¡¡Basta ya de rodeos…al grano…!!

Fe es dar el primer paso, incluso cuando no ves toda la escalera” decía Martin Luther King.

eufemismosEstamos sufriendo una gran lacra  y nadie dice nada.

No es que no consigas seguidores para tus redes sociales, no es que la chica que te gusta, sepas que está con otro chico y pase de ti, no es que no te haya aceptado esa solicitud en Linkedin el gurú de turno, que tanto te apasiona.

Por esas cosas nos morimos, dejamos de comer, lloramos, pataleamos como cuando éramos pequeños y no conseguíamos que nos compraran ese juguete que todo el mundo tenía.

En el día de hoy, cosas como esas, para nosotros son la mayor catástrofe que podemos sufrir.

¿Y qué pasa si te dijera que ése es un problema mínimo con lo que realmente nos pasa?

Seguro, que estarás pensando : “No hay nada peor que esa chica con la que estoy todos los días, no me haga caso..No hay nada peor que no consiga superar el número de seguidores o de Likes en Instagram… No hay nada peor a eso, David..”

Si, y lo peor de todo, que los seres humanos lo sabemos, pero preferimos mirar a otro lado.

¿Qué nos pasa?

Que somos seres con patas, que nos relacionamos a través de EUFEMISMOS.

¡¡Y ASÍ NOS VA!!

Eufemismo es “Palabra o expresión suave o decorosa con que se sustituye otra considerada tabú, de mal gusto, grosera o demasiado franca”.

En definitiva, miedo a deletrear lo que queremos o sentimos.

SERES QUE TENEMOS MIEDOS A SENTIR Y A SER.

No estoy diciendo que viviendo sin eufemismo, todas nuestras dificultades desaparecerían, pero sería un gran principio para ello.

Estoy enamorado de ti, pero mis amigos tengo miedo al qué dirán, así que será lo mejor que lo dejemos… No me salen las palabras, no sé cómo expresar lo que me está pasando.. Así que mejor lo olvidamos…Hoy tengo ganas de sentirte toda la noche… Siento que necesito un cambio laboral…”.

Son algunos de los eufemismos que he ido oyendo y recuperando a lo largo de esta semana.

Lo que las personas en realidad querían decir era:

Estoy loco por ti, pero las apariencias y las creencias que tengo me dicen que no tengo que estar contigo porque eres totalmente diferente hasta lo que ahora había vivido y no quiero me rechacen en mi grupo de gente…Tengo miedo a expresar con palabras lo que sé que es así, que tengo miedo a sentir, a dar el paso hacia adelante, porque sé que es nuevo para mí y no sé si podré dominar la situación…Hoy me apetece hacerte el amor toda la noche como si no hubiera mañana y acabemos muertos.. Estoy hasta los webs de mi jefe y siento que no me tiene en cuenta, además siempre he querido montarme por mi cuenta y es lo que pienso hacer..”

¿A qué hay diferencia entre lo que decimos y lo que realmente sentimos? ¿A qué en la 1 situación nos vamos por los cerros de Úbeda y en la siguiente somos más claros que las aguas de las Islas Vírgenes?

¿Y por qué no vivimos en función de la 2 opción?

Porque nos han educado en un mundo basado en la burocracia, en los límites, en el aparentar, que el sentir es de sensibles, tenemos que ser fríos como el hielo; y en el que sabemos que si nos salimos de lo establecido, tendremos un castigo.

¡¡BASTA YA DE ESA EDUCACIÓN, ESOS FORMALISMOS Y DE UNOS LIMITES QUE NO EXISTEN DE VERDAD!!

eufemismosCon esos eufemismos, perdemos la gran oportunidad de sentir, DE VIVIR DE VERDAD, de respondernos esa pregunta que todos nos hemos hecho alguna vez y que cantaba Siniestro Total:

¿Quiénes somos? ¿De dónde venimos? ¿A dónde vamos?.

Cuando vamos con eufemismos:

.- Nos perdemos oportunidades de descubrir que hay detrás del Rey Miedo que sentimos. Descubrir talentos que tenemos ocultos, situaciones a experimentar. Un capítulo entero que dedico a él en “Liderazgo Canalla. Libera tu lado más rebelde”.

.- Por aparentar, nos ponemos más mascaras encima, para nunca saber quiénes somos de verdad. Hasta el día que explotemos (si lo hacemos) como Hulk rompiendo la camisa de fuerza que nosotros mismos nos hemos dejado ir poniendo a través de creencias, miedos y demás tonterías, porque era mejor que indagar, expresar nuestras emociones y/o deseos.

.- Perdemos la oportunidad de vivir en el presente, que es lo único que tenemos. Vivimos esperando un “premio” de los demás en un futuro, porque estamos siguiendo las “pautas” que nos recomiendan” y mientras tanto ¿Qué estamos haciendo? Sobreviviendo en el presente.

No te creas ni tú, que estás viviendo ideal si sigues las “pautas” de los demás, porque no lo haces. SOBREVIVES.

.-Somos unos “Finolis- hipócritas que disfrazamos la verdad”. ¿Es que nadie se cabrea como una mona en el mundo? ¿O es que todo el mundo dice que le han elevado la sangre? ¿Es que nadie siente que le apetece tener sexo con esa persona como si no hubiera mañana? ¿O todo el mundo dice que quiere sentir a esa persona?. De pequeños nos enseñaron que por la vida hay que ir siempre con la verdad por delante, y ahora en la “in-madurez”, no lo hacemos.

¿Por qué tantos rodeos a nuestra felicidad y sueños? ¿Por qué tenemos miedo a ser claros?

.- Hacemos la vida más complicada de lo que realmente es.

Sé que muchos mundos creados “artificialmente” se rasgarán las vestiduras con lo que acabo de decir, pero es lo que pienso.

Me llegan emails de muchas partes del mundo, en los que me cuentan, que aún habiéndose “reinventando profesionalmente” no han conseguido los resultados que esperaban o le prometían.

Porque ésa reinvención, es un proceso “químico” como los demás, nos ponemos una máscara más, nos subimos a una moda,  como si fuera un  “bote salvavidas”, y más en momentos de crisis. Pero la pena, que si miráramos dentro de nosotros, si nos quitáramos de mascaras adheridas durante años, si miráramos más dentro que fuera, si miráramos un poco más allá que de nuestro ombligo, veríamos que al lado de ese “bote” tenemos un transatlántico esperándonos, en el cual, la felicidad, la pasión, el vivir, los sueños hechos realidad, la fuerza de voluntad, la motivación son tripulantes del mismo.

Tú eliges.  Pero lo que pasa que no escudamos en los eufemismos, porque en realidad lo que tenemos miedo es al éxito, a la felicidad, a descubrirnos, por mucho que promulguemos esa búsqueda.

¿Cuántos eufemismos rigen tu vida? ¿Por qué? ¿Por qué tienes miedo a ponerle nombre a lo que sientes y quieres?

 

 

¡¡Tú y tu agenda!!

Un tiempo para cada cosa y cada cosa en su tiempo“.

AGENDA¿Tienes una agenda? Cógela.

Ahora mírala y responde de forma sincera… ¿Qué pasaría si estuviera absolutamente vacía?

Se nos iría el alma al suelo. Pensaríamos que no somos nadie en este mundo, que no somos profesionales, que no tenemos ningún tipo de éxito, ni profesional, social o personal.

¿Pero qué pasa cuando tenemos la agenda llena? Creemos que somos nuestra agenda. Que somos importantes, que no paran de llamarnos de eventos ,que tenemos cientos de clientes que están desesperados por nuestra ayuda, que tenemos amigos de todo el mundo que quieren vernos..

La vida nos va genial, somos los mejores, y todo nos los dice nuestra agenda.

En el cuento de Blancanieves, era el espejo quien le decía a la malvada bruja si era la más bonita del mundo. En la actualidad, es nuestra agenda quien nos dice quienes somos en función de las cosas que tenemos que hacer o no hacer.

Pensamos que tenemos todo el tiempo del mundo para hacer todo, quedar con amigos, ir a una conferencia, atender llamadas, ir a ese concierto o conquistar a la chica de nuestros sueños.. Pero cuando menos nos lo esperamos, nos damos cuenta que el tiempo ha pasado y no hemos hecho todo aquello que habíamos soñado.

