siempre y ese trabajo ya existe más.

No está en tu poder traerlos al presente, ni con magia. Ya no volverán. Aprende de ese pasado, lo que sentiste, lo que viviste, de lo que fuiste capaz y pensabas que era imposible..Porque mientras tanto, estas desaprovechando un regalo que tienes y del que no haces caso, pensando que es mejor el pasado que él.

EL PRESENTE.

Estas teniendo la oportunidad de vivir, de sentir, de que recorran por tu cuerpo emociones increíbles, de aprender de personas que tienes delante de ti, de crear oportunidades para un futuro mejor..

Y tú mientras tanto, añorando el pasado…

Repite conmigo, el pasado ya no volverá, sólo existe el momento presente. Y desde él, puedes hacer, crear, sentir, cosas indescriptibles.

Vive y no añores. Siente y no sientas morriña. Disfruta y aprende del pasado.

.- Cada paso que des, siéntelo, vívelo.

Vamos por la vida quejándonos.

3 cosas “Off, llevo 3 horas y aún me quedan otras 5 en este trabajo.. Aún no hemos llegado y ya estoy agobiándome…”

Vivimos la vida con agobios, ajetreo y estrés.

Cuando tú sientes que lo que haces, te alegra, te motiva, aún sabiendo que tienes horas por delante de trabajo, sacrificio y esfuerzo..Sinceramente, te da igual, porque lo que te importa, es lo que haces, lo que sientes, no el esfuerzo que haces, o las horas que te quedan por delante.

Y aunque sean momentos duros, vívelos también. Porque como te he dicho antes, seguro tienen un aprendizaje esperándote, una oportunidad que tienes que vivir.

Vive, siente, emociónate, pero déjate de quejarte y disfruta de cada momento.

.- Que no te importe lo que digan los demás de ti, es su creencia. No la tuya.

Cuando recibimos un comentario por parte de alguien que no nos gusta, creemos a pies juntillas que lo que él piensa de nosotros, es la pura verdad.

¡¡ERROR!!.

Lo que él cree de nosotros, es lo que él cree. Pero ahora me gustaría preguntarte: ¿Lo que cree tú jefe de ti, es lo que tú sabes que vales? ¿Lo que cree tu suegra de ti, es lo que tú sabes quién eres?

Seguro que dices que no. Perfecto. Pues ahora me respondes a esta pregunta:

Si tú sabes quién eres, qué quieres, lo que es verdad y lo que no en tu vida, ¿Te importa lo que te digan los demás?

Te tiene que dar exactamente IGUAL. Como bien dice, Ecequiel Barricart, “Me la bufa”.

Si yo sé quién soy, si soy yo coherente conmigo mismo… Me tiene que dar exactamente igual, lo que digan los demás. Porque yo sé que es verdad y que no.

Como bien dice una frase” Que digan los demás lo que quieran aún sin conocerte, porque nunca olvides, hasta los perros ladran a desconocidos”.

Y luego ese perro que te ladraba, acaba viniendo a ti, cuando ven que eres de fiar, ¿Verdad? Pues aquí igual.

Tú sigue tu camino, si tienes la conciencia tranquila, que digan lo que quieran. Y como bien dice Risto Mejide: “Que hablen mal o bien, pero que hablen, es lo importante”.

Decía en un artículo anterior, que de ti depende que seas una persona frontón o una persona piscina. Sigo diciendo que es esencial que seamos frontones.

Dice la canción, “3 cosas tiene la vida, salud, dinero y amor”, pero a partir de ahora recuerda:

.- No hay pasado sino presente.

.- Que digan misa los demás si tú sabes lo que es verdad y es mentira.

.-Pisa con garbo y siente la felicidad en cada huella que dejas.

¿Qué 3 cosas no olvidas en tu vida?

 

¿Marketing del malo o Branding de corazón?

Por favor, que sepa tu mano derecha lo que hace la izquierda. Si no atente a las consecuencias“.

marketing del maloBranding dícese del” proceso de hacer y construir una marca mediante la administración estratégica del conjunto de activos vinculados al nombre y/o símbolo, que identifican a la marca…”

Marketing dícese de “técnicas y estudios que tienen como objeto mejorar la comercialización de un producto…”

El branding es la creación de la marca, las vigas en cual sustentarla.. el propósito, qué estilo de vida queremos ofrecer.. y el marketing trata de cómo llegar al máximo de personas para que conozcan nuestro producto.

En un camino, iría primero el branding y después el marketing.

¿Hasta aquí todo correcto? Esperemos que sí.

