¡¡A romper tendencias!!

Si puedes soñarlo, puedes hacerlo

Decía Picasso: “Aprende las reglas como un profesional para poder romperlas como un artista”.

Y eso es lo que vamos a hacer hoy y a partir de ahora siempre, ROMPER LAS REGLAS.

Estamos rodeados de tendencias. Pero lo peor de todo, es que nos hacen creer y creemos, que son verdad absoluta.

Ahora la tendencia en el mundo del management son los career coaching, ahora la tendencia son los Knowmads, ahora la tendencia son los shorts con tachuelas, ahora la tendencia son los abrigos largos… ahora la tendencia es…”

¿Y qué tendencia  sigues en estos momentos?

La R.A.E define tendencia, como “Propensión o inclinación en los hombres y en las cosas hacia determinados fines…Fuerza por la cual un cuerpo se inclina hacia otro o hacia alguna cosa..”

Todos tiramos hacia unas determinadas cosas o personas. Yo también lo reconozco. Y no es nada malo. Pero lo que es malo, que esas tendencias, sean “impuestas” por los demás.

SIII, NO ME MIRES ASÍ.

Creemos que ahora la tendencia en el mercado laboral es una y lo creemos a pies juntillas…Creemos que la tendencia en el mundo de la moda son los leggins, y todo el mundo lleva leggins (por favor, alguna persona tendría que tenerlo prohibido)…

Creemos como la verdad absoluta lo que nos dicen gente con “poder”, influencer o “iluminados de medio pelo”. Un poder que les damos por el número de seguidores o porque dicen que han sido los primeros en hablar de dicho tema.

SON LOS DEMÁS, Y PORQUÉ NOSOTROS LES DEJAMOS, QUIENES DETERMINAN NUESTRO FUTURO, A TRAVÉS DE LAS TENDENCIAS.

Y nosotros como buenos borregos, seguimos sus dictámenes al pie de la letra.

SI, NO ME MIRES ASÍ, LO HACEMOS, Y YO TAMBIÉN EN ALGÚN MOMENTO LO HE HECHO.

¿Dónde queda nuestra libertad de expresión? ¿Dónde queda el dudar de las cosas? ¿Dónde queda esa frase de “carpeta de colegio” de “nosotros somos los arquitectos de nuestro futuro”?

EN NINGÚN LADO. ¿Por qué?

.- Porqué le damos más importancia a lo que opinen otras personas, que no a lo que sintamos nosotros en ese momento.

.- Porque nuestra “marca” se difuminará entre la marea de personas que han hecho caso, COMO TÚ, a los deseo o dictámenes de esa persona.

.- Porque estarás creyendo más en otra persona que en ti mismo.

.- Porque tu creatividad, la estás dejando debajo de tus miedos y apariencias.

A ver, no estoy diciendo que dejemos de seguir tendencias. Sobre todo si la tendencia que tienes últimamente, es estar, cuidar y amar a tu pareja.

Lo que estoy diciendo es que si sigues esa tendencia, por seguir, por aparentar, por ser “uno más” dentro del grupo…se sincero contigo mismo y dejes de hacerlo, POR TU BIEN.

Porqué la única tendencia que tienes que seguir, si quieres que tú, tu marca, deje una huella de verdad, es la que dicta tu corazón, tu coherencia.

¿Qué los demás te preguntaran, a dónde vas? DESDE LUEGO

¿Qué pensarán que estás loco por no hacer lo que ellos hacen? DALO POR SEGURO

¿Qué serás realmente feliz inclinándote hacia eso que tú quieres? SIN LUGAR A DUDAS.

Pero las imposiciones de la sociedad, el miedo a ser uno mismo…hace que las sigamos a rajatabla.

Sin embargo, ya no sólo nosotros tenemos la culpa de seguir estas tendencias y creerlas. Si no ellas mismas, tienen fallos, que no vemos o no queremos ver.

Creemos que esas tendencias, nos están mostrando lo obvio. Y lo único obvio que nosotros debemos seguir, es lo que nosotros, desde nuestra coherencia, sintamos y queramos, DE VERDAD.

Seamos anti-tendencias. Seamos personas que antes de hacer algo, duden de hacerlo, investiguen qué nos quieren decir, que supone ir hacia esa tendencia..Y si decimos SI, sea de verdad, no por aparentar.

Además como todo en la vida, para que haya un equilibrio tiene que haber un contrario. Si a unos les gustan las películas de Stars Wars, a otros les gustan las de Star Trek. Si a unos les gusta Cristiano Ronaldo, a otros les gusta Messi.

Las tendencias te dicen algo que podrá ser muy importante en el futuro, pero ¿Y SI NO? Jugamos todos a rappel y como mucho llegamos a barajar las cartas.

Las predicciones es algo muy atractivo y algunas de ellas acaban haciéndose realidad de pura casualidad. Pero mientras tanto, por aparentar, a lo mejor estas siendo “infeliz” con esa persona, o te han sacado “los cuartos” en un programa Executive que no tendrá futuro.

Seguir tendencias, es seguir lo que alguien vio. Pero como tú lo están haciendo cientos o miles de personas.

¿Dónde está tu diferenciación? ¿Dónde está tu exclusividad?

Romper tendencias es:

.- Saber que toda tendencia, tiene un lado oscuro. Aprovéchalo. Descubre en qué falla y crea una tendencia a partir de ella.

.- Solo dejarás huella, si creas y sigues tus tendencias. Mientras tanto solamente serás uno más, otro igual.

.- Apostar por tu creatividad, es apostar por ti mismo. Es darte la oportunidad de desarrollarte, de crear.

.- Es el momento de ver que hay gente como tú, que sigue sus instintos, que esperaban a que dieras el paso para resolver sus “problemas” ya que el “mundo general” no lo hacía. Personas que esperan a alguien, les haga ver y creer que otro mundo es posible.

Basta ya de seguir tendencias de moda, de management, porque lo dicen los demás, porque estamos siendo aleccionados. Antes de seguir lo que otros digan, escucha, piensa, duda y si encuentra algo mejor, VE A POR ELLO, ESTARÁS ROMPIENDO TENDENCIAS.

Creando un nuevo mundo, Creándote a ti mismo.

¿Qué tendencia vas a romper a partir de ahora en tu vida vida, en tu empresa? ¿Por qué?

Podéis adquirir “Liderazgo Canalla. Libera tu lado más rebelde” en este enlace.

Anuncios

¡¡Los EgoBranding!!

“Si alguien te corrige y te sientes ofendido, entonces tienes un problema de ego

Después del “Despacito” que como un taladro ha sonado en nuestras cabezas, hoy me gustaría lanzar el mundo, un nuevo hit. Y deseo que triunfe igual o más, que el famoso Fonsi.

¿Quieres conocerla de 1ª mano? ¡¡Ahí va el lanzamiento mundial!!

TENER UNA MARCA NO SIGNIFICA QUE TENGAS UN EGO MÁS GRANDE QUE EL WANDA METROPOLITANO DEL AT.MADRID.

Sé que no rima mucho y que no es una frase que se adhiere rápido a nuestro cerebro, pero espero que se nos pegue por fin.

Todo éxito viene de la mano de sus musas, y os voy a contar las mías:

.- A través de un gran “gurú” de la disrupción, proclamaba a través de su blog, como tendríamos que conseguir que nos pagaran por dar conferencias.

Vamos por puntos:

Si enarbolas la disrupción como filosofía, no es promulgar que todos hagan o quieran ser como su ídolo. Eso se llama hacer fotocopias, no disrupción. Prostituyendo nuevamente la palabra y el significado de éxito, por un método para alcanzarlo de forma rápida y ocultando el esfuerzo que esas personas han vivido y viven hasta llegar donde están.

Si promulgas la exclusividad de cada uno de los seres humanos, no apeles a la necesidad de reconocimiento del ego, haciendo creer que si no se nos paga por conferencia, no somos nadie. Siendo ese “reconocimiento”, como el premio al esfuerzo ANTERIOR a la consecución de ese premio y no llegar a él como un “atajo”.

Si se promulga la disrupción, (que es detectar errores, no luchar contra Google desde tu móvil), se debe promulgar el aporte de valor, el emprender caminos que otras personas no han hecho, la creatividad…. Pero el de verdad, no el de a través de un método rápido y que no dice toda la verdad, de cómo han llegado esas personas a cobrar un dinero siendo las conferencias un método más para transmitir sus conocimientos, PERO NO EL ÚNICO.

UN POCO DE COHERENCIA POR FAVOR, ENTRE LO QUE SE DICE QUE SE PROMULGA Y LO QUE SE ESCRIBE.

