¡¡Si la envidia fuera tiña…!!

La envidia es el sufrimiento de los que nunca alcanzaran a ser nuestros verdaderos amigos

“Si la envidia fuera tiña… ¡Cuántos tiñosos habría!”

Una frase que he oído tras comentarle una mujer a otra sobre su moreno de piel y lo poco que se le veía últimamente.

En un mundo en el que parece que las emociones no existen. En los que hay que obviar al miedo, en los que la incertidumbre la vamos a salvar con una lista de “deberías hacer…”, en los que solamente nos debemos guiar por el amor,…. LA ENVIDIA EXISTE.

Todos lo hemos sido en algún momento de nuestra vida, TODOS.

Envidia de nuestros hermanos porque reciben más propinas que nosotros, envidia de nuestros primos por esos bocadillos que les dan, envidia de nuestros amigos que ligan más que nosotros o envidia de ese compañero de trabajo al que has ascendido y aún nos estamos preguntando qué ha hecho para alcanzar ese puesto de trabajo con el que nosotros soñábamos.

TODOS HEMOS SENTIDO ALGUNA VEZ  LA ENVIDIA…

Pero no podemos gritarlo a los 4 vientos, porque pensaran que somos malas personas, que menuda educación habremos recibido o cualquier cosa que le dé por decir a la persona que nos ha escuchado…

Así que por lo tanto, todos hemos envidiado alguna vez a alguien pero como en los documentales de la 2, nadie lo dice que lo ha sido.

Pero como bien dice el refrán, titulo de este post, si la envidia fuera tiña…ya te puedes imaginar que estampa veríamos todos los días por las calles…

Como toda emoción, tiene su lado negativo como positivo.

EL negativo, es:

.- El rencor.

.- El papel de víctima. Lanzando a todo aquel que te quiera oír, improperios, lloros, gritos y preguntas al aire, tipo: ¿Qué hecho yo para merecer esto?

.- Una energía que desperdicias y no enfocas donde deberías hacerlo.

Sé que ahora estarás pensando, “Venga David, dime por qué la envidia puede ser buena, porque no me lo creo”.

Para que una envidia produzca beneficios en nuestra vida, tenemos que empezar por ACEPTARLA.

Vemos a ese amigo con la chica que te gustaba, a esa “petarda” subiéndose a escenarios preguntándote qué ha hecho para conseguirlo, a ese vecino que tiene una racha de suerte que ni en una película de Disney…

Los envidiamos, los criticamos, pero eso sí, nunca aceptamos que tenemos envidia… NUNCA ACEPTAMOS QUE NOS ENCANTARÍA SER NOSOTROS QUIEN NOS GUSTARÍA ESTAR EN SU PAPEL.

Es mejor criticarlo, que dar un paso adelante reconociendo nuestras emociones y todo el camino que luego vendrá.

Me da igual que lo haya conseguido por lo legal o lo criminal (si hay alguna vez que no entiendes cómo lo ha hecho, pero ya ves, ahí está,), PERO aceptarlo supone que no has hecho todo lo que está en tus manos para llegar a ese sueño.

¿A qué pica? Lo sé.

La envidia es poner el foco en los demás, cuando tendríamos que ponerlo en nosotros mismos y reconocer: ¡¡PUES SI, NO ME HE ESFORZADO LO SUFICIENTE!!

Aceptar nuestras emociones, es empezar a ver la realidad desde OTRA PERSPECTIVA.

Es empezar a darnos cuenta, que si no hemos llegado hasta donde queríamos, (que a lo mejor no era el momento para ti), es porque no pusiste toda la carne en el asador.

Y no me valen: “Que lo hice, que lo intente… pero es que….”.

Si una persona ha llegado antes que tú, es que se podía hacer. Ha invertido mejor el tiempo que tú, o se ha movido mejor que tú… Lo que sea, pero lo ha hecho.

Aceptar que eres un envidioso, te ayuda a darte cuenta, que si de verdad querías, tenías que haber puesto más la carne en el asador.

Y después de ver la realidad, ¿Qué hacemos?

Leí hace unos días que había que dar las felicitaciones a esa persona que lo había conseguido. Seamos claros, ESO NO LO HARÁ NADIE. Y si lo hace, será con una sonrisa más falsa, que los billetes de 250 Euros.

Preguntándole a lo mejor te dice cómo lo ha hecho, te enseña alguna fórmula que no sabías o quizá te confirma que no ha llegado hasta esa cima “por método no éticos”.

Si no sabes, si no preguntas, la envidia irá en aumento, tu cabreo, rabia o frustración… Si sabes, como hemos visto, te abrirá los ojos tanto para ver cosas que no veías, como para confirmar cosas que sentías.

Así que tras aceptar que sientes envidia, que no es lo mismo que ser un envidioso, investiga como buen periodista a la pregunta: ¿Cómo lo ha conseguido?

Tras saber CÓMO, es la hora de ponerte en acción.

Si sabes qué tú también puedes llegar hasta donde ha llegado esa persona. Si sabes que puedes hacerlo aún incluso mejor y cómo lo ha hecho esa otra persona….

¿A QUÉ ESPERAS?

Es tu momento. Ya tuviste una oportunidad y la perdiste. Ahora la vuelves a tener de nuevo..

Todo depende de ti.

Como hemos visto, una emoción que todo el mundo, la ha sentido y siente, pero no lo reconoce, nos puede ayudar a alcanzar nuestras metas.

La próxima ya sabes, utiliza toda la energía que esa envidia te está dando y focalízala hacia tu meta y no hacia tu odio.

A ver si tras este artículo, transformamos el final del refrán:

“Si la envidia fuera tiña…todo nos iría mucho mejor”.

¿Te apuntas?

