¡¡La vida es como una montaña rusa!!

“Los momentos largos y costosos de subida son la antesala de que lo mejor está por llegar

Siempre he relacionado mi cambio personal y profesional, con la montaña rusa.

Desde pequeño siempre les tenía pavor. Veía a la gente divertirse, gritar, mojarse con las atracciones… Todo genial, todo muy bien, pero era superior a mis fuerzas.

No podía subirme a una de ellas.

A día de hoy, reconozco que con esa actitud estaba sobreviviendo, NO VIVIENDO.

Sigo sin montarme en una montaña rusa y el día que me monté en los troncos de agua, dejé a mi padre que estaba delante de mí sordo de los gritos que pegaba.

Pero emprendí un viaje alucinante, dirigir mi propia vida. Y con ello mi propio sueño.

Ya no estaba viendo sobreviviendo, creyéndome seguro de vivir sin sobresaltos y no las emociones que veía que disfrutaban los demás. Empecé a VIVIR.

Pero en este mundo tan “happy”, vemos a los demás disfrutar y pensamos que siempre será igual. Creemos como nos dicen las películas de la 4 la tarde o las revistas “fashion” que todo será de color de rosa, siempre gritando y con una sonrisa de oreja a oreja.

Lo que pasa, que no nos enseñan la trastienda.

La vida, como emprender un sueño, es una montaña rusa llena de emociones. Viaje que no sabemos dónde nos llevará ni que emociones nos encontraremos por el mismo.

Aunque hasta ahora todos los viajes que hemos realizado, han sido acompañados por nuestra pareja, amigos, familiares o compañeros de trabajo, este viaje, tenemos que subirnos al vagón, en SOLEDAD.

Nosotros tenemos que ser quienes vivamos el camino. Por el camino nos encontraremos gente, se bajaran del vagón, se llenará más que el camarote de los hermanos Marx, pero tenemos que ser nosotros mismos quienes pilotemos el vagón.

Nadie puede ni podrá hacer el trabajo por nosotros. Nadie podrá vivir lo que nosotros debemos y queremos vivir, desde el momento nos subimos al mismo.

¿Y ahora resulta que subiendo la cuesta para empezar el viaje empezamos a sentir MIEDO y PREOCUPACIÓN? ¡¡Esto no nos lo habían dicho!!

Y no creas que tras subir esa cuesta, ya desaparecerá esa sensación que tienes, siempre te acompañará.

¿Por qué?

Porque estás haciendo que hasta ahora no habías hecho. Tienes miedo a las consecuencias, a que no salga como tú esperas, a no llegar al destino soñado…

Aún a pesar de tener cualidades de sobra, para realizar el viaje, estás preocupado. Y si te falta alguna, durante el camino las aprenderás.

Te PRE-ocupas porque no sabes lo que te espera. Pero en el fondo es tu “ego” es el que te dice dentro de ti: “Déjate de locuras, que estabas muy bien como estabas antes”.

La PRE-OCUPACIÓN es el camino entre “lo calentito estaba en el sofá” y “ que bien estaré donde sueño estar”.

Y como llevabas tiempo, dejándote llevar “por la corriente llamada sociedad”, hasta ahora no habías sufrido ninguna caída ni sobresalto.

Ahora ya no están los demás, para levantarte, para decirte “tranquilo que tienes el puesto asegurado”. Has decidido no hacer lo que ellos esperaban de ti, así que te han dejado “ de lado”. Y eso produce una inseguridad, que hasta la fecha no habías sentido.

Antes de bajar la cuesta, ya quieres bajarte. No estás viviendo las emociones que te habían anunciado en el curso o en el libro, que ibas a vivir.

Antes de empezar “lo bueno” ya estás desanimado.

Se ha parado la atracción.

¿Qué ha pasado?

Que aún tienes la oportunidad de bajarte o de disfrutar de verdad, lo que hay detrás de esa cuesta. Todo depende de ti.

¿Qué hacer?

1.- Siempre recuerda tu PORQUÉ

Te has subido al vagón por un motivo.

