Los Zigarros: ” Lo que más me llena en la vida, es vivirla”

Hoy dentro de la sección “Conversaciones con...” es un placer presentar a Los Zigarros. 

“El rock se aúpa al número 2 de las listas de ventas oficiales en España“. Ver una noticia así , aunque algunos se tiren de los pelos o no lo entiendan, demuestra muchas cosas.

En esta entrada número 1.000 quería entrevistar a  Los Zigarros.  Grupo con una forma de ver la realidad “desacostumbrada” y canalla, que se ha hecho así mismo y que están viviendo de lo que les apasiona, el Rock and Roll.

Grupo formado por los hermanos Tormo. Comenzaron su andadura en 2013, con su primer trabajo, con nombre homónimo , recorriendo las pequeñas salas de nuestros país. Han sido teloneros de las satánicas majestades, los Rolling Stones, en su concierto de Barcelona. Recientemente con su último trabajo “Apaga la radio“, han alcanzado dicho puesto en la lista de ventas, girando por grandes salas de nuestro país con gran éxito de críticas.

Hace unos días, antes de su concierto en mi ciudad, tuve el placer compartir una conversación con Ovidi Tormo, vocalista y guitarrista del grupo. En él , hablamos de sus comienzos, de cómo han llegado hasta dónde se encuentran en la actualidad y cómo se vive dicho reconocimiento.

Una conversación que se podría resumir en esta frase: ” lo único que nos va a salvar es la cultura y el amor”. Podéis conocer más su trabajo a través de Facebook, Twitter e Instagram. 

.- Entrar al número 2 de ventas en España la semana que habéis sacado vuestro trabajo, ¿Todo esfuerzo vale la pena?

Hemos dejado todo realmente.

Nosotros llevamos tocando desde que tenemos 13 años, pero hasta llegar aquí ya te puedes imaginar lo que hemos dejado. Hemos dejado familia, hemos dejado trabajos normales…hemos dejado todo.

Entonces formamos Los Zigarros. Empezamos a gustarle a la gente, porque le gustaban nuestros conciertos. Nosotros no hemos tenido ayudas de ningún tipo, más que a la gente le encantaban nuestros conciertos. Y le encantaban los discos que hemos ido sacando, con lo cual estoy muy orgulloso, porqué ése 2 en las listas quiere decir que es un reconocimiento al durísimo trabajo que hemos hecho.

.- En todo comienzo hay personas que no creen en uno, que no conseguiremos llegar a ese sueño que tenemos, ¿Qué les dices a ellos ahora?

La verdad que nada. No me importa esas personas que no creían en nosotros y ahora si.

.-  ¿En qué os inspiráis para crear vuestras letras?

Yo cuando hago una canción me puede salir en cualquier sitio, inspirada por varias cosas. Puedo tener una historia personal muy cercana que me haga crear el primer verso. Puedo estar viendo una pelicula y oír una frase que abra una puerta poética. Puedo soñar con imágenes, como siempre se ha hecho en el Rock and Roll.

Todos los grandes siempre han dicho que “Hay que copiar, pero copiar bien”. Es como si cogieras el testigo, porque al final el Rock and Roll es una música que tiene muy pocos elementos y se trata de darle la vuelta todo el tiempo, pero son siempre los mismos elementos.

Yo creo que el Blues también tiene mucho que ver. Ya que creo que todos los grandes temas de Rock and Roll, se basan en un reef blusero. Como te he comentado hay muchas maneras, pero básicamente las que te he comentado.

.- ¿La fama emborracha?

A mí no, porqué no me agrada. No tengo la suerte de ser tan famoso para volverme enfermo. Es una parte de mi oficio que no cultivo. La que tengo, la tengo porque es una consecuencia de mi trabajo, pero no voy a presionar ninguna tecla para que se haga más grande.

Tengo la suerte de lo que me llena más en la vida es vivirla. Vivo en un pueblo de pescadores en Alicante y lo que más me gusta es estar aquí. Con mi chica, mis amigos, con mi familia, viendo el mar y la montaña. Cocinando, caminando por los valles y por la playa, viendo la naturaleza.

Cuando tocamos y vamos a las grandes ciudades, tenemos los focos encima nuestro, es agradable pero también muy raro. Es agradable pero no es algo que me interese. Además es que tampoco me interesan los demás,

Además es que si te fijas David, a día de hoy para ser famoso, sólo hace falta ser tertuliano en un programa de mierda en la televisión. No se ha hecho nada bueno para merecerlo

.- ¿Qué se piensa 5 minutos antes de entrar en un escenario?

Antes de un concierto, pienso en concentrarme para que no se me olviden las letras, para tocar bien, para tener contacto con el público. Poco más la verdad.

.- ¿En qué piensa un grupo, a corto , medio o largo plazo?

Mis pensamientos para la banda , son para esta gira, para este año. No pienso más allá. Pienso como mucho hasta diciembre.

.- Somos una sociedad de hablar, hablar y ¿lo que hacemos realmente es berrear?

Unos berrean, otros hablan y otros no saben escuchar.

Yo fíjate que soy de los que cuando hay mucha gente no me gusta hablar. Es como que me cohíbo. Prefiero escuchar. Pero lo que pasa es que los que hablan mucho al final, son los que quieres que se callen.

Soy una persona que me gusta bastante el silencio.

.- ¿Qué pondrías en una valla publicitaria si tuvieras el permiso?

Que lo único que nos va a salvar es la cultura y el amor

.- ¿Cuál crees que es la marca que deja vuestros trabajos o conciertos en las personas?

A mi cuando voy a un concierto de Rock and Roll que me gusta u oigo una canción que me gusta, en definitiva, cuando algo me emociona , es el objetivo de toda acción.

Emocionarlas de la manera que sea, tanto positivamente como negativamente. En definitiva el propósito es emocionarlas, que le mueva. Que la música mueva a la persona que la está escuchando.

Que esa canción le haga sentir libre. Que nos haga olvidarnos de la política, de las relaciones humanas y todas esas mierdas, que no son más que mierdas. Son problemas que nos ponemos nosotros, que realmente no existen

Yo creo que el Rock and roll, te tiene que hacer ser libre y salvaje.

