¡¡¡El mejor viaje del mundo!!

Sé honesto contigo mismo. Lo que tú sientes eres TÚ. Y no es debido al que tienes enfrente” dice Sergi Torres.

Soñamos con ser luciérnagas que iluminen en la oscura noche pero en el fondo somos topos que deseamos meter la cabeza debajo de la tierra.

Soñamos con un cambio que siempre se acaba pareciendo más a una pesadilla.

Vivimos un presente, en el que técnicas como el yoga, la meditación, el mindfulness o el propio coaching, nos han invadido. Nos las ofrecen como las pastillas de Matrix, como la panacea que gracias a ellas conseguiremos la felicidad absoluta.

LA GRAN Y SOÑADA FELICIDAD. LA GRAN Y TAN ANHELADA PAZ.

¿Pero qué pasa en la mayoría de los casos?

¡¡QUE NO SURGEN EFECTO!!

Sé que pensáis que me estoy tirando piedras contra mi propio tejado, pero no es así, tranquilo.

Me he dado cuenta, que cuando realmente surten efecto es cuando si el propósito de transformación, de conocernos de verdad, de saber quién es esa persona que vemos todos los días en el espejo, sale de dentro de nosotros y no por “impositivo social o legal”.

Cuando el propósito nace de nosotros, te aseguro que eso que anhelas, lo conseguirás.

Es hacer nuestras esas técnicas, integrarlas dentro de nosotros, cuando surten efecto.

Toda transformación empieza desde, por y para las personas.

La transformación de ti, de las empresas, no empieza fuera, sino empieza dentro de cada uno de nosotros.

Pero vivimos como archivos comprimidos por la sociedad, por las creencias que nos han infundido, por los miedos que nos han inculcado, cuando en realidad somos archivos llenos de gigas de información

Buscamos esos talentos que nos dicen que nos harán ricos y famosos, cuando están dentro de nosotros. Buscamos esa tranquilidad que nos hará disfrutar más de la vida fuera a través de cientos de mecanismos, cuando está dentro de nosotros. Buscamos el éxito fuera, cuando sólo nace desde dentro de nosotros.

Si te das cuenta, todo comienza dentro de nosotros, en nuestra mente. Pero nos han hecho creer que somos, que tenemos el éxito, la reputación que el exterior dice, no lo que nosotros sintamos dentro de nosotros.

¿Por qué se dice que los talleres o conferencias no surten efecto? Porque aparte, de ir a ellos “impuestos” por nuestros jefes o “por aparentar”, en el fondo no queremos cambiar.

Nosotros queremos cambiar, pero nuestra mente, como muchas veces he dicho, está diseñada, para “acurrucarnos” en el sofá de la comodidad y hacernos borrar todo vestigio de pensamiento de transformación o radicalidad en comparación a lo que la sociedad espera de ti.

Dentro de nosotros, en todo momento están naciendo y muriendo células. Y no hacemos un drama. Pero pensamos que si nos sentimos peces que queremos nadar a contra corriente para convertirnos en esos Dragones que sabemos que somos, tendremos que decir ADIOS a muchas cosas.

No estarás diciendo adiós a la forma de liderar que tenías hasta la fecha, no estarás diciendo adiós a ese logo que dominaba tus instalaciones, no estarás diciendo adiós para siempre a nada ni nadie, sino un GRACIAS por los servicios prestados hasta la fecha, pero a partir de ahora, las cosas se van a hacer de forma diferente.

Tenemos miedo a creer que al barrer las hojas que llevábamos encima, descubriremos cuanto tiempo hemos perdido invirtiéndolo en motivación, liderazgo, en proyectos sin sentido…. Para nada, ellos te han llevado al momento en el que decides hacer las cosas de otra manera.

Acepta el pasado y a partir de ahí, es el principio del comienzo de ser el arquitecto de ese futuro que sabes que te mereces.

No te compares con la competencia, no creas que nunca llegaras a ese puesto que tanto te hace ilusión o que tu sueño nunca se hará realidad. No te compares con nadie, porque querrás tirar la toalla antes de empezar.

Ser mejor, es ser mejor que ayer, es superarte a ti mismo, no es querer superar a Zara o Ferrari, porque ellos son ellos, y tú eres tú.

Por ti mismo, ya eres una marca de lujo. Y eso no tiene precio.

Cuando nos comparamos con los demás, nos estamos esforzando para llegar a ser como. Pero me he dado cuenta, que el esfuerzo se convierte en algo natural, cuando los valores de la empresa, tus valores, tus ilusiones, tus propósitos, están todos en coherencia.

Cuando así pasa, el esfuerzo, la constancia, la motivación, se convierte en algo natural y no en algo “artificial”, que al 1 rechazo, se esfuma para siempre.

En la edad adulta, una cosa que nos han enseñado es a NO OBSERVAR NI A SENTIR. Así creemos que nuestras verdades son absolutas. Que no existe otro mundo que aquello en lo que creemos. Y cuando alguien nos dice algo que nos “chirria”, algo en lo que “nuestras creencias” nos dicen que es imposible o que está loco, lo rechazamos.

Pero como bien decía Einstein, “somos nosotros los locos pensamos que conseguiremos resultados diferentes haciendo lo mismo de siempre”.

¿Te digo un secreto? Aunque sé que te va a remover un poco de la silla

El cambio, la transformación empieza aceptando que somos mucho más de lo que nuestros pensamientos, creencias nos dicen que somos. Y no tengas miedo a dar un salto al precipicio que tienes en frente que te ha enseñado el miedo, porque gracias a él, conseguirás mucho más resultados de los que has conseguido hasta ahora, si te adentras en el mismo.

Hasta ahora has querido dominar la vida, has querido dominar los pensamientos de tus trabajadores, de tus jefes y sabes que ahora, la estrategia tiene que ser otra, visto los resultados que estás obteniendo, confiando en las herramientas que tenías, volvieran a hacer milagros.

Me he dado cuenta, que hablamos continuamente desde la escasez, del influir en los demás, de persuadirlos, de amasar fans fieles para aparentar una marca “con caché”, de que acudan a cursos “cool” aunque luego sepamos que no se van a implantar en las empresas, porque “hasta que yo esté aquí como jefe, las cosas se harán como se han hecho siempre y como yo diga”…

En fin, que hablamos desde el miedo. Y con la boca pequeña queremos una transformación, revolución de nosotros mismos, de nuestra empresa.

¿Qué hacer?

Toda experiencia que estás viviendo tiene un PORQUE, date la oportunidad de descubrir que hay detrás de ese MIEDO.

Es tu propio miedo el que te pasara, entre la mediocridad y la excelencia.

Es la única manera de una verdadera transformación, de una revolución.

Hablar con el miedo.

¿Me acompañas? Os recomiendo un libro que os ayudará a despertar, “ ¿Me acompañas?. Una invitación a despertar de Sergi Torres.

Anuncios

Del Miedo al Éxito

Supongo que mi propio miedo al fracaso me ha impedido tener éxito hasta ahora” decía Spencer Johnson

del miedo al éxitoTodos buscamos la fórmula secreta del éxito, pero mientras tanto todos tenemos miedo en nuestra vida

Estamos bloqueados, no damos el paso adelante.. Está mintiendo quien diga que no lo ha pasado o lo estés pasando en estos momentos.

Yo lo he pasado, yo lo estoy pasando en muchos aspectos de mi vida.

Tenemos miedo, pero deseamos, como “agua de mayo”, el éxito, la felicidad. Lo vemos como algo inalcanzable.

¿Por qué? Porque pensamos que el camino será largo, será difícil, será inexpugnable, será peor que llegar a Mordor y buscar el anillo.

Pero el camino será largo o pequeño, dependiendo de varias cosas.

Si te fijas, los niños están felices en los parques de atracciones, lo disfrutan, lo viven, sienten que solamente hay presente, ya puede hacer horas que no hayan comido, que sea la hora de la merienda, que les da igual… Ellos viven el presente, ellos viven el instante.

Pero nosotros lo que hacemos es vivir en el miedo. Pasamos por parque de atracciones y desearíamos subirnos, volver a la niñez. Ese niño que llevas dentro, te dice que lo hagas, que te tires por el tobogán, pero no lo haces, por el que dirán, por si te señalan, por si piensan cualquier cosa…

¡¡Me la bufa!!.

Todos queremos ser felices, tener el éxito con el que hemos soñado, pero no damos el paso hacia adelante, por el que dirán…

¿Pero que nos está pasando?