Si los significados están totalmente separados, no hay ninguna posibilidad de que nos confundamos en si es uno o es otro, ¿Verdad? Pues propongo si alguien me puede responder a esta pregunta:

¿POR QUÉ PENSAMOS QUE ESTAMOS HACIENDO BRANDING CUANDO EN TODO MOMENTO ESTÁN HACIENDO/HACIENDOSE MARKETING?

¿Alguien me puede decir que está haciendo branding cuando lo que promulga como valores de su marca, en su vida real no los lleva a cabo?

¿Me puedes decir que estás haciendo branding, evangelizando tu marca, a través de la exposición de unos sentimientos y palabras muy intimas, hacia una persona que realmente nunca has visto en persona?

¿Me puedes decir que estás haciendo branding, cuando te estiras de los pelos, porque no has hecho el artículo deseando la feliz navidad o el de los libros que lees, como hace todo el mundo? ¿O crees que es branding remarcar por activa y por pasiva, que sales, de pasada en un blog que sigues?

¿Me puedes decir que estás haciendo branding, cuando tu único propósito es llegar a ser el nº1, a través de los métodos que sean, legales o ilegales?

Si a estas 4 últimas preguntas, has respondido que SI, que haces branding, lo respeto, pero no estoy de acuerdo contigo.

Para mí estás haciendo “marketing y del malo”.

Mira que lo intentan, pero seguimos siendo unos marketing con patas, por mucho que queramos ser branding de corazón.

Sigo pensando lo mismo, vivimos en un mundo en el que importa más los números de seguidores, el número de ventas que realizas o en los eventos en los que te invitan, que lo que puedes provocar en los demás.

A través de una mentalidad “Candy-Candy”, como dice bien una amiga mía, todo el mundo habla del amor, de la motivación, de la superación, de que puedes conseguir lo que quieras con solo pensarlo o como te sientes tras pasar 20 días en ayunas. Pero pocas o casi ninguna persona/empresa, hablan de las caídas, de los lamentos, de los fracasos de sus proyectos o de los bloqueos que tienen ante un reto.

Se nos promulga que tenemos que ser profesionales/marcas humanas. Que las personas quieren sentirse identificadas con nosotros, que no solo buscan un producto que satisfaga sus necesidades primarias, sino que también se sientan que los valores de la misma, son acordes con los suyos.

Ello provoca, que no sientan que están comprando un producto, que no están acudiendo a un servicio determinado, sino que son parte de un estilo de vida.

Ellos no quieren comprar un producto, sino que quieren un propósito de vida.

¿Y qué es un branding fuerte ?

Es responder a una simple pregunta: ¿P OR QUÉ HAGO LO QUE HAGO?

Porque siento que las personas les aportará valor lo que hago, cómo lo hago… Porque siento, que puede ayudar a calmar necesidades de personas hasta ahora olvidadas,…porque siento que es lo que tengo que hacer en mi vida y no lo que estoy haciendo hasta ahora…porque siento que el verdadero éxito en la vida, es dar lo que siento que tengo dentro de mí y lo que tenga que venir, ya vendrá…PORQUE SIENTO..

SER DE VERDAD, SENTIR QUE LO HACES ES LO CORRECTO PARA TI, PARA LOS DEMÁS, SENTIR EN TODO MOMENTO EMOCIONES POSITIVAS PERO TAMBIÉN LAS NEGATIVAS Y HACER PARTICIPE DE ELLAS A TUS CLIENTES…

Las marcas / profesionales, con un BRANDING, con todas las letras y en mayúsculas, sienten, son coherentes y dan de verdad.

Sí, creo que para crear una marca, tienes que seguir ciertos procedimientos, ciertos requisitos…PERO NUNCA OLVIDANDO DE SENTIR, pero de VERDAD.

Sentir de verdad, no de peloteo.

brandingPorque cuando dejas de sentir, de provocar emociones VERDADERAS, en los demás…estás haciendo marketing y en definitiva, estás manipulando a los demás y el primero, a ti mismo.

La personalidad del ser humano, hace que moda que haya, moda a la que quiere subirse.

Moda que piensa que puede reportarle algo de dinero, moda que hace lo que sea, para que así sea. Y si además le da algo de “repercusión, fama o triunfo”, ¿Qué más puede decir?

Cuando la motivación es exterior y no interior, siendo un poco Rappel, te auguro un resultado no muy “halagüeño”.

Durante los más de 5 años que llevo realizando entrevistas, si hecho la vista atrás, muchas personas de esos comienzos, ya no están en el “candelabro” o ni siquiera se dedican a esa actividad.

