¡¡Harto de lo politicamente correcto!!

“Lo políticamente correcto casi nunca es literario” decía Ana María Matute.

No es la primera vez que lo digo bien alto ni tampoco es la primera vez que hablo de ello, pero si tengo que repetirlo, lo hago:

ESTOY HARTO DE LO POLITICAMENTE CORRECTO.

Y tranquilos, no pienso hablar de política ni nunca lo haré en el blog, pero lo que estamos viviendo actualmente en el que siempre tenemos que tener en la boca lo políticamente correcto, ya roza niveles estratosféricos.

Ya no solamente con la política, con tus opiniones en conversaciones con amigos, opinando sobre artículos que ves en redes sociales o en cualquier situación en los que puedes compartir, más vale que tengas una opinión políticamente correcta, ya que sino se te echarán encima, más rapido que los leones en el Coliseum de Roma.

“Estás loco,…en estos momentos no puedes pensar así…Tenemos que ir todos a una…¿Cómo te atreves a decir eso de una persona que es un referente?…” Y muchas más lindezas que he oído decir a la gente y que me han dicho a mí cuando me han pedido una opinión sobre un tema.

¿Qué hay gente que les falta un tornillo escudándose en el anonimato de las redes sociales? Estoy totalmente de acuerdo. Pero lo que está haciendo la filosofía del políticamente correcto, en vez de unir a la sociedad, la está fragmentando aún más.

Al igual que el cerebro necesita tener toda la información que recibe fragmentada para su mejor gestión, lo políticamente correcto hace también lo mismo con la sociedad.

Nos fragmenta y sabe en cada momento en que bando estamos. Somos de un partido o de otro… Pensamos que tal “gurú” es un vendehúmos o podemos venderle porque cree en nosotros, estás a favor mio o en contra mía…sigues una moda o no la sigues, ves “juegos de tronos” o eres el raro que no la ha visto nunca..

O estás en un bando o estás en otro.

Y claro está, solamente está la verdad, la realidad de tu bando.

“El Madrid es el mejor… El partido color rojo ayuda más a la sociedad que el azul.. Nuestro gurú nos llevará al éxito y el otro gurú es una puta mierda, no lo oigáis…” Frases así que todos hemos oido en algún momento nos hacen creer que solamente existe la realidad que nos dice un canal de televisión, un lider politico o un influencer de Instagram.

Y que yo sepa, hay tantas realidades, verdades, vidas como personas hay en este mundo. Pero aún así seguimos creyendo que solamente existe una verdad, la que nos espeta nuestro “GRAN LÍDER”.

Este “políticamente correcto” en todos los aspectos de nuestra vida, está matando muchas cosas buenas que tiene el ser humano y más que más , en estos momentos, necesitamos urgentemente.

EL PENSAMIENTO CRITICO.

Esta sociedad le falta pensamiento crítico. Ahora todo el mundo habla que el mundo va a cambiar, que todos seremos más generosos con los demás, que las empresas cambiarán, que habrá otro tipo de liderazgo… Se nos llena la boca ideando un nuevo mundo ideal como diría Disney. Pero sin pensamiento critico, todo lo que hablemos se quedará en agua de borrajas.

Podemos hablar de muchas cosas, podemos diseñar el futuro de las empresas, de la sociedad, pero si no empezamos a reconocer los fallos que hemos cometido, lo que no hemos hecho y deberíamos haber hecho, sino empezamos a reconocer nuestros fallos desde la humildad y a escuchar a otras personas que piensan diferente a nosotros… Ya podemos hablar de un mundo ideal, que seguiremos haciendo lo mismo que hemos hecho hasta la fecha

Creo que el principal valor de una persona que realmente quiere avanzar en la vida, en cualquier aspecto, tiene que ser el pensamiento critico y la humildad.

Humildad para reconocer que somos seres humanos, que todos nos confundimos y que siempre seremos mejores si se unen más personas, con diferentes ideas con un mismo objetivo.

Pero eso de reconocer que la hemos cagado, como que no va con esta sociedad.

Y otra cosa que se está cargando este “políticamente correcto” es la CREATIVIDAD.

La creatividad es la visión diferente que cada uno tiene de un tema en concreto.

La creatividad es el principio del comienzo para la innovación, para la disrupción, para romper limites, para avanzar.

¿Qué creatividad vamos a vivir, si no se nos permite o recomienda que pensemos de forma diferente?

¡¡NINGUNA!!.

Aunque todos tenemos ideas para mejorar, para innovar en cualquier aspecto de nuestra vida, ¿Por qué opción acabamos optando? Por la de callarnos, porqué desde pequeños siempre nos han dicho que nos irá mejor la vida siguiendo las leyes, obedeciendo a las personas de poder , que saliéndonos por la tangente. Además que no se nos olvide que si lo hacemos, los demás nos rechazaran y se pasa mucho frio en la soledad más allá de las murallas que el “rebaño” ha construido”.

¿Por qué creemos que no somos creativos? Porqué la presión de los demás, los comentarios que vierten sobre nosotros, entre otros muchos factores, hacen que pesen más sobre nosotros y creamos que nuestras ideas nunca ayudarán a nadie, ni a nosotros mismos.

Estamos bloqueando el avance. ¿O es que tienes todas las ideas tú?

Estamos bloqueando la posibilidad de aprovecharnos de las ideas de otras personas para avanzar, de tener experiencias que jamás hayamos podido vivir hasta la fecha…Y todo por miedo a escuchar, a ver , otras cosas que son diferentes a las que hemos estado oyendo y viendo hasta este momento.

De pequeños nos decían que suspendíamos el examen si nos salíamos de las líneas de puntos para hacer letras. De mayores nos dicen que si no somos políticamente correctos, nos sacarán “del rebaño”. Y mientras tanto piden originalidad, creatividad, ideas , innovación , disrupción, pero eso si, sigue lo establecido, sigue las normas y no levantes la voz.

¿En qué quedamos?

¿Mi recomendación? SIEMPRE CON RESPETO, PERO SIEMPRE SE TÚ. Si te dicen que eres políticamente incorrecto, no te preocupes, está hablando los miedos de los demás, cuando en tu situación está hablando tu corazón y actuando en coherencia.

Y sobre todo, todo aquella persona que te diga que seas políticamente correcto, lo que te está diciendo no es que no digas lo que piensas, sino yo te lo traduzco: “SE SIEMPRE TÚ MISMO“.

¿Estás harto de lo políticamente correcto?

 

 

¿Te anticipas o sucumbes?

“Piensa con anticipación. No permitas que las operaciones diarias desvíen la planificación”.

Las personas se dividen en dos:

.- Las que se anticipan

.- O las que sucumben.

¿Y tú de cuál eres?

