¡¡Evangelios, Influencers y Branding!!

Lo que construye la Marca no es el mensaje, es la experiencia que se vive con ella” dice Alex Pallete.

Nos quejamos de los símbolos religiosos, y cada vez que enciendo el ordenador, veo a más gente intentando evangelizarnos.

Pero ante eso, no decimos nada.

Ves mensajes del tipo: “ Promulga nuestra filosofía por todo el mundo, sólo obtendrás beneficios..Estudia con nosotros y podrás vivir como nosotros lo hacemos…Acude a nuestro evento y ya nada será lo mismo en tu vida”.

Sólo les falta poner de fondo el Aleluya de Haendel.

Nos están anunciando la buena nueva. Lo que todos los hombres hemos estado esperando, la llegada de su evento, de su producto,… que nos salvará la vida y ya podremos ser felices, comiendo perdices el resto de nuestras vidas.

Esta semana, mientras estaba realizando un proceso de transformación de la cultura organizativa, en dos empresas diferentes, me pidieron lo mismo: “¿Cómo podemos hacer que todo el mundo piense en nosotros y nuestro producto? ”

Es el sueño de toda empresa y profesional. Que cuando pensemos en un tipo de producto o servicio, No nos tendría que hacer falta nada, vendría a la mente nuestro producto, servicio, nombre..

También la palabra evangelizar, es otra palabra que prostituimos.

Evangelizar, es transmitir a quien te escucha, que una buena nueva, está a punto de aparecer.

¿Qué es lo que nos decían que hacía Jesús y sus Apóstoles? Evangelizar explicando una nueva forma de vivir.

Tanto si nos fijamos en Jesús, como en Apple, no nos están “vendiendo” su producto, ESTÁN LLEGANDO A NUESTROS CORAZONES.

En la actualidad, evangelizar, es sinónimo de “SI PUEDO PISAR LA CABEZA A MI COMPETENCIA, LO PIENSO HACER”.

Si yo leo:” Ven con nosotros, y serás como yo” (Eslogan que vi hace poco, de un “gurú” del amor), no está evangelizando de ninguna manera, no está llegando a mi corazón, más bien me está dando miedo.

¿Con qué se está jugando?

Con el miedo que tiene las personas en estos momentos. Con la desesperación de saber que están mal y que quieren un cambio. Y ya si les ofrecemos luces de colores chulos, carteles de neón y palabras que quieren oír… Ya tenemos una persona que se unirá a nuestro bando…

Pero no por mucho tiempo, te lo aseguro… La gente no es tonta.

Pero en una sociedad en la que aparentar, en vez de ser, en la de comprar seguidores en redes sociales y no llegar al corazón, son leitmotiv de la misma, ¿Qué vamos a esperar?

Que si podemos “manipular” a los posibles clientes  para que compren nuestro producto, y así “adecentar” la cuenta de resultados… LO HACEMOS.

Siempre por el método rápido, no por el que produce los resultados de verdad.

¿Y por dónde se empieza?

Por los CORAZONES de los clientes.

Cuando llegan a tu corazón, DE VERDAD, sin trampas, no hace falta que les pidas un favor, tú te predispones a hacer lo que sea, por esa persona, por esa empresa.

¿Por qué?

Porque han sabido entender QUÉ necesitabas y PORQUÉ lo necesitabas.

No me cansaré de repetirlo, si no tienes un PORQUE, nunca llegarás a ser como esas marcas que llevan años y siglos en nuestra mente.

No quieren una “fortuna eventual”, sino que los clientes se sientan afortunados y caminen con nosotros en la vida de la empresa, porque lo que les inspira los productos, cómo se sienten, el estilo de vida promulgamos…

Los clientes hablan de cómo les beneficia esos productos, ese estilo de vida y la competencia, les importa un bledo. Sólo tienen ojos para ti, como estás enamorado.

Pero por muchas herramientas que tenemos para diferenciarnos de los demás, no sabemos cómo utilizarlas.

Vendemos … El mismo perro pero con diferente collar.

¿Quieres que tus clientes, evangelicen tus productos sin que tú les digas nada?

Haz que tus productos produzcan una diferenciación y un valor, respecto a los demás. Que produzcan ALGO, que remuevan cuando los veas, no algo parecido a: “Una copia barata más que se parece a …”.

Hacemos copias de lo que triunfa, y pensamos que así, también nosotros triunfaremos. Y estamos muy equivocados. Triunfaremos en lo que sea, cuando seamos nosotros mismos, cuando demos a los demás, 1% más de lo que dan la competencia. Cuando produzcamos un antes y después tras probar el producto, antes nunca vivido.

Solamente así, nuestros clientes, se convertirán en nuestros evangelizadores, porque mientras tanto, seremos uno más.

Haz productos maravillosos, con corazón y te digo que todo será más fácil.

Algunas empresas y profesionales me preguntan: “¿Pero qué pasa? Sé que mi producto se diferencia de los demás y tiene un valor incalculable… No lo entiendo”…

Dejemos de fijarnos en lo que pensamos uno mismo sobre nosotros y nuestros productos; y ESCUCHEMOS DE VERDAD, a los clientes que nos compraron y a los que nos podrían comprar.

Quizá aprendamos acallando el ego y escuchando a los demás.

Así que por favor:

.- Antes de pedir de evangelizar o que lo hagan, pregúntate si tu producto llega al corazón de los clientes.

.- Antes de pedir que evangelicen en tu nombre, pregunta si tu producto esta diferenciado y da valor, respecto a los demás.

.- No pienses que los clientes son tontos. Caerán 1 vez, pero no habrá una 2º, sino haberlos satisfecho de CORAZÓN, DE VERDAD, en la 1º. No vendas algo que ni tú mismo comprarías.

.- No hará falta que pidas que evangelicen en tu nombre, la cara de tus clientes, ya lo dirá por sí mismos.

.- Escucha siempre a tus clientes, seguro que aprenderás más que de tu Ego.

Y si no evangelizan tus clientes, nos sumamos a un influencer.

Nos unimos a personas, que por el número de seguidores que tienen en redes sociales, o Agencias de Comunicación, pensamos que nos van a llevar al Olimpo de la Fama y a la facturación constante por 10.

¿Qué pasaría si fuéramos nosotros los embajadores de nuestro producto y NO una persona, que ni lo conoce, ni lo ha probado ni sentido? ¿O es que por un número de seguidores, ya determina lo que es bueno o malo? ¿Es que esa persona va a tener más brillo en los ojos que nosotros, que lo hemos creado?

¡¡NOOO!!.

Y ahora para colmo han creado un curso de cómo tratar con influencers..NO COMMENT.

Para los influencer (seremos un negocio más, para algunos), dirán lo que creamos que deben decir, se harán la foto que necesitemos, pero como nosotros mismos, no expresaran lo que sentimos que hará el producto a la sociedad. Pero en una sociedad donde la imagen manda, donde el efecto halo, por juntarnos con quien la tiene más grande (hablo de seguidores), hará creer que somos los mejores.

Lo único que conseguiremos será una portada en revistas que dentro de 1 año nadie se acordará.

Si quieres una publicidad con resultados fuertes y constantes, SE TÚ MISMO EL QUE PROTAGONICE EL ANUNCIO. Nadie cómo tú será quien deslumbre más.

Así que recuerda:

Evangelizaras a todo el mundo, llegando al corazón de tus clientes. Serán tus clientes quienes, sin que tú digas nada, expandirán la buena nueva de tu producto. Y si ya eres el protagonista de toda acción publicitaria, te aseguro que tienes ante ti una marca, un producto, que dejará la huella que tú sabes que quieres dejar en todo corazón.

¿A qué esperas? ¿Eres el evangelizador de tu propia marca? Recuerda: Las Marcas NO se CONOCEN, SE SIENTEN.

Podéis adquirir “Liderazgo Canalla. Libera tu lado más rebelde” A través de Amazon y la tienda de Versos y Reversos.

¿Las sentimientos nos hacen débiles?

No dejes que personas que hacen muy poco por ti controlen tu mente, sentimiento y emociones” dice Will Smith

¿Crees que los sentimientos nos hacen más débiles? Es una de las preguntas que hoy, hablando con mi jefa de operaciones, ha surgido.

Estamos en una sociedad, en la que las palabras, como emociones, sentimientos, sensibilidad, están denotadas. No sé puede decir que tenemos sentimientos o que somos sensibles, porque la sociedad nos aplastara cuando queramos mostrarlos.

Los sentimientos te harán débiles, los chicos nos lloran, sólo deben pelear…Si lloras los demás se reirán de ti, si te muestras empático, tu jefe no te dará el ascenso que sabes que te mereces…. Tienes que pisar cabezas y ser el hombre más frio en la faz de la tierra”

Son algunas de las perlitas que oímos a lo largo de nuestra vida, en nuestros días a días.

¿Dónde están las emociones aquí? ¿Por qué está mal visto mostrar nuestras emociones ante una película, ante una noticia? ¿Por qué los hombres tienen que ser fríos? ¿Por qué en las empresas no puede haber emociones o sólo queremos robots como compañeros de trabajo?

