¡¡Hackeando las Mentes Disruptivas!!

Mi éxito se debe a esto: Nunca doy o tomo ninguna excusa” decía Florence Nightingale

Con este artículo, ya son 999, los publicados en el blog.

Y todos ellos tiene una característica: La importancia de la Disrupción en todos los aspectos de nuestra vida.

A lo largo de todo  este tiempo , he oído muchas definiciones de Disrupción. Así cómo muchas patadas y apropiaciones indebidas encima de un escenario o en un libro, de lo que es la Disrupción, un estilo de vida, que desde que el hombre es hombre, siempre ha estado entre nosotros. No ahora porque el mundo sea Digital, nos hemos inventado la terminología o hemos descubierto que el mundo es VUCA.

Ya era así desde que el hombre luchaba contra los Dinosaurios.

La R.A.E, la denomina como “Rotura o interrupción brusca” y que se impone y desbanca a los que venían empleándose.

Si leemos esta definición, lo primero que sentimos tras la misma, es miedo. Nos está diciendo que es algo que se rompe. Y el ser humano está apegado a sus ideas, creencias y formas de hacer las cosas . Por lo tanto hablar de Disrupción es hablar de gente “diferente” que quiere romper lo establecido.

¿Pero qué pasaría si te dijera que TODOS LOS SERES HUMANOS SOMOS DISRUPTIVOS? Y desde que nacemos.

¿Por qué?

PORQUE TODOS TENEMOS UNA MANERA DIFERENTE DE VER LAS COSAS, DE VER LA VIDA. Como bien dice Fernando Botella “Una forma desacostumbrada de ver las cosas“:

Todos tenemos una forma diferente de ver la realidad. Y sin embargo, nos da miedo mostrarla , porque nos hacen creer, que si la mostramos, seremos tildados de revolucionarios, diferentes, raros.  Sin embargo, somos niños con zapatos nuevos, a la espera de novedades, de gadget nuevos y espectáculos que nos hagan abrir la boca como nos pasaba cuando íbamos a la Cabalgata de Reyes Magos.

Esta incoherencia, fue uno de los precursores del nacimiento de este blog, el estudiar a la gente que hacía la cosas de forma diferente, que se salía de lo establecido y no por fama o seguidores en Redes sociales, sino porqué sentía que era su propósito en la vida, SER ÉL MISMO, HACIENDO LO QUE SENTÍA QUE TENÍA QUE HACER .

En una sociedad en la que está bien hacer lo que todos hacen , en los que gritamos a pulmón abierto, canciones como “¿A quién le importa lo que yo haga?”, pero envidiamos a quién lo hace, copiamos modelos de éxito y en los que la creatividad es algo que se cree que se consigue a través de un Master, ser uno mismo, ser disruptivo,  es algo “no bien visto”.

¿Pero qué características tienen estas personas disruptivas?

.-Coherentes en estado puro.

A lo largo de todo este tiempo, he visto pasar muchas modas. Personas que se dedicaban a una cosa y al día siguiente por otra moda, se dedicaban a otra cosa. Quedando su personalidad al descubierto,

Los disruptivos, son lo que son, haya la moda que haya, pase el tiempo que pase. No son otra persona, no son según el aire que corra.

Y eso se ve en sus actos. Son lo que ves, sin tapujos, sin miedos, sin medias tintas. Hacen lo que dicen que van a hacer. Pase lo que pase. Digan lo que digan. Porqué ellos no dependen de modas, ellos son la tendencia.

.- La creatividad es una consecuencia de su forma de ver la vida.

Me gusta ver los cursos que nos hablan de cómo sacar la creatividad que hay en ti, el talento que te inunda o los sueños que llevas dentro. Nos gastamos el dinero pensando que los demás tienen esa barita mágica para sacar de nosotros algo que pensamos que es imposible.

La creatividad es la expresión de cómo vemos el mundo. Y todo comienza permitiéndose ser uno mismo, sin tapujos, sin miedos a las represalias, solo experimentando.

Eso es la creatividad.

.- Los retos son oportunidades, momentos para demostrar de qué estás hecho.

Cuando tienes un reto, los afrontas de dos maneras diferentes. Tienes miedo, quieres mirar a otro lado, no quieres afrontarlo, porque no sabes qué va a pasar y sólo de pensarlo, ya te pica todo el cuerpo. O piensas que un reto, es una forma de descubrir cosas que no sabías de ti, talentos que tenías dormidos o cosas que tenías que aprender.

.- La pasión es su gasolina. Y el miedo, su aliciente. 

He sido un miedoso siempre. Pero una vez, una persona me comentó tras una entrevista: “Siempre tengo miedo, pero he conseguido que el miedo sea una catapulta y no una losa. El miedo tiene que impulsarte, no acobardarte. Todo empieza y termina en tu mente. Y mientras tanto esa oportunidad se irá a la búsqueda de la más guapa, pero no serás tú“. Comentario que me hizo darme cuenta y así lo he testado, que entre la mediocridad y el éxito, solo hay

.- El aburrimiento es no haber amor en lo que haces. 

Te estás aburriendo porque no hay corazón en lo que haces. Te aburre tu pareja porque no hay corazón en lo que hacéis. Te aburre tu trabajo porque no hay corazón en nada.

Los disruptivos, en todo lo que hacen, ponen su corazón, porque saben que todo, sin corazón, serán igual que los demás. Y sin corazón, la mediocridad está más cerca que el éxito.

.- No son felices. Están en paz. 

No creo en la felicidad como se nos expone. Creo que hay que irse a dormir en paz.

En paz con uno mismo. Sabiendo que has hecho lo que tenías que hacer. Ni más ni menos. Que has dicho lo que sentías, que has amado como tu corazón te dictaba, que has probado la idea que sentías que tenías que lanzar…. Eso es la felicidad, estar en paz con uno mismo , porque no te has dejado nada por hacer durante el día de lo que sentías que querías hacer.

.- Su marca personal es transparente. Nunca hay fuegos artificiales en sus entradas. Sólo quieren ayudar, darse a los demás.

Una de las personas con mirada “desacostumbrada” que conozco, es Sergi Corbeto. Tras hablar con él, la huella que deja en ti, como en otras personas que he estudiado, es así, transparente, clara, directa, sin artificios, con humildad.

Y podrían tener un ego impresionante, porque sus resultados los avalan. Pero ellos solo quieren ayudar a los demás, como a ellos le ayudaron. Quieres impulsar, alentar, no quieren fuegos de artificio que tras ellos, solo hubiera humo.