Pero no lo hacemos, porque tenemos que hacer caso absoluto a lo que nos dice nuestra fiel compañera, la agenda.

Ella nos dice quienes somos, profesionales reputados, amantes experimentados, amigos comprensivos o integrantes de una familia espectacular.

Así que hagamos caso omiso a nuestros sueños, porque nuestras “mascaras” sociales y personales, de momento, no nos hacen daño.

Como bien dice Santiago Álvarez de Mon, en su libro: “Mi agenda y yo”, (libro que os recomiendo) dime qué haces con tu tiempo y te diré quién eres.

Somos lo que nos dice la agenda, pero también sentimos que no somos, aquellos que no tenemos escrito en el día 1 de enero.

Pero tenemos un miedo atroz a perder aquellas cosas que tenemos escritas en la misma, como tener una agenda en blanco.

Me encanta la hipocresía de mucha gente, que enarbola la bandera del mindfulness y del vivir en el presente.

¿Por qué? Porque hasta ellos, no saben hacerlo.

Estamos tomando algo con la chica que nos gusta, y estamos pensando en la conferencia que tenemos que dar mañana, estamos riéndonos con nuestros sobrinos y estamos esperando a ver cuando la persona que nos gusta, se digna a decirlos algo por whatsapp, o estamos teniendo una reunión importante con un cliente y estamos pensando qué hará nuestra madre hoy para comer.

NO SOMOS NUESTRA AGENDA, SOMOS LO QUE HACEMOS CON NUESTRO TIEMPO.

No vivimos el presente, porque tenemos miedo a darnos cuenta que quizá tenemos miedo a dejar ese trabajo que nos ha dado un status anhelado, o que quizá es la hora de dejar marchar a esa pareja que nos ha dado tanto pero no estamos enamorados de ella…

Te lo propongo, un día en blanco en tu agenda. Un día absolutamente para ti. Sin obligaciones, sin gente a tu alrededor, mirándote al espejo y haciéndote preguntas tipo:

¿Realmente eres feliz con tu vida? ¿Qué te gustaría hacer con tu tiempo? ¿Qué no haces que sientes que quieres hacer? ¿Tendrías que tener más ocio en tu agenda? ¿Hacer más caso a tu familia, a tu pareja, a tus hijos?

Llora, grita, lo que necesites que tienes que hacer, cuando empieces a escuchar a tu corazón. Órgano que has tenido dormido todo por y para tu agenda, que no fuera a ponértela patas arriba, cuando en el fondo, sabías que no estabas haciendo lo que tenías que hacer.

1Cuando empiezas a construir tu agenda, desde la coherencia, desde tu esencia, empezaras a aligerar esa mochila que llevas desde que te levantas hasta que te acuestas.

Si, te sentirás raro, desnudo, como tú quieras llamarlo. Pero aligerar el equipaje, te llevará mucho más rápido a eso que todos buscan, que se llama felicidad.

Muchas agendas, están llena de cosas que LOS DEMÁS creen que es importante para los dueños de la agenda… ¿Y lo que es importante para nosotros?

Eso no lo hacemos, porque sino pensarán que somos unos egoístas, unos déspotas, que no hacemos caso a los deseos de los demás o a las imposiciones por su parte.

Pero lo que haces con tu tiempo, demuestra quien eres, los valores que tienes. Si haces lo que los demás exigen que hagas, tienes falta de confianza en ti mismo, miedo , autoestima bajo mínimos.. ¿Qué conseguirás con ello? Resultados pésimos, peor aún sabiendo que podríamos hacerlo mucho mejor. Pero como tienes miedo al qué dirán, no lo haces.

En un mundo tan interconectado, competitivo pero inspirador, en el que no podemos pararnos a pensar qué hacemos con nuestro tiempo, ES ALGO IMPRESCINDIBLE.

Cuando aligeramos la carga y sólo nos queda por lo que lucharíamos con uñas y dientes, cuando lo vivimos, fluimos.

Si esa sensación de que las horas se te han pasado como segundos, haciendo lo que es importante para ti, esencial.

Todo Canalla y empresa canalla ha triunfado, porque lo que era accesorio, lo delegaban o lo dejaban a un lado y disfrutando lo esencial para ellos, disfrutaban consiguiendo resultados espectaculares.

Cuando fluimos, estamos siendo nosotros mismos. No habla nuestro cuerpo, habla nuestros talentos, nuestro ser.

¿Qué sensaciones tienes cuando fluyes?

Eso eres tú, porque la energía luce más desde la tranquilidad que desde las expectativas.

Así que si quieres saber realmente quieres eres tú, empieza a investigar cómo gestionas tu tiempo, porque ahí tienes el principio del comienzo, a la respuesta que todos nos hemos preguntado alguna vez.

Os dejo la entrevista que me realizó Francisco Alcaide para “Libros de Management” así como podeis adquirir en todo el mundo “Liderazgo Canalla” pinchando AQUÍ.

 

¿Es posible un mundo canalla?

La única lucha que se pierde es la que se abandona” decía Che Guevara.

un mundo canallaEl ser humano vive en la imperiosa necesidad de crear un mundo ideal en todo momento, y no vivir en el presente.

Creemos que dentro de 5 años, el mundo laboral será de una manera, que actuaremos de otra totalmente diferente a la que hacemos ahora, que tendremos relaciones en nuestro trabajo más con ordenadores y mientras tanto , trabajamos, pensando que el mundo será así..dentro de un tiempo determinado.

Ponemos etiquetas a posibles movimientos, que no sabemos si ocurrirán o no. ¿Qué pasaría si tuviéramos una crisis de nuevo, que trastocará nuestras previsiones? Que todo lo que hemos previsto, planificado, nunca llegaría a ocurrir.

Creamos modas, para no vivir en el presente. Presentamos la Moda de primavera- verano, en otoño del año anterior. ¿Y qué pasa mientras tanto durante ese tiempo presente? Que vivimos en un futuro, que quizá nunca llegue a existir.

Mientras vivíamos en el futuro, ¿Qué hacían las personas de éxito para llegar a donde nosotros soñábamos?

Fue una de las preguntas impulsoras, que me hizo descubrir y estudiar a los Canallas.

Son personas que no les importan las modas ni las tendencias, que estén en ese momento. La única moda que siempre seguirán es la que les dicta su intuición, su coherencia, su corazón.

Son personas que saben que todo No es el preludio de un SI alto y claro. No piensa que ha invertido el tiempo en algo que no le va a llevar a ningún sitio, al revés. Se levanta y cambia el rumbo de su energía.

Se nos llena la boca hablando de futuro, y ¿Qué hacemos en el presente? Oír lo que nos dicen los demás, no escuchar. ¿Qué pasaría en el mundo si escucháramos más que habláramos? Aprenderíamos y descubriríamos mucho más a las personas, llegando a conocerlas más de lo que pensamos que las conocemos.

Escuchando y dejando que la otra persona se exprese, aumentamos la comunicación con ella. Si, aunque creas que solo hay un emisor. Para posteriores veces, la comunicación será mucho más fluida, sin impedimentos y con mucha más claridad a la hora de expresar lo que se quiere.

Y cuando hay confianza entre dos personas, no hay límites. Solo hay diversión, la creatividad fluye y los resultados llegan más pronto que tarde. ¿Crees que en la actualidad hay gente que en vez de ir a trabajar, dicen que van a pasárselo en grande?

¡¡LAS HAY, SON LOS CANALLAS!!:

Vivimos en un mundo en el que creemos que es imposible, ser uno mismo. Por las presiones que recibimos de los demás, de creencias que tenemos implantadas durante muchos años, sentimos que es mejor movernos a través de mascaras, que usaremos dependiendo de la situación o persona con la que nos relacionemos.

¿Te imaginas un mundo en el que las personas sean ellas mismas, sin tapujos, ni tabúes? ¿En el que la única máscara que usáramos fuera la de la autenticidad?

No hay que esperar a 5 años adelante, ya está pasando. Son los canallas.

¿Te imaginas un mundo en el que todos nos ocupáramos de los demás, de verdad, de corazón? Los problemas que tuviéramos en esos momentos, se convertirían en dificultades, en la que todos juntos la superaríamos más fácil, porque los problemas de los demás, serían también los nuestros.

