¿Quién te ha enseñado a pensar por ti mismo?

“El acto más valiente sigue siendo pensar por uno mismo. En voz alta“, decía Coco Chanel

“¿Has aprendido a pensar por ti mismo?”.

Cuando hago esta pregunta, las respuestas siempre suele ser las mismas: “Claro que si, ya opino por mi..Desde que tengo 18 años hago lo que me de la gana.. Tengo mi propio pensamiento…”. Son algunas de las contestaciones que me da la gente ante magna pregunta.

Sé que se sienten ofendidos, como pensando: “Nadie me domina…Nadie decide por mi, ¿Qué te crees?”.

Y me encanta ver la reacción a posteriori, cuando les preguntas: “¿Y tú qué opinas de la crisis que estamos viviendo?”.

Y sus respuestas siempre empiezan por algo así: “Pues como bien dice el periódico tal o la cadena de televisión tal….”.

¿PERO NO PIENSAS POR TI MISMO?

No pensamos por nosotros mismos.

¿Por qué?

Porqué es mejor dar el poder sobre nuestro cerebro, sobre nuestros pensamientos a los demás, a los que dicen que son “expertos” , a las televisiones, a los “gurús de humo y seguidores comprados”… A todo el mundo que no seamos nosotros mismos.

Tu pensamiento y el mio está formado por las experiencias que hemos vivido, por los consejos que nos han dado los demás y que han causado efecto en nuestra vida, así como los consejos que nos dieron y solo sirvieron para cagarla más.

En definitiva, estamos hecho de pensamientos positivos (que nos han ayudado en la vida) así como los pensamientos negativos, que nos vienen a dar por saco cuando menos esperamos.  Y como te he comentado, esos pensamientos vienen de experiencias que hemos vivido con otras personas, consejos que nos han dado o cosas que nos hemos querido creer porqué preferimos no pensar y creernos la verdad de otros, que ser curiosos, investigar y crear nuestra propia verdad.

Ya llevamos tiempo, pero la sociedad en la que estamos viviendo, está totalmente dividida. Y es un grave riesgo.

Ya no solamente hablo de si eres del Madrid o del Barcelona, si te gustan los Guns and Rose o eres más de Pablo Alboran. Voy mucho más allá. Si te gusta Messi como juega, ya eres un independista catalán ..Y ante situaciones como estas, te preguntas:

¿Cuándo podremos hablar de una forma normal entre los seres humanos?.

Ya no se puede hablar de política con ciertos amigos. El aforamiento a la hora de defender sus ideas , pareciéndose como un muñeco ventrílocuo con la mano de su “líder” en el culo proveyéndole de las palabras que tiene que decir ante las ofensas que ha recibido de la otra persona por pensar diferente a él. Hacen que las personas no escuchen ni quieran escuchar.

NO PENSAMOS POR NOSOTROS MISMOS  Y ADEMÁS NI QUEREMOS PENSAR.

Porqué desde pequeños, la autoridad, siempre nos ha dicho que tenemos que obedecerla si queremos que nuestra vida vaya bien.

Tenemos que hacer caso a los mayores, tenemos que hacer caso al médico que sabe más que nosotros, tenemos que hacer caso al profesor que quiere lo mejor para nosotros, tenemos que hacer caso a nuestra suegra si queremos seguir manteniendo a nuestra pareja,….

Hacemos caso a los demás porque creemos que es lo mejor para nosotros. Porqué lo hacen para nuestro bien,  Y ahora nos informamos a través de medios de comunicación, redes sociales porqué también lo hacen para nuestro bien.

¿Y alguien me puede decir si lo que dicen es LA VERDAD ABSOLUTA? ¿No se confunden nunca? ¿Y los partidos políticos, (TODOS), no hablan en función de su interés y no del servicio a los ciudadanos que los han votado? 

Pensamos en función de nuestros intereses, no en función de nuestra verdadera esencia.

¿No lo crees?

Me encanta ver ahora como en las redes sociales, se vuelve a hablar de términos como “reinventarse”: Término con el que no estoy de acuerdo. Porque seguido al término de reinventarse, suele ir unido, ” apuntante al curso de moda, te ayudará a salir del paro.. Se el mejor Community Manager del mundo, la profesión de moda…”

¿Estamos pensando por nosotros mismos? ¿O por nuestros intereses?  Y luego pasa lo que pasa, que pensamos que hemos perdido el tiempo y el dinero en algo en algo que no ha dado los resultados que tú esperabas.

¡¡ERROR!!. Si hubieras pensado antes, por ti mismo, qué es lo que quieres de verdad, qué es lo que realmente piensas sobre lo que quieres hacer o no hacer, por donde quieres apostar, tus sueños…Quizá la apuesta hubiera salido bien, pero como has seguido modas que no concuerdan con lo que sientes tú por motu propio, pues no ha surtido efecto porque no has pensado por ti mismo, antes.

Pensamos que si pensamos por iniciativa propia , lo que veremos no nos gustará.  Veremos que hemos perdido la vida, que la hemos gastado en mierdas que nos han llevado a una vida que no las querrías ni para tu peor enemigo.

Pensar por uno mismo , es darte el mejor regalo que nadie te podrá hacer nunca jamás. Es empezar a conocerte a ti mismo. Y eso es el mejor viaje que podrás vivir que ni el Dragón Kahn de Port Aventura te puede suministrar.

Cuando empiezas a pensar por ti mismo, empiezas a crear TU realidad, a aceptarTE, empiezas a darte cuenta sin tabúes ni miedos, quién eres y qué quieres.

