Manuela Vellés: “Cree en ti y se libre”

Hoy dentro de la sección “Conversaciones con…” es un placer presentar a Manuela Vellés.

Pensamos, porque así nos lo hacen creer, que cuando encontramos un talento, tenemos que exprimirlo hasta la saciedad. Y eso si, al igual que debes mirar los escaparates de los pasteles cuando estás a dieta, tampoco debes ser curioso con otros posibles talentos ni pensar que también puedes disfrutarlos.

¡¡Y que confundidos estamos!!. Todos somos más de un talento. ¿Por qué tenemos que sólo centrarnos en una rama creativa? ¿No somos la suma de muchas potencialidades? ¿Por qué es tan “raro” pasar de trabajar a una cosa a otra totalmente opuesta, si es lo que sientes y quieres?

Y uno de esos casos, que tantos nos sorprende es Manuela Vellés.

Actriz que conocemos por sus apariciones tanto en el cine como en series de televisión, está de gira presentando canciones de su primer álbum “Subo Bajo“. Próximamente llegará su tour a Zaragoza y tuve el placer de hablar con ella en exclusiva.

¿Es raro que una actriz cante? Como dice ella, siempre la ha acompañado. Pero quería probar, quería darse la oportunidad. Otras personas pudiéndolo hacer, por miedo , por el qué dirán no lo hacen y no saltan a la incertidumbre de vivir una pasión.

Gracias Manuela por enseñarnos que siempre hay que darse un si a uno mismo. Podéis conocer más de su trabajo artístico, a través de Twitter  e  Instagram

.- ¿Quién es Manuela Vellés?

Que pregunta más difícil.

La verdad que no lo sé. Este disco habla mucho de mí. El hecho del paso del tiempo.

La verdad que me gusta más que la gente descubra quien soy a través de lo que hago que contar yo lo que soy. Si escuchas ese disco o quedas conmigo a tocar una caña, se podrá descifrar un poco quien soy. Lo siento, pero no veo yo describir quien soy.

.- ¿Qué nunca olvidas de tus principios?

Para mi lo más importante es la humanidad. Mi madre siempre me ha enseñado a ser buena persona. Y creo que es algo que hay que tener por encima de todo.

En todo conflicto hay que tener humanidad, respeto, empatía por el otro. Es algo que a mí me emociona. La gente que es buena y que es buena con los demás, la que comprende las situaciones. Creo que es el valor más importante.

.- ¿Cuál es el mejor consejo que te han dado? ¿Y el peor que has dado?

Respecto al mejor consejo seguramente te hablaría de mi madre, pero también te hablaría del trabajo, que es que hay que tener mucha paciencia. La gente que trabaja conmigo me lo dice, que me impaciento. Y gracias a mi impaciencia hago Yoga.

Tenemos una profesión de esperar. Y hay que confiar y ser pacientes. Es como un mantra que hay que tener siempre en cuenta en algún lugar cuando gane la presencia la impaciencia, porque las cosas llegan cuando tienen que llegar. Tenemos que disfrutar más del camino en vez de las metas que quieres alcanzar, de los lugares a los que uno quiere llegar.

Todo requiere de esfuerzo y dedicación, por lo tanto es muy importante disfrutar del camino.

¿Un mal consejo? Yo he ido cambiando en creer que hay que tener una meta muy clara, que hay que aspirar a los sueños y hay veces que pienso que también hay que buscarse las metas pequeñas, para que te den satisfacciones más pronto.

.- ¿Quién crea la suerte?

Yo no creo en el destino, la verdad.  Uno es bastante dueño de su vida y eso me gusta.

Creo hay que tomar las riendas de tu vida, y creer que las cosas sucedan porque si. Y luego cuando sucede algo que no te gusta, aceptarlo.

Creo que la suerte es bastante provocada a veces. Creo que hay que tener las dos cosas, el trabajo, la dedicación y estar en el sitio adecuado.

Pero sin trabajo , eso no llega.

.- ¿Cuál es tu concepto de trabajo bien hecho?

Yo creo que es lo mejor que tú has podido hacer. Es otra cosa que también me acompaña.

Si me doy cuenta que he hecho lo mejor que podría, ya está. Sea mejor o peor para quien lo vea , si es lo mejor que he podido hacer, estará bien porque no he podido hacerlo mejor.

.- ¿Qué piensas de las preguntas que te hacen cuando dicen: “Manuela se pasa a otro campo profesional”?

Yo creo que esa pregunta que me hacen, es algo que les parece sorprendente. La música siempre me ha acompañado toda la vida.  Yo y mi guitarra siempre hemos ido juntas. Pero el dedicarme a ello en el sentido profesional es una sorpresa.

Algo que no sé si sucederá o ya está sucediendo. Pero si que creo , que han surgido de una forma natural, ya que pensaba que era imposible que no pasará. Yo me sorprendo, pero tenía que hacerlo, porque si no llego a hacerlo, me lo hubiera perdido en esta vida. Algo que hubiera sido muy triste.

Yo me había resignado. Pensaba que era actriz y ya está. Pero me he dado cuenta, que sí se podía.

Para los demás, es una sorpresa, de que me asome en otra profesión. Una profesión que se cree que se parece mucho al de la actriz pero es otra cosa. Es algo que siempre intentaré compaginar. Es algo que siempre para mí siempre ha sido lo mismo, ya que es algo que siempre me he dedicado yo en mi tiempo libre.

.- ¿Y cómo descubrimos nuestros talentos?

Me parece algo duro. Ya que tengo familia y primas que todavía les sigue pasando que no encuentran la vocación tan fácil.

Parece que es algo muy bonito tenerlo muy claro, porque tienes un lugar al cual dirigirte.

Yo les diría que tuvieran paciencia, porque no tienes la obligación de encontrar tus talentos con 18 años. Hay gente que lo encuentra antes y otra después. Otra que se pasa 20 años trabajando en una cosa y acaba dejándola, para dedicarse a otra totalmente diferente.

Que tengan paciencia. Que busquen pero no sientan esa presión social que hay que saber perfectamente lo que uno quiere.

Yo creo que es una presión social, de la cual nos tenemos que relajar. Entender que no tenemos porqué saberlo tan rápido y probar con tiempo. Probando hasta que lo encuentren.

.- ¿La vida es un sube y baja?

Totalmente, para mí es así.

La vida es así. Hay temporadas que he intentado pasar de puntillas para no empaparme tanto . Para no subir y bajar. Para vivir hay que mojarse. Subirse a la noria. Subir y bajar, viviéndola con todo. Ya que no te puedes salvar tanto de las cosas buenas como de las malas.

Es una cosa de opuestos. SI no tuviera momentos tan tristes, no viviría momentos tan alegres.

Y traspasado a mi vida, la profesión que he elegido y muchas otras son bastante subo y bajo. Son poco equilibradas. Manteniéndonos en el barco de papel intentando no hundirnos. Algo que pasa mucho en este tipo de profesiones que no son seguras.

.– ¿Qué pondrías en una valla publicitaria?

Yo gritaría: ¡¡Créete en ti y se libre!!

.- ¿Qué serías sin la curiosidad?

Nada, que nos quedaríamos en casita.

Yo creo que es algo fundamental, tener curiosidad por las cosas y los ojos despiertos. Creo que si no, te morirías antes de tiempo.

Hay que ser curioso, tener inquietudes. En la vida pasan muchas cosas apetecibles.

