¡¡Marca tu carácter!!

Las piedras de los cimientos para un éxito equilibrado son la honestidad, el carácter, la integridad, la fe, el amor y la lealtad” decía Zig Ziglar

Como dicen las canciones de Disney:

¡¡Queremos un mundo ideal!!

Y la verdad que no existe.

No existe el líder perfecto, no existe la pareja perfecta, no existe el hermano perfecto, como los amigos perfectos.

¡¡NO EXISTE ¡¡

Pero aún, y más en estas fechas, promulgamos la perfección como objeto de deseo para la sociedad.

Máster de 19.000 euros, a través del cual seras un gran líder…Curso a través del cual saldrás con una marca debajo del brazo que hará que todo el mundo te admire…Curso intensivo para perder esos “helados y paellas” que te comiste en el chiringuito..”

Creemos que estamos buscando la perfección, cuando realmente estamos estudiando COMO LOS DEMÁS ENCONTRARON SU ÉXITO, NO EL NUESTRO.

Me encanta ver los libros de Management, los “Máster del Universo” que se anuncian, en los que promulgan:

.- Alcanzaras el éxito yendo con ellos, a través de sus herramientas innovadoras y únicas

.- Y llegarás a la perfección que la sociedad espera de ti.

Sobre el 1 punto me gustaría decir algo:

En vez de estudiar para el futuro, parecemos paleontólogos, que rebuscan entre “frases de carpeta” de Paulo Coelho o formas de organización de Henry Ford de hace unos cuantos siglos atrás.

Y así nos dicen como llegaremos al éxito, investigando en el pasado, y no en el presente, para crear un futuro.

¿O es que no hay curso o Máster que nos digan como “novedad” y “guías” para nuestra vida personal o profesional, libros de hace 50 años? ¿Eso es prepararnos para el futuro? Creo que las cosas habrán cambiando un poco, me parece a mí. Pero aún seguimos pensando, que son la “Santa Biblia” del management o del marketing, a las cuales les tenemos que mostrar pleitesía.

¡¡UN POQUITO DE POR FAVOR!!

No vendamos como un éxito actual a través de unas herramientas “únicas” algo, que ya lleva más de 50 años entre nosotros. Si realmente lo que queremos es que la sociedad avance y con ella nuestros alumnos, démosles actualidad, y no manuales casposos.

Porque esos manuales antiguos, no nos llevan a un éxito actual, solamente nos dicen que CÓMO ellos lo consiguieron en SUS circunstancias. Y si queremos innovación, disrupción y avances…

¡¡DEJEMOS DE COPIAR MODELOS QUE YA TRIUNFARON Y PROMULGUEMOS CREAR MODELOS APTOS PARA ESTOS NUEVOS TIEMPOS, POR FAVOR!!

Y tras el “éxito” que la sociedad espera que consigamos, habremos alcanzado la PERFECCIÓN.

Seremos los líderes perfectos porque nos habrán instruido en las diferentes características que según los manuales, debe tener un líder del siglo XXI. Seremos pura inspiración porque sabremos manejar nuestras emociones a pesar de que nos estén “atacando leones” durante la reunión de trabajo… Seremos los mejores coach, porque sabremos poner la mente en blanco, cuando nuestros cliente nos esté hablando, sabiéndole escuchar entre líneas…

Buscamos la perfección y no cometer los errores que NUNCA deberíamos cometer si queremos ser lideres, coach, felices o considerados personas de bien, por la sociedad.

¿Dónde queda la tristeza? ¿Dónde queda que hemos dormido mal y no tenemos ganas de nada? ¿Dónde queda el dolor de tripas? ¿Dónde queda el enfado que tenemos con nuestra pareja?

Parece que eso no existe si queremos alcanzar la excelencia. Parece que los lideres no deben llorar si quieres tener el título de “Leadership in the world” por la University of Chiquitistan.

Cada vez pienso más que en la imperfección, esta la verdadera perfección. La verdadera belleza de la vida.

Queremos GLAMOUR del título o despacho que consigue el líder, teniendo celos queriendo saber cómo han conseguido que el equipo alcance las metas fijadas.

La vida es mucho más que teorías y métodos en las que depositar nuestras esperanzas y dineros, esperando que nos lleven a la cima del éxito, a través de un ascensor llamado Máster o manual.

No hace falta un equipo de “súper hombres” para llegar a la cima, sino también personas, por la que nadie “daría un duro” han llegado a conseguir aquello por lo que soñaban.

Todas esas personas, por las que no apostaba nadie, si lo piensas, no tenían nada en común. Ni habían nacido en una familia bien, ido a escuelas “cool” ni hecho un post-grado en una escuela “in”. ¿Entonces?

Tenían CARÁCTER.

Se nos enseña a través de métodos, a alcanzar la cima. ¿Pero nos enseñan a mantenerlo? ¿Qué pasa cuando las técnicas que nos han enseñado no sirven para la situación que estamos viviendo?

Que la frustración, el miedo y las dudas se adueñan de nosotros, llegando a pensar que ya no saldremos de la situación en la que nos encontramos.

¿Si no hay perfección, ya no hay nada?

Después que los métodos y hábitos adquirido o “comprados”, no surtan efecto, hay una última esperanza.

EL CARÁCTER.

Según la RAE, carácter es “Señal o marca que se imprime, pinta o esculpe en algo”.

En un mundo, donde COPIAMOS la marca de la persona que está “sacando la cabeza del rebaño”, donde “igualamos” los métodos de las empresas que hacen lo que queremos hacer o nos asombramos de manuales sobre el éxito, que son “fotocopias” del libro anterior que pensábamos que era novedad en el mundo del éxito…NOS FALTA CARÁCTER.

Carácter para:

.- Decir basta ante nuestra situación que sabemos que nos hace daño, pero por el que dirán seguimos callados o mirando a otro lado.

.- Decir basta ante el presente que vivimos, sabiendo que podemos dar más de lo que estamos dando.

.- Decir basta a callarnos lo que pensamos, sentimos o queremos, por “no vaya a liarse”.

.- Decir basta ante las incoherencias que estamos viendo en la sociedad, pero por dar un paso más del que estamos dando, no hacemos nada.

Una marca, un profesional o una persona que dejará huella en nuestras vidas es una marca que basa todas sus acciones en su carácter, no en métodos “de anticuario” o fotocopias “en blanco y negro”.

