¡¡A sacar la basura!!

“Si te dieras cuenta de cuán poderosos son tus pensamientos, nunca tendrías pensamientos negativos”.

En la vida, todo depende de una acción, tan pequeña, que hasta pensar que la tenemos que hacer, nos cansamos.

SACAR LA BASURA.

Esta noche bajaba la basura con uno de los vecinos, cuando me dijo: “ De pensar que tengo que sacar la basura, me canso…”

Si una simple acción, nos cansa, me gustaría saber qué tipo de vida tendrá cada una de personas, que no sacan la “basura” de su mente.

Vamos caminando por la vida, dejándonos “fluir” por la velocidad de los acontecimientos, los mensajes de Whatsapp y los deseos “impuestos” de nuestra pareja, amigos o jefe. Y cuando “paramos”, todo lo que es diferente, raro en nosotros, nos incomoda, nos molesta.

Pues al igual que nos recomiendan comer bien, ir al gimnasio, hacer el amor no sé cuantas veces al día y ser empáticos con quienes son rodean, TENEMOS QUE SACAR LA BASURA QUE HAY DENTRO DE NOSOTROS, CADA CIERTO TIEMPO.

¿Por qué?

Porque estamos en una sociedad, que en vez de alentarnos nuestra singularidad, que nos impulsa a promulgar nuestra marca, pero no te salgas de las normas, no vaya a ser que destaques más que los demás o nos distingue entre aprobados y suspensos… Nos hace creer que somos lo que sus pensamientos nos instalan, cuando en realidad somos MUCHO MÁS que todo ello junto.

Y es cuando paramos, eso que hemos enterrado encima de tantas mascaras, rutinas y miedos, llamado intuición, nos dice en voz potente: ¡¡Estoy aquí…No eres eso que piensas que eres…Es una creación de la sociedad, estás interpretando un papel, no al que has venido a mostrarnos, el papel principal!

“Pero tengo muchos títulos…Pero tengo muchas posesiones…Pero tengo mucho éxito…” Para mí, por muchos títulos que tengas, posesiones o contactos, si no sabes enfrentarte a un simple NO en la vida, lo demás no me representa nada sobre ti.

Creemos que alcanzando los estándares que la sociedad nos pone, estaremos consiguiendo el éxito, estaremos alcanzando la felicidad. ¡¡Qué ilusos somos!!

Eso no es el éxito, eso no es la felicidad.

Lo que estamos haciendo siguiendo los “predicados” de los demás, es SOBREVIVIR, que no es lo mismo que VIVIR.

Por eso cuando, sacamos la basura de nuestra casa, quedándonos vacíos, nos sentimos desnudos. Ponemos la televisión, no vaya a ser que escuchemos nuestro interior y nos demos cuenta que no estamos viviendo la vida que siempre habíamos soñado.

Pensamos que todo lo que recibimos a lo largo del día, lo necesitaremos como mapa indispensable que necesita un explorador para llegar al templo perdido.

Pues todo lo que crees que necesitas, todo lo que recoges del exterior, hasta la fecha no ha hecho más que no dejarte dormir, pensar en un pasado que ya nunca volverá y en un futuro, que veremos a ver qué ocurre, pero de momento, no ocurre.

Nos da miedo tener espacios vacíos.

Hacer paradas conscientes en nuestro día a día, en la que sintamos que estamos vivos. Porque cuando nos vamos a dormir, damos por supuesto que nos despertaremos. Cuando vamos a trabajar, damos por supuesto, que estamos vivitos y coleando para aguantar al jefe o al cliente de turno.

Damos por supuesto que estamos vivos, y que estamos viviendo, pero estamos SOBREVIVIENDO.

Creemos que haciendo caso a la televisión, a los “gurús” de turnos, a los consejos de los demás, nos haremos fuertes, y nada nos afectara en este mundo de catástrofes, límites y vergüenzas.

Pensamos que haciendo caso a los demás, estaremos caminando con fortaleza y firmeza, para alcanzar eso que todos anhelamos, el éxito. Un éxito que nos enseña que es hacer lo que todos hacen por igual. Nos enseñan a no sufrir, a aparentar, a sonreír aunque dentro de nosotros estemos llorando.

Sé que ahora estarás pensado, ¿Y qué hago para no sentirme cómo me siento? ¿Qué método tengo que usar?

Muy gustosamente te lo digo:

El de VIVIR, el de SENTIR tus emociones, el focalizarte en lo que de verdad te importa en la vida, ¿Y lo demás?

Mandarlo a la basura, con los comentarios de los demás, que te la tienen que bufar.

No existe un método para vivir, al igual que existe uno para encender la televisión o para hacer la contabilidad de una empresa, NO EXISTE.

SÓLO TIENES QUE SENTIR, SÓLO TIENES QUE APRENDER EL PORQUÉ DE TUS EMOCIONES Y ADENTRARTE EN ELLAS, SOLO TIENES QUE EXPRIMIR EL PRESENTE QUE TIENES, PORQUE NO TIENES NI PASADO NI FUTURO.

Y para empezar a vivir, tienes que sacar de tu vida, TODO, SIN EXCEPCIÓN, que te moleste, que te interrumpa hacia lo que quieres, que te impida sentir quien tú sabes que eres, TODO QUE TE INCOMODE.

¡¡TODO!!.

Sufrirás, porque será una situación que hasta ahora, nunca habías vivido. Te dirán que lo dejes, que es imposible, que en tu vida anterior, tenías el control de tu vida, cosa que antes no tenías.

Querrás llegar cuanto antes a la meta, querrás ser feliz para antes de ayer, pero no es un trabajo de la noche a la mañana, te lo aseguro, pero he comprobado que los beneficios serán increíbles.

¿Quieres sacar de tu mente la basura que has ido acumulado?

.- Quédate en silencio todos los días. El ruido no te hace bien, al revés, te genera  un estrés que no te hace ver donde tienes que ver, DENTRO DE TI.

.- No eres lo que crees que eres. NO eres tus propias creencias, por favor. NO eres tan insignificante como crees o te hacen creer. Duda de todo, hasta de ti mismo.

.- Paradas intencionadas. Para 5 minutos, a lo largo del día, a reír, a ser tu mismo, a pensar cómo va el día, a darte cuenta que estás vivo. A ver la realidad como es, no como el robot que nos hacen creer que somos.

.- y sobre todo preguntante siendo coherente contigo mismo: ¿Qué harías si no tuvieras miedo?(Aunque siempre lo vas a tener)

A partir de ahora, cuando te digan que tienes que bajar y sacar la basura, alégrate, porque sabes que es una acción que siempre reportar grandes beneficios.

El día 27 de Abril estaré en Fnac Callao, a las 19:00 horas, presentando “Liderazgo Canalla. Libera tu lado más rebelde”.

¡¡No riesgo, no victoria!!

En un mundo que cambia realmente rápido, la única estrategia en la que el fracaso está garantizado es no asumir riesgos” dice Mark Zuckerberg

Se nos llena la boca con palabras transformación, reinvención, superación, motivación,…Y cuando hablamos de riesgo, nos metemos debajo de la cama, hasta que haya pasado el “coco”.

¿Qué nos pasa?

Vemos títulos de congresos y cursos, que me encantan: “Aprende a vivir en 1 semana…”, “Congreso para la conversión en un referente”…”Se diferente y que te acepten”….”Cómo ser tú y que no te rechacen los demás”… son algunos de ellos que he visto últimamente.

Se nos llena la boca, diciendo que vamos a leerlos, que vamos a acudir. Nos reímos cuando los nombramos, porque nos sentimos más intrépidos que Cristóbal Colon antes de emprender el viaje hace las Américas.

En el fondo, de RIESGO tiene lo mismo que yo de boxeador, NADA.

¿Por qué?

PORQUE VIVIR, ES TOMAR RIESGOS. PORQUE VIVIR, ES IR SIN CUERDA NI RED QUE NOS PROTEJA.

Tampoco estoy promulgando que nos tiremos por las ventanas, sin nada que nos espere abajo del impacto, que vayamos diciendo las verdades a nuestros suegros o que dejemos el puesto de trabajo, diciéndole a nuestro jefe la mala persona que era, dejándole un recuerdo de nuestro paso con la mano en su cara…

¡¡TRANQUILIDAD!!.

Yo lo que estoy diciendo, que queremos vivir, pero con un red de seguridad.

Yo lo que estoy diciendo, que queremos vivir, sabiendo CÓMO vivir, y eso es sobrevivir, lo que hemos hecho hasta ahora.

