¡¡Si la envidia fuera tiña…!!

La envidia es el sufrimiento de los que nunca alcanzaran a ser nuestros verdaderos amigos

“Si la envidia fuera tiña… ¡Cuántos tiñosos habría!”

Una frase que he oído tras comentarle una mujer a otra sobre su moreno de piel y lo poco que se le veía últimamente.

En un mundo en el que parece que las emociones no existen. En los que hay que obviar al miedo, en los que la incertidumbre la vamos a salvar con una lista de “deberías hacer…”, en los que solamente nos debemos guiar por el amor,…. LA ENVIDIA EXISTE.

Todos lo hemos sido en algún momento de nuestra vida, TODOS.

Envidia de nuestros hermanos porque reciben más propinas que nosotros, envidia de nuestros primos por esos bocadillos que les dan, envidia de nuestros amigos que ligan más que nosotros o envidia de ese compañero de trabajo al que has ascendido y aún nos estamos preguntando qué ha hecho para alcanzar ese puesto de trabajo con el que nosotros soñábamos.

TODOS HEMOS SENTIDO ALGUNA VEZ  LA ENVIDIA…

Pero no podemos gritarlo a los 4 vientos, porque pensaran que somos malas personas, que menuda educación habremos recibido o cualquier cosa que le dé por decir a la persona que nos ha escuchado…

Así que por lo tanto, todos hemos envidiado alguna vez a alguien pero como en los documentales de la 2, nadie lo dice que lo ha sido.

Pero como bien dice el refrán, titulo de este post, si la envidia fuera tiña…ya te puedes imaginar que estampa veríamos todos los días por las calles…

Como toda emoción, tiene su lado negativo como positivo.

EL negativo, es:

.- El rencor.

.- El papel de víctima. Lanzando a todo aquel que te quiera oír, improperios, lloros, gritos y preguntas al aire, tipo: ¿Qué hecho yo para merecer esto?

.- Una energía que desperdicias y no enfocas donde deberías hacerlo.

Sé que ahora estarás pensando, “Venga David, dime por qué la envidia puede ser buena, porque no me lo creo”.

Para que una envidia produzca beneficios en nuestra vida, tenemos que empezar por ACEPTARLA.

Vemos a ese amigo con la chica que te gustaba, a esa “petarda” subiéndose a escenarios preguntándote qué ha hecho para conseguirlo, a ese vecino que tiene una racha de suerte que ni en una película de Disney…

Los envidiamos, los criticamos, pero eso sí, nunca aceptamos que tenemos envidia… NUNCA ACEPTAMOS QUE NOS ENCANTARÍA SER NOSOTROS QUIEN NOS GUSTARÍA ESTAR EN SU PAPEL.

Es mejor criticarlo, que dar un paso adelante reconociendo nuestras emociones y todo el camino que luego vendrá.

Me da igual que lo haya conseguido por lo legal o lo criminal (si hay alguna vez que no entiendes cómo lo ha hecho, pero ya ves, ahí está,), PERO aceptarlo supone que no has hecho todo lo que está en tus manos para llegar a ese sueño.

¿A qué pica? Lo sé.

La envidia es poner el foco en los demás, cuando tendríamos que ponerlo en nosotros mismos y reconocer: ¡¡PUES SI, NO ME HE ESFORZADO LO SUFICIENTE!!

Aceptar nuestras emociones, es empezar a ver la realidad desde OTRA PERSPECTIVA.

Es empezar a darnos cuenta, que si no hemos llegado hasta donde queríamos, (que a lo mejor no era el momento para ti), es porque no pusiste toda la carne en el asador.

Y no me valen: “Que lo hice, que lo intente… pero es que….”.

Si una persona ha llegado antes que tú, es que se podía hacer. Ha invertido mejor el tiempo que tú, o se ha movido mejor que tú… Lo que sea, pero lo ha hecho.

Aceptar que eres un envidioso, te ayuda a darte cuenta, que si de verdad querías, tenías que haber puesto más la carne en el asador.

Y después de ver la realidad, ¿Qué hacemos?

Leí hace unos días que había que dar las felicitaciones a esa persona que lo había conseguido. Seamos claros, ESO NO LO HARÁ NADIE. Y si lo hace, será con una sonrisa más falsa, que los billetes de 250 Euros.

Preguntándole a lo mejor te dice cómo lo ha hecho, te enseña alguna fórmula que no sabías o quizá te confirma que no ha llegado hasta esa cima “por método no éticos”.

Si no sabes, si no preguntas, la envidia irá en aumento, tu cabreo, rabia o frustración… Si sabes, como hemos visto, te abrirá los ojos tanto para ver cosas que no veías, como para confirmar cosas que sentías.

Así que tras aceptar que sientes envidia, que no es lo mismo que ser un envidioso, investiga como buen periodista a la pregunta: ¿Cómo lo ha conseguido?

Tras saber CÓMO, es la hora de ponerte en acción.

Si sabes qué tú también puedes llegar hasta donde ha llegado esa persona. Si sabes que puedes hacerlo aún incluso mejor y cómo lo ha hecho esa otra persona….

¿A QUÉ ESPERAS?

Es tu momento. Ya tuviste una oportunidad y la perdiste. Ahora la vuelves a tener de nuevo..

Todo depende de ti.

Como hemos visto, una emoción que todo el mundo, la ha sentido y siente, pero no lo reconoce, nos puede ayudar a alcanzar nuestras metas.

La próxima ya sabes, utiliza toda la energía que esa envidia te está dando y focalízala hacia tu meta y no hacia tu odio.

A ver si tras este artículo, transformamos el final del refrán:

“Si la envidia fuera tiña…todo nos iría mucho mejor”.

¿Te apuntas?

Podéis adquirir “Liderazgo Canalla. Libera tu lado más rebelde” a través de este enlace

OBK:”¿Has venido a vivir o a durar?”

Hoy dentro de la sección “Conversaciones con…” para mi es un placer presentar a OBK.

OBKTodos tenemos canciones que han marcado nuestra vida. Todos tenemos grupos que son la banda sonora de nuestra vida.

Y uno de ellos es OBK. Autores de canciones como “Historias de Amor“, “De que me sirve llorar ” o ” Elaine“.

Recientemente han publicado “Obk. Live in Mexico“, en el que recogen sus mayores éxitos durante estos 25 años de historia personal y profesional.

Hace unos días, tuve el placer de hablar con Jordí, su cantante. Una conversación en la que hablamos del amor, de la coherencia, del trabajo bien realizado, del éxito y de los principios del grupo, entre otros muchos temas.

GRACIAS JORDI  por recordarnos que no importa las circunstancias cuando estamos poniendo fe y pasión en lo que nos gusta, todo acaba llegando.. Y que con coherencia, dando lo mejor que tienes dentro de ti, sentiremos que hemos hecho un buen trabajo.  Podéis seguir su trabajo a través de su Web, Twitter y Facebook.

¿Sabes que tu vida puede ser diferente y aun así no haces nada para conseguirlo? ¿Te da miedo romper los límites que tienes en tu mente? ¿Quieres poner patas arriba tu vida y conocer eso que llaman felicidad? ¿Quieres que tu empresa alcance esas cimas que siempre has soñado? ¿Crees que el ambiente de tu empresa tendría que mejorar? ¿Sabes que el antídoto a todos los problemas es el NO escuchar tu corazón? Puedes contactar conmigo a través de Twitter, en Facebook y en Linkedin .

.- Si vieras a ese Jordi, en sus comienzos musicales ¿Qué le dirías a dia de hoy?

No cambies, sigue siendo curioso, aprende y disfruta del viaje.

.- ¿Qué significa para ti el trabajo bien hecho?

La satisfacción de sentir muy dentro de ti que has dado lo mejor con todo lo que tienes. Ponerle mucha atención y cariño a los detalles es muy importante para mí.

