¡¡Todos nacemos ovejas, de ti blanca o negra!!

“Lo bueno de ser la oveja negra…es que combinas con todo”

Cada día estoy más convencido de una cosa en la vida, y de ahí no me bajará nadie:

TODOS NACEMOS OVEJAS, DE TI DEPENDE QUE SEAS BLANCA O NEGRA.

Somos seres de contrastes, de extremos diría yo mejor.

O somos del Barcelona o somos del Madrid. Somos de Coca-Cola o de la Cerveza… Somos muy fanáticos pero lo peor de todo, somos muy reaccionarios, a lo que sea contrario a lo nuestro.

O eres blanco o eres negro. O estás a favor mía o estás en contra mía.

O ERES UNA OVEJA BLANCA O ERES UNA OVEJA NEGRA, pero cosas intermedias como que no.

Y si hay que tomar una opción, apuesto por lo negro.

Tengo que hacer un hinciso sobre el tema de los colores. Pensamos que las ovejas negras son las descarriadas, las que no se comportaban cómo deberían hacerlo o las que dicen los que los demás no se atreven.  Y como son lo opuesto a lo blanco, a la claridad, a la bondad, a la compasión, al compañerismo, les tildamos de negras, de oscuras, de no transparentes.

Yo conozco personas que visten de negro y son más transparentes que muchas otras personas. Quitémonos ya la diferenciación de blanco y negro, porque realmente no es así.  Todo es según la percepción según lo mires.

Después de este inciso, seguimos.

¿Por qué apuesto por lo negro?

Desde la infancia, con sus recomendaciones y buen hacer, nos han ido reconduciendo al rebaño. Haz esto, no digas lo otro, se un buen hombre, si no tienes pareja a cierta edad pensarán que eres un “rarito”, ten un trabajo de 8 horas y ten un mínimo de dos hijos…

Con sus recomendaciones y siempre pensando que estaban haciendo lo mejor para nosotros, lo que estaban haciendo que no nos saliéramos del rebaño y sobre todo, que no se nos ocurriera hacerlo, ya que las consecuencias no serían muy agradables de vivir.

Pero a día de hoy, siguen intentándonos llevar al rebaño. “Lee a este autor que a todo el mundo le gusta…¿Qué no quieres salir? Que raro eres, no te llamamos ya…Deja de tener esos pensamientos, que son de gente loca…No dejes tu trabajo por ese sueño que tienes, que no sabes si lo harás realidad…Deja esa locura de hablar en público, que tus estudios siempre han sido de contabilidad…”

Siguen de buena fe, no queriendo que nos pase nada, que suframos las piedras que podamos encontrarnos por un camino que no hemos recorrido hasta la fecha.

“GRACIAS DESDE AQUÍ, PERO ES QUE ES MI VIDA”

Tú responde eso, y la etiqueta de oveja negra, ya no te la quitas ni con agua con sal.

Tenemos miedo a lo diferente. Tenemos miedo a lo que no estamos acostumbrados y cuando lo tenemos enfrente , antes de preguntar, de querer saber porqué piensa así, cómo lo hace, cómo lo ha conseguido, ya lo estamos tildando de diferente, de rarito…de oveja negra.

Para cada persona, el concepto de normal, es totalmente diferente. Así como el concepto de tradición. Tradición es la costumbre, los hábitos adquiridos y que se repiten en ciertas situaciones.

¿Pero  POR QUÉ para todos tienen que ser la misma tradición?

¡¡NI DE COÑA!! Homer Simpson tiene la tradición de dormise los domingos cuando estan en misa y ver a Net Flanders rezar al lado.

Cada uno tiene sus tradiciones, cada uno tiene sus formas de pensar, y por no ser como nosotros esperabamos que fueran, ¿Ya los consideramos fuera de nuestro rebaño?

¡¡ASÍ NOS VA!!.

Sé que soy considerado en muchos ámbitos como una Oveja negra o como “ya viene a tocarnos los cojones éste”.

La verdad que cada vez que me dicen que van hablando de mí, sólo hago más que reirme.

¿Dónde queda la innovación? ¿Dónde queda superar los límites ? ¿Dónde queda la escucha? ¿Dónde queda el respeto? ¿Dónde queda el aprender de los demás? ¿Dónde queda la apertura de miras?

Queda muy bonito en los libros, en las conferencias, pero a la hora del día a día, si pensamos que esa persona o esa situación va a remover nuestro cuerpo o el chiringuito que tengamos montado, antes de nada, ya lo tildamos de diferente, de oveja negra. Así los demás ya saben que no deben acercarse a él.

Pero no solamente pasa en el día a día, también en las empresas.

Cuando han alcanzado un status a través de su producto, marketing o lo que sea, ya se les ha olvidado ese primer día en el que soñaban con romper con el status establecido, con que los trabajadores pudieran venir a trabajar como les diera la gana o que las reuniones fueran siempre informales.

Ahora que han llegado a lo que soñaban y a veces, a lo que nunca se podrían haber imaginado, las cosas cambian. Y casi se sienten avergonzados, queriendo tapar esos comienzos, esos ideales y esos sueños locos.

En pleno siglo XXI , la personalidad de los seres humanos, cambia en función de los intereses que puedan satisfacer. Y de la tranquilidad que pueda vivir en función de la situación.

Es decir, si casándome con tal persona, me va a ir mejor o creo que voy a estar tranquil@, lo hago. Si comparto las publicaciones de tal persona, hay posibilidad de que algo de su éxito me caiga a mi, lo hago. Si hago la pelota al jefe, puedo ascender ante tanto inepto , lo hago… Si tengo que hacer algo en lo que ya no creo, lo sigo haciendo, por los resultados que me da.

El redil en estos momentos, es toda aquella situación en la que nos encontremos a gusto, en paz y satisfechas nuestras necesidades . ¿Y dónde queda nuestro pensamiento critico? ¿Dónde queda NUESTRA VERDADERA PERSONALIDAD? ¿Dónde queda nuestra verdadera marca? ¿Qué hacemos con lo que pensamos de verdad y decimos lo contrario a lo que pensamos?

¡¡Desaparece por completo, para luego quejarnos que la vida no nos reconoce por ser cómo somos, diferentes a los demás!!.

Y como no queremos ser lideres de nuestra vida. Como no queremos ser señalados por la calle, como el raro. Como no queremos perder los beneficios que hasta la fecha, preferimos seguir haciendo lo que estábamos haciendo, criticando a las personas cuando no están viendo o darnos a los “placebos” ( drogas, alcohol, sexo…) para no recordar la vida que tenemos.