Pero sobre te das cuenta, que la vida es evolución, cambio constante, vivir en el presente y dejar de estar apegados a experiencias del pasado y enganchados al tiempo del futuro.

¿Cómo empezar a pensar por uno mismo?

.- ¿Qué piensas tú?

Habla sin tapujos ( siempre con educación ). Y no según dice tu líder espiritual o político. Si no estás de acuerdo con algo, dilo, por mucho que tu educación siempre te hayan dicho que no puedes contradecir a tus mayores.

Te estás frustrando. Estamos perdiendo tu creatividad y con ello una posible innovación, visión diferente de un tema.

Nunca hay avance si queremos que todo el mundo piense igual que nosotros.

.- ¿De quién has aprendido o te ha comentado las opiniones que tienes sobre tu vida o un tema?

Si empiezas a desgranar los pensamientos, te darás cuenta que vienen de una conferencia, de una noticia en un periódico, te lo dijo tu madre hace tiempo o hiciste caso a una persona que era “experta”.

¿Pero qué piensas tú al respecto? ¿Podrías hacerlo mejor?  SI podrías hacerlo mejor, si tienes una visión diferente ¿Por qué no la pones encima de la mesa? PORQUE TENEMOS MIEDO A SER NOSOTROS MISMOS, A MOSTRAR NUESTRA VERDADERA ESENCIA. Y como nos va mejor seguir a la masa, que ser uno mismo, acallamos nuestros pensamientos.

.- Duda de todo el mundo, hasta que no hayas testado sus ideas y curioseado. 

Duda de mí, duda de la gente que te rodea. Mira, los “expertos” que salen en la televisión que están fallando más que una escopeta de feria. Pero también duda de ti. De ese pensamiento que dice que no puedes. Duda de esas intuiciones que te dicen que no lo hagas.

Duda , descubre y crea tu propia opinión.

Dudar de todo el mundo no quiere decir que seas un desconfiado. Sino que eres curioso y quieres descubrir diferentes puntos de vista para luego tener una opinión fundada respecto a ese tema.

No es egoísmo ni desconfianza, es curiosidad y aprendizaje. ES TENER APERTURA DE MENTE.

Pensar por ti mismo, no te hará más radical, más egoísta ni un niño rebelde.

SINO SER UNA PERSONA COHERENTE CONSIGO MISMO, MÁS EMPÁTICO CON LOS DEMÁS, RESPETUOSO Y LIDER DE SU VIDA. 

¿Menudo problema, a que si?.

SÓLO EMPEZAMOS A PENSAR POR NOSOTROS MISMOS, CUANDO VEMOS QUE LA REALIDAD NOS RODEA NO ES LA QUE QUEREMOS . Mientras tanto dejaremos a los demás que piensen por nosotros.

¿Qué es lo que vas a SER después de esto?

“Ser sincero y fiel a ti mismo define tu autenticidad”

Los seres humanos , somos seres olvidadizos.

Se nos llena la boca hablando de los héroes de los sanitarios. Nos cagamos en todo con la gestión del gobierno o en los que están en contra del Gobierno.  Tenemos miedo a lo que dicen los demás que va a venir con la crisis sanitaria y cuando afirman sin miedo, que va a volver a haber otra repunte de la pandemia. 

Tenemos miedo a salir de casa, a no saber con qué situación nos vamos a encontrar. Por no hablar de los comentarios que oyes cuando paseas por el parque, sobre la irresponsabilidad de la gente, de las distancias a mantener…

Pero yo me pregunto: ¿Nos acordaremos de todo esto dentro de 1 año?

NO. 

El ser humano es olvidadizo. No quiere recordar situaciones que le han supuesto parar, pensar o vivir situaciones a las que nunca se había enfrentado hasta la fecha. 

Dentro de un año, veremos las imágenes del confinamiento , de situaciones que hemos vivimos como sociedad, y lo primero que diremos serás: “¿Ha pasado un año?. Qué rapido pasa el tiempo.”.

Estamos hablando del cambio de paradigma del teletrabajo. Hace un mes era algo bonito, era algo excepcional, ahora que se ha demostrado que trabajas más que cuando estás en la oficina presencialmente. Donde dije diego, digo que no me acuerdo.

Nos olvidamos muy rápidamente de lo que hemos dicho, de lo que hemos soñado y principalmente de lo que hemos vivido. 

No le sacamos ningún aprendizaje Ni queremos sacarlo. 

Leemos muchos libros de desarrollo personal. Hablamos de las experiencias, de la importancia de las mismas para llevarnos al éxito, de escucharnos más ya que gracias a lo que hemos vivido nos está diciendo qué estamos haciendo mal o qué debemos aprender.

Mucho leemos PERO NO HACEMOS NI PUTO CASO.

Hace unos días me preguntaba Margarita Álvarez, en una de las Chocolate Rojo Talks. “¿Qué te vas a llevar de estos 50 días confinados”.

Respondí: “Las conversaciones con uno mismo, El parar y ver a mucha gente a mi lado que pensaba que eran de una manera y no era así. Así como las sorpresas de algunas personas especiales”

Podría haber dicho que estoy haciendo durante esta época o los sueños que tengo que estoy emprendiendo. 

Todo el mundo habla del HACER, del transformar, pero nadie habla del SER NOSOTROS MISMOS.

Y me llegó anoche a través de la cuenta de Andy Stalman, un meme que se ha convertido en el titular de este artículo y filosofía de vida. 