Si es algo parecido a ser “influencer”, disfrutar los beneficios de un “speaker” de moda, un motivo que no sea provocar un bien a los demás, a través de tu talento, de lo que te apasiona, te aseguro, que te intentarás tirar del vagón cuando empiece a coger velocidad o haga una vuelta de 360 grados.

2.- Siempre COMUNICACIÓN.

Sobrevivimos porque no comunicamos lo que sentimos o queremos. Vivimos cuando no nos importa ni el qué dirán ante nuestras emociones.

El ser humano dicen que está hecho de agua y hueso. Pero yo creo que falta un ingrediente en esa mezcla, LAS EMOCIONES.

Queramos o no, sentimos. Y la vida son emociones.  Pensarás que habrá buenas y malas, pero todas tienen una cosa en común, nos enseñan QUÉ nos pasa y nos muestran la realidad.

Así que por lo tanto, siempre comunícate durante todo el camino, lo que sientes y no. Forman parte de ti. Una emoción te bloqueará o impulsará, todo depende de ti.

3.- Autocontrol.

Igual que los condones sirven para protegerse de posibles sorpresas, tú mismo tienes que ser tu propio condón ante las emociones, imprevistos, decepciones y éxitos inesperados.

Normalmente cuando conseguimos algo, nos dejamos llevar por la euforia. Que es el principio del comienzo de un ego desmesurado y del vivir de “las rentas”. Pero cuando pasa algo que creemos no poder liderar o digerir, el papel de víctima se nos da de maravilla.

Control. No estoy diciendo que nos volvamos fríos. Si no que siempre pisemos tanto en terreno fértil como en arena movedizas, lo hagamos con serenidad.

¿Dónde queda la confianza?, te preguntarás.

La irás encontrando en todo Si que te digas y digas. En cada respuesta que observes ante una situación novedosa. En cada paso que des cuando antes te hubieras bloqueado.

La confianza la irás encontrando en cada situación que superes.

Es ahora que la atracción siga su camino. Es hora de tomar una decisión.

De bajarte o seguir en el vagón esperando aprender y disfrutar de todo lo que el viaje te depara.

Estas son algunas de las emociones que te esperan si optas por VIVIR tu vida, por emprender tu sueño.

¿Por qué opción optas?

Puedes comprar “Liderazgo Canalla. Libera tu lado más rebelde” a través de este enlace.

Anuncios

¿ Eres un Inconformista?

No te dejes contagiar, no des ninguna opinión como tuya antes de ver si se adecua a ti, mejor opina tú mismo..” decía Christoph Lichtenberg

INCONFORMISTANos han enseñado que tenemos que ser como buenos perros de caza. Buscando siempre las pequeñas ventajas que creemos que nos harán felices. Cuando en realidad, queremos que nos pasen por el “lomo” la mano, diciéndonos: “Bien hecho, sigue así… Ahora a por más”.

Y actuando así..¿Tú crees que estás siendo tú mismo? ¿Crees que los valores que aportas, los productos, las emociones, vienen de ti, o quieres que sean aceptado por los demás, para que no te echen del “rebaño”?

Sé que estarás respondiendo “Todo sale de mí, delo que quiero, de lo que siento… y a quien le guste bien, y ¿a quién no?, pues que no mire”. ¡¡Qué bonito queda, verdad!!

Pero ahora hazme el favor de parar y ser sincero contigo mismo:

.- ¿Para quién haces todo lo que estás haciendo?

Si de verdad que el propósito que tiene, es por ti, por tu pasión, por las habilidades que tienes y quieres darle salida, por favor, deja de leer este artículo. Eres un verdadero inconformista.

Pero si de verdad, sabes que lo haces para “contentar” a los demás, cuando en realidad, tus deseos, están enfocados hacia otro camino diferente.. Empezarás a darte cuenta, que los resultados los consigues tú, no puedes depender del “día que ha tenido tu jefe o tu familia” para que llegues a ellos o no.

En ese momento, empiezas a darte cuenta, que no te conformas con lo que tienes. Te cabreas contigo mismo y ese genio, lo utilizas para salir de ese hoyo…Que tus circunstancias no son con las que soñaste en esos momentos con los que te reunías con los amigos y les decías: “Voy a ser quien os digo que seré”.