Luego me fijé cómo llegamos a ese momento en el que decidimos que queremos ser felices. En ese momento, que pase lo que pase, ya vale, que te da igual lo que digan los demás, lo que pase, ya da igual lo que dejes atrás, porque lo que importa ahora eres tú. Estás cansado de sufrir, de lamentarte, de llorar.. Tú en esos casos, eres al revés que el refrán de “más vale malo conocido que bueno por conocer…”.

Tú quieres lo bueno, pase lo que pase, cueste lo que cueste, que lo malo ya lo conoces.

Y te lanzas a por ello.  Pero espera, antes de hacerlo. Seguro que tendrás gente que te diga, que te dejes de tonterías, que es imposibles y miles de tonterías más… ¿Por qué? Porque ellos lo han intentando y no lo consiguieron. Así que no quieren que nadie destaque, porque sabrían que sufrirían más… Si ellos no son felices, los demás tampoco.

¡¡Al EGO y a tus “amigos” que tanto te motivan…MORCILLAS!!.

Pues ¿Sabes qué? Déjalos atrás. Si tienes que dejarte de hablar con esa persona, a pesar de muchos años, o de muchas amistades… lo haces… importa tu felicidad, tu éxito, importas tú.

¿Quién da el paso hacia su felicidad? Todo depende de las creencias que has ido viviendo a lo largo de tu vida.

Si te han enseñado que la vida es esfuerzo (que lo es) pero sudor, lágrimas, que los sueños son para los niños, y que cuando eres tienes que olvidarte de ellos, ¿Qué crees que harás? Seguir todas las indicaciones de los demás como una “ovejita” más.

Pero las personas que se han creído en lugares en los que se oía “Tú puedes, cree y lo conseguirás, confía en ti mismo, vive el camino, todo está dentro de ti…” cuando viva momentos en los que el vértigo reina la vida, darán el paso adelante, porque confiaran en que pueden conseguirlo.

Al lado de tu salto, ves a gente a tu alrededor. Son tus mentores, la gente que alienta que lo hagas, que te apoya. Te dicen que te van a acompañar en todo lo que hagas, que no dudes, que confíes en ti, que tú vales, que es hora de demostrar lo que vales,… son tus mentores, son tus amigos, es tu pareja, que te apoyan y quieren… Hazlo, no estarás sólo.

miedoHabrá gente que se lance a por su éxito, sin conocimiento. Como se dice en Aragón, “destalentados”.  Pero tampoco estoy diciendo que sin tener todas las herramientas, te lances. Yo me lance sin saber nada de muchas cosas de las que ahora mismo hago, pero sabía qué quería hacer, cómo encaminarme hacia ello y que todo iría surgiendo por el camino. Aunque reconozco que algunas decisiones, fueron pura “locura”.

Podrían haber salido mal, y lamentarme de todo ello. Pensar y quejarme de haber gastado tanto tiempo en nada, para ser una frustración.  Es lo que suele pasar, no nos han enseñado que debemos disfrutar del camino, sólo nos han enseñado que hay que ir por el éxito, sea como sea.

Si no hubiera disfrutado del camino que había decidido tomar, yéndome a vivir fuera, ahora no estaría escribiendo estas líneas, no hubiera visto oportunidades ocultas que tenía mi camino, no hubiera hecho muchas cosas que he hecho.

Focalízate en tu meta, en tu éxito, en lo que consideras que es tu felicidad, pero jamás pierda de vista el camino que te lleva hacia él , porque muchas veces encontraras tesoros más importantes que tu propia meta.

Cuando llegues a tu meta, y es lo que tú habías soñado, felicidades, lo has conseguido. Pero otras veces no será así , te darás cuenta que no era lo que soñabas. Como te he dicho anterior,  mira arriba, y date cuenta de todo lo que has aprendido.

Me apuesto contigo, que es mucho lo que has conseguido, mucho más que si te hubieras quedado lamentándote por tu vida en el sofá viendo la televisión y deseando que volvieran tiempo mejores.

Pero si quieres conseguir otra “felicidad” sabes que tendrás que pasar por el mismo proceso, el entorno, la actitud con la que enfrentas la vida, y el lanzarte, pero seguro que sabiendo lo que quieres, tu PORQUE, no te costará tanto volver a lanzarte, volver a intentarlo

¿Qué hacer para pasar del Miedo al Éxito?

.- Vive en un entorno que aliente  tu superación, tu propio conocimiento,  que aliente tu confianza.

.- Las creencias van a determinar tu vida… ¿Crees que es posible pasar del miedo al éxito?

.- Siempre ten presente tu Foco, tu PORQUE en la vida, y en las caídas, recuérdalo todavía más, porque será el bastón que te haga subir de nuevo.

.- ¿Vas a permitir al mundo no conocer quién eres tú? No me lo creo. Todos hemos venido a este mundo con un porque, con un propósito, y tienes que darlo a los demás, demostrarlo a los demás.

De cómo descubrí pasar del miedo al éxito, de cómo hemos tenido delante de nosotros la formula y no nos hemos dado cuenta, y como aplicarlo en nuestras vidas personas o profesionales, estaré hablando de ello y más, el próximo día 17 de Junio en Madrid, en el Hotel Hesperia, con la conferencia “Del miedo al éxito. La ley definitiva del management”.

Estáis todos invitados.

¿Has pasado del miedo al éxito? ¿Qué has hecho?  ¿No sabes cómo salir del miedo? ¿Tu empresa está metida en el miedo?

 

La locura de ser feliz.

Sin locura no hay felicidad”.

loco-felizTío, estás como una cabra, pero me encanta como eres. Ya me gustaría ser a mí , tan natural como tú…”

Es una frase que me dicen habitualmente. Al principio casi me asustabas cuando me lo decían. Casi había pensado pedir un informe psicológico para ver si era verdad que estaba como una “chota” o no.

Pero llego un momento en mi vida, en el que dije: ¡¡ME LA BUFA, ME GUSTA SER COMO SOY, UN LOCO FELIZ!!.

Me daba igual que un papel pudiera decir que tenía un trastorno o que una persona pensase que podría tener una problema mental. ¡ME DABA IGUAL!. Había encontrado eso que se llama felicidad o lo es para mí.

En esta vida, tenemos dos opciones: o ENCAJAR o DESTACAR.

Y yo me había cansado de intentar encajar en lo que me decían que era la sociedad, lo “recomendable” para mí y para mi salud.  Yo y todos hemos venido al mundo a destacar, a mostrar quienes somos, nuestros talentos.

Si, no me mires así, tú tienes muchos talentos, que podrían ayudar a transformar a muchas personas, y es lo que tienes que hacer.

Cuando decides ser Feliz, te encuentras que tienes que tomar una decisión, de las más importantes de tu vida. O seguir llevando una vida de “coser y cantar”, llena de rutinas, que sabes con lo que te vas a encontrar todos los días, una vida sin sobresaltos.  O…

Una vida en la que quien decidía dar el paso hacia sus sueños, lo señalabas y le decías: “Loco, no lo vas a conseguir, es imposible”.

Pero ahora las tornas se han cambiado. Escuchaste a tu corazón, y él  te dijo, que tenías que hacerlo, que tenías que ir a por tus sueños. Si esos sueños que sabes que tienes, eso que te gustaría hacer mientras hacer tu trabajo rutinario… Y ahora tienes miedo a exponerte a que te señalen a ti, porque vas a hacer una locura, LA DE SER FELIZ.

No solamente vendrán en tu “ayuda” amigos y familiares a decirte, que te dejes de tonterías. Tu ego también querrá saber a dónde vas. “Déjate de tonterías, no tienes los estudios,  hay gente más preparada que tú, déjate de tonterías… no vales,  y te la pegaras…”

¡¡QUÉ DIGA MISA!! Tú quieres ser feliz y para ello, tienes que ser dueño de tus pensamientos, no los pensamientos lo sean de ti.

Ya has decidido y lo sabes.

Esta vez , tu ángel de la guarda , te dice que des el paso, mientras el diablo, te dice, que te quedes como estas.

Quieres hacer caso al ángel, y lo vas a hacer.

Aun tomada la decisión, tu ego, tus amigos y tu familia, te van a decir que no lo intentes, que te quedes en casa, que cuando te caigas, y empieces a llorar, te recordarán que ellos tenían razón.

Pero antes no habías estado tan convencido de la decisión que has tomado: QUIERES SER FELIZ. Y (hasta cierto punto) te va a dar igual lo que digan los demás, solo tienes una vida y quieres vivirla como tú crees que tienes que vivirla.

Y si quieres ser feliz, tienes que saltar al precipicio, hacia el agujero negro. Por si quieres conseguir algo, tienes que adentrarte en ello, aún no sabiendo qué puede pasar. El paso adelante, te provoca ilusión, por saber qué va a pasar, motivación, porque no vas a parar hasta conseguirlo, y Coraje porque nunca has salido de tu sofá y el no saber qué habrá, da respeto, pero lo vas a hacer.