La gente que se queda en lo mismo, a veces se apaga y tiene que volverse a encender.

.- ¿Crees que haces arte?

No lo sé.

Habrá para gente que si pero para otra seguramente que no.

El arte es el momento de magia en el que consigues que una obra tuya emocione o haga, incluso hasta ser mejor.  Hay personas que consiguen mejorar a los demás a través del arte e inspirarles a sus vidas.

Yo no lo sé. Habrá gente que le pase conmigo y a otra, seguramente que no.

.-¿Qué te inspira a la hora de creación de un personaje o una canción?

Hay momentos.

Hay personajes que los tienes más cercanos a ti. Que los tienes más claros. Pero hay otros que son más alejados, que te cuestan más.

Pues con la música pasa igual. Hay días que estás inspirada porque te ha pasado algo y te surge una melodía, y posteriormente una letra. Pero otros que estás más atascada.

Yo creo que las que mejor salen son las que las te suceden. Tú eres un filtro. Escribes sin pensar. Creo mucho en mi instinto y no intento darle muchas vueltas a las cosas. Cuantas más vueltas les das, más se alejan de lo que uno es.

Cuando algo me sale, no intento cambiarlo mucho.

Es algo mágico, así no te comparas con lo que hacen otros. Lo que te sale a ti estará bien, porque es lo que te sale a ti.

.- ¿Cuál es la clave de la felicidad?

No buscarla y el día a día.

No creo en la felicidad como un concepto a largo plazo, sublime y que llegas a ello.

La felicidad cuesta. Es de uno mismo. Hay que ser consciente día a día que quieres serlo. Escuchar a tu cuerpo necesita.

Es algo de día a día , y no algo general.

.- ¿Los sueños se hacen realidad?

En mi caso si, totalmente.

La clave es tener un sueño que dependa de ti.  Y entonces lo cumples.

.- ¿Qué se siente cuando tienes tu Cd en las manos?

Todavía no lo tengo en las manos, ya que todavía está en el horno. Pero verlo que ya está en Spotify y que ya haya gente que lo esté escuchando es algo alucinante.

Te llegan comentarios de gente de Argentina, Colombia, Republica Dominicana, tan lejos de aqui que estén escuchándote.

O experiencias tan bonitas, como el reciente concierto que di en Barcelona, en el que unas chicas me dijeron que les había ayudado a superar un problema muy importante con mi canción.

Eso es algo mágico. Cuando la canción no es sólo tuya, sino ya es de otros.

.- Una reflexión para los lectores del portal.

De un principio para un comienzo, mi día a día, que es mi mantra.

Yo creo que somos la suma de todo aquello que hemos vivido. Pero a la vez tenemos que reinventarnos y ser lo que queramos ser, ya que tampoco me gusta eso de decir “Yo soy así y no puedo cambiar”. Yo les diría que cada día nos podemos inventar un nuevo yo que nos haga felices aunque tenemos la suerte de ir sumando. Ya que la madurez es una maravilla.

Eso de ir creciendo, ir teniendo más años es sabiduría. La suma de la madurez, también está ahí el poso, aunque sea un día nuevo.

 

Anuncios

¿Y si el éxito no existiera en el Diccionario?

No hay formula secreta para el éxito. Es el resultado de tu preparación, trabajo duro y aprender de los errores” dice Collin Power.

¿Y sí el éxito no existiera?

¿Y si todo eso por lo que luchamos, por lo que llegamos a cosas por lo civil o lo criminal, fuera todo una invención?

En esta vida, o estás en un bando o en otro.

O eres feliz o eres un infeliz. Tienes dinero o estás en la bancarrota. Tienes pareja o este soltero. Vives solo o con tus padres… Todo gira en función del bando en el que te encuentres.

TIENES ÉXITO EN TU VIDA O ERES UN FRACASO CON PIERNAS.

¿Y si no existiera la palabra éxito en el Diccionario?

A lo largo del estudio tanto para “Liderazgo Canalla. Libera tu lado más rebelde como para “Mofeta Branding. Como son las marcas que transforman el mundo”, la palabra éxito estaba merodeando todo el rato.

Enciendo las redes sociales, y veo cosas como: “Tenemos el placer de tener entre nosotros a la persona de éxito en estos momentos… Para tener éxito en la vida, hay que…Si quieres triunfar y tener éxito hay que saber…Eres un crack con éxito…Sigue así campeón…”

Veo cosas así y antes me entraban ataque de pánico. Ahora lo veo y me pregunto: ¿Esto es lo que realmente queremos?

No creo que sea el único al que le pasa o le ha pasado alguna vez. Por mucho que nos digan, como buenos cristianos, que tenemos que alegrarnos por los éxitos de los demás, o que lo que queremos para nosotros lo deseamos para los demás…SEAMOS CLAROS: NOS COME LA ENVIDIA POR DENTRO.

Queremos ser como ellos, queremos alcanzar las metas que ellos han alcanzado. No dejamos de preguntarnos QUÉ hacemos mal para no llegar donde ellos han llegado o qué habrán hecho de forma “ilegal” para llegar donde están, porque realmente creemos que no se lo merecen…
Seamos sinceros, TODOS LO HEMOS PENSADO EN ALGÚN MOMENTO DE LA VIDA.

Pero tenemos dos opciones, o intentarlo y llegar a ser como ellos (perdiendo nuestra esencia, PARA SIEMPRE) o dejarnos llevar por una vida de rutina, miedos, vergüenzas, en la que nos aconsejan que no saquemos la cabeza del tiesto no vaya a ser que nos señalen los demás.
Optamos por la 1º opción. Preferimos 5 minutos de gloria, una palmada en la espalda y que tengamos la agenda llena de números, que no ser uno más.
Pero no somos nosotros quien está tomando esa opción. Y no te estoy hablando de ningún hombrecillo verde que tienes a tu alrededor. Estamos hablando de tu EGO.

Upss, si eso lo tienes. TODOS LO TENEMOS Y TODOS NOS HEMOS DEJADO LLEVAR POR ÉL.
Nuestro ego nos incita a seguir las “normas” que nos dicen que tenemos que seguir para alcanzar eso que llaman éxito, cuando en realidad es EGO.

Porque cuando les preguntas a esa persona, porqué realmente están haciendo lo que están haciendo, la mayoría de las respuestas que recibo, siempre tienen un denominador en común: “Es que x persona me inspiraba y quería ser como él… Quería vivir las experiencias que X persona vivía…Quería ver como los demás me aplaudían cuando vieran que lo había conseguido…”

Y cuando les preguntabas, si realmente ellos dormían tranquilos todos los días, me acababan respondiendo: “No, porque sólo quiero llegar a ser como dicha persona y no lo estoy consiguiendo. No consigo los resultados que me había exigido a corto plazo. No consigo ese bonus que tanto quiero. No consigo contactar con personas que crean en mi..”

Creerás que es falsa modestia o querer quedar bien, pero durante el estudio, cuando preguntaba a las empresas y profesionales, si se consideraban una persona de éxito, me decían: “Yo no lo creo así, simplemente estoy haciendo lo que a mí me gusta…”

Es así, el éxito es una consecuencia, no la meta.

Pero lo peor de todo, es que son los demás, los jueces que determinaran si has conseguido el éxito o no. ¿Y si tú mismo consideraras que ya lo has conseguido? ¿Qué pasaría?