¿Por qué?

Su foco estaba puesto en la adquisición de fama, dinero y éxito, que no en lo que promulgaban.

Que el verdadero éxito es el ser humano, es simplemente SER. Y lo demás, te aseguro que llegara. Siempre acaba llegando. SIEMPRE.

Tanto el branding, como el marketing, son procesos. Pero puedes gestionarlos de forma coherente, o aprovecharte de ellos para satisfacer tu ego. Puedes seguir el proceso como te lo marca, o saltarte los pasos queriendo llegar los antes posibles a la meta…

Todo depende de ti, y todo es respetable.

Pero las consecuencias se pagan. La gente no es tonta, y a poco que “rasque” un poco o tenga algo de intuición, se irá con otra persona o empresa.

Así que recuerda:

Marketing son las diferentes formas de VENDER un producto, a través de una web, a través de anuncios o herramientas que creas que pueden ayudarte. De que caigan en tus redes.

Esta muy bien vender, pero si no aporta valor, emoción, humanismo, sentimiento de pertenencia a algo diferente, DE VERDAD… acabarán poniéndote los cuernos a la 1 de cambio.

¿Qué pasa con los productos de la teletienda? Nos asombran, con los poderes que tienen.. ¿Y luego cuando llegan a casa? Que es todo bluff…

Mucho marketing pero como branding, de verdad.

Están todas muy bien y son todas creativas e inspiracionales, las técnicas del marketing. Pero sigo diciendo lo mismo.. Si detrás de un anuncio, detrás de una web, detrás de cualquier valla publicitaria, de un blog, no hay coherencia… ESTÁS MINTIENDO A TUS SEGUIDORES. Te compraran una vez, pero cuando vean que lo que dices, no hay nada de eso detrás…. BYE BYE.

¿O qué pasa cuando ese chico que has conocido te deslumbra, caes a sus pies y luego te das cuenta, que era todo “calderilla?

Que mucho marketing, pero poco branding.

Por favor:

.- Antes de unirte a una moda, preguntante si va contigo. Si no, déjala pasar. Se sincero contigo mismo, antes que las consecuencias te engullan.

.- Tanto el branding, como el marketing, si no están sustentadas en un POR QUÉ, consistente y fuerte… todo acabará ardiendo como las torres Windsor.

.- No tomes a la gente por tonta. Se nota cuando no eres coherente entre lo que dices y haces.

.- Si quieres dejar un legado de verdad, en esta vida. No promulgues, vendas, manipules a través de algo, que ni tú mismo comprarías.

Y nunca olvides una frase, la coherencia es la chispa que te lleva del éxito o al fracaso.

 

 

¡¡Nunca es tarde..!!

Nunca es tarde para emprender un nuevo rumbo, vivir una historia o construir un nuevo sueño”.

nunca es tardeMucha gente no lo sabe, pero estás sufriendo.  Y aunque lo supieran, te dirían “Pero si no es para tanto, no te quejes, que mucha gente está peor que tú…”.

Y eso aún te duele más, porque nadie te entiende.  Mientras pides con tu mirada, una mano salvadora, el hoyo se hace cada vez más hondo.

Quieres cambiar el rumbo de tu vida, de tu relación de pareja, de tu trabajo; o todo junto. Pero sientes un dolor dentro de ti, que te impide hasta abrir la boca.

Eres incapaz de expresar tu dolor. Sólo a través de las lágrimas muestras tus emociones. Siempre nos han enseñado que el dolor es peor que un grano en el culo. Nadie nos ha enseñado que pudiera tener algo de positivo. Más bien huimos de él. Pero durante todo este tiempo, por experiencia propia y compartida, los momentos de la vida que más nos enseñan a posteriori, son cuando uno sufre.

No estoy promulgando que seamos masoquistas, sino que a través  de esa emoción negativa que estamos viviendo, nos preguntemos: “¿Por qué me pasa?”.

En muchas ocasiones, buscamos en los demás, una respuesta que ya sabemos:  “Quiero un cambio en mi vida”. Aunque queremos el cambio, aunque queremos dejar atrás el dolor, preferimos vivir en el lamento, en la queja, que sentir que esa emoción, es más cómodo el lamento que impulsar un cambio en tu vida.

Dentro de nosotros, se libra una guerra fratricida.

¿Rutina sufrida? O ¿Salto al vacío?

Y cómo no, nuestro amigo Ego, viene a recordarnos situaciones pasadas. “¿No te acuerdas cuando quisiste cambiar de trabajo y lo mal que te fue? ¿No te acuerdas cuando dijiste algo fuera de lo normal y cómo te miraron los demás? ¿No te acuerdas  cuando quisiste ir al gimnasio y cuánto duraste?”.