Esto es como las sillas de Ikea, tú eres el creador de tu futuro. Tú eres quien tiene que crear la silla en la que te quieres sentar y decir al final de tus días, LO CONSEGUÍ.

Ser feliz es mostrarse ante el espejo, y ante los demás, como es uno. Sin tapujos, sin mascaras. Con tus imperfecciones, con tus músculos, con tus miedos y con tus alegrías, pero sabiendo que quieres en la vida y que no quieres. Teniendo el foco en tu felicidad, no en tu desgracia.

Eso si, ser feliz no quiere decir que ya no tengas miedo ante nada ni nadie.

Yo lo tengo y todos lo tendremos siempre.

Pero tenemos dos opciones, o nos hacemos amigos del miedo, lo escuchamos una vez, le miramos de enfrente y superamos esos límites. O nos quedamos en la cama, tapándonos  y esperando que el miedo se vaya… cosa que no ocurrirá.

loco felizLos “locos felices”, se hacen amigo del miedo. Lo escuchan, lo comprenden y hacen que lo acompañen durante todo el camino. Sabes que los límites solamente están en su cabeza.

¿Y cuando sabes que la locura  feliz está llevándote por buen camino? Es fácil, lo sabrás cuando personas que te decían al principio que no lo ibas a conseguir, o mejor, no te lo decían pero sabías que eso pensaban, te dicen: “Si es que ya lo sabía yo, si es que eres bueno cabrón, siempre había confiado en ti…” ¡¡Qué pena!! Pero a la vez te tiene que ilusionar, porque sabes que estás en el camino correcto.

¿A qué te ayuda la locura?

.- A hablarte a ti mismo mejor. Antes usabas palabras como “mierda, imposible, no, negativo, quejas, excusas, infelicidad, desempleo… vagancia…” Los locos usan palabras como “acción, creación, motivación, puedo, confianza, ilusión”.

¿Qué palabras crees que te pueden hacer más feliz a ti?

.- Te ayuda a alcanzar metas impensables. Hasta ahora pensabas que no podrías conseguir ese reto con el que siempre has soñado. Ser un loco feliz te hace lanzarte a esa meta que siempre has soñado y siempre quedarte con la sensación de haberlo intentado. Porque ahora, lo único que te decías a ti mismo, era “Si pudiera…. Si lo hubiera intentando…”.

Quizá no lo consigas, pero la sensación de haberlo intentado, es la leche, porque siempre habrás aprendido más que quedándote en el sofá.

Me canso de ver en la televisión, los virus que hay en el mundo, de la gripe, en los ordenadores… pues me apetece hoy propagar un nuevo virus, EL DE LA LOCURA FELIZ.

¿Qué produce este virus?

.- Vivir en el PRESENTE.

.- Tener coherencia entre tu corazón y razón.

Así que “Hermanos” promulguemos el nuevo virus.

El virus de la LOCURA FELIZ. Parece que empieza a llover en Zaragoza, me voy a cantar bajo la lluvia.

¿Quieres ser feliz? ¿Piensan que tienes un virus cuando te ven feliz? ¿Te da miedo te digan eres un loco por intentar tus sueños?

Yo maté a mis sueños..

Aléjate de la gente que trata de empequeñecer tus ambiciones . La gente pequeña siempre hace eso, pero la gente realmente grande, te hace sentir que tú también puedes ser grande” decía Mark Twain.

AsesinoA día de hoy, en Zaragoza, yo David Asensio , reconozco ante todos vosotros, que yo fui el responsable de matar a mis sueños

Yo fui el responsable de haber matado el sueño de no haber intentado haberle dicho a esa persona que tanto me gustaba, lo que sentía por ella, de no haber dado el paso hacia mis sueños, de haber matado esa idea que me rondaba de un negocio, de haber matado muchas ideas…

Gracias a ello, no aceptaba que ella estuviera con otro. Gracias a ello, pasé varios días sin parar de llorar, aunque ella no lo supiera. Gracias a ello, dude de muchas cosas que estaban en mi vida, dudaba de que mi vida podría llegar algo de felicidad, veía el futuro negro, solo quería meterme en la cama.  Echaba la culpa de mi infelicidad a los demás,  a el tio ese que estaba con la chica que tanto me gustaba, por la que bebía los aires, vientos y lo que hiciera falta, pensaba que mi cuerpo era el culpable, ya que estaba bien entradito en carnes, y ese no es el estereotipo que la sociedad reclama.

Echaba la culpa a los demás de mi infelicidad, que mis sueños se había esfumado, que mi vida iba a ser un compendio de desgracias a partir de ese momento, porque la chica de mis sueños, no sabía , ni me atrevía a decirle lo que sentía por ella, entre otros muchos sueños..

Todos hemos matado nuestros sueños en algún momento de nuestras vidas.

TODOS.

Sueños que comenzaron con ilusión.  Soñábamos con cimas increíbles, al sentir que lo íbamos a conseguir, nos sentíamos los reyes del mundo. La mente nos llevaba a un mundo nada parecido al que estábamos viviendo en esos momentos.

Pero no sabemos por qué, se iban al traste. De un momento para otro, se fueron para nunca más volver.

En un ataque de locura, nos preguntamos una y otra vez qué ha pasado, si todo iba bien, ¿Qué ha pasado?. Nos hacemos preguntas sin respuestas, al menos en esos momentos, de trastorno mental transitorio.

¿Y te gustaría saber las diferentes maneras de matar tus sueños y que los del CSI LAS VEGAS no te pillen nunca?

Aquí te dejo algunas que he aprendido en primera persona y otras que  he ido observando por el camino.

.- El culpable es otro.

El culpable que no haya salido son las personas, no han sabido apreciar el producto que tengo, no han sabido vender bien lo que les estaba proponiendo, la verdad que no han sabido hacer el trabajo que les comentaba…..”

Todos tienen la culpa, pero ¿Y tú?

Eso no, ¿no?

Nosotros tenemos el mejor producto, la mejor idea, hemos ideado el mejor evento con los mejores ponentes del mundo, y no ha salido. SIEMPRE LA CULPA LA TIENEN LOS DEMÁS, NOSOTROS NO.

La verdad que mirarnos al espejo , vernos en él y de fondo saber que solamente somos nosotros los responsables de nuestros actos, de nuestro futuro, jode y mucho. No nos gusta saber que nosotros somos responsables de nuestros actos.

Hoy viendo la televisión, decía un imputado andaluz, que él solamente era responsable político, que no lideraba una institución con una Junta de Andalucía, que los responsable del fraude, eran otras personas, no él.  Es decir,  yo me tiro primero del barco y si te ahogas, allá tú.

¿ A dónde vamos a ir a parar?

Nosotros somos también responsables de que nuestro sueño, por el momento, haya desaparecido. No escabullamos el bulto.

.- Sólo importa la meta.

Pensaba que lo importante era conseguir los resultados. ¿El camino? Para otros, yo quiero llegar el primero y que los demás me miren por delante como llego.

Pero cuando te caes, los que iban paso a paso, con confianza, disfrutando del camino, de lo que iban aprendiendo del camino, de los que iban observando el paisaje, del que tú, no te dabas ni cuenta, te acaban superando, llegando mucho antes que tú.

El éxito es el día a día. El éxito es el paisaje que observas mientras vas caminando. EL éxito son los pequeños éxitos que tienes y también las caídas que sufres.

Quizá llegues a la meta soñada, pero por el camino te habrás perdido muchos aprendizajes, éxitos, superaciones, alegrías, penas, que ante todo  te darán más aprendizajes, que el llegar a la cima. Porque el llegar a la cima, es un instante, pero las experiencias vividas, si aprendes de ellas, siempre estarán junto a ti.

Más que la meta, recuerda que lo más importante es el camino hacia ella.

.- El éxito repentino es lo mejor del mundo.

Claro que si, hay que conseguir el éxito de un día para otro, y si es en horas, mejor.  Lo importante es entrar en Gran hermano, lo importante e indispensable que tu video tenga más de 100.000 visitas lo antes posible, porque eso es el éxito.

Vemos a empresas que han conseguido el éxito. Son innovadoras, rompedoras, y todos queremos seguirlas, todos queremos ser como Apple, pero me gustaría hacerte una pregunta ¿Crees que Apple , tuvo el éxito de un día para otro? ¿Crees que los libros bestseller, se escriben de un día para otro? ¿Crees que para conseguir ser un referente, con tal de salir una vez en la televisión ya vale?