Podéis adquirir “Liderazgo Canalla. Libera tu lado más rebelde” a través de este enlace

Anuncios

¡¡Todos gallinas o todos cerdos!!

Si todo el mundo está avanzando junto, entonces el éxito se encarga de sí mismo” decía Henry Ford.

O todos cerdos o todos gallinas, pero no los juntemos, porque no saldrá bueno de ahí”.

Es la frase que últimamente me gusta decir, cuando me preguntan: ¿Qué es lo que hace un equipo salga fortalecido y progrese?”.

O vamos todos a una, o no saldrá nada bueno de ello.

Cuando estoy con mucha gente, soy un poco más “retraído”. Me gusta fijarme como interactúa la gente, quien es el líder, quien es el más callado, quien el más sumiso ante las peticiones de los demás, o quien queriendo hacer otra cosa, no dice nada, no vaya a ser que ya no te llamen más para otras citas.

Ahora me gustaría que fueras sincero y respondieras a esta pregunta:

¿Sigues con el mismo grupo y LA MISMA GENTE que tenías de la universidad?

Ya no te digo del instituto o la EGB, digo de la universidad.

¿Sigues con ellos? ¿No?

Seguro que estarás pensando que la vida, que las obligaciones, los niños, el trabajo….¿De verdad que sigues creyendo en esas excusas?

Es el COMPROMISO lo que os ha fallado.

No estabais comprometido todos en un mismo objetivo. Al igual que los equipos que descienden de categoría en cualquier deporte, empresas que hacen ERES cuando con compromiso podrían optar por otras opciones… todo es por la falta del COMPROMISO.

Pero los enfados que tienes con tus amigos, familia o pareja, también es por la falta de compromiso que tenéis las dos partes en un mismo asunto.

Y ahora fíjate en las personas con las que te rodeas, con las que llevas mucho tiempo con ellas. ¿Qué crees que os une?

El compromiso hacia un mismo objetivo.

Puede ser crear una empresa, sacar adelante un “bache empresarial”, una relación de amistad o pareja, la unión hace la fuerza para sacar el tema en cuestión adelante.

¿Pero qué pasa cuando empiezan los reproches? Que los equipos empiezan a desintegrarse, comienzan los reproches, porque cada uno piensa que no ha habido el mismo nivel de esfuerzo, pero aún sigue “sigue la casa sin barrer”. Es decir, el objetivo, es “prueba no superada”.

¿Sin un mismo nivel de compromiso crees que llegareis a conquistar vuestro equipo ese sueño?

Por eso, el artículo se llama “todos gallinas o todos cerdos”, porque todos los integrantes, deben tener un mismo nivel de compromiso, si no, estarás empezando la aventura, camino al precipicio y no al éxito.

Aquella persona con la que estas “comprometida” o equipo, confías en ella, ¿Verdad?. Pondrías la “mano en el fuego “por ella y sabrías que no te quemarías. Darías la vida por ella y lo que hiciera falta.

Gracias a esa confianza en ese equipo o persona, habéis conseguido alcanzar metas impensables y superar baches dolorosos.

Si no hay confianza en un equipo, no hay nada que hacer por mucho lo queramos.

Pero no todas las personas tienen las mismas características, pueden hacer lo mismo o son iguales de creativas, por eso acabas siempre uniéndote a las personas que sientes que son como tú. Que tienen el mismo nivel de compromiso ante la vida o ese proyecto.

Si no fíjate, en las reuniones de equipo, el nivel de compromiso hace que acabes hablando siempre con las mismas personas, con las que sientes que son como tú, con las que te entiendes.

No es elitismo, es compromiso.

Si quieres que tu equipo, no pare de crecer:

.- Consensua el nivel de compromiso que cada uno puede aportar.

Más vale claridad y sinceridad que no a posteriori reproches y lanzamiento de platos.

.- El nivel de compromiso agrupara a las personas.

Todos cerdos o todos gallinas, nunca mezcles. Si no habrá rebelión en la granja.

.-Contagia el compromiso.

Aunque ya hayas entrado en el club de los “vip comprometidos”, tiene que haber alguien siempre, que siga contagiando ese compromiso, esa visión, ese nuevo futuro.

¿Y cómo seguimos manteniendo un equipo comprometido?

A través de la motivación.

Ya sabéis que no soy muy partidario del concepto actual de motivación, de bailar, de manos arriba y chorradas así. Eso para mí no es motivación, es “adormecer a las ferias”.

Motivación, es tener un verdadero motivo por el que levantarse de la cama, luchar a pesar de las circunstancias y levantarse cuando se está mejor en el suelo que volviendo a luchar.

Cuando existe un PORQUÉ para todos, no basamos nuestras decisiones en opiniones personales o en función de “cómo nos hemos levantado hoy”.

El consenso está en el propósito, no en los deseos o imposiciones del “líder” o “crack” de turno.

El propósito, la motivación, hace que se llegue al consenso de forma natural. Aumentando el compromiso y haciendo que los resultados no sumen, sino que se multipliquen.

Como bien dice Pep Mari, en su libro “Liderar equipos comprometidos”, hay 3 tipos de equipos:

.- Los que comparten objetivos.

Son los que yo llamo los equipos de “Sábado por la Noche”. Los que solamente nos vemos para tomar copas, ir de conciertos… Pero eso sí, no me llames para comentarme tus problemas, porque sinceramente, no me importan nada. ¿Objetivo? Salir por ahí.. y de ahí no salgamos, no vaya a ser peor.

.- Los que comparten objetivos y tareas.

Yo los llamo, “Voy con mi equipo a trabajar”. Tenemos el objetivo, el de “aguantar las 8 horas y sean lo más agradables posibles” y mientras las aguantamos, haciendo tareas, como tomar café, criticar a la nueva o rumorear sobre si el jefe ha pillado cacho el fin de.

