Margarita Álvarez: “La felicidad que hoy está de moda es una banalización…”

Hoy dentro de la Sección “Conversaciones con…” es un placer presentar a Margarita Álvarez.

Una persona que en su libro “Deconstruyendo la felicidad. Cómo mezclar los ingredientes para una vida feliz“, en sus principios dice que ” Huyo de la idea que la felicidad, es una obligación, incluso un derecho“, al menos a mí ya me tenía ganado.

Buscamos la felicidad, ¿Pero que c*** es ser feliz?

De pequeños poníamos fotos de nuestras vigilantes de la playa o de nuestro grupo favorito, con la madurez, ponemos frases de Paulo Coelho para que los demás vean que somos muy felices.

La felicidad ya cansa. Haz una prueba, pregúntale durante todo un día a las personas con las que te encuentres, ¿Eres feliz? Y seguro que te dirán que si muchos de ellos. Pero cuando les preguntes ¿Sabrías definirme qué es la felicidad? La gran mayoría se encogerán de hombros e intentando escabullirse de tu presencia no vayas a hacerle otra pregunta, que les haga pensar.

Y tenía ganas de hablar con Margarita. Fue presidenta del Instituto de Coca-Cola de la Felicidad durante 4 años y más de una década estudiando la felicidad. Fue nombrada por la revista Forbes una de las 50 mujeres más poderosas de España y siempre está entre las 100 más influyentes de la Península Ibérica.

Una persona que para encontrar la felicidad, no hay que seguir reglas ni pautas, ya es algo diferente en un mundo en los que abundan los “7 pasos para ser feliz” o las formaciones para crear “Departamentos de la felicidad” en las empresas.

Al igual que a la escritora, no estoy de acuerdo con la definición de Eduard Punset sobre la felicidad, “La ausencia de miedos”. Siempre tendremos miedos, y una vida sin miedos es una vida inconsciente.

Siempre que me han preguntado qué era la felicidad, para mí, siempre he respondido lo mismo “Dormir todas las noches a pierna suelta. Eso significa que has hecho todo lo que sabías que tenías que hacer en tu día”.

¿Y para ti qué es la felicidad?

Podéis conocer más el trabajo de Margarita, a través de su Twitter y LinkedIn

¿Se considera Margarita una persona feliz? ¿Por qué?

Me considero una persona razonablemente feliz. Porque he nacido en la cara buena del mundo, porque cada día abro el grifo y sale agua caliente, porque tengo unos niños que si los hubiera pedido por encargo no me gustarían más, porque tengo amigos y familia que siempre están ahí. Porque he conseguido disfrutar de cada cosa que he hecho en la vida. Porque creo que las cosas que pasan, no ocurren para mejor, pero creo que hay personas que sacan lo mejor de las cosas que ocurren. Y yo soy una de ellas.

¿Por qué ahora la moda de la felicidad? ¿La felicidad es vivir en un mundo Mr.Wonderful y lleno de frases de Paulo Coelho?

La felicidad que está hoy de moda es una banalización. La hemos confundido, entre otras cosas con la alegría. Pero la felicidad de verdad, ésa lleva de moda más de 25 siglos. Aristóteles decía que la felicidad es el objetivo prioritario del ser humano. ¿Hay algo más importante que eso?

¿Debería haber tantas definiciones de felicidad como personas hay en el mundo?

De hecho es así. Nunca he escuchado dos definiciones iguales. Cada uno tenemos la nuestra porque cada uno entendemos y sentimos la felicidad de una manera diferente. Eso es lo que lo convierte en un concepto tan complejo y tan mágico a la vez.

¿Qué determinaría una radiografía de la felicidad a la sociedad actual?

La sociedad española siempre ha puntuado en un notable, notable alto. Nuestro carácter latino y nuestra parte social ayudan mucho.

¿Al trabajo hay que ir ya motivado y feliz?

Yo sí. Lo único que pido es que nadie me desmotive o me reste. Pero eso no siempre es así.

¿A veces es mejor tener poca memoria para ser más feliz con la que está cayendo en el mundo?

Olvidarse de los problemas del mundo o de los propios no es la solución. Ayuda más el luchar por arreglar las cosas para mantenerse en unos niveles de felicidad razonable.

El mayor enemigo para desarrollar y alcanzar eso que llamamos felicidad, ¿Somos nosotros mismos?

Muchas veces sí. No diría que siempre, pero casi siempre. Por estadística, a todos nos pasan cosas malas en la vida. La diferencia está en cómo las afrontamos. Insisto, casi siempre. Tener las necesidades básicas cubiertas es fundamental para construir sobre ello.

¿Cuál es el principio del comienzo de todo camino hacia la felicidad?

La intencionalidad. Hay que querer serlo. Ser negativo y quedarse en la queja y en que todo es culpa de otros es más fácil.

¿El dinero da realmente la felicidad?

Numerosos estudios demuestran que no. Así que la teoría dice que no. Estoy deseando poder asegurarlo en la práctica J

Para que los demás vean que somos felices, ¿Hasta que somos capaces de hacer en esta sociedad del postureo?

Cosas increíbles. Hay cosas que dan risa. Otras que son trágicas.

Se habla mucho en el mundo empresarial y en el desarrollo personal, el tener un propósito vital. ¿Es imprescindible para alcanzar la felicidad?

Ayuda mucho, porque supone saber que lo que haces tiene un sentido que va más allá de la tarea. Para mí hay una pregunta fundamental para entender si una persona disfruta o es feliz con lo que haces. Se sabe enseguida cuando preguntas: ¿A qué te dedicas?

¿Seriamos más felices si fuéramos más agradecidos?

Es una de las claves más importantes. Cuando le damos las gracias a alguien suceden dos cosas: la primera, es que generamos un impacto enorme en la persona a quien le agradecemos; la segunda es que ser agradecidos nos hace ser conscientes de la cantidad de cosas que nos ocurren cada día que ocurren por lo que hacen otras personas o por circunstancias de la vida.

¿La vida es dar y  no exigir la compensación por obligación?

La vida es dar. Y lo bueno de dar está en el propio hecho, no en la recompensa. Hace años se hizo un estudio en niños sobre qué les hacía disfrutar más, si hacer un regalo o recibirlo. Y la conclusión era clara. EL regalar, dar o tener un gesto altruista tiene un efecto enorme en la felicidad de la persona que lo realiza.