Yo no hago lo que no soy. Yo no hablo de cosas que quiero hacer sino me motivan. Yo no hago cosas con las que no estoy de acuerdo…Pero aún se nos llena la boca con hacer cosas en la sociedad, que si preguntamos a la gente si creen en esas cosas que dicen, muchos dirían: “Ni idea de qué estoy hablando, pero es que es la moda y suena muy bien mientras..”

Somos lo que vivimos pero también, lo que no queremos recordar, lo que queremos olvidar. 

Lo dije en anteriores artículos, la sociedad quiere cambio, pero si no empezamos por uno mismo, sino somos nosotros mismos quienes lideramos el cambio a través de lo que hacemos, todo quedará en nada.

Antes de hacer , hay que SER. 

Hay está el verdadero cambio del ser humano y con ello de la sociedad. Mientras tanto, todo quedará en puro humo e ilusionismo.

Y cuando eres tú, harás mucho más que los demás. Harás lo que sientes que tienes que hacer, digan lo que digan los demás , dejando atrás modas. 

Si haces algo, que no eres, eso se llama INCOHERENCIA, POSTUREO y el resultados te seguro que no será muy duradero, de un impacto más allá que lo que dure la moda en cuestión. 

Vamos a ser sinceros: ¿Cómo va esos propósitos que hiciste hace unos meses, a principios de año?

Si no los has alcanzado o ni siquiera has empezado, es que no estaban en consonancia contigo mismo. Con tu ser. Pero aún así seguimos adelante, porque tenemos miedo al qué dirán, si creen que somos unos cobardes o cualquier otra vergüenza.

Deja de desear. Empezarás a hacer, cuando empieces a ser.

Cuándo tú eres tú, no te importa lo que digan los demás. No consideras un fracaso no haber conseguido algo, sino que APRENDES DE ELLO.  Y no olvidas todo lo que te ha supuesto una experiencia o aprendizaje.

Así que te lo vuelvo a preguntar:

¿Qué te gustaría recordar/llevarte de todo lo que estamos viviendo?

Ojalá que entre tus respuestas este: “Empecé a ser yo mismo por fin“.

¿Y tú que te llevarás de todo esto?

 

 

¡¡Mañana es tarde!!

“¿Mañana? Mañana puede ser demasiado tarde, demasiado tarde para pedir disculpas, demasiado tarde para intentarlo, demasiado tarde para creer, demasiado tarde para amar”.

No aprendemos hasta que vemos al toro delante nuestro.

No aprendemos hasta que vemos que dar marcha atrás es casi imposible y damos el paso adelante

No aprendemos hasta que vemos que es mejor hacer algo que no hacerlo.

No aprendemos y creo que seguiremos sin aprender.

¿Por qué creo que no aprendemos?

PORQUE PENSAMOS QUE PARA EL MAÑANA AÚN TENEMOS TIEMPO.

Durante nuestra vida, todo en algún momento hemos vivido una situación en la que hemos sentido que mañana es demasiado tarde.

Nos arrepentimos de no haber dicho cuanto queríamos a nuestro padre y por culpa de cualquier situación, no hemos podido despedirnos de él. Nos arrepentimos de no haber dicho SI a algo que estábamos locos por hacer o sentir, pero por el qué dirán, acabamos diciendo NO.

Y sobre todo pensando, que mañana seguro que tendremos otra oportunidad. Algo que quizá sea así, pero la mayoría no suele ocurrir así.

Posponemos nuestro futuro, posponemos nuestra felicidad.  Y todo por el puto miedo de ser nosotros mismos, de mostrar lo que sentimos y queremos. Y todo porque nos han dicho que mostrarnos vulnerables es de “sensibles” y “raritos”.

QUE LES DEN A TODOS LO QUE TE LO DICEN, ERES COMO ERES Y PUNTO. 

Estas situaciones que estamos viviendo nos ponen aún más en la certeza que el mañana no existe. Un día puede empezar a toser y al dia siguiente…Un día puedes ir al médico no sabiendo qué te pasa y a la horas…

No soy ningún alarmista ni negativo, todos hemos tenido casos así o los hemos conocido. Y aunque la frase posterior :”Pues que nos lleven lo más tarde posible…” acordándonos de nuestros sueños pendientes, de lo que nos hubiéramos perdido si nos hubiéramos “ido” en esa situación…No nos dura mucho el pensamiento, porque al instante, pensamos ” tengo que hacer esto…a ver si he cumplido las expectativas de un jefe que no soporto..” y mientras tus sueños, tus sentimientos se quedan olvidados hasta la proxima situación crítica.

No te estoy diciendo que todo lo que sueñes puedes conseguirlo. Eso es MENTIR a la gente. Mira que llevo años soñando con Elsa Pataky y no hay manera.

Pero lo que si te estoy diciendo, que el MAÑANA  ES TARDE.

Siempre posponemos nuestros sueños, nuestras emociones para mañana, con las excusas del “Primero tengo que… Debería antes hacer … Antes se lo debo preguntar a…”.

En definitiva, ante ponemos las presiones de los demás, el qué podrían decir, las expectativas que tienen ante nosotros, los intereses, a nosotros mismos.

Recuerda: Mañana es tarde.

Y mientras vas preguntando a todo dios , vas queriendo saber sus opiniones, el qué harían , la vida pasa, tu ilusión se va a la puta mierda, optando por olvidarte de tus sueños y no queriendo pensar en qué hubiera pasado si lo hubieras intentando.