Vivimos pensando que somos inmortales. Que a nosotros ni a nadie de nuestra familia nos puede pasar nada. Y bueno, que tenemos todas las herramientas para salvar cualquier incidente que nos pueda pasar. Tenemos seguros, tenemos amigos, tenemos un teléfono… Pero ha venido algo como este virus, y nos ha demostrado, que la anticipación es una parcela pendiente de nuestra vida. Pero sobre todo, que no prevemos nunca nada.

Somos adictos a las rutinas. No tenemos miedo no al mañana, sino a la mañana siguiente, porque pensamos y así creemos que será como lo hemos establecido.

Nos levantaremos. Haremos un cariñito a nuestra pareja. Haremos el amor si da tiempo. Y corriendo para el trabajo. Depende cómo abra la puerta el jefe sabremos si tendremos un buen dia o no. Recibiremos la llamada del cliente pesado de turno. Y luego por la tarde, quedaremos con los amigos a tomar algo. Volveremos a casa. Le daremos un beso a nuestra pareja nada más dejar los zapatos. Cenaremos. Veremos el capitulo de la serie que estemos viendo. Y vuelta a empezar.

¿Qué estamos previendo? ABSOLUTAMENTE NADA.

Somos seremos humanos adictos a la seguridad. Nos gusta creer que tenemos en nuestro poder el devenir de nuestra vida. Y te lo vuelvo a repetir. por mucho que creías que todo iba bien, ¿Qué ha ocurrido en tu vida con este virus?

¡¡QUE TODO SE HA PUESTO PATAS ARRIBA!!.

Sé que muchos estaréis pensando, “David, a toro pasado, todos son buenos toreros“. Y al igual que pasa cuando juega la selección de futbol de tu país en la que todos nos convertimos, a toro pasado con lo que estamos viviendo, todos son expertos en muchas cosas pero aún así la gente se sigue muriendo.

El mundo es inestable. Y no estoy hablando de guerras ni cosas parecidas. Nuestro mundo siempre ha estado impregnado por la incertidumbre. Hemos vivido una falsa ilusión de seguridad. Y es cuando de repente te dan una ostia en forma de ” tu novia te deja”, te “despiden del puesto de trabajo que tenías fijo” u ostia llamada virus, cuando te das cuenta, QUE NO HAY NADA SEGURO EN LA VIDA POR MUCHO QUE LO CREAMOS.

Nuestro cerebro quiere seguridad. Etiqueta todas las experiencias que tenemos de una manera u otra. Algo que hace para actuar de forma más rápida, es decir para actuar ” con piloto automático”. Nos hace no pensar. Y así, agradecidos a que no queremos pensar, esforzarnos, pasamos los días.

¿Qué anticipación estamos provocando en nuestra vida? ¿Estamos preparados para los imprevistos?

¡NOO!!.

Odiamos la incertidumbre. Nos tapábamos debajo de la cama, ante cualquier cosa que tenga una pizca de incertidumbre, de algo que no podamos dominar, de novedad. Gritamos a los 4 vientos que no nos lo merecemos, que somos unos desgraciados y esperamos a ver quién puede ayudarnos.

Nos dejamos llevar por la vida, por las circunstancias, cuando en realidad las cosas no deberían ser así.

No te estoy diciendo que nos tenemos que convertir todos en adivinos para adivinar el futuro.

No te estoy diciendo que ahora tenemos que ahorrar previendo que puedan venir nuevas catástrofes como la que estamos viviendo.

No te estoy diciendo que ahora tengamos que vivir con miedo al futuro.

Solo te estoy diciendo que te respondas a una pregunta:

¿QUÉ HERRAMIENTAS TIENES EN TU PODER ANTE LOS IMPREVISTOS?

Si la respuestas en Ninguna. Ya me puedo imaginar cómo estarás viviendo este confinamiento que estamos viviendo: con miedo, adicto a las noticias y al número de muertos que hay en tu país, pensando en el futuro de una forma negativa….¿Me confundo?

¿De qué estoy hablando cuando hablo de anticipación?

1.– Saber que en la vida nunca hay seguridad absoluta. Y con ello tenemos que vivir.

2.- Saber que de un día para otro las cosas pueden cambiar. Y que no hay que apegarse a nada. Lo que hoy está , mañana quizá no.

3.- Crear tu propia seguridad. No la que los demás dicen. Porque ya ves lo que está pasando, que ha arrasado con todo. Sino la tuya propia. Porque luego veremos empresas o profesionales que salen fortalecidos de esta hecatombe. ¿Y por qué? Porque han sido precavidos, han diseñado su seguridad, que no les ha afectado tanto como los demás.

4.- Diseña tu futuro. Diseña tus condiciones. Diseña tus planes A,B,C, D…. y los que hagan falta…Porque hasta la fecha has estado ni gestionando un solo plan, sólo te has dejado llevar por las circunstancias. Y luego vienen los lamentos.

5.- Quizá no haya ningún imprevisto en tu vida y me alegraría por ello. Pero si te anticipas, te estás haciendo cargo de tu vida. Estás diseñando tus circunstancias, estás creando tu felicidad , presente y futura. En definitiva, estás liderando tu vida y no dejando que sean los demás quienes lo hagan por ellos.

6.- Son ellos mismos. NO uno más. Sino es una muestra de que son ellos mismos, haciendo y sintiendo lo que sienten. Y si no es lo mismo que los demás esperan y quieren, es su problema. Están liderando su vida, son auténticos, son únicos.

7.- Nunca des nada por supuesto. Porque al 99% puedes estar equivocado. No hay nada seguro. No hay nada fijo, nada es para ti. Si no das nada por supuesto, estás creando en todo momento , estás impulsando tu creatividad, tu forma diferente de ver la vida. NO TE DUERMES EN LOS LAURELES.

A partir de ahora, vamos a vivir mucha más incertidumbre en todos los campos de la vida, personal, profesional, de salud… Y la única manera de hacerle frente , será siempre anticipándose a ella.

¿O es que quieres sucumbir a la misma?

 

¡¡Lo siento, pero no estamos diseñados para ser felices!!

“Todo está diseñado. Pocas cosas están bien diseñadas” decía Brian Reed

Mientras aplaudía desde la ventana de mi cuarto, el vecino de al lado decía a su compañera:

“Mira estoy harto de hablar de la felicidad. Nada me sirve para ser feliz. Y aún menos estar aquí encerrado en casa“.

Buscamos la felicidad en libros. Anhelamos que nos den la formula de la felicidad en conferencias y videos. Nos sentimos como Indiana Jones, en búsqueda de la felicidad perdida.

Pero es el paso del tiempo, el compararte con los demás, cuando nos damos cuenta que nunca seremos felices. Y de la ilusión de su búsqueda, de querer ser felices, de expresar a todo el mundo que lo hemos conseguido, pasamos a la desilusión extrema, a desechar nuestros sueños y a olvidarnos para siempre, eso.

