¡¡Me da igual, ME ENCANTA!!

“No vivas danto tantas explicaciones, tus amigos no las necesitan, tus enemigos no las creen y los idiotas no las entienden”

Hace unos días en la firma de libros en Zaragoza, me lanzó una persona una pregunta, que es la base de este artículo:

“Parece que todos los artículos que tu esencia es que todo te importa muy poco. ¿Es así’”.

Claro que me importan muchas cosas, lo que pasa, es que ya no me importan tantas cosas como me importaban antes”. Así le he respondido

Nos han enseñado durante nuestra educación que nos tienen que importar los amigos, el trabajo, tener una pareja, unos hijos a cierta edad y el qué dirán los demás. En definitiva, nos tiene que IMPORTAR TODO.

Y si no te importa lo que dicen los demás, si no metes la “directa” en alcanzar esas metas que esperan que alcances, eres considerado un “raro-espacialito-diferente-veremos de qué pie cojea”.

Pues señores, ¡¡NO!!.

Lo que estamos haciendo es pre-ocupando por lo que puedan decir los demás, por lo que puedan pensar o no sobre nosotros, y mientras tanto, estamos dejándonos de lado a nosotros mismos.

A mi claro que me importan muchas cosas. Tengo mi grupo de personas que son esenciales para mí y que me involucro en sus vidas, si me necesitan. Me importa mi empresa, que se expanda. Mi blog, mis libros, en crear nuevos libros acorde a lo que veo y siento. Que no se prostituyan términos que me han ayudado y creo que podrían ayudar a mucha gente, que por egos los convierten en modas pasajeras…

Me importan muchas cosas.

¡¡ Lo que pasa es que ya no me importan otras tanto por las que antes moría y ahora paso de ellas!!.

No me importa decir lo que pienso realmente. Te lo diré con educación, y si lo aceptas bien y sino también. No me gustan los egos y la falta de profesionalidad. No me gusta el querer aparentar algo que no eres. Ver como marcas que podrían dar un golpe en la mesa, lo único que hacen es seguir lo que dicen que hay que hacer los demás. No me gusta leerme un libro que es refrito de otros muchos y luego la gente los sigue como si fuera el nuevo “Jesucristo”.

No me importan muchas cosas que antes me importaban. El qué dirán, si seré aceptado o no, si voy a seguir a esta persona en las redes porque es bueno para mi reputación social.

ME DA IGUAL

Y no es rebeldía, ES COHERENCIA. Algo muy falto en estos momentos en la sociedad y en las empresas.

Para decir ME DA IGUAL, tienes que haber vivido un proceso de afirmación de lo que es importante para ti de verdad.

De reconocer tus valores, tus pasiones, de lo que quieres conseguir en la vida, de tu obsesión “sana” por conseguir ese sueño, de lo que te ha hecho mal hasta entonces y no quieres que se repita, de actitudes que no soportas y por el qué dirán las has estado tragando sin parar porque te interesaba más el “beneficio” que obtenías que no tenerlo.

Decir con la boca abierta, ME DA IGUAL y que no te importe de verdad la reacción de la gente, ante el NO que les estas dando o lo que ya no te darán por tu negativa, es la consecuencia de una confianza sin fisuras en uno mismo.

Confianza que no es ego, señores.

No es lo mismo ese ME DA IGUAL, de rebelde sin causa, en contra de la sociedad, que el ME DA IGUAL, y te lo digo porque lo creo firmemente y te lo puedo explicar con razones.

¡¡NO ES LO MISMO!!

Pero hace unos días cayó en mis manos un artículo en el que decía el autor que iba a hacer un reto físico y que aunque no había entrenado , le daba igual lo que ocurriría o no le importaba la base de seguidores que tenía o como se relacionaba con la gente.

Yo siempre que digo o siento con un ME DA IGUAL, lo expreso con razones y siempre COMPROMETIENDOME con el resultado de esa acción mía, me guste a o no. No puedes pensar que haces las cosas sin que te importe los demás, porque no estás solo tú en este mundo. Porque a lo mejor puedes “dañar” a otra empresa o a tu marca, por haberte lanzado de forma inconsciente y chulesca, a hacer algo, enarbolando el “ME DA IGUAL”. No puedes decir que te da igual el resultado, más bien estás diciendo, “Como a lo mejor no lo consigo, digo de ante mano que me da igual, así que nadie me lo reproche y tengo la conciencia tranquila...”

Si que promulgo y así lo siento, que hay que hacer las cosas que te ardan dentro de ti. Porque mañana vete a saber que puede ser de ti. Ya no digo dentro de 5 años, digo MAÑANA.

Pero por favor, CON CABEZA, CON VALORES, CON RAZONES.

A lo largo del estudio para “Mofeta Branding. Como son las marcas que transforman el mundo”, muchas de las empresas estudiadas y profesionales, claro que me decían en algún momento de la entrevista: “Me daba igual lo que pensaran o no pensaran de mi, y así creo que lo he conseguido… Pero siempre a través de mis razones expresaba ese me da igual, del fuego que me había estado quemando y no quería me consumiera sino que me catapultara con lo que soñaba continuamente...”

Como observarás y en el libro lo comento, no son personas y marcas sin rumbo, alocados y unos parias de la sociedad, como así se les quiere tildar, ya que no hacen lo que se les espera de ellas o los libros de management.

Son personas y marcas, que no les importa lo que les importa a todo el mundo. Así es como avanzan y producen innovaciones y resultados diferentes a los vividos hasta ese momento.

Piensan muy bien cada cosa que hacen, porqué la hacen y cómo hacerla. No pierden el foco  de lo que quieren conseguir o al menos darse la oportunidad de ir a por ello.

Así que:

1.- Que te DE IGUAL, aquello que no está dentro de tus valores

2.- Que te DE IGUAL, aquello que no esté dentro del foco de tus intenciones.

3.- Que te DE IGUAL, aquello que te dicen que no se puede hacer, porque te aseguro que si siguiéramos así pensando, todavía estaríamos con la rueda y el fuego.

4.- Que te DE IGUAL, aquello que no vaya con tu forma de ver y vivir la vida. Con respeto y coherencia, nunca lo olvides.

5.- Que cuando digas ME DA IGUAL, lo siguiente que hagas sea algo que digas ME ENCANTA.

¿Y a ti que te da igual?¿ Me sabrías dar razones para explicármelo?

Anuncios

¡¡Qué vienen los robots!!

“El que innova empieza perdiendo, pero el que NO innova, termina perdiendo” dice Guillermo Beuchat

Nos encantan los avances tecnológicos, pero cuando nos dicen que nos van a quitar los puestos de trabajo, esas cosas que nosotros mismos, hemos creado, la cara nos cambia.

Estaba viendo los Simpson este al mediodía. Un capitulo en el que los robots, sustituían a todos los trabajadores, excepto a Homer, que era el encargado de liderarlos. Como te imaginaras, al final del mismo, los ex trabajadores se rebelaban, volviendo a sus trabajos.

¿Eso nos va a pasar? ¿Qué y cuantos puestos de trabajo se van a extinguir? ¿Seremos dominados por los robots?

Son algunas de las preguntas, que ya nos hacemos en la actualidad.

La verdad que si haces caso a todo lo que dicen, sólo tendrán trabajo quienes tengan la misión de crear los robots, una persona que los controle y ¿Los demás?…A DORMIR LA BARTOLA O A LA FILA DEL PARO.

Yo creo que muchos puestos de trabajo que ahora conocemos, desaparecerán. Pero la tecnología hará que nuevos nazcan.

Pero si nos damos cuenta, con las revoluciones industriales, han ido desapareciendo tecnologías que pensábamos que estarían con nosotros toda la vida. ¿O es que alguien se acuerda ya de las casettes, de las cintas de vhs o del Seat 600?

Nunca lo olvides: Los avances destruyen tecnologías que las reponen por otras nuevas, pero nunca destruyen puestos de trabajo. Sino que crean unos nuevos.

En la actualidad, se ensalza a los robots como si fueran a salvar el mundo, como si gracias a ellos, la capa de ozono se fuera a restituir y fuéramos a ser los seres más felices que haya habido jamás en la faz de la tierra.

Pero también, están los que anuncian el fin del ser humano, como tal. Más o menos, nos dicen que seremos aniquilados como el tío Arnold en su película, Terminator.

¡¡Por favor, un equilibro!!

Queramos o no, avanzamos, progresamos. Descubrimos remedios para enfermedades hasta ahora insospechados, construimos rascacielos circulares y hasta coches que circulan solos.

Vivimos en un continuo avance. ¿O es que todo sigue igual desde el Paleolítico? Me parece que no.

La vida avanza, los avances son cada vez más rápidos, y nosotros mismos queramos o no, estamos en continuo avance. ¿O eres la misma persona desde enero hasta ahora?

¡¡NO!!.

Ya no me meto si los avances son o no buenos, si sirven para hacer una mejor sociedad o no. Simplemente que nos hacen avanzar. Lo que pasa que tenemos miedo a la incomodidad que produce lo nuevo.

Cuando se habla de avances, del tipo que sea en la vida, siempre nos viene a la mente lo peor. El poder no dominar la situación, nos provoca un miedo increíble.