Que la opinión de los demás NOS LA BUFARÍA.

El éxito tendría que verse y es el reconocimiento de los demás, por tu trabajo, por hacer lo que sientes, por luchar por tus sueños, por tener el valor de levantarte del sofá con el frio que está haciendo en estos momentos y salir ahí fuera a luchar por lo que quieres… Y NO por el número de seguidores que has conseguido, las conferencias que das o las fotos que te realizas con el gurú de turno…

¿A qué estás pensando que soy un idealista?
Pues NO.

Pasé mucho tiempo con la gente que forma parte de ambos libros. Y lo veía en primera persona, que no luchan ni se consideran personas exitosas, por todo lo que he comentado anteriormente, ni porque sus libros sean bestseller o crucen el “charco” por su trabajo.
Sino que ellos, no creen en el éxito, sino en irse todos los días a su cama, con la sensación que haber hecho todo lo que tenían que haber hecho. Actos basados en su coherencia y razón de ser.

Una persona me decía:” ¿Sabes cuando supe que todo iría bien? Cuando un día me levanté, y por fin reconocí a la persona que estaba delante de mí. Desde ese día, sabía que todo iría bien…”.

Mañana, cuando te despiertes y vayas a darte el último retoque antes de salir, ¿Reconocerías a esa persona que se refleja en el espejo?

El éxito para ellos, es:

.- El esfuerzo, la pasión, la ilusión, las ganas de aprender y de ser mejor que el día de ayer, son sus bases.

.- de hacer lo que uno quiere, lo que siente, lo que le motiva. Por su propia voluntad, no la que dicen que los demás que tienes que tener.

.- Las caídas forman parte del camino, sin ellas, nunca aprenderemos.

.- Conseguir los agasajos de los demás, no es su obsesión. Es la de las personas, que su autoestima depende de los demás, no de si mismos.

.- Vivir en coherencia y paz con uno mismo.

.- El dar y darse a los demás a través de quién eres, no de lo que aparentas ser.

.- Viven el presente, que es de lo único en la vida, de lo que si, podemos estar seguro que tenemos.

.- No soy nadie sin mi equipo y la gente que me rodea. Todos ellos me enseñan y me elevan siempre. Y si alguno de ellos es mejor que yo, siempre lo reconozco, porque yo no sé de todo. Y hago siempre que saquen lo mejor de ellos mismos.

Son algunas de las definiciones que ellos, que me decían que podría significarles que es el éxito. Y como podrás ver, ninguna de ellas, está orientada a lo que digan, piensen los demás o en qué posición están sus empresas, sino en la acción coherente.

Y alguno estará pensando: “Todo muy bonito, pero eso realmente ¿Paga las facturas?”.
Te aseguro que las paga y muy bien. También nominas, y sobre todo, deja una huella a través de tu empresa o acciones, que durara mucho más allá que la moda que este reinando actualmente en tu mundo.

¿Y qué pasaría si no existiera el éxito para ti? Si no existiera el éxito en el diccionario, ¿Cómo lo definirías?

Vetusta Morla: “Es bonito saber vivir el momento sin ponerse cortapisas.”

Hoy dentro de la sección “Conversaciones con…” es un placer presentar a Vetusta Morla.

Allá en el 2008, salía su primer albúm “Un día en el mundo“.

Como dice Jorge, durante la entrevista, no había expectativas, no había nervios. Nadie lo esperaba.

A día de hoy, con su último Cd ” Mismo sitio. Distinto Lugar“, la situación ha cambiado. Son considerados como el grupo referencia español indie.

Llenan conciertos con más de 45.000 personas y días antes de su concierto en Zaragoza, también con las entradas agotadas, he tenido el placer de hablar con ellos, concretamente con Jorge, su percusionista.

GRACIAS Vetusta, porque así es como hay que vivir, desde la pasión, la curiosidad, y siendo siempre nosotros mismos. Son los pilares de una marca que deja huella en durante mucho tiempo. Podeis conocer más el trabajo de Vetusta, a través de su Web, Facebook e Instagram.

.- Estadios llenos, cartel de “No hay entradas”. Tras ver eso y compararlo con vuestros principios, ¿Qué sentís?

En realidad lo de “Sold Out” es una palabra un poco ambigua. Porque el “no hay entradas” puedes hacerlo en una sala de 50 personas o en un recinto de 40.000. Hasta ahora nuestra vivencia siempre ha sido trabajando un poco por debajo de las expectativas, si así queremos llamarlo.

Es cierto que siempre nos ha ido muy bien las cosas. Pero nunca hemos querido dar un paso descontrolado o fuera de lo que sentíamos nosotros, lo que sería para nosotros un proceso natural.

Quizá la única vez que hicimos esto, fue en Madrid, que hicimos un concierto para 40.000 personas. Pero no es que nos pusiéramos como reto los 40.000 de “sold out”. sino que básicamente en la gira anterior, hicimos 3 pases en el Palacio de los Deportes que sumaban ya más de 45.000 personas, en tres días diferentes. Pensamos así que tendríamos una cifra grande y que podríamos meter a ese número de gente.

Pero la sorpresa fue llenarlo y fue muy satisfactorio.

Pero todo esto ha sido un producto de buenas decisiones que de sorpresas.

.- ¿Es el único miedo de Vetusta, dejar de ser vosotros mismos?

Yo creo que no tiene nada que ver.

Tú vas tomando decisiones según lo que vas viendo, según lo que el camino te está ofreciendo y con eso vas construyendo.

Si decides una cosa u otra, es tu decisión siempre. Es decir sigues siendo tú.

.- ¿La vida es bailar hasta el apagón?

Nosotros estamos disfrutando de esta gira, como nunca. Somos conscientes de la suerte que tenemos, lo que estamos viviendo, de lo que hemos desarrollado y generado durante mucho tiempo juntos. Y en esta gira estamos viendo cada evento como algo especial y único, que está siendo como una aventura.

Es bonito saber vivir el momento sin ponerse cortapisas. Pero también es bonito tener un ojo en el futuro cercano para luego no quedarte vacío y tener siempre un poquito más.

.- Sin pasión ni curiosidad, ¿Qué seríais?

Yo creo que son compatibles.

A nosotros nos alimenta mucho la curiosidad a la hora de desarrollar y forjar cosas. Y una vez que se están desarrollando, al final lo que obtienes es un trabajo de forma apasionada o por el que no tienes que optar.

.- ¿Vivimos en cuarteles de invierno porque tenemos miedo a descubrir lo que nos hace grandes?

Yo creo que esa pregunta se la tendría que hacer cada uno. Cada uno tiene su pequeño refugio y sus propios miedos.

Yo no puedo responder por otra persona. Si respondiéramos por otra persona, dejaría de ser uno mismo por las decisiones.

.- ¿Qué es la magia?

Nosotros somos un colectivo que cada uno tiene una personalidad diferente. SI le preguntaras a los 6 ¿Qué es la magia? Cada uno te diria una cosa.

Pero el punto en común y que todavía se sigue manteniendo, es cuando empiezas a tocar cuando empieza el ensayo o empieza el concierto.

Nosotros de chavales siempre hacíamos ensayo una vez a la semana. Dia mágico para todos nosotros, porqué era el momento mágico en el que desconectabas con una realidad y te conectaba con otra que te estabas inventando con una canción.