Nos gusta ver como la sociedad avanza con la tecnología, vemos que nos ayudaran en innovación, productividad y miles de cosas más a la sociedad, creyendo que estamos a salvo de los mismos porque no tienen sentimientos.

¿Y cómo estamos educando nosotros a la sociedad?

¡¡COMO ROBOTS, SIN SENTIMIENTOS!!

Tampoco estoy promulgando ahora que demos rienda suelta a nuestras emociones sin límites, porque no estoy diciendo eso. Todo tiene su momento.

Lo que estoy diciendo que el ser humano no sólo es razón, sino también corazón. Pero nos han educado, desde pequeño, a través de exámenes, de castigos y miedos, con la razón.

Y de ahí no nos salgamos, porque las consecuencias, serán desastrosas para nuestra vida.

Nos dicen que las emociones nos pueden causar daños físicos, que nos hacen perder el rumbo que el mundo lleva , que no puedes enfadarte cuando alguien o algo te dice que NO, porque estar enfadado, es mostrar tu debilidad ante los demás.

Hasta ahora, como podrás imaginar, cuando oigas la palabra emoción, o algo parecido a ello, tapate, ponte una máscara, no te vaya a infectar, porque puede ser lo último que hagas en la vida.

No podemos estar alegres, porque nos dicen que pensamos que no vemos lo dura que es la vida. Nos hacen dudar que sonreír es bueno, porque parecemos tontos cuando el mundo se está muriendo o matándose con guerras.

Todos buscamos la felicidad, como Indiana Jones en búsqueda del Santo Grial, pero eso si, no digas a los demás, que estas en un momento dulce de tu vida, porque empezarán a tener envidia, a no hablarte, o a preguntarte si lo has conseguido por el método “legal o por el criminal”.

Así que buscamos la felicidad, pero tampoco podemos mostrarla a los demás, no vaya a ser que se nos enfaden.

Nos dicen que tampoco nos podemos enfadar, porque el mal genio es el mayor de los virus que una persona puede sufrir. Si estas enfadado puedes perder a las personas de tu alrededor, decir cosas que no querías decir, o hacer algo que no querías hacer.

Así que tampoco nos podemos enfadar, no vaya a ser que la liemos.

¿Y qué decir de sentirnos o decir que estamos tristes?

¡¡DE ESO NADA!!

Si dices que estas triste, te dirán que no es para tanto tú situación, que hay otras personas que están peor que tú. En vez de alentarte, de preguntarte por qué te sientes así, habrá una competición a ver quien está más triste de los dos. No digas que estás triste, porque a lo mejor habrá gente que en vez de ayudarte, quieran aprovecharse de ti…

En definitiva, COMETE TUS EMOCIONES, PORQUE SIEMPRE POR UN LADO O POR OTRO, TE LAS PUEDEN CON LA MANO ABIERTA.

Así que lo mejor es tragarnos nuestras emociones, porque si no es lo peor que podemos hacer, expresarlas.

¿Pero qué pasa cuando no las expresamos?

.- Que cuando nos enfrentamos a cualquier situación, por pequeña que sea, no sabremos enfrentarla, derrumbándonos y haciendo de ella, la mayor de las catástrofes.

.- Que cuando seamos mayores, no sabremos expresar nuestras emociones ante nuestros amigos, posibles parejas o familiares. Nunca sabrán cómo nos sentimos, que queremos o que no queremos.

.- No expresar tus emociones, es crear un globo emocional que cuando explote, no sabremos manejar.

Por lo tanto, ¿Por qué tenemos miedo a las emociones?

Porque nos hace descubrir quienes somos, qué queremos, que NO deseamos y nuestros límites. Y en una sociedad en la que a través del miedo, nos dirigen, las emociones son como la Kriptonita para Superman.

Pero como he dicho antes, tampoco nos podemos dejar ahora llevar por las emociones a tumba abierta o por la intuición, porque os aseguro que se suelen confundir.

Una emoción nos puede confundir a la hora de tomar una decisión. Pensar que nuestras emociones, nuestras creencias, expectativas, son mejores que unos resultados que tenemos delante nuestro.

Una emoción nos puede bloquear la mejor decisión para nosotros, que no es lo que digan los datos o nuestro jefe, sino lo que nosotros sentimos que tenemos que hacer, lo que presentimos.

Bloquear las emociones nos puede hacer perdernos muchas cosas hasta ahora imposibles, como también cometer el mayor de los errores o el mayor de los descubrimientos.

Así que por lo tanto:

.- No podemos encerrar nuestras emociones, porque estamos hecho de ellas.

.- Si las encerramos, seremos robots liderados por las opiniones y deseos por los demás.

.- Cuanto más las ocultes, el globo será más grande, y cuando explote (siempre por cualquier tontería), tendrás mucho por gestionar retrasado.

.- Las emociones tienen que ser parte de la sociedad, de las empresas, del día a ´día, pero en equilibrio siempre con nuestra razón.

.- Una decisión siempre tiene que ser tomada con el equilibrio de Razón y corazón.

¿Dónde tienes tus emociones? ¿Sientes te hacen más débil?

Recuerda que puedes adquirir Liderazgo Canalla a través de Amazón y tienda de Versos y Reversos.

 

¡¡Cómo pica la paciencia!!

La paciencia no es simplemente la capacidad de esperar — es como nos comportamos mientras esperamos” decía Joyce Meyer.

Que espere su p..a madre, que tengo prisa y no estoy para perder el tiempo…¿Paciencia? Lo que tengo los nervios a flor de piel… ¿Pero llega ya o no? Que ya han pasado más de 2 minutos desde que dijo que vendría… ¿Paciencia? Eso para los budistas, yo quiero mi hamburguesa pero ya

Son algunas de las frases tan bonitas que he escuchado durante el día de hoy, y no con una melodía que los oídos agradecieran.

Pitamos el claxon a poco que el coche de delante se pare aunque esté pasando un viejecito, queremos los números del supermercado vaya lo más rápido posible, a pesar de que sabemos que aún tenemos 13 números por delante

¿Por qué somos tan impacientes? ¿Por qué odiamos esperar?

.- Estamos en una sociedad, que EL QUE NO CORRE, VUELA. Desde que nos levantamos hasta que nos acostamos, vamos con la 5 marcha puesta. Corriendo a desayunar, corriendo al trabajo, corriendo a las reuniones , corriendo a la comida que tenemos, corriendo a por los niños, corriendo a la cena con nuestra pareja, corriendo a hacer el amor con ella …TODO EL DÍA CORRIENDO.

Pensamos que nos estaremos perdiendo cosas, si vamos a un nivel “más normal” por la vida, si disfrutamos de todo momento, como si fuera lo que es, UNICO. Pensamos que si no vamos a una velocidad endemoniada por la vida, la gente pensará que somos unos “vagos”, “raros” o “demasiado zen”. Que las oportunidades hay que cogerlas al vuelo, y no en modo “tortuga”, como nos hacen ver que vamos.

Pero sobre todo, vamos a esa velocidad, porque no vaya a ser que nuestro vecino nos quite esa “oportunidad” y antes que él, tenemos que conseguirlo nosotros.

.- Somos unos impacientes, porque queremos resultados para “antes de ayer”. Si no alcanzamos todos los días unos determinados resultados, la sociedad nos considerará unos “negados”. Y con un futuro nefasto. No sirve los resultados que hayamos alcanzado el día de antes, hoy tenemos que conseguir unos nuevos. No sirve la media de resultados, tienes que subirla todos los días, porque los demás también lo hacen, y no vaya a ser que te quedes relegado a los últimos puestos, y te digan que estás despedido.

.- Somos unos impacientes, porque queremos un éxito rápido e indoloro. Nos da igual como lo haya conseguido el vecino. Si él lo ha hecho, nosotros también y si es el menor tiempo posible, mejor. Nos da igual como lo haya conseguido, porque si hay un método para llegar antes que él, a un éxito aún mayor que el que ha conseguido, MEJOR.

Nos han enseñado que el éxito es hacer lo que todo el mundo hace. Que si podemos hacerlo a través de un atajo, mucho mejor. Porque si no conseguimos éxitos, seremos considerados unos “don nadie”.

En un éxito efímero, un éxito que nos compara con los demás, un éxito que no promulga la singularidad que todos y cada uno de nosotros tenemos.

El éxito para unos será conseguir miles de seguidores, tener una empresa internacional, un descapotable o salir en una revista, pero para otros será actuar en un bar con su guitarra para todo aquel que quiera escucharlo. Todo es respetable, desde una coherencia interna, no unas reglas impuestas.

Si tú eres feliz así, ¿Por qué los demás te consideran menos que ellos? Cada uno es feliz como es.

El éxito es coherencia, para cada uno es lo que es. Nunca te compares con los demás.