Liderazgo CanallaAnte una decisión, nos importan mucho más las opiniones de los demás, no vaya a ser que si tomamos la que nosotros sentimos que tenemos que tomar, les vaya a sentar mal o se enfaden.

Tenemos que escuchar la opinión de los demás, pero siempre sabiendo que la última decisión, tanto consigamos resultados positivos como no positivos, es nuestra decisión. Es nuestra felicidad, son nuestros sueños, aún sabiendo que no gustará a todos esa decisión

¿Quién crees que toma las decisiones así? LOS CANALLAS.

Este es parte del mundo de los Canallas, que durante más de 3 años he estado estudiando. Y con él, nace “Liderazgo Canalla. Saca tu lado más rebelde”, que se encuentra a la venta en España a partir del día 20 y en el resto del mundo, próximamente en Amazón..

Un libro que no habla de una tendencia que desaparecerá a la vuelta de la esquina, ni de una tendencia, promovida por una cadena musical. Sino de una realidad que está presente desde hace tiempo en nuestras vidas.

La realidad de aquellas personas que vemos a través de la televisión, en medios de comunicación, que han llegado a transformar un mundo que pensábamos que era imposible de mover ni de romper las reglas que lo regían.

Bienvenidos al mundo canalla, bienvenidos a la realidad.

Muchas gracias a cada uno de los entrevistados, a cada uno de vuestros mensajes, a cada una de vuestras recomendaciones, porque gracias a ellas, cada uno de nosotros somos más canallas, somos más coherentes y confiamos más en nosotros mismos.

Espero veros pronto, con  la gira “Canalla Tour” , para daros las gracias en persona, porque todo esto no hubiera sido posible sin vosotros.

Canallas, bienvenidos a vuestro mundo. Canallas bienvenidos a la realidad.

 

 

Luis Rojas Marcos: ” La felicidad es una sensación placentera de contentamiento estable”

Hoy dentro de la sección “Conversaciones con…” para mi es un placer presentar a Luis Rojas Marcos.

luis rojas marcos

“Sólo quienes se arriesgan a ir demasiado lejos, encuentran lo lejos que se puede llegar”. Fue de las primeras frases que leía y estaba en boca de Luis, en una entrevista. Frase, desde aquel día,  que me acompaña en todo reto que emprendo.

Dedicado en cuerpo y alma, a la  medicina, psiquiatría y a la salud pública, es profesor de Psiquiatría de la New York University. Autor de libros “Nuestra felicidad”, “La fuerza del Optimismo”, “La autoestima” o “Corazón y mente” junto a Valentín Fuster

Hace unos días, tuve el placer de hablar con Luis, Una conversación intensa en la que me quedo con que los seres humanos somos más resistentes y flexibles ante las adversidades, mucho más de lo que nos imaginamos.

GRACIAS  Luis  por recordarnos que la importancia del pensamiento positivo. Sus beneficios en la salud física, y mental, en las realciones con los demás, pero sobre todo su importancia a la hora de afrontar retos y adversidades. Podéis conocerlo más a través de su WEB.

Sabes que tu vida puede ser diferente y aun así no haces nada para conseguirlo? ¿Te da miedo romper los límites que tienes en tu mente? ¿Quieres poner patas arriba tu vida y conocer eso que llaman felicidad? ¿Quieres que tu empresa alcance esas cimas que siempre has soñado? ¿Crees que el ambiente de tu empresa tendría que mejorar? ¿Sabes que el antídoto a todos los problemas es el NO escuchar tu corazón? Puedes contactar conmigo a través de Twitter, en Facebook y en Linkedin .

.- ¿Por qué debemos perdonar, perdonarnos y nos aferramos al odio y rencor?

Resistirnos a perdonar a quienes nos dañan intencionadamente es una respuesta muy normal. Por eso, la cuestión de perdonar se convierte a menudo en un arduo dilema que tenemos que resolver antes de recomponernos. La predisposición a perdonar varía de persona a persona; depende de la explicación que le demos a la injuria, de la huella que dejó en nosotros y del apoyo o solidaridad que recibimos de las personas de nuestro  entorno. Sin duda, el olvido ayuda a perdonar. Se suele decir que los sabios perdonan pero no olvidan, yo creo que sin una dosis de olvido es muy difícil el perdón. El olvido natural que produce el paso del tiempo disminuye la intensidad de las imágenes y las emociones vinculadas a los agravios y desengaños que sufrimos, alivia la rabia y el rencor que guardamos contra quienes nos ultrajan y facilita el retorno de la paz interior.

Se acostumbra a pensar que el perdón requiere un intercambio personal entre el agresor que expresa pesar y arrepentimiento y el agredido que lo absuelve. Sin embargo, en la gran mayoría de los casos la decisión de perdonar nace en la mente de la víctima; es subjetiva, privada, y consiste en un proceso de introspección. No exige la participación de los culpables, no les exime de su responsabilidad ni disminuye la gravedad de la ofensa. El objetivo principal de este perdón es liberarnos de la enorme carga opresiva que suponen el resentimiento enquistado y la identidad de víctima, recuperar la armonía emocional y concentrarnos con entusiasmo en nuestra vida. Igualmente, perdonarnos a nosotros mismos por nuestros errores y desvaríos es fundamental para proteger nuestra autoestima. Aunque no lo reconozcamos abiertamente, para todos los mortales lo más importante del mundo es uno mismo.

Numerosos estudios demuestran que perdonar y pasar página no solo beneficia nuestro equilibrio emocional, sino que también es saludable para el corazón, la presión arterial y el sistema inmunológico protector. Como decía Desmond Tutu, “Sin perdón no hay futuro”.

.- ¿Qué es lo que más te ha sorprendido del ser humano? ¿La resiliencia que tiene?

La capacidad que tenemos para resistir, adaptarnos y recuperarnos de todo tipo de adversidades abunda en las personas mucho más de lo que nos imaginamos. Y si reflexionamos, la verdad es que es lógico. De no ser así, resultaría difícil explicar el hecho de que cada día seamos más en el mundo y vivamos más. Todos nos enfrentamos en algún momento a desgracias y reveses que nos conmocionan, pero los efectos suelen ser pasajeros. Y no pocos en su lucha descubren algo valioso sobre sí mismos. En mi profesión hablamos de “crecimiento postraumático” para definir la experiencia de personas que perciben cambios positivos como consecuencia de haber afrontado desgracias. ¡Ah! Y no mezclemos el sufrimiento con la lucha por vencerlo. Esta distinción es importante porque el crecimiento postraumático no es fruto del sufrimiento en sí, sino de la lucha por vencerlo. Así pues, a la hora de lidiar con peligros y desdichas los finales buenos son mucho frecuentes que los malos, aunque pasen desapercibidos, no sean noticia. Y es que los ingredientes básicos de la resiliencia son bastante elementales y universales. Por ejemplo, las relaciones afectivas gratificantes, la autoestima saludable, o la aptitud para localizar el centro de control en uno mismo y pensar con confianza y optimismo que podemos hacer algo para superar los retos, en lugar de ponernos en manos de la suerte, del destino o del que “sea lo que Dios quiera”.

En efecto, la mayor sorpresa que me ha proporcionado el estudio de la naturaleza humana es que la resiliencia –la mezcla de resistencia y flexibilidad- sea algo tan natural, tan común,  tan normal.

.-  ¿Qué es la felicidad? ¿Por qué la tratamos como algo inalcanzable?

 Cada uno definimos la felicidad a nuestra manera. Hay personas que explican la felicidad como una emoción intensa que las invade súbitamente: por ejemplo, cuando experimentan una pasión repentina o se enamoran. Otras la definen como un estado de embelesamiento ante una imagen bella o una melodía impactante que les llega al alma. Algunos Luis Rojas Marcosilustran la dicha con ejemplos de situaciones muy gratificantes, en las que se sienten triunfantes al haber conseguido una meta muy deseada que les exigió grandes dosis de esfuerzo. Tampoco faltan los que eligen estados de ánimo conectados con la libertad, la creatividad o, incluso, experiencias de carácter místico.