Los demás pueden llegar a detectar que tienes una enfermedad que se llama “Vendehúmos”.

.- Una “gran” gurú del amor, que promulgaba desde sus redes, las bondades que tenemos todos desde dentro de nosotros,se demostró que su marca era marketing , ego y suerte, en partes iguales.

¿Por qué?

Porque tras mostrar de forma personal, su opinión sobre un tema político ocurrido en sus redes, la gente tras mostrar también sus ideas al respecto, en algunos casos, diferentes a la suya, acabo INSULTANDOLES, por no tener las mismas ideas.

No de una forma en prosa o con sarcasmo, sino literal.

Hace unos días comentaba en un post, que si nos metíamos de lleno a tratar un tema, que lo hiciéramos sin pelos en la lengua. Y desde aquí lo aplaudo que lo hiciera. Pero si lo haces, sabes que habrá gente que no esté de acuerdo contigo, porque hay tantas verdades como personas hay en el mundo.

Pero si proclamas unos valores…no creas que todos que te siguen piensan como tú en todos los sentidos, porque no es así. Y si lo pensabas y así quieres que sea..Creo que tendrías que mirarte si tienes algún rasgo “dictatorial”

¿Dónde queda el respeto?

Pero lo peor es la incoherencia que se demuestra insultando a tus seguidores. Demuestras quien eres de verdad y lo que promulgas en el escenario es una cosa y quien eres de verdad, es otra totalmente diferente.

Siempre he creído que cuando son momentos de crisis, son cuando se muestra la verdadera máscara de las personas, y este ha sido uno de ellos.

Y no es la primera vez que he visto a personas, que encima de un escenario o tras leer su libro, transmite una cosa y luego en el cara a cara, es de otra totalmente diferente.

Parece que tener una marca en el día de hoy, es promulgar tu “trastorno de la personalidad”. Promulgar una cosa cara a los demás, por y para el reconocimiento pero otra diferente a lo que es tu vida en realidad.

Cosa que me horroriza y me da pena.

La gente que cree así, sigue creyendo que la gente es tonta. Apela a sus situaciones de ayuda, de necesidad para alimentar sus egos, sus cuentas corriente..Pero cuando las cosas no van como a ellos le gustaría, se les “tuerce un poco el morro”, sacan la verdadera personalidad que son.

¿Dónde está la humildad y la coherencia en el mundo del Branding?

(Nota: Antes que os echéis los radicales encima, no estoy hablando de todo el mundo, por favor..)

¿Quieres saber la letra pequeña si tienes una marca o quieres tenerla?

.- Una marca es un estilo de vida. Un estilo de vida tiene que mostrar COHERENCIA. Podrás promulgarla, podrás “enmascararla”, pero cuando las personas vean incoherencias, te aseguro que no te darán una 2 oportunidad.

.- Si te metes en terrenos peligrosos, atente a las consecuencias. RESPETA que haya gente que no piense en TODO igual que tú. Y si promulgas el dialogo y el entendimiento, si muestran sus ideas, no les insultes, porque no son como tú. Eso que promulgabas que tendríamos que ser corazón y no EGO, ya nadie te volverá a creer.

.- Gestiona bien los momentos de crisis y no te dejes llevar por la impulsividad. Te puede salir muy caro. Te saldrá muy caro.

.- No promulgues unos valores de diferenciación, cuando luego estás diciendo cómo tenemos que ser como los que están arriba. Mi concepto de éxito no puede ser igual que el de allá arriba. Eso es hacer fotocopias, no ser diferente.

Mi ego SI quiere depender de si consigo ser como esa persona o no, de si consigo reconocimiento o no. Pero una marca que deje huella de verdad, depende del corazón que la mueve, NO DEL EGO QUE LA DESTRUYA.

Corazón que sabe que todos los días debe irse a dormir sabiendo que ha hecho todo y más lo que estaban en sus manos , por dar a los demás lo que él siente. Sabiendo que toda semilla tendrá sus frutos, pero no depende de ellos de forma sobrehumana.

Así que tu marca debe caracterizarse por:

.- Más corazón y menos desesperación por aparentar.

.- Más humildad y respeto con nada de ego, del malo.

¿Y tú eres un EGOBRANDING? Si quieres dejar huella de verdad, por favor, no te lo recomiendo…pero allá tú.

Podéis adquirir “Liderazgo Canalla. Libera tu lado más rebelde” a través de este enlace.

 

 

 

¡¡Perdiendo la innovación!!

“La innovación es lo que distingue a un líder de los demás” decía Steve Jobs.

Hace unos días leí una frase que decía así:

Ando como si hubiera comprado un cuñado…no sé dónde meterlo”.

Y creo que con la innovación nos pasa lo mismo. Se nos llena la boca hablando de ella, pero a la hora de la verdad, no sabemos dónde meterla.

Se nos dice que tenemos que innovar en nuestra vida personal, saliendo siempre de nuestra zona de confort. Innovar en los métodos de trabajo, innovar a la hora de relacionarnos con los demás, innovar a la hora de tener una marca…

Mucha innovación…¿Pero qué acabamos haciendo?

LO MISMO QUE HACE EL “GURU” DE TURNO. (CAMBIANDOLE ALGUNA LETRA EN CURSIVA, PERO LO MISMO).

Todos queremos mejorar la realidad que nos rodea o nuestra propia realidad. Todos queremos alcanzar esas metas que no nos dejan dormir. Darles en los “morros” a aquellas personas que piensan que estamos “locos” y que eso que pensábamos que se podía hacer, lo hemos realidad y además ayudando a mucha gente…

TODOS QUEREMOS LO MEJOR PARA NOSOTROS Y PARA LA GENTE NOS RODEA.

Pero ahora hagamos un pequeño ejercicio:

Durante el día de hoy, ¿Cuántas ideas has tenido que podrían cambiar tu vida, la de los demás y qué has hecho con ellas?

Unas cuantas, ¿Verdad?

¿Y qué has hecho con ellas?

¡¡DESECHARLAS!! Te has imaginado que pasaría si las pusieras en marcha. Lo feliz que harías a esa persona que podría ayudarle tu idea. Hasta te has imaginado siendo entrevistado en la televisión.

¿Me confundo?

Pero por MIEDO, has acabado pensando: “Yo no soy quien para ayudar a los demás. Búa, es una locura…Nadie me ayudaría…No consigo atarme los cordones de las zapatillas y ¿Voy a transformar el mundo?..”

Y miles de pensamientos absurdos, que acaban mandando miles de ideas que podrían transformar el mundo, por el fregadero de casa.

Porque te recuerdo que porque tengas una idea diferente, no eres innovador. Innovador es una persona que PONE EN MARCHA esa idea.

Ya no te digo que produzca rendimientos económicos o de cualquier otro tipo, sino ya el hecho de decirte SI a ti mismo y a la idea que tienes, saliéndote de lo establecido, ya es innovación.

Me encanta ver en Internet y medios especializados, como la gente publica y comparte cosas, creyéndose que están descubriendo El Grand Dorado. Pero lo que más miedo me da, que tanto esa persona que dice que ha descubierto América, como las personas que le siguen y comparten, creen que es así. Haciendo luego los seguidores, luego lo mismo.

Lo dicho, DA MIEDO. Porque eso no es innovación.

.- No es innovación porque el “creador” está poniendo con otro tipo de letras, algo, que ya llevaba tiempo diciéndose, si investigaras más.

.- No es innovación, porque no se duda de ese descubrimiento. Ya se toma como ciencia absoluta. No se cree que se pueda mejorar ni detectar los fallos.

.- No es innovación, porque estás dudando de ti mismo. Seguro que mientras lees algún artículo o ves alguna conferencia, piensas “Pues yo no creo eso, creo que se podría hacer aún mejor y totalmente diferente…” Pero, por miedo, acabas tragándote esas palabras y no transformándolas en acción.

.- No es innovación, cuando no estamos dispuestos, de una forma real y controlada, a aceptar los errores y “caídas” de nuestros. No dándoles la oportunidad que aporten ideas ni se puedan hacer pruebas para poder mejorar la empresa, creyendo que es mejor “malo conocido que bueno por conocer”. No seamos tan hipócritas por favor, porque así seguiremos estando como estamos y no como deberíamos estar.

Y si es innovación:

.- Cuando te dices SI a ti mismo. Dándote la oportunidad de ver qué quiere decir esa idea, ese pensamiento que tienes.