Muestra más tu carácter y no dependas tanto de “métodos de ingeniera”.

Podéis adquirir “Liderazgo Canalla. Libera tu lado más rebelde” a través de este enlace.

Anuncios

Alfredo Urdaci :”La verdad es algo que va más allá de miedos y modas”

Hoy dentro de la sección “Conversaciones con…” para mi es un placer presentar a Alfredo Urdaci

Todo es comunicación… Ya no sólo cuando hablamos con una persona o delante de un público, sino cuando andamos, cuando no hablamos o no hacemos algo…

Siempre estamos comunicando.

Y en una sociedad donde los problemas que está viviendo, comienzan por la NO COMUNICACIÓN, quería hablar con un gran comunicador de nuestro país, para que diera su opinión al respecto.

Alfredo Urdaci, presentador de telediario en RTVE, Director de los servicios informativos también en RTVE, como en Onda 6, Onda Cero o recientemente en 13TV. Colaborador en medios de comunicación, es escritor y siendo su último libro “Urgente de Comunicación” por Ed.Almuzara. Además es Director del grupo de comunicación Ludiana.

GRACIAS ALFREDO por recordarnos que el verdadero éxito es tener una buena relación con el que te ves en el espejo todas las mañanas y que a pesar del que dirán, tenemos que ser consecuentes siempre con nuestra verdad, hasta el último aliento.

Puedes conocer más el trabajo de Alfredo  a través de Twitter

bes que tu vida puede ser diferente y aun así no haces nada para conseguirlo? ¿Te da miedo romper los límites que tienes en tu mente? ¿Quieres poner patas arriba tu vida y conocer eso que llaman felicidad? ¿Quieres que tu empresa alcance esas cimas que siempre has soñado? ¿Crees que el ambiente de tu empresa tendría que mejorar? ¿Sabes que el antídoto a todos los problemas es el NO escuchar tu corazón? Puedes contactar conmigo a través de Twitter, en Facebook

.- ¿Quién es Alfredo Urdaci?

Definirse no es fácil para nadie. Nos harían falta un par de tomos. Pero si tengo que sintetizar diré que soy un aprendiz, un curioso al que le gusta el periodismo, la filosofía, la vida familiar, viajar, la fotografía, y la música. Procuro conocer antes que juzgar, me gustar conversar antes que monologar, y siento una pasión infinita por todo lo humano. Soy navarro, pero eso ayuda poco a definirse, porque he pasado tiempo de mi vida en Italia, mucho tiempo en Madrid, y algún tiempo en Francia. Me gustan esos tres países porque saben disfrutar de la vida.

.- ¿Todo es comunicación?

Todo empieza o termina en la comunicación. La comunicación es lo más humano del ser humano, lo que nos permite vivir en sociedad. La comunicación, me gusta recordarlo, está en el origen de casi todos los problemas y por tanto debe estar también en las soluciones.

.- ¿Crees que el hablar en público, aunque no lo utilices, se tendría que enseñar en las escuelas? ¿Por qué se tiene tanto miedo a hablar en público?

Creo que debe ser una asignatura fundamental que contribuiría mucho a mejorar la vida pública, las relaciones personales, la política y los negocios. Creo que saber hablar en público es un factor de desarrollo de las sociedades, y sobre todo un factor de civilización.

.- Se dice que se manipula la información que recibimos de los medios de comunicación y a la vez se promulga desde la sociedad, que se comunique desde el corazón, ¿Qué pasa de verdad?

Hay buena manipulación y manipulación perversa. Fíjese que hace un tiempo se puso de moda el carné de “manipulador de alimentos” para que esa manipulación fuera buena. La información se puede organizar y elaborar para llegar a la verdad  o para  esconderla. Una de las manipulaciones que ahora están más de moda es la del sentimiento. Todo tiene que tener emociones para ser verdad, todo tiene que tener una carga emocional.  Creo que vivimos una inflación de la empatía que es perversa, porque no se pueden legitimar las leyes o los comportamientos por la carga emocional. Entraríamos en un bucle delirante

.- ¿Qué legado te gustaría estar dejando en la sociedad?

Me ha entusiasmado un libro de Ed Catmull: Creatividad S.A. Catmull fue el fundador de Pixar. Y la tesis del libro es que si se consigue que todos los empleados de una empresa contribuyan al bien común esto funciona. A mí me gustaría ser un contribuyente de esa empresa, de la que obtiene lo mejor de cada uno de sus integrantes.

.- ¿Qué es la verdad, para ti?

Un compromiso permanente que se debe mantener aunque te cueste sangre, sudor y lágrimas, algo que está más allá de las modas y de los miedos, y que no se establece nunca por consenso. La verdad no está en las mayorías. Tampoco en el poder. Nuestro deber es encontrarla y contarla, aunque vaya contra la opinión general.

.- ¿Cuál es tu concepto de felicidad?

He aprendido que no está ni en el éxito, ni en el poder, ni en el dinero. Tampoco consiste en no tener problemas. Creo que reside más bien en el empeño diario de mejorar, en la humildad, en asimilar que no somos perfectos y en hacer el bien. Hay siempre más felicidad en dar que en recibir.

.- Si echas la vista atrás, ¿Qué le dirías a ese Alfredo que comenzaba a trabajar?

Uy!! Le diría quizá que fuera un poco menos ingenuo, y que no perdiera el tiempo. Perdemos mucho tiempo. Demasiado. En cosas  que no van a ningún sitio. Sobre todo porque hacemos una incorrecta valoración del presente.

.- Gritos por la calle, telediarios con solo noticias deprimentes, peleas en un campo de futbol… ¿Qué le pasa a la sociedad?

Nos fijamos en lo negativo, lo conflictivo. Pero es porque somos una sociedad que sufre cada vez más el miedo a lo imprevisto, a la incertidumbre. Pero a la vez nos gusta contemplar sus efectos desde el sofá, como si no fuera  con nosotros.

.- ¿Qué es una comunicación eficaz? ¿Qué beneficios tiene?

La comunicación eficaz es la que consigue que el mensaje llegue sin ruidos y sin distorsiones, la que consigue persuadir para el bien común, la que lleva  verdad, la que busca  el bien del otro, la que escucha. Escuchar es lo más importante  en la comunicación personal.