¿Cuándo consideras que eres una persona feliz?

Ojala funcionará así. Ojalá te pudieras declarar soltero, casado o feliz. Ser feliz es estar razonablemente satisfecho con la vida. Y eso no es un estado definitivo, es una satisfacción razonable con la vida que llevamos. Es compatible con la tristeza, los momentos malo y las circunstancias adversas que todos vivimos en la vida.

Un experto en felicidad, ¿Siempre está feliz?

Conozco algunos  y no. Sería como pensar que un médico no puede enfermar. Pero en mi caso, siempre me he considerado razonablemente feliz. Y espero seguir siéndolo mucho tiempo.

La felicidad en definitiva, ¿Es ser uno mismo?

No sé si hay otra opción…

¿Qué pondrías en una valla publicitaria si pudieras?

Piensa en qué quieres contagiarle a la próxima persona con al que te cruces…

Anuncios

¿Conoces al Pensamiento Crítico?

Sólo el pensamiento critico, conduce al desarrollo de la sociedad” dice Ibiza Melian

Pensamiento Critico: Es un proceso que se propone analizar, entender y evaluar la manera en la que se organizan los conocimientos que se pretenden interpretar y representar en el mundo, en particular las opiniones o afirmaciones que en la vida cotidiana suelen aceptarse como verdaderas.

Si pones en internet , la palabra pensamiento crítico, es la primera definición que veras.

¿Pero a día de hoy qué significa pensamiento critico?

Definiciones:

  1. Mira cómo escribas algo que vaya en contra de mis intereses, del chiringuito que tengo montado o digas algo en la conferencia que la gente les haga pensar que puedo ser una copia barata de otra persona, nos las tendremos.
  2. Mira, no escribas de eso. No hagas eso, no lo intentes. No pienses así. Es mejor estar al abrigo de alguien o hacer la pelota a varias personas para asegurar tu futuro, es mejor hacer lo que te dicen que debes hacer, no pensaras y seguro que vendrá a alguien que resolverá tus problemas.
  3. Mira, ser crítico es la soledad. Todo el mundo dirá que eres raro, que piensas cosas diferentes a los demás. ¿Qué quizá te sigan en silencio y crean lo mismo que tú? Quizá si, pero desde luego, nunca querrán reconocerlo ante la mayoría.
  4. ¿O eres de lo nuestros o vas contra nosotros?

Estas son algunas de las definiciones que a día de hoy he ido observando y viviendo en primera persona, de algo con lo que todos nacemos, pero con el paso del tiempo, lo acabamos olvidando o denostando.

El pensamiento critico se podría definir en resumidas cuentas, como “Dudemos antes de creer que todo lo que nos dicen y vemos, es bueno, bonito y barato”. Pero a día de hoy se podría resumir en “No me toques los cojones, que no quiero dudar de lo que siempre he creído que era la verdad y bueno para mí”.

Hablando de tocar las pelotas.

Así reaccionamos ante los niños pequeños cuando empiezan a preguntarnos, “¿Por qué? ” a todo lo que les asombra y no saben.

Y así acabamos contestándoles, “Mira niño no me toques la moral y deja de preguntar“.

Este es el principio del comienzo, de la muerte del pensamiento crítico y también de la curiosidad, dándole la bienvenida al mundo a la mediocridad y al borreguismo.

¿Por qué? Porqué no nos han enseñado a PENSAR por nosotros mismos, a tener un pensamiento propio, y sobre todo a RESPETAR, ACEPTAR Y ESTUDIAR otros posibles pensamientos.

Desde los primeros momentos de la formación, nos dicen que si no aprobamos, si nos salimos de las líneas en el dibujo, o si respondemos cuando nadie nos ha dado la palabra, nuestro futuro será negro además de un suspenso y reprimenda en esa asignatura.

Además los compañeros de clase, acompañaran con burlas y , en algunos caso con otras cosas peores, a aquellos raros, especiales, que no son lo establecido, que piensan diferente, denigrándolos a la soledad.

Así que cuando llegamos a la “madurez”, todo aquel que con libertad expresa su opinión respecto a un tema, ya que ha visto que se podría hacer las cosas mejor, o al menos intentándolo de la manera que lo ha visto, es denostado porque sus ideas se salen de lo “establecido”. Y si además nos dice nuestro “gurú” que denostemos esas ideas, aún lo haremos con más ahínco y rabia, porque nuestro gurú así nos ha dicho que lo hagamos .

Pero eso si, luego queremos avances de los que disfrutar, queremos Disrupción y hacernos la vida más fácil. Pero eso si, sin que nadie nos “sacuda” nuestra cabeza , por favor.

¿Por qué huimos del pensamiento crítico y de los críticos?

  • Porqué una vez que creemos que estamos a gusto con lo que pensamos, hacemos, y no sufrimos vaivenes en la vida, todo lo que pueda remover esos cimientos, lo mandamos a paseo
  • Porque eso de pensar y volver a pensar, dudar y poner en duda nuestros pensamientos, como que da mucho miedo. No vaya a ser que eso que quizá nos demos cuenta que hemos estado invirtiendo el tiempo en cosas que no nos hacían bien o en mentiras.
  • Porque creemos que el pensamiento de una persona es critico ante nuestro estilo de vida, de pensar, de ver las cosas. Cuando en realidad, si lo hace con educación, está dándole una vuelta de tuerca más a esa idea, esa forma de ver la vida, para hacerla mejor y llegue a más personas.

En definitiva, rechazamos el pensamiento crítico y a aquellas personas que lo exponen, POR MIEDO.

Miedo a que nos quiten el chiringuito que tenemos montando y los demás se den cuenta que estaba basado en nubes de humo, a que nos enseñen una forma de vida que no era la que nosotros creíamos estar llevando, en definitiva, MIEDO PORQUE NO CONFIAMOS EN NOSOTROS MISMOS Y EN NUESTRAS IDEAS. 

Si confiáramos en nosotros mismos, sabríamos que la vida es avance, es conocimiento, es innovación, es presente y no pasado, pero sobre todo QUE NO TENEMOS LA VERDAD ABSOLUTA, ni que la vida se trata de GUETOS y todo lo que nos pueda “arañar” un poco, va en contra de nosotros.

No confiamos en nuestras ideas, porque las repetimos como las cacatúas ya que seguramente serán una moda que estemos viviendo y si nos dan estatus, fama y éxito, pues lo haremos aunque no creamos en ellas.