Lo que pasa es que creemos que la felicidad es un estado continuo e inquebrantable que podemos conseguir, cuando estamos totalmente equivocados.

Al igual que nuestros antepasados, lo que estamos haciendo ahora en nuestras “cuevas” es sobrevivir. Ellos sobrevivían ante los dinosaurios, ahora nosotros contra un virus. Y así está diseñado, para sobrevivir ante los envites que la circunstancias nos pongan. NO ESTAMOS DISEÑADOS PARA OTRA  COSA.

Pero lo que la industria de la felicidad absoluta y del pensamiento positivo nos ha hecho creer es que al igual que una casa y la educación, la felicidad es un derecho inalienable del ser humano.  Y como somos buenos borregos, luchamos contra quien sea y lo que sea, por un derecho, el de la felicidad, que no sabemos ni realmente qué es ni que significado tiene para cada uno.

¿O es que aún a pesar de tener todo a tu disposición, tus necesidades satisfechas, pareja, familia, trabajo… no te has preguntado alguna vez por qué no te sientes realmente feliz?

¿Qué sería de un mundo en plena felicidad constante? ¿Lloraríamos la marcha de nuestros seres más queridos? ¿Cómo sería un mundo sin el poder de aprender de los momentos críticos que podamos pasar?

¡¡SERÍA UNA MIERDA, pero aún así es lo que buscamos!!.

Los avances nunca se han generado en momentos de bonanza. Los problemas nunca se han solucionado cuando todo nos va bien, pero aún así es lo que queremos. Un mundo ideal, como cantaría Frozen.

¿Pero qué es ser feliz?

Nos han enseñado que es tener éxito. Éxito en el trabajo, que seamos reconocidos por los hitos que hemos conseguido. Por los proyectos que estamos liderando. Por el tamaño de personas que tenemos a nuestro cargo.

Éxito también es el nivel de belleza de la persona que tenemos al lado. Los metros de pasillos que tenemos en nuestra casa y el número de seguidores que tenemos en nuestras redes sociales.

Como podemos ver, es siempre un afán de adquisición, de comparación con los demás. Y siempre saldremos perdiendo, PORQUE SIEMPRE HABRÁ ALGUIEN QUE TENGA MÁS QUE NOSOTROS, SIEMPRE.

¿Qué ocurre? Que no vemos ni queremos ver, que la felicidad tiene un significado más simple y menos costoso del que nos han hecho creer:

LA FELICIDAD ES VIVIR LA VIDA DE FORMA CONSCIENTE. Dándonos cuenta de las pequeñas cosas de la vida, que realmente son las que producen el sentimiento de satisfacción con la misma.

Somos la suma de las emociones negativas y positivas que vivimos. Somos la suma de los lamentos que expresamos y de los “joder” de alegria que gritamos al mundo. Somos la suma de los grandes fracasos que consumamos y de los grandes hitos que alcanzamos. Somos la suma de nuestros lloros por lo que está ocurriendo así como los aplausos de aliento y motivación por aquellas personas que nos están cuidando.

Y sin embargo, nuestro deseo es dejar inútil el lado derecho de nuestro cerebro que es el gestiona las emociones negativas, para solo vivir con el izquierdo, el de las emociones positivas.

El mayor fracaso de la humanidad, sería el conseguir vivir sin emociones negativas. Pero parece que eso es lo que queremos.

Una vida feliz, no es una vida llena de poder y éxito. Si solo tienes esas dos cosas, te aseguro que nunca te sentirás feliz. Más bien la frustración y la depresión por la vida que estarás llevando.

Tener emociones “no positivas” , no quiere decir que hemos fracasado en la vida. Para nada. Nos está diciendo que somos humanos.

Me imagino que estarás esperando que te diga mi formula de la felicidad o la definición. No me considero una persona absolutamente feliz y quien te diga que lo es, sal corriendo de ella. O se ha fumado algo de calidad o solo les rige bien un lado del cerebro, pero sal corriendo.

Estas circunstancias que estamos viviendo, si me han reafirmado en mi concepto de felicidad:

PEQUEÑOS MOMENTOS QUE VIVES QUE TE HACEN SENTIRTE A GUSTO CON LA VIDA. 

Simplemente y llanamente es eso, PEQUEÑOS MOMENTOS…

Un mensaje de una persona que te alegra saber que está bien. Una videollamada de una persona importante para ti, un gracias de una persona que has ayudado con las bolsas, algo tan grande y que no le damos importancia, como una sonrisa, o un te quiero a tus padres…eso es la felicidad.

Pequeños momentos.

Abre bien los ojos. Límpiate las orejas, y durante todo este tiempo que vivamos recluidos nos daremos cuenta que somos más felices de lo que imaginábamos, sin necesidad de grandes adquisiciones ni momentos constantes a pesar de las circunstancias y de la reclusión.

El 40% de nuestra felicidad, se dice que depende de nuestra actitud ante las circunstancias. Cambiemos nuestra actitud y empezaremos a sentir la felicidad por nuestras venas.

No estamos diseñados para vivir una felicidad constante, pero sí para disfrutar de pequeños sorbos de felicidad.

¿Por qué crees que no eres feliz?

 

 

¡¡La vida más interesante es la que nunca interesa!!

“El problema es que hay más gente interesada, que gente interesante”

NADIE EN ESTE MUNDO ES RESPONSABLE DE NADA.

A nadie se hace responsable de lo que le pase a los demás. Nadie se hace cargo de una situación que no haya salido como esperábamos. Nadie da un paso adelante y lidera un proyecto que puede cambiar nuestras vidas. Nadie es responsable de las consecuencias de sus actos. Todo el mundo sale corriendo

NADIE EN ESTE MUNDO ES RESPONSABLE DE NADA. 

Y mientras tanto nos echamos las manos a la cabeza cuando ocurren cosas que no esperábamos. Siempre buscando un responsable por lo acontecido pero que nunca nos miraremos a nosotros mismos. ¿Nosotros ser responsables de algo? Eso jamás. Siempre pensaremos que la culpa lo tienen los demás, y si podemos echarle la culpa al pobre barrendero que siempre limpia nuestra calle , lo haremos.

ESO DE SER RESPONSABLES DE NUESTRAS VIDA, COMO QUE NO. MOLA MUCHO MÁS PODERLE ECHARLE LA CULPA A LOS DEMÁS QUE NO A UNO MISMO.

Porque si te responsabilizas de tu vida, si te anticipas a lo que puede ocurrir, afrontas las posibles consecuencias que se puedan generar, no solamente los éxitos, es algo que no nos han enseñado y nos escudamos en eso, que no sabemos qué hacer, como hacerlo. En definitiva, que somos más vagos, queremos el éxito de forma rápida pero no las consecuencias de no alcanzar lo que nos hemos propuesto.