PUES TE CONFUNDES.

sueñosMuchas de las personas que he entrevistado, llevan a sus espaldas, años de esfuerzo, de caídas, de constancia, de dudas, de querer tirar la toalla, noches sin dormir… Y es el esfuerzo, la confianza, la fe lo que te da el éxito. El éxito de verdad, el duradero, no el de un día y mañana no me acuerdo.

¿O alguien se acuerda de los primeros concursantes de la Voz o programas así? ¿O te acuerdas más de Luis Miguel o Alejandro Sanz?

El éxito de un día para otro, no es bueno para la salud. El éxito basado en el esfuerzo, la constancia, en el foco, SI.

.- Cuando todo va bien, dejemos que las máquinas sigan.

Y es lo que me pasó cuando me quedé en paro. Pensaba que con mi formación, mi experiencia, no hacía falta nada más. Que el empleo vendría a mí. ¿Quién iba a rechazar contratarme? Era el mejor, el que más formación tenía, y además en grandes empresas…

¡¡QUÉ OSTIA MÁS BUENA ME DÍ!!

Los tiempos cambian no de un día para otro, sino de un segundo para otro. Aunque tu empresa vaya bien, aunque tengas una buena vida, la vida te puede dar una buena bofetada, y todo eso, (lo material y lo inmaterial) perderlo.

¿Y ahora qué hacemos? Volvemos a criticar a los demás, volver a echarle la culpa al gobierno, al mal tiempo…

Nunca dejes de progresar, nunca dejes de superarte, nunca dejes de soñar en grande, de querer más (con coherencia), porque no sabes qué va a pasar mañana.

.- Los demás siempre tienen razón.

Me gustaría hacerte una pregunta: ¿Cuántas personas te han dicho, que no lo hagas, que no lo intentes?

Si hubiera hecho caso a todo el mundo que me dijo que no escribiera, que no sabía, que dejará de pensar en hablar en público, en entrevistar a gente que quería entrevistar… hacía tiempo que ya hubiera dejado el blog.

Los demás saben más que tú, aunque no sepan de verdad lo que quieres hacer, o lo haya intentando antes. Los demás conocen antes de tiempo lo que va a suceder ( Pues que se metan a futurólogos, si? ). Los demás  quieren que no lo intentes, para no te sientas señalado por si fallas, o por si lo consigues… Los demás quieren lo mejor para ti.

 Pero, ¿Y tú qué quieres?

Si quieres ser un asesino en serie, y matar todos los sueños que aparezcan en tu vida, o los que los demás tengan, ya sabes que tienes que hacer.

Pero si de verdad, quieres  que tus sueños se hagan realidad, ya sabes cómo combatir a los asesinos de sueños.

¿Tú cómo has matado a tus sueños?

¿Nos decidimos o qué?

Jamás dejes que las dudas paralicen tus decisiones. Toma siempre todas las decisiones que necesites tomar, incluso sin tener la seguridad o certeza de que estás decidiendo correctamente” Paulo Coelho.

Decisión.Todos tenemos algo en común.

Ya da igual seas de Zaragoza, Madrid, Barcelona o Latinoamérica. Todos tenemos algo en común, dando igual nuestra situación económica.

TODOS TOMAMOS DECISIONES DURANTE EL DÍA.

Unos piensan si llamar a la empresa y decir que están enfermos, u otros toman la decisión de declararse a esa persona  o dejar su trabajo y lanzarse a ser felices.

Hace poco, mientras hacia un poco de deporte, me dijo un amigo: “ Ni idea como tomar la decisión, ¿me podrías dar algunas reflexiones que me pudiesen ayudara tomar la decisión correcta?”

La verdad que no sabía que responderle. Lo único que le dije, que si lo supiéramos de antemano como tomar la decisión correcta siempre, no existirían errores en la vida, y no habríamos aprendido tantas cosas desde que vivíamos en las cuevas.

La verdad que no le sirvió de mucho, pero a mí me hizo pensar, en qué sensaciones y que camino vivimos durante la toma de decisiones en nuestra vida.

Cuando  tenemos que tomar una decisión, nos ENCONTRAMOS ANTE UNA ELECCIÓN.  No sabemos si escoger el batido de plátano o el de chocolate,  dudamos si echarlo de la empresa o darle una oportunidad más, o decirle TE QUIERO o callarte tus sentimientos para siempre… Nos encontramos igual  cuando éramos pequeños , y no tan pequeños,  cogemos una margarita y decimos: “Me quiere o no me quiere”.

Al tomar una decisión, pensamos que solamente tenemos dos opciones, o BLANCO o Negro, o SI o NO.

Cuando debemos tomar un decisión, nos sentimos como en un callejón estrecho, pensamos que solamente tenemos 2 opciones.

Y la verdad que no es así, estamos focalizándonos en esas dos opciones. ¿Por qué no quizá no decir tus sentimientos hasta una oportunidad mejor? ¿Por qué no hablar con esa persona antes de despedirla, quizá esté pasando una depresión? ¿Por qué no sacudir poco a poco tu mundo para después dar el paso hacia tus sueños?

Esta visión estrecha de si me quiere o no, nos coarta muchas otras posibilidades, que en esos momentos existen, pero no vemos, porque nuestro foco solamente esta puesta en esas dos opciones, porque pensamos que solamente existen esas dos opciones.

MIRA MÁS ALLA DE ESAS OPCIONES, AUMENTA TUS OPCIONES PARA TOMAR LA MEJOR DECISIÓN.

Al analizar las opciones que tenemos, lo estamos haciendo nosotros mismos, y nosotros mismos, somos nuestros peores abogados. Siempre pensamos en lo peor, siempre pensamos que será imposible… Vemos cosas donde seguramente no las haya, sesgamos la información que tenemos.

Nuestro foco, nuestro miedo, nuestras inseguridades, siempre nos hace centrarnos en lo negativo.  Y como pensamos que podemos con todo, no contrastamos la suposiciones. “Yo puedo, si tengo que hacerlo… lo haré…” y mientras tanto estamos perdiendo los consejos, reflexiones de gente de éxito que ha pasado por la misma situación que tú.

A LA HORA DE TOMAR UNA DECISIÓN, ESCUCHA A LA GENTE DE TU ALREDEDOR,  TE VENDRÁ BIEN.

Pero ten siempre en cuenta, que eres tú quien debe tomar la decisión, luego no le eches la culpa a los demás por haber salido mal.

¿A qué se pasa mal cuando tienes que tomar una decisión?

Nervios, dudas, no duermes, te preguntas de todo… tus emociones parecen que están subidas a una montaña rusa.

Anda que no he tomado decisiones, luego equivocadas, llevado por las emociones. Las emociones, nos hacen exigir, resultados a corto plazo. “Quiero que me quiera ya, no pienso escuchar más ni esperarla… que me ame o que me deje en paz… Quiero que cambie ya, o si no le despediré ya…”…

Las emociones nos hacen querer una solución para antes de ayer, y que nos satisfaga, pero ya.

Cuando tengo que tomar una decisión, me voy a andar. Me gusta coger mis cascos y pasear por el centro de Zaragoza. Muchas veces no oigo la música, me enfoco en otras cosas, en la gente… me hace evadirme y luego cuando vuelvo a casa, al haber tomado distancia, veo más cosas que si me hubiera dejado llevar por la emoción del AHORA.

CUANDO TENGAS QUE TOMAR UNA DECISIÓN, SI PUEDES, TOMA DISTANCIA, EVADETE ANTES DE TOMARLA.

decisionY cuando hemos decidido, qué decisión escoger, tenemos que vivir con ella. Muchas veces, elegimos una, y cuando vemos la oportunidad de cambiarla, porque no nos está gustando lo que estamos viendo, lo intentamos.  No esperamos, somos impacientes.

Confiamos que la decisión que hemos tomado, es la adecuada, que somos los mejores tomando decisiones , somos demasiado optimistas. “Es lo mejor, no le diré nada, es lo mejor para la empresa, tengo que despedirlo…” ¿Y qué pasaría si la decisión fuera la incorrecta?

CUANDO TOMEMOS UNA DECISIÓN, DEBEMOS ESTAR PREPARADOS, PARA EL ERROR.

¿Qué pasaría si en vez de despedir a esa persona o no aceptar la propuesta que te han hecho, dijeras: “ Te vamos a cesar de estas funciones, pero queremos que hagas estas otras”?.

Cuando decimos algo, solo pensamos en el “Esto o aquello”.

¿PERO QUÉ PASARIA SI EN VEZ DE ESO, DIJERAMOS “ESTO Y AQUELLO”?

Abriríamos mucho la posibilidades, a que fuera lo correcto lo decidido.