.- ¿Qué libro recomendarías a una persona que está leyendo la entrevista?

Ahora mismo me estoy leyendo El Quijote. Y el último que me leí fue Drácula.

Drácula es una maravilla y El Quijote, es una obra maestra.

.- ¿Cuál es la mejor formula para salir de la rueda del “No sé qué me pasa”?

Para mí la música es esencial en mi vida. También me gusta emborracharme. Porque es una bendición que pueda existir una situación en la que te puedas tomar 3 copas de vino y te pones un disco que te gusta, todo cambia.

Así que, pues eso.

.- ¿Cómo definirías la relación entre el Rock y el Amor?

Yo creo que es total. El Rock and Roll es muy pasional . Creo que somos personas muy sensibles, que vivimos las cosas de forma muy intensa. Necesitamos de esa intensidad para escribir, para vivir. La música en si misma, es una manera de vivir, muy alocada. Ya que siempre estás arriba, abajo, abajo , arriba,

El Rock and Roll es amor por muchas cosas. Amor por tu libertad, amor por escapar, por la rebeldía, por tu chica…

.- ¿Qué le dirías a una persona que quiere emprender sus sueños?

Yo la verdad que no sé cómo aprende una persona a vivir , pero yo creo que una de las formulas del éxito, es localizar lo que te hace feliz y hacerlo. Ya sea ser jardinero, cajera del supermercado, director de un banco o mochilero por la India.

Hay que localizar lo que te hace feliz y lo que NO.  Lo que no podemos hace es estar siempre cargándonos de cosas que nos impiden avanzar. Pensar que la vida en algún momento nos dará un respiro y que nuestros hijos se irán de casa, que nuestro marido o mujer que no soportamos algún día cambiará y que nuestro trabajo que es una puta mierda, algún día me jubilaré.

Yo hace muchos años descubrí que con mi guitarra podría alimentar y no tener jefes. Y sé que jamás voy a volver a tener ningún jefe. Si el grupo no funcionase, tocaría en bares todas las noches para comer de lo que me gusta hacer.

No tener jefe y hacer lo que a mí me da la gana, es lo que a mí me llena. Cosa que voy a hacer toda la vida, hasta que me muera.

Por lo tanto, el secreto del éxito, es hacer lo que te gusta .

.- ¿Hay que vivir dentro de la Ley de cada uno o de la Ley que nos recomiendan los demás?

Desde luego que dentro de la ley de cada uno, no de la que nos recomienden los demás. Es un poco ampliando la pregunta anterior.

.- ¿Cuál es tu palabra favorita?

Espaguetis. Es que es mi comida favorita, por lo tanto mi palabra favorita.

.- Una reflexión para los lectores del blog.

Me gustaría que todo el mundo apagase la televisión, los móviles, dejáramos de leer los diarios y todo el mundo se pusiera a hacer lo que realmente siente que tiene que hacer.

Ponernos a hablar con el de al lado y a disfrutar, que realmente se parase el mundo. Que se parase la bolsa, que se parase todo.

 

Anuncios

¡¡Los 8 Influencers que debes tener en tu vida!!

“El problema no es dejarse influenciar. El problema es nos distinguir las buenas de las malas influencias”.

En mi época de pubertad, siempre te hacían preguntas como ¿Y de mayor a quién quieres parecerte? ¿Y quién es tu ídolo?..

Nos estaban preguntando por nuestros ídolos, quién queríamos ser o a quién nos gustaría parecernos.

A día de hoy, no hay ídolos, hay influencers.

Hablamos del nuevo video subido por tal o cual influencers. De la broma gastada por tal influencers, o cómo ahora se ha pasado a cantar tal influencers de YouTube o cómo ha conseguido tal persona estar en la lista de los más influencers en su campo profesional.

¡¡Son modas!!.

Algunos se quedarán entre nosotros , pero otros muchos ( ¿Quién se acordará de los concursantes de este año de O.T. dentro de 10 años?), nos olvidaremos de ellos tan rapido como dejen de salir en televisión.

Pero me gustaría hoy, hablar de los influencers que todos hemos tenido en algún momento de nuestra vida, y que nos han cambiado la visión de la misma, de lo que éramos capaces de hacer o conseguir.

A lo largo de más de 1.000 artículos y 300 entrevistas, muchas personas me comentaban quienes habían sido su inspiración, quienes y cómo habían sido esos amigos o personas que les habían influido para empezar a ser quienes son a día de hoy.

Si en algún momento de tu vida, te has preguntado ¿Por qué no consigo cosas diferentes en mi vida? y no has cambiado de amigos, no has dado oportunidades a gente diferente, ahí tienes la respuesta, ESTAMOS HECHO DE LAS PERSONAS CON LAS QUE NOS RELACIONAMOS. 

Si en tu grupo de amigos tienen miedo a hacer cosas diferentes. Si en tu grupo de amigos no aceptan que los integrantes puedan hacer cosas diferentes, relacionarse con otras personas, te aseguro que tu futuro será igual que tu presente, rutinario y limitante.

¿Pero qué tipo de influencers “del día a día”, tendrías que buscar en tu vida para que las cosas cambiasen?

1.- El qué cree más en ti, que tu madre y tú mismo juntos. 

Todos tenemos una persona que cree más en nosotros, que nosotros mismos. Ya habremos podido subir al Everest, ya habremos podido superar lo insuperable, que el ser humano , siempre duda de si mismo, sobre todo cuando va a comenzar a hacer algo que no esperaba y que no domina.

Es una persona que cree en ti, que te motiva, y alienta. Que está predispuesta a ayudarte aunque sea el reto más difícil jamás emprendido nunca.  Es una persona que cree en las personas. Que su experiencia personal le ha enseñado que el ser humano es mucho más de lo que sus pensamientos dicen que pueden.

Pero no creas que es un pelota o un adulador. Te lo dice de verdad. Cree en ti, no haga nada diciéndote nada que no puedas. Al revés, cree y sabe, que la fuerza positiva es más fuerte que cualquier impedimento.

2.- El que cuando habla, nos callamos.

