¿Ahora todos nos llamamos Crack?

Nunca soñé con ser crack, nací siéndolo” dice Chiche Arano.

Hay épocas de la vida que utilizamos, como coletillas, algunas palabras o frases:

¿Me entiendes?, Ha sido la rubia, What´s up, ¿He sido yo?…Son algunas de las palabras que hemos dicho muchas veces durante nuestra vida.

Ahora la moda es: “Eres un crack”.

Ves bajar al ponente de dar una conferencia, y le dicen: “Eres un crack”. Publican un articulo y le ponen: “Eres un crack”. Reciben una llamada y en vez de decir, “Hola, ¿Qué tal?”, lo primero que dicen es; “Crack”.

“A veces tengo la sensación de que lo soy, pero miro por la ventana y todavía no tengo el yate de 10 metros de eslora  esperándome para llevarme a Mónaco”, me decía esa persona tras recibir la llamada en cuestión.

¿Quién es un Crack a día de hoy?

Pues parece ser que todo el mundo. Pero que yo sepa, sigue habiendo guerras, hambres y desempleo.

Así que muchos crack, se tildan pero pocos los son, de verdad.

¿Qué destila que nombremos a todo el mundo como crack?

Falta de confianza en uno mismo.

Nos asombramos cuando una persona, dando igual el número de asistentes, ha hablado para ellos, pensamos que es un crack. Una persona que ha escrito algo sobre lo que siente, ya pensamos que es un crack. Alguien que dice y hace lo que siente, ya es un crack. Adoramos a una persona que ha corrido 5 Km. y la tildamos de crack.

Crack supone algo inalcanzable, algo que ha roto lo establecido hasta ahora. Una persona que ha alcanzado esos sueños que tenemos nosotros.

¿Y mientras tanto que hacemos nosotros?                                                                            

1.- Adorar a esa persona como si fuera un dios griego.

2.- No hacer nada y seguir con nuestra vida de mediocre. De la cual nos quejamos todas las noches pero al día siguiente seguimos sin hacer nada al respecto.

3.- Creer porque digamos Crack a la otra persona, ya somos “cool”.

Adoramos a otra persona, porque así ponemos el foco de atención en él. Y no en nosotros. Normalmente habremos tenido el sueño de poder hacer lo que ha hecho él (Te aseguro que hablar en público lo puede hacer cualquiera, yo no me considero un extraterrestre ni nadie con un talento increíble), pero por miedo, vergüenza, pereza o por lo que sea, hemos acabado obviándolo y pensando, que era una locura.

Proyectamos en esa persona, las cualidades que tenemos dentro de nosotros.

Pensamos que es único, que es extraordinario, que tiene un talento inalcanzable, vamos que es la ostia.

¿Pues sabes qué? TÚ TAMBIÉN TIENES ESO QUE VES DENTRO DE ESA PERSONA.

Tú también puedes hablar en público.

Tú también puedes correr 5 km y llegar a la meta. Tú también puedes crear una página web o hacer una Spartan Race.

Pero ¿Por qué no crees que puedas hacerlo? ¿Por qué no al ver que otro lo ha hecho, te impulsa más aún a hacerlo más y mejor?

PORQUE NO CREES EN TI.

Quizá no consigas hacer la misma gesta que Kiliam Jornet de subir 2 veces al Everest corriendo en menos de 6 días, pero si puedas subir a la cima con oxigeno y sentirte el rey del mundo. O al menos al campo base.  Quizá no corras los 100 metros lisos como el rey Usain Bolt, pero si te sientas mejor que él, cuando cruces la meta. Quizá no consigas hacer un Bestseller como Arturo Pérez Reverte, pero si termines el libro que TÚ QUERIAS TENER EN TUS MANOS.

Te sentirás que el número 1, pero el número 1 para ti. Sentirás que puedes conseguir todo lo que te propongas, y no buscarás que nada ni nadie te ponga la etiqueta de crack por hacer algo. Tú mismo sentirás esa etiqueta.