Todos tomamos decisiones basándonos en cosas que hemos visto, en decisiones que han tomado personas famosas, o lo que dicen los libros que te lees.

¿Y por qué no, nos escuchamos a nosotros mismos, qué decisión debemos tomar?

Nos gusta echar la culpa a los demás si sale mal lo que nos han dicho, así el papel de víctima, nos va como anillo al dedo.

Dejémonos de fijarnos en la visión que tienen los demás del problema que tenemos, y fijémonos en la visión que tenemos nosotros del mismo. No hay nadie mejor que nosotros mismos para saber qué queremos, qué no queremos y qué nos gustaría.

FIJATE MÁS EN TU INTERIOR Y NO EN LO QUE PIENSEN LOS DEMÁS.

¿Pero por qué no lo hacemos?

POR MIEDO, PORQUE NO NOS GUSTA EXPONERNOS ANTE LOSD EMÁS. NOS DA MIEDO PERDER.

Como bien dice mi mentor, Santiago Álvarez de Mon, tenemos que aprender a fracasar.

Nos da miedo que la decisión que queremos tomar, nos haga perder nuestro status quo, amigos, o dinero… Tenemos miedo a tomar decisiones, aunque sabemos que lo tenemos que hacer.. y por eso muchas veces es mejor olvidarnos del tema, que tomar la decisión de ser felices, o emprender nuestros sueños.

Cuando tomamos decisiones, jugamos a ser Rappel. Intentamos predecir el futuro, pensar que ese plan de negocios que hemos hecho, dentro de 4 años, será realidad y seremos multimillonarios, o que esa persona será  la mejor de nuestra vida, aunque en el fondo  sabemos que no nos conviene.

EL FUTURO NO ES ALGO ÚNICO QUE NOSOTROS DESEAMOS, HAY MILES DE FUTUROS. Y CIENTOS DE COSAS QUE NO PODRÁS PREEVER POR EL CAMINO DURANTE TU DECISIÓN.

Pero nunca olvides, que cuando tomemos una decisión, confía en ella, confía en que si quieres algo, tendrás que adentrarte en el agujero negro, para saber qué hay, y que ese piloto automático, que te gusta ponerte durante el día, tendrás que ser tú quien pilote tu vida.

¿Qué decisiones tienes que tomar y tienes miedo a hacerlo? ¿Por qué? ¿Qué has aprendido de tus decisiones pasadas? ¿Nos decidimos ya o qué?.

Si quieres un libro, sobre como tomar decisiones, te recomiendo DECÍDETE de  Dan Heath & Chip Heath.

 

 

 

¿Fracasado Social o Feliz en lo Personal?

Volver a empezar no es fracasar. Volver a empezar es concederse una nueva oportunidad, luchar por lo que se quiere, retomar los sueños, ser fiel a uno mismo y buscar la felicidad. No temas volver a empezar, cada día es una nueva oportunidad”. Maktub.

felicidadUna vez más.

Me encontraba con personas que hacía tiempo que no veía. No teníamos ningún contacto. Y como siempre: “¿Qué tal te va con la crisis? ¿Qué estás haciendo? ¡¡Qué malos tiempos nos han tocado vivir…¡¡” La verdad que desconecté pronto de la conversación. Es duro decirlo, pero así.

Me cansaba de oír siempre lo mismo: “ El gobierno tal.. El gobierno tiene la culpa de… Con el próximo gobierno seguro que irá todo mejor…” Solamente asentía.  Y la verdad que no sabía a qué asentía.

Si me hubiera dejado llevar por la conversación, seguro que hubiera acabado con ganas de tirarme por el puente del Pilar y dejarme llevar por la corriente hasta el Mediterráneo. Nada positivo, siempre negativo. Siempre el mismo tema de conversación.

En vez de estar preguntándonos, que tal nuestras familias, o que bien te veo (aunque sea mentira), a hablar de la crisis.

Pero llego el momento, en el que me preguntaron qué estaba haciendo yo, que llevaba tiempo sin ver a nadie de los presentes.

Pues escribo, doy conferencias y ahora estoy con mi segundo libro. Muy ilusionado. Lo que empezó como un hobbies, ahora es mi pasión, mi trabajo…”. No me dejaron terminar la frase…

¿Tu trabajo? ¿Escribir? ¿De eso puedes vivir? Uff, eso de hablar en público no es para mí, me da mucho miedo…” Es lo primero que recibí como contestación.

Antes me hubiera rebotado y le hubiera dicho, “Mira quién habla, quien quiere dejar su trabajo hace años y tiene miedo de hacer realidad sus sueños…”. Pero sinceramente, aprendí y me callé.

NADIE ME PREGUNTÓ, SI ESTABA FELIZ CON LO QUE HACÍA. NADIE.

Si no hacías lo que esperaban que hicieras, ya eras un fracasado.

Y sí, estoy muy feliz con lo que hago desde hace 4 años. Algo que me hace levantarme todos los días con ilusión, con ganas y motivación. Y a pesar de que no tenga vacaciones este verano por diversos motivos, SINCERAMENTE NO ME IMPORTA. SOY FELIZ.

No es la primera vez que me miraban las personas de ese modo. Yo le he llamado la mirada de “La compasión hacia el fracasado”.

Pobrecito, que iluso, se piensa que así podrá ganarse la vida. Si eso no le va a llevar a ninguna parte. Por mucho que lo lean, de ahí no va a ganar dinero. Es un fracasado, y todavía no se ha enterado…”.

Los que no hacen lo que la sociedad siente que es algo normal, son unos fracasados. Y con esa etiqueta se van a quedar hasta que ellos nos vean (aunque nunca lo reconozcan en público), que esa locura, los llevo al éxito, a la felicidad. A esa felicidad que ellos también buscan.

¿Quién tiene el poder de determinar si alguien es un fracasado o no? ¡¡NADIE!!.

Hace poco hablaba con un amigo sobre el proceso educativo en España. Nos preguntábamos si sabríamos responder algún examen del Eso o repetir de nuevo el examen de conducir. Los dos dijimos que seguro que suspenderíamos. Y nos tildarían de fracasados por la sociedad.

Siempre cuando hablo de fracasados, pienso en los Beatles. Les tildaron de fracasados para la canción. Pues yo también quiero ser un fracasado así, la verdad.

Pero ¡¡FRACASADOS DE TODO EL MUNDO, HAY OTRA OPCIÓN, SER FELICES PERSONALMENTE!!.

No he conseguido muchas cosas que otras personas de mi edad han conseguido ya, como tener una pareja estable, casarme o tener un contrato fijo. Y sé que algunas personas, es lo que piensan, que para mi edad, soy un fracasado.

Pero puedo gritar a los 4 vientos y a quien haga falta,  QUE SERÉ UN FRACASADO SOCIALMENTE, PERO SOY FELIZ PERSONALMENTE.

Esas personas que te tildan de una cosa, han intentando conseguir sus sueños pero tiraron la toalla a las primeras de cambio. O son personas que aunque quieren, les da miedo. Y cuando ven a alguien, que intenta ser feliz por sus propios medios, lo intentan boicotear diciendo: “Eso será imposible, no lo intentes, me ha dicho un amigo que jamás lo harás….”

Todo menos apoyar a su amigo o familiar.

Todos queremos ser felices personalmente, pero si nos dan la receta de cómo hacerlo para antes de ayer, mejor. Pues ERROR, eso es imposible.

El hacerte preguntas, el enfrentarte al miedo, el superar la vergüenza ante los demás, las posibles caídas, el escuchar a tu corazón y no a tu razón, son momentos que vivirás si realmente quieres ser FELIZ en la VIDA. Y no pienses que es un proceso, de unos meses y ya está. Lleva su tiempo y creo que es un proceso para toda la vida, esos inconvenientes que vivirás.

Pero el decir, pasado el camino del desierto, tu calvario personal, que estás en paz contigo mismo, que te estás conociendo de verdad, que vives desde el corazón, ya puedes empezar a decir que estás siendo FELIZ de verdad.

Al conocernos , al hacer eso que nuestro corazón nos dicta que es nuestra pasión, que es a lo que hemos venido a este mundo, que no es otra cosa que a ser auténticos y dar a los demás lo que somos, nuestros talentos, pensamos que no la podremos convertir en trabajo, en remuneración.

FRACASOY yo lo pensaba, dudaba que pudiera vivir de escribir, de expresar lo que sentía. Pero cuando sientes que es lo que quieres hacer el resto de tu vida, sabes el qué, el cómo acaba apareciendo.