.- Son lideres innatos. Son inspiración e influencia.

La congruencia, la coherencia en sus actos, la inspiración que provoca en los demás, el acompañamiento hacia lugares impensables para sus seguidores, son algunas de las acciones que realizan de forma innata, natural que los llevan a la definición de líder del Siglo XXI.

.- Más inteligentes emocionales que títulos en su pared.

La inteligencia emocional es el vehículo de relacion entre los seres humanos y más en un mundo tan digitalizado.

Una mirada, un abrazo, sentir empatía por las personas que le piden ayudan. Saber que ellos también pasaron por lo mismo ante los momentos de emprender hacia su felicidad, es de personas inteligentes. Es saber que las personas somos mucho más que miedos y descubriendo quienes son, es la única manera de alcanzar el éxito que la vida tiene preparado para nosotros desde que nos ponen aquí.

Y sin emoción, nunca se descubrirá.

.- Los locos son los demás. Porque sobrevivir es querer ser diferente haciendo lo mismo que los demás. 

La vida para ellos es caerse y levantarse. Es crear y deshacer. Es liderar y ser seguidor. Es darse a los demás en toda su extensión y vivir los “por aquí no”, “imposible”, todo con una meta, todo con un faro como guía, ser ellos mismos hacia la consecución de su propósito, de su porqué.

Mientras los demás, copiaran lo que hacen los demás. Querrán el éxito para antes de ayer y sin sudar, por favor. Querrán subirse a carros que les dará la fama, pero no el éxito coherente consigo mismo, con lo que son de verdad. Y aún esperaran que haciendo lo mismo que los demás, consigan ser distinguidos como diferentes.

.- El éxito para ellos es ser, no parecer ni aparentar. 

Todo se basa en ser uno mismo, es el mayor éxito que un ser humano puede alcanzar. Lo demás será reconocimiento, placas y seguidores. Pero nada más. Porque mientras tanto, los demás querrán aparentar ser, algo que saben que nunca llegarán ni a sentir que son.

TODOS hemos nacidos disruptivos, depende de ti que lo sientas y muestres. O que mires hacia otro lado y quieras ser algo que nunca serás.

Anuncios

¡¡Los 8 Influencers que debes tener en tu vida!!

“El problema no es dejarse influenciar. El problema es nos distinguir las buenas de las malas influencias”.

En mi época de pubertad, siempre te hacían preguntas como ¿Y de mayor a quién quieres parecerte? ¿Y quién es tu ídolo?..

Nos estaban preguntando por nuestros ídolos, quién queríamos ser o a quién nos gustaría parecernos.

A día de hoy, no hay ídolos, hay influencers.

Hablamos del nuevo video subido por tal o cual influencers. De la broma gastada por tal influencers, o cómo ahora se ha pasado a cantar tal influencers de YouTube o cómo ha conseguido tal persona estar en la lista de los más influencers en su campo profesional.

¡¡Son modas!!.

Algunos se quedarán entre nosotros , pero otros muchos ( ¿Quién se acordará de los concursantes de este año de O.T. dentro de 10 años?), nos olvidaremos de ellos tan rapido como dejen de salir en televisión.

Pero me gustaría hoy, hablar de los influencers que todos hemos tenido en algún momento de nuestra vida, y que nos han cambiado la visión de la misma, de lo que éramos capaces de hacer o conseguir.

A lo largo de más de 1.000 artículos y 300 entrevistas, muchas personas me comentaban quienes habían sido su inspiración, quienes y cómo habían sido esos amigos o personas que les habían influido para empezar a ser quienes son a día de hoy.

Si en algún momento de tu vida, te has preguntado ¿Por qué no consigo cosas diferentes en mi vida? y no has cambiado de amigos, no has dado oportunidades a gente diferente, ahí tienes la respuesta, ESTAMOS HECHO DE LAS PERSONAS CON LAS QUE NOS RELACIONAMOS. 

Si en tu grupo de amigos tienen miedo a hacer cosas diferentes. Si en tu grupo de amigos no aceptan que los integrantes puedan hacer cosas diferentes, relacionarse con otras personas, te aseguro que tu futuro será igual que tu presente, rutinario y limitante.

¿Pero qué tipo de influencers “del día a día”, tendrías que buscar en tu vida para que las cosas cambiasen?

1.- El qué cree más en ti, que tu madre y tú mismo juntos. 

Todos tenemos una persona que cree más en nosotros, que nosotros mismos. Ya habremos podido subir al Everest, ya habremos podido superar lo insuperable, que el ser humano , siempre duda de si mismo, sobre todo cuando va a comenzar a hacer algo que no esperaba y que no domina.

Es una persona que cree en ti, que te motiva, y alienta. Que está predispuesta a ayudarte aunque sea el reto más difícil jamás emprendido nunca.  Es una persona que cree en las personas. Que su experiencia personal le ha enseñado que el ser humano es mucho más de lo que sus pensamientos dicen que pueden.

Pero no creas que es un pelota o un adulador. Te lo dice de verdad. Cree en ti, no haga nada diciéndote nada que no puedas. Al revés, cree y sabe, que la fuerza positiva es más fuerte que cualquier impedimento.

2.- El que cuando habla, nos callamos.

Todos tenemos una persona así. Puede ser de nuestro circulo más cercano, algún conferenciante, … es una persona importante para nosotros. Nos enseña todo lo que sabe. Nos alienta a que seamos mejores. Y como todos nos caemos, no nos lo reprocha, sino que nos dice qué hemos hecho mal y nos alienta a preguntarnos, qué debemos hacer para que no se repita.

Todos tenemos una persona que cuando habla, nos callamos para escucharla.

3.- El que te da la patada que necesitas. 

Hace unos días con un cliente me lo comentaba, “Necesitaba una patada tuya para despertar y darme cuenta de quien era y qué podía hacer”. A veces necesitamos esa patada que nos impulse a dar un paso adelante. Porqué mientras tanto nos gusta dudar, pensar en datos, en ser adivinos y las oportunidades acaban marchándose.

4.- La más dulce que Winnie the Pooh.

Todos tenemos alguna persona a la que tras nombrarla la consideramos, como “es un amor”: Es aquella persona que la podemos llamar en medio la noche. Aquella persona que le puedes pedir un abrazo cuando necesites que alguien restituya tus huesos rotos.

