¡¡Desde la Adversidad!!

“Hay que aprender a sonreír ante la adversidad pese a todo y si lo logra no quiere decir que estés bien, ni tampoco que no tienes ningún problema

La visitas inesperada en la vida, tiene forma de adversidad.

Hasta ese momento, pensábamos que éramos felices. Que estábamos cumpliendo con las expectativas que tenían puestos en nosotros, que estábamos siendo unos buenos ciudadanos de un lugar llamado mundo. Hasta considerábamos que habíamos alcanzado la gran cumbre, creyéndonos sentir felices o exitosos.

Pero la vida, esa compañera que creíamos que nos reportaba momentos alegres y de tranquilidad, nos envía por correo urgente, un paquete llamado adversidad.

Ya solamente su presencia, nos adentra en la incertidumbre. Herramienta que nos demostrará al final del viaje, de que estábamos hechos en realidad y de que estaremos hecho a partir de ese momento.

Sin abrir el paquete , nos enfrentamos a un gran dilema, aceptamos el miedo de saber que tenemos que vivir algo que no sabremos su resultado final. Algo que sabemos de antemano que no podremos dominar ya que hasta la fecha no nos habíamos enfrentado a algo parecido. Un miedo que nos paraliza y hará que la incertidumbre nos engulla como tiburón ante el pez chiquito.

Pero tenemos otra opción, entrar en conflicto. Adentrarnos en la guerra que sabemos que vamos a vivir. En caminar en un campo minado por montañas escarpadas y torrente de emociones hasta ahora nunca vividas, por acantilados con pendientes que nos mostraran que un paso en falso, puede ser quizá el game over y el volver a empezar. Sin embargo, estaremos avanzando más que si nos dejamos llevar por el miedo.

La adversidad muestra el carácter de las personas. Nos muestra si hasta la fecha hemos sido que hemos ocultado el mismo, por querer aparentar algo que nos daba más beneficios aunque lo detestábamos. O muestra que la valentía y el optimismo son compañeras con las que hemos vivido ya situaciones similares o incluso peores.

Todo depende de nosotros. Y es en estos momentos, en los que descubrimos que tenemos un don del que no habíamos hecho un buen uso hasta ahora, el poder de decidir.

Creemos que decidimos muchas cosas a lo largo del día, cuando en realidad lo que hacemos es dejarnos llevar por estereotipos, expectativas o miedos. Dejando el verdadero poder de la decisión oculto , por no querer mostrar quienes somos o nuestros verdaderos deseos.

El poder de decidir es el poder de la libertad.  Esa palabra que nos llena la boca pero que en el fondo tenemos de ella significado muy prostituido. Una libertad siempre que no hiera a los demás , pero que la decisiones muestren nuestra marca, esencia y que queremos vivir la vida desde nuestras verdaderas convicciones y anhelos.

Decidir es actuar pero también no actuar. Decidir es ponernos en acción o inanición.

Acción es empezar a vivir de verdad, (aunque la llamen adversidad, la vida sólo te ha puesto una prueba para que por fin te des cuenta de quién y de qué estás hecho, como buena amiga para que despiertes de una vez).

Porque hasta ahora estabas sobreviviendo, sobrellevando la vida como podías. Aferrándote a todo clavo que te pudiera dar una seguridad.

Vivir es empezar a sentir valores que creías que tenías olvidados y que libros repetían una y otra vez, pero tú creías que solamente eran una cualidad de “personas especiales”.

Descubrirás que con voluntad consigues más por ti mismo, que esperando que los demás lo hagan por ti. Descubrirás que el papel de victima a la larga te lleva a la mediocridad más infame.  Sin una disciplina a la primera caída , sabrás que querrás volver. Pero es un viaje de sólo de ida. Y la disciplina te hará se constante en tus pasos, en fijarte en los detalles.

Durante el camino, el estúpido del ego te dirá cosas como “Deja que los demás lo hagan por ti, si te olvidas del problema, seguro que desaparece. O no es para tanto, tú sigue tu vida que no pasa nada…”. Eso era tu vida anterior, ahora empiezas a adueñarte de tus pensamientos y quieres saber qué hay detrás del miedo que siempre te había atenazado.

El pasado es un lastre que no te hacia avanzar. Sabías que tenías que hacer algo, porque no te encontrabas a gusto con las ropas llamadas costumbres que te ponías todos los días.

Creías que podías adivinar el futuro. Pero el futuro es eso, una gran interrogante que solamente tú puedes crear, desde el presente. Porque el presente es eso, la única realidad de la que somos conscientes.

Así que rie, ríete de él, Ríete de tus caídas, de tus torpezas, ríete de ti mismo por favor. Que con una risa todo es más fácil. El optimismo es capaz de curar enfermedades y tú tenías una muy fuerte, ” el creer que ya lo habías vivido todo y sabías quien eras”.

Pero intercala esos momentos de risas, con introspección y silencio. Porque hasta ahora oías más a los demás que a ti mismo. Tienes un corazón que das por supuesto que todas las mañanas hará su función, que vivas. Lo acallas con musica, miedos, modas y demás tonterías, porque sabes que si lo escuchabas te diría el camino que habias escogido no era el tuyo.

Estarás muy confundido si crees que esta guerra con la adversidad es ganarla, aplastarla y que nunca vuelva más a tu vida. Porque no volverá con esa forma, pero sí con otra distinta.

Tu misión es ser mejor de lo que fuiste cuando entraste. Es ser un poquito más excelente con cada paso.  Es progresar en tu desarrollo, porque aunque no te guste, la vida no sólo está hecha de dulces sabores, sino también de adversidades.

¿Qué has aprendido de tus adversidades? ¿Te encuentras en un momento así?

SI estás viviendo momentos adversos en tu vida, te recomiendo que si necesitas un bastón para tu corazón, leas el libro de Santiago Álvarez de Mon, “Desde la adversidad. Liderazgo, cuestión de carácter“. Que me acompaña en todo momento en mi vida. Os lo recomiendo, para mí sería el único libro que llevaría a una isla.

 

 

Anuncios

Minimalismo, ¿Necesitamos vivir cómo lo hacemos?

Las posesiones, poseen

Nos pasamos la vida acaparando.

Acaparamos amigos. Acaparamos posesiones. Acaparamos contactos en redes sociales. Acaparamos títulos… Acaparamos cosas porque pensamos que nos llevarán al éxito.

Acaparamos cosas, no por lo que creemos que suponen. Si no por la experiencia que creemos que nos pueden dar.

Nos han inculcado que cuánto más, mejor.  Pero yo digo, que cuanto menos, aún mejor.

Sé que levanta ampollas la siguiente frase, pero cada dia estoy más convencido que es así: “Vivimos en una sociedad, pendiente del tamaño. Quien la tiene más grande, debe ser el mejor”.

Como bien dice una amiga mía: No importa el tamaño, sino el gusto que produzca.

A día de hoy, compramos seguidores, porque cuánta más alta sea nuestra cifra, aunque de lo que digamos a lo que seamos, vaya un trecho, el ser considerado un influencer, es como en los años 80 el ser futbolista. Todos quieren.

Cuanto más títulos tenga nuestro LinkedIn o tarjeta de presentación , más asombrados creemos que podremos dejar a los demás o a los “cazatalentos”.

Pensamos que la felicidad es vivir en la abundancia de cualquier tipo. Que eso es el éxito. Y realmente estamos muy equivocados.

Me gustaría hacerte una pregunta: ¿Te vas a dormir satisfecho?

Y no estoy hablando de la satisfacción tras haber jugado con tu pareja.  Si no satisfecho por saber que has hecho lo que tenías que hacer durante el día.

Satisfecho por estar en coherencia con uno mismo. Satisfecho por las acciones realizadas y que no te has dejado nada por hacer que deberíamos haber hecho porque así lo sentías.

No estoy promulgando que no seamos mejores, que no rompamos limites ni que ascendamos en nuestra empresa. Lo que digo que no amasemos para satisfacer nuestro ego, si no que las pertenencias, experiencias, vengan como consecuencia de nuestro trabajo o filosofía de vida, no por querer fastidiar a los demás.

Porque creemos que cuantos más amigos tengamos, menos solos nos sentiremos. Cuando en realidad, si llegas a tener un trato continuo con el 5% de esos contactos, date con un canto en los dientes. Ya nos puede importar poco de lo que hablan esas personas, pero las agregamos.

Todo porque aumente el número de seguidores.

Pero también pasa con la agenda del móvil. ¿A cuanta gente llamas habitualmente de todos los que tienes? ¿Cuántas personas crees que te ayudarían si tuvieras un problema de verdad? Crea una situación ficticia y mira a ver cuántos te responden.

Claro que somos seres sociales. Que sin los demás no podríamos ni vivir 1 semana solos. Pero los demás no son los responsables de nuestra felicidad, nuestra necesidad de cariño o falta de éxito.

Como bien dice el anuncio: ” De 107 amigos que tienes en las redes sociales, solamente veo 7 como verdaderos“- ¿Y tú cuántos crees que son de verdad en tu lista?.

Sé que te avergonzaría decir que reconoces tienes pocos amigos. Porqué afirmarlo, es como gritar a los 4 vientos, que eres “un bicho raro”.

Cantidad no quiere decir Calidad.

Impongamos el minimalismo en nuestras vida.

Pero también en el mundo de la empresa.

Amasamos conocimientos sin sentido.

¿Qué la moda es hacer un curso de tal? Vamos todos a por ello. ¿Qué la moda es tener tal cosa? Todos vamos a por ella.