Sin embargo, para muchos, y yo me incluyo entre ellos, la felicidad es una sensación placentera de contentamiento estable. Cuando estudiamos la felicidad la solemos medir a largo plazo, me refiero al sentimiento agradable y apacible de satisfacción con la vida en general. Este concepto de felicidad no depende de un momento dado o de un hecho determinado, sino que consiste en un estado de ánimo positivo y persistente que acompaña a la perspectiva favorable de la vida y alimenta la idea de que vivir merece la pena.

En general, las personas felices que he conocido suelen tener una perspectiva positiva de las cosas y suelen buscar esperanzados las circunstancias que les proporcionan un estado de bienestar subjetivo. Tienden a valorar la autonomía y poseen una buena dosis de confianza en sí mismos. Se trata de personas que disfrutan mucho las relaciones afectivas con los demás y se sienten muy contentas cuando aplican sus aptitudes o talentos a las ocupaciones y actividades cotidianas. Saben aprovechar las oportunidades y gozar de las pequeñas cosas que les ofrece el día a día. Son hombres y mujeres flexibles que se adaptan a los cambios y vicisitudes que les plantea el paso por el mundo, y aceptan las reglas imperfectas del juego de la vida sin amargarse.

.- ¿Por qué las empresas deben contratar a quien sonríe?

 En las profesiones en las que se trabaja con el público en general o con personas que requieren servicios, incluyendo la medicina, la sonrisa es una expresión muy efectiva que favorece la conexión con los clientes y con el equipo de trabajo. Pienso que es importante emplear personas que tengan la capacidad de llevar bien a otras personas aunque estas estén preocupadas, estresadas o sean difíciles en el trato. Por ejemplo, los profesionales de la salud utilizamos la sonrisa como un gesto genuino de bienvenida y comprensión que nos une a nuestros pacientes. Con una sonrisa saludamos y comunicamos amabilidad. Además, con la sonrisa hacemos frente mejor a los avatares del mundo laboral y proyectamos una disposición abierta y confiada, particularmente en ocupaciones que requieren relacionarse con consumidores y trabajar en equipo.

Se dice que la cara es el espejo del alma. En este sentido, la sonrisa irradia un sentimiento de alegría y cordialidad hacia los demás. De hecho, la sonrisa es un poderoso mensaje positivo y también contagioso. A través de la sonrisa nos conectamos y nos relacionamos con otras personas. A menudo esta conexión es como la reacción química entre sustancias que al ponerse en contacto las dos se transforman.  Y es que la sonrisa tiene el poder no solo de afirmar nuestra forma de sentir, sino también de moldear positivamente el estado de ánimo y la actitud de quienes la reciben.

Charles Darwin y el médico español Gregorio Marañón ya hablaron de lo saludable que es la sonrisa y cómo esta expresión facial vigoriza nuestro estado mental y físico. Al mismo tiempo que movemos los 12 músculos de la cara que participan en la sonrisa se estimulan sustancias en el cerebro, como la serotonina, que provocan en nosotros emociones positivas. Esto explica el que cuando sonreímos de forma artificial, a los pocos minutos se nos alegre de verdad el corazón.

¡¡Menos recuerdos y más pasión..!!

Y es que cuando uno sacude el cajón de los recuerdos, son los recuerdos los que terminan sacudiéndolo a uno..” decía Andrés Castuera-Micher

chocolate rojo¿Te acuerdas de aquella canción cuando éramos jóvenes? ¿Te acuerdas de Javi, el novio de Lucia? ¿Te acuerdas de aquel jefe que tuve, que me hacia la vida imposible? ¿Te acuerdas de aquel concierto que estuvimos? ¿Te acuerdas de aquella idea que tuve..?”.

Me gusta ser educado, pero últimamente me gustaría responder:

¡¡No me acuerdo ni de lo que he hecho hace 5 minutos, ¿Me voy a acordar de algo de hace 4 años? ¡¡Vive en el presente, por favor!!

Desaprovechamos un presente, recordando un pasado que nunca volverá.

Porque aunque crees que recordándolo, por algún poder extraño, lo podrás revivir de nuevo. Sólo estás trayendo el pensamiento, no el suceso.

¡¡LO SIENTO!!

Crees que recordar es tener una máquina del tiempo a tu disposición. Quieres traer a esa persona, ese momento a tu vida, para decirle eso que no te atrevías, para recordar esa sensación de felicidad, no como ahora.

Crees que no dijiste todo lo que tenías que decir, y exiges al mundo una nueva oportunidad. Ahora ya sabes qué tendrías que decir, ahora ya sabes que SI quieres estar con esa persona, que debes decir SI a esa oportunidad laboral..

¡¡Y A MI TAMBIÉN ME GUSTARÍA SABIENDO EL NÚMERO DE LA LOTERIA DE NAVIDAD, VOLVER ATRÁS EN EL TIEMPO, Y COMPRAR EL BOLETO GANADOR, LA VERDAD!!

Pero como te imaginarás, es imposible.

Esa oportunidad laboral, ese concierto, esa persona, ya no está contigo, las circunstancias para que ocurriera eso que tanto añoras, HAN DESAPARECIDO.

Y salvo milagro, NO VOLVERÁN.

A parte de la mochila para llevar el portátil, la maleta para la ropa, el bolso, las gafas… llevamos con nosotros pensamientos del pasado.

Nos apegamos a ellos, porque creemos que forman parte de nuestro Curriculum personal y profesional.

“Yo estuve en el festival tal o cual, Yo estuve saliendo con ella durante 1 mes, Yo perdí la oportunidad de mi vida cuando le dije que NO, Yo he viajado a Latinoamérica a trabajar, yo he sufrido en mis carnes, el desamor…”…

Yo, yo y más yo…

¡¡TÚ NO ERES TU PASADO, ERES TU PRESENTE!!

chocolate rojo“Pero mira que presente tengo, no tengo nada, no soy feliz, no tengo a nadie me quiera,… Y yo me merezco una nueva oportunidad, hice mal, pero ahora he aprendido..sé que me lo merezco..”

Esta muy bien, que no quieras volver a repetir la situación, que has mejorado, que sabes discernir entre lo que quieres y no en tu vida… Pero que el tiempo ya pasó, y no vas a poderlo revivir.

Al igual que tu pelo se transforma en canoso con el tiempo, así es la vida, cambio, crecimiento.

Sé que alguno estará pensando, para eso se ha creado el tinte para el pelo, para ocultar el paso de los años, el botox, la cirugía plástica, el photoshop….

Son avances que en determinadas ocasiones, son necesarios. Pero todas estas herramientas, en la mayoría de las mismas, los pacientes las utilizan, para no querer ver el paso del tiempo.

¡¡NO QUIEREN VIVIR EN EL PRESENTE!!

Si, vivir en el presente, así de primeras no es algo muy bonito.

Te das cuenta de que la gente que creías que te quería, sólo se aprovecha de tu bondad. Que esos sueños que tenías de juventud, se han hundido entre rutinas y máscaras; o que eso que llamas felicidad, sólo te produce frustración y miedo.

Pero vivir en el presente, es darte del poder que tienes.

Ves que has superado muchas cosas que otras personas no han podido ni superar ni conseguir. Te das cuenta de sonrisas que te iluminan el día a día. Sabes que todas las experiencias que has vivido, te han convertido en quien eres hoy. Sientes que, aunque sean pocas posesiones, te hacen el hombre más feliz del mundo,…

¿Por qué es positivo vivir en el presente?

PORQUE ERES COHERENTE CON QUIEN ERES, CON LO QUE SIENTES, CON LO ANHELAS

Vivir en el presente, me ha hecho ser un obsesionado de las oportunidades.

Y no me digas que durante el día no tienes oportunidades, PORQUE TODOS LAS TENEMOS.

Nada más levantarnos ya tenemos una oportunidad, la de vivir 24 horas. Cuando hablamos con esa amiga, tenemos la oportunidad de escucharla, aprender de ella, de vivir juntos experiencias únicas. Cuando vamos a trabajar o creando nuestro proyecto, tenemos la oportunidad de liderar nuestra vida, de conseguir eso que queremos…

¿Y me dices que durante el día no tienes oportunidades? Tienes miles de oportunidades, pero por miedo a vivir el presente, las desaprovechas.

Da vértigo, que un segundo atrás, ya es pasado, que no volverá. Que sólo existe lo que estás viviendo en estos momentos, el AHORA.