.- Los que comparten objetivos, tareas, y nivel de compromiso.

Yo los llamo “El Arca de Noé”, todos a una y salgamos de la situación que tenemos hacia donde sabemos que debemos y queremos estar.

Vuelve a recordar a esas personas con las que estas comprometido. Da igual el tipo de compromiso que tengas. ¿Ya?

Estáis unidos por un sueño.

El sueño de ser felices juntos, el de llevar vuestra empresa hasta la cima, el de revolucionar el mundo o el de vivir el presente…

Tenéis un sueño y hacéis todo POR y PARA ÉL.

Así que nunca olvides, un compromiso empieza por un sueño. Si no lo hay en tu equipo, empieza a buscarlo.

¿Tu equipo está lleno de gallinas y cerdos? ¿Por qué? ¿Qué resultado te está dando? ¿Están comprometidos o se sienten bajo la daga de tus imperativos?

Podéis adquirir Liderazgo Canalla. Libera tu lado más rebeldea través de este enlace.

¡¡Claro que si guapi, TIENES TALENTO!!

“El genio es talento incendiado por coraje” decía Henry Van Dyke

La sociedad ya no busca la formula de la felicidad, la de la longevidad o como hacer dinero a través de las redes sociales.

Esas búsquedas son una cortina de humo con lo que realmente andamos buscando desesperados:

EL TALENTO.

Generar talento, retener talento, ¿Cómo crear talento en tu empresa? ¿Tienes talento?..La escasez de talento. Muestra tu talento en el nuevo Talent-show de nuestra cadena de televisión…Ven al concurso y muestra tu talento para emprender…”

¿Tan mal estamos?

Cada vez que veo frases así, me pregunto cómo todavía seguimos adelante como sociedad si el talento escasea tanto.

El talento, lo define la R.A.E, como “Capacidad de entender… Capacidad para el desempeño de algo..Persona inteligente o apta para determinada ocupación...”

Y después de leer esta definición, ¿Sigues sin creer que eres una persona con talento?

¡¡NO ME LO CREO!!

(Nota: Tampoco te estoy diciendo que esas un genio pero que tienes algún tipo de talento, SI)

¿Pero por qué se pone anuncios en búsqueda de talento, cuando CADA UNO DE NOSOTROS, TENEMOS UNO O VARIOS DE ELLOS?

Porque a través de los medios de comunicación, de estrellas del deporte o programas de televisión, que buscan y enaltecen a las personas que “destacan”, hacen creer que el talento es para alguien “escogido” “iluminado” , al cual nunca podremos llegar los demás.

Ese “iluminado”, habrá nacido ya con ese talento innato,  tendrá una facilidad innata para realizar ese deporte o actividad; o será la mezcla de una de las dos.

Y como nos han dicho que si no sacamos un talento desde muy pequeños, ya no podremos desarrollarlo, ser alguien en la vida, nuestra frustración, nuestro sueño “roto”, hace que admiremos a esas personas “elegidas” mientras las “envidiamos” por correr por dentro.

Acabando “mediocrizando” a esa persona, y a nosotros mismos.

En esos momentos estamos practicando el deporte nacional por excelencia, si yo no soy excelente, no tengo talento, los demás tampoco y si lo consiguen, seguro que será a través de algún “método no legal”.

Todo por no reconocer:

.- Tiramos la toalla antes de tiempo mientras recorríamos el camino hacia el desarrollo del mismo

.- O nunca nos dimos la oportunidad de descubrir que había detrás de eso, que nos “Picaba el gusanillo”.

Mejor denostar a los demás, que reconocer que no nos dimos a nosotros la oportunidad que nos merecíamos.

Para colmo, nos encontramos, que aunque se busca desesperadamente el talento, nos solemos encontrar con un “comité” que suele dilucidar si tienes o no talento…

Depende del día que tengan, depende si les gustas o depende del aire que corra en esos momentos pasas o no la prueba…

Buscamos talento, y antes de nada, ¿hay un comité que determina si tienes talento o no? ¿Qué título o Máster determina que tienes la capacidad para determinar si una persona tiene talento o no?

¿O no conocemos historias que desde pequeño se le decía que no tenía talento, que no valía para algo, y con tesón, esfuerzo, confianza, siguió su lucha y lo consiguió a pesar de las negativas?

Nadie tiene el poder de decir si una persona o no, tiene talento. PORQUE TODOS TENEMOS UNO O MÁS TALENTOS.

Unos lo desarrollarán pasando por todas las fases de aprendizaje, con un tiempo establecido…Como aprendíamos a conducir, sin unas horas determinadas, no podrías presentarte al examen. Otros tienen facilidad para ese talento que recorrerán ese aprendizaje en menos tiempo que el resto de los “mortales y luego estarán los “genios” que no necesitan ni de curvas de aprendizajes, cursos ni nada, llevo incorporado dentro de ellos “de serie”, aunque nadie se lo haya incorporado.

Unos harán un curso para hacer tortillas de patata, otros con un curso de “exprés”, ya les valdrá y otros, no lo necesitarán, porque sabrán hacerla y de forma espectacular aunque nadie les haya dicho como hacerla.

PERO TODOS TENEMOS UN TALENTO O VARIOS.

¿POR QUÉ BUSCAMOS TALENTO Y CUANDO LO MOSTRAMOS ASOMBRAMOS A LOS DEMÁS?

Porque desde pequeño no nos dejan desarrollarlo.

Me estarás diciendo que hay clases extra-escolares (que no para desarrollar ése talento, más bien para tener a los niños entretenidos mientras los padres llegan de trabajar), para que nos podamos desarrollar en manualidades, pintura, deportes o demás… Estoy de acuerdo contigo, te lo compro…

¿Pero qué pasa cuando una persona destaca? “Mejor tómatelo como un hobbies, mejor olvídate de ese sueño, eso es imposible, no suelen llegar todos…Tienes que dejarlo, no eres bueno…”

Y acabamos dejándolo, sin saber si llegaríamos ser buenos o hasta donde podríamos haber llegado con ese talento.