Para y pregúntate. Tras ver que tienes un CV de más de 3 folios, ¿Te sirve para algo esa formación? ¿Es tu pasión? . Y la respuesta que recibo cuando hago esas preguntas es : “Para reinventarme, cómo lo hacen los demás“.

Echa un vistazo a tu C.V. y se sincero contigo mismo al hacerte esta pregunta: ¿De verdad querias hacer esa formación, te apasionaba o lo hacías porque era la moda y todos lo hacían?

Haz una prueba. Pregunta a una persona que no conozcas, ¿Quién eres?. Siempre te responden a través del titulo que tienen en su tarjeta de visitas o en la entrada de su despacho.

No somos títulos con piernas, sino personas. 

Y un ejemplo lo tenemos en las entrevistas realizadas en el blog. Es una forma de distinguir dónde está la humildad y dónde está el ego en plena ebullición, simplemente preguntando: ¿Quién eres?

A lo largo de más de 300 entrevistas, si las observas, veras que mucha gente, con un éxito inimaginable para todos nosotros, simplemente te dicen cosas como :” Soy una persona que ama lo que hace…Soy una persona feliz…Soy una persona que disfruta en mi día a día…” No hablan de sus títulos, éxitos ni ocultan sus fracasos por miedo al qué dirán.

No somos una tarjeta de presentación o un enlace a LinkedIn.  Somo lo que provocamos en los demás . La ilusión que inyectamos en los ojos de nuestros compañeros. La motivación perdida en momentos duda.

Eso es lo que debemos ser. No un Master o un título en ingles en nuestra tarjeta.

Pensarás que es muy bonito lo que acabo de decir, pero que no paga facturas ni aumenta la influencia en los demás. Que además en el CV quedará más bonito, ¿Verdad?

Al igual que el amasar amigos en redes sociales, contactos para el móvil, creemos que amasar un coche de empresa, un bonus trimestral o el móvil de empresa, nos dará la seguridad que necesitamos para pasar.

Amasamos no por consecuencia de nuestro trabajo, sino con el fin de conseguir seguridad, respeto de los demás y tener contento a nuestro ego.

Los que tienen familiares de la generación del 50, sabrán reconocerse con esta frase: “Tienes que ahorrar, ganar todo lo posible y no gastarlo, para llegar sin sustos a la jubilación”

Ante ese miedo, llamada jubilación o quedarnos debajo de un puente si no tenemos un “colchón”, amasamos sin parar. Soñamos con que nos toque la primitiva o el Gordo de Navidad, todo por miedo a la inseguridad.  Pero los medios de comunicación al año siguiente nos enseñan que esas personas agraciadas, siguen como están o han vivido situaciones desagradables por el premio en cuestión.

No estoy queriendo decir que a partir vayamos todos a vivir en mini casas, vendamos nuestra ropa y compremos solamente muebles de una marca de un país frio, sino que:

.- Se selectivo en tus relaciones, que no es lo mismo que interesado.

.- Haz todo tan simple como puedas, pero más de lo que es.

.- Menos es mejor

.- Recuerda que el 20% de las causas, generan al menos el 80% de los efectos.

.- Sonríe, respira y ve despacio.

.- No dejes que la distracción masiva arruinen tu vida

.- Simplifica, Simplifica, Simplifica.

Es una vida minimalista y con sentido del siglo XXI.

Podéis conocer más del minimalismos, a través de un libro que recomiendo, “Minimalismo: Para una vida con sentido

Todos somos creativos. ¿No te lo crees?

Aunque el creativo se vista de adulto, niño se queda” dice Olimpya Jukebox.

A día de hoy seguimos pensamos que los creativos, son personas venidas de otros mundo.

A día de hoy, seguimos pensando, que la creatividad es algo que solamente los “elegidos” podrán disfrutar.

Y mientras sigamos creyendo eso, aquí estamos esperando que caiga del cielo o de donde sea, algo que haga cambiar nuestra vida rutinaria y sosa, por algo que nos ponga una sonrisa en los labios desde que nos levantamos.

Lo peor de todo, que mientras deseamos cosas nuevas, seguimos haciendo lo mismo de siempre creyendo que en algún momento cambiará nuestra suerte. Siempre lo mismo desde que nos levantamos hasta que nos acostamos.

Siempre lo mismo, y aún así creemos que cambiara nuestro destino.

¿Qué es la creatividad?

Dar la oportunidad a la forma que tienes de ver el mundo.  A tu forma.

Les otorgamos el titulo de creativos a personas que dicen ver lo que pasará en cualquier faceta del mundo en 5 años o incluso en siglos futuros. Al decirlo , ya pensamos que son diferentes, creativos, innovadores.

Le tildamos de creativo, aunque no sea verdad lo que está diciendo o no se acabe cumpliendo, principalmente porque pensamos que nosotros nunca podremos decir lo que vemos, creemos, que nunca podremos crear nada de la nada.  Creemos que nuestras ideas son ideas locas, sin fundamento, que se reirán de nosotros.

¿Qué te diferencia de un creativo?

1.- Ver algo que nadie ve o quiere decir.

Todos tenemos sensaciones que nadie tiene, solamente nosotros. Todos hemos dicho alguna vez, ” Pero si yo tuve esa idea también, y mira ahora qué hubiera pasado..”.

Estas personas se enfocan en los pequeños detalles, que son los que marcan una diferencia.  Todos los demás al ver una cosa, la damos por confirmada. La aceptamos y seguimos las ordenes establecidas. Pero esas personas, ven que ese detalle puede transformar aún más a esa persona o producto, que puede mejorar a otro totalmente diferente o quizá quitando ese detalle, todo quedaría mucho mejor.

Veamos más allá de lo que los demás ven. Observemos.

2.- Se critico.

Sin embargo, creemos y vemos todo lo que nos dicen y creemos ver. Creemos que nada va a cambiar, que es verdad lo que nos dicen y que ese amigo siempre va a estar junto a nosotros…

¡¡Qué ilusos somos!!

Ahora estás leyendo este artículo tranquilo pero si suena el móvil puede ser una llamada que trastoque tu vida para siempre.

No podemos dar nada por asegurado al 100% en la vida.

Da diferentes usos a las cosas. Investiga. Prueba, Cae y vuélvete a levantar.

¡¡CREA Y DALE UNA OPORTUNIDAD A TODO LO QUE VEAS Y SIENTAS!!.

3.- Para ser creativo no necesitas a Einstein.

Creemos, al igual que pasa con el emprendimiento, que para que salga todo bien, tenemos que tener de antemano un gran presupuesto a nuestra disposición. Y eso si, que no fracasemos. La 1 vez ya tenemos que dar en el clavo.

Nos hacen creer, que sin dinero ni las últimas herramientas a nuestra disposición, nunca podremos llegar a nada.

¿Un gran equipo te hace crear cosas diferentes? Me parece que el Real Madrid de Beckham y compañía no consiguió muchos resultados.

Para empezar, TODOS tenemos herramientas que nos pueden ayudar a crear ese cambio o producto.

Tienes gente que te puede ayudar, aconsejar. Libros y conferencias de las que disfrutar y te impulsen a dar el primer paso…

Sin embargo, nos quejamos del tiempo, del gobierno, que no tenemos tiempo, que no podremos y miles de circunstancias que nos creemos, cuando en realidad es lo que tenemos miedo y falta de confianza en nosotros mismos.

Empieza jugando. Escribe lo que ves, el cómo sería mejor ese producto o tu relación de pareja. Así ya estás siendo creativo y a un coste 0.

Pero EMPIEZA…

4.- La inspiración es la gasolina de la creatividad.

Sin inspiración creeremos que no valemos para nada, que todo es imposible y que los límites están ahí , porque detrás de ellos solamente hay oscuridad.

Pero lo peor de todo, que muchas aún teniendo un sueño que realizar, lo intentan ocultar, por miedo al qué dirán y si me tomaran por loco por la idea que tengo.

Ese sueño es lo que te inspira a levantarte todas las mañanas, a hacer cosas que debes hacer sabiendo que las haces para que te acerquen un poco más a tu sueño.

Pero aún así, lo tapamos debajo de almohadas de miedos y vergüenzas, porque creemos que la creatividad es algo que no tendremos, que solamente es para “especiales”.

Cuando en realidad, la creatividad es DARNOS UN SI A NOSOTROS MISMOS.

5.- La creatividad es su Marca.

Durante las entrevistas realizadas tanto para “Liderazgo Canalla” como para “Mofeta Branding“, observé que la creatividad no sólo integra una parte de su vida sino que es un estilo de vida las 24 horas del día.

Su forma de responder, su actitud, sus abrazos, todo era creatividad, todo era su forma de ver la vida. Desde el principio, había firmado un compromiso con ellos mismos, que siempre iban a ser siempre como son ellos, como piensan ellos.

Nos hacen creer que la creatividad es hacer cosas diferentes, es ser diferente a los demás, estrambóticos, irreverentes. Y por eso los tildamos de locos, diferentes, “raritos”…

Pero demos la vuelta a la tortilla como diría Pablo Motos. La creatividad empieza por aceptarse uno mismo. POR SER UNO MISMO EN TODO INSTANTE.

Estas creando siendo tú mismo, tu vida, tu realidad, tu futuro, tus sueños… Estás viendo el mundo como tú lo ves, no como los demás lo ven. Con tus creencias, rompiendo los límites de lo establecido. Creando tus normas y transformando las ya existentes.