Y si ahora nos dicen que los robots, los drones, nos saludaran al entrar en un hotel o que ya hay máquinas que nos pueden operar,…Hay mucha gente que está totalmente en contra a este paso adelante que se está viviendo.

Estos miedos a un avance tecnológico, es una muestra del miedo que tiene el ser humano, a lo desconocido, y sus posibles consecuencias.

Me viene una comparación que todos hemos vivido alguna vez en nuestra vida, con esta revolución que se está incubando.

CUANDO SE TERMINA UNA RELACIÓN.

Tenemos miedo a no saber qué será de nosotros. Añoramos tiempos pasados, aunque en el fondo sabíamos que no eran tan buenos. Pero al menos no teníamos esa incertidumbre dentro de nosotros. Creíamos que éramos felices, aunque no lo éramos. Queremos volver a tiempos pasados, todo porque no queremos enfrentarnos a la novedad. Y con el paso del tiempo, sin darnos cuenta, nos sentimos bien. Hasta nos hemos adaptado a la nueva situación, que quizá pueda ser con una nueva pareja o en soledad.

Pero si nos apegamos a tiempos pasados, perdemos un precioso regalo, el presente. Apegado al pasado, podemos caer en depresiones y perdernos grandes oportunidades.

Con toda transformación tiene que pasar igual. Hay algo detrás de ese “Rey miedo” que tenemos que saber QUÉ es. No podemos vivir pensando en tiempos pasados, QUE NUNCA VOLVERÁN.

Pero sobre, obviamos una cosa muy importante. LA CAPACIDAD DEL SER HUMANO A SER.

Cuando empezamos con la Revolución Industrial, dejamos atrás el trabajo en el campo. Habría trabajos que desaparecerían, pero otros MUCHOS también nacieron. A día de hoy, dicen que trabajos manuales, desaparecerán. Y la gente se tira de los pelos, preguntándose: ¿Qué será de nosotros?

Pues igual que nos limpiamos las heridas, después de una caída, creamos algo que nos ayude a hacer mejor la vida, ¿Por qué el ser humano no puede crear trabajos diferentes a los ya existentes?

¿O ES QUE HEMOS HECHO A LOS ROBOTS MEJORES QUE NOSOTROS?

.- Que yo sepa no tienen emociones que los impulsen. Hasta la rabia nos impulsan a hacer cosas que pensábamos que eran imposibles. Que yo sepa no se ríen como nosotros, cuando vemos una película o un hecho gracioso.

Que yo sepa, estamos hechos de emociones. ¿Y no se han creado cosas gracias a ellas?

.- Que yo sepa tenemos la capacidad de ser críticos con nosotros mismos. De dudar de las cosas, de no creerlas, hasta de mentir a los demás. Y que yo sepa los robots, no lo tienen. Siendo críticos, hemos derrotado dictaduras y hemos mejorado productos.

.- Que yo sepa todos nos sentimos y somos singulares. Esa singularidad, nos hace pensar de manera diferente a cada uno de nosotros, Actuando de manera diferente. Y que yo sepa, nosotros les metemos un programa a los robots, y actúan de forma automatizada, siempre igual.

Esa forma de pensar diferente, esa forma de ver la realidad de forma alternativa, QUE ES LA DEFINICIÓN DE CREATIVIDAD, es principalmente la razón por la cual el ser humano no tiene que tener miedo a ningún tipo de avance.

Porque es capaz de ver a través de pequeños detalles, cosas que hemos pasado por alto. Porque la realidad tiene muchas vertientes, y un robot solo puede ver uno y siempre es la que nosotros le “introducimos”.

¿Por qué tenemos miedo a disrupciones exteriores, cuando todos los días las hacemos dentro de nosotros?

No existiría X trabajos, pero seguro que otros muchos, nacerán por el camino, por el talento, creatividad, poder de superación que tiene el ser humano.

Cuanto más tecnológicos estemos, más importante será el ser humano para gestionar todo eso.

¿Y tú que vas a crear? ¿Tienes miedo a que los robots te quiten tu trabajo? ¿Qué harás a cambio?

Podéis adquirir “Mofeta Branding. Como son las marcas que transforman el mundo” a través de este enlace.

¿Qué fue antes: Los trabajadores o los clientes?

“No me quejaré, simplemente no regresaré”. Anónimo

No creo en la frase:

“El cliente siempre tiene la razón”

Hoy he entrado a una franquicia mundial del mundo del café. Me encanta como lo han hecho, con algo tan simple. Han creado una revolución hasta en nuestro día a día. Pero a lo que vamos.

Me estaban atendiendo, cuando lo que parecía una aprendiza, recibió el mensaje de su instructor, delante de mí: “Recuerda, siempre, el cliente siempre tiene la razón”.

La verdad que se me cayó el alma al suelo. Todo lo que creía que representaba esa marca, era una más entre las demás.

¿Por qué no creo que el cliente siempre tenga la razón?

.- Dependes del cliente.

Si el cliente se ha levantado con las ganas de tocar las “balls” a alguien, vas a ser a ti. Contigo va a pagar su frustración, su rabia por sus sueños no cumplidos o porque su pareja le acaba de dejar.

Y tú mientras tanto, como te han dicho que el cliente siempre tiene la razón, tienes que ir como su perrito faldero, diciéndole: “Si tiene la razón…Perdone me he confundido voy al instante a solucionarlo…Voy a pedirlo a otra tienda e iré yo a buscarlo para usted…” Para que quizá nos pueda comprar ese producto o no…Y lo peor de todo, que luego vaya diciendo por ahí, o que no teníamos personalidad o que no le gustaba su producto.

¿Y cómo acaba tu trabajador? Creándole rabia, frustración y unas ganas increíbles de matar a alguien o mandarlo a la china sin viaje de vuelta, todo porque tenemos que tratar a los clientes, como los reyes del mundo mundial.

Y yo me pregunto: ¿Esos clientes crees que volverán a tu tienda? ¿De ese tipo de clientes depende el futuro de tu empresa? ¿Qué valores crees que están recibiendo tus trabajadores de ti?

TODO VALE, TODO POR LA PASTA, TODO POR LAS SUBSISTENCIA.

.- Estas coartando la creatividad de tus trabajadores.

¿A quienes tienes que pagar la nomina todos los meses? A TUS TRABAJADORES.

¿Quiénes saben mejor que tú en muchas ocasiones posibles situaciones en tu empresa? TUS TRABAJADORES.

¿Quiénes son los que forman parte de tu empresa? TUS TRABAJADORES.

Si eres los “cool” de las nuevas tendencias del management o del Branding, eres un loco del “Employer Branding”, de una cultura empresarial novedosa, para ti, los empleados serán el altavoz que transmitirá la esencia de tu marca.

¿Pero si no les dejas rebatir ante un cliente? ¿Si no les dejas que aporten ideas a la hora de aportar nuevas formas de trabajo, productos o servicios para los clientes? ¿Si no les escuchas ya que ellos están en las trincheras del día a día? ¿O es que crees que tú, desde tu despacho en la última planta de oficinas de tu sede central y poniendo en el centro de todo al cliente, ya tendrás todo solucionado?

Las empresas se crean, nacen, se reproducen y se expanden gracias a los integrantes de la misma, no sólo y exclusivamente gracias a los clientes y a lo que ocurre a fuera de la misma.

Luego no te quejes que no son creativos. Todos lo somos, lo que pasa es que no les apetece serlo contigo.

.- La vida está dentro de la empresa, no fuera, solamente.

Ya no sólo en la vida profesional, sino también en la personal, nos encanta ver lo que pasa fuera para no ver lo que pasa dentro de nosotros. Y aunque quede muy espiritual, toda revolución debe empezar dentro de nosotros, para luego ver los resultados que queremos ver alrededor nuestro. Y así lo creo.

Si no creemos en nuestros trabajadores, ¿Qué estamos haciendo?

Si no creemos en su potencial, en sus iniciativas, en ellos… ¿Para qué montamos una empresa? ¿Para depender de lo que piensen los demás y no creer en lo que piensan los que están día a día por y para nuestro producto?

Quedará muy radical, pero a veces, hay que MANDAR A TOMAR FRESCO. Y más a menudo, por favor.

Hace unos días, leía una frase que decía así: “Prefiero tener 100 clientes que sean unos fanáticos de mi producto, que no 100.000 y me consideren una opción más”.

Y así lo creo. Pero este mundo interconectado, en el que el éxito se ha prostituido, y si no vendes a nivel internacional, eres un negado. Con la satisfacción se hace lo mismo. Se cree que tienen que ser los demás quienes tienen que estar satisfechos con nosotros. ¿Y qué pasa con los de dentro? ¿Qué les den?

Creo que las cosas no van así. Porque lo único que se alienta, es el postureo, el hacerse la foto con el título de la RSC, y desperdiciar el talento de tus trabajadores.

¡¡SOMOS HUMANOS!! VIVIMOS ENTRE HUMANOS, NO ENTRE NÚMEROS POR FAVOR. MÁS EMPRESAS HUMANISTAS, YA.

Y eso, si, que tu actitud corre más rápido que la pólvora, así que esas publicidades que quieres atraer talento, no te servirán de mucho, porque la gente sabrá, de lo que dices a lo que haces, va un trecho.