.- ¿Qué sientes cuando te dicen que tu música produce tantas emociones en las personas?

Orgullo, felicidad y también una sensación de “sentirme pequeñito” ante muchos halagos. No me lo acabo de creer, pero es una sensación muy bonita.

.- ¿Cambiarias algo del pasado para enfrentarte a día de hoy al lanzamiento de un nuevo CD?

Para mí la música es magia y dejar que fluyan las emociones y sentimientos, tanto a nivel musical como de letra. Siempre ha sido mi método de trabajo y no me ha ido nada mal.

.- ¿Amar es siempre sufrir? ¿Disney ha hecho mucho daño en nuestras emociones?

El hecho de vivir ya es un camino que nos depara amor y sufrimiento. Sin duda, la complejidad de nuestros deseos y anhelos son y serán el caldo de cultivo que cualquier obra artística intentará reflejar o compartir con los demás.

.- ¿Qué canción le recomendarías a una persona enamorada?

Náufrago, Falsa moral, etc…

.- ¿Qué es el destino? ¿La suerte se crea o se gana?

Yo creo en la fé y pasión que uno pone en sus sueños. Hablo por mi propia experiencia, soy muy sincero cuando digo que yo aprendí música y a hacer canciones por las ganas que puse escuchando y viendo como lo hacían los demás. Y por supuesto, estar en el momento y lugar correcto para aprovechar tu oportunidad.

obk.- ¿Cómo afrontamos los momentos de la vida que nos dicen no?

Haciendo autocrítica e intentar seguir hacia delante siendo coherente y honesto contigo mismo.

.- ¿Qué es el talento? ¿Todos podemos llegar a crear algo de la nada?

Me gusta pensar que todos tenemos talento para algo. Pero está claro que hay gente que tiene algo único y sobresale del resto.

.- ¿Qué siempre hay en tu memoria? ¿De qué siempre estarás agradecido?

Intento no olvidarme de donde vengo . Me gusta mi forma de ver la vida, de ser un loco y apasionado soñador. Y eternamente agradecido a mi familia por estar a mi lado.

.- ¿Por qué tenemos miedo a la soledad? ¿Cuándo es buena?

A mí no me gusta mucho, pero si que necesito mis momentos y mi espacio. Pero es necesaria y terapéutica.

.- ¿Te has sentido solo alguna vez en este éxito?

Sí, pero peor es estar sólo en el fango. Lo importante es no sentirte solo.

.- ¿Cuál es tu concepto de felicidad?

Estar bien mentalmente, reir y hacer reír.

.- Cuándo tienes en tus manos el nuevo CD, ¿Qué piensas?

Otro hijo más, fruto de mucho amor y trabajo.

.- Una reflexión para los lectores del blog

¿¿Has venido a vivir o a durar??

 

¡¡Qué perra es la mente!!

No solo los golpes lastiman...”

mente perra¡¡Qué perra es la mente!!

Este pensamiento, viene conmigo últimamente.

¿Por qué? Porque pienso que en vez de apoyarnos en ella, como a nosotros nos gustaría, aprovecharnos de todos sus dones… sin que nos diera ningún “problema”, sin embargo es “el principio del comienzo” de todas nuestras dificultades.

No me cansaré de repetir, que nuestra felicidad no se compra a través del dinero, ni ayuda. No me cansaré de repetir que tus problemas, no son a causa de los demás, sino de ti mismo. NO me cansaré de repetir que no tienes miedo porque ese “muro” es más grande de lo que te imaginabas y crees que no podrás saltarlo.

No me cansaré de repetir, que no descansas, que tienes miedo, que crees que no eres feliz, todo por culpa de tus pensamientos, DE TU MENTE.

Llevo una temporada, que mi relación con el sueño, no es tan buena como desearía. ¿Por qué? Porque mi mente, cuando me encuentro en silencio, no para de hacerme girar sin sentido, como los ratones en su ratonera.

Dice el refrán “piensa mal, y acertarás”. Y a ése juego, es el que la mente quiere que juguemos con ella, como niños.

Si doy un paso adelante, la mente te dirá al instante “Te caerás como siempre lo has hecho, así que más vale malo conocido que bueno por conocer”.

Si digo lo que siento, la mente te dirá al instante “Seguramente la gente se irá de tu lado, porque pensarán que eres un loco, un anormal”.

Si le digo Te quiero, la mente te dirá al instante “Déjate de tonterías, y no hagas locuras, una mujer como ella, jamás estará con un chico como tú”.

Utilizamos el almohadón, para que nos dé la respuesta a esas dudas que tenemos, que nos confirme lo que sentimos o lo que debemos hacer, y sólo nos ayuda a aumentar nuestra confusión.

¡¡QUÉ PERRA ES LA MENTE!!

Pero no solo juega con nosotros a través de hacernos pensar en lo peor. También nos hace dudar de nosotros mismos, de nuestro valor.

Nos enfrentamos a situaciones nuevas para nosotros, y pensamos que la mente nos puede calmar ante la incertidumbre. Y lo único que hace, al ponernos en lo peor, convertir esas enfermeras que nos van a ayudar, en los peores “trolls” a los que un “gnomo” se puede enfrentar.

¡¡QUÉ PERRA ES LA MENTE!!.

Ni esas enfermeras quieren hacerte daño, como la mente te está diciendo, ni pasará nada catastrófico si le dices lo que sientes a esa chica y su respuesta pueda ser, NO.

No se va a ir el mundo a la mierda, te lo aseguro…, pero la mente quiere lo mejor para ti, no quiere que sufras, y por eso te dice que “ No lo hagas, déjate de locuras, es imposible que lo consigas, no te mereces ese sueño que quieres emprender…”.

Y como ante lo nuevo, por mucho que nos motive o aliente, en el fondo lo que queremos es no sufrir y conseguir ese sueño, sin el menor esfuerzo posible… Acabamos haciéndole caso a la mente, y taparnos con la mente ante lo que nos viene encima.

¡¡QUÉ PERRA ES LA MENTE!!

Dile a tu mente: “Me has ayudado hasta ahora a no sufrir, a sentirme seguro, a ir por el camino seguro, pero ahora me haré yo dueño de mi mismo, de ti y seguiré el camino que siento que tengo que seguir”.

¿Qué te ha respondido tu mente?

Mente perraMe imagino que algo así: “Eso no te lo crees ni tú…” Por decir algo fino.

Si dejamos que nos guie como hasta ahora, por mucho que queramos resultados nuevos en nuestra vida, aprendizajes hasta ahora no vividos, NUNCA LOS CONSEGUIREMOS. Porque como te he dicho, la mente siempre querrá tu seguridad.

Pero en esos momentos, tenemos que ser VALIENTES.

Esa situación está en nuestra vida con un PORQUÉ. Y te quiere aportar beneficios.

Sé que al leer estas palabras estarás pensando: “¿Esta incertidumbre me va a dar beneficios?, Y si me dice que NO ¿Crees que ya no querrá ni verme? Mi vida será una ruina..¿Qué pasa si no sale el proyecto?… Mi vida se va al garete”.

Te aseguro que no va a haber un cisma en tu vida, ni ocurrirá ningún ataque zombie si das el paso hacia adelante y no consigues lo que esperabas.

Te lo dice una persona, que siempre se ha considerado muy miedoso, pero cuando vio que no era tan fiero el oso como lo pintaba mi mente, se ha ido atreviendo a conocerse y lanzarse a retos imposibles hasta la fecha para él. Y que también se ha dejado llevar por “pensamientos irracionales” perdiendo oportunidades increíbles.

La mente nos dice “ NO PODRÁS, como nunca has podido hacer nada en tu vida… ¿No te acuerdas cuando intentaste algo parecido?”.. Nos quiere hacer ver que nuestro pasado será igual que ese futuro con el que soñamos, NEGRO.