.- Persuasión, Influir, Convencer… Términos a día de hoy usados y yo me pregunto, ¿Tendrían que saber las personas el verdadero significado de las palabras antes de usarlas? ¿Dónde queda la libertad de expresión con estas palabras?

Es importante pero no imprescindible. No tenemos que definir el respirar para  coger  aire  cada  segundo. Pero es importante saber  cuándo  un discurso pretende persuadirnos y cuándo solo aspira a informar. Es bueno distinguir para saber en qué campo jugamos. Insisto: la enseñanza de la retórica y la oratoria hará ciudadanos mejores, que saber juzgar los discursos, que son críticos con su contenido, y que saben diferenciar  lo persuasivo de lo informativo.

.- ¿Qué has aprendido de los mejores para ti?

He aprendido a resistir y a reinventarme. Creo que son dos lecciones fundamentales.

.- Si alguien quisiera tenerte de mentor suyo, ¿Qué siempre le dirías?

Lo que siempre les he dicho: que aprender a hablar y a escribir, que son las dos lecciones básicas; que lean mucho y bueno; que trabajen en radio, en prensa y televisión. Y que no olviden nunca a la persona a la que se dirigen con su trabajo.

.- Cotilleos, envidias, rumores…Un país que se caracteriza por ello..¿Son las consecuencias de una mala comunicación?

Los intereses de una sociedad son variados. Aquí gusta el cotilleo. En Francia también. En Italia, por ejemplo, es un tipo de información que no tiene valor. Pero he aprendido algo importante: incluso tratando temas de corazón se puede hacer buena  información y se puede contribuir  a una sociedad  mejor.

.- El liderazgo que tenemos en las empresas, ¿Es reflejo de la sociedad que estamos viviendo?

Sin duda. No hay islas. Pero tengo que decir que en la empresa España  es  un país extraordinario. Tenemos grandes líderes, mucho mejores que en la política: directivos bien preparados, innovadores, y llenos de energía. Ahí están Ana Botín, Francisco González, Ignacio Galán, etc. Lo mejor de nuestra  sociedad, por fortuna, está  en la empresa privada.

.- ¿Qué has aprendido de tus principios que nunca olvidas?

A caminar por las aceras y evitar las alcantarillas, a saludar cuando subo las escaleras para que me saluden al bajarlas, y a tener  en cuenta que el mejor capital es el capital humano, que el dinero mejor invertido es aquel que permite mejorar  a las personas  en sus conocimientos  y sus competencias.

.- ¿Cuál es tu definición de éxito? ¿Está la sociedad equivocada buscando un éxito basado en el reconocimiento exterior y sin un propósito interior?

El éxito es una dimensión interior. Es cuando cierras la puerta de casa por las noches  y todo está  en orden, es cuando te miras en el espejo y te reconoces. El éxito es mantener un núcleo de humanidad a pesar de lo difícil que nos ponen las cosas  todos los días.

.- Una reflexión para los lectores del blog.

Quizá la tarea más compleja en este mundo, para los mayores y para los jóvenes, es la formación de un criterio que vaya más allá de los 140 caracteres. Vivimos un tiempo muy confuso, de grandes amenazas. Las cosas son complejas, aunque tengamos herramientas que nos prometen simplificarlas. Trabajar para  comprender  antes de  juzgar  creo que es un afán que nos permitirá navegar con el viento a favor. Muchas gracias

¿Tienes Rasmia?

“La paciencia, la pasión y la perseverancia son igual al éxito” dice Pitbull

Maño que rasmia tienes. Hasta que no lo consigas no pararas”.

No creas que me estaban insultando. Al revés, me estaban alentando a seguir.

En Aragón, rasmia, significa “empuje y tesón para acometer y continuar cualquier tipo de empresa”.

Los anglosajones lo llaman Grit. Os recomiendo el libro con el mismo título “Grit. El poder de la pasión y la perseverancia”

En este mundo que desde pequeños nos han distinguido entre quienes han aprobado los exámenes y no. Y si lo has aprobado, podrás tener un futuro “halagüeño”, pero allá tú si no has pasado del 5.

Lo que te espera es un futuro negro, de fracasos y recordándonos que esos sueños, serán imposibles conseguir, ya que hemos sacado un 4 en el examen que teníamos.

¿Y qué pasa con las personas que a pesar no estar etiquetadas con una “gran inteligencia”, han conseguido romper limites, alcanzar sueños imposibles

Creemos que el éxito, la felicidad, el reconocimiento, solamente se consigue a corto plazo. Eso de a largo plazo, es para locos y que se esfuerzan, cosa que no está bien vista en esta sociedad.

¿Y qué piensas si te dijera que no me importa tu cociente intelectual, tus títulos ni tampoco quiénes son tus padrinos para alcanzar tu éxito?

¿Qué piensas si te dijera que la rasmia que tienes dentro, es el poder de la pasión y perseverancia que has imprimido a tus retos imposibles?

En un mundo donde estamos deslumbrados por el talento, las notas, títulos, tendríamos que estar con la boca abierta por aquellas personas, que su bandera es la perseverancia y la pasión que ponen en cada acción que realizan.

En una sociedad, que nos ha enseñado, que cuanto “más lloremos”, más vendrá “PAPA ESTADO”, nuestra familia, pareja o amigos a “cuidarnos” y hacer lo que sea para que nosotros estemos bien, palabras como esfuerzo, interés, práctica o esperanza están denostados de nuestro vocabulario.

Sin esfuerzo, eso que dicen nuestros padres que tenemos, talento, es simplemente lo que podríamos haber hecho y no hemos hecho porque es mejor, “que nos vengan todas dadas” que ir “hacia ellas”.

Sin esfuerzo nunca seremos productivos. Estaremos dentro de lo establecido como “normal”, pero nunca daremos ese “más” que sabremos que podríamos dar ni descubriendo que estaba detrás de la puerta nº1, llamada miedo.

¿Y cómo son las personas con Rasmia?

Hubo una vez una frase que me marcó: “David, hoy estas y mañana quien sabe. Dedícate a lo que te apasiona porque todo pasa en un suspiro”.

¿Por qué no duramos demasiado en nuestro trabajo? ¿Por qué aun durando, estamos siempre nerviosos y cabreados?