5.- El cerebrito. 

A veces el impulso, las ganas de llegar, no nos hacen pensar. No nos hacen planificar bien el viaje que queremos emprender. Y ahí tenemos a la persona que siempre tiene todas las respuestas para nuestras dudas. No es un “sabelotodo” impertinente. Sino aquella persona, que es el mapa que necesitas en el camino a vivir.

6.- “Qué cabrón”.

Todos tenemos una persona así. Una persona que la denominamos así, porque sentimos envidia de su éxito. Una persona que se ha hecho así mismo. Que ha luchado tras haberse caído más veces de las que nosotros podríamos imaginar que podríamos aguantar. Es lo que consideramos un referente de éxito para nosotros, porque lo consiguió no haciendo lo mismo que los demás hacían, sino lo que él sentía que tenia que hacer .

7.- El ancla

En un mundo donde la necesidad de tener una marca personal que sea reconocida como influyente, conseguir el éxito antes que los demás y que aumenten nuestros seguidores a un ritmo vertiginoso , nos hace querer vivir en un mundo ideal como nos dirían las películas de Disney.

Se nos ha ido la cabeza, con el fin de ser considerados como referencia o influencer en nuestro campo. La envidia nos invade y nos hace creernos que todos los seguidores que tenemos, nos conocen y refrendan nuestro trabajo.

Tener una persona que nos pone los pies en la tierra. Que nos dice cosas que no nos gusta oír. Que nos recuerda que la vida es una y que el éxito es irse a dormir con la conciencia tranquila

Eso son los anclas que tienes que tener en tu vida.  Personas que te dicen que no sólo existe el trabajo, sino también tu familia y amigos. Personas que te dicen que como ha venido ese éxito, puede marcharse, y lo que hay que hacer es vivir con la conciencia tranquila siempre. En una vida en la que no todo vale.

8.-  El que sólo piensa en luchar, luchar y volver a luchar. 

Es una persona que tienes que tener en tu circulo más cercano. Somos tan fuertes como nuestro eslabón más débil. Y si te rodeas de personas luchadores, que no creen en el imposible. Que sienten que una caída, es eso, un simple “todavía no” a la consecución de tus sueños,

No te estoy diciendo que tengas que tener uno de cada de este tipo en tu grupo de amigos. A lo mejor un luchador no irá con tu forma de ver las cosas en tu día a día, pero si será necesario a la hora de ser persistente con la consecución de tus sueños o necesites a una persona “amorosa” cuando sientas que las cosas no van como tú querias.

¡¡Pero allá tú!!. Recuerda que somos en relación a las personas que nos influyen.

¿De qué tipo de influencers te rodeas todos los días?

La felicidad es….RESPONSABILIDAD

“Nunca culpes a los demás de tu situación, eres lo que eres por decisión tuya”

¿Cuántos libros que hablen de la búsqueda de la felicidad te has leído en tu vida?

¿Cuántos libros, que en su portada sale la palabra felicidad, cuando los ves, quieres comprártelos?

Seguro que la respuesta es: ¡¡MUCHOS!!.

Al igual que el ser humano en la antigüedad , ha provocado guerras por la búsqueda y cuidado del Santo Grial. El ser humano en pleno siglo XXI, busca la felicidad, como su única obsesión.

Vamos al gimnasio, porque creemos que un cuerpo 10, nos dará la felicidad que sentimos que no tenemos. Leemos libros que nos hablan de la felicidad, porque creemos que los “gurús”, serán felices y nos dirán cómo lo han conseguido. Somos infieles a nuestras parejas con amantes pasajeros pensando que ellos serán los que nos darán el elixir de la felicidad. Por no hablar de relaciones de pareja, que sabemos que nunca conseguiremos esa felicidad , pero las mantenemos, porque fuera de ellas, pensamos que nunca lo seremos.

A lo largo de estos años he visto las barbaridades que hace el ser humano, con tal de poder decir a los 4 vientos, o más bien creerse que es feliz.

Pero ¿Qué es la felicidad?

A lo largo de muchos artículos, he comentado lo que me decían a mí que era felicidad. Y no estoy hablando de consumismo ni es meterse contra el Estado opresor ni cosas así. Sino que la felicidad era seguir con lo estipulado por la sociedad o las personas con más “experiencia” que tú.

Es decir, tienes que tener pareja a cierta edad. Y ya no hablamos de un trabajo, que aunque te den por todos lados, puedes decir que estás trabajando en un sitio de 8 horas; hijos nada más casarte y una hipoteca que asfixie hasta a tus nietos.

Si tenías todas esas cosas, ya eras considerado un “ciudadano de un lugar llamado mundo“: Uno igual que ellos, el titulo de persona “feliz” del mundo.

¿Pero si muchos han conseguido eso, por qué triunfan tanto los libros y las conferencias sobre la felicidad?

¡¡PORQUÉ AÚN HABIENDOLO CONSEGUIDO, NO SABEMOS QUÉ NOS PASA , PARA NO DORMIR POR LAS NOCHES, NO ESTAR A GUSTO EN NUESTRO TRABAJO O NO AGUANTAR A NUESTRA PAREJA AUNQUE NO DIGA NI HOLA!!.

Porqué la felicidad es RESPONSABILIDAD. 

Es una idea que he ido adquiriendo a lo largo de todo este tiempo, damos a los demás, el poder de la responsabilidad sobre nosotros mismos.

Creemos que porqué lo ha dicho tal persona y sale en televisión, su manera es la única, probada y testada para conseguir seguidores, ser rico o famoso. Si todos subimos por el lado derecho de la escalera mecánica, todos lo hacemos, seguimos la pauta, sin preguntarnos :” ¿Qué razón tiene que hagamos haciendo esto? ¿Sólo existe está formula?”

Mejor que piensen otros, nosotros preferimos seguir lo establecido, lo conveniente para que no tengamos problemas por si nos salimos de lo establecido. Para que no nos tilden de “raritos”, preferimos no preguntar, dudar, y si los medios de comunicación, el gurú de turno,…nos dice que es la manera para llegar al éxito, nosotros la acatamos, con mucho gusto.

¿Qué acaba ocurriendo?

Que los resultados que te prometían , no llegan y quizá ni llegarán.

¿Por qué?

Porqué esa persona te ha dicho su concepto de felicidad, cómo consiguió lo que te está explicando, con sus circunstancias, características vividas en ese momento. Y tú momento, es totalmente diferente. No todas las herramientas sirven por igual para todo el mundo.