¿Pero qué pasa cuando llegan personas que dicen lo que sienten? Que las admiramos. ¿Por qué ? Porqué creemos que nunca seremos capaces de hacer y decir lo que hacen ellos. La cuestión es que ellos solamente son ellos, siguen sus rituales, sus hábitos, sus tradiciones…

Son igual que tú y que yo, pero no dejan que nadie, influya en sus vidas. Es la única diferencia.

TIENEN PODER DE DECISIÓN, TIENEN PENSAMIENTO PROPIO Y SABEN QUE LA VIDA HAY QUE VIVIRLA, NO DEJARSE ARRASTRAR POR ELLA.

Sigo estudiando a los ovejas negras, desde el comienzo del blog. Y una de las características, que siempre les caracteriza, es:

  • Coherencia
  • Respeto hacia las demás opiniones
  • Liderazgo de sus vidas
  • Pasión por lo que hacen. Aprendizaje continuo
  • Viven los lunes con pasión.

¿Y a ti te caracteriza algo parecido? ¿O eres todo lo contrario?

Eso si, respetable todo. Si crees que así te va a ir bien la vida, adelante. No todos sirven para ser ellos mismos. Pero eso si, luego no te quejes de la vida que tienes.

Todo depende de ti.

Todos hemos nacido ovejas, pero es tu poder de decisión la que determinará si eres de un color u otro.

Como te comentaba al principio, ser oveja negra es algo denostado. Algo a lo que le tenemos miedo, porque el negro , es tildado el color de lo diferente, de lo opuesto, de la oscuridad.  Cuando en realidad, si nos damos cuenta, TODOS por el simple hecho de pensar en un tema de forma diferente a los demás , ya estamos siendo ovejas negras para los demás. Así que por lo tanto:

TODOS HEMOS SIDO OVEJAS NEGRAS EN ALGÚN MOMENTO PARA ALGUIEN.

Así que recuerda:

LAS OVEJAS NEGRAS SON EL NUEVO RED PASSION DE LA TEMPORADA.

Todos nacemos ovejas. De ti depende el color.

 

 

Anuncios

¡¡Deja de pedir permiso!!

“No pidas permiso. Hazlo ahora, arrepiéntete después” dice Paulo Coelho

Nos pasamos la vida pidiendo permiso.

Permiso para salir de clase, permiso para hablar delante de los mayores cuando somos pequeños, permiso para pedir las vacaciones en el trabajo , permiso para poder salir con la chica que nos gusta a sus padres, permiso para ir al baño…

Nos pasamos la vida pidiendo permiso y lo único que nos está provocando, es más miedo.

Porqué nos dicen que hay que llevar una jerarquía. Unas normas a seguir, cosa que no haces, serás desterrado de los demás y tildado como “rarito, radical, incomprendido…”.

Cada día creo más en QUE NO HAY QUE PEDIR TANTO PERMISOS A NADIE.

Cuando tú estás pidiendo permiso a alguien, le estás dando el poder sobre tu vida y sobre todo, estás desconfiando de ti mismo

Pero lo peor de todo, es que cuando éramos adolescentes, nos ponía cachondos que no nos dieran el permiso correspondiente para salir un sábado por la noche o para quedarnos hasta tarde con los amigos. Nos importa poco, rascábamos como fuera más tiempo para poder disfrutar de lo que realmente sentíamos que queríamos hacer .

Y además, luchábamos entre los amigos, a ver quién era el más chulo y radical contra sus padres o profesores que le habían prohibido hacer algo.

A día de hoy, la competición consiste en a ver quien es más sumiso ante los demás. Quién es el que hace más caso y más rápidamente a las ordenes de los jefes o de la parienta o del pariente, todo porqué no queremos que se nos enfade y vamos a sufrir las consecuencias.

Le damos el poder a los demás, cuando el poder realmente debería y está dentro de nosotros.

¿Los demás saben más que nosotros? ¿Los demás son los únicos proveedores de nuestra felicidad? ¿Los demás tienen más experiencia que nosotros para saber lo que es bueno para nosotros?

En la mayoría de las veces, NO.

Y todo porqué creemos que un titulo en una Universidad con un titulo impronunciable o el mazo en la mano que tiene esperando si no acatas las ordenes que te han mandado , tienen mucho más poder que tú , tu intuición o tu propio talento.

Somos seres que desconfiamos en nosotros mismos y al encontrarnos con alguien, entre fuegos artificiales, títulos en la pared o una cara bonita que nos hace algo de gracia, le damos el poder sobre nuestras vidas.

¡¡Luego pasa lo que pasa!!.

¿Por qué si de pequeño por un oido te entraba y por otro te salía todo lo que decían tus padres, ahora sin embargo, agachas la cabeza y lo único que sabes decir, es “Si , ya voy, lo que necesites”.?

Unos dirán que eres un calzonazos, otros que eres un miedoso ante las consecuencias…pero es que lo peor de todo, que luego cuando estás en un ambiente donde nadie te conoce, lo único que haces es quejarte de la vida que tienes, de lo malos que son los demás y que nunca habrá avances en tu vida.

DEJA DE PEDIR PERMISO A TODO EL MUNDO. HASTA PARA IR AL BAÑO, DÉJALO YA, POR FAVOR.

Cuando eras pequeño , eras un ser curioso. Hasta te motivaba hacer las cosas que te habían prohibido porque querías saber cómo se lo iban a tomar cuando vieran que no les hiciste ni caso.

Con el paso de la edad, es la curiosidad, una de los valores que más se debilitan. ¿Por qué? Porqué no dejamos de pensar en los demás, en las posibles consecuencias y en el miedo que nos entra al pensar qué puede ocurrir si conseguimos lo que nos habíamos propuesto .

Cuanta menos curiosidad, menos limites sobrepasaremos y menos posibilidad de conocernos y alcanzar nuestros sueños. Sin embargo, seguimos pensando, que antes de hacer nada, es mejor pedir permiso a los demás, no vayan a molestarse, que vean que nos preocupamos por ellos y que tenemos su opinión en cuenta.

No estoy diciendo que no les escuches, PERO JAMÁS QUE LES PIDAS PERMISO A LOS DEMÁS PARA SER UNO MISMO .

¡¡ESO JAMÁS!!.

¿Escuchar? Genial.

¿Comentar la situación? Desde luego y más si hay algún riesgo que no podrías ver.

¿Aprender de los mejores? Desde luego que si. Si tienes esa oportunidad, aprovecha la experiencia de personas que han pasado por lo que quieres vivir tú.

¿Pero permiso para ser uno mismo, para sentir lo que quieres sentir

Si hubiera pedido permiso para hacer muchas cosas de las que he hecho desde que di el salto de mi mundo de la contabilidad al día de hoy, te aseguro que no estaría a día de hoy aquí contigo. Te lo aseguro.