Muchas personas de las que he entrevistado y algunas de las que en próximos días saldrá su entrevista, lo comentan. Cuando empezaron a vivir en paz consigo mismos, empezaron a ser felices. Felices internamente y profesionalmente, llegando a situarse en niveles mucho mayores de los que estaban antes. Y también les decían que eran unos fracasados, que no llegarían a nada con esas locuras, con esos sueños,… que siguieran trabajando en lo que habían hecho siempre, y se dejaran de tonterías.

Como decía en uno de los últimos post, vivamos de corazón, no vivamos desde la razón, la razón impuesta por la “sociedad”.

Que nos llame la “sociedad”  fracasados, y todo lo que quieran, la verdad, pero nosotros, sabemos que no es así. Además podremos decir bien alto y claro, que a pesar de lo que hemos pasado, SOMOS FELICES PERSONALMENTE.

Todos queremos encontrar aquello que nos haga felices ,pero si se sale de lo establecido, nos da miedo. Pues no nos quejemos entonces si no damos el paso ni intentemos boicotear a quién SI quiere conseguirlo. Quien se considera feliz, un triunfador en la vida, es una persona libre, que acepta que en la vida, lo “externo” no es lo importante, sino lo interno, su felicidad.

¿Te consideran un FRACASADO SOCIAL? ¿Por qué?  ¿Te sientes FELIZ en lo PERSONAL? ¿Fracasado Social o Feliz Personal?  ¿Qué opción quieres escoger en tu vida?.

¡¡M.O.T.I.V.A.C.I.O.N!!

La motivación es la gasolina del cerebro”.

MOTIVACIONLlevo más de 500 post hablando de la motivación y la verdad, que nunca he hablado de ella sobre ella.

Ya estamos en Abril, ha pasado un tercio del año. Unos echaran vista atrás y verán que mucho de los retos que se habían puesto, aquel 31 de diciembre se están cumpliendo. Otros, no querrán ni echar la vista atrás, ya lo saben, esos retos, esos sueños, se han esfumado.

¿Por qué?

Falta de motivación.

Nuestro sueño de estar motivados todos los días del año, que la motivación sea la gasolina que nos impulse hacia ese sueño que teníamos al comienzo del año, se ha apagado, se ha gastado.

Ante todo, decir que estar todos los días del año motivado, es algo posible. Pero no hay que confundir con estar desganado. Yo tengo días que no tengo ganas de nada, ni de levantarme de la cama. ¿El motivo? Estoy cansado, me duele todo, o simplemente quiero estar en la cama caliente mientras oigo correr el viento en el exterior. Pero eso no quiero decir, que no esté motivado, desde el 31 de diciembre, tengo varios sueños en mente, y alguno de ellos, se está haciendo realidad antes de lo que me imaginaba para esas fechas.

No digas que no estás motivado, cuando tenías sueños por cumplir, lo que te puede pasar es que no tienes energías en ese momento quizá.

Algunas personas me comentan que no tienen ninguna motivación por nada, ni por la vida. Algo muy duro de oír pero que no es nada extraño en los momentos que vivimos.

Y con la palabra motivación, he creado un pequeño método, que nos intente a todo, descubrir que nos motiva en la vida y como mantener el nivel de motivación durante todo el año.

¿Vamos a por él?

.- M de Motor.

Todos tenemos un motor que nos hace girar a revoluciones altas durante todo el día. Nuestra pareja, hijos, nuestro deporte favorito… Y nuestro hobbie. Si, nuestro hobbie. Cada vez oigo más, “El trabajo no me motiva para nada… voy porque tengo que pagar las facturas o cuidar de mi familia…”. Al instante pregunto: “¿Qué es lo que te motivaría?”. Y siempre me responden igual “ Trabajar de mi hobbie para mí no es trabajo, disfruto con él, pero no sé cómo transformarlo en un trabajo rentable”…

Todos tenemos una motivación. Todos tenemos un sueño. Pero por el miedo, el ego, o por no sentirse diferente a los demás… nos olvidamos de ese sueño.

Cada día me reafirmo que todos y cada uno de nosotros, tenemos un talento, un por qué hemos venido a este mundo…. Todos nos hemos preguntado alguna vez el por qué hemos venido aquí. Muchos saben la respuesta, pero no dan el paso hacia ello, piensan que eso es imposible, una locura o lo que sea….

Simplemente ese por qué, es la motivación que impregnará tu vida hasta tus últimos días.

.- O de Objeto.

Lo reconozco, hacia años, basaba mi motivación en ropa, entradas para los mejores eventos o los mejores hoteles.. ¡¡Error!!. Pensaba que me motivaría conseguirlo, que me daría la felicidad eterna… Cuando los acababa de conseguir, me olvidaba de lo conseguido y quería otra cosa.. Había veces que no lo conseguía y mi motivación se iba al traste. Si no conseguía lo que quería, ya no era persona, no estaba feliz.

¿Ahora? Mi motivación es superarme yo mismo, es progresar interiormente, es aprender todos los días, es ayudar a los demás desde mi posición, es alcanzar metas que hasta ahora pensaba que era imposibles para mí, pero siempre con la motivación presente de aprender, de mejorar y ayudar.

Me he dado cuenta que una motivación interna, y no externa , al conseguir esos hitos, tu interior y tu exterior posteriormente, sea mucho más coherente, rico en todos los sentidos y sobre todo solido.

.- T de Tírate.

Tenemos miedo, estamos bloqueados. Sabemos lo que nos motivaría, lo que nos haría una vida más rica en todos los sentidos. Lo tenemos ahí frente, queremos cogerlo, pero el terror a qué pueda pasar,… es decir, las malas pasadas que nos da nuestros pensamientos, hace que no lo hagamos.

¿Sabes una cosa? Lánzate. Por favor, te lo suplico, jamás vivas con la sensación de pensar que hubiera pensado si hubieras dicho o hecho tal o cual cosa. Hazlo. Ganaras mucho más que quedándote bloqueo. Te lo aseguro.

.- I de Inmersión.

MOTIVACIONSumérgete en tu pasión. Aprende todo lo que puedas de ella y más. Y cuando creas que sabes todo sobre ella, sigue aprendiendo, porque nunca debes dejar de aprender. Tu pasión te llevará por caminos inexplicables, te verás dando conferencias quizá, hablando a personas que hasta hacía un tiempo eran tus ídolos o te dirán que eres la inspiración.

La inmersión en tu motivación, solo te dará beneficios, aprendizajes y experiencias increíbles que podrías haberte perdido por no haber dado el paso hacia ella.

.- V de Valentía.

Se valiente. Has dicho muchas veces que eres un valiente, y ¿Por qué no lo eres ahora? ¿A qué tienes miedo? Cuando hiciste eso  que tanto respeto te daba, no pensaste en las consecuencias, sentías que algo o alguien te decía que tenías que hacerlo, lo hiciste y lo conseguiste. ¿Y quién te impide que lo hagas ahora? Ahora esa misma voz, “la intuición” te dice que des el paso, que te muestres como eres de verdad, que vayas hacia tu sueño.

Se valiente, siempre hacia adelante.

.- A de Acción.

La vida es acción. Sin ella, es desidia, tristeza, desgana… frustración.

La vida te puede cambiar, y lo hace, con un simple paso. Una acción puede transformar tu vida por completo. Un paso hacia el abismo que tienes delante de ti. Tienes vértigo, no sabes cómo conseguirás tu motivación, como la mantendrás. Te gustaría saberlo antes de emprender el camino, e irías disfrutando más del paisaje que te encontrarás. Pero eso no ocurrirá.

Para descubrir el cómo llegar a tu qué, a lo que te motiva en la vida, tienes que dar el paso hacia adelante, ponerte en modo Acción.

.- C de Confianza.

Tu motivación, te da confianza. Hacer lo que te gusta, aumenta la confianza que tienes en ti mismo. Te sientes capaz de todo, el rey del mundo hasta si quieres. Ver que consigues pequeños retos, aumenta tu confianza. Te das cuenta que eres capaz de hacer cosas que antes creías increíblemente imposibles. Tu confianza, te hace superarte más y más, hasta ponerte nuevos retos que jamás pensabas que podrías llegar a ellos.

¿Vas a desperdiciar esta oportunidad?

.- I de incluir tu motivación en tu día a día.

Vive por tu pasión. Disfrútala las 24 horas del día. Conviértela en el eje de tu vida. En tu compañera durante todos los minutos del día, hasta sueña con ella.  Porque si no, no será lo que realmente te motive. Será algo pasajero. Esto es igual que el amor, cuando estas enamorado de verdad, todos los segundos del día estás pensando en tu amada. Pues si es tu pasión, tu motivación de verdad, se convertirá en tu eje, hasta soñaras con ella.

.- O de Obsesiónate con ella.

Obsesión pero sana, por favor.