Si todo el mundo hace lo mismo, ¿Como te vas a diferenciar si has acudido a un curso que impulse tu marca personal? por ejemplo.

Nos quejamos de los resultados que nos habían prometido, cuando en realidad lo que estamos haciendo es copiando a otra persona. Estamos queriendo conseguir su felicidad, su éxito, fama, en definitiva ser igual que ellos.

Cuando nuestra felicidad, está en otro carril.

Y de ahí surgen las frases: “Nunca conseguiré nada en la vida, nunca seré alguien conocido, nunca llegaré a tener pareja …”. Adicciones a las pastillas, mentiras, alcohol o desidia por la vida..

No estoy exagerando, porque todos conocemos gente, que se encuentra en dicha situación. Pasando de la vida, porque creen que ya nunca vivirán esa sensación de felicidad de la que tanto se habla.

Podemos hablar de Marca Personal, de liderazgo, coaching, de hacer macramé o lo que quieras, pero si no las haces tuyas, nunca conseguirán aportarte esa felicidad que buscas.  TU FELICIDAD. 

Si las haces a tu manera, estarás siendo responsable.

Porque eso es la felicidad, SER RESPONSABLE DE UNO MISMO, HACIENDO LAS COSAS COMO UNO SIENTE QUE TIENE QUE HACERLAS. 

Como diría Frank Sinatra: ¡¡A mi manera!!.

Eso es la verdadera felicidad, SER RESPONSABLE DE UNO MISMO HACIENDO LO QUE SIENTE QUE TIENE QUE HACER A SU MANERA. 

Son dos de las características de las personas que he ido entrevistando durante estos años y que se consideraban felices:

  • Habían utilizado muchas herramientas para conseguir sus sueños, pero siempre a su manera.
  • Y eran responsables de sus actos, de si mismos, de sus sueños, en definitiva…de su vida.

Así que por favor:

  • Deja de buscar la felicidad en métodos estándares, porque ahí no está tu felicidad.  Estará la felicidad de la mediocridad, de las copias baratas, pero no la tuya.
  • Se responsable de ti mismo, de tus actos, de tus pensamientos, de tus sueños….Porque es el principio de tu felicidad. Repito, de TU FELICIDAD.
  • Cuando estas disfrutando de tu Felicidad, estarás dejando huella. Estarás mostrando tu marca, eso que te distingue de los demás.. Y no necesitarás crearla por “métodos químicos” ni la conozcan a través de métodos estándares, porque ya la verán, sabrán que eres responsable de tu felicidad.

¿Y tú eres responsable de tu felicidad?

 

 

 

¿Sabes que solo tienes una p*** vida?

“No te preocupes, ya tendremos otra vida para encontrarnos y quizás todo funcione“.

Es una de las preguntas que siempre hago a mis clientes:

¿Sabes que solo tienes una p*** vida?

Normalmente la suelo utilizar para parar la rueda de pensamientos que comienzan con la frase : “Y si…pero no porque”.

Una pregunta con la que intento que las personas se den cuenta, que solamente tenemos el presente, el ahora, para empezar a ser felices, vivir en paz o como quieras…

Pero sin embargo, lo único que nos pasamos el día haciendo es  posponiendo nuestra felicidad, posponemos nuestros sueños, siempre estamos posponiendo todo, porque no sé quien nos ha dicho, que seguro que hay tiempo para todo o que la ley de la atracción hará milagros por nosotros desde el sofá de nuestra casa.

No sé en qué libro lo debe poner, pero los seres humanos, se creen que tienen más vidas que un gato.

Creemos que tenemos tiempo para leer, para hacer nuestros sueños realidad, para decir TE QUIERO a esa persona que nos vuelve loco, para cualquier cosa…Pero ¿QUÉ ACABAMOS HACIENDO?

Haciendo lo estipulado como “deseado” por los demás, pero no lo conveniente para ti.

Estamos en un trabajo que no nos gusta, calentando la silla pensando qué haríamos si hiciéramos lo que siempre hemos querido hacer. Pedimos tiempo porque sabemos que volveremos a ser nosotros mismos, (¿A caer en la misma piedra de nuevo?). Gritamos al destino que nos deje de joder, pero nosotros repetimos una y otra vez las mismas acciones. Nos comprometemos con una pareja, que realmente lo hacemos para no estar solos y más a determinada edad, cuando realmente soñamos y echamos de menos a otra persona.

Situaciones de la vida real, cotidianas, en las que acabamos optando por los deseos de los demás,en las que gana el miedo a hacer algo a no contentar a los demás, que nuestra libertad, se imponen las expectativas que la sociedad tiene puesta en nosotros, más que nuestros propios sueños y deseos.

¿Y qué es lo que conseguimos? ENGAÑARNOS, PENSANDO QUE YA HEMOS CONSEGUIDO LA FELICIDAD. Ese premio que todos desean y que por fin tú ya has llegado a él.

¿Y por qué una pregunta así, fuerte causa tanto impacto cuando la lees?

Quedan muy bien en tu muro de Facebook o Instagram. Y no es son preguntas difíciles de responder. No hace falta que hayas estudiado un master en Harvard ni cosas así. Lo que pasa, que ver, sentir, poner sonido a esa respuesta te hará creer que quizá hayas perdido el tiempo, que has invertido tu vida en algo que en el fondo, sabias que no te iba a dar la felicidad, y todo por tener “contento” a los demás.

Pues quizá a lo mejor SI. Quizá te importó más la opinión de los demás, el qué dirían si dejabas una relación que no te hacia sonreír o un puesto “seguro” por vivir en la incertidumbre de un sueño .

Pero el pasado, ES PASADO. Y ahora estás viviendo en el presente.

Nos gusta utilizar momentos críticos de nuestra vida, para gritar a los 4 vientos; ¡¡HASTA AQUÍ HEMOS LLEGADO!!.

Una enfermedad de un ser querido, un accidente de tráfico, una muerte repentina de una persona muy querida, son las situaciones que nos hacen click en la cabeza y nos hacen preguntarnos, ¿Qué estoy haciendo con mi vida?

Creemos que tenemos más vida que Mario Bross, pero suele ser en esos momentos críticos de nuestra vida, en los que nos damos cuenta, que SÓLO TENEMOS UNA y HAY QUE APROVECHARLA. 