La gran parte de la gente , si quieres hacer algo, fuera de lo establecido, de la rutina con la que te han conocido, acabaran diciéndote, ” Déjate de pajas mentales, eso es una locura, sigue como estabas y déjate de tonterías…”.

La gente dirá que te quieres salir de lo establecido. Y son ellos los que se salieron, siendo como los demás esperaban ser y no siendo ellos mismos.

Tú no quieres salirte de lo establecido, QUIERES SER TÚ MISMO. Y ése propósito , tiene que valerte como el mayor de los pasaportes para hacer y sentir lo que quieres probar y experimentar.

Empieza a hacer las cosas PORQUE LAS SIENTES Y QUIERES HACERLAS, y no PORQUE TE LO HAYAN DICHO LOS DEMÁS QUE ES LO MEJOR PARA TI.

Lo que sea mejor para ellos, SEGURAMENTE NO ES LO MEJOR PARA TI.

¡¡DEJA DE PEDIR PERMISO PARA SER TÚ MISMO, DATE EL PERMISO DE DESCUBIRTE Y DISFRUTARTE!!.

Y que sea un permiso, que la única fecha sea el día que tengas que coger el billete para “allá arriba”.

Mientras tanto, no pidas un permiso a los demás para poder ser tú mismo .

Te aseguro que vivirás unas experiencias únicas, más vertiginosas y satisfactorias que pidiendo a los demás permiso para ser quién sueñas ser.

¡¡Pero tú decides!!

José Manuel Zapata: “Que la buena musica os acompañe, por favor”.

Hoy dentro de la Sección “Conversaciones con…” es un placer presentar a José Manuel Zapata. 

¿El Alelluia de Haendel puede cambiar tanto una vida? ¿Puedes prever que un niño que no para de gritar ni en su bautizo, se convierta en un gran tenor? ¿Puedes prever que aún teniéndolo todo a su disposición, una vida soñada, dejarlo todo por la misión de que la gente se enamore de la musica que le ha acompañado desde los 18 años? ¿Crees que la felicidad es no querer más de lo que estas viviendo en el presente?

Estas y otras muchas cosas, responde la entrevista que hace unos días tuve el placer de tener con José Manuel.

De “bolos” por la Comunidad Valenciana, pasó en 4 años a recorrer escenarios como el  Metropolitan Opera House de New York, Teatro Real de Madrid,  Teatro del Liceo de Barcelona, Champs Elysees de Paris entre otros muchos  teatros maravillosos.

¿Pero qué hace dejar todo el éxito conseguido y soñado? Sigue leyendo la entrevista. No te dejará indiferente.

Podéis conocer más el trabajo de José Manuel a través de su Web, en Facebook, Twitter e Instagram.

.- Si tuvieras que pedir trabajo, ¿Cómo te definirías al entrevistador?

Como un hombre macedonia.

Muchos trocicos de muchas cosas. Mi padre decía que al final iba a ser un océano de conocimiento con un dedo de profundidad.

He hecho muchas cosas en mi vida. He hecho de todo. He sido camarero, vendedor, he estudiado Historia del Arte..Pero el trozo más gordo de esa macedonia gigante es el de tenor, el de artista.

Yo al final me definiría como artista. Es cómo me siento más.

Puedo hacer muchas cosas, pero lo que me gusta, es ser artista.

.- ¿Crees que todos podemos hacer arte?

Yo creo que si. Yo creo que todo el mundo tiene cualidades. Yo creo que todo el mundo tiene talento.

El problema es que mucha gente no echa ni 5 minutos a averiguar cuál es. Derivando su vida hacia talentos en los que realmente no son ni realmente son.

Yo creo en una herramienta que es la “autovaloración correcta”, consejo que me dio un tenor hace muchos años cuando empezaba. Me dijo que tenía que saber siempre donde estaba. Y esta autovaloración correcta es importantísima.

Claro que todos tenemos capacidades. Desde los que empezaron a pintar en las cavernas, hasta todo el mundo puede pintar, cantar…Pero eso sí, no todo el mundo va a ser Pavarotti o los Rolling Stones, pero algo que diferencia al  ser humano es eso, la capacidad de crear arte.

.- ¿Y cuál es el principio para descubrir ese talento?

Yo creo que amar algo con todas las ganas.

Cuando amas la música, que es lo que me paso a mí, escarbas dentro de ti y te das cuenta que si que estaba adentro ese talento. Sólo tienes que averiguar en que medida está, para saber si te puedes dedicar profesionalmente, amateur o una cosa intermedia.

En definitiva, es amar las cosas. Amar la música, la pintura, la literatura.

.- ¿Amar algo y haciendo oídos sordos a lo que los demás piensen?

Esa es la pregunta David.

A mi me gusta preguntar. Y me gusta que la gente que quiero y que me quiere, opine sobre lo que hago en la vida. Es verdad que siempre la última decisión la tomo yo, porque al final el que decide soy yo.

Pero cuando dice la gente que tienes que aislarte de los demás porque la gente contamina. Yo creo que la gente que te quiere, no lo hace. La gente que te quiere , te ayuda a tomar decisiones.

Yo si escucho, y me gusta mucho escuchar.

.- ¿Cómo le definirías la música a mis sobrinos de 6 años?

Depende de la cantidad de reguetón que escuche.

A los niños de 6 años les diría que la música será una de las cosas más importantes que van a tener durante su vida Que seguramente ya lo es, aunque no se den cuenta. Porque seguramente no paran de escuchar música en todas las cosas que les van pasando en la vida.

Pero al final, para el 99,999% de la población mundial, la música será el arte que los acompañará siempre. Y la música será a lo que se aferren muchas veces para sentir tristeza, alegría, para enamorarse, para pasar miedo, para el calor…en definitiva, para todo.

La música siempre estará con ellos. Será uno de sus mejores amigos durante toda la vida.

.- Si echas la vista atrás, ¿Qué ves?

Una vida plena.

Veo éxito y muchos fracasos también. Que se compensan los unos con los otros y producen una persona muy feliz, como soy ahora mismo.

No cambiaria mucho lo que he hecho. Quizá el comportamiento con algunas personas para intentar cambiar lo que ya ha pasado, aunque ya no se pueda hacer. Lo que si que haría sería es cambiar mi actitud para conciliar cuando no lo he hecho.

Pero estoy contento si miro atrás

.- ¿Cuándo hay que dar el DO de pecho en la vida?

Casi a diario te diría.

El do de pecho hay que darlo cuando me tu hija se enfada cuando está 15 días en el pueblo porqué se aburre. Hay que darlo en el trabajo…

No concibo la vida sin dar el do de pecho en cada instante. Porque cuando dejo de hacerlo, es cuando yo me meto para dentro. Cuando dejo de poner intensidad en las cosas y es cuando no me gusta lo que soy.