.- Somos impacientes, porque no nos gusta sudar. Si sudamos, nos cansamos, y si nos cansamos podemos tirar la toalla. Claro que podrás tirar la toalla, pero siempre lo hará en algo que realmente no te motivaba, en algo que no querías para ti, y SI habían impuesto los demás para ti o por quedar bien. Así que mejor algo rápido, indoloro y que nos haga quedar mejor que nuestro vecino.

El sudar, el esfuerzo, el camino, el ser consciente de las caídas, del paisaje que estamos viviendo, nos hace darnos cuenta, de lo que somos capaces, de quienes somos, de talentos que teníamos dormidos, de personas que nos ayudan y de las que se van porque no creen en nosotros.

El esfuerzo, la constancia, nos hace recuperar valores que hasta la fecha teníamos olvidados. Eso de esforzarnos, es para los “new age”. Eso del sudor no va conmigo, lo quiero todo para ya..Eso de esperar…Que espere Rita…. Yo todo lo quiero para ya.

Creo y se por propia experiencia, que la impaciencia muere, cuando estás de vez focalizado en lo que tú quieres conseguir.

.- Aprendes que detrás del miedo que tienes, hay algo mejor que te está esperando y que te tiene que enseñar algo que no sabías.

.- Aprendes más por el camino que cuando llegas a la meta.

.- Aprendes más de ti mi mismo que siendo uno más.

.- Aprendes que si quieres, realmente hacer algo, acabarás consiguiéndolo en la mayoría de los casos.

.- Aprendes que todo lo bueno se hace esperar y que mientras tanto, la vida te está poniendo a prueba a ver si eres digno o no de ello.

Así que si eres un canalla, a partir de ahora, cambiemos el significado de paciencia que dice la RAE es “capacidad de padecer o soportar algo sin alterarse… capacidad para hacer cosas pesadas o lentitud para hacer algo…”, por “Capacidad de disfrutar, vivir el camino, a pesar de las circunstancias ya que sabes que vas a llegar a tu camino, aunque los demás crean que es una locura”.

¿Qué te parece?

Os dejo la entrevista que me hizo Alejandro Durán para su blog, “Cuestión de talento”.

El próximo día 27 a las 19:00 Horas estoy junto a Andrés Pérez Ortega , en Fnac Callao presentando Liderazgo Canalla. Libera tu lado más rebelde. Os pero a todo.

Andrés Pascual: “Un billete de ida. Siempre adelante”

Hoy dentro de la sección “Conversaciones con…” para mi es un placer presentar a Andrés Pascual.

¿Tenemos una flor del loto dentro de nosotros? ¿Somos nosotros mismos quienes creamos las tormentas que luego sufrimos?¿Somos capaces de hacer brillar el sol todas las noches? ¿No estamos viviendo ya el viaje de la vida o estamos sufriéndolo? ¿Cómo que tenemos dentro de nosotros 3 animales habitándonos? ¿Somos personas o qué somos?

Son algunas de las dudas que siempre que tenía cuando me venía a la mente, la persona de Andrés Pascual.

Este riojano, viajero incansable, sus viajes interminables le han servido como inspiración para sus múltiples libros. Escritor de bestseller como Taj, El viaje de tu vida o recientemente “Oso, Tigre y Dragón” , ganador junto a otro gran referente nacional, Ecequiel Barricart, del premio  Urano 2017, de crecimiento personal.

Hace unos días tuve el placer de conversar con Andrés, sobre la importancia de la pasión en nuestras vidas, del poder de nuestros sueños y de lo importante que es ser nosotros mismos los pilotos de nuestra vida. Así cómo mantener en equilibrio dichos animales interiores que habitan en nosotros y alimentarlos en cada situación

GRACIAS  ANDRÉS por recordarnos que tenemos que ser expertos en el gran arte de vivir con un billete siempre de ida. Podéis conocerlo más a través de  Web, Twitter y Facebook

Sabes que tu vida puede ser diferente y aun así no haces nada para conseguirlo? ¿Te da miedo romper los límites que tienes en tu mente? ¿Quieres poner patas arriba tu vida y conocer eso que llaman felicidad? ¿Quieres que tu empresa alcance esas cimas que siempre has soñado? ¿Crees que el ambiente de tu empresa tendría que mejorar? ¿Sabes que el antídoto a todos los problemas es el NO escuchar tu corazón? Puedes contactar conmigo a través de Twitter, en Facebook y en Linkedin

.- Si alguien quisiera definirte en una frase, ¿Qué te gustaría dijeran?

Un tío majo.

.- Desde ese concierto, en la Expo de Sevilla, han ocurrido muchas cosas… ¿Qué has aprendido de todas ellas?

Que no dejamos de aprender, que siempre hay posibilidad de ser mejor persona, de dar un poquito más, a ti mismo y a los demás. Aunque lo mejor de aquel concierto hace un cuarto de siglo es que Ecequiel Barricart y yo forjamos una amistad que va más allá del espacio y del tiempo.

.- ¿Qué quieres ser de mayor?

Alguien a quien no le afecta negativamente el hecho de ser mayor, que lo disfruta en paz porque sabe que está andando su propio camino.

.- ¿Qué significa que hay un oso, un tigre y un dragón dentro de nosotros?

Que todos albergamos la fuerza necesaria para alcanzar el equilibrio. Son tres poderes que nos proyectan hacia la plenitud. El poder del oso, que con su abrazo ordena nuestras emociones y nos otorga la capacidad de amar, haciendo que nos sintamos únicos, convenciéndonos de que podemos brillar más allá de nuestras grietas y virtudes. El poder del tigre, que con su garra gestiona nuestras acciones para que alcancemos las metas en el mundo de las cosas. Y el poder del dragón, que nos eleva a lo más alto para que, con su mirada, contemplemos nuestra vida con distancia para relativizar las idas y venidas del día a día y divisar nuestro propósito, aquello que es verdaderamente importante y dota de sentido a todo lo demás.

.- ¿Cómo mantenemos dicho equilibrio de esos 3 grandes animales dentro de nosotros?

Se trata de alimentarlos como es debido. Al oso con compasión, aceptación y generosidad. Al tigre con valentía, resolución y firmeza. Y al dragón con trascendencia. Cuando la dieta no está equilibrada, empiezan a darse dentelladas entre sí y padecemos los tres males que nos bloquean el camino hacia la realización personal: el miedo, el estrés y el vacío. Esos males te ofrecen una visión distorsionada de ti mismo. Esa persona no eres tú. Tú eres tus tres animales en paz.

.- ¿Consideras que todos hacemos arte de alguna u otra manera?

Vivir es el arte supremo. Ser creativo no significa sólo componer sonatas para piano. La creatividad es un don que viene de serie, y su libro de instrucciones sólo contiene una norma: «Exprime tus sesos día a día para encontrar la forma de llegar a ser tú mismo en un mundo que se empeña en lo contrario».

.- ¿Quién compone las tormentas que vivimos dentro de nosotros?

Nuestra mente es una herramienta fascinante que nos permite salir adelante en el mundo de las cosas, pero a veces se convierte es nuestro peor enemigo. Se dedica a torturarnos con ideas que construye por una mal entendida autodefensa, para que no arriesguemos tratando de salir al mundo a perseguir aquellas cosas que amamos. Por eso debemos forjar siempre pensamientos positivos, pronunciar siempre palabras llenas de luz y de entusiasmo. Una palabra puede arrebatarnos la libertad (¡cuánta gente se habrá quitado la vida al escuchar un «no te amo»!), pero también puede devolvérnosla.

.- ¿Cómo hacemos para que brille el sol por la noche en nuestras vidas?

Basta con comprender que el mundo es una montaña rusa llena de cimas y de valles, aceptar con naturalidad que en el largo pero apasionante desierto de la vida no hay noches estrelladas sin tormentas de arena. Esto es una realidad que no ha de bloquearnos ni impedirnos vivir el ahora, sea cual sea, con toda intensidad. Si tenemos un dragón bien alimentado, que nos eleva a las alturas con la mirada bien afinada para divisar nuestro propósito vital, el tigre podrá actuar con libertad en su terreno, desplegando toda su garra para sacarnos de cualquier agujero, por profundo que sea.

.- ¿Qué le dirías a esas personas que saben que no están haciendo lo que les gustaría pero aún así siguen haciéndolo por aparentar una felicidad falsa?

Si el aparentar es una opción voluntaria, algo que ellos han elegido, nada que decir. No hay nada ilegítimo en permanecer en un estado de confort (que no es confortable, sino solo conocido) de forma consciente. Pero si tienen miedo de pasar por delante de un espejo porque cada vez que ven su imagen reflejada no se reconocen, entonces hay que poner remedio. Hay que recuperar la libertad perdida y actuar. Dar el primer paso, porque ese llamará al segundo y, éste, a otro más.

.- ¿Todos tenemos una flor de loto dentro de nosotros? ¿Dónde se encuentra? ¿Cómo la encontramos?