No te voy a instigar a que te lances a vivir la vida después de este artículo a tumba abierta. Que hagas lo que sientas, obviando lo que digan los demás a partir de ese momento. Porque los seres humanos somos de extremos, o te gusta el tomate o lo odias a muerte.

No te estoy diciendo eso. No te estoy diciendo que ahora vivas como si hoy fuera el último día de tu vida y des rienda suelta a todos tus deseos más ocultos.

Ni te estoy diciendo que te flageles al ver la vida que estas viviendo y todo por haber hecho caso a los demás, y no a tus sueños o intuiciones.

¡¡TAMPOCO TE ESTOY DICIENDO ESO!!.

Sino lo que te propongo es:

  • Deja de posponer tus deseos por miedo al qué dirán.

Los avances que disfrutas nacieron de sueños de otras personas. Las cosas que has conseguido en la vida, empezaron con un sueño. Todos estamos hechos de sueños realizados, intentados y fallidos.

Nuestra historia está hecha de sueños. ¿Y por qué nos tenemos que avergonzar por ellos?

Vivir es luchar por lo que sentimos, por nuestros sueños. Si los demás les da vergüenza expresarlos, darles una oportunidad, que hagan lo que quieran. Ya se lamentaran por las oportunidades rechazadas. Pero date un SI a ti, y vete a la cama con la sensación de haber hecho lo que tenías que haber hecho y sin dejarte nada en el tintero.

Te aseguro que dormirás mucho mejor todos los días desde ese momento.

  • Si están delante tuyo, dales una oportunidad. 

Si está delante tuyo ese sueño, esa oportunidad, es porque algo tiene que enseñarte. Saldrá bien o “menos bien”, pero te aseguro que serás una persona mucho más sabia que aquellas que miran a otro lado teniendo sus sueños delante de ellos.

  • Confía en la forma que desacostumbrada que tienes de ver la vida. 

Porque ella marcará el camino hacia tu paz/felicidad. Porque ella es tu marca, la que te distinguirá ante los demás.

  • Si eres uno Más, ERES UNO MENOS. 

Queremos gente diferente, queremos innovación, alegría, inspiración, pero todos acabamos haciendo más de lo mismo, siendo como los demás.

Vive, y te aseguro que no serás uno más, sino que te señalaran como uno que sabe lo que hace.

Así que, No sabes qué fecha tiene el billete para “allá arriba”, sólo tienes una vida, DISFRUTALA, EXPRIMELA, APRENDE DE ELLA y ÁMALA.

 

 

¿Cómo hacer que te pasen cosas buenas?

Las buenas cosas ocurren todos los días. Solo nos tenemos que dar cuenta de ellas” decía Anne Wilson Schaef

Desde que tenemos uso de razón, o eso creemos, tenemos un destino.

Queremos que nos pasen cosas buenas. Y como bien dice Marian Rojas en su libro , desde que nos levantamos hasta que nos acostamos estamos siempre preguntándonos :”¿Cómo hacer qué nos pasen cosas buenas?“.

Consideramos cosas buenas como tener una cuenta en redes sociales que aumente de seguidores de forma constante, que nos podamos ir por fin a New York o que la compañera de trabajo sea despedida.

Estamos preguntándonos todo el día, ¿Cómo hacer para que nos pasen cosas buenas?. Es decir, estamos todo el día pensando, en la forma de alcanzar, la felicidad.

Y si nos dan la manera más rápida posible para creer que la hemos alcanzado, ¿Dónde tenemos que firmar?

No hay una formula para la felicidad. No hay una formula para el éxito. ¡¡NO HAY FORMULA QUE TE LLEVE A TRAVÉS DE UN ATAJO A ESO QUE LLAMAN LOS DEMÁS, LA FELICIDAD!!.

Desconfia de todos aquellos métodos milagrosos y rapidos que te digan, que en el menor tiempo posible, te van a llevar  al éxito o a la felicidad, porque no es así.

Lo que pasa , es que creemos que los métodos que ha utilizado una persona, te van a servir a ti y aún con mejores resultados,  y acabas lamentándote porqué tras haber invertido tanto, no lo has conseguido.

PORQUE TU FELICIDAD, ES EL SENTIDO QUE LE DAS A TU VIDA. NO LA FELICIDAD LIGHT QUE TE VENDE ESE GURÚ.

Pero lo que nos han vendido y nos hemos tragado entero, es que la felicidad son los followers, el postureo y tener una familia, casa con un garaje en el que quepan 2 coches. Y no es así .

Pero cuando nos damos cuenta, que no somos felices, preferimos ocultarlo, respondiendo a los demás con rabia, ego, frustración y “mala uva”, que reconocer que estamos sufriendo.

Se nos ha enseñado que eso de mostrar tus emociones, está prohibido. Y más si son emociones que pueden utilizarse en tu contra ya que te verán débil.

La experiencia personal y con clientes, me ha dicho que expresar el sufrimiento ayuda mucho más que una noche de juerga por ahi.  Es una bofetada de realidad, en la que te demuestra que todos no son tan poderosos como nos hacen creer. O nuestro ego, mejor dicho.

Por lo tanto, nos damos cuenta, por el camino del sufrimiento, que ese concepto de felicidad que los medios de comunicación, los libros de la ley de atracción o “cómo ser feliz en 21 días”, no van contigo.

Felicidad consumida, que nos dice ” Serás feliz sólo si...”. Provocando frustraciones si no llegamos alcanzar ese nivel propuesto por la “industria”.  Haciendo lo que sea posible por alcanzarlo, porque sino seremos tildados de infelices, mediocres o demás…ya que no tenemos esa capacidad de esfuerzo y resultados para alcanzarla.

¿Y QUÉ HACEMOS? Te estarás preguntando.

¡¡DEJAR DE VIVIR PRE-OCUPADO POR LA CONSECUCIÓN DE ESA FELICIDAD!!.

No eres ni mejor ni peor por un número de seguidores, por dar más o menos conferencias que tus compañeros o no tener parjea a cierta edad.

¡¡ NO ERES NI MEJOR NI PEOR. DEJA DE VIVIR EN UN ESTRES CONTINUO!!. Porque aunque lo consiguieras, luego te estaría preguntado.: ¿Y esto es por lo que he estado peleando?.