Es el momento de ser un inconformista y luchar por tu POR QUÉ. No tienes que buscarlo en ningún lugar, tu corazón te lo ha recordado al hacerte ver, que donde estás no es donde deberías estar.

Ya sé que estarás pensando, que te van a criticar. Que te vas a salir del rebaño y que te van a señalar, que quizá esa gente que ha estado muchos años de tu vida, te dejarán de hablar… Pues te digo una cosa, seguramente que en muchas de ellas, así pase.

¿Qué pena, verdad?

Pero si te das cuenta, la única manera que no nos critiquen es no haciendo nada. Mejor dicho, no haciendo nada, fuera de lo “normal”.

¿Y qué es el normal? ¿Lo que esperan de ti los demás? ¿Lo que crees que tienes que hacer para tener contentos a la sociedad, y no tener “problemas”?

Como bien dice Josef Ajram e Isra García, en su nuevo libro “Inconformistas”, somos los únicos responsables de nuestra Marca.

Porque SI, aunque estés trabajando para una empresa, estés en paro, en la situación en la que te encuentres, tienes una marca. Marca que dejas en los demás con tus actos, con tus NO actos, con lo que comunicas y con lo que te callas…CON TODO

Y tu marca, quieras o no, hace que te elijan para un proyecto, que esa persona que te vuelve loco, te diga SI; o tu proyecto empresarial salga disparado a la luna o estrellado contra el muro.

Un inconformista, se conoce, sabe que olor desprende su fragancia, su marca y no está aquí para recibir el aplauso de los asistentes o de la gente que le ha rodeado toda la vida.

Está aquí para conocer donde está su límite y conocer PORQUÉ está en su mente, esos sueños que le rondan.

NO ESTÁS AQUÍ PARA QUE SU FELICIDAD DEPENDA DEL NÚMERO DE APLAUSOS DE LOS DEMÁS. La lacra del postureo, ya pasó, olvídate.

INCONFORMISTASEstás aquí para ser tú mismo. Para saber que si tu cuerpo te pide luchar más, lo hagas. Para sentir que tienes que decirle TE QUIERO a esa persona, a pesar de que te diga NO, lo hagas. Para lanzarte a “tumba abierta” a ese sueño que no te deja dormir, lo hagas.

Y QUE DIGAN LOS DEMÁS…LO QUE QUIERAN. Aunque fracases, te aseguro que aprenderás mucho más que ellos.

Un inconformista ha venido a ser él mismo, porque sabe que la vida es muy corta por mucho que nos digan que la esperanza de vida será de 100 años. ¿Y sí mañana nos cae una maceta en la cabeza, qué?

Esperanza de ver a tus nietos y contarle tus batallita…AL TRASTE.

Como los Gremmlins, que no se podía darle de beber ni comer después de las 12, ser un inconformista también tiene contra-indicaciones:

1.- No seas un perro de presa, y creas que te servirá todas las indicaciones, que el “famoso” de turno te comenta que le ha servido a él para llegar donde está.

En esa situación, estarías haciendo lo mismo de siempre, SEGUIR LA CORRIENTE. No estoy diciendo que no te sirvan sus indicaciones , pero que no creas que te servirán a ti a “pies juntillas”, porque no será así. Cada situación, cada trabajo, cada momento es diferente, y para necesita sus herramientas diferentes.

2.- Que el inconformismo se apodere de tu vida, no agradeciendo todo lo que tienes, tus esfuerzos y aprendizajes.

Ser excelente, es ser mejor que ayer. No hace falta ser 40% más, con 1% todos los días, verás los resultados que obtienes. Ser inconformista, ya no es sólo romper con convencionalismos y demostrar que lo imposible no existe,  Sino  es “ver” que hay detrás de esa puerta que se llama “miedo”.

Así que por favor, si te puede la ansiedad por no haberte superado en función, a lo que hiciste ayer, de querer siempre más y no disfrutar de lo conseguido, estarás volviendo a quien eras antes, y no a una persona agradecida, por lo que vive, experimenta o siente.