.- Cuando te dices Si a ti mismo sin esperar que las condiciones sean las idóneas para que se pueda poner en marcha esa innovación que quieres provocar. Si estas esperando que el MIT, Silicon Valley, lanzadera o incubadora de empleo venga a darte la oportunidad para hacer realidad esa idea. Las circunstancias las creas tú, no vienen en tu búsqueda.

.- Cuando te dices Si a ti mismo, sabiendo que la innovación es el impulso de tu propia esencia, de tu individualidad. No la copia barata a otra persona.

.- Cuando te dices Si provocando un cambio en ti o en los demás. Un cambio real, una disrupción. Cuando descubres un error en la forma de hacerse las cosas, en tu actitud. Cuando produces un antes y después, no cuando vendes una gallina haciendo creer que es un caballo.

Y no creas que la innovación es para los “elegidos” o los genios. Todos podemos y somos innovadores. Sólo tienes que darte la oportunidad de ver que hay detrás de esa idea.

Todos hacemos cosas que ayer no hacíamos. Todos “probamos” cosas por ver que tal nos va, todos quedamos con gente nueva por varias de amistades, ..Todos hemos hecho y hacemos cosas, que ayer ni se nos ocurriría o que rompen nuestro sistema de creencias.

Y no hace falta estudiar un máster por una gran universidad, para ser innovadores.

A ver si nos queda claro, empresarios y profesionales, que “copiar” lo que hacen los demás, no es ser innovador o diferente. Es ser una burda fotocopia más, un borrego más en el rebaño.

Las empresas que dejan una huella en los clientes, en la sociedad, tienen la innovación por filosofía. Y no la de crear una cosa y echarse a dormir. Si no saber que el mundo de las ideas están ahí para darle uso, y no teniéndolas olvidadas por el “Copiar y Pegar”

Así que por favor, no hagas como con los cuñados en la cena de Navidad dejándoles de lado, e integra a la innovación en tu vida, te aseguro que te sorprenderá los resultados.

¿Qué has hecho hoy innovador en tu vida? ¿Qué harás diferente que hoy no has hecho?

Podéis adquirir “Liderazgo Canalla. Libera tu lado más rebelde” a través de este enlace.

¡¡No a la Reinvención. Si a la Superación!!

“No tengo miedo a empezar desde cero” decía Steve Jobs.

No creo en la reinvención, tal y como se trata en el día de hoy.

Parece ser que el mundo del Management y del Coaching, han inventado la palabra “reinvención”. Se han adueñado de ella, como Colón hizo cuando llego a América.

Pero que yo sepa TODOS LOS DÍAS nos estamos reinventando en comparación al día anterior. Hasta en el mismo día te reinventas varias veces.

Hoy no era como ayer, y mañana no seré como soy hoy. Todos los días nos pasan cosas diferentes, que nos hacen ser diferentes tras las mismas.

Todos los días nos estamos reinventando, superando, tallando nuestras actitudes y aptitudes.

TODOS LOS DÍAS.

Otra cosa es que nos demos cuenta o no. Principalmente nos damos cuenta, del cambio que hemos hecho cuando volvemos a vivir una situación que antes no podíamos afrontar y ahora sí. O cuando llega el 31 de diciembre y echamos la vista atrás al calendario que estamos a punto de quemar.

Según la R.A.E, reinventar es “Volver a inventar de nuevo”.

Y yo no creo que me este inventando todos los días. No me considero un robot o una app, sino una persona.

¿Qué pasaría si en vez de reinvención, lo llamáramos superación o progreso?

Progreso es un paso hacia adelante, hacia una dirección.

Superación, es el salto de obstáculos, de pensamientos negativos, de esfuerzo, de consecución de metas.

Yo al menos me siento mucho mejor, diciéndome a mí mismo, que me he superado en relación con el día de ayer o ha habido progresos en ese proyecto que ayer me tenía bloqueado, que no que me he reinventado.

¿Y qué sientes si te dijera que Reinventarse, es ponerse una máscara en función de las circunstancias?

Nos reinventamos todos los días. Dependiendo del lugar donde estemos estaremos reinventándonos en comparación a como éramos antes de ir a ese lugar.

No somos las mismas personas cuando estamos con nuestros padres en un evento familiar, con la chica que nos gusta o con nuestros amigos tomando una copa el sábado por la noche.

No nos estamos reinventando, nos estamos poniendo MASCARAS para “remar a favor” de las circunstancias.

Queramos o no, TODOS LO HEMOS HECHO.

Y ahora la moda, son los career coaching, con su Reinvención Profesional.

Nos dicen que en estos momentos de cambios que estamos viviendo, nos preocupa encontrar un puesto de trabajo que de sentido a nuestra vida. Que sentirse motivado profesionalmente es posible, en definitivas cuentas.

A lo largo de varios libros que he leído sobre dicho tema, y  consultar a varias personas al respecto, puedo decir:

.- Nos queremos reinventar porque nos estamos comparando con los demás, ser aceptados por los demás y tener nuestro “minuto de gloria”.

Nos reinventamos porque queremos ser “cool” entrando en el mundo IT. Nos reinventamos porque es muy “fashion” dar conferencias, nos reinventamos, porque pensamos que ese “estilo de vida” nuevo, nos puede dar ese “éxito” que anhelamos.

Nos reinventamos porque estamos comparando nuestra situación, con las luces de neón y gases de colores que nos están ofreciendo desde un pulpito muy chulo.

Déjate de comparar que en muchas ocasiones, estarás mucho mejor tú en todos los sentidos, que esa persona que está ahí evangelizándote

No será la primera y última vez, que ante una persona que quiere hacer algo diferente a lo que actualmente hace, diga palabras así: “Lo hago porque me han dicho que es la última moda…aunque voy a probar…No sé si me gustará…Voy a intentarlo, porque todos mis amigos lo hacen y¡¡no me voy a quedar yo atrás!!

Tu cerebro está diseñado para encontrar siempre razones para que veas, como te dicen, que estas peor de lo que podrías estar con esa reinvención.

.- La reinvención es tomada como una estrategia cuando en realidad son herramientas.

Todos y cada uno de los libros leídos, son absolutamente casi iguales. Palabra más, palabra menos, pero todos hablan de lo mismo.

La toman como una estrategia para que no tengamos miedo a esta era de cambios que estamos viviendo. La única estrategia es ser uno mismo.

Pero absolutamente ninguno de ellos, ni conferencias que vi, la usan como herramientas para reafirmar tu propia personalidad, tus cualidades. Todo por y para ser “un borrego” más dentro de la transformación que estamos viviendo.

Si quieres tener un manual, sobre herramientas para reinventarte, os recomiendo “Reinventa tu carrera en 100 días. Vuelve a sentirte motivado profesionalmente de Maite Piera.

.– La reinvención no habla de coherencia.

Aunque a veces no queremos creérnoslo, ya somos mayorcitos para saber en lo que nos gustaría o no, invertir nuestro tiempo y esfuerzos.

Nos dicen, como herramientas que tenemos que preguntar a los demás, en lo que creen que somos nosotros buenos y si hay trabajo de eso.

Señores: ¿No somos ya mayores para saber lo que nos “pone los pelos de punta” y lo que no? Y te lo digo de antemano, sin la necesidad de que preguntes a nadie: “SI HAY MERCADO PARA VIVIR DE TU PASIÓN. Y SI TE DIRÁN QUE ESTAS LOCO”.

No creas que en este mundo eres el único que está loco por esa idea que tienes o por esa pasión. Hay mucha gente que está deseando que les muestres tus locuras.

.- La reinvención no habla del miedo.

El compañero de todo ser humano y sobre todo en momentos de incertidumbre es el miedo.

“¿Sabré gestionar este cambio que tanto me ilusiona? ¿Sabré dominar todo lo que me piden? ¿No será una locura?..”

Más y más dudas, que por mucha ilusión que tengamos, siempre estarán acompañando en una situación que no dominamos por completo.

Pero aún así, impulsamos a que se cambie, por seguir “modas” y no por coherencias.

Pero no sólo el miedo que uno tiene ante ese reto. Si no el miedo que tiene la gente de alrededor tuyo, “porque ahora estabas muy bien dónde estabas y más en estos momentos tan convulsos que vivimos” y por las empresas que ven con “recelo”, personas que aunque con experiencia, no la tienen en el campo en el que se quieren desarrollar.

Yo mismo progrese el día que empecé a escribir, y aún a día de hoy, hay gente a mi alrededor, ven con recelo mi progreso personal. Molesta ese rechazo, pero es lo que hay. Eres como eres. Simplemente feliz y orgulloso de quien eres y lo que has superado. Si te gusta bien, sino también.