PORQUE REALMENTE NO NOS INTERESA LO QUE ESTAMOS HACIENDO. PORQUE REALMENTE NO ESTAMOS HACIENDO LO QUE SI SABEMOS QUE NOS MOTIVA.

Me voy a dormir todos los días, desde que lo que hago coincide totalmente con mis intereses, con mis motivaciones. Hasta entonces, no dormía un día bien a pesar de que estaba consiguiendo todo aquello, que la sociedad decía que tenía que alcanzar.

No te mientas, y estés diciéndote: “Es que no sé que me interesa, porque me interesan tantas cosas, que no lo sé”.

¡¡MENTIRA!!.

Si te pusieran una pistola en la cabeza (perdón por el simili) sabrías que responder y sin rechistar.

Eso es tu pasión, ahí es donde debes poner el foco en torno a tu vida.

No eres diferente a aquellas personas que sabes que están haciendo lo que les gusta. Todos nacemos del mismo lugar.

Eso que te apasiona, no cae del cielo ni a través de un test sicológico. El mío decía que tenía que dedicarme a los número, y aunque lo hice, ahora si estoy haciendo lo que me apasiona de verdad.

Descubrir lo que te apasiona, lo que te motiva, se descubre a través de la interacción con el mundo exterior, dándote la oportunidad de probar. No de tu interior.

Si le hubiera preguntado a mi interior que si tenía que dedicarme a escribir, hubiera dicho: “Si claro, y yo soy George Cloney, ¿Qué te crees?”. Pero cuando experimente el escribir, obviando el qué dirán, el qué pensarán, lo encontré.

Date siempre la oportunidad de descubrir, que te apasiona. Aquello a lo que te gustaría dedicar las 24 horas del día sin ningún tipo de problema.

Aunque yo soy más de Messi, si nos damos cuenta, tras los entrenamientos del Real Madrid, siempre enfocan los medios de comunicación, como Ronaldo se queda a mejorar sus disparos o remates de cabeza.

Es una persona con rasmia.

Cuando sabes lo que te apasiona, no te importa hacer “horas extras” que supongan un plus más en tu desarrolla. No te incomodan, las buscas.

La diferencia entre el éxito y la mediocridad, es eso, la práctica.

A más tiempo practiques, más habilidad tendrás. Y a más habilidad, más repercusión obtendrás.

Así de fácil.

Puedes tener un interés, una intención respecto a una acción.

Quieres alcanzar la meta, pero te aseguro que sin un propósito, a la 1 caída, te aseguro que tiraras la toalla, mandando todo esfuerzo a la basura.

Tener un propósito, es hacer algo por y para otras personas que no seamos nosotros mismos, por un motivo que tras realizar tu acción, quieras dejar como huella en los demás.

Recuerda: No es lo mismo dar clases, que inspirar a tus alumnos a ser mejores personas.

Eso es un propósito.

Y las personas con rasmia, tienen esperanza.

No la esperanza, de que les toque la primitiva para ser felices o considerarse de éxito. No la esperanza de que esa chica que tanto te gusta te diga si, sólo a través de la Ley de la atracción.

La esperanza de que al día siguiente las cosas vayan a ir a mejor, porque me voy a levantar del suelo y voy a ir de nuevo, a por lo que quiero.

Creo más en una persona con rasmia, que en una persona de éxito.

La persona que se esfuerza, que persevera a pesar de las circunstancias, que lucha por dejar una huella más allá de un éxito efímero en el mundo, Son personas realmente felices, con éxito de verdad.

Personas que enarbolan la bandera de la excelencia, sin perseverancia y sin importar lo que diga un examen o un test psicológico. Son los verdaderos genios para mí.

Y tú, ¿Tienes rasmia? ¿Crees que el intelecto determina tu futuro?

Podéis adquirir “Liderazgo Canalla. Libera tu lado más rebelde” a través de este enlace.

¡¡¡El mejor viaje del mundo!!

Sé honesto contigo mismo. Lo que tú sientes eres TÚ. Y no es debido al que tienes enfrente” dice Sergi Torres.

Soñamos con ser luciérnagas que iluminen en la oscura noche pero en el fondo somos topos que deseamos meter la cabeza debajo de la tierra.

Soñamos con un cambio que siempre se acaba pareciendo más a una pesadilla.

Vivimos un presente, en el que técnicas como el yoga, la meditación, el mindfulness o el propio coaching, nos han invadido. Nos las ofrecen como las pastillas de Matrix, como la panacea que gracias a ellas conseguiremos la felicidad absoluta.

LA GRAN Y SOÑADA FELICIDAD. LA GRAN Y TAN ANHELADA PAZ.

¿Pero qué pasa en la mayoría de los casos?

¡¡QUE NO SURGEN EFECTO!!

Sé que pensáis que me estoy tirando piedras contra mi propio tejado, pero no es así, tranquilo.

Me he dado cuenta, que cuando realmente surten efecto es cuando si el propósito de transformación, de conocernos de verdad, de saber quién es esa persona que vemos todos los días en el espejo, sale de dentro de nosotros y no por “impositivo social o legal”.

Cuando el propósito nace de nosotros, te aseguro que eso que anhelas, lo conseguirás.

Es hacer nuestras esas técnicas, integrarlas dentro de nosotros, cuando surten efecto.

Toda transformación empieza desde, por y para las personas.

La transformación de ti, de las empresas, no empieza fuera, sino empieza dentro de cada uno de nosotros.

Pero vivimos como archivos comprimidos por la sociedad, por las creencias que nos han infundido, por los miedos que nos han inculcado, cuando en realidad somos archivos llenos de gigas de información

Buscamos esos talentos que nos dicen que nos harán ricos y famosos, cuando están dentro de nosotros. Buscamos esa tranquilidad que nos hará disfrutar más de la vida fuera a través de cientos de mecanismos, cuando está dentro de nosotros. Buscamos el éxito fuera, cuando sólo nace desde dentro de nosotros.

Si te das cuenta, todo comienza dentro de nosotros, en nuestra mente. Pero nos han hecho creer que somos, que tenemos el éxito, la reputación que el exterior dice, no lo que nosotros sintamos dentro de nosotros.

¿Por qué se dice que los talleres o conferencias no surten efecto? Porque aparte, de ir a ellos “impuestos” por nuestros jefes o “por aparentar”, en el fondo no queremos cambiar.