Seré muy cansino, pero es la verdad, NO SOMOS NUESTRO PASADO, NO SOMOS OPORTUNIDADES PERDIDAS, NO SOMOS RELACIONES PASADAS, NI TITULOS CONSEGUIDOS… SOMOS AHORA.

Están muy bien las fiestas remember de los años 70 y 80, las redes sociales que recogen tus fotos….

Pero tengamos claro que son RECUERDOS, que vivimos, pero que no podremos revivir más.

Nunca olvides:

.- Que por mucho que quieras traer el pasado al ahora….ES MISIÓN IMPOSIBLE. Podrás recordarlo, sentirlo, pero no revivirlo.

.- Las oportunidades vienen y se van. Y aunque tuvieras una nueva oportunidad, no será la misma que perdiste. Sería parecida, pero no la misma.

.- Conviértete en un obseso del presente. Siempre te da oportunidades para ser y hacer mejor, SIEMPRE. Sólo es en el presente, donde puedes crear ese futuro con el que sueñas.

.- Sonríe al pasado, dale las gracias por todo lo que te ha enseñado, por las experiencias vividas y dale la bienvenida al presente. Es un regalo que debes disfrutar.

RECUERDA MENOS, SIENTE MÁS Y QUE TUS STANDARES DE ACCIÓN SEAN LOCOS.

¡¡No eres tu Coeficiente Intelectual..!!

“Responda con honestidad: ¿Cree que su coeficiente intelectual es bajo?

untitledDavid, cuando me dijeron que no te dedicabas a la administración, pensé que eras un fracasado. Con la inteligencia que tenías para los números, y me decían que te dedicabas a no sé qué de hablar en público…Que pena me diste en esos momentos..”

Me encanta la sinceridad y la coherencia de las personas, pero en esos momentos, o empezaba a recordar a todos sus familiares no vivos o respiraba muy profundo y le decía:

EN LA VIDA, EL COEFICIENTE INTELECTUAL NO ES IMPRESCINDIBLE PARA EL ÉXITO”.

Reconozco que tenía razón.

Hubo momentos de mi vida, que por mucho que había sacado Sobresalientes y Matriculas de Honor durante mi época estudiantil, me encontraba en la vida, sin trabajo, sin ninguna entrevista de trabajo a la vista.

Sin nada de esos beneficios que tenía ser el mejor en las notas.

¿Para qué había servido esforzarme en el colegio cuando para la vida no servía para nada dicho esfuerzo? ¿Yo esforzándome para sacar las mejores notas, optar a las mejores oportunidades y mientras gente que aprobaba con “aprobados raspados”, tenía más suerte que yo?,¿qué estaba pasando?

Que estamos en una sociedad que pensamos que cuanto más inteligencia tengas, más éxito tendrás el resto de tu vida,..Y cada vez estoy más en desacuerdo con ello.

A lo largo de todo el tiempo vivido con el blog y la consultora, una de las características que tienen en común todas personas de éxito que he ido conociendo.., es que ninguno, destacaban por su Cociente Intelectual.

¿Y cómo han alcanzado el éxito, viniendo de una época escolar, que poco menos se les consideraba “tontos”?

Estamos en un mundo que nos dice que el éxito, es tener miles de seguidores en facebook, ( y si no los tienes, los compras), nos enseñan a aparentar cosas que no somos, porque si quieres triunfar, es lo que tienes que hacer.

Como decía en un artículo anterior, no somos humanos, somos marketing con patas.

Estas personas y empresas no nacían de unas circunstancias muy motivantes, no se distinguían por su apariencia,.. Más bien al revés.

Pero han llegado hasta donde están, gracias a su DETERMINACIÓN. (En idioma coloquial, porque sus webs)

El éxito no lo determina un Cociente Intelectual y si la FE, la RESISTENCIA, el COMPROMISO, que pones para alcanzar una meta.

Nos han enseñado que hay que tener experiencia ya de antemano, para afrontar cualquier reto. Si no la tenemos, ya podemos olvidarnos de cualquier cosa, porque ya de antemano no somos “aptos” para dar el primer paso. O eso nos dicen.

La experiencia es una moda. Para un determinado momento, para una determinada acción, que tuvo éxito para ese tiempo… ¿Y ahora? ¿Tiene que tener también éxito, una experiencia de hace más de 5 años? ¿Es que los tiempos no cambian?

Así que tanto el cociente intelectual, como la experiencia no son factores determinantes del éxito.

Nunca había destacado por mis notas en redacciones en el colegio, a día de hoy estoy escribiendo mi 3º libro…Así que no valen excusas.

Muchas de las personas y empresas que idolatras, empezaron sin ninguna experiencia en el campo profesional en el que querían introducirse. ABSOLUTAMENTE NINGUNA.

A día de hoy son líderes en sus campos profesionales.

¿Cómo no teniendo una experiencia, una inteligencia en dicho campo han llegado a conseguirlo?

Siendo audaces y proponiéndose desde el principio, que en todo momento se enfocarían en su sueño en cuerpo y alma.

Era su sueño, es su sueño. Cuando estas enfocado, tienes un reto, entre ceja y ceja, resistes a todas las inclemencias que te encuentres por el camino. Todo por y para tu sueño.

Saben que son ellos mismos los creadores de su destino. Si hubieran hecho “caso” a esa profesora que les dijo que no cantaran, que no valÍan para emprender su empresa o que se olvidarán de esos sueños locos, todavía estaríamos viviendo en la era del Paleolítico.

Vivimos en un mundo, en el que triunfa, es el que llega antes a la meta. Ya nos puede estar manipulando, mintiendo o sea todo una farsa, si dice él que ha sido el primero en algo, nosotros lo aplaudimos a rabiar, haciéndole la reverencia a cada paso que dé.

¡¡YO NO OPTO POR UN ÉXITO EFIMERO E INCONSISTENTE!!

Sé que dirás, que no tienes paciencia, que tus circunstancias no te lo permiten, o miles de cosas más… cada uno que piense lo que quiera, pero NO ERES TUS CIRCUNSTANCIAS y el ÉXITO NO ES UNA CARRERA EN LA QUE TIENES QUE BAJAR DE 10 SEGUNDOS EN 100 METROS.

Las personas que han triunfado DE VERDAD, no corren, no esprintan, porque saben que el camino hasta su meta, será una carrera de resistencia, no de velocidad.

Te revuelves un poco en el asiento, ¿Verdad?

Muchas de las personas que he entrevistado, no han llegado los 1º a la meta. Muchos fueron los 2º, 3º o 5º, pero llegaron con convencimiento, que lo hacían de manera diferente, dando más valor que el 1º.. Y así es como están en la cima de su sueño.

Lo que te distingue a unas personas de otras, es el COMPROMISO que tienen con ellos mismos, con su proyecto. NO SU INTELIGENCIA MEDIBLE.

cociente intelectualMientras los que optan por un éxito efímero, por subirse al carro de modas “eventuales”, se comprometen con la fama, con el aparentar, con el ser “uno más dentro del grupo cool del momento”, los demás, optan por SER SIN TAPUJOS, NI MIEDOS.

Porque sienten que el éxito les vendrá, sin la necesidad de una experiencia sin significado para ellos o de unos conocimientos innecesarios. Sino siendo ellos mismos, sintiéndose como son, creando ellos mismos, sus aprendizajes, a través de sus experiencias.

Así que si no te importa tu Cociente Intelectual y SI tu sueño, recuerda:

.- Lidérate, no dejes que te lideren.

Como buenos borregos que somos, preferimos que nos controlen diciendo que no podemos, que no tenemos experiencia, que no somos inteligentes, que no podemos salirnos de esa línea y que hagamos otras cosas más fáciles, dejando de lado

Mejor que nos controlen los demás que no, nosotros mismos.

Son personas que se lideran a ellos mismos, porque saben que son los únicos que deben hacerlo durante su vida.

.– Perseverancia.

Vuélvete un fanático de tu sueño, conviértela en una obsesión. Las 24 horas tienes que pensar por y para tu sueño. Estudia, lee, aprende, todo lo que haga falta para ser el mejor en dicho campo.

Siempre da el 1% más de ti, de lo que diste ayer.

