¡¡Las culturas se crean tras las puertas¡¡

La innovación no es cuestión de dinero, es cuestión de personas” decía Steve Jobs

Revolución digital, employer Branding, Management, Amistad, Felicidad, Gurú, Zona de confort, Motivación, propósito, misión… nos pasamos el día hablando de terminología, que simplemente de pensar en ella, se nos ponen los pelos de punta.

Si les preguntáramos tanto a profesionales, como a personas de a pie, que significan muchas de las palabras que utilizan, se encogerían de hombros y dirían: “Es que yo…”.

Señores, hacemos las cosas por imitación. Si nuestro amigo va a una conferencia, nosotros vamos, no vaya a ser que sea un puntazo y me lo pierda, aunque no entienda nada…Si la competencia se cambia el nombre del Departamento de Recursos Humanos, nosotros vamos detrás como un niño y un helado, a cambiarlo..

Pero si les preguntáramos, ¿Por qué lo hacen? Responderían: “Es que parece ser la moda…”.

Sin embargo, tras cerrar la puerta de nuestra casa, de nuestra empresa, todos amamos con locura a la burocracia, a la rutina, entrándonos urticaria cada vez que pensamos en innovación o de cambios.

Es tras cerrar la puerta, cuando realmente se descubre y descubrimos, cual es la cultura por la cual nos regimos, de verdad, no cara al público.

¿Cómo podemos hablar de una evolución de la sociedad, a través de la cultura, cuando la misma, las costumbres que se tienen no se quieren cambiar?

La R.A.E define la cultura como: “Conjunto de modos de vida y costumbres, conocimientos y grados de desarrollo.. En una época, grupo social.”

Tras cerrar la puerta, escuchas que no piensan invertir dinero en ese invento nuevo del que habla todo el mundo, que las cosas siempre se han hecho de una manera y así se van a seguir haciendo, o estamos mintiendo a la familia, sólo para que las apariencias sigan intactas.

Seamos CLAROS, no nos gusta cambiar nuestros estilos de vida. Estamos muy a gusto con quienes somos, por mucho que gritemos a los 4 vientos que somos la revolución en nuestro campo profesional o que somos personas claras, limpias y profesionales.

Eso lo hacemos cara al público, para ganarnos a posibles talentos para nuestras empresas, para embaucar a la chica que tanto nos gusta, o para tener contentos a la familia.

En un mundo donde estamos interconectados, y la competencia nos puede llegar de cualquier lado inesperado, nuestra conducta siempre será de la imitación, “ No vaya a ser que surja efecto y nos retrasemos más… No vaya a ser que no me haga caso y la liemos…”

Pero en el fondo, el ser humano, es un animal de costumbres, que anhelas innovaciones, pero que les tiene pavor.

Es como Frank de la Jungla, él siempre va por delante en la búsqueda del tigre de bengala, mientras los cámaras lo intentan seguir grabando como pueden, sus peripecias.

Así somos los seres humanos, esperamos y deseamos que alguien del primer paso hacia esos avances que queremos, pero mientras tanto nos atrincheramos en nuestro despacho, viendo que sucede mientras tanto en su aventura. Porque si lo consigue, seguiremos su camino, y si no, estaremos viéndolo calentitos y con las zapatillas de estar por casa, riéndonos de él, diciendo : “Si ya te lo dije yo, que como mis métodos no hay nada mejor…”.

Es en la intimida del despacho de una persona, en el de su casa, cuando conoces de verdad, cual es la cultura que rige a esa organización o persona.

Si queremos cambiar de verdad, la cultura que nos rige, tenemos que empezar por transformar los valores que nos guían en este momento.

¿Por qué? Porque la cultura es uno de los pilares básico, en los que se asienta siempre una sociedad.

Una cultura es lo que diferencia a una empresa o persona, de salir más fortalecidos de una crisis, de impulsar a sus integrantes a ser creativos, innovadores, emprendedores o vivir en la envidia, frustración y negación

Asi que empecemos por ser COHERENTES. Dejemos atrás esas frases tan “guais” que cuelgan en nuestros despachos, en las que dicen que queremos lo mejor para nuestros trabajadores y en la que nos identificamos con las necesidades de nuestros clientes, cuando en realidad, no escuchas a nadie, excepto a ti mismo.

Deja atrás las buenas intenciones “copiadas” de otros, y describe las tuyas propias. Así la gente ya sabrá nada más empezar, con qué se enfrenta cuando te conozcan.

Nútrela de VALORES. Los valores son los bastones que necesitamos para caminar, para cuando tenemos un problema o cómo actuar ante una oportunidad.

En una sociedad, en lo que importa es la apariencia, subirse a los carros de la novedad aunque no vayamos a provocarlos, cuando surgen problemas, sálvese el culo quien pueda brilla de forma radiante, copio artículos como si fueran míos o títulos de conferencias de otras personas, compro seguidores para aparentar que soy un experto cuando luego nadie comparte mis contenidos, o las cosas se hacen como yo lo hago y tus ideas me las paso por ahí mismo… Los valores brillan por su ausencia

¿Cómo es una cultura empresarial y personal Canalla?

.- Los lemas solo surtirán efecto, si antes los hechos, están acordes con los mismos.

.-No cortes la cabeza de aquel que piensas que te puede superar, aliéntalo, motívalo. Porque seguramente acabarás trabajando para él, en cualquier momento.

.- No quieras aparentar algo que no quieres ni sabes que eres. Te pillaran antes que a un 600.

.- Las fotos en Facebook, la web súper cara que te has gastado, eso es imagen, no cultura empresarial. Sino pregúntale a tu secretaria como se siente cada vez que le das un bufido con tus contestaciones mientras hablas de que tu empresa se pre-ocupa por los trabajadores.

.- Comprométete a liderar una cultura fuerte  y flexible, porque cuando se esté resquebrajando y no hagas nada, para solucionarlo, te aseguro que por mucho que hables por tu boca, la gente no te hará caso.

.- Quieras o no, es hora de decir adiós a la burocracia, a los viejos métodos a la rutina y decir si, a los cambios, porque eso es la vida. CAMBIO. Únete a ellos o saldrás devorado por los mismos.  Deja de pensar que las cosas siempre se harán a tu manera, y piensa que hay detrás de ese miedo. Siempre hay más aprendizajes, beneficios que perdidas.

Si de verdad queremos una cultura nueva que nos rija, preguntémonos de verdad si la queremos a tumba abierta o tenemos miedo. Porque si de verdad, damos el paso adelante, los resultados serán mucho más rápidos y satisfactorios.

Tras la puerta de tu casa, de tu empresa, ¿Qué cultura nos encontraríamos?

El próximo día 23 de Marzo, estaré en Valencia, presentando Liderazgo Canalla, gracias a Esnie. Si queréis acudir, mandarme email.

 

 

¿Quieres un cambio? Comienza con tu actitud…

El deseo vence al miedo” decía Mateo Aleman

ACTITUDDurante el día habrás leído artículos de Marca Personal, de motivación, liderazgo, de mindfulness o si Belén Esteban se casa con su novio o no.

Todos ellos, los lees pensando que nos van a dar la solución definitiva para los momentos que estamos viviendo, a nivel personal o profesional.

Creemos que nos van a dar la fórmula secreta y nuestros problemas desaparecerán de inmediato.

Pero tú  al igual que nosotros sabemos que no van a dar el resultado que esperamos, ¿Por qué? Porque lo que falla es algo que está situada en lo más profundo de ti, en lo más profundo de nosotros.

Ya puedes tener a tu disposición la formula de la Coca-Cola, de la felicidad plena, que si no tienes ACTITUD para usarla, para vivir, para disfrutarla…. No será lo mismo.

Para cada uno de nosotros, el problema que estemos pasando en esos momentos, es el más importante del mundo mundial.  Para ti, tu problema es mucho más importante que Donald Trump haya salido como presidente de los Estados Unidos o que hayan bajado las bolsas. Te da exactamente igual, te importa tu problema. Nos da exactamente igual todo, sólo nos preocupamos de nuestros problemas y el de los demás, NO

Te importa y quieres que a los demás le importe tu problema como te importa a ti. ¿Nos hemos preguntado si a la otra persona le importa nuestros problemas? ¿Nos hemos parado a pensar, si queremos ser parte de la solución del problema de los demás? Apoyándonos, ayudándonos, escuchándonos etc.

Tienes miedo a lo que te pasa y esperas que los demás lo noten. Pero los demás van a su “bola” y si tú no dices nada, ellos no son adivinos.

Aquí juega un papel importante, una de las mascaras de nuestro ego, somos cínicos.

Sabemos que nos pasa, sabemos qué debemos hacer, pero aún así gritamos a los demás como nos encontramos, para que en un arranque de compasión, nos ayuden. Bueno, más bien, nos saquen ellos las castañas del fuego.

Somos unos cínicos, porque siempre sabemos qué nos pasa y lo que debemos hacer, pero es mejor no querernos darnos cuenta, o echarle la culpa a los demás, de la situación que tenemos.

Lo que nos pasa, es que tenemos miedo.

MIEDO a lo que dirán.

MIEDO a lo que esperan de nosotros.

MIEDO a no ser las personas que queremos SER.

MIEDO a no aceptar nuestra realidad.

MIEDO a estar solos.

Y muchos MIEDOS más que podríamos tener en tantos aspectos, hasta que nos enfrentamos a nuestro EGO, y empezamos a mirar por los demás, es aquí cuando vemos que los demás reaccionan de una forma u otra, para BIEN o para MAL, POSITIVA o NEGATIVA.

Tienes razón, duele mucho, darte cuenta de tu realidad. Hasta ahora has vivido muy bien, mirando hacia otro lado. Y cuando, la vida te ha dicho que mires donde realmente tienes que mirar, hace pupa. Nos causa malestar, cuando nos damos cuenta de nuestra realidad, cuando vemos donde estamos, donde vamos, a veces incluso sin un horizonte o fin.