Vivimos en un mundo en el que nos “mola” y “nos volvemos loco” por lo diferente, lo que causa una verdadera revolución en cualquier aspecto de la vida, pero lo queremos dominar, para que no “cause” muchos estragos.

¿Por qué lo digo?

Al igual que con el “coaching”, “la transformación digital” o “la búsqueda de trabajo y la marca personal”, el “talento” también se está prostituyendo.

Leo en artículos que dice: “¿Cómo retener el talento?”.

Las siguientes preguntas me salen solas al leer estos títulos de artículos: “¿Pero dejas que se muestre el talento? ¿Dejas que esas personas con talento, lo muestren sin tapujos? ¿Puedes retener a una persona a la que no le has dejado mostrarse como era? ¿Aceptas contratar a una persona que de verdad, si es un líder, tiene más repercusión que tú y quizá ser mejor que tú en tu puesto de trabajo?”

Como antes de crear una marca, hay que hacer una introspección interior importante, en el tema del talento, también.

Señores “gurús del talento” y “escuelas de negocios” sI de verdad queremos que el talento, el de verdad, queremos produzca  una verdadera transformación a través de la puesta en marcha de esos dones o talentos… en las empresas, en la vida, un máster “exprés” o un programa de talentos, liderado por “Jefes, que no es lo mismo que lideres”, que el liderazgo lo tienen “apolillado”.

Si queremos que el talento, revolucione esta sociedad, la revolución tiene que ser mucho mayor de lo que hasta ahora estamos haciendo, señores.

Ah, al igual que hay talento “bueno”, hay talento “malo”. Por mucho que te diga tu “madre o abuela” que vales para esa cosa en concreto y tras haber “quemado” todas las oportunidades, sigues en el mismo lugar de siempre…te recomiendo que vayas mirando hacia otro lugar y dejar ese talento como “hobbies” y no como “forma de vida profesional”.

Así que recuerda:

.- TODOS TENEMOS UN TALENTO O VARIOS

.- DATE LA OPORTUNIDAD DE CONVERTIR ESE TALENTO, EN TU FORMA DE VIDA. LA FELICIDAD ESTARÁ MÁS A MENUDO CONTIGO SI LO HACES.

.- Señores, liderar el talento en el siglo XXI, no es lo mismo que en los años 80, por favor.

.- QUE NADIE TE DIGA QUE NO PUEDES, SI NO LO INTENTAS.

.- CONFIAR EN TI HACE QUE TU TALENTO SE DESARROLLE MUCHO MÁS RÁPIDO.

¿Qué es para ti el talento? ¿Tienes alguno? ¿Cuál? ¿Te sientes orgulloso de él? TÚ SI QUE VALES GUAPI

Podéis adquirir “Liderazgo Canalla. Libera tu lado más rebelde”, en este enlace.

 

¡¡El método A.T.P.C.!!

“Las más crueles mentiras son frecuentemente dichas en silencio” decía Robert Stevenson

Hoy tengo el honor presentaros un método innovador que la Nasa me ha nombrado como la persona responsable en todo el mundo que lo dé a conocer.

El método se llama A.T.P.C.

¿Cuál es su significado?

A Tomar Por Culo.

Seamos claros, TODOS, alguna vez hemos dicho o hemos deseado decirlo. Mandar  a alguien o alguna situación:

A TOMAR POR CULO.

O lo peor de todo, hemos querido hacerlo y por ciento de “excusas”, no lo hacemos.

A través de este método, que podrás aplicar en todos los ámbitos de tu vida, tanto personal como profesional, tiene un propósito en concreto:

LIMITAR EN TU VIDA, TODO AQUELLO QUE SABES QUE NO TE HACE BIEN.

Sabes que no nos gusta, que nos hace mal, que no podemos con esa situación, pero como te he dicho anteriormente, por el qué dirán, por el qué pasará…. Seguimos aceptando que este en nuestra vida, para luego estar quejándonos de la vida tan “mala” que tenemos.

Pues si queremos decir con la cabeza alta, sonriendo ( aunque los demás no se lo crean o crees envidias), que estas orgulloso con tu vida, como está yendo la misma, coge papel y bolígrafo:

.– Fijar límites

Fijar límites en tu vida, no es de una persona egoísta.

Simplemente sabes lo que quieres en la misma, y todo aquello que no esté dentro de esos parámetros, lo dejas fuera.

Si no ponemos, estaremos aceptando que los demás nos puedan dominar, que sus ideas son mejores que las nuestras, que sus “buenas intenciones” nos llevarán por donde ellos quieren y no por donde nosotros sentimos que tenemos que ir.

Fijar límites, es decirte Si a ti mismo.

.– Ajustar tu sistema de detección de señales

Porque es un amigo, nuestros padres o nuestra pareja, muchas veces, esos límites, esa intimidad, esos valores, son “mancillados”. Sea quien sea, por mucha amistad, amor que tengas, si intenta superar los límites, sus “inaceptables”, RESPETATE SIEMPRE Y DI “NO SIGAS POR AHÍ, NO TE VAYAS A LLEVAR UNA SORPRESA”.

Tus límites son tus límites, y sea quien sea, los tiene que respetar. Ser un defensor acérrimo de ellos y siempre alerta.

.- Cuidado con la búsqueda de aprobación.

“¿Tú crees que hago bien poniéndole limites? ¿Tú crees que he hecho bien? ¿No me abre pasado, verdad?”.