Así que:

.- No lo llames reinvención cuando quiere tendría que ser coherencia con uno mismo.

.- No lo llames reinvención por seguir modas, por un éxito efímero. La única moda que tienes que seguir es la que dicte tu corazón.

.- Si tienes miedo, vas por buen camino. Es tu ego, a parte de tu familia y amigos, el que te está diciendo que seas te sigas estancando, que la felicidad es ser y hacer lo que los demás esperan de ti. No lo que tú sientes.

.- Una vida personal y profesional con coherencia, es mucho más productiva que una vida dejándose llevar por “cantos de sirena”.

.- No eres una persona o profesional que se reinventa constantemente. No eres una persona llena de “etiquetas o puestos de trabajo”. Eres un ser humano que hace lo que sabe que tiene que hacer. En constante evolución pero desde un enfoque coherente con uno mismo.

¿Te reinventas o evolucionas? ¿Sigues modas o eres tú la moda? No te reinventes, supérate.

Podéis adquirir “Liderazgo Canalla. Libera tu lado más rebelde” a través de este enlace.

 

¡¡Marca tu carácter!!

Las piedras de los cimientos para un éxito equilibrado son la honestidad, el carácter, la integridad, la fe, el amor y la lealtad” decía Zig Ziglar

Como dicen las canciones de Disney:

¡¡Queremos un mundo ideal!!

Y la verdad que no existe.

No existe el líder perfecto, no existe la pareja perfecta, no existe el hermano perfecto, como los amigos perfectos.

¡¡NO EXISTE ¡¡

Pero aún, y más en estas fechas, promulgamos la perfección como objeto de deseo para la sociedad.

Máster de 19.000 euros, a través del cual seras un gran líder…Curso a través del cual saldrás con una marca debajo del brazo que hará que todo el mundo te admire…Curso intensivo para perder esos “helados y paellas” que te comiste en el chiringuito..”

Creemos que estamos buscando la perfección, cuando realmente estamos estudiando COMO LOS DEMÁS ENCONTRARON SU ÉXITO, NO EL NUESTRO.

Me encanta ver los libros de Management, los “Máster del Universo” que se anuncian, en los que promulgan:

.- Alcanzaras el éxito yendo con ellos, a través de sus herramientas innovadoras y únicas

.- Y llegarás a la perfección que la sociedad espera de ti.

Sobre el 1 punto me gustaría decir algo:

En vez de estudiar para el futuro, parecemos paleontólogos, que rebuscan entre “frases de carpeta” de Paulo Coelho o formas de organización de Henry Ford de hace unos cuantos siglos atrás.

Y así nos dicen como llegaremos al éxito, investigando en el pasado, y no en el presente, para crear un futuro.

¿O es que no hay curso o Máster que nos digan como “novedad” y “guías” para nuestra vida personal o profesional, libros de hace 50 años? ¿Eso es prepararnos para el futuro? Creo que las cosas habrán cambiando un poco, me parece a mí. Pero aún seguimos pensando, que son la “Santa Biblia” del management o del marketing, a las cuales les tenemos que mostrar pleitesía.

¡¡UN POQUITO DE POR FAVOR!!

No vendamos como un éxito actual a través de unas herramientas “únicas” algo, que ya lleva más de 50 años entre nosotros. Si realmente lo que queremos es que la sociedad avance y con ella nuestros alumnos, démosles actualidad, y no manuales casposos.

Porque esos manuales antiguos, no nos llevan a un éxito actual, solamente nos dicen que CÓMO ellos lo consiguieron en SUS circunstancias. Y si queremos innovación, disrupción y avances…

¡¡DEJEMOS DE COPIAR MODELOS QUE YA TRIUNFARON Y PROMULGUEMOS CREAR MODELOS APTOS PARA ESTOS NUEVOS TIEMPOS, POR FAVOR!!

Y tras el “éxito” que la sociedad espera que consigamos, habremos alcanzado la PERFECCIÓN.

Seremos los líderes perfectos porque nos habrán instruido en las diferentes características que según los manuales, debe tener un líder del siglo XXI. Seremos pura inspiración porque sabremos manejar nuestras emociones a pesar de que nos estén “atacando leones” durante la reunión de trabajo… Seremos los mejores coach, porque sabremos poner la mente en blanco, cuando nuestros cliente nos esté hablando, sabiéndole escuchar entre líneas…

Buscamos la perfección y no cometer los errores que NUNCA deberíamos cometer si queremos ser lideres, coach, felices o considerados personas de bien, por la sociedad.

¿Dónde queda la tristeza? ¿Dónde queda que hemos dormido mal y no tenemos ganas de nada? ¿Dónde queda el dolor de tripas? ¿Dónde queda el enfado que tenemos con nuestra pareja?

Parece que eso no existe si queremos alcanzar la excelencia. Parece que los lideres no deben llorar si quieres tener el título de “Leadership in the world” por la University of Chiquitistan.

Cada vez pienso más que en la imperfección, esta la verdadera perfección. La verdadera belleza de la vida.

Queremos GLAMOUR del título o despacho que consigue el líder, teniendo celos queriendo saber cómo han conseguido que el equipo alcance las metas fijadas.

La vida es mucho más que teorías y métodos en las que depositar nuestras esperanzas y dineros, esperando que nos lleven a la cima del éxito, a través de un ascensor llamado Máster o manual.

No hace falta un equipo de “súper hombres” para llegar a la cima, sino también personas, por la que nadie “daría un duro” han llegado a conseguir aquello por lo que soñaban.

Todas esas personas, por las que no apostaba nadie, si lo piensas, no tenían nada en común. Ni habían nacido en una familia bien, ido a escuelas “cool” ni hecho un post-grado en una escuela “in”. ¿Entonces?

Tenían CARÁCTER.

Se nos enseña a través de métodos, a alcanzar la cima. ¿Pero nos enseñan a mantenerlo? ¿Qué pasa cuando las técnicas que nos han enseñado no sirven para la situación que estamos viviendo?

Que la frustración, el miedo y las dudas se adueñan de nosotros, llegando a pensar que ya no saldremos de la situación en la que nos encontramos.

¿Si no hay perfección, ya no hay nada?

Después que los métodos y hábitos adquirido o “comprados”, no surtan efecto, hay una última esperanza.

EL CARÁCTER.

Según la RAE, carácter es “Señal o marca que se imprime, pinta o esculpe en algo”.

En un mundo, donde COPIAMOS la marca de la persona que está “sacando la cabeza del rebaño”, donde “igualamos” los métodos de las empresas que hacen lo que queremos hacer o nos asombramos de manuales sobre el éxito, que son “fotocopias” del libro anterior que pensábamos que era novedad en el mundo del éxito…NOS FALTA CARÁCTER.

Carácter para:

.- Decir basta ante nuestra situación que sabemos que nos hace daño, pero por el que dirán seguimos callados o mirando a otro lado.

.- Decir basta ante el presente que vivimos, sabiendo que podemos dar más de lo que estamos dando.

.- Decir basta a callarnos lo que pensamos, sentimos o queremos, por “no vaya a liarse”.

.- Decir basta ante las incoherencias que estamos viendo en la sociedad, pero por dar un paso más del que estamos dando, no hacemos nada.

Una marca, un profesional o una persona que dejará huella en nuestras vidas es una marca que basa todas sus acciones en su carácter, no en métodos “de anticuario” o fotocopias “en blanco y negro”.

Muestra más tu carácter y no dependas tanto de “métodos de ingeniera”.

Podéis adquirir “Liderazgo Canalla. Libera tu lado más rebelde” a través de este enlace.

¡¡Quiero Amores Canallas!!

“Mi amor, dices que no hay amor a menos que dure para siempre. Tonterías, hay episodios mucho mejores que la obra entera”.

¿Y si transformáramos el amor de los príncipes y princesas de Disney por un Amor Canalla?

Seguro que estarás pensado en aquel Canalla que no te ha vuelto a mandar un mensaje tras una noche de pasión, aquella canalla que te dio el teléfono y acabó siendo el número de otra persona…

No estoy hablando de ese amor canalla.

Tampoco estoy hablando de impulsar la práctica “de cama en cama y ninguno se lo lleva”.

En una sociedad donde el hablar de lo que uno siente, de sus deseos o de lo que no quiere en frente de otra persona, está visto como “de raro”. La práctica de cama en cama, solamente nos está mostrando, lo vacía que tienes tu vida. Por no hablar del miedo que tienes a ser y a decir lo que sientes y quieres en tu vida, así como la falta de comunicación sincera, con la otra persona.

No estoy hablando de ese concepto de amor canalla.