Queremos saber CÓMO se consigue llegar a la cima, CÓMO podemos perder peso, CÓMO emprender un negocio sin tener perdidas, CÓMO conseguir escribir un libro y que sea un bestseller, CÓMO liderar y que nuestro equipo no tengo fisuras, CÓMO esa persona ha creado un evento y copiárselo, tras el éxito que ha cosechado.

Queremos saber CÓMO, para alcanzar el éxito, pero eso sí, sin esfuerzos, sin tener que dar nosotros un paso que alguien no haya dado ya antes. Porque aunque queremos conseguir el éxito, estar a la moda, preferimos que sean otros quienes hayan dado el paso adelante, y nosotros seguirlos, que ser nosotros quienes seamos los 1 en haberlo dado.

Se nos llena la boca hablando de innovación, de creación, y lo único que sabemos hacer, es hacer lo mismo que han hecho otras personas. ¿Dónde está aquí el riesgo?

¡¡EN NINGUNA PARTE!!

Y eso no es vivir, eso no es tomar riesgos, eso es APARENTAR que estamos tomando riesgos, que estamos liderando nuestras vidas, pero teniendo todos los posibles riesgos controlados.

¿Y qué resultados esperamos optando por este camino?

Ser diferentes, conseguir resultados que nadie habría conseguido hasta la fecha , reconocimiento, ése éxito que todos añoramos…

Pero en el fondo, si conseguimos algo, será igual o parecido a lo que ya han conseguido los demás.

¿Dónde está el riesgo aquí? ¿Dónde está el poder descubrirnos? ¿Dónde está la creatividad? ¿Dónde está la innovación? ¿Dónde están los resultados diferentes a lo hasta ahora hemos conseguido?

¡¡NO HABRÁ!!

Cuando hablamos de riesgo, de algo nuevo en nuestra vida.., antes de saber de qué se trata, ya estamos diciendo palabras como: “No, eso es para locos…yo tengo mucho miedo..mejor me quedo aquí…esas cosas son para otros, no para mí…”.

Ante una novedad, ante algo que nos puede enseñar, ante algo que nos puede llevar a donde queremos… antes de “probarlo”, ya estamos diciendo NO, antes de ni siquiera pensarlo.

Vivimos en un cuadrado formado por: Quiero ser diferente- Quiero saber Cómo serlo-Tengo miedo a serlo-Dame herramientas para serlo con el menor esfuerzo posible.

Un cuadrado en el que el riesgo, no queremos forme parte, además porque hará saltarlo por los aires, haciéndonos ver que nuestra realidad es diferente a lo que nos imaginábamos.

Defino sobrevivir, que es lo que hacemos la mayoría de la sociedad como:

Aún sabiendo que el miedo está ahí, voy a intentar rodearlo a través de cualquier método, que no me haga tener vértigo y alcanzar la meta en el menor tiempo posible, con el menor esfuerzo y sin sudar, por favor”.

Eso es lo que hacemos, buscamos los CÓMOS antes que los PORQUE, buscamos antes los CÓMO, creyendo que estamos diciendo un SI rotundo a la novedad, a la incertidumbre, cuando en realidad estamos diciendo, “SI, pero NO, por si acaso, los esfuerzos para otro..”

En nuestro día a día, el RIESGO está vetado como el picante en algunas comidas.

¿Pero qué pasa si empiezas a introducirlo en tu dieta?

.- Descubres que el miedo está en tu cabeza, PORQUE TÚ LO HAS CREADO. No estoy diciendo que no vayamos a tener miedo después de introducir el riesgo en nuestra vida, pero SI, que nos llevaremos mejor con el miedo. Porque el miedo, sólo somos nosotros quienes lo construimos o dejamos que entre en nosotros.

Tenía miedo a muchas cosas que la vida me ha puesto por delante y me sigue poniendo. Pero cuando me lance a por ellas, descubrí que no era para tanto. Que todas las “pajas mentales” que tenía, eran nada, cuando iba caminando hacia la meta

.- Descubres que eres más que tus pensamientos. Tus pensamientos dicen que no puedes, no debes o cualquier limitación que tú mismo te has impuesto. Saltar hacia el vacío, vivir desde el riesgo (siempre controlado, por favor), darte cuenta que por miedos, por el qué dirán, no has hecho cosas que te hacen disfrutar, talentos dormidos, descubrir personas increíbles. Descubres que eres más que un pensamiento.

.- Descubres que te quedan muchas cosas por aprender. Detrás del miedo, hay unas experiencias esperándote. Sé que estarás pensando que algunas malas. Quizá de resultados no esperados, pero con aprendizajes increíbles para futuras oportunidades.

.- Sin riesgo, no hay beneficios. Del tipo que sea, sin riesgo no hay nada. Bueno si, SER UNO MÁS. Arriésgate, y siempre ganaras. (Eso sí, no te hipoteques en un negocio que no conoces, no te tires por un barranco sin cuerda, por favor)

RECUERDA, NO ESTAS EN ESTE MUNDO PARA QUEDARTE SENTADO EN LA BARRA DEL BAR ESPERANDO QUE LLEGUE TU COPA, ESTAS PARA SALTAR LA BARRA E IR A POR ELLA.

SENTIR EL RIESGO ES SENTIRSE VIVO.

¡¡Corre riesgos, siempre ganaras!!

¡¡Que Canalla es el silencio..!!

Hay personas silenciosas que son mucho más interesantes que los mejores oradores” decía Benjamin Disraeli

Son las 6 de la mañana, y esto no es el principio de una canción. Por diversos motivos, me he pasado toda la noche sin dormir.

Cuando los demás duermen y tienes que estar en silencio, para no molestarles, o abrazas la quietud y la soledad, o vendrán a recordarte que porque tú no duermas, no tienes que ir molestando a los demás

Abrazar el silencio es algo que odiamos en una sociedad en la que promulga el ruido. Desde que nos levantamos hasta que nos acostamos, estamos invadidos por el ruido de los medios de comunicación, por las conversaciones con la gente nos rodea, el cabreo de nuestro jefes o los gemidos de nuestros vecinos.

Así que eso de estar en silencio, no estamos acostumbrados, nos incomoda. Es una situación, que no sabemos cómo afrontarla, como dominarla.

Pero al silencio no puedes dominarlo, cuando entra en ti, va a tumba abierta, con el fin de decirte cosas que no querrás escuchar sobre ti o lo que te rodea.

Te incomodara, Es buena señal. Seguro que tiene que enseñarte algo que hasta ahora has querido evitar.

Siempre he pensado, que no somos seres completos, sino sabemos vivir en soledad con nosotros mismos. Sino sabemos escucharnos a nosotros mismos.

A lo largo del día recibo muchos emails de gente que a pesar estar rodeados de gente, se sienten solos. Pero cuando les comentan, que estén con ellos mismos, que se aparten del mundanal ruido, que se conozcan, dicen que no, porque no vaya a ser que esa gente que tienen a su alrededor, se marchen, lo vean como un bicho raro.

Dependemos de los demás, pensando que serán ellos, quienes respondan a preguntas que nos hacemos, tipo: ¿Quién soy? , ¿Para que valgo? O ¿Qué me está pasando?

Muy confundidos estamos.

El ruido nunca nos dará una respuesta a ese tipo de preguntas. Solamente somos nosotros mismos quienes tenemos el poder de responder a las mismas.

Y para ello, estar en silencio, es el principio del comienzo para esclarecer dichas dudas y muchas más.

El ruido es otra forma de seguir al rebaño. Nos dejamos llevar por el ruido de las conversaciones, por las noticias que escuchamos, por los cotilleos que nos cuenta, por la música que nos ponemos para no escuchar lo que nos pasa o nos deja de pasar.. El ruido nos hace seguir por lo estipulado por los demás, haciéndonos creer que somos uno más en un lugar llamado mundo.  Y no potenciar la indivualidad que todos tenemos y somos.

Que siguiendo a ese ruido, llegaremos al éxito que todos anhelamos. Pero el silencio, te dice que tu felicidad, tu éxito es otro al deseado por los demás por ti, pero no le haces caso, no vaya a ser que te tomen por loco.

El ruido nos impide escucharnos a nosotros mismos. Impide saber cómo estamos, qué sentimos o queremos.

Somos nosotros, y no los demás, quienes tenemos que ser la antena que transmita nuestra esencia, nuestro talento, nuestros porqués.

Durante estos días que he estado en silencio, he aprendido a leer entre líneas a los demás, escuchándolos de verdad, no oyéndolos.