Nosotros queremos cambiar, pero nuestra mente, como muchas veces he dicho, está diseñada, para “acurrucarnos” en el sofá de la comodidad y hacernos borrar todo vestigio de pensamiento de transformación o radicalidad en comparación a lo que la sociedad espera de ti.

Dentro de nosotros, en todo momento están naciendo y muriendo células. Y no hacemos un drama. Pero pensamos que si nos sentimos peces que queremos nadar a contra corriente para convertirnos en esos Dragones que sabemos que somos, tendremos que decir ADIOS a muchas cosas.

No estarás diciendo adiós a la forma de liderar que tenías hasta la fecha, no estarás diciendo adiós a ese logo que dominaba tus instalaciones, no estarás diciendo adiós para siempre a nada ni nadie, sino un GRACIAS por los servicios prestados hasta la fecha, pero a partir de ahora, las cosas se van a hacer de forma diferente.

Tenemos miedo a creer que al barrer las hojas que llevábamos encima, descubriremos cuanto tiempo hemos perdido invirtiéndolo en motivación, liderazgo, en proyectos sin sentido…. Para nada, ellos te han llevado al momento en el que decides hacer las cosas de otra manera.

Acepta el pasado y a partir de ahí, es el principio del comienzo de ser el arquitecto de ese futuro que sabes que te mereces.

No te compares con la competencia, no creas que nunca llegaras a ese puesto que tanto te hace ilusión o que tu sueño nunca se hará realidad. No te compares con nadie, porque querrás tirar la toalla antes de empezar.

Ser mejor, es ser mejor que ayer, es superarte a ti mismo, no es querer superar a Zara o Ferrari, porque ellos son ellos, y tú eres tú.

Por ti mismo, ya eres una marca de lujo. Y eso no tiene precio.

Cuando nos comparamos con los demás, nos estamos esforzando para llegar a ser como. Pero me he dado cuenta, que el esfuerzo se convierte en algo natural, cuando los valores de la empresa, tus valores, tus ilusiones, tus propósitos, están todos en coherencia.

Cuando así pasa, el esfuerzo, la constancia, la motivación, se convierte en algo natural y no en algo “artificial”, que al 1 rechazo, se esfuma para siempre.

En la edad adulta, una cosa que nos han enseñado es a NO OBSERVAR NI A SENTIR. Así creemos que nuestras verdades son absolutas. Que no existe otro mundo que aquello en lo que creemos. Y cuando alguien nos dice algo que nos “chirria”, algo en lo que “nuestras creencias” nos dicen que es imposible o que está loco, lo rechazamos.

Pero como bien decía Einstein, “somos nosotros los locos pensamos que conseguiremos resultados diferentes haciendo lo mismo de siempre”.

¿Te digo un secreto? Aunque sé que te va a remover un poco de la silla

El cambio, la transformación empieza aceptando que somos mucho más de lo que nuestros pensamientos, creencias nos dicen que somos. Y no tengas miedo a dar un salto al precipicio que tienes en frente que te ha enseñado el miedo, porque gracias a él, conseguirás mucho más resultados de los que has conseguido hasta ahora, si te adentras en el mismo.

Hasta ahora has querido dominar la vida, has querido dominar los pensamientos de tus trabajadores, de tus jefes y sabes que ahora, la estrategia tiene que ser otra, visto los resultados que estás obteniendo, confiando en las herramientas que tenías, volvieran a hacer milagros.

Me he dado cuenta, que hablamos continuamente desde la escasez, del influir en los demás, de persuadirlos, de amasar fans fieles para aparentar una marca “con caché”, de que acudan a cursos “cool” aunque luego sepamos que no se van a implantar en las empresas, porque “hasta que yo esté aquí como jefe, las cosas se harán como se han hecho siempre y como yo diga”…

En fin, que hablamos desde el miedo. Y con la boca pequeña queremos una transformación, revolución de nosotros mismos, de nuestra empresa.

¿Qué hacer?

Toda experiencia que estás viviendo tiene un PORQUE, date la oportunidad de descubrir que hay detrás de ese MIEDO.

Es tu propio miedo el que te pasara, entre la mediocridad y la excelencia.

Es la única manera de una verdadera transformación, de una revolución.

Hablar con el miedo.

¿Me acompañas? Os recomiendo un libro que os ayudará a despertar, “ ¿Me acompañas?. Una invitación a despertar de Sergi Torres.

¡¡La motivación a la basura!!

“El único límite a nuestros logros de mañana está en nuestras dudas de hoy” decía Roosesvelt.

¿La solución a nuestros problemas es la motivación?

Te falta motivación, necesitas motivación para hacerlo realidad…un poco de motivación para levanta ese culo…”

Más y más motivación.

Nos hacen creer que la motivación es cómo la fórmula secreta de la Coca-cola, que conociéndola, viviéndola, todo estará solucionado.

Luego encontramos en todos las librerías, que los bestseller, son libros como: “La motivación en 3 días, encuentra tu motivación y no mires a quien, motivación para levantarte de la cama…Congreso de motivación e ilusión…”

¡¡CON MOTIVACIÓN TODO LO TENDREMOS RESUELTO…O eso nos dicen que nos pasará!!

Ya no habrá nada que se nos escape, hasta la chica que tanto nos gusta, estará a nuestros pies, porque nosotros estamos MOTIVVADOS.

¿Vamos a subir la montaña? ¡¡CLARO QUE SI, ESTAMOS MOTIVADOS, NO LO DUDES!!

¡¡Viva la industria de la felicidad y la motivación!!

Hace unos días me preguntaban que pensaba sobre el video “clandestino” que circula por las redes, sobre la motivación.

Y antes de seguir, te digo que estoy totalmente de acuerdo.

Ya me pueden dar muchas teorías sobre la motivación (hay libros hasta de teorías de motivación), ya me pueden decir que no hay que motivar con las personas sólo con dinero, sino también con beneficios sociales ( que así lo creo ), que hay que estar motivado para ir a ver a tu equipo favorito o al concierto de música que tanto tiempo has estado esperando…

Claro que hay motivación, claro que hay ganas de ir, de saltar, de correr, de que no se nos vaya la sonrisa durante meses, de hacer miles de fotos….

