Nivel máximo de desesperación…

“La desesperación puede hacer que una persona haga cosas sorprendentes..” decía Verónica Rot.

Desesperación: ” Pérdida total de la esperanza. Alteración extrema del ánimo causada por cólera, despecho o enojo..”

Y mientras todo el mundo está en las playas, en sus segundas residencias o en las terrazas quedando con la lista de amigos que durante la pandemia, se habían hablado para quedar, tras 3 años sin verse, la desesperación es uno de los virus que corre por nuestra sociedad.

Cada día me llegan más emails de personas desesperadas. Desesperadas porque no se entienden con sus padres. Desesperadas porque intentan ser felices, alcanzar su concepto de tranquilidad y no hay manera. Desesperadas porque hacen lo que sea por encontrar un puesto de trabajo y no hay manera. Desesperadas porque no encuentran pareja o porque algún familiar se está muriendo y no saben qué hacer ni cómo reaccionar.

Ciento de situaciones en las que las personas no saben ya cómo actuar, qué hacer y en los que la desesperación les ha ganado la partida. Se sienten irascibles, se preguntan qué han hecho mal en su vida para estar en la situación en la que están, ya que solamente querían ser ellos mismos , ser felices, encontrar su paz en un aspecto de su vida.

Por no hablar de la desesperación económica, que estamos viviendo y que seguro viviremos más profundamente en los próximos meses.

Pero hay una cosa que no se habla en este estado de desesperación, la falta de comunicación. Seguimos callándonos lo que nos pasa. Llegamos a esta sensación de desesperación si haber hablado antes con nadie de lo que nos pasa.

¿Por qué?

Porque pensarán que estamos locos, porqué mejor no vamos a molestarnos ya que también tienen sus problemas y no somos quien para cargarles con más problemas, porqué me da mucha vergüenza lo que puedan pensar de mi, porqué no le importo a nadie y ¿Quién va a querer escucharme?..” Son algunas de las excusas que durante un tiempo he estado escuchando de personas que habían explotado y se encontraban en zona “desesperación”.

Seguimos “comiéndonos” nuestros problemas. Creyendo que no somos dignos de que nadie nos escuche y nadie nos ayude, principalmente por vergüenza y miedo al qué dirán. Vergüenza a que piensen que estamos “mal de la cabeza” con lo que nos pasa, cuando me he dado cuenta, que en muchas ocasiones los problemas de una generación siempre suelen ser los mismos, se repiten con las personas.

Y aún así, en una sociedad en la que el Instagram y las fotos de las vacaciones, en las que importa más el tamaño de los seguidores que realmente lo que cuentas y en la que la felicidad “fingida” es crucial a la hora de estar con los demás, sentirte desesperado por una situación que no le ves solución, es uno de los grandes tabúes que hay en estos momentos.

Si te encuentras en una situación así, me gustaría decirte una cosa antes de nada:

NO ESTÁS SOLO. 

SIEMPRE, SIEMPRE, vas a tener a tu disposición seguro a una persona con la que hablar. Y hazlo cuanto antes. Porque cuánto más tarde, peor será. He visto a personas explotar por una situación que tenía solución mucho antes de haberse comido todos esos pensamientos.

NO MIDAS LAS SITUACIONES POR EL TAMAÑO.

No te compares con nadie. Ni tus problemas son menos que los demás ni más grandes que los de otros cualquiera. También es verdad que a veces el ego juega malas pasadas, pero aún así. Cada uno está luchando su batalla y no es mayor ni más pequeña que ninguna. Simplemente es la tuya.

COMUNÍCATE.

Era una persona que me callaba mis problemas. Lo que me pasaba, lo que sentía, todo…No aparentaba nada que me pudiera estar pasando por dentro alguna cosa. Y mucha gente le pasa igual, se “come” sus problemas hasta que no puede más.

Por favor, HABLA. Al expresar que te pasa, te quedarás más tranquilo, te habrás quitado un peso de encima y sobre todo, te aseguro que empezarás a ver soluciones que antes no veías. ¿Por qué? Porque no estás haciendo caso a tu ego que te había ganado la partida.

A TODO HAY SOLUCIÓN. 

A todo, si, te lo aseguro, A TODO.  En muchas ocasiones te darás cuenta, que todo ha podido ser un malentendido. En otras que una conversacion SINCERA, algo que no solemos tener era la solución a tus problemas abriéndote los ojos a la realidad o a tu felicidad. En otras ocasiones, te darás cuenta que tú has hecho lo que has podido y más, siendo la otra parte la que no da su brazo a torcer o en la que no hay posibilidad de cambios, teniendo que decir adiós a la situación por mucho que te pese.

En otras será el momento de pedir perdón o tomar una decisión drástica y difícil en tu vida. Si quieres volver a dormir tranquilamente, tomala. Cuesta, lo sé, pero es tu puta tranquilidad. Así que da el paso adelante, hay futuro, hay solución.

Como siempre decía mi abuela , “para lo único que no hay solución es para la muerte”.

Hay mucha desesperación que lleva a provocar hasta suicidios. No me digas que exagero, porque es así. Y cada vez vamos a vivir más en un estado de desesperación por muchos condicionamientos que todos conocemos.

La desesperación:

.- Nos impide una comunicación de verdad.

.- No somos coherentes entre lo que hacemos y lo que realmente sentimos.

.- Las emociones se apoderan de nosotros y de nuestra vida.

.- Las emociones tóxicas oprimen la creatividad y no dejándonos ver la realidad.

.- Nos impiden nuestra aceptación, nuestra felicidad, siendo el miedo quien lidera nuestras acciones.

Son algunas de las consecuencias que sufrimos cuando nos encontramos en dicha situación de desesperación.

¿Crees que una persona y con ella una sociedad en ese estado puede salir adelante, avanzar, ser creativa, feliz…? Todos sabemos la respuesta.

Por favor, antes de llegar a un estado así de desesperación, habla, escribe lo que sientes, lo que sea, per sácalo de ahí, porqué por mucho que lo guardes, no desaparecerá antes.

La desesperación ha sido una de las situaciones que como muchas otras palabras, se le dan un tono negativo. La desesperación me ha hecho evolucionar, cuestionarme muchas de mis creencias, soltar lastre de amistades que no me dejaban avanzar, crearme en todo momento.

La desesperación así como el suicidio o la muerte son temas que no se hablan. Si se hablasen más,  podríamos utilizar esa energía para ser nosotros por fin y luchar por nuestra felicidad.

La vuelta a la tortilla se puede dar, todo depende de ti.

 

 

Tessa: “Ser auténtico es algo escaso, difícil”.

Hoy dentro de la sección “Conversaciones con..” es un placer presentar a Teresa García González, más conocida como Tessa.

Quién me lee y conoce un poco, sabe que siempre apuesto por la autenticidad en todo lo que hagas. “Más vale un gramo de verdad que un kilo de aparentar“, es uno de mis lemas que guían ms acciones. Pero también que el siglo XXI es el siglo de las mujeres. Y una de las personas que engloba estos dos temas que tan importantes son, es Teresa. 

Más conocida en redes sociales, como Tessa, colaboradora en medios de comunicación nacional y de marcas. Podría hablar mucho más de su cv y sus experiencias, pero creo que esta frase de esta conversación que tuve recientemente con ella, la define a la perfección y lo que encontrarás en su entrevista: ” Eso es lo que llamo autenticidad, tener una identidad propia y no tener miedo a mostrarla, aunque seas diferente. No imitar. Se trata de ser uno mismo, conocer tu esencia y mostrarte fiel a ella. No es tan difícil, ¿verdad?

Podéis conocer más el trabajo de Tessa, a través de su Web, en Instagram y en Twitter.

:: Lo primero, ¿Por qué TESSA? ¿Qué significa ese nombre y por qué es importante para ti?

Tessa es más que una marca personal para mí. Representa una conexión profunda, un acompañante de vida, una fuente de amor incondicional mutuo… con mi perra, a la cual robé el nombre. Representa lo auténtico, lo más profundo, los valores que puedo aportar al mundo. Al mismo tiempo es como una simplificación de mi propio nombre, Teresa, todo en uno 😊. Quería comunicar bajo ese nombre mi propia personalidad, mi capacidad para trazar alianzas y compromisos. Y así lo hice, bajo el símbolo de Tessa comunico todo lo que hago.

:: Te apasiona la comunicación, y llevas la bandera de la autenticidad. ¿Qué significa para ti ser auténtico en esta sociedad tan ‘volátil’ y efímera?

Buena pregunta…Vivimos en una sociedad muy distinta, y más compleja, a la de nuestros padres, y mucho más a la de nuestros abuelos. Pero los abuelos siempre transmitían el poder de la palabra, de lo sencillo, de la credibilidad, de la confianza. Cuanto más local y reducido era su ámbito, más importante eran esos lazos y conexión con la gente desde lo auténtico, lo real. Si perdías credibilidad perdías la importancia de tú comunidad (y cuanto más reducida era, más importancia adquiría). Ahora todo eso salta por los aires, o al menos puede hacerlo. Nos hemos vuelto más materialistas, más superficiales, con más interés en mostrar al mundo una imagen que, muchas veces, dista mucho de la realidad. Por eso, ser auténtico es algo escaso, difícil. Ser auténtico significa ser “uno mismo”, navegar acorde a nuestros principios y valores. Ser coherentes, no contradecirnos a cada paso, no decir A y hacer B. No pensar B y decir C.

Una persona auténtica es sincera, crítica, apuesta por lo que cree, transmite al mundo, para lo bueno y para lo malo, una versión de sí misma donde todo íntegramente tiene sentido: cualidades, creencias y actos. Eso es lo que llamo autenticidad, tener una identidad propia y no tener miedo a mostrarla, aunque seas diferente. No imitar. Se trata de ser uno mismo, conocer tu esencia y mostrarte fiel a ella. No es tan difícil, ¿verdad? No debería serlo. Pero para ello no tenemos que ser quien la sociedad (los medios de comunicación, ciertas marcas o la persona X) quiere que seamos. No necesitamos buscar la aceptación a cualquier precio. Siendo nosotros mismos, la tendremos, simple (pero duro en una sociedad que muchas veces ensalza lo contrario).