Como lo que te dice, está en coherencia con lo vivido anteriormente, le acabas haciendo caso, el miedo empieza a inundarte, empiezas a ver a hormigas como monstruos, bloqueándote y viendo todo de forma negativa.

¿Qué hacer?

.- Esa experiencia que tanto miedo te produce, tiene para ti un aprendizaje hasta ahora nunca vivido. Está en tu vida por un PORQUE, así que permítete investigar.

.- Hasta ahora te has dejado llevar por la “seguridad” que te proporcionaba tu mente. Dale las gracias, pero ahora eres tú quien domina tus pensamientos, eres tú quien domina tu mente.. Y para ello tienes que empezar a llenar tu mente, de los pensamientos que quieres sentir en todo momento, haciéndolos llegar a tu subconsciente

.- Nunca sabrás qué pasará si no das el paso hacia adelante.

.- Lo que crees, lo que piensas, es lo que obtendrás. Así que empieza a cambiar tus pensamientos si quieres cambiar tus circunstancias.

.- Todo comienzo empieza por tu mente.

¿Qué malas jugadas te ha hecho tu mente? ¿Hacia dónde te ha llevado? ¿Dónde querrías te llevara?

¡¡Egoísmo Bueno Vs Egoísmo Malo!!

Algunas personas no han entendido que la tierra gira alrededor del sol, no de ellas” dice Mafalda.

egoismoSe habla de la felicidad sin parar,, de talento, de emprender pero creo que hemos denostado otra emoción, de la que nadie quiere hablar, de la que todos tienen miedo.

EL EGOISMO.

Ya sé que os he dado un gran susto, además en este día de Halloween.

David, nos enseñaron que hay que darte a los demás, que hay que compartir, que no hay que acaparar las posesiones que tienes…”.

Y estoy totalmente de acuerdo con ello, tenemos que dar nuestro talento a los demás, hay que compartir nuestro éxito, nuestros conocimientos… Pero yo no estoy en contra de eso.

La R.A.E habla del egoísmo como “Inmoderado y excesivo amor así mismo, que hace atender desmedidamente al propio interés, sin cuidarse del de los demás”.

¿Y si te dijera que para alcanzar un éxito, romper un hábito, tienes que cumplir un alto porcentaje de esa definición?

No pienses que te estoy diciendo una locura, ni me he bebido 2 copas de más para comer.

Hace unos días me lo confirmo un artista renombrado de nuestro país. Hablando con él, le pregunté, qué reflexión le hizo llegar a donde estaba ahora mismo. Y me respondió, que un día su padre le dijo, si realmente quieres conseguir algo en la vida, “empieza a pensar más en ti mismo que en los demás”.

QUE UNO PIENSE EN SI MISMO, MÁS QUE EN LOS DEMÁS, NO QUIERE DECIR PARA NADA QUE SE OLVIDE DE LOS DEMÁS.

Me comentaba que en sus principios, siempre se había PRE-ocupado de las opiniones de los demás, que todos estuvieran contentos con las decisiones que estaba tomando pero sobre todo que no se sintiera desplazado porque estaba haciendo algo que no había hecho, y los demás lo pudieran “repudiar” del rebaño.

Pero no hace falta ser solo egoísta en el mundo empresarial, sino también en la vida misma, me decía.

Porqué en la vida, a veces, nos encontramos con seres, “personas satélites”, que sólo quieren estar a nuestro alrededor, por puro INTERES. Aparecen cuando ellos quieren, desaparecen cuando ellos creen oportuno. Una vez nos han UTILIZADO, intentan que vayamos a hacer lo que ellos nos dicen, y todo por una sola cosa, EGOISMO.

Sólo su propio EGO, el sólo querer ver sus PROBLEMAS, sus COSAS, sus SENTIMIENTOS, sus TODOS, sin querer mirar a las personas que tienen a su alrededor. Apenas paran un segundo para ver que su PROPIO EGOISMO, lo está llevando a la deriva. Es en ese momento, cuando se transforman en personas TÓXICAS.

Personas, que no dejan vivir ni viven por si SOLAS.

Cuando tú quieres un cambio en tu vida, cuando TÚ empiezas a ser COHERENTE contigo mismo, el enano “maldito” que se llama “tu pasado” viene raudo y veloz, a cogerte de la espalda y a impedir que lo consigas.

¿Cómo?

Hace que te  importen los comentarios de los demás ante tus avances, tienes miedo al qué dirán, miedo a perder personas que siempre han estado a tu alrededor y se van porque no quieren que des esos pasos hacia tu felicidad.

Si de verdad te quisieran tendrían que quererte y apoyarte, ¿no?

¿Y por qué no consigues resultados? ¿Por qué no das ni un paso adelante?

Porque tienes miedo a lo que hay detrás del miedo, porque tienes miedo a las repercusiones que puede tener en tu vida a pesar que sabes que quieres hacerlo, y porque NO ERES EGOISTA.

Nos hablan de la auto-motivación, nos hablan del auto-coaching, del auto-liderazgo, que tenemos que coger las riendas de nuestra vida…Que tenemos que conseguir nuestros sueños, que tenemos que superar nuestras creencias…Que tenemos que buscar NUESTRA felicidad.

Y yo me pregunto ¿Eso no es ser egoísta? ¿Eso no es tener amor propio? ¿Eso no es tener orgullo propio? ¿Eso no es tener confianza en ti mismo?

Pero solamente nombrar EGOISMO, ya se da un salto atrás. Pues señores y señoras, es lo que nos están promulgando, un Egoísmo “bueno”.

No estoy promulgando la filosofía de “solo tenemos una vida y haz lo que te plazca”. Porque en esa situaciones, observamos gente que “juega” con las emociones de los demás, gente “ que no dice la verdad” en ningún caso, gente que es una hipócrita, en resumidas cuentas..

Yo no promulgo eso. Promulgo que seamos egoístas de una vez por todas, y nos demos una oportunidad.

Si, darnos una oportunidad a ser, a sentir, a decir lo que queremos decir de verdad. No decirlo a través de miedos, trabas, “te dije pero tú no me entendiste”, ni cosas parecidas.

Seamos egoístas ( con tacto y empatía por favor) porque solo tenemos una vida, y desde que me preguntaron un 4 de diciembre de 2010, que si quería preguntarme toda mi vida , que hubiera pasado si lo hubiera intentado, doy siempre los pasos que mi corazón me dicta.

¿Qué consecuencias tiene?

egoismo.- Que pasaras por un proceso que sentirás que tu vida se desmorona. Empezaras a darte cuenta que había personas que estaban a tu alrededor por interés, por no sentirse solas, porque contigo se reían… Es duro, pero es un proceso necesario. Posteriormente viene gente que te quieren por cómo eres de verdad. Te lo aseguro.

.- Te darás cuenta que en muchas ocasiones has sido un incoherente en tu vida. No te lo reproches, por favor. Acéptalo, es tu pasado, pero no es tu presente. A partir de ahora vivirás en coherencia contigo mismo.

.- Al ser incoherente, no has puesto límites en tu vida. Y HAY QUE PONERLOS. Te has dado a los demás, has querido hacerlos felices, has querido que cumplieran sus sueños, que se sintieran a gusto con ellos mismos y con tu presencia… ¿Y mientras tanto…? No ponías límites a situaciones, que había que ponerlas…

Como bien dice el refrán, más vale tarde que nunca…Así que empieza a ponerlos.

¿Qué beneficios tiene?

.- Te das cuenta de qué eres capaz de muchas más cosas que haciendo caso a los demás. Los demás te decían que era imposible, y no lo intentabas. Cuando eres egoísta, te das cuenta que no es así.

.- Te rodearas de gente que te quieren por cómo eres, no por tus títulos, experiencias o lo que pueden “sacar” de ti. Querrán estar a tu lado, por tu corazón, por lo que sienten junto a ti.