Son momentos, situaciones, que podemos dominar, a las que no les tenemos miedo…

¡¡SITUACIONES FÁCILES!!             

¿Y cuando tienes que hacer algo que no has hecho hasta la fecha? ¿Y cuando tienes que enfrentarte a algo muy importante para el devenir de tu vida?

¿Con la motivación ya todo saldrá adelante?

¡¡YA TE DIGO YO QUE NO!!

Ya le puedes decir a una persona que se va a enfrentar a una operación, que va a dar una conferencia importante o que va a hacer algo, importante para él, que no está acostumbrado a ello, que esté motivado, que no esté nervioso, que tiene que estar motivado… que te va a contestar:

¡¡Ni motivación ni leche, ponte tú ahí con una sonrisa de oreja a oreja!!

Ya podemos ser el mayor de los expertos en la vida, en cualquier campo que tú me digas, que ante un hecho importante, novedoso:

¡¡TODOS DUDAMOS!!

¿O es que nunca has dudado en tu vida? Si me respondes que no, sinceramente no me lo creo.

Pero no es que no tengas las facultades para hacer eso que tienes por delante. Para nada. No hablo de eso.

Dudas, porque tu cerebro, te está diciendo: “ Duda de esa oportunidad…No te la mereces… Con lo bien que estabas en tu sofá, ¿A qué te metes a hacer eso?…Déjate de motivación y sigue tu relación de pareja, que como con ella no estarás en ningún momento...”

Nuestro cerebro está diseñado, para salvarnos de los peligros y se nos caiga la baba viendo una buena hamburguesa

Si, dar una conferencia no es un peligro, decir “Te quiero” a esa persona que te tiene loco, no es un peligro, no te vas a morir…PERO SI VAS A SALIR DE TU ZONA DE CONFORT, DE TU TRANQUILIDAD .. Y para eso está diseñado nuestro cerebro, para salvaguardarnos de todo peligro, aunque luego veamos por propia experiencia, que lo que pensábamos a lo que era, había mucho camino.

Pero tranquilo, con motivación, todo cambio que quieras en tu vida, saldrá adelante y con resultados increíbles o si no te pones una canción te anime y mientras tanto sigue caminando.. No hagas caso a nada ni nadie..Tú sigue, que estas motivado…”, te diría un “gurú” de la motivación.

Y alguno en esa situación de “miedo”, de responsabilidad…pensará: ” Te metes la canción por el sobaco…que una canción no me va a hacer todo el trabajo que tengo por delante…”

Nos alientan a hacer cosas difíciles, a superar marcas, a ganar al vecino en el ranking de ventas.. Y yo me pregunto: ¿Y si de verdad no quiero superarme todos los días, y si de verdad no quiero compararme con nadie, y si de verdad no quiero conseguir algo que no quiero?

Pues si es así, si esos pensamientos son coherentes contigo mismo… NO TE HACE FALTA LA MOTIVACIÓN, YA ESTAS MOTIVADO SIENDO TÚ MISMO…ASÍ QUE FELICIDADES y puedes dejar este artículo de leer.

Pero si estás en la situación que quieres por “motu propio” un cambio en tu vida, emprender un sueño, y quieres que salga como tú sueñas… NO creas que la MOTIVACIÓN te lo vaya a solucionar, como así nos hacen pensar.

Si estás en la rampa de salida hacia tu sueño y dudas, no te preocupes, no eres un “bicho raro”, todos dudamos, hasta la gente de más éxito, lo hace.

¿Qué hacer?

.- No esperes que la motivación te insufle la energía para dar el paso hacia tus sueños Y QUE SIEMPRE VA A ESTAR AHÍ CONTIGO, ni que ella sola te va a conseguir tu reto. Porque no será así.

.- El paso siempre lo darás tú a pesar de las dudas, SIN NECESIDAD DE MOTIVACIÓN…porque si lo que te has propuesto está en coherencia contigo, a pesar de lo que digan, a pesar de lo que te hagan creer, tú lo harás. No esperaras a la motivación, a tu jefe o a rita la cantaora, lo harás a la voz de ya.

La motivación te espera por el camino… no al empezar.

Recuerda que NO tendrás motivación en las cosas difíciles, si en ir a comprar un helado y no para ir al médico en búsqueda de unos resultados importantes. Pero si debes tener  actitud a enfrentarte a ellas. La motivación la encontrarás siempre por el camino, cuando vayas adquiriendo habilidades, cuando vayas superando retos, no cuando empieces.

Como bien dice la RAE, motivación, es el conjunto de factores internos o externos que determinan en parte  las acciones de una persona. Por tanto, si hay más motivación exterior que interior, te aseguro que no lo conseguirás.

Siempre empieza todo éxito, por uno mismo. No en el exterior ni por algo efímero, ni frágil.

Nos enseñan que la motivación es algo frágil, que una vez lo consigues, tienes que guardarlo como la rosa en “La bella y la bestia”. No vaya a ser que se marchite…No dejamos que nadie se acerque a nuestra motivación, que no afecte las palabras de nadie, ni el claxon del coche de al lado…Estamos motivados y no queremos volver otra vez a empezar..

Cambia la motivación por tu PROPOSITO, por tu PORQUÉ y te aseguro que siempre te acompañaré en todo camino, no se irá de ti ni tendrás que cubrirla como los seguratas a un famoso.

La motivación como la tratan actualmente, es una basura, ¿Y TÚ QUE CREES?.

El próximo día 5 estaré en Zaragoza, dentro del evento “MadMarketing” dando una conferencia. Podéis adquirir “Liderazgo Canalla. Libera tu lado más rebelde” a través de Amazón o en la web de Versos y Reversos.

¿Por qué llegas tarde a todo?

“Es mejor llegar tarde en este mundo, que temprano al otro mundo..”

Es que siempre llego tarde a todo, ¿No sé como lo hago?”.

Todos nos lo hemos preguntado alguna vez en la vida…Y en vez de poner solución a la dificultad que nos entorpece nuestro día a día, una y otra vez, sevuelve a repetirse la misma situación.

¿Qué pasa?

Sé que estarás pensando que la culpa de ese retraso, la ha tenido la línea de autobús, que te han llamado por teléfono, que estabas ocupado con el último videojuego o “jugando” con tu pareja… Ciento de excusas que lo único que intentamos con ellas, es eximirnos de las posibles responsabilidades que hubiera por nuestra tardanza.

