¡¡La Teoría del Ser Discordante!!

“Sólo es posible alcanzar la paz interior cuando dejas de despreciar a los demás y aceptas la realidad tal y como es”

Vivimos acojonados. Ante los demás, como con nosotros mismos.

Y siento empezar así de fuerte, pero es lo que creo.

Recientemente me llegaban a mis oídos, que tras ser solicitada mi opinión sincera tras un evento, opinión que basé con argumentos, respeto y educación. Mi nombre producía “urticaria” en dicho ámbito, ya que no había sido de complacencia con las expectativas que creían que habían satisfecho.

Tras recibir ese comentario, me vino a la mente la frase de Risto Mejide: “Hablen bien o hablen mal, lo importante es que hablen de uno”.

Además añadía en “Mofeta Branding. Cómo son las marcas que transforman el mundo” si hablan mal de ti, es que vas por buen camino.

Nos pasamos la vida, sin decir,  ni hacer, ni queriendo hacer lo que sentimos que tendríamos que hacer, porque no vaya a ser que los demás se puedan sentir “molestos“.  Y mientras nos apocamos , disfrazamos nuestra personalidad, ideas y sueños, pensando aún así, que nos elegirán por diferentes, creativos o innovadores.

Lo único que conseguiremos ser uno más.

Se nos impulsa a exponer nuestro talento. A mostrar la marca que somos ante los demás. Pero cuando no nos gusta lo que dice el profesional o marca “nueva”, la rechazamos y expulsamos del equipo.  Sin ni siquiera oírla, sin querer saber sus opiniones en donde están basadas…

¡¡Qué no, rechazado!!

Se nos llena la boca de coherencia , de libertad (siempre con respeto, desde luego), de innovación, de romper limites, pero cuando viene alguien y lo hace, lo primero que hacemos es “expulsarlo” de nuestras vidas sin ni siquiera quererlo oir.

Odiamos que nos lleven la contraria.

No nos gusta que pueda venir alguien a rebatir las ideas y tradiciones que llevamos en nuestra vida o en nuestro grupo. No nos gusta oír que quizá el camino que estamos llevando, las palabras que estamos usando, no son las correctas para conseguir un fin… No nos gusta, porqué no queremos darnos cuenta , de que quizá, podemos estar equivocados. Y cuando viene una persona, que lo hace, lo rechazamos a la voz de ya.

Por no hablar del mundo de los gurús e iluminados espirituales, que cuando les rebates sus ideas, siempre con argumentos y educación, te responden a grito pelado que no tienes alma o te falta energía para entender lo que están diciendo.

Son los que yo llamo “Adictos a una moda que me ha dado un poco de repercusión y estoy estirando el chicle para que me de tiempo a subirme a la próxima , sin saber de lo que hablo en cada momento“.

Si no ¿por qué te molesta tanto poder compartir con otras personas de ideas diferentes a la tuya?

Por un lado tenemos que no nos gusta que nos digan cosas que no queremos oir, o no queremos que se oigan.

Por otro lado, promulgamos que rompamos nuestros límites, que se innoven, que se diseñe cosas nuevas, pero cuando se presenta esa disrupción, lo primero que hacemos es rechazarla.

En estos momentos hay dos opciones:

  • Hacer caso siempre a lo que nos dijeron nuestros padres de no llevar la contraria a los mayores. Además de oí y callar.
  • O hacer lo que sientes , lo que sueñas y más si sabes que puede provocar un cambio a una situación en concreto, con mayores beneficios cómo estaba hasta ahora.

Para mí es hora de la “Cultura de la Molestia“.

No se trata de molestar, insultar, vejar ni cosas parecidas a la competencia.

¡¡Para nada!!.

No estoy hablando de ser un borde o una desagradecido. Si no como me decían de pequeño: “El mejor desprecio es no hacerle aprecio”, cuando sientas que empiezan a revolverse en tu presencia.

Demos la vuelta a la tortilla. Cuando presentes algo que rompe lo establecido en tu vida, en las ideas preconcebidas de las empresas hasta ahora y te respondan con cosas como “Es imposible, estás loco, no habrá quien lo compre, o ¿Por qué dices eso, es qué no te gusta como se ha hecho hasta entonces?..”.

Cuando empieces a oir esos comentarios, gestos que se tocan la cabeza o quieren quitarte la idea de la cabeza. Stop. No les hagas caso, VAS POR BUEN CAMINO. Lo que pasa que les has “molestado“, no han visto la idea que tienes y saben que les puedes hacer “mucho daño“.

El principio del comienzo de la cultura de la molestia, es hacer las cosas siempre de forma coherente a uno mismo, a sus propósitos.

Podrás apoyarte en ideas de otros, en bocetos de gente que te inspire, en lo que quieras,….pero siempre la base, lo que marcará la diferencia, es tu chispa, tu esencia.

Cuando haces las cosas de forma diferente, de forma libre, siempre te saldrás de lo establecido. Siempre serás tildado de diferente. Y si además ven que estás consiguiendo resultados, que a la competencia le gustaría, ya empezarás a molestar.

SI no molestamos, ¿Qué estamos haciendo? Siendo unos ilusos , pensando que haciendo lo mismo que los demás , conseguiremos resultados diferentes, provocando emociones opuestas a la que los demás provocan.

Los cimientos siempre serán los mismos, nunca se removerán.

¡¡ILUSO!!. Sólo acabaras siendo uno más y preguntándote qué hubiera pasado si lo hubieras hecho de la forma que tú sentías que tenias que hacerlo. Pero cómo no querías “levantar la voz” a la tradición, ante los amiguetes que crees que nunca te abandonarán.

Creo que toda persona, marca, tiene que ser molesta a lo establecido como un mosquito en una noche de verano y picarse siempre a sí misma.

Si no lo hace, ¿Qué crees que va a provocar en los demás? Igual que si se oyera el viento pasar, ABSOLUTAMENTE NADA.

Haz memoria, ¿Quiénes han sido las personas que más recuerdas te han ayudado a progresar en la vida? Seguramente aquellas que te han picado, que te han metido el dedo en el ojo, que te han enseñado otro lado de la vida, que te han dicho cosas que no querías oír… Y con el paso del tiempo, les has dado las gracias por lo que hicieron, por lo que te mostraron que no veías.

Son de esas personas o marcas, de las que te acuerdas. Las que te dicen lo mismo que todos, las que no te ayudan a ser mejor o a superarte, se van por donde vinieron.

Pero dentro de las empresas, también debería haber esta cultura.

Las normas están para sentir que dominamos la incertidumbre. Pero si son de obligado y estricto cumplimiento, no haremos nunca nada que se salga de lo establecido, que pueda provocar un antes y un después en la organización.

Toda empresa que de verdad impulse la innovación y la disrupción tendría que tener un Departamento de Molestias.

Pero aún así queremos ser los lideres del mercado, haciendo lo mismo de siempre y sin salirnos un apice de lo establecido, pero creyendo que estamos caracterizados por ser diferentes a los demás.

¿Alguien me lo explica cómo conseguirlo?

Es hora de la molestia. Es hora de molestar. Y también de molestarte a ti mismo. De no regodearte como gorrino en la charca ante los “no éxitos”, ni en los laureles en la cima.

¡¡MOLESTATE, PÍCATE!!

Y si lo consigues, te aseguro que estarás yendo por buen camino.

¿Qué te molesta últimamente? ¿Por qué? ¿Hace cuanto no te picas contigo mismo?

 

Anuncios

¡¡Las guerras empiezan por un Like!!

No es por lo que eres , sino por lo que transmites. Ahí es dónde reside tu magia”

España es el 4 país en el ranking mundial, de personas que mueren por querer hacerse un selfie extremo.

Solamente nos ganan los países más poblados del planeta.

Yo creo que aún podríamos subir algún escalón más y llegar al pódium, si a ello le añadiésemos nuestro afán por amasar seguidores en nuestras redes sociales.

Hoy mismo me venía a la mente los gritos e improperios que me lanzó un “gurú del amor” tras no haber dado un “me gusta” a una de sus publicaciones en las que me nombraba.. Para minutos después, promulgar en sus redes, el “no ego” en la vida.

Además si a ello le añadimos, que al abrir Internet, solamente te encuentras artículos que dicen algo como :” ¿Quieres aumentar tu numero de seguidores? ¿Quieres convertirte en influencer? ¿Cómo hacer que tus publicaciones lleguen al mayor número de personas? ¿Quieres que Instagram sirva para tu trabajo?…

Hacen que vivamos en una sociedad adicta a los Likes.

Una sociedad dominada, por el “quién la tiene más grande, es el macho alfa al que debemos seguir”.