¿Y me éstas diciendo que no eres creativo?

Ya llegarán las herramientas que te harán dar forma a esos pensamientos. Pero empieza apostando por ti, por darte la oportunidad de ver que hay detrás de esas ideas que no te dejan ni a sol ni a sombra.

Porque si no lo haces, luego no te quejes de lo aburrida, monótona que es tu vida y de la envidia que tienes de los demás, que están consiguiendo cosas que a ti te gustaría vivir.

¿Quieres saber como conseguir el título de creativo?

Empieza dándote un SI y probar todo aquello que se sale fuera de lo rutinario en tu vida.

¿Qué vas a hacer hoy diferente a lo que has hecho hasta ahora? ¡¡ESPERO TUS RESPUESTAS!!.

 

 

 

¿A quién le importa?

No me importa lo que la gente piense de mi, yo no me califico por la opinión de los demás, yo sé bien quien soy, y sobre todo lo que valgo ” dice Paulo Coelho

Todos tenemos una canción con la que nos identificamos.

Unos será la canción con la que conocieron a su pareja, otra con la que recordar ese verano inolvidable o la que les recuerda a esa persona que les dejo un poso importante en su vida.

Pero hablemos de una canción : “¿A quién le importa?” y la Marca.

Lo repetiré las veces que haga falta,  no creo en la definición de Jeff Bezos, de Marca.

Marca es lo que dicen de ti cuando no estas delante”. Y ahora cantemos todos juntos: “¿A quién le importa lo que yo diga, a quién le importa lo que yo haga? Yo soy así y nunca cambiaré”.

Nos encanta cantar canciones en las que dicen que somos únicos, que nos importa un bledo lo que digan los demás de nosotros, pero a la hora de hablar de Marca Personal ya no estamos tan de acuerdo.

¿En qué quedamos?

Estamos en una sociedad, que hasta que no hemos conseguido algo importante, y que nos de el poder de mandar a paseo las opiniones de los demás, debemos estar “pre-ocupándonos” por lo que dicen o no los otros, sobre nosotros. Pero hasta que no consigas cierto estatus, es mejor estar pendiente a las opiniones de los demás, no vaya a ser que te lamentes de las consecuencias.

Y más vale que aguantes los feedback de los demás, porqué si no puede ser un punto débil en tu Marca.

Lanzo estas preguntas: ¿Cuántas cosas has hecho en tu vida, avances has vivido desoyendo la opinión de los demás y a métodos establecidos?

Durante el estudio para la publicación de “Mofeta Branding. Como son las marcas que transforman el mundo” me comentaba una de las personas integrantes del mismo: “ Mira David, si yo hubiera estado pendiente de lo que hubieran dicho mis padres, familia y compañeros en esos momentos, ahora mismo no estaría hablando contigo”. Esa persona se llama MARIO VAQUERIZO.

Recientemente acudí a un recital. El autor a una de las preguntas respondió: “A día de hoy, no sé qué hubiera pasado si hubiera desoído a mi padre que me decía que no me dedicara a la poesía. La verdad que es una cosa que siempre me pregunto”.

Y como estos dos testimonios, tengo como más de 300 que forman parte del libro.

Claro que está bien “escuchar” a los demás, sobre todo si quieres conducir un Formula 1 y sólo tienes carnet de motocicleta. Pero seamos claro, aunque los demás quieran nuestra felicidad, NO QUIEREN QUE NOS SEÑALEN POR LA CALLE PORQUÉ NOS HEMOS SALIDO DEL REBAÑO.

Nos dicen por “nuestro bien” que lo mejor sería que, hiciéramos una carrera, que tuviéramos pareja, y ya cuando tengamos todo eso, ya podremos hacer lo que queremos. Pero que mientras tanto, no te salgas de lo establecido.

Todo porqué eso de que te llamen “loco” por apostar por ti ,en la sociedad no está muy bien visto…Que lo que nosotros soñemos sea un hobbies que hagamos después de conseguir lo que consideran LOS DEMÁS COMO LO NORMAL.

Pero seamos sinceros, cuando nos salimos del “tiesto”, para impulsar nuestra marca , rebozamos nuestra ilusión, motivación, ganas, CON MUCHO MIEDO.

Miedo a lo que ocurrirá, a algo que no habías hecho hasta la fecha y que nadie habrá hecho a tu alrededor.

¿Y qué pasa cuando tienes la primera duda o caída? Que preguntas, claro. Y si crees que esa persona, te asegura una estabilidad emocional y profesional que no has conseguido hasta la fecha con tu proceso de Marca, vas a mandarlo a paseo, y te vas a volver al “sofá” que te asegura esa persona.

¿Por qué no funcionan muchos procesos de Branding?

POR NO CREER EN NOSOTROS MISMOS. (No hablo de tener un ego más grande que el Bernabéu)

Cuando no confías en ti, te agarras a cualquier cosa, que te asegure que vas a encontrar trabajo, felicidad, éxito sin el menor esfuerzo posible.

Dejas de luchar por tu derecho a ser, tu voluntad a mostrarte tú mismo.

Vuelvo a repetirlo, claro que hay que escuchar lo que piensan los demás sobre tus acciones, pero sin confianza en ti mismo, te aseguro que a la primera caída al ring, tirarás la toalla y te olvidarás de todo lo avanzado.

¿Y qué pasa con la reputación cuando no dependemos de la opinión de los demás?

Según la R.A.E, reputación es “ Opinión o consideración en que se tiene alguien o algo. Prestigio o estima en que son tenidos alguien o algo”.

Esta sociedad no cambia de idea, por mantener su reputación, sino por mantener su estatus.

Una reputación está integrada por lo que piensan cosas bonitas de ti, como TAMBIÉN POR LAS OPINIONES DE LOS QUE NO CREEN EN LO QUE DICES, HACES O SIENTES.

¿O es que tenemos que conseguir que todo el mundo hable maravillas de uno? ¡¡Eso se llama querer agradar a todo dios, menos a ti mismo!!

El ser humano es envidioso. Dejémonos de tonterías. ¿Qué también ayuda a los demás? DESDE LUEGO. Pero que le jode cuando alguien consigue el éxito y él no, TAMBIÉN.

Y cuando consigues cierta relevancia, tendrás una reputación de gran profesional , del impacto que causas en los demás, de humilde, de crack y cuánto te quieren aunque no te hayan visto en la vida.

Pero también habrá gente que hablará mal de ti. Lo chulo que eres, lo egoico que te has vuelto y miles de cosas más, aunque no te conozcan.

¿Qué hacemos en esos casos? ¿Preocuparnos por quienes nos critican, insultan y denotan por quienes somos? ¿O pasar de ellos cuando eres feliz cómo eres, con tu negocio, trabajo, forma de ver la vida?

Si te preocuparas de esas personas, estarías gastando energía donde realmente no merece la pena ni darles un segundo de atención. Porque seguramente otros clientes, te están dando mucho más en todos los sentidos , que esos que sólo te dan dolor de cabeza.

¿Crees que a Steve Aoki, Elon Musk, Mario Vaquerizo, la nueva Miss España transexual, Alaska,…están pendiente de lo que digan los demás? ¡¡NO!!

¡¡Pero ni ahora ni cuando empezaron!! Y creo que les va bastante bien.

Muchos avances que disfrutamos no creíamos en ellos. Si esa persona hubiera hecho caso a lo que le decían los demás, ahora no estaríamos disfrutándolos.

Y que yo sepa, la Marca es la esencia de cada uno, la coherencia en estado puro. No según quién sean los demás aceptar sus comentarios, porque siempre estarás dándoles el poder sobre uno mismo, si te falla la confianza en ti.

¡¡El Poder de lo Incorrecto!!

Todos los descubrimientos verdaderos, surgen del caos, son resultado de dirigirse hacia lo que parece incorrecto, ridículo y tonto” dice Chuck Palahniuk

Correcto: “Libre de errores o de defectos, conforme a las reglas. De una conducta irreprochable…”. Mientras que incorrecto se define como: “No correcto”.

¿A qué toda decisión que tomas, siempre intentas tomar la decisión correcta? ¿A qué siempre intentas optar por la opción correcta?

Pero la opción correcta, a veces no quiere decir que sea la mejor para ti. Sino lo que los demás consideran correcta por tu bien, por tu salud o futuro.

¿Pero qué es lo correcto para ti?

Creo que una de las fuentes de las que debe beber todo ser humano, son las preguntas. Algunas veces no nos darán las respuestas que requerimos, pero siempre nos sacarán de la rutina, costumbre y vergüenzas en las que nos podemos encontrar.

Cuando tenemos que tomar una decisión, siempre preguntamos a los demás, ¿Qué harías tú?. Queremos ver que otras ideas nos pueden dar los demás. Pero en algunas ocasiones, esperamos que sean los demás, quienes se propongan a liderar nuestra encrucijada para que nosotros, ya no suframos más.

A nosotros nos viene de perlas, si consigue resultados, mejor para nosotros. Y si no los consigue, como dijo que lo iba a hacer, le echamos a la culpa de nuestras desgracias.

Nos dejamos llevar porque preferimos estar en el sofá, haciendo lo que los demás consideran correcto, que no saltar del mismo, y hacer lo que sentimos que es correcto para nosotros. Todo porque como seres humanos, necesitamos del cariño y aprobación de los demás, que sabemos que si hacemos lo que no es correcto por los demás, las consecuencias, no serán muy bonitas que digamos.