:: ¿Cómo se transmite la autenticad en el campo de lo digital? ¿Existe eso de la reputación digital?

Tener un móvil y acceso a una comunicación masiva que ha generado que la autenticidad se erosione, y mucho. La imitación, la viralidad, la aceptación a cualquier precio de fama o protagonismo, el querer aspirar a un mundo donde parece que cualquiera puede hacer cualquier cosa… y mucho más sin esfuerzo, dedicación y talento. Todo esto es un efecto secundario de las redes sociales y está haciendo mucho daño. Por eso vemos a muchas personas venderse en contra de sus principios y sin unos valores claros, que es de lo que hablaba anteriormente.

Precisamente por eso, ser auténtico hoy en día es ir casi a contracorriente. Es actuar con coherencia, ser diferente, mostrar al mundo lo que piensas… es buscar el hueco para transmitir tu manera creer, ver, ser y actuar.

La reputación digital, en cambio, es clave, y es uno más de nuestro ‘valor’ como profesionales. Google manda, y es fácil conocer nuestra trayectoria (para lo bueno o para lo malo). Por eso la coherencia y la autenticad y mantenerla cuidada es crítico. Lo es aún más para las marcas. Pensemos que la reputación de una marca no está bajo su control absoluto, depende de las opiniones de terceros y la experiencia que tengan contigo. Este activo no es tangible, no se puede tocar, y por eso NUNCA se debería pasar por alto. Nunca podemos dejar de cuidar, trabajar y mejorar una marca. No es sencillo, tres claves: tiempo, mimo (dedicación) y autenticidad (no engañes, no prometas nada que no puedas dar, no quieras vender por encima de todo).

Comunicas en varios ámbitos muy trazados y conectados, y me gustaría preguntarte algunas cuestiones al respecto:

:: Primero, sobre el mundo de los viajes. ¿Qué buscas cuando viajas, un descanso, una experiencia, el qué exactamente?

Para mí viajar es ponerse a “uno mismo” a prueba, es igual a adaptarse, no es sólo irse de vacaciones y ya. Un viaje se vive de forma auténtica (una vez más) cuando utilizas los transportes típicos locales, comes las comidas típicas en lugares locales (no sólo los pensados y diseñados para los turistas) y pisas calles y sitios que te permitan sumergirte en la cultura donde estás.

Me gusta aportar siempre un consejo práctico y de corazón:

Exprime cada viaje como si fuera el último: corre, patea, suda, respira, experimenta, no duermas tanto, come, relájate, visita, espera, pero sobre todo… !Adáptate!

:: Te he leído textos sobre tus viajes, ¿en qué te fijas cuando conoces un país nuevo? ¿dónde pones tu mirada y, después, tus pies?

Lo primero que me fijo siempre es en sus gentes, sus miradas, en cómo y en qué condiciones viven su día a día y qué tradiciones tienen, para poder entenderlos. De ahí parto y pongo los pies en el camino (me gusta sumergirme en la cultura, no ver todo desde la distancia), para poder llegar a ellos. Caminos, unos mas rectos que otros, otros con más curvas, pero donde todo ellos tienen algo común: un destino y crecer como persona viajando.

:: ¿Crees que viajar y aprender y crecer en el proceso es una cuestión de dinero? ¿Cómo una mujer joven como tú ha podido conocer tantos lugares distintos?

Viajar, descubrir el mundo o probar sabores nuevos no es algo que esté exclusivamente ligado a gastar dinero, o más dinero del necesario. En parte sí, pero no siempre tienes que gastar demasiado para viajar y experimentar el verdadero placer de esta actividad. A no ser que quieras ir en modo princesa o príncipe todo el rato y a todas horas.

Yo prefiero ser princesa en mi vida real, cuando viajo suelo o intento hacerlo en modo low cost, mochilera. Quiero vivir el viaje de una forma real, auténtica, en todas sus facetas.

A mí me gusta sentir la experiencia de viajar sin la necesidad de tener que tomar transportes tipo taxi o sin tener que ir a los restaurantes más cool. Respeto a quien decida viajar así, pero creo que se pierde el sabor de las pequeñas cosas, bien porque te permiten valorar más lo que uno tiene, o simplemente porque puedes perderte la experiencia de vivir de una forma más intensa otra cultura.

:: Otro ámbito donde comunicas muy bien, y trabajas con marcas al respecto, es sobre la importancia de la dieta, la salud, el deporte…

¿Por qué consideras que éste es un gran ámbito de comunicación para las marcas actualmente?

Para comunicar un producto es muy importante explicarlo, informar sobre él, pero sobre todo que se entienda el por qué, ponerse en la piel de quien lo va a consumir, saber qué busca, y qué le puedes ofrecer. Esa comunicación implica mucho trabajo: cómo se produce, de dónde vienen sus materias primas, qué propuesta hace al mundo para ser diferente y sobre todo por qué me tiene que comprar a mí, y no a otra marca.

Este trabajo es de suma relevancia, ya que determina el corazón de las ventas, la manera en la que las empresas puedan perdurar en el tiempo. Y no se suele cuidar bien, o no se le da la importancia que merece.

A mí me gusta comunicar marcas ligadas a mí, las cuales uso y comprendo. Y más si ayudan a mejorar el equilibrio de nuestra nutrición. Tener una dieta equilibrada, además de que es de vital importancia, es una de las necesidades de cualquier individuo para llevar una vida sana y una nutrición adecuada.

No se puede tener una salud adecuada, sin una alimentación saludable”

Uno no esta siguiendo una dieta equilibrada cuando entre horas te apetece picar sin parar. O cuando al poco rato de desayunar (por ejemplo, el típico bollo industrial y el café) parece que no te has alimentado y tu cuerpo te pide más comida.

Si te alimentas mal, no te sacias. Cuando te alimentas de forma equilibrada, ya desde el desayuno, tu cuerpo está nutrido, y no te ‘pide’ comer de forma desesperada y desorganizada… y caer en la tentación de los malos hábitos.

Piensa que una alimentación diaria adecuada debería estar compuesta de 5 comidas, no dos ni 20 micro comidas: desayuno, media mañana, comida, merienda y cena. Una dieta mediterránea donde la verdura y la fruta primen, evitando bollería industrial y añadiendo ejercicio moderado de 3-4 días a la semana.

Me gustan aquellas marcas que me permiten, y contribuyen a mejorar la salud de las personas, tener mi dieta equilibrada, con calidad, precio y propósito.

¿Consideras que entre los más jóvenes (y te incluyo) hay una preocupación cada vez más importante por lo ecológico, el estilo de vida saludable, la sostenibilidad ambiental?

Creo que la revolución eco y bio de consumo es imparable. Somos cada vez más conscientes y responsables de lo que comemos. Queremos saber de dónde procede y cómo se fabrica lo que consumimos. La salud y el bienestar avanzan como prioridad fundamental, junto a la sostenibilidad ambiental (y, en estos momentos, la seguridad). Y sí, yo soy una de ellas. Soy joven, y como a muchos de quien nos están leyendo, me preocupa la salud, tengo conciencia social y ambiental y siempre defendí los productos frescos, y ¡nada de sustancias químicas!

Es de suma importancia, además de potenciar el sabor, la calidad. Y todo ello te lo dan estos productos ECO-BIO. ¿Te gusta la naturaleza? ¿Y cuidar de ella? ¿Te preocupa qué planeta dejamos a nuestros nietos? Pues necesitamos actuar desde la responsabilidad individual. Y tenemos, como consumidores, un voto infalible, decidir dónde y a quién compramos. Y hay productos que cuidan de nuestro ecosistema y de nuestra salud. Creo que hay una potencia de mensaje eco difícil de batir: “Más nutrientes, y mejor alimentación”.

Alguien podría decir que tiene el problema de que son productos ‘más caros’ en el mercado. Esto no necesariamente es así, y mucho menos en mercados donde está muy desarrollado todo el ecosistema empresarial e industrial de este tipo de productos. Ésa es la razón por la cual cada vez más empresas y productores se están sumando a esta tendencia, y están logrando que los

precios sean cada vez más accesibles. No obstante, siempre hay que pensar que hay una regla básica, no es lo mismo gastar que invertir, y en salud se invierte: “la calidad y autenticidad se paga” 😊.

Y no te dejes engañar, hay quien piensa que los productos ecológicos son una moda, y no tiene nada que ver. Cada uno de nosotros escoge y elige un estilo de vida para mejorar nuestro bienestar, y cada vez en el consumidor es más importante (por responsabilidad y supervivencia) que lo que compra permita cuidar el entorno, usar menos químicos, reutilizar materiales, optimizar los residuos y reutilizarlos… La última decisión la tienes tú, según tus objetivos y valores, determinarás un estilo de vida u otro.

A mí me gusta pensar siempre en tres piezas: “Motivación, personalidad y actitud”… porque, al final son las claves para comprender cualquier tendencia: qué motivos existen para consumir, qué personalidad tiene y va adquiriendo el cliente actual y potencial; y qué actitud adopta ante marcas o empresas que no lo cumplen. Hoy las marcas que no estén en la sostenibilidad (en sentido amplio) no van a poder estar…en el mercado.No todo es precio, y cada vez es más complejo comunicar esto.

¿Qué buscas en un producto, en una empresa o en una marca para decir ‘me identifico’ con ella, es auténtica…?

Ya lo anticipé antes: tiene que ir acorde con mi forma de vida, con mis hábitos, valores, gustos y creencias. Si no, no hay identificación que valga. No me puedo involucrar en proyectos de comunicación o colaborar con marcas por colaborar y hacer algo. Hay una motivación detrás muy profunda. Un propósito de marca, un hilo conductor, una lógica, una narrativa (si me apuras), y la posibilidad de integrar mi personalidad en la forma en la que se comunican esos productos.

¿Qué les dirías a quienes piensan que esto de la comunicación es un trabajo ‘fácil’, donde basta escribir unas líneas y hacerse unas fotos?