Muchos me diréis que decir a alguien crack, es una forma de motivación, de aliento, que siga haciendo las cosas así. Otros es una forma de decir cariñosamente: ¡¡Hola!!…Genial, lo compro pero no lo comparto.

La gestión del ego no la suele llevar bien la gente. Ya le dicen que es un crack, y acaba poniéndose en Linkedin o en su Cv que es un gurú de la tortilla de patata deconstruida.

¿A dónde vamos a llegar?

Normalizamos la palabra crack, para que todo el mundo se sienta así y siga dando pasos adelante. Pero yo me pregunto:

¿Cómo llamamos a la persona que produce un antes y un después en nuestras vidas dejando una huella para siempre? ¿También crack?

Pues si seguimos así no me extrañaría nada ver, que al año que viene en las estadísticas, que el nombre más usado por los españoles sea:

CRACK GARCIA FERNANDEZ.

Un poco de consideración, por favor.

Como bien decía JP. Candela , a día de hoy por salir en televisión a buscar pareja ya nos consideran como famosos, cuando en realidad ni a famosillos llegan. ¿Y ahora por hacer lo que uno siente, ya es considerado como un autentico crack?

¡¡UN POCO DE POR FAVOR!!

Así que por favor:

.- Las personas se llaman por su nombre, no por el sustantivo de crack.

.- No creamos que esa persona es un dios por lo que ha hecho una sola vez, cuando luego a lo mejor en su día a día, es un diablo.

Demos el titulo de crack con unos criterios coherentes.

.- No creas que los demás son crack y tú no. Lo único que te diferencia que ellos si dieron el paso adelante, algo que TODAVÍA tú no has hecho.

.- Mantengamos el listón de la excelencia alto y por saltar de la cama, ya no consideremos a una persona crack, por favor.

.- Hagamos un uso mejor de las palabras y su verdadero significado.

¿A quién y por qué consideras a esa persona crack? ¿En qué te consideras tú crack y no esperas que nadie te lo diga?

Podéis adquirir “Liderazgo Canalla. Libera tu lado más rebelde”, pinchando aquí.          

Fernando Romay:” Estamos tan pendientes de aparentar, que no nos preocupamos de ser…”

Hoy dentro de la Sección ” Conversaciones con…” es un placer presentar a Fernando Romay

Fernando Romay2,13 metros de cariño, pasión, esfuerzo y dedicación por y para el baloncesto.

Fernando, ex-jugador del Real Madrid, entre otros equipos de la ACB, fue uno de los jugadores que integraron la selección española mítica que se enfrentó a los Estados Unidos, en aquella final de las Olimpiadas de Los Ángeles de 1984.

Colaborador de diferentes medios de comunicación, apoya asiduamente a ONG, así como es responsable del Campus de baloncesto Diaz Miguel (antiguo seleccionador de baloncesto de España). En él a través de su equipo, aporta sus conocimientos y experiencias a todos los chavales que se quieren iniciar y consolidar en el mundo del deporte.

GRACIAS Fernando,  por recordarnos que un deporte es mucho más que un esfuerzo físico. Es un aporte de valores, necesarios en todo momento en nuestra vida.

Podéis conocer más a Fernando a través de su Twitter e Instagram.

¿Sabes que tu vida puede ser diferente y aun así no haces nada para conseguirlo? ¿Te da miedo romper los límites que tienes en tu mente? ¿Quieres poner patas arriba tu vida y conocer eso que llaman felicidad? ¿Quieres que tu empresa alcance esas cimas que siempre has soñado? ¿Crees que el ambiente de tu empresa tendría que mejorar? ¿Sabes que el antídoto a todos los problemas es el NO escuchar tu corazón? Puedes contactar conmigo a través de Twitter, en Facebook y en Linkedin .

.- ¿Quién es Fernando Romay?