Se nos ha hecho creer, que tras los éxitos de Youtubers, los beneficios que tienen algunos considerados influencers participando en programas de televisión o beneficios como ir a Congresos como “estrella invitada”, hace que luchemos por los medios que hagan falta por Likes que nos conduzcan al olimpo de los influencers.

Luego están las personas que solamente con 2 seguidores en redes sociales, se ponían en sus bio, la etiqueta de Influencer.

¡¡OLE TÚ!!

Cuando éramos pequeños, queríamos ser integrantes del mejor equipo del pueblo. Queríamos salir por la noche con el grupo más “cool” de la urbanización o estar con los más “guapos” de la Universidad. Y ahora que somos “maduros” queremos seguir considerados dentro del club de los más “molones”.

Y por eso creemos que cuantos más “likes” tengamos, más posibilidades tendremos de entrar en el olimpo de los “guay”.

Tener un like en tus publicaciones, nos supone para nuestro cerebro, el mejor de los orgasmos. Es la confirmación de lo que hacemos,gusta a los demás. Pero yo te pregunto: ¿Te gusta a ti? ¿Es lo que realmente te gustaría hacer? ¿O lo haces para conseguir lo que los demás dicen que debes hacer para llegar a un modelo de éxito masificado?

Antes de empezar en el mundo 2.0 , ya queremos aprender a correr, antes de empezar a andar. Antes de saber de qué queremos hablar, ya nos creemos unos expertos en conseguir seguidores, en un cuello de botella, en Marketing, en Branded Content, …cuando realmente, no sabemos ni quienes somos nosotros, ni que queremos de verdad.

Hace unos días hablaba, de la confusión que surge con el CÓMO de una Marca. No es CÓMO hacemos las cosas, no es CÓMO reciclamos los productos, o CÓMO nos vendemos en mercados inhóspitos para nosotros.

El CÓMO son los valores que tienes tú que te hacen diferente respecto a los demás. Es tu esencia, es lo que te hace diferente a los demás.

Si utilizas lo mismo que usa los demás, de la misma manera que lo hacen los demás, con el mismo propósito que lo hace el resto del mundo, ¿Me quieres decir que aún así conseguirás resultados en relación a los demás?

¡¡JA JA JA!!.

Pero si al “gurú” le ha ido bien con tal o cual plantilla, siguiendo tal o cual idea,… alcanzando la cifra mareante de un número de seguidores, con los beneficios que dice que tiene, nosotros también tenemos que hacer lo mismo, porque nosotros queremos hacer y ser lo mismo que es él.

¡¡Eso de ser nosotros mismos, cómo que lo dejamos para otros!!

Si sigues esa filosofía de vida , canta conmigo esta canción que está siendo un hit este verano:¡¡ Bienvenidos al club de la mediocridad, de balas perdidas con 7 vidas¡¡

Se nos impulsa que todos somos diferentes, que tenemos que “explotar” eso que nos hace diferente, pero más vale que hagamos lo que los demás hacen, porque si no, nunca llegaremos a la cima que los demás han llegado.

Nuestro cerebro está programado , para hacer lo menos posible con el mayor beneficio proyectado. Es decir, siempre tenderá a mandarte ideas de que hagas lo que los demás han hecho, porque ves los resultados que han conseguido- Y eso que te lances a hacer cosas diferentes y quizá consigas resultados menos “rápido” que cómo los estás consiguiendo tus amigos, déjalo para otros.

Vivimos en la sociedad del “ PARA YA”. Me gusta leer artículos en los que tras exponer sus ideas al respecto, como coletilla, te pone “Comparte si te ha gustado”.

Aunque me haya gustado, haré lo que a mí me de la gana. ¿Y si no quiero etiquetar a mis amigos que creo que pudiera gustarles? ¿Y si en vez de eso lo imprimo y lo comentamos entre nosotros?

Lo que pasa, que si no opto por las acciones que nos recomiendan, la persona podrá perder Likes, Google no le pondrá en la 1 página del buscador, no podrá coger más emails a los que mandar sus artículos aunque sea persona no quiero o no podrá aumentar su base de datos para mandar publicidad de sus eventos o formaciones.

Mucho impulsar nuestra singularidad, pero si el gurú de turno escribe de un tema, fíjate que durante varias semanas, sólo habrá artículos sobre ese tema. ¿Dónde está nuestra verdadera Marca?

La influencia social, lo que antiguamente se llama” Si lo hacen mis amigos, yo también lo tendré que hacer”, nos hace hacer cosas que en las que no creemos, no queremos, damos Likes porque todos lo hacen… Y todo por la influencia de los demás.

Se nos ha hecho creer que cuánto más todo, mejor nos irá. Y estoy totalmente en desacuerdo.

Muchas de las personas que he entrevistado, no dependen de un like, de si tal persona ha compartido sus artículos y por qué no lo hace desde hace tiempo. No creen que su vida dependa si aparecen en alguna colaboración del blog del gurú de moda.

NO VIVEN PENDIENTES DEL LIKE.

Porque su vida se basa en el IMPACTO REAL Y VERDADERO QUE REALIZAN EN LA VIDA 1.0.

Hemos convertido Internet y más las Redes Sociales en un mundo ideal, como se cantaría en alguna película de Disney.

Un mundo lleno de amor, de Likes, de RT y compartir el amor con todo el mundo. Y acaba siempre por estallarnos en la cara, si de antemano no sabemos gestionarlo.

En un mundo ideal, todos somos “buenos”. Pero cuando le “toques la moral” o se vaya contigo algún cliente de tu gurú, ya te digo que te desterrarán del mundo Candy Candy que estabas viviendo.

¡¡Y olvídate que ya no compartirá tus artículos como hacia antes!!

Siempre apuesto desde el principio del blog y con los dos libros escritos, por hacer las cosas que TÚ creas que TIENES que HACER. NO lo que DEBERÍAS HACER o te RECOMIENDAN que DEBERÍAS HACER, ya que es lo que hace la mayoría.

Son lo que yo llamo , Marcas Orgánicas.

Basadas en:

.- Toda acción tiene que demostrar tu pasión o propósito. Este de moda o no. Eso no importa.

.- Todas las herramientas que usan los demás, quizá a mí no me sirvan. Y no pasa nada.

.- Más vale pocos seguidores y buenos (que adquieran tus productos, vayan a tus conferencias, que les impactes de verdad), que no muchos y que solamente les produzcas indiferencia pasada la “moda”.

.- Que el éxito sea consecuencia del trabajo, del esfuerzo y de la pasión expuesta. No por la compra de seguidores, para aparentar algo que al final acaban viendo que no eres.

Creo que llegaremos antes a la 3 Guerra Mundial por un Like que por el dominio del agua en el mundo.

Dejemos ya la vida del aparentar, y vayamos hacia la de ser. Te aseguro que alcanzarás más éxito con la 2 que con la 1.

¿Y tú qué haces por un Like?

Nuria Gago: “El primer paso siempre da miedo. Pero agota más dudar en darlo”

Hoy dentro de la sección “Conversaciones con…” es para mí un placer, presentar a Nuria Gago.

Todos buscamos nuestro lugar. Y más cuando por causas del destino, lo que creíamos que era nuestra casa, se ha desvanecido.

Buscar nuestro lugar, es preguntar quienes somos, que queremos. Es mirar a nuestra autenticidad, reconocerla y potenciarla.  Es descubrir por nosotros mismos, nuestra Marca.

Pero tenemos miedo a descubrirla, a descubrirnos. Porque quizá veremos que esa piel que nos rozaba, no es la que realmente queremos, no es la que nos hace sentir bien. Por eso preferimos seguir los dictámenes de otras persona, antes de pedir ayudar o empezar a desalojar el armario de cosas que no nos hacen falta o nos hacen daño.

Como náufragos, buscamos la piel que nos salve de la quema de la tristeza y soledad.

Recientemente tuve la oportunidad de hablar con Nuria, sobre su 2º novela “Quiéreme siempre” galardonada con el Premio Azorín de Novela 2018.

Nuria, actriz de películas como Primos, Herederos o Amar es para siempre, nos presenta en esta novela ( la 1º se llama, Cuando volvamos a casa), nos habla de temas tan importantes con la 3º edad, la soledad, el amor, el desamor , el poder que transforma el reconocernos y ayudar a los demás.

Gracias Nuria por recordarnos que siempre tenemos que tenemos que estar muy orgulloso de nuestra 3 edad y vincularnos más entre nosotros mismos. Podéis conocer el trabajo de Nuria a través de su Twitter , Web e Instagram.

.- A día de hoy , ¿Qué canción te definiría?

Quiéreme siempre.

.- La misión que tenemos en esta vida, ¿Es darnos a los demás?