Me dan ganas a veces de reír. Los argumentos simplistas nos inundan. Por eso, suelo invitar a todo aquel que considere que en esta vida las cosas vienen caídas del cielo, a que se ponga “manos a la obra”, trabaje y me enseñe sus resultados. Hablar sin haberte manchado las manos en la harina es muy fácil, hacer el pan es más complejo, aunque tengas la receta. En este trabajo, ni siquiera hay una receta. En ese momento, realmente entenderían el esfuerzo, creatividad, constancia y disciplina que supone este trabajo. “Nada es fácil, sin la combinación de esfuerzo, talento y capacidad de ejecutar tareas en contextos complejos y cambiantes”.

Por ejemplo, no basta con hacer cualquier foto “no pensada”. Todo comunica, y por eso, pensar la foto es más importante que la propia foto. Su mensaje, su sentido, su contexto. Y qué decir de los textos. No se trata de publicar unas palabras en Instagram. Hay que conectar con el lector, aportarle información fiable, motivarle, despertar interés… en definitiva, CREAR (con mayúsculas) un mensaje. Todo esto requiere ciertas capacidades —como en cualquier profesión—, más de lo que ciertas personas creen. Es un trabajo de artesanía, muy meditado, mimado y muy singular para cada marca.

¿Por qué crees que las marcas pueden apostar por personas más o menos poco conocidas y no siempre acabar bajo la fórmula de los ‘famosos’ y usar la TV como medio para vender su producto?

Considero que existe aún mucho camino por recorrer respecto a este tema. Las marcas deberían abrirse —ya lo están haciendo— a lo “nuevo”, a personas y profesionales que cualquiera de nosotros nos podemos identificar con ellas. Gente ‘normal’, con capacidad de comunicar, que pueden ser clientes, fans, que se identifican con su producto y tienen la capacidad de explicarlo y decirlo a su comunidad sin problemas. Los microinfluencers son y serán grandes líderes de opinión. Y el típico presentador de la TV no tiene por qué tener más capacidad de comunicar algo auténtico si percibes que es una comunicación artificial, o poco creíble. No creo en que sea buena solución tratar de vender sólo por ser famoso. Si no hay una conexión de quien explica y comunica el producto, en verdad, la conexión y la fuerza comercial se pierde. Una vez más, vende, aunque sea más lento, la capacidad de trasmitir esa autenticidad de la que hablamos al principio: “Ser creíble, sin forzar, de forma natural, y conectar con el potencial consumidor de verdad”

¿Crees que toda empresa, por pequeña que sea, tiene que trabajar e invertir en marca y marketing?

Sí. Ninguna empresa pequeña se puede convertir en grande si no comunica. Y si no comunica bien. Eso no quiere decir que necesite grandes presupuestos, pero sí una atención y un cuidado y un mimo por el marketing que debe superar, incluso, a las multinacionales. Pero la clave es llegar a tus clientes con los recursos adecuados (y cada vez es más fácil y barato hacerlo), pero llegarles al corazón, a la inspiración, motivar la compra con mensajes adecuados. Sin esta inversión no se abren puertas. A veces, en tiempos difíciles incluso, hay que arriesgar, invertir más, aunque la puerta se abra meses después. Hay que ser conscientes que tuvo que aparecer una mínima llave para abrirla. Trabaja en esa llave, porque si esperas sentado y sueñas, pero no actúas, no vendes y no creces y no sobrevives.

¿Dónde te quieres ver con tu proyecto en 3 años, si tuvieras que soñar despierta?

Espero y deseo verme en 3 años sin parar de trabajar, de crear, de colaborar. El verbo “hacer” es un verbo que siempre me ha acompañado durante toda mi vida. No concibo la vida sin él, no tiene sentido, no hay aprendizaje que valga ni experiencia por contar. Y si me pilla así, será buena señal, las cosas irían encarrilándose y formando este gran proyecto, y este gran sueño. Ahora me acuesto con “este sueño” y me despierto con “ese propósito”.

¿Lo más transgresor? Ser Leales.

“Es más fácil desear y conseguir la atención de decena de millones de absolutos extraños que aceptar el cariño y la lealtad de las personas más próximas” decía William Gibson.

Lo más controvertido a día de hoy no es hablar de política con tu cuñado que sabes que saltará por los aires al decirle cualquier cosa. Lo más controvertido no es tener el pelo rosa e ir así a una entrevista de trabajo. Lo más controvertido no es ir a un local de intercambio de parejas con tu pareja o amante.

Lo más controvertido en estos tiempos es la LEALTAD.

No somos leales ni a la palabra que dimos en enero que íbamos a cumplir los retos que nos impusimos, ni la palabra de que íbamos a llegar pronto a la cita que habíamos conseguido, ni a alcanzar los sueños que teníamos desde niños..

Estamos en una sociedad en la que no somos leales a nada. Y lo que provoca es que no creamos en nada. Y aún peor todavía, no creemos en nosotros mismos, porque no creemos y respetamos a los demás.

Según la R.A.E, lealtad es ” Sentimiento de respeto y fidelidad a los propios principios morales, a los compromisos establecidos o hacia alguien“.

RESPETO y FIDELIDAD son las palabras claves que expresa la R.A.E, pero no solo lealtad con la pareja , amigos o con quién has cerrado un compromiso, sino también CONTIGO MISMO.

¿Eres leal a ti mismo?

Piensa cuántas veces has dado tu palabra de algo a alguien y no la has cumplido. Piensa cuántas veces has dicho que esta vez será la ultima vez que aceptas ese desprecio de esa persona y has seguido quedando con ella. Piensa cuántas veces has dicho “de hoy no pasa”, y todavía no te has puesto manos a la obra.

¿Cuántas veces has contabilizado? Y todo porque NO ERES LEAL A TI MISMO.

Tener valores en esta sociedad es algo transgresor y ya ser leal a uno mismo, es la POLLA, lo nunca visto, lo no va más.

Anda déjate de tonterías y haz lo que hacen los demás.. Anda chico mira que eres raro, eso ya no se lleva, si puedes ser infiel y no se entera, pues eso que te llevas…Mira lo he puesto porque aunque no comparto sus ideas, ellos tienen más seguidores y puede tener más alcance…Te quiero mucho eres mi mejor amigo pero si no haces lo que yo espero que hagas, ya me olvido de ti…Tengo que llamarte para contarte una cosa de una persona que no aguanto pero que mañana voy a volver a comer con ella..”

Son algunas de las situaciones que alguna vez TODOS hemos oído y conocemos. Nos han dicho que dejemos de ser nosotros, porque nos irá mejor siendo como los demás. Nos han dicho que rompamos con promesas de secretos, porque es lo “cool”  saber de la vida de los demás para que juegue a nuestro favor, criticar a los demás aunque luego nos hagamos la foto con ellos porque queda bien con nuestras redes sociales… Y ciento de situaciones asi

¿Dónde coño queda la lealtad a uno mismo? ¿Dónde está la lealtad hacia los demás?

En ninguna parte

¿Y por qué está en desuso la lealtad?

Porque vivimos en una sociedad, en la que prima nuestro interés, el satisfacer nuestro egoísmo y todo lo que sea por estar encima de los demás, pese a quién le pese, pase lo que pase.

La lealtad, al igual que todos los valores se demuestran. Sal corriendo de toda aquella persona que dice que es humilde, es generosa que se da a los demás. Como diría Andy Stalman, vale más un gramo de hacer , que un kilo de decir.

Pero nos encontramos que preferimos más una tonelada de aparentar , que un gramo de sensatez y lealtad.

¿Por qué no somos leales a nosotros mismos?

Mira si me vienes con excusas de que no está de moda los valores, que todo el mundo es infiel, que todo el mundo habla de todo el mundo, yo te preguntaré,….Si todos se tiran por la venta, ¿Tú también?

Dejémonos de gilipolleces, de compararnos con los demás y si uno lo hace, yo también.  Ser desleal está de moda. pues seamos controvertidos, seamos transgresores y seamos leales a nosotros mismos , y después a los demás.

¿Por dónde empezamos?

Por donde empiezo muchos de los artículos recientemente, conócete y quiérete . Eres la relación más larga que vas a vivir, por mucho que estes casado, con pareja o lo que sea. Tú serás siempre la relación más larga que puedes tener.

y ¿como te gustaría que fuera dicha relación? ¿Sincera? ¿Clara? ¿Directa? ¿De comprensión? ¿De respeto? ¿De fidelidad?

Si es así, ¿Por qué coño no lo haces? ¿Por qué te mientes cada vez que hablas con esa persona que luego pones a parir detrás de ella? ¿Por qué hablas de las relaciones hipócritas de los demás , cuando tú eres el primero de todos contigo mismo?

Ser leal con uno mismo es aceptarse con sus pros y sus contras. Es quererte con tus enfados y con tus alegrías. Es saber que NO quieres en tu vida, pero también lo que SI quieres y deseas.

Cuando empiezas a descubrirte, sabes que es el mejor regalo que te hayas podido hacer nunca, al que nunca querrás que nadie estropee ni dañe.  Eres leal a ti mismo y no vas a aceptar que nadie te sobrepase, se ría de ti ni haga nada contra tu personalidad ni esencia.

Pensarás que ser leal a uno mismo, no está de moda. Que la modas son otras. Pero no he venido a este mundo a seguir modas, he venido a ser yo y no sé si a dejar una huella en alguien o algo, pero si lo hago, que sea siempre desde mi esencia, no prostituyéndome por modas ni gilipolleces que no van conmigo.

No sé tú, pero yo soy asi. Y la gente que he conocido autentica, leales a ellos mismos, te aseguro que son las personas más felices , honestas, sencillas y de éxito que he conocido en mi vida.

Cuando eres leal a ti mismo, eres leal a las personas que sabes que son de verdad, sin tabúes, sin miedos, que se muestran tal cuál son.  Se desarrolla un sexto sentido en el que rechazas las tonterías, mamonadas y gilipolleces. Sabes que la vida es una y no las pajas mentales de los demás.. La verdadera amistad nace y se fortalece, pero sobre todo, no tienes miedo al que dirán  o dejen de decir. Das lo que sea por los demás, porque ellos también lo hacen por ti.

¿Quieres te diga cuál es el secreto de las personas con una mayor marca personal que conozco? SON LEALES ASÍ MISMOS. Cuando empezaron a serlo, empezó a cambiar su vida personal y profesional.