Pensamos que oímos, cuando en realidad estamos pensando en nuestras cosas cuando los demás nos expresan sus sentimientos o nos piden una ayuda velada. Creemos que los demás nos entenderán cuando hablamos, que sabrán leernos entre líneas, que irán en nuestra ayuda, cuando les hablemos, pero no suele ser así.

NO oímos lo que nos dicen, creemos que si. Cuando en realidad lo que se produce en ese proceso de comunicación son interferencias en nuestra cabeza entre lo que pensamos y lo que escuchamos de los demás, perdiendo una información increíble que nos transmite la otra persona, todo por el ruido, por no aceptar el silencio.

Cuando por tu boca no resuena ninguna palabra, no vaya a ser que la líes y se despierten, empieza el dialogo contigo mismo. NO estás loco, tranquilo. No tengas miedo. Estas haciendo algo que tendrías que haber empezado hace tiempo, hablarte a ti mismo, preguntarte cosas y descubrir respuestas.

¡¡ESCUCHARTE, HABLARTE, PREGUNTARTE, QUERERTE!!

Porque como dije en artículos anteriores, casi todas las respuestas que anhelamos que el exterior nos de, ya están dentro de nosotros.

Me he dado cuenta al estar conmigo mismo, que tengo una emoción que no expreso y que tenía escondida en un rincón remoto de mí. Hablamos por hablar, cuando en realidad tendríamos que hacerlo menos, pero mucho más claro, conciso y concreto.

Si, expresare próximamente esa emoción que tengo a la persona correspondiente. Os lo contaré.

Tras la vorágine que llevamos en el día a día, estar en silencio es empezar a sentir esa paz que anhelamos. No es estar en el sofá, no es estar cogido a nuestra pareja o tomándonos un mojito (que me encantan), es preguntarnos a nosotros mismos, sobre el día, si hemos actuado en coherencia a nuestros valores y que debemos hacer para solucionar algún tema.

Estar en silencio, es equilibrar nuestro lado exterior con el interior. Algo esencial si queremos pisar fuerte en la vida.

Durante estos momentos en silencio, te centras mucho más en los pequeños detalles. Esos son los que integran la felicidad. Tu intuición sale a relucir, haciéndote ver que esa persona quería pedirte ayuda cuando no se atrevía, que otra persona no sabe como decirte lo que siente o pequeños gestos de la cara, que demuestran emociones que no queremos expresar con palabras.

Te incomodará, te preguntaras que haces callado mientras oyes ruido a tu alrededor, mientras no das tu opinión, querrás producir tu chute de ruido, no querrás saber que te puede decir el silencio, no vaya a ser que no te guste lo que tiene que decirte….PERO ES EL MAYOR CONSEJERO QUE PUEDES TENER A TU LADO.

¿Hace cuanto no estás en silencio contigo mismo? ¿Por qué? ¿Te atreves a estar en silencio durante una hora? ¿Qué crees que te ocurriría?

El próximo día 23 de Abril estaré en Zaragoza, (Fnac Plaza España de 11 a 1) y en Barcelona (Ramblas de 5 a 8) firmando ejemplares de Liderazgo Canalla. El próximo día 27 estaré en Madrid, en Fnac Callao presentando y firmando libro.

¿Cómo que no lo sabes? Si lo sabes…

A la mierda con las dudas, los fracasos y los miedos. A la mierda con las culpas, las ajenas y las propias. A la mierda con los negativos, los sarcásticos y los envidiosos. A la mierda con la mierda

Sólo hay 3 palabras en todo nuestro vocabulario, que tienen el poder de destruir con todo lo que tengan por delante en esos momentos

NO LO SÉ.

“No lo sé, sé que tengo que hacerlo, pero no quiero…No sé qué me pasa….No sé cómo decírselo…No sé como tengo que empezar…”

Todo vestigio de ilusión, de motivación, de alcanzar sueño, de descubrirnos…se va al garete, simplemente diciendo: NO LO SÉ.

Pero es que lo peor de todo, es que SI sabemos qué tenemos que hacer. Lo que pasa es que tenemos miedo a hacerlo.

¿Cómo que no sabes qué tienes que hacer? Si lo sabes, lo que pasa es que te da miedo a dar el paso, a no dominar una situación nueva para ti, tienes miedo al qué dirán, a no saber qué habrá detrás de ello, a sufrir o a alcanzar lo que siempre hemos soñado.

¿Cómo qué no sabes cómo decirle a esa persona lo que sientes por ella? ¿Cómo que no sabes qué curso elegir? ¿Cómo que no sabes cómo emprender tu camino hacia tus sueños? ¿Cómo qué no sabes irte de esa situación en la que sólo estás sufriendo?

SI LO SABES, LO QUE PASA ES QUE NO QUIERES DAR EL PASO HACIA ADELANTE, TIENES MIEDO.

No queriendo dar el paso adelante, te estás matando lentamente.

¿Por qué?

.- Pones una losa más a tu intuición.

Esa sensación rara que sientes algunas veces, que no sabemos cómo, pero te dice que tienes que hacer una cosa, que hasta ahora no habías hecho. Diciendo que no sabes qué tienes que hacer, le estás haciendo oídos sordos, hasta que le hagas caso. No por mucho poner la tele alta, vas a callarla.  Hasta que no te enfrentes a esa situación incómoda, no va a parar de decírtelo de todas las formas posibles.

Estas diciendo no, cuando haces caso omiso a tu intuición, a tu corazón, y si a tu razón. A las normas establecidas por la sociedad, a lo que esperan de ti, a las rutinas, a los miedos, cuando en el fondo, tú sabes que tienes que dar un paso adelante.

.– Dices NO a la creatividad.

La creatividad simplemente es ver la realidad desde otras vertientes. Y tú mientras tanto, la estás viendo desde tus creencias, desde las normas que te han impuesto, desde los miedos que tienes impregnados desde pequeño.

Decir No lo sé, es no querer ver de lo que eres capaz de crear siendo el líder de tu propia vida. Es decir Si a seguir en el rebaño, y NO a descubrir que todos somos capaces de crear, en todo momento, una disrupción en nuestro presente.

.- Dices SI a los miedos y NO a la vida.

Si a tus miedos, dejas que te bloqueen y como en los cuentos de Disney, esperas que venga un príncipe azul o princesa rosa, a salvarte y solucionen los problemas por ti.

Estas diciendo no a la vida, y si a lo que puedan opinar los demás de ti. Y como sabrás, lo que opine los demás de uno mismo, TE LA TIENE QUE BUFAR.

Decirte SI a ti mismo, es decir SI a vivir y NO a eso que decías estar haciendo hasta ahora, que no era otra cosa, que SOBREVIVIR.

No estoy diciendo que salirse de lo establecido en tu vida, hasta ahora, sea fácil. PARA NADA.

Lloraras mucho, sentirás que a lo mejor no eres digno de ese título o éxito, que a lo mejor te lanzas a tumba abierta hacia esa persona, y no hay agua, con el consiguiente decepción, que hay gente a tu alrededor que se marcha al ver que no estás haciendo lo que ellos creían que tenias que hacer, que las caídas en soledad son mucho más duras que en equipo, que las dudas te invadirán y te preguntaras muchas veces: “¿Qué hago yo aquí?”.

Si, será duro, pero te aseguro, que unas simples gracias, un simple abrazo, un resultado por pequeño que sea, te hará darte cuenta que todo esfuerzo, SIEMPRE VALE LA PENA.

No nos damos la oportunidad de vivir, porque no queremos sufrir. No nos damos la oportunidad de sentir, porque no queremos sentirnos señalados. No nos damos la oportunidad de crear, no vaya a ser que se rían de nosotros. No decimos lo que sentimos o queremos, no vaya a ser, que piensen que somos un bicho raro.

¡¡ANDA Y QUE LES DEN A LOS DEMÁS, SEÑORES. QUE SOLO TENEMOS UNA VIDA!

Toda duda, esconde detrás una oportunidad, que estamos desaprovechando.

Oportunidad para conocernos, para descubrir que talentos tenemos, para qué hemos venido a este mundo, para saber que los miedos solamente están en nuestra cabeza y que la vida consta de experiencias, no de miedos.

Y tú mientras tanto, la estás desaprovechando, pensando en el que dirán, en no sufrir si te dicen NO o en un posible fracaso.. Si está delante de ti esa oportunidad, esa situación, es porque te tiene que enseñar algo.