Aunque lo intuías ( hagamos más caso a nuestra intuición ), a esa chica no le gustas, has dejado pasar el tiempo, cuando tenías que ir al médico y ahora los resultados son más negativos de lo que creías… ese trabajo que empezaste con ilusión no es para ti, o esa relación que mantienes , tienes que dejarla ir.

Duele, pero es la realidad, es el presente. Y si sigues sin querer verlo, la vida te lo va a volver a poner una y otra vez. Como con las madres, que para comer, cenar y merendar tenías el mismo plato que no te querías comer… Pues aquí igual.

Sabes que tienes que dar el salto, pero tienes miedo. Y pides la ayuda de los demás. Te doy la razón. Yo también la he pedido muchas veces, y sigo haciéndolo, en momentos clave de mi vida.

En los momentos de la vida que necesitamos ayuda. De una forma u otra te das cuenta, de quien ESTÁ y quien NO ESTÁ.

ACTITUDPero pensar que los demás, nos salvarán como buen príncipe o princesa, de las garras del miedo, es minusvalorarnos a nosotros mismos.

Tampoco estoy diciendo que dentro de cada uno haya un SUPERMAN, que nada más cambiar su actitud, su forma de ver lo que le ocurre, ya pueda con todo él sólo. La ACTITUD es nuestra, la de las dos partes, la NUESTRA PROPIA, y la de los demás, que nos ACOMPAÑAN.

A unos nos costará más y a otros menos, pero que todos podemos, SI.

¿Pero que es la actitud?

Como bien dice la R.A.E, “Es la disposición del ánimo”.

TODO DEPENDE DEL ANIMO QUE TÚ TENGAS O QUIERAS TENER, es la actitud que tengamos.

Si tienes un ánimo “parezco el emoji de la kk de los Whatsapp” , ya te puedes imaginar que resultados estás obteniendo y obtendrás. Si tienes un ánimo “soy la folclórica del Whatsapp y los obstáculos los salto”, ya sabrás como ves la vida.

Y si, también es el estado que quieras tener. Como he dicho antes, si en anteriores situaciones, ir de victima te ha ayudado para salir del hoyo sin esfuerzo, no vas a querer a esforzarte por ti mismo, a mejorar la situación. Esperaras que otras personas lo hagan por ti. ¿Crees que alguien va hacer algo para nosotros? Vamos MAL.

Pero si de verdad quieres transformar tu ánimo, porque la situación en la que estás, no te gusta.. No empieces, con “Es que con lo que vivo, es imposible cambiar mi estado de ánimo, es una losa para mí todo lo que estoy viviendo…”

No le quito importancia a lo que estás viviendo, pero si quieres salir de ahí, empieza cambiando tu estado de ÁNIMO. Conviértete en mejor actor que Penélope Cruz, y créete que a pesar de las circunstancias, las afrontas con afán de superarlas, aprender de ellas (porque todo tiene un aprendizaje para ti, esperándote) y que eres más grande que cualquier miedo que te atenace.

Créetelo, tatúatelo,…haz lo que quieras, pero la ACTITUD es PRIMORDIAL. Es la que determina el resultado que estás obteniendo y que obtendrás.

¿Por qué tenemos miedo a la actitud? Porque así lo creo.

Porque es empezar a ser dueño de nuestros pensamientos, de nuestros impulsos, es empezar a respondernos ¿Por qué actuaba antes de esta manera?..

Es empezar a ser los Directores Generales de nuestra propia vida. Y eso da mucho respeto, por no decir miedo.

No estoy proponiendo que afrontemos la vida, desde ya, tomándonos a risa lo que nos pasa, riéndonos de las enfermedades que pudiéramos tener o te importe muy poco te echen de tu puesto de trabajo…NO DIGO ESO.

Porque aunque todos afrontemos con ganas, ilusión, motivación y fe, los retos que la vida nos ponga por delante, SIEMPRE  tenemos momentos de DEBILIDAD. Pero depende nosotros “rebozarnos” en el fango o limpiarnos el “estiércol” y seguir adelante. Depende de nosotros que queramos aprender sin cansarnos, depende de NOSOTROS, que hagamos las cosas por nuestra propia acción, llamada ACTITUD.

Digo que con actitud, aprendemos que:

.- Que todo acontecimiento tiene un aprendizaje esperándonos y un Por qué en nuestras vidas.

.- Que si tenemos una actitud de estar presente, de siempre mirar hacia adelante, estaremos agradecidos con todo y de todo lo que hemos vivido hasta ahora, de lo que nos vendrá en un futuro.. Porque todo nos ha hecho mejores personas, más fuerte.

.- La actitud determina la gente con la que nos rodeamos.

.- Con actitud, somos capaces de superar cualquier obstáculo, por alto que sea.

.- Con actitud veremos un mundo lleno de posibilidades o lleno de cadáveres.

De NOSOTROS depende sentirnos la victima de un robo o ser el pirata que busca todos los días el tesoro que le corresponde.

¿Qué eliges? ¿Qué elegimos? ¿Quedarse quieto o movernos?

 

¿Para qué empiezas si no quieres ser el mejor?

Si comienza uno con certezas, terminará con dudas, más si se acepta empezar con dudas, llegará a terminar con certezas”  decía Francis Bacón.

empezarMejor, no empieces.

Olvídate de eso con lo que sueñas. Es una locura.

Te vas a cansar. No vas a tener resultados cuando tú quieras, sino que llevarán un tiempo. ¿Eres capaz de esperar? Tiempo del cual, tú no eres el dueño. No vas a poder conseguir lo que quieres en el tiempo que tú quieres.

Vas a tener que ser flexible, porque las caídas te van a decir por donde tienes que ir y por donde no.  Cosa que no suele gustar…Así que no esperes que vaya todo del camino de color de rosa, porque no es así.

La gente no te va a apoyar, pensaran que estarás loco, que te dejes tonterías, que no tienes la capacidad por tu falta de experiencia o actitudes.

Mejor déjalo, antes de empezar. Hazme caso. Olvídate de todo

¡¡No lo vas a conseguir!!

Y si a eso le añadimos, que los gurús y el Bestseller de turno, te dicen que eso de las dudas, del miedo nunca estarán en tu camino, gracias a la motivación que tienes…que todo es por tus pensamientos…

Te lo vuelvo a repetir, mejor déjalo, antes de empezar a dar cualquier paso.

Hazme el caso. Olvídate de todo.

No vale la pena intentar nada.  No vale la pena sufrir por algo que no sabes si conseguirás.

La industria  de la felicidad, no nos dice que habrá momentos en los que los pasaremos mal. En los que dudaremos. En los que la motivación se habrá marchado de juerga con otra persona y nosotros, y que gracias a eso pensábamos que estábamos bien, seguimos igual  o peor que antes.

Eso no nos lo dicen, pero sí que todo va a ser genial, increíble y maravilloso.

He aprendido que a través de los malos momentos, es cuando más se aprende. No de los buenos.

En todo proyecto que inicies,  sentirás que estás enfrente de un abismo, en algún momento del mismo.

Un espacio que te distinguirá entre la mediocridad y la excelencia.

Un momento que marcará un antes y después en tu vida.

Por eso te decía que antes de empezar,  si no quieres pasarlo mal, si te das cuenta que realmente NO QUIERES SER EL MEJOR EN TU CAMPO PERSONAL O PROFESIONAL, NO LO INTENTES, ni EMPIECES.

Habrás empezado o estarás a punto de comenzar tu sueño. Estarás con ilusión, ganas, motivación. Te levantarás todas las mañanas gracias a tu fuerza de voluntad, enfocada en el proyecto que tienes.

Aprenderás todo lo aprendido y por aprender. Y por mucho que veas que estás avanzando, habrá un momento, en el que veas el abismo delante de ti.

Es ése momento, en el que por mucho que te esfuerzas, no ves el nivel de resultados que tenías hasta entonces.

¿O es que cuando pierdes peso todas semanas pierdes lo mismo? ¿No tienes un momento en el que no rompes más barreras?

En ese momento estás al borde del abismo.

Ves un valle que separa la mediocridad de la excelencia.

Así que si no quieres sufrir, caerte, limpiarte el sudor, ver que te has confundido y crees que no te mereces aquello por lo que luchas… TIRAS LA TOALLA ANTES DE EMPEZAR.

Todos hemos tirado la toalla alguna vez en la vida. Si piensas en dicha situación, verás todo lo que conseguiste y lo tiraste por la borda. Todo lo invertido que quedo en papel mojado, todo se va como llegó, a través del viento.

Siempre decimos NO a un proyecto en el peor de los momentos.  Cuando vemos que duele el cuerpo, que no perdemos de peso lo que nos gustaría o el número de seguidores no aumenta…

Cuando no vemos que estamos consiguiendo lo que queremos, como niños pequeños montamos una pataleta, y decimos “HASTA AQUÍ HEMOS LLEGADO, YA NO HAGO MÁS”.

cobardeAquel que te proponga una vida, en la que no vas a sufrir. SAL CORRIENDO DE ALLÍ. Aquel que te diga que solo con la motivación vas a conseguir lo que te propongas, abre la venta y sal corriendo de allí…

El éxito de cualquier tipo, se consigue a través de esfuerzo, lamentos, constancia y perseverancia. No sólo a través de los pensamientos y a esperar.

Ese abismo en el que te encuentras, separa a la gente mediocre de aquellas personas de las que tienes envidia.  Es decir, de las que se mueven a través de la excelencia, de las que consiguen lo que tú quieres.

Así que si no quieres ser mejor que ayer, la verdad QUE NO LO INTENTES. Te lo recomiendo antes de empezar, te ahorrarás muchos disgustos y sudores.

Pero eso sí, sino quieres ser el mejor, progresar,….luego no te quejes ni envidies a las personas que si lo han hecho.

En todo momento puedes abandonar algo que no te gusta, que no te ilusiona. Pero si antes de empezar, ya no lo hace, ¿Para qué empiezas?

Todo que empieces en la vida, hazlo para dejar tu huella. Para ser mejor personas, mejor profesional.