Creo que la misión de todo se potencia, cuando regalamos lo mejor que sabemos hacer al resto

.- ¿Y se puede vivir de lo mejor que sabemos hacer?

No siempre. Tal vez económicamente no, pero te siente muy feliz haciendo lo que mejor se te da , de una forma no lucrativa.

Evidentemente todos necesitamos dinero para vivir, para disfrutar del confort y de la tranquilidad . Pero igual puedes conseguir el dinero de otra manera hasta que puedas hacerlo de la manera que sueñas. Porque mientras tanto puedes ejercitar ese musculo de la vocación siendo feliz, viviendo enfocado en el objetivo final.

.- ¿Cuál es tu concepto de felicidad?

Es poder trabajar en lo que me hace feliz. Rodeada de la gente que me hace feliz. Teniendo el tiempo para poder compaginar las dos cosas, sin que mi vida personal se coma a la profesional y viceversa, con mucha salud.

.- ¿La soledad es la enfermedad del siglo XXI?

Yo creo que de alguna manera la tecnología nos aísla.

Muchas veces estamos en casa y estamos viendo a través de Instagram que le pasa a las hermana Kardashian pero no sabemos quien es la persona que vive en la puerta de al lado. No sabes que edad tiene, el motivo por el cual no sale a la calle desde hace 3 meses , si necesita ayuda o si está bien.

Esta situación nos debería dar un poco de miedo, el vivir tan alienados.

Creo además, que con cada una de las Redes Sociales , potencia una imagen y máscara de su realidad. Ya que todos necesitamos ser aceptados, ser queridos y respetados. Por lo tanto vivimos cara al exterior , cara al espejo , habiendo mucha gente que se frustra por comparativa.

Se frustran cuando a lo mejor su vida real es mucho mejor que las que están envidiando o deseando a través de ese espejo de doble cara.

Creo que también depende mucho del lugar en el que vivas, de tu sociabilidad o no.  Hay gente que tiene un problema y no siente ningún pudor en pedir ayuda. O gente que cuando se siente triste o asustada, se esconde

Creo que depende de muchos factores.

.- ¿Por amor qué hemos llegado a hacer?

Demasiadas cosas que no hacían falta, en general.

Creo que nos han enseñado hasta ahora, que se empieza a hablar más del mito del amor romántico, a que Valia la pena todo por amor. Y veo que no es así.

Cuando algo es hermoso, vale todo la pena y no teniendo que sacrificar nada.

.- ¿Cuándo te ves en el espejo, te reconoces?

A día sí y a días no, como todos.  Tengo días mejores como también tengo días peores.

Creo que sé bastante bien quién hay ahí, con lo bueno y con lo malo.

Sobre todo porque he aceptado mis limitaciones, mis miedos, fragilidades , mis puntos fuertes

Cada vez te conoces más y es una pena no hacer ese trabajo de autoconocimiento, porque eres con quien estás todo el día.

El perdértelo es una pena.

.- ¿Y por qué nos da tanto miedo ese viaje interior?

Porque investigar hacia dentro es toparse con heridas antiguas, con cosas mal curadas. Y para estar en paz, lo primero que tienes que hacer es vaciar el armario y ordenador. Y ese momento es el que más miedo da, pero luego es liberador.

Pero entiendo que un punto en el que desordenar todo para tener un orden en el que vivir en paz da mucho vértigo.

.- ¿Qué le dirías a la Nuria de hace 10 años?

No vas mal, pero nada es tan grave.

.- ¿Qué nos has olvidado de tus principios?

La ilusión y la curiosidad.

Sin la curiosidad la vida sería mucho más aburrida. Ya que sí sólo estás en las zonas que conoces y haces las cosas que conoces, está bien. Pero no hay picos de felicidad.

.- ¿Qué pondrías en una valla publicitaria?

Hay que pensar muy bien qué poner, ya que es un espacio muy bueno.

Pondría : Hazte cargo de tu entorno y eso volverá a ti.

.- ¿En la adversidad que has aprendido? ¿Y en el éxito?

Que tengo muy buenos amigos en ambas situaciones.

.- ¿Qué has hecho diferente en tu vida, que siempre das gracias?

Soñar con ser actriz en una pequeña ciudad de las afueras de Barcelona, con nadie que tuviera ningún tipo de conexión con este mundo. El creer en esa profunda necesidad vital de contar historias e ir a por todas, formándome pensando que tenía que intentarlo.

.- ¿Qué no tendríamos que olvidarnos de qué es la vida?

Siempre va a haber alguien que nos tienda la mano

.- ¿Crees en el ser humano?

Absolutamente. Por encima de todo.

.- Una reflexión para los lectores del blog

EL primer paso siempre da miedo. Pero agota más dudar en darlo.

 

¡¡La Teoria del Lider del Siglo XXI!!

El líder es aquel que, fuera del desorden, aporta simplicidad, armonía en la discordia y oportunidad en la dificultad” decía Albert Einstein.

Existen más teorías sobre el liderazgo, que teorías que dicen el hombre no piso la luna

Nos encontramos libros, conferencias, artículos…Todas las semanas que nos hablan de diferentes tipos de liderazgo, de líderes de siglos anteriores y de qué no es liderazgo.

Seguimos hablando de líder estratégico. Como si el mundo no hubiera avanzado y no estuviéramos en pleno siglo XXI.

Nos preguntamos si el líder nace o se hace. Como si todavía estuviéramos sin saber qué responder, ¿Qué fue antes: el huevo o la gallina?.

Todavía nos preguntamos qué fallos tiene el líder del siglo XXI, como si después de tantas teorías que hay en el mercado, no pudiera tener fallos en la gestión de las personas y de la suya propia.

Todavía seguimos confundiendo líderes con jefes. Bueno también hay personas que se autoimponen el titulo de líderes, y cuando cierran la puerta, son jefes a la antigua usanza. Es decir, “Aquí se hacen las cosas como yo mando, y si no, ya sabes donde tienes la puerta. Me da igual los títulos y las nuevas corrientes. Aquí se siguen haciendo las cosas como hace 200 años”.

Como todavía estamos muy confundidos en muchos aspectos que rondan el tema del liderazgo, todavía siguen existiendo miles de teorías respecto a dicho tema.

Siempre hemos relacionado y es un tema, que cuesta quitar esa relación, de Lider, con aquella persona que tiene un puesto concreto en la empresa o en la sociedad.

Líder se relaciona con el CEO, con el Director de Departamento o con el capitán de nuestro club de futbol favorito.

El líder se relaciona con cierto estatus. Y si no lo tienes, pensamos que jamás llegaremos a ser consideramos como líderes.

Un líder también era Hitler, Mussolini o Steve Jobs, a los que les damos dicho título. Pero sabemos que de buenas personas, tenían lo mismo que yo de buen cantante, NADA.

Nos dejamos llevar por el estatus de esa persona. Creemos y le otorgamos unas cualidades, que en muchas ocasiones no tienen ni llegaran a tener.

¿O es que todavía creemos que nuestros políticos pueden ser considerados como líderes de nuestra sociedad?

1.- Dejemos de relacionar Líderes con ciertos estatus y poderes “sobrenaturales”. Porque todos somos líderes en algún momento de nuestra vida.

Al relacionar lideres con cierto estatus, los estamos relacionando con el poder. El poder de dirigir, el poder de decidir, el poder de mandar.

Y seamos claros, a los seres humanos, NOS GUSTA EL PODER. El poder tiene mucho morbo y beneficios. Y no queremos pensar que tras ese poder que nos otorgan, va a ser algo TEMPORAL. Queremos que sea algo para siempre. Y por eso nos enroscamos en nuestro “sillón” cuando nos sentamos en él.

2.- No te han otorgado un poder infinito, el verdadero líder sabe que será una tarea TEMPORAL.

Y el verdadero líder, sabe que ese poder, no está para utilizarlo en beneficio propio, sino por y para los demás.

Cuando están en el “poder”, creen que es por y para disfrute suyo. Que se lo han ganado. Que todo esfuerzo ahora produce unas recompensas de las que hay que aprovecharse. Y que los comienzos, que fueron duros, llenos de tropiezos, no existen. Ahora no son personas, son los títulos que ponen en la entrada de su puerta.

3.- El líder tiene la función de hacer más grandes a cada uno de los integrantes del equipo. Así como al grupo en su conjunto. NO A UNO MISMO.

Por lo tanto, dejemos ya de hablar de líderes estratégicos y empecemos a hablar, del liderazgo trascendental.

Es aquel que va más allá de los números. Que va más allá de su beneficio propio y se enfoca, en el beneficio del grupo y de todos los componentes que lo rodean.

Porque si habláramos de estrategias, podríamos hablar de líderes dictadores que también tenían una estrategia, y que normalmente no era en beneficio del grupo, sino del suyo propio.