Hace unos días llegaba a mis oídos las practicas de muchas empresas , que ante la preocupación de los directivos por sus empleados de talento, preferían despedirlas o no renovarles el contrato, antes que provocaran una “revolución”, ya que eran más importantes los procesos de control que usaban, (métodos estandarizados), que las peculiaridades y aportaciones de sus trabajadores.

 Moraleja: Cumple los estándares o no seguirás. No queremos que pienses, sino que hagas.

Se nos llena la boca hablando de las personas, del poder de una conversación, de la creatividad, del talento, de culturas empresariales diferentes… pero seguimos pensando que todo, nuestra cuenta de resultados, marketing, productividad, debe enfocarse sólo en el cliente.

PARA MÍ, EL PROCESO ES EL SIGUIENTE:

PERSONAS-VOLUNTAD-COMPROMISO-CULTURA EMPRESARIAL -PRODUCCIÓN-FOCO-CLIENTES-CUENTA DE RESULTADOS EN PROGRESION ASCENDENTE.

Y el resultado, te aseguro que serán clientes, satisfechos, contentos, que repetirían y que harán que tu cuenta de resultados se incremente, divulgando a los 4 vientos, el estilo de vida que ofreces entre una marabunta de ruidos sin igual.

¿Qué es más importante para ti, los trabajadores o los clientes?

Podéis adquirir “Mofeta Branding. Como son las marcas que transforman el mundo” a través de este enlace.

 

¡¡Hasta el infinito y más allá..!!

Nunca miro atrás, querida. Me distrae el presente” decía Edna Moda en los Increíbles.

Liderar proyectos en los que sabemos que va a pasar, qué puede ocurrir o los resultados que podemos conseguir, no es liderar, es ver la vida pasar.

Liderar es zambullirte de verdad en los proyectos que la vida te ofrece. Proyectos en los que no sabes nada, pero está encima de tu mesa. Que el culo se pone prieto porque sientes que los resultados positivos pueden ser muy importantes, pero también como las posibles “perdidas”.

Y por mucho que leas muchos libros sobre liderazgo, te aseguro que no sabrás que es liderar hasta lo que vivas tú mismo.

Durante estos meses, estoy en pleno lanzamiento de mi 2 libro. Un libro totalmente diferente al anterior, y del que próximamente os hablaré. Así como la internacionalización de mi empresa, Chocolate Rojo.

Proyectos que me hacen tener vértigo pero sobre todo saber que es en el cielo donde hay que fijarse, aunque desde fuera, piensen que es una locura. Porque es ahí donde están los aprendizajes y los resultados que todos soñamos.

Durante este camino, mis cuadernos me han acompañado, además de un libro que os recomiendo que leáis si os encontráis en un momento del idear un imposible en vuestra vida. Se llama “De Pixar al Cielo”.

Gracias a estos imposibles, estoy aprendiendo:

.- Si la vida te lo pone delante…ES POR ALGO

Nos levantamos y lo que iba a ser un día más, nos pone delante un reto que nos ilusiona y da miedo por partes iguales. Nos motiva, nos saca una sonrisa pensando que podría ocurrirnos si lo consiguiéramos. Pero al instante viene nuestro cerebro para decirnos “Déjate de tonterías, tú no puedes, es imposible, tendrás que hacer muchas cosas…Déjate de locuras…”

Si te han ofrecido ese puesto, ese reto, es porque es para ti… Y déjate de tonterías. Lánzate

.- Prueba

Cuando no me gustaba algo, siempre me decía mi madre: “¿Pero lo has probado?”. Siempre decía que no, que ya solamente ver ese color verde a las espinacas, no auguraban que me gustase. Pues aquí pasa lo mismo. Si te quieren para ese proyecto, si ese sueño está en tu vida de forma reiterativa, PRUEBAAAAAA.

¿O es que quieres quedarte con las ganas de saber qué hubiera pasado?

.- Ante la toma de una decisión, escucha también a tu intuición

Vivimos en un mundo racional. Tomamos decisiones en función de datos, estadísticas, previsiones, dossier,… queremos tener en nuestra posesión todas la herramientas que nos ayuden en momentos de incertidumbre. ¿Pero si esas herramientas te están diciendo una previsión que luego no se cumple? ¿Y si tu intuición te dice que te lances, aunque los demás no lo vean?

Muchas personas de las que he entrevistado y estudiado, me dicen lo mismo: “Veo los datos a la hora de tomar los datos, pero luego escucho a mi intuición”.

.- ¿Quién dice que es una locura?

Oirás a mucha gente diciéndote: “Es una locura”. Tu propio ego te estará taladrando el cerebro diciéndote lo mismo. ¿Pero que es una locura?

¿Es una locura por qué nadie lo ha hecho? ¿O ellos no lo han hecho? ¿Es una locura porqué a lo mejor destacas cuando ellos no lo están haciendo? ¿Es una locura porque saltaras lo establecido como rutina?

¿Es una locura para ellos o es una coherencia para ti?

.- Para crear, tienes que conocer la situación en la que te encuentras

Igual que no sabes si te gustara o no una cosa si no la pruebas, no podrás empezar a liderar ese imposible, hasta que no sepas donde te encuentras.

Es duro a veces ver la situación en la que te encuentras. Con las herramientas, personal que está a tu disposición. Te gustaría tener más, poder hacer más, tener más presupuesto… Pero todo lo que necesitas para empezar ahí está…Ya será por el camino las cosas que se vayan uniendo al camino o yéndose…Pero antes de empezar, para, haz una lista de lo que tienes, conócelo y adelante.

.- Suéltate el pelo.

Como dice Hombres G: “Suéltate el pelo y sino…” Yo aquí acabaría la frase, añadiendo “y si no ves preparando la tarjeta  de la mediocridad”. Ya sé que no rima, pero…

Y es lo que pienso. Cuando nos enfrentamos a algo que nos hace salirnos de lo establecido, de la rutina en la que hemos estado viviendo, o nos soltamos el pelo o mejor que nos quedemos como estamos.

Aceptemos las ideas de la gente que ya está ahí, oigamos nuestra intuición, probemos cosas, pidamos ayuda a gente que jamás pensamos que nos podrán ayudar, sigamos nuestra pasión

.- Confía

Es difícil, lo sé. Pero cuando estés caminando, confía. No quieras saberlo todo, no quieras los resultados para antes de ayer. Si sabes que lo que estás haciendo, es coherente. Todo llegara, lo que tenga que llegar. Pero sin confianza, tendrás delante de ti la mejor oportunidad de tu vida, y le dirás NO, por tu falta de confianza. Todo lo bueno, sale de lo desconocido. Y sin confianza nunca llegarás a ello.

.- Rodéate de gente que te haga mejor.

Como decía en artículos anteriores, no sólo tienes que rodearte de gente mejor que tú, sino también de gente, que por su ilusión, pasión, y aún a falta de títulos, sientas, que te pueden dar ese plus que sientes que te falta a ti o a tu proyecto.

Y no tengas miedo que te puedan superar, esos son los verdaderos líderes. Eso significa que estarás haciendo bien tu trabajo.

.- Tu marca, tu obsesión, tu propósito.

Se un obseso de tu marca. Que toda acción que tomes, te recuerde si esta en concordancia con tu propósito, con tu sueño.

En estos momentos, estas enfocado en hacer realidad o lo que te han propuesto, o lo que sabes que quieres hacer. Y de ahí no te puedes salir. El propósito es lo importante. Lo que tu marca desprenda y quieras que desprenda, no puedes violarlo.

Es el legado que quieres dejar. ES LO QUE QUIERES CONSEGUIR. Y en ello tienes que enfocarte. Y si los demás creen que no podrás, ellos se lo pierden el poder disfrutar de los resultados que sabes que vas a conseguir.

.- No estires el chicle, mejor decir adiós en la cumbre

Habrá veces que será mejor decir adiós, antes que la leche sea estrepitosa. Tanto cuando sabes que es el momento de empezar, como el momento de salirte, tu intuición te lo dirá. No quieras exprimir la gallina de los huevos de oro, por favor. Porque si no, en vez de irte y dejar a tus clientes y seguidores con un buen sabor de boca, más bien caerás en la desdicha.

He liderado muchas cosas que pensaba que eran imposibles, unas han salido con buen resultado y otras de forma estrepitosa, pero si me aceptas de forma humilde un consejo, te diría si te encuentras en una situación así o te encontrarás:

La satisfacción de haber lanzado, pase lo que pase, es el mejor máster que una persona puede una persona realizar. Las experiencias, aprendizajes, momentos e ideas, nunca las tendrás si te dices NO a ti mismo.

Como decía el chef de Ratatouille, “Tu único límite es tu alma”. Así que ya sabes.

Podéis adquirir “Liderazgo Canalla. Libera tu lado más rebelde” a través de este enlace.

Lo qué aprendí de 365 días.

“Si te crees demasiado GRANDE para las cosas pequeñas, quizá seas demasiado pequeño, para las cosas GRANDES”

Siempre que se acaba un periodo de nuestra vida, nos dicen que no tenemos que echar la vista atrás, ni para coger impulso, que el pasado, pasado es; que dejemos de rememorar tiempos pasados y miremos al futuro, obviando que solo tenemos el presente.

Y es lo que somos presente, formado por experiencias de tiempos pasados que nos han llevado hasta donde estamos.