¿Para qué si no, empiezas algo que sabes que no vas a terminar ni quieres conseguir?

¿O es que te sobra la energía, la creatividad y te gusta sufrir sabiendo que lo harás? Si es así, perfecto, pero no creo que te guste sufrir.

Por tirar la toalla, te habrán dicho que eres un cobarde.  Y tu suerte crees que se habrá tornado en negativa, porque crees que eres un cobarde.

Los cobardes no tiran la toalla  subiendo la cima, más bien no la empiezan a subir. Así que quítate esa creencia de ti. Diste todo de ti, y abandonaste, SI, pero otros ni empezaron.

Para la próxima vez, te recuerdo que en los albores de un nuevo comienzo, si tu propósito no es ser mejor, de lo que eres, cualquier que sea el campo, DEDICA ESA ENERGÍA AL CAMPO EN EL QUE SI QUIERES SERLO DE VERDAD.

Nunca te quedes a medias, no deja buen sabor de boca. Mejor decir NO antes de empezar que durante.

Si quieres pasar ese valle entre la mediocridad y la excelencia, PREPARATE ANTES PARA EL SER EL MEJOR. Ese será tu billete hacia el otro lado.

¿Quieres empezar para ser el mejor o por apariencias? ¿Te has considerado alguna vez un cobarde?

¡¡Saca el Outsider que hay en ti..!!

Deshazte de quien duda de ti, únete a quien te valora, liberate de quien te estorba y Ama a quien te soporta” dice Paulo Coelho

OUTSIDERSNunca me habían dicho nada tan bonito.

David, te felicito, eres un outsider. La sociedad necesitaría más gente como tú”.  No supe que responderle.  (Nota: No me lo dijo una chica, me lo dijo David Criado, uno de los grandes canallas de nuestro país).

Google dice que un “outsider” es aquella persona que está al margen o fuera de las tendencias más comunes.

 Al leer esta definición, me sentía como el Equipo A, al margen de la ley.

Me hizo que pensar, y durante estos días, investigar más en este tema.

¿Qué conclusión he sacado de esta investigación?

TODOS TENEMOS DENTRO DE NOSOTROS UN “OUTSIDER”.

Pero depende de nosotros mismos, darle permiso para que salga o no.

A unos nos gustan cantantes excéntricos como Bunbury o Raphael, profesionales como Risto Mejide o Simon Sinek, o emprendedores como Steve Jobs.

Todos seguimos a personas que una parte de la sociedad odia y otros aman.

Ellos son unos “outsider”.

No han nacido dentro de lo preestablecido por la sociedad o por el mercado.

Los odiamos porque vemos que tienen una personalidad marcada. Una personalidad que se desmarca de lo establecido, pero en el fondo todos la desearíamos.

TODOS DESEARIAMOS SER NOSOTROS MISMOS. TODOS QUEREMOOS MOSTRARNOS A LOS DEMÁS SIN TAPUJOS. TODOS QUEREMOS SENTIRNOS CON PLENA CONFIANZA EN NOSOTROS MISMOS Y EN NUESTROS PENSAMIENTOS. QUEREMOS CREAR NUESTRA REALIDAD Y NO SER TAN INFLEXIBLES CON LA MISMA….

TODOS QUEREMOS SER CANALLAS, TODOS QUEREMOS SER UN OUTSIDER.

Sé que estarás pensando que es muy fácil describir esto pero muy difícil hacerlo…

¿Cómo comienza un outsider?

.- Despertando ahora, no dejándolo para mañana.

Cuestionándose a sí mismo.

Desayunamos ya con nuestra amiga la rutina desde el punto de la mañana. Aceptamos nuestro futuro , la pareja que tenemos, el trabajo que desempeñamos… Lo damos todo por aceptado.

Pero lo peor de todo que sabes que estás donde no quieres estar. Te giras en la cama tapándote con la manta, pensando así que la vida no te verá y podrás siguiendo sin miedo y esfuerzos tu vida, que en el fondo no te gusta nada.

Despierta, porque todo ha cambiado. No en el exterior, sino dentro de ti. Ya no eres el mismo que fuiste ayer, y quieras o no, la vida te va a poner siempre ese pensamiento hasta que no des el paso adelante.

.- Desintoxícate.

Haces lo que sea y más, para no escucharte.

Haces cosas que no te gusta hacer, para no entrar en conflicto contigo mismo. No quieres dudar de todo lo que has hecho hasta ahora y pensar que todo ha sido una pérdida de tiempo.

Por eso cuando llegas a casa, lo primero que haces, es poner la televisión o discutir con tu pareja. ¡¡Eso es para ti es estar en la gloria!!. Aunque mientras tu subconsciente te diga: ¡¡ Tu verdadero paraíso te está esperando, está dentro de ti, sólo tienes que dejarlo salir!!.

Eliges la ruta más fácil y tonta para vivir tu vida.. Si sabes que eres un Outsider, ¿Qué vas a hacer al respecto?

.- Sabes pero no quieres. Es decir, tienes miedo.

Dudas de ti.

Rápidamente viene en tu salva y guarda, el ego diciéndote: “Déjate de locuras, te van a señalar, no tienes la experiencia, se van a reír de ti, nunca has sido bueno en nada…”

¿Cuántas veces te has dicho eso cuando ha venido un pensamiento nuevo a tu vida?

Y como crees que tiene razones todas esas EXCUSAS… te giras en la cama y a seguir durmiendo.

Acabarás muriendo de sueños, y lo que tú quieres es morir de recuerdos.

¿A qué si?

El sueño se quedará pero los recuerdos nunca existirán.. ¿Y qué hacer para que no ocurra?

HACER, HACER Y HACER…

Nada de excusas que no tienes dinero para aprender… EXISTE INTERNET.

Nada de excusas que no conoces a nadie que este haciendo lo mismo… SEGURO QUE SI HAY ALGUIEN.

Nada de excusas… si de verdad quieres, lo harás.

Herramientas hay miles, vida solamente UNA.

.- Transforma lo que no soportas.

Uno de los motivos que me impulso a seguir con el blog, es que no soportaba como gente hablaba de temas cotidianos desde sus despachos en el piso de una torre de oficinas. Manteniendo una gran distancia con la realidad.

Queremos una nueva vida, pero que nos la den hecha, y sin tocar nuestra zona de confort. Queremos nuevos resultados, pero sin esforzarnos.

Todo “outsider” que ha transformado la sociedad, la ha conocido desde dentro. La ha implosionado desde el centro de la misma.

Si algo te molesta, vívelo, aprende cómo te hace sentir. Da gracias a la frustración que te produce esa impotencia. Pero no dejes que te venza, al revés, que te impulse.

Los “Outsider”, se han enfrentado primero a lo que no soportaban y luego lo han transformado.

Guardiola transformo el futbol dentro de él. Risto Mejide desde su empresa, el mundo de la creatividad…

Tú también puedes hacerlo.

.- Adiós a los frenos, al tiempo y al GPS.

Vamos por la vida, con el freno de mano puesto.

Tenemos miedo a poner en marcha todos los conocimientos que tenemos, por el que dirán…

Todos los días nos estamos limitando a nosotros mismos.

Nos decimos que los sueños y milagros son imposibles… Y mientras tanto vemos en televisión a CANALLAS que están haciendo realidad nuestros sueños… ¿Tan imposible era?

Muchos de los Outsider que sigues, no han ido a la Universidad ni han estudiado en las escuelas de negocios de postín.

¿Y cómo han creado un nueva corriente de liderazgo o estilo de vida?

outsidersPorque ellos mismos crearon lo que creían. No hacía falta que un manual o un bestseller les dijera cómo tenían que hacerlo.

Quieren aprender con cada paso, habilidades, no teoría. Son personas de acción, no de esperar a que las condiciones les sean favorables.

No hay GPS que te lleve a tus sueños, tú eres ese GPS.

Eres un OUTSIDER, pero no esperes que nadie apueste por ti. TÚ TIENES QUE APOSTAR POR TI MISMO.

Tu mama, tu pareja, saben lo que vales. Tú en el fondo también, pero hasta que no te enfrentes a una situación desconocida en la que tengas que demostrar tu valor, no te reconocerás como un verdadero OUTSIDER.

Para empezar a apostar por ti mismo, tienes que dar hoy un paso hacia adelante. Tienes que hacerlo hoy, DESPERTARTE HOY, NO MAÑANA.

No te digo que saltes ya el Cañón del Colorado. Da un paso pequeño, escribe ese sueño que tienes y que nunca te has atrevido a verbalizar. ¿Hecho? Pero al día siguiente quiero que des otro nuevo paso. PEQUEÑO, no quieras correr.

Es la única manera de aumentar tu confianza, de verte en el espejo como un verdadero OUTSIDER.

Mírame a los ojos, ESTÁS PREPARADO.

Tienes todas las herramientas, el talento, la confianza, para ser el OUTSIDER que sientes que eres.

ESTÁS PREPARADO para dejar atrás esa situación en la que no quieres estar y a hacer todo lo que sea necesario para vivir la vida que siempre has soñado.

ESTÁS PREPARADO para unirte al mundo OUTSIDER. Para sentir con el corazón y no con la razón.

 Pero perdona, mejor dicho,  estás más que preparado para SER TÚ MISMO.

El piropo más bonito que te pueden decir es que eres un Outsider. No lo veas desde un lado despectivo, porque  es ser coherente contigo mismo.

¿En qué te sientes un OUTSIDER? ¿Lo muestras a los demás? ¿Cómo? ¿Te da miedo?.

¡¡Seamos como los lobos!!

Lánzame a los lobos y me verás liderando la manada…”

Manada de lobos liderazgoVivamos como los lobos lo hacen. Aprendamos de ellos. Nos iría mucho mejor.

No he cambiado la temática del blog, por la naturaleza de los lobos ni voy a hablar de Lobezno y los X-MEN.

Pero sé que habría un cambio muy importante si aprendiéramos de ellos en cómo gestionan su forma de vivir, en manada.