4.- Ves más allá del grupo. Ten un propósito que inspire al grupo. Pero también deja el mundo mejor de cómo te lo encontraste.

Mientras escribía este artículo hay un tema que ronda, o debería rondar al líder de verdad, la Humildad.

Es tener los pies en la tierra. ¿A qué ya no gusta tanto?

Es preguntar a los demás como se encuentran. Es ocuparse de verdad por lo que pasa, o puede pasar. Es ver más allá de evaluaciones de desempeño y ver a través de los ojos de la persona que tiene delante.

Y por humildad, es reconocer que también puedes equivocarte. Un titulo no te da súper poderes. Un titulo no te dice que ya jamás te vas a confundir. Que tus ideas siempre serán las mejores en cada caso. Y que en la adversidad, lideraras de forma correcta a tu equipo hasta la victoria final.

5.- Un líder es humilde. Si no, serás un jefe más.

Al reconocer que no sabes todo, reconoces que puede haber gente mejor que tú. Y al haber gente mejor que tú, cabe la posibilidad que su desarrollo sea mejor que el puedas tener tú. Y reconocer eso no gusta.

Se nos llena la boca hablando de Employer Branding, de cultura empresarial innovadora, de talento, de atracción del mismo y de la retención (palabra que odio). Nos gusta ser cool hablando de temas, que en realidad, no queremos aplicar.

¿Por qué?

Porque alguien que tenga más poder de influencia, sea mejor líder que nosotros, produzca mejores resultados que nosotros o ideas disruptivas que beneficien a la empresa,…haga algo por lo que nos pagan a nosotros. Intuiremos que más vale pronto que tarde, seremos sobrepasados por dicha persona.

Pero un líder, es un mentor. Es una persona que con experiencia ha llegado a dicho estatus, que sabe reconocer los talentos de los demás y los impulsa. Que ve qué se puede mejorar y lo alienta. No una persona que intenta.

Como comento en “Mofeta Branding. Como son las marcas que transforman el mundo”, muchas de ellas nacieron de marcas que ya estaban implantadas en el mercado. Al ver su potencial, se les impulsó y alentó en su camino. Llegando a ser más reconocidas que la marca madre.

6.- Un líder es una persona que produce nuevos líderes.

Pero te estarás preguntando: ¿Yo puedo ser un líder? ¿O sólo son las personas que tienen un estatus en la empresa o en las organizaciones?

TÚ YA HAS SIDO LIDER.

Tú diste un paso adelante en momentos en los que ya no querías seguir aguantando lo que estaba pasando. Tú dijiste SI cuando hasta entonces habías dicho NO. Tú dijiste Adelante cuando hasta la fecha habías estado parado. Cuando viste una dificultad, esta vez viste una oportunidad.

TÚ YA HAS SIDO LIDER EN ALGÚN MOMENTO DE TU VIDA.

Y no has tenido que ir a ningún curso de liderazgo, ostentar ningún cargo en ninguna empresa.

Todos somos líderes en algún momento de nuestra vida, solo tenemos que hacer caso y una oportunidad a esa energía que todos llevamos dentro.

7.- Liderar es decir SI a esa energía interior que todos llevamos dentro.

Luego ya vendrán herramientas que te hacen ser mejor líder y gestionar mejor a las personas y recursos que tengas a tu disposición, pero el principio del comienzo, es decirte SI a ti mismo.

¿Cuáles son los rasgos del líder del s.xxi?

Podéis adquirir “Liderazgo Canalla. Libera tu lado más rebelde” a través de este enlace.

¡¡Algo que a todos nos marca, el amor!!

Ten en cuenta que el amor y los grandes logros, requieren de grandes riesgos” dice el Dalai Lama

Recientemente he terminado de leer el libro de Rocío Carmona “Lo que sucedió cuando me rompiste el corazón”. Libro actual, fresco y real como la vida, que me dio el último empujón a una idea que llevo tiempo viendo en las empresas y marcas con las que trato.

LO QUE A TODOS NOS HA MARCADO O MARCA, ES EL AMOR.

Seguimos a marcas de las que nos enamoramos, trabajamos en empresas de las que estamos enamorados, estamos con personas de las que estamos enamorados.

Y solo habrá un final feliz, si hay energía entre ambos, si hay una enamoramiento de verdad.

Se trata el amor, las emociones como algo muy bonito, ideal, que nos hacen más bien que daño. Pero cuando nos toca en primera persona, nos cerramos en banda a la hora de hablar de ellos.

Nos hicieron con amor y siempre las mejores cosas salen desde el amor. ¿Qué diferencia hay entre el arroz que hiciste la semana pasada y el que te salió tan soso? El amor.

¿Por qué sigues con tanta devoción a ese cantante? ¿Por qué te compras el mismo día del lanzamiento el libro de tu escritor favorito?

Porque el amor que te transmite, la energía que pone en cada acción, te llega de verdad.

A lo largo del estudio para “Mofeta Branding. Como son las marcas que transforman el mundo”, sentía que había algo más, que diferencia a unas marcas de las otras. Y si, era el AMOR.

Todos y cada uno de ellos, ponían una energía plus, que a la larga hacia que se distinguiera de la competencia.

Puedes llamarlo amor, energía, alma,…ponle el nombre que tú quieras. Pero que hay algo que te distingue de los demás, de eso no tengo ninguna duda.

Pero en esta sociedad, no queremos cantar como Alejandro Sanz “Mi soledad y yo”. Se nos dice que sufrir no es bueno, que es mejor para nuestra salud “Ojos que no ven, corazón que no siente”, en definitiva en convertirnos en “hombres de acero”. O si estamos en soledad, y aparece el amor, en cualquiera de las formas posibles, gritar como Marlango, “Vete”.

En definitiva, nos han dicho que el amor “Duele” como canta Elefantes. Por eso ahora la moda de los coach de parejas, es impulsar que todos somos naranjas completas, como si no necesitásemos a nadie para ser un poco más felices.

Y quien diga lo contrario miente.

Las empresas quieren enamorar (NO MANIPULAR) a sus clientes. Nosotros enamoramos a nuestra posible pareja. O a nuestros futuros trabajadores.

TODO DEPENDE DEL AMOR.

Cuando no “enamoramos” a nadie, nos preguntamos como dice Christina Rosenvinge , ¿Quién me querrá?. Y en vez de hacer un camino de introspección, preferimos comprar seguidores para redes sociales, subirnos a carros de “modas” que sólo nos darán pan para hoy y hambre para mañana.

Cuando estamos enamorados de verdad, (podrá salir bien o mal la historia, pero así lo sientes), sabes que esa persona, empresa o producto, es lo que estabas buscando. ¿Quién no ha dicho alguna vez, “Eres, como canta Antonio Orozco?

Pero todo empieza estando “Loco de Amor” como dice David Otero, pero con nosotros mismos.  Tampoco estoy impulsando aquí que nos queramos más que nos quieren nuestras madres. Para nada.

Pero cuando empezamos a querernos a nosotros mismos, ya podrá venir una sorpresa en forma de decepción personal, de producto que no satisface nuestras expectativas, que no lo veremos como un drama, sino como una evolución de nuestra vida personal o profesional. Nos hace afrontarlas con actitud y no con emociones descontroladas, ni actitud de víctima.

Para las marcas y profesionales que sigo estudiando, cada día no es un lamento, sino el sonar de los Tambores de guerra, como dice Manuel Carrasco. Sonido de aliento, que desde su amor, su energía, su confianza, su coherencia, siempre como tú quieras llamarlo, saben que un nuevo día es una nueva oportunidad de enamorar a sus clientes, de conquistar los corazones del mundo que saben que les espera.

Las personas y empresas que desprenden amor allá donde van, siempre desde un trabajo interno, están trabajando en un sueño, en un propósito. Son ellos mismos, no van siguiendo la “manada” o la “moda” de esos momentos. SI te gusta bien y sino también. Y por eso enamoran, porque son ellos mismos.

Nos enamoramos de lo que creemos que nos puede dar una vida diferente a la actual, de lo que nos puede hacer sentir emociones hasta nunca vividas. Nos podremos enamorar de una marca que no gusta a nadie, de una persona no muy agraciada, pero si a nosotros nos ha “llegado”, dará igual lo que opinen los demás, es nuestro amor lo que importa de verdad.

¿O es que crees que irá algún lugar si crees que te enamoras de una marca simple y que sólo lo haces por estar tranquilo? Sabes que no irá a ningún lado.

Entre otra de  las características, tanto en el libro de Rocío, como en las marcas estudiadas, además de quieras o no, la vida siempre te pone lo que es para ti, tenían una banda sonora que los acompaña durante todo el camino.