Habla de tu motivación, conoce gente que les motive lo mismo, lee sobre tu motivación, aprende sobre ella,…

Tatúatela, metafóricamente, por favor.

.- N de No tirar la toalla.

No tires la toalla. Tendrás ganas de hacerlo cuando piensas que todavía no has conseguido nada de lo que pensabas que ibas a sentir. Querrás abandonar cuando no sientas las fuerzas con las que empezaste… Tendrás muchos momentos en los que querrás abandonar, te preguntaras, que haces haciendo lo que estás haciendo… dudaras de ti, de que vas a conseguirlo, dudaras de todo.

Pero cuando estés dudando, echa una vista atrás. Date cuenta de todo lo que has hecho desde que dijiste que ibas a ir a por ello. El esfuerzo, la superación, la confianza que has tenido hasta ese momento, lo que has ido aprendiendo… Te hará darte cuenta que te has superado, que has progresado más de lo que te podrías imaginar…. Y sobre todo tu cerebro volverá a carburar con un mensaje: “Sigue un poco más, tu sueño está ahí mismo, disipa tu mismo la niebla que no te hace verlo…” lo conseguirás.

Esta es mi definición de motivación y como con este pequeño método, la puedes mantener, consiguiendo esas cosas que te habías propuesto…

¿Quieres estar motivado? ¿Quieres recuperar la motivación? Empieza  a deletrear motivación.

 

 

 

Luis Bueno: “Quizá no seas en este momento la mejor versión del ser que te habita, pero siempre estás a tiempo de darte permiso para intentarlo”.

Hoy dentro de la Sección “Entrevistas motivantes para nuestro desarrollo personal y profesional” es un placer presentar a Luis Bueno. 

Luis BuenoDurante más de la mitad de su vida, trabajo como Economista. Pero cierto día se dio cuenta, que ese trabajo no le llenaba la misma. Se sentía vacío. ¿Qué hizo? Saltar. Empezó a descubrirse, compartir. Empezó a transformar su vida en incertidumbre y pasión. Tomó consciencia de lo que su interior le decía. Conectó con su esencia.

A día de hoy, es experto en EFT (en la entrevista nos explicará qué es), Master en PNL, maestro en Reiki y psicoterapeuta en Hipnosis Ericksoniana.

Gracias Luis por mostrarnos que siempre nuestro mejor maestro habita en nuestro interior. Podéis conocerlo más a través de su Web, en Facebook y en Twitter.

¿Frustrado porque nos sabes realmente cuales son tus habilidades y pasiones? ¿Desesperado porque no sabes qué asignaturas escoger o hacia dónde encaminar tu vida? ¿Desempeñas un trabajo que no te gusta y te preguntas a qué dedicarte para ser feliz? ¿En paro y dilucidando qué hacer con tu vida? ¿Quieres un nuevo rumbo en tu vida? Será un placer acompañarte en el camino que quieras emprender. Juntos ascenderemos a cotas jamás imaginadas. Puedes contactar conmigo a través de Twitter (@sherpapersonal), en Facebook y en el email del blog

.- ¿Quién es Luis Bueno?

Luis Bueno es un aprendiz de la vida. Me encanta descubrir y explorar. Emocionarme y dejarme llevar. Siempre tengo la sensación de que hay algo nuevo que hacer o aprender. Además, me gusta ser, un aprendiz que busco sentirme en paz. Encontrarme a gusto con lo que hago, y consciente de que, si algo de lo que hago no está dando el resultado que pretendía, tengo derecho a cambiar, a darme una nueva oportunidad, a brindarme permiso y a seguir adelante.

.- ¿Cómo le definirías a mi sobrino de 5 años, qué es la EFT?

Es como un juego, un juego en el que vamos a ir tocando botones que hacen que sucedan cosas. Un juego que ayuda a que, al final de la partida, sientas que te lo estás pasando mejor, que están saliendo cosas que no necesitabas y que están apareciendo otras nuevas mucho más divertidas. Un juego en el que tú eres el personaje y  el protagonista y en el que, después de varias rondas, vas consiguiendo esos puntos que te ayudan a sentirte mejor.

.-  ¿Qué les dirías a aquellas personas que se sienten vacios y poco felices?

Que la vida también es eso en ocasiones. Que también es necesario acoger y reconciliarnos con nuestra parte que se siente poco feliz o vacía. Que es importante tomar conciencia de nuestro papel vital en esos momentos y darnos cuenta, no sólo de dónde estamos, sino de qué podemos hacer distinto para saltar a otro espacio. En ocasiones me gusta decir que esos momentos son los que nos permiten encontrar el espacio para reconciliarnos con nosotros mismos o para acabar enfrentados por completo. Cada una de las dos opciones lleva a territorios distintos, y ahí, también tenemos algo que decir.

.-  ¿Quién es el mejor maestro del cual podemos aprender durante toda la vida?

Siempre hablo de la importancia de escuchar y escucharte. De estar abierto a tu sabiduría interior, a todo eso que sabes aunque no siempre sabes que lo sabes. Pero no de una forma prepotente, soberbia o de autoaislamiento, sino como una forma de resonar con lo más íntimo y sagrado que habita en ti y que a la vez está conectado con lo más íntimo y sagrado que habita en los demás. Si somos capaces de vislumbrar, aunque sea por unos instantes, ese espacio, estamos frente a la mejor maestría.

.- Escucharnos,  tomar consciencia de nosotros mismo, ¿Qué beneficios nos reportaría si lo hiciéramos?

De alguna forma acabo de decirlo en mi respuesta anterior. Conectar con la esencia de lo que en realidad eres, alcanzar la reconciliación contigo mismo y descubrir ese espacio de paz en el que todas las posibilidades se despliegan ante ti.

.-  ¿Qué pregunta se debería hacer todo ser humano alguna vez en la vida?

Hay una pregunta que de vez en cuando invito a realizarse a mis alumnos o amigos y es ¿qué puedo hacer para que mi vida tenga un verdadero sentido personal y colectivo?

.- ¿Soñar es poder? ¿El agua necesita del movimiento?

Soñar es comenzar a generar caminos, es sembrar ilusión, es entreabrir puertas. El sueño en sí mismo no es la respuesta, pero invita a hacer las preguntas que se sustanciarán en las respuestas posibles.

El agua necesita del movimiento tanto como necesite de la vida. Puede existir sin movimiento, pero no puede sobrevivir sin él.

Luis bueno.-  ¿Por qué nos importa más la meta, que  desde donde sustentamos ese viaje?

Porque vivimos en una sociedad que aplaude el logro y no el aprendizaje del camino. Valora la consecución y desdeña los frutos del recorrido. El día que integremos la importancia del viaje en sí, paradójicamente, será más fácil acabar en nuestros puertos de destino.

.- ¿Cuál es tu palabra favorita?

Permiso.

.-  ¿Qué es la Generosidad Reversible?

Un estado en el que estás abierto a recibir con la misma generosa facilidad con la que estás dispuesto a entregar. En el que sabes que es tan gratificante y vital aceptar como dar. En el que ninguno de los dos actos, entrega o recepción, tiene supremacía sobre el otro y en el que cada uno de ellos tiene sentido por la presencia natural y saludable de su contrapunto.

Culturalmente se habla de generosidad cuando tienes esa predisposición a compartir, entregar, donar… de aquello que supuestamente te pertenece. Yo siento que si nuestra disposición sólo va en este sentido, y luego no se puede complementar por una facilidad equivalente para ser tú mismo el receptor, hay algo que no está adecuadamente integrado. Ahí, la generosidad reversible, ayuda a ese fluir bidireccional que posibilita el equilibrio.

.- ¿Una cosa es el problema y otra cosa es como es uno?

Una cosa es lo que sucede y otra es cómo elegimos, sabemos o podemos traducirlo. En realidad, lo que llamamos problemas, casi siempre tiene una lectura alternativa. No es una realidad única en sí misma y tiene que ver mucho con nuestros filtros vitales. Dime cómo eres, o cómo te permites ser, y te diré los problemas que te vas a acabar encontrando.

.-  ¿Qué quieres ser de mayor?

¿Mayor?, jejeje. Si supiera contestarte, posiblemente es que ya sería demasiado mayor para conseguirlo. Prefiero sorprenderme y jugar… y siempre con la intención de estar en paz.

.-  ¿Sabemos gestionar nuestras emociones? ¿Cuál sería el primer paso para conseguirlo?