.- Al igual que te rodearas de gente que de verdad te quieren, verás el tipo de personas que vienen hacia a ti. Ya las posibles consecuencias negativas, podrás verlas venir antes. Ya la forma con la que afrontes la vida, será diferente.

Todo depende de la ACTITUD.

.- Pero ante todo, serás COHERENTE CONTIGO MISMO. Sabrás que tu felicidad empieza por ti mismo, que los resultados que quieres conseguir empiezan por ti mismo,  que la tranquilidad que anhelas empiezan por ti mismo…

.- Después que has conseguido lo que te proponías, ayudas a personas que están en la misma situación que tú. Sabes lo que te ha costado y el camino que tienen por delante. Les ayudas a conseguirlo. Eres su mentor…

No es ser egoísta y olvidarse de los demás, es saber que el primer paso de todo , empieza por uno mismo, si de verdad quieres que produzca los efectos soñados.

¿Y qué te produce la palabra egoísta? ¿Qué significado le darás a partir de ahora? ¿Eres egoísta? ¿Vas a empezar a serlo? ¿Hay egoísmo malo o bueno en el mundo?

¿Eres piscina o frontón?

frontonDavid, es hora de ser frontón”.

La verdad cuando me dijo Antonio, esta afirmación de forma tan rotunda, resonó en todas las partes de mi cuerpo al instante.

“Las personas se dividen en dos: Las que son piscina y las que son frontón. Las que son bañera son aquellas personas que cuando les dicen algo, sufren algún revés, se hunden como el Titanic. O aquellas personas que son frontones, que por mucho que les digan lo que les digan, cuando antes se hundían, ahora siguen adelante”.

¿Y tú qué tipo de personas eres?

¿Cómo empezamos a pasar de una piscina a un frontón? Simplemente haciéndonos una pregunta: ¿De quién es el problema? ¿De él o mío?

Cuando nos piden que nos quedemos “un poco” más para sacar el trabajo que está pendiente, cuando vayamos “enfadados” a visitar a la amiga de tu pareja que no aguantas, cuando vas a visitar a tu suegra como todos los domingo cuando en verdad lo que te gustaría es quedarte en la cama o viendo las carreras de F-1, estamos siendo unas personas piscina y olímpicas, para más INRI.

¿Por qué?

Porque estamos dando el poder de nuestras emociones a otras personas, a otras situaciones. Cuando en verdad, tendríamos que tenerlo nosotros mismos.

Cuando tu jefe, te dice si por favor te puedes “quedar un poco más” y le pones malas caras, estás dándole el poder de tus emociones a él. Te estás desfocalizando, no estás viviendo en el presente.  No estás siendo tú.

Cuando estás un día sí y otro también, discutiendo con tu pareja, amiga o jefa. Estás desfocalizandote de lo importante, que es el presente, que eres tú

Cuando haces las cosas sin refunfuñar, eres más productivo. Sabes que esa acción tiene un propósito ( ayudar a tu suegra, a tu amiga que está pasando una mala racha ..)… Darás todo de ti, y cuando te vayas de esa persona, no se quedará con la sensación que los has hecho de mala gana, sino que juntos, habéis vivido un momento presente, le has dejado tu motivación, ilusión, tu forma de ser y trabajar.

Creemos que somos muy fuertes, pero al mínimo “torpedo emocional”, nos sentimos “tocado y hundidos”.

Las mascaras que tenemos son muy endebles, por mucho que pensemos que somos muy fuertes.

Eso sí, todo es cuestión de 2, cuando recibimos “torpedos emocionales”. Uno los recibe pero otra persona los lanza.

piscinaCuando empieces a darte cuenta que esos “comentarios”, esas “guerras” que tenías todos los días, estás viendo que no tienen ningún efecto, que esa amiga ya no responde a tus “ataques” o que puedes “dominar” a ese empleado tuyo… Háztelo mirar más que más, porque seguramente, esa relación empiece a cambiar, con resultados no esperados por ti hasta ahora.

Lo que intentas guardar para ti, se acaba pudriendo. Lo que das a los demás, lo que disfrutas, siempre acaba floreciendo.

Cuando eres una persona frontón, devuelves todos los ataques que antes te hubieran hundido.

Responde a esta pregunta: ¿Quién empezaba los ataques? ¿Él? ¿Ella?

Perfecto, seguimos. ¿Quién respondía a los mismos? ¿Tú, verdad?

Y ahora responde: ¿Quién empezaba a gritarte en el trabajo? ¿Tu jefe, verdad?

Por lo tanto, ¿Quién tenía el problema? ¿La otra persona, verdad?

¿ENTONCES POR QUÉ RESPONDÍAS SI EL PROBLEMA ERA DE OTRO?

Cuando eres dueño de tus pensamientos, de tus emociones, respondes con silencio a los ataques, a los que antes “entrabas como un toro”..Tu actitud cambia, y con ello los resultados que obtendrás

¿Qué pasa cuando eres un frontón y no una piscina?

.Ya sólo respondes a lo que de verdad te importa y quien te importa. Pasas de problemas de los demás.

.Vives el presente, no te acuerdas de lo que pasó ayer, cómo te respondieron antes de ayer o que no hicieron por ti.

.Pasas de victimismo a dueño de tu vida, de tus pensamientos, de tus acciones.

.- Cada acción que realizas la haces desde el corazón. Dejando un legado en cada una de ellas, en cada persona, de buen hacer profesional y personal.

.- Eres un egoísta sano. Un egoísta que sabe que si quiere cualquier tipo de cambio, tiene que empezar por uno mismo.

Así que si sientes que te hunden con los “torpedo emocionales” que te lanza esa persona, eres una piscina, pero ya te pueden lanzar lo que sea, que tú sigues tan intacto como el Everest, eres un frontón.

¿Cuál de ellos eres tú? ¿Cuál te gustaría ser? ¿Qué cambios vas a producir para el cambio?

 

¡¡Me pregunto qué pasaría si..!!

“Creer posible es hacerlo cierto” decía Hebbel.

curiosidadTodavía me acuerdo cuando mi madre me decía de pequeño: “Anda no seas tan curioso, que esto no es para ti”.

Pues mama, NO TE HE HECHO CASO. Y que feliz estoy de haberlo hecho.

Nada de lo que nos puedan decir los demás, que funciona, sabremos si es así, si no es siendo unos curiosos.

Todos los avances que ha tenido esta sociedad, los avances que se están gestando y los que vendrán, han sido provocados por personas CURIOSAS.

Nos han enseñado que al éxito se llega a través de las instrucciones que leemos a través de libros, artículos, conferencias, que las importen personas qué pensamos que ya está en él.

Y es lo que todos deseamos, seguir unas instrucciones con unos resultados ya comprobados.

¿Por qué?

Porque no queremos “matarnos los cascos”, sufrir, pensar en cómo podemos llegar a esa cima sin un mapa… Que queremos el éxito sin esfuerzo alguno. Que si nos pueden poner un ascensor hasta llegar a él, pues encantados.

Creemos que nos  venden una garantía hacia el estrellato. Más bien al estrellado.

¿Por qué?

Porque lo que acabaremos consiguiendo son MOMENTOS EXITOSOS, no el ÉXITO.

Momentos que vienen y que van. O que quizá nunca volverán.

Nos venden mapas que todo el mundo puede acceder a ellos. Y luego nos quejamos, de “Mire usted, que he seguido al pie de la letra todo y no lo he conseguido”.

PUES PORQUE OTRO LO HA HECHO MÁS RAPIDO QUE TÚ O DE FORMA MÁS EFICAZ.

¿Entonces que diferencia a unas personas que viven de verdad, en el éxito y los que tenemos momentos exitosos?

LA CURIOSIDAD.

Cuando tenemos una oportunidad, tenemos dos opciones. O recorrer el camino, que nos dicen que tenemos que emprender para llegar hasta esa cima, con el mapa que nos dan…o ser unos curiosos, e ir a la cima por la vertiente que nadie ha ido por ella.