Soy un tio alto. Naci en La Coruña. Tuve la suerte de jugar al baloncesto. Me di cuenta que el baloncesto es más que un deporte, para mí es una forma de entender la vida, es una forma de entender muchas cosas. Y que a través de ese baloncesto que me han enseñado gente muy valiosa para mí, he hecho una forma de ser y una forma de pensar que intento transmitir a los demás con los valores que me ha enseñado toda la gente que me rodea.

.- ¿Cómo se ve desde tu altura a la gente en estos momentos que estamos viviendo?

Muy diversa. Me gustaría verlos mejor. Me gustaría poderles mirar a los ojos y ver muchas más cosas de las que veo. Desde mi altura, lo que se ve, es que estamos en un mundo que estamos tan pendientes de vivir que no nos damos cuenta de cómo vivimos. Pero además estamos tan pendientes de ser, que no nos damos cuenta de cómo somos . Y estamos tan pendientes de aparentar que no nos preocupamos de ser.

.- De mayor, ¿Qué quieres ser?

Pues un poco lo que me aportan, lo que soy ahora, pero seguir siéndolo. Yo me fijo mucho en la que gente que está a mi alrededor, y tengo la suerte de estar siempre rodeado de gente que me aporta mucho. Gente que me aporta grandes lecciones en esta vida que intento llevarlas a cabo, que me aportan ilusión, sabiduría..

.- ¿Qué infancia y juventudes estamos creando?

Yo creo que estamos creando unos monstruos malévolos, que deberíamos replantearnos. Ya estamos bastante mal lo estamos haciendo nosotros, para desear que los que vienen por detrás, sean como nosotros. Me parece que tenemos que darles una vida mucho más rica en valores y dejar de pensar en el valor. Una vida mucho más rica en respeto y dejar de buscar que te respeten sin respetar tú. Dejar de pensar en el dinero y pensar muchísimo más en lo que vale la pena.

.- ¿Qué no olvidas nunca de tus principios?

Pues eso, los principios. El muro de La Coruña. Mi padre  trabajando en él. A mi madre deslomándose por sacar a una familia… Y todo eso hace que todo esfuerzo que pueda hacer yo, sea poco porque es lo que me han enseñado ellos. Y lo que uno nunca puede perder son esos principios

.- Tras tus experiencias, ¿Qué características tiene buen líder?

Fernando RomayEn 1º lugar, CARISMA, y en 2º lugar, RESPETAR.

Yo con todos los lideres con los que he convivido, tenían un gran respeto por lo que estaban haciendo. Y ese respeto lo sabían trasladar. Si tú no respetas en absoluto te van a respetar a ti, por lo tanto nunca serías un buen líder.

Yo creo que la clave de todo en esta vida es tener un respeto. Y a partir de ahí viene la educación, la integridad y otras muchas cosas.

.- ¿De qué se aprende más, de las derrotas o de los éxitos?

Se aprende más de los éxitos.

Hay gente que dice que se aprende más de las derrotas. Pero aquí me voy a tirar flores, si tuviera que aprender de mis derrotas, hubiera tenido que aprender más bien poco.

Lo que hay que tener vocación, es aprender de todo. Se aprende de la vida y de las vivencias. Y las vivencias, son derrotas y éxitos.

Si no tienes éxito, ¿De qué te vale todo lo que estás aprendiendo de las derrotas? Y si del éxito no aprendes más, te pierdes una parte importante del libro, que es la vida.

.- ¿Como damos el 1 paso hacia nuestros sueños?

A base de esfuerzo. Culiprieto.

Yo tengo dos palabras que me encantan, que he acuñado que una es el BUENROLLISMO, que es eso que hace que todo el mundo que esté a tu lado, se vaya con una sonrisa . Y si eso lo trasladamos , el mundo sería mucho más feliz. Y después la otra palabra, es estar CULIPRIETO.