No sufrirás, te hará más fuerte. No tendrás miedo, aprenderás de él a partir de ese momento. No tiraras la toalla, sabrás recogerla y seguir adelante, porque estás viviendo, porque eres dueño de ti mismo, sabes gestionar tus emociones y vivir el presente.

Cuando te oigas u oigas a alguien decir, NO LO SÉ:

Si sabes la respuesta, si sabes cómo tienes que actuar, si sabes qué hay que hacer, lo que pasa es que no te das permiso para ser y si para aparentar.

Cuando empieces a dejar de un lado a tus NO SE, te darás cuenta que el único gurú que tienes que seguir, es a la vida propia. Ella siempre te instruye.

¿A qué esperas?

¡¡Las culturas se crean tras las puertas¡¡

La innovación no es cuestión de dinero, es cuestión de personas” decía Steve Jobs

Revolución digital, employer Branding, Management, Amistad, Felicidad, Gurú, Zona de confort, Motivación, propósito, misión… nos pasamos el día hablando de terminología, que simplemente de pensar en ella, se nos ponen los pelos de punta.

Si les preguntáramos tanto a profesionales, como a personas de a pie, que significan muchas de las palabras que utilizan, se encogerían de hombros y dirían: “Es que yo…”.

Señores, hacemos las cosas por imitación. Si nuestro amigo va a una conferencia, nosotros vamos, no vaya a ser que sea un puntazo y me lo pierda, aunque no entienda nada…Si la competencia se cambia el nombre del Departamento de Recursos Humanos, nosotros vamos detrás como un niño y un helado, a cambiarlo..

Pero si les preguntáramos, ¿Por qué lo hacen? Responderían: “Es que parece ser la moda…”.

Sin embargo, tras cerrar la puerta de nuestra casa, de nuestra empresa, todos amamos con locura a la burocracia, a la rutina, entrándonos urticaria cada vez que pensamos en innovación o de cambios.

Es tras cerrar la puerta, cuando realmente se descubre y descubrimos, cual es la cultura por la cual nos regimos, de verdad, no cara al público.

¿Cómo podemos hablar de una evolución de la sociedad, a través de la cultura, cuando la misma, las costumbres que se tienen no se quieren cambiar?

La R.A.E define la cultura como: “Conjunto de modos de vida y costumbres, conocimientos y grados de desarrollo.. En una época, grupo social.”

Tras cerrar la puerta, escuchas que no piensan invertir dinero en ese invento nuevo del que habla todo el mundo, que las cosas siempre se han hecho de una manera y así se van a seguir haciendo, o estamos mintiendo a la familia, sólo para que las apariencias sigan intactas.

Seamos CLAROS, no nos gusta cambiar nuestros estilos de vida. Estamos muy a gusto con quienes somos, por mucho que gritemos a los 4 vientos que somos la revolución en nuestro campo profesional o que somos personas claras, limpias y profesionales.

Eso lo hacemos cara al público, para ganarnos a posibles talentos para nuestras empresas, para embaucar a la chica que tanto nos gusta, o para tener contentos a la familia.

En un mundo donde estamos interconectados, y la competencia nos puede llegar de cualquier lado inesperado, nuestra conducta siempre será de la imitación, “ No vaya a ser que surja efecto y nos retrasemos más… No vaya a ser que no me haga caso y la liemos…”

Pero en el fondo, el ser humano, es un animal de costumbres, que anhelas innovaciones, pero que les tiene pavor.

Es como Frank de la Jungla, él siempre va por delante en la búsqueda del tigre de bengala, mientras los cámaras lo intentan seguir grabando como pueden, sus peripecias.

Así somos los seres humanos, esperamos y deseamos que alguien del primer paso hacia esos avances que queremos, pero mientras tanto nos atrincheramos en nuestro despacho, viendo que sucede mientras tanto en su aventura. Porque si lo consigue, seguiremos su camino, y si no, estaremos viéndolo calentitos y con las zapatillas de estar por casa, riéndonos de él, diciendo : “Si ya te lo dije yo, que como mis métodos no hay nada mejor…”.

Es en la intimida del despacho de una persona, en el de su casa, cuando conoces de verdad, cual es la cultura que rige a esa organización o persona.

Si queremos cambiar de verdad, la cultura que nos rige, tenemos que empezar por transformar los valores que nos guían en este momento.

¿Por qué? Porque la cultura es uno de los pilares básico, en los que se asienta siempre una sociedad.

Una cultura es lo que diferencia a una empresa o persona, de salir más fortalecidos de una crisis, de impulsar a sus integrantes a ser creativos, innovadores, emprendedores o vivir en la envidia, frustración y negación

Asi que empecemos por ser COHERENTES. Dejemos atrás esas frases tan “guais” que cuelgan en nuestros despachos, en las que dicen que queremos lo mejor para nuestros trabajadores y en la que nos identificamos con las necesidades de nuestros clientes, cuando en realidad, no escuchas a nadie, excepto a ti mismo.

Deja atrás las buenas intenciones “copiadas” de otros, y describe las tuyas propias. Así la gente ya sabrá nada más empezar, con qué se enfrenta cuando te conozcan.

Nútrela de VALORES. Los valores son los bastones que necesitamos para caminar, para cuando tenemos un problema o cómo actuar ante una oportunidad.

En una sociedad, en lo que importa es la apariencia, subirse a los carros de la novedad aunque no vayamos a provocarlos, cuando surgen problemas, sálvese el culo quien pueda brilla de forma radiante, copio artículos como si fueran míos o títulos de conferencias de otras personas, compro seguidores para aparentar que soy un experto cuando luego nadie comparte mis contenidos, o las cosas se hacen como yo lo hago y tus ideas me las paso por ahí mismo… Los valores brillan por su ausencia

¿Cómo es una cultura empresarial y personal Canalla?

.- Los lemas solo surtirán efecto, si antes los hechos, están acordes con los mismos.

.-No cortes la cabeza de aquel que piensas que te puede superar, aliéntalo, motívalo. Porque seguramente acabarás trabajando para él, en cualquier momento.

.- No quieras aparentar algo que no quieres ni sabes que eres. Te pillaran antes que a un 600.

.- Las fotos en Facebook, la web súper cara que te has gastado, eso es imagen, no cultura empresarial. Sino pregúntale a tu secretaria como se siente cada vez que le das un bufido con tus contestaciones mientras hablas de que tu empresa se pre-ocupa por los trabajadores.

.- Comprométete a liderar una cultura fuerte  y flexible, porque cuando se esté resquebrajando y no hagas nada, para solucionarlo, te aseguro que por mucho que hables por tu boca, la gente no te hará caso.

.- Quieras o no, es hora de decir adiós a la burocracia, a los viejos métodos a la rutina y decir si, a los cambios, porque eso es la vida. CAMBIO. Únete a ellos o saldrás devorado por los mismos.  Deja de pensar que las cosas siempre se harán a tu manera, y piensa que hay detrás de ese miedo. Siempre hay más aprendizajes, beneficios que perdidas.

Si de verdad queremos una cultura nueva que nos rija, preguntémonos de verdad si la queremos a tumba abierta o tenemos miedo. Porque si de verdad, damos el paso adelante, los resultados serán mucho más rápidos y satisfactorios.

Tras la puerta de tu casa, de tu empresa, ¿Qué cultura nos encontraríamos?

El próximo día 23 de Marzo, estaré en Valencia, presentando Liderazgo Canalla, gracias a Esnie. Si queréis acudir, mandarme email.

 

 

¡¡Seamos solitarios sociales!!

“Si te sientes en soledad cuando estás solo, estás en mala compañía” decía Jean Paul Sastre.

Por nuestras creencias, dividimos la vida siempre en dos. En lo que está acorde con ellas y en la que no.

Si somos del Barcelona, repudiamos a los del Madrid. Si somos fans de Bisbal, odiamos a Chenoa, si nos gustan las hamburguesas, repudiamos a la gente vegana…

Si estamos en todas las redes sociales y nos encontramos con alguien, que no está en ninguna, la miramos como un bicho raro, preguntándonos de que país extraterrestre ha salido.

Y hoy, viendo una entrevista entre Sergi Rufi y Daniel Ramos en su canal BCN REAL, (os recomiendo verla) ha salido un término que me ha producido un click y que me ha hecho ver, que todo los Canallas, lo son también.

LOS SOLITARIOS SOCIALES.

Si, es una incongruencia. ¿Como una persona puede ser social y además ser un solitario?. Ya pensamos en un solitario y lo primero que nos viene a la mente, es un freaky. Una persona que es retraída, que se pone roja cuando le hablamos, que se aparta de la sociedad..