Es decir, o camino fácil y rápido, o ser un curiosos y descubrir QUÉ hay de verdad, en esa oportunidad.

Todas las personas que he ido entrevistado, son unos curiosones.

Y la curiosidad no está casada con el fracaso. Está casada con el aprendizaje, la felicidad, el talento, la confianza.

Pasamos por la vida, sin pena ni gloria.

No nos fijamos en cómo funcionan las cosas que tenemos a nuestro alrededor. Los POR QUÉ de las relaciones que tenemos, POR QUÉ actuamos de la manera que lo hacemos, de POR QUÉ se consiguen unos resultados de una manera y no de otra…

Pensamos que todo es PERFECTO si ha dado resultado ya otras veces. Y si así lo ha hecho, pues con nosotros también tiene que dar efecto.

Y cuando no se consigue, siempre echamos la culpa a los demás, al libro que nos han recomendado, al profesor que nos ha explicado la teoría para ganar dinero en la bolsa… y para colmo, como bien decía Einstein, “repetimos por 2 vez las mismas acciones, esperando conseguir resultados diferentes”.

¡¡Así es el ser humano!!.

Ser curiosos nos hace:

.- Ver la vida desde tu perspectiva, tu realidad.

No es lo mismo la teoría, que la acción. No es lo mismo que te digan que es el sexo, que practicarlo tú. No es lo mismo que te digan qué es liderar, que liderar tú a un equipo de personas.

Cuando tú eres el protagonista de la aventura, la experiencia es única, la sientes tú, aprendes de ella tú.

No es lo mismo que te lo cuenten que vivirlo tú. Toda tu vida se transformará.

.- Descubrir nuestros talentos.

Cuando seguimos la senda de los demás, no demostramos nuestra valía. Hacemos lo que nos dicen, seguimos los pasos que nos recomiendan y a esperar.

Cuando eres tú el valiente que se lanza a descubrir, te das cuenta que puedes subir cima, que te puedes tirar por un puente, que tienes ideas propias y tienes personalidad.

Se dice que la curiosidad mata al gato. ¡¡Que error!!

. Lo que mata es la creatividad, la oportunidad de ver nuestros límites, de conocer nuestros límites, y de romper la zona de confort en la que estamos siempre viviendo.

.- Quieres más y más…

Cuando eres un curioso, quieres aprender más de la vida, de los demás.

No te quedas con lo superficial, con lo del día a día. Quieres saber más.. Quieres practicar más y más, quieres ser el mejor.

.- La creatividad empieza a formar parte de tu vida.

Empiezas a unir piezas que hasta ahora eran impensables, y creas un nuevo producto. Juntas a personas que pensabas que no encajarían y salen ideas increíbles.

Como alguna vez he dicho, la creatividad es simplemente ver la realidad desde otra vertiente. No siguiendo lo que estipulan los demás, como “normal”

.- Los “Y si…” no existen.

curiosidadno hay dudas. Acaban “excitándote” toda oportunidad que la vida te da. Quieres saber Por qué te la ofrece. Investigas el POR QUÉ se hacen las cosas así, POR QUÉ siempre se han hecho así, y tras ello, CÓMO se podrían hacer de una manera mejor, más efectiva.

Eso de “aquí siempre se han hecho las cosas así..” no va con ellos.

.- Y los límites ya no existirán en tu vida.           

Los únicos límites que existen son los que nos ponemos nosotros mismos.

Así que seamos más curiosos. Volvamos a la niñez y no paremos de preguntar a todo el mundo: “¿Y eso POR QUÉ?”. Y acabaremos creando ese nuevo mundo, que se nos llena la boca, pero poco hacemos para ello.

¿Y tú eres curioso? ¿Crees que la curiosidad mata al gato? ¿O mata los posibles avances? ¿En qué te vas a preguntar: “Qué pasaría si..”?

Fernando Romay:” Estamos tan pendientes de aparentar, que no nos preocupamos de ser…”

Hoy dentro de la Sección ” Conversaciones con…” es un placer presentar a Fernando Romay

Fernando Romay2,13 metros de cariño, pasión, esfuerzo y dedicación por y para el baloncesto.

Fernando, ex-jugador del Real Madrid, entre otros equipos de la ACB, fue uno de los jugadores que integraron la selección española mítica que se enfrentó a los Estados Unidos, en aquella final de las Olimpiadas de Los Ángeles de 1984.

Colaborador de diferentes medios de comunicación, apoya asiduamente a ONG, así como es responsable del Campus de baloncesto Diaz Miguel (antiguo seleccionador de baloncesto de España). En él a través de su equipo, aporta sus conocimientos y experiencias a todos los chavales que se quieren iniciar y consolidar en el mundo del deporte.

GRACIAS Fernando,  por recordarnos que un deporte es mucho más que un esfuerzo físico. Es un aporte de valores, necesarios en todo momento en nuestra vida.

Podéis conocer más a Fernando a través de su Twitter e Instagram.

¿Sabes que tu vida puede ser diferente y aun así no haces nada para conseguirlo? ¿Te da miedo romper los límites que tienes en tu mente? ¿Quieres poner patas arriba tu vida y conocer eso que llaman felicidad? ¿Quieres que tu empresa alcance esas cimas que siempre has soñado? ¿Crees que el ambiente de tu empresa tendría que mejorar? ¿Sabes que el antídoto a todos los problemas es el NO escuchar tu corazón? Puedes contactar conmigo a través de Twitter, en Facebook y en Linkedin .

.- ¿Quién es Fernando Romay?

Soy un tio alto. Naci en La Coruña. Tuve la suerte de jugar al baloncesto. Me di cuenta que el baloncesto es más que un deporte, para mí es una forma de entender la vida, es una forma de entender muchas cosas. Y que a través de ese baloncesto que me han enseñado gente muy valiosa para mí, he hecho una forma de ser y una forma de pensar que intento transmitir a los demás con los valores que me ha enseñado toda la gente que me rodea.

.- ¿Cómo se ve desde tu altura a la gente en estos momentos que estamos viviendo?

Muy diversa. Me gustaría verlos mejor. Me gustaría poderles mirar a los ojos y ver muchas más cosas de las que veo. Desde mi altura, lo que se ve, es que estamos en un mundo que estamos tan pendientes de vivir que no nos damos cuenta de cómo vivimos. Pero además estamos tan pendientes de ser, que no nos damos cuenta de cómo somos . Y estamos tan pendientes de aparentar que no nos preocupamos de ser.

.- De mayor, ¿Qué quieres ser?

Pues un poco lo que me aportan, lo que soy ahora, pero seguir siéndolo. Yo me fijo mucho en la que gente que está a mi alrededor, y tengo la suerte de estar siempre rodeado de gente que me aporta mucho. Gente que me aporta grandes lecciones en esta vida que intento llevarlas a cabo, que me aportan ilusión, sabiduría..

.- ¿Qué infancia y juventudes estamos creando?

Yo creo que estamos creando unos monstruos malévolos, que deberíamos replantearnos. Ya estamos bastante mal lo estamos haciendo nosotros, para desear que los que vienen por detrás, sean como nosotros. Me parece que tenemos que darles una vida mucho más rica en valores y dejar de pensar en el valor. Una vida mucho más rica en respeto y dejar de buscar que te respeten sin respetar tú. Dejar de pensar en el dinero y pensar muchísimo más en lo que vale la pena.

.- ¿Qué no olvidas nunca de tus principios?

Pues eso, los principios. El muro de La Coruña. Mi padre  trabajando en él. A mi madre deslomándose por sacar a una familia… Y todo eso hace que todo esfuerzo que pueda hacer yo, sea poco porque es lo que me han enseñado ellos. Y lo que uno nunca puede perder son esos principios

.- Tras tus experiencias, ¿Qué características tiene buen líder?