La flor de loto nace en todo su esplendor en las aguas más turbias, por eso es tan maravillosa e inspiradora. Y para encontrarla… ¿Conoces el cuento del lápiz de sándalo? Un hombre que vivía en un país donde no existían árboles de sándalo llevaba tiempo obsesionado por saber cómo olía aquella madera, ya que mucha gente le había contado maravillas acerca de su exótico aroma. Consultó con su maestro, pero éste se limitó a regalarle un lápiz. Un poco decepcionado, el hombre usó el lápiz para escribir a sus amigos de otros países pidiéndoles que le mandasen un pedazo de la anhelada madera. Escribió una carta tras otra, pero nunca obtenía respuesta. Un día, mientras mordisqueaba el lapicero repasando la lista para ver quién le quedaba por escribir, percibió un dulce perfume. Fue entonces cuando se dio cuenta de que siempre lo había tenido en sus manos. El olor que le embriagaba surgía del corazón de su propio lápiz de sándalo… Este cuento encierra una gran verdad. Todos hemos de alimentar a nuestro dragón para encontrar nuestro propósito vital, aquel que dota de sentido a nuestra existencia. No se trata sólo de descubrir lo que queremos hacer en el trabajo, sino también qué clase de persona queremos ser. La respuesta está dentro de nosotros, pero muchas veces nos da miedo formularnos la pregunta. Preferimos dejar que los prejuicios y los dictados sociales guíen nuestro timón, y terminamos vagando como si fuéramos bolsas de plástico que el viento lleva de aquí para allá. A quien esté pasando por esta situación le diría: No te dejes arrastrar. Sólo hay un sitio donde buscar lo verdadero.

.- ¿Qué palabra olvidada por la sociedad tendríamos que recuperar en nuestro vocabulario?

Felicidad. El deber que más descuidamos es el de ser felices. Hemos llegado a pensar que es imposible (porque somos presos del deseo y nos anclamos en la carencia) o que no lo merecemos. Aunque el verdadero reto es darse cuenta que la felicidad solo surge de un estado de equilibrio y serenidad. Nuestro verdadero objetivo ha de ser la paz interior.

.- ¿Hasta dónde debemos llegar para cambiar el mundo?

Cuando escogí este subtítulo para mi quinta novela, Edén, fue porque realmente pensaba (y lo sigo pensando) que el modelo de civilización actual no sirve para el mundo que hemos creado. Hay que innovar, pero no sólo a través de emprendedores mercantiles, sino también de emprendedores humanos. Tenemos que estar dispuestos a luchar para ganarnos nuestro propio Edén. Por el mero hecho de nacer, no somos titulares de una vida plena. Debemos actuar para merecerla. Venimos de una época en la que nos hemos acostumbrado a tener todo dado, cuando, desde el principio de los tiempos, el ser humano ha peleado por lo que tiene.

.- ¿Qué billete tenemos que tener para vivir el viaje de la vida?

Un billete solo de ida. Siempre adelante.

.- Una clave para lanzarnos a alcanzar aquello que amamos.

Amarnos a nosotros mismos. Esto no es egoísmo, es el orden necesario para lograr el buen fin. Como cuando la azafata, en las recomendaciones de seguridad de un avión, dispone que en caso de despresurización te coloques la mascarilla de oxígeno antes de colocársela a tu hijo, porque de otro modo te desvanecerás mientras tratas de ayudarle y moriréis los dos. Sé compasivo contigo y podrás serlo con los demás. Acéptate como el ser único que eres y podrás comprender al prójimo. Sé generoso contigo y podrás dar al mundo la mejor de tus versiones. En una palabra: ámate a ti mismo y podrás entregar amor.

.- Una reflexión para los lectores del blog.

Tenéis suerte de haber caído en manos de David Asensio. Aquí hay luz.

¡¡Que Canalla es el silencio..!!

Hay personas silenciosas que son mucho más interesantes que los mejores oradores” decía Benjamin Disraeli

Son las 6 de la mañana, y esto no es el principio de una canción. Por diversos motivos, me he pasado toda la noche sin dormir.

Cuando los demás duermen y tienes que estar en silencio, para no molestarles, o abrazas la quietud y la soledad, o vendrán a recordarte que porque tú no duermas, no tienes que ir molestando a los demás

Abrazar el silencio es algo que odiamos en una sociedad en la que promulga el ruido. Desde que nos levantamos hasta que nos acostamos, estamos invadidos por el ruido de los medios de comunicación, por las conversaciones con la gente nos rodea, el cabreo de nuestro jefes o los gemidos de nuestros vecinos.

Así que eso de estar en silencio, no estamos acostumbrados, nos incomoda. Es una situación, que no sabemos cómo afrontarla, como dominarla.

Pero al silencio no puedes dominarlo, cuando entra en ti, va a tumba abierta, con el fin de decirte cosas que no querrás escuchar sobre ti o lo que te rodea.

Te incomodara, Es buena señal. Seguro que tiene que enseñarte algo que hasta ahora has querido evitar.

Siempre he pensado, que no somos seres completos, sino sabemos vivir en soledad con nosotros mismos. Sino sabemos escucharnos a nosotros mismos.

A lo largo del día recibo muchos emails de gente que a pesar estar rodeados de gente, se sienten solos. Pero cuando les comentan, que estén con ellos mismos, que se aparten del mundanal ruido, que se conozcan, dicen que no, porque no vaya a ser que esa gente que tienen a su alrededor, se marchen, lo vean como un bicho raro.

Dependemos de los demás, pensando que serán ellos, quienes respondan a preguntas que nos hacemos, tipo: ¿Quién soy? , ¿Para que valgo? O ¿Qué me está pasando?

Muy confundidos estamos.

El ruido nunca nos dará una respuesta a ese tipo de preguntas. Solamente somos nosotros mismos quienes tenemos el poder de responder a las mismas.

Y para ello, estar en silencio, es el principio del comienzo para esclarecer dichas dudas y muchas más.

El ruido es otra forma de seguir al rebaño. Nos dejamos llevar por el ruido de las conversaciones, por las noticias que escuchamos, por los cotilleos que nos cuenta, por la música que nos ponemos para no escuchar lo que nos pasa o nos deja de pasar.. El ruido nos hace seguir por lo estipulado por los demás, haciéndonos creer que somos uno más en un lugar llamado mundo.  Y no potenciar la indivualidad que todos tenemos y somos.

Que siguiendo a ese ruido, llegaremos al éxito que todos anhelamos. Pero el silencio, te dice que tu felicidad, tu éxito es otro al deseado por los demás por ti, pero no le haces caso, no vaya a ser que te tomen por loco.

El ruido nos impide escucharnos a nosotros mismos. Impide saber cómo estamos, qué sentimos o queremos.

Somos nosotros, y no los demás, quienes tenemos que ser la antena que transmita nuestra esencia, nuestro talento, nuestros porqués.

Durante estos días que he estado en silencio, he aprendido a leer entre líneas a los demás, escuchándolos de verdad, no oyéndolos.

Pensamos que oímos, cuando en realidad estamos pensando en nuestras cosas cuando los demás nos expresan sus sentimientos o nos piden una ayuda velada. Creemos que los demás nos entenderán cuando hablamos, que sabrán leernos entre líneas, que irán en nuestra ayuda, cuando les hablemos, pero no suele ser así.

NO oímos lo que nos dicen, creemos que si. Cuando en realidad lo que se produce en ese proceso de comunicación son interferencias en nuestra cabeza entre lo que pensamos y lo que escuchamos de los demás, perdiendo una información increíble que nos transmite la otra persona, todo por el ruido, por no aceptar el silencio.

Cuando por tu boca no resuena ninguna palabra, no vaya a ser que la líes y se despierten, empieza el dialogo contigo mismo. NO estás loco, tranquilo. No tengas miedo. Estas haciendo algo que tendrías que haber empezado hace tiempo, hablarte a ti mismo, preguntarte cosas y descubrir respuestas.

¡¡ESCUCHARTE, HABLARTE, PREGUNTARTE, QUERERTE!!

Porque como dije en artículos anteriores, casi todas las respuestas que anhelamos que el exterior nos de, ya están dentro de nosotros.

Me he dado cuenta al estar conmigo mismo, que tengo una emoción que no expreso y que tenía escondida en un rincón remoto de mí. Hablamos por hablar, cuando en realidad tendríamos que hacerlo menos, pero mucho más claro, conciso y concreto.

Si, expresare próximamente esa emoción que tengo a la persona correspondiente. Os lo contaré.

Tras la vorágine que llevamos en el día a día, estar en silencio es empezar a sentir esa paz que anhelamos. No es estar en el sofá, no es estar cogido a nuestra pareja o tomándonos un mojito (que me encantan), es preguntarnos a nosotros mismos, sobre el día, si hemos actuado en coherencia a nuestros valores y que debemos hacer para solucionar algún tema.

Estar en silencio, es equilibrar nuestro lado exterior con el interior. Algo esencial si queremos pisar fuerte en la vida.

Durante estos momentos en silencio, te centras mucho más en los pequeños detalles. Esos son los que integran la felicidad. Tu intuición sale a relucir, haciéndote ver que esa persona quería pedirte ayuda cuando no se atrevía, que otra persona no sabe como decirte lo que siente o pequeños gestos de la cara, que demuestran emociones que no queremos expresar con palabras.