Todos tenemos una persona así. Puede ser de nuestro circulo más cercano, algún conferenciante, … es una persona importante para nosotros. Nos enseña todo lo que sabe. Nos alienta a que seamos mejores. Y como todos nos caemos, no nos lo reprocha, sino que nos dice qué hemos hecho mal y nos alienta a preguntarnos, qué debemos hacer para que no se repita.

Todos tenemos una persona que cuando habla, nos callamos para escucharla.

3.- El que te da la patada que necesitas. 

Hace unos días con un cliente me lo comentaba, “Necesitaba una patada tuya para despertar y darme cuenta de quien era y qué podía hacer”. A veces necesitamos esa patada que nos impulse a dar un paso adelante. Porqué mientras tanto nos gusta dudar, pensar en datos, en ser adivinos y las oportunidades acaban marchándose.

4.- La más dulce que Winnie the Pooh.

Todos tenemos alguna persona a la que tras nombrarla la consideramos, como “es un amor”: Es aquella persona que la podemos llamar en medio la noche. Aquella persona que le puedes pedir un abrazo cuando necesites que alguien restituya tus huesos rotos.

5.- El cerebrito. 

A veces el impulso, las ganas de llegar, no nos hacen pensar. No nos hacen planificar bien el viaje que queremos emprender. Y ahí tenemos a la persona que siempre tiene todas las respuestas para nuestras dudas. No es un “sabelotodo” impertinente. Sino aquella persona, que es el mapa que necesitas en el camino a vivir.

6.- “Qué cabrón”.

Todos tenemos una persona así. Una persona que la denominamos así, porque sentimos envidia de su éxito. Una persona que se ha hecho así mismo. Que ha luchado tras haberse caído más veces de las que nosotros podríamos imaginar que podríamos aguantar. Es lo que consideramos un referente de éxito para nosotros, porque lo consiguió no haciendo lo mismo que los demás hacían, sino lo que él sentía que tenia que hacer .

7.- El ancla

En un mundo donde la necesidad de tener una marca personal que sea reconocida como influyente, conseguir el éxito antes que los demás y que aumenten nuestros seguidores a un ritmo vertiginoso , nos hace querer vivir en un mundo ideal como nos dirían las películas de Disney.

Se nos ha ido la cabeza, con el fin de ser considerados como referencia o influencer en nuestro campo. La envidia nos invade y nos hace creernos que todos los seguidores que tenemos, nos conocen y refrendan nuestro trabajo.

Tener una persona que nos pone los pies en la tierra. Que nos dice cosas que no nos gusta oír. Que nos recuerda que la vida es una y que el éxito es irse a dormir con la conciencia tranquila

Eso son los anclas que tienes que tener en tu vida.  Personas que te dicen que no sólo existe el trabajo, sino también tu familia y amigos. Personas que te dicen que como ha venido ese éxito, puede marcharse, y lo que hay que hacer es vivir con la conciencia tranquila siempre. En una vida en la que no todo vale.

8.-  El que sólo piensa en luchar, luchar y volver a luchar. 

Es una persona que tienes que tener en tu circulo más cercano. Somos tan fuertes como nuestro eslabón más débil. Y si te rodeas de personas luchadores, que no creen en el imposible. Que sienten que una caída, es eso, un simple “todavía no” a la consecución de tus sueños,

No te estoy diciendo que tengas que tener uno de cada de este tipo en tu grupo de amigos. A lo mejor un luchador no irá con tu forma de ver las cosas en tu día a día, pero si será necesario a la hora de ser persistente con la consecución de tus sueños o necesites a una persona “amorosa” cuando sientas que las cosas no van como tú querias.

¡¡Pero allá tú!!. Recuerda que somos en relación a las personas que nos influyen.

¿De qué tipo de influencers te rodeas todos los días?

¡¡Odio la mediocridad!!

“La mediocridad es la peor de la discapacidad” decía Nick Vujicic

Nos hemos dejado arrastrar por la mediocridad.

Mediocridad no solo en las acciones que realizamos, sino también con los pensamientos que tenemos y cómo actuamos con los demás.

Dice una frase, más o menos así, “Unos nacen mediocres, otros son aplastados por la mediocridad y otros se unen a la mediocridad”: Y cada día lo creo más.

Vivimos en una sociedad en la que la mediocridad inunda el día a día. Y como bien decía al principio, si intentamos salirnos de ella, nos muerde para que no queramos escapar.

Vamos al trabajo con una cara seria que nos llega hasta el suelo. Atendemos a la gente con rabia y contestamos de malas maneras a las primeras de cambio. Pensamos de los demás que son “raros” porque hacen lo que sienten que tienen que hacer, aunque sea solos. No acudimos a eventos importantes de nuestros amigos porque días antes nos han dicho cosas que no nos han gustado oír, aún sabiendo que tienen razón. Por no hablar de los cursos que acudimos de aquellas personas que les hemos tildado la etiqueta de “gurú”, simplemente viéndolos por la televisión en un programa. Por no hablar de personas, que intentan “fastidiar” tu reputación, porque no sigues las pautas que ellos creen conveniente…

¿Por qué nos dejamos llevar por la mediocridad?

  • Porqué es mucho mejor no pensar y dejarse llevar por la corriente, que crear algo por ti mismo.
  • Porqué es mejor no esforzarse y cargar la culpa de tus problemas a los demás, que empezar a responsabilizarte de tu vida.
  • Porque es mejor seguir la corriente, que no ser tildado de “especial, rarito, diferente…” simplemente porqué estás luchando por tu sueño.
  • Porqué como ya habías intentado una vez, el conseguir tus retos, y por las circunstancias que fueran, no lo conseguiste, es mejor que te lleven los demás, sin esfuerzo, que volver a pasar por lo mismo.
  • Porqué es mejor copia al pie de la letra lo que dicen los demás, querer ser igual que otra persona, que luchar por ser uno mismo.

¿Sigo?

Estas son algunas de las “excusas” que nos ponemos para dejarnos llevar por las recomendaciones, deseos e intereses de los demás creyendo que nos llevará al éxito rápido y duradero, cuando realmente solamente nos llevan a la mediocridad.