¿ Y un solitario es social a la vez? PUES SI

Pero si te dijera que la soledad ha producido grandes resultados en la sociedad, ¿Qué me dirías?

Gracias a la soledad, David muñoz se inspira y crea sus platos, gracias a la soledad tenemos los libros de Punset en nuestro poder, gracias a la soledad hemos vivido y disfrutamos grandes avances.

¿O es que las ideas siempre vienen en grupo? Una cosa es que se trabajen en grupo, porque uno sólo no puede conseguir resultados más allá de lo que podría conseguir por su cuenta, pero otra cosa es de donde vengan, y siempre vienen de la soledad con uno mismo, de la escucha, de darle la oportunidad a tus ideas, pensamientos.

Pero la soledad es una palabra tabo. Nos han enseñado que a cierta tienes que tener pareja e hijos. Que siempre tienes que estar con la familia en todo momento, que tienes que tener amigos y verlos en todo instante, porque si no serás considerado como un “bicho raro” o te preguntaran si eres de la “otra acera”.

Creemos que si siempre estamos con gente alrededor, seremos más aceptados, conseguiremos más cosas que estando solos, que nuestra autoestima se mantendrá en altos niveles, que la diversión y la alegría siempre en compañía, que eso de la soledad es para raros.

Grave error. Nuestra autoestima JAMÁS puede depender del número de personas con las que nos rodeemos, de lo que digan los demás de nosotros, o del número de invitaciones que tengamos el sábado por la noche o en Facebook.

La autoestima, la verdadera, nace de la soledad, de uno mismo. No del exterior.

Como me gusta decirme a mí, las opiniones de los demás, ME LA BUFAN. ¿Cuándo puedes decirlo? Cuando sabes quién eres, lo que vales, lo que puedes llegar a hacer y ser, tus emociones, tus miedos y cuando el exterior habla más de la cuenta sin conocerte…TODO ACABA BUFANDOTELA, PORQUE SABES QUIEN ERES.

Como vemos, para la creatividad es esencial la soledad. También para la autoestima.

Estar solo con uno mismo, es entablar la relación más bonita que jamás podrás vivir, CONTIGO MISMO.

Ya empiezo a oír resoplidos y frases del tipo: “Ya me conozco suficientemente…No tengo tiempo para escucharme…Esas tonterías no van conmigo…La relación más bonita será siempre con mi pareja, ¿para qué quiero conocerme? Si ya tengo todo a mis pies...”

Aunque seas el hombre más espiritual del mundo mundial, y hagas miles de horas de meditación, te aseguro que nunca llegarás a conocerte al 100%. Te aseguro que por mucho que tengas a tu disposición todo, si por las noches, en la cama lloras sin que nadie te vea, TE ASEGURO QUE TE PASA ALGO

Y solamente se soluciona, estando con nosotros mismos. Preguntándonos qué nos pasa, que soluciones vemos, por qué reaccionamos así ante un simple hola de forma airada..BUSCAMOS SOLUCIONES A NUESTROS PROBLEMAS, CUANDO TENIENDO UNA CONVERSACION CON NOSOTROS MISMOS, NOS DARÍAMOS CUENTA QUE YA LA TENÍAMOS DENTRO DE NOSOTROS.

Pero lo que no mola, no es “cool”, es darte cuenta de quién eres de verdad. Es mucho más fashion ponernos mascaras dependiendo en qué situación nos encontremos o con quien estemos hablando.

Perfecto, pero luego no te clames al cielo, que pasa con tu vida.

En la soledad, es donde se encuentra la verdad. Tu verdad. Tu felicidad

¿Qué pasaría si las empresas de hoy en día, dieran 30 minutos a los trabajadores para pensar, para crear, para descubrirse? ¿No serían empresas más saludables?

¿Qué pasaría si todos días estuviéramos 5 minutos solos con nosotros mismos? ¿Qué pasaría si cada cierto tiempo, tuviéramos un tiempo para nosotros solos si estamos en pareja?

Creo que todo iría mucho mejor, veríamos la realidad desde diferentes perspectivas y no por la impuesta por la sociedad.

Pero un Solitario Social, no pienses que esta siempre con las cabras por el monte si Wifi ni Facebook, también se relaciona con los demás. Todos necesitamos de todo, para vivir, para el ocio, para el amor, para todo…

Pero para relacionarte bien con los demás, primero tienes que relacionarte contigo mismo.

Cuando te conoces interiormente, toda transformación tiene su cambio en el exterior.

Ya no dependes de las opiniones de los demás, para determinar cómo será tu futuro o tu presente. Ya no respondes de forma airada a las posibles críticas que te digan o miradas desafiantes. Sabes cuándo irte, cuando responder, de qué forma hacerlo, cuando tienes que irte o cuando decir, “Hasta aquí hemos llegado”.

Tu autoestima ya no depende de los demás, y eso te hace abrirte a los demás sin tapujos.

Sabes que sólo tienes el momento presente para disfrutar, aprender y exprimirlo, viviendo la vida de otra manera.

En un mundo tan interconectado, que cuando te sales de un grupo de Whatsapp, ya te están llamado para preguntarte qué te pasa, en el que si no aceptas a una persona en Facebook, en el que las reuniones de trabajo sino duran 45 minutos, pensamos que son cortas, en el que nos dejamos llevar por la vorágine de la competitividad, de la envidia y del miedo…

PARA Y ESCUCHATE, PARA Y COMPRENDENTE, PARA Y CREATE, PARA Y RELACIONATE CONTIGO MISMO, CADA CIERTO TIEMPO, PORQUE ES LA ÚNICA MANERADE PODERTE RELACIONAR, A POSTERIORI CON LOS DEMÁS, CON LA SOCIEDAD, DESDE LA VERDAD, DESDE LA COHERENCIA.

¿Eres un solitario social? ¿Por qué te da miedo la soledad? ¿A qué tienes miedo? ¿Qué beneficios crees que tendría en tu vida, el parar de vez en cuando?

El próximo día 10 de Marzo estaré en Zaragoza presentando Liderazgo Canalla. Y el 23 de Marzo en Valencia.

¡¡Hagámos más caso al semáforo!!

“Tu corazón es fuerte. Ten el coraje de hacerle caso”.

el principio de un comienzoCreo que tenemos que hacer más caso a los semáforos. Tenemos que incorporarlos en nuestra vida.

Sé que estarás pensando: “Mira David, claro que si, cae de cajón. Si pasamos cuando el semáforo está en rojo y viene un autobús a toda velocidad, te aseguro que tus artículos los leeré desde el más allá”.

Estoy de acuerdo contigo y no quiero eso para ti. Pero parémonos a pensar.

Y hoy, esperando a que el semáforo se pusiera en verde para llegar a la panadería, me ha venido la idea. ¿Sería por el olor a galletas que desprendía la pastelería?

TENEMOS UN SEMAFORO INCORPORADO EN NUESTRA VIDA, Y NO LE HACEMOS NI CASO.

No me mires así, que tú también lo tienes. Pongámonos en situación.

¿Cuántas veces has recibido un NO, ante un proyecto, una proposición que sentías que te dirían que si, con una confianza absoluta?

SEMAFORO ROJO.

¿Cuántas veces, a pesar de haber recibido señales que te decían que tuvieras cuidado, que no siguieras por ese camino, tú seguiste a pesar de las contraindicaciones, llegando a darte la bofetada padre?

SEMAFORO AMARILLO.

¿Cuántas veces, sin darte cuenta, has fluido en la situación que querías, sin ningún inconveniente, hasta llegar a la meta?

SEMAFORO VERDE.

¿A qué ahora no estoy tan loco, verdad?

Todos tenemos un semáforo incorporado dentro de nosotros, pero no le hacemos ni puñetero caso.

Y luego nos quejamos de que nos va la vida como nos va. Si le hiciéramos más caso al semáforo, otro gallo cantaría.

Te habrás empeñado en conseguir salir con esa chica, en que tu proyecto empresarial salga adelante, por lo legal o por lo criminal, habrás intentado conseguir ese ordenador que tanto te gustaba, pero no ha habido manera.

Lo has intentado de todas las maneras, y tú ERRE que ERRE, hacías lo posible e imposible para llegar a tu meta. Pero lo único que recibías, eran NO.

Pero no le hacías caso, tú cabezón, seguías adelante. ¿Y qué acabaste consiguiendo?

Una de las leches más antológicas de tu vida.