Te incomodará, te preguntaras que haces callado mientras oyes ruido a tu alrededor, mientras no das tu opinión, querrás producir tu chute de ruido, no querrás saber que te puede decir el silencio, no vaya a ser que no te guste lo que tiene que decirte….PERO ES EL MAYOR CONSEJERO QUE PUEDES TENER A TU LADO.

¿Hace cuanto no estás en silencio contigo mismo? ¿Por qué? ¿Te atreves a estar en silencio durante una hora? ¿Qué crees que te ocurriría?

El próximo día 23 de Abril estaré en Zaragoza, (Fnac Plaza España de 11 a 1) y en Barcelona (Ramblas de 5 a 8) firmando ejemplares de Liderazgo Canalla. El próximo día 27 estaré en Madrid, en Fnac Callao presentando y firmando libro.

Leo Margets: “Con talento y trabajo duro, surge la magia”

Hoy dentro de la sección “Conversaciones con…” para mi es un placer presentar a Leo Margets.

¿Qué nos puede enseñar el póker? ¿Cómo llego a convertirse en Campeona del Mundo de póker? ¿Qué valores le ha enseñado y se pueden aplicar a la empresa?

Durante nuestros días, la vida nos da carta, y depende de nuestras decisiones, el resultado que tengamos con ellas. Porque ya podemos tener las mejores cartas, que si tomamos una mala decisión, todo se irá al traste.

Hace unos días tuve el placer de conversar con Leo, sobre el póker, su estilo de vida, sus comienzos, de la importancia de la sicología y emociones en el juego.. y qué podemos aprender de él, para aplicarlo a nuestra vida, entre otras muchas preguntas.

Autora del libro “Juega bien tus cartas. En la vida y en los negocios” hoy nos enseñara a cómo manejarlas.

GRACIAS  LEO  por recordarnos que aunque creamos que tenemos en nuestra mano una mano ganadora, dudemos de todo, porque somos el resultado de nuestras decisiones, pensando siempre en el largo plazo a la hora de tomarlas. Podéis conocerlo más a través de  Web, Facebook, Twitter e Instagram.

Sabes que tu vida puede ser diferente y aun así no haces nada para conseguirlo? ¿Te da miedo romper los límites que tienes en tu mente? ¿Quieres poner patas arriba tu vida y conocer eso que llaman felicidad? ¿Quieres que tu empresa alcance esas cimas que siempre has soñado? ¿Crees que el ambiente de tu empresa tendría que mejorar? ¿Sabes que el antídoto a todos los problemas es el NO escuchar tu corazón? Puedes contactar conmigo a través de Twitter, en Facebook y en Linkedin

.- ¿Quién es Leo Margets?

Justo ahora David me preguntas esto, y hace unos días hacia una reflexión, en la que me preguntaba, ¿Por qué nos definimos en función del puesto de trabajo, del sexo que tenemos?

A mí me parece una pregunta tan difícil cuando me preguntan quién soy. ¿Qué pasa que cuando uno está bien, les tienes que meter una chapa increíble?

Soy una tía a la que le importa estar bien y que tiene mucha curiosidad.

.- Y sin esa curiosidad, ¿Dónde crees que estarías ahora?

La verdad que no sé donde estaría, pero si se que no estaría donde estoy ahora.

Seguro que estaría haciendo una vida más estándar. NO me habría planteado hacer cosas arriesgadas en un momento dado. Que tampoco es que sean muy arriesgadas, pero por la sociedad se consideran “poco estándar”.

Tener curiosidad es estar abierto de mente y hace que te conozcas más a ti mismo

.- ¿Te consideras una mujer feliz?

Sí que me considero feliz, porque la felicidad no es algo puntual, aunque en estos momentos no esté pasando por unos momentos felices en mi vida personal. Pero aún así , me considero una tía feliz.

Vivimos en una sociedad que se rige por la tiranía de la felicidad. En la que aunque te den una ostia, parece que tienes que ser feliz si o si. Yo creo que las emociones están por algo.

Aunque estemos pasando malos momentos, veo la vida de una forma global, estoy bien conmigo misma, y eso es parte de ser feliz.

Si lo que depende de nosotros, lo llevamos bien, no debemos fustigarnos porque lo demás no esté yendo bien.

.- Conoces muchas ciudades y culturas, ¿Piensas que la felicidad, para los demás sigue estando en lo exterior?

Si, la gente se fija más en los lujos, en proyectar una imagen. Pero viajando o no viajando lo ves, o en las redes sociales.

La gente viaja para contar a donde ha ido.

.- A mi sobrino de 8 años, ¿Cómo le dirías que es el póker?

El póker es un juego que se juega con unas cartas. Que no es un juego sólo de cartas, sino de personas.

Es como una analogía de la vida, porque juegas con información imperfecta. Que es así la vida. Sabes muchas cosas de la otra persona, pero no sabes sus intenciones. Con esa información tomas decisiones, que te enseñan a tomar decisiones óptimas a pesar de no tener toda la información posible., es algo vital para la vida.

.- La intuición ¿Qué papel toma en la toma de decisiones?

Reconozco que no soy nada de corazonadas e intuiciones, como la gente lo entiende.

La intuición está muy basada en la experiencia., integrada en el subconsciente.  A veces cuando lo quiero escuchar para tomar una decisión, intento reforzarlo más racionalmente, porque la intuición porque si, no me fio tanto de ella.

Es diferente actuar de manera racional que de manera instintiva.

Las emociones no te pueden dejar pensar con claridad y la intuición te puede ayudar.

.- ¿Cómo te llevas con la incertidumbre?

Aprendo a aceptarla.

El póker te ayuda a gestionar la incertidumbre, te ayuda a gestionar el largo plazo .

Pero lo que más nos angustia es saber lo que no va a pasar, el no tener la situación dominada. Y como no podemos dominar todo, lo que intento es estar siempre lo mejor posible yo, para que esa incertidumbre me afecte lo menos posible.

.- ¿Qué valores/ habilidades has aprendido en el póker?

Me ha enseñado a asentarme en el largo plazo. A hacer cosas de manera sostenible. A no necesitar una recompensa inmediata, que para mí es una de las debilidades.

Me ha enseñado también a no tener aversión al riesgo. Como si a todos, nos habían educado, que siempre la opción siempre segura es la mejor. Aunque me han dejado volar mucho, siempre nos inculcan que la opción más segura es la mejor, como nos enseñan en la escuela. En el póker nos enseñan que tomar riesgos es más rentable a largo plazo.

.- ¿Qué podríamos aplicar del póker en la empresa?

Se podría recompensar una buena decisión VS un buen resultado. Si tu recompensas un buen resultado, puede ser pura chorra, pero si recompensas una buena decisión, siempre a la larga, los resultados llegan

.- ¿Qué quieres ser de mayor?

Salvadora de animales.

Desde que tengo uso de razón, mi madre me hizo una tarjeta de visitas, en el que titulo, es ése. Es una tarjeta que todavía tengo en mi cartera.

.- ¿Qué te ha enseñado el mundo? ¿Qué le dirías a esa chica que empezó en el mundo del póker?

El mundo me ha enseñado que es imprescindible para mí, hacer introspección y caer. Aceptar como eres para acabar actuando como piensas. Porque para mí es la única manera de estar bien.

Para estar bien, necesito ser coherente. Ir haciendo pequeños ajustes, para que mi comportamiento se ajuste a mis valores. Y eso para mí, es la felicidad.

Y a esa niña, no le diría nada. Sólo le diría que se espabile y que se lo busque todo ella, ya que es la mejor manera.

.- ¿Cómo se afronta un campeonato desde la vertiente sicológica?

Un campeonato siempre lo afronto estando bien yo físicamente, visualizando viéndome capaz de ganar. Pero también gestiono muy bien los chascos, pero me veo capaz de ganar. Me obsesiona bastante no cometer errores, pero aunque lo hago, no me fustigo.

SI la cago porque no era el mejor movimiento, me aseguro de que no me vaya a pasar más. Pero sobre todo, los afronto muy tranquila, muy calmada.

.- ¿Cuál es tu palabra favorita?

Leona, que es mi primera gata. Que fue una de las personas más importantes de mi vida.

Y Depende. La gente siempre elige dicotomías, o blanco o negro, hombre o mujer… y a la gente le pone nerviosa los depende. Se incomodan por enseñarles la realidad.

.- ¿Qué es para ti 4 ases?

Que guay, espero sacar el máximo del otro.

Porque si yo tengo 4 ases, o 2 ases en la mesa y yo otros 2 yo, va a ser muy difícil que me den acción, porque yo tengo la mano ganadora.

Es lo que pienso: “Ojala pueda rascarle algo”.

.- ¿A qué das gracias?

A ver tenido la suerte de haber nacido en Barcelona, en esta época, con una familia que me ha dado todo lo que he necesitado.

.- ¿El talento nace o se hace?