Seamos transgresores y empecemos a ser leales a nosotros mismos. Te aseguro que el futuro que te espera, es mucho mejor del que puedas tener ahora. Pero sobre todo , mucho más tranquilo.

¿Eres leal a ti mism@?

Pd. La lealtad a los demás, no quiere decir que no puedas decirle cosas que no le gustará oír. Al revés, si eres leal, las aceptará porque sabe que uno de los beneficios de la lealtad, es ése, que en los malos momentos, estés ahí con la verdad. Y no con la mentira.

 

 

 

 

Claudine Ibarra: “Al dolor hay que escucharlo”.

Hoy dentro de la sección “Conversaciones con..” es un placer presentar a Claudine Ibarra.

Hay un texto de su web que define muy bien esta entrevista y a Claudine, que dice así: ” Mientras bailaba y vivía, pasó algo que lo cambió todo: mis dramas personales me dieron un tesoro. Los superé y los transformé en aprendizajes. Mi vida profesional dio un vuelco y eso es lo mejor que yo hoy comparto con el mundo. Sobrevivir a las experiencias más duras me hizo conseguir el máster de mi vida, el de la resiliencia”.

Os dejo con una de las entrevistas más duras e inspiradoras hasta la fecha y con un aprendizaje imprescindible en estos momentos, reprograma tu mente si quieres transformar tu vida.

Podéis conocer más el trabajo de Claudine a través de su Web, en Instagram 

.- ¿Quién es Claudine Ibarra?

Preguntar quién es Claudine Ibarra es mucha pregunta. Ya que Claudine era una y ahora es otra. No me reconozco desde hace pocos meses para acá.

Toda mi vida he bailado flamenco, durante casi 25 años. El flamenco ha convertido a la persona que soy ahora. Mientras bailaba y vivía sucedieron muchas cosas en mi vida, cosas que con el aprendizaje que tengo ahora, siento que las he dirigido yo e inconscientemente he provocado que pasaran en mi vida. Episodios de dolor que han terminado de completar la persona que soy hoy.

Si me hubieras preguntado hace unos meses te hubiera dicho que soy bailarina. Pero ahora me preguntas, y te digo que estoy en el mundo del desarrollo personal, porque todos esos episodios de dolor han hecho que pudiera extraer el aprendizaje de ellos y salvara mi vida en 5 ocasiones. Y tras descubrir un entrenamiento mental en Londres, que ha salvado mi vida, sabía que eso no podía quedarmelo para mí, que tenía que compartirlo. Descubriendo que ese era mi propósito, ayudando a la gestión de emociones de las personas. No sé si ayudo a salvar la vida de las personas , pero sí a transformar la vida de mis clientes de forma positiva.

Esa es quien soy yo a día de hoy.

.- ¿Por qué quien tiene un propósito en la vida, tiene una vida anterior con malas experiencias?

Yo creo que si no tocas fondo, yo creo que no tienes razones para buscar tu propósito. Somos un poco inconscientes y creemos que la vida nos la merecemos así porque nosotros lo valemos. Todos nos merecemos todo lo bueno que nos pase en la vida pero realmente cuando tocas fondo, cuando te sientes vulnerable, es el momento en el que dices que necesitas agarrarte a algo, en el que queremos que nuestra vida tenga un sentido.

Es en ese momento en el que descubres que no solo tú tienes un propósito, sino que todos tenemos un propósito en la vida, solamente tenemos que descubrirlo. Y caminar hacia él.

Yo creo que mientras no nos molesten las circunstancias, algo que yo no lo llamo vivir, sino sobrevivir, tampoco tenemos mucho ánimo de esforzarnos en más.

.- ¿Qué poder tiene la mente?

La mente manda, los pensamientos son nuestros jefes. Vivimos de nuestras emociones, son las que nos invitan a actuar y elegir esos caminos que he hablado anteriormente. Pero la emoción la podemos cambiar desde el pensamiento, que es lo que ocurrió en mi caso.

Saber manejar la mente y saber el poder que tiene la misma, nos hace excelentes.

.- ¿Cómo veías antes el tema de las emociones y cómo lo ves ahora?

Me ha tocado rebobinar mucho, ir a mi pasado y he encontrado una conexión entre mi yo del pasado y la de ahora. Y son las emociones las que me han llevado al lugar ideal y perfecto en el que tenía que estar en cada momento.

Yo a través del baile, era como una liberación de estrés, estrés que yo diría que siempre nos enferma. Pero el flamenco antes y ahora el saber manejar las emociones me ayudaban a salir.

Saber encontrar el estado idóneo para saber afrontar cualquier situación es lo mejor. Necesitamos vivir y no sobrevivir.

.- ¿Cómo acabarías esta frase…Desde la adversidad…?

Encuentra la oportunidad.

.- ¿La felicidad es darse siempre a los demás?

La vida siempre me ha llevado a darme a los demás. Siempre me ha encantado la enseñanza, antes era a través de la danza y ahora es a través de las emociones.

Es otro tipo de entrega. Yo siempre digo que es cambiar un tipo de arte por otro. No importa el vehículo que utilices para emocionar como que llegues a emocionar.

La contribución al mundo es el camino más seguro para la felicidad. Es mucho más feliz el que da que el que recibe. A mí cuando me han dado un premio por darme o ayudar a los demás, siempre he dicho que me siento yo mejor por darme a los demás que no por el premio en si.

.- ¿Qué has aprendido del flamenco que aplicas en el día a día de hoy?

Yo creo que todo. He sabido sincronizar mi yo bailarina en mi yo de hoy. Y creo  que quien ha crecido con un arte como es el flamenco, es una persona que sabe de disciplina, de orden, de resiliencia, por supuesto.

Todos estos valores han formado a la persona que soy hoy.

.- ¿Cómo te sientes cuando las personas te dan las gracias por tu ayuda?

No me quedo ni con la primera ni con la última, me quedo con todas. Ya que si una persona te da las gracias, aunque sea en una medida pequeña porque le has ayudado a transformar su vida, es algo que no se puede describir de alguna manera esa emoción por impactar en la vida de otras personas.

.- ¿Qué piensas de la prostitución de palabras como pensamiento positivo o felicidad?

Yo creo que está sobresaturado. Creo que diversas industrias y el marketing han hecho mucho daño al verdadero significado de estas palabras.

Hay mucha equivocación. Ahora la información nos ayuda, pero también nos hace equivocarnos con todo esto. Ahora yo estoy metida en el mundo del desarrollo personal y esto me da la pista de preguntarme dónde me he metido. Estamos viviendo una situación muy peligrosa en esos términos.

.- ¿Qué es la belleza?

La belleza para cada uno es una cosa. Significa algo que te conmueva. Depende de cómo tu interpretes lo que estás viendo. Todo depende de la forma que tengamos de ver las cosas.

Es aquello que te conmueva, que te hace sentir bien, que remueve tus emociones. Yo creo que el ser humano es un loco de la búsqueda de la belleza . Es muy bonito que haya esa multitud de opiniones y mapas mentales que sepan encontrar la belleza. Además hay personas que te ayudan a encontrar y descubrir la belleza, ya que no prestamos atención la mayoría de las veces. Poner la atención es lo que nos ayuda a descubrir la belleza.

.- ¿Y por donde empezamos a dominar y calmar la mente?

Tú has dicho la palabra clave, calmar. Y además en un estado maravilloso como es el de la creatividad . Un momento en el que estás eufórico porque quieres exponer las ideas que tienes, pues hasta ése momento hay que saberlo gestionar.

La calma es lo más maravilloso que podemos llegar a tener, a gestionar para liderar con nuestra vida. El cerebro es un musculo que nos ayuda a buscar el placer. Si lo sabemos poner a nuestro favor, nos ayuda a encontrar ese placer y esa calma que necesitamos, así como los momentos de euforia.

.- ¿Cuál es la mejor inversión que un ser humano puede hacer?

Invertirlo en algo que le ayude a emprender. Que cada uno piense lo que le ayudaría, pero por ejemplo 50 euros de inversión, se pueden convertir en 50 millones.

Aprender es el primer escalón que nos va a ayudar a encontrar lo que nos dé la gana

.- ¿Te consideras muy feliz?

Muy feliz. Soy una ansiosa y ambiciosa de la búsqueda de la felicidad. Pero además creo que levantarte cada día que puedes seguir aumentando la felicidad, es algo increíble, ya que es algo sin límites. Ya que siempre te preguntas cómo puedes hacerlo.

.- Una reflexión para los lectores del portal

Hablo del dolor y hablo del dolor desde el mejor punto de vista que puede hablar una persona que es la que ha sufrido. Te podría contar muchos de los momentos duros de mi vida. Con 19 años pasé una anorexia y una bulimia, en la que terminé en la cama atada y alimentada con sonda deseando morir.  Es la primera vez que reconozco que estuve a punto de morir.

A partir de ahí han pasado muchas más cosas. No es importante que la gente se quede con los aspectos duros de mi vida, sino para que sea un aprendizaje para que sepan qué hacer con ese sufrimiento o dolor.

En mi caso, si sirve para ayudar, si te quedas solamente en lo que has sufrido, yo podría estar por todos los canales del mundo y radios hablando de lo que he sufrido y de lo bien que estoy ahora. ¿Y qué?

Cuando hablas de dolor siempre hay personas que le han pasado peores cosas que a ti. Pero lo más interesante de esto es: ¿QUÉ HAS APRENDIDO DE ESTE DOLOR?. Yo siempre digo que al dolor hay que escucharlo o como el titular de alguna conferencia mía que dice: Si duele no grites, escucha.

Cuando a mí me dolía no me he quedado en gritar, sino que inconscientemente y ahora conscientemente que tengo todo el aprendizaje, siempre he pensado ¿Por qué la vida me ha querido traer hasta aquí? ¿Por qué la vida me lo ha mostrado a través de esto?.

El sacar ese aprendizaje es lo que te ayuda a descubrir lo que tenía la vida preparado para ti. A descubrir qué puedes hacer, a cómo puedes manejarlo y además te ayuda a encontrar tu propósito.

Yo he encontrado mi misión en la vida a través del dolor.