Vivimos en un mundo en los que ya están jubilados o están enfermos, los dejamos apartados. Sentimos que no podemos aprender nada de ellos , que ya no nos sirven. Los apartamos en un hospital, en un geriátrico o en un centro de día para que entre todos, se entretengan y nos dejen seguir el camino en paz, a nuestra bola.

¿Y qué pasaría si los pusiéramos delante de nosotros en el caminar?

Aprendizaje ante todo. ¿Crees que no te puede enseñar una persona con más experiencia que tú? Dirás que no, por su aspecto, pero sabe qué es la vida y qué no. Sabe como dirigir una empresa o a un equipo, y lo ha hecho mucho antes que tú.

Sabe más que tú, te abrirá la mente a lo mejor simplemente con una palabra o una situación que él vivió. .¿Y tú mientras tanto lo dejas apartado porque no concuerda con tus estándares de físico o de experiencia? ¿Qué pasa con los parados de 40 o 50 años?

Dejando atrás esas personas, los perderíamos de vista. Nosotros podemos ir más rápido, tenemos la mente “más lucida”, en alguna ocasión, podemos aprender mucho más rápido nuevas tecnologías, MBA y lo que nos propongamos. Y como ellos, no, los dejamos atrás.

No queremos que nos impidan conseguir nuestros sueños. Así si viene cualquier imprevisto, incidente, que nos impida seguir adelante, al estar ellos detrás de nosotros, serán las primeras victimas.

¿A qué SI?

¿Y qué crees que pasaría si esas personas que piensas que impiden tu camino, los pusieras delante de ti?

¡¡Eso es lo que hacen los lobos!!.

De la manada, los 3 primeros que encabezan el viaje, son los más ancianos o que se encuentran enfermos.

¿Por qué?

Porque honran a sus mayores, saben la experiencia, formación y lo que pueden aprender de ellos, en momentos que ellos no han vivido. Escuchan y están pendiente de ellos.  Por eso siempre los ponen delante del convoy de viaje.

¿Qué pasaría si ante el momento que estamos viviendo, el Gobierno pusiera delante de ellos, a personas con más edad, experiencia para liderar el país? ¿Qué pasaría si en tu empresa, tuvieras un consejo de gente jubilada, que les apoyara en la toma de decisiones? ¿Y si escucháramos más a nuestros abuelos?

Creo que la sociedad iría mucho mejor.

Los lobos se mueven en función del ritmo que marcan los mayores. ¿Y nosotros? Muchas veces en función de lo que dicen algunos insensatos o manipuladores.

¿Y dónde está el líder?

Todo a su debido tiempo.

Después de los “ancianos”, están los fuertes de la manada. Formado por 5 de ellos.

Pero no solamente están detrás de ellos, sino también detrás de la manada.

Son los espartanos del grupo. Son los que impulsan, los que defienden y creen en el equipo. Los que alientan a los demás, cuando se caen o cuando necesitan una mano.

Pero no solo están delante de la manada, sino como he comentado también detrás.

manada de lobosSon los lideres que no les hace falta ningún titulo. Los que siempre se les necesita, ahí están. Los que hay que hacer ese 1% para seguir luchando por alcanzar la cima. Son las personas que distinguen un proyecto ganador de uno mediocre.

Pensamos que un líder es el que tira del grupo. ¿Y los de atrás? Muchos se quedan por detrás, porque no se les pregunta qué sienten, qué les gustaría, o cual es su verdadera pasión.

SI lo hiciéramos, seguramente descubriríamos a muchas personas que podrían reemplazar a esos 5 que van delante y detrás de la manada. A pesar que cuando descubren su pasión, impulsan una transformación y resultados, hasta ahora inimaginables.

Despues de ellos 5, esta la manada.

Cada uno tiene su rol, y la manada, son los seguidores, son los integrantes del equipo. Ellos también tiene sus funciones. Y no menores que las de un líder, o de quienes tiran del carro.

Sin ellas, la maquinaria del equipo, no funcionaría. Son los pilares del equipo. Se les considera uno más, al mismo nivel que cualquiera otra persona que hace otras funciones. Si falla uno, están los demás para ayudarle.

Son un equipo, son una manada.

Como te he comentado antes, después de ella, están otros 5 lobos, que cubren la retaguardia de la misma. Por si alquilen se cae, están ellos levantándolo. No van a aceptar que nadie se caiga ni se quede retrasado. Todos a una hasta el final.

¿Y dónde está el líder?

Esta detrás de todos los demás. Si, así pasa.

¿Qué piensas si los lideres que tenemos ahora, no salieran en medios de comunicación para echarse los pegotes sobre resultados que han conseguido otros y si salieran los que se han esforzado de verdad para la consecución? ¿Qué piensas de un líder que se pone en la fila del comedor el último porque piensa que antes de él siempre tienen que comer los integrantes del equipo?

La verdad que nos parecería raro, casi inaudito.

Nos gusta ponernos las medallas por todo, menos para los fracasos. Si ha conseguido el equipo un reto, el líder el primero. Si ha se ha conseguido ganar, el entrenador el primero que habla. Si se ha conseguido un hito histórico, el líder el primero.

¿Y dónde está el equipo? ¿Quién habla del equipo?

¡¡NADIE, SE PIENSA QUE EL LIDER HA CONSEGUIDO TODO POR SI MISMO!! Pero sin el equipo no sería nadie, no se hubiera conseguido nada.

El líder de la manada, el gran líder, siempre va detrás, de todos los demás. Como bien dice Simon Sinek, es el último que come pero el primero que pone la cara por los demás.

¿Quién hace esto en estos días?

Observa desde el fondo, la situación que se está viviendo, quien cae, quien está fuerte, oportunidades ocultas, sueños a punto de alcanzarse o inconvenientes por venir. Y si eso pasa, él se pone delante,  pero mientras tanto, todo el éxito, se lo llevan los demás.  Él es uno más.

¿Qué crees que pasaría si los jefes de hoy en día, se pusieran los últimos en el día a día, a la hora de recoger premios? Diríamos que pecan de humildes, que tienen que salir ellos los primeros, que se lo merece lo que ha conseguido.

¡¡ERROR!!.

Seamos una manada de lobos, en la que los mayores nos lideren, pero entre nosotros, nos apoyemos unos a otros. Y los que tienen los títulos, estén detrás de nosotros, por si nos caemos o vamos mal encaminados. Aunque para liderar, no hace falta titulo alguno.

¿Qué crees que pasaría si adoptáramos esta forma de vida?

A pesar de las desilusiones…

Se escribe “Creí en ti” y se pronuncia “Me decepcionaste”.

DesilusiónSi tú estás desilusionado con el trabajo, con tu vida, con tu pareja, o con una amistad, yo también estoy pasando por lo mismo que tú.

Hace unos días una persona me reprochaba, que todos mis escritos destilaban que la vida era de color de rosa, que no era así la misma, y que estaba promulgando unas creencias que no eran reales.

La verdad que se exalto, él sólo. Yo solamente escuchaba. Pero me dio en el punto débil que estaba teniendo actualmente: “David, nunca has vivido una desilusión, y por eso escribes así”.

La verdad que tuve que salirme corriendo de donde estaba en esos momentos para que no me vieran llorar.

En esos momentos, estaba viviendo una de las desilusiones más dolorosas hasta la fecha para mí.

¿El motivo? Es lo de menos.

La R.A.E llama la desilusión como “ Perdida de la esperanza..o de la ilusión al saber que alguien no es como se esperaba”.

¿Quién no se ha visto reflejado en esta definición? Creo que todo en algún momento de la vida.

Siempre he respetado pero no he compartido el estilo de vida de los “Happy Flower”, que van en su día a día, siempre sonriendo y diciendo que la vida es de color de rosa. Ni la pasión tenemos que verla de color rojo ni la vida es de color de rosa…  Todo tiene tonalidades, y dependen de quien la mire, y de cómo se encuentre, se verá de una manera u otra.

Así que en esos momentos, no veía la vida de color de rosa, sino más bien en negro.

Veo a mí alrededor, mucha desilusión.

Podríamos hablar de la política, de la sociedad, del mercado de valores, de miles de cosas  de las que estamos desilusionados, pero todo ello engloba una cosa: ESTAMOS DESILUSIONADOS CON LOS SERES HUMANOS.

Con la desilusión veo varios temas que la engloban:

.- Las expectativas.  Ya no tenemos expectativas, ya no tenemos ilusiones.  Y que miedo da , que las personas sientan la falta de eso para el progreso de la misma.

Hemos intentando cosas, buscar trabajo, buscar pareja, buscar amigos, y al no conseguirlo, tenemos miedo. Nuestro lema en esos momentos es: “Virgencita que me quede como estoy y dejemos de nuevas locuras”.

Tenemos miedo, mucho miedo, porque hemos sentido el daño de que nuestras expectativas, sueños, se hagan añicos, y la verdad que no se lo recomiendas, ni a tu peor enemigo. Y la verdad, volver a sentir lo mismo, como que no te apetece. Entonces, no tenemos expectativas, nos dejamos llevar por la “corriente” y eso de los sueños que teníamos, como que los intente otro.

Pero no solamente hablo de expectativas profesionales, también emocionales. Has tenido varias desilusiones con amigos o con parejas, y la verdad que has vuelto a subir “tu muro emocional” de nuevo para que nadie lo baje más. ¿Por qué? Porque tienes miedo a volver a sentir las punzadas en tu corazón. Y llega una persona, de repente a tu vida, que es la que llevabas esperando muchos años, y aunque sabes que lo que deseas es ella , dices NO, por miedo al miedo.

No tenemos expectativas con nada, porque tenemos miedo a sentir dolor de nuevo. No tener expectativas, te hace no progresar en la vida, no vivirla.

¿Por qué cada vez oigo más a la gente que no espera nada de nadie?

Pero he aprendido que el miedo, es la antesala de la vida que te esta esperando, de los resultados que esperabas y que se te presentan. El miedo es el principio del comienzo de tu éxito.