Tienen un concepto del amor, no basado en un “mundo ideal” como Disney, sino más realista, de confianza, aprendizaje. De caídas si, pero también, de subidas y de aliento. Un amor más “Indie”.

El amor sin música, es como el arroz con leche sin canela. Algo insípido.

Nos preguntamos como esas personas o marcas han provocado una “Avalancha” como dirían los Héroes del Silencio. Como lideran nuestros corazones y nuestras preferencias.

Ya sabes la “fórmula secreta” de muchas empresas y personas en la vida, EL AMOR.

Enamorémonos de las raíces y no de las flores, así en otoño sabremos qué hacer

¿Estás dispuesto a empezar a amarte y a enamorar?

 

¿Y si hacemos más caso a lo ilógico e irracional?

La mente intuitiva es un regalo sagrado y la mente racional es un fiel sirviente. Hemos creado una sociedad que rinde honores al sirviente y ha olvidado al regalo” decía Einstein.

Creo que una de las asignaturas que tendrían que poner en los nuevos modelos de educación que tanto se promulgan, sería CONOCIMIENTO DE TU INTUICIÓN.

Desde que nacemos hasta que nos vamos para allá arriba, eso de la intuición es algo tabú. Te recuerdan por activa y por pasiva, que estamos en una sociedad racional.

Nos guía la razón. Y todo lo que este fuera de ella, ni se te ocurra nombrarla ni pensar en ello, porque las consecuencias, mejor no quieras saberlas.

En todos los extractos de la sociedad, la razón está impregnada.

Nos encanta seguir métodos. Nos volvemos locos por los datos que muestra el Big Data y hacemos caso absoluto a todas aquellas referencias que ponga el gurú de moda.

Datos, métodos, estadísticas…Somos adictos a ellas. Todo porque creemos que sí es algo testado con datos, será el único método para llegar hasta ello.

Una vez, oí la definición de una sociedad racional. Decía algo como:” La sociedad racional, se define con dos palabras: ¿Por qué has hecho esto? PORQUÉ SI.”.

Y de ahí no salimos. Creemos que cuanta más información tengamos, ya da igual la situación en la que nos encontremos , que como habremos acumulado, Máster, leído libros y acudido a ciento de conferencias…sabremos de todo..Hasta si queremos somos seleccionadores del equipo nacional de futbol.

Esto es una sociedad, basada en la razón, en el PORQUE SI.

Porque si lo ha dicho tal gurú, tiene que ser verdad…porque si lo ha dicho tal empresa, seguro que no mienten, si lo han dicho en televisión, seguro que será verdad…

Siguiendo lo establecido, pensamos que nuestra vida, será un camino de vinos y rosas.

¿Pero qué pasa cuando empiezas a sentir que no estás haciendo lo que deberías hacer? ¿Cuándo sientes que nadie satisface tus deseos verdaderos? ¿Cuándo sientes que no estás yendo por el camino que sientes que tendrías que llevar?

Que se produce un cuentus interrumptus. Te das cuenta que algo pasa en tu vida, que no va  bien…

Tranquilo, aunque no te lo creas, todo está bien. Lo que pasa, es que la intuición, está haciendo su trabajo.

Te está diciendo que no eres en verdad, lo que esperan los demás de ti. Que tus talentos son otros y no podrás desarrollarte en el trabajo aburrido que te metió los amigos de tus padres. Que no estás consiguiendo lo que la vida espera de ti, que tienes que mirar más arriba, porque allí es donde debes centrarte.

Tienes miedo, es lo que te hace sentirte vulnerable… Te das cuenta que ser uno más, ha arruinado tu vida.. Pero tranquilo, que esto no ha hecho más que empezar.

La intuición solo quiere ayudarte.

Es el momento de seguir escuchando siempre las mismas misas, de leer los mismos periódicos o ver a la misma gente.

ES TU MOMENTO.

Fue la intuición la que me hizo que empezará a escribir. Y si no le hubiera hecho caso, ahora mismo te aseguro que no estaría aquí contigo hablando.

Porque recuerda, los pasos que nunca darás en tu vida, son los que realmente dejan huella en tu vida.

Durante 7 días, he querido ser consciente que me guiaba por la intuición en todas las decisiones que tomaba, y quería poner en común con vosotros, las conclusiones que he obtenido al respecto:

.- Te dice que el miedo es una creación de tu ego.

El Zorro tenía la Z como marca en sus enemigos. El ego tiene el miedo. Cuando te sales de lo establecido, te manda el miedo, para intentar disuadirte de las ideas “locas” que puedas tener.

Si tienes miedo, es buena señal. Estarás empezando un camino que está predestinado para ti y sin todavía recorrido.

.- Que los verdaderos avances, los disfrutarás tras escuchar a la intuición.

Si sigues haciendo lo mismo de siempre, y aún esperas resultados diferentes, te recomiendo que eches la primitiva porque a lo mejor es el único método que consigas algo diferente. Porque mientras tanto, te aseguro que no.

Siempre avanzaras más haciendo cosas diferentes y en coherencia contigo, que no lo de siempre y sin rumbo. Mi intuición me dijo que escribiera el blog así como “Liderazgo Canalla” y el próximo libro, del que os hablaré muy pronto.

.- La intuición tiene la misión de reconocerte y descubrirte

Cuando te escuchas, empiezas a conocerte. Cuando empiezas a conocer, empiezas a aceptar tus sombras y luces. Cuando empieza a aparecer la luz en tu vida, empiezas a ver quién eres de verdad.

.- La rutina muchas veces se confunde, como los libros.

Los libros están muy bien. Los datos son muy interesantes. Pero te cuento un secreto? No promueven la edad. Porque los seguimos como verdades absolutas, y no lo son. Si tu intuición te dice que lo hagas de otra manera, es que existe otra posibilidad, lánzate a ello.

Existen tantas posibilidades como personas hay en este mundo.

.- Hacemos caso a nuestro corazón, que no sólo está para bombear sangre.

Damos por supuesto que el corazón estará ahí siempre. Pero te aseguro que no sabes cuándo dejará de latir. Así que dale gracias todos los días y escúchalo. No solo tiene la función de bombear sangre, sino que las neuronas que tienen te dan información. Y mucho más importante que a veces que la del cerebro o la razón.

Escúchalo.

.- Eso que buscas, llamada felicidad, está dentro de ti

Hasta ahora siempre nos hemos centrado en satisfacer y buscar metas que estaban fuera de nosotros. Es lo que dicen éxito o felicidad. Unas metas que tienes que conseguir a cierta edad. O el número de followers que tienes que tener para ser considerado como influencer. Pero la intuición te dice que todo eso, es una consecuencia del trabajo que haces desde dentro de ti. Es la recompensa al reconocimiento que te has dado cuando has optado por la intuición y no por la razón.

.- La intuición es equilibrio.

Si tu vida sentías que estabas desordenada, es que te regias por la razón. Basabas tu vida en el exterior y no en el interior. No querías escucharte, ver qué pasaba dentro de ti..Y te digo una cosa, por mucho que quieras escapar porque no quieres escucharte, te aseguro que la vida , no va a parar hasta que lo hagas.

Cuando unes razón y corazón, la paz llega a tu vida. Te lo aseguro.

.- Te hace ser más responsable de tu vida.

La cagues o no, porque la intuición nunca acierta al 100%. Tú has optado por tu intuición, siendo siempre responsable de lo que has hecho, porque así lo sentías de verdad.

.- Tú tienes el poder de crear las circunstancias que quieres crear.

Cuando dices si a la intuición, te introduces en la incertidumbre. Y es en ella la única manera de crear tu mundo, tu realidad, tu felicidad…Porque mientras tanto, eran los demás, la sociedad, quien ponía las circunstancias que estabas viviendo, ¿O me confundo?

.- La intuición es el principio del comienzo de la verdadera motivación, la auto motivación

No creo en las conferencias de motivación. No creo que nadie me vaya a dar la tecla perfecta para que vaya chutado todo el día. ¿O es que te dura para siempre la motivación tras haber ido a esa conferencia? Te aseguro que si te dura 1 hora, ya es mucho.

Cuando te descubres, descubres tus verdaderos POR QUÉ. Aquella gasolina que tienes tatuada en tu piel que te hace tirar adelante a pesar de las caídas y los imposibles que tengas delante.

Esa es la verdadera motivación, la que va a durar.

¿Y tú te atreverías a seguir tus pasos durante 7 días con la intuición como guía?

Podéis adquirir “Liderazgo Canalla. Libera tu lado más rebelde” a través de este enlace.

Ferran Ramon-Cortés: “El número de contactos de Facebook es para nuestro ego..”