En este momento, si de verdad, no tenemos una autoestima sólida, empezarán a ganar la guerra el miedo, la frustración, el victimismo, frente a la posibilidad de un cambio.

Y la verdad, que echando la vista atrás, quejarnos siempre nos ha venido bien, ¿Verdad?

Hemos tenido a la gente a nuestro lado. Nos han llevado en palmitas, no han querido que sufriéramos más y hasta, alguna vez, hemos conseguido cosas sin esfuerzo.

¿Para qué cambiar, si con un lloro, tenemos a todos pendientes de nosotros, verdad?

Pero sabes que es hora de cambiar. Deja de autoengañarte.

Es hora soltar lastre y descubrir otras “costas emocionales” que hasta son inhóspitas para ti.

¿Por qué?

Porque más vale bueno por conocer, que malo por sentir.

Vale, quieres un cambio. Es una decisión firme, aunque no te lo crees ni tú.

Habrás noqueado a tus pensamientos una vez, pero recuerda que debes ganarles la batalla. Y para ello tienes que adueñarte de los pensamientos que produce tu cerebro.

Y para ello tienes que creer que NUNCA ES TARDE PARA TRANSFORMARTE.

Hace unos días leí el libro de Daniel Ramos, “Nunca es tarde”, y así lo creo.

NUNCA ES TARDE PARA CONSEGUIR LO QUE QUIERES.

Pero es que…” Sé que vendrán a tu mente  cientos de excusas que querrán que no des el paso.

Te doy la razón, no lo des.

¿Para qué? ¿Para sudar, para sentir que mucha gente que te apoyaba ya no está? ¿Para no saber a ciencia cierta si lo conseguirás? ¿Para descubrir que eres más de lo que imaginas?

Uff, mucho trabajo. Tienes toda la razón del mundo. ¿Para qué sufrir si se está mejor en el sofá?

Ahí le has dado, sigue así.

nunca es tardePero sabes que te lo digo con ironía. Las excusas te la tienen que bufar.

¿La edad? Que te la bufe, hay gente con más años que tú, que demuestran que si quieres puedes.

¿Los estudios? Lee, ve a conferencias, estudia por internet. Tienes toda la información que necesites a tus pies.

¿Los demás? Que digan misa. Si realmente te quieren, te apoyarán. ¿Si no? No vale la pena que sigas con ellos. Te querían por otras cosas que no fueras tú mismo.

Las excusas, son eso, EXCUSAS, para que los demás, hagan por ti, lo que TÚ tienes que hacer.

Siempre nos dicen que tenemos miedo a fracasar, y más si ya hemos hecho alguna intentona otras veces. Pero no has fracasado, lo has intentado y has sacado un aprendizaje al respecto.

Fracasar sería no hacer algo que sabes que tienes que hacer. No mover un dedo.

Lo que la experiencia me dice, es que tenemos miedo al éxito. Tenemos miedo a darnos cuenta que somos más de lo que nos imaginamos. Que dentro de nosotros hay un bosque de emociones, dispuesto a ser inspeccionado. Hay opciones soñadas y hasta ahora impensables, dispuestas a ser disfrutadas por nosotros,…

Pero para todo ello, tenemos que dar un paso adelante y romper con la creencia de que SERÁ TARDE… PORQUE NUNCA ES TARDE.

Como una vez me dijeron: “¿O es que quieres preguntarte en el hospital qué hubiera pasado si lo hubieras hecho?”.

Fue una pregunta que siempre me hago ante un reto, una transformación o algo que me da miedo.

Nunca es tarde para nada, PARA ABSOLUTAMENTE NADA.

Cuando pienses que es demasiado tarde para ser tú mismo, para sentir tu sueño, para decir un ‘te quiero’, recuerda:

.- Deja de quejarte y de hacerte la víctima. No has venido al mundo a durar, sino a vivir. Y la vida te pone delante esa oportunidad, ese sentimiento, para que lo vivas, no lo rechaces.

.- Escucha. Escúchate. Hagámoslo de corazón. Si sientes algo, HAZLO. ¿Sabes mañana que puede pasar? ¿Verdad que no? ¿Entonces?  Escúchate, y descubrirás a alguien desconocido hasta ahora para ti y que quiere lo mejor para ti. Ese alguien eres tú mismo, de corazón.

¿Qué piensas que es tarde para ti? ¿Por qué piensas eso?

NUNCA ES TARDE SI LA DICHA ES BUENA.