Y estos días una forma de responsabilidad que evadimos todo ser humano es la importancia de la vida de los demás.

Nos interesamos por la vida de los famosos. Queremos saber qué han hecho, que han dejado de hacer, con quién están o si han sido infieles a su pareja actual.

Estamos todo el día en Instagram viendo las fotos de los amigos, la cuenta de los conocidos para descubrir qué han comido , que han hecho, donde se encuentran, que trabajos tienen. .En definitiva para ver y en consecuencia creer que nuestra vida no es nada interesante respecto a la de ellos.

¿Y cómo vamos a ser nosotros menos interesantes que los demás? Hacemos lo que haga falta , para aumentar los seguidores, para que nos pregunten qué es de nuestra vida, cómo hemos hecho para hacernos la foto con esa persona o porqué nos han invitado a ese evento tan exclusivo.

Pensamos que la vida de los demás, de quien tiene más seguidores que nosotros, es mucho más interesante que la nuestra. Y no solo que la nuestra, sino la vida de la gente que tenemos alrededor.

Creemos que nos sabemos la vida y milagros de nuestros padres, amigos , pareja y mejores amigos.

¿Cómo creemos que lo sabemos? Porque cuando vienen a contarnos un problema, siempre solemos responder de la misma manera: “¿Otra vez igual? No me cuentes más, ya me se la misma historia de siempre….¿Otra vez la misma canción? Estoy cansado de oírlo..”.

¿Quién no ha oido, ha dicho algo así a alguien?

Nos cansamos de la vida de los demás muy rápidamente y por eso somos adicto a la vida de otros. A vidas que creemos imposibles a nuestro alcance, a fotografías de sitios idílicos y románticos en comparación con nuestras 4 paredes grises y el mismo careto lechuguina que vemos todos los días en casa o en el trabajo.

La vida más interesante es la que nunca interesa. 

Nos pasamos la vida creyendo que escuchamos a los demás de corazón. Que los conocemos de verdad, que sabemos las razones porque hacen lo que hacen, que pondríamos la mano en el fuego y no nos quemaríamos

¡¡QUÉ CONFUNDIDOS ESTAMOS!!.

Nos callamos nuestras historias, porque la gente nos ha dicho que no quiere oírlas. Nos callamos nuestras emociones, porque creemos que se cansarán de oírlas. Y aún así la gente cree que sabe todo de nosotros.

Dejemos atrás los putos retos de los toques de futbol con los rollos de papel o el de las fotos cuando eras pequeño. Dejemos de gilipolleces que cuando pase un tiempo las veremos y diremos: ¡¡Qué imbécil era!!.

Te propongo un reto que esta semana he puesto en marcha y me ha enseñado muchas cosas:

UNA CONVERSACIÓN SIN PELOS EN LA LENGUA CON LAS PERSONAS QUE TE RODEAN.

Investiga más de su vida. Déjales que hablen de sus miedos, de sus problemas aunque creas que los conoces, aunque creas que sabes todo de tus padres o de tu amiga favorita…NO ES ASÍ.

Déjales que se abran, así como tú tambien ábrete ante ellos. No se trata de ser un almacén de cosas que no sabias o sorpresas para luego echárselas en cara, sino también abrirte ante ellos y contarles cosas que no sabían de ti, de emociones por las que has pasado, sueños o anhelos que te gustaría conseguir o frustraciones adheridas a tu piel.

Durante esta semana he aprendido muchas cosas de personas que tengo alrededor, unas que me han sorprendido gratamente, otras que no me esperaba, así como secretos que entiendo, pero que me han dolido mucho.

Pero principalmente he aprendido dos cosas necesarias e imprescindibles siempre para el fortalecimientos de cualquier tipo de relación:

  •  No mantenemos conversaciones sinceras con nadie. Solo cuando ya hemos explotado tras habernos callado nuestros problemas o emociones.
  • Y mucho menos sabemos conversar. Lo que sabemos hacer muy bien es expresar a través de un monologo lo que queremos que los demás hagan por nosotros, quejarnos del Gobierno o del mamón de nuestro jefe, pero una conversación NUNCA es eso. Pero aún así es lo único que sabemos hacer.
  • No conocemos a nadie nunca al 99%, por mucho que nos acostemos con esa persona o convivamos con ella. Y todo porque no tenemos conversaciones sinceras, de corazón a corazón. Y luego pasado un tiempo nos lamentamos de cosas que ha hecho que no nos esperabamos, a lo mejor te decía que quería hacerlo pero TÚ NO LO ESCUCHABAS DE VERDAD.
  • Aprende primero de las personas que tienes alrededor que tendrás la historia, el aprendizaje al alcance de tu mano.

¿Te atreves a este reto? Ten una conversación sincera con una persona que tengas a tu alrededor. Déjale que hable, que te cuente su historia, pregúntale por cosas que no sabías de ella, y te aseguro que descubrirás muchas vidas más interesantes que las de los influencers de tus redes sociales favoritas.

Por favor, seamos más vulnerables, abrámonos más. Y empezaremos a dejar de hablar de la gente , para empezar a hablar con la gente. Algo que es totalmente diferente.

¿TE APUNTAS AL #1CONVERSACIÓNALDÍASINCERACHALLENGUE?

Nacho Dean: “La aventura más larga comienza con un primer paso.”

Hoy dentro de la sección “Conversaciones con..” es un placer presentar a Nacho Dean.

¿Se puede dar la vuelta al mundo a pie? ¿Cómo es realmente el mundo cuando se camina por él? ¿Cómo es realmente el ser humano? ¿Nos estamos cargando realmente los oceános? ¿Existe el cambio climático? ¿Cómo es de grande el miedo y la soledad?

Son algunas de las preguntas que nos hemos hecho alguna vez y que Nacho en esta entrevista nos dará respuesta.

Nacho es la primera persona que recorrió el mundo a pie, del 2013 al 2016. Una expedición sin asistencia e interrumpidamente para documentar el cambio climático. Gracias a dicha expedición nació su libro “Libre y salvaje. La gran aventura de la vuelta al mundo a pie“.  

Entre 2018 y 2019, completó la expedición Nemo. Un desafío que le llevó a unir los 5 continentes nadando. Gracias a dicho reto, próximamente lanzará el libro “La llamada del océano: La gran aventura de unir nadando los 5 continentes”.

Podéis conocer más su trabajo a través de su Web, Facebook, Twitter e Instagram. 

.- Gracias a los dos retos que has realizado, ¿Te has conocido más? ¿El conocerse uno es un proceso que no acaba nunca?

Yo creo que la vida es un proceso. Yo me conocía antes de comenzar las dos expediciones. Pero durante las dos expediciones hay un proceso de autoconocimiento muy grande.