Tenemos en nuestros bolsillos mucha soledad, gracias a las expectativas no cumplidas.

.- Sentimiento de utilización.  Cuando nos desilusionamos por algo, hay un %, en el que nos sentimos utilizados en la situación. Pensábamos una cosa y acabo ocurriendo otra, nos dijeron que si y acabo siendo que no,  pensábamos que éramos amigos de una persona y vimos que no… Y acabamos echándole la culpa a la otra persona. La otra persona siempre es la culpable.

En muchas ocasiones, será así, la otra persona se ha aprovechado de nuestra buena voluntad. Pero si lo vemos fríamente, también nosotros nos hemos dejado que nos “manipularan”.  ¿Por qué? Porque nosotros estábamos a gusto con la situación, sin saber qué podría pasar.

Por mucho que digan, somos los primeros en ayudar a las personas cuando lo necesitan. Otra cosa es con que intenciones va la otra persona.

Estas viviendo una desilusión. Estoy viviendo una desilusión, y me siento como si estuvieras en un barrizal. Piensas que estas en un lodazal, y que no vas a salir más. Más bien no quieres salir más, quieres quedarte dónde estás y ver la vida pasar.

Y eso es lo que hacemos cuando vivimos una desilusión, queremos que el barro nos cubra por completo porque no queremos sufrir más, el resto de nuestros días.

desilusionMiedo al éxito, miedo a la felicidad, miedo a ser nosotros mismos, miedo a dar a los demás, miedo a la vida, en definitiva.

Tenemos miedo,  pero nos gustaría saber que pasará. Nos gustaría volver a la situación anterior y resolverla antes que se nos fuera de la mano o “cerrar los ojos” y no ver qué ha pasado, seguir siendo ingenuos, por miedo al qué pasará.

Pero solamente se una cosa: “QUE TODO ACABA PASANDO” y que tu esencia siempre está en ti.

La intentas “tapar”, porque no quieres te hagan daño, pero déjate de tonterías, ERES TÚ Y SIEMPRE SERÁS TÚ. ¿O es que quieres ser como uno más, con ciento de mascaras, aprovechándote de la gente o riéndote de ella?

Eso no mola, y eso a pesar de las circunstancias, no lo pienso hacer, pero allá tú.

Las heridas, las cicatrices, me han hecho ser quien soy a día de hoy. Y a ti las tuyas. Mira atrás y mira todo lo que has conseguido, mira todo lo que has superado. Con dolor, SI, pero te han llevado a donde estás ahora.

Como dice Raphael: ” Estás en carne viva“.

De aquí hasta que nos vayamos para “arriba“, vamos a tener decepciones, a centenares. No saldrá el resultado, no nos llamaran para el puesto de trabajo, la chica que nos gusta nos dirá NO, nuestra empresa no despegará cuando nosotros queremos…. ¿Y qué hacemos? ¿Tirar la toalla?

Me costará, nos costará, pero la vida sigue y tus sueños si no son éstos, serán otros, pero te están esperando. Y no por quedarte en el barro de la desilusión, llegaran a ti, con más facilidad.

Sal del miedo a que te hagan daño de nuevo, a volverlo a sentir. COSTARÁ, LO SÉ. Dolerá y mucho, pero la vida sigue y TODO PASA.

Desilusiones tendremos siempre, pero vida solo tenemos una. E ilusiones eso nunca se acabaran, aunque es lo que desees.

Aquí me gustaría distinguir entre Decepción y Desilusión. Una desilusión es algo que se va al garete  sobre una fantasía que en el fondo, sabíamos que podría pasar,  sobre una ilusión muy grande. La decepción destruye una certeza, y eso no crece solo. Esa certeza, lleva tiempo construirla.  A veces desilusionarse es necesario, pero decepcionarte, nunca se lo recomendaré a nadie.

Desilusionar a alguien, hay veces que es hasta positivo. Pero decepcionar a alguien es tan doloroso para quien la recibe, como para quien la hace, porque cuando es consciente de ello, se siente en el infierno más atroz. Con la desilusiones siempre aprendes algo, pero con las decepciones dejan siempre un poso amargo y siempre duelen

A pesar de la desilusión o la decepción, hay que seguir adelante, ¿ME ACOMPAÑAS?

Pau García Milá: “La felicidad no puede ni debe ir ligada al éxito..”.

Hoy dentro de la Sección ” Conversaciones con…” es un placer presentar a Pau García Milá.

Pau Garcia Mila¿Cómo puede llegar a ser un veinteañero, uno de los referentes del mundo emprendedor español? ¿Se puede tener una empresa con gran trayectoria y ser expulsado de la Universidad? ¿Se puede crear una empresa internacional desde un pueblo? ¿Se puede ser aún así autor de libros como Está todo por hacer , Optimismamente, o Tienes una Idea , además de llevar tu propio programa de radio?

Si a todas estas preguntas has respondido que NO, te has equivocado. Pau ha hecho todas esas cosas y más.

Con 17 años, no hace muchos años atrás, creó su empresa, eyeOS. Él siempre dice que no contó con la ayuda de unos padres multimillonarios o de su mente privilegiada, simplemente contó con las mismas herramientas que los demás y con las mismas sensaciones que todos podemos pasar. Con trabajo duro, lucha y con momentos buenos y malos, ha llegado donde se encuentra ahora mismo. En definitiva, con perseverancia, como bien promulga él.

Sin perder la actitud, en todo momento, considera que el emprendedor es una actitud, y ser empresario es una actitud. Emprendedor es toda aquella persona que se mueve para conseguir algo, termino totalmente denostado en estos momentos de crisis.

GRACIAS Pau por alentarnos a que nos lancemos hacia nuestros sueños. Que probemos nuestras ideas. Porque sabemos que si nos quedamos parados, estaremos toda la vida, con el gusanillo pensando que hubiera pasado. Cuando nos lanzamos a probar nuestros sueños, lo peor puede ser el fracaso, pero mientras habremos aprendido más que habiéndonos quedado en la cama quejándonos. Podéis conocer más a Pau, a su trabajo y a todo su equipo  a través de su Web, en Facebook o Twitter.

¿Sabes que tú vida puede ser diferente y aún así no haces nada para conseguirlo? ¿Te da miedo romper los límites que tienes en tu mente? ¿Quieres poner patas arriba tu vida y conocer eso que llaman felicidad? ¿Quieres que tu empresa alcance esas cimas que siempre has soñado? ¿Crees que el ambiente de tu empresa tendría que mejorar? ¿Sabes que el antídoto a todos los problemas es el NO escuchar tu corazón? Puedes contactar conmigo a través de Twitter, en Facebook y en Linkedin

.- ¿Quién es Pau García Mila?
Yo diría que una persona motivada por la tecnología y la comunicación (dos áreas que muchas veces están divorciadas), que no se cansa de montar cosas pese a que el entorno a veces no es el mejor. Pero dado que es bastante raro hablar de mi en tercera persona, te diré que soy un tío muy del Barça, con muchas ideas y demasiado impaciente.

 .- ¿Qué has aprendido de tus comienzos que nunca olvidarás?
De la época entre los 17 y los 20 años me quedo con la sensación de que las cosas no salían solas. De tener que aprender a hacer las cosas más básicas: desde llamar a alguien para pedirle una reunión hasta emitir la primera factura y no entender cómo se sumaba el IVA. Hoy, mirándolo en prospectiva, a veces intento volver a esa sensación de ingenuidad mezclada con ganas de comerme el mundo.

 .- ¿Has tenido mentores? ¿Qué has aprendido de ellos?
En estos años me he cruzado con gente que ha acabado siendo parte de esa familia profesional que vas creando mientras va avanzando la vida. Personas que me han ayudado en las empresas, que me han hecho entender la importancia de determinadas decisiones, o que me han enseñado miles de cosas.

 .- ¿Eres un líder o eres un jefe?
Creo firmemente en el concepto de liderazgo por encima del de jerarquía “dada”. Un líder puede surgir de cualquier departamento de una empresa, y es al final la persona que acaba consiguiendo que pasen las cosas. No en vano, el último proyecto que hemos lanzado, Leaders University (http://leaders.university) trata de eso: conseguir que los líderes de hoy preparen a los líderes de mañana.

 .- ¿Los sueños se hacen realidad?
Sí, sin duda. Pero las pesadillas también.

 .- ¿Qué has aprendido de tus caídas? ¿Has querido tirar la toalla alguna vez?
He pensado en tirar la toalla muchas veces, miles de ellas. Pero no sabría hacer un currículum así que ni que sea por eso, sigo. Y después de una buena hostia, muchas veces llega una gran alegría. Decía Guardiola a sus jugadores que la perseverancia era la clave del éxito. ¡Y no le fue nada mal!

 .- ¿Cuál es tu palabra favorita?
“Empenta”. No consigo encontrarle una traducción al español. “Empuje” no me vale, tiene connotaciones muy distintas.

pau-garcia-mila .- ¿Qué tal te llevas con tu ego?
Ja,ja,ja, para responder a esa pregunta debe hablar con mi agente. La verdad es que el ego es una de las cosas más difíciles de construir y gestionar, y más fáciles de destruir en un error. En mi caso, cada vez que montamos un nuevo proyecto y empezamos de cero, con exactamente los mismos problemas que tuvimos la última vez que montamos uno, ayuda mucho a bajar pretensiones y egos y tocar con los pies en el suelo.

 .- ¿El mejor negocio siempre es uno mismo?
No lo creo. A no ser que quieras vivir de ti mismo… Pero eso se acaba. Sin embargo, tampoco hay que olvidar que cualquier negocio empieza en uno mismo.

 .- Defíneme tu Marca Personal
La pondría entre la comunicación y la tecnología. Al final, creo que una marca personal debe girar alrededor de un tono, y ahí no tengo duda: mi tono es el que es, no lo puedo cambiar. Y si alguien a veces se siente incómodo con un punto de ironía o irreverencia, no me queda más que pedir perdón y alegrarme a la vez porque significa que la cosa va bien.