Dejemos atrás el Ego y escuchemos más. Nos iría mejor la vida.

Desde pequeños, el pensamiento critico ha sido denostado. Porque nos habían dicho que la palabra crítica era algo negativo.  Cuando en realidad, nos estaban diciendo: “Haz caso a lo que te digo yo que tengo más poder que tú, más experiencia , pero así sobre todo no me quitarás mi estatus de padre, profesor o jefe..”

Y así seguimos siendo cuando somos nosotros los “mayores”. Creyéndonos en posesión de la verdad absoluta y atacando a quienes opinan diferente a nosotros,( recuerda, el pensamiento crítico se hace con respeto y argumentos. SI quien tras expresarlos, te atacan, ellos son los que nunca tendrán argumentos).

Tener pensamiento crítico es:

  • Querer saber qué hay detrás de esa afirmación absoluta. Pueden tener razón o no, pero es corroborar. Porque a día de hoy, se da muchas cosas por absolutas cuando luego nos damos cuenta que son un timo.
  • Es crear un pensamiento propio.  No un pensamiento como el que tienen los demás.
  • Es saber que para avanzar, hay que caerse, aceptar tus fallos y transformar tus creencias.
  • Es saber que cada uno de nosotros somos diferentes y si todos piensan lo mismo, el consenso nunca será positivo.
  • Pero sobre todo saber que la verdad no es absoluta y que siempre se puede mejorar.

Escucha más. Ponte  en duda y pon todo en duda. Y luego toma una decisión. Acepta la opiniones de los demás porqué TÚ no tienes la verdad absoluta de nada. Respeta más a los demás, quizá tienen que enseñarte más de lo que tú crees que sabes.

 

Mónica Galán Bravo: “Un paso cada vez, puede solventar cualquier miedo”

Hoy dentro de la Sección de “Conversaciones con...” es una placer presentar a Mónica Galán. 

Podría empezar diciendo que Mónica es la entrenadora de referencia en hablar en público en nuestro país. Clientes como Telepizza, Ikea , Leroy Merlin…son algunos de sus clientes. Experta entrenadora en comunicación, oratoria y comportamiento no verbal.  Además una de las referencias nacionales en Formación de Alto Impacto. Así también enseña técnicas vocales y habilidades  escénicas a oradores profesionales ,formadores o presentadores de televisión.

Sus años de experiencia lo ha recogido en un libro titulado “Método Bravo. La herramienta definitiva y (divertida) para hablar en público de forma brillante en 5 pasos“, de gran éxito desde su publicación.

Nos encontramos con una de las formadoras y speaker referencia en este país. Pero ante todo nos encontramos cuando estamos delante de ella profesional, que habla con pasión de su trabajo, enérgica, alegre y siempre mirando al futuro con un ojo positivo.

Podéis conocer más el trabajo de Mónica a través de su Web, Twitter y LinkedIn.

Bienvenidos a una conversación junto a una de las mejores formadores que hay en la actualidad.

.- Si fueras el titulo de una conferencia, ¿Cuál sería?

Comunica mejor para ser más feliz.

.- Tratas en tu libro, cómo afrontar el miedo de hablar en público. Miedo que junto al de Haciendo y el dentista, son los más importante para el ser humano, ¿Cómo hacemos frente al miedo?

Un paso cada vez.

El miedo está siempre. Y solamente cuando está el miedo es cuando uno debe ser valiente. Sin miedo no habría valentía.  Sólo podemos ser valientes cuando hay miedo.

Y al miedo nos enfrentamos probando, un pasito cada vez, acercándonos. Siendo más grande que él.

Si por ejemplo con el miedo al dentista, vas un paso cada vez, te das cuenta que no es para tanto. ¿Tienes que tener miedo cuando te estás vistiendo? NO. ¿Tienes que tener miedo cuando estás llegando? NO. Porque una vez anestesiado, ya no te enteras de nada.

Un paso cada vez, puede solventarte cualquier miedo.  Te hace sentir el control por encima de las situaciones.

Y en los momentos de miedo son los únicos en los que desarrollar la valentía. No se puede ser valiente si no hay miedo.

.- ¿Te acuerdas de la 1º vez que hablaste en público?

Perfectamente. Fue terrible. Desastrosa.

Solo fue desastrosa para mí.

Aunque decimos que hablamos mal en público, en realidad nos creemos estupendos. Pero sucede que nuestras expectativas con el resultado final, siempre hay un abismo entre el resultado que esperamos y lo que verdaderamente es.

Escucharnos en una grabación, nos aborrece ya que no la oímos igual en la grabación como la oímos dentro de nuestra cabeza. No nos gustamos en video, y pasa esto porque no asumimos las expectativas que hacemos las cosas un poquito mejor . Y aceptar la mediocridad de quien todavía no es un experto, no la supera todo el mundo.

Todos cuando empezamos a tocar un instrumento, somos un zote. Al no ser que nazcas con ese talento, eres un zote.

Para mí la 1º vez fue desastrosa, ya que me imaginaba que iba a salir mejor. Pero me tembló la voz, me sentí con mucho miedo, no tenía un método o sentí que no fui clara en mis explicaciones.

Aunque los que me vieron desde fuera, me dijeron que no fue tan terrible. Aunque a día de hoy reconocen una evolución evidente. Pero para mí si me pareció terrible.

.- Se habla de los beneficios de hablar en público. Pero la gente piensa que si no eres un directivo o un speaker, no hace falta tener esa habilidad. ¿Pero qué poder tiene el saber hablar en público?

Muy buena pregunta, ya que se acerca al significado que yo tengo de lo que es la oralidad.

La forma en la que a mí me gusta trabajar la oratoria, tiene una vertiente práctica, ya que hay muy pocas profesiones, en las que no haga falta hablar en público.

Pero tú me preguntas por otro aspecto, y para mí, hablar en público es un método para mejorar la autoestima.

Yo tengo el pensamiento férreo, de que así eres, así hablas. Nuestra forma de comunicar está mostrando de la manera más pulcra posible, cómo somos internamente.

Aquí hay un circulo virtuoso, ya que cuando nos creemos poca cosa, podemos hablar de los cientos de miedos que nos invaden, también es posible que cuando desarrollas una forma de hablar liberadora, con aplomo,… no solamente estás luciendo hacia afuera, sino también mejorando la forma en la que tú te ves por dentro.