En esta sociedad hace falta muy poco para distinguirse de los demás. No hace falta un Máster en una escuela de Negocios, ir a trabajar a una espacio de Co-working con nombre super chulo o acudir a un curso exprés que saldrá de él con una marca ya más influyente que Gucci.

No hace falta eso.

¿Qué es necesario e imprescindible? ¡¡SER TÚ MISMO!!.

Ser tú mismo ya implica:

  • Tener un pensamiento propio.
  • Tener un pensamiento critico ante las novedades y comentarios, antes de darles valor.
  • Ser considerado congruente, ya que los demás saben que lo que dices, haces.
  • Los comentarios despectivos de los demás, sabes que solamente son una muestra de su mediocridad.
  • Te ocupas de los pequeños detalles, ya que sabes que son los que determinan el éxito o el fracaso en todo proyecto.
  • Sabes que las cosas se pueden hacer mejor más allá de los limites establecidos.
  • Saben que ellos no son lo importante en esta vida, sino el propósito por el que hacen las cosas. Son para ello más importantes los demás, que ellos mismos.

Cada día estamos más lleno de mediocridad y repudiando a la gente que solo quiere dar lo mejor de si misma. Que quiere hacer un mundo mejor desde su posición.

Cada día añoramos más lo que “pudiera ser”, pero sin embargo nos quedamos con “Lo que creemos que será”.

No hace falta nada espectacular ni haber nacido en una familia de “bien”, para ser considerado excelente. Simplemente hacer 1% más de lo que hacen los demás de forma habitual.

¿Has visto que fácil es?

Ya no sólo hablo a nivel profesional, a nivel personal también estamos dominados por la mediocridad.

Somos seres que nos movemos por interés. Y cuando ha terminado, empezamos a criticar a la otra persona delante de todo aquel que nos quiera oír. Nos gusta criticar a los demás, pero eso si, que se prepare aquél quien tiene los “santos bemoles” de decir que algo no le ha gustado que tú has realizado, porque ya le habrás puesto la cruz para siempre jamás. Criticamos a los demás cuando hacen algo fuera de lo establecido entre las costumbres del grupo. Nos echamos las manos a la cabeza cuando alguien va al cine sólo, cuando lo único que sabe es que la vida es una y estamos aquí para vivirla.

Esto es una pescadilla que se muerde la cola.

Tiramos la toalla y abrazamos la mediocridad. Eso nos hace llevarlo a todos los aspectos de nuestra vida. No ponemos pasión en el trabajo que estemos realizando. Tenemos relaciones que sabemos que no van a ningún lado pero las seguimos manteniendo porque nos da más parece ir a por unas nuevas que nos inspiren, que no éstas que nos destruyen.

¿Y cómo calificará nuestra vida el controlador cuando estemos a las puerta del paraíso?

¡¡DE MEDIOCRE!!.

¿Qué hacer?

  • Siendo tú mismo, digan lo que digan los demás. Y eso quiere decir entre otras cosas, que si te apetece ir al cine sólo, hazlo. Porqué sabes que solo hay una vida y hay que disfrutarla.
  • Dar 1% más que los demás. Dar 1% más que ayer. Y te aseguro que al final del año habrás serás un 365% mejor a principios del año. Mientras los demás estarán aún a finales de diciembre quejándose de la vida que tienen sin hacer nada.
  • Eres lo que atraes. Si crees que todo es imposible, que no hay nada que hacer, así te lo confirmarán tus pensamientos y acciones.
  • Si queremos lo mejor en nuestras vida, vayamos a por lo mejor.
  • Lo imposible sólo está en la mente de los mediocres. Lo posible, sólo en la de los excelentes.
  • Estar vivo ya es algo increíble, excelente si te comparas con los del cementerio de tu ciudad.  Estas disfrutando de muchos avances de gente que al principio pensaban que estaba loca. Y mira ahora.  Ya con hacer las cosas mejor que los demás, puedes ser uno de ellos. Vivir es algo excelente, que nos da oportunidades para demostrar de qué estamos hechos, súbete al carro y vive la experiencia.

¡¡Seamos exigentes con nosotros mismos, y mandemos a pesar a la mediocridad, a los mediocres. La vida te irá mucho mejor, te lo aseguro!!.

 

La felicidad es….RESPONSABILIDAD

“Nunca culpes a los demás de tu situación, eres lo que eres por decisión tuya”

¿Cuántos libros que hablen de la búsqueda de la felicidad te has leído en tu vida?

¿Cuántos libros, que en su portada sale la palabra felicidad, cuando los ves, quieres comprártelos?

Seguro que la respuesta es: ¡¡MUCHOS!!.

Al igual que el ser humano en la antigüedad , ha provocado guerras por la búsqueda y cuidado del Santo Grial. El ser humano en pleno siglo XXI, busca la felicidad, como su única obsesión.

Vamos al gimnasio, porque creemos que un cuerpo 10, nos dará la felicidad que sentimos que no tenemos. Leemos libros que nos hablan de la felicidad, porque creemos que los “gurús”, serán felices y nos dirán cómo lo han conseguido. Somos infieles a nuestras parejas con amantes pasajeros pensando que ellos serán los que nos darán el elixir de la felicidad. Por no hablar de relaciones de pareja, que sabemos que nunca conseguiremos esa felicidad , pero las mantenemos, porque fuera de ellas, pensamos que nunca lo seremos.

A lo largo de estos años he visto las barbaridades que hace el ser humano, con tal de poder decir a los 4 vientos, o más bien creerse que es feliz.

Pero ¿Qué es la felicidad?

A lo largo de muchos artículos, he comentado lo que me decían a mí que era felicidad. Y no estoy hablando de consumismo ni es meterse contra el Estado opresor ni cosas así. Sino que la felicidad era seguir con lo estipulado por la sociedad o las personas con más “experiencia” que tú.

Es decir, tienes que tener pareja a cierta edad. Y ya no hablamos de un trabajo, que aunque te den por todos lados, puedes decir que estás trabajando en un sitio de 8 horas; hijos nada más casarte y una hipoteca que asfixie hasta a tus nietos.

Si tenías todas esas cosas, ya eras considerado un “ciudadano de un lugar llamado mundo“: Uno igual que ellos, el titulo de persona “feliz” del mundo.