Cuando estamos haciendo algo por 1 vez, siempre hay dudas. Y cuando hay dudas, siempre preguntamos a nuestro círculo más cercano, si estamos haciendo bien.

¿Te digo un secreto? Es falta de confianza en ti mismo, en tus posibilidades en un ámbito nuevo. Es algo normal.

Pero los demás, como tu cerebro intentaran quitarte la idea de la cabeza. Querrán que sigas siendo el de siempre, y te dejes de tonterías.

Respétate y empezarán a respetarte. Respétate y solo necesitarás tu aprobación.

.– Bajar los niveles de tolerancia

Aceptamos casi de todo.

Aceptamos que nos griten, aceptamos que nos digan lo mal que vamos vestidos, aceptamos que nos digan que se metan con nosotros, aceptamos que no nos respeten… Pero todo porque no te respetas a ti mismo.

Se un acérrimo defensor de tus límites, de tus valores y no aceptes menos, del listón que tienes.

.- No dejarte intimidar

Como te he dicho, cuando vean que dudas, te intentarán “comer la moral”. Querrán que te olvides de tus valores, que no valen la pena, que estabas mucho mejor como estabas antes.

Has tomado una decisión, y se consecuente con ella. ES TU VIDA, TU FELICIDAD, ERES TÚ. Y a quien no le guste que no mire.

.- Evolucionar.

Cuidado con las comodidades peligrosas.

Porque tengas tus limites, porque tengas tus barreras, porque sepas lo que quieres y no lo que no aguantas, no quiere decir que si al cabo del tiempo, te encuentras “sólo”, sin “amigos” con los que hablar, sigas con las mismas rutinas.

Al o mejor has hecho algo mal.

.- Mantener la elegancia

Defiende tus valores, con elegancia.

Nunca te rebajes a los niveles de las personas que te quieren intimidar o que te olvides de tus NOES.

Más vale un desprecio a tiempo que un lamento por mucho tiempo.

.- Ignorar lo inútil y reír de lo serio

Siempre he pensado que reírse de una mismo, que tomar toda situación seria con ilusión, risa, se lleva mucho mejor el camino a recorrer.

Y lo que te parezca inútil en tu vida, ignóralo. Te aseguro que no has perdido el tiempo. Ahora eres tú y no te hacen falta en tu vida. Ignora y sigue.

.- Escoger un tipo de soledad particular y disfrutarla.

Con el método A.T.P.C estás escogiéndote.

En esta vida, donde esperamos que los demás nos elijan, estamos siendo nosotros mismos, quienes nos elegimos a nosotros mismos, como 1 opción.

Será un camino duro, la gente no te entenderá y habrá momentos de soledad.

Pero una soledad beneficiosa, porque te ayudará a conocerte, a disfrutar del presente, aprender del pasado y saber qué futuro quieres a partir de ahora en tu vida.

Una soledad, que será el principio del comienzo, de tu felicidad. Te lo aseguro.

¿Has querido incorporar el método A.T.P.C alguna vez en tu vida? ¿Por qué no lo haces? ¿Cuál es el apartado que más fallas? ¿Por qué?

Podéis adquirir “Liderazgo Canalla. Libera tu lado más rebelde” en este enlace.

¿Dónde están tus valores?

Internet ofrece amplios conocimientos, pero no enseña valores,  y cuando se descuidan los valores,  se degrada nuestra misma humanidad, y el hombre con facilidad pierde de vista su dignidad transcendente” decía Juan Pablo II.

valoresHoy estoy que lo doy todo…¿Quién quiere el éxito inmediato? ¿Quién quiere la receta mágica para que tu vida sea magnifica, sin problemas y con todas las facilidades del mundo?.. Venga, levantar la mano, o quien me mande 1 email diciéndome porque quiere el éxito, le haré llegar como llegar a él, definitivamente y para siempre.

Sé que alguien pensará que es verdad, que he encontrado el Santo Grial, o me mandará un email esperando la buena nueva.

¡¡ASÍ NOS VA!!.

La verdad que he perdido la cuenta de libros, conferencias o artículos que habré leído ya. Unos me han ayudado más que otros, pero todos tienen una cosa en común, nadie ha hablado de los valores en la vida, o al menos los que yo he leído.

Entras en empresas, y nada más pasar por la puerta, ves en letras grandes, bonitas, los valores que reinan en la empresa. Los “valores” que han llevado a la empresa, a lo más alto, “según” los jefes. Pero cuando luego rascas un poco, solamente manteniendo una conversación , ves que esos valores, son pura fachada.

Que bonitos quedan en la puerta de la empresa, pero luego el único valor que rige es el ganar dinero ¿A qué ese valor no lo ponen?

Pero no solamente en empresas, sino también en el día a día. Hablas con personas, que han conseguido el éxito, que quieren conseguirlo, que luchan por sus sueños. Están contentos, emocionados, ilusionados por el paso que están dando, pero si les preguntas, si pudieran coger un “atajo”, para llegar a la cima, o “saltar” a sus contrincantes para llegar primero a la meta, si lo harían, son los primeros en responder, “¿Dónde hay que firmar?”.

¡¡ASÍ NOS VA!!.

Todos queremos el éxito, todos somos los mejores, todos queremos destacar, pero si te puedo “escachar “ la cabeza, lo pienso hacer.

¡¡Viva los valores que nos enseñaron nuestros padres!!.

Siempre nos han dicho que los valores morales, son aquellas cuestiones que llevan al hombre a defender y a crecer en su dignidad en cuanto persona,  llevándolo al bien moral, aquello que lo perfecciona, lo completa y lo mejora.

¿Un valor moral es “chafar” la cabeza a tu contrincante por un puesto de trabajo o por un ascenso? Me parece que no.