Serán experiencias buenas o malas, llenas de alegría o tristeza, de pasión o dejadez, pero estamos formados de ellas. Hasta estar en el sofá un día entero, es una experiencia que algún momento recordaremos por todo lo que pasamos en él.

Y ahora que llega el final de año, un año para recordar a nivel personal y profesional, me apetecía explicar todo lo que he sentido a lo largo de él.

Ha nacido mi 2 libro, (Liderazgo Canalla, libera tu lado más rebelde). Y el 3 saldrá a la luz en breves días. He recorrido gran parte de España con la promoción, conociéndoos a muchos de vosotros, que hacéis que todo esto sea posible. He seguido aprendiendo de mis mentores y hasta alguno de ellos me han dicho que han aprendido de mí. Mi empresa ha empezado a dar los primeros pasos en firme a través de la revolución canalla que promulgamos. He seguido aprendiendo de mi gente, otra se ha incorporado como otra se le ha dicho adiós.

Pero en mi cuaderno he apuntado para no olvidarme nunca y siempre darle GRACIAS, que durante estos 365 días, he aprendido:

.- No hay decisión loca, si está fundamentada en tu coherencia

Somos las decisiones que tomamos. Y cuando no tomamos una decisión, también estamos tomándola, porque hemos decidido no hacer nada al respecto. Pero por no querernos “salir del rebaño” acabamos tomando las decisiones que los demás esperan que tomemos, por “nuestro bien”.

Echando la vista atrás, he tomado decisiones “muy locas”. Pero ese término me lo han dicho los demás, para mí estaban fundamentadas en mi propósito, en lo que yo quería y sentía que tenía que hacer. Unas han salido bien y otras de culo. Pero no eran locas, eran coherentes en función de mi perspectiva.

Haz todo en función de ti, y que los demás lo etiqueten como quieran.

.- Haz lo que sientes, mañana no sabes donde puedes estar.

Todos hemos tenido ya alguna pérdida importante en nuestras vidas. Nunca me olvido de un compañero y amigo del pueblo que hicimos FP juntos. Con una juventud increíble, con un hijo, se fue.

Jugamos a ser inmortales cuando en realidad somos temporales. No hagas las cosas porque luego te puedas arrepentir. Hazlas para aprender, para vivir la experiencia, para descubrirte, para romper límites.

Si está delante de ti, es por algo. Descúbrelo.

.-No creas en personas que se autoproclaman expertos cuando solo llevan meses trabajando de ello.

Ni creo en las 10.000 horas para autoimponerte el título de “experto” ni creo en menos de 1 año, ya seas un experto en algo, cuando ni siquiera lo has probado en tus propias carnes. En un mundo interconectado e hipercompetitivo, la mejor herramienta para destacar es tu credibilidad.

Ella es la que produce que tu nombre vaya de boca a oreja, no un bailecito diciendo que estas motivándote para una conferencia. Eso produce vergüenza ajena, no inspiración.

.- Tu única estrategia que tiene el ser humano es ser él mismo, y a través de herramientas, lo consiguen. No confundas tu PORQUÉ con tu CÓMO.

¿Cómo tengo que conseguir que la gente me conozca? ¿Cómo tengo que hacer para que mi jefe me suba el sueldo? ¿Cómo tengo que levantarme para ser más productivo? ¿Cómo tengo que hablarle a la chica que me gusta? ¿Qué tengo que hacer para que se fijen en mí…? Nos preocupamos por el Cómo llegar a un sitio, QUÉ tengo que hacer para llegar hasta allí, que luego ocurre lo que ocurre, la desmotivación porque en el fondo no era lo que queríamos conseguir.

Deja para luego los CÓMO y los QUÉ, buscando ante todo la respuesta al POR QUÉ.

.- Ten mentores a tu lado

Crea tu club de mentores y aprende de ellos.

Como alguna vez he puesto en mis artículos y en mi libro, tengo un Oráculo con mis mentores. Cada uno en un sector diferente, de los que aprendo más que cualquier libro. Las experiencias, las caídas, sus vivencias, su conocimiento sobre uno, te hace ver cosas que no puedes ver o quieres ver. Escucha a la voz de la experiencia, pero eso sí, no sigas sus pasos al 100%. ¿Por qué? Porque querrás ser como ellos, y ellos son ellos, y tú eres tú.

Aprende, escucha, pero muévete por ti, no seas fotocopia de nadie.

.- Todo lo bueno acaba llegando. Paciencia.

Soy un impaciente, lo reconozco. Desde siempre, si quiero algo, voy a por ello y si no lo consigo en un “tiempo determinado”, pienso que nunca lo conseguiré.

Este año con el lanzamiento del libro, aprendí que todo acaba llegando si es para ti. Que la espera, hay que utilizarla para prepararse aún mejor para lo que tenga que venir. Utilicemos la energía de la impaciencia, para seguir creando, para idear, para ser aún más creativos y te aseguro que conseguirás resultados aún mayores de los esperados.

.- He conocido a muchos “lideres”, pero los de verdad, son personas humildes.

Como los títulos de influencers, expertos o referencias, que cuando te saludaban, ante ponían su “titulo” a un “buenos días, cómo estás?”

Los líderes de verdad, hacen que los demás se superen, que crean en sí mismos. Les dotan de oportunidades para conocerse, para que vean que son capaces y se sienten orgullosos cuando les superan. No tienen miedo a que venga alguien “nuevo” y pueda quitarles su “status”. Esos sí que son líderes de verdad, y no los que crean “guetos” para los que sólo estén sus “palmeros”

.- Las personas te sorprenden o te decepcionan, porqué no han hecho lo que tú creías que iba a pasar.

Nos decepcionan las personas porque proyectamos sobre ellos lo que nos gustaría que ocurriera con ellos. Dejemos de esas tonterías, y vivamos el presente con ellos. Seguro que aprendemos más de lo que nos podríamos imaginar. Seguro que nos enseñaran más de ellos que si pusiéramos unos límites.

Vive y déjate sorprender.

.- No sigas modas como los borregos siguen a su pastor. Se tú el perro que lidere al rebaño.

¿Si todos tus amigos se tiran por el barranco, tú también lo harás? ¿Quién no ha oído alguna vez esa frase? Pues pensábamos que de mayores seríamos independientes, que haríamos lo que nosotros sintiéramos. Y siempre acabamos diciendo lo que dicen los demás, la moda que hay en ese momento, porque sobre todo tenemos miedo a salirnos del rebaño.

Se nos llena la boca de creatividad, de innovación, de disrupción y lo único que hacemos es subirnos a la moda para ser “cool”, cuando de verdad no tenemos ni pu.. idea de lo que estamos hablando.

La única tendencia que tienes que seguir es la que dicta tu corazón.

.- No creas en las grandes promesas, hasta que no esté todo firmado

Cuando vivimos en una situación de desesperación, nos aferramos a cualquier cosa, que a través de lucecitas, gases y nos dé algo de motivación, nos haga creer que somos más fuertes que IRON MAN, o que HULK.

Se están aprovechando de nuestros miedos, de nuestra necesidad de salvación. Que todo el mundo tiene una función en nuestra vida, perfecto. Estoy de acuerdo.

Te podrán ayudar, darte la mano que necesitas, pero que sea de corazón, no por tu necesidad. Descubre antes que necesitas y ve a por ello. NO TODO TE SERVIRÁ.

Este año se resume en una frase:

.- Si sientes ese sueño, es porque es para ti, Se acabará haciendo realidad.

Da el paso y lo que digan los demás que te la bufe. Es tu vida, eres tú.

¿Y tú que has aprendido de este año?

Podéis adquirir “Liderazgo Canalla. Libera tu lado más rebelde” a través de este enlace.

¡¡El talento no se encorseta!!

La libertad es el oxigeno del alma” decía Mashe Dayan

El talento da libertad” me decía hace unos días en una conversación Javier Sierra.

Y así lo creo yo también.

Ya sé que muchos eruditos del management, se me van a echar encima. Escuelas de negocios de reputado nombre, van a querer donde vivo para hacerme una visita y “gurús” del desarrollo personal me van a bloquear de sus agendas, pero así lo creo.

Vivimos en un mundo donde se nos llena la boca hablar de Revolución Digital, del Big data, del éxito, que todos tenemos y debemos ser felices, pero lo que más me encanta oír, es que :

HEMOS VENIDO A ESTE MUNDO A DARNOS A LOS DEMÁS A TRAVÉS DE NUESTRO TALENTO.

Hay libros “bestseller” que nos animan a buscar nuestro talento, a cómo los japoneses a través de una filosofía, nos alientan a descubrir nuestra esencia. Y como buenos “borregos” que somos, pensamos que nos ayudaran a descubrirlo y alcanzar con ellos, cota de máxima audiencia en Redes Sociales.

Muchos de esos libros, los tengo en mi estantería. Algunos los recomiendo, porque me abrieron los ojos en alguna situación que había vivido y no sabía por qué.

Todo siempre acaba ayudando de alguna manera u otra. Hasta para saber lo que no queremos de verdad hacer o sentir.

Y llegamos al siglo XXI.

En esta crisis, que todavía vivimos, se nos ha impulsado, como placebo para apaciguar a las masas, a que todos tenemos un talento. Y hasta alguno, más de uno.