¿Pero si muchos han conseguido eso, por qué triunfan tanto los libros y las conferencias sobre la felicidad?

¡¡PORQUÉ AÚN HABIENDOLO CONSEGUIDO, NO SABEMOS QUÉ NOS PASA , PARA NO DORMIR POR LAS NOCHES, NO ESTAR A GUSTO EN NUESTRO TRABAJO O NO AGUANTAR A NUESTRA PAREJA AUNQUE NO DIGA NI HOLA!!.

Porqué la felicidad es RESPONSABILIDAD. 

Es una idea que he ido adquiriendo a lo largo de todo este tiempo, damos a los demás, el poder de la responsabilidad sobre nosotros mismos.

Creemos que porqué lo ha dicho tal persona y sale en televisión, su manera es la única, probada y testada para conseguir seguidores, ser rico o famoso. Si todos subimos por el lado derecho de la escalera mecánica, todos lo hacemos, seguimos la pauta, sin preguntarnos :” ¿Qué razón tiene que hagamos haciendo esto? ¿Sólo existe está formula?”

Mejor que piensen otros, nosotros preferimos seguir lo establecido, lo conveniente para que no tengamos problemas por si nos salimos de lo establecido. Para que no nos tilden de “raritos”, preferimos no preguntar, dudar, y si los medios de comunicación, el gurú de turno,…nos dice que es la manera para llegar al éxito, nosotros la acatamos, con mucho gusto.

¿Qué acaba ocurriendo?

Que los resultados que te prometían , no llegan y quizá ni llegarán.

¿Por qué?

Porqué esa persona te ha dicho su concepto de felicidad, cómo consiguió lo que te está explicando, con sus circunstancias, características vividas en ese momento. Y tú momento, es totalmente diferente. No todas las herramientas sirven por igual para todo el mundo.

Si todo el mundo hace lo mismo, ¿Como te vas a diferenciar si has acudido a un curso que impulse tu marca personal? por ejemplo.

Nos quejamos de los resultados que nos habían prometido, cuando en realidad lo que estamos haciendo es copiando a otra persona. Estamos queriendo conseguir su felicidad, su éxito, fama, en definitiva ser igual que ellos.

Cuando nuestra felicidad, está en otro carril.

Y de ahí surgen las frases: “Nunca conseguiré nada en la vida, nunca seré alguien conocido, nunca llegaré a tener pareja …”. Adicciones a las pastillas, mentiras, alcohol o desidia por la vida..

No estoy exagerando, porque todos conocemos gente, que se encuentra en dicha situación. Pasando de la vida, porque creen que ya nunca vivirán esa sensación de felicidad de la que tanto se habla.

Podemos hablar de Marca Personal, de liderazgo, coaching, de hacer macramé o lo que quieras, pero si no las haces tuyas, nunca conseguirán aportarte esa felicidad que buscas.  TU FELICIDAD. 

Si las haces a tu manera, estarás siendo responsable.

Porque eso es la felicidad, SER RESPONSABLE DE UNO MISMO, HACIENDO LAS COSAS COMO UNO SIENTE QUE TIENE QUE HACERLAS. 

Como diría Frank Sinatra: ¡¡A mi manera!!.

Eso es la verdadera felicidad, SER RESPONSABLE DE UNO MISMO HACIENDO LO QUE SIENTE QUE TIENE QUE HACER A SU MANERA. 

Son dos de las características de las personas que he ido entrevistando durante estos años y que se consideraban felices:

  • Habían utilizado muchas herramientas para conseguir sus sueños, pero siempre a su manera.
  • Y eran responsables de sus actos, de si mismos, de sus sueños, en definitiva…de su vida.

Así que por favor:

  • Deja de buscar la felicidad en métodos estándares, porque ahí no está tu felicidad.  Estará la felicidad de la mediocridad, de las copias baratas, pero no la tuya.
  • Se responsable de ti mismo, de tus actos, de tus pensamientos, de tus sueños….Porque es el principio de tu felicidad. Repito, de TU FELICIDAD.
  • Cuando estas disfrutando de tu Felicidad, estarás dejando huella. Estarás mostrando tu marca, eso que te distingue de los demás.. Y no necesitarás crearla por “métodos químicos” ni la conozcan a través de métodos estándares, porque ya la verán, sabrán que eres responsable de tu felicidad.

¿Y tú eres responsable de tu felicidad?

 

 

 

¿Sabes que solo tienes una p*** vida?

“No te preocupes, ya tendremos otra vida para encontrarnos y quizás todo funcione“.

Es una de las preguntas que siempre hago a mis clientes:

¿Sabes que solo tienes una p*** vida?

Normalmente la suelo utilizar para parar la rueda de pensamientos que comienzan con la frase : “Y si…pero no porque”.

Una pregunta con la que intento que las personas se den cuenta, que solamente tenemos el presente, el ahora, para empezar a ser felices, vivir en paz o como quieras…

Pero sin embargo, lo único que nos pasamos el día haciendo es  posponiendo nuestra felicidad, posponemos nuestros sueños, siempre estamos posponiendo todo, porque no sé quien nos ha dicho, que seguro que hay tiempo para todo o que la ley de la atracción hará milagros por nosotros desde el sofá de nuestra casa.

No sé en qué libro lo debe poner, pero los seres humanos, se creen que tienen más vidas que un gato.

Creemos que tenemos tiempo para leer, para hacer nuestros sueños realidad, para decir TE QUIERO a esa persona que nos vuelve loco, para cualquier cosa…Pero ¿QUÉ ACABAMOS HACIENDO?

Haciendo lo estipulado como “deseado” por los demás, pero no lo conveniente para ti.

Estamos en un trabajo que no nos gusta, calentando la silla pensando qué haríamos si hiciéramos lo que siempre hemos querido hacer. Pedimos tiempo porque sabemos que volveremos a ser nosotros mismos, (¿A caer en la misma piedra de nuevo?). Gritamos al destino que nos deje de joder, pero nosotros repetimos una y otra vez las mismas acciones. Nos comprometemos con una pareja, que realmente lo hacemos para no estar solos y más a determinada edad, cuando realmente soñamos y echamos de menos a otra persona.