Antes de nada, hay que vivir bajo unas normas, desde luego. No estoy promoviendo que a partir de ahora atraquemos el banco de España ni cosas parecidas. Ni tampoco que dejemos de saludar a aquellas personas que nos saludan a nosotros.  NO VOY POR AHÍ.

Hay que tener modales, respeto y seguir unas normas, desde luego. Pero a todo que se considera correcto, ¿hay que hacerle caso?

¡¡NO!! O al menos te deberías darte el permiso de descubrir que hay detrás de lo incorrecto.

Si hubiera hecho lo correcto, a día de hoy no estaría hablando contigo a través de estas líneas. Ni hubiera hecho muchas cosas que he realizado durante este tiempo. Y me imagino que tú también, habrás vivido algún momento, en el que los demás te decían una cosa, diciéndote que era lo mejor para ti, pero acabaste haciendo lo que sentías que tenías que hacer. A pesar de las posibles consecuencias.

Creo que en muchas situaciones de nuestra vida personal y profesional, nos dejamos llevar por lo “correcto” porque es mejor no pensar y seguir como estamos, que pensar y poder ganar más de lo que estamos ganando hasta ahora.

Es en esas situaciones, en las que podemos ganar más de lo que nos podemos imaginar, cuando aparece el miedo.

Miedo a las consecuencias si no hacemos lo que nos “recomiendan”. Pero también “miedo” a descubrir más cosas de nosotros de las que nos podríamos haber imaginado hasta entonces.

Miedo y más miedo.

Y por miedo, respondemos muchas veces de forma airada a una persona que nos está diciendo algo, que en el fondo sabemos pero que no queremos ni ver ni oir. De forma exagerada respondemos a artículos, que con respeto, nos dicen su opinión, y todo porque tenemos miedo a ver una realidad, que en el fondo nos gustaría a nosotros hacer o vivir.

Pero por miedo a que nuestras creencias que tenemos del mundo, se desmoronen ( que sólo serían evolucionadas, no aniquiladas ), preferimos gritar, tildar de loco a la otra persona, que no escuchar y ver que podemos aprender de ella.

Creemos que el mundo es finito y con las reglas que nos han dado, todo irá como la seda. Pero luego queremos innovación, cambios, transformación, liderazgo,… pero eso si… ¡¡HACIENDO SIEMPRE LO CORRECTO!!

Pues me parece como sabrás, no estás consiguiendo lo que tú quieres, haciendo lo mismo de siempre.

Ver que hay detrás de lo “incorrecto”, te lleva a:

.- Descubrirte y descubrir que hay detrás de ese miedo

.- Ver otras vertientes del mundo que hasta ahora tenias vetadas por ti mismo.

.- Empezarás a ser el líder de tu vida personal y profesional. Y no lo dejarás en manos de otras personas.

.- Verás que la humildad, escucha de verdad y el perdón, son valores esenciales en la vida.

.- En definitiva, los verdaderos avances, innovaciones, disrupciones se hacen viendo que hay detrás de lo incorrecto.

Eso sí, el principio del comienzo no será muy bonito que digamos.

El aceptar que haya personas con otras ideas a las tuyas. Otros mundos que no sean el tuyo. O que las cosas se pueden hacer de otra forma diferente a la que llevas años haciéndola, al principio produce rechazo.

Rechazamos lo nuevo. No creemos que vaya a tener éxito o se vaya a implantar en nuestras vidas. En definitiva, que toda aquella idea o persona que nos quite la “manta” que nos hemos puesto en el sofá para ver la vida pasar, menos “guapo” lo llamaremos de todo.

Ahí se verás si de verdad crees en tus ideas, o realmente lo haces por postureo o moda. Cuando las cosas no estén como solían estar hasta que empezaste a ser crítico con todo.

Estamos cansados de lo mismo, pero rechazamos lo que es considerado incorrecto. Queremos novedades en nuestra vida, pero tenemos miedo de ir al lado oscuro.

¿Hasta cuándo vas a estar así?

Demos una oportunidad a lo considerado “incorrecto”. Quizá nos abra más la mente y veamos soluciones que no queríamos ver a nuestra situación.

Yendo hacia lo incorrecto se empieza ascendiendo la montaña de tu felicidad.

Si quieres conocer, como ciertas marcas, hicieron lo incorrecto, podéis adquirir “Mofeta Branding. Como son las marcas que transforman el mundo, en este enlace:

¡¡Soñamos con liderar arañas que atrapen leones!!

No hay reto que no podamos alcanzar trabajando unidos con claridad de los objetivos y conociendo los instrumentos” dice Carlos Slim

Siempre que nos encomiendan liderar un equipo, soñamos ser como esas películas del sábado por la tarde, en las que de la nada, se transforman en un equipo campeón.

Mi experiencia como parte integrante de equipos, en alguna ocasión liderándolos o como observador de equipos, me dice que en los albores del nacimiento del equipo anhelamos vivir experiencias únicas, como “Cuando las arañas tejen juntas pueden matar a un león”. (Libro de Daniel Coyle, libro que os recomiendo sin ningún género de dudas).

Pero creemos que cuando surgen los momentos críticos, con una conferencia de 45 minutos, unos gritos, música a todo volumen, podremos conseguir lo que no hemos conseguido a lo largo del año.

Nos han enseñado que los verdaderos equipos, los que consiguen resultados o transformar el mundo, son los que siempre están felices, alegres, se abrazan continuamente y no tienen ningún tipo de problema. Pero yo creo que no es así.

Se demuestra en los momentos críticos, cuando se han cometido errores, el carácter de un equipo y como resurgen de dicha situación.

En la felicidad todos somos buenos y geniales. Pero cuando vienen mal dadas, se demuestra que está hecha esa “amistad”.

Los equipos de “éxito” están hechos de verdades incomodas y sinceridad total. Sinceridad sin faltar al respeto por favor. Pero es la única manera de pasar de mediocridad hacia la excelencia. Diciendo qué está bien, que está mal, poniéndonos en los zapatos del otro, fijándonos en los pequeños detalles.

Porqué una vez hemos llegado a conseguir un resultado, nos echamos a dormir pensando que siempre se repetirá. Y luego pasa lo que pasa, que nos tiramos los pelos, todo rápido y mal, porque vemos que lo que antes hacíamos y pensábamos que SIEMPRE daría resultados, no pasa eso.

SINCERIDAD y VERDADES INCOMODAS tienen que ser bases esenciales de un equipo.

Y como hasta la fecha no hemos estado acostumbrados a los malos resultados, nos vamos al otro extremo:

  • No hablamos, GRITAMOS
  • No sonreímos, GRUÑIMOS
  • No somos flexibles, NOS CONVERTIMOS EN DICTADORES
  • No nos tocamos, NOS REPELEMOS
  • No son amigos ni compañeros, SON GENTE QUE SE RIE DE NOSOTROS

Ni una cosa ni otra. La virtud de de los equipos de éxito está en el Equilibrio.

¿Y que 3 características tienen los equipos Disruptivos?

1.- Cosechando Seguridad

Si no hay signos que te hagan sentir que sientes a ese equipo, ya puedes tener 12 Cristiano Ronaldo a tu lado, que no llegaras ni a participar en la Champions League.

Sin seguridad no das todo de ti. Sin sentirte parte del equipo, no darás ideas, no saldrá a relucir el talento por el que te contrataron y pensaban que contigo se harían de oro.

Si estamos todo el día liderando desde el miedo. Mostrando el precipicio del despido o no reforzando lo positivo del trabajo realizado sin alentar la creatividad, tendrás a tu merced un equipo de mercenarios que van a trabajar por dinero, no por un motivo mayor.

No serás un líder para ellos, serás un jefe que a final de mes o final de proyecto le vas a pagar la “cuenta” y hasta la próxima.

Cuando te sientes seguro en una relación, ¿A qué te muestras sin tapujos? ¿A qué das todo de ti sin miramientos?

Aunque sea un equipo con altas exigencias y expectativas. Tú le dices y haces sentir a esa persona que ha sido elegido porque puede superarlas holgadamente, le das seguridad, haciéndose integrante del equipo, y seguro que te mostrará aquellas facetas que sentías que tenía y por la cual lo contraste.

Da seguridad y obtendrás resultados.

2.- Muestra vulnerabilidad.

Tampoco estoy diciendo que seas unas moñas, fan de Disney, ni que le pongas películas románticas a tu equipo.

Te estoy diciendo que reconozcas tus errores sin ningún tipo de pudor. Te estoy diciendo que seas el primero que muestre sus emociones. Ni te creas el “Hombre de Hielo” liderando a los Vengadores, porque ni lo eres ni nunca lo serás.

Pero nos han hecho creer que mostrar tus debilidades es el primer paso para que se aprovechen de ti o se rían de uno. Creo que mostrar tu debilidad es el primer paso para avanzar.

Cuando muestras tu vulnerabilidad a alguien, que forma parte de tu circulo, vienen los abrazos, viene el contacto. Te das cuenta si formas parte o no de su familia, si de verdad lo que siente por ti es amistad, compañerismo o es un “durante 8 horas te haré creer lo que quieras, luego no hables”.

Es en la vulnerabilidad donde se muestra la química entre las personas. SI existe comunicación de verdad, si el equipo esta cohesionado de verdad, es pura pantomima.

Muestra tu vulnerabilidad sin tapujos, y el equipo se estará haciendo más fuerte en todo momento.

3.- Definir un propósito

Sin un propósito, no hay nada.

Bueno, si, mediocridad, hacer lo mismo que todos, no dejar huella a través de nuestro trabajo, que nuestros clientes nos sean infieles cuando vean que lo que decimos a lo que hacemos va un trecho grande… ¿Sigo?