 .- ¿A qué tienes vértigo? ¿Cuándo tienes que tomar una decisión como la tomas?
Tengo un respeto muy grande por el riesgo: a veces tienes que decidir avalar un crédito para que tu empresa arranque, y tienes que decidir si lo haces y arriesgas todo, o lo esquivas y ves como se frena toda la empresa. Esas sensaciones son las que más miedo me dan.

 .- ¿Sabes cuál es el propósito de tu vida? ¿Y el de tu empresa?
Mi propósito es el que era hace 10 años cuando empecé: encontrar una vida que mezcle trabajo con pasiones.

 .- ¿Un líder escucha o un jefe manda?
Diría que las dos cosas… y eso nos demuestra qué es mejor.

 .- ¿Cuál es tu definición de éxito? ¿Y de felicidad?
Lluís Soldevila defiende en su libro “Éxito se escribe con A” que el éxito es algo que se trabaja, no se encuentra. Y yo pienso lo mismo. La felicidad, por otro lado, no puede y no debe ir ligada al éxito, y menos en el sector tecnológico: la mayoría de proyectos fracasan, y tenemos que vivir y ser felices con ello. Alguien que se meta en esto debe tenerlo claro: probablemente 3 o 4 de cada 5 proyectos que monte no irán bien.

 .- ¿Escuchas a tu equipo?
No, en absoluto. Nunca. Es broma.

 .- ¿Hacia dónde va la sociedad? ¿Y el management?
El management está avanzando, igual que la sociedad, hacia un mundo más horizontal, menos vertical. Dice Toni Segarra en su curso de Leaders University que el mundo está gobernado por Koalas (animales extremadamente frágiles, que de ver como cambia alguna de las variables de su vida por pequeña que sea puede morir), y debería estar gobernado por ratas (se adaptan a todo, viven en un barco, en una alcantarilla o en el noveno piso de un edificio de lujo de Madrid).

 .- Una reflexión para los lectores del blog
Montar empresas no es tan malo como dicen. ¡Y gracias por leer hasta aquí!

¿Dónde están tus valores?

Internet ofrece amplios conocimientos, pero no enseña valores,  y cuando se descuidan los valores,  se degrada nuestra misma humanidad, y el hombre con facilidad pierde de vista su dignidad transcendente” decía Juan Pablo II.

valoresHoy estoy que lo doy todo…¿Quién quiere el éxito inmediato? ¿Quién quiere la receta mágica para que tu vida sea magnifica, sin problemas y con todas las facilidades del mundo?.. Venga, levantar la mano, o quien me mande 1 email diciéndome porque quiere el éxito, le haré llegar como llegar a él, definitivamente y para siempre.

Sé que alguien pensará que es verdad, que he encontrado el Santo Grial, o me mandará un email esperando la buena nueva.

¡¡ASÍ NOS VA!!.

La verdad que he perdido la cuenta de libros, conferencias o artículos que habré leído ya. Unos me han ayudado más que otros, pero todos tienen una cosa en común, nadie ha hablado de los valores en la vida, o al menos los que yo he leído.

Entras en empresas, y nada más pasar por la puerta, ves en letras grandes, bonitas, los valores que reinan en la empresa. Los “valores” que han llevado a la empresa, a lo más alto, “según” los jefes. Pero cuando luego rascas un poco, solamente manteniendo una conversación , ves que esos valores, son pura fachada.

Que bonitos quedan en la puerta de la empresa, pero luego el único valor que rige es el ganar dinero ¿A qué ese valor no lo ponen?

Pero no solamente en empresas, sino también en el día a día. Hablas con personas, que han conseguido el éxito, que quieren conseguirlo, que luchan por sus sueños. Están contentos, emocionados, ilusionados por el paso que están dando, pero si les preguntas, si pudieran coger un “atajo”, para llegar a la cima, o “saltar” a sus contrincantes para llegar primero a la meta, si lo harían, son los primeros en responder, “¿Dónde hay que firmar?”.

¡¡ASÍ NOS VA!!.

Todos queremos el éxito, todos somos los mejores, todos queremos destacar, pero si te puedo “escachar “ la cabeza, lo pienso hacer.

¡¡Viva los valores que nos enseñaron nuestros padres!!.

Siempre nos han dicho que los valores morales, son aquellas cuestiones que llevan al hombre a defender y a crecer en su dignidad en cuanto persona,  llevándolo al bien moral, aquello que lo perfecciona, lo completa y lo mejora.

¿Un valor moral es “chafar” la cabeza a tu contrincante por un puesto de trabajo o por un ascenso? Me parece que no.

Dejando de un lado los valores que nos han enseñado nuestros padres, en la escuela, en la “madurez” los únicos valores que promulgamos, y de verdad, es “ Yo primero y si para ello, tengo que hacer lo que sea, lo pienso hacer”.

¡¡Qué pena!!.

Con esos valores, podremos conseguir llegar a nuestra meta, pero será un éxito efímero como alguna vez he hablado.

Vemos a Rafa Nadal levantando copas o a Pau Gasol triunfando a nivel mundial, y nosotros iluso de nosotros, pensamos que dándole más fuerte a la pelota que los demás, llegaremos a ser como ellos.

La parte física, la parte de formación son ingredientes esenciales para llegar a tu “cima”, pero nos hemos olvidado de los valores.

Nos hemos olvidado de la EXIGENCIA.

ValoresEso es para otros, eso para nosotros, no. Exigirnos todos los días levantarnos cuando se está tan bien en la cama, exigirnos todos los días leer sobre lo que queremos ser expertos, exigirnos todos los días dar un paso más cuando lo que tenemos ganas es de tirar la toalla… ¿Exigirnos todo eso? Eso para otros, nosotros no.

Nosotros queremos todo en la puerta de casa, y si es sin sudar, mejor.

La gente de éxito, que consigue esos sueños, que todo deseamos, se exigen así mismos.  Sé que estás ya sudando de pensar, que todos los días, si, también los domingos, tendrás que dar pasos hacia delante, hacia tus sueños, no solamente, de lunes a viernes y de 8 a 3. TODOS LOS DÍAS.

Si de verdad no te estás exigiendo ahora mismo, por eso que piensas que quieres conseguir, es que de verdad, es algo que no te motiva, es algo que de verdad, no quieres conseguir. Sé que ahora estarás diciendo en voz alta: “Si que quiero, quiero hacerles ver que soy capaz, que puedo…” ¿A quién quieres satisfacer, a ti o a los demás? Si quieres satisfacer a los demás, nunca lo conseguirás , por eso no te exiges todo lo que esté en ti, para conseguirlo.

Cuando te exiges de verdad, siempre quieres MEJORARTE. Si de verdad quieres ese “éxito”, todos los días será un principio y siempre será un final. Sabrás que cada día es una nueva oportunidad para aprender cosas nuevas, que no sabes todo lo que tienes que saber, para ser experto en tu campo. Si quieres el éxito, siempre querrás saber más, tendrás como bien decía Toni Segarra, dos palabras como bandera en tu vida, QUERER siempre dar un paso más allá de lo que estabas dando y APRENDER siempre más y más, siempre tener la sensación de aprendiz, a pesar que quizá seas ya una referencia.

Las personas de éxito, GESTIONAN LA ADVERSIDAD, de verdad. ¿Qué quiero decir? No hacen como nosotros, que cuando ya se han caído, o se han hecho un poco de “pupa”, ya tiran la toalla.  Saben que por el camino, se van a caer, que van a sufrir NOES por el camino.

Saben que el camino son ellos y sus circunstancias; y que también hay que gestionarlas.

Nosotros nos caemos ,ya  estamos llorando y llamando a nuestra “mama” para que nos cure. Eso nos hace FORJARNOS UN CARÁCTER de victimas, que a la primera de cambio, ya deseamos que el Gobierno, nuestro jefe, nos saque las castañas del fuego, de “ovejas” que no quieren salirse del rebaño.

Un carácter ganador, un carácter de éxito, es aquel, que tiene el foco en su sueño, que crea él las circunstancias y que se levanta ante las caídas, pero sobre todo, sabe que para conseguirlo tiene que provocar una fricción en su vida, porque se ha “cansado” de ser una oveja más del rebaño.

El éxito, incluye un valor que va en contraprestación con la vida que vivimos. LA SIMPLICIDAD.

Nos gusta, complicarnos la vida. Redes sociales, formaciones, reuniones, opiniones de los demás, conferencias,  miedos, vergüenzas, ¿Y si…?..

Pero ahora me gustaría hacerte una pregunta: ¿Qué es lo que quieres conseguir? ¿Por qué?

Es así de fácil y de simple. Vayamos a por lo que queremos, seamos simples.  Objetivos simples, Pasiones claras y directas,  palabras sencillas, entendibles, liderazgo empático… Dejemos de complicarnos la vida.

Como bien dice  Toni Nadal, todo se puede entrenar,  y es así, los valores también.

Cada día creo más que los valores no los puedes poner en una cartilla, o en un letrero. Lo que llamamos valores, son acciones que realizamos, comportamientos. Lo que denominamos “valor” no es nada en si…¿Por qué quien dice que su valor es la honestidad, lo es siempre?

¿Qué valores crees que te faltan para conseguir el éxito? ¿Qué valores hemos perdido? ¿Por qué?

 

 

Toni Segarra: “La vida se resume en querer y aprender”.

Hoy dentro de la Sección ” Conversaciones con…” es un placer presentar a Toni Segarra.

Toni SegarraSi en vez de publicista, jugara al baloncesto, te estaría diciendo ahora mismo, que tuve el honor de hablar con el Michael Jordan español.

De su cabeza, han salido los mejores y más recordados anuncios de televisión. ¿Quién no recuerda ese anuncio de Bmw en el que no sale el coche y solamente sale una mano navegando por el aire? Él es el autor, de ese y de muchos más anuncios inolvidables.

Era una de las personas que más ilusión me hacia conversar con él, desde que comencé a hacer esta sección.