Pero la situación se suele complicar, cuando al llegar TARDE, vemos que otra persona ha conseguido lo que nosotros esperábamos que estuviera para nosotros, llegáramos tarde o no.

Jo, él ha conseguido lo que yo quería…Era la última entrada y la tiene ella…Por llegar tarde hemos perdido la oportunidad de entrar y lo ha conseguido él…”

Ahora unimos que hemos llegado tarde a la sensación que hemos perdido una oportunidad soñada, porque hemos llegado fuera de tiempo. Con lo que conlleva que nuestro enfado con la sociedad, que no con nosotros mismos, aumenta a niveles insospechados.

Es que nada me va bien en la vida, es que los autobuses han tenido la culpa que no consiga nada en mi vida…dichosa llamada, hizo que no llegara a tiempo…ya nada será igual..Con las ganas que tenía y había puesto…y por un segundo no lo he conseguido…”

¿Qué tienen en común todas estas reflexiones?

¡¡QUE ESTÁS EVADIENDO TU RESPONSABILIDAD!!

Déjate de tonterías. ¿Qué culpa tiene el número 33 de autobús que hayas llegado tarde? ¿Qué culpa tiene tu madre de haberte llamado cuando hacía 3 semanas que no la llamabas?

NADIE TIENE LA CULPA DE QUE HAYAS LLEGADO TARDE. ¡¡NADIE!!.

Se podría acabar el post rememorando una frase que toda madre dice, para darte la solución a tu problema:

¡¡PUES HABERTE LEVANTADO ANTES!!

Y es así.

Pensamos que cuando tenemos una oportunidad delante de nosotros, un evento, ya que ha llegado a nuestra vida, siempre va a estar ahí para nosotros. Para cuando nosotros queramos, dar el paso y poderlo disfrutar.

Tal como vienen las cosas se van. Nada es para siempre, como bien dice una canción.

Ves desde la otra acera, como tu vecino ha podido elegir las entradas que tú querías. Como por tardar, no aceptan más CV para ese puesto de trabajo que tanto te ilusionaba…POR LLEGAR TARDE YA NO PUEDES ELEGIR, YA NO PUEDES ESCOGER.

Y de bueno volvemos al bucle de defendernos y excusarnos por nuestros actos.

¿Sabes qué te diferencia de esa persona que ha llegado antes que tú? No que haya cogido el autobús antes, sino que empezó antes que tú, el camino hacia su sueño.

Hace unos días me dijo una persona: “Mira por poco no llegué a conseguir una entrada, el límite era el miércoles para recogerlas y por momentos no llegué”.

Le pregunté: ¿Desde cuándo lo sabías que podías ir a recogerlas? Desde hace 2 semanas.

¡¡LO QUE PASA QUE POR DESIDIA, VAGUEZA, MIEDO O VERGÜENZA, NO DAMOS EL PASO HACIA ALGO QUE QUEREMOS AÚN SABIENDO QUE ESTÁ AHÍ ADELANTE… Y LUEGO CUANDO LO DAMOS…LO VEMOS MARCHAR SIN PODERNOS SUBIR A ÉL!!.

Al éxito, le pone la acción. Le ponen los emprendedores, los que dicen SI antes que la oportunidad ha terminado de presentarse en su casa, los que dan pasos por pequeños que sean y no esperan hasta el último momento a darlos, esperando a ver si tienen algo de suerte.

LA SUERTE SE CREA, NO SE ESPERA.

Esto es como cuando hacíamos los exámenes. Esperábamos hasta el último momento para estudiar, porque mientras tanto teníamos los dibujos de las 5 de la tarde, habíamos quedado con los amigos, nos apetecía no hacer nada o era mejor ver pasar la gente por la ventana que empezar a estudiar un examen que era importante.

¿Qué solía pasar?

Que algunas veces aprobábamos con un 5 raspado, resoplábamos y pensábamos:”Por los pelos”, pero la mayoría de las veces…SUSPENSO.

Y de mayores eso nos pasa…

Ni por vagueza, desidia, ni leches, sino por MIEDO, no nos ponemos manos a la obra. Aún sabiendo que tenemos que hacer las cosas, sabiendo que si andamos antes que los demás, llegaremos antes que ellos, ni por esas…esperamos al “A VER SI TENGO SUERTE EN EL ÚLTIMO MOMENTO”.

Nos quejamos de las malditas prisas, pero somos nosotros, quienes nos dejamos llevar por ellas.

¿Y qué hago? Seguro que estarás esperando a que te dé el cómo para transformar tu situación.

A todas las citas que has acudido tarde, se sincero contigo mismo: ¿Realmente querías ir? ¿Has ido por aparentar o sinceramente has llegado tarde por algún motivo en concreto?

Muchas de las citas que llegamos tarde, es porque realmente hacemos cosas que no queremos hacer de verdad. Ése retraso suele mostrar nuestra incoherencia entre lo que hacemos y lo que realmente queremos hacer.

Pero sin embargo si quieres llegar el 1º, no tienes que esperar a que la oportunidad salga, tienes que ir tú a por ella. Las oportunidades se crean, él éxito llega a las personas que hacen las cosas antes de que sean necesarias, no cuando es el último remedio.

¿Quién crees que triunfará, una persona que emprende un camino por ilusión, por motivación, sin importarle las circunstancias, los miedos, el momento que vive sino porque lo siente así o una persona que emprende algo por pura necesidad?

No esperes a que te llamen de esa empresa para dejarle tu CV, no esperes a que salga una subvención para emprender tu sueño empresarial, no esperes a que pongan a la venta las entradas para el concierto soñado, para hacer cola desde ese día en taquillas, no esperes…

El refrán dice: “Quien espera, desespera”… Dale la vuelta a la tortilla y que tu lema sea: “El que desespera es porque siempre espera y no se adelanta”

Basta ya de esperar oportunidades, de esperar que nos elijan para ser felices, de que caigan cosas para empezar a emprender nuestros sueños,

BASTA YA, DESOBECEDE a todas esas mentiras y empieza por ti mismo, LLEGARAS ANTES QUE LOS DEMÁS, TE LO ASEGURO.

 

El sindrome del Impostor.