Entonces el punto común mágico es el momento justo antes de empezar a tocar, en un ensayo o en un concierto.

.- ¿Cómo es el día de lanzamiento de un proyecto?

El lanzamiento de cada Cd ha sido muy diferente.

En el 1 cd, salió y no paso nada. Cuando alguien saca su 1 cd , al día siguiente no pasa absolutamente nada.

Pero en este último, lo vivimos con cierta expectativa. Como ya tienes cierto reconocimiento al día siguiente tienes muchos mensajes de felicitaciones, etc..

El día del lanzamiento del disco, estuvimos haciendo firma de disco, medios de comunicación. Dia intenso y muy cansado. Pero lo que realmente mola, es el día de antes que estás con el nervio.

.- ¿Qué pondrías en una valla publicitaria?

Ahora mismo anunciaría el concierto del 30 de diciembre en el Palacio de los Deportes. Estamos trabajando en un concierto diferente, que se sale de la gira “Distinto Lugar”. No queremos contar mucho, ya que queremos que se vaya desvelando poco a poco , pero seguro que la gente está atenta, irá viendo a través de las señales de lo que se trata.

.- ¿Qué consejo nunca olvidáis?

Yo el de mi madre, “Tiempo al tiempo”.

.- ¿Cómo se gestionan los momentos de querer tirar la toalla?

Nosotros no teníamos la banda para triunfar, ni vivir de esto. La banda era la consecuencia de unas necesidades artísticas que teníamos y que nos daba la oportunidad de vivir cosas juntos.

Cada año vivimos algo diferente. Aunque fuera salir a tocar a Galicia, para nosotros ya era un éxito. Era vivir experiencias gracias a una pasión que nos une.

.- ¿Qué hábitos tenéis a la hora de la creatividad de canciones?

No, de hecho nosotros en cada disco intentamos plantear una rutina diferente. Que cada disco sea una experiencia en si mismo

En este cd, por ejemplo la experiencia fue podernos ir a Berlín. Y allí poder grabar en unos estudios tan importante en el mundo de la música mundial.

Cada disco tiene su reto. Al igual que el concierto del día 30 de diciembre también va a ser especial. La comunicación va a ser de forma creativa que nos aporte algo.

Cada cosa tiene que ser diferente, porque sino haríamos churros, y no canciones.

.- ¿Cómo se gestiona un equipo tan grande, como técnicos, grupos, representantes…?

Cambia mucho.

Después de llevar muchos años trabajando hemos conocido mucha gente. Gente que se ha ido uniendo al colectivo por el camino.

Son muchas horas juntos y al final haces un poco de familia. La gestión es mucho entendimiento, saber que hay gente trabajando para ti. Gente que trabaja mucho más que tú, para que ese altavoz o ese foco este en su sitio

Ese cariño, empatía por el trabajo por los demás, hace que sintamos que estamos en familia en una gira que supone mucho tiempo y contacto juntos.

.- ¿Qué se siente cuando una persona os dijo gracias por vuestro recuerdo?

Tengo que decirte, que no recuerdo ese primer momento.

La primera vez que nos dieron los primeros premios, allá por el 2003/2004 , ese reconocimiento lo ves como un incentivo para seguir haciendo música. Es esa magia que te llena y que te llega, como te comentaba cuando hacíamos y hacemos los ensayos o antes de tocar.

.- Una reflexión para los lectores del blog.

Muchas veces se habla de ayudar , colaborar y acercarse a la gente que tiene muchos problemas. Y ya no sólo miramos a la gente que puede estar lejos o en otros países. Es que nos olvidamos de nuestros padres, amigos, vecinos, de la novia o del novio.

Así que molaría cuidarse a pequeña escala porque ayudaría un poco más a gran escala.

 

¡¡Adictos a la Dopamina!!

“El gemido engaña. La humedad, no..”

Si supiéramos de verdad lo que estamos hablando, lo avergonzados que estaríamos y como cambiaríamos nuestro vocabulario a la voz de YA.

Dime qué opinas tras leer estas frases: “Una nueva píldora para tu motivación…Te damos un chute de energía…Vivamos chutados, que nos irá mejor…Necesito un chute para seguir adelante… Vamos a la conferencia a que nos den un chute de liderazgo…”

¿Qué te parecen?

Y ahora dime qué piensas al respecto a estas frases: “Necesito mis pastillas para no enfrentarme a mi realidad…Necesito un chute para seguir adelante…Las píldoras me hacen no pensar…”

¿Tienen alguna relación? ¿Piensas que utilizamos bien el vocabulario?

Me imagino que en la 2 relación de frases, habrás pensando: “Que pena de gente que se engancha a cosas para no pensar, para no pedir ayudar, para hundirse más en la mediocridad”.

¿Me confundo?

¿Cómo te habrás imaginado a las personas del 1 grupo de frases? Me imagino que alegres, divertidas, con ganas de aprender, de ser mejores…,¿verdad?

Es lo que nos hacen creer, que con simples píldoras, con chutes de 20 minutos, nos va a ir todo mejor que al mejor millonario del mundo.

¿Te digo una cosa? Las dos tandas de frases, corresponden A LA MISMA PERSONA.

Una tras ir a un evento y la segunda, tras pasado el efecto “placebo” de esas formaciones y conferencias a las que había asistido.

‘¡¡Vivimos adictos a los chutes de Dopamina!!

Queremos que en formaciones rápidas y baratas, no nos hagan pensar y nos den la fórmula del éxito. Que por ir a una conferencia de 45 minutos nos hagan olvidarnos para siempre los malos momentos que estamos viviendo en el trabajo o en nuestra vida personal.

Están muy bien las píldoras, los videos cortos que nos hacen sacarnos una sonrisa o creer que podremos conquistar el Everest desde el sofá de nuestra casa.

Están muy bien, y algunos te dan unas herramientas increíbles. ¡¡De verdad!!

Pero no olvides, ya puedes tener un Ferrari entre las manos, que si no lo pones en marcha, poco podrás hacer.

Pero hace unos días le preguntaba a una persona de mi círculo cercano: ¿Tú podrías vivir sin tu dosis de videos diarios, sin tus frases de carpeta o lectura de libros? ¿Y si te dijera que sin acción nunca habrá reacción?

Me salto con los ojos llorosos: “NO, me daría miedo vivir sin eso. Sería volver al pasado. Y no vería una solución como ahora veo”.

Estamos enganchados a los chutes de felicidad y motivación. ¡¡Pero eso sí, SIN ACCIÓN , por favor¡¡

Chutes que nos dicen que duran para siempre y si llegan a 20 minutos después de la conferencia, ya vamos bien.

Chutes que nos dicen que nos cambiaran la vida, pero no nos dicen que sin acción nunca llegarás a conseguir resultados, sumados a esfuerzo, tesón y constancia.

Chutes que nos hablan de que seremos una marca que nos distinguirá de los demás en la búsqueda de trabajo, pero no nos dicen que quizá las empresas no aceptan que alguien tenga más influencia que el jefe.

Creemos muchas cosas, porque NO NOS GUSTA NUESTRA REALIDAD Y PORQUE NO QUEREMOS MOSTRAR NUESTRA VULNERABILIDAD.

No queremos mostrarnos ante los demás que lo estamos pasando mal. Que no sabemos cómo afrontar una dificultad en nuestra vida. Que no somos realmente felices con lo que hacemos, Que vamos con tranquilizantes hasta el culo a trabajar porque queremos se pase lo más rápido posible el trabajo que estamos haciendo o para no escuchar a la pareja que tenemos.