Pero lo mejor de todo, que gracias a esos talentos, saldremos del desempleo, conseguiremos crear una start-up que facturará miles de millones de euros y hasta podremos salir en revistas, llegando a alcanzar el clímax, la tan ansiada felicidad.

¿O no nos dicen eso?

Pero no sólo hablo del mundo empresarial, sino también en el día a día. Si tu niño es bueno jugando al futbol, haz todo lo posible para que sea el nuevo Messi o la nueva Michael Jordán. Todo porque mete más goles que los demás.

Ya no somos personas, somos talento con piernas.

Vemos en redes sociales, libros, formaciones y escuelas de negocios (que luego entraré ahí), como se les llena la boca hablando del talento y como es la panacea para salir de los números rojos en los que nos encontramos.

“Reten a tu talento, las nuevas generaciones que tienen un talento increíble, como descubrir el talento en tu equipo, promulga el talento de tus trabajadores, como descubrir el talento de tus clientes a través de la Big Data…”

¿A qué parece que nos van a solucionar la vida y todo desde el sofá de casa?

¡¡PUES NO!!

¿Por qué?

Porque luego están las estructuras RIGIDAS que lideran las empresas como la sociedad. Ya pueden tener el talento más increíble que hayas visto jamás a tu disposición, que si no sigues las reglas establecidas, ya te puedes ir marchando de la empresa o del rebaño llamado “sociedad”.

¿O es que no hemos visto un jugador de futbol que no triunfaba en un equipo y tras irse a otro ha despuntado? ¿Qué ha pasado? Que a ese jugador le han dado LIBERTAD para ser.

¿O es que no hemos visto, personas de renombre, que tras no seguir los dictámenes de la sociedad y la formación reglada, tras adquirir su LIBERTAD, han roto barreras dando a la sociedad disrupciones que a día de hoy disfrutamos?

TALENTO: LIBERTAD. LIBERTAD: DISRUPCIÓN. DISRUPCIÓN: VERDADEROS AVANCES.

Pero mola más decir que promueves el talento, que quieres gente con talento, pero eso si, por detrás, que no te quiten lo que has conseguido hasta la fecha, no vaya a ser, que el chiringuito se vaya por la ventana.

Pero todo empieza desde la educación que recibimos. SE APLACA EL POSIBLE TALENTO DE LOS NIÑOS, porque el que destaca en algo, o es un empollón, “rarito” porque se le da bien la física o no hay medios para promover esos talentos. Así que es mejor que sigan el camino establecido y si tiene que ser “algo” en la vida, que ya lo sea de mayor que tendrá más posibilidades para permitírselo.

¿Y cuando llegamos a mayores? Vemos ese talento que teníamos, con añoranza y creyendo que no podremos ser aquello lo que pensábamos y soñábamos que íbamos a ser.

El verdadero significado de Talento, es la libertad que tiene una persona de ser, hacer y mostrarse como siente que es. Sin ataduras, sin miedos, sin límites.

Pero ahora que llega el fin de año, nos encontramos con las encuestas de evaluación en las empresas. Que ya puedes tener un talento de la leche, que si no has alcanzado, un 5 por parte de tus compañeros, superiores e inferiores, la oficina de desempleo te esperará a la vuelta de vacaciones.

Ya puedes tener un talento increíble, que si no sigues las reglas establecidas dentro del club, ya puedes ir pensando en ir a otro sitio. Ya puedes tener las mejores ideas de turno, que si el inversor de turno, no la ve, tu futuro será negro. Además de ser considerado de “rarito-especial…”

Pero cuando esas personas, se dan la LIBERTAD, de mostrar su TALENTO, sin el yugo de unas normas, unas apariencias que mostrar a la galería, se nos cae la baba, hablando de su talento..

El verdadero talento no tiene que estar sometido al número de seguidores de Facebook (conozco gente que no tiene ni redes sociales y te quedarías con la boca abierta de su talento), del Big Data (unos números no determinan el talento de una persona y a qué hora los vas a sacar) o a formaciones de “atracción y retención” de nuevos talentos (para que luego busquen motivación tras un año para sus empleados). Por no hablar Escuelas de Negocios que promulgan a los 4 vientos, lo disruptivas que son y lo que aman el talento diferente (que no tienen ni idea de que significa el término, pero queda fashion), luego gritan NO como alma se la lleva el diablo, ante algo diferente, nuevo, porque no cumple la tradición y lo que esperan sus alumnos de ellos.

TALENTO DECAPITADO, AVANCES NUNCA OCURRIDOS.

Así que por favor:

.- Si queremos promulgar el talento, DEMOS LIBERTAD PARA QUE SE EXPRESE.

.- El verdadero talento, sale, si se le permite salir. No se le extrae a través de formaciones o libros.

.- Si queremos nuevos talentos, aceptemos sus singularidades, no queramos adaptarlos según nuestras creencias, apariencias o marca.

.- El verdadero talento es el que provoca innovación, disrupción y avances.

¿Crees en el concepto que nos dan de talento o el talento te da libertad? ¿Una persona libre, sigue unas normas por apariencia?

Podéis adquirir “Liderazgo Canalla. Libera tu lado más rebelde” a través de este enlace.

 

Javier Regueira: “Sin contenido, terminas divorciándote”.

Hoy dentro de “Conversaciones con…” para mí es un placer presentar a Javier Regueira.

En un mundo interconectado, donde a la publicidad se le llama comprar anuncios de Facebook, haciéndonos creer que es lo último. Donde un video de una persona bailando preparando una conferencia, nos dicen que es por el bien de nuestro Branding. Me preguntaba donde quedaba el contenido de verdad, que hacían las marcas de verdad que conseguían transformar el mundo.

Sin contenido no hay nada. Sin contenido seremos uno más, llegando otra marca, que empatice de verdad con nuestros posibles clientes, quedándonos nosotros para “vestir santos”. Y es lo que me confirmo Javier, en la conversación que tuvimos recientemente.

Autor de uno de los escasos blogs que sigo “No content. No Brand”, dirige la 1 agencia de Brand Content en España “Zond” (www.zond.tv). Autor de varios libros, además es el primer Doctor por una Universidad española en Branded Content.

GRACIAS JAVIER, por enseñarnos que la importancia en estos momentos, del contenido como forma de comunicación de nuestra marca. Podéis conocer más el trabajo de Javier a través de su Twitter (@javierregueira)

– ¿Quién es Javier Regueira?

Estudiando de publicidad y estudiante de emprendimiento. Aprendiz de todo y experto en nada.

Parece que dicho así, es falsa humildad. Pero es lo que creo, porque en un mundo digital como en el que vivimos actualmente, no dejas de aprender nunca

.- Si tuvieras a tu disposición una valla publicitaria, y en ella poner lo que quisieras. ¿Qué sería?

Tumbaría la valla publicitaria.

Intentaría comunicar el mensaje que la empresa quiere, no a través de una valla interrumpiendo lo que el conductor tiene que hacer, que es conducir

.- ¿Cuál es la mejor inversión que un ser humano puede hacer con menos de 50 euros?

Yo creo que la mejor inversión en ti mismo es conocimiento.

Yo te diría que una conexión a Internet, que es donde está la biblioteca casi infinita a tu disposición. Una conexión a internet de 1 mes y pegarme todo el mes leyendo

.- ¿Qué has aprendido de tus fracasos? ¿Cómo lo definirías a un fracaso?

Del fracaso es el tema que aborden en mi primer libro. El fracaso que es lo que sentí, cuando tuve que cerrar mi 1 empresa, fue el propósito del libro, queriendo sacar toda la experiencia que tuve.

Una experiencia más importante en el plano personal que en el profesional. El principal aprendizaje que obtuve, es que por ego o soberbia siempre va achancando a los factores externos de la situación surgida. Por ejemplo, nuestra empresa cayó entre el 2007 y el 2008, en la cumbre de la crisis. Y el consejo de administración, es lo que hacíamos, echarle la culpa a la crisis. Con el paso del tiempo, me he dado cuenta que fue un elemento externo, que no ayudo, pero que tampoco tuvo tanta influencia.

Yo creo que el peor enemigo del emprendedor, es el propio emprendedor.

Yo creo que en cualquier actividad humana, por un lado está el reto que tú te marcas y por otro la capacidad que tú tienes.

Pero el problema que veo, ya que además de emprendedor, soy profesor, los chicos tienen recalentada la cabeza con respecto a la hipercompetitividad laboral, con el sois los mejores, con el esfuerzo se llega al éxito..Cuando no tienes bien claro cuáles son tus limites, tú te pones el horizonte muy alto, con el final que te la pegas.

Yo me la pegue, por tener un grado de ambición muy elevado y una autoconfianza desmesurada que me llevó a pensar erróneamente que yo no podría fracasar. Y ahí es donde tu ego no admite que tengas que recular, que tengas que abandonar, acabas haciendo la huida hacia adelante.

El fracaso está relacionado con que no hayas encajado la dureza del reto con las capacidades que tienes.

.- ¿Qué relación hay entre el AMOR y una MARCA?

Total es la relación. Pero la relación actual es muy poca. ¿Hacía donde deberíamos caminar? Hacia eso, hacia el AMOR.