Esta es el caliz que yo tomo de la comunicación, que si bien es muy práctica hacia afuera, porque comunicar de una forma más eficaz te acerca a los objetivos establecidos ,  además hay otra vertiente, ya que cuanto mejor hablo en público, mejor me considero a mí mismo.

.- Los discursos se piensan que son hacia los demás, ¿Pero también tendríamos que saber escribir discursos para nosotros mismos?

Pienso que un discurso que no merece la pena ser escrito, no merecerá la pena ser escuchado.

Cuando los directivos me dicen que prefieren improvisar o fluir, vuelvo a repetir, sino merece la pena ser escrito, no merece ser escuchado.

Hablar bien en público, implica pensar bien en privado. Y el primer receptor de tu discurso, eres tú mismo. Y si a ti mismo, no te gusta, no esperes encantar a los demás. Claro que puede gustarte lo tuyo y los demás, no lo entiendan o no les encante, y estará OK. Pero si a ti no te gusta, es complicado que enganche a otros.

Los discursos que nos escribimos a nosotros mismos, muchas veces,  son al igual que dicen de las personas que se hablan así mismos en el coche de inteligencia, es la inteligencia consagrada con la calma. Escribirte a ti, es un momento de sosiego y de común unión con uno mismo. Es momento de escucharte y dejar escrito eso que necesitas expresar.

Yo creo que también hay que honrar mucho lo que es la palabra escrita para entender la palabra hablada. Ya que hay una frase que yo digo mucho, que es ” la más suave de las tintas es más fuerte, que la más fuerte las memorias”. La oralidad tiene una magia ya que las palabras se las puede llevar el viento, pero sin embargo, la palabra escrita si encierra ese afán de perdurabilidad, que tenemos los que nos enamora la comunicación.

.- ¿Somos lo que hablamos?

Desde luego.

Pero somos muchas cosas. Yo soy la Mónica romántica y la centrada también.

Por cómo habla alguien estás descubriendo, los signos de su personalidad muy marcadas.  Pero también si cambiamos lo que hablamos, podemos cambiarnos a nosotros mismos.

.- ¿Qué debería haber siempre detrás de un aplauso?

Agradecimiento.

Me pone enferma las personas que no aceptan el aplauso mostrando una falsa humildad, o una humildad mal entendida.

El aplauso es la respuesta del público ante tu regalo inicial que les hayas dado, una canción, una poesía o lo que sea. Tú no puedes quitarle la bidireccionalidad, ya si no fuera un debate, ellos te están devolviendo a ti en relación a algo que tú les has dado antes.

.- ¿Qué papel debe tener el Ego en nuestras vidas?

Yo no estoy lo suficientemente iluminada, para decir que al Ego haya que apartarlo por completo.

En relación a la pregunta anterior, te digo que quien está apartando un aplauso, está apartando todo el ego. Creyendo que no recibiéndolo, les está demostrando que no es para tanto.

Yo creo que a la hora de mostrarse en publico, hay una parte del ego que si, es necesaria. No tener ego sería como tirar la piedra y esconder la mano.

Creo que cuando un orador aparece en escena, tiene que notarse su presencia. Y eso implica honrar tu propio ego. También hay que tener en cuenta, cómo todos sabemos, que un exceso de ego, es negativo.

Pero no me gustan los oradores sin ego. Si estás debajo del foco, aprovecha el momento para dar tu mensaje. No se puede estar debajo del foco y en el patio de butacas a la vez.

.- ¿Qué pondría en una valla publicitaria si te diera ese poder?

No te creas todo lo que piensas. Las certezas son cosas de locos. Solo los genios dudan

.- Conocemos muchos bluf en redes sociales, en el escenario, ¿Quién o qué otorga la autoridad para hablar de un tema?

La audiencia. Hablamos de bluf, en realidad nos metemos con quienes ya tienen ese reconocimiento.

Cuando consideramos a un bluf, estamos creyéndonos nosotros mismos la flor de la intelectualidad. Cuando en realidad no lo es. Puede que con lo que yo sé, me puede parece que lo que la otra persona da, no sea para mí lo suficientemente bueno. Pero si ese bluf, esta funcionando es porque hay gente que le gusta.

¿Qué hay detrás de un bluf? que hay gente que le está valiendo ese mensaje.

No seamos tan críticos, porque no podemos pensar que nosotros somos unos genios y los demás son gilipollas. Hay que descubrir porqué algo deben estar haciendo bien.

Quizá detrás de un bluf, hay cosas que todo el mundo sabe, frases simplonas que todo el mundo sabe, pero que ha encontrado la manera de contarlo de una manera que no deja indiferente a alguien.

.-  Considerada por muchos como una referencia como formadora y speaker en nuestro país , si echas la vista atrás, ¿Qué ves?

A los que confiaron en mí cuando no tenía ese apelativo. A los que vieron un potencial y no dejaron que yo misma me agobiara con el potencial. Porque es muy terrible decirle a alguien que tiene potencial, que va a ser muy buena y a lo mejor ese posible futuro que tú ves, no sea verdad. Te tienen que dejar esa oportunidad.

Dejemos de decir rollos y demos la oportunidad.

.- ¿Qué piensas la mayor parte del tiempo?

De cómo aplicar dentro, lo que aplicamos afuera. Y mira que yo no me dedico solamente al coaching tal cual, pero buenos consejos tengo para todo el mundo y que facilidad tengo para fumármelos a veces.

.- ¿Cuál es tu concepto de felicidad?

No querer estar en otro lado.

.-  Una conversación que recuerdes. 

Una conversación con Rubén Turienzo. Una conversación en la que él me explico la importancia en la que hay ocasiones que hay ocasiones que es mejor volar bajo el radar. Todo lo contrario a un ser de mucho ego.

.- Una reflexión para los lectores del portal.

El otro día escuchaba una crítica a un ponente. Pregunté a esa persona hacia cuanto no le veía y me contestó que hacía 4 años.  Así que por lo tanto , una reflexión es que sobreestimamos lo que se puede conseguir en un año y subestimamos lo que podemos alcanzar en 5.

Tienes el derecho a reinventarte cuando te de la real gana y cómo te de la gana.

¡¡En la derrota siempre hay cosas que se hicieron bien!!

“El arte de vencer se aprende en las derrotas” decía Simón Bolívar.

Nos cansamos de leer siempre lo mismo.