Son muchos años caminando con cierto volumen de soledad. Han sido a travesar dos desiertos, en los que tienes mucho tiempo para reflexionar por esa soledad física que tienes

Yo siempre digo que estos viajes son una vuelta al mundo exterior, pero también son una vuelta al mundo mío interior. Una metáfora que me parece muy bonita. Me conocía antes, pero durante las expediciones siempre te conoces y aprendes muchas más cosas sobre ti. Vives situaciones completamente nuevas y muchas de ellas un poco al limite. Y todas ellas, te ponen en situaciones en las que tienes que reaccionar y ser muy consciente de lo que haces. Algo que provoca que sea una manera de conocerse.

La vida es cambio. Y a lo largo de la vida seguimos sorprendiéndonos. Al igual que los niños, tengo ese afán de aprendizaje y curiosidad.

.- ¿Cómo se gestiona la incertidumbre?

La incertidumbre es algo que va a existir siempre por más conocimiento que tengamos.  Y por más conocimiento que tengamos, el futuro siempre será incierto. Y esa también es la gracia de la vida, ya que sin misterio sería totalmente aburrida.

Y ante la incertidumbre, tenemos dos actitudes, quedarte de brazos cruzados y que la vida te pase por encima.  Y la otra es tomar las riendas de la vida y pasar a la acción. Opción que yo creo que es la más interesante.

Es tomar decisiones para trabajar por la vida y por el mundo que quieres ver. Sino serán los demás quienes decidan por ti y las circunstancias te llevarán por un camino ajeno a tus decisiones.

.- ¿Qué es el mundo? 

El mundo es lo que cada uno quiera ver.

El mundo es un lugar maravilloso, con gente extraordinaria. Lleno de oportunidades y también hay que ser consciente que hay problemas, que hay que trabajar por lo que merece la pena.

Pero el mundo es un lugar que hay que cuidar y el ser humano merece la pena  Todo depende de los ojos con que lo mires.

.- ¿Cómo has gestionado la soledad? ¿Qué has aprendido de ella durante estas travesías?

Yo creo que hay una soledad física. Es una soledad que yo he combatido en el desierto, cantando, hablando solo, inventándome papeles en películas, haciendo fotografía, escribiendo, en contacto con la naturaleza. Ah, también hay que decir que también hay tiempo para aburrirse, ya que los días son larguísimos

Cuando estás alejado del estrés de la ciudad, el tiempo se dilata. Y te das cuenta que es abundante. Tienes mucho tiempo para pensar.

Vivo bien conmigo en soledad, pero la gracia está en compartir las cosas. Hay que descubrir ese equilibrio en saber estar solo y compartir la cosas con la gente.

Aunque te acostumbras a vivir en soledad, una de las misiones que tengo es compartir con la gente las cosas que he vivido y hago, y es algo que cuesta por tanto tiempo vivido en soledad.

Además hay una soledad espiritual. Algo que no tiene nada que ver con la física. Tú puedes estar con mucha gente y sentirte solo. Es una soledad que te muestra que no tienes a nadie con el que compartir tu sentido de la vida.

En la vida, hay que apostar por lo que creemos. Muchas veces creamos apegos, vínculos, nos casamos, por el miedo a la soledad. Y yo creo que es muy importante el ejercicio de autoconocimiento, el quién eres y lo que quieres. Durante el proceso, habrá mucha gente que no estará en él , pero también habrá mucha que será autentica. Personas que son realmente afín a ti.

La dificultad es descubrir quien eres, el luchar por tus sueños y una vez que los descubres, es uno de los privilegios que la vida nos da. Nos pasamos la vida conectados a una pantalla pero desconectados de nosotros mismos.

Tengamos un espacio de soledad para saber quienes somos, para qué estamos aquí. Ya que se ha demostrado que las personas más conectadas consigo mismo son mucho más felices y eficientes en todo lo que hacen .

.- ¿Qué cosas has aprendido en tus expediciones que has descubierto?

Una de las cosas es que el planeta no es tan grande.

Mis expediciones tienen el fin de la conversacion del planeta y del medio ambiente. En la primera expedición, he recorrido el mundo con mis pies. Es un aprendizaje basado en mi propia experiencia. Sé lo que cuesta el ir hasta Australia caminando e ir por el otro lado del planeta. Del mismo modo, con mis pies.

El planeta no es tan grande, razón de más para cuidarlo. Un aprendizaje que casi nadie tiene, ya que siempre que viajamos, lo hacemos en medios de locomoción. Pero cuando viajas a pie, ves cada metro, sientes el planeta como un ser vivo y en el que todo está conectado. Hay un solo océano que esta conectado con la atmosfera. Es un ente que está vivo y conectado.

Creemos que la naturaleza es una postal a la que hacerle fotos. Cuando en realidad, la naturaleza es el lugar al cual pertenecemos. Vemos todo con cierta desconexión y no nos damos cuenta que formamos parte de este mundo.

Otro aprendizaje es que el ser humano merece la pena y la mayoría de la humanidad es buena. Tenemos una imagen distorsionada con todo noticias horribles. Pero viajar caminando es el medio de transporte más lento y más expuesto que hay. Si la humanidad fuera mala hubiera sido imposible.

He cruzado paises de todas indoles religiosas y en todos me han abierto la mano, abriéndome las puertas de sus casas. Algo que te permite tener una visión global del planeta

Y sobre todo ha sido un viaje al interior. Vuelve una persona muy consciente de quien es, de lo valioso que es el tiempo, con mucho foco.

.- ¿Qué dirían esas 12 zapatillas que te acompañaron?

Que ya me vale. Fueron 33.000 kilómetros. 12 zapatillas. Mas o menos unos 2.500 kilómetros cada par de zapatillas.

Una expedición con el presupuesto ajustado y tuve que apurarlas hasta el final. Yo he caminado con agujeros en la suela de las zapatillas.

Mis zapatillas te contarían muchas vivencias. Han caminado por una cantidad de lugares increíbles. Y el ultimo par pensaba donarlo al Museo del Calzado.

.- ¿Cómo se gestiona el miedo?

El miedo es algo que nos hace estar vivos. Si no tuviéramos miedo, veríamos un precipicio y nos lanzaríamos por él, simplemente por curiosidad.

El miedo nos hace estar vivos. Pero hay que ser consciente que hay un miedo que nos paraliza y nos impide hacer cosas. No es un miedo vital, no es un miedo que te esté salvando la vida, más social.  Es un miedo al qué dirán , al futuro, a la incertidumbre. Es un miedo al que hay que combatir.

No se trata de no hacer las cosas por miedo, sino incluso hacerlas con miedo. Al otro lado del miedo está la felicidad, están tus sueños. Y te das cuenta, mirando atrás, ¿Por qué no lo hice antes?.

He vivido situaciones como un atentado terrorista en Bangladesh, me han intentado asaltar en México o El Salvador. En esas situaciones intento mantener la calma, respirar lo más profundo ya que la vida corre peligro. Tomando la decisión más rauda y precisa posible.