Éste equipo no solo tiene la obligación de ganar, sino además la de contentar a la gente que ha pagado por verlos. Tienen el propósito no de ganar, sino de hacerles felices.

No es el propósito de hacer un congreso para regocijo mutuo, sino por y para los asistentes que van a disfrutar de él, para transformar sus vidas aunque sea solamente con una frase o un abrazo.

Vivimos en un mundo cortoplacista, que convive con el estrés codo con codo porque si no consigue llegar a los resultados trimestrales será despedido. Dejando eso de dejar huella en sus clientes, para los “iluminados” o “locos”.

Los equipos de éxito en este siglo XXI, se centran en el propósito, en el PORQUÉ hacen lo que hacen, PORQUÉ les compran los clientes actuales y PORQUÉ quieren ser recordados cuando ya no estén.

Y te aseguro que llegan a los resultados del trimestre, holgadamente.

Sin un propósito mucho mayor que la suma del equipo entero, seréis uno más.

Dales un propósito, y serán los arquitectos del éxito soñado.

Nunca lo olvides, que el éxito llega como consecuencia de darse a los demás.

Cuando nos enfrentamos al reto de liderar un equipo, siempre soñamos que la suma de 2 y 2 nos de cómo resultado 11. Pero recuerda que sin:

  • Confianza
  • Sentimiento REAL de que perteneces a ese equipo

No pensaran como un cerebro único, sino como un cerebro que ha tenido una noche loca en Ibiza que luego no se acuerda de cómo ha conseguido lo que ha conseguido.

¿Cuáles son las características para formar y de resultados un equipo en el siglo XXI?

¿Qué fue antes: Los trabajadores o los clientes?

“No me quejaré, simplemente no regresaré”. Anónimo

No creo en la frase:

“El cliente siempre tiene la razón”

Hoy he entrado a una franquicia mundial del mundo del café. Me encanta como lo han hecho, con algo tan simple. Han creado una revolución hasta en nuestro día a día. Pero a lo que vamos.

Me estaban atendiendo, cuando lo que parecía una aprendiza, recibió el mensaje de su instructor, delante de mí: “Recuerda, siempre, el cliente siempre tiene la razón”.

La verdad que se me cayó el alma al suelo. Todo lo que creía que representaba esa marca, era una más entre las demás.

¿Por qué no creo que el cliente siempre tenga la razón?

.- Dependes del cliente.

Si el cliente se ha levantado con las ganas de tocar las “balls” a alguien, vas a ser a ti. Contigo va a pagar su frustración, su rabia por sus sueños no cumplidos o porque su pareja le acaba de dejar.

Y tú mientras tanto, como te han dicho que el cliente siempre tiene la razón, tienes que ir como su perrito faldero, diciéndole: “Si tiene la razón…Perdone me he confundido voy al instante a solucionarlo…Voy a pedirlo a otra tienda e iré yo a buscarlo para usted…” Para que quizá nos pueda comprar ese producto o no…Y lo peor de todo, que luego vaya diciendo por ahí, o que no teníamos personalidad o que no le gustaba su producto.

¿Y cómo acaba tu trabajador? Creándole rabia, frustración y unas ganas increíbles de matar a alguien o mandarlo a la china sin viaje de vuelta, todo porque tenemos que tratar a los clientes, como los reyes del mundo mundial.

Y yo me pregunto: ¿Esos clientes crees que volverán a tu tienda? ¿De ese tipo de clientes depende el futuro de tu empresa? ¿Qué valores crees que están recibiendo tus trabajadores de ti?

TODO VALE, TODO POR LA PASTA, TODO POR LAS SUBSISTENCIA.

.- Estas coartando la creatividad de tus trabajadores.

¿A quienes tienes que pagar la nomina todos los meses? A TUS TRABAJADORES.

¿Quiénes saben mejor que tú en muchas ocasiones posibles situaciones en tu empresa? TUS TRABAJADORES.

¿Quiénes son los que forman parte de tu empresa? TUS TRABAJADORES.

Si eres los “cool” de las nuevas tendencias del management o del Branding, eres un loco del “Employer Branding”, de una cultura empresarial novedosa, para ti, los empleados serán el altavoz que transmitirá la esencia de tu marca.

¿Pero si no les dejas rebatir ante un cliente? ¿Si no les dejas que aporten ideas a la hora de aportar nuevas formas de trabajo, productos o servicios para los clientes? ¿Si no les escuchas ya que ellos están en las trincheras del día a día? ¿O es que crees que tú, desde tu despacho en la última planta de oficinas de tu sede central y poniendo en el centro de todo al cliente, ya tendrás todo solucionado?

Las empresas se crean, nacen, se reproducen y se expanden gracias a los integrantes de la misma, no sólo y exclusivamente gracias a los clientes y a lo que ocurre a fuera de la misma.

Luego no te quejes que no son creativos. Todos lo somos, lo que pasa es que no les apetece serlo contigo.

.- La vida está dentro de la empresa, no fuera, solamente.

Ya no sólo en la vida profesional, sino también en la personal, nos encanta ver lo que pasa fuera para no ver lo que pasa dentro de nosotros. Y aunque quede muy espiritual, toda revolución debe empezar dentro de nosotros, para luego ver los resultados que queremos ver alrededor nuestro. Y así lo creo.

Si no creemos en nuestros trabajadores, ¿Qué estamos haciendo?

Si no creemos en su potencial, en sus iniciativas, en ellos… ¿Para qué montamos una empresa? ¿Para depender de lo que piensen los demás y no creer en lo que piensan los que están día a día por y para nuestro producto?

Quedará muy radical, pero a veces, hay que MANDAR A TOMAR FRESCO. Y más a menudo, por favor.

Hace unos días, leía una frase que decía así: “Prefiero tener 100 clientes que sean unos fanáticos de mi producto, que no 100.000 y me consideren una opción más”.

Y así lo creo. Pero este mundo interconectado, en el que el éxito se ha prostituido, y si no vendes a nivel internacional, eres un negado. Con la satisfacción se hace lo mismo. Se cree que tienen que ser los demás quienes tienen que estar satisfechos con nosotros. ¿Y qué pasa con los de dentro? ¿Qué les den?

Creo que las cosas no van así. Porque lo único que se alienta, es el postureo, el hacerse la foto con el título de la RSC, y desperdiciar el talento de tus trabajadores.

¡¡SOMOS HUMANOS!! VIVIMOS ENTRE HUMANOS, NO ENTRE NÚMEROS POR FAVOR. MÁS EMPRESAS HUMANISTAS, YA.

Y eso, si, que tu actitud corre más rápido que la pólvora, así que esas publicidades que quieres atraer talento, no te servirán de mucho, porque la gente sabrá, de lo que dices a lo que haces, va un trecho.

Hace unos días llegaba a mis oídos las practicas de muchas empresas , que ante la preocupación de los directivos por sus empleados de talento, preferían despedirlas o no renovarles el contrato, antes que provocaran una “revolución”, ya que eran más importantes los procesos de control que usaban, (métodos estandarizados), que las peculiaridades y aportaciones de sus trabajadores.

 Moraleja: Cumple los estándares o no seguirás. No queremos que pienses, sino que hagas.

Se nos llena la boca hablando de las personas, del poder de una conversación, de la creatividad, del talento, de culturas empresariales diferentes… pero seguimos pensando que todo, nuestra cuenta de resultados, marketing, productividad, debe enfocarse sólo en el cliente.

PARA MÍ, EL PROCESO ES EL SIGUIENTE:

PERSONAS-VOLUNTAD-COMPROMISO-CULTURA EMPRESARIAL -PRODUCCIÓN-FOCO-CLIENTES-CUENTA DE RESULTADOS EN PROGRESION ASCENDENTE.

Y el resultado, te aseguro que serán clientes, satisfechos, contentos, que repetirían y que harán que tu cuenta de resultados se incremente, divulgando a los 4 vientos, el estilo de vida que ofreces entre una marabunta de ruidos sin igual.

¿Qué es más importante para ti, los trabajadores o los clientes?

Podéis adquirir “Mofeta Branding. Como son las marcas que transforman el mundo” a través de este enlace.

 

Luis Martín Cabiedes:” “Si no hubiera incertidumbre, todo sería más chupado”.

Hoy dentro de la sección “Conversaciones con…” es un placer presentar a Luis Martin Cabiedes.

¿Qué llevo a un filósofo de formación, a convertirse en uno de los inversores más importantes de empresas emergentes? ¿Cómo toma la decisión en qué empresas invertir? ¿Cómo afronta la no rentabilidad de una inversión?

Luis Martín Cabiedes, filosofo de formación, pero reconocido inversor, cree que las Universidades tienen que crear a la persona, no al oficio. Tras su formación universitaria y un Máster en Administración de empresas en el IESE, entró a trabajar en la empresa familiar, Europa Press.

Fue la incursión de Internet, durante su paso en la empresa, cuando se dieron cuenta las oportunidades que proporcionaba, nunca vista hasta la fecha.

Desde 1998, que empezó a invertir en empresas, ha creado su propio fondo de Venture Capital, Cabiedes&Partners, invirtiendo en empresas como Privalia, Tindeo u Offerum entre más de las 100 que lleva realizadas.

Profesor en Iese sobre emprendimiento, es autor del libro ¿Tienes una Startup?. Todas las claves para conseguir financiación.