Mañana es tarde. Lo único que tenemos es ahora.

Y mientras lo que estás haciendo por posponer tus sueños, tus emociones, tus anhelos, es sobrevivir de mala manera, estás perdiéndote el mejor regalo que te harán nunca:

VIVIR.

¿Pero qué es vivir?

SER UNO MISMO. 

No has venido a copiar a los demás. No has venido a parecerte a nadie. No has venido a seguir modas. La única tendencia que este mundo tiene que ver, es que te muestras tal y cuál eres. Una persona que no le da miedo mostrar lo que piensa y siente ( siempre con respeto, por favor).

SOMOS EMOCIONES. 

Somos el cabreo que tenemos y somos la alegria que tenemos por ver a una persona. Somos la tristeza por un adiós y la motivación ante un proyecto.

Somos nuestras emociones. ¿Y por qué las vamos a ocultar? Que se oculten los demás lo que quieran, pero tú NO.

EL PRESENTE ES LO ÚNICO QUE TENEMOS.

Y las oportunidades nacen ahora. No sabes si nacerán dentro de 1 mes o 4 años. ¡¡No lo sabes!!. Aprovéchalas.

Como bien me dijo recientemente un buen amigo .”Más vale pedir 1 vez perdón, que 50 por favor“:

No es egoismo, es apostar por uno mismo.

No es prepotencia, es que si no te quieres tú, ¿Quién te va a querer?

Deja de lamentarte por el “¿Qué hubiera pasado si lo hubiera intentado o se lo hubiera dicho?” o por frases,” bueno, lo dejamos para mañana que seguro que será una buena época…”.

Se crean las cosas en el AHORA. 

Se vive en el AHORA. 

Tu actitud se tienen el AHORA y no en función de las futuros inexistentes o expectativas que no saben si se cumplirán.

El mañana es ahora y vence a esos miedos que son infundados, expresandote sin tapujos ni tabues. Te darás cuenta que te has hecho muchas pajas mentales que solo han supuesto una perdido de tiempo brutal y perdida de oportunidades.

Espero que no se nos olvide, porque los seres humanos somos olvidadizos, que este tipo de situaciones nos enseñan, que el mañana es tarde y lo único que tenemos es el aquí y ahora.

Deja de confórmate con lo que tienes y excusarte en tontearías, pensando que en el mañana tendrás la oportunidad que crees que te mereces.

EL MAÑANA ES TARDE. No lo olvides.

¡¡No dejes para mañana lo que puedas sentir hoy!!

 

 

¿Por qué tenemos miedo a decir la verdad?

“Madurar es desarrollar la capacidad de decir la verdad sin tener ningún miedo a las consecuencias”

El ser humano , reclama las cosas cuando las pierde. Aún teniéndolas, se olvida de ellas.

Y uno de esas cosas, es la verdad.

Hasta la fecha, nadie había hablado de la verdad. Y mucho menos del porqué tenemos miedo a decir la verdad.

Decimos que queremos saber la verdad de las personas, que queremos gente original, autentica, que nos diga las cosas aunque no nos guste lo que nos digan. Que preferimos una persona que va de cara, que no otra que te da la cuchillada por detras

Nos damos golpes en el pecho, diciendo y queriendo expresar a los demás que nosotros eramos una persona de verdad, autentica y que siempre decia la verdad.

Por no hablar de nuestros jefes, que queriamos nos dijeran siempre la verdad. Y ya no vamos a hablar de que exigiamos que nuestros gobiernos fueran siempre claros y transparentes con nosotros.  Por no hablar de nuestros jefes que cuando entrabamos a trabajar con ellos nos decían que eran muy claro, que tenían una cultura empresarial de total transparencia y luego vemos lo que vemos

El ser humano expresa que quiere la verdad, porqué así cree que se siente más seguro sabiendo donde pisa, qué tipo de persona te estás enfrentando o que consecuencias va a tener la verdad.

Al igual que con la libertad, la verdad es un valor del que se habla mucho pero se practica poco. 

¿Por qué?

Por la educación que hemos recibido.

Desde pequeños hemos recibido la educación que siempre había que decir la verdad. Hicieras lo que hicieras, te decían que tenías que hacerte responsable de lo acontecido. Pero despues de decir 1 vez la verdad y comerte un castigo de tus padres, hicieras lo que hicieras ya no lo volverías a hacer más, digo decir la verdad. ¿Trastadas y gamberradas? Siempre.

Durante tu infancia y juventud, sigues ocultando todo lo que has hecho, sobre todo si sale de lo establecido y si los demás no lo verían con buenos ojos.

La presión de la sociedad por el aparentar, el miedo al castigo y a las consecuencias, lo único que crea son personas que empiezan a ocultar la verdad, que no se hacen cargo de sus actuaciones y que comienzan a conocer las excusas, sobre todo si alguna vez le han venido bien.

¿En qué situación nos encontramos?

Que exigimos la verdad, porque queremos saber realmente lo que pasa o puede pasar.  ¿Pero nos gusta oír la verdad?

Durante toda nuestra vida, creemos que somos de verdad. Que decimos lo que sentimos , que no nos ocultamos, que decimos SI a lo que la vida nos ofrece, que somos claros con nuestros amigos…PERO NO ES VERDAD.

Es lo que creemos , la realidad es otra. 

Callamos la realidad porque nos beneficia.

¿Por qué nos callamos la infidelidades?.. Porqué nos interesa seguir con la vida que llevamos.