Fernando RomayEn 1º lugar, CARISMA, y en 2º lugar, RESPETAR.

Yo con todos los lideres con los que he convivido, tenían un gran respeto por lo que estaban haciendo. Y ese respeto lo sabían trasladar. Si tú no respetas en absoluto te van a respetar a ti, por lo tanto nunca serías un buen líder.

Yo creo que la clave de todo en esta vida es tener un respeto. Y a partir de ahí viene la educación, la integridad y otras muchas cosas.

.- ¿De qué se aprende más, de las derrotas o de los éxitos?

Se aprende más de los éxitos.

Hay gente que dice que se aprende más de las derrotas. Pero aquí me voy a tirar flores, si tuviera que aprender de mis derrotas, hubiera tenido que aprender más bien poco.

Lo que hay que tener vocación, es aprender de todo. Se aprende de la vida y de las vivencias. Y las vivencias, son derrotas y éxitos.

Si no tienes éxito, ¿De qué te vale todo lo que estás aprendiendo de las derrotas? Y si del éxito no aprendes más, te pierdes una parte importante del libro, que es la vida.

.- ¿Como damos el 1 paso hacia nuestros sueños?

A base de esfuerzo. Culiprieto.

Yo tengo dos palabras que me encantan, que he acuñado que una es el BUENROLLISMO, que es eso que hace que todo el mundo que esté a tu lado, se vaya con una sonrisa . Y si eso lo trasladamos , el mundo sería mucho más feliz. Y después la otra palabra, es estar CULIPRIETO.

Durante toda mi vida, siempre estoy así. Cuando voy al Campus, cuando voy a la Federación, cuando hablo con mis hijos…

Nunca puedes estar relajado. Siempre tienes que estar con esa tensión que estés dispuesto a darlo todo al 100%.

Por lo tanto, para dar el 1 paso, tienes que estar CULIPRIETO. Con toda la energía que has hecho para dar ese primer paso, ya sea en formación, educación o conocimiento.. Y después ya tienes todo eso, tener el arrojo para dar ese primer paso.

 

Miedo, Disrupción y Felicidad.

No sé si mi vida está cambiando o será la edad pero cada vez son más las cosas que me importan una mierda”.

disrupcionHace un día soleado. Delante de ti, tienes un puente. Has llegado a él, tras ascender por una ruta muy escarpada y difícil. Te has caído, corrido, llorado pero no sabes cómo has llegado hasta él. Como la vida misma.

Se tambalea. Es estrecho y muy endeble. Sólo puedes pasar tú. Y sabes que tienes que hacerlo, si quieres pasar al otro lado.

Al final del mismo, te espera una cuerda y un cartel que pone “ TU OPORTUNIDAD”… Lo único que tienes que hacer, es saltar si quieres llegar a ella.

La vida siempre nos ofrece situaciones, con dos soluciones. Que no es lo mismo que salidas.  O decir SI o quedarnos paralizados, siguiendo como estábamos

 Así estás ahora tú.

¿Qué vas a elegir?

No sabes cómo, pero das pasos adentrándote en el puente. Pasos que hacen tambalearte. Nunca te habías sentido así. Sabes que vas hacia un momento importante en tu vida.

Dejar atrás muchas cosas, es algo esencial, para provocar un cambio en tu vida.  Habrá viajes en los que podrás llevarte algo, pero NUNCA  te podrás llevar todo lo que tienes en ese momento.

Si piensas y quieres que así sea, te digo que estas apegado a todo lo que te rodea. No aceptas que la vida es cambio y nada es para siempre.

Quieres un cambio en tu vida, quieres quedarte en un lado de la vida diferente al que estabas. Un lado donde los pasos llevan alguna parte no conocida por ti hasta ahora. Donde los sueños se hacen realidad y el ser gana al miedo.

Te agarras a la barandilla y mientras ves el fondo del barranco, eso que siempre habías soñado esperándote, viene a ti una lucha de emociones.

Agarrado con todas tus fuerzas a la barandilla, significa que sientes la enfermedad que padece esta sociedad, el miedo. Tienes miedo a ser feliz, a conseguir ese sueño que tienes, miedo a las represalias, a dudar de ti mismo, de tu potencial…

Estas intoxicado emocionalmente.

Dentro de ti tienes emociones que te dificultan, conocerte y dar a los demás, lo que eres y lo que sabes hacer.

No paras de pensar en el “Y SI… ES QUE… NO QUIERO…ES IMPOSIBLE… Y ¿QUÉ DIRÁN SI..?..”…

Tu poder, tu felicidad, tu bienestar lo depositas en lo que opinen los demás, no en lo que sientes tú, en tu verdadera esencia.

Pero también, mirar hacia el abismo, ha hecho que mires adentro de ti. Has estado hasta ahora centrándote en los demás, y ocultando lo que sentías tú. El abismo te ha hecho que reconozcas tus sentimientos, sentimientos que tenías dormidos o “aplastados” con una piedra, por miedo a qué pasaría si los mostraras.

Ver que hay otras posibilidades en la vida, ha hecho que tu cuerpo reaccione con esas sensaciones. Nunca le habías hecho caso, pensabas que siempre estaría ahí contigo. Y cuando te decía algo, o le dabas alcohol para que se “calle” o pensabas que sería una “tontería pasajera”.

Así te sientes agarrado a la barandilla, sintiendo una lucha de titanes dentro de ti.

El conflicto que ahora, se ha mostrado, la vida te lo ha mostrado muchas veces, pero tú no querías hacerle caso. Te has estado limitando hasta ahora, tú mismo.

Deja de echarles la culpa a los demás, tú has sido y eres el único responsable de tu vida y tus resultados.

EL viento cada vez es más fuerte. Sabes que tienes que saltar o seguir por otro camino.

Coger la cuerda y lanzarte hacia tus sueños, es dejar ir muchas cosas y personas que están en tu vida.

Es duro, si. Pero es esencial. Todas esas personas y situaciones, te han enseñado algo. Tienes miedo a perderlas, pero todo tiene su ciclo. Ya te han enseñado lo que tenían que enseñarte. Han sido tus maestros, y ahora tendrás unos nuevos. Acéptalo, dales las gracias por todo y mira adelante.

Y si piensas que te hicieron daño, perdónalos. Ellos lo hicieron lo mejor posible, dentro de sus posibilidades.

Agradece todo lo vivido y a todas las personas que están en tu vida. Pero ahora es tu momento.

Sientes que si saltas, serás una nueva persona. Y quieres tener el control de todo, hasta de los posibles resultados. Si no, nunca saltarás.

La vida no es control, es flexibilidad y aceptación. Todo tiene su propósito, su por qué.

La incertidumbre es la tierra de la creatividad, libertad y de la evolución. Lo desconocido es el campo de nuevas oportunidades. No el control y la dominación.

Pensamos que si saltamos, ya no seremos la misma persona. Que habremos perdido todos los años de la vida que tenemos, que nada habrá valido.

¡¡TE CONFUNDES!!

disrupcion miedoSerás la misma, pero una versión mejorada. Como el Windows.

Verás la realidad desde otra perspectiva, sabrás quién eres y qué quieres. Se acercaran a ti personas que en coherencia contigo y tus sueños…

Habrá personas de tu “yo anterior” que seguirán contigo, porque aceptaran tu cambio, querían y querrán siempre verte feliz. ¿Otras? Se caerán por su propio peso.

Tranquilo, recuérdalas con cariño y sigue adelante.

El puente se está cayendo y la oportunidad de cambio, que tanto deseabas, con él. Ten siempre que lo surge del dolor, siempre suelen ser las experiencias que más aprendizaje nos dan al final.

Te dan la cuerda, para que bajes hacia tu sueño, tu propósito. La cuerda es el camino, no la meta.