Gracias Luis por recordarnos que la vida es una suma de experimentos y que a la hora de emprender un sueño, todo principio debe ser testar nuestra idea. Podéis conocer más a Luis a través de su Twitter y Linkedin.

.- ¿Quién es Luis Martín Cabiedes?

Es un tío que dio por casualidad con el mundo de las inversiones en Internet.

Unos se dedican a ser futbolistas y yo me dedico a las inversiones.

Tengo 58 años, que en la actualidad se dice que soy un madurito. Estudie filosofía. Estuve durante un tiempo en la empresa familiar ( Europa Press), algo que explica lo que pude hacer después. Porque es allí donde empecé a conocer Internet. Y es en el año 99 cuando empecé a desarrollarme en el mundo de las inversiones.

Este mundo de las inversiones es como el casino. Tuve suerte que las primeras me salieron bien, como Olé, el primer buscador de Internet en castellano. Y llevo ya casi 20 años y con más de 100 inversiones en empresas start-up de Internet. Algunas me han salido bien como por ejemplo  Blablacar.

.- ¿Cuál es la conversación más importante has tenido?

Yo reconozco que no soy una persona de introspección, de mirarme a nivel personal. Más bien yo te hablaría mejor sobre libros que me han marcado

A mí me marco un libro de Nicholas Taleb, llamado Fooled by Randomness. Por mi formación filosófica, cambio mucho mi visión del mundo, en el que hay mucha más incertidumbre, aleatoriedad  que no estamos dispuestos a asumir.

Reconozco que soy un lector empedernido que te podría recomendar. Me han marcado mucho los libros de Daniel Kahneman o recientemente el libro de Sapiens.

En relación a tu pregunta, si has elegido bien la biblioteca que tienes en tu casa, es como si pudieras mantener una conversación con ellos. Porque para mí un libro es una conversación con el escritor.

Para mí las mejores conversaciones que he tenido, son a través de los libros de tesis o técnico que leo yo. Recuerdo más libros que me han marcado que conversaciones con personas.

.- Ante dos caminos, ¿Cómo elegimos el correcto?

Yo creo que tomamos esa decisión de optar por un camino demasiado pronto. Tenemos la tendencia a adivinar cuál es el mejor camino, cuando en realidad es mucho más inteligente el averiguarlo.

Muchas veces no hay que tomar la decisión, sino probar unos cuantos metros por uno. Y si no te vuelves y pruebas el otro.

Para mí, pensamos demasiado a la hora de tomar una decisión

No sólo en mi mundo, en el de las start-up lo veo, sino en el mundo real también. Tendemos mucho a adivinar cuál es la respuesta correcta, cuando en el fondo tendríamos que saber qué tenemos que hacer muy bien. Yo soy partidario de que experimento podemos ver, como podemos averiguar cuál es la opción correcta, en vez de anticiparse a ella.

.- ¿Cuál es la mejor inversión que has hecho en tu vida con menos de 50 euros?

La primera inversión que realice en el mundo de las start-up, fue menos de 50 euros. Luego con el tiempo fue aumentando la misma

Pero sin duda, con menos de 50 euros, la mejor inversión que puedes realizar es comprarte un buen libro

.- ¿En toda decisión hay riesgo?

No en toda, pero en las más interesantes sí.

En las decisiones más importantes de la vida, hay riesgo porque hay incertidumbre. Las demás decisiones no lo son, porque simplemente es despejar una x en la ecuación.

Si no hay incertidumbre, no es una decisión, es un problema que tienes que resolver. Pero es distinto.

Si no hubiera incertidumbre, todo sería más chupado.

Por ejemplo en una partida de ajedrez, no hay incertidumbre. No es como un partido de futbol que hay cosas impredecibles. En una ecuación matemática no hay incertidumbre, solo tienes que dejar la incógnita que se te plantea.

.- ¿Cuál es tu definición de miedo?

EL miedo es muy útil. Es una reacción natural para lo que surgió. Para impedir el no asumir riesgos innecesarios.

Si no hubiera miedo, tomaríamos muy malas decisiones porque no seriamos capaces de valorar los riesgos

El miedo no es malo. Se transforma en malo cuando ese miedo inhibe el racionamiento de la acción.

El miedo es una alerta que te da un sistema de intuición. Sistema desarrollado por la naturaleza. Lo malo que inhiba el tomar una decisión racional.

Lo más curioso, con la evolución de la sociedad, es que nos dé más miedo una serpiente que una pistola

.- ¿Qué es el fracaso?

Para mí es un falso positivo.

Antes el fracaso estuvo demasiado proscrito. Como si algo que sale mal es por culpa de alguien. Y ahora de repente, como somos así, está pasando lo contrario. Como si no tienes fracaso, nunca llegarás a alcanzar un éxito.

Yo creo que ambas opciones son una chorrada

En un mundo de incertidumbre y aleatoriedad como hemos hablado antes, el fracaso es parte del juego. No tiene ni más importancia ni menos. Ni el fracaso demuestra tanto la naturaleza de quien fracasó ni tampoco se aprende tanto del fracaso.

En entornos inciertos, hay fracasos. Aún más añadiría yo, que no son fracasos, son fallos.

Yo recordaría una frase que me gusta, que dice: “Si todo lo tenemos bajo control, es que no va lo suficientemente rápido”.

Claro que es bueno aprender de los errores de los demás. Todos nos hemos caído, y cuando lo hemos hecho, no hemos aprendido, nos hemos cabreado. No lo hemos celebrado.

.- Si tuvieras el poder de tener una valla publicitaria para ti, ¿Qué pondrías en ella?

AQUÍ SU PUBLICIDAD” y la vendería.

No soy una persona que tengo que dar reflexiones a los demás. Me gusta hablar de todo, pero creo que hay demasiada gente dando consejos.

A mí cuando me piden un consejo, siempre digo: “No hay caso a un consejo”. Y como no me creo importante para poner algo en una valla, se la vendería al Corte Ingles y con el dinero me iría a cenar.

Yo no creo que el mundo necesite que yo le dé un mensaje ni que yo tenga un mensaje universal.

.- ¿Qué le dirías a Luis de hace 20 años?

No le diría nada que no fuera un tópico.

Le diría que la única cosa que vas valorando con el paso del tiempo, es a valorar el tiempo. A los 38 años, no es que estuviera perdiendo el tiempo. Pero si siempre estaba pensando y me tomaba las cosas muy en serio.

Le diría que las cosas no son para tanto. Es algo que te das cuenta con la edad. No somos tan importantes ni las cosas son tan importantes, es lo que vas aprendiendo.

EL mundo no está esperando tu proyecto. Dejemos de pensar en lo que pensarán los demás, porque la autentica liberación es que no le importas un pito a los demás.

.- ¿Conoces la fórmula del éxito?

Tengo que decirte que no leo libros de Management. Leo muchos libros académicos, pero un tío que cuenta su vida, me recuerda cuando era más joven cuando nos hablaban de “Vidas ejemplares”, “Vidas de santos”.

La gran mayoría de los libros de management, suelen ser así. Que lo que le ha pasado a él, es como si a un tío le ha tocado la lotería. Y al día siguiente escribe un libro de “como toda la vida había dedicado a buscar como le tocase la lotería”. Nos hablaría de cómo se levantó, como se vistió, como fue a Doña Manolita para echar los números , como los pensó..

Mira David, esos libros de management que hablan del éxito y como lo han conseguido, NO SIRVEN PARA NADA.

Yo te diría que cogieras los libros de management de hace 15 o 20 años. Mira las empresas que nos ponían como ejemplo. Todas esas empresas, han ido al garete.

En los libros te venden las formulas que funcionaron hace 10 años. Pero nadie me dice qué ha pasado con esas empresas que eran referentes. ¿No eran los gurús tan listos? ¿No supieron verlo?

Steve Jobs, cuando lanzó el 1 Mac, le tildaron de loco, porque rompía las normas que en esos momentos regían en el mundo empresarial. Lo echaron de su empresa. Y a su vuelta, con la misma estrategia que realizó cuando hizo el lanzamiento del Mac, ahora lo tildan de genio.

Es como el “efecto halo”. Cuando una persona tiene éxito, parece que todo lo que ha hecho está bien.

Sino date cuenta los lunes en el bar que acudas a tomar café. ¿A qué descubres un número asombro de gente que sabe de futbol? Después de ver el partido, todo el mundo es muy listo. O todo el mundo sabe de economía o de previsión meteorológica con el tema de las nevadas que estamos viviendo.

.- ¿Cuál es el principio del comienzo de todo emprendimiento?

Siempre es un experimento .Es una prueba, en el buen sentido de la palabra.

Es probar, testar.

Tú crees una cosa, así que prueba tu idea. Creo que es algo importante.

El futuro es incierto, las cosas divertidas no las sabemos pero podemos averiguarlas.

Es el método científico de toda la vida.

Por ejemplo para mí la vida, es una sucesión de experimentos.

.- ¿Cuál es tu concepto de felicidad?

La gente más feliz es la que no piensa mucho en ello.

Si tu siempre piensas a ver si te duele algo, te aseguro que siempre habrá algo que te acabe doliendo. Si piensas en si eres feliz, acabarás pensando en que no eres feliz.

He descubierto que las personas que realmente son felices, cuando les preguntas si lo son, siempre te acaban respondiendo:” Menuda pregunta más tonta”.

.- Una reflexión para los lectores del blog.

El futuro es impredecible. No pienses tanto, haz más.

No hacer de una manera descabezada las cosas, sino de una manera racional.