En esta sociedad, el mostrarse vulnerable es de blandos, “moñas” si lloran o de flojeras. Si no eres rudo, fuerte y pisas alguna cabeza en tu vida, no eres considerado un Alfa.

Así que es mejor tomarnos una pastilla para seguir el día, absorber píldoras de la felicidad y chutes de energía que no decir que lo estamos pasando realmente putas. Porque creemos que la gente se podrá aprovechar de nosotros cuando estamos con las defensas bajadas.

Cuando estamos en una sociedad en la que se “prohíbe” o ve con malos ojos mostrar la vulnerabilidad, es cuando nadie querrá ser el primero en mostrar sus debilidades, eso está claro. Pero luego nos quejamos y pensamos que somos un bicho raro, creyendo que solamente nos pasa a nosotros lo que nos pasa y callando nuestros problemas hasta que explotamos.

¿Qué pasa aquí? Que nos han dicho que primero tenemos que tener confianza con una persona para mostrar nuestra vulnerabilidad, Y creo que estamos muy equivocados.

Las personas en las que más confió en mi vida, empecé mostrando mi vulnerabilidad antes de que empezara a forjarse nuestra confianza o amistad. Sé que muchos pensareis que es una locura lo que hice, que podrían haberse aprovechado de mi o reído de mí. Pues no es así.

Cuando mostramos vulnerabilidad a los demás, mostramos que pueden confiar en nosotros, que no hay ningún peligro que les acecha en ese mismo momento. Que no hace falta que muestre una imagen que no es, porque sus ojos muestran otra totalmente diferente la que quiere mostrar.

¿O es que creemos que en las familias, en las empresas, en los equipos todo es perfecto e ideal de la muerte? Las películas de Walt Disney sólo las proyectan en el cine.

Mostrar vulnerabilidad es la puerta a:

.- Poder empezar a colaborar de verdad con otras personas en pro de esa solución o de un proyecto en común

.- Sentirte seguro a partir de ese momento con esas personas que conocen tus puntos débiles, que te conocen de verdad, que han visto tu esencia

.- Empieza la verdadera confianza. Aquella que no necesitas hablar de nada para saber de lo que estás hablando con esas personas.

.- La verdadera transformación siempre será fuerte y robusta, si nace de la vulnerabilidad. Si nace de sentirte desnudo, sin miedo a lo que venga y con actitud de curiosidad sin lastres a lo que venga a partir de ese momento.

.- Los verdaderos líderes, los que transforman el mundo, siempre han nacido de la vulnerabilidad y sin máscaras.

Empecemos a desintoxicarnos de los chutes, píldoras y placebos varios. ¿Ayudan? SI, pero no son mano de santo. Y si los usas, perfecto, pero el siguiente paso, que sea la puesta en acción, digan lo que digan los demás.

Empecemos a mostrar vulnerabilidad ante los demás. Y primero ante nosotros mismos. Pasemos el síndrome de abstinencia de los chutes y empezaremos a reconocernos.

El ser humano es más inteligente de lo que creemos. Sabemos que nos pasa. Pero lo ocultamos con los chutes de motivación. Déjalos ya y ponte manos a la obra, en lo que sabes que tienes que resolver.

Empezarás a reconocerte a ti mismo. Empezarás a reconocer eso que llaman felicidad, pero sin aditivos ni colorantes.

¡¡LA DE VERDAD!!.

¿Crees que sólo con chutes de motivación, ya tienes todos los problemas resueltos? ¿Los pones en marcha? ¿Cuánto te dura la felicidad que te prometen?

¡¡La felicidad en el trabajo!!

Buscamos la felicidad, pero sin saber dónde, como los borrachos buscan su casa, sabiendo que tienen una” decía Voltaire.

¡¡SOLAMENTE PODRÁS LLEGAR A SENTIRTE FELIZ CON TU TRABAJO, CUANDO HAYAS SIDO FIEL A TI MISMO!!.

Mientras tanto, lo demás, serán puras mentiras que no servirán para nada.

Fin de la cita.

Una de las premisas del ser humano siempre ha sido la búsqueda de la felicidad. Aunque no supiera que es eso de la felicidad, tenía que buscarla, no iba a ser menos que los demás.

Felicidad que queremos que impregne cada uno de los rincones de nuestra vida. Felicidad que disipe los miedos, que elimine las caídas de nuestra vida y nos lleve en “palmitas” hasta el éxito jamás imaginado por nosotros. Eso si, sin el mayor de los esfuerzos posibles, por favor.

Antaño, bueno no hace tanto tiempo, se confundía motivación con felicidad. Se pensaba que cuánto más nos pagaran , mas felices seríamos y más produciríamos. Estando contento la empresas y nosotros por el sueldo que nos llevaríamos.

Aunque costó, se dieron cuenta que los seres humanos son mucho más que un sueldo y un bonus a final de año.

A día de hoy se nos dice, que tenemos que primero a la hora de emprender un sueño, ocuparnos por el propósito, la visión, la meta…del mismo, en definitiva, del PORQUÉ, y a posteriori ir a por el CÓMO y con el con QUIÉN.

Cuando en la vida real, no hacemos eso.

Primero nos importa con QUIÉN nos vamos de viaje, con QUIÉN vamos a vivir esa experiencia y luego ya decidiremos DÓNDE nos vamos. Da igual la meta, disfrutamos del camino, de la compañía, pero sobre todo, estamos en paz, porque somos nosotros mismos, nos respetan y quieren por como somos. No creen que porqué nos ofrezcan unas maquinas recreativas, un futbolín o poder comer en sillones blancos, vamos a ser más felices gracias a esas herramientas, y olvidándonos de ser nosotros mismos.

¿Qué ayudan esas cosas? ¡¡DESDE LUEGO!!.

Pero creo que todavía no se va al fondo de la cuestión

Mucha gente, siempre desde fuera, se “tira de los pelos” cuando observan a personas que dicen que no están motivadas en sus puestos de trabajo. Puestos de trabajo que están rodeadas de todo tipo de ayuda, tecnológicas y no tecnologicas, que la misión que tienen es la ayuda en la gestión de la vida de la persona, para que se sienta más feliz.

Pero que yo sepa gestionar el día a día , no es igual a sentirse feliz/fiel con uno mismo.

Se cree que cuánta más fácil sea la vida para todos, más feliz será, más productivo, más motivado y todo en mayor beneficio para todos.

Y cuando les dicen que se quieren marchar de trabajos así, la gente no lo entiende. Creen que están locos desaprovechando una oportunidad así.

Yo me fui de una empresa “innovadora”, porque realmente sentía que no estaba siendo yo. Y en vez de preguntarme qué me estaba pasando, la gente se echaba las manos a la cabeza, por la decisión que tomaba.

Estoy de acuerdo que ir al trabajo, tiene que ser un juego. Yo considero que me divierto, sino ya te digo que no haría lo que hago y las horas que le meto.  Porque sino es un suplicio. Si crees que te lo estás pasando bien ,que te ríes, eres mucho más creativo tanto en los buenos como en los malos momentos. Y el tiempo se pasa mucho más rapido.

Las circunstancias ayudan, impulsan.