Dejando de un lado los valores que nos han enseñado nuestros padres, en la escuela, en la “madurez” los únicos valores que promulgamos, y de verdad, es “ Yo primero y si para ello, tengo que hacer lo que sea, lo pienso hacer”.

¡¡Qué pena!!.

Con esos valores, podremos conseguir llegar a nuestra meta, pero será un éxito efímero como alguna vez he hablado.

Vemos a Rafa Nadal levantando copas o a Pau Gasol triunfando a nivel mundial, y nosotros iluso de nosotros, pensamos que dándole más fuerte a la pelota que los demás, llegaremos a ser como ellos.

La parte física, la parte de formación son ingredientes esenciales para llegar a tu “cima”, pero nos hemos olvidado de los valores.

Nos hemos olvidado de la EXIGENCIA.

ValoresEso es para otros, eso para nosotros, no. Exigirnos todos los días levantarnos cuando se está tan bien en la cama, exigirnos todos los días leer sobre lo que queremos ser expertos, exigirnos todos los días dar un paso más cuando lo que tenemos ganas es de tirar la toalla… ¿Exigirnos todo eso? Eso para otros, nosotros no.

Nosotros queremos todo en la puerta de casa, y si es sin sudar, mejor.

La gente de éxito, que consigue esos sueños, que todo deseamos, se exigen así mismos.  Sé que estás ya sudando de pensar, que todos los días, si, también los domingos, tendrás que dar pasos hacia delante, hacia tus sueños, no solamente, de lunes a viernes y de 8 a 3. TODOS LOS DÍAS.

Si de verdad no te estás exigiendo ahora mismo, por eso que piensas que quieres conseguir, es que de verdad, es algo que no te motiva, es algo que de verdad, no quieres conseguir. Sé que ahora estarás diciendo en voz alta: “Si que quiero, quiero hacerles ver que soy capaz, que puedo…” ¿A quién quieres satisfacer, a ti o a los demás? Si quieres satisfacer a los demás, nunca lo conseguirás , por eso no te exiges todo lo que esté en ti, para conseguirlo.

Cuando te exiges de verdad, siempre quieres MEJORARTE. Si de verdad quieres ese “éxito”, todos los días será un principio y siempre será un final. Sabrás que cada día es una nueva oportunidad para aprender cosas nuevas, que no sabes todo lo que tienes que saber, para ser experto en tu campo. Si quieres el éxito, siempre querrás saber más, tendrás como bien decía Toni Segarra, dos palabras como bandera en tu vida, QUERER siempre dar un paso más allá de lo que estabas dando y APRENDER siempre más y más, siempre tener la sensación de aprendiz, a pesar que quizá seas ya una referencia.

Las personas de éxito, GESTIONAN LA ADVERSIDAD, de verdad. ¿Qué quiero decir? No hacen como nosotros, que cuando ya se han caído, o se han hecho un poco de “pupa”, ya tiran la toalla.  Saben que por el camino, se van a caer, que van a sufrir NOES por el camino.

Saben que el camino son ellos y sus circunstancias; y que también hay que gestionarlas.

Nosotros nos caemos ,ya  estamos llorando y llamando a nuestra “mama” para que nos cure. Eso nos hace FORJARNOS UN CARÁCTER de victimas, que a la primera de cambio, ya deseamos que el Gobierno, nuestro jefe, nos saque las castañas del fuego, de “ovejas” que no quieren salirse del rebaño.

Un carácter ganador, un carácter de éxito, es aquel, que tiene el foco en su sueño, que crea él las circunstancias y que se levanta ante las caídas, pero sobre todo, sabe que para conseguirlo tiene que provocar una fricción en su vida, porque se ha “cansado” de ser una oveja más del rebaño.

El éxito, incluye un valor que va en contraprestación con la vida que vivimos. LA SIMPLICIDAD.

Nos gusta, complicarnos la vida. Redes sociales, formaciones, reuniones, opiniones de los demás, conferencias,  miedos, vergüenzas, ¿Y si…?..

Pero ahora me gustaría hacerte una pregunta: ¿Qué es lo que quieres conseguir? ¿Por qué?

Es así de fácil y de simple. Vayamos a por lo que queremos, seamos simples.  Objetivos simples, Pasiones claras y directas,  palabras sencillas, entendibles, liderazgo empático… Dejemos de complicarnos la vida.

Como bien dice  Toni Nadal, todo se puede entrenar,  y es así, los valores también.

Cada día creo más que los valores no los puedes poner en una cartilla, o en un letrero. Lo que llamamos valores, son acciones que realizamos, comportamientos. Lo que denominamos “valor” no es nada en si…¿Por qué quien dice que su valor es la honestidad, lo es siempre?

¿Qué valores crees que te faltan para conseguir el éxito? ¿Qué valores hemos perdido? ¿Por qué?

 

 

Juan Merín: ” Para rendirse hay que tener las cosas muy claras”.

Hoy dentro de la Sección ” Conversaciones con…” es un placer presentar a Juan Merín.

Juan Merin¿Se puede poner un granito de arena para la transformación de la sociedad a través de la cultura y la creatividad? ¿Cómo y Por qué nace una ONG? ¿Cómo se lidera y más en los momentos que estamos viviendo?

Vivimos unos cambios constantes. Y ha habido a mucha gente, que esa ola de cambios, le ha arrasado sus valores, su forma de vivir, su autoestima… Y a través de la unión de la cultura y las personas , nació Voces.

Pero además de ser una Fundación de ayuda, la crisis, les ayudo a ser innovadores, creativos. Y así nació también DobleSuma. Algo diferente, disruptivo que nos lleva a la posibilidad de poder echar unas canastas con nuestro jugador favorito de baloncesto,  o degustar una cena junto a tu chef favorito. Con ello, disfrutamos de una experiencia única pero también provocamos un cambio positivo para la gente a la que ayuda la fundación.