Creo que cada vez tenemos más conciencia de nuestras emociones y de cómo condicionan nuestra vida, y eso es un primer paso importante. Sin embargo, creo que todavía nos falta un grado de conciencia que nos permita percibir nuestro grado de colaboración con las mismas y cuánto de lealtades y compromisos inconscientes y culturales están ahí presentes como condicionantes para las mismas. Quizá un primer paso para empezar a explorar de una forma útil y eficiente, podría ser preguntarme ¿hay alguna posibilidad de hacer de forma distinta algo de lo que estoy haciendo en mi vida?. Desde ahí, empezaríamos a colocarnos en el umbral de nuestro protagonismo personal, lo que es una gran ayuda para comenzar a escribir un guión emocional distinto.

.-  ¿Por qué nos da miedo escuchar nuestro lado más espiritual, que todo ser humano tiene?

No creo que nos dé miedo, más bien, es que en ocasiones no sabemos cómo gestionarlo o qué hacer con él. No obstante, creo que en este momento, y aunque los titulares de prensa no parezcan ir en ese sentido, se va produciendo un cierto crecimiento de la conciencia global acerca de su componente espiritual.

.- ¿Nos encontramos en una situación en la que la gente se encuentra entre una estructura vieja que todavía no se ha extinguido y una nueva sociedad que aún está haciéndose?

En mi opinión, nos encontramos en el discurrir de la vida. Estoy convencido de que siempre ha habido caída de paradigmas y nacimientos de otros nuevos. Desplome de estructuras y apertura a nuevas posibilidades. Quizá en este momento tengamos una especial focalización en dos aspectos que tienen, para mí, una especial relevancia: nuestra inteligencia emocional y nuestra inteligencia espiritual. Y sobre esos dos pies, estoy seguro que irán saliendo nuevos caminos para el ser humano, que iremos viendo en los próximos años.

.-  ¿Cómo notas la energía de la sociedad en estos momentos? ¿Qué le dirías a los desempleados, a los desmotivados, en relación a su energía?

Tal vez debería hablarte de la sociedad más cercana, la que me encuentro en mi día a día, y me da la sensación de que hay una cierta energía global de desánimo, de miedo, de frustración. Es cierto que se puede llegar a estos estados por la constatación de hechos ciertos que vivimos y escuchamos cada día y que condicionan esta respuesta. Sin embargo, no es menos cierto que el mantenimiento de dicha respuesta condiciona los hechos que nos encontramos. Creo que hay mucha gente activada para ponerse en marcha, sin saber hacia dónde. Mucha gente con ganas de hacer algo, sin saber el qué. Mucha gente con intención vital pero sin enfoque sustentador.

.- Una reflexión para los lectores del blog

Quizá no seas en este momento la mejor versión del ser que te habita, pero siempre estás a tiempo de darte permiso para intentarlo. Si lo intentas, al menos te estarás sintiendo protagonista de tu gran representación. Sonríe y ponte en marcha.

 

El principio de un nuevo comienzo.

Daniel daba vueltas en la cama. Aquella mañana la luz, que iba y venía, traía en cada viaje diferentes  colores.

luzUna de esas veces llegó acompañada de rayos de luz, de esos que anuncian que el día comienza, y de repente se sorprendió pensando en las ofertas de proyectos profesionales que pasó por alto en los últimos años y, la consciencia de haber puesto infinidad de cosas por delante de él mismo; enfados, frustraciones y escasas alegrías fueron sentimientos que identificó esa mañana.

Así, fueron apareciendo delante de Daniel figuras que una tras otra desaparecían con la misma rapidez que entraban por la ventana.

-<< ¿Cómo puede ser?, esta mañana aparece y desaparece delante de mí, todo lo que no quiero y he tenido en mi vida. ¿Estaré soñando todavía?>>, se preguntó.

El despertador volvió a sonar por segunda vez y le trajo de ese trance a un nuevo nivel de conciencia.

Habían pasado 2.280 horas con sus 136.800 segundos y, las imágenes y sentimientos de esa mañana eran sencillamente los mensajes que su inconsciente le lanzaba con una pregunta constante: <<¿Sabes a dónde vas?>>

Consideró por un momento si eso que le ocurrió había sido realmente tan importante como para hacerle comenzar un nuevo camino, así que creyó firmemente en ello y se levantó.

Sí, Daniel se levantó, cogió la ropa que había decidido ponerse la tarde anterior y de repente María le hizo consciente de que parecía llover.

-<<!Opss, cambio de planes!, mejor dicho de ropa y de hora de llegada al curro. >> Aunque en el  fondo no le importó demasiado, iba a ser el primer día de su nuevo proyecto de vida y mientras este se hacía realidad había que reincorporarse a esa otra vida que quedó en espera hacía tres meses. Así que decidió ponerse un zapato cómodo y seguro para la lluvia y salir hacia la oficina, sin expectativas, creyendo tan sólo que el día sería un buen día para comenzar.

Ese lunes, aun siendo consciente de la gran cantidad de trabajo pendiente, Daniel pensaba que sería diferente. ¿Cuál era el plan? Comer en casa, trabajar por la tarde y llegar pronto a descansar y, ese mismo plan tenía previsto para el martes.

Antes de que pudiera darse cuenta eran las siete de la tarde y sin comer. Y no sólo eso, sin pestañear se dio cuenta de que era martes por la noche. Tenía la misma intención que al comenzar su semana y había conseguido un resultado similar, fuera el que fuese.

Daniel tenía la sensación de que las horas se le escapaban y los planes se le desmoronaban.

Había momentos en los que se preguntaba qué estaba ocurriendo. Daniel tenía la sensación de que las horas se le escapaban y los planes se le desmoronaban preguntándose por qué. Las circunstancias y los demás tomaban las decisiones por él, sobre todo en el trabajo que, no en vano, era la esfera de su vida que ocupaba más tiempo de su realidad, dentro y fuera de la oficina y de repente la semana pasó en un suspiro.

A medida que pasaban los días, aparecía de nuevo en su mente la pregunta, <<¿Sabes a dónde vas?>>

Ya era viernes y exhausto Daniel miró atrás, recordó su semana y comprobó que había vivido una semana similar a la de su último año en donde el compromiso, el compromiso consigo mismo, había desaparecido.

La necesidad de cariño, un mal entendido respeto a los demás y una infinidad de miedos le habían relegado  una vez más a la última posición y, por supuesto le habían llevado a ninguna parte.

¿De qué habían servido estos tres meses? ¿Qué había pasado con los buenos propósitos?

¿Sabía a dónde ir? y ¿Quería ir allí? ¿Podía ir allí?

En realidad ¿Quién era?

 ¿Quería cambiar algo?

¿En qué punto de su vida se encontraba?

¿Cuáles eran sus miedos?

¿Qué hacía que se desgastase en conseguir el cariño de los demás?

¿Cómo se sentía? Y ¿Por qué se boicoteaba a sí mismo?

Las respuestas a estas preguntas contenían la clave de su realidad, de su nueva realidad, y la llave de su futuro.

Ya era sábado y comenzaba un nuevo día. Mientras se respondía cada pregunta, Daniel se sorprendió al juntar el rompecabezas en el que se había convertido su cabeza y los papeles en los que había dado respuesta a cada pregunta…. <<¿Un mapa?….!Un mapa!>>

Era ahora, justo ahora, cuando comenzaba el camino, poniendo primero lo primero. Y, lo primero era él y lo que él quería.

Sin lugar a duda era una fantástica mañana y al otro lado de la ventana la luz del día le parecía especial. Por momentos a Daniel le inundó una placentera sensación de seguridad y bienestar. Mientras sentía cada palmo de su cuerpo en contacto con las sábanas pudo darse cuenta de que era el momento perfecto para cerrar un capítulo de su vida y comenzar otro nuevo.

Ahora sí…. Este era el principio de un cambio de verdad….

Querido amigo, bienvenido a la vida de Daniel, una persona como cualquier otra en un mundo lleno de diferentes realidades.

Nuestro protagonista, sea lo que sea lo que le ocurrió hace tres meses, ya pasó. Y sea lo que sea que esté pensando y se responda así mismo, eso es lo que hay en su mente… Y, sea lo que sea lo que termine haciendo, es lo que ha acabado haciendo. La cuestión importante es ¿Y ahora qué?

Esperamos que nos acompañes en el descubrimiento del mapa de Daniel y además que, si quieres, construyas y recorras tu propio mapa.

¿Tienes respuestas propias para las preguntas que se hace Daniel?…. A medida que vayamos descubriendo su mundo y cómo va evolucionando, podrías descubrir tu propio camino porque todos, en momentos de cambio como los actuales, nos hemos planteado las mismas cuestiones que nuestro protagonista.

¿Quieres descubrirlo mientras construyes tu propio destino? Entonces, te esperamos aquí dentro de dos semanas ¿Nos acompañas?

 David Asensio y Elena Sanjoaquín.