No me gustó nada cuando dejo de dar el do de pecho, porque el encefalograma se me empieza a poner cada vez más plano.

Creo que todos necesitaríamos estar dando siempre lo máximo posible de nosotros todo el tiempo. No solo es el trabajo o ganar el dinero, sino también muchas cosas.

.- ¿Qué hay detrás de un escenario de Opera que los demás no podemos ver?

Lo que no se ve es lo que más le gusta a la gente cuando lo ve.

Yo siempre que he invitado al Teatro Real a que vean la representación y les enseñas lo que hay detrás, la gente alucina. Porque es una maquinaria de precisión tan perfecta y alucinante, esa fabrica de emociones que es el Teatro de la Opera.

Detrás hay tanto trabajo, tanto miedo, tanta alegría, tanta emoción, trabajo en equipo, con una sincronización como en ninguna otra empresa del mundo puede llegar a hacer.

Yo digo que el producto lo montamos y lo estrenamos delante de la gente a tiempo real. Y siempre con una máxima excelencia.

Siempre lo que hay detrás de la Opera, en la caja escénica y días previos antes que la gente se siente a ver los resultados, es apasionante. Y cuando la gente consigue verlo, es fascinante. No creo que haya empresas con la precisión y el trabajo en equipo que hay en el mundo del Opera.

.- ¿Y por qué se abandona el mundo de la opera, por el mundo de las conferencias, de tu propio espectáculo..?

Yo sigo haciendo mi espectáculo. Porque al final son periodos vitales. Periodo en el que yo era el cantante principal en los mejores escenarios del mundo, pero yo no era feliz con ello.

Yo soy una persona muy familiar. Me gusta estar con la gente que quiero. El éxito es muy bonito. Pero es más bonito cuando lo compartes con gente que está a tu alrededor y que quieres. Y muchas veces no puedes hacerlo ya que estás continuamente con una maleta de arriba abajo por el mundo.

El nivel de exigencia de ese mundo es abismal. La gente quiere verte siempre dar el do de pecho de manera permanente. Pero cuando bajas el do de pecho porque no tienes el dia o no te apetece, a la gente le cuesta perdonar. Porqué ha pagado una entrada para ver el mayor espectáculo del mundo.  Y con ese nivel de exigencia, propio y ajeno es una cosa de difícil de llevar.

Unos lo llevan bien y otros no tan bien , como yo. Ya que para mi el éxito es la búsqueda de la felicidad, por lo tanto mi labor con la música fue durante unos años esa. ahora es otra.

Ahora quiero que se enamoren de la música que yo amo. Ya que cuando se introducen ella, les cambia la vida Los sentimientos que provoca esa música tan mal llamada “clásica”, no hay cantante pop o rock , nada llega a meterse tan adentro como la música sinfónica. Algo que no le damos una oportunidad.

Con el mundo de la empresa, después de dar una conferencia, cuando viene una persona y me dice, ya haya podido aprender algo o no con la misma es cuando me dicen que le van a dar una oportunidad a la musica de la que yo hablo.

.- ¿Qué nunca olvidas en tu día a día?

La autovaloración correcta es la cosa que más me ha ayudado en mi vida. Me ha ayudado a ver lo que va a venir. Saber cómo te percibe la gente, dónde estás … ya que te ayuda a girar el volante si te lleva a un lugar que no quieres ir. SI no sabes ni dónde estás ni como te perciben los demás…te acabas estrellando. Ya que lo he visto a mi alrededor un montón de veces

Cuando ya ves que no era cómo era antes, cuando la gente no tiene la apreciación que tenía, que hay competencia que antes no había, mejor y a menos precio… y no sabes poner el barco en dirección distinta… sabes que va a ocurrir.

Éste es el mejor consejo que me doy a mí , cada día.

.- ¿El miedo es aquél cuñado coñazo que tenemos que aguantar en las cenas de Navidad?

El cuñado termina por dar risa y a veces el miedo es horrible. Es el peor sentimiento que siente el ser humano.

Yo creo que el miedo lo he vencido a nivel profesional haciendo cosas de las que estoy plenamente seguro. Por ejemplo, todo lo que estoy haciendo “Concierto para Zapata y Orquesta” cuando me subo, no tengo miedo en ningún instante, porque soy feliz con lo que hago. Porque estoy tan seguro de lo que hago, porque con modestia creo que soy uno de los mejores en eso.

El miedo en mi vida está provocado por la inseguridad, por el no saber qué va a pasar. Y eso crea miedo y crea ansiedad. Algo que me ha pasado  durante mi carrera muchas veces. Me cagaba vivo, era un miedo irreflexivo, irreal con emociones arcaicas.

El miedo es un gran cuñado muy peligroso.

.- Una canción que te motive.

He pasado por periodo auditivos en mi vida. Y a día de hoy estoy en Johan Sebastian Bach. Y no consigo salir de ahí. Al igual que James Rhodes, te diría la chacona en re menor de Bach.

.- Una canción para alcanzar tus sueños.

Hay una canción de Chavela Vargas, que se llama “La canción de las simples cosas. El éxito está en apreciar las simples cosas.  Esas simples cosas, como dice la canción, que vamos dejando atrás y que no les prestamos atención. Y también como dice la canción, tenemos que volver a los sitios donde amamos la vida.

A mí esa canción me cambió la vida cuando la escuché la primera vez.

.- ¿Qué pondrías en una pancarta en medio del Teatro Real?

OS VAIS A MORIR TODOS, RECORDARLO SIEMPRE.

Todos vamos a morir y no lo pensamos. Nos empeñamos en ganar más dinero, en competir con el otro a codazo limpio. Se pasa esto rapido y no lo recordamos lo suficiente.

.- ¿Cuál es la mejor inversión?

En cultura, en viajar, en aprender de los demás. Yo creo que se acaban las tonterías cuando lees, cuando conoces gente diferente.

Creo que se acabaría el nacionalismo viajando , como creo que decía Unamuno.

.- ¿Qué te gustaría decirme dentro de 5 años?

Que sigo estando igual que ahora. NO quiero más de lo que tengo ahora. Estoy muy feliz ahora, no quiero más. Que he aprendido más, que he conocido más gente pero sigo estando igual de feliz.

.- Una reflexión para los lectores del blog…

Es un mantra que repito siempre, y que es que la música os acompañe siempre por favor.  Es lo único que puedo recomendar, que la música buena os acompañe siempre que es lo que cambia la vida. ¿Por qué me cago en el reguetón no lo puedes poner en la entrevista, verdad?

 

¿Cuál es la mayor mentira del mundo?

Una mentira no tendría ningún sentido a menos que sintiéramos la verdad como algo peligroso” decía Alfred Miller.

Nos pasamos la vida lamentándonos por las mentiras que nos hemos “comido” de los demás.