Y hace unos días tuve el placer de conversar con él sobre la fundación, el poder de dar los demás, los resultados que provoca una mano amigo en estos momentos y a través de Voces.

GRACIAS Juan por recordarnos siempre la importancia de dar a los demás y los resultados que provoca en la sociedad…  Podéis conocer más a Juan y a Voces a través de su Web, Facebook y Twitter.

¿Sabes que tú vida puede ser diferente y aún así no haces nada para conseguirlo? ¿Te da miedo romper los límites que tienes en tu mente? ¿Quieres poner patas arriba tu vida y conocer eso que llaman felicidad? ¿Quieres que tu empresa alcance esas cimas que siempre has soñado? ¿Crees que el ambiente de tu empresa tendría que mejorar? ¿Sabes que el antídoto a todos los problemas es el NO escuchar tu corazón? Puedes contactar conmigo a través de Twitter, en Facebook y en Linkedin

.- ¿Quién es Juan Merin?

Juan es una persona que trata de ser sencillo, autentico y que trata de disfrutar de la vida, haciendo aquello que más le gusta. Ese es Juan.

.- Y vivir de lo que más te gusta… ¿Es posible?

Es posible si se intenta. Para mí, el proyecto que VOCES es un proyecto que me gusta, que me parece autentico. Que me hace sentirme feliz, al que le meto energía, al que le meto fuerza, pero si, creo que se puede vivir de lo que más te gusta.

.- ¿Por qué Voces?

Yo trabajé muchos años en Unicef. Allí descubrí lo importante que es que tu compromiso, tus esfuerzos sirvan para mejorar las condiciones de vida de la gente, en este caso, de los niños.  Era un trabajo enriquecedor, pero en la posición en la que yo estaba, era un trabajo muy racional, muy de negociación, de negociación política, de elaborar documentos, de tener reuniones, y me faltaba el lado emocional.

Y yo creo que lo emocional se establece a través de la relación que tienes a través del arte, a través de la música. Por eso, Voces para mi, es unir un compromiso personal de tratar de unir la idea de generar un mundo mejor, pero también uniendo esa parte emocional, que la pintura, la música, la moda te genera. Me considero una persona más racional que emocional y creo, que en el modo egoísta, el estar conectado con gente que crea, que traslada emociones, me enriquece.

Para mí es ideal, porque creo que contribuyo a construir un mundo mejor y a la vez me enriquezco cada vez que voy a un concierto, voy a una exposición o veo una fotografía.

.- ¿A quién hay que dar Voz en estos momentos?

Yo creo que hay muchísimos colectivos que son invisibles, que no tienen la capacidad de influir, de transformar, y la capacidad de sentirse ciudadanos de pleno derecho, por decirlo así. Legalmente lo son, pero en la practica, no sé. Todas las personas que están viendo que sus ingresos se están viendo recortados y son dependientes o el alarmante crecimiento del número de niños en situación de pobreza o lo inmigrantes que solamente tienen voz cuando saltan la valla pero antes no sabe qué pasa con ellos, o las personas mayores que se ponen la televisión para que alguien les escuche viviendo en soledad.

Yo creo que vivimos en una sociedad que cada vez nos aisla más, que aunque cada vez tenemos más capacidad para expresarnos gracias a las Redes Sociales, por ejemplo, pero creo que nadie nos escucha.

Un tuit, tiene un impacto de 15 minutos. Nosotros pensamos que estamos interactuando, contando cosas, pero somos muy efímeros, porque nuestro mensaje al poco tiempo ya ha desaparecido.  Es bueno tener mensajes, es bueno tener ventanas abiertas que te permitan expresarte, pero hay que ser conscientes, que la forma de comunicarse ha de ser más robusta, como más directa, más cercana. Porque a lo mejor al final, estás predicando en el desierto.

.- Echando la vista atrás, ¿Qué ves desde el comienzo de Voces y qué futuro ves?

Yo veo esfuerzo y compromiso de mucha gente que creen en el proyecto. Veo una organización que nace antes de la crisis y que ha tenido que aprender a adaptarse a las nuevas circunstancias para lo bueno y para lo malo. Creo que de la crisis también debemos sacar cosas positivas, y creo que nos ha hecho ser más auténticos, más estratégicos , prescindiendo de lo accesorio.

Y en el futuro, veo ilusión por y para el proyecto. Retos importantes como seguir fortaleciendo a las industrias culturales en el 3 mundo, o ayudando a personas en riesgo de exclusión a través de la cultura en nuestro país. Veo ilusión y energía transformadora.

.- ¿Qué serías sin ilusión?

No sé quién lo dijo, pero decía que la felicidad es una actitud ante la vida. Yo soy psicólogo de formación, durante mucho tiempo trabajé con la ansiedad y el estrés. Y tengo bastante claro que hay muchos factores externos que condicionan tu forma de sentirte pero que hay variables personales que lo modulan definitivamente.

Al final si tú crees que puedes hacer cosas, que te ilusionan, que te motivan, que te llenan, las vas a hacer. Sea dentro de voces o fuera de ello.

Yo creo que Voces, es un instrumento interesante que cada vez tiene más fuerza, pero si ello no existiera, podría ser feliz haciendo otras muchas cosas.

.- ¿Qué se necesita para que los sueños se hagan realidad?

Para conseguir los sueños se necesita Coherencia. Se necesita fidelidad al proyecto. Se necesita escuchar a las personas que te rodean, ser generoso con las personas que te rodean. Se necesita también mucha fuerza de voluntad y mucha capacidad de aprendizaje de los errores.

En este proyecto, hemos cometido errores, que hemos convertido, por suerte, en lecciones aprendidas y que creo que no repetiremos.

Yo diría en definitiva, que se necesita, aprendizaje, generosidad y personas que te apoyen y apoyes en el camino.