No estoy hablando de un método para encontrar a la pareja perfecta para ti. No estoy hablando de un método para que solamente con una mirada caigan rendidos a nuestros pies.

El ser humano busca método para todo.

Método que nos lleve al éxito, en cualquier campo. Métodos que nos lleven a la cima, sin el menor esfuerzo y con el éxito asegurado. Y que no tengamos que mostrarnos lo que sentimos, lo que queremos, no vaya a ser que podamos mostrar algún síntoma de debilidad o de coherencia ante el mundo.

NO QUIERO MÉTODOS, YO SOLO ACEPTO EN MI VIDA AMORES CANALLAS.

Personas que por miedo a sus sentimientos están con otras personas, con otros trabajos cuando realmente sabiendo lo que desean, miran a otro lado esperando que su “locura” se acabé por pasar algún día.

La felicidad no es aparentar cumplir los dictámenes de la sociedad. La felicidad es cumplir tus valores.

Pasiones que solamente digan Si a todo tipos de emociones y situaciones. Porque estarán diciendo Si a la vida, estarán diciéndose SI a sí mismos. Toda situación está delante de nosotros por un algo, un motivo que no sabemos, un aprendizaje que necesitamos incorporar a nuestra vida y por miedo a las posibles consecuencias, acabamos diciendo NO. Creyendo principalmente, como excusa, que no era para nosotros

Situaciones que sintamos que adentrándonos en ellas, la vida será eso, VIDA. Pero como nos han dicho que “por ahí no debemos ir”, que nos atengamos a las consecuencias. Decidimos ser “buenos”, que no chicos “malos”.

Trabajos que no sean trabajos, sino diversión. Y solamente se cumplen cuando hemos dado el paso, anteriormente, de mirarnos al espejo y responder a la pregunta: ¿QUÉ QUIERO EN MI VIDA?

Trabajar no es esforzarse, llorar, “acordarnos del árbol genealógico” de nuestro jefe todos los días o “robar” material de la oficina. Trabajar es una herramienta que nos servirá para dejar esa huella que queremos dejar en el mundo. Ese algo, que cuando no estemos, haga que se acuerden de nosotros.

El trabajo no es algo de fichar, calentar y bolígrafos caído cuando es la hora en punta.

Un trabajo canalla tiene que hacerte evolucionar, tiene que divertirte y tiene que hacerte ser cada día más creativo y crítico con la realidad. Y no algo tedioso, que los domingos por la tarde en  vez de pasión produce pavor.

Quiero pasiones canallas, que me hacen sentir que he exprimido el día como si fuera el último. ¿Es que alguien sabe qué pasará mañana? Yo todavía no tengo el carnet de “adivino oficial”, así que exprimo el día como si fuera el último de mi “bono” aquí.

Pasiones que me hacen llegar a eso que creía que era mi “limite”. Que me hace ver cosas que no había visto y descubrir que los errores, solamente son situaciones en las que “todavía” no he conseguido llegar a la meta. Porque eso son los errores, “todavía” en los que no has llegado a tocar con toda la mano tu sueño.

Pequeños “Noes” que te dicen que sigas adelante, que estás en el camino correcto.  Pasiones que te han enseñado más durante el periodo que han durado que toda la escuela y universidad que hayas podido vivir.

Pasiones que me hagan ver el miedo no como un enemigo, sino como un profesor. Un profesor que te dice que sigas adelante, que saltes, que si estas en el camino, tienes que hacerlo, que no hay marcha atrás. Bueno si, a la oscuridad, al gris, y a ser uno más. Y sabes que no eres así.

Pasiones que me hagan sentir, que todo lo viejo, lo rutinario, puede llegar a ser siempre nuevo. Simplemente mirándolo con otros ojos, desde otra perspectivas. NO desde de la que nos dicen que debemos mirarlas, como así se ha hecho siempre.

El “para siempre”, tiene fecha de caducidad, teniendo la única certeza, que el ahora, es lo único que podemos vivir y exprimir.

Sólo quiero pasiones canallas en mi vida, que me hagan ver que venimos a vivir y no a sufrir.

Quiero pasiones canallas, que me hagan ser dueño de mi mismo y no victimas a través de un papel que nunca quise interpretar.

Quiero pasiones en mi vida, que me hagan ver, que soy mucho más que unas expectativas puestas en mí. Que me hagan ver, que tengo toda la vida por delante, para seguir asombrándome de lo que es capaz yo, como protagonista de mi vida.

Por favor, introduce más pasiones canallas en tu vida. Hemos venido a ser, no fotocopias hechas por el mismo patrón.

¿Y tú qué pasiones quieres en tu vida? ¿Hay pasiones canallas en tu vida? ¿Cuáles?

Podéis adquirir “Liderazgo Canalla. Libera tu lado más rebelde” en este enlace.

¡¡Las culturas se crean tras las puertas¡¡

La innovación no es cuestión de dinero, es cuestión de personas” decía Steve Jobs

Revolución digital, employer Branding, Management, Amistad, Felicidad, Gurú, Zona de confort, Motivación, propósito, misión… nos pasamos el día hablando de terminología, que simplemente de pensar en ella, se nos ponen los pelos de punta.

Si les preguntáramos tanto a profesionales, como a personas de a pie, que significan muchas de las palabras que utilizan, se encogerían de hombros y dirían: “Es que yo…”.

Señores, hacemos las cosas por imitación. Si nuestro amigo va a una conferencia, nosotros vamos, no vaya a ser que sea un puntazo y me lo pierda, aunque no entienda nada…Si la competencia se cambia el nombre del Departamento de Recursos Humanos, nosotros vamos detrás como un niño y un helado, a cambiarlo..

Pero si les preguntáramos, ¿Por qué lo hacen? Responderían: “Es que parece ser la moda…”.

Sin embargo, tras cerrar la puerta de nuestra casa, de nuestra empresa, todos amamos con locura a la burocracia, a la rutina, entrándonos urticaria cada vez que pensamos en innovación o de cambios.

Es tras cerrar la puerta, cuando realmente se descubre y descubrimos, cual es la cultura por la cual nos regimos, de verdad, no cara al público.

¿Cómo podemos hablar de una evolución de la sociedad, a través de la cultura, cuando la misma, las costumbres que se tienen no se quieren cambiar?

La R.A.E define la cultura como: “Conjunto de modos de vida y costumbres, conocimientos y grados de desarrollo.. En una época, grupo social.”

Tras cerrar la puerta, escuchas que no piensan invertir dinero en ese invento nuevo del que habla todo el mundo, que las cosas siempre se han hecho de una manera y así se van a seguir haciendo, o estamos mintiendo a la familia, sólo para que las apariencias sigan intactas.

Seamos CLAROS, no nos gusta cambiar nuestros estilos de vida. Estamos muy a gusto con quienes somos, por mucho que gritemos a los 4 vientos que somos la revolución en nuestro campo profesional o que somos personas claras, limpias y profesionales.

Eso lo hacemos cara al público, para ganarnos a posibles talentos para nuestras empresas, para embaucar a la chica que tanto nos gusta, o para tener contentos a la familia.

En un mundo donde estamos interconectados, y la competencia nos puede llegar de cualquier lado inesperado, nuestra conducta siempre será de la imitación, “ No vaya a ser que surja efecto y nos retrasemos más… No vaya a ser que no me haga caso y la liemos…”

Pero en el fondo, el ser humano, es un animal de costumbres, que anhelas innovaciones, pero que les tiene pavor.

Es como Frank de la Jungla, él siempre va por delante en la búsqueda del tigre de bengala, mientras los cámaras lo intentan seguir grabando como pueden, sus peripecias.

Así somos los seres humanos, esperamos y deseamos que alguien del primer paso hacia esos avances que queremos, pero mientras tanto nos atrincheramos en nuestro despacho, viendo que sucede mientras tanto en su aventura. Porque si lo consigue, seguiremos su camino, y si no, estaremos viéndolo calentitos y con las zapatillas de estar por casa, riéndonos de él, diciendo : “Si ya te lo dije yo, que como mis métodos no hay nada mejor…”.

Es en la intimida del despacho de una persona, en el de su casa, cuando conoces de verdad, cual es la cultura que rige a esa organización o persona.

Si queremos cambiar de verdad, la cultura que nos rige, tenemos que empezar por transformar los valores que nos guían en este momento.

¿Por qué? Porque la cultura es uno de los pilares básico, en los que se asienta siempre una sociedad.