.- Aprendes de las caídas y sigues adelante.

Nos han enseñado que fracasar, es la peor etiqueta que un ser humano puede recibir. Las personas que no les importa el cociente intelectual y si su pasión, aprenden de las caídas. Les enseña a ver qué han hecho mal, qué ha pasado, que han aprendido, qué han vivido por el camino y qué no repetir, para reanudar la ascensión a su meta.

La gente que deja que los demás los lideren, que acepta que hay límites y ante la 1 caída, tiran la toalla. Quienes saben que no son su Cociente Intelectual, aprenden de lo sucedido, se limpian la ropa y siguen.

Así que nunca olvides, NO eres tu COCIENTE INTELECTUAL y SI eres la DETERMINACIÓN que impregnes a tu meta.

¿Crees que al éxito se llega a través del cociente intelectual? ¿Tienes a tu alrededor gente menos lista que tú, pero más espabilada?

3 cosas hay en la vida…

La vida no trata de encontrarse a uno mismo, sino de crearse a uno mismo” decía George Bernard Shaw

3 cosas hay en la vidaTodos tenemos en nuestra memoria, un consejo que nos dio alguien en un momento.

Creo que los mejores consejos, son los que no pedimos, sino los que salen del corazón de la persona emisora, de su intención de ayudar.

Durante mi vida, he ido recibiendo “recomendaciones” de mi familia, amigos, jefes, mentores que me han ayudado en muchos momentos. Reflexiones que no olvido.

Además, en las entrevistas que realizo, hablamos con los entrevistados, sobre los consejos que han recibido y que siempre les acompañan en su camino.

Desde ser agradecido, de dar siempre todo de ti en todo momento, o no avergonzarse de lo que uno siente o no ahorrarse los te quiero, son algunos de los consejos que he ido recopilando y que son esenciales para toda persona.

Como bien dice Albert Espinosa, durante la vida, nos vamos encontrado personas que se convierten en nuestras perlas. Personas que conforman el collar de nuestra vida, de nuestra inspiración o aprendizaje.

Y hoy quiero hablar de una de ellas y el consejo que me dio.

Se llama Antonio y ya hablé de él en otros artículos.

Recientemente volví a tener una conversación con él, en el que me regaló, 3 consejos que han provocado un antes y después en mi vida.

Son consejos fáciles de seguir, no hay que hacer un Máster ni comprar seguidores en tus redes sociales para aparentar nada que no eres. Todo es más fácil y con resultados duraderos.

Estos 3 regalos que me dio, te los ofrezco para ti, que sientas, como yo, los cambios que producen:

.- Hace 1 segundo, ya es pasado.

Cuando hayas terminado de leer esta frase, el tiempo invertido, será ya pasado. Tiempo que ya no volverá a tu vida. Pensamos que el pasado, es hace 1 mes, 1 año o la noche de ayer. El pasado ya es después de haber leído estas palabras. ¿Y qué pasa con el pasado? Que nos aferramos a él, como los niños al turrón de chocolate.

Lo queremos, lo añoramos, deseamos volverlo a revivir, se nos llena la boca pensando en él…EN LO BIEN QUE CREEMOS, QUE VIVIAMOS EN AQUELLOS TIEMPOS.

El pasado nunca lo podrás volver a revivir. Sólo son tus pensamientos del pasado, los que traes al presente, nada más. Esa persona a lo mejor ya no volverás a verla, ese amor se marchó para siempre y ese trabajo ya existe más.

No está en tu poder traerlos al presente, ni con magia. Ya no volverán. Aprende de ese pasado, lo que sentiste, lo que viviste, de lo que fuiste capaz y pensabas que era imposible..Porque mientras tanto, estas desaprovechando un regalo que tienes y del que no haces caso, pensando que es mejor el pasado que él.

EL PRESENTE.

Estas teniendo la oportunidad de vivir, de sentir, de que recorran por tu cuerpo emociones increíbles, de aprender de personas que tienes delante de ti, de crear oportunidades para un futuro mejor..

Y tú mientras tanto, añorando el pasado…

Repite conmigo, el pasado ya no volverá, sólo existe el momento presente. Y desde él, puedes hacer, crear, sentir, cosas indescriptibles.

Vive y no añores. Siente y no sientas morriña. Disfruta y aprende del pasado.

.- Cada paso que des, siéntelo, vívelo.

Vamos por la vida quejándonos.

3 cosas “Off, llevo 3 horas y aún me quedan otras 5 en este trabajo.. Aún no hemos llegado y ya estoy agobiándome…”

Vivimos la vida con agobios, ajetreo y estrés.

Cuando tú sientes que lo que haces, te alegra, te motiva, aún sabiendo que tienes horas por delante de trabajo, sacrificio y esfuerzo..Sinceramente, te da igual, porque lo que te importa, es lo que haces, lo que sientes, no el esfuerzo que haces, o las horas que te quedan por delante.

Y aunque sean momentos duros, vívelos también. Porque como te he dicho antes, seguro tienen un aprendizaje esperándote, una oportunidad que tienes que vivir.

Vive, siente, emociónate, pero déjate de quejarte y disfruta de cada momento.

.- Que no te importe lo que digan los demás de ti, es su creencia. No la tuya.

Cuando recibimos un comentario por parte de alguien que no nos gusta, creemos a pies juntillas que lo que él piensa de nosotros, es la pura verdad.

¡¡ERROR!!.

Lo que él cree de nosotros, es lo que él cree. Pero ahora me gustaría preguntarte: ¿Lo que cree tú jefe de ti, es lo que tú sabes que vales? ¿Lo que cree tu suegra de ti, es lo que tú sabes quién eres?

Seguro que dices que no. Perfecto. Pues ahora me respondes a esta pregunta:

Si tú sabes quién eres, qué quieres, lo que es verdad y lo que no en tu vida, ¿Te importa lo que te digan los demás?

Te tiene que dar exactamente IGUAL. Como bien dice, Ecequiel Barricart, “Me la bufa”.

Si yo sé quién soy, si soy yo coherente conmigo mismo… Me tiene que dar exactamente igual, lo que digan los demás. Porque yo sé que es verdad y que no.

Como bien dice una frase” Que digan los demás lo que quieran aún sin conocerte, porque nunca olvides, hasta los perros ladran a desconocidos”.

Y luego ese perro que te ladraba, acaba viniendo a ti, cuando ven que eres de fiar, ¿Verdad? Pues aquí igual.

Tú sigue tu camino, si tienes la conciencia tranquila, que digan lo que quieran. Y como bien dice Risto Mejide: “Que hablen mal o bien, pero que hablen, es lo importante”.

Decía en un artículo anterior, que de ti depende que seas una persona frontón o una persona piscina. Sigo diciendo que es esencial que seamos frontones.

Dice la canción, “3 cosas tiene la vida, salud, dinero y amor”, pero a partir de ahora recuerda:

.- No hay pasado sino presente.

.- Que digan misa los demás si tú sabes lo que es verdad y es mentira.

.-Pisa con garbo y siente la felicidad en cada huella que dejas.

¿Qué 3 cosas no olvidas en tu vida?

 

OBK:”¿Has venido a vivir o a durar?”

Hoy dentro de la sección “Conversaciones con…” para mi es un placer presentar a OBK.

OBKTodos tenemos canciones que han marcado nuestra vida. Todos tenemos grupos que son la banda sonora de nuestra vida.

Y uno de ellos es OBK. Autores de canciones como “Historias de Amor“, “De que me sirve llorar ” o ” Elaine“.

Recientemente han publicado “Obk. Live in Mexico“, en el que recogen sus mayores éxitos durante estos 25 años de historia personal y profesional.

Hace unos días, tuve el placer de hablar con Jordí, su cantante. Una conversación en la que hablamos del amor, de la coherencia, del trabajo bien realizado, del éxito y de los principios del grupo, entre otros muchos temas.

GRACIAS JORDI  por recordarnos que no importa las circunstancias cuando estamos poniendo fe y pasión en lo que nos gusta, todo acaba llegando.. Y que con coherencia, dando lo mejor que tienes dentro de ti, sentiremos que hemos hecho un buen trabajo.  Podéis seguir su trabajo a través de su Web, Twitter y Facebook.