.- ¿Lideras o eres uno más en el equipo?

Yo creo que cualquier proyecto debe estar fundamentado en un equipo. Y para mí un equipo, es que cada uno aporta una dimensión, un matiz. Y eso hace que las cosas funcionen. Honestamente, lidero,  pero desde una visión compartida y desde una percepción de comunidad. Si soy un poco soy la correa de transmisión de muchas cosas de las que pasan, pero también pienso que también podría seguir adelante el proyecto sin que yo estuviera, estando donde está en estos momentos.

.- ¿Cuándo te diste cuenta que estabas haciendo lo que querías hacer?

Me di cuenta cuando observé la capacidad de transformación que tiene la cultura para generar sentido critico, para generar sociedades más igualitarias y más ricas. Y cuando, me di cuenta que hay personajes públicos que si orientan bien su poder de influencia, se convierten en modelos de referencias positivas. Entonces alinear el poder de la cultura, con la capacidad que tienen de transmisión de mensajes potentes de los artistas, es lo que nos llevo a un grupo de personas a pensar que fundar el proyecto en el que estamos ahora, podría tener sentido.

.- ¿Qué palabra está siempre en tu vocabulario?

Aprendizaje.

Aprender del contexto social en el que vivimos. Aprender a sacar lo mejor de cada una de las personas, aprender que las caídas nos pueden llevar aún más lejos, aprender a poner el foco en aquellas personas en las que dirigimos nuestros proyectos de intervención social

.- ¿Cuál es tu concepto de felicidad?

Para mí ser feliz, es acostarse todas las noches diciéndote que has sido coherente contigo mismo y he dado lo mejor que tengo de mí, para que las cosas funcionen como me gustaría que funcionasen

.- Con 80 años ,¿De qué te arrepentirías?

VocesDe no intentar las cosas hasta casi la extenuación. Mis amigos dicen que soy muy terco, debe ser que viví unos años en Zaragoza.  Yo creo que para rendirse hay que tener las cosas muy claras, porque aun en el ultimo momento , puedes encontrar un asidero, que te hagan ver que las cosas que tenías totalmente acabadas, vuelvan a resurgir.

A mi me gusta cuidar las plantas, y me doy cuenta, que muchas veces, hay plantas que aunque parezcan que están muertas, si las sigues regando, en primavera, te acaban sacando unas flores espectaculares.

En definitiva hay que ser tenaz, hay que ser constantes, creyendo lo que haces.

.- ¿Qué valores hemos perdido que nos hacen perder el foco?

Yo creo que los valores, son algo muy personal. Y no me veo capacitado para ser yo quien diga los valores que ha perdido la sociedad. Cada uno tendrá que verse a sí mismo, y decidir que valores le convendría recuperar y que valores le convendría potenciar de cara a los demás.

Personalmente, a veces pienso que olvido disfrutar de las personas. Tener tiempo para tomarse cervezas, tiempo para cocinar juntos. Es lo que a veces echo de menos. Reconozco que tanta energía en mi proyecto, un proyecto que me gusta muchísimo provoca cierto aislamiento social. Pero creo que es algo que nos pasa a todos, porque cuando vamos en el ascensor, no nos preocupamos por preguntarle al vecino como está, u oímos ruidos en la escalera y no salimos a ver que pasa. Vivimos cada uno en nuestra torre de marfil y si lo transformaramos , seríamos más comunidad.

.- ¿Ha habido alguna conversación que ha transformado tu vida?

Fue una conversación indirecta.

Mi madre murió cuando yo tenía 14 años. Murió de una enfermedad dura, tenía cáncer de lengua. Después de morirse, encontré unos diarios en los que había escrito todo lo que esperaba de nosotros, todo lo que agradecía por haber vivido..

Para mí, eso fue una conversación en diferido, pero con una riqueza tan brutal, que eso cambió mi vida. Perdí esa libreta, y me sabe falta. Esa libreta me hizo darme cuenta que yo quería ser como mi madre. Era algo que me transformó.

.- Dentro de 5 años, ¿Qué te gustaría decir?

Me encantará decirte y alegrarme porque las cosas te vayan muy bien, que hayas sido capaz de ilusionar y motivar a mucha gente, que he disfrutado mucho viendo tus conferencias y que Voces ha crecido, generando más y mejor impacto que cuando nos vimos la última vez.

.- ¿Cuál es tu palabra favorito?

Mediterráneo.

Vivo desde hace muchos años en Madrid, pero la luz, la capacidad de relacionarte con la gente, la tranquilidad y la fuerza que te da el mar, el estilo de vida que tiene la ribera del Mediterráneo para mi es impresionante.  La vida mediterránea me inspira.

.- ¿Todos hacemos arte?

Todos tenemos un talento más o menos consciente, que nos hace manifestarnos a través de cosas bonitas que hacemos. Pero a lo mejor la sociedad nos modula o nos dejamos modular por el miedo a destacar. ¿Cuántos niños hacen dibujos preciosos y si los animáramos y en vez de ponerse a hacer caligrafía, harían cosas chulas? ¿Cuántos niños les gusta cantar, y les dicen sus padres que trabajen como abogados?. ¿Cuántas personas están desaprovechando su talento, ya que tienen que sobrevivir y no vivir?

Creo que uno de los grandes dramas es que hay mucha gente que no genera el máximo de sus potencialidades, por las situaciones de pobreza en las que vive.

.- Una reflexión para los lectores.

Que creen. En el doble sentido. en el sentido de ser capaces de crear , de hacer cosas interesantes, de proyectarse en cosas bonitas que contribuyen a enriquecer al mundo. Y que crean en lo que hacen, que crean que todos podemos construir un mundo mejor y que no pierdan tiempo y que se pongan a ello.