.- ¿Te consideras feliz?

Tremendamente feliz. Rabiosamente Feliz.

Lo cual no quiera decir que tengas momentos de rabia.

La felicidad es un estado en el que sabes que estás en el camino, de satisfacción personal, guiado por el espíritu de la superación y la búsqueda de la excelencia. Un estado en el que buscas tus limites.

Una de las claves de la felicidad, es ser consciente de lo que tienes, apreciarlo.

.- ¿Y qué definición darías de felicidad?

Es un estado de satisfacción contigo mismo y de estar en el momento y en el lugar exactos. Estoy aquí y que no hay otro lugar mejor para estar. Soy libre para cambiarlo cuando quiera. Eso es la felicidad.

La felicidad también la uno con amor y agradecimiento. Amor y gracias son las actitudes más honestas y la únicas actitudes ante el paso del tiempo. Todo lo demás cambia. Cambian las monedas, la comida, cada vez que vas pasando de un país a otro… Todo cambia, pero lo único que no es el amor.

La felicidad está ligada a una actitud de amor y agradecimiento.

.- ¿Qué pondrías en una valla publicitaria?

Desde un punto de vista motivacional, pondría: ESTÁS VIVO. Como un recordatorio al milagro que es estar vivo.

Pero desde el punto de vista de conversación del planeta, pondría algo como CUIDA EL PLANETA.

.- ¿Cuántas veces has querido tirar la toalla?

En algunas ocasiones.

Te voy a contar en la vuelta al mundo caminando. Me intentaron atracar en México con varios tipos con machetes.  Es una situación al límite que no sabes si vas a salir vivo de ella. Conseguí sortearla y te planteas qué sentido tiene poner tu vida en juego ante una decisión que tú mismo habías tomado.  En dicha situación me planteé abandonar. Pero cuando estás en tu camino, haciendo lo que te apasiona, esa fortaleza extra y además del compromiso contigo que sirve además para algo, decides continuar.

Y en la Expedición Nemo, en la 4 travesía, nadando de Asía hasta Oceanía. Nadando en un mar con tiburones, medusas peligrosas y cocodrilos, cuando por fin estaba llegando a lo que me habían dicho que es la frontera, me dicen desde las embarcaciones que se han equivocado y que todavía tengo que nadar 10km más. En esos momentos estaba exhausto, y pensaba que no iba a llegar.

En esos momentos un miembro del equipo , se tira a nadar conmigo. Un gesto de solidaridad, de animo, me dio tanta fuerza, que tras 6,5 horas nadando , continúe nadando y conseguí llegar a Papua Nueva Guinea.

Me enseñó el poder de un equipo. El tener personas creen en ti, que comparten tus objetivos, que van contigo en el mismo barco es algo increíble.

.- ¿Como has gestionado la creatividad durante estas expediciones?

Que rollo de vida sería la vida sin creatividad. La creatividad es el color de la vida, es la sal.

La creatividad implica romper muchos paradigmas. Es un ejercicio de exponerte y de madurez. Es pensar fuera de la caja.

En la vida nos van a enseñar muchas cosas, pero nos van a invitar a creer en otras tantas. Pero lo primero que deberíamos hacer es a creer a nosotros. Y cuando lo haces, la creatividad es una herramienta de autoconocimiento, de comunicación, de ponerle humor y alegría a la vida.

Si no eres creativo, nunca harás nada disruptivo. Y en estos momentos en los que lo convencional está cambiando. Está habiendo profesiones que no existían. Es un momento ideal para ser original, autentico, creativo.  Y en estos momentos de las Fake News, quien es autentico, es un gran valor añadido.

Hay que crear valor en la sociedad.

.- Una reflexión para los lectores de “El principio de un comienzo”.

Hasta la aventura más larga comienza con un primer paso.

Muchas veces tenemos miedo a emprender proyectos porqué no es que no veamos el camino, sino es que no vemos el final. Es todo borroroso y queremos tener todo ya. Somos impacientes.

Pero la aventura más larga comienza con un primer paso. A mí lo que más me costó fue dar ese primer paso. Supone tal cambio salir de la zona de confort, que cuando estás en una situación arriesgada, el actuar, no te queda más remedio.

Pero también hay un lado estimulante, ya que si las cosas son inciertas hace que tengas que estar con los 5 sentidos en lo que estás haciendo. Provocándote que estes más vivos y despiertos. ¿O es que queremos pasar por la vida anestesiados sin darnos cuenta o estar vivos?

La vida es una aventura. Y hasta la aventura más larga, comienza con un primer paso. Así que animo a todos a dar este paso.

 

 

 

 

 

 

Miguel De Lucas: ” Magia es sacar adelante una familia con un trabajo duro”.

Hoy dentro de la sección “Conversaciones con…” es un placer presentar a Miguel De Lucas. 

Nacido en Terrasa, es ilusionista profesional y conferenciante motivacional, con una larga trayectoria  trabajando  para las empresas y marcas  más importantes del país. En el año 2019 fue Premio Nacional de Magia, y desde el año 2017  presenta el programa de La 2 de TVE Un país Mágico. Con este espacio cultural  recorre España  mostrando lugares fantásticos, compartiendo historias  y leyendas apasionantes.

Conocido también por sus conferencias, está incluido en el TOP 100 de los speakers más influyentes. Sus intervenciones  en foros como los TED Talks y muchos otros, constituyen autenticas experiencias:espectaculares, emocionantes e inspiradoras.

Además recientemente ha publicado el libro “Hay un mago en ti. Descubre tu magia interior” . Todos tenemos una mejor versión de nosotros mismos que puede hacer posibles aquellas cosas que en un principio parecen imposibles. Esta mejor versión de nosotros suele estar ahí escondida, refugiada y preparada solo para cuando haya un peligro, sea real o imaginario. Tener acceso a ellas nos daría una gran ventaja a la hora de afrontar el maravilloso espectáculo que es la vida, y es que cada mañana se abre un nuevo telón que nos pone en frente a diferentes actores con los que tenemos que relacionarnos.

Podéis conocer más el trabajo de Miguel a través de su Web, Facebook, Twitter e Instagram. 

.- ¿Cómo describirías al mago que hay en ti?

Yo creo que el mago que hay en ti es un concepto abstracto pero a la vez real. Es un concepto que no se puede ver pero si se puede sentir. Es la mejor versión que todos tenemos dentro de nosotros. Solo hay que mirar a nuestro alrededor.

Yo no estoy hablando de ningún super héroe. Ni tampoco de una persona que sube las montañas más altas del mundo, yo estoy hablando de padres y madres de familia que sacan adelante a sus familias con un trabajo duro. Eso si es para mí la magia.