¿Sabes que tu vida puede ser diferente y aun así no haces nada para conseguirlo? ¿Te da miedo romper los límites que tienes en tu mente? ¿Quieres poner patas arriba tu vida y conocer eso que llaman felicidad? ¿Quieres que tu empresa alcance esas cimas que siempre has soñado? ¿Crees que el ambiente de tu empresa tendría que mejorar? ¿Sabes que el antídoto a todos los problemas es el NO escuchar tu corazón? Puedes contactar conmigo a través de Twitter, en Facebook y en Linkedin .

.- Si vieras a ese Jordi, en sus comienzos musicales ¿Qué le dirías a dia de hoy?

No cambies, sigue siendo curioso, aprende y disfruta del viaje.

.- ¿Qué significa para ti el trabajo bien hecho?

La satisfacción de sentir muy dentro de ti que has dado lo mejor con todo lo que tienes. Ponerle mucha atención y cariño a los detalles es muy importante para mí.

.- ¿Qué sientes cuando te dicen que tu música produce tantas emociones en las personas?

Orgullo, felicidad y también una sensación de “sentirme pequeñito” ante muchos halagos. No me lo acabo de creer, pero es una sensación muy bonita.

.- ¿Cambiarias algo del pasado para enfrentarte a día de hoy al lanzamiento de un nuevo CD?

Para mí la música es magia y dejar que fluyan las emociones y sentimientos, tanto a nivel musical como de letra. Siempre ha sido mi método de trabajo y no me ha ido nada mal.

.- ¿Amar es siempre sufrir? ¿Disney ha hecho mucho daño en nuestras emociones?

El hecho de vivir ya es un camino que nos depara amor y sufrimiento. Sin duda, la complejidad de nuestros deseos y anhelos son y serán el caldo de cultivo que cualquier obra artística intentará reflejar o compartir con los demás.

.- ¿Qué canción le recomendarías a una persona enamorada?

Náufrago, Falsa moral, etc…

.- ¿Qué es el destino? ¿La suerte se crea o se gana?

Yo creo en la fé y pasión que uno pone en sus sueños. Hablo por mi propia experiencia, soy muy sincero cuando digo que yo aprendí música y a hacer canciones por las ganas que puse escuchando y viendo como lo hacían los demás. Y por supuesto, estar en el momento y lugar correcto para aprovechar tu oportunidad.

obk.- ¿Cómo afrontamos los momentos de la vida que nos dicen no?

Haciendo autocrítica e intentar seguir hacia delante siendo coherente y honesto contigo mismo.

.- ¿Qué es el talento? ¿Todos podemos llegar a crear algo de la nada?

Me gusta pensar que todos tenemos talento para algo. Pero está claro que hay gente que tiene algo único y sobresale del resto.

.- ¿Qué siempre hay en tu memoria? ¿De qué siempre estarás agradecido?

Intento no olvidarme de donde vengo . Me gusta mi forma de ver la vida, de ser un loco y apasionado soñador. Y eternamente agradecido a mi familia por estar a mi lado.

.- ¿Por qué tenemos miedo a la soledad? ¿Cuándo es buena?

A mí no me gusta mucho, pero si que necesito mis momentos y mi espacio. Pero es necesaria y terapéutica.

.- ¿Te has sentido solo alguna vez en este éxito?

Sí, pero peor es estar sólo en el fango. Lo importante es no sentirte solo.

.- ¿Cuál es tu concepto de felicidad?

Estar bien mentalmente, reir y hacer reír.

.- Cuándo tienes en tus manos el nuevo CD, ¿Qué piensas?

Otro hijo más, fruto de mucho amor y trabajo.

.- Una reflexión para los lectores del blog

¿¿Has venido a vivir o a durar??

 

¡¡Cuando tenemos miedo a sentir..!!

Sentir antes de comprender” decía Jean Cocteau.

miedo a sentirHola David:

No importa quién soy, de donde vengo ni la edad que tengo, sólo importa que por un error mío, llevo años sintiendo la soledad.

Durante mi vida, me he encontrado con muchas cosas en mi camino. Unas buenas, otras excelentes y otras no tan buenas. De todas ellas he aprendido. Y creo que gracias a tener una mentalidad de aprendizaje continuo, me ha ido bien en la vida.

Pero como te imaginarás, siempre hay excepciones. Y SI, aquí también la hay.

Me acuerdo el día que la vi. Una sonrisa que iluminaba hasta al alma más triste. Unos andares que hacían entre ver una personalidad muy marcada y unos ojos que te desnudaban si se cruzaban con los tuyos.

Era ella. Siempre me acordare de ese día y de todos los siguientes.

Siempre había sido un hombre echado adelante, confiaba en mí, sabía que tenía posibilidades en todo lo que me proponía. Gracias a esa confianza, había llegado hasta donde había llegado, como te comentaba.

¿Pero qué me pasaba? ¿Por qué actuaba de una forma errática, como nunca había hecho?

Siempre que pensamos que actuamos de una forma diferente a nuestra rutina, empezamos a echar la culpa a los demás, cuando en realidad tendríamos que mirarnos al espejo, y preguntarnos: “¿Qué te pasa?”.

A pesar de ser siempre una persona abierta y empática con los demás, me daba cuenta que empezaba a poner distancia con todo el mundo. Ya no actuaba de la misma forma, ya no daba abrazos, ya no sonreía.

A día de hoy, cuando en mi pelo, solo hay canas y mi piel esta arrugada por experiencias, te puedo decir que me pasó.

Tenía miedo a sentir.

Había tenido parejas, amigas, había creído sentir el amor, el desamor, la amistad, todo tipo de emociones que te puedes imaginar,… son las que marcan a día de hoy mi piel.

Pero tenía hasta hoy, una tirita que ocultaba una herida que no quería mostrar.

Por miedo, me empecé a alejar de lo que quería. Llevándome a la más pura de las soledades. Aquella que es impuesta por uno mismo, por miedo, no por decisión.

Tenía miedo a decirle lo que sentía. Tenía miedo a decirle Te quiero, y eso que nunca me había costado nada decirlo a otras personas. Tenía miedo a mostrarme como yo era, lo que yo sentía por ella.

Presiento que por mi falta de confianza en mí mismo. Nunca había creído que lo diría y menos que lo escribiría a una persona que no conozco y que podría ser mi nieto, pero así lo siento.

miedo-a-sentirVivimos muchos amores a lo largo de nuestra vida. Esos que dicen que te da un vuelco el estomago, en los que el corazón te va a 2.000 por hora, en los que no puedes dormir. Son amores muy bonitos, de juventud, de una noche loca, de un verano.

Pero creo que el gran amor, es aquel que te da miedo.

Si, MIEDO. Sé que estarás pensando que el amor y miedo no es una buena combinación, que darán un resultado satisfactorio. Pero creo que el VERDADERO AMOR, es aquel que al principio te da miedo. Pero miedo de verdad, no hormigueo en el corazón.

Tenía miedo a hablar con ella, tenía miedo a preguntarle como estaba, tenía miedo a pronunciar 2 frases seguidas y me soltará cualquier cosa que me hiciera ver que no quería mi presencia junto a ella.

Si, la mente es muy perra, como bien dices tú. ¿Por qué pensaba todo eso? ¿Por qué pensaba que no quería estar conmigo cuando nuestros paseos eran de horas y sin un minuto de silencio?

Por miedo a mostrar mis sentimientos por ella, por miedo.

Siempre se dice que hay un amor que nunca olvidarás, y como te he dicho, aunque no me atreví a decirle nunca nada, para mí, es y será ella.

Querer guardar las distancias hacia que aumentaran los kilómetros emocionales que me alejaban de ella. Y con ello aumentaba mi soledad.

No sé si la volveré a verla algún día, si sabré de su existencia, o si el destino me la volverá a poner delante de mí, antes de que coja el último tren.

¿Por qué tenemos miedo a expresar lo que sentimos? ¿Por qué tenemos miedo a decir TE QUIERO? Porque nos han enseñado que las emociones, es de “sensiblones” y si eres así… no tienes futuro en esta sociedad.

Las palabras nunca alcanzan, cuando un alma está desbordada. No nos han enseñado a gestionar el miedo, a gestionar nuestras emociones. Y ya no hablo de vuestra generación, sino de la mía, la de la guerra y post-guerra.