 

Hoy dentro de “Conversaciones con…” tengo el placer de presentar a Ferrán Ramón-Cortes

¿Qué sería de un mundo sin redes sociales? ¿Qué sería de nosotros sin un Smartphone? ¿Qué sería de nosotros sin nuestros “contactos” de todo el mundo? ¿Sabríamos vivir sin Internet? ¿Sabríamos vivir sin estar pendiente de las estadísticas de nuestras Redes Sociales?

Son algunas de las preguntas que me hacía mientras leía “Más amistades y menos Likes” de Ferrán. Y durante unos días fui preguntando a la gente que me iba encontrando, dichas preguntas.

Las respuestas eran:” ¿Eh? Mientras creían haberme escuchado y estaban absortos en sus redes sociales…No sabría vivir sin mis “amigos” de todo el mundo, ellos me han hecho a mí.. Gracias a las redes sociales, tengo más amigos y soy más conocido de lo que me podría haber imaginado nunca…”

Eran alguna de las respuestas que recibía al respecto… ¿Por qué vivimos tan pendientes de nuestros likes y no los abrazos que recibimos? ¿Creemos que el número de seguidores importa mucho más que el poder que tiene una mirada durante una cena? ¿Por qué creemos que tenemos tantos amigos cuando en realidad sólo contamos con los dedos de una mano y nos sobran dedos con la confianza para contarle nuestros problemas?

De estas dudas y más, tuve la oportunidad de poder conversar con Ferrán Ramón-Cortés hace unos días.

Gracias Ferrán por ayudarnos a recuperar el verdadero valor de la amistad. En una época donde el termino está totalmente prostituido por rebozados como influencers, postureo y número de visitas. Gracias por recordarnos que una hora que perdemos en personas o situaciones que no entran dentro de nuestras prioridades es una hora que no invertimos en lo que SI nos importa, en quien SI consideramos amigo.

Podéis conocer más del trabajo de Ferrán a través de su Twitter (@FerranRamonC)

.- ¿Quién es Ferrán Ramón-Cortes?

Alguien que un día decidió dejar su carrera de ejecutivo con ínfulas por el estudio de la comunicación personal y las relaciones. (Y que lo hizo por necesidad propia).

.- ¿Cuál ha sido la mejor inversión que has realizado con menos de 50 euros?

Una cena con mi hijo en un momento complicado de su vida; fue la primera cena mano-a-mano. 44€ + propina. Guardo el ticket.

.- Si te digo amistad… ¿Qué me dices tú? ¿Se ha prostituido su significado así como el de “tengo una relación?

Si me dices “amistad” sospecho: ¿Qué quieres de mi?. Si te comportas como un verdadero amigo, ¡adelante!. El significado de amistad se prostituyó el día que Facebook llamó amigos a los contactos, y ahí seguimos. Y la expresión “tengo una relación” sugiere directamente un “rollo”. También se ha prostituido el significado.

.- ¿Somos el número de contactos en Facebook o con quienes tomamos un café? ¿Estar tan conectados nos ha desconectado?

Somos SIN NINGUNA DUDA!!!! Con quienes tomamos un café. El número de contactos de Facebook es para nuestro ego, para nuestra fantasía de popularidad y éxito. Pero no dice nada de nosotros. Crecemos con aquellos con quienes nos relacionamos de tu a tu, cara a cara, y eso necesita ese café. Estar tan conectados nos ha robado tiempo y energía para esos cafés, y por tanto nos ha desconectado de los amigos de verdad. Además… tomamos esos cafés mirando el WhattsApp, que tiene delito!

.- ¿Aguantamos lo inaguantable por miedo a la soledad?

O por dependencias psicológicas complicadas. Hay personas adictas al conflicto. Pero en general aguantamos más de lo que deberíamos porque no nos lo planteamos; no nos situamos ante cada relación y nos preguntamos qué nos aporta y qué energía nos da, que es lo que tendríamos que hacer más a menudo.

.- En este mundo interconectado, ¿Nos hace creer que somos unos relaciones publicas en potencia en las que queremos y deseamos que todas nuestras relaciones vivirlas con pasión e intensidad?

Si, es nuestra fantasía. Pero es eso, una fantasía, porque no tenemos ni el tiempo ni la energía para hacerlo. ¿Nos parecería razonable ver a un amigo una vez cada dos meses? Pues saliendo CADA DÍA, tu lista se reduce a 50. No más. Tus 1.000 amigos de Facebook van a esperar unos años en la cola…

.- Como en la pasión, ¿Es más importante la calidad que la cantidad?

Sin duda. Hay relaciones de mucha frecuencia de contacto que no valen nada, como hay relaciones de poco contacto que son sólidas como una roca. La profundidad de lo que compartimos marca la calidad de una relación, no las veces que nos vemos.

.- ¿Es el apego un virus potente de esta sociedad?

Si, y lo malo es que no sabemos que lo tenemos. Cuesta mucho darte cuenta de que te has infectado…

.- ¿Cuál es tu concepto de felicidad?

Mis amigos. O mis relaciones en sentido más amplio. Y no lo digo yo, lo ha dicho la Universidad de Harvard en el mayor estudio jamás hecho. Tras seguir a casi 800 personas durante 75 años han concluido que el único factor que explica las diferencias de felicidad entre unos y otros es la calidad de sus relaciones. Una terraza, una copa, una buena conversación, unas risas, y quizás alguna lágrima. Esto es el retrato de la felicidad para mi.

.- ¿Hay que hablar menos y hacer más?

Hay que hablar menos de hacer, y decididamente hacer. Y al hacer, entonces si hay que hablar.

.- ¿Por qué no queremos ver que un gran porcentaje de lo que hacemos, con quien hablamos son pura obligación?

Supongo que porque nos tiraríamos bajo las ruedas de un tren. Y porque socialmente la presión es brutal. Cualquiera nos encuentra, encontramos a cualquiera… llevarlo bien no es fácil, y a veces ignorarlo es la defensa inconsciente.

.- ¿Qué piensas de las personas, como yo, que todo 31 de diciembre, limpia su agenda del móvil?

Que sois unos cracks! Así de simple. (Siempre que acabes luego el nuevo año con una nueva agenda nutrida…).

.- ¿Crees que cada persona, por buena o mala, tiene algo que enseñarnos siempre?

Claro ¡!!! La persona más insospechada te puede dar una lección de vida… del mismo modo que sostengo que abandones relaciones que no te ayudan, defiendo que andemos con los ojos bien abiertos, que la vida nos cruza personas maravillosas muchas veces disfrazadas…

.- ¿Qué poder tiene una sorpresa en una relación?

Es un mensaje claro y contundente: he pensado en tí. Y en el caso de una sorpresa sofisticada, he pensado MUCHO en ti. Tiene un poder revitalizador en la relación y te brinda un poco de carta blanca para meter la pata de vez en cuando…

.- ¿Por qué cuando, no han satisfecho nuestras expectativas o deseos, decimos adiós con igual facilidad que si tirásemos de la cadena del WC?

Porque no vemos al otro. Nos miramos a nosotros. Si miramos al otro, no cabe la idea de defraudar o no mis expectativas, porque lo que es es lo que es, y es por definición maravilloso.

.- ¿La mejor cita que puede tener un ser humano es siempre consigo mismo?

A lo mejor no va a ser la más cómoda, o la más divertida, pero es la más importante.

.- Una reflexión para los lectores del blog

Simple y básica: Las relaciones son nuestra vida. ¿No merece la pena cuidarlas un poquito?

¡¡ Un Te quiero y un Adios!!

“Eres el adiós que nunca sabré decir”

Hace unos días me preguntaban:

¿A qué palabras has tenido miedo en tu vida?

Dije que a 2:

TE QUIERO y a un ADIOS.

Sin dilaciones, sin miedos al que dirían, salieron de mi boca como una bala sale de una pistola directa a su diana.

Creo que son las dos palabras más difíciles de pronunciar por un ser humano y las que más transformación producen.

Nos cuesta decir TE QUIERO.

A pesar que las películas de Disney, las de las 3 de la tarde los sábados y algún realilty que nos dicen lo bonito que es el amor, los vaivenes tan divertidos que viviremos y lo chulo que es pasar el domingo por la tarde en el sofá y una manta, tenemos un miedo atroz a decir, TE QUIERO.

Ya no estoy hablando de un Te quiero como una posible pareja, simplemente un te quiero como amigo, hermano o familiar.

Nos cuesta, y mucho.

¿Por qué?

Porque TENEMOS MIEDO.

Miedo a que nos miren raro, a ser rechazados, a que piensen que somos de otra orientación sexual, a que seamos “demasiado” sensiblones o vete a saber qué locura se le ocurrirá a nuestro cerebro como excusa para no dar el paso adelante.

¿Y mientras tanto? Una nueva oportunidad perdida de demostrar a esa persona cuanto sentimos por ella.