¿Por qué mentimos? Porqué nos interesa por algún motivo.

¿Por qué mentimos en nuestras redes sociales? Porqué nos interesa que nos tengan envidia, fama y repercusión, aunque seamos personas con complejo de inferioridad

¿Por qué no decimos la verdad de lo ocurrido? Porqué no queremos ser los señalados como culpables del mismo aunque sabemos que así lo hemos sido.

Somos muy del refrán: “Ojos que no ven, corazón que no siente“. Pero sin embargo queremos la verdad siempre.

En definitivas cuentas, se nos llena la boca hablando de la verdad, que la exigimos, pero si la verdad está en frente de nuestros intereses, poca gente la expone.

Siempre lo he dicho, que a través de muchas entrevistas que he realizado, que la sociedad no quiere a la gente de verdad, autentica, la de “sin pelos en la lengua”.

No quiere la gente que expresa su verdad sin miedo a las consecuencias. No gusta las personas que dicen las cosas sin cortapisas y mucho menos a la cara. Pero eso si, queremos a la gente de verdad.

Tenemos una relación con la verdad de Amor-Odio, que a veces no hay quien la entienda. 

Y llegamos a la madurez, y cuando ocurren ocasiones como las que estamos viviendo, de miedo, incertidumbre y pánico ( totalmente normal, tras lo que estamos viviendo), volvemos a hablar de la verdad.

¿Quién dice la verdad? ¿Qué televisión dice la verdad? ¿Qué partido político está diciendo la verdad?. Son algunas de las preguntas, que durante todas estas semanas, las hemos pensado o escucha a alguien en algún momento.

No voy a hablar de eso, porque sinceramente llevo mucho tiempo pensando que la única verdad a día de hoy es que necesito ver Netflix para evadirme de todo.

Pero todos hemos visto la dicotomía que hay en la sociedad, con quien miente, quien dice la verdad, los bulos o lo que nos llega por WhatsApp.

En un momento eran los intereses amorosos los que nos pueden hacer no decir la verdad. A día de hoy, el poder ,la falta de poder, el miedo a las consecuencias, a la Justicia, a no estar sentado en el sillón o las ganas de él… es lo que nos hace ocultar la verdad.

Sea el tema que sea, me da igual, pero la falta de honestidad, de integridad, son algunos de los problemas que tenemos más importantes todas las sociedades.

¿Puede y debe existir la verdad absoluta?

Siempre, pero quizá no se pueda, porque se puede modificar de muchas maneras a día de hoy, como podemos ver con medios digitales.  Pero la coherencia y la transparencia, SIEMPRE.

¿Qué hacer por lo tanto?

1.- Si eres espectador de una relación en la que hay intereses de por medio,escucha a las dos partes, investiga por tu parte y crea tu propia opinión.  

Por tradición familiar o lo que sea, siempre tiramos más hacia unas ideas. Y todo lo que sea encontra de ellas, las rechazamos sin dejar que la otra persona exprese nada. La repudiamos, no queremos hablar con ella.

Aparte de que toda idea nunca es mala sino le das una oportunidad. Toda idea dfierente abre mentes, pero no queremos no vaya a ser que nos pongan el mundo patas arriba.

Desapegate de tus creencias, escucha siempre otras opiniones, prueba y crea tu opinión.

2.- Estamos hechos de creencias y experiencias. 

Vemos el mundo según nuestras creencias y experiencias. Y estamos muy confundidos. Nos estamos perdiendo las millones de formas que tiene la sociedad de ver el mundo con sus matices.

3.- Se responsable de lo que dices, haces.

Dormirás mucho mejor y sin ayuda de pastillas para calmar tu remordimiento.

4.- Un líder es transparente en todo momento. 

Seguimos a las personas, que no solo en las buenas nos dicen lo bonito que somos. Sino en las malas nos dicen cómo está la situación, los fallos que han cometido y nos muestran su coherencia. Si vemos que en las buenas son de una manera pero en las malas, son del “salvase quien pueda”, ya no creeremos más en ellos.

5.- Utiliza esa creatividad para otros fines. 

La creatividad que tienes para mentir, utiliza para crear tu mundo de forma coherente y realista, por favor. Te irá mejor.

Ahora vuelve a leer la frase de comienzo del post y responde a esta pregunta:

¿Crees que somos una sociedad madura?

 

 

 

 

 

Si, y además…

“La fuerza no consiste en ganar. La fuerza consiste en elegir las dificultades y decidir no rendirte”

No aceptamos lo que no nos gusta.

No aceptamos la situación que la vida nos da. No aceptamos algo que no entra dentro de nuestras expectativas. No aceptamos que la chica que nos gusta, nos diga: “Te quiero como amigo”.

Somos seres egoistas que no aceptamos absolutamente nada que vaya en contra de lo que deseamos o esperamos.

Y te guste o no, las cosas muchas veces no son cómo tú te las imaginas o esperas. Te guste o no.

Mientras no aceptes, la situación estará ahí delante tuya y no parará hasta que al final la aceptes, por las buenas como por las malas.

Ayer dentro de las Chocolate Rojo Talks, tuve el placer de hablar con una de las referencias del mundo de la Improvisación teatral, Javier Pastor. Una conversación en la que hablamos de los beneficios tanto en el mundo personal como empresarial provoca la impro cuando la practicamos.

Pero hubo una técnica que comentó durante la conversación que quiero comentarla con todos vosotros.

SI, Y ADEMÁS…

¿Qué te gustaría salir pero tienes más de 14 años y no te dejan ir al banco con tus padres? Responde SI.