Nos enseñan de todo, pero no hablar de alma con alma. Creo que es la conversación más importante y esencial que dos seres humanos pueden tener. Pero sobre todo que cada uno de nosotros, debemos tener.

Quería expresar con esta carta, una forma de quitarme esta tirita que me oprimía mi corazón y como una reflexión, que a quien quiera la haga suya, que POR FAVOR, NO PONGAMOS DISTANCIA CON AQUELLO QUE SENTIMOS, QUEREMOS O HASTA LO QUE NOS DA MIEDO.

¿Por qué?

Porque ESO, nos va a dar los mayores aprendizajes que una persona puede recibir. Saldrá bien o mal, será la persona de tu vida o serán momentos temporales inolvidables, quizá puede ser un peñazo de tío/tía, pero no dejaremos que el miedo gane la partida.

No sé qué aprenderás, pero seguro que mucho más que yo, en esta soledad sin su presencia.

Gracias por dejarme mostrar esta herida y si alguien, leyendo esta carta, le “salvo” de ponerse una y da un paso adelante, te aseguro que podré irme más feliz de lo que soy ahora.

Allá donde quieras que estés, has sido, eres y serás la mujer más importante de mi vida.

Te quiero.

¿Por qué te alejas de lo que sientes? ¿Qué te está produciendo ese alejamiento?

 

¿ Eres un Inconformista?

No te dejes contagiar, no des ninguna opinión como tuya antes de ver si se adecua a ti, mejor opina tú mismo..” decía Christoph Lichtenberg

INCONFORMISTANos han enseñado que tenemos que ser como buenos perros de caza. Buscando siempre las pequeñas ventajas que creemos que nos harán felices. Cuando en realidad, queremos que nos pasen por el “lomo” la mano, diciéndonos: “Bien hecho, sigue así… Ahora a por más”.

Y actuando así..¿Tú crees que estás siendo tú mismo? ¿Crees que los valores que aportas, los productos, las emociones, vienen de ti, o quieres que sean aceptado por los demás, para que no te echen del “rebaño”?

Sé que estarás respondiendo “Todo sale de mí, delo que quiero, de lo que siento… y a quien le guste bien, y ¿a quién no?, pues que no mire”. ¡¡Qué bonito queda, verdad!!

Pero ahora hazme el favor de parar y ser sincero contigo mismo:

.- ¿Para quién haces todo lo que estás haciendo?

Si de verdad que el propósito que tiene, es por ti, por tu pasión, por las habilidades que tienes y quieres darle salida, por favor, deja de leer este artículo. Eres un verdadero inconformista.

Pero si de verdad, sabes que lo haces para “contentar” a los demás, cuando en realidad, tus deseos, están enfocados hacia otro camino diferente.. Empezarás a darte cuenta, que los resultados los consigues tú, no puedes depender del “día que ha tenido tu jefe o tu familia” para que llegues a ellos o no.

En ese momento, empiezas a darte cuenta, que no te conformas con lo que tienes. Te cabreas contigo mismo y ese genio, lo utilizas para salir de ese hoyo…Que tus circunstancias no son con las que soñaste en esos momentos con los que te reunías con los amigos y les decías: “Voy a ser quien os digo que seré”.

Es el momento de ser un inconformista y luchar por tu POR QUÉ. No tienes que buscarlo en ningún lugar, tu corazón te lo ha recordado al hacerte ver, que donde estás no es donde deberías estar.

Ya sé que estarás pensando, que te van a criticar. Que te vas a salir del rebaño y que te van a señalar, que quizá esa gente que ha estado muchos años de tu vida, te dejarán de hablar… Pues te digo una cosa, seguramente que en muchas de ellas, así pase.

¿Qué pena, verdad?

Pero si te das cuenta, la única manera que no nos critiquen es no haciendo nada. Mejor dicho, no haciendo nada, fuera de lo “normal”.

¿Y qué es el normal? ¿Lo que esperan de ti los demás? ¿Lo que crees que tienes que hacer para tener contentos a la sociedad, y no tener “problemas”?

Como bien dice Josef Ajram e Isra García, en su nuevo libro “Inconformistas”, somos los únicos responsables de nuestra Marca.

Porque SI, aunque estés trabajando para una empresa, estés en paro, en la situación en la que te encuentres, tienes una marca. Marca que dejas en los demás con tus actos, con tus NO actos, con lo que comunicas y con lo que te callas…CON TODO

Y tu marca, quieras o no, hace que te elijan para un proyecto, que esa persona que te vuelve loco, te diga SI; o tu proyecto empresarial salga disparado a la luna o estrellado contra el muro.

Un inconformista, se conoce, sabe que olor desprende su fragancia, su marca y no está aquí para recibir el aplauso de los asistentes o de la gente que le ha rodeado toda la vida.

Está aquí para conocer donde está su límite y conocer PORQUÉ está en su mente, esos sueños que le rondan.

NO ESTÁS AQUÍ PARA QUE SU FELICIDAD DEPENDA DEL NÚMERO DE APLAUSOS DE LOS DEMÁS. La lacra del postureo, ya pasó, olvídate.

INCONFORMISTASEstás aquí para ser tú mismo. Para saber que si tu cuerpo te pide luchar más, lo hagas. Para sentir que tienes que decirle TE QUIERO a esa persona, a pesar de que te diga NO, lo hagas. Para lanzarte a “tumba abierta” a ese sueño que no te deja dormir, lo hagas.

Y QUE DIGAN LOS DEMÁS…LO QUE QUIERAN. Aunque fracases, te aseguro que aprenderás mucho más que ellos.

Un inconformista ha venido a ser él mismo, porque sabe que la vida es muy corta por mucho que nos digan que la esperanza de vida será de 100 años. ¿Y sí mañana nos cae una maceta en la cabeza, qué?

Esperanza de ver a tus nietos y contarle tus batallita…AL TRASTE.

Como los Gremmlins, que no se podía darle de beber ni comer después de las 12, ser un inconformista también tiene contra-indicaciones:

1.- No seas un perro de presa, y creas que te servirá todas las indicaciones, que el “famoso” de turno te comenta que le ha servido a él para llegar donde está.

En esa situación, estarías haciendo lo mismo de siempre, SEGUIR LA CORRIENTE. No estoy diciendo que no te sirvan sus indicaciones , pero que no creas que te servirán a ti a “pies juntillas”, porque no será así. Cada situación, cada trabajo, cada momento es diferente, y para necesita sus herramientas diferentes.

2.- Que el inconformismo se apodere de tu vida, no agradeciendo todo lo que tienes, tus esfuerzos y aprendizajes.

Ser excelente, es ser mejor que ayer. No hace falta ser 40% más, con 1% todos los días, verás los resultados que obtienes. Ser inconformista, ya no es sólo romper con convencionalismos y demostrar que lo imposible no existe,  Sino  es “ver” que hay detrás de esa puerta que se llama “miedo”.

Así que por favor, si te puede la ansiedad por no haberte superado en función, a lo que hiciste ayer, de querer siempre más y no disfrutar de lo conseguido, estarás volviendo a quien eras antes, y no a una persona agradecida, por lo que vive, experimenta o siente.

Así que recuerda siempre, quien es un inconformista:

.- Aquel que sabe que nunca satisfacera todo el mundo. Ni falta que hace. Sabe que está orientado a una serie de personas, que son los que disfrutarán de verdad, de su talento.

.- Aquel que sabe que los convencionalismos solamente están para “guiar” a la sociedad, hacia donde los “mandamás” quieran. Pero él sabe que están para romperlos, porque no satisfacen lo que quiere la sociedad de verdad.

.- Aquel que sabe, que todos somos diferentes, únicos, raros, anormales, y que nuestros talentos, siempre habrá alguien dispuesto a “comprar” su esencia especial.

.- Aquel que sabe, que los únicos limites que existen, están en su cabeza. No los que dicen en el informativo.

.- Aquel que sabe, que la vida es una y no ha venido a vivirla desde una máscara, con miedo o vergüenza, sino desde el convencimiento que ha venido a dejar un legado, el de sus emociones, acciones y propósitos.

¿Qué es para ti un inconformista? ¿Qué beneficios tienes? ¿Qué consigues si no te conformas con lo que tienes?