Es segura, no te vas a dar el golpe de tu vida, tranquilo. La vida te la da, porque sabe que la necesitas en ese momento.  El camino que recorrerás hasta abajo, es lo que siempre has buscado, LA FELICIDAD.

Feliz es quienes somos, no lo que hacemos. Somos superación, confianza, ilusión, propósito, valores… no títulos o consecución de metas.

Si saltas, dejaras de pensar que vas siempre contracorriente y empezarás a ir a favor de la misma.

De ti depende. Todo depende de ti. Nadie te obliga a saltar, pero luego no te quejes.

Así que recuerda que si quieres provocar una Disrupción en tu vida, como el Canalla que sientes que eres:

1.- Desintoxícate emocionalmente.

Da gracias a todas las personas, situaciones y emociones que has vivido hasta ahora. Son lo que han sido y serán. Pero para saltar, tienes que dejarlas atrás.

2.- El cambio comienza en ti.

Toda transformación comienza en ti. Por mucho que esperes que las circunstancias sean idóneas, nunca llegarán. Tú eres la chispa que lo provoca.

3.- El fracaso no existe.

Te han enseñado que si fracasas, serás un apestado, aunque te hayas dado la oportunidad de ser. Algo que los demás no lo hayan hecho. ¿Qué es lo peor que podría pasarte por saltar?

No te vas a morir, te lo aseguro. Aprenderás más tirándote, que pensando que hubiera pasado si lo hubieras hecho.

4.- Todo es posible.

En todo momento podemos hacer las cosas de otro modo. Ahí tienes la oportunidad. La tienes enfrente de ti en forma de cuerda. Confía y Cree.

Lo que crees, creas.

5.- Escúchate cuando tomes las decisiones.

Si recibes una sensación agradable en toda decisión que estés tomando. Vas por buen camino. Si lo que decides, no te agrada aún después de haberla tomado…algo te quiere decir.

Cuando eres sano emocionalmente, pasas del victimismo a ser el Director General de tu vida, provocando lo que siempre has querido, disrupciones y viviendo una vida siempre en modo Acción Canalla.

Te encuentras en medio del puente, el aire te golpea y tienes que decidir… ¿Qué vas a hacer? ¿Saltar? O ¿Seguir esperando a sentirte preparado a la posible siguiente oportunidad?

¡¡Créelo. Provocas mucho en los demás!!

La insignificancia es siempre una garantía de seguridad” decía Esopo.

insignificanteAhora que te tengo delante, quiero hacerte una pregunta:

Recuerda todo lo que has hecho a lo largo del día de hoy…

¿Crees que tiene o ha tenido alguna importancia en la vida de los demás? ¿Crees que has producido algún cambio en la sociedad?

Sé que lo primero que vas a decir es: NO.

“¿Yo, un cambio? Lo único que he cambiado ha sido el cubilete de los lapiceros de lugar. He estado soportando al jefe y eso no es un cambio que produzca resultados, bueno si… un dolor de cabeza… Sólo he escuchado a mi amigo, eso no es un cambio en nada… siempre lo hago…”.

Pensamos que lo que hacemos no produce ningún resultado. Más bien no queremos creérnoslo.

Quizá crees que hacer las facturas para tu empresa, no produce ningún resultado ni en clientes ni en la empresa. Sólo es un trabajo.

Quizá crees que escuchar en un momento de “bajón” a tu amigo, no puede producirle un gran cambio. Solo lo estabas escuchando, como otras muchas veces y como con otros amigos.

Quizá crees que limpiar la mesa del despacho de las carpetas que se amontonan, no produce ningún cambio para nada ni en nadie, sólo es tu trabajo.

¡¡Quizá podemos estar muy confundidos!!

Pensamos que solamente personas como los Presidentes del Gobierno, los Directores Generales de las grandes empresas, Cristiano Ronaldo o Messi, o los participantes de Gran Hermano, son aquellas personas, organizaciones que tienen “algún” poder de transformación en nuestras vidas, en la sociedad.

¡¡ERROR!!.

Esas personas, producen cambios en la vida de muchas personas. Si, te lo compro. Pero la única diferencia contigo, es que cuando lo hacen, tienen medios de comunicación, mayores medios, que dan más repercusión a las acciones realizadas.

¿Pero por lo demás? Al igual que ellos, tú también produces cambios en la vida de los demás.

La principal dificultad es que no confiamos en nuestro poder. No confiamos en nosotros mismos, como para pensar que podemos transformar con un gesto la vida de alguien o cambiar un poco el trayecto de la sociedad.

Nuestro EGO, las directrices de la sociedad, nos dicen que el cambio tiene que ser ENORME, para poder decir, que tenemos un poder de transformación sobre los demás.

Si es pequeño, nos dicen, que no nos lo creamos, que no somos nadie, que no es para tanto.

Pasamos por la vida, pensando que el tamaño importa, que lo pequeño no sirve para nada. (¡¡MAL PENSADOS!!)

Que lo bueno es lo grande. Que es lo único por lo que nos recordarán, por cambios GRANDES, MEMORABLES.

Pero hasta entonces, pensamos que no somos nadie “Especial”. Que no tenemos ningún poder de nada.

Un administrativo más, un mando intermedio más, un emprendedor más, un amigo más…

Ése es el concepto que tenemos de nosotros mismos.

¡¡SOMOS UNO MÁS, QUE HACE UN TRABAJO MÁS!!

Vamos a empezar a desmontar esa creencia que tienes. ¿Por qué?

Porque lo que haces es muy especial y produce un cambio en los demás, que nunca llegarías a creerte lo agradecidos que están muchos de ellos por él.

¿Empezamos a derribar esa creencia?

1.- El trabajo que realizas tiene un PROPOSITO.

No eres un número más. Y si tu jefe te hace sentir eso, la culpa la tiene él, no tú.

insignificanteEres la persona encargada de realizar un propósito muy importante para la empresa, como para aquella persona que le das el servicio. Eres una persona muy importante para tus amigos.

Eres muy importante para ellos. Se te ha encomendado una MISIÓN.

Haces el pan para que se alimenten, haces una factura para que puedan desarrollarse sus empresas.. das abrazos que unen los huesos de nuevo….

Tu trabajo, sea cual sea, tiene un propósito. La de crear un estilo de vida diferente a las personas, la de abrir su mente, aumentar su motivación, o los transportas desde sus casas hacia sus sueños.

Tu trabajo tiene un propósito y tú eres el único encargado de realizarlo.

2.- Las misiones se encomiendan al mejor.

En las películas de James Bond, ¿A quién le encomiendan salvar a la Reina? ¿A James Bond o al fontanero que les hacen las chapuzas?

A James Bond.

Tú eres ese James Bond que te han llamado para hacer felices a tus clientes, a ese amigo que está pasando mala racha o a esa persona que no sabe cómo llegar a su meta.

Tú quieres y lo vas a hacer, que a pesar de las circunstancias, no pararas hasta que esa persona se vaya contenta de tu oficina. Hasta que ése amigo, se calme y vuelva a sonreír con el convencimiento que va a salir de dónde se encuentra.

Eres el James Bond de esa actividad.

De tu talento, eres el mejor. El que mejores resultados da. Todos te buscan a ti.

3.- ¿La situación tiene un PORQUE y lo hace el mejor? Seguro que provoca GRANDES resultados.

Si tienes motivación por lo que estás haciendo. Tienes iniciativa por el mismo, te surgen ideas para mejorar. Estas liderándolo. Sabes que se te da bien.

¿Me quieres decir que no produces resultados en los demás?

¡¡NO ME LO CREO!!.

Seguro que HOY los has provocado.

Una persona te ha dicho GRACIAS por tu atención. Un cliente te ha dicho UN PLACER trabajar contigo, así da gusto.. Un amigo ha vuelto ha sonreír desde hace tiempo solo porque le diste un abrazo de corazón, o tu jefe te estrecha la mano con un BUEN TRABAJO, tras presentarle un informe importante para la empresa.