Cualquier cosa que nos pase en la vida o esta situación que estamos viviendo, el dolor es inevitable pero el sufrimiento es opcional. Y para que el sufrimiento no te invada y no te limite en tu vida, te dejo esta preguntas que deberías hacerte: ¿Qué posibilidades tengo yo? ¿Qué me está enseñando esto? ¿Por qué ahora no puedo hacer lo que yo tenía preparado?. Siempre cambia los PORQUÉ por los PARA QUÉ. Pregúntante ¿Para qué te ha parado la vida? ¿Para qué me esta pasando esto?. Y descubrirás una lista de cosas infinitas que la vida te la vida te está esperando para regalarte.

Es el aprendizaje que he hecho yo, que me ha servido y que puede hacer todo el mundo, cambiar los POR QUÉ por los PARA QUÉ.

Un virus aún más mortífero : El Miedo.

“El miedo es como el fuego. Si lo controlas, te calentará y te mantendrá vivo, pero si te controla a ti, te quemará y te destruirá..”

Se nos va la fuerza por la boca.

Nos hemos pegado varios meses hablando de que por fin la sociedad va a cambiar. Que por fin vamos a ser más solidarios, que por fin vamos a conciliar en las empresas, que vamos hacia un liderazgo más humano, que somos más respetuosos con los demás…¿Y qué es lo que acabamos haciendo?

¡¡MÁS DE LO MISMO Y LIDERADOS POR EL MIEDO!!.

Jamás quitándole importancia a todo lo que ha ocurrido con el bicho, el peor virus que el ser humano puede sufrir es el miedo.

Hay personas que lo consideran como el impulso que necesitan ante la incertidumbre que están viviendo. Es ése plus para dar un paso adelante cuando los demás están bloqueados o tapándose con la manta esperando a que la tormenta pase.

Luego están las personas que con la boca llena hablan de que toda crisis es una oportunidad para el cambio, que la sociedad va a cambiar, que tenemos ante nosotros una gran oportunidad de ser mejores. ¿Y qué acaban haciendo después de que nos dejen salir de casa?

¡¡DONDE DIJE DIEGO, DIGO QUE NO ME ACUERDO!!.

Personas que hablan de una transformación y luego las oyes hablar en corrillos diciendo que tienen  un miedo a la competencia, que lo que dicen a lo que hacen va una distancia más grande que el estrecho de Gibraltar, que quieren llevarse bien con todo el mundo porque no quieren problemas con los demás o las personas que habla de un tema uno y al día siguiente, otro ya está escribiendo de lo mismo, porque le parece que será la moda a seguir.

EL PARAR NOS HA DADO  MUCHO MIEDO. ¿POR QUÉ? PORQUÉ NOS ESTABA MOSTRANDO LA PUTA REALIDAD.

La realidad que estábamos aparentando ser algo que no éramos y a lo que estábamos muy apegados. Apegados porque nos daba reputación, estatus, ego y poder, pero que en realidad no era oro lo que relucía. La realidad que no éramos tan buenos como decíamos ser, ya que por detrás estábamos fracasando en proyectos personales o de vida. La realidad de que estábamos viviendo una vida de farsa en muchos aspectos de la misma. La realidad que creíamos que teníamos amigos “influyentes” y cuando les pedíamos un favor, no nos hicieron ni caso y luego pataleábamos como niños reclamando su atención. La realidad que vamos a intentar unirnos a otra serie de personas, que las que ya he hecho la pelota y me he aprovechado de ellas, ya pasan de mí.

Por eso hablamos tanto de la “normalidad”, porque en muchas situaciones, lo deseamos, ya que esperamos volver a lo que “creíamos” ser antes y no a lo que realmente somos de verdad.

Volvemos a la normalidad para no pensar, para que la gente no vea quienes somos de verdad, para adentrarnos entre la muchedumbre, para seguir las modas que imponen los demás y no para descubrirnos, mostrarnos y darnos a los demás desde nuestra autenticidad.

El peor virus que podemos padecer es el MIEDO.

En una sociedad en la que está de moda “aparentar” que eres un buen profesional, que eres un buen padre/madre, que eres un buen amigo o que eres una referencia en redes, sufrimos en silencio, el miedo que nos descubran que no somos tal cual aparentamos ser.

Ahora la palabra de moda, es “vulnerabilidad”. No hay que tener miedo a ser vulnerables, no hay que sentir vergüenza por sentirnos vulnerables, y cosas así…Pero yo me pregunto, ¿Están los seres humanos preparados para mostrarse como son de verdad ante ellos mismos y ante los demás?

¡¡NOO!!.

Porque la puta moda es aparentar, y no ser. Y si no aparentas que eres algo, creerás que el vecino se va a reir de ti, que no vas a ser nadie en la vida y que te espera un futuro muy negro.

No creo en la palabra vulnerabilidad.

Porque parece que estás pidiendo perdón a los demás por ser como eres, te sientes desprotegido ante lo que crees que está ocurriendo. Y eso no es así. Lo que pasa, es que no se nos ha enseñado y me parece que no va a ser así durante mucho tiempo, A LIDERAR NUESTRAS VIDAS. Y luego pasa lo que pasa. Que tenemos miedo a todo que pueda “remover” un poco los cimientos de una vida creada de forma “artificial” y no de manera “orgánica”.

No es vulnerabilidad, no es buscar la compasión ni la autocompasión, es el momento de liderar tu vida, de coger el toro por los cuernos, simple y llanamente.

No te estoy diciendo que los que se conocen ( recuerda que es un proceso que dura toda la vida ), nunca tengan miedo. Al revés, y mucho tienen. Pero lo que han hecho, es utilizar ese miedo, ahora y siempre, para evolucionar, no para seguir aparentando. Para adelantarse a las circunstancias, para seguir creciendo.

Creo tenemos miedo a la muerte, a la soledad, a que nuestro equipo baje a Segunda División, pero el peor miedo que podemos tener es a ser NOSOTROS MISMOS. 

Miedo que a la vez es el gran regalo que la vida nos está dando, SER NOSOTROS MISMOS. Pero no le hacemos ni puto caso, preferimos aparentar que ser.

Queremos el éxito, queremos la felicidad, queremos se nos reconozca nuestro trabajo, queremos muchas cosas en la vida, pero todo empieza y termina EN EL MIEDO DE SER UNO MISMO.

¿Cómo son las personas que cambian el mundo? ELLOS MISMOS

¿A qué tienen miedo las personas que quieren cambiar el mundo? A SER COMO LOS DEMÁS

¿Qué característica tienen las personas que son felices? ELLAS MISMAS.

Nos preguntamos , y ahora más que más , ¿A qué hemos venido a este mundo? . Y nos hacemos pajas pensando a qué es lo que nos tenemos que dedicar, cuando realmente, todo es más fácil, SER NOSOTROS MISMOS.

Nuestra ocupación, a qué nos tenemos que dedicar, es consecuencia de ser nosotros mismos, de no tenernos miedo a quienes somos, que sentimos ni al qué dirán.

El mayor virus que podemos padecer es el miedo a ser nosotros mismos. De ti depende las medidas que pongas preventivas al respecto.

¿Y tú a qué tienes miedo?

 

 

 

 

 

¡¡Toda la verdad y nada más que la verdad..!!

“Quien huye de la verdad, acaba tropezando con ella”.

Hace unos días tuve el placer de hablar dentro de la “Chocolate Rojo Week” con el referente internacional en Marca Personal, Ecequiel Barricart.

Una conversación de 1 hora que se podría resumir de una manera concreta: “Antes que el amor, viene la verdad”.

Estamos en una sociedad y más con lo que estamos pasando en estos momentos, no paramos hablar del amor.

Y del amor en todos sus aspectos. Tenemos que amarnos más a nosotros mismos, tenemos que amar a los demás, tenemos que amar de verdad a nuestras parejas familiares. Tenemos que amar más al planeta tierra, tenemos que amarnos más los unos a los otros,…

Mucho amor y luego, ¿QUÉ?

Seguiremos cagandonos en nuestros jefes, seguiremos pegando a los enfermeros que meses antes nos salvaron y poniéndole los cuernos a nuestra pareja, pero mientras tanto hablaremos del poder transformador del amor y de la importancia de amarnos todos.

¡¡DEJÉMOS DE SER TAN HIPOCRITAS, POR FAVOR!!:

Puedes creer que es amor, pero no ser un amor de verdad. Puedes creer que te amas con locura y no conocerte de verdad. Puedes creer que amas con locura y la verdad es que necesitas salir de esa relación. Puedes creer que porque pongas un tweet con muchos “Me gusta”, ya te ama toda tu comunidad. Cuando todas estas situaciones, pueden ser no verdad.

No necesitamos héroes con alas que nos den amor y gracias a eso todo nos vaya a ir ya la vida de color de rosa. Necesitamos y queremos , LA VERDAD.

Verdad en nuestras relaciones, verdad en nuestras conversaciones, en nuestro ambiente de trabajo, en lo que nos expresan los demás. Pero principalmente la verdad con nosotros mismos. Y eso es algo que nos gusta menos , que la verdura a los niños.

Antes que el amor en todas sus facetas, tiene que haber VERDAD.

Verdad con uno mismo. No decir una cosa y hacer otra cosa totalmente. No criticar a una persona y al dia siguiente hacerte una foto con ella y subirla a redes sociales.

La verdad con uno mismo es coherencia con tus actos, es aceptarse a uno mismo, con sus defectos y sus virtudes, es ser transparente con uno mismo.

Y si te haces amigo de la verdad, la expresas hacia los demás, porque es algo inherente en ti.

Dices la verdad de tus sentimientos. Transmites tus discrepancias aunque puedan suponerte quebraderos de cabeza. Te enfocas en lo que quieres de verdad, no en lo que no quieres. La gente sabe quien eres cuando te ven y cómo puedes responder, porque saben que eres de verdad.

Y cuando tú eres de verdad, amas de verdad. Te das a los demás desde tu máxima esencia, sin tapujos, sin miedos. Amas lo que estás haciendo de verdad y sabes que cada momento, es el momento del que hay que aprender, disfrutar y experimentar.

Siempre he sido muy criticado, porque antes de todo método “express” para conseguir el éxito, para conseguir el éxito, sin verdad , no hay nada.