Aún tras haberlo conseguido, no estás a gusto con ello, te defrauda…PORQUE NO ERA TU FELICIDAD, ERA LA DE LOS DEMÁS. Y les hiciste caso porque tenías miedo a descubrir qué habría detrás de esa curiosidad que tenías de la que olvidaste por contentar a los demás.

Sobrevivimos , tragándonos olas y olas de pensamientos tóxicos.  Intentando sobrevivir añorando el pasado y/o deseando que el futuro venga lo más rapido posible a nosotros, desde el sofa en el que nos quejamos de la vida perra que llevamos.

Miedos que en el 99% nunca ocurrirán y culpas por la situación que crees que te encuentras , que te hundirán.

Perdonate si así  te sientes y olbserva desde el exterior esa situación, en la que por una decisión te ha llevado a ese momento. Que yo sepa no puedes volver atrás, así que perdónate.

Cada día creo menos en la palabra felicidad, y si en la palabra paz. La felicidad no es lo que nos pasó, sino como gestionamos lo que nos pasa. Es estar en paz contigo mismo, aceptando los hecho como vienen y poniéndote manos a la obra en los que puedas influir.

En definitiva, ES VIVIR EN EL MOMENTO PRESENTE.

Esa es la definición para mi, de felicidad. La paz con uno mismo en el momento presente, en el ahora.

Toda realidad cambia, cuando cambias tu forma de pensar. Cuando es TU FORMA de pensar, no la que dicen los demás que tienes que llevar . Y para ello tienes que abandonar el papel de victima, y empezar a ser el dueño y señor de tu vida, de tus pensamientos.

Mucha gente que han pasado por el blog me ha dicho, “Hasta que no me di cuenta de quien era yo…Hasta que no me di cuenta que lo único que tenia, era el presente…Hasta ése momento en el que me di cuenta que la vida no era siempre lo negativo, que había cosas asombrosas…no empece atraer cosas buenas a la mia”.

Cuando;

  • uno se quita de encima, lo que creía que era y no le daba resultados. Es decir se permite conocerse.
  • Cuando dejamos de reprimir esas emociones y deseos que teníamos expresándolos a los 4 vientos ,
  • Empiezas a fijarte en las cosas buenas de tu vida, que habías dejado de lado, por la felicidad que te habían recomendado.
  • Gestionas emocionalmente quien eres, y sabes que en el equilibrio está la virtud.
  • Cuando emprendes el camino por ser mejor persona.
  • Cuando dejas a un lado dimes y diretes de los demás sobre tu persona..

Entonces empezarás a vivir en el presente. Y recuerda que es lo único cierto que hay en esta vida, que sólo vivimos en el presente.

Si quieres te pases cosas buenas:

  1. Responde a la pregunta: ¿Quién soy yo?
  2. Aceptate. Al no ser que tengas un hermano gemelo, y aún así, no hay nadie como tú.
  3. Lucha por tu pasión.
  4. Estate en modo Aprendiz continuo.
  5. Y que digan lo que quieran los demás, si tú sabes la respuesta al primer punto.

Se buena persona, se TÚ y te aseguro que te atraerás cosas buenas.

¿Por qué crees que no te ocurren cosas buenas en la vida?

 

 

 

¿Cómo afrontar el camino a recorrer?

“Escoger un camino significa abandonar otros. Si pretendes recorrer todos los caminos posibles acabarás no recorriendo ninguno” Brida. Paulo Coelho

Amamos el éxito.

Queremos hacer las mismas cosas que hace esa persona que seguimos. Devoramos el libro de la persona que nos inspira, y pensamos que nos gustaría escribir un libro como él. Queremos ganar el mismo dinero que esa persona y sobre todo, que las cámaras, luces nos bañen con minutos de interminables de aplausos y gritos.

Adoramos el éxito. Pero eso si, no queremos saber y/o nos olvidamos de lo que hay detrás del mismo.

Detrás de esa foto, de ese libro, de ese trofeo, existe un camino para llegar hasta allí. (Excepto que haya habido tongo o alguna cosa siniestra).

Nos encanta la frase de “Caminante no hay camino, se hace camino al andar”. Pero cuando la pensamos, ya nos entran sudores fríos al pensar que nos tenemos que poner a caminar hacia nuestra meta.

“¿No hay nadie que nos lleve de forma rápida y sencilla? ¿No hay una manera de saltarnos todos los pasos” Son algunas de las preguntas que lanzamos al aire esperando que sean recogidas por algún alma caritativa y nos lleve a dónde queremos.

La experiencia me ha dicho, que si no disfrutas del camino, el éxito nunca sabrá igual.

Adoramos los libros, conferencias y artículos en los que nos promulgan como llegar a hacer amigos de forma rápida, cómo alcanzar el éxito antes que tu vecino o cómo ligarse a esa chica antes que el cachas de la televisión te la quite.

Todo lo que signifique, el menor esfuerzo posible con el mayor resultado posible, ALLÁ VAMOS. Todo, porqué eso de ponernos manos a la obra, caminar, no ver el horizonte que queremos alcanzar y ya ver que el vecino lo ha conseguido, que lo sufra otro, que nosotros queremos el éxito a la mayor brevedad posible.

Si de verdad quieres una cosa, ¿Por qué optamos por la amargura, el miedo, la frustración y la rabia como emociones para que nos acompañen durante el camino? Y lo peor de todo ¿Por qué las elegimos de compañeras de viaje antes de empezar?

¿O es que cuando emprendes el viaje para ver un concierto, el nacimiento de tus sobrinos …vas deprimido? ¡¡Me parece que no¡¡. Eliges la ilusión, la emoción, las ganas, la motivación para que te acompañen.

Ya antes de empezar, vamos mal.

SI ya piensas que va a ser el camino peor de tu vida, que te vas a cansar, que dudas que lo vayas a conseguir y demás…Claro que no te apetece nada empezar, claro que te entrará pereza…Claro que no lo conseguirás.

No estoy diciendo que será fácil si lo coges con más actitud, quizá no lo consigas. Pero lo que si te aseguro, que lo gestionarás mejor.

Creemos que la felicidad solo será cuando lleguemos a la meta. Que solamente lloraremos cuando hayamos pasado roto la cinta que nos dice que hemos llegado. Porqué creemos que el camino, será duro, arduo, coñazo..

Vivimos en tensión. Queremos todo para ya. Porque nos importa nuestro estatus, nos importa llegar a la meta el primero y sobre todo, ponerlo en redes sociales que lo hemos conseguido, para dar envidia.