” Para alcanzar el éxito, hay que fracasar“:

Eso quiere decir, que cuanto más te arruines, cuantas mas veces te caigas, nos dicen que antes llegaremos al éxito.  ¡¡O eso dicen!!. Porqué siempre hay alguno que se encariña con la piedra con la que tropieza y nunca llega al éxito anhelado.

Se habla de que tenemos que fracasar, para llegar al éxito. Que es el único camino que tenemos que recorrer para llegar a la cima.

Y si has leído libros de desarrollo persona, biografías o historias de motivación, verás como hasta alcanzar ciertas metas, la gente se había caído unas cuantas veces hasta alcanzarla.

Así que si nos lo dicen los demás, nosotros lo creemos. Creemos que tenemos que pasar por muchos fracasos para llegar al éxito. Pero la impaciencia, la envidia , la gana de dar en los morros a los demás, nos hace que queramos para antes de ayer el éxito y los fracasos para otros.

Pero si intentamos algo por primera, lo primero que obtendremos es el FRACASO. Siempre. Porque si lo consigues a la primera de cambio, ya me dirás qué formula has utilizado y aplícala a todo, si a partir de entonces, todo te sale a la primera.

Estudiamos los fracasos cuando se ha alcanzado el éxito. O eso decimos, lo que realmente decimos es que lo hemos pasado mal, pero nos olvidamos de las caídas y lo único que queremos hacer es disfrutar del éxito que hemos conseguido.

¡¡No seamos hipócritas!!. En qué fallamos ya no importa, importa el éxito en ese momento.

¿Pero qué pasaría si estudiáramos los éxitos cuando hemos fracasado?

Mi vida está llena de muchos fracasos, caídas, NOES, …como tú quieras llamarlos.

Expectativas no cumplidas. Sueños que me iban a llevar al éxito y a poder tocar los sueños que llevaba tiempo anhelando. Con ilusión, ganas y esfuerzo me ponía en marcha, pero por diversas circunstancias y en otras, yo mismo, la respuesta es NO.

Cuando fracasas o no alcanzas las expectativas creadas, no crees que haya un éxito en ningún lado. Te flagelas, te rebozas en la mierda que es lo único que crees que has conseguido e intentas que los demás no te lo recuerden mucho.

¿Pero y si hubiera éxito en el fracaso que has conseguido? Y creo que hay mucho más del que nos imaginamos.

La gente que me conoce, sabe que no soy un “Happy flower” ni que obvio la realidad a través de pensamientos positivos aunque me estén metiendo cuchilladas por detrás. No soy así.

Pero echando una vista atrás con toda la colección de fracasos en mi vida, y los que me quedan, estudiándolos, he alcanzado más éxitos y principios de éxito a través de las caídas, que con los éxitos alcanzados.

¿Por qué?

Como te he comentado, cuando alcanzas el éxito, no piensas en el pasado, solo quieres disfrutar del presente, pavonearte y seguir avanzando. No aprendemos del camino recorrido y luego cuando nos preguntan cómo lo hemos hecho, respondemos “Ni idea, la verdad que el pasado es pasado, ahora sólo importa el presente..”

Cuando fracasas, nos focalizamos en el resultado y no en el proceso. No creemos que hayamos conseguido nada, bueno si, crees que seremos el hazme reir de los demás y el señalado como fracasado hasta el resto de nuestros días.

¡¡EN LA DERROTA SIEMPRE HAY COSAS QUE SE HICIERON BIEN AUNQUE NO LO CREAS!!

¿Qué éxitos hay en un fracaso?

  • Has avanzado más que si estuvieras viéndolas venir. 

Te has quitado la pereza. Has estudiado. Te has esforzado, has luchado. Te has adentrado en un campo que no conocías y querías conocer.

Has hecho mucho más que las personas que añoran una vida mejor pero se dan al alcohol, sexo o drogas, para que se vayan de su mente y no pensar en ellos.

Has tomado las riendas de tu vida, cosa que hasta ahora era el sofá quien tenía el destino de tu vida.

Habrás recibido un “todavía No” o un “por aquí no es el camino correcto”; pero te digo que habrás avanzado mucho más que añorando algo por el que no das un paso adelante.

  • Siempre habrás obtenido resultados. 

Un resultado no es positivo ni negativo en función de si se ha conseguido una expectativa o no. Sino que es subjetivo.

Para unos creerán que tu fracaso, es eso, el mayor de los fracasos. Para otros, verán que has conseguido mucho más de los que ellos creen que podrían conseguir en su vida.

Si piensas, seguro que habrás alcanzado pequeñas metas. ¡¡SEGURO!!.

Estúdialas, mira qué has hecho bien. Qué has obtenido con esa acción. Investiga hacia dónde podría llevarte esa acción realizada.

Te aseguro que no habrás llegado a meta, pero seguro que habrás superado otras pequeñas metas que no pensabas alcanzar y que te llevarán a esa meta, o quizá a otra mejor.

  • Inspiración y Liderazgo

Podrás haber hecho el mayor de los fiascos, la mayor cagada para ti, pero  te aseguro que para mucha gente serás inspiración. No para ser carne de Memes o cotilleos, sino para ver que gente como ellos han dado un paso adelante y han luchado por una meta soñada por ellos también.

No habrás conseguido la meta, pero seguro que habrás conseguido ser inspiración para otras muchas personas.

  • Le has puesto cara al miedo. 

Creo que una de las cosas mas importantes es esta. Estamos liderados por el miedo.

Miedo a salirnos de lo establecido, a ser señalados por diferentes, miedo a no conseguir lo que queremos, miedo a conseguirlo… Más y más miedo, que nos hace querer algo pero no hacer nada al respecto.

El miedo nos hace creer que no somos dignos de nada, que no tenemos talento, que no valemos para nada, así que decidimos seguir lo establecido, lo que desean los demás para nosotros. Dejando a un lado para siempre nuestros sueños y metas.

Te das cuenta cuando le plantas cara al miedo, que es TODO UNA INVENCIÓN TUYA. Claro que hay incertidumbre en algo que no sabes qué va a ocurrir, pero tu ilusión, motivación, ganas, lo combate y acabas dándote cuenta, de que eres capaz de muchas más cosas de las que te imaginabas.

Enfrentarte al miedo, te hace encontrarte con tu esencia, con tu marca, con quien eres de verdad. Y eso es uno de los éxitos más importantes que siempre recordaré.