Tenías un propósito, sabes que eres el mejor, y lo que provocas es un antes y después con tu trabajo.

Estas promulgando la excelencia allá donde vayas y con quien estés.

¿Y me dices que tu trabajo no es importante? ¿Qué no provocas un cambio en los demás?

¡¡A partir de ahora, jamás dirás que SI a esas preguntas!!

Sabes lo que hace tu trabajo, tus abrazos, tus favores en los demás. Sabes el talento que tienes para ello y lo agradecido están los demás.

No llegarás a ser Ronaldo, Messi o Alberto Chicote, con la repercusión que sus trabajos hacen.. Pero aunque tú creas que todo lo que hagas en la vida, será insignificante, sabes que es muy importante que lo hagas, porque nadie mejor que tú, lo va a hacer.

No hay un mañana, ni un pasado. Solo un PRESENTE, un AHORA.

Así que todo situación que entre en tu vida, por pequeña que sea, tienes un PROPOSITO EN ELLA. Aunque creas que no tienes las herramientas para su resolución, las tienes, porque TÚ ERES EL JAMES BOND, para esa situación. Y si, vas a conseguir un cambio, con tu actitud y aptitud.

Que no vuelva a oírte decir, que tu trabajo es insignificante, que no eres especial y que crees que no dejas un legado en los demás. Porque sabes que no es así.

¿Qué has hecho hoy que ha provocado una transformación en los demás?

Una de Amor Propio, por favor.

Sólo hay un amor para siempre: El amor propio“.

amor propioTen amor propio, por favor.

Se que ahora mismo, estarás pensando que nunca has sabido que es eso, o que lo tienes olvidado. Otros te dirán que nunca tenemos que tener eso de amor propio, que eso es de egoístas, de personas que te miran por encima del hombro….

Ya no sabes qué pensar, pero sí sabes una cosa, que las cosas, así no pueden seguir. Tienes que hacer algo. Y sabes que solamente puedes tú hacerlo.

Hay que tener un poco de amor propio, y coger las riendas de tu vida.

¿Qué es tener amor propio?

Tener un buen cociente de agallas como bien dice Mario Alonso Puig, o cojones, como bien nos decían nuestros padres, cuando no podíamos hacer algo y sabían que podíamos conseguirlo.

Rasmia, ovarios, valentía, arrojo, como tú quieras llamarlo, pero sabes que tienes que cambiar el rumbo de tu vida.

No te digo que será fácil. No te digo que todo el mundo te aplaudirá. No te digo que no te va a costar sudar y muchos lagrimas. Que te vayas a sentir solo, porque todo eso que te estoy diciendo, seguro que te pasará en algún momento u otro.

Siempre has pensado que los demás querían lo mejor para ti, que deseaban los mejores parabienes. Seguramente así ha sido.

Pero del amor propio que estoy yo hablando, no es esa definición, es la consideración que tenemos sobre nosotros mismos.

Haz la prueba. ¿Quieres a la persona que tienes delante de ti cuando te ves en el espejo?

Si la respuesta es Si y es de corazón… Ya puedes seguir haciendo otras cosas, felicidades, sigue así. Si la respuesta ha sido NO, la consideración que tienes hacia ti mismo, no es muy halagüeña que digamos.

¿Cómo hemos llegado a tener tan poco amor propio?

1.- Dependemos de la opinión de los demás

Si estamos pendientes de lo que dicen y no dicen los demás, si les caemos bien o mal, nunca llegarás a conocerte, a saber qué puedes hacer. Nunca sabrás apreciarte.

La opinión de los demás son eso, OPINIONES. Tú crees que hay hacerles caso, porque realmente no te quieres, porque crees que no vales ni un pimiento.

Los demás saben más que tú, tienen más experiencia que tú, … pues quítatelo de la cabeza, que seguramente en muchos campos no es así. Tú les ganaras en otros, seguro.

2.- No queremos que nos rechacen nuestras ideas y por eso las olvidamos.

No quieres te rechacen. No quieres sentir el punta pie de la sociedad y te digan loco. Pero luego tú quieres ser Steve Jobs o Elon Musk.

Ellos tenían y tienen amor propio. Creen en sus ideas o como los llaman los demás sus idas de olla.

Creen en si mismos. Saben que tarde o temprano lo van a conseguir.. Escuchan a los demás, sii, pero la última decisión las toman ellos mismos

3.- Un fanático del cómo , cuándo y por que

Queremos saber todo antes de empezar. ¿Por qué? Porque tenemos miedo a caernos.

Si creemos que tenemos todo a nuestro favor, entonces si daremos el paso para conseguir eso que pensamos que es imposible. Nos lo estamos creyendo. Pero aunque tengas el gps y te diga cuanto vas a tardar, a lo mejor no es así, porque no tienes tu “Gps actualizado” y no te dice los caminos y socavones que te encontraras.

Aprende, estudia, se la mejor versión de ti, pero deja una parte a la improvisación, a la flexibilidad.

4.- Apego a las cosas materiales y personales

amor-propioCreemos que si no tenemos el último aparatito tecnológico, no seremos nadie en la vida. Pensamos que si no tenemos pareja y estamos casados antes de los 35, seremos unos raros. O más bien nos consideraran raros por los demás.

Tú eres tú. No eres una posesión o no eres el número de seguidores en Redes sociales, ni el número de eventos a los que te invitan.

Somos mucho más que esas tonterías.

5.- Por no hablar, hemos perdido oportunidades.

Por la consideración que tenemos de nosotros, hemos dejado pasar muchas cosas en la vida. Teníamos miedo a decirle te quiero a esa persona, a proponer un proyecto o a decir SI a lo que queríamos.

Todo porque pensábamos que no valíamos, o eso creíamos.

6.- No escuchar a nuestro corazón.

Nuestra rasmia, como se dice en Aragón, orgullo, amor propio… está en nuestro corazón. “Estoy aquí, no busques la motivación en otro lado, la energía que buscas está aquí…”..Pero eso de escucharlo, de mostrarnos tal como nos dice que somos, no es “cool”. Así que lo que hacemos es ponernos los cascos en las orejas, y salir a correr. ¿Por qué? Porque sabemos que nos dirá algo que no nos gustará oír.

Escúchate, anda.

¿Qué tenemos que hacer para aumentar nuestro amor propio?

.- Si te dice que es imposible… responde: “Será en tu caso, pero yo tengo un plan para dominar el mundo, y verás cómo lo consigo”.

.- Si te dicen que no eres nadie sin el ultimo móvil…. responde: “Mira como me comunico, más y mejor, teniendo una conversación con la persona que tanto miedo te da”.

.- Si te duerme con la frustración, miedo y la vergüenza, mañana proponte despertarte con la felicidad, la pasión y la ilusión. Porque eso es lo que eres tú.

.- Si crees que no lo vas a dejar ningún legado a la sociedad… responde:” No llegaré a revolucionar el mundo, pero todo el mundo a mi alrededor, tendrá la semillita de quién soy yo y lo que puedo hacer por ellos”.

.- Si crees que el mundo ya está descubierto por ti… respóndete: “Eso es lo que se creen los demás, pero cada día voy a descubrir una cosa diferente en mi vida”.

Nos gusta compararnos con los demás, perfectos. Pues cuando vuelvas a compararte con otra persona que te mueres de celos por ella (pero no enfermizos) por lo que está consiguiendo, respóndete a ti mismo:

Si ese ha podido, yo puedo hacerlo y mucho mejor. Que se prepare”.

Ten rasmia, mi arma, que la vida son dos días, y uno lo estas gastando en un pensamiento que te dice todos los días: “Déjate de locuras que no lo vas a hacer”.

El otro día que tienes, ¿en qué lo vas a invertir a partir de ahora? ¿En quejarte o en crear tu revolución, eso que sabes que puedes y que el cuerpo te pide?