Humilde, claro, directo, sencillo, no tiene la sensación de lo mucho que han supuesto en nuestras vidas su trabajo …características que reúnen para mí los verdaderos lideres que he ido conociendo.  Mentor de Risto Mejide, a día de hoy, es considerado el mejor creativo del siglo XX. Es fundador de la Agencia S.C.P.F.

Forma parte de la historia de la publicidad de nuestro país.

GRACIAS Toni por recordarnos que lo fundamental en una persona es saber, descubrir y vivir de aquello para lo que servimos, con lo que nos sentimos felices haciéndolo, que no es algo difícil y que tenemos muchos talentos, no solamente una cosa . Que todos tenemos 2-3 dones, cosas que nos gusta hacer y aunque los demás digan que no tienen expectativas comerciales, es mucho mejor ganar menos y ser más feliz, que ganar más y estar en un entorno , tanto competitivo como el que hay, sin la felicidad ni la capacidad de esfuerzo que te genera la vocación. Gracias por ayudarnos a defender la vocación como algo natural, porque si esa es tu vocación, TIRA PARA ADELANTE.

Podéis conocer más a Toni  a través de su Web y en Twitter.

¿Sabes que tú vida puede ser diferente y aún así no haces nada para conseguirlo? ¿Te da miedo romper los límites que tienes en tu mente? ¿Quieres poner patas arriba tu vida y conocer eso que llaman felicidad? ¿Quieres que tu empresa alcance esas cimas que siempre has soñado? ¿Crees que el ambiente de tu empresa tendría que mejorar? ¿Sabes que el antídoto a todos los problemas es el NO escuchar tu corazón? Puedes contactar conmigo a través de Twitter, en Facebook y en Linkedin

.- ¿Quién es Toni Segarra?

Creo que es la pregunta más difícil que le pueden hacer a uno.

De entrada soy un padre, que se preocupa por sus 3 hijas, hermano de 6 hermanos. Soy licenciado en Filología, publicista vocacional y feliz de serlo, aunque un poco culpable. Y querido esposo de mi mujer.

.-  ¿Que anuncio te definiría?

Yo creo que los anuncios no te definen. En todo caso te definen las campañas o el trabajo de mucho tiempo. Lo digo porque en publicidad, el trabajo son pequeñas telas de un mosaico. Yo creo que es injusto que se te valore por una  cosa tan pequeña.

Si hablamos de trabajos a más largo plazo, me gustaría que se me juzgase por trabajo como para Bmw, Ikea, o el trabajo que estamos haciendo ahora para el Banco Sabadell, o Evax. Son cosas que hemos hecho durante el tiempo y que han funcionado.

Lo que me gustaría es que se entendiese que hemos intentado hacer una publicidad buena, en todos los sentidos de la palabra.

.- Cual es el principio del comienzo de Toni?. ¿Qué nunca olvidará de los comienzos?

Mira, tengo la sensación que todo ocurrió un poco, no voy a decir por azar, pero sí de una manera natural. No fui muy consciente de intervenir yo, de una manera muy decisiva en las decisiones.

Yo estudié Filología porque quería ser escritor, una vocación falsa que uno se crea cuando es adolescente, con la cual estuve dando el coñazo durante mucho tiempo. Y de una manera muy natural, mi familia tiene una imprenta, mi hermano se encargó de la misma, y como yo era el escritor de la familia, me empezó a encargar los textos de alguno de los anuncios , cosa que a mí no me costaba nada hacerlo y me parecía muy divertido. Y así fue como empecé a iniciarme poco a poco en la publicidad.

Poco a poco, fui progresando. Mi hermano y yo montamos un estudio. El mundo de la publicidad se iba enterando  de quienes éramos, nos fueron contratando y fui creciendo de una manera gradual.

La verdad es que nunca tuve el deseo de hacer una agencia propia, pero llegó un momento en el que el limite solamente se podía resolver, montando  tu propia empresa.

Si miro para atrás, veo que las cosas han ido ocurriendo y me he ido encontrando a gusto con ellas

.- ¿Que has aprendido de tus caídas?

Yo creo que solamente se aprende de las caídas, de los errores. De los éxitos no se aprende nada, sobre todo cuando son momentáneos o rápidos. Si no cometes errores, difícilmente aprendes.

Yo he ido y aprendo de lo que me va pasando.  Reconozco que grandes batacazos no he tenido, a lo mejor es que soy muy optimista e ingenuo, pero errores tengo todos los días.

.-  ¿Cómo te llegan las ideas?

La verdad es que es una pregunta que me hacen muy a menudo, pero tengo que decirte una cosa, no hay un método para que te lleguen las ideas, pero si hay un momento en el que llegan.

Por alguna razón, se produce una conexión entre dos cosas. Y creo que eso es la creativida, dos conceptos,  dos asuntos tan alejados el uno del otro y proceden de un trabajo previo, siempre, de información.

Y en mi caso también de limites. La verdad que no sabría  trabajar con una creatividad abierta, sin problemas que resolver. Eso de ten un papel en blanco y haz lo que te de la gana, a mí me resultaría difícil. Pero en publicidad lo que tenemos que hacer es resolver problemas de comunicación, en general siempre hay muchos condicionantes, tiempos, contextos, competencias, y a mí eso , al final un día se junta de una manera en tu cerebro y por ejemplo, te estás duchando y…se conecta.

.- ¿Qué importancia tiene el valor añadido en la vida?

Los que nos dedicamos a la publicidad, los que construimos marcas, construimos una marca desde la construcción de valor añadido.

Uno construye la marca para que siendo lo mismo, que el producto que está al lado en el mercado, valga más, que tenga una percepción de valor mayor. Y yo creo que en la vida, tiende a ser lo mismo, uno debería aportar más a los demás de lo que está previsto que aporte. Pero es por una mera cuestión de felicidad, porque yo creo que la generosidad en  general, nos aporta felicidad a los que damos.

.- ¿Por qué haces lo que haces?

Toni SegarraEs lo que te he comentado antes, me encontré un poco con ello. Ahora, que tengo 52 años y echo la vista atrás, veo que tenía muchos componentes en mi vida que indicaban que este era un camino posible, pero en esos momentos, me fueron ocurriendo los hechos de una manera muy natural.

De hecho, yo no reconocí que era una publicita vocacional, hasta varios años después de estar trabajando en publicidad y estar pasándomelo bomba, porque yo estaba obsesionado con lo de escribir y la publicidad me quitaba tiempo para escribir. Reconozco que tenía un discurso victima, porque yo quería ser escritor y estaba en el mundo de la publicidad.

Yo nunca he tenido la sensación de voluntad de dedicarme al mundo de la publicidad.

.-  ¿Qué importancia tiene la vocación en la vida, en el éxito?

Yo cada vez estoy más obsesionado con la vocación, porque creo que forma parte de una sociedad y una cultura que no privilegia la vocación como motor del aprendizaje.

Yo creo que el aprendizaje, me gusta más esta palabra, que educación, ya que aprendemos y no nos enseñan,  debería ser un proceso de descubrimiento de la vocación. De aquello que nos gusta hacer, para lo que servimos, para aquello que más o menos somos hábiles.

El otro día en una charla, un chico planteó un asunto muy revelador, diciendo que lo que yo quería decir es que la vocación es aquello que nos resulta fácil, y es así y probablemente aquello que te resulta fácil, es posiblemente que la desprecies. Tendemos a minusvalorar aquello que nos sale de forma natural, porque es fácil. Y como estamos formados en una sociedad, en lo que se promulga el sacrificio, pues pensamos que es algo no serio nuestra vocación.

A mi me pasó, yo no le daba merito a lo que yo hacía.

Siempre pienso que aquello que te gusta, que te resulta fácil, te acabarás esforzando mucho, para ser mejor, para competir. Yo creo que el esfuerzo viene después de encontrar la vocación, no antes.

Nos han vendido la idea de elegir una carrera que te de dinero, que te permita ganarte la vida y luego esfuérzate mucho. Yo cuando digo esto en las Universidades, los profesores me regañan.

A mí me parece un tema fundamental y cada vez más, el tema de la vocación

.- ¿Has tenido mentores y qué has aprendido de ellos?

He tenido mucha gente de la que he aprendido mucho. Para empezar mi padre, aunque lo conocí poco porque murió a los 15 años, me dejó un poso muy importante, ya que era un apasionado de la comunicación.

Luego estaba mi hermano Paco, que fue el primero que entro en el asunto y que me arrastró. Luego en viceversa me encontré con Ramón Roda, que fue un Director de Arte genial que me enseñó a valorar la parte en la que yo no sabía nada, la visual, una parte fundamental en nuestro oficio y luego una enorme cantidad de profesionales de los que he aprendido.

Una de las razones por las que me gusta tanto la publicidad es que estás rodeado siempre de gente con talento y eso a mí me hace especialmente feliz

.- Todos libros y conferencias hablan del talento, ¿Qué es?

La verdad que estaríamos muy cerca de lo que hemos hablado antes de la vocación.

El talento es aquello o aquellas cosas, porque también nos han hecho pensar que la vocación es una cosa y vale,  porque puedes tener 14 vocaciones, algo que está bien, y es normal, para las que uno está más dotado

Yo no estoy dotado para la música, estoy dotado para leer y escribir. Así que para lo que uno está dotado es su talento. Yo creo que desarrollar tu talento tiene que ver con desarrollar tu vocación, eso que los americanos, llaman tu don.

Tu don, forma parte, de tu formación como persona

.- Recomiéndanos un libro.

Siempre recomiendo el mismo (Diccionario del que duda), pero esta vez contigo, voy a cambiar. De los últimos que he leído, hay uno que se llama “Las cataratas”. Es un libro sobre ensayos cortos, y el ensayo que da título al libro, trata sobre el racismo. Que empieza en Palestina y termina en Ruanda, que me ha encantado por su forma de escribir.

.- ¿Cómo crearías la marca España?