Así que recuerda siempre, quien es un inconformista:

.- Aquel que sabe que nunca satisfacera todo el mundo. Ni falta que hace. Sabe que está orientado a una serie de personas, que son los que disfrutarán de verdad, de su talento.

.- Aquel que sabe que los convencionalismos solamente están para “guiar” a la sociedad, hacia donde los “mandamás” quieran. Pero él sabe que están para romperlos, porque no satisfacen lo que quiere la sociedad de verdad.

.- Aquel que sabe, que todos somos diferentes, únicos, raros, anormales, y que nuestros talentos, siempre habrá alguien dispuesto a “comprar” su esencia especial.

.- Aquel que sabe, que los únicos limites que existen, están en su cabeza. No los que dicen en el informativo.

.- Aquel que sabe, que la vida es una y no ha venido a vivirla desde una máscara, con miedo o vergüenza, sino desde el convencimiento que ha venido a dejar un legado, el de sus emociones, acciones y propósitos.

¿Qué es para ti un inconformista? ¿Qué beneficios tienes? ¿Qué consigues si no te conformas con lo que tienes?

 

 

 

¿Miedo o Inconformismo?

Si estamos creciendo, siempre estaremos fuera de nuestra zona de comodidad” dice John Maxwell.

INCONFORMISTAS¿Estás preparado para lo que te voy a decir? ¿De verdad?

La zona de confort NUNCA existió. Lo único que existe es la ZONA DE LA INSATISFACCIÓN.

¿Por qué digo esto?

Porque si de verdad quieres conseguir algo en la vida, tienes que ser un insatisfecho.

La gente que critica a aquel que consigue algo, que le tiene envidia por un hito que a él le hubiera gustado conseguido, no vive en una zona de confort, vive en el miedo.

¡¡EMPECEMOS A USAR MEJOR EL LENGUAJE!!

Me hace gracia cuando hablamos de zona de confort. Si pensamos realmente que es, es una zona en la que te encuentras bien, a gusto contigo mismo, disfrutando del presente, y no piensas en más.

Seguro que esas personas que promulgan, la lucha contra dicha zona, conocen las sensaciones de un buen sofá, de una buena conversación o buen vino…

¿Cuándo la zona de confort pasa a ser de agusto a disgusto?

Cuando sabes que lo que estás haciendo está mal, que no es coherente contigo mismo. Pero mientras tanto, si tú eres feliz, si lo que consigues con ello estás satisfecho.

¿Qué daño haces a los demás?

¡¡NINGUNO!!

Pero para ello tenemos que ser personas coherentes, conocernos , saber que queremos en todo momento. Porque como he dicho antes, si sabes que lo que haces está mal, y sigues haciéndolo… Luego no vayas pidiendo responsabilidades al exterior cuando eres TÚ quién tiene que coger las riendas de tu vida.

Y cuando coges las riendas de tu vida, te conviertes en un INSATISFECHO.

David, soy un insatisfecho por naturaleza. Todo a con su medida, claro esta. Pero me ha enseñado que hay que ser así, para conseguir algo en la vida, para dejar un legado a los demás, para dejar tu huella”.

Me comentaba una persona que está en mi próximo libro.

“Siempre he sido un insatisfecho.  He disfrutado de lo que he ido consiguiendo pero cuando sentía que me acomodaba demasiado en el “sillón”; un sexto sentido me decía que mis limites todavía no los había conocido, que tenía que seguir adelante.”.

Nos enseñan que palabras como tristeza, miedo, vergüenza, fracaso, o la misma insatisfacción, las tenemos que borrar de nuestro vocabulario. Y no podemos decir que las estamos sintiendo, ya que nos miraran mal.

Parece que nunca hay que pensar en el fracaso si quieres emprender algo, tener miedo si te vas a poner encima de un escenario o vergüenza.

Y yo promulgo, significados diferentes a lo establecido por la sociedad o la R.A.E.

¿Quién es una persona insatisfecha?

.- Una persona que se conoce.

No una persona que se levanta por la mañana y sabe que quien hay en el espejo , es uno mismo. Sino una persona que se pregunta por qué siente lo que siente, que vive sus emociones, no rechazándolas.

Siente lo que pasa, y quieres saber por qué le pasa.