Una cultura es lo que diferencia a una empresa o persona, de salir más fortalecidos de una crisis, de impulsar a sus integrantes a ser creativos, innovadores, emprendedores o vivir en la envidia, frustración y negación

Asi que empecemos por ser COHERENTES. Dejemos atrás esas frases tan “guais” que cuelgan en nuestros despachos, en las que dicen que queremos lo mejor para nuestros trabajadores y en la que nos identificamos con las necesidades de nuestros clientes, cuando en realidad, no escuchas a nadie, excepto a ti mismo.

Deja atrás las buenas intenciones “copiadas” de otros, y describe las tuyas propias. Así la gente ya sabrá nada más empezar, con qué se enfrenta cuando te conozcan.

Nútrela de VALORES. Los valores son los bastones que necesitamos para caminar, para cuando tenemos un problema o cómo actuar ante una oportunidad.

En una sociedad, en lo que importa es la apariencia, subirse a los carros de la novedad aunque no vayamos a provocarlos, cuando surgen problemas, sálvese el culo quien pueda brilla de forma radiante, copio artículos como si fueran míos o títulos de conferencias de otras personas, compro seguidores para aparentar que soy un experto cuando luego nadie comparte mis contenidos, o las cosas se hacen como yo lo hago y tus ideas me las paso por ahí mismo… Los valores brillan por su ausencia

¿Cómo es una cultura empresarial y personal Canalla?

.- Los lemas solo surtirán efecto, si antes los hechos, están acordes con los mismos.

.-No cortes la cabeza de aquel que piensas que te puede superar, aliéntalo, motívalo. Porque seguramente acabarás trabajando para él, en cualquier momento.

.- No quieras aparentar algo que no quieres ni sabes que eres. Te pillaran antes que a un 600.

.- Las fotos en Facebook, la web súper cara que te has gastado, eso es imagen, no cultura empresarial. Sino pregúntale a tu secretaria como se siente cada vez que le das un bufido con tus contestaciones mientras hablas de que tu empresa se pre-ocupa por los trabajadores.

.- Comprométete a liderar una cultura fuerte  y flexible, porque cuando se esté resquebrajando y no hagas nada, para solucionarlo, te aseguro que por mucho que hables por tu boca, la gente no te hará caso.

.- Quieras o no, es hora de decir adiós a la burocracia, a los viejos métodos a la rutina y decir si, a los cambios, porque eso es la vida. CAMBIO. Únete a ellos o saldrás devorado por los mismos.  Deja de pensar que las cosas siempre se harán a tu manera, y piensa que hay detrás de ese miedo. Siempre hay más aprendizajes, beneficios que perdidas.

Si de verdad queremos una cultura nueva que nos rija, preguntémonos de verdad si la queremos a tumba abierta o tenemos miedo. Porque si de verdad, damos el paso adelante, los resultados serán mucho más rápidos y satisfactorios.

Tras la puerta de tu casa, de tu empresa, ¿Qué cultura nos encontraríamos?

El próximo día 23 de Marzo, estaré en Valencia, presentando Liderazgo Canalla, gracias a Esnie. Si queréis acudir, mandarme email.

 

 

¿Quieres un cambio? Comienza con tu actitud…

El deseo vence al miedo” decía Mateo Aleman

ACTITUDDurante el día habrás leído artículos de Marca Personal, de motivación, liderazgo, de mindfulness o si Belén Esteban se casa con su novio o no.

Todos ellos, los lees pensando que nos van a dar la solución definitiva para los momentos que estamos viviendo, a nivel personal o profesional.

Creemos que nos van a dar la fórmula secreta y nuestros problemas desaparecerán de inmediato.

Pero tú  al igual que nosotros sabemos que no van a dar el resultado que esperamos, ¿Por qué? Porque lo que falla es algo que está situada en lo más profundo de ti, en lo más profundo de nosotros.

Ya puedes tener a tu disposición la formula de la Coca-Cola, de la felicidad plena, que si no tienes ACTITUD para usarla, para vivir, para disfrutarla…. No será lo mismo.

Para cada uno de nosotros, el problema que estemos pasando en esos momentos, es el más importante del mundo mundial.  Para ti, tu problema es mucho más importante que Donald Trump haya salido como presidente de los Estados Unidos o que hayan bajado las bolsas. Te da exactamente igual, te importa tu problema. Nos da exactamente igual todo, sólo nos preocupamos de nuestros problemas y el de los demás, NO

Te importa y quieres que a los demás le importe tu problema como te importa a ti. ¿Nos hemos preguntado si a la otra persona le importa nuestros problemas? ¿Nos hemos parado a pensar, si queremos ser parte de la solución del problema de los demás? Apoyándonos, ayudándonos, escuchándonos etc.

Tienes miedo a lo que te pasa y esperas que los demás lo noten. Pero los demás van a su “bola” y si tú no dices nada, ellos no son adivinos.

Aquí juega un papel importante, una de las mascaras de nuestro ego, somos cínicos.

Sabemos que nos pasa, sabemos qué debemos hacer, pero aún así gritamos a los demás como nos encontramos, para que en un arranque de compasión, nos ayuden. Bueno, más bien, nos saquen ellos las castañas del fuego.

Somos unos cínicos, porque siempre sabemos qué nos pasa y lo que debemos hacer, pero es mejor no querernos darnos cuenta, o echarle la culpa a los demás, de la situación que tenemos.

Lo que nos pasa, es que tenemos miedo.

MIEDO a lo que dirán.

MIEDO a lo que esperan de nosotros.

MIEDO a no ser las personas que queremos SER.

MIEDO a no aceptar nuestra realidad.

MIEDO a estar solos.

Y muchos MIEDOS más que podríamos tener en tantos aspectos, hasta que nos enfrentamos a nuestro EGO, y empezamos a mirar por los demás, es aquí cuando vemos que los demás reaccionan de una forma u otra, para BIEN o para MAL, POSITIVA o NEGATIVA.

Tienes razón, duele mucho, darte cuenta de tu realidad. Hasta ahora has vivido muy bien, mirando hacia otro lado. Y cuando, la vida te ha dicho que mires donde realmente tienes que mirar, hace pupa. Nos causa malestar, cuando nos damos cuenta de nuestra realidad, cuando vemos donde estamos, donde vamos, a veces incluso sin un horizonte o fin.

Aunque lo intuías ( hagamos más caso a nuestra intuición ), a esa chica no le gustas, has dejado pasar el tiempo, cuando tenías que ir al médico y ahora los resultados son más negativos de lo que creías… ese trabajo que empezaste con ilusión no es para ti, o esa relación que mantienes , tienes que dejarla ir.

Duele, pero es la realidad, es el presente. Y si sigues sin querer verlo, la vida te lo va a volver a poner una y otra vez. Como con las madres, que para comer, cenar y merendar tenías el mismo plato que no te querías comer… Pues aquí igual.

Sabes que tienes que dar el salto, pero tienes miedo. Y pides la ayuda de los demás. Te doy la razón. Yo también la he pedido muchas veces, y sigo haciéndolo, en momentos clave de mi vida.

En los momentos de la vida que necesitamos ayuda. De una forma u otra te das cuenta, de quien ESTÁ y quien NO ESTÁ.

ACTITUDPero pensar que los demás, nos salvarán como buen príncipe o princesa, de las garras del miedo, es minusvalorarnos a nosotros mismos.

Tampoco estoy diciendo que dentro de cada uno haya un SUPERMAN, que nada más cambiar su actitud, su forma de ver lo que le ocurre, ya pueda con todo él sólo. La ACTITUD es nuestra, la de las dos partes, la NUESTRA PROPIA, y la de los demás, que nos ACOMPAÑAN.

A unos nos costará más y a otros menos, pero que todos podemos, SI.

¿Pero que es la actitud?

Como bien dice la R.A.E, “Es la disposición del ánimo”.

TODO DEPENDE DEL ANIMO QUE TÚ TENGAS O QUIERAS TENER, es la actitud que tengamos.

Si tienes un ánimo “parezco el emoji de la kk de los Whatsapp” , ya te puedes imaginar que resultados estás obteniendo y obtendrás. Si tienes un ánimo “soy la folclórica del Whatsapp y los obstáculos los salto”, ya sabrás como ves la vida.

Y si, también es el estado que quieras tener. Como he dicho antes, si en anteriores situaciones, ir de victima te ha ayudado para salir del hoyo sin esfuerzo, no vas a querer a esforzarte por ti mismo, a mejorar la situación. Esperaras que otras personas lo hagan por ti. ¿Crees que alguien va hacer algo para nosotros? Vamos MAL.