Durante toda mi vida, siempre estoy así. Cuando voy al Campus, cuando voy a la Federación, cuando hablo con mis hijos…

Nunca puedes estar relajado. Siempre tienes que estar con esa tensión que estés dispuesto a darlo todo al 100%.

Por lo tanto, para dar el 1 paso, tienes que estar CULIPRIETO. Con toda la energía que has hecho para dar ese primer paso, ya sea en formación, educación o conocimiento.. Y después ya tienes todo eso, tener el arrojo para dar ese primer paso.

 

¡¡Eres un Crack!!

Nunca soñé con ser crack, nací siéndolo” dice Chiche Arano.

crackTe prometo que cuando acabes de leer este artículo, sabrás qué hacer para pertenecer al club de los cracks.

Buscamos con ansias el titulo de crack en el ámbito de la vida que nos apasiona. Pensamos que cuando nos lo digan, ya habremos llegado a la cima.

Quiero decir que a la cima nunca se llega, sino que siempre se debe estar en plena ascensión y que eso que nos llamen Cracks, es algo objetivo que nos puede hacer “perder” la cabeza, casi siempre,  pasando de la humildad, esfuerzo, confianza, al mayor de los egos.

Yo quiero hablar de un Crack, coherente, claro, directo, humilde y siempre enarbolando la bandera de dar a los demás su talento, su esencia.

Pensamos que no podremos ser crack nunca. Que nunca llegaremos a nada.

La percepción que siempre tenemos de uno mismo, normalmente suele ser un CAOS. Nunca nos solemos ver bien delante del espejo, siempre nos sacamos defectos, olvidándonos de nuestros esfuerzos, éxitos anteriores. Siempre hay que no nos gusta.

No nos queremos nunca tal cual somos, siempre hay algún PERO que nos gustaría retocar en nuestro cuerpo o mentalidad.

Y estoy de acuerdo contigo, nunca llegarás a nada si no empiezas transformando tu subconsciente.

Siempre has estado diciéndote cosas como: “ No puedo, es imposible, tengo miedo, no lo conseguiré, es una locura difícil de conseguir…”..

Todos esos pensamientos pasaban a tu subconsciente, a través de un coladero transformándose en realidad. Haciendo que esos pensamientos, fuera para tu cerebro, como la verdad suprema….¿O es que tu realidad no está llena de no puedo, miedos o imposibles?

Para empezar la transformación a crack, tienes que empezar por hablarte de otra forma. Para que esos pensamientos empiecen transformando tu realidad a través del subconsciente.

Porque el cerebro si le dices que no puedes, no lo harás. Pero si empiezas a decirte, que SI lo harás, tu realidad empezará a transformarse.

Empezarás el camino del crack

Vivimos en una siesta constante. Y cuando nos despertamos, nos damos cuenta, que no estamos viviendo la vida, que soñábamos. En ese momento, es el momento de romper con la jerarquía de las creencias que nos has estado guiando hasta ahora la vida.

Darnos cuenta de esa situación, es empezar a vivir en el presente, que es lo único que tenemos en la vida, y que desaprovechamos.

Al despertar te das cuenta, que no sabes qué eres.

Sabes que no eres ese puesto de trabajo que te repatea el estomago. Sabes que no eres feliz con esa pareja , que no eres lo que dicen los demás que eres tú.. No sabes lo que eres en definitiva, pero si sabes que no eres lo que las circunstancias, los demás han dicho de ti.

¿Qué hacemos?.

En esos momentos, el miedo se torna en forma de incertidumbre. Piensas que has perdido el tiempo en algo que no te hacía feliz, con una persona que no te alentaba en la vida o un trabajo que te hacía sentir un número y no una persona.

Los sentimientos encontrados, se convierten en una oportunidad ideal para que la ira haga de las suyas.

Tienes dos opciones si te encuentras en ella:

 Perdonarte o Pudrirte.