Sé que estarás pensando, “Pero yo lo demuestro de otras muchas maneras..No hace falta que diga nada, lo hago todo los días a través de diferentes acciones o con regalos en los aniversarios…”

¡¡ERROR!!.

A través del estudio realizado, tanto con hombres y mujeres, SI agradecían determinados hechos, sorpresas o situaciones que demostraban el amor que tenía otra persona por ellos., pero sin un te quiero de sus labios, sentían que faltaba algo.

Me viene a la mente una situación parecida para que la entendamos mejor.

Piensa en tu grupo favorito. Piensa que estas en su último concierto. Van a tocar tu canción favorita, ves como la tocan, como la sienten, como vibran, pero no oyes ni una sola letra de sus bocas. ¿Cómo te sentirías?

Así se sienten las personas cuando no oyen un TE QUIERO de esa persona. Tampoco te digo lo que uses como un mantra y rayes la cabeza de la persona, repitiéndoselo cada minuto. Pero SI cada cierto tiempo o en las ocasiones que sientas que corresponden.

Muchas veces te aseguro que tiene más valor un TE QUIERO que todas las sorpresas que le hayas dado a esa persona hasta entonces. Siempre deja más huella

Y déjame hacerte una pregunta: ¿Qué pasaría si nunca más pudieras decir a esa persona lo que sientes por ella? ¿A qué no te lo perdonarías nunca? ¿Entonces qué vas a hacer?

Vivimos con miedo al ADIOS.

Nos desvivimos en la desesperación de encontrar una seguridad. Seguridad en el trabajo, con las amistades, con la familia, con la pareja… Pensamos que si encontramos todo lo que nos dicen que tenemos que tener, y más a una cierta edad, ya seremos considerados “ciudadanos de 1ª”.

Y cuando lo conseguimos, parecemos Golum con nuestro anillo. Hacemos todo lo posible para que no se vaya de nuestro lado todo eso conseguido. Y cuando ya creemos que no se marchara de nuestro lado, llega el ADIOS.

Nos preguntamos el por qué, nos llevamos las manos a la cabeza, nos lamentamos, pero el tren está partiendo, queramos o no, es hora de decir adiós.

Tenemos miedo al adiós, principalmente por el apego. Nos hemos “encariñado” de esa situación, de esa persona o ese trabajo. Pensábamos que la vida iba a terminar junto a él, pero por lo visto no va a ser así.

No queremos imaginarnos cómo sería la vida sin esa persona. NO QUEREMOS. Nos preguntamos que será de nosotros, si podremos vivir en una situación nueva, diferente… Ni queremos imaginárnoslo.

Lloramos , pataleamos, y haremos lo legal e ilegal para que se vaya de nuestro lado..Todo porque tenemos miedo al adiós.

Un adiós supone incertidumbre, desconocimiento y dudas.

Supone que estamos “perdiendo” algo que teníamos. Que nos hacía sentirnos cómodos. Hacia algo que tendremos que ganarnos de nuevo para seguir viviendo esa “seguridad” tan soñada y anhelada.

Un adiós:

.- Enseña.

Te enseña todo lo que has vivido hasta ese momento. Los malos y buenos momentos. Lo que has hecho o no, por rutina, vagancia o miedo. Lo que creías que era imposible así como sensaciones únicas e inolvidables.

.- Aprendes a ver en qué has fallado.

No digo que te reboces en los fallos. Pero sí que aprendas de lo no realizado, de las caídas vividas y de la inanición sufrida. Porque en muchas ocasiones, ese adiós, es por “haber dado por supuesto”, que eso estaría ahí siempre.

Damos por supuesto que todo será para siempre, y la vida nos enseña que no es así. Que hasta nosotros tenemos una fecha de caducidad. Pero por no haber hecho las cosas como deberíamos haberlas hecho, por miedo, principalmente, el tiempo se ha agotado y es hora de decir adiós.

.- La vida es Hola, pero también Adios.

Somos seres humanos apegados que piensan que viviremos para siempre , con lo que tenemos y con las personas que nos rodean. Y la vida no es así. Todo lo que viene, se va. Nosotros también. La vida es cambio, es hola y también adiós. Pero aún creemos que seremos inmortales, que nada se irá de nosotros, porque ya que vienen, nunca se irán. Y las cosas tal como vienen, se van.

Aprendamos a vivir en el presente, a exprimir cada momento y a no dejarnos nada en el tintero. Porque no sabemos cuando será el adiós.

Son dos palabras que se encuentran tapadas detrás de nuestros labios. Escondidas no queriendo ser nunca llamadas a escena.

Un Te quiero, hacer descampar esta vida que vivimos llena de turbulencias. Así como un adiós, hace que salga el sol en un mundo tenebroso

Para mí son dos palabras, que muestran siempre el principio del comienzo de algo, mejor de lo vivido hasta la fecha

¿Cuántas veces has dicho te quiero hoy? ¿Por qué tienes miedo decir adiós a esa situación o persona?

Podéis adquirir “Liderazgo Canalla .Libera tu lado más rebelde” a través de este enlace.

¡¡Los EgoBranding!!

“Si alguien te corrige y te sientes ofendido, entonces tienes un problema de ego

Después del “Despacito” que como un taladro ha sonado en nuestras cabezas, hoy me gustaría lanzar el mundo, un nuevo hit. Y deseo que triunfe igual o más, que el famoso Fonsi.

¿Quieres conocerla de 1ª mano? ¡¡Ahí va el lanzamiento mundial!!

TENER UNA MARCA NO SIGNIFICA QUE TENGAS UN EGO MÁS GRANDE QUE EL WANDA METROPOLITANO DEL AT.MADRID.

Sé que no rima mucho y que no es una frase que se adhiere rápido a nuestro cerebro, pero espero que se nos pegue por fin.

Todo éxito viene de la mano de sus musas, y os voy a contar las mías:

.- A través de un gran “gurú” de la disrupción, proclamaba a través de su blog, como tendríamos que conseguir que nos pagaran por dar conferencias.

Vamos por puntos:

Si enarbolas la disrupción como filosofía, no es promulgar que todos hagan o quieran ser como su ídolo. Eso se llama hacer fotocopias, no disrupción. Prostituyendo nuevamente la palabra y el significado de éxito, por un método para alcanzarlo de forma rápida y ocultando el esfuerzo que esas personas han vivido y viven hasta llegar donde están.

Si promulgas la exclusividad de cada uno de los seres humanos, no apeles a la necesidad de reconocimiento del ego, haciendo creer que si no se nos paga por conferencia, no somos nadie. Siendo ese “reconocimiento”, como el premio al esfuerzo ANTERIOR a la consecución de ese premio y no llegar a él como un “atajo”.

Si se promulga la disrupción, (que es detectar errores, no luchar contra Google desde tu móvil), se debe promulgar el aporte de valor, el emprender caminos que otras personas no han hecho, la creatividad…. Pero el de verdad, no el de a través de un método rápido y que no dice toda la verdad, de cómo han llegado esas personas a cobrar un dinero siendo las conferencias un método más para transmitir sus conocimientos, PERO NO EL ÚNICO.

UN POCO DE COHERENCIA POR FAVOR, ENTRE LO QUE SE DICE QUE SE PROMULGA Y LO QUE SE ESCRIBE.

Los demás pueden llegar a detectar que tienes una enfermedad que se llama “Vendehúmos”.

.- Una “gran” gurú del amor, que promulgaba desde sus redes, las bondades que tenemos todos desde dentro de nosotros,se demostró que su marca era marketing , ego y suerte, en partes iguales.

¿Por qué?

Porque tras mostrar de forma personal, su opinión sobre un tema político ocurrido en sus redes, la gente tras mostrar también sus ideas al respecto, en algunos casos, diferentes a la suya, acabo INSULTANDOLES, por no tener las mismas ideas.

No de una forma en prosa o con sarcasmo, sino literal.

Hace unos días comentaba en un post, que si nos metíamos de lleno a tratar un tema, que lo hiciéramos sin pelos en la lengua. Y desde aquí lo aplaudo que lo hiciera. Pero si lo haces, sabes que habrá gente que no esté de acuerdo contigo, porque hay tantas verdades como personas hay en el mundo.

Pero si proclamas unos valores…no creas que todos que te siguen piensan como tú en todos los sentidos, porque no es así. Y si lo pensabas y así quieres que sea..Creo que tendrías que mirarte si tienes algún rasgo “dictatorial”

¿Dónde queda el respeto?

Pero lo peor es la incoherencia que se demuestra insultando a tus seguidores. Demuestras quien eres de verdad y lo que promulgas en el escenario es una cosa y quien eres de verdad, es otra totalmente diferente.