Dentro de los maremágnum de estudios que encontramos, en los que algunos no te ofrecen mucho aprendizaje, hay uno que se llama “Marcas con significado”. En él se dice que un 80% de las marcas, el consumidor las considera irrelevantes y no las echaría de menos, si dejasen de existir. De ese 20% restante, que son marcas que el consumidor reconoce que le aportan valor, el motivo es que son empresas que no le pretenden engañar ni dar por saco.

¿Qué el camino es el amor? Desde luego.

Sé que el amor tiene tintes ñoños. Pero para mí, significa SINCERIDAD, no engañar al consumidor y CERCANIA. En esta era digital, no tiene mucho sentido que le hablemos a los clientes desde el pulpito, quiere cercanía.

No creo que estemos en la época del amor, pero sí, el camino a andar

.- ¿Qué es el Brand Content?

Es un intento de hacer comunicación de marca ética y que aporte valor. Porque lo que se supone que aporta valor no interrumpe. El consumidor va elegir libremente seguir tu blog, tus contenidos.

Aunque no soy de palabros, tienes que utilizarlos para que la gente sepa de qué estás hablando, pero si quieres te lo resumo en una frase:

Es la comunicación de marca o publicidad, que el consumidor SI QUIERA EN SU VIDA. Porque la que no quiera, va a dejar de existir en breve. Por ejemplo, cuando los Milennials, no quieran una marca, con el poder que tienen, esa marca dejará de existir.

El camino que creemos muchos, es ofrecer comunicación interesante, que aporte un valor al usuario y que la busque proactivamente.

.- ¿Qué destacarías del Branding actual?

Al menos en la profesión, en el 2017, la gente siente que el Branding va mucho más allá del logo. Cuando yo estudiaba, ibas a una librería a pedir libros sobre Branding, y te daban libros de Diseño Grafico.

Pero desde diferentes libros, se empezó a promulgar que las marcas son valores intangibles. Valores que habitan en la mente de los consumidores mucho antes que lleguen incluso a los lineales de los supermercados, por ejemplo.

A día de hoy, los profesionales sabemos de qué va el Branding, pero lo que creo, es que en demasiadas ocasiones, las agencias de publicidad siguen siendo los grandes guardianes de la comunicación, de la esencia de las marcas, han buscado casi más el efectismo, la creatividad mal entendida que busca el aplauso, que la consistencia estratégica.

Yo por ejemplo que he trabajado durante más de 20 años en agencias de marketing, cada 24 meses, llega un director de marketing, que quiere imprimirle su propio sello. Incluso a veces despidiendo a la consultora que tenían. Produciendo que los valores que tenía dicha marca, se convierten en un ente esquizofrénico que cambia cada 18 meses y que nadie entiende.

Entendemos de qué van las marcas, pero todavía estamos en la fase de aprender a darles consistencia.

La consistencia nunca la va a conseguir nadie, que solo busca el aplauso de los festivales de publicidad

.- En una carta a una persona que confunde publicidad y Branding, ¿Qué le dirias?

Que se haga un buen máster en una escuela de negocios, porque lo que tiene en su cabeza, es una buena confusión.

De publicidad estamos hablando comunicación de marca, que es parte del marketing. Y el Branding es una disciplina mucho más nueva, que entra dentro del Marketing, pero que tiene que ver con la creación de marca y la gestión de valores de marca. Tiene que ver con la sociología, con la sicología, se alimenta del estudio de mercados

No hay posible confusión. La marca no se comunica solamente con publicidad. Los 4 vectores que la marca comunica, son la COMUNICACIÓN, como hemos hablado antes, pero también LAS PERSONAS, el PRODUCTO y el ENTORNO FISICO

En el futuro, la publicidad va a tener menos peso en la comunicación de marca y otros muchos elementos van a tener más. Y eso lo demuestra, exitazos de marcas como Mercadona o las empresas de Inditex, que no hacen publicidad, pero están magníficamente bien posicionadas.

.- Termina la frase… Sin contenido

Yo te diría que sin contenidos terminas divorciándote. Sin contenido no tienes nada de lo que hablar.

Igual que cuando una pareja se apaga cuando se termina la conversación. Si tú como marca, no le ofreces un tema de conversación interesante a un fan, se empieza por el distanciamiento, por el silencio y luego el divorcio.

Antes hablábamos del amor. El amor se termina cuando no hay conversación Y el contenido es un poco, la voz de la marca. Es proponer, una excusa, a tus usuarios para hablar contigo.

.- El mundo actual es la lucha entre la Creatividad y la Estrategia, ¿Qué piensas?

En absoluto una estrategia y la creatividad son lo mismo.

En las universidades nos enseñaron que la creatividad debería estar al servicio de generación de notoriedad. En un entorno saturado de publicidad, tienes que intentar ser notorio, gracias que el mensaje sea ocurrente.

Pero yo a mis alumnos, les explico que deberíamos dar un paso más .Como decía uno de mis primeros jefes, “si quieres ser notorio, sal a la calle con un gorro de plumas. Serás notorio pero también serás ridículo”.

La creatividad en sí misma, te puede convertir en un fantoche. Porque un día eres un hipster, otro día eres uno de la Generación Z, y otro día… Puedes ser lo que quieras, pero en este ámbito de mercado en el que estamos, lo importante es la estrategia que es la que de verdad te da consistencia, permitiendo que el consumidor te identifique y te diferencie.

.- ¿Estamos viviendo una burbuja con el emprendimiento?

Yo creo que habido poderes facticos interesados que la gente emprendiese a saco, y yo diría que hasta sin norte.

Todos los empresarios que he conocido, te hablan del emprendimiento con gran precaución. Hemos vendido mucho humo, por los 5 millones de parados que hemos llegado a tener. Y parecía que el autoempleo era la única vía que nos iba a sacar de ahí. Y el emprendimiento requiere muchas condiciones que no todo el mundo tiene.

.- ¿Nos tienen que preferir o nos tienen que recordar?

Pues las dos cosas.

Hay un modelo que explica el comportamiento humano, que se llama “Jerarquía de efectos”.

Nosotros trabajamos con él, pero aplicado en el mundo del marketing. La publicidad masiva, te va a dar notoriedad. Por ejemplo Tesla, necesita publicidad, para que sepan que existe. Al no ser que sea un producto muy original, siempre vas a necesitar una publicidad masiva.

A partir de ahí, cuando tú pones un anuncio en el aire, por repetirlo 54 veces, no consigues que aumente la deseabilidad del bien anunciado. Y ahí es donde entra en juego el contenido, que es lo que nosotros hacemos y que es el Brand Content.

El contenido si se ha conseguido demostrar, que es más útil, ya que provoca relaciones más fructíferas y duraderas con ese cliente

Notoriedad más Empatía, es lo que acaba derivando en la compra.

Sin contenido, una marca puede ser sustituida por otra perfectamente, ya que no empatizarás con los clientes, que es lo que te hace diferente a los demás, o esa preferencia, ya que está todo inventado.

.- ¿Cuál es tu concepto de felicidad? ¿Y de marca de éxito?

Me estaba acordando ahora de la pirámide de Maslow. En la cúspide esta la autorrealización, una necesidad que el ser humano nunca satisface.

Yo te puedo decir que los momentos más felices de mi vida, son los momentos en los que más me he sentido autorealizado. Momentos que no equivalen a pasta, ni a poder, ni a nada por el estilo.

Como bien dice Mario Alonso Puig, estamos obsesionados con el tener. Pero para tener, lo primero hay que ser y después hay que hacer.

Creo que las marcas también cumplen un rolen ese mismo sentido. Las marcas son extensiones de nuestro propio yo que nos ayudan a autorealizarnos. Es algo consumista lo que acabo de decirte, pero quien conduce un Bmw no lo hace solamente por la motorización, sino también por la seguridad que le transmite salir del garaje con un BMW.

El éxito de las marcas, tiene que ver con también haber sabido dotar autorrealización a sus determinados targets.

.- Una reflexión para los lectores del blog

Me resultaría difícil decirte solo una cosa, pero para mí es prioritario como todo padre, que es la educación de mis hijas. Para mí, en relación con la educación que hemos recibido de nuestros padres, que es la obsesión con el mundo académico. ¿Por qué? Porque terminas haciendo creer a los niños que cuando te esfuerzas siempre lo consigues, la vida te devuelve siempre el esfuerzo que tú le pones  y eso es una falacia.

Todos hemos estado enamorados de una persona y no nos han hecho caso. Todos hemos puesto esfuerzos en un sueño y no los hemos conseguido

Yo siempre digo que el esfuerzo está bien, que hay que trabajar, pero que eso no te garantiza nada. Igual o más importante está la preparación, la educación emocional que es la que te permite encajar los inevitables golpes de la vida que siempre van a estar ahí.

¿Cómo sacar de la U.C.I. tu marca?

La marca personal es lo que dicen de ti cuando no estás delante” dice Jeff Bezzos.

Es una frase que me encanta y que le doy una vuelta de tuerca en mi próximo libro, del que os hablaré en unos días.

Leyéndola de nuevo, me ha saltado una pregunta:

¿Y qué pasa cuando nadie habla de mí aunque yo no esté?

Tienes dos opciones y ninguna te va a gustar:

.- O esos “amigos” ya pasan de ti y has desaparecido de sus agendas.