La magia es el arte de conseguir imposibles. Y para ello primero hay que verlo, hay que visualizarlo. Para posteriormente hay que hacerlo.

Esa versión que todos tenemos dentro de nosotros que no puede llevar a alcanzar retos que parecían impensables, es la definición del mago que hay en ti.

.- ¿Todos podemos hacer magia?

La magia es algo que está al alcance de todos. Y no me estoy refiriendo a la magia como el arte del ilusionismo, sino a la magia de poder hacer cosas bonitas, de poder hacer cosas preciosas, de poder hacer cosas que en un principio parecían muy difíciles.

Yo creo que en este mundo que va tan deprisa, todos los emprendedores hacen magia. Y lo interesante de todo esto, es que cuando haces magia estas cumpliendo tus propios sueños. Algo que es evocador y bonito.

La magia está al alcance de todos, pero que efectivamente llena implícita una serie de habilidades que tenemos que saber para alcanzarla. Hacer magia es para cualquiera pero hay que trabajarla .

.- ¿Cuál fue el fracaso del que estás mas orgulloso? 

Yo siempre he sido muy emprendedor e intentado valerme por mi mismo. No he tenido fracasos muy sonados que hayan afectado a alguna de las partes más importantes de mi vida, que son el amor, la emoción y la ilusión.

En realidad los fracasos que he tenido tienen que ver con el mundo empresarial .Yo antes tenias una empresa de eventos, con la que me iba muy bien pero no era una persona feliz, que me llenara. Deshice la empresa y en mi entorno familiar se vio como un fracaso. Pero yo nunca lo sentí así, pero si me ayudó a darme cuenta que cuando alguien pone punto y final a una historia que no te hace feliz, es el comienzo de algo realmente esperanzador.

Al final todo depende de la manera en la que te tomas las cosas.

.- ¿Crees que existen las empresas mágicas?

Yo creo que hoy en día , toda empresa que sigue manteniendo puestos de trabajo con lo difícil que se lo están poniendo y la riqueza que están generando aún así, para mi son mágicas. Hoy en día es muy difícil ser empresario.

Es algo que me entristece mucho. Yo cuando tengo que grabar, la noche antes siempre tengo que estar en la ciudad que grabamos. Y me gusta salir a correr, fijándome por el camino en la cantidad de locales que ponen carteles de “se alquila” o “se vende”.  Piensas en la ilusión con la que montaría ese pequeño empresario su sueño y después de unos meses o años más tarde, tiene que poner el cartel de se alquila o se vende.  Por eso cuando paseo y veo pequeños negocios, pienso que ése es el ejemplo de hacer magia.

Un sentimiento que no me pasa con grandes marcas, es un sentimiento que quizá por afinidad me pasa con los pequeños establecimientos.

.- ¿Y cuál es la formula del éxito?

Yo creo que antes de conocer la formula , tienes que definir muy bien que es el éxito para ti. Para mi es el sitio donde uno está contento con lo que hace cada día. Así que la formula del éxito es como la formula de la magia, algo que siempre la defino como:

La actitud + La aptitud.

La aptitud son aquellas herramientas que tenemos que tener por dedicarnos a una profesión en concreto. Y la actitud es una predisposición a querer ponerlas en marcha

.- ¿Cómo crees que nos expresamos?

Creo que nos expresamos de una manera que no es suficientemente eficiente como debería ser. Yo creo que se nos olvida algo muy importante, que es el tema de las emociones. Que es algo con lo que yo trato de forma continua en el mundo de la empresa.

Nos dedicamos mucho tiempo aquello que es el contenido, pero muchas veces no a lo que queremos transmitir ni cómo lo transmitimos. Muchas veces la comunicación verbal no es la más importante y a veces con una sonrisa puede hacer más que un discurso de 20 minutos.

.- ¿Qué te ha enseñado la magia que no olvidas en tu día a día?

La magia me ha enseñado tantas cosas que fundamentalmente te diría que hace 10 años, tuve un periodo de estrés generado no por la profesión, sino por como yo lo gestionaba. Periodo que me enseño que no hay que tener prisa por conseguir las cosas y que hay que vivir siempre en el aquí y en el ahora.

.- ¿Necesitamos más magia de la que hay actualmente?

Si.

Yo creo que cuando estás a gustito en una empresa y estás bien, es un momento mágico. Y yo creo que las empresas se están empezando a dar cuenta de esto y no estoy hablando de grandes empresas.

Al trabajador se le valora principalmente por dos cosas, una es el sueldo y otra es el trato. El sueldo es algo negociable entre el empresario y el trabajador. Pero el trato es algo que no puede ser negociable , ya que siempre que tiene que ser maravilloso. Ya que cuanto mejor trates a tu trabajador, mejor va a ser la relación entre ambos, más productividad y compromiso tendrá con la empresa

No tenemos que olvidar cuando estamos pagando a un trabajador, nos están ayudando a conseguir nuestros propios sueños.

Todo es mucho más fácil de lo que nos imaginamos. Es más fácil decirle al trabajador muchas gracias, hacer una parada para tomar un café cuando nadie la tenía prevista, son pequeños detalles que generan acciones muy grandes.

.- ¿Qué conversación transformó tu vida caminando?

No te puedo decir una de forma transcendental que me cambió la vida, porque te estaría mintiendo. Pero cuando paseo con mi pareja, hablando del futuro, de nuestras decisiones, es algo fundamental para mi.

Pero también esas conversaciones con uno mismo. Esas conversaciones con la voz interior es igual de importante que una conversación con los demás.

.- ¿Cuál fue tu ultima locura creativa?

Ha sido la creación de un espectáculo en el que nadie creía. Es un espectáculo en el que relaciona el vino y el mundo de la magia. Yo soy de Zamora y ahí  es una tierra de vinos. Yo me puse a investigar y tengo una gira muy chula con este proyecto

 

 

¡¡Todos tenemos 3 Caras!!.

“Ser auténtico significa que no tienes la necesidad de aprobación de los demás para sentirte bien con lo que haces”.

A día de hoy , observo cada día más en redes sociales, como se van llenando de cursos en los que venden  cómo ser auténtico.

Se auténtico en 21 días. El camino hacia el éxito es ser auténtico. Yo te llevaré a ser auténtico…”

La experiencia me dice , que toda aquella persona que empiece diciendo “Yo te llevaré al éxito…Yo te enseñaré a ser auténtico…” sal corriendo en dirección contraria a donde está esa persona.

Los auténticos no se venden como auténticos, expresan lo que sienten, sin golpes en el pecho diciendo que son auténticos. Lo muestran y ya está.

Si crees que tienes que repetirte algo para creerte que eres ese algo, MALO.

Pero bueno, a lo que vamos. Parece que la nueva moda que viene en la temporada primavera-verano , es ser auténtico.