Si optas por pudrirte, esos sentimientos te comerán y la opción de ir de victima por la vida, estará ganando enteros. Si optas por perdonar todo lo que ha pasado en tu vida, entenderás que el pasado ya no existe y que el presente es la única manera para crear ese crack soñado.

Estás tomando la decisión.

La decisión de darte cuenta que el miedo es algo que siempre estará en nuestras vidas, y es el factor que diferencia a un crack de una vida mediocre. Los crack no son unos temerarios que piensan que el miedo no existe, claro que está ahí. Lo que ocurre, es que se enfrentan a él, van de cara hacia la vida. Saben que el miedo tiene algo que enseñarles y no que bloquearles.

Los crack hacen lo contrario a lo que hace la sociedad actualmente. Los demás hablan mucho y hacen poco, ellos al revés. Hacen más que hablan.

Las palabras se las lleva el viento, lo actos no. Actos que darán miedo, pero sabemos que tenemos que hacerlo.

¿Todavía sigues queriendo una vida mediocre o de crack?

Cuando haces más que hablas, empiezas a resolver la pregunta que a todo ser humano le corroe: “¿Qué hago en este planeta?”.

crackEmpiezas a darte cuenta, que la única brújula que tienes que seguir, es la de tu corazón. Ves situaciones, oportunidades que antes no veías, por pequeñas que fueran, son la catapulta a esa vida soñada, a esa felicidad.

Sientes que la vida no es recibir, recibir y cuando no lo haces, dar pataletas como los niños pequeños. Una vida de crack es dar, dar y dar a los demás. Porque siempre la vida te devuelve con intereses de felicidad, lo que has dado a los demás, las vidas que has transformado a través de tu talento y acciones.

Una vida de crack se basa en dar a los demás, olvídate de primero recibir para luego dar. De eso no se trata. Ya simplemente dando, recibes el mayor de los beneficios, la sonrisa de la persona que has ayudado.

¿Qué más quieres?

Cuando empiezas a dar lo que mejor se te da, tu pasión, tu felicidad, sientes que es a eso a lo que has venido a este mundo. Las puertas de tu felicidad, se estarán abriendo de par en par para ti. De ti depende que des el paso y que dejes que el miedo te impulse hacia ella o te arrastre a dónde estabas antes de empezar.

Un crack siempre tiene en su boca una palabra, que hemos olvidado en el paso de la niñez a la madurez. GRACIAS.

Gracias por levantarse y tener 24 horas de oportunidades para dar , conocerse, ayudar y progresar. Gracias por las caídas que sufrirá, porque le enseñaran cosas que no veía. Gracias por el equipo, personas que tiene a su alrededor que siempre te están enseñando algo que tú no sabes. Gracias por lo que aprendes de cada instante que la vida te da y que lo único que tenemos es eso, el presente.

Siempre dan gracias por todo, ¿Y tú?

Y gracias porque siempre, tenemos delante de nosotros, a personas, que son espejo de nosotros mismos. Nos muestran cosas que no sabemos de la vida, o de nuestro ámbito profesional. De cosas que nos repelen de sus actitudes, de su forma de ser, de su personalidad, los cuales también son también nuestros espejos.

¿Por qué?

Preguntate por qué te repele, ¿quizá también tienes un parte de ellos en ti?

Un crack no monta dramones por no hacer todo. No les hace productivos hacer todo, más bien pierden resultados, que sí conseguirían haciendo lo que se les da bien. ¿Las demás actividades? Las delegan.

Así que céntrate en tus actividades núcleo, esas que se te dan bien y las demás, DELEGA.

Ves que para ser un crack, no hace falta salir en televisión, cruzar el cañón del colorado con una cuerda, o que tus ideas sean publicitadas en una película. Son acciones sencillas, que transformarán tu vida de rutina y mediocridad, a esa vida soñada con resultados de crack.

¿Cuándo te vas a poner en marcha y conseguir tu carnet de crack?