¿Qué te gustaría tener trabajo y hasta InfoJobs está en bajo mínimos? SI.

¿Qué te gustaría que la chica te hubiera que si y no solamente ser amigos? SI.

Es lo que hay. No has conseguido, por ahora lo que querías. Y tienes que aguantarte.

Quizá puedas pedirle ayuda a “bebé Estado” y te de una ayuda. Quizá puedas pedirle ayuda a tus amigos y sacarte de borrachera para olvidar ese NO que durante mucho tiempo te estarás preguntando por qué te lo ha dicho.

Quizá tengas esa “ayuda divina” que te haga no pensar en algún momento por lo que has pasado.

Pero y luego, ¿Qué?

¿Vas a seguir quejándote que te han dicho que NO? ¿Vas a seguir pidiendo ayudas a los demás y no vas a tener los santos “eggs” de hacer nada al respecto?

Sé que muchos estarán diciendo para ellos mismos: “Si, David…” Y la siguiente palabra a continuación de mi nombres será: “Es que….”

Ponemos excusas porque no queremos recibir una nueva negativa. No queremos esforzarnos de nuevo y volver a recibir un NO por respuesta.

Lo reconozco, yo también he tomado esa actitud en algún momento de vida. Y si me escuchase en ese momento, estaría también poniendo por delante excusas que ni yo mismo me creía. Y todo para no dar un paso adelante.

¿Qué hacer?

SI, Y ADEMÁS…

Aplicalo aquella situación que no estés aceptando en estos momentos.

¿Te has quedado en paro? SI

¿Tienes miedo a lo que puede pasar después de confinamiento? SI.

Grita hasta que te oiga el vecino que le oyes tú cuando tiene momentos con la parienta. Quédate a gusto, echa tu rabia.

Grita SI. Estás aceptando que lo que te pasa, es lo que hay. PUNTO y PELOTA. Que lo que querías quizá ocurra más tarde, pues a lo mejor. Que lo que soñaba, ahora no se puede hacer realidad, también.

Es la realidad, pura y llanamente. Y por mucho que te quejes, es con ella, donde tienes que empezar a crear el nuevo futuro.

No quiero oír ninguna excusa, que te estoy oyendo.

Vamos al siguiente punto: Y ADEMÁS.

Si, no tengo trabajo. Y ADEMÁS de no tener trabajo en estos momentos, voy a dar un paso adelante hacia mis sueños que había pospuesto..”.

“Si, me ha dicho que no, Y ADEMÁS, de que me ha dicho que no, voy a empezar a hacer deporte que me había dejado un poco de lado..”

“Si, no he conseguido mi sueño, Y ADEMÁS, de no haberlo conseguido, he hecho cosas que hasta la fecha creía que no conseguiría. Y ADEMÁS, voy a seguir intentándolo porque es mi pasión y sueño..”.

¿A qué la situación ha cambiado? ¿A qué ha habido un cambio de actitud? ¿Qué provoca el Y ADEMÁS..?

1.- Aceptar la situación. 

A través del SI. No estás dando poder sobre tu vida a lo que no has conseguido, a lo que podrías haber conseguido. Estás aceptando la situación . Y cuando antes aceptas la situación, más serenidad tienes para enfrentarte a ella. Empiezas a mirar al presente cara a cara, diciéndole: ” Desde aquí voy a crear mi nuevo futuro”.

Cuando más rechaces una situación inamovible, más tarde podrás disfrutar de las oportunidades que te ofrece.

2.- Lideras tu vida.

No dejas que las emociones, que los “qué hubiera pasado si..” . Las pajas mentales no lideran ya , solo el presente y tu instinto, tu creatividad..

Aumenta la confianza en ti mismo y en tus posibilidades, porque eres tú, quien lidera tu vida.

3.- Liberas tu creatividad. 

Sabes lo que ha pasado, pero además vas a dar un paso adelante para cambiar el rumbo de la situación o mejorar otros campos que los tenías abandonados.

Estás liberado tu creatividad. Observando cosas que no veías que podrías hacer mejor o que te apetece mejorar que creías que no era posible.

Con tu creatividad estás creando tus circunstancias y no son las circunstancias las que te están creando a ti.

¿En qué situación vas a decir: SI, Y ADEMÁS…?

 

Improvisación.

“En la bolsa, especulación es permanente improvisación” decía A.Kostolnay

Al igual que muchas palabras que he comentado en artículos anteriores, a la improvisación le tenemos un miedo horroroso.

Cuando no debería ser así.

¿O es que nadie ha vivido noches inolvidables cuando ha surgido un plan de imprevisto? ¿O es que nadie se ha quedado en paro de un día para otro , de imprevisto? ¿O es que de imprevisto no has recibido un beso que no te esperabas?

TODOS HEMOS VIVIDO  ALGUNA SITUACIÓN CON LA IMPROVISACIÓN DE POR MEDIO.

Ahora la moda es hablar que el mundo en el que estamos viviendo es V.U.C.A. ( volatilidad. incertidumbre, complejidad y ambigüedad), un término que lleva más de 30 años con nosotros y en los que yo me pregunto, ¿Es que el mundo desde sus inicios nunca ha sido asi?.

Dejemos al mundo con sus tonterías y sigamos para adelante, porque hablan del Vuca, pero no hablan de un problema más acuciante que estoy viendo últimamente, LA IMPROVISACIÓN.