Mentiras que nos han sido desleales, que nos han despedido del trabajo, que no nos han dicho la realidad amigos sobre otros amigos…Miles de mentiras que expresamos por la boca durante toda nuestra vida esperando que el Universo o alguien restituya nuestro maltrecho Ego dañado.

Estamos muy confundidos. Pensamos que el problema lo tienen los demás. Aquellos que no nos han dicho la verdad, o como algunas personas les gusta decir “No te he mentido, he ocultado la realidad“. Y mientras tanto nos lamentamos , gritamos y llorando esperando que el “MÁS GRANDE” venga a salvarnos, a cuidarnos y les devuelva el daño que nos han hecho multiplicado por 1000 a las otras personas.

Queremos venganza. Estamos necesitados que el Karma les devuelve la misma moneda. Pero sobre todo que no nos pase más a nosotros.

No hace falta ver las redes sociales, para hacer una lista de las personas que crees que te han mentido. Seguro que tu Ego, la imprime rapido en tu mente, te hace un PowerPoint y lo que necesites. Lo tenemos marcado mejor que cualquier tatuaje que podamos ver.

Odiamos que nos mientan. Promulgamos las relaciones sinceras, claras, directas. Pero la mentira siempre está y estará en nuestras vidas.

¿Por qué?

Porqué para mí la mentira más importante del mundo, ES MENTIRNOS A NOSOTROS MISMOS.

No soy muy espiritual que digamos. Y quien me conoce, sabe que los radicalismos no van conmigo. Pero cada día creo más que las personas que mienten, están cometiendo el mayor delito que el ser humano puede cometer, QUE ES MENTIRSE ASI MISMO.

Todo comienza dentro de uno mismo. Aun cuando sabíamos que nos estaban mintiendo, seguíamos esa relación porque nos sentíamos a gusto. Aún cuando sabíamos que no nos estaban diciendo la verdad, seguíamos con esos amigos, porque nuestra seguridad, comodidad, en definitiva interés, nos interesaba.

Nos mentimos nosotros mismos aún sabiendo lo que va a ocurrir. Deseando que las cosas cambien. Pero también desde dentro de uno mismo, el mentirnos a nosotros mismos, hace que mintamos a los demás. Que a pesar de las evidencias, no digamos cosas a “amigos del alma”. Que a pesar de muchas cosas, hagamos cosas que sabemos que acabarán mal para nuestra salud personal.. Que nos apuntamos a “modas” pensando que así seremos reconocidos, pero los resultados esperados nunca llegan… porque te estás mintiendo, no es esa vida la que te espera, otra, y sin embargo te mientes y mientes a los demás….Que a pesar de lo que nuestro estatus pueda decir, aparentamos algo que en el fondo, la realidad, no es así…

Nos acabamos mintiendo a nosotros mismos, y en consecuencia a los demás.

¿Por qué cometemos tan importante daño hacia nosotros mismos mintiéndonos?

A lo largo del estudio para este artículo que son 2 las razones por las que nos mentimos:

1.-  Por no querer ver la realidad de nuestros sentimientos ,pensamientos, acciones, estilo de vida..

2.- Y no queremos que los demás vean lo que está pasando dentro de nosotros.

Gracias a estas dos mentiras, rige el mundo. ¿Crees que habría que sumar alguna a la lista?

Mentirse, es cerrar con llave y 4 candados lo que sabemos de nosotros mismos pero no queremos que los demás sepan. Esperando que esos candados sean fuertes y que podamos seguir viviendo la vida que hasta la fecha estábamos viviendo.

Una vida que principalmente estará basada en el postureo y en aparentar ser uno más, como los demás esperan que seamos.

¡¡QUÉ PENA!!.

No estoy promulgando que no haya mentiras en el mundo. Porque siempre las habrá queramos o no. ¿Por qué? Porque nuestro Ego, nos dirá que mintamos para seguir manteniendo y satisfaciendo nuestros intereses, en definitiva nuestro estatus o poder sobre los demás.

Así que queramos o no, siempre habrá mentiras. Mentiras hacia los demás pero también con nosotros mismos.  Y todo por miedo a mostrar y ver quiénes somos y satisfacer los intereses que tenemos puesto en el exterior, pero no en el interior.

¿En qué mundo estamos viviendo?

Hasta preferimos que nos mientan. Preferimos a “vende humos” que nos venden una amistad falsa, un curso express para alcanzar el éxito a través de la creación de tu marca o cómo ser mejor inversor que Warren Buffet en 4 horas, que una persona nos coja por la camiseta y nos diga las cosas como, en el fondo lo sabemos, pero no queremos reconocerlo. Le tildaremos de todo, pero será el paso del tiempo, el que nos reafirmará que esa persona tenía razón y lo hacía por nuestro bien. Y no el que se llevo nuestro dinero gracias a nuestro miedo y necesidad de aparentar y no de ser.

Nos pegamos muchos momentos de nuestra vida mintiéndonos. Haciendo lo que los demás decían era bueno para nuestro porvenir. Haciendo lo que la mayoría hacía habitualmente y luchando por conseguir, lo que los demás tenían y debía tener a una edad. Pero llegará un momento de la vida, que harás, CRACK.

Así que no creas que los candados por muchas vueltas que les pongas, siempre van a estar bien sujetos. En forma de crisis, de persona que ve más allá de lo que los demás ven de ti…De muchas maneras, la vida lo que te está dando es la bofetada espiritual que hacía tiempo necesitabas.

Aquí se trata como cuando no te comías la verdura. Tu madre era dulzura e intentaba que te las comieras un poco más antes que tu padre se interesase de que estabas haciendo el  “tonto” y te las comieras por las buenas o por las malas. Pues aquí igual, tú eliges quieres el método fácil o el duro.

Pero que tendrás que pasar por alguno de ellos, eso también.

Así que recuerda:

.- Tenemos más miedo a la realidad, a qué nos mientan en si.

.- Mientes a los demás, porque empiezas por mentirte a ti mismo. Los demás no te están mintiendo, se mienten a ellos mismos.

.- La mentira es el placebo al miedo a tener enfrente una realidad, que en muchos casos ya intuimos.

.- Dejar de mentirte, es el principio del comienzo de la mayor relación que podrás vivir, que es contigo mismo.

.- Relación sin mentiras que te encauzara a tu camino, a tu felicidad, a tu paz,…a eso que siempre habias soñado, que habías intentado pero que no sabías porqué no llegabas a ella. Y era porque el comienzo estaba viciado por las mentiras que te creías y aceptabas.

.- Mira a quién te mienta con compasión. Tú ya sabes qué le está pasando.

¿Cuál es para ti la mayor mentira del mundo? ¿Qué te mientan o mentirte a ti mismo?