Por esa tensión, por mantener ese estatus, creemos y nos hacen creer, que tenemos que tener miedo a la oportunidad que tenemos delante de nosotros. Que tenemos que enfrentarnos a ella con respeto y con muchas dudas. Porque si las tomas con alegría, ganas, ilusión, pensarán que estás más loco que las maracas de machín.

Cuando cambiamos el foco, las cosas cambian. Cuando dejamos de pensar de forma negativa, a ver las cosas desde otra perspectiva, las cosas se transforman. Ya no son como creíamos que eran. Ya empezamos a ver una salida a esa espiral donde nos habíamos metido. Ya no es lo mismo.

Pero seguimos pensando que el camino tenemos que vivirlo con sufrimiento, dolor y lagrimas. Que alguna habrá, que esfuerzo vas a tener que echarle, pero ¿sería mejor cambiar la actitud durante el camino? ¿No sería más llevadero?

Porque una actitud diferente a la de los demás ante los retos, hace que:

  • Te focalices más en tu meta y delegues todo aquello que te lastra en tu objetivo.
  • Te das cuenta de que los pequeños detalles, son los distinguen el éxito del fracaso.
  • Las caídas, las afrontas con más animo, hasta con risas. Aprendes de ellas y sabes que no tienes que volver a repetir.
  • Te levantas por la mañana con ganas de seguir hacia adelante y no seguir en la cama lamentándote de la vida que tienes.
  • No estás siendo irresponsable por afrontar la rutina , los retos con una sonrisa. Sino que sabes que gran % del éxito vendrá determinado por tu actitud.

Se nos habla de estar motivados, pero a la vez, que eso de sonreír a la vida, de tener ilusión, con la que está cayendo es de “raros”:

Cuánta más actitud le pongas a las cosas, más motivación tendrás. Es asi de simple la ecuación de la motivación.  Pero eso si, no sonrías, que no se te iluminen los ojos, no cantes, no bailes,… se una persona seria, ten modales…¿Y así como vamos a superar retos? Más bien les vamos a tener miedo hasta a una hormiga.

La suma de tu visión y tu pasión, da como resultado el éxito o el fracaso ante el reto que tienes por delante. Simple y llanamente.

Siempre siéntete valiente porque te ayudará a conocer donde no están tus limites.

Siempre confía , porque si está delante de ti, algo te tiene que enseñar de ti, de la vida, y que hay algo que te está esperando después del camino, seguro.

Agradece lo que tienes, agradece lo que vives, agradece todo, porque el camino te está enseñando mucho más de ti, de la vida, que aquellas personas que se quejan de su futuro pero que aun teniendo un camino por recorrer, no lo hacen.

Recuerda: HASTA ALCANZAR CUALQUIER COTA, TIENES UN CAMINO POR RECORER. Siempre lo hay, y quien te diga, que te lleva por un atajo, no lo creas. NO EXISTEN SI DE VERDAD QUIERES QUE SEA ALGO DURADERO.  Y siempre con ACTITUD, por favor.

TODOS recorremos caminos. La diferencia entre la gente de éxito y la mediocridad, es la actitud con la que afrontas dichos caminos.

¿Qué eliges?

 

 

 

¡¡15 cosas que me han enseñado 1.000 artículos!!

El cambio es siempre el resultado final de todo verdadero aprendizaje” decía Leo Buscaglia

En breves días , estaremos de celebración.

Vamos camino de los 2 millones de visitas totales. Estamos en más de 130 países todos los años y estamos a punto de llegar a 1 millón de visitantes únicos. Además del nacimiento de un nuevo blog, dedicado exclusivamente al mundo del Branding y del Management (Walking into a business)

Cifras impensables para mí el día que me comentó una amiga que empezará a escribir en redes sociales lo que sentía en esos momentos de desesperación por el desempleo.

Llegamos a 1.000 artículos. Cuando hasta el día del 1 artículo no había escrito ni una carta de amor a nadie, y eso de hablar en público me producía más miedo que ir a hacer la declaración de la renta.

1.000 artículos, más de 300 entrevistas, muchas de ellas exclusivas, que echando la vista atrás me han hecho ser diferente a quien era cuando empecé.

Os dejo una serie de reflexiones al respecto:

.- Disrupción. Forma desacostumbrada de ver la realidad.

Ahora  se habla de Disrupción como un movimiento nuevo, sacado de la Revolución digital. Cuando en realidad, gracias a los disruptivos, no seguimos viviendo en las cuevas esperando que los Dinosaurios nos ataquen.

Como bien dice Fernando Botella, la disrupción es una forma desacostumbrada de ver la realidad.  Y los avances de cualquier tipo se producen gracias a esa visión. Una visión diferente a la mayoría de las personas, a lo establecido, a lo que es considerado como “normal”:

Nos gusta hablar de innovación, de romper limites, pero tenemos miedo a los que nos presentan como nuevo, ni a exponer nuestras ideas nuevas , por el qué dirán.

Todos hemos sido disruptivos en algún momento de nuestra vida. Y gracias a ello conseguiste muchas cosas. ¿Por qué ahora tienes miedo a serlo?

.- De vez en cuando, cierra tus oídos. 

Siempre nos decían que había que tener las orejas bien limpias sobre todo cuando nos hablarán los mayores. A día de hoy, te recomiendo, por tu salud mental, que de vez en cuando, cierres tus oídos.

Oídos cerrados a personas que creen que no podrás. A personas que te limitan con sus comentarios. A oír el telediario y creer que el mundo se va a la mierda. Oídos cerrados cuando a pesar de ir consiguiendo resultados, no confían ni creen en ti.

Muchas veces, hacemos más caso a los demás que a nosotros mismos. La mayoría de las veces. y luego nos estamos preguntando qué hubiera pasado si hubiéramos dado un paso más allá que los demás.

Deja de escuchar a cenizos, miedosos y atacados de la vergüenza por gente que ha hecho lo que tú quieres hacer.

.- La felicidad no existe. Solo la tranquilidad de dormir a pierna suelta.

Sé que esto será una ofensa a la industria de la felicidad, pero la felicidad no existe. Eso de estar siempre sonriendo, de andar mientras cantas por la calle… Eso no es felicidad, más bien algo irreal que te producirá más frustración e incomprensión.