Ante los momentos que estamos viviendo y los que viviremos observas como en redes sociales, por ejemplo, personas que antes hablaban de una filosofía, ahora han dado la vuelta para salvaguardar sus intereses profesionales. Ves a gente que escribe de forma frívola de una enfermedad que se está llevando a miles de personas en el mundo, cuando tras ver lo que escribe, sabes que no lo ha pasado ni por asomo. Por no hablar de personas, que hace ya varias semanas han desaparecido de sus redes, ¿Será que tienen miedo a la improvisación ni no saben adaptarse a las circunstancias o que su contenido  es puro humo?

Aquí estamos que a muchas personas , en vez de motivarles la improvisación, de sacar adelante sus talentos, de caminar en la incertidumbre, lo que están haciendo, es caminar en función de sus egos y sus miedos.

No se dan cuenta o no se quieren dar cuenta, que la vida ha cambiado 180º y que cambian con ella, o serán engullidos por el cambio.  Bueno seguramente será lo que acabe pasando.

¿Tiene un lado positivo encontrarnos con la improvisación?

Desde el luego que si:

.- Te hace sacar talentos, cualidades que no sabías que tenías, para afrontar la situación. 

¿O es que ante una situación imprevistas a posteriori no sabías que eras capaz de hacer ciertas cosas?

.- Te hace darte cuenta, que el miedo, es una puñetera paja mental que te hacías que luego no era para tanto. 

¿O es que tras una situación así, no te has dicho alguna vez, ” pues no era para tanto”?

.- Te hace darte cuenta que la vida es pura improvisación. Que por mucho que creamos que la dominamos, siempre viene a cambiarnos el guion. 

Creemos que la vida es hacer lo que dice nuestra agenda, nuestra madre…Creemos que estaremos a salvo, porque si lo dice la agenda lo que tenemos que hacer, irá todo como la seda. A salvo nuestra familia, a salvo nuestro trabajo, a salvo todo…Y con situaciones como la que estamos viviendo, nos dice la vida…NADA HAY A SALVO, NADA ES SEGURO, NADA ES PARA SIEMPRE.

Lo que un día es seguro, mañana ya no lo es.

Algo que nos impulsa a vivir más intensamente. A no callarnos lo que sentimos. A decir a expresar nuestras emociones en todo momento y luchar por nuestros sueños, porque sabemos que quizá mañana ya no estemos aquí.

.- Desarrolla la Creatividad.

Con lo que tienes, en un principio, tienes que amoldarte a la situación. Deja de quejarte, deja de pedir ayuda. Es lo que hay, te guste o no.

¿Te han despedido? Buscas en tu agenda de contactos, mueves hilos, haces llamadas, lo que sea por un puesto de trabajo…Te ha dicho que si la chica que siempre te ha gustado, pero no estas solo en casa, buscas el sitio que sea, haces la llamada que sea, para por fin estar juntos….

CREATIVIDAD.

Das rienda suelta a tu creatividad, a tu impulso, a tu forma real de ver la vida.

.- Aprendes a aceptar y no a quejarte ni excusarte.

Es lo que hay, te guste o no, la vida ha cambiado. Por mucho que te quejes, por muchas excusas que te pongas, no hay un servicio de atención al cliente ante el que reclamar a la vida. La situación es la que es, te guste o no.

Cuánto más te quejes, más tarde se va a ir la situación de tu mente, los miedos y los apegos.

Da un paso adelante, el tamaño no importa. Y te darás cuenta que estás afrontando el presente, con ganas de crear el futuro, no apegado a un pasado que nunca volverá.

Todos los días tenemos que improvisar. Todos los días vienen imprevistos, cosas que no esperábamos. A la que tenemos que hacer frente. Y ahora más y más.

Así que recuerda:

1.- Respira,  acepta, observa y determina qué pasa, siendo objetivo.

No vayas como pollo sin cabeza. Acepta, se irán antes los agobios. Observa, se objetivo y planifica como tienes que actuar a partir de ahora.

2.- Da todo de ti para asimilar la nueva situación. 

TODO, vacíate. Te estarás descubriendo ante ti y los demás. Descubrirás cosas que no sabías que podrías hacer.

3.- Camina siempre hacia adelante.

El pasado no volverá y el futuro, quieras o no te está esperando. De ti depende llegue más pronto que tarde.

¿Y tú como te enfrentas al momento de improvisar en tu vida?

 

 

 

Y tú, ¿Cómo estás?

“Quien no se mueve, no siente las cadenas” decía Rosa Luxemburgo.

Tenemos un miedo atroz a lo que estamos viviendo. Y no estoy quitándole la importancia que tiene. La gente que está muriendo en todo el mundo, las familias destrozadas por no poderse despedirse de sus familiares, por no hablar del tema del trabajo que estamos viviendo y vamos a vivir.

Pero el miedo está presente en todas las conversaciones que vivimos o debates que vemos a través de los medios de comunicación. Miedo y más miedo.

¿Y qué es lo que provoca?

Que estemos mas cagados que la primera vez que vimos el video de “Thriller” de Michael Jackson.

Hablamos mucho de que la sociedad va a dar un cambio radical, que seremos más empáticos, que nos hemos dado cuenta que somos seres humanos, que nos estamos enfrentando a la muerte todos los días..Se nos llena la boca diciendo que la sociedad va a cambiar, pero poca gente oigo que diga que yo voy a hacer tal o cual cosa.

Pongamos un ejemplo:

Y, ¿Tú como estas?”.

Es una pregunta normal, clara, directa, sencilla, ¿Verdad?