Siempre he creído que cuando son momentos de crisis, son cuando se muestra la verdadera máscara de las personas, y este ha sido uno de ellos.

Y no es la primera vez que he visto a personas, que encima de un escenario o tras leer su libro, transmite una cosa y luego en el cara a cara, es de otra totalmente diferente.

Parece que tener una marca en el día de hoy, es promulgar tu “trastorno de la personalidad”. Promulgar una cosa cara a los demás, por y para el reconocimiento pero otra diferente a lo que es tu vida en realidad.

Cosa que me horroriza y me da pena.

La gente que cree así, sigue creyendo que la gente es tonta. Apela a sus situaciones de ayuda, de necesidad para alimentar sus egos, sus cuentas corriente..Pero cuando las cosas no van como a ellos le gustaría, se les “tuerce un poco el morro”, sacan la verdadera personalidad que son.

¿Dónde está la humildad y la coherencia en el mundo del Branding?

(Nota: Antes que os echéis los radicales encima, no estoy hablando de todo el mundo, por favor..)

¿Quieres saber la letra pequeña si tienes una marca o quieres tenerla?

.- Una marca es un estilo de vida. Un estilo de vida tiene que mostrar COHERENCIA. Podrás promulgarla, podrás “enmascararla”, pero cuando las personas vean incoherencias, te aseguro que no te darán una 2 oportunidad.

.- Si te metes en terrenos peligrosos, atente a las consecuencias. RESPETA que haya gente que no piense en TODO igual que tú. Y si promulgas el dialogo y el entendimiento, si muestran sus ideas, no les insultes, porque no son como tú. Eso que promulgabas que tendríamos que ser corazón y no EGO, ya nadie te volverá a creer.

.- Gestiona bien los momentos de crisis y no te dejes llevar por la impulsividad. Te puede salir muy caro. Te saldrá muy caro.

.- No promulgues unos valores de diferenciación, cuando luego estás diciendo cómo tenemos que ser como los que están arriba. Mi concepto de éxito no puede ser igual que el de allá arriba. Eso es hacer fotocopias, no ser diferente.

Mi ego SI quiere depender de si consigo ser como esa persona o no, de si consigo reconocimiento o no. Pero una marca que deje huella de verdad, depende del corazón que la mueve, NO DEL EGO QUE LA DESTRUYA.

Corazón que sabe que todos los días debe irse a dormir sabiendo que ha hecho todo y más lo que estaban en sus manos , por dar a los demás lo que él siente. Sabiendo que toda semilla tendrá sus frutos, pero no depende de ellos de forma sobrehumana.

Así que tu marca debe caracterizarse por:

.- Más corazón y menos desesperación por aparentar.

.- Más humildad y respeto con nada de ego, del malo.

¿Y tú eres un EGOBRANDING? Si quieres dejar huella de verdad, por favor, no te lo recomiendo…pero allá tú.

Podéis adquirir “Liderazgo Canalla. Libera tu lado más rebelde” a través de este enlace.

 

 

 

¡¡Quiero Amores Canallas!!

“Mi amor, dices que no hay amor a menos que dure para siempre. Tonterías, hay episodios mucho mejores que la obra entera”.

¿Y si transformáramos el amor de los príncipes y princesas de Disney por un Amor Canalla?

Seguro que estarás pensado en aquel Canalla que no te ha vuelto a mandar un mensaje tras una noche de pasión, aquella canalla que te dio el teléfono y acabó siendo el número de otra persona…

No estoy hablando de ese amor canalla.

Tampoco estoy hablando de impulsar la práctica “de cama en cama y ninguno se lo lleva”.

En una sociedad donde el hablar de lo que uno siente, de sus deseos o de lo que no quiere en frente de otra persona, está visto como “de raro”. La práctica de cama en cama, solamente nos está mostrando, lo vacía que tienes tu vida. Por no hablar del miedo que tienes a ser y a decir lo que sientes y quieres en tu vida, así como la falta de comunicación sincera, con la otra persona.

No estoy hablando de ese concepto de amor canalla.

No estoy hablando de un método para encontrar a la pareja perfecta para ti. No estoy hablando de un método para que solamente con una mirada caigan rendidos a nuestros pies.

El ser humano busca método para todo.

Método que nos lleve al éxito, en cualquier campo. Métodos que nos lleven a la cima, sin el menor esfuerzo y con el éxito asegurado. Y que no tengamos que mostrarnos lo que sentimos, lo que queremos, no vaya a ser que podamos mostrar algún síntoma de debilidad o de coherencia ante el mundo.

NO QUIERO MÉTODOS, YO SOLO ACEPTO EN MI VIDA AMORES CANALLAS.

Personas que por miedo a sus sentimientos están con otras personas, con otros trabajos cuando realmente sabiendo lo que desean, miran a otro lado esperando que su “locura” se acabé por pasar algún día.

La felicidad no es aparentar cumplir los dictámenes de la sociedad. La felicidad es cumplir tus valores.

Pasiones que solamente digan Si a todo tipos de emociones y situaciones. Porque estarán diciendo Si a la vida, estarán diciéndose SI a sí mismos. Toda situación está delante de nosotros por un algo, un motivo que no sabemos, un aprendizaje que necesitamos incorporar a nuestra vida y por miedo a las posibles consecuencias, acabamos diciendo NO. Creyendo principalmente, como excusa, que no era para nosotros

Situaciones que sintamos que adentrándonos en ellas, la vida será eso, VIDA. Pero como nos han dicho que “por ahí no debemos ir”, que nos atengamos a las consecuencias. Decidimos ser “buenos”, que no chicos “malos”.

Trabajos que no sean trabajos, sino diversión. Y solamente se cumplen cuando hemos dado el paso, anteriormente, de mirarnos al espejo y responder a la pregunta: ¿QUÉ QUIERO EN MI VIDA?

Trabajar no es esforzarse, llorar, “acordarnos del árbol genealógico” de nuestro jefe todos los días o “robar” material de la oficina. Trabajar es una herramienta que nos servirá para dejar esa huella que queremos dejar en el mundo. Ese algo, que cuando no estemos, haga que se acuerden de nosotros.

El trabajo no es algo de fichar, calentar y bolígrafos caído cuando es la hora en punta.

Un trabajo canalla tiene que hacerte evolucionar, tiene que divertirte y tiene que hacerte ser cada día más creativo y crítico con la realidad. Y no algo tedioso, que los domingos por la tarde en  vez de pasión produce pavor.

Quiero pasiones canallas, que me hacen sentir que he exprimido el día como si fuera el último. ¿Es que alguien sabe qué pasará mañana? Yo todavía no tengo el carnet de “adivino oficial”, así que exprimo el día como si fuera el último de mi “bono” aquí.

Pasiones que me hacen llegar a eso que creía que era mi “limite”. Que me hace ver cosas que no había visto y descubrir que los errores, solamente son situaciones en las que “todavía” no he conseguido llegar a la meta. Porque eso son los errores, “todavía” en los que no has llegado a tocar con toda la mano tu sueño.

Pequeños “Noes” que te dicen que sigas adelante, que estás en el camino correcto.  Pasiones que te han enseñado más durante el periodo que han durado que toda la escuela y universidad que hayas podido vivir.

Pasiones que me hagan ver el miedo no como un enemigo, sino como un profesor. Un profesor que te dice que sigas adelante, que saltes, que si estas en el camino, tienes que hacerlo, que no hay marcha atrás. Bueno si, a la oscuridad, al gris, y a ser uno más. Y sabes que no eres así.

Pasiones que me hagan sentir, que todo lo viejo, lo rutinario, puede llegar a ser siempre nuevo. Simplemente mirándolo con otros ojos, desde otra perspectivas. NO desde de la que nos dicen que debemos mirarlas, como así se ha hecho siempre.

El “para siempre”, tiene fecha de caducidad, teniendo la única certeza, que el ahora, es lo único que podemos vivir y exprimir.

Sólo quiero pasiones canallas en mi vida, que me hagan ver que venimos a vivir y no a sufrir.

Quiero pasiones canallas, que me hagan ser dueño de mi mismo y no victimas a través de un papel que nunca quise interpretar.

Quiero pasiones en mi vida, que me hagan ver, que soy mucho más que unas expectativas puestas en mí. Que me hagan ver, que tengo toda la vida por delante, para seguir asombrándome de lo que es capaz yo, como protagonista de mi vida.

Por favor, introduce más pasiones canallas en tu vida. Hemos venido a ser, no fotocopias hechas por el mismo patrón.

¿Y tú qué pasiones quieres en tu vida? ¿Hay pasiones canallas en tu vida? ¿Cuáles?

Podéis adquirir “Liderazgo Canalla. Libera tu lado más rebelde” en este enlace.