Este tiempo he aprendido, que por lo que tenemos que luchar, es por dormir todas las noches tranquilos sabiendo que hemos hecho lo que teníamos que hacer durante el día. No estoy hablando de tu agenda. Con 1 cosa que hagas durante todo el día, pero si esa cosa esta acorde con tu propósito, con el porqué de hacer lo que haces.

Si buscamos la felicidad, es porque nos sentimos infelices. Si buscamos la alegría, es porque nos sentimos tristes. Si buscas dormir tranquilo todas las noches, haz siempre todo lo que este relacionado con tus valores y propósito.  Al 99% de tus amigos se lo recomendarás.

.- Menos redes sociales y más congruencia. 

No creas tanto lo que ves, y si en lo que la realidad te muestra.  No todo lo que se muestra en las redes sociales es la verdad. Conozco a profesionales que aún teniendo redes sociales, no ponen nada de lo que hacen, no se muestran todos los días y cuando supieras lo que facturan, alucinas.

Cree lo que veas en el 1.0 y no tanto lo que te hagan creer en el 2.0, hasta que no lo pruebes tú.

.- Tu mejor Gps es el corazón.

¿Dónde queda la intuición en este mundo? Porque hasta para ir a la calle tal, tenemos que usar el Google Maps.

No nos dejamos llevar por nuestro corazón. Más bien hacemos todo lo posible por no escucharlo a través de gritos con nuestra pareja, alcohol, sexo o echar la culpa de nuestras desgracias al Gobierno de turno.

Te aseguro que te llevará a mejor lugar que en el estás ahora mismo si le haces un poco de caso.

.- La constancia y la disciplina son para los mediocres

No creo en la constancias y la disciplina. A través de las entrevistas con personas relevantes que han conseguido llegar al éxito, no me hablaban de constancia ni de disciplina, porque cuando estaban haciendo lo que sentían que querían hacer con su vida.

Para ellos no había disciplina, sino pasión por un sueño. Para ellos no había constancia, sino foco por sus metas.  No había unas horas determinadas para una cosa y para otras no, solo había una obsesión positiva, su sueño.

Recuerda cuando has sido disciplinado. Seguro que sería algo que no te gustaba. ¿Y acabaste consiguiendo resultados o tiraste la toalla? Haz lo que quieras, pase lo que pase, y te aseguro que no conocerás la disciplina.

.- Las modas son eso, modas. Haz buen uso de ellas. 

Nos encantan las modas, porque las vemos como la posibilidad de llegar al éxito, de sentirnos importantes dentro de un grupo y de que nos aplaudan si es encima de un escenario.  Cuando lo que tendríamos que hacer, es ser críticos primero con lo que vemos, sentir en qué nos puede ayudar a nosotros, y adecuarla a nuestras necesidades.

Tú tienes que ser no una moda para los demás, sino una tendencia. Quien marque un estilo diferente, no como el mismo que siguen los demás.

.- Date la oportunidad siempre que la tengas delante de ti. 

Tenemos delante de nosotros oportunidades, a las que dejamos pasar, por el miedo, el qué dirán o la vergüenza del qué pensarán. A través de los clientes de coaching lo observo, no es que tengamos miedo al fracaso, tenemos miedo a ser nosotros mismo, a mostrarnos cómo somos, a darnos una oportunidad de poderlo alcanzar. ese sueño por el tantos lamentos lanzamos al aire.

Si está ahí para ti, di SI. (Siempre que no hagas daño a alguna persona), porque aunque dicen que puede volver esa oportunidad o se repita, quizá no . Así que aprovéchala.

.- Todos somos creativos, y no hace falta ningún master.

La creatividad es mostrar a través de cualquier herramienta, como ves tú el mundo. Hasta con el famoso “Con un 6 y 4 hago la cara de tu retrato”, puedes mostrar ese lado diferente que te caracteriza.

La creatividad son las gafas con las cuales ves la realidad. Y tú sabes cuáles te sientan mejor para ti. Úsalas.

.- El éxito como nos lo comentan que debe ser, muestra más gilipollas que resultado impactantes.

Si crees que el éxito es tener miles de seguidores en redes sociales. Estar en todos los eventos, que todo el mundo te adule y lo que dices que haces, es residual para ti….Tú mismo.

.- Rodéate de personas mejores que tú.

Cuando te haces mejor profesional, mejor persona, es cuando te rodeas de personas con las que estás con la boca cerrada porque solamente quieres escucharlas y aprender de ellas. Si son peores que tú, si no tienes empatía con ellas, o no las respetas, eres un dictador, no un líder.  Y no quieres aprender, sino avasallar.

.- Escucha , escucha y vuelve a escuchar. Aprenderás más que hablando por los codos tú.

De TODO el mundo puedes aprender cosas que ni tú mismo te podrías imaginar. Si escuchas observarás pequeños detalles que te podrían llevar a una venta, a un nuevo amor o descubrir que esa relación incipiente de amistad no te va a llevar por buen camino.

Escucha más que hables, y te aseguro además de que la otra persona se sentirá importante para ti, aprenderás mas cosas de ella que ni ella misma sabia que existían.

.- Los locos son los demás.

A lo que tildamos de loco, es porque le tenemos miedo. Y si le tenemos miedo, es que nos atrae, nos produce morbo, pero no lo decimos, no vaya a ser que crean que somos como esa idea loca.

Locos son aquellos que teniendo sueños, queriendo hacer cosas , no lo hacen. Y aún peor creyendo que por leyes de la atracción, desde el sofa y sin esfuerzo lo conseguirán.

Cuerdos son aquellas personas que son congruentes. Que hacen lo que dicen que van a hacer. ¿Y tú cómo te consideras?

.- Como no lideres tu vida, los demás te la estarán liderando. 

Si no tomas las riendas de tu vida, son los demás quienes las están llevando por ti. Te guste o no, es así.

.- ¿Y si mañana no estas aquí? 

Te habrías quedado sin hacer muchas cosas, sin decir TE QUIERO a esa persona que te tiene loco, o ese beso que deseas dar desde hace ya tiempo

Esto se resume en :

1.- Ten un PORQUÉ, o no tendrás nada en la vida. 

Sin un propósito, sin unos valores indestructibles, sin un sueño que realizar, ¿Qué tienes en la vida?

2.- Si te siente no normal, EXPLOTALO.

Si todos somos diferentes, todos nos sentimos no normales. ¿Entonces a qué esperamos?

Durante estos días iré informando de colaboraciones que se producirán con motivo de esta celebración. Siempre gracias por estar ahí.