 

 

 

Noticia: ¡¡No hay principes azules ni princesas rosas!!

Eran amantes eternos , buscarse y encontrarse una y otra vez era su karma” dice Isabel Allende.

Os tengo que decir una noticia muy importante para mi: EL ROJO NO ES EL COLOR DEL AMOR.

Ni tampoco existe el príncipe azul, y por favor ¿Quién come perdices en su boda si en todos los menús hay pescado y tarta de chocolate?

Nos encanta cada vez ser más radicales y yo cada vez estoy más en contra. “ La pasión, el sexo es de color rojo, Verde esperanza, el futuro es de color negro y las novias se tienen que vestir de blanco impoluto…”

¿Y dónde están las demás gamas de los colores? ¿Por qué denostamos otros colores a favor de otros? ¿O es que la vida solamente es de un color o de otro? ¿Dónde está el gris, el violeta o el amarillo?

Se dice que el color rojo, significa llamada, está relacionado con las pasiones, con la sangre, con el amor. Pero otros podrías decir, que el rojo lo tienen relacionado con algo desagradable o sinónimo de desmayo al ver la sangre. ¿O es que cuando estamos comiendo nos gusta ver una operación o algo parecido?

Dejemos de etiquetar las cosas y más de forma impositiva.

El amor, tiene para momento , sus colores. No solamente el rojo invade toda la relación.

En el comienzo de la relación hay dos colores que invaden cada momento, el verde y el gris. El gris, porque no sabes por donde irá la relación y más si has tenido ya alguna mala experiencia en dicho campo. Es el color de la duda, ni blanco ni negro, gris, por si acaso.

Pero decidimos , el corazón o la razón, que vamos a dar un paso adelante… Y empezamos a ver a esa persona, a mirarla a los ojos, a reírnos de sus cosas aunque realmente no hagan gracia, empezamos a vivir en la esperanza, que sea la persona que queremos, que siempre hemos soñado. Empieza la esperanza, vemos todo de color verde.

Y entonces cuando llega la pasión, la manos entrelazadas, las miradas que hace todo a nuestro alrededor desaparezca. Si, el rojo nos invade. Todo es pasión, hasta un simple gracias, se convierte en un torbellino de emociones y sensaciones.

¿Pero qué pasa? ¿Qué hasta aquí se ha acabado ya el amor? ¿Qué pasa con los enfados?

Ves a esa persona de todos los colores, pero no muy inspiradores que digamos. Pasas del verde, al rojo intenso, pasando por el negro, por el gris de la duda, por el marrón pensando qué habías hecho estando con esa persona … Un carrusel de emociones y decolores.

¿O es que siempre el príncipe o la princesa tiene que ser azul o rosa? ¿A otros no les podía gustar que su príncipe fuera amarillo o de color negro? ¿O las princesas tienen que llevar siempre el rosa en todo momento? ¿No le puede quedar bien el negro para sus ojos?

Odio las etiquetas… No serás nunca creativo, eres torpe, eres inocente, te van a dar siempre por todos lados, no te sabes vender, nunca conseguirás nada, eres un incrédulo… … Etiquetas que con nuestra autoestima “baja”, acabamos haciéndolas nuestras, porque pensamos, que son personas, con “más experiencia”, que nos lo dicen por nuestro bien.

Nosotros mismos ya tenemos que ser ese color “rojo” del amor, o el que queramos darle. Nadie puede ni debe imponernos su color, nadie debe ni puede, hacernos cambiar de color.

Porque ya no sería amor, sería imposición.

Pero no solamente en el amor, dejamos que nos impongan lo que los demás piensan que es mejor. En la vida normal también.

Nos imponen normas, ( que están muy bien en determinados casos), pero que no nos dejan, ser nosotros mismos. Que no nos dejan, mostrar nuestros colores en esos momentos.

Los exámenes están bien, pero si suspendes, ya eres un “color negro”; un señalado, un negado.. Pues quizá esa persona , tenga un color “más potente” en otras materias , pero ya le imponemos el negro, porque no ha conseguido, lo que esperábamos de él.

También hay personas, que intentan “mostrar” colores vivos allá donde van , y luego es una simple mascara, que ha asumido, porque quería no mostrar su color gris, y sentirse uno más, dentro de la variada paleta de colores, que nos hacen creer que la vida, sobre todo vivos.

Los limites, que ponemos en la vida, que nos imponen, no nos dejan demostrar que la vida, que el amor, son diferentes tonalidades. Que estamos constituidos por colores, y no por uno solo.

Los príncipes azules no existen porque quizá tu color, el que te distinga sea el amarillo. La esperanza quizá no sea verde para ti, porque sea el rojo el que caracterice tus caminos , de esfuerzo y confianza.

Basta ya , de las pasarelas de moda, que nos impongan un color para estación del año . Basta ya , de imponernos colores negros, para ir a trabajar, cuando solamente un trabajador puede transformar el devenir de una empresa, aunque llevará zapatillas y camisetas “no correctas”. Basta ya de pensar que las princesas serán rosas y los príncipes azules, a mi me gusta el negro, y el rosa no me queda bien a mi cara. Una mujer de negro, me parece más atractiva, y no hace falta que venga en un corcel blanco, andando, ME VALE.

Dejemos de etiquetar las cosas por colores, por nombres, y aceptemos las diferentes tonalidades que tiene la vida. Vivámoslas todas, porque eso es la vida, una cama intensa de colores, de momentos ,de situaciones.

Jara A. Pérez:” Al final solo queremos sentirnos acompañados”

Hoy dentro de la sección “Conversaciones con..” es un placer presentar a Jara A. Pérez López.

Siempre me han dicho que estoy más allá que aquí. Pero yo pensaba que eran ellos los que estaban más allá que aquí. Y todo porque pensaban que estaba loco.

Loco por como hago las conferencias, loco por mis artículos, loco por alguna de mis contestaciones. Yo era el loco, pero los demás seguían haciendo lo mismo de siempre esperando conseguir resultados diferentes a los que estaban consiguiendo hasta la fecha.

Tememos estar locos, cuando en realidad ya lo estamos creyendo que estar en la norma es lo beneficioso e innovador en esta vida.

Hace unos días tuve el placer de hablar con Jara, que son su primer libro “La locura como superpoder. Aceptar tus debilidades te hace más fuerte“., una obra que recomiendo para todos aquellos que se hayan preguntado alguna vez si estaba loco.

Es hora de reivindicar que no existe una forma normal de vivir.

Podéis conocer más a Jara a través de su Web, Facebook, Twitter e Instagram.

.- ¿Es Jara, una tía normal?

La verdad es que no sé qué es ser una tía normal. Todos los días me levanto, me tomo un café, hago yoga y me pongo a trabajar. Si eso es normal sí, lo soy, hago lo esperable para una persona de mi edad y condición.