Estas son algunas de los éxitos que hay en los fracasos que he tenido en mi vida.

¿Y tú qué éxitos has alcanzado en tus fracasos? ¡¡Seguro que muchos!!

 

¿Cuál es el secreto del éxito en toda relación?

“Las buenas relaciones se pierden por un “si no me habla, yo tampoco”.

Somos las relaciones que tenemos .Pero no estoy hablando de relaciones de amor, sino hasta con el que te vende el periódico, estás teniendo una relación con él.

Y últimamente, las relaciones están formando parte importante de mi día a día.

No es la primera vez que lo he expuesto en el blog, y así lo creo también, pero toda relación comienza por intereses. Frase que me dijeron hace unos años y cuando la escuché , me enfadé mucho. Pero a día de hoy, estudiando y viendo las relaciones que observaba, así lo creo también.

Comienzas una relación de pareja, por el interés del sexo con esa persona, por tu interés de no estar solo,  por tu interés de dejar la soledad a un lado, por no escuchar más a tu madre diciéndote: “Pues ya va siendo hora que tenga una nuera por casa, por no hablar de nietos…”.

Pero no solo una relación de pareja, tiene tientes de interés.

Si ves las redes sociales, en un mundo en el que la amistad, se ha llevado a limites insospechados, en el que se dice “te quiero” a una persona que ni siquiera se conoce, te acabas preguntando, “¿De dónde ha nacido esta relación tan incomprensible y tan fuerte?“. Y acabas descubriendo que muchas de ellas, son por el interés profesional que tiene una de las partes en la otra, sin saber qué familia tiene, dónde ha nacido o si le duele el callo del pie.

Todo por una foto que muestre a los demás con quien nos relacionamos que haga creer a nuestros seguidores que somos como ellos.

Tú entras a trabajar en una empresa, por el interés de ganar dinero, por interés que genera esa marca o porque ese proyecto te interesa ya que piensas que te puede llevar a niveles anhelados por ti.

Duele, pero todo es INTERÉS. 

Somos seres dominados por el Ego, que toda decisión que tomamos siempre está dominada por nuestro bien propio, no el común.

Pero últimamente dos situaciones que he vivido, me han mostrado cuál es la clave del éxito  de toda relación.

Y la clave es LOS VALORES.

Cuando hay un problema con un amigo y una de las partes quiere resolverlo, pero la otra desoye las peticiones de solución. Una de las partes, no tiene dentro de sus valores más importantes la AMISTAD.

Cuando tras la disolución de un equipo de trabajo, lo único que se hace es “aprovecharse” de los contactos generados por una de la personas ya no existente en el grupo o borrarlo de las fotos ya realizadas, no se tiene dentro de ese equipo valores como el RESPETO por la otra persona y por el trabajo realizado por ella.

Queda muy New Age o muy Happy Flower, pero estamos en una sociedad que no se sustenta en valores sino en intenciones que satisfagan deseos propios.

Me hace gracia cuando veo temas de economía colaborativa, espacios de co-working. Se empieza ensalzando el trabajo en equipo, el poder conocer gente y crear cosas diferentes que no podrías hacer estando en el cuarto de tu casa. Y en muchas situaciones se acaba diciendo; “Es que éste no trabaja lo estipulado, es que no era lo que habíamos hablado, es que te llevas los honores de un trabajo que hemos hecho todo…”.

Parece que no hay que hablar de egoísmos, que hay que ver el lado bonito de los seres humanos, pero todos intentamos llevarnos las cosas a nuestro terreno, a nuestro INTERÉS.

Estas dos situaciones que observaba, me hicieron ver e investigar cuál podía ser la clave del éxito de algunas relaciones. Muchos pensarán que es la empatía, la escucha activa, el ceder en algunas situaciones o un contrato al que seguir a pies juntillas lo que hay que hacer y que no.

Eso son herramientas que se ponen en marcha, consecuencias de unos valores que están en concordancia entre las dos partes.

Echa un vistazo alrededor tuyo. Piensa que relaciones están en tu vida desde hace años .Pero aquellas relaciones por las que matarías, aquellas por las que te sientes orgulloso. Y si te das cuenta, son relaciones basadas en unos valores.

Será el RESPETO que os tenéis. Puede ser la LEALTAD que a pesar de las circunstancias y la lejanía sentís el uno por el otro. Puede ser la RESPONSABILIDAD que tenéis de cuidar la relación. Pueden ser muchos valores, o sólo uno, pero el cuál sea el nexo de unión entre los dos.

Quizá esa relación comenzó para no sentirte solo en el pueblo de tus padres durante el verano, ya que no conocías a nadie y el chico vino a saludarte. Quizá comenzó como una tontería de una noche. Pero han sido los valores los que la han fortalecido y han determinado que pasase de un recuerdo veraniego a una relación para toda la vida.

Pero como os he dicho, no solamente hablo aquí de relaciones de amistad o amorosas, sino también profesionales.

Se sincero contigo mismo, ¿Estás mal en tu trabajo? ¿Por qué?. Podrás hablar de la mala relación con tu jefe, con tus compañeros de trabajo, de lo que sea… En definitiva estás hablando de valores como el respeto, la humildad, la confianza , la prudencia o la responsabilidad…

TODO GIRA EN TORNO A LOS VALORES.

Conocer qué valores rigen tu vida, te enseña a :

  • Descubrir quién eres de verdad.  Lo que quieres en tu vida y lo que NO quieres en ella.
  • Tus valores, son parte esencial de tu marca. Determinaran la integridad o no de tu persona, si la congruencia forma parte de ti.
  • La toma de decisiones será mucho más rápida, ya que las basaras en tus valores, no en tus intereses o modas que rijan aquellos momentos.
  • Los vaivenes de la vida serán menos, pero habrá. Ya que los valores, serán los faros de los que te guiaras en aquellos momentos difíciles.
  • Sabrán quien eres, sin tapujos ni tabúes. Porque sabrán los valores que tienes.

Como dirían los Zigarros en una de sus canciones:” Nos centramos en lo nuestro y nos importa poco el resto, escapando de la realidad”

¿Y tú sabríamos decirme tus valores? ¿Por qué crees que muchas relaciones no han fructificado en tu vida?

 

 

¡¡Odio la mediocridad!!

“La mediocridad es la peor de la discapacidad” decía Nick Vujicic

Nos hemos dejado arrastrar por la mediocridad.