Pero si de verdad quieres transformar tu ánimo, porque la situación en la que estás, no te gusta.. No empieces, con “Es que con lo que vivo, es imposible cambiar mi estado de ánimo, es una losa para mí todo lo que estoy viviendo…”

No le quito importancia a lo que estás viviendo, pero si quieres salir de ahí, empieza cambiando tu estado de ÁNIMO. Conviértete en mejor actor que Penélope Cruz, y créete que a pesar de las circunstancias, las afrontas con afán de superarlas, aprender de ellas (porque todo tiene un aprendizaje para ti, esperándote) y que eres más grande que cualquier miedo que te atenace.

Créetelo, tatúatelo,…haz lo que quieras, pero la ACTITUD es PRIMORDIAL. Es la que determina el resultado que estás obteniendo y que obtendrás.

¿Por qué tenemos miedo a la actitud? Porque así lo creo.

Porque es empezar a ser dueño de nuestros pensamientos, de nuestros impulsos, es empezar a respondernos ¿Por qué actuaba antes de esta manera?..

Es empezar a ser los Directores Generales de nuestra propia vida. Y eso da mucho respeto, por no decir miedo.

No estoy proponiendo que afrontemos la vida, desde ya, tomándonos a risa lo que nos pasa, riéndonos de las enfermedades que pudiéramos tener o te importe muy poco te echen de tu puesto de trabajo…NO DIGO ESO.

Porque aunque todos afrontemos con ganas, ilusión, motivación y fe, los retos que la vida nos ponga por delante, SIEMPRE  tenemos momentos de DEBILIDAD. Pero depende nosotros “rebozarnos” en el fango o limpiarnos el “estiércol” y seguir adelante. Depende de nosotros que queramos aprender sin cansarnos, depende de NOSOTROS, que hagamos las cosas por nuestra propia acción, llamada ACTITUD.

Digo que con actitud, aprendemos que:

.- Que todo acontecimiento tiene un aprendizaje esperándonos y un Por qué en nuestras vidas.

.- Que si tenemos una actitud de estar presente, de siempre mirar hacia adelante, estaremos agradecidos con todo y de todo lo que hemos vivido hasta ahora, de lo que nos vendrá en un futuro.. Porque todo nos ha hecho mejores personas, más fuerte.

.- La actitud determina la gente con la que nos rodeamos.

.- Con actitud, somos capaces de superar cualquier obstáculo, por alto que sea.

.- Con actitud veremos un mundo lleno de posibilidades o lleno de cadáveres.

De NOSOTROS depende sentirnos la victima de un robo o ser el pirata que busca todos los días el tesoro que le corresponde.

¿Qué eliges? ¿Qué elegimos? ¿Quedarse quieto o movernos?

 

¿Para qué empiezas si no quieres ser el mejor?

Si comienza uno con certezas, terminará con dudas, más si se acepta empezar con dudas, llegará a terminar con certezas”  decía Francis Bacón.

empezarMejor, no empieces.

Olvídate de eso con lo que sueñas. Es una locura.

Te vas a cansar. No vas a tener resultados cuando tú quieras, sino que llevarán un tiempo. ¿Eres capaz de esperar? Tiempo del cual, tú no eres el dueño. No vas a poder conseguir lo que quieres en el tiempo que tú quieres.

Vas a tener que ser flexible, porque las caídas te van a decir por donde tienes que ir y por donde no.  Cosa que no suele gustar…Así que no esperes que vaya todo del camino de color de rosa, porque no es así.

La gente no te va a apoyar, pensaran que estarás loco, que te dejes tonterías, que no tienes la capacidad por tu falta de experiencia o actitudes.

Mejor déjalo, antes de empezar. Hazme caso. Olvídate de todo

¡¡No lo vas a conseguir!!

Y si a eso le añadimos, que los gurús y el Bestseller de turno, te dicen que eso de las dudas, del miedo nunca estarán en tu camino, gracias a la motivación que tienes…que todo es por tus pensamientos…

Te lo vuelvo a repetir, mejor déjalo, antes de empezar a dar cualquier paso.

Hazme el caso. Olvídate de todo.

No vale la pena intentar nada.  No vale la pena sufrir por algo que no sabes si conseguirás.

La industria  de la felicidad, no nos dice que habrá momentos en los que los pasaremos mal. En los que dudaremos. En los que la motivación se habrá marchado de juerga con otra persona y nosotros, y que gracias a eso pensábamos que estábamos bien, seguimos igual  o peor que antes.

Eso no nos lo dicen, pero sí que todo va a ser genial, increíble y maravilloso.

He aprendido que a través de los malos momentos, es cuando más se aprende. No de los buenos.

En todo proyecto que inicies,  sentirás que estás enfrente de un abismo, en algún momento del mismo.

Un espacio que te distinguirá entre la mediocridad y la excelencia.

Un momento que marcará un antes y después en tu vida.

Por eso te decía que antes de empezar,  si no quieres pasarlo mal, si te das cuenta que realmente NO QUIERES SER EL MEJOR EN TU CAMPO PERSONAL O PROFESIONAL, NO LO INTENTES, ni EMPIECES.

Habrás empezado o estarás a punto de comenzar tu sueño. Estarás con ilusión, ganas, motivación. Te levantarás todas las mañanas gracias a tu fuerza de voluntad, enfocada en el proyecto que tienes.

Aprenderás todo lo aprendido y por aprender. Y por mucho que veas que estás avanzando, habrá un momento, en el que veas el abismo delante de ti.

Es ése momento, en el que por mucho que te esfuerzas, no ves el nivel de resultados que tenías hasta entonces.

¿O es que cuando pierdes peso todas semanas pierdes lo mismo? ¿No tienes un momento en el que no rompes más barreras?

En ese momento estás al borde del abismo.

Ves un valle que separa la mediocridad de la excelencia.

Así que si no quieres sufrir, caerte, limpiarte el sudor, ver que te has confundido y crees que no te mereces aquello por lo que luchas… TIRAS LA TOALLA ANTES DE EMPEZAR.

Todos hemos tirado la toalla alguna vez en la vida. Si piensas en dicha situación, verás todo lo que conseguiste y lo tiraste por la borda. Todo lo invertido que quedo en papel mojado, todo se va como llegó, a través del viento.

Siempre decimos NO a un proyecto en el peor de los momentos.  Cuando vemos que duele el cuerpo, que no perdemos de peso lo que nos gustaría o el número de seguidores no aumenta…

Cuando no vemos que estamos consiguiendo lo que queremos, como niños pequeños montamos una pataleta, y decimos “HASTA AQUÍ HEMOS LLEGADO, YA NO HAGO MÁS”.

cobardeAquel que te proponga una vida, en la que no vas a sufrir. SAL CORRIENDO DE ALLÍ. Aquel que te diga que solo con la motivación vas a conseguir lo que te propongas, abre la venta y sal corriendo de allí…

El éxito de cualquier tipo, se consigue a través de esfuerzo, lamentos, constancia y perseverancia. No sólo a través de los pensamientos y a esperar.

Ese abismo en el que te encuentras, separa a la gente mediocre de aquellas personas de las que tienes envidia.  Es decir, de las que se mueven a través de la excelencia, de las que consiguen lo que tú quieres.

Así que si no quieres ser mejor que ayer, la verdad QUE NO LO INTENTES. Te lo recomiendo antes de empezar, te ahorrarás muchos disgustos y sudores.

Pero eso sí, sino quieres ser el mejor, progresar,….luego no te quejes ni envidies a las personas que si lo han hecho.

En todo momento puedes abandonar algo que no te gusta, que no te ilusiona. Pero si antes de empezar, ya no lo hace, ¿Para qué empiezas?

Todo que empieces en la vida, hazlo para dejar tu huella. Para ser mejor personas, mejor profesional.

¿Para qué si no, empiezas algo que sabes que no vas a terminar ni quieres conseguir?

¿O es que te sobra la energía, la creatividad y te gusta sufrir sabiendo que lo harás? Si es así, perfecto, pero no creo que te guste sufrir.

Por tirar la toalla, te habrán dicho que eres un cobarde.  Y tu suerte crees que se habrá tornado en negativa, porque crees que eres un cobarde.

Los cobardes no tiran la toalla  subiendo la cima, más bien no la empiezan a subir. Así que quítate esa creencia de ti. Diste todo de ti, y abandonaste, SI, pero otros ni empezaron.

Para la próxima vez, te recuerdo que en los albores de un nuevo comienzo, si tu propósito no es ser mejor, de lo que eres, cualquier que sea el campo, DEDICA ESA ENERGÍA AL CAMPO EN EL QUE SI QUIERES SERLO DE VERDAD.

Nunca te quedes a medias, no deja buen sabor de boca. Mejor decir NO antes de empezar que durante.