Situaciones de la vida real, cotidianas, en las que acabamos optando por los deseos de los demás,en las que gana el miedo a hacer algo a no contentar a los demás, que nuestra libertad, se imponen las expectativas que la sociedad tiene puesta en nosotros, más que nuestros propios sueños y deseos.

¿Y qué es lo que conseguimos? ENGAÑARNOS, PENSANDO QUE YA HEMOS CONSEGUIDO LA FELICIDAD. Ese premio que todos desean y que por fin tú ya has llegado a él.

¿Y por qué una pregunta así, fuerte causa tanto impacto cuando la lees?

Quedan muy bien en tu muro de Facebook o Instagram. Y no es son preguntas difíciles de responder. No hace falta que hayas estudiado un master en Harvard ni cosas así. Lo que pasa, que ver, sentir, poner sonido a esa respuesta te hará creer que quizá hayas perdido el tiempo, que has invertido tu vida en algo que en el fondo, sabias que no te iba a dar la felicidad, y todo por tener “contento” a los demás.

Pues quizá a lo mejor SI. Quizá te importó más la opinión de los demás, el qué dirían si dejabas una relación que no te hacia sonreír o un puesto “seguro” por vivir en la incertidumbre de un sueño .

Pero el pasado, ES PASADO. Y ahora estás viviendo en el presente.

Nos gusta utilizar momentos críticos de nuestra vida, para gritar a los 4 vientos; ¡¡HASTA AQUÍ HEMOS LLEGADO!!.

Una enfermedad de un ser querido, un accidente de tráfico, una muerte repentina de una persona muy querida, son las situaciones que nos hacen click en la cabeza y nos hacen preguntarnos, ¿Qué estoy haciendo con mi vida?

Creemos que tenemos más vida que Mario Bross, pero suele ser en esos momentos críticos de nuestra vida, en los que nos damos cuenta, que SÓLO TENEMOS UNA y HAY QUE APROVECHARLA. 

No te voy a instigar a que te lances a vivir la vida después de este artículo a tumba abierta. Que hagas lo que sientas, obviando lo que digan los demás a partir de ese momento. Porque los seres humanos somos de extremos, o te gusta el tomate o lo odias a muerte.

No te estoy diciendo eso. No te estoy diciendo que ahora vivas como si hoy fuera el último día de tu vida y des rienda suelta a todos tus deseos más ocultos.

Ni te estoy diciendo que te flageles al ver la vida que estas viviendo y todo por haber hecho caso a los demás, y no a tus sueños o intuiciones.

¡¡TAMPOCO TE ESTOY DICIENDO ESO!!.

Sino lo que te propongo es:

  • Deja de posponer tus deseos por miedo al qué dirán.

Los avances que disfrutas nacieron de sueños de otras personas. Las cosas que has conseguido en la vida, empezaron con un sueño. Todos estamos hechos de sueños realizados, intentados y fallidos.

Nuestra historia está hecha de sueños. ¿Y por qué nos tenemos que avergonzar por ellos?

Vivir es luchar por lo que sentimos, por nuestros sueños. Si los demás les da vergüenza expresarlos, darles una oportunidad, que hagan lo que quieran. Ya se lamentaran por las oportunidades rechazadas. Pero date un SI a ti, y vete a la cama con la sensación de haber hecho lo que tenías que haber hecho y sin dejarte nada en el tintero.

Te aseguro que dormirás mucho mejor todos los días desde ese momento.

  • Si están delante tuyo, dales una oportunidad. 

Si está delante tuyo ese sueño, esa oportunidad, es porque algo tiene que enseñarte. Saldrá bien o “menos bien”, pero te aseguro que serás una persona mucho más sabia que aquellas que miran a otro lado teniendo sus sueños delante de ellos.

  • Confía en la forma que desacostumbrada que tienes de ver la vida. 

Porque ella marcará el camino hacia tu paz/felicidad. Porque ella es tu marca, la que te distinguirá ante los demás.

  • Si eres uno Más, ERES UNO MENOS. 

Queremos gente diferente, queremos innovación, alegría, inspiración, pero todos acabamos haciendo más de lo mismo, siendo como los demás.

Vive, y te aseguro que no serás uno más, sino que te señalaran como uno que sabe lo que hace.

Así que, No sabes qué fecha tiene el billete para “allá arriba”, sólo tienes una vida, DISFRUTALA, EXPRIMELA, APRENDE DE ELLA y ÁMALA.

 

 

¿Cómo hacer que te pasen cosas buenas?

Las buenas cosas ocurren todos los días. Solo nos tenemos que dar cuenta de ellas” decía Anne Wilson Schaef

Desde que tenemos uso de razón, o eso creemos, tenemos un destino.

Queremos que nos pasen cosas buenas. Y como bien dice Marian Rojas en su libro , desde que nos levantamos hasta que nos acostamos estamos siempre preguntándonos :”¿Cómo hacer qué nos pasen cosas buenas?“.

Consideramos cosas buenas como tener una cuenta en redes sociales que aumente de seguidores de forma constante, que nos podamos ir por fin a New York o que la compañera de trabajo sea despedida.

Estamos preguntándonos todo el día, ¿Cómo hacer para que nos pasen cosas buenas?. Es decir, estamos todo el día pensando, en la forma de alcanzar, la felicidad.

Y si nos dan la manera más rápida posible para creer que la hemos alcanzado, ¿Dónde tenemos que firmar?

No hay una formula para la felicidad. No hay una formula para el éxito. ¡¡NO HAY FORMULA QUE TE LLEVE A TRAVÉS DE UN ATAJO A ESO QUE LLAMAN LOS DEMÁS, LA FELICIDAD!!.

Desconfia de todos aquellos métodos milagrosos y rapidos que te digan, que en el menor tiempo posible, te van a llevar  al éxito o a la felicidad, porque no es así.

Lo que pasa , es que creemos que los métodos que ha utilizado una persona, te van a servir a ti y aún con mejores resultados,  y acabas lamentándote porqué tras haber invertido tanto, no lo has conseguido.

PORQUE TU FELICIDAD, ES EL SENTIDO QUE LE DAS A TU VIDA. NO LA FELICIDAD LIGHT QUE TE VENDE ESE GURÚ.