.- La locura como superpoder, ¿Cuántas veces te han dicho estás loca por ese título?

Pues por el título del libro no me han llamado loca nunca, me han llamado loca muchas veces, cuando era adolescente y tenía bastantes problemas psicológicos, ahí me lo llamaron hasta la saciedad y me lo creí mal, me lo creí pensando que estar loca era el fin del mundo.

.- Creo que todos estamos locos, todos somos diferentes, todos tenemos una forma desacostumbrada de ver la vida, pero preferimos ser aceptados que no denostados, ¿Qué piensas?

Bueno, antes que nada aclarar que hay muchas personas que están locas de verdad, son, por ejemplo, psicóticos y esa locura les incapacita para muchos aspectos de la vida. Entonces, sí, todos somos diferentes pero unos lo sufren más que otros. Los que más diferentes son, los locos de verdad carecen de muchos de los privilegios que las personas cuerdas o no diagnosticadas tienen. Una vez aclarado este punto sobre la locura, sí, todos tenemos una forma única de ver la vida que se va domando con la influencia de la norma. Una necesidad básica del ser humano es sentirse dentro del grupo; Esto, cuando éramos cazadores recolectores era la diferencia entre la vida y la muerte. Hoy en día, el grupo no es tan exageradamente necesario pero nuestro cerebro no ha cambiado y sigue leyendo las situaciones de soledad como muy dolorosas. Cuando somos rechazados por el grupo sentimos verdadero dolor. Por eso hacemos tantos esfuerzos por ser aceptados.

.- ¿Los locos son quienes transformaremos el mundo?

No lo sé. Creo que las personas no normativas en este sentido aportamos mucho a la sociedad. Pero las personas locas, diagnosticadas, se encuentran con infinitos problemas a la hora de, por ejemplo, acceder a un puesto de trabajo, a una vivienda, o a hacer activismo para luchar por sus derechos. Así que sí, sería genial, que los locos contribuyéramos a cambiar el mundo pero no sé si la sociedad normativa está dispuesta a ceder el espacio que corresponde.

.- ¿Las empresas deberían aceptar más locos en sus instalaciones?

Las empresas deberían de dejar de explotar a sus trabajadores y darse cuenta de que están trabajando con personas y no con máquinas. A partir de ahí ya vemos si los locos quieren trabajar con ellos o no.

.- ¿La felicidad promovida por grandes almacenes o impulsores de un mundo maravilloso, es un estado de locura transitoria?

No, eso no es locura, eso es manipulación. No se hace desde la locura, todo lo contrario se hace desde la cordura más chunga, desde una estrategia en la que no importa más que los beneficios.

.- ¿Qué es lo más importante has aprendido de un loco?

Lo más importante que he aprendido de mi propio proceso terapéutico y de acompañar a otras personas en los suyos es que al final solo queremos sentirnos acompañados, sentirnos apoyados, sentir que cuando tenemos un dolor enorme lo más importante es tener a alguien al lado que te de su mano y no te juzgue de forma implacable.

.- ¿Por qué la locura de las redes sociales, de tener más seguidores que los demás, de hacer cualquier cosa por ser trending topic?

No creo que eso sea una locura. Creo que es la tendencia de la sociedad de consumo que tiende a convertirnos a todos en productos. Se nos dice hasta la saciedad que si no lo petamos somos unos mierdas, luego cuando nos lo han metido en el cerebro por tierra, mar y aire se nos critica por hacer cualquier cosa por llegar a ser trending topic. Una ya no sabe qué hacer para que se la quiera 😉

.- ¿Qué piensa jara a ciencia cierta que cuando lo expresa ante los demás, piensan que estás loca?

Como te decía me han llamado loca, histérica, pasadita, etc. muchas veces en la vida. No ha tenido que ver con mis opiniones o pensamientos sino con mis estados emocionales, más bien.

.- Nos dicen los gurús de la espiritualidad que no tenemos que apegarnos a nada, pero creo que todos estamos apegados a algo, ¿Tienen trabajo por delante, si?

Me encantaría poder no tener apegos, sería el colmo del control emocional pero lo cierto es que no conozco a nadie así. Quizá sea una meta a alcanzar en un futuro pero mientras lo conseguimos, si es que queremos conseguirlo, sería genial que aprendiéramos a gestionar nuestros apegos, que pudiéramos entender para qué nos sirven, cómo manejarlos, cómo regularlos en intensidad, etc.

.- ¿Es recomendable un término medio en la gestión de nuestras emociones o de vez en cuando hay que dejarlas fluir?

Aquí cada uno se gestiona. No creo que haya una forma adecuada para todo el mundo.

.- ¿Por qué estamos enganchados a los vicios? ¿Por qué creemos que vivir es una locura?

No sé si estamos enganchados a los vicios. Considero los vicios como reguladores emocionales que usamos una y otra vez para regular sensaciones o provocarlas.

.- ¿Cuántas locuras has visto hacer y relaciones de parejas que se mantienen , todo por qué hay que tener pareja a ciertas edades ya?

La pareja es la unidad básica para esta sociedad. Nadie puede estar solo en la vida, todos necesitamos estar acompañados pero la forma en la que se nos ofrece estarlo en esta sociedad es la pareja. No es que queramos tener pareja es que cuando llega una edad es muy difícil no estar sola si no tienes un novio o novia porque todos tus amigos se emparejan y empiezan a tener hijos y es complicado hacer la vida con amigos que están metidos en otra cosa.

.- ¿La locura es una tara o una virtud?

La locura simplemente es. A veces como consecuencia de cosas que vives en la vida y a veces no. La locura incapacitante, como te decía antes es una gran jodienda porque los locos como colectivo están privados de muchos privilegios y eso es horroroso.

.- Una reflexión para los lectores del portal “El principio de un comienzo”.

Creo que sería interesante que a la hora de relacionarnos observáramos y escucháramos más antes de sacar conclusiones que tienen más que ver con nuestros deseos y anhelos que con lo que tenemos delante.

 

¡¡Quédate en TU zona de confort!!

Zona de confort: Aparente estado de comodidad que te lleva a la muerte en vida. Justificación perfecta para no hacer , no crecer, no arriesgarse y no vivir“.

Todos hemos recibido en nuestros moviles o hemos visto por internet, la imagen en la que ponen esta definición de zona de confort.

Un meme que vemos y que nos incita a romper con las cadenas de lo establecido, de lo rutinario, de ser quienes somos y de lo que estamos haciendo.  Nos está diciendo que no estamos viviendo, que estamos sobreviviendo , que  estamos muertos en vida… La verdad que nos pone un panorama por delante bastante negro si tras leer el meme seguimos haciendo lo que estamos haciendo hasta ahora.