Las dos. Está muy bien decir que el talento se hace. Por ejemplo en mi profesión, hay gente que no siendo los más talentosos del mundo, se ganan muy bien la vida jugando al póker. Cuando hay talento y trabajo duro, es cuando se hace la magia.

El talento se puede suplir con curro, pero no se suplir curro, habilidades, sin talento.

.- ¿Cuál es tu concepto de éxito?

No le doy importancia al éxito, porque como se entiende el éxito actualmente, es algo eventual.

A mí me gusta más una palabra, que es MASTERY. La maestría, dominar un concepto, una profesión.

EL éxito se basa en un resultado, Esta bien cuando lo tienes, pero no me preocupa demasiado.

.- Una reflexión para los lectores del blog.

Tenga curiosidad, que no juzguen. Porque juzgar te hace sentirte pequeño, tú mismo te estás limitando, perderte muchas oportunidades que la vida, nos da.

Nunca den nada por sentado. Que duden siempre de todo lo que les dicen. Siempre intenten pensar el pensamiento crítico, porque es bueno.

 

¡¡Todos hacemos el baile del miedo!!

El miedo es una muralla que separa lo que eres de lo que podrías alcanzar a ser” decía David Fischman

El ser humano no camina, no vive, no come, no ríe, no trabaja, no se relaciona…

Eso que dice en los documentales que hace el ser humano, que lo hace diferente respecto a las demás especie que cohabitan en el planeta tierra, es MENTIRA.

Lo que le diferencia al ser humano, de los demás, es que están todo el día realizando el BAILE DEL MIEDO y su canción favorita es “No me toques las palmas que me conozco”.

Si, ni zumba, ni bachata, ni bailes así….el baile de moda, es el baile del miedo.

Un baile que consta principalmente de dos pasos:

.- Rutina a la izquierda.

.- Impotencia a la derecha.

Por mucho que se nos llena la boca, hablando sobre la libertad del ser humano a decidir, siempre acabamos haciendo lo estipulado en nuestra agenda, lo que nos diga nuestra familia, o nuestros jefes…porque no vaya a ser que no lo hagamos, y todo lo que hemos “amasado” hasta ahora, se nos vaya por el W.C.

Así que eso de la libertad a decidir, a ser uno mismo, a tomar las decisiones que nuestra intuición nos dice…son muy pocos quienes lo hacen.

¿Y quienes lo hacen?

Los que saben y sienten, que la vida es 100% incertidumbre y riesgo. ¿Y lo demás? Pura fantasía.

Desde que nos levantamos hasta que nos acostamos, siempre estamos poniendo en riesgo cosas.

Desde nuestra confianza, talento, valores, nuestra esencia… Y así son las cosas. Pero lo que pasa que unos quieren vivir para ganar, para sentir y otros quieren vivir para sobrevivir. Y se refugian en lo que los demás, esperan de ellos, no en lo que ellos quieren para si.

Y cuando no arriesgas, NUNCA GANARAS. Siempre te quedarás en donde estas, con la gente que te rodea, y no esperes resultados diferentes ante nuevos proyectos, porque con la misma actitud, siempre conseguirás lo mismo.

Estamos en un momento, en el que todo cambia. La sociedad no será la misma a finales de año que ahora. Y en un mundo cambiante, confundimos cambio con riesgo. Y ahí es cuando empezamos a hacer el baile del miedo.

Cuando vemos algo diferente a lo establecido, lo primero que pensamos es: “Vade retro. Esto es lo peor que nos ha podido pasar…FUERA DE AQUÍ”.

Al tener miedo al movimiento, tenemos miedo a lo nuevo, cerrando nuestra mente a nuevas posibilidades.

Y ahí es cuando de fondo sale la canción: “No me toques las palmas que me conozco”.

Que quiere decir: ESTOY MUY BIEN COMO ESTOY, ME HA IDO BIEN POR AHORA, Y MÁS VALE MALO CONOCIDO QUE BUENO POR CONOCER.

Estas personas están confundidas en 2 sentidos:

.- El riesgo nunca es malo. Si sus padres pensaran igual, no hubieran jugado a papas y a mamas sin protección y ella no hubiera salido a la luz.

Así que el riesgo, tiene su vertiente buena, ¿verdad?

.- Al confundir riesgo y cambio, piensan que todo movimiento es malo. Por no movernos, somos tan ilusos que las oportunidades caen del cielo. Y no es así.

Vivimos estancados , no queriendo ver nada nuevo en la televisión, leer o sentir.. Lo nuevo lo odiamos, porque pensamos, VIRGENCITA QUE ME QUEDE COMO ESTOY.

Y estas personas que odian los movimientos, son las que más defienden a capa y escapada sus creencias.

Personas que me he ido encontrando cara a cara a través del tiempo y principalmente con la gira de presentación de “Liderazgo Canalla. Libera tu lado más rebelde”.

Es un libro muy transgresor…La verdad que no me lo pienso leer porque estas cosas nuevas no las voy a entender (me lo decía una persona de 25 años), no estoy para pensar, estoy para lo que estoy…va a ser imposible que lo implantes en una empresa, es una utopía, es un liderazgo excluyente, eres un machista…”

Son algunas de explicaciones que he ido recogiendo a lo largo de este periplo llamado vida.

Escuchaba atentamente sus opiniones, las aceptaba, porque nadie está en posesión de la verdad, y mi curiosidad me hacía preguntarles a todos la misma pregunta: ¿Te has leído el libro?

No es una forma subliminal de que se lo compraran, pero siempre me han enseñado, que no sabes si una cosa te gusta o no, hasta que no lo has probado o vivido.

NADIE SE HABIA LEIDO NI HABÍA ABIERTO ALGUNA HOJA DEL MISMO.

Cuando se lo preguntaba, solían responderme con otra pregunta, como por ejemplo: “¿Es que no oyes lo que te he dicho? ¿No me escuchas? ( tras 10 minutos de monologo suyo )..¿Te crees un iluminado por escribir un libro?…”

Eran algunas de las preguntas que me lanzaban sin querer responder si sabían algo de lo que era Liderazgo Canalla en verdad.

Estaban cantando la canción con sus acciones de “No me toques las palmas que me conozco”.

Cada vez que preguntaba si sabían algo al respecto, aumentaba su volumen de voz. Ellos creían que los estaba atacando, que les obligaba a ver una nueva realidad…Se defendían atacando.. Ante una pregunta que solo necesitaba un SI o un NO.

Echar un vistazo a nuevas ideas, filosofías de vida, no es sentir que hasta la fecha has gastado el tiempo, o que siempre has sido un fracasado.

PARA NADA.

Por favor:

.- Escucha siempre todo lo que te rodea, seguro que aprendes más de lo que te imaginas.

.- Ante una nueva idea, no respondas con gritos ni malos modos. Demuestra tu miedo y fragilidad.

.- No respondas mal, porque a lo mejor estas confundido. Y la cara de tonto se te quedará a ti.

.- La vida es cambio, es incertidumbre. Si no te adaptas a los cambios, ellos no se adaptaran a ti. Te engullirán.

.- Abre tu mente. No lo respetes si no quieres, pero acepta que hay gente piensa diferente a ti. Escucha y después opina.

Deja de bailar el baile del miedo y cámbiate al del Sí. Apaga la canción de la resistencia que suena en tu cabeza y sintoniza la emisora del riesgo.

¿Qué baile practicas tú?

¿Cómo que no lo sabes? Si lo sabes…

A la mierda con las dudas, los fracasos y los miedos. A la mierda con las culpas, las ajenas y las propias. A la mierda con los negativos, los sarcásticos y los envidiosos. A la mierda con la mierda

Sólo hay 3 palabras en todo nuestro vocabulario, que tienen el poder de destruir con todo lo que tengan por delante en esos momentos

NO LO SÉ.

“No lo sé, sé que tengo que hacerlo, pero no quiero…No sé qué me pasa….No sé cómo decírselo…No sé como tengo que empezar…”

Todo vestigio de ilusión, de motivación, de alcanzar sueño, de descubrirnos…se va al garete, simplemente diciendo: NO LO SÉ.

Pero es que lo peor de todo, es que SI sabemos qué tenemos que hacer. Lo que pasa es que tenemos miedo a hacerlo.

¿Cómo que no sabes qué tienes que hacer? Si lo sabes, lo que pasa es que te da miedo a dar el paso, a no dominar una situación nueva para ti, tienes miedo al qué dirán, a no saber qué habrá detrás de ello, a sufrir o a alcanzar lo que siempre hemos soñado.

¿Cómo qué no sabes cómo decirle a esa persona lo que sientes por ella? ¿Cómo que no sabes qué curso elegir? ¿Cómo que no sabes cómo emprender tu camino hacia tus sueños? ¿Cómo qué no sabes irte de esa situación en la que sólo estás sufriendo?

SI LO SABES, LO QUE PASA ES QUE NO QUIERES DAR EL PASO HACIA ADELANTE, TIENES MIEDO.

No queriendo dar el paso adelante, te estás matando lentamente.

¿Por qué?