.- Los límites y tabúes no son para él.

Si sabes quién eres, sabes qué quieres. Y te da absolutamente igual lo que puedan opinar los demás. Tú sabes que puedes conseguir todo lo que te propongas.

¿Qué ha pasado con todos los avances que tenemos a día de hoy? ¿Y con los que tendremos? Que para construir hay que destruir lo que está ya en pie, es decir, nuestros “no puedo” , “es imposible”..

.- La satisfacción es dejar que los demás nos dominen.

INCONFORMISTASCuando nos dicen. “Déjate de aventuras y locuras, que estas muy bien  cómo estás”, y nosotros acabamos aceptando esa opinión como cierta…Estamos muriendo en vida.

Un insatisfecho nunca se preguntara :” ¿Qué hubiera pasado si..?”.. Sabe que si tiene una oportunidad delante de si, tiene un por qué, que se conoce yendo hacia ella.

Cuando nos dicen “ Que nos dejemos de locuras, de retos..”, nos están diciendo “ No destaques más , porque creas envidias y no queremos echarte del rebaño”.

Si sabes quién eres, acabarás creando tu propio rebaño.

.- La búsqueda no termina.

Los insatisfechos no paran de buscar. Pero no solo en el mundo profesional, sino en todos los campos.

Nos dicen que después de la universidad, eso ya de estudiar, de hacerse preguntas, de buscar.. es de “raros”.

Son personas que buscan la sensación de miedo, de descontrol en su vida, estudian todo lo que les apasiona ,  estudian sus pensamientos, sus emociones … (Nunca llegarás a conocer todo, claro está.)

Pero el conocimiento, saben que es parte esencial en sus vidas. Sólo saben que no saben nada.

.- NO creen en la motivación y SI en la fuerza de voluntad.

No creo en la palabra motivación, sino viene precedida de un propósito, con fuerza de voluntad y de fe.

¿Por qué?

Porque me he dado cuenta que estamos insatisfechos con nuestros cuerpos, por ejemplo, pensamos que estamos motivados, y a la semana  dejamos de ir. ¿Por qué? Porque no hay fuerza de voluntad, no hay un propósito consistente ni tenemos fe en que podremos conseguir perder esos kilos de más.

La motivación es algo que llegas, tras esos tres ingredientes anteriormente. Con solo la sensación de motivación, nunca satisfarás esa insatisfacción.

Como podrás ver, son algunas de las características, de personas que cuando tienen sed, no esperan a que los demás les traigan el agua, sino que la buscan, porque saben que pueden hacerlo y lo harán.

Sé que alguien me dirá que la insatisfacción continua, puede ser una enfermedad. Que tenemos que aceptar lo que tenemos, que  produce ira al no tener lo que queremos… Estoy de acuerdo, y que esa insatisfacción o frustración puede llevarte a tomar sustancias… PERFECTO..

Pero si preguntas a esas personas, ¿Qué han hecho para solucionar esos sentimientos? Han cogido el camino más fácil… el de echar la culpa a los demás, el de las sustancias químicas, el de tirar la toalla. No supone ningún esfuerzo echar la culpa a los demás y si ser consciente de lo que nos pasa.

Pero yo hablo de una insatisfacción, que hace que quieres descubrirte, conocer tus limites, crear locuras, vivir la vida , romper estereotipos, siempre con un POR QUÉ.. SIEMPRE QUERIENDO SER ELLOS  EN TODO MOMENTO

Pero no pienses que los insatisfechos, no disfrutan del confort. Claro que lo hacen. ¿Cuándo?

Cuando se van a la cama y sienten que durante todo el día han sido ellos mismos, mejorando personal o profesionalmente, los resultados alcanzados el día de antes.

TE PROPONGO SER MAÑANA UN 0,0001% MEJOR QUE HOY.. Y DIME CÓMO TE SIENTES.

Los progresos siempre las han creado los renegados, los inconformistas.

¿Cuál es tu zona de confort? ¿Te sientes a gusto en ella? ¿O piensas que podrías hacer más cosas? ¿ En qué sector de tu vida quieres ser un insatisfecho?.