En vez de pensar lo que puede pasar, piensa que experimento puedes hacer para averiguarlo.

No te tomes tan en serio las cosas y diviértete.

Daniel Lacalle: “No existe nada sin riesgo”.

Hoy dentro de la Sección “Conversaciones con…” es un placer para mi presentar a Daniel Lacalle.

Hacía años, todos los lunes te encontrabas tomando café y lo único que se hablaba era de si Ronaldo se había estrenado como goleador, si era penalti era jugada tan dudosa o si la nueva novia del jugador del Madrid, su pasado era tan limpio como nos decían.

Pero si entramos hoy en un bar, lo único se habla es de Economía. Como en las cenas de Navidad, todo el mundo sabe de Economía. “Porqué lo ha dicho el director del Banco Europeo, porque mi asesor me ha dicho que las cosas van a ir mejor…porque el Ibex está subiendo ya verás como todo va a ir bien a partir de ahora…”

España antes era un país de seleccionadores de futbol, ahora es un país lleno de economistas. ¿Qué tenemos que hacer en entonces?

Aprender de los verdaderos economistas. Pero como bien dice Daniel Lacalle, los expertos están para despertar el libre albedrio, talento y responsabilidad de las personas, no para que los sigan con los ojos vendados a toda idea que expresen por su boca. Reflexión que podemos y debemos aplicar a mundos como el del Management, Coaching y Espiritualidad, por favor.

Hace unos días tuve la oportunidad de conversar con Daniel, sobre este y otros temas, con motivo del lanzamiento de su libro “La gran trampa. Por qué los bancos centrales están abonando el terreno para la próxima crisis”.

Gracias DANIEL, por enseñarnos en cada aportación en medios de comunicación, en tus 7 libros y artículos que cuando se nos explica, nos otorgas el poder de la responsabilidad a nosotros, y no a depender de lo que digan los demás. Pero sobre todo nos enseñas, que en toda decisión sin riesgo, es una decisión más que no nos llevará a romper límites o conseguir sueño. Podéis conocer más el trabajo de Daniel a través de su Twitter.

.- ¿Quién es Daniel Lacalle?

Es un economista. Padre de familia. Divulgador económico que lo que intenta, tras muchos años de haber estado recibiendo, dar a sus seguidores y a la gente que lee, el conocimiento que he ido acumulando en estos últimos años. En definitiva, mi opinión sobre las cosas.

.- Algunas de las operaciones que se utilizaron para salir de la crisis, ¿han surtido efecto?

En general lo que ha surtido efecto ha sido lo que han hecho los ciudadanos, no para salir de la crisis, sino para protegerse de la crisis.

Fíjate, siempre hablamos de la recuperación, recuperación y de la recuperación, pero nos olvidamos que las familias ya empezaron a ahorrar de una manera relevante en el año 2008/2009.

A nosotros nos decían que aquí iba todo bien, que era un problema de los americanos, que había brotes verdes, y para nada fue así.

La gente se ha comportado muy bien durante la crisis. Todo el mundo hemos cometido errores, se ha tomado muchos riesgos, hemos comprado cosas por encima de nuestra capacidad en muchas ocasiones. Pero las empresas y las familias, han sido modélicas, en como la han acometido.

EN el momento que las familias y empresas, vieron que la cosa empezaba a empeorarse, yo que voy y vengo a Londres, constantemente, fue un tsunami de gente para buscar lo que fuera, para exportar…

Se han hecho algunas cosas muy bien. Los ciudadanos, las familias, las empresas, una pequeña medallita por cómo hemos salido de la crisis. Pero también hay que decir, que ha habido medidas “De Demanda” que no han sido del todo correctas. Como por ejemplo, cubrir el pinchazo de la burbuja inmobiliaria con una burbuja de infraestructuras. Medidas como para salir de la crisis tomar medidas igual para el nivel del gasto como para el nivel de los ingresos, pudiendo ser más realista cuanto a los gastos

Nada es perfecto, pero hoy en día, España cuando sales por el mundo, es un ejemplo de cómo han salido de la crisis. Y más en un entorno en el que nuestros socios comerciales, no estaban en periodo boyante.

Pero también tenemos que ser cautelosos, porque estoy escuchando que hay que volver al ladrillo, que hay que tomar hipotecas para alquilar, que hay que endeudarse porque los tipos están muy bajos, que hay que irse de vacaciones a crédito y no me gusta eso. Eso es volver al año 2007

.-Y hablando de burbujas, ¿Qué le dirías a un futuro emprendedor?

Yo creo que ante todo, uno de los grandes problemas y errores que cometen los emprendedores en España  es que nunca analizan de manera seria la competencia. Si tú vas por cualquier ciudad, siempre pienso, “han abierto una tienda de estética al lado de otra tienda de estética… ¿Esta persona ha pensando en la competencia? “ O ahora todo el mundo abre panaderías.

El emprendedor español tiende a ser muy poco detallado a la hora de crear planes de negocio y analizar de manera seria los riesgos.

A mi constantemente me piden ayuda sobre ideas empresariales. Les pido un plan de negocios para echarle un ojo, o no hay plan de negocios o es una carta a los reyes magos.

La competencia es todo pero sobre todo la demanda. Imagínate que quieres abrir una tienda de ropa mexicana en Zaragoza, pues a lo mejor nadie la va a comprar. Tendremos que analizar antes todo bien

.- Si pudieras poner en una valla publicitaria, la definición del 2018, ¿Qué pondrías?

No nos confiemos. No te confíes.

El 2018, es un año que se presenta con muy buenas oportunidades. Nos lanzamos con superávit primario, con exportaciones a nivel record, con déficit comercial bajo, creciendo…a pesar de la crisis institucional de Cataluña.

Pero no te confíes. Hemos trabajado para salir de la crisis pero sigue habiendo todavía muchos desequilibrios estructurales

.- ¿Por qué hacemos caso a ciegas, todo lo que recomienda el gurú de turno?

Porque es muy cómodo. Es mucho más cómodo pensar que alguien nos va a dar una solución mágica. Es una manera de desligarte del riesgo que vas a tomar.

Los expertos no están para darte la solución sino para guiarte para que tú te hagas tu propia opinión

Cuando tú confías ciegamente un gurú religioso, es eliminar conscientemente tu responsabilidad. “Es que me ha dicho el gurú que me tire por la ventana y lo voy a hacer… Cuando todos sabemos que si lo haces, te vas a matar…”

Y SI, los expertos están para despertar las mentes. Para que la gente piense. Para que reuniendo lo que han dicho cada uno de los expertos, forme y se pregunte qué piensa esa persona.

El verdadero gurú debería motivar el libre albedrio de la gente y la responsabilidad. Además del talento de esas personas.

Recuerda siempre, que los consejos son gratis y los riesgos son tuyos.

Los expertos no están para darte las soluciones están para darte opiniones formadas.

.- Se nos enseña que es más importante el equipos, el trabajo que eliges, que el esfuerzo que haces. ¿Qué opinas?

El esfuerzo es muy importante porque dice mucho de ti, como persona. El esfuerzo no es importante como consecución de una serie de objetivos. Sino por lo que dice de ti como persona.

Pero en este mundo del trabajo, no importa la cantidad de horas o que la gente piense que estas muy ocupado, sino el VALOR AÑADIDO.

Hay gente que trabajando 4 horas, genera 10 veces más de valor añadido que otra gente trabaja 15 horas. NO es una cuestión de tiempo.

El trabajo no es ni la información ni la formación reglada, pero tampoco el tiempo transcurrido haciendo una labor. Sino el valor añadido que tú creas.

.- ¿Qué le dirías al Daniel de hace 20 años?

No te preocupes que los Rolling Stones no se van a separar.

Cuando yo salí de la carrera, en España había un 23% de paro y los Rolling se iban a separar. Cuando nosotros nos dicen que el futuro va a ser negro, que no hay solución, es mentir.

Ahí están los Rolling, mucho mejores que hace 20 años. Pero sobre todo le diría equivócate.

Tenemos un miedo a tomar riesgos, a equivocarnos para aprender. No equivocarnos como un animal. Sino a tomar decisiones y equivocarte, aprendiendo de esas experiencias.

.- ¿Existe la coherencia en el mundo de la economía?

Oscar Wilde decía que la consistencia es el último refugio de los aburridos.

Una cosa es la coherencia y otra cosa es el empeño, el aferrarte a cosas que no funcionan.

Una cosa es tener unas ideas y ser coherente con ellas. Pero otra cosa es equivocarte, tienes que mantener esa idea.

La coherencia es también reconocer tus errores y evolucionar. La terquedad es involución. Hay que evolucionar.

Y el pensamiento económico, como ciencia social que es, tiene que evolucionar. No es lo mismo el pensamiento económico para una pirámide poblacional de gente muy joven, al de una sociedad que la pirámide se está transformando en un cubo, o el pensamiento para sociedad desarrolladas en comparación para una sociedad no desarrollada.

Hay que ser coherente con la realidad que te rodea.

.- ¿Va a llegar el Bitcoin al millón de dólares?

La verdad que es una buena pregunta. Si lo supiese, estaría de bitcoins hasta arriba.

A mí no me importa tanto con el precio, como la obsesión que tiene la gente. A mí lo que me importa es que están surgiendo las monedas alternativas.

A nosotros se nos ha vendido la idea mágica de Matrix, que el dinero y la moneda es lo mismo. Y no es lo mismo.

La mentalidad de Matrix que se nos ha vendido, es que la moneda solo puede ser su valor el que diga el Gobierno o el Banco central y no es cierto.