Esto de reducirlo todo a marcas, me parece un poco enfermizo, porque yo no sé si nosotros somos una marca, o si España es una marca.

Un país es un ente mucho más complejo que de una marca de muebles. Uno de los componentes de España como marca, es su percepción como objeto de valor, porque hay una España turística, otra económica, deportiva,… hay muchos componentes. Luego hay una marca que es global, como te diría algún experto, pero a mí eso de simplificar tanto siempre lleva al error.

Yo creo que hay que mantener la complejidad, ya que España es así, un ente de complejidad extraordinaria.

.- ¿Todos vendemos algo en el día a día?

Yo lo que sostengo, es que todos manipulamos en el sentido de tratar de mostrar aquello de nuestro perfil que nos interesa y ocultar aquellas cosas que no nos interesa que se sepa. Todos manipulamos, desde los políticos, hasta una chica que se pone unos  tacones altos, o un calvo que se pone peluca.

Todos intentamos mostrar siempre el lado más conveniente. Y desde ese lado, algunos manipulan hasta una falta de ética, el engaño, a la estafa y eso es delictivo, claro está. Pero yo pienso que la sociedad está basada, afortunadamente, en cierta mentira, en cierta cobertura de la verdad cruda, porque si no  se podría vivir,   tratando de ocultar las primeras impresiones y siendo cordiales los unos con los otros.

La cordialidad, o la educación como quieras llamarlo, forman clarísimamente de la civilización, ya que podemos manejarnos sin matarnos.

.- ¿Cuál es tu concepto de felicidad?

Yo creo que la vida se resume en querer y aprender. Y no tengo muy claro que sean las dos, la misma cosa . Querer  tiene mucho que ver con aprender y aprender tiene mucho que ver con querer. Yo creo que son los dos fundamentos de la vida.

Como palabra, te iba a decir uno de esos dos verbos , como palabras favoritas. Son los fundamentos de la vida, de la curiosidad, de lo que en definitiva existe.

El día que dejas de aprender, o no tienes ganas de aprender, ese día ya estás muerto.

Nos vamos educando en la manera que nos encontramos cosas que no queremos ser. Por ejemplo, mi padre me puso con 15 años en la imprenta a trabajar como administrativo y descubrí que eso jamás quería hacerlo en la vida. Vamos probando por la vida y la mayoría de las cosas no funcionan, por eso recibo muchos emails de gente, por ejemplo que empezó Derecho y lo dejó, teniendo sensación de fracaso. NO es fracaso, lo que pasa es que estás buscando. O muchas personas que han salido de mi empresa, y pasado tiempo, me han venido dándome las gracias porque el despido les ayudó.

A veces se necesitan este tipo de “putadas” para crecer. La crisis se tiene que ver como una generación de oportunidades, no de conflictos.

.- Una reflexión para los lectores del blog

A mi últimamente me obsesiona insistir en esa búsqueda, porque me parece que justamente en el momento en el que estamos, al borde del abismo, si fuese capaz de escucharse ,  de echar la vista atrás, de saber para lo que sirven y lanzarse a ello, sería importante.

Estudiantes, trabajadores, de 40,50 años, directivos, hay 1-2-3 cosas para las que servimos, hay que hacerlas. Porque la verdad, en el fondo, tiene que ver con lo que hablábamos antes de la generosidad, de dar aquello que realmente haces bien, porque sino lo que das es mala ostia, un trabajo mal hecho.

Es muy difícil que disfrutes con algo, y no lo hagas bien.

¿Improbable? ¡¡¡Excusas!!

El hombre puede creer en lo imposible, pero no creará nunca en lo improbable” decía Oscar Wilde.

Improbable¿Lo improbable? Esa palabra no existe en mi vocabulario. Se escribirla pero hace tiempo que no existe en mi boca.  Y sé que , jamás volverá a salir de la misma.

Desde que nacemos, solo vivimos situaciones así: “No puedes hacer eso, eso es imposible, no lo vas a conseguir, olvídate, eso es un sueño “… Y con el desempleo, la famosas crisis, solamente oyes frases como “No lo vas a encontrar, es imposible, no hay condiciones para hacer realidad esos sueños que tienes…”.

La palabra imposible y creer que nuestros sueños, van a ser improbables, lo aceptamos como algo normal.

¿Por qué?

Y mientras tanto, nos “cagamos” en la gente de éxito, que consiguen lo que nosotros habíamos soñado.

¿Qué está pasando? Que aparte, como buenos latinos, la envidia, el pensar en todo el árbol genealógico de esa persona, nos damos cuenta que el improbable, que nos habían dicho , que era algo que inamovible en nuestras vida, no es así.

Al igual que el acceso a las redes sociales, la palabra “imposible” es algo común, es algo que está totalmente democratizado. ¡¡Y qué pena!!.

Yo también pensaba que era imposible salir del agujero negro en el que me encontraba, que mi vida se había acabado y que si no encontraba un trabajo “normal”, me seguirían viendo, como un “apestado”. No veía un futuro muy halagüeño.

Basta Ya…. Si esa persona a la que envidiamos y admiramos por partes iguales, lo ha conseguido,  ¿Por qué te estás diciendo a ti mismo que es imposible que lo consigas? ¿Por qué te estás diciendo que es improbable que consigas eso que has comenzado?

Si empiezas diciéndote esas cosa, ya te digo de antemano el resultados: ¡¡ FRACASO ABSOLUTO!!.

TODOS los días vivimos retos, ya abrir los ojos cuando estamos en la cama, es un reto, del que no damos las gracias por superarlo. Y mientras nos da miedo, como escribir un artículo, o emprender el camino hacia la chica que nos gusta, o hablar en público. Retos más importantes hemos pasado en nuestra vida y ahora pensamos que no conseguiremos eso que tanto deseamos.

Pero es que además me hace gracia, piensas que tu reto, es algo improbable que suceda, que lo ves muy difícil y ahora me gustaría hacerte una serie de preguntas: ¿Qué pensaban cuando lanzaron al hombre a la luna? ¿Qué lo iban a conseguir o que lo lanzaban a ver qué pasaba? ¿Con que confianza trabaja Steve Jobs en su garaje junto a Wosniack cuando hacían el 1 apple? ¿Qué iba a ser un éxito, o lo lanzaban a ver qué pasaba?

Muchos de los éxitos, de los adelantos que estamos viviendo, disfrutando, como el ordenador del que escribo ahora, lo han creado personas como tú y como yo, pero eso si, PENSABAN QUE LO IMPROBABLE NO EXISTÍA.

¿Cuándo conseguimos romper con lo imposible, con lo improbable?  Cuando nos chocamos una y otra vez, contra la razón .Esa razón que nos dice que es imposible, que no lo vamos a conseguir, que las cosas siempre se han hecho así y así se van a seguir haciendo.. Lucha, golpéate contra esa “razón” y lo improbable, acabará en añicos.

Esas personas que idolatras y envidiabas, por partes iguales, no son extraterrestres. Son igual que tú y que yo, pero han tomado la iniciativa, de “luchar” por su sueño, de “crear” su destino, y no esperar a que nadie venga a resolverle sus “miserias”.

PORQUE NADIE VENDRÁ A HACERLO, SOLAMENTE TIENES QUE SALIR TU DEL AGUJERO Y PONERTE A VOLAR HACIA TU META. SÓLO TÚ.

Pero ¿A qué nos gusta que nos den todo hecho? ¿A qué nos gusta que los demás nos den nuestros sueños en bandeja de plata? ¿A qué gusta, que nos consuelen cuando todo va como no lo habíamos previsto? ¿A qué gusta quejarnos e ir de victima?

Respeto si es la opción que has tomado, pero por favor, LUEGO NO TE QUEJES QUE NO CONSIGUES TUS SUEÑOS.  Las excusas a la basura y si a la acción, al compromiso y a la confianza en ti y en el reto.

Pero además, ¿Por qué leches dices que es improbable? ¿Lo has intentado?. Creo que NO.

improbableSiempre me acordaré cuando con 6 años, mi madre me enseñó a atarme los cordones de la zapatilla. Tardé una tarde. Creo que sude más que cuando aprendí a nadar. Creía que era imposible, pensaba que era un negado, que sería algo imposible….. y pasadas unas cuantas horas, lo conseguí.

Lo que pensaba que era imposible, lo que pensaba que jamás lo iba a conseguir, LO HABÍA CONSEGUIDO. Fui corriendo a mi madre para que me diera el aprobado, y lo que conseguí es que me dijo: “Ahora tienes que hacer es aprender ir en bici…” Lo reconozco todavía no sé… pero lo conseguiré.

Conseguir tus sueños, es apretar el culo. Es sudar, es llorar, es cagarte en mucha gente cuando no ves resultados, es pensar querer tirar la toalla pero tu intuición te dice que es solo un tropezón, que sigas adelante. Conseguir tus sueños, es apretar el culo cuando las personas no confían en ti, cuando te dicen que te dejes de chorradas, y te dediques a algo “normal” y tú seguir adelante, porque sabes que lo vas a conseguir.

No se consiguen los sueños, con un poco de esfuerzo y cuando ves que no lo has conseguido, tirar la toalla. Todos los días tienes que irte a dormir pensando que has dado todo lo máximo de ti, y si otra persona te ha ganado, felicidades, pero tú mientras tanto, te has dejado el alma, los eggs, y todo tu ser, luchando por dar un paso más hacia tu sueño.

No pienso parar de apretar el culo, de apretar la mandíbula, porque lo improbable, me ha dicho mi historia personal, que es una palabra en el vocabulario y que depende de uno, para que se haga realidad su definición o no.

Cuando empieces el camino hacia tu sueño:

.- Aprieta el culo hasta que no llegues a la meta.

.- Comprométete contigo y con la meta.

.- Confía en ti, en el reto. Si está en tu vida seguro que es por algo.

.- Coge un diccionario, ves a la palabra “improbable” rompe la hoja y cométela.

¿Qué está siendo improbable para ti? ¿Por qué? ¿Quién lo dice?