Si quieres pasar ese valle entre la mediocridad y la excelencia, PREPARATE ANTES PARA EL SER EL MEJOR. Ese será tu billete hacia el otro lado.

¿Quieres empezar para ser el mejor o por apariencias? ¿Te has considerado alguna vez un cobarde?

¡¡Saca el Outsider que hay en ti..!!

Deshazte de quien duda de ti, únete a quien te valora, liberate de quien te estorba y Ama a quien te soporta” dice Paulo Coelho

OUTSIDERSNunca me habían dicho nada tan bonito.

David, te felicito, eres un outsider. La sociedad necesitaría más gente como tú”.  No supe que responderle.  (Nota: No me lo dijo una chica, me lo dijo David Criado, uno de los grandes canallas de nuestro país).

Google dice que un “outsider” es aquella persona que está al margen o fuera de las tendencias más comunes.

 Al leer esta definición, me sentía como el Equipo A, al margen de la ley.

Me hizo que pensar, y durante estos días, investigar más en este tema.

¿Qué conclusión he sacado de esta investigación?

TODOS TENEMOS DENTRO DE NOSOTROS UN “OUTSIDER”.

Pero depende de nosotros mismos, darle permiso para que salga o no.

A unos nos gustan cantantes excéntricos como Bunbury o Raphael, profesionales como Risto Mejide o Simon Sinek, o emprendedores como Steve Jobs.

Todos seguimos a personas que una parte de la sociedad odia y otros aman.

Ellos son unos “outsider”.

No han nacido dentro de lo preestablecido por la sociedad o por el mercado.

Los odiamos porque vemos que tienen una personalidad marcada. Una personalidad que se desmarca de lo establecido, pero en el fondo todos la desearíamos.

TODOS DESEARIAMOS SER NOSOTROS MISMOS. TODOS QUEREMOOS MOSTRARNOS A LOS DEMÁS SIN TAPUJOS. TODOS QUEREMOS SENTIRNOS CON PLENA CONFIANZA EN NOSOTROS MISMOS Y EN NUESTROS PENSAMIENTOS. QUEREMOS CREAR NUESTRA REALIDAD Y NO SER TAN INFLEXIBLES CON LA MISMA….

TODOS QUEREMOS SER CANALLAS, TODOS QUEREMOS SER UN OUTSIDER.

Sé que estarás pensando que es muy fácil describir esto pero muy difícil hacerlo…

¿Cómo comienza un outsider?

.- Despertando ahora, no dejándolo para mañana.

Cuestionándose a sí mismo.

Desayunamos ya con nuestra amiga la rutina desde el punto de la mañana. Aceptamos nuestro futuro , la pareja que tenemos, el trabajo que desempeñamos… Lo damos todo por aceptado.

Pero lo peor de todo que sabes que estás donde no quieres estar. Te giras en la cama tapándote con la manta, pensando así que la vida no te verá y podrás siguiendo sin miedo y esfuerzos tu vida, que en el fondo no te gusta nada.

Despierta, porque todo ha cambiado. No en el exterior, sino dentro de ti. Ya no eres el mismo que fuiste ayer, y quieras o no, la vida te va a poner siempre ese pensamiento hasta que no des el paso adelante.

.- Desintoxícate.

Haces lo que sea y más, para no escucharte.

Haces cosas que no te gusta hacer, para no entrar en conflicto contigo mismo. No quieres dudar de todo lo que has hecho hasta ahora y pensar que todo ha sido una pérdida de tiempo.

Por eso cuando llegas a casa, lo primero que haces, es poner la televisión o discutir con tu pareja. ¡¡Eso es para ti es estar en la gloria!!. Aunque mientras tu subconsciente te diga: ¡¡ Tu verdadero paraíso te está esperando, está dentro de ti, sólo tienes que dejarlo salir!!.

Eliges la ruta más fácil y tonta para vivir tu vida.. Si sabes que eres un Outsider, ¿Qué vas a hacer al respecto?

.- Sabes pero no quieres. Es decir, tienes miedo.

Dudas de ti.

Rápidamente viene en tu salva y guarda, el ego diciéndote: “Déjate de locuras, te van a señalar, no tienes la experiencia, se van a reír de ti, nunca has sido bueno en nada…”

¿Cuántas veces te has dicho eso cuando ha venido un pensamiento nuevo a tu vida?

Y como crees que tiene razones todas esas EXCUSAS… te giras en la cama y a seguir durmiendo.

Acabarás muriendo de sueños, y lo que tú quieres es morir de recuerdos.

¿A qué si?

El sueño se quedará pero los recuerdos nunca existirán.. ¿Y qué hacer para que no ocurra?

HACER, HACER Y HACER…

Nada de excusas que no tienes dinero para aprender… EXISTE INTERNET.

Nada de excusas que no conoces a nadie que este haciendo lo mismo… SEGURO QUE SI HAY ALGUIEN.

Nada de excusas… si de verdad quieres, lo harás.

Herramientas hay miles, vida solamente UNA.

.- Transforma lo que no soportas.

Uno de los motivos que me impulso a seguir con el blog, es que no soportaba como gente hablaba de temas cotidianos desde sus despachos en el piso de una torre de oficinas. Manteniendo una gran distancia con la realidad.

Queremos una nueva vida, pero que nos la den hecha, y sin tocar nuestra zona de confort. Queremos nuevos resultados, pero sin esforzarnos.

Todo “outsider” que ha transformado la sociedad, la ha conocido desde dentro. La ha implosionado desde el centro de la misma.

Si algo te molesta, vívelo, aprende cómo te hace sentir. Da gracias a la frustración que te produce esa impotencia. Pero no dejes que te venza, al revés, que te impulse.

Los “Outsider”, se han enfrentado primero a lo que no soportaban y luego lo han transformado.

Guardiola transformo el futbol dentro de él. Risto Mejide desde su empresa, el mundo de la creatividad…

Tú también puedes hacerlo.

.- Adiós a los frenos, al tiempo y al GPS.

Vamos por la vida, con el freno de mano puesto.

Tenemos miedo a poner en marcha todos los conocimientos que tenemos, por el que dirán…

Todos los días nos estamos limitando a nosotros mismos.

Nos decimos que los sueños y milagros son imposibles… Y mientras tanto vemos en televisión a CANALLAS que están haciendo realidad nuestros sueños… ¿Tan imposible era?

Muchos de los Outsider que sigues, no han ido a la Universidad ni han estudiado en las escuelas de negocios de postín.

¿Y cómo han creado un nueva corriente de liderazgo o estilo de vida?

outsidersPorque ellos mismos crearon lo que creían. No hacía falta que un manual o un bestseller les dijera cómo tenían que hacerlo.

Quieren aprender con cada paso, habilidades, no teoría. Son personas de acción, no de esperar a que las condiciones les sean favorables.

No hay GPS que te lleve a tus sueños, tú eres ese GPS.

Eres un OUTSIDER, pero no esperes que nadie apueste por ti. TÚ TIENES QUE APOSTAR POR TI MISMO.

Tu mama, tu pareja, saben lo que vales. Tú en el fondo también, pero hasta que no te enfrentes a una situación desconocida en la que tengas que demostrar tu valor, no te reconocerás como un verdadero OUTSIDER.

Para empezar a apostar por ti mismo, tienes que dar hoy un paso hacia adelante. Tienes que hacerlo hoy, DESPERTARTE HOY, NO MAÑANA.

No te digo que saltes ya el Cañón del Colorado. Da un paso pequeño, escribe ese sueño que tienes y que nunca te has atrevido a verbalizar. ¿Hecho? Pero al día siguiente quiero que des otro nuevo paso. PEQUEÑO, no quieras correr.

Es la única manera de aumentar tu confianza, de verte en el espejo como un verdadero OUTSIDER.

Mírame a los ojos, ESTÁS PREPARADO.

Tienes todas las herramientas, el talento, la confianza, para ser el OUTSIDER que sientes que eres.

ESTÁS PREPARADO para dejar atrás esa situación en la que no quieres estar y a hacer todo lo que sea necesario para vivir la vida que siempre has soñado.

ESTÁS PREPARADO para unirte al mundo OUTSIDER. Para sentir con el corazón y no con la razón.

 Pero perdona, mejor dicho,  estás más que preparado para SER TÚ MISMO.

El piropo más bonito que te pueden decir es que eres un Outsider. No lo veas desde un lado despectivo, porque  es ser coherente contigo mismo.

¿En qué te sientes un OUTSIDER? ¿Lo muestras a los demás? ¿Cómo? ¿Te da miedo?.