Mediocridad no solo en las acciones que realizamos, sino también con los pensamientos que tenemos y cómo actuamos con los demás.

Dice una frase, más o menos así, “Unos nacen mediocres, otros son aplastados por la mediocridad y otros se unen a la mediocridad”: Y cada día lo creo más.

Vivimos en una sociedad en la que la mediocridad inunda el día a día. Y como bien decía al principio, si intentamos salirnos de ella, nos muerde para que no queramos escapar.

Vamos al trabajo con una cara seria que nos llega hasta el suelo. Atendemos a la gente con rabia y contestamos de malas maneras a las primeras de cambio. Pensamos de los demás que son “raros” porque hacen lo que sienten que tienen que hacer, aunque sea solos. No acudimos a eventos importantes de nuestros amigos porque días antes nos han dicho cosas que no nos han gustado oír, aún sabiendo que tienen razón. Por no hablar de los cursos que acudimos de aquellas personas que les hemos tildado la etiqueta de “gurú”, simplemente viéndolos por la televisión en un programa. Por no hablar de personas, que intentan “fastidiar” tu reputación, porque no sigues las pautas que ellos creen conveniente…

¿Por qué nos dejamos llevar por la mediocridad?

  • Porqué es mucho mejor no pensar y dejarse llevar por la corriente, que crear algo por ti mismo.
  • Porqué es mejor no esforzarse y cargar la culpa de tus problemas a los demás, que empezar a responsabilizarte de tu vida.
  • Porque es mejor seguir la corriente, que no ser tildado de “especial, rarito, diferente…” simplemente porqué estás luchando por tu sueño.
  • Porqué como ya habías intentado una vez, el conseguir tus retos, y por las circunstancias que fueran, no lo conseguiste, es mejor que te lleven los demás, sin esfuerzo, que volver a pasar por lo mismo.
  • Porqué es mejor copia al pie de la letra lo que dicen los demás, querer ser igual que otra persona, que luchar por ser uno mismo.

¿Sigo?

Estas son algunas de las “excusas” que nos ponemos para dejarnos llevar por las recomendaciones, deseos e intereses de los demás creyendo que nos llevará al éxito rápido y duradero, cuando realmente solamente nos llevan a la mediocridad.

En esta sociedad hace falta muy poco para distinguirse de los demás. No hace falta un Máster en una escuela de Negocios, ir a trabajar a una espacio de Co-working con nombre super chulo o acudir a un curso exprés que saldrá de él con una marca ya más influyente que Gucci.

No hace falta eso.

¿Qué es necesario e imprescindible? ¡¡SER TÚ MISMO!!.

Ser tú mismo ya implica:

  • Tener un pensamiento propio.
  • Tener un pensamiento critico ante las novedades y comentarios, antes de darles valor.
  • Ser considerado congruente, ya que los demás saben que lo que dices, haces.
  • Los comentarios despectivos de los demás, sabes que solamente son una muestra de su mediocridad.
  • Te ocupas de los pequeños detalles, ya que sabes que son los que determinan el éxito o el fracaso en todo proyecto.
  • Sabes que las cosas se pueden hacer mejor más allá de los limites establecidos.
  • Saben que ellos no son lo importante en esta vida, sino el propósito por el que hacen las cosas. Son para ello más importantes los demás, que ellos mismos.

Cada día estamos más lleno de mediocridad y repudiando a la gente que solo quiere dar lo mejor de si misma. Que quiere hacer un mundo mejor desde su posición.

Cada día añoramos más lo que “pudiera ser”, pero sin embargo nos quedamos con “Lo que creemos que será”.

No hace falta nada espectacular ni haber nacido en una familia de “bien”, para ser considerado excelente. Simplemente hacer 1% más de lo que hacen los demás de forma habitual.

¿Has visto que fácil es?

Ya no sólo hablo a nivel profesional, a nivel personal también estamos dominados por la mediocridad.

Somos seres que nos movemos por interés. Y cuando ha terminado, empezamos a criticar a la otra persona delante de todo aquel que nos quiera oír. Nos gusta criticar a los demás, pero eso si, que se prepare aquél quien tiene los “santos bemoles” de decir que algo no le ha gustado que tú has realizado, porque ya le habrás puesto la cruz para siempre jamás. Criticamos a los demás cuando hacen algo fuera de lo establecido entre las costumbres del grupo. Nos echamos las manos a la cabeza cuando alguien va al cine sólo, cuando lo único que sabe es que la vida es una y estamos aquí para vivirla.

Esto es una pescadilla que se muerde la cola.

Tiramos la toalla y abrazamos la mediocridad. Eso nos hace llevarlo a todos los aspectos de nuestra vida. No ponemos pasión en el trabajo que estemos realizando. Tenemos relaciones que sabemos que no van a ningún lado pero las seguimos manteniendo porque nos da más parece ir a por unas nuevas que nos inspiren, que no éstas que nos destruyen.

¿Y cómo calificará nuestra vida el controlador cuando estemos a las puerta del paraíso?

¡¡DE MEDIOCRE!!.

¿Qué hacer?

  • Siendo tú mismo, digan lo que digan los demás. Y eso quiere decir entre otras cosas, que si te apetece ir al cine sólo, hazlo. Porqué sabes que solo hay una vida y hay que disfrutarla.
  • Dar 1% más que los demás. Dar 1% más que ayer. Y te aseguro que al final del año habrás serás un 365% mejor a principios del año. Mientras los demás estarán aún a finales de diciembre quejándose de la vida que tienen sin hacer nada.
  • Eres lo que atraes. Si crees que todo es imposible, que no hay nada que hacer, así te lo confirmarán tus pensamientos y acciones.
  • Si queremos lo mejor en nuestras vida, vayamos a por lo mejor.
  • Lo imposible sólo está en la mente de los mediocres. Lo posible, sólo en la de los excelentes.
  • Estar vivo ya es algo increíble, excelente si te comparas con los del cementerio de tu ciudad.  Estas disfrutando de muchos avances de gente que al principio pensaban que estaba loca. Y mira ahora.  Ya con hacer las cosas mejor que los demás, puedes ser uno de ellos. Vivir es algo excelente, que nos da oportunidades para demostrar de qué estamos hechos, súbete al carro y vive la experiencia.

¡¡Seamos exigentes con nosotros mismos, y mandemos a pesar a la mediocridad, a los mediocres. La vida te irá mucho mejor, te lo aseguro!!.