.- O tu marca está “muerta”.

Es lo que está pasando a la marca “Barcelona” con lo que todos sabemos o algunas de las personalidades con las que comenzaba la sección de entrevistas del blog.

O nadie habla de ellos o ya no están tanto en el “candelabro” como decía una “celebritie” del papel rosa español.

¿Está tu marca “muerta” o en “coma inducido”?

Empecemos el proceso de reanimación:

.- Tienes que empezar por ACEPTAR, que tienes GRAN parte de CULPA, por la situación en la que te encuentras.

Como hemos podido ver, todos tienen la culpa de la bajada de turistas, de la bajada del movimiento de publicidad, que se haya paralizado todo, pero NOSOTROS, no tenemos la culpa de nada. LOS RESPONSABLES DE NUESTRA SITUACIÓN SON LOS DEMÁS, NOSOTROS SOMOS MAS SANTOS QUE EL PAPA.

Seamos claros, si tus amigos pasan de ti, ALGO HABRÁS HECHO

Si los clientes se han olvidado de tu nombre, ALGO HABRÁS HECHO

Si nadie ya te reconoce como el experto en un tema, ALGO HABRÁS HECHO.

De verdad, que no quiero hundirte más de lo que estás, pero se sincero contigo mismo, algo has hecho.

Habrás dejado de dar ese valor que te distinguía, habrás intentado “timar” a los asistentes de tus cursos o lo que promulgas en tus redes sociales a quién eres realmente, va un trecho muy grande. Y la gente le mentiras una vez, pero 2, ya no creo que sean tan tontas.

Toda resurrección empieza por ti.

.- No quieras ser una persona o marca que no eres.

La gente le “olerá” mal si quieres ser alguien que no eres, y más si ya te han conocido en tu anterior faceta.

Más vale, empezar el proceso de reanimación, pidiendo perdón y que el cuentakilómetros empiece de 0, que no ser otra persona y querer hacer olvidar lo pasado.

Te lo vuelvo a repetir, LA GENTE NO ES TONTA.

No te subas a una nueva “moda”, pensando que no sabrán quien eres. La gente no olvida y más si le has hecho vivir situaciones no “agradables”.

Pide perdón, límpiate y haz las cosas de otra manera.

.- Si la has cagado porque no conoces de VERDAD a tus clientes.

Muchas de las empresas que conozco, cuando alcanzan un “éxito” notorio se duermen en los laureles. Se pegan 10 años dando la misma conferencia, hablando de su libro que ya está desfasado…y cuando se dan cuenta que no va nadie a sus conferencias, se acaban preguntando: “¿Qué ha pasado”.

“Pues majo, que 2 años con tu conferencia me parece bien…pero en 10 años me parece la que sociedad ha cambiado no un poco, sino un mucho”.

Escúchate, escucha a la gente que te rodea, escucha a tus clientes, a tus proveedores, hasta la vecina pesada del 5ºf , porque seguro que entre todos te estarán diciendo como son los tiempos.

.- Focalízate en tus clientes, en tu mercado y en tu competencia

Déjate de mirarte el ombligo por favor. Que por mucho que hayas hecho cosas, por muchas conferencias que hagas, no eres el rey del mundo. Y si no acuérdate de Leonardo Di Caprio en Titanic, que pensaba lo mismo, y mira como acabó.

Quién te dará el dinero para pagar las facturas serán tus clientes. Quien te hará ser mejor y aportar cosas diferentes, será escuchar y observar a tu competencia. Quien te mostrará a donde van las tendencias o descubrir modas, será el mercado, NO TU OMBLIGO

.-Cuando crees que eres el culo del mundo, no te permites mejorar.

Te has quedado igual de obsoleto que la frase:” Guay del Paraguay”. Y eso te pasa porque no te has permitido avanzar.

Has optado por vivir de las rentas, pensando que “carda la lana y échate a dormir”. Y ¿Qué ha pasado? Que te ha arrollado el “ave” de la innovación, de la disrupción, de personas que hacen las cosas mejor que tú, de personas que piensan que ya eres una “moda trasnochada” o en vez de querer llegar a un grupo especifico de personas, quisiste llegar a todo el mundo, y fue el mundo el que te devoró.

Tu ego, tu miedo, tu “virgencita que me quede como estoy” ha hecho que estés como estés, MUERTO.

Siempre se pueden hacer las cosas mejor. Siempre se pueden unir ideas y crear un nuevo éxito. Siempre se puede dar una vuelta de tuerca a esa conferencia tan manida. Siempre se pueden hacer las cosas de diferente manera.

Porque la gente quiere novedad. La gente quiere cosas que le asombren. Quiere sentirse único. Y cuando ve siempre lo mismo, empieza a aburrirse, a bostezar y ese el principio del comienzo de tu declive, te lo aseguro.

No creas que las cosas están bien como están, PORQUE SIEMPRE SE PUEDEN HACER MEJOR.

Permítete siempre mejorar y dormirás mejor.

.- Cuando te crees alguien, tu equipo acabará yéndose de tu lado

Marca o profesional que llega a una posición, no ha llegado ella solita a donde está.

HA SIDO GRACIAS A SU EQUIPO, GRACIAS A MUCHAS PERSONAS.

Y como bien dicen las madres, “de buen nacido es ser agradecido”.

Nunca lo olvides y deja de decir a los 4 vientos, que has sido una marca “hecha a sí misma”, porque no se lo cree ni Belén Esteban.

Apóyate en ellos, descubrirás mucho más mundo del que crees que hay.

.- No hagas un nuevo Logo pensando que ya todo será diferente.

¿Y dónde está la cultura empresarial? ¿Será la misma? ¿Y estará motivados tus clientes o proveedores solo por el cambio de un logo?

¡¡VAMOS POR FAVOR!!

Estas son algunas de las técnicas de “reanimación” para tu marca, cuando sientas que puede entrar en fase terminal.

¿Empezamos la reanimación?

Podéis adquirir “Liderazgo Canalla. Libera tu lado más rebelde” a través de este enlace.

 

¡¡El hombre que estaba rodeado de idiotas!!

“El mundo está lleno de idiotas distribuidos estratégicamente para que te encuentres al menos, uno al día”

TODOS, en algún momento de nuestra vida hemos dicho una cosa así:

No sé qué mal he hecho en otras vidas, y ahora parece que lo estoy pagando, pero estoy todos los días rodeado de idiotas”.

¿Quién no lo ha dicho alguna vez en su vida, cuando ve cómo actúa su jefe? ¿O su pareja que siempre repite los mismos fallos aún tras habiéndoselo dicho por activa y por pasiva? ¿O cuando vemos los malos modos y falta de educación que tiene la gente en actos diarios?

TODOS HEMOS PENSANDO QUE ESTAMOS RODEADO DE IDIOTAS.

Creemos que los demás son idiotas por:

.- Porque no han entendido nuestro mensaje.

Mira que lo hemos repetido una y otra vez. Cosa que antes no hubieras hecho. Te has aguantado las ganas de darle un buen grito ante la falta de reacción de esa persona ante tus necesidades. Pensabas que no podría ser tan tonto para que necesitara tantas veces para que reaccionara. Sin querer ver más allá, que lo que tu ego te está diciendo, sigues pensando que esa persona es realmente idiota.

No queremos ver que a lo mejor nuestro mensaje no está bien estructurado. No pensemos que somos Antonio Gala a la hora de expresarnos, porque no es así. No pensemos que somos Pérez-Reverte a la hora de estructurar un mensaje, que ni mucho menos. Son las emociones quienes distorsionan aquí un buen resultado.

Para llegar a buen puerto, es cosa de dos. Como en casi todo en la vida. Yo puedo tener una predisposición para explicar una cosa, pero si tú NO quieres entenderla por el enfado que tienes, por las cosas que pasan por tu cabeza en ese momento o por el ruido del tubo de escape de la moto que tenéis alrededor…Ya puede ser el mejor mensaje que los seres humanos hayamos podido ver y escuchar, que no llegará a buen puerto.

No se entiende un mensaje:

.- Por las circunstancias que nos rodean. Ruido de una discoteca, el móvil que no para de sonar, estar en un autobús…

.- Por las circunstancias interiores que estamos viviendo.

.- Y porque la empatía es un valor que falla como una escopeta de feria en nuestra sociedad. Creemos que los demás van a entender nuestro “idioma”. Pensamos que somos transparentes, y que la otra persona, está en la misma situación que nosotros. Y lo que pasa, que obviamos que dentro del contrincante que tenemos en esta “pelea”, ella está librando una batalla de la que no tenemos ni idea en qué situación se encuentra.

Por mucho que sepas idiomas, por mucho que sepas protocolo o tengas unas creencias, que a tu parecer, son las más normales, las que la sociedad tendría que tener…No conoces, no sabes, ni sientes , como la otra persona está sintiendo, su historia o cómo es la mejor manera para hablar, liderar o compartir con ella una información.

Somos egos con patas, y siempre, con la intención de dominar una relación o negociación, pensamos que nos tienen que entender, que nuestra opción es la mejor y como no nos hagan caso a la 1ª, los idiotas son los demás.

Si parasemos y escuchásemos más a los demás, otro gallo nos cantaría.