En el fondo sabías que no le gustabas a esa chica, sabías que tu producto no marcaba tanto la diferencia, como los demás, sabías que no era el momento de subir al Everest, con esos kilos de más y la inexperiencia que arrastrabas… Pero te daba igual, tú seguías y seguías, aunque sabías que te la ibas a pegar.

Aunque cuando hablamos de la intuición, pensamos que eso es para gente “especialmente rarita”, pero todos la tenemos incorporada. Sin embargo, una cosa es que le hagamos caso o no.

Buscamos en los demás, sus opiniones para que nos digan si estamos o no en el buen camino, a la hora de conseguir el éxito añorado o liderar un proyecto.

A LOS DEMÁS TIENES QUE ESCUCHARLES, TIENES QUE SER EMPÁTICOS CON ELLOS, PERO LA ÚLTIMA DECISIÓN TIENES QUE TOMARLA TÚ.

imagesPero como muchas veces hemos hablado, tomar las riendas de nuestra propia vida, eso no mola. Mejor que los demás se hagan responsables, y si no consiguen los resultados, la bronca para los demás. Mientras nosotros vemos la vida pasar.

La intuición, el corazón, “ése no sé, que sé yo...” como tú quieras llamarlo, es tu semáforo.

Es eso que te dice, que tienes que dar el paso adelante, que tienes que hacer caso omiso a las reglas establecidas o darles la razón a tus padres, aunque no quieras, porque la tienen.

Es escuchar eso que tenemos en el lado izquierdo de nuestro cuerpo, pero que no le hacemos ni caso, ya que cuando llegamos a casa, después de la rutina de 8 horas, ponemos la música a toda caña o los informativos, para no escucharle, las verdades que nos tiene que decir.

No estoy diciendo que cuando el semáforo esté en amarillo, no tengas que seguir, que rechaces por siempre jamás tu sueño o el seguir dando pasos, SINO QUE TENGAS CUIDADO, porque tu semáforo te está diciendo, que por ahí no vayas o que aprendas algo, que estás obviando.

Así que tenlo en cuenta.

También habrás recibido semáforos rojos en tu vida.

Cómo hagas eso, sabes que te llevarás un castigo, Sacar un suspenso supone que repitas curso, no eres apto para este puesto de trabajo, sólo me gustas como amigo, lo siento…”

Todos hemos recibido un NO categórico y fulminante.

Nos dicen que ése camino no lo tenemos que seguir. Que está cerrado para nosotros. No te estoy diciendo que seas insistente con esa persona que te ha dicho que no, porque su luz verde seguro que será una orden de alejamiento, en días.

Hazte una pregunta: ¿Qué has aprendido de beneficioso con esa luz roja?

El orgullo siempre conduce a las caídas, no lo olvides.

Sé que en esos momentos pensaras que nada. Que soy un absurdo pensando que algo bueno sacaremos de algo que no hemos conseguido. PUES SI, ALGO BUENO SIEMPRE HAY.

Es una de las cosas que he aprendido de todos los canallas, y que recojo en “Liderazgo Canalla. Saca tu lado más rebelde”.

Que ellos, de todo lo negativo, que la gente normal podría considerar como una gran catástrofe, sacan algo positivo que les hace impulsarse más rápidamente hacia el éxito que han soñado.

Echa la vista atrás, mira lo que has conseguido, has caminado por sitios insospechados para ti, y ahora te están diciendo o que no es el tiempo, o que tienes que seguir aprendiendo hasta alcanzar la cima… Mira todo lo bueno que has sacado de la situación y aplícalo a la nueva estrategia.

Claro que nos gustaría que toda nuestra vida, fuera un semáforo en verde. Sería la ostia, pero te aseguro que los coach, los libros de autoayuda, nada de eso existirían, ni nadie hablaría de la felicidad, porque ya lo seríamos….Y MENUDO COÑAZO SERÍA, LA VERDAD.

Así que empieza a hacerle más caso a tu semáforo interno, porque te librarás de muchas leches, aprenderás más cosas de las que te imaginas, y sobre todo, vivirás el camino, con más foco.

¿En qué situación está tu semáforo?

El pasado día 3 comencé la Gira “Canalla Tour” en Pamplona. Este día 10 de marzo estaré en Zaragoza, presentando “Liderazgo Canalla”, os espero.

Alberto Joven :”Luchar, esforzarse, caer, levantarse, y volverse a caer. Es la vida.”

Hoy dentro de la sección “Conversaciones con…” para mi es un placer presentar a Alberto Joven

alberto jovenAlberto, es uno de esos jóvenes disruptivos, que no son reconocidos por la calle por sus apariciones en televisión, sus libros o sus extravagancias. Pero es uno de las referencias que tiene nuestro país en el mundo de la empresa y en el de las gestorías de las mismas, principalmente. reconocido por su buen hacer profesionalmente y en su día a día, con quienes lo conocemos.

Podríamos pensar, que es una de esas personas, que teniendo un puesto de trabajo, su vida es tranquila, sin sobresaltos, con sus 8 horas de trabajo, y el resto a la familia. Pero no es así. Así no llegan las oportunidades, así no llega el éxito, la felicidad, el descubrir donde están sus limites.

Alberto, tras trabajar años en una gestoría, ha dado el salto al vacío. Al miedo hay que tenerle respeto, pero nunca dejar que te bloquee, frase que rige su vida. Montó su propia tienda así como también formar parte de una gestoría revolucionaría en Zaragoza, que está triunfando desde el principio. Pero no sólo eso, se da siempre a´los demás, a través de acciones que producen resultados en su entorno, impulsando valores como la solidaridad, trabajo en equipo y transformación allá donde va.

Hace unos días hablé con una persona, que todos los días deja su poso en la sociedad a través de sus acciones y sueños.

GRACIAS  Alberto  por recordarnos que hagamos lo que hagamos, siempre lo disfrutemos, siempre sonriamos, porque siempre acabaremos sacando un aprendizaje de dicha situación, por negativa que fuera.. Podéis conocerlo más a través de  Web, Facebook y Twitter.

Sabes que tu vida puede ser diferente y aun así no haces nada para conseguirlo? ¿Te da miedo romper los límites que tienes en tu mente? ¿Quieres poner patas arriba tu vida y conocer eso que llaman felicidad? ¿Quieres que tu empresa alcance esas cimas que siempre has soñado? ¿Crees que el ambiente de tu empresa tendría que mejorar? ¿Sabes que el antídoto a todos los problemas es el NO escuchar tu corazón? Puedes contactar conmigo a través de Twitter, en Facebook y en Linkedin .

.- Ante una oportunidad en la vida… ¿Qué hacer?

¿Qué es una oportunidad? ¿La buscamos o se nos aparece?

Sea como fuere… Si.

¿Te he contestado? Creo que sí, somos similares.

.- ¿Qué legado te gustaría dejar a la sociedad cuando no estés?

¿Quién es nadie para dejar un legado a los demás? ¿Quién es nadie para decir a otro como debe de hacer las cosas?

La palabra legado, me parece excesiva.

¿Un recuerdo? Una sonrisa, cuando alguien esboza una sonrisa al pensar en ti, es lo máximo que puedes obtener de nadie. Una sonrisa interna o externa… nada más.

La gente te recuerda por cómo eres, no por quien eres, ni lo que has sido.

No obstante, al final me vas a hacer contestar… me gustaría que me relacionasen con el esfuerzo en la vida

.- Con actitud, ¿Cómo se ve la vida?

Como en una montaña rusa (supongo porque no me he montado nunca). De todas formas, solo pienso lo triste que debe verse sin actitud.

.- ¿Qué es emprender? ¿Y qué no es?

Emprendedor… la palabra de moda.

Emprender es levantarse por la mañana y tener la cabeza llena de ideas, llena de proyectos, para ti y para los demás

Emprender es tener fiascos y desilusiones y volver a pensar en crear algo unas horas después.

Emprender es luchar por cambiar tu vida, luchar por vivir de un modo distinto que te sirva para ti y para los tuyos

Emprender es estar de copas y pensar cuantas copas salen de una botella de ron y cuantos hielos caben en una bolsa

Emprender es estar en modo ON todo el día

¿Qué no es emprender? Paso palabra, creo que sería muy duro y me gusta ser claro.

Solo voy a decir una cosa… no confundan ser Autónomo con Emprendedor. Gracias.

.- Cuando ves tu tienda abierta… ¿Qué ves?

Ilusión, satisfacción, reconocimiento interno… ganas de mejorar.