Pero lo que nos han vendido y nos hemos tragado entero, es que la felicidad son los followers, el postureo y tener una familia, casa con un garaje en el que quepan 2 coches. Y no es así .

Pero cuando nos damos cuenta, que no somos felices, preferimos ocultarlo, respondiendo a los demás con rabia, ego, frustración y “mala uva”, que reconocer que estamos sufriendo.

Se nos ha enseñado que eso de mostrar tus emociones, está prohibido. Y más si son emociones que pueden utilizarse en tu contra ya que te verán débil.

La experiencia personal y con clientes, me ha dicho que expresar el sufrimiento ayuda mucho más que una noche de juerga por ahi.  Es una bofetada de realidad, en la que te demuestra que todos no son tan poderosos como nos hacen creer. O nuestro ego, mejor dicho.

Por lo tanto, nos damos cuenta, por el camino del sufrimiento, que ese concepto de felicidad que los medios de comunicación, los libros de la ley de atracción o “cómo ser feliz en 21 días”, no van contigo.

Felicidad consumida, que nos dice ” Serás feliz sólo si...”. Provocando frustraciones si no llegamos alcanzar ese nivel propuesto por la “industria”.  Haciendo lo que sea posible por alcanzarlo, porque sino seremos tildados de infelices, mediocres o demás…ya que no tenemos esa capacidad de esfuerzo y resultados para alcanzarla.

¿Y QUÉ HACEMOS? Te estarás preguntando.

¡¡DEJAR DE VIVIR PRE-OCUPADO POR LA CONSECUCIÓN DE ESA FELICIDAD!!.

No eres ni mejor ni peor por un número de seguidores, por dar más o menos conferencias que tus compañeros o no tener parjea a cierta edad.

¡¡ NO ERES NI MEJOR NI PEOR. DEJA DE VIVIR EN UN ESTRES CONTINUO!!. Porque aunque lo consiguieras, luego te estaría preguntado.: ¿Y esto es por lo que he estado peleando?.

Aún tras haberlo conseguido, no estás a gusto con ello, te defrauda…PORQUE NO ERA TU FELICIDAD, ERA LA DE LOS DEMÁS. Y les hiciste caso porque tenías miedo a descubrir qué habría detrás de esa curiosidad que tenías de la que olvidaste por contentar a los demás.

Sobrevivimos , tragándonos olas y olas de pensamientos tóxicos.  Intentando sobrevivir añorando el pasado y/o deseando que el futuro venga lo más rapido posible a nosotros, desde el sofa en el que nos quejamos de la vida perra que llevamos.

Miedos que en el 99% nunca ocurrirán y culpas por la situación que crees que te encuentras , que te hundirán.

Perdonate si así  te sientes y olbserva desde el exterior esa situación, en la que por una decisión te ha llevado a ese momento. Que yo sepa no puedes volver atrás, así que perdónate.

Cada día creo menos en la palabra felicidad, y si en la palabra paz. La felicidad no es lo que nos pasó, sino como gestionamos lo que nos pasa. Es estar en paz contigo mismo, aceptando los hecho como vienen y poniéndote manos a la obra en los que puedas influir.

En definitiva, ES VIVIR EN EL MOMENTO PRESENTE.

Esa es la definición para mi, de felicidad. La paz con uno mismo en el momento presente, en el ahora.

Toda realidad cambia, cuando cambias tu forma de pensar. Cuando es TU FORMA de pensar, no la que dicen los demás que tienes que llevar . Y para ello tienes que abandonar el papel de victima, y empezar a ser el dueño y señor de tu vida, de tus pensamientos.

Mucha gente que han pasado por el blog me ha dicho, “Hasta que no me di cuenta de quien era yo…Hasta que no me di cuenta que lo único que tenia, era el presente…Hasta ése momento en el que me di cuenta que la vida no era siempre lo negativo, que había cosas asombrosas…no empece atraer cosas buenas a la mia”.

Cuando;

  • uno se quita de encima, lo que creía que era y no le daba resultados. Es decir se permite conocerse.
  • Cuando dejamos de reprimir esas emociones y deseos que teníamos expresándolos a los 4 vientos ,
  • Empiezas a fijarte en las cosas buenas de tu vida, que habías dejado de lado, por la felicidad que te habían recomendado.
  • Gestionas emocionalmente quien eres, y sabes que en el equilibrio está la virtud.
  • Cuando emprendes el camino por ser mejor persona.
  • Cuando dejas a un lado dimes y diretes de los demás sobre tu persona..

Entonces empezarás a vivir en el presente. Y recuerda que es lo único cierto que hay en esta vida, que sólo vivimos en el presente.

Si quieres te pases cosas buenas:

  1. Responde a la pregunta: ¿Quién soy yo?
  2. Aceptate. Al no ser que tengas un hermano gemelo, y aún así, no hay nadie como tú.
  3. Lucha por tu pasión.
  4. Estate en modo Aprendiz continuo.
  5. Y que digan lo que quieran los demás, si tú sabes la respuesta al primer punto.

Se buena persona, se TÚ y te aseguro que te atraerás cosas buenas.

¿Por qué crees que no te ocurren cosas buenas en la vida?

 

 

 

¡¡8 Lecciones que he aprendido de caerme en la vida!!

“Fracasar no es caer. Fracasar es negarse a levantar”

No es que tengamos miedo al éxito, es que tenemos miedo a caernos.

Y es algo que lo venimos arrastrando desde pequeños.

Cuando nos caíamos, seguro que en algún momento teníamos a alguien, al matón del colegio o a nuestros padres que se reían de la caída que habíamos tenido tras intentar aprender ir en bici o como atarnos los cordones de las zapatillas.

Por eso ahora de mayores no intentamos nada nuevo. Porque nos importa más que si nos caemos , nos vean llorar, nuestra vulnerabilidad que el hecho de estar intentando conseguir nuestros sueños, cosa que la otra persona que se estuviera riendo de ti, no lo habrá hecho en su vida.

Claro que queremos hacer cosas nuevas, claro que descubrir nuevos caminos, pero tenemos un miedo atroz a caernos .