.- Y porque todo se arreglaría mucho antes, si fuéramos sinceros desde el principio. Si dijéramos que esperamos de la otra persona, las “taras y mochilas” con las que llegamos a esa nueva relación o negociación,…Todo sería más fácil.

Pero tranquilos, no estoy diciendo que tenemos que ser unos buenos samaritanos, y siempre “pre-ocuparnos” que los otros nos entiendan, siempre sonreír ante una situación desesperante o aprender chino para que la otra persona entienda que queremos que entienda de una vez por todas.

TAMBIÉN HAY QUE GENTE IDIOTA, Y SIN REMEDIO, POR LA VIDA. ¡¡SEAMOS CLAROS!!

¿Ante esas personas?

.- No todo el mundo nos tiene que entender, ni tenemos que caerles bien, así como que tienen que ser nuestros amigos.

Si no comprenden nuestros gustos y no los respetan, NEXT.

Si dicen que estás loco, porque opinas de esa manera, A TOMAR VIENTO.

Si no aceptan o se hacen los sordos ante tus peticiones, A TOMAR LA FRESCA.

Hay momentos de la vida, que hay que decir: BASTA YA, de una manera tajante.

Aguantamos porque no queremos hacer daño a la gente. No decimos lo que sentimos, porque pensamos que se pueden ofender. A través de nuestros silencios nos “comemos” lo que otros no ven, no vayan a molestarse con nuestra opinión o sus actos sin sentido…

Todo por “aparentar”, todo por seguir siendo amigos de esa persona que llevamos años con esa relación, todo por no “atacar” con la grapadora a esa compañera de trabajo que te tiene de los nervios…Todo por no sacarle un “ojo” a esa persona, nos callamos, terminando por convertirnos en “pez globo” a punto de estallar.

En esta vida, no todo el mundo pensará como tú, no todos verán la vida como tú la ves, no todos verán que la relación que tienen va a ningún lado o creen que el jefe que teneis es tan “corto” como piensas tú que lo es…. Y gracias a dios que no todos somos iguales, porque si no menudo coñazo.

Si piensas que es idiota ese jefe, mándalo por ahí y que los demás digan lo que quieran. Es tu felicidad, es tu vida.

Si piensas que tu pareja no da más de sí, déjala. Más vale pasar un mal rato en la despedida que no toda una vida de frustración

Si piensa que ese “amigo” es realmente insufrible, empaquétalo con billete de ida, pero no de vuelta.

Es tu vida, es tu salud, es tu felicidad, ES TU TRANQUILIDAD…SI REALMENTE NO VES NINGUNA POSIBLIDAD DE AVANCE EN ESA PERSONA, JEFE O RELACIÓN, ES HORA DE MANDAR A PASEO PARA SIEMPRE A ESE IDIOTA EN TU VIDA.

El dinero que te ahorrarás en terapeutas, te aseguro que será muy elevado.

Podéis adquirir “Liderazgo Canalla. Libera tu lado más rebelde” a través de este enlace.

 

¡¡Tú también eres Oro Viejo!!

Es la parte dura la que siempre crea valor” dice Seth Godin

No me importa tu edad, no me importa tu condición sexual ni el puesto de trabajo que tengas. Me importa poco el apellido que tengas, del linaje que vengas…Porque cada uno de nosotros tenemos algo en común, que nos une y no nos aleja.

Como diría algún padre: “¿Qué todos tenemos dos agujeros en la nariz?”

Que todos somos ORO VIEJO.

Es una contradicción. Y ante las contradicciones, la sociedad, las rechaza antes de una explicación o entender qué nos querían decir. Todo lo que salga de lo “establecido” como normal o coherente, es rechazado de antemano.

PUES SEÑORAS Y SEÑORES, TODOS SOMOS ORO VIEJO.

En nuestras vidas, en nuestras empresas, tendríamos que vivir sin miedos esta filosofía.

¿De qué consta?

.- Pasión

Parece que hablar de la pasión a ciertas edades, es como un tabú. “No digas que eres pasional, que se pensarán cualquier cosa… Tu pasión es un hobbies, deja de pensar que podrías transformarla en tu forma de vida…” Pero los “Oro viejo” saben que es la pasión la que mueven el mundo, la que lo transforma.

La pasión es una actitud ante la vida. Es quererla exprimir hasta la última gota, es querer vivir sin saber qué pasara mañana (¿O es qué tú lo sabes?..Una cosa es lo que crees, otra la que será…), es quererla conocer, es quererla vivir, y todo guiado por tu corazón, no por tu razón.

La pasión es el motor de transformación de nuestras vidas y de la sociedad. ¿O es que has conseguido cosas que creías imposibles sin pasión? Ahora estás sintiendo pasión leyendo este artículo, ¿Y crees que es algo malo?

.- Canallas.

Si todos somos canallas, lo que pasa que unos lo han desarrollado más que otros. Canalla es una persona que rompe lo que tenga que romper (de forma metafórica) para sentirse en paz. Porque los veras sonrientes, con una sonrisa de oreja a oreja, a pesar de las caídas, a pesar de los NOES. Creerás que a pesar de las circunstancias,

¿Cómo pueden sonreír?

PORQUÉ la felicidad para ellos es sentir la tranquilidad que te da la vida al sentir que estás haciendo lo que sabes que tienes que hacer.

Porque viven SUS normas. Te podrán gustar o no, pero saben que gracias a ellas, sienten que están viviendo esa respuesta que todos queremos conocer: ¿Por qué y para qué hemos venido a este mundo?

.- Gritan a los 4 vientos, que se sienten orgullosos de ser Mofetas de la sociedad.

Ya sé que no te olerá bien el titular, pero así tendríamos que ser. Siempre desprender en todo momento, en cada relación, en cada acto nuestra esencia.

Cuando vemos a las mofetas, pensamos que son “majas”, que es algo exótico, algo diferente. Así nos pasa con las empresas o personas nuevas y diferentes. Pensamos igual, que mágicos. ¿Pero qué pasa cuando empiezan a desprender su olor y nos afecta a nuestro “territorio”? Pues que lo que parecía “gracioso” ya no nos hace tanta gracia, porque está tocando a nuestros clientes, amigos o nuestro “pan”…

Vayamos por el mundo desprendiendo nuestra esencia, desde la coherencia, humildad y dejando atrás la “sin razón”.

.- Locos Soñadores

Son considerados como locos por los demás. Pero para ellos, es simplemente vivir en coherencia.

Sueñan con crear una fiesta, con crear su empresa, con llegar a quien crea lo necesita con su mensaje, y lo consiguen. A pesar que aún habiéndolo conseguido, la gente no se lo cree, ni reconoce que estaba confundida en sus pronósticos…A ellos no les importa, sienten que la vida es lo que dicta su corazón, a pesar de los límites, clichés que puedan romper.

La vida para ellos son las oportunidades que la vida les pone delante y no se van a quedar esperando a que las circunstancias fueran “ideales” para realizar ese reto o desaparezca el miedo de sus vidas.

Han venido a disfrutar, a sentir, a caerse y volverse a levantar, a reconocer sus fallos y disfrutar de sus éxitos, siempre a través de sus sueños, pasiones o intuiciones.

Tú dirás que son locuras, porque tú no te atreves a hacerlo, pero en el fondo es lo que querrías hacer. Hacer lo que sientes, lo que visualizas y lo que digan los cenizos de tu alrededor, TE LA BUFE.

.– La edad es solo una edad.

Si echamos vistazo a Internet, vemos como han proliferado iniciativas y festivales, sobre etapas de nuestra vida, sobre series que veíamos cuando éramos pequeños.. Cuando los vemos , lo primero que hacemos es sonreír, pero al instante decimos algo para que la gente que este alrededor nuestro, no crea que somos unos raros: “Que buenos tiempos vivimos en aquella época, pero la verdad que no estoy para volverlos a vivir..Ya soy un hombre de familia, ya no tengo edad, ¿Te imaginas que fuera? Sería el padre de todos?…”

Vivimos en función de lo que digan los demás, de que no se puedan avergonzar de nosotros, de lo que puedan decir… Y mientras tanto lo que hacemos es perdernos la vida. Perder la oportunidad de sentir, de vivir, de saltar, de volver a sonreír…Porque en el fondo, si estás pendiente de las apariencias, de miedos, vergüenzas, no estás viviendo por mucho que creas.. ¿O no me dices que cuando llegas a la cama, sólo piensas cómo sería tu día a día si hicieras lo que realmente sientes?

Somos oro, pero vamos por la vida, deseando ser plata, como son los demás.

Somos oro, pero tenemos miedo a deslumbrar, por el miedo y el qué dirán.

Somos oro y cuando menos lo creas, ya no podrás mostrar tus 24 quilates.

Somos oro, pero no lideramos el proceso, creyendo que serán los demás, quienes sepan vendernos mejor.

Somos oro, y tenemos miedo a mostrarlo, por incoherencias y tonterías.

NUNCA LO OLVIDES, ERES UN ORO VIEJO, QUE CON EL PASO DE CADA AÑO, SIENTE, VIVE, DISFRUTA TODAVÍA MÁS.

Nunca pierdas NI olvides qué eres, ni quién eres.

Podéis adquirir “Liderazgo Canalla. Libera tu lado más rebelde” en este enlace.