¿Pero una máquina de café me hará ser feliz?. ¿Jugar al futbolín hará que sea más creativo o saque la rabia que llevo dentro?

En muchas ocasiones, se está utilizando, el tema de la felicidad como una moda a la que subirse, para tener “tranquilos” a los trabajadores, cuando en realidad, cuando se cierra la puerta, no se cree en ella para nada, apostando siempre, a como se hacían las cosas en antaño. No generalizo pero sé casos de primera mano. O se crean formaciones en felicidad en el trabajo, y tendrían que preguntarse primero si son fieles a ellos mismos, para formar en felicidad.

La verdadera felicidad, tanto en tu vida personal como en la profesional, empieza por SER FIEL A TI MISMO.

Ser fiel a ti mismo, no quiere decir que se te “cierren” los oídos para siempre ante las opiniones y recomendaciones de los demás. ¡¡PARA NADA!!.

Ser fiel a ti mismo, es no desviarte de tus valores, de tus sueños ,de tus ilusiones o motivaciones.

Siempre me gusta pregunta a la gente con más experiencia en la vida, una recomendación que nunca debemos olvidarnos. Y todos tienen en común una frase que dice así: “Se fiel a lo que sientes, a eso que no te deja dormir, porque es una parte esencial de tu vida”.

Ya te pueden poner la PS4 a tu lado, el mejor capuchino del mundo a tu disposición o poder trabajar en tu casa con el fibra óptica, que si no estás siendo fiel a ti mismo, no creo que te haga más feliz, ni rindas más.

Ser fiel a ti mismo, no quiere decir tampoco que solamente pueden ser felices aquellas personas que están trabajando en su pasión, en lo que les gusta, en el desarrollo de su talento. Desde luego que cuando estás trabajando en lo que te gusta, el desarrollo es mucho más fácil. Uno se implica más, no necesita motivaciones exteriores y el aprendizaje continuo sabe que debe ser su bandera.

Pero conozco también que siendo fieles a si mismos, están trabajando en trabajos totalmente opuestos a sus sueños y anhelos. Lo aceptan como algo circunstancial de lugar, pero luchan mientras tanto por llegar a ese puesto de trabajo que sienten que les daría el poder de desarrollo que sienten y quieren.

Otros podrían pensar que es una fuente de frustración esa situación, el hacer algo que sabes que no quieres o que estás quitando el puesto de trabajo a una persona que podría dar más en ese trabajo. Y estamos muy confundidos. Esas personas, saben que las circunstancias las construye uno. Que quizá no será tan fácil como cabría esperar, pero que en esos momentos, en ese trabajo, está ahí para aprender, desarrollarse, como catapulta a su sueño. Pero siempre siendo fieles así mismos.

Son las empresas, las que no ven que esa persona podría dar mucho más en otros puestos, provocando un mayor impacto para todos.

Pregúntate:

¿Cuando estás enfocado y en coherencia con lo que quieres y eres, te da igual las circunstancias que te rodean, si estás un hotel de 5 estrellas, tu jefe es un gran guru o estás en un garaje trabajando, porque sabes que estás siendo fiel a ti mismo?

Así que :

.- La felicidad en el trabajo es posible. Pero empieza en ti.

.- Si no eres fiel a ti mismo, ya te pueden poner el mejor café, que te parecerá de lo peor del mundo.

.- Ser fiel a uno mismo, es la mayor fuente inagotable de motivación, creatividad e ilusión, que jamás hayas podido conocer.

.- No sólo son felices las personas que trabajan para sí mismos o desde su pasión, también puedes ser feliz y fiel dentro de una empresa.

¿Y tú te consideras feliz en tu trabajo? ¿Por qué crees que no lo eres?.

 

 

 

 

¿El Sentido Común sirve para todos y todo?

Creer en el sentido común es la primera falta de sentido común” decía Eugene O,neill

Si no sabes que decisión tomar, escoge la vía del sentido común, recuerda lo que siempre te he dicho.. Seguro que escogerás la acertada“.

Es una de la frases que le decía una madre a su hijo ya en edad adolescente mientras le pedía ayuda sobre una decisión que tenía que tomar importante por la cara que tenía el chico.

Recomendación que me ha hecho pensar, ¿QUÉ ES EL SENTIDO COMÚN? ¿REALMENTE LO TENEMOS?

Según la R.A.E, Sentido es “La capacidad de reconocer la realidad circundante y de relacionarse con ella“.Más abajo pone como otra de sus definiciones, con la que estoy más de acuerdo “Modo particular de enfocar, de entender o de juzgar algo”.

¿Hasta aquí de acuerdo?

Porque luego pone como común: “Corriente, recibido y admitido de todos y la mayor parte“.

Siempre pienso y digo que si supiéramos las definiciones VERDADERAS de las palabras, aprenderíamos a hablar de otra manera. Por lo que vemos, si sumamos las dos definiciones se produce una interferencia que nosotros creemos que no la hay.

Si tenemos nuestro modo particular de ver las cosas, no puede ser común y admitido por todos; o por la mayor parte. Pero aún pensamos que existe el sentido común.

¿Me confundo?

El sentido común creemos que es , la forma de actuar que tendría la gente ante una situación igual.

Para ello, investigamos cómo lo han hecho nuestros padres o amigos. Les preguntamos, y antes de que se acabe el tiempo, les volvemos a preguntar, si de verdad es lo que harían ellos. Investigamos por internet, hasta preguntamos a personas que en nuestro día a día ni hablamos, pero queremos saber su opinión al respecto.

Moraleja: ¡¡No confías en ti, estás dudando!!.

Es bueno dudar, tener respeto ante una decisión que puede ser crucial en tu vida. Pero no me creo que no tengas una ligera idea de que decisión crees que deberías tomar.

Es tu intuición quien te lo está diciendo. Si eso que llaman presentimiento. Esa cosa que no le haces caso, y luego te reprochas no haberle hecho caso, ya que has visto que ha ocurrido como sentías.

¡¡INTUICIÓN!!

Otra cosa totalmente diferente, es que no le hagas caso, porque no quieres que te tilden de diferente, rarito o no tengas ya más los beneficios de seguir la corriente de tu grupo.

Uno de los artículos más leído de todos los tiempos y con el que más emails recibos, es ¡¡No eres inútil!!. Y estudiando el porqué a través de los comentarios y aportaciones de la gente, una de las características comunes era que la gente sentía que no estaba tomando ellos mismos las decisiones importantes de su vida, ya que no querían ser “apartados” del grupo en el que vivían.

No querían que los demás , los tildarán de inútiles porque no estaban siguiendo el sentido común que regía la actividad de la vida de los demás integrantes.  Pero la vida es muy “perra” y siempre nos pone una y otra vez, situaciones para que nos demos cuenta de lo que tenemos que cambiar y de quién somos en realidad.

Nos consideramos inútiles, porque no estamos alcanzando el grado de sentido común que tiene la sociedad en general.

Siempre digo que hay que tener unas normas, que establezcan la forma de convivir entre todos. Y están muy bien, Pero también digo que hay que HAY VIDA MÁS ALLÁ DE ESAS NORMAS.

Porque las normas, homogenizan a todos , y estoy seguro que sientes que no eres como los demás. Que piensas que no hay que tener por OBLIGACIÓN una pareja a cierta edad, que las cosas se pueden hacer mucho mejor como se estaban haciendo hasta ahora, que hay que darle oportunidad a las ideas que pueden provocar más impacto de lo que estamos viviendo hasta ahora.