Por eso nos aferramos a métodos que nos dicen que llegaremos más rapido que nadie a la cima. Que perderemos esos kilos que nos sobran desde el sofá y que tendremos en 8 horas una marca más importante que la de Obama con un curso “Express”.

Amamos todo lo que nos digan que nos llevará al éxito de forma rápida , comoda y sin sudar.  Y si para colmo, nos creemos lo que nos dicen que para alcanzar el éxito, nos tenemos que quedar en bancarrota varias veces antes de ser millonario como ellos, pues ya no pensamos en las caídas, sino en el éxito.

Desde pequeños no nos han enseñado a caernos. Y es algo que se debería integrar en todos los ciclos formativos.

En la “madurez” tendríamos que ser como los especialistas de cine, aprender a caernos desde cualquier altura y que no nos pasara nada, porque supiéramos como debíamos caer, que supone caer y que podemos salir adelante tras caer.

A lo largo de 1.000 artículos , conferencias, congresos,  me han llevado a caerme más que los años restantes de mi vida. ¿Por qué? Porque hacia cosas que no conocía

Con el paso del tiempo, todavía sigo sorprendiendo y cayéndome en situaciones que pensaba que era algo impensable. Pero en otras situaciones, ya las ves venir , por experiencias anteriores, y lo que haces el bordearlas, para que quien quiera caiga, pero no tú.

1.- El fracaso es una cosa y una caída es otra.

El fracaso es no alcanzar el nivel de expectativas que tenías. Y no las has cumplido, porque las expectativas eran muy altas, quizá porqué tu ego no te ha dejado ver la realidad siendo un reto demasiado grandes para ese momento o porque no era el momento.

Nadie nace aprendido. Nadie sabe hablar en publico de la leche. Marc Marquez no se montó en su moto de repente y empezó a ganar Mundiales de motos asi de repente. Para adquirir la habilidad en algo, hasta en hacer tortillas de patatas, has tenido que hacer unas cuantas hasta que saliera una de forma decente.

Serás un fracasado si piensas que esa situación es para siempre, que es inamovible. Si sientes que las caídas forman parte del camino, serás de las personas que piensan que el fracaso es para los mediocres.

2.- Las caídas forman parte de la vida.

Pensamos que una caída es peor que tener antecedentes penales en nuestro historial. Que todo el mundo nos lo recordará y que ya estaremos estigmatizados para siempre.

Si cuando aprendiste a ir en bici, te daba igual las caídas, y esos valores de esfuerzo, superación, constancia, los adheriste a ti, porque viste que son buenos para tu vida, ¿Por qué sigues creyendo por una caída ya estarás estigmatizado para siempre por los demás?

Aprende lo que te ha enseñado la caída, y SIGUE.

3.- Únete al club de los caídos.

Los raros son aquellos que dicen que no se han caído nunca en la vida. Los que mienten son los que dicen que te llevarán al éxito sin conocer las caídas, las piedras y el sabor de las tierra que pisas. Los que hemos caído y nos reimos de ellos, somos un club privado en esta sociedad.

Lo que distingue a una persona de otra, es lo que hacen con lo que aprenden de la caída. Porque te aseguro que enseña más una caída, que una palmadita y agasajos tras haber alcanzado una meta.

4.- Caerte te enseña a pasar de la gente.

Si, cómo lees. Debemos pasar más de la gente. Quien se rie de ti por tu caída, seguro que no ha intentado nada en su vida. Seguro que es un frustrado porque una intentó algo, tirando la toalla a la primera de cambio.

Cuando te has caído, no criticas a las personas que lo intentan. Pasas de la gente que critica a los demás y ellos nos han intentado nada en sus vida. Apoyas y comprendes a los que lideran o quieren liderarla.  Te centras en lo que es importante para ti, y lo demás, TE LA BUFA.

5.- Me enseñó más 1 caída que los 2 Master que tengo.

Somos impacientes y queremos todo para antes de ayer. No queremos caernos, porque queremos llegar los primeros a la meta. Pero una caída me enseñó más en mi vida que los 2 master que tengo .

Me hizo ver realmente como había sido mi vida hasta la fecha, lo que quería de verdad a partir de ese momento. Y gracias a ella, estoy aquí hoy hablando contigo o muchos otros beneficios que me han traido las caídas, hasta un libro me trajo una caída.

6.- Caerte te muestra que manos tienes a tu lado y cuáles no.

Cuando todo va genial, todos somos geniales, buenas personas, ideales de la muerte y nos reimos de todo. Pero cuando vienen putas, pocos van a estar a tu lado. Me da igual que tengas una red de contactos impresionante, que si ya no puedes satisfacer sus necesidades por tus malos momentos, muchos se van a ir de tu lado.

7.- Un NO es algo indescriptible.

Un NO te enseña que quizá por ese camino no debes ir para ir a tu meta.

Un No te enseña que a todo el mundo no tienes que gustarle y enfocarte en quién SI quiere tus servicios.

Un NO te enseña a ser mejor profesional, a fijarte en los pequeños detalles que los demás los pasan por alto.

Un NO te enseña a tener la confianza, que algo mejor  te está esperando. Te lo aseguro.

Un NO hace que tu confianza en ti mismo y en lo que estás haciendo aumente. Porqué si realmente es lo que quieres, te esfuerzas, caminas a pesar de las caídas, aumentas tu confianza y siendo un maestro en esa habilidad con el paso del tiempo .

Un NO te ayuda a tu desarrollo personal. Te ayuda a ser más humilde. A darte cuenta que no sabes todo, por mucho que lo creías o títulos.

Ser honesto con uno mismo jode mucho al principio, pero te aseguro que te ayudará mucho con el paso del tiempo.

8.- Las caídas te ayudan a ver el mundo desde otras perspectivas.

Te ayuda a aumentar tu conocimiento  personal y profesional . A ver que el mundo es mucho más de lo que creías o te habían hecho creer. Que eres mucho más de lo que te hacen creer que eres . Y que todos tenemos nuestras luchas contra nosotros a las que tenemos que respetas, comprender y ser humildes.

Cae, vuelve a caer, que no pasa nada, DE VERDAD.

Serás del club selecto de los caídos pero que aprenden de la caída.  Nunca lo olvides.