.- Pones una losa más a tu intuición.

Esa sensación rara que sientes algunas veces, que no sabemos cómo, pero te dice que tienes que hacer una cosa, que hasta ahora no habías hecho. Diciendo que no sabes qué tienes que hacer, le estás haciendo oídos sordos, hasta que le hagas caso. No por mucho poner la tele alta, vas a callarla.  Hasta que no te enfrentes a esa situación incómoda, no va a parar de decírtelo de todas las formas posibles.

Estas diciendo no, cuando haces caso omiso a tu intuición, a tu corazón, y si a tu razón. A las normas establecidas por la sociedad, a lo que esperan de ti, a las rutinas, a los miedos, cuando en el fondo, tú sabes que tienes que dar un paso adelante.

.– Dices NO a la creatividad.

La creatividad simplemente es ver la realidad desde otras vertientes. Y tú mientras tanto, la estás viendo desde tus creencias, desde las normas que te han impuesto, desde los miedos que tienes impregnados desde pequeño.

Decir No lo sé, es no querer ver de lo que eres capaz de crear siendo el líder de tu propia vida. Es decir Si a seguir en el rebaño, y NO a descubrir que todos somos capaces de crear, en todo momento, una disrupción en nuestro presente.

.- Dices SI a los miedos y NO a la vida.

Si a tus miedos, dejas que te bloqueen y como en los cuentos de Disney, esperas que venga un príncipe azul o princesa rosa, a salvarte y solucionen los problemas por ti.

Estas diciendo no a la vida, y si a lo que puedan opinar los demás de ti. Y como sabrás, lo que opine los demás de uno mismo, TE LA TIENE QUE BUFAR.

Decirte SI a ti mismo, es decir SI a vivir y NO a eso que decías estar haciendo hasta ahora, que no era otra cosa, que SOBREVIVIR.

No estoy diciendo que salirse de lo establecido en tu vida, hasta ahora, sea fácil. PARA NADA.

Lloraras mucho, sentirás que a lo mejor no eres digno de ese título o éxito, que a lo mejor te lanzas a tumba abierta hacia esa persona, y no hay agua, con el consiguiente decepción, que hay gente a tu alrededor que se marcha al ver que no estás haciendo lo que ellos creían que tenias que hacer, que las caídas en soledad son mucho más duras que en equipo, que las dudas te invadirán y te preguntaras muchas veces: “¿Qué hago yo aquí?”.

Si, será duro, pero te aseguro, que unas simples gracias, un simple abrazo, un resultado por pequeño que sea, te hará darte cuenta que todo esfuerzo, SIEMPRE VALE LA PENA.

No nos damos la oportunidad de vivir, porque no queremos sufrir. No nos damos la oportunidad de sentir, porque no queremos sentirnos señalados. No nos damos la oportunidad de crear, no vaya a ser que se rían de nosotros. No decimos lo que sentimos o queremos, no vaya a ser, que piensen que somos un bicho raro.

¡¡ANDA Y QUE LES DEN A LOS DEMÁS, SEÑORES. QUE SOLO TENEMOS UNA VIDA!

Toda duda, esconde detrás una oportunidad, que estamos desaprovechando.

Oportunidad para conocernos, para descubrir que talentos tenemos, para qué hemos venido a este mundo, para saber que los miedos solamente están en nuestra cabeza y que la vida consta de experiencias, no de miedos.

Y tú mientras tanto, la estás desaprovechando, pensando en el que dirán, en no sufrir si te dicen NO o en un posible fracaso.. Si está delante de ti esa oportunidad, esa situación, es porque te tiene que enseñar algo.

No sufrirás, te hará más fuerte. No tendrás miedo, aprenderás de él a partir de ese momento. No tiraras la toalla, sabrás recogerla y seguir adelante, porque estás viviendo, porque eres dueño de ti mismo, sabes gestionar tus emociones y vivir el presente.

Cuando te oigas u oigas a alguien decir, NO LO SÉ:

Si sabes la respuesta, si sabes cómo tienes que actuar, si sabes qué hay que hacer, lo que pasa es que no te das permiso para ser y si para aparentar.

Cuando empieces a dejar de un lado a tus NO SE, te darás cuenta que el único gurú que tienes que seguir, es a la vida propia. Ella siempre te instruye.

¿A qué esperas?

¡¡Seamos solitarios sociales!!

“Si te sientes en soledad cuando estás solo, estás en mala compañía” decía Jean Paul Sastre.

Por nuestras creencias, dividimos la vida siempre en dos. En lo que está acorde con ellas y en la que no.

Si somos del Barcelona, repudiamos a los del Madrid. Si somos fans de Bisbal, odiamos a Chenoa, si nos gustan las hamburguesas, repudiamos a la gente vegana…

Si estamos en todas las redes sociales y nos encontramos con alguien, que no está en ninguna, la miramos como un bicho raro, preguntándonos de que país extraterrestre ha salido.

Y hoy, viendo una entrevista entre Sergi Rufi y Daniel Ramos en su canal BCN REAL, (os recomiendo verla) ha salido un término que me ha producido un click y que me ha hecho ver, que todo los Canallas, lo son también.

LOS SOLITARIOS SOCIALES.

Si, es una incongruencia. ¿Como una persona puede ser social y además ser un solitario?. Ya pensamos en un solitario y lo primero que nos viene a la mente, es un freaky. Una persona que es retraída, que se pone roja cuando le hablamos, que se aparta de la sociedad..

¿ Y un solitario es social a la vez? PUES SI

Pero si te dijera que la soledad ha producido grandes resultados en la sociedad, ¿Qué me dirías?

Gracias a la soledad, David muñoz se inspira y crea sus platos, gracias a la soledad tenemos los libros de Punset en nuestro poder, gracias a la soledad hemos vivido y disfrutamos grandes avances.

¿O es que las ideas siempre vienen en grupo? Una cosa es que se trabajen en grupo, porque uno sólo no puede conseguir resultados más allá de lo que podría conseguir por su cuenta, pero otra cosa es de donde vengan, y siempre vienen de la soledad con uno mismo, de la escucha, de darle la oportunidad a tus ideas, pensamientos.

Pero la soledad es una palabra tabo. Nos han enseñado que a cierta tienes que tener pareja e hijos. Que siempre tienes que estar con la familia en todo momento, que tienes que tener amigos y verlos en todo instante, porque si no serás considerado como un “bicho raro” o te preguntaran si eres de la “otra acera”.

Creemos que si siempre estamos con gente alrededor, seremos más aceptados, conseguiremos más cosas que estando solos, que nuestra autoestima se mantendrá en altos niveles, que la diversión y la alegría siempre en compañía, que eso de la soledad es para raros.

Grave error. Nuestra autoestima JAMÁS puede depender del número de personas con las que nos rodeemos, de lo que digan los demás de nosotros, o del número de invitaciones que tengamos el sábado por la noche o en Facebook.

La autoestima, la verdadera, nace de la soledad, de uno mismo. No del exterior.

Como me gusta decirme a mí, las opiniones de los demás, ME LA BUFAN. ¿Cuándo puedes decirlo? Cuando sabes quién eres, lo que vales, lo que puedes llegar a hacer y ser, tus emociones, tus miedos y cuando el exterior habla más de la cuenta sin conocerte…TODO ACABA BUFANDOTELA, PORQUE SABES QUIEN ERES.

Como vemos, para la creatividad es esencial la soledad. También para la autoestima.

Estar solo con uno mismo, es entablar la relación más bonita que jamás podrás vivir, CONTIGO MISMO.

Ya empiezo a oír resoplidos y frases del tipo: “Ya me conozco suficientemente…No tengo tiempo para escucharme…Esas tonterías no van conmigo…La relación más bonita será siempre con mi pareja, ¿para qué quiero conocerme? Si ya tengo todo a mis pies...”

Aunque seas el hombre más espiritual del mundo mundial, y hagas miles de horas de meditación, te aseguro que nunca llegarás a conocerte al 100%. Te aseguro que por mucho que tengas a tu disposición todo, si por las noches, en la cama lloras sin que nadie te vea, TE ASEGURO QUE TE PASA ALGO

Y solamente se soluciona, estando con nosotros mismos. Preguntándonos qué nos pasa, que soluciones vemos, por qué reaccionamos así ante un simple hola de forma airada..BUSCAMOS SOLUCIONES A NUESTROS PROBLEMAS, CUANDO TENIENDO UNA CONVERSACION CON NOSOTROS MISMOS, NOS DARÍAMOS CUENTA QUE YA LA TENÍAMOS DENTRO DE NOSOTROS.

Pero lo que no mola, no es “cool”, es darte cuenta de quién eres de verdad. Es mucho más fashion ponernos mascaras dependiendo en qué situación nos encontremos o con quien estemos hablando.

Perfecto, pero luego no te clames al cielo, que pasa con tu vida.

En la soledad, es donde se encuentra la verdad. Tu verdad. Tu felicidad

¿Qué pasaría si las empresas de hoy en día, dieran 30 minutos a los trabajadores para pensar, para crear, para descubrirse? ¿No serían empresas más saludables?