Pero por MIEDO, sigues el sentido común, siguiendo lo que los demás harían en tu situación, lo que la rutina dictamina. Y acabas dejando de lado tu intuición, tu forma de ver las cosas,  tu marca, tus ideas, aparcadas porque si das el paso adelante por bandera con ella, tienes enfrente la soledad y la incertidumbre, y no te apetece mucho que digamos.

El sentido común, tiene que ser TU PROPIA FORMA DE VER LAS COSAS, no la forma en que los demás ven o han hecho las cosas.

No estoy diciendo que no les hagamos caso, pero SI, que incluyamos dentro de ese proceso de decisión, dándole la importancia que tienen, a tu intuición, a tus presentimientos, a lo que sientes que tendrías que hacer.

En ese momento, pasaríamos de tener sentido común a PENSAMIENTO PROPIO y FUNDAMENTADO.

Pensamiento fundado en lo que ves, sientes, has estudiado y formado, así como en tu intuición.

Pero no estoy hablando de tener PENSAMIENTO PROPIO en las personas, sino también en las empresas.

Se nos dices que vamos a vivir un evento de networking diferente a los demás, se nos dice que vamos a ver un video disruptivo, que vamos a leer el libro que va a transformar el mundo… Pero al final acabamos viendo, haciendo lo mismo que hacen todos los demás.

Se nos llena la boca con terminología que no sabemos lo que significa realmente. Gastandonos el dinero en formaciones que nos dicen que nos van a convertir en lideres innovadores y están basadas en formaciones de hace años , pero con nombres cambiados.

Nos gusta que se nos tilde de diferentes, de innovadores, de disruptores, pero acabamos haciendo al final las cosas según el sentido común de la mayoría.

¿Qué todos van a la misma conferencia? Tú también. ¿Qué la moda es hacer tal o cual formación? Tú no vas a ser menos,…Pero cuando vienen dadas, dejas apartada toda esa “innovación”, y acabamos haciendo las cosas, como TODOS LOS DEMÁS LO ESTÁN HACIENDO.

Tener sentido común en estos momentos, es hacer las cosas como lo harían los demás. ¿Y dónde queda lo que tú harías? ¿Dónde queda tu esencia? ¿Y tus ideas que pudieran transformar tu mundo?

Dejemos de decir que tenemos sentido común y transformémoslo por PENSAMIENTO PROPIO, por favor.

¿Y tú por qué te guías por tu sentido común o por tu pensamiento propio?.

 

 

Ecequiel Barricart: “Lo más punk a día de hoy es tener sentido común”.

Hoy dentro de la sección “Conversaciones con…” tengo el placer de presentar a Ecequiel Barricart.

Un hervidero de pensamientos, alimento para los leones, el cerebro quemo un laberinto en un nido de especulaciones. Educación para la programación. Paradigmas de armas tomar. Danzar y dar la bienvenida a la ceremonia de la confusión. Teorías como maniobras de despiste o superstición. La religión de la fabulación y la medicina como acto de fe. La opinión a mano alzada. La intuición, la sospecha como corazonada...” es el comienzo de la canción de la ceremonia de la confusión de Bunbury.

Creo que es una de las mejores definiciones de sociedad que estamos viviendo a día de hoy y que muy bien refleja Ecequiel, en su nuevo libro “Think Punk. El nuevo pensamiento creativo para sobrevivir al caos en la vida y en la empresa“.

¿Pero qué ocurre cuando se tiene la actitud correcta pero nos dicen que nos falta ése no sé qué? ¿Qué ocurre cuando no pensamos de forma diferente como nos dice la “gran marca espiritual” de la manzana , sino que pensamos de forma totalmente diferente a cómo piensan los demás? ¿Qué tenemos que hacer cuando después de darnos cuenta que hemos estado “viviendo” sedados, nos damos cuenta que nuestro mundo no es lo que habíamos soñado? ¿Qué ocurre , cuando nos preguntamos a menudo que puede todo esto significar, si creo que hay algo detrás? ¿Qué lectura podemos hacer que parece si hay que elegir la responsabilidad de escoger entre dos o tres, siempre elegimos elegimos al más subnormal?

¡¡Nada ocurre por casualidad, ¡¡Quizá el chiste es demasiado avanzado, quizás me he perdido la parte mejor!!  Son reflexiones de una sociedad no etiquetada entre X, baby boom, Z o cualquier chorrada que se les ocurra a sociólogos o “gurus” del marketing.

Es una sociedad que no quiere tirar la toalla y darse a los canutos. Que quiere crear sus “canciones” con tres acordes y a guitarrazo limpio. Que no conseguirán engañarles como intentan hacer a los demás. Que no se quiebra en soledad. Que ama lo simple, que quiere agilidad. Que para él la creatividad es poner emoción a la vida y a productos grises y falta de ella. Que saben que el futuro es AHORA.

Hace unos días tuve el placer de hablar con Ecequiel en exclusiva antes del lanzamiento de su nuevo libro. Libro que muestra a través del pensamiento “Think Punk” muestra de la sociedad y de profesionales, que son mucho más de los que nos imaginamos

GRACIAS ECEQUIEL por enseñarnos que no hay caminos secundarios cuando el camino principal es el que nos muestra que no hay que vivir de frases hechas, sino de la quietud y recordando que si estamos aburridos, es que nos estamos acomodando en nuestra zona de confort. Podéis conocer más a Ecequiel a través de su Web, Facebook, Twitter e Instagram

.- Think Punk. Caos, Sex Pistols, drogas, sexo, controversia… Son algunas de las ideas que nos vienen al ver la portada y más en esta sociedad que sale corriendo de todo aquello que se sale de lo establecido.  Con unas perspectivas no muy halagüeñas, ¿Qué me dices al respecto?

 Paradójicamente lo más punk que puedes hacer hoy es tener sentido común. Llevar la contraria en este momento es salirse de toda la mediocridad y la falta de valores en las que estamos inmersos. En los setenta y hoy, ser punk era ser un antisistema, lo que han cambiado son las formas. Para llevar la contraria al sistema actual lo mejor que podemos hacer es vivir nuestras emociones y luchar por nuestros sueños. El nuevo punk es el amor.

 .- Me canso de la sociedad x, de los millenials, de los baby boomb , que tal como han venido se van. Pero creo que en este libro, describes muy bien una sociedad de la que no se habla en libros de management y en el telediario. ¿Cómo es esa generación?

 Es una generación castrada, hijos de la crisis que se conforman con sobrevivir y pagar sus impuestos con la esperanza de alcanzar algún día la épica meta de cobrar una pensión. Una generación de esclavos del sistema que viven acojonados por la incertidumbre del futuro, dejando un maravilloso presente pasar sin darse cuenta.

 .- ¿Qué tiene el Punk para que inspire una revolución como la que proclamas en el libro?

 El punk y el zen son lo mismo, ambos se basan en la conciencia de vivir el presente. Ambos se sustentan en la naturaleza interior de la persona y en su espontaneidad. La diferencia es la puesta en escena, que en el caso del punk es mucho más agresiva y radical. Estamos en guerra contra la mediocridad, el postureo y la soplapollez continuada y, en este sentido, el punk es mucho más transgresor que el discurso del positivismo, el zen o el mindfulness, de los últimos tiempos. Digamos que el amor es la base de la revolución Think Punk pero para que tenga éxito debemos ser radicales.