Y la moneda es lo que nosotros aceptamos como medio de pago. Y no tiene que ser el del Gobierno.

A mí lo que me gusta de bitcoins y todas la monedas virtuales, es como ver al personaje de matrix que lo desenchufaban, pues aquí igual, la gente está saliendo de Matrix.

La moneda que todos los días utilizamos como forma de pago, el Banco Central está todos los días intentando devaluarla y hay otras alternativas.

Salir de Matrix tiene muchos riesgos. Como había personajes en las películas, que se desenchufaban porque no le gustaba nada la realidad.

Ya se predijo que viviríamos con otras monedas, que elegiríamos por su poder adquisitivo, no porque te lo imponga un gobierno o un Banco central

.- ¿Cuál es tu concepto de felicidad?

La felicidad es estar a gusto con uno mismo y ser consciente de las cosas positivas que tienes, en todo lo que te está ocurriendo cada día.

La felicidad al final cabo no deja de existir sino como alter ego de la infelicidad.

Así que por lo tanto una persona es más feliz cuanto más valora lo que tiene. En mucha ocasiones la diferencia entre felicidad e infelicidad es puramente sicológica e individual.

Ves a gente millonaria que es absolutamente infeliz y otras con una vida modesta y son súper felices. La cuestión no es ser una Heidi ni un cenizo que lo ve todo negativo, es valorar de todas las cosas, incluso de los malos, los positivos. Porque además es en los negativos, cuando te das cuenta de cuantas cosas buenas tienes en tu vida, amistades, experiencias, familia…

.- ¿Cuál es la lección más importante que has aprendido y no olvidas?

No existe nada sin riesgo

Mira que nos gusta la idea de pensar que una decisión no va a tener riesgos…Porque si no tiene riesgos, no existe la recompensa.

La rentabilidad sobre el capital empleado se necesita siempre capital empleado. Sin capital empleado no hay rentabilidad.

.- Recomiéndanos un libro.

Siempre recomiendo un libro que se llama “Esta vez es diferente de Carmen M. Reinhart y Kenneth Rogoff . Explica como llevamos más de 600 años de cometer los mismos errores económicos con la excusa de “esta vez es diferente”.

.- Una reflexión para los lectores del blog.

Estoy seguro que la inmensa mayoría de la mayoría de tus lectores son gente joven y les diría que EL MOMENTO ES AHORA, NO ES MAÑANA.

El momento de tomar las decisiones que quieres tomar para tu vida, es AHORA.

Yo escucho a mis seguidores, a mis alumnos, decir que ahora no es el momento para viajar, para irme al extranjero o emprender. Y siempre les pregunto: ¿Cuándo es el momento? ¿Cuándo tengas 50 años y tengas niños?

El momento es ahora.

 

 

 

 

¡¡Vivimos pendientes de un Ranking!!

Un ranking te descubre qué nivel de ego tienes” David Asensio

Por favor, Respóndeme a esta pregunta:

¿Crees que tu Marca, necesita imperiosamente salir en un ranking? ¿O el mejor ranking es el que dicten tus clientes?

Yo creo que NO. Pero según lo que voy viendo en redes sociales, parece que si no sales en un Ranking no eres nadie en la vida, ni ya hablamos en el 2.0.

Llegan las Navidades, y nos encontramos cientos de ranking.

Los mejores artículos del año, los profesionales a tener en cuenta para el año 2018, los mejores blog para aprender sobre Branding, los nominados a los premios de mejor blog del año en el campo de…”

Lo único que hacen es destapar el frasco de las esencias “reales” de las personas.

Sé que muchos de las personas que se creerán identificadas en este articulo, (y si, vosotros me inspiráis, gracias), pensaran que estoy resentido porque no salgo en ninguno o no he sido nominado en alguno.

¡¡ESTAIS E QUIVOCADOS!!.

Siempre tengo la filosofía Bisbal. ¿Cuál es?

Prefiero quedarme segundo, trabajar apartado de los focos y conseguir como una hormiguita mis sueños, que no depender de lo que digan los demás de mí, para creerme alguien o sentir que todo esfuerzo está valiendo la pena.

Siempre digo que estoy en contra de la famosa frase de Jeff Bezos, que tiene sobre el Branding. Dice algo así como:” Tu marca es lo que otras personas dicen de ti cuando tú no estás en la habitación”.

Y con esto de los premios, lo llevamos al extremo.

Si no salimos entre los nominados, la liamos parda. Hasta en alguna situación mostramos actitudes “políticamente incorrectas” de un auto considerado “gurú”. Otras se llaman a las personas que ha realizado el listado, para comentarle de una forma “no educada” porque no salía en dicho listado. Y no son situaciones surrealistas, sino que están sucediendo a día de hoy.

El Branding, aquello que promulga el dar valor, el que seamos todos únicos, en el que para que te cojan en un puesto de trabajo tienes que hacer un book de fotos que ni las modelos de la pasarela de Milán, donde se promulga que hay que crear lideres, humildad y en el fondo esperamos que nadie nos lidere en la lista en la que anhelamos entrar.

¿Dónde se queda lo que promulgamos a los demás?

Todo queda en “aguas de borrajas” porque tenemos que ser considerados como el mejor blog, el mejor conferenciante o estar dentro de la terna de los mejores artículos del mes.

Depender de los resultados de un ranking es:

.- Depender de la opinión SUBJETIVA de una empres a o de una estadística, es no creer en lo que estás haciendo.

Creer que estar en una lista, es sentir que tu trabajo es reconocido, es expresar que todo lo que hacías, es por y para aparentar. Tienes que tener tu propio reconocimiento. El mayor éxito que una persona puede sentir, es irse a dormir sabiendo que ha hecho todo y más durante el día por y para su sueño. Lo conseguirá o no, pero sabe que ha dado todo por su propósito.

.- Querer ser un producto de masas y no especializarse, como se proclama.

Estar en una lista, es apostar por seguir las normas de la sociedad. Y que yo sepa el Branding, la disrupción, la autoestima,…no es lo que proclama. Una lista, nos está etiquetando, nos está diciendo que somos mejores o peores que otras personas. Las usamos para que vean que somos “alguien” ante los demás.

Conozco gente que nunca ha salido ni saldrá en una lista, ranking ni cosas parecidas. Que tienen sus clientes, su movimiento y que facturan mucho más de lo que muchos de nosotros nos podríamos imaginar.

Desmárcate de lo que digan los demás y sigue lo que dicta tu corazón. Te dará más resultados, te lo aseguro.

.- Es demostrar que solo das por aparentar y no por ser.

Sé que mucha gente pensara, que salir en un listado es la consecuencia al trabajo y esfuerzo realizado. La consecuencia del esfuerzo que hagas, tiene que ser irte a dormir feliz y si además sabes que has ayudado a una persona, ya te aseguro que se te caerá la baba en el almohadón. Cuando das a los demás, sin esperar nada a cambio, sin ningún propósito, te aseguro que conseguirás éxitos muchos mayores que los que la gente pelea por salir en una lista de esas.

El verdadero avance no se promulga, el verdadero avance no está

Y además podremos tener muchos amigos gracias a la salida en listas, pero una pregunta ¿Cuántos amigos tienes a tu alrededor que no les importa donde salgas y si quien eres?

.- Demuestra lo que es “bueno”, en un momento. ¿Pero alguien conoce una lista de lo que no nos gusta?

Sé que existe la lista de los Razzie, películas más “infumables” de Hollywood. Pero hace días preguntaba a un conocido de este mundo: ¿Tú serías capaz de hacer un listado de libros que no te han gustado durante el año?

Me contestaba que no. Que se liaría parda, que le dejarían seguir muchas de esas personas que le siguen pero que sus libros “son infumables” pero que no se ha atrevido a decirlo..

En un mundo donde se suicidan por perder una estrella Michelin o un comentario fuera de tono en redes sociales. Me pregunto: ¿Las marcas las creamos por ego o por qué realmente sentimos lo que hacemos y nos da igual lo que piensen los demás?

Por lo visto las marcas, son como las personas, adictas a “resultados inmediatos”, locas por aparentar y con ganas de refrotar a todo el mundo que somos consideramos como la marca, empresa más innovadora del año…

A través del estudio de empresas, para mi siguiente libro que saldrá el próximo febrero, he podido aprender de ellas:

.- El verdadero éxito es ayudar en la vida de los demás, a través de tus acciones y pensamientos. No a través lo que diga una revista o una clasificación.

.- Sólo tú, debes darte el premio del mejor en tu campo. Y se consigue siendo mejor que el día anterior, que el año anterior.

.- Es el verdadero valor el que marca un antes y después. El que sale de ti, el que das a los demás sin ninguna expectativa, el que te sale de tus entrañas, el que produce un verdadero cambio y demuestra que eres “diferente” a lo habitual. No el que lo hace por una estrategia, ni gracias a técnicas de SEO o marketing digital.

.- Si te “quema” no haber salido en un ranking, seguro que tu futuro no es muy halagüeño. Además de no estar realizando tu por qué en la vida.

.- Que sean los demás los que hablen de ti, no uno mismo el que sólo sepa hablar de sus “triunfos”. La gente no es tonta y acabaran cansándose de ti, por plasta.

Nunca olvides que no eres lo que digan los demás de ti y si lo que te esfuerzas por ser mejor que ayer y por dar más a tus clientes…

Podéis adquirir “Liderazgo Canalla. Libera tu lado más rebelde” a través de este enlace.