¿Qué pasaría si todos días estuviéramos 5 minutos solos con nosotros mismos? ¿Qué pasaría si cada cierto tiempo, tuviéramos un tiempo para nosotros solos si estamos en pareja?

Creo que todo iría mucho mejor, veríamos la realidad desde diferentes perspectivas y no por la impuesta por la sociedad.

Pero un Solitario Social, no pienses que esta siempre con las cabras por el monte si Wifi ni Facebook, también se relaciona con los demás. Todos necesitamos de todo, para vivir, para el ocio, para el amor, para todo…

Pero para relacionarte bien con los demás, primero tienes que relacionarte contigo mismo.

Cuando te conoces interiormente, toda transformación tiene su cambio en el exterior.

Ya no dependes de las opiniones de los demás, para determinar cómo será tu futuro o tu presente. Ya no respondes de forma airada a las posibles críticas que te digan o miradas desafiantes. Sabes cuándo irte, cuando responder, de qué forma hacerlo, cuando tienes que irte o cuando decir, “Hasta aquí hemos llegado”.

Tu autoestima ya no depende de los demás, y eso te hace abrirte a los demás sin tapujos.

Sabes que sólo tienes el momento presente para disfrutar, aprender y exprimirlo, viviendo la vida de otra manera.

En un mundo tan interconectado, que cuando te sales de un grupo de Whatsapp, ya te están llamado para preguntarte qué te pasa, en el que si no aceptas a una persona en Facebook, en el que las reuniones de trabajo sino duran 45 minutos, pensamos que son cortas, en el que nos dejamos llevar por la vorágine de la competitividad, de la envidia y del miedo…

PARA Y ESCUCHATE, PARA Y COMPRENDENTE, PARA Y CREATE, PARA Y RELACIONATE CONTIGO MISMO, CADA CIERTO TIEMPO, PORQUE ES LA ÚNICA MANERADE PODERTE RELACIONAR, A POSTERIORI CON LOS DEMÁS, CON LA SOCIEDAD, DESDE LA VERDAD, DESDE LA COHERENCIA.

¿Eres un solitario social? ¿Por qué te da miedo la soledad? ¿A qué tienes miedo? ¿Qué beneficios crees que tendría en tu vida, el parar de vez en cuando?

El próximo día 10 de Marzo estaré en Zaragoza presentando Liderazgo Canalla. Y el 23 de Marzo en Valencia.

¡¡Hagámos más caso al semáforo!!

“Tu corazón es fuerte. Ten el coraje de hacerle caso”.

el principio de un comienzoCreo que tenemos que hacer más caso a los semáforos. Tenemos que incorporarlos en nuestra vida.

Sé que estarás pensando: “Mira David, claro que si, cae de cajón. Si pasamos cuando el semáforo está en rojo y viene un autobús a toda velocidad, te aseguro que tus artículos los leeré desde el más allá”.

Estoy de acuerdo contigo y no quiero eso para ti. Pero parémonos a pensar.

Y hoy, esperando a que el semáforo se pusiera en verde para llegar a la panadería, me ha venido la idea. ¿Sería por el olor a galletas que desprendía la pastelería?

TENEMOS UN SEMAFORO INCORPORADO EN NUESTRA VIDA, Y NO LE HACEMOS NI CASO.

No me mires así, que tú también lo tienes. Pongámonos en situación.

¿Cuántas veces has recibido un NO, ante un proyecto, una proposición que sentías que te dirían que si, con una confianza absoluta?

SEMAFORO ROJO.

¿Cuántas veces, a pesar de haber recibido señales que te decían que tuvieras cuidado, que no siguieras por ese camino, tú seguiste a pesar de las contraindicaciones, llegando a darte la bofetada padre?

SEMAFORO AMARILLO.

¿Cuántas veces, sin darte cuenta, has fluido en la situación que querías, sin ningún inconveniente, hasta llegar a la meta?

SEMAFORO VERDE.

¿A qué ahora no estoy tan loco, verdad?

Todos tenemos un semáforo incorporado dentro de nosotros, pero no le hacemos ni puñetero caso.

Y luego nos quejamos de que nos va la vida como nos va. Si le hiciéramos más caso al semáforo, otro gallo cantaría.

Te habrás empeñado en conseguir salir con esa chica, en que tu proyecto empresarial salga adelante, por lo legal o por lo criminal, habrás intentado conseguir ese ordenador que tanto te gustaba, pero no ha habido manera.

Lo has intentado de todas las maneras, y tú ERRE que ERRE, hacías lo posible e imposible para llegar a tu meta. Pero lo único que recibías, eran NO.

Pero no le hacías caso, tú cabezón, seguías adelante. ¿Y qué acabaste consiguiendo?

Una de las leches más antológicas de tu vida.

En el fondo sabías que no le gustabas a esa chica, sabías que tu producto no marcaba tanto la diferencia, como los demás, sabías que no era el momento de subir al Everest, con esos kilos de más y la inexperiencia que arrastrabas… Pero te daba igual, tú seguías y seguías, aunque sabías que te la ibas a pegar.

Aunque cuando hablamos de la intuición, pensamos que eso es para gente “especialmente rarita”, pero todos la tenemos incorporada. Sin embargo, una cosa es que le hagamos caso o no.

Buscamos en los demás, sus opiniones para que nos digan si estamos o no en el buen camino, a la hora de conseguir el éxito añorado o liderar un proyecto.

A LOS DEMÁS TIENES QUE ESCUCHARLES, TIENES QUE SER EMPÁTICOS CON ELLOS, PERO LA ÚLTIMA DECISIÓN TIENES QUE TOMARLA TÚ.

imagesPero como muchas veces hemos hablado, tomar las riendas de nuestra propia vida, eso no mola. Mejor que los demás se hagan responsables, y si no consiguen los resultados, la bronca para los demás. Mientras nosotros vemos la vida pasar.

La intuición, el corazón, “ése no sé, que sé yo...” como tú quieras llamarlo, es tu semáforo.

Es eso que te dice, que tienes que dar el paso adelante, que tienes que hacer caso omiso a las reglas establecidas o darles la razón a tus padres, aunque no quieras, porque la tienen.

Es escuchar eso que tenemos en el lado izquierdo de nuestro cuerpo, pero que no le hacemos ni caso, ya que cuando llegamos a casa, después de la rutina de 8 horas, ponemos la música a toda caña o los informativos, para no escucharle, las verdades que nos tiene que decir.

No estoy diciendo que cuando el semáforo esté en amarillo, no tengas que seguir, que rechaces por siempre jamás tu sueño o el seguir dando pasos, SINO QUE TENGAS CUIDADO, porque tu semáforo te está diciendo, que por ahí no vayas o que aprendas algo, que estás obviando.

Así que tenlo en cuenta.

También habrás recibido semáforos rojos en tu vida.

Cómo hagas eso, sabes que te llevarás un castigo, Sacar un suspenso supone que repitas curso, no eres apto para este puesto de trabajo, sólo me gustas como amigo, lo siento…”

Todos hemos recibido un NO categórico y fulminante.

Nos dicen que ése camino no lo tenemos que seguir. Que está cerrado para nosotros. No te estoy diciendo que seas insistente con esa persona que te ha dicho que no, porque su luz verde seguro que será una orden de alejamiento, en días.

Hazte una pregunta: ¿Qué has aprendido de beneficioso con esa luz roja?

El orgullo siempre conduce a las caídas, no lo olvides.

Sé que en esos momentos pensaras que nada. Que soy un absurdo pensando que algo bueno sacaremos de algo que no hemos conseguido. PUES SI, ALGO BUENO SIEMPRE HAY.

Es una de las cosas que he aprendido de todos los canallas, y que recojo en “Liderazgo Canalla. Saca tu lado más rebelde”.

Que ellos, de todo lo negativo, que la gente normal podría considerar como una gran catástrofe, sacan algo positivo que les hace impulsarse más rápidamente hacia el éxito que han soñado.

Echa la vista atrás, mira lo que has conseguido, has caminado por sitios insospechados para ti, y ahora te están diciendo o que no es el tiempo, o que tienes que seguir aprendiendo hasta alcanzar la cima… Mira todo lo bueno que has sacado de la situación y aplícalo a la nueva estrategia.

Claro que nos gustaría que toda nuestra vida, fuera un semáforo en verde. Sería la ostia, pero te aseguro que los coach, los libros de autoayuda, nada de eso existirían, ni nadie hablaría de la felicidad, porque ya lo seríamos….Y MENUDO COÑAZO SERÍA, LA VERDAD.

Así que empieza a hacerle más caso a tu semáforo interno, porque te librarás de muchas leches, aprenderás más cosas de las que te imaginas, y sobre todo, vivirás el camino, con más foco.

¿En qué situación está tu semáforo?

El pasado día 3 comencé la Gira “Canalla Tour” en Pamplona. Este día 10 de marzo estaré en Zaragoza, presentando “Liderazgo Canalla”, os espero.