 .- ¿Sobrevivimos sedados pensando que estamos viviendo de verdad? ¿Qué es nuestra forma de abordar el caos actual?

 En la post crisis muchas personas con talento han tirado la toalla, se han dedicado a fumar canutos como bocas de metro y han dejado que el espacio político y social lo ocupen los más ineptos, los más incapaces; personas que manipulan a la masa contentándola con cristales de colores, debates ridículos, fomentando su ignorancia y sus complejos para que parezca que pintan algo. Esto está haciendo que nuestra sociedad sea un caos irrespirable para las personas que apuestan por la vida en mayúsculas, por la pasión, por la cultura y las empresas con alma.

 .- ¿Todos tenemos que volver al club 100 de Oxford Street cuando perdemos el rumbo de quienes somos?

 El club 100 es una iglesia de la música en medio de una calle llena de Zaras. Qué asco me da viajar por todo el mundo y que parezca que no has salido de tu puto pueblo. Mismas marcas, mismos mensajes, mismas rebajas, mismas tiendas, mismos dependientes aplicando el manual de estilo corporativo, mismos dientes cuando sonríen. La globalización ha traído cosas buenas pero otras realmente malas. La milla de oro de París, Madrid, Londres o Nueva York se parecen tanto que han hecho que las ciudades sean auténticos clones. Hemos perdido el valor de la diversidad, la personalidad, los atributos que hacían de cada lugar un sitio único. El efecto Zara está acabando con la emoción de las ciudades. Es una pena. Por eso, cuando llegas a Oxford Street y encuentra un reducto como el Club 100 que sigue apostando por seguir siendo historia de la música en directo se te cae la lagrimilla.

 .- Me gusta que la gente vaya un paso más allá de lo que se considera innovador. Dices que no hay que pensar diferente, como promulga nuestro Steve Jobs, sino que hay que pensar de forma contraria a como venias haciéndolo. ¿Por qué?

 En estos tiempos no encuentro valor en ser diferente por el hecho de serlo. Hoy es necesario llevar la contraria y enfrentarse a todo aquello que sea mediocre, vulgar o que carezca de valores y nos empuje a conformarnos con sobrevivir en vez de con vivir intensamente una vida plena. Vivimos en una plantación de algodón y debemos tomar conciencia de ello para comprar nuestra libertad como sea antes de que se pase la vida y ya estemos cansados o hayamos desistido de nuestros sueños.

 .- Creo que el problema de la creatividad, es un pez que se muerde la cola. Si nosotros no tenemos pasión, no creemos que podamos crear nada y menos con nuestra pasión. Si no creemos en nosotros, pensamos que no tenemos el poder de crear y acabamos asombrándonos por fotocopias baratas y absurdas mediocres.

 Tú lo has dicho. La revolución Think Punk es una revolución creativa. Frente a la destrucción-crear y hacerlo de una manera SIMPLE, ÁGIL y SEXY. Dicho de otra manera, huir de lo complejo, de lo obeso y de lo feo que solo sirven para paralizar los proyectos y hacer que fracasen nuestras empresas personales y profesionales.

 .- ¿Por qué amamos lo complicado y repudiamos lo simple?

 Lo complicado suele servir para salvarte el culo en el trabajo y ante ti mismo cuando te miras al espejo. Ante una idea simple nuestra tendencia nos lleva a complicarla por ir acumulando excusas para cuando el jefe nos pida cuentas. Una idea simple necesita de liderazgo, pasión y trabajo para llevarla a cabo; en este sentido, es más cómodo obviar estas tres cuestiones y echarle la culpa de tu incompetencia al prójimo, al mercado o a lo mal que está todo para justificar un fracaso que damos por bueno porque lo contrario requiere quemar tus naves. Paradójico, la mediocridad nuevamente.

 .- Apuestas por la locura  en Think Punk. ¿La locura de ser uno mismo y lo que digan los demás nos la bufe?

 Estar loco es tener sentido común. Querer amar y ser amado, querer dormir sin tomarte un Lexatín, trabajar y pagar las facturas sin que te dé un ictus. Estar loco es ser espontáneo, sentir pasión por la vida y la actividad profesional que realizas. No me importa demasiado la comprensión de “el mundo” respecto a esto, más bien me importa la de “mi mundo” un lugar conformado por las personas que apuestan por su propia locura y buscan trascender positivamente con ella en los demás.

 .- ¿Qué le dirías a aquellas personas que saben que las cosas no están bien , se sienten mediocres pero todas las noches crean, escriben las ideas que harían ellos para cambiar su mundo?

 Primero, que son unos afortunados, si encajaran en la sociedad de este momento serían tan patéticos como ella. Por tanto, sentir que no encajas, es un buen síntoma de que tienes algo más que un donut en tu cerebro. Lo siguiente que le diría es que inicie su propia guerra creativa y que se introduzca en el sistema para intentar diseñar su propio mundo, su propio estilo de vida. A mí, pese a todo, me gusta el sistema actual porque viendo de lo que es capaz el ser humano en su faceta grupal, creo que tenemos mucha suerte de que haya sanidad pública, educación, carreteras y todo lo demás. Yo soy punk, no hippie. Es decir, a mí me gusta encender la calefacción y que de calor en invierno, no me gustaría estar todo el día en pelotas por las praderas cantando el “Viva la gente”.

 .- ¿Por qué tenemos que darle más importancia a la intuición que a la ciencia en nuestra vida?

 La ciencia se pasa toda la vida contradiciéndose. Las respuestas racionales a las cosas están predeterminadas por los datos que poseemos en el momento que investigamos, es decir, fiabilidad cero. Sin embargo, la intuición es algo que sigue perdurando a lo largo de la historia. Los principios fundamentales de nuestra existencia son los mismos desde que tenemos uso de razón, esto no cambia. Las únicas certezas sobre las que podemos establecer nuestra vida son las certezas del corazón, el cerebro es una herramienta muy débil, manipulable y muy poco fiable porque -como digo- depende de los datos que se posean en cada momento, y los datos fluctúan constantemente.

 .- ¿Qué es una idea simple, ágil y sexy?

 Es una idea radical, ejecutable y tremendamente emocionante. 

 .- Se primero y aprende después. ¿Dónde quedará en esta filosofía la pasión por los cursitis y titulitis?

 Los Ramones decían que si esperaban a aprender a tocar bien jamás podrían subirse a un escenario porque se harían viejos para entonces, ésta es la idea. Yo abogo por el valor de la espontaneidad y de la pasión por encima

de estar todo el día buscando excusas en forma de títulos para no enfrentarte a un escenario pequeño o grande donde cantar, gritar, bailar…

 .- Si tuvieras el poder de escribir lo que quisieras en una valla publicitaria, ¿Qué sería?

 Compra THINK PUNK, el nuevo libro de Ecequiel Barricart, jajaja.

 .- ¿Qué sería lo que tendrían que decirte o que pasase tras la lectura del libro, que tú dijeras: Todo ha valido la pena”?

 Ya ha valido la pena, David. Lo importante es dar y sentirte bien con ello. Creo que nuevamente, en este libro, lo he dado todo desde mi corazón y cualquiera que sea la consecuencia de ello la doy por buena.

 .- Una reflexión para los lectores del blog.

 FUTURE IS NOW.