Pero lo que no te dicen que el ser humano tiene 3 mascaras, que hasta ser auténtico, él mismo, hasta reconocerse en el espejo del baño todas las mañanas. Y hasta llegar a ese proceso, tiene que unir o quitarse todas ellas.

Eso no te lo dicen, te dicen lo bonito, no lo malo.

¿Cuáles son esas máscaras?

1.- La máscara que ofreces a los demás. 

No eres la persona que te muestras ante los demás. Y aunque lo fueras, por el interés que te puede surgir en un determinado circulo, te muestras de una manera u otra. Tranquilo, no te acuerdes de mis familiares.

¿O no te muestras de una manera si el interés que tienes es sentimental o sexual con esa persona, que con otra persona que tienes un interés emocional de otro tipo? Seamos sinceros, SI.

Somos una sociedad que se guía por los intereses. Si puede satisfacer mis intereses, seré de una manera. Si esa persona puede jugar una carta en contra de mis intereses, actuare de otra manera. Además no eres la misma persona con tu grupo de amigos de toda la vida, con aquellos que acabas de conocer a través del curso que te has apuntado.

El mundo se mueve hacia un lado u otro en función de los intereses.

Somos una persona de cara al exterior y otra totalmente diferente en muchos casos, al interior.  Si no , ¿Por qué crees que cuando llega la noche crees no saber qué te pasa y te pasas la noche llorando o en vela?

No eres coherente contigo mismo, ni con los demás. Eso es lo que te pasa. Y la vida, tu subconsciente , cuando tienes las defensas bajas, te lo recuerda una y otra vez hasta que des el paso adelante.

2.- La máscara que ofrecemos a unos pocos.

Todos tenemos una personas que las consideramos de nuestra confianza. Aquellas que les contamos todo lo que nos pasa, lo que sentimos, lo que anhelamos y que muy poca gente sabe. Bueno decimos que les contamos todo, cuando realmente no es así.  Solo un selecto grupo de personas, que con los dedos de una mano se podrían contar.

Pero aunque hayáis hecho un pacto de sangre que creéis que nunca romperéis, aún así a esas personas no les cuentas absolutamente quien eres de verdad. Te callas que estas saliendo con una persona. Que has tenido un escarceo con otra persona que no era tu pareja, o que piensas que el novio de tu mejor amiga te ha tirado los tejos y te ha gustado. Pero eso sí, para ti son tus amig@s del alma por los que daría la vida entera.  ¡JA!.

Por mucho que creamos que contamos todo a esas personas, no es así. Contamos lo que queremos, en el momento que queremos y según los intereses que estén puesto en juego. Seamos sinceros por una vez en la vida.

3.- La máscara de ser nosotros mismos. 

Por mucho que pienses que no sabes qué has venido a hacer a este mundo, que no te entiendes ni tú, estás muy equivocado.

Sabes qué te pasa, sabes qué quieres, sabes qué sientes…Lo que pasa es que no estás acostumbrado, ni nadie te ha enseñado a expresar esas emociones o pensamientos. Lo que pasa es que tienes miedo a expresar lo que te pasa, no vaya a ser que los intereses que tenías puesto en cierto proyecto se vayan a la mierda, tu estatus a tomar por saco y lo que disfrutabas hasta la fecha, también.

En definitiva, que te echen del grupo.

Sabes quién eres, sabes qué te gusta, sabes lo que sientes, pero tienes miedo a dar el primer paso. A EXPRESARLO.

Cuando lo haces , ese miedo empieza a desaparecer. Te haces más fuerte que él. Y empieza a importante más lo que sientes tú, lo que quieres tú, que lo que realmente piensen los demás, sobre todo aquellas personas que no estén de acuerdo no con tu nuevo yo, sino con tu yo verdadero.

El ser humano actual tiene 3 caras o mascaras y aún así, quiere , exige que se le quiera como es, autentico y genuino. Pero lo peor de todo, aunque lo sabe, no quiere reconocer que tiene 3 caras que usa a lo largo del día , cuando realmente solamente es 1 la que tiene que usar, LA DE SER ÉL MISMO ANTE LOS DEMÁS Y ANTE LA GENTE QUE CONSIDERA DE SU GRUPO MÁS REDUCIDO.

¿Cómo ser auténtico sin ir a un curso exprés de autenticidad?

1.- Echa un vistazo a tu vida y con la mano en el corazón, reconoce si estas actuando de forma egoísta en qué situación, con qué personas y porqué lo estás haciendo.  ¿Por qué te callas lo que sientes? ¿A quién tienes miedo de ofender? ¿Por qué ocultas esas cosas a tus amigos? Son algunas de las preguntas que también deberías hacerte en este primer apartado.

Si después de estas preguntas, te respondes como pregunta final ¿Soy REALMENTE feliz con mi vida?, Felicidades es el principio del comienzo de quitarte mierdas e ir desnudo, porque eso es ser auténtico, IR DESNUDO POR LA VIDA. ( Por favor, no literal)

2- No te estoy diciendo que sea algo fácil, porque la sociedad por mucho que reclama muchas cosas, no está preparada para la libertad del ser humano o para tener una marca personal más importante que la de tu jefe. Igual pasa con la autenticidad, la gente quiere gente autentica, pero no está preparada para ello. Quiere gente le diga las cosas a la cara, pero cuando alguien lo hace , le tildan de cabrón para arriba. Así que no creas que va a ser un camino de vinos y rosas, porqué no es así.

Pero sin embargo, es el mayor regalo que te podrás hacer, EL DORMIR TODAS LAS NOCHES TRANQUILO sabiendo que has hecho lo que sentías que tenias que hacer, decir lo que tenías que decir    ( siempre con respeto por favor) y que luchas por lo que sientes, no según los intereses de los demás.

Sé que me estás pidiendo cuál el siguiente paso, y yo te diría, EL QUE TÚ CORAZÓN TE DICTE. 

Yo te he dicho que el 1 es ser coherente, es aceptar lo que has hecho y nunca flagelarte por ello, porque lo que estás haciendo es empezar a liderar tu vida, algo que no habías hecho hasta la fecha.

Si quieres te diga qué hice yo, te diré que mi 2º paso fue darme permiso a sentir, a hacer lo que la vida me ponía por delante. A descubrir las personas que la vida me ponía, a aprender de las caídas que iba teniendo, pero sobre todo gracias a la guía de mi corazón.

¿Te atreves?

3.- No dejes de caminar en la senda de tu intuición y de tus sentimientos. No te arrepientas de no hacer lo que te hubiera gustado hacer mientras estes en la UCI despidiéndote de tus familiares.

4.- ¿Quieres saber qué respuesta darás cuando te pregunten si eres feliz? SI, SOY FELIZ PORQUE HE EMPEZADO A SER YO MISMO. 

¿Y tú cuantas caretas has usado en el día de hoy? ¿Crees que eres original siempre en todo momento?