Nos encanta gastarnos el dinero, que no es lo mismo que invertirlo, en cursos que nos van a llevar al éxito de forma más rápida que los cohetes de Elon Musk a Marte. Creemos que copiando lo que hacen los demás, seremos iguales que ellos e incluso hasta mejores.

Quizá consigas algo de repercusión, quizá consigas hacer algún evento o te hagan una entrevista. ¿PERO ME PUEDES DECIR DÓNDE ESTÁ TU VERDAD?

En ningún lado.

Irás de moda en moda, intentando ser mejor que tu vecino o tu cuñado. Haciéndoles ver que estas haciendo cosas “cool”, que eres rompedor, famoso, conocido.

¿Pero me puedes responder a esta pregunta: DÓNDE ESTÁ TU VERDAD?

En ningún lado.

Queremos la verdad en nuestras relaciones personales, en nuestras relaciones profesionales, pero ni nosotros mismos, sabemos quienes somos de verdad, ni mucho menos que es la verdad.

Pero eso sí, se nos llena la boca hablando de amor, que ni te cuento. Gente que te dice que habla a otra gente en redes sociales que ni siquiera se ha tomado un café con ella o si la conocieran, dejaría de amarla con tanta énfasis. Gente que se ama con locura nada más verse y a la primera “bofetada de realidad” se da cuenta que el cuento de Disney se ha convertido en pesadilla.

Nunca amaremos a nadie , nunca nos amaremos a nosotros mismos, SIN HABER CONOCIDO ANTES NUESTRA VERDAD.

Vamos a hacer un ejercicio rápido e indoloro. Recuerda a todas las personas que están o han pasado por tu vida. ¿Quienes han causado cualquier tipo de impacto en vuestra vida?

Tanto los que han sido una experiencia negativa, porque siempre ha habido una mentira en la relación. Así como esas personas que se muestran de verdad contigo, sin tapujos, sin miedos.

Cuando amas a una persona o eres una persona de verdad y te encuentras una persona de verdad, respetas inmediatamente sus diferencias contigo, porque sabes que la verdad no es absoluta, que hay tantas cono seres humanos hay en el mundo.

Cuando te encuentras a una persona de verdad, sabes que te encuentras con la humildad. Porque sabe que todo es efímero y que lo único que hay es el presente. Que tiene talentos y debilidades, pero que siempre es él.

Cuando hay amor autentico, sabes que es un amor de verdad. Transparente, sin mentiras , sin intereses ocultos, sin envidias, tanto si es un amor de pareja como si es un amor de amistad. Solo quieres los mejor para la otra persona y que cada momento juntos sea único.

Tu verdad tiene que estar basada en tus valores. Bases que por nada del mundo vas a dejar que se tambaleen. Bases que fundamentan tu personalidad. Pero siempre sabiendo que no siempre tendrás la verdad en tu poder.

Toda marca que deja un impacto en tu corazón, es una acción hecha desde la verdad, sin mentiras. Toda persona que provoca una transformación , la hace desde su verdad y con ella genera amor en quien la recibe. Pero amor verdadero, no del “por interés, te quiero Andrés”.

¿Cuántas personas, cuántas marcas cambiarían su rumbo, su felicidad si realmente fueran de verdad?

¡¡MILLONES!!

En mi diccionario la Verdad va antes que el Amor, ¿Y en el tuyo?

¿Hay que trabajar en tus debilidades hasta convertirlas en tus fortalezas?

“La fuerza no consiste en ganar. La fuerza consiste en elegir las batallas y decidir no rendirte”.

¿Por qué hay mensajes que dicen que cosas como: ” Trabaja en tus debilidades hasta que se conviertan en tus fortalezas”?

¿Por qué hay que centrarse en lo que sabes que te produce frustración y desmotivación? ¿Y qué hacemos con los talentos que ya conocemos? ¿Los olvidamos?

NO LO ENTIENDO.  Y cada vez veo más redes sociales con mensajes de ese estilo.

Nos pegamos toda la vida focalizándonos en lo negativo que nos rodea. Nos fijamos antes en lo que no queremos que nos pase. Nos fijamos antes en lo que nos han dicho que no deberíamos hacer si queremos ser buenos ciudadanos. Nos fijamos antes en lo negativo que en lo positivo..

¿Y ahora nos tenemos que enfrentar a nuestras debilidades para convertirlas en nuestras fortalezas?

NO. Y si lo conseguimos, va a ser un proceso muy duro y difícil.

¿Por qué?

Porqué el primer paso que tienes que dar en hacer un viaje interior que te vaya a llevar a mostrar tu vulnerabilidad. Y eso no mola nada.

Descubrir tus debilidades, descubrir tus vergüenzas ante ti y luego ante los demás, es algo a lo que hay que tener mucho valor.  Y solamente vas a hacer dicho viaje cuando la situación lo requiera, como lo que estamos viviendo en estos momentos, que o cambiamos o nos devoran los cambios. Porque mientras tanto por mucho que sepamos que deberíamos cambiar, que deberíamos hacer cosas diferentes a las que habitualmente hacíamos, nos puede más el miedo, la vagancia y el que podrían decir, que el dar un paso adelante.

Por lo tanto, tienes que dar un paso adelante, algo que no has hecho antes.

Luego tienes que mostrar tu vulnerabilidad. Mostrarte ante ti y ante los demás, expresando algo que aunque sabías no querías ponerle palabras y mucho menos que los demás supieran

Además del paso adelante, le sumamos la vergüenza que pasamos al sacar a la luz nuestras vergüenzas y que los demás vean que no somos tan fuertes como decíamos o hacíamos creer.

¿Seguimos?

Y si es algo que nos hace sentirnos débiles, ¿Vamos a dejar que los demás lo sepan? Nos callamos. Somos seres que nos comparamos los tamaños de todo con los demás, ¿Vamos a decir que somos débiles en algunos aspectos?

Pues NO, por desgracia. Como consecuencia tienes personas que ocultan sus sentimientos porque piensan que los hacen debiles. Personas que ocultan sus problemas porque piensan que en un mundo donde gana el más fuerte, mostrar sus debilidades es de perdedores. Personas que tras meses de sufrir en silencio adicciones o cualquier tipo de dolor, ya no pueden más y explotan de cualquier manera.

Lo siento, pero eso de convertir tus debilidades en tus fortalezas, es un proceso que el ser humano de a pie, no está preparado.  Y otra cosa muy distinta, es que quiera, porque en un mundo de postureos, miedos y Likes, ¿Quién va a querer ver sus vergüenzas y mostrarlas?

Muy poca gente.

¿Qué es lo que opto yo?

1.- Acepta tus debilidades. 

Soy una persona que hasta llegar donde estoy a día de hoy, a este presente, he aceptado muchas debilidades que me guardaba, que no quería expresar y que veía.

Toda transformación, comienza por un proceso de aceptación. De quién eres, de qué has hecho y que no has hecho hasta la fecha  No te digo que te compadezcas de ti y vayas como alma en pena a partir de ahora .

Al revés. Sino que veas lo que ha ocurrido desde dferentes vertientes y las acepte.

NO ERES TUS DEBILIDADES, ERES MUCHO MÁS. Y eso se nos ha olvidado solo centrándonos en ellas, en lo negativo.

Aceptar tus debilidades, te hace liberarte de mucho peso que te estaba haciendo quedarte parado, bloqueado.  Te hace ver con más claridad la realidad, te hace empezar a quererte por quien eres , no por quien aparentas ser.

Así que no te digo que mires a otro lado en tus debilidades, sino que las aceptes, y sepas cómo enfrentarte a ellas. Porque muchas debilidades , son circunstancias que tú no puedes dominar, pero si puedes responder NO a ellas y seguir tu camino.  Muchas debilidades son creencias impuestas por los demás ante nuestra falta de autoestima, que sabes que no eres lo que dicen los demás sino lo que tú sabes que eres.

Por lo tanto tus debilidades, acéptalas y descubre cómo afrontarlas.

2.- Céntrate en lo que se te da bien. 

A pesar de haber estudiado Relaciones Laborales, confeccionar nóminas se me da de culo. A pesar de que me gusta el deporte, también me gusta la comida y las chucherías. A pesar de que me subo encima de un escenario y hago lo que siento, cuando una chica me gusta, me vuelvo muy tímido.

Soy una persona que no dejaré de conocerme nunca, pero que también conoce sus debilidades.

Sé que hay cosas que no se me dan nada bien, como el coser o el planchar; como los nervioso me pongo cuando una chica me gusta o se me da de culo hacer una tortilla de patata pero hago unas hamburguesas de muerte.

Conozco mis debilidades pero conozco mejor aún mis potenciales talentos. Aquello que se me da bien y que produce impacto en mí y en los demás.

Es mi marca, es en lo que soy bueno. Pero por miedo, por ego, por el qué dirán, preferimos centrarnos en aquello que se nos da mal para mejorar, cuando en realidad lo que nos producirá siempre más éxito, mayor avance, es aquello que hacemos bien..

Pero no, primeo nuestras debilidades.

Así que recuerda:

.- Listado de tus deiblidades

.- Aceptalas y recuerda que no eres ellas. Eres mucho más que ellas.

.- Combatelas, huye de ellas, enfréntate a ellas.

.- CENTRATE EN LO QUE SE TE DA BIEN EN LA VIDA, es la única manera de diferenciarte de los demás y provocar impacto

Pero allá tú…

Mientras el mundo está parado, otros se están moviendo.

“Ir a favor de lo establecido mata tu individualidad”

Que yo piense es la primera vez en el mundo, que todos estamos luchando contra un mismo enemigo.  Es la primera vez en la que todos de una manera u otra, hemos parado de nuestro día a día, para refugiarnos en nuestras casas esperando que no nos toque la lotería del “bicho” de los cojones.

Son tiempos de incertidumbre. De dudas, de mucho miedo.  Y más cuando nunca habíamos visto al mundo, absolutamente parado.

El miedo se oye mucho más fuerte que en otras ocasiones. Cuando en otras ocasiones , eramos valientes y no hacíamos caso, ahora nos mostramos serviles ante ese miedo del que todos hablan.