¿Pero si no fuera así? ¿Y si la vida se tratase de vivir en tu zona confort y lo demás te importase 4 pimientos?

Echa un vistazo a tu alrededor. Piensa en lo que haces durante un día entero, durante la semana, durante el año. ¿Lo has hecho? Y ahora preguntante como te sientes, con todo eso que haces, con las personas que te rodean, con lo que tienes, ….. con todo…

¿Te sientes bien? ¿Feliz? ¿Tranquilo? ¿Comprometido con tu vida?

SI a todas estas preguntas has respondido que SI….¿Para qué quieres romper tu zona de confort?

Estás bien, estás tranquilo, te sientes a gusto con la que te rodea, si no anhelas nada más, ¿Qué más quieres?

¡¡ESA ES TU ZONA DE CONFORT!!.

Yo la defino como “El sitio, personas, situaciones en las que te hacen ser tú mismo , en paz contigo mismo  y yéndote a dormir más feliz que una perdiz”.

Si puedes considerar que estás en una situación así, FELICIDADES. Ya te podrán decir lo que quieras, ya podrán decirte que podrías ser mejor de lo que eres hasta ahora, que podrías ser más feliz de lo que eres hasta ahora…SI PARA TI, ESO ES TU FELICIDAD, lo que digan los demás te dará IGUAL.

Queramos o no, nos crispe los nervios ver a muchos amigos nuestros con parejas que saben que se van a dar el gran batacazo, de desidia en la vida de la gente que nos rodea, si ellos consideran que realmente son felices así, ¿QUIENES SOMOS NOSOTROS PARA DECIRLES QUE ROMPAN SUS LIMITES, QUE ROMPAN CON TODO Y DESCUBRAN QUE PUEDEN SER MEJOR DE LO QUE SON HASTA AHORA?

Podremos tener razón o no, pero ¿Quiénes somos nosotros para que una persona ponga patas arriba una vida con la que se siente a gusto?

En el fondo, lo que estamos haciendo, es querer dominarla. Que lo intente y si lo consigue, terminar diciéndole, ” ¿Ves? Lo que te decía yo…Si es que tendrías que haberme hecho caso antes...”.

Lo hacemos por su bien, pero también por nuestro Ego.  Para que vean que nosotros teníamos la razón y ellos no.

Aún durmiendo, estamos vivos, y si aprovechamos ese momento, esa es nuestra zona de confort.

Otra cosa totalmente diferente, es que nos estemos mintiendo.

Estemos siguiendo lo que nos han dicho que sería ideal para nosotros, para nuestra felicidad, para nuestro futuro. Estamos en un trabajo por el que muchos pelearían , en el que la placa que pone a la entrada, dice que somos Directores , Jefes o Representantes internacionales de no sé qué..Tenemos una pareja que es la envidia de muchos, que salir con ella por la calle produce muchas luxaciones de cuello… Pero aún teniendo todo eso, no sabemos qué , porqué, todas las noches, en silencio acabas llorando sin ningún motivo o dándote en exceso al alcohol u otras sustancias.

¿Y si quizá te estás mintiendo a ti mismo con la vida que llevas? ¿Y si quizá estás viviendo en una zona de confort que en realidad te está oprimiendo y ahogando?

Aquí nos encontramos con dos opciones:

  • La persona no haga absolutamente nada. Y estaría en su total derecho. Cree que está viviendo , aunque tú y yo sepamos que lo único que está haciendo es morirse en vida. Él cree que como está viviendo es su felicidad, su paz, su tranquilidad, piensa que lo de las noches ya se pasará , que quizá con una pastilla para dormir, tema solucionado, que será algo pasajero.  En esta situación la persona ha hecho algo, ha tomado la decisión de seguir adelante, en SU zona de confort. ¿Quiénes somos nosotros para decirle nada?

 

  • Es hora de romper con lo establecido, y encontrar tu verdadera zona de confort. Aquella en la que te irás a dormir con la conciencia tranquila, sabiendo que has hecho todo lo que sentías que tenías que hacer , decir todo lo que querias decir, en definitiva, sentir que ha sido un día más en el liderazgo de tu vida.

Yo no hablo de romper tu zona de confort, yo hablo de CREAR TU ZONA DE CONFORT. ¿Y quieres saber cómo lo hice yo?

1.- Comprometete a no volver a la vida que sabes que no te hace ningún bien.

2.- Sabes lo que No quieres. Crees que no sabes lo que quieres. Pues empieza dándote oportunidades en las cosas que te gustaban y las había desechado por el qué dirán. Descubre lo que te gusta, a quien puedes llegar a querer.  Di Si a todo lo que la vida te ofrezca.

3.- No sigas modas. No sigas opiniones del estilo “Prueba esto, que es la moda…Me han dicho que te puede venir bien…” Tú sabes lo que quieres y lo que no. Y estás en esta situación queriendo romper cadenas, porque seguiste los dictamenes de los demás. Deja las modas atrás y sigue a tu corazón.

4.- Se siempre consciente. Quieres romper cadenas, porque no eras conscientes de quien eras y lo que querías. Habías seguido modas, habías querido satisfacer las necesidades de los demás, pero nunca la tuya.  Así que lo que digan los demás, a no ser que te vayas directo al precipicio , que te la traiga al pairo, porque querrán tu bien, pero quizá no sea el tuyo.

5.- No olvides que la vida es disfrutarla en tu zona de confort. En la tuya, en esa zona en la que sientas, que eres tú mismo, en la que estás en paz ( que no quiere decir que no luches por ser mejor ),  pero si en la zona en la que te sientas, que eres TÚ.

6.- La magia no sucede fuera de tus limites. Si te sientes a gusto en tu zona, luchando por ser mejor , por mejorar, no es que la magia este fuera de tu alcance, si no que tú estás haciendo más grande tu zona de confort. Que es lo que se dice, ampliando el horizonte, desde tu zona de confort.

7.- Relaciono la zona de confort con la marca personal. Si tú estás en paz en tu zona de confort, quieres expandirla, desde tu esencia, desde tu congruencia, desde tus valores ( próximamente hablaré del lado oscuro de reinventarse), dejan una marca increíble en los demás. Si no estás a gusto contigo mismo, con tu zona de confort, tu marca quedará dañada. Podrás mentir a muchas personas, pero el tiempo demostrará que eres un “vende humos”.18

¿Estás a gusto en tu zona de confort? Si es así quédate en ella. Si no, crea la tuya propia y ves ampliándola, con muebles como en el Ikea.

¿Y qué es la zona de confort para ti?

Recuerda que el 11 de abril se celebra el Summit Wind  en Zaragoza, a favor de los niños de Aspanoa, niños con cáncer. Podéis comprar vuestras entradas a través de este enlace.