Mi tienda ahora es parte de uno de los quesitos de mi vida. Si no fuera emprendedor, mi tienda sería un punto final, pero se ha convertido en un punto y seguido.

¿Sabes cuál es la mayor satisfacción que me da mi tienda? Saber que tengo una persona allí trabajando que es feliz, y que estoy consiguiendo (Creo) tratarla como a mí me hubiesen gustado que me tratasen en su día.

.- ¿Qué le dirías a una persona que quiere caminar hacia sus sueños?

Que solo se vive una vez. Fin de la cita.

.- ¿Cuáles son los ingredientes para el éxito?

No sé lo que es el éxito. No me gusta el éxito, porque parece que el éxito es un final, y a mí no me gustan los finales.

El éxito para mi es levantarme cada día con la idea de poner en marcha nuevos proyectos, conocer nueva gente, compartir, colaborar…

.- ¿Qué no nos dicen que es emprender?

Ir a la Seguridad Social a por tu tarifa plana de 50 euros y abrir una tienda de cigarrillos electrónicos.

Eso nos dicen que es emprender, pero eso, no es emprender

.- ¿Cómo te gustaría te definieran?

Hombre… sobre todo como una buena persona.

A partir de ahí, tengo mis rarezas y mis “radicalismos”. Lamentablemente, a veces soy de “o blanco o negro”, pero vamos, siempre argumentando el por qué. Soy cabezudico, lo reconozco.

Me voy a mojar un poco más, que contigo hay confianza.

“Un luchador” así me gustaría que me definieran.

.- ¿Qué valores crees que hemos perdido y son indispensables para vivir?

Respeto, no existe. Si tú no piensas como yo, ya no vale lo que piensas, y encima, te insulto.

Educación, estamos cambiando su significado. A medio largo plazo, nuestros hijos tendrán un problema debido a la sobreprotección a la que les estamos sometiendo

Cultura del esfuerzo, se está perdiendo por completo.

Cultura empresarial… si algún día existió para algunos, se les debió olvidar debajo del felpudo de su casa.

.- ¿Cuál es tu concepto de felicidad? ¿Y tu palabra favorita?

Ufff… David, que duro.

No sé lo que es la felicidad. No puedo describirlo… te mentiría si fuese capaz de describírtela.

Mi palabra favorita… llámame pesado. Esfuerzo.

.- ¿Cómo se viven los fracasos? ¿Tenemos que jugar también con las expectativas?

Los fracasos no se viven, se sufren. ¿Cómo? No hay ningún manual…

Si tú te pinchas con una aguja, sabes que te va a doler, pero nunca reaccionas de la misma forma al dolor, no sabes cómo reaccionarás… ni tu cuerpo ni tu mente.

Las expectativas, es un intangible. Hay que tenerlas en cuenta… pero no obsesionarse con ellas.

Si yo te preguntara… ¿qué es el infinito? Es lo mismo que una expectativa… nada y todo

.- Después de un sueño… ¿Qué viene?

Otro sueño, ¿qué aburrimiento si no verdad? La vida son sueños, reales.

Objetivos, misión y visión.

Y que la vida siga dando vueltas

.- ¿Es un arte empezar el caminar hacia un reto?

Es un arte terminar ese reto para empezar otro.

Montarnos en un coche sabemos todos… conducir, algunos… llegar al destino, algunos menos. ¿Pero si llegas al destino y no te mueves, para que has ido?

.- ¿Cómo sabemos en lo que somos buenos?

Me haces ser demasiado directo.

Porqué los demás no nos dicen que nos hemos equivocado. Así de sencillo.

La gente no te dirá que eres bueno en algo, te dirá en lo que te equivocas.

.- Una reflexión para los lectores del blog.

“Lo más fácil que hay en la vida, es dar consejos a los demás”

Yo jamás doy consejos, porque lo que a mí me ha funcionado, puede que para otro sea un desastre. No hay dos personas iguales, no hay dos momentos idénticos.

Trabajar, luchar, esforzarse, caer, levantarse, y volverse a caer. Es la vida.

¿Quieres un ejemplo? Los Ñus cruzando en el Masai Mara. Eso es la vida.

 

¡¡No hay nada obvio, excepto..!!

Nunca asumas que lo que es obvio es cierto” dice William Safire.

No es obvioDesde hoy, no des por nada obvio en tu vida…

Lo obvio sería que hicieras las cosas de esta manera…Lo obvio sería que empezaras a buscar un trabajo de 8 horas…Lo obvio sería que no hicieras lo que tienes pensado hacer, por las consecuencias que pudiera haber…Es obvio que le pasa algo.. Es obvio que no pegan como pareja…

Vivimos regidos por las obviedades, creyendo a ciencia cierta que eso pensamos es la realidad.

Si todas las obviedades que pensamos o sentimos a lo largo del día, fueran verdad, ¿Entonces por qué no las orientamos a hacer la quiniela o la primitiva todos los días?

Seriamos ricos. Y que yo sepa, no es así. Al menos yo.

Las obviedades están basadas en creencias y modas.

Para nosotros será obvio que tras la universidad tengamos un trabajo de 8 horas, que tengamos una pareja, que a determinada edad ya tengamos hijos, que si un hombre lleva falda por la calle, sus tendencias sexuales serán diferentes a las “convencionales”, que si vemos a nuestro compañero de trabajo tiene ojeras, no haya dormido la noche anterior…

Y ya pensamos que todas esas conclusiones que hemos sacado, son reales. Si pusiéramos esa creatividad, en manos de Pedro Almodóvar, traería para España, un nuevo Oscar.

Creencias que se han instalado en nosotros, tras experiencias anteriores, o “recomendaciones” de la sociedad, durante nuestra formación.

Pero también nos guiamos por las obviedades, gracias a las modas.

Si la moda es emprender, y todos los amigos lo han hecho, es “obvio” que yo también lo haga, ya que no vaya a ser que ellos triunfen y yo no. Si la moda es jugar a Pokemon Go o ver Juego de Tronos, es obvio que yo también lo haga, ya que al día siguiente, mis amigos hablarán de una serie que yo no he visto, y no podré participar en la conversación.

Pero una moda, no tiene que marcar una tendencia.

La moda de emprender, no tiene que convertir en obvio, que todo el mundo que tenga una idea, se lance a hacerla realidad. La moda del reggaetón, tenga que ser una tendencia en la que todos tengamos bailarlo, cuando se oiga en la pista de baile.

Porque haya una moda en esos momentos, no tenemos que tener todos la misma inclinación.

¿Dónde queda la libertad de expresión y de pensamiento? ¿Dónde queda la empatía en los seres humanos? ¿Dónde queda la individualidad del ser humano?

Si no pensamos , si no hacemos en determinado momento, lo que está de moda, si no hacemos lo más obvio, lo más normal…Seremos tachados de raros.

Pues VIVA LOS RAROS Y LA MADRE QUE LOS PARIÓ.

Sin esos locos, no tendríamos los teléfonos móviles, no mandaríamos emails a la otra punta del mundo o cruzaríamos el charco en avión o tendríamos Facebook.

no obvioVivir en lo obvio, es vivir en la comodidad. Es CREER que todo aquello que sale por nuestra boca, es la realidad., y aquí haya paz y después gloria.

¿Le has preguntado a esa persona por qué actúa de esa manera? ¿Quizá le pase algo y tú, por ser obvio, piensas que es algo totalmente contrario?

Las obviedades nos hacen perder cosas increíbles de las personas que tenemos enfrente, de las que podríamos aprender o situaciones que nos abrirían la mente, a nivel personal o profesional.

Cuando vemos innovaciones en cualquier campo profesional o social, ya estamos pensando cómo lo habrá hecho, si las circunstancias, la gente le rodeaba, en definitiva, nada acompañaba a que una persona así pudiera conseguir un éxito tal.

SABEN QUE LA VIDA NO HAY NADA OBVIO, NO HAY NADA SEGURO, NO HAY NADA CIERTO POR DECRETO…

Y para empezar, tenemos que hacernos amigos de una frase que dice así: “Sólo sé que no sé nada”.

Cada persona libra su propia guerra. Cada uno de nosotros piensa de una manera, siente de otra y la expresa de otra …Y NO CONOCEREMOS NUNCA AL 100% A NADIE, COMO ES CADA UNA DE LAS PERSONAS CON LAS QUE NOS RELACIONAMOS.

Pero ya no sólo te estoy diciendo que dejemos de obviar cosas sobre los demás, sino también de nosotros mismos.