Pero ante la incertidumbre, la única vacuna que existe se llama motivación.

No hablo de quitarle “importancia” a lo que estamos viviendo o a las previsiones de lo que vendrá. Estoy hablando que el futuro no se sabrá hasta que lo estemos viviendo y el pasado nunca volverá, así que vivamos el presente, que es lo único que tenemos.

Y ante un presente de incertidumbre, la motivación es imprescindible y esencial.

Porque mientras el mundo está quieto, otros están viendo oportunidades donde otros dicen que no las hay. Mientras estás bloqueado, otros están dando pasos hacia lo que realmente siempre habían querido y querrán.

Mientras el mundo está parado, hay gente que se está moviendo.

Sé que es muy fácil de decir, pero muy difícil de hacer. Pero es la acción y con ella la actitud, lo que nos distingue de entre las personas que provocan el cambio y aquellos que son reaccionarios ante el cambio.

Es la diferencia entre las personas que han adoptado el pijama como atuendo, de aquellos que han aprendido a hacer pan o aprender por fin ese idioma que tanto querían, pero el “deber” se lo impedía.

Durante este confinamiento, hemos visto y estamos viendo en redes sociales como hay conciertos en los balcones, hemos visto a gente aprender yoga…Hemos creado y hemos visto creaciones que hasta la fecha no nos imaginábamos para nada. Y hasta que no imaginábamos que podríamos hacer.

Eso demuestra que la motivación no es un sentimiento que viene y va, sino un hábito que está dentro de nosotros.

Esas personas que ves que hacen cosas diferentes, tienen la motivación dentro de ellos, no la buscan fuera. Porque si la buscas fuera, es lo que está pasando a mucha gente, se siente desmotivada, ya que las circunstancias que tienen fuera de ellas, no le motivan, no le impulsan.

Que dependa tu motivación del exterior o de los demás, te hace ser una persona dependiente.  Si, eres una persona dependiente. Porque si no lo fueras, no te importaría las circustancias que te rodean, tú estarías creando unas nuevas circustancias con lo que tuvieras en tu casa , aunque el mundo estuviera parado.

Esta situación nos está mostrando una realidad. Somos seres que estamos dormidos.

Nos han dormido. Nos han cantando por las noches una nana que se llama “sociedad”. En la que nos cantan , que tenemos que ser como dicen los anuncios que tenemos que ser. Que tenemos que estar desconectados de nosotros mismos, ya que eso significará que empezaremos a preguntarnos quienes somos, y las preguntas no es algo bueno para la sociedad.

Esta situación nos está dando una bofetada de realidad. Una bofetada que nos dice que hemos estado gastando el tiempo en lo “superfluo”, en lo que realmente no importa. Cuando tendríamos que haberlo hecho en nosotros mismos y en nuestra motivación propia o intrínseca.

Mientras las personas que han creado y están creando cosas, no han perdido el fuego en su mirada. Buscan allá donde haga falta lo que necesitan para seguir adelante, aún habiéndose parado el mundo.

Se sienten merecedores de todo. Mientras que los bloqueados solo se sienten merecedores de la vida de mierda que tienen y creen saber que tendrán.

La vida es una consecución de metas. Pero de TUS METAS. No de las metas que te impongan los demás. ¿O es que porque los medios de comunicación digan que ahora viene una crisis, nos tenemos que quedar con los brazos cruzados y esperar que venga Papa Estado o Mama a que nos acurruquen hasta que pase todo?

Yo no pienso hacerlo ni en esta crisis ni en la anterior que vino. Pero tú decides.

Ponte las metas que quieras. Pero que sean tuyas. Lo que tú quieras.: Aprender ingles, escribir tu libro, emprender el sueño de tu vida y abrir esa empresa que siempre querías, decirle te quiero a esa persona que tiene loco…Lo que sea, pero que sea tuyo.

Estará el mundo parado, pero tú estarás moviéndote, creando tu futuro, estarás avanzando a pesar que el mundo está en punto muerto.

Es hora de cambiar la mentalidad, del “Tengo que hacer esto no vaya a ser que lo que digan los demás…” por una mentalidad de aprendizaje continuo y de curiosidad constante.

Pero por favor, no te estoy diciendo que sueñes en grande, y que lo vas a conseguir aún estando en tu casa recluido. Sino que la productividad no será la misma ahora que cuando las circunstancias están a pleno rendimiento. Eso no lo olvides.

En estos momentos que vivimos, ser productivos es un verdadero lujo. Es fácil llevarnos por la tristeza, el miedo y el estrés. Y ante el estrés, hazte estas preguntas:

.- ¿Qué te provoca el estrés? ¿Ver la televisión? ¿Recibir mensajes con noticias del grupo de amigos de la universidad?

Salte de ellos. Diles que por una temporada no vas a estar. Dile a esa persona que no te mande más mensajes y que te pregunte más cómo estas y menos por las noticias de los demás. Averigua cuál es el botón que hace que tu estrés nazca.

.- Cuidate. 

Date mimos. ¿Dejas que los demás se ocupen de ti? ¿Hace cuanto no ves una pelicula de humor? Es hora aún más que más, de cuidarte. Porque hasta la fecha, seguro que no lo has hecho.

.- Cuida tu desarrollo personal.

Lee, escúchate, quédate en silencio contigo mismo  Escribe nada más levantarte 3 hojas en blanco de lo que sientes sin parar, quédate vacío escribiendo…Haz lo que sea para que tu desarrollo personal en estos momentos se reactive y aumente.

Durante estos días he visto muchos artículos y noticias en televisión en la que nos decían que teníamos que estar haciendo cosas sin parar, tener la mente ocupada, pensamientos positivos y demás happy flowers.

Estoy en desacuerdo, este confinamiento, estado de alarma o putada si quieres llamarlo así, es la oportunidad de poder conocernos, escucharnos y cuidarnos. DE POR FIN ENCONTRAR LA MOTIVACIÓN QUE HAY DENTRO DE NOSOTROS, MOTIVACIÓN QUE NUNCA SE ACABA A PESAR DE LAS CIRCUSTANCIAS.

Tenemos delante de nosotros de nuevo una pizarra en blanco. Mucho de lo que habíamos escrito en ella, se ha borrado. Otras han quedado. Y el hueco que queda, está para que lo escribamos desde nuestra motivación, no desde la de los demás.

La nueva normalidad la escribes desde tu motivación interna, nunca escribirás una línea con huella desde la motivación que llegue de los demás.

¿Crees que seguirás escribiendo algo desde la motivación venida de los demás y no desde tu motivación?

 

¿Quién te ha enseñado a pensar por ti mismo?

“El acto más valiente sigue siendo pensar por uno mismo. En voz alta“, decía Coco Chanel

“¿Has aprendido a pensar por ti mismo?”.

Cuando hago esta pregunta, las respuestas siempre suele ser las mismas: “Claro que si, ya opino por mi..Desde que tengo 18 años hago lo que me de la gana.. Tengo mi propio pensamiento…”. Son algunas de las contestaciones que me da la gente ante magna pregunta.

Sé que se sienten ofendidos, como pensando: “Nadie me domina…Nadie decide por mi, ¿Qué te crees?”.

Y me encanta ver la reacción a posteriori, cuando les preguntas: “¿Y tú qué opinas de la crisis que estamos viviendo?”.

Y sus respuestas siempre empiezan por algo así: “Pues como bien dice el periódico tal o la cadena de televisión tal….”.

¿PERO NO PIENSAS POR TI MISMO?

No pensamos por nosotros mismos.

¿Por qué?

Porqué es mejor dar el poder sobre nuestro cerebro, sobre nuestros pensamientos a los demás, a los que dicen que son “expertos” , a las televisiones, a los “gurús de humo y seguidores comprados”… A todo el mundo que no seamos nosotros mismos.

Tu pensamiento y el mio está formado por las experiencias que hemos vivido, por los consejos que nos han dado los demás y que han causado efecto en nuestra vida, así como los consejos que nos dieron y solo sirvieron para cagarla más.

En definitiva, estamos hecho de pensamientos positivos (que nos han ayudado en la vida) así como los pensamientos negativos, que nos vienen a dar por saco cuando menos esperamos.  Y como te he comentado, esos pensamientos vienen de experiencias que hemos vivido con otras personas, consejos que nos han dado o cosas que nos hemos querido creer porqué preferimos no pensar y creernos la verdad de otros, que ser curiosos, investigar y crear nuestra propia verdad.

Ya llevamos tiempo, pero la sociedad en la que estamos viviendo, está totalmente dividida. Y es un grave riesgo.

Ya no solamente hablo de si eres del Madrid o del Barcelona, si te gustan los Guns and Rose o eres más de Pablo Alboran. Voy mucho más allá. Si te gusta Messi como juega, ya eres un independista catalán ..Y ante situaciones como estas, te preguntas:

¿Cuándo podremos hablar de una forma normal entre los seres humanos?.

Ya no se puede hablar de política con ciertos amigos. El aforamiento a la hora de defender sus ideas , pareciéndose como un muñeco ventrílocuo con la mano de su “líder” en el culo proveyéndole de las palabras que tiene que decir ante las ofensas que ha recibido de la otra persona por pensar diferente a él. Hacen que las personas no escuchen ni quieran escuchar.

NO PENSAMOS POR NOSOTROS MISMOS  Y ADEMÁS NI QUEREMOS PENSAR.

Porqué desde pequeños, la autoridad, siempre nos ha dicho que tenemos que obedecerla si queremos que nuestra vida vaya bien.

Tenemos que hacer caso a los mayores, tenemos que hacer caso al médico que sabe más que nosotros, tenemos que hacer caso al profesor que quiere lo mejor para nosotros, tenemos que hacer caso a nuestra suegra si queremos seguir manteniendo a nuestra pareja,….

Hacemos caso a los demás porque creemos que es lo mejor para nosotros. Porqué lo hacen para nuestro bien,  Y ahora nos informamos a través de medios de comunicación, redes sociales porqué también lo hacen para nuestro bien.

¿Y alguien me puede decir si lo que dicen es LA VERDAD ABSOLUTA? ¿No se confunden nunca? ¿Y los partidos políticos, (TODOS), no hablan en función de su interés y no del servicio a los ciudadanos que los han votado? 