 

La felicidad es….RESPONSABILIDAD

“Nunca culpes a los demás de tu situación, eres lo que eres por decisión tuya”

¿Cuántos libros que hablen de la búsqueda de la felicidad te has leído en tu vida?

¿Cuántos libros, que en su portada sale la palabra felicidad, cuando los ves, quieres comprártelos?

Seguro que la respuesta es: ¡¡MUCHOS!!.

Al igual que el ser humano en la antigüedad , ha provocado guerras por la búsqueda y cuidado del Santo Grial. El ser humano en pleno siglo XXI, busca la felicidad, como su única obsesión.

Vamos al gimnasio, porque creemos que un cuerpo 10, nos dará la felicidad que sentimos que no tenemos. Leemos libros que nos hablan de la felicidad, porque creemos que los “gurús”, serán felices y nos dirán cómo lo han conseguido. Somos infieles a nuestras parejas con amantes pasajeros pensando que ellos serán los que nos darán el elixir de la felicidad. Por no hablar de relaciones de pareja, que sabemos que nunca conseguiremos esa felicidad , pero las mantenemos, porque fuera de ellas, pensamos que nunca lo seremos.

A lo largo de estos años he visto las barbaridades que hace el ser humano, con tal de poder decir a los 4 vientos, o más bien creerse que es feliz.

Pero ¿Qué es la felicidad?

A lo largo de muchos artículos, he comentado lo que me decían a mí que era felicidad. Y no estoy hablando de consumismo ni es meterse contra el Estado opresor ni cosas así. Sino que la felicidad era seguir con lo estipulado por la sociedad o las personas con más “experiencia” que tú.

Es decir, tienes que tener pareja a cierta edad. Y ya no hablamos de un trabajo, que aunque te den por todos lados, puedes decir que estás trabajando en un sitio de 8 horas; hijos nada más casarte y una hipoteca que asfixie hasta a tus nietos.

Si tenías todas esas cosas, ya eras considerado un “ciudadano de un lugar llamado mundo“: Uno igual que ellos, el titulo de persona “feliz” del mundo.

¿Pero si muchos han conseguido eso, por qué triunfan tanto los libros y las conferencias sobre la felicidad?

¡¡PORQUÉ AÚN HABIENDOLO CONSEGUIDO, NO SABEMOS QUÉ NOS PASA , PARA NO DORMIR POR LAS NOCHES, NO ESTAR A GUSTO EN NUESTRO TRABAJO O NO AGUANTAR A NUESTRA PAREJA AUNQUE NO DIGA NI HOLA!!.

Porqué la felicidad es RESPONSABILIDAD. 

Es una idea que he ido adquiriendo a lo largo de todo este tiempo, damos a los demás, el poder de la responsabilidad sobre nosotros mismos.

Creemos que porqué lo ha dicho tal persona y sale en televisión, su manera es la única, probada y testada para conseguir seguidores, ser rico o famoso. Si todos subimos por el lado derecho de la escalera mecánica, todos lo hacemos, seguimos la pauta, sin preguntarnos :” ¿Qué razón tiene que hagamos haciendo esto? ¿Sólo existe está formula?”

Mejor que piensen otros, nosotros preferimos seguir lo establecido, lo conveniente para que no tengamos problemas por si nos salimos de lo establecido. Para que no nos tilden de “raritos”, preferimos no preguntar, dudar, y si los medios de comunicación, el gurú de turno,…nos dice que es la manera para llegar al éxito, nosotros la acatamos, con mucho gusto.

¿Qué acaba ocurriendo?

Que los resultados que te prometían , no llegan y quizá ni llegarán.

¿Por qué?

Porqué esa persona te ha dicho su concepto de felicidad, cómo consiguió lo que te está explicando, con sus circunstancias, características vividas en ese momento. Y tú momento, es totalmente diferente. No todas las herramientas sirven por igual para todo el mundo.

Si todo el mundo hace lo mismo, ¿Como te vas a diferenciar si has acudido a un curso que impulse tu marca personal? por ejemplo.

Nos quejamos de los resultados que nos habían prometido, cuando en realidad lo que estamos haciendo es copiando a otra persona. Estamos queriendo conseguir su felicidad, su éxito, fama, en definitiva ser igual que ellos.

Cuando nuestra felicidad, está en otro carril.

Y de ahí surgen las frases: “Nunca conseguiré nada en la vida, nunca seré alguien conocido, nunca llegaré a tener pareja …”. Adicciones a las pastillas, mentiras, alcohol o desidia por la vida..

No estoy exagerando, porque todos conocemos gente, que se encuentra en dicha situación. Pasando de la vida, porque creen que ya nunca vivirán esa sensación de felicidad de la que tanto se habla.

Podemos hablar de Marca Personal, de liderazgo, coaching, de hacer macramé o lo que quieras, pero si no las haces tuyas, nunca conseguirán aportarte esa felicidad que buscas.  TU FELICIDAD. 

Si las haces a tu manera, estarás siendo responsable.

Porque eso es la felicidad, SER RESPONSABLE DE UNO MISMO, HACIENDO LAS COSAS COMO UNO SIENTE QUE TIENE QUE HACERLAS. 

Como diría Frank Sinatra: ¡¡A mi manera!!.

Eso es la verdadera felicidad, SER RESPONSABLE DE UNO MISMO HACIENDO LO QUE SIENTE QUE TIENE QUE HACER A SU MANERA. 

Son dos de las características de las personas que he ido entrevistando durante estos años y que se consideraban felices:

  • Habían utilizado muchas herramientas para conseguir sus sueños, pero siempre a su manera.
  • Y eran responsables de sus actos, de si mismos, de sus sueños, en definitiva…de su vida.

Así que por favor:

  • Deja de buscar la felicidad en métodos estándares, porque ahí no está tu felicidad.  Estará la felicidad de la mediocridad, de las copias baratas, pero no la tuya.
  • Se responsable de ti mismo, de tus actos, de tus pensamientos, de tus sueños….Porque es el principio de tu felicidad. Repito, de TU FELICIDAD.
  • Cuando estas disfrutando de tu Felicidad, estarás dejando huella. Estarás mostrando tu marca, eso que te distingue de los demás.. Y no necesitarás crearla por “métodos químicos” ni la conozcan a través de métodos estándares, porque ya la verán, sabrán que eres responsable de tu felicidad.

¿Y tú eres responsable de tu felicidad?