¿Es obvio que ya no podrás conseguir nada en tu vida? ¿Es obvio que jamás podrás sentir la felicidad en tu vida? ¿Es obvio que nunca podrás reconciliarte con ese amigo que tanto quieres?

¿Quién lo dice? ¿Tú, verdad? Y tú en este momento presente, estás hecho de creencias, de experiencias. Que dicen que ha pasado hasta la fecha, pero no determinan qué va a pasar de aquí al futuro, ¿vale?

Así que si queremos vivir desde lo no obvio:

.- Adiós a las creencias que te limitan. Que han hecho su labor, pero hasta aquí. Si sabes que eres una cosa y tus creencias no están en coherencia, empieza barriéndolas e incorporando a tu vida, las que sí.

.- Si tienes un sueño recurrente, tiene un propósito para ti. Sera una locura, será lo menos obvio que has visto en tu vida, pero no paras de verlo, de sentirlo, está en tu vida con un propósito. Esta para que descubras quien eres, lo que puedes conseguir, de que eres capaz.. ¿Y los demás? Que piensen lo que quieran.

.- Antes de decretar algo, PREGUNTA. Antes de decir tal o cual cosa de una persona, de nosotros mismos, PREGUNTEMOS lo que queremos saber… Seguramente nos llevaríamos una sorpresa, al descubrir que aquellos que creíamos al 100%, es todo lo contrario.

.- Al miedo ni agua. Si tienes una idea, por muy loca que piensen los demás que es, date el permiso de sentirla, de hacerla realidad. A lo mejor estamos delante del próximo Picasso o el inventor del s.XXI. ¿O te gustaría estar la vida pensando que hubiera pasado si lo hubieras intentando?.

A partir de ahora, no des nada por supuesto, porque seguramente te confundas.

Lo obvio sólo existe para los miedosos y mediocres, al no ser que veas a tu pareja en la cama con otro con tus propios ojos, no des nada por obvio

Si no quieres se te pase nada por alto, te recomiendo “El método de lo no obvio“.

¡¡Puedes quejarte, pero si…!!

Nacemos llorando, vivimos quejándonos y morimos desilusionados” decía Thomas Fuller

quejas¿Por qué quejarnos, está mal visto?

Es una de las palabras que también tenemos denostada en nuestro vocabulario, como canalla o coaching, entre otras.

Me gusta quejarme y lo reconozco. ¿Por qué?

Sé que estaréis pensando, como ayer me dijeron, que no tenía nada por lo que quejarme. Que había estado luchando por un sueño, que a día de hoy, ya es realidad. Que siempre había soñado con tener una empresa, y la tengo. Y que hasta tengo personal a mi cargo.

¿De qué coño tienes que quejarte, David? Me decían ayer casi a grito pelado.

He descubierto, que el quejarse, lleva a dos caminos, pero que siempre tienen una característica en común.

Aunque nos quejamos por vicio, tema que tratare a posteriori, nos quejamos porque, sabemos que nos podría ir mejor en la vida.

Nos quejamos porque esa chica no nos hace caso aún sabiendo que no hemos dado un paso para que se entere por nuestros sentimientos, por el trabajo que tenemos aún sabiendo que podríamos buscar otro trabajo, nos quejamos de las relaciones que tenemos con nuestros amigos aún sabiendo que no hemos hecho nada por solucionarlas…

Nos quejamos de la vida de mierda que tenemos… ¿Pero hacemos algo para cambiarla?

¡¡NADA!!.

Lo que pasa, es que ya hemos tenido experiencias anteriores, en las que nos quejábamos de la vida que teníamos, y venía un alma caritativa, a solucionarlos el tema en cuestión.

¿Qué gozada, verdad? En vez de aprender a cambiar la rueda del coche, es mucho mejor, gritar, patalear y que venga la Guardia Civil a salvarnos, ¿A qué sí?

Y mientras tanto, lo único que has aprendido, en esa situación ha sido a teclear el número de la policía y a decir, “Buenos días agente, es que me pasa esto...”.

Vivimos en la queja constante y mientras tanto, no hacemos nada… Bueno si, patalear, llorar y cagarnos en todo el mundo, pero no mirarnos al espejo, sabiendo que el único responsable de todo, ERES TÚ.

Es mejor seguir en una vida, que sabemos que no nos motiva, no nos alienta, que hacer uso que Dios nos ha dado que tenemos entre las piernas, y decir: “Hasta aquí hemos llegado”.

Estamos creando no seres humanos coherentes, con un par, líderes de su propia vida, sino adultos con mentalidad de niños de 3 años, que si no consiguen lo que quieren, a la hora que quieren y cómo lo quieren, patalean y dicen “Ahora no respiro, hasta que no me lo traigan”.

Estos adultos, luego cuando ven a una persona que ha conseguido lo que ellos querían, lo que ellos pensaban que era imposible, empiezan a practicar el deporte nacional por excelencia, LA ENVIDIA.

Míralo con el coche nuevo, míralo con la novia nueva, míralo con el puesto nuevo.. Míralo, vete a saber cómo lo habrá conseguido…Es que mira que es injusta la vida…”

Me encanta desmontar estas frases con 2 simples preguntas:

Si tienes envidia de la persona y sabes lo que ha hecho..¿POR QUÉ NO TIENES ESA MISMA VALENTÍA QUE ÉL, Y LO HACES?

Siempre empiezan respondiendo de la misma manera: “Es que…” Y su chulería empieza a rebajarse, bajando su mirada hacia el suelo y un cuerpo encorvado.

Y la siguiente pregunta que hago a posteriori, es: “Si tanto te quejas de la vida de mierda que tienes, ¿Te has fijado en la vida que tiene la persona que tienes en tu portal durmiendo? ¿Te has parado a pensar en la vida que pueden tener los refugiados de cualquier guerra?

Ya la gente, se siente noqueada, aparte de acordarse de mis familiares.

quejasSi, lo sé, soy un “mal” ser humano. En esos momentos que nos quejamos, queremos que la gente nos entienda, que comprenda nuestro dolor, que nos apoye.. Con el único motivo, de sentirnos comprendidos, y si nos pueden ayudar, para solventar el problema, MEJOR…

Pero eso dar un paso adelante, de coger el toro por los cuernos, limpiarnos las lagrimas y levantarnos..COMO QUE NO.

Eso no es cool.

¿Qué he aprendido sobre la queja a través del estudio realizado para mis 2 próximos libros?

Que la gente que consigue resultados, que llega al éxito tan anhelado, SE QUEJA, PORQUE SABE QUE PUEDEN HACERSE LAS COSAS MEJOR. PORQUE SABE, QUE SIEMPRE SE PUEDE DAR MÁS DE SÍ. Y no hablo que estén obsesionados por la perfección.

¿A qué no es la misma concepción de la queja?

Unos lo utilizan para superarse, sabiendo que no han llegado a sus límites. Que la diferencia entre la mediocridad y la excelencia, suele ser 1% más que lo que suelen hacer los demás.

Mientras los otros lo utilizan, para lamentarse de algo, que creen o no quieren saber, que tienen el poder para transformarlo.

¿A qué son dos versiones diferentes de una misma palabra?

Quien se queja, busca el porqué de los resultados que ha cosechado. El camino que ha seguido, qué ha pasado que no tenía planeado que ocurriera… Se queja, porque sabe que podría haberlo hecho mejor, y no lo ha hecho. Sabe lo que quiere, y si no lo ha conseguido, es por algo, algo que tiene que aprender y que le va a hacer mejor.

¿Por qué cuando vamos a buscar la excelencia? ¿Cuándo no tengamos fuerza ni para levantarnos de la cama?

Sabemos que podemos hacer las cosas mejor, que podemos tener una vida mejor, sabemos que podemos ser mejores personas de lo que somos en este momento… Pues si lo sabemos, CLARO QUE TENEMOS EL PODER DE QUEJARNOS, pero no de lamentarnos.

QUEJATE PERO QUE CON LLEVE SOLUCIONES, ACCIONES AL RESPECTO, pero no te quejes con lamentaciones, porque que si no seguirá siendo lo mismo de siempre, más y más lamentos sin solución.

Así que quejarse, es darse cuenta que uno mismo, puede más dar de si, que puede remontar la situación que está viviendo, que los resultados que anhelas están por llegar, pero que todo depende de él.

Así que si sabes lo que vales, que puedes, y quieres…TIENES EL DERECHO A QUEJARTE…Pero nunca olvides a posteriori, LA ACCIÓN.

¿Cuántas veces te has quejado hoy? ¿Por qué? ¿Vas a hacer algo al respecto?