Pensamos en función de nuestros intereses, no en función de nuestra verdadera esencia.

¿No lo crees?

Me encanta ver ahora como en las redes sociales, se vuelve a hablar de términos como “reinventarse”: Término con el que no estoy de acuerdo. Porque seguido al término de reinventarse, suele ir unido, ” apuntante al curso de moda, te ayudará a salir del paro.. Se el mejor Community Manager del mundo, la profesión de moda…”

¿Estamos pensando por nosotros mismos? ¿O por nuestros intereses?  Y luego pasa lo que pasa, que pensamos que hemos perdido el tiempo y el dinero en algo en algo que no ha dado los resultados que tú esperabas.

¡¡ERROR!!. Si hubieras pensado antes, por ti mismo, qué es lo que quieres de verdad, qué es lo que realmente piensas sobre lo que quieres hacer o no hacer, por donde quieres apostar, tus sueños…Quizá la apuesta hubiera salido bien, pero como has seguido modas que no concuerdan con lo que sientes tú por motu propio, pues no ha surtido efecto porque no has pensado por ti mismo, antes.

Pensamos que si pensamos por iniciativa propia , lo que veremos no nos gustará.  Veremos que hemos perdido la vida, que la hemos gastado en mierdas que nos han llevado a una vida que no las querrías ni para tu peor enemigo.

Pensar por uno mismo , es darte el mejor regalo que nadie te podrá hacer nunca jamás. Es empezar a conocerte a ti mismo. Y eso es el mejor viaje que podrás vivir que ni el Dragón Kahn de Port Aventura te puede suministrar.

Cuando empiezas a pensar por ti mismo, empiezas a crear TU realidad, a aceptarTE, empiezas a darte cuenta sin tabúes ni miedos, quién eres y qué quieres.

Pero sobre te das cuenta, que la vida es evolución, cambio constante, vivir en el presente y dejar de estar apegados a experiencias del pasado y enganchados al tiempo del futuro.

¿Cómo empezar a pensar por uno mismo?

.- ¿Qué piensas tú?

Habla sin tapujos ( siempre con educación ). Y no según dice tu líder espiritual o político. Si no estás de acuerdo con algo, dilo, por mucho que tu educación siempre te hayan dicho que no puedes contradecir a tus mayores.

Te estás frustrando. Estamos perdiendo tu creatividad y con ello una posible innovación, visión diferente de un tema.

Nunca hay avance si queremos que todo el mundo piense igual que nosotros.

.- ¿De quién has aprendido o te ha comentado las opiniones que tienes sobre tu vida o un tema?

Si empiezas a desgranar los pensamientos, te darás cuenta que vienen de una conferencia, de una noticia en un periódico, te lo dijo tu madre hace tiempo o hiciste caso a una persona que era “experta”.

¿Pero qué piensas tú al respecto? ¿Podrías hacerlo mejor?  SI podrías hacerlo mejor, si tienes una visión diferente ¿Por qué no la pones encima de la mesa? PORQUE TENEMOS MIEDO A SER NOSOTROS MISMOS, A MOSTRAR NUESTRA VERDADERA ESENCIA. Y como nos va mejor seguir a la masa, que ser uno mismo, acallamos nuestros pensamientos.

.- Duda de todo el mundo, hasta que no hayas testado sus ideas y curioseado. 

Duda de mí, duda de la gente que te rodea. Mira, los “expertos” que salen en la televisión que están fallando más que una escopeta de feria. Pero también duda de ti. De ese pensamiento que dice que no puedes. Duda de esas intuiciones que te dicen que no lo hagas.

Duda , descubre y crea tu propia opinión.

Dudar de todo el mundo no quiere decir que seas un desconfiado. Sino que eres curioso y quieres descubrir diferentes puntos de vista para luego tener una opinión fundada respecto a ese tema.

No es egoísmo ni desconfianza, es curiosidad y aprendizaje. ES TENER APERTURA DE MENTE.

Pensar por ti mismo, no te hará más radical, más egoísta ni un niño rebelde.

SINO SER UNA PERSONA COHERENTE CONSIGO MISMO, MÁS EMPÁTICO CON LOS DEMÁS, RESPETUOSO Y LIDER DE SU VIDA. 

¿Menudo problema, a que si?.

SÓLO EMPEZAMOS A PENSAR POR NOSOTROS MISMOS, CUANDO VEMOS QUE LA REALIDAD NOS RODEA NO ES LA QUE QUEREMOS . Mientras tanto dejaremos a los demás que piensen por nosotros.

¡¡Mañana es tarde!!

“¿Mañana? Mañana puede ser demasiado tarde, demasiado tarde para pedir disculpas, demasiado tarde para intentarlo, demasiado tarde para creer, demasiado tarde para amar”.

No aprendemos hasta que vemos al toro delante nuestro.

No aprendemos hasta que vemos que dar marcha atrás es casi imposible y damos el paso adelante

No aprendemos hasta que vemos que es mejor hacer algo que no hacerlo.

No aprendemos y creo que seguiremos sin aprender.

¿Por qué creo que no aprendemos?

PORQUE PENSAMOS QUE PARA EL MAÑANA AÚN TENEMOS TIEMPO.

Durante nuestra vida, todo en algún momento hemos vivido una situación en la que hemos sentido que mañana es demasiado tarde.

Nos arrepentimos de no haber dicho cuanto queríamos a nuestro padre y por culpa de cualquier situación, no hemos podido despedirnos de él. Nos arrepentimos de no haber dicho SI a algo que estábamos locos por hacer o sentir, pero por el qué dirán, acabamos diciendo NO.

Y sobre todo pensando, que mañana seguro que tendremos otra oportunidad. Algo que quizá sea así, pero la mayoría no suele ocurrir así.

Posponemos nuestro futuro, posponemos nuestra felicidad.  Y todo por el puto miedo de ser nosotros mismos, de mostrar lo que sentimos y queremos. Y todo porque nos han dicho que mostrarnos vulnerables es de “sensibles” y “raritos”.

QUE LES DEN A TODOS LO QUE TE LO DICEN, ERES COMO ERES Y PUNTO. 

Estas situaciones que estamos viviendo nos ponen aún más en la certeza que el mañana no existe. Un día puede empezar a toser y al dia siguiente…Un día puedes ir al médico no sabiendo qué te pasa y a la horas…

No soy ningún alarmista ni negativo, todos hemos tenido casos así o los hemos conocido. Y aunque la frase posterior :”Pues que nos lleven lo más tarde posible…” acordándonos de nuestros sueños pendientes, de lo que nos hubiéramos perdido si nos hubiéramos “ido” en esa situación…No nos dura mucho el pensamiento, porque al instante, pensamos ” tengo que hacer esto…a ver si he cumplido las expectativas de un jefe que no soporto..” y mientras tus sueños, tus sentimientos se quedan olvidados hasta la proxima situación crítica.

No te estoy diciendo que todo lo que sueñes puedes conseguirlo. Eso es MENTIR a la gente. Mira que llevo años soñando con Elsa Pataky y no hay manera.

Pero lo que si te estoy diciendo, que el MAÑANA  ES TARDE.

Siempre posponemos nuestros sueños, nuestras emociones para mañana, con las excusas del “Primero tengo que… Debería antes hacer … Antes se lo debo preguntar a…”.

En definitiva, ante ponemos las presiones de los demás, el qué podrían decir, las expectativas que tienen ante nosotros, los intereses, a nosotros mismos.

Recuerda: Mañana es tarde.

Y mientras vas preguntando a todo dios , vas queriendo saber sus opiniones, el qué harían , la vida pasa, tu ilusión se va a la puta mierda, optando por olvidarte de tus sueños y no queriendo pensar en qué hubiera pasado si lo hubieras intentando.

Mañana es tarde. Lo único que tenemos es ahora.

Y mientras lo que estás haciendo por posponer tus sueños, tus emociones, tus anhelos, es sobrevivir de mala manera, estás perdiéndote el mejor regalo que te harán nunca:

VIVIR.

¿Pero qué es vivir?

SER UNO MISMO. 

No has venido a copiar a los demás. No has venido a parecerte a nadie. No has venido a seguir modas. La única tendencia que este mundo tiene que ver, es que te muestras tal y cuál eres. Una persona que no le da miedo mostrar lo que piensa y siente ( siempre con respeto, por favor).

SOMOS EMOCIONES. 

Somos el cabreo que tenemos y somos la alegria que tenemos por ver a una persona. Somos la tristeza por un adiós y la motivación ante un proyecto.

Somos nuestras emociones. ¿Y por qué las vamos a ocultar? Que se oculten los demás lo que quieran, pero tú NO.

EL PRESENTE ES LO ÚNICO QUE TENEMOS.

Y las oportunidades nacen ahora. No sabes si nacerán dentro de 1 mes o 4 años. ¡¡No lo sabes!!. Aprovéchalas.

Como bien me dijo recientemente un buen amigo .”Más vale pedir 1 vez perdón, que 50 por favor“:

No es egoismo, es apostar por uno mismo.

No es prepotencia, es que si no te quieres tú, ¿Quién te va a querer?

Deja de lamentarte por el “¿Qué hubiera pasado si lo hubiera intentado o se lo hubiera dicho?” o por frases,” bueno, lo dejamos para mañana que seguro que será una buena época…”.

Se crean las cosas en el AHORA. 

Se vive en el AHORA. 

Tu actitud se tienen el AHORA y no en función de las futuros inexistentes o expectativas que no saben si se cumplirán.

El mañana es ahora y vence a esos miedos que son infundados, expresandote sin tapujos ni tabues. Te darás cuenta que te has hecho muchas pajas mentales que solo han supuesto una perdido de tiempo brutal y perdida de oportunidades.

Espero que no se nos olvide, porque los seres humanos somos olvidadizos, que este tipo de situaciones nos enseñan, que el mañana es tarde y lo único que tenemos es el aquí y ahora.

Deja de confórmate con lo que tienes y excusarte en tontearías, pensando que en el mañana tendrás la oportunidad que crees que te mereces.

EL MAÑANA ES TARDE. No lo olvides.

¡¡No dejes para mañana lo que puedas sentir hoy!!