Que levante la mano quien no se ha extrañado cuando alguien se lo ha preguntado alguna vez. ¡¡TODOS!!.

Lo primero que pensábamos es: “¿Con qué intereses me lo ha preguntado? ¿Me ha visto mal? ¿Qué querrá pedirme?”.

Por mucho que hablemos de la transformación de la sociedad, con una simple pregunta nos damos cuenta que seguimos siendo unos desconfiados, que no creemos en el buen hacer de los demás y que rehuimos de todo aquello que sean “buen rollismo”.

Pero también, aquella que nos lanza la pregunta, acabamos agradeciéndoselo si vemos que lo hace de corazón, ya que la comunicación, ahora y antes , siempre ha sido escasa o mala en nuestra vida. No hablamos de corazón a corazón, no nos preocupamos por los demás de verdad y si lo hacemos es por algún interés oculto. Así que cuando nos encontramos a alguien que nos lo pregunta de corazón, mandamos a tomar por culo el muro que tenemos y nos abrimos a esa persona.

Y ahora que estamos hablando tú y yo, y tú, ¿Cómo estás?

Estamos en una época en la que preguntamos a todo el mundo como se encuentra.  Por educación, por cotilleo o por verdadera preocupación….Nos acordamos de gente que hace años por cualquier motivo hemos perdido el contacto y lo recuperamos preguntándole: “Y tú, ¿Cómo estas?”.

Pero cuando fue la última vez que te preguntaste mirándote al espejo:

Y tú, ¿Cómo estas?“.

Preguntamos a los demás como están, pero cuando nos lo preguntan a nosotros, nos ponemos en tensión. Por no hablar cuando alguna vez, nos lo hemos preguntado a nosotros. Lo primero que hacemos es pensar como: “Déjate de tonterías, estás muy bien…No hay nada que pensar, todo vaya genial..”.

Dicha pregunta es la invitación más importante para adentrarnos en nosotros mismos  y por eso le tenemos tanto miedo.

Respondemos con monosílabos, tipo:” Si, bien, como siempre, no hay novedades...” E intentamos cambiar de tema lo más rápido posible  Nos pica el investigar cómo estamos y más que los demás puedan saberlo.

Estamos viviendo una revolución. No hace falta describirla, ya lo estamos viviendo a través de televisión y en muchos casos, viviéndola a través de diversos aspectos en primera persona.

Estamos en medio de una revolución, porque estamos sintiendo miedo y vértigo ante lo que estamos viviendo y ante lo que vendrá. Algo que no habíamos vivido hasta la fecha. ( PD: NADIE SABE LO QUE VENDRÁ, ASÍ QUE SI TE ENFRENTAS A UN FUTUROLOGO O GURÚ SAL CORRIENDO DE ALLÍ, YAA).

Y los mejores antídotos ante esta situación son:

(Prescripción: 9 de cada 10 médicos aseguran que todos tendremos días malos a pesar de esta receta. No lo olvides, los días malos a veces ayudan mucho más que los buenos, a reconocer lo que tienes y que eres más feliz de lo que te imaginas aún sin esa entrada para el concierto o ese pantalón).

1.- Pregúntate todos los días cómo estás

Empieza por preguntártelo a ti. Por la mañana y por la noche. ¿Cómo estás? . Al igual que pides que tus amigos sean sinceros y leales contigo, tienes que serlo contigo mismo

No expresar tus emociones, no querer reconoce lo que te pasa, está y estará provocando que la mochila que lleves en tu día a día sea cada vez más grande y con ello, te cueste más andar, afrontar retos o saltar a la mínima de cambio.

Hablamos mucho del amor, de querernos todos, de ayudar a los demás, de aceptar las imperfecciones de esta sociedad para mejorarla, pero NO NOS QUEREMOS A NOSOTROS MISMOS, NI ACEPTAMOS LOS POSIBLES FALLOS QUE HEMOS COMETIDO.

Y así nos va como nos va. Sino empieza el cambio por uno mismo, ¿Cómo coño vamos a cambiar como sociedad?

Deja de buscar respuestas en los demás, y empieza a hacerte preguntas. Que ahí es dónde están las respuestas que buscas, DENTRO DE TI.

2.- Que todos los días sean una revolución.

¿Cuándo serás creativo? ¿Cuándo dominarás tu vida? ¿Cuándo empezaras a conocerte? ¿Cuándo empezaras a ser dueño de tu vida? ¿Cuándo empezarás a conocer eso que llaman felicidad? ¿Cuándo empezarás a dormir 8 horas seguidas? ….

¿Quiéres la respuesta a todas estas preguntas?

Cuando empieces a preguntarte , siendo sincero con la respuesta a ¿Cómo te encuentras?, empiezas a descubrirte, empiezas a coger el toro por los cuernos y empieza la verdadera revolución.

Cuando te preguntas todos los días cómo te encuentras y observas la respuesta, ves la realidad mucho más nítida. Sientes que sabes que tienes que hacer para darle un nuevo rumbo a tu vida.

Todos los días serán y deben ser una revolución en tu vida.  Porque sabes lo que te pasa y que no quieres que te vuelva a pasar, por eso pasarás al modo acción de manera constante. Pequeños cambios, pequeños hábitos transformados, pequeñas acciones imposibles de hacer hace un tiempo, que pones en marcha, porque sabes cómo te sientes y sabes lo que quieres.

Pregúntate, ¿Cómo estás? Y empezará la revolución en tu vida.