Al éxito y al fracaso, esos dos impostores, trátalos siempre con la misma indiferencia” decía R.Kipling

sindrome impostor¿Me crees si te dijera que muchas personas, tras alcanzar sus sueños, se sienten que están mintiendo a los demás?. ¿Me creerías, al saber, que se sienten unos impostores con ellos mismos y con los demás?

Es lo que se llama el SÍNDROME DEL IMPOSTOR.

¿De qué trata?

Son personas que permanecen convencidas de que son un fraude y no merecen el éxito que han conseguido.

¿Qué paradoja conseguir lo que siempre has soñado y en vez de disfrutarlo, pensar que eres un fraude, verdad?

Pues suele pasar más de lo que nos imaginamos.

Así piensan los “impostores:

¿Cómo puedo yo ahora dirigir la empresa de mis sueños, a personas que son mucho mayor que yo? No me harán caso.. No puedo conseguir el título con el que siempre soñé , nadie me tendrá en cuenta..No me merezco este éxito, vengo de una familia muy humilde… Nadie me va a creer, nadie va a seguirme, todos piensan que soy un impostor”.

¿Por qué lo pensamos?

Porque a pesar del esfuerzo, a pesar de las circunstancias desde las que empezamos y donde estamos ahora, a pesar de las horas sin dormir, de las caídas, lloros en soledad.. CREEMOS QUE NO SOMOS DIGNOS DEL ÉXITO QUE HEMOS CONSEGUIDO.

Sentimos que el éxito solamente lo alcanzan con un talento especial, que han nacido con una flor debajo del culo, tienen padrinos o una familia muy acaudalada.

¿Pero nosotros? ¿Podemos merecernos un éxito con el que habíamos soñado?

Aunque era lo que queríamos, acaba saliendo por nuestra boca: “No me lo merezco, soy un impostor”.

¿Por qué?

Porque vivimos en un mundo en el que el poder social ( las apariencias, el estatus..) es mucho más importante que el poder personal ( autoestima, confianza, estabilidad emocional..)..

¿Y qué pasa?

Que cuando llegamos a la meta de nuestros sueños, suele haber una descompensación entre el poder social y el personal, queriendo siempre que gane más el primero que el segundo. Cuando en realidad tendría que haber un equilibrio entre ambos.

Cuando nos proponemos algo, o nos proponen algo, soñamos con lo que nos supondrá conseguirlo, éxito, fama, triunfos, que la gente nos conozca…Y cuando hemos llegado, ¿Qué pasa?

Que no hemos trabajado nuestra autoestima, que no queremos darnos cuenta de lo que hemos conseguido, porque hay gente que está a nuestro alrededor, con más dinero, más fama, con más seguidores que nosotros.

¿Y qué hacemos nosotros? En vez de disfrutar de lo conseguido, de sentir que somos capaces de conseguir lo que nos propongamos…sentimos que somos unos impostores, porque nos creemos que no somos “aptos” para el nivel al que hemos llegado.

ANTES DE SEGUIR PENSANDO ESO, PARATE.

Mira atrás y date cuenta de todo lo que has conseguido. Mira los esfuerzos realizados, mira las caídas que has tenido y como te has levantado. Siéntete orgulloso de todo lo que has hecho.  Es con lo que soñabas y ahí lo tienes.

Y date el capricho de disfrutarlo. Lo has conseguido, ahora vive, celebrarlo, y mira al frente, con orgullo de saber que si quieres puedes. Que tú eres el dueño de tus circunstancias.

Solamente tienes que pararte y ver de lo que has sido capaz, pero nunca olvidar una cosa, ESOS MIEDOS QUE TIENES, ESOS “QUIZA PIENSEN QUE..DIGAN QUE..”….puras invenciones de tu cerebro ante una situación nueva, que crees que no podrás dominar, pero que si es tu sueño, lo harás.

Y si alguien piensa eso de ti, QUE TE LA BUFE.

También quería hablar de otro tipo de impostor. Esos que nos encontramos en nuestra vida personal y profesional. Esos que aparentan una cosa y detrás, solamente hay humo.

lisindrome impostorHe conocido muchos profesionales “de elite”, que acaban siendo unos impostores. Dicen ser una cosa, y luego no viven de lo que exhiben a bombo y platillo… Promulgan unos valores, una imagen, un algo que no se yo, que nos deja a todos asombrados… Pero no es la primera ni será la última vez que oiga, entre bambalinas: “Me han ofrecido un trabajo, del que de verdad, no tengo ni idea, pero tengo que aparentar que sí, porque si no, mi marca se irá por la ventana”. Cuando esas personas promulgan, profesionalidad, valores, coherencia, emprendimiento, éxito y lo único que hacen, es agarrarse a un clavo ardiendo  y si es pidiendo favores, mejor.

Contratamos por el nombre, y despedimos por los resultados. ¿No sería mejor contratar por los resultados y despedir (en el que caso que hiciera falta, por el nombre, y no por la marca)?

También nos encontramos con impostores en nuestra vida personal o sentimental. Personas que nos hacen creer que por fin, eso con lo que tanto soñábamos, ese amor o amistad que nos haga que la vida sea más fácil, hasta ahora.

Y cuando nos damos cuenta que son humos tóxicos…Ya es demasiado tarde.

No te arrepientas de nada, porque hasta las malas personas, nos dan experiencias de las que aprender.

¿Qué tenemos que hacer antes de encontrarnos a una persona de este estilo?

.- Saber que nada ni nadie, puede traerte la luna en menos de 5 minutos. Sólo tú puedes ir hacia ella. Que no te vendan la burra.

.- Y para no caer en una “venta ficticia” de amor o amistad, tienes que tener tu poder personal. Tienes que saber quién eres, que quieres, y que NO en la vida. Cuando eres dueño de ti mismo, sabes que nadie te va a dar un Ferrari a cambio de su utilitario.

.- Cuando más confíes en ti mismo, en tu instinto, menos se te acercaran. Y cuando los veas, te darás cuenta, que sobreviven por y para su máscara, y no viven para su alma.

.- Si has llegado a tu éxito, DISFRUTALO. Y que dicha meta, haga aumentar la confianza en ti, que te haga ver que si quieres puedes. Pero sobre todo, que si has llegado hasta ahí, es porque la vida te ha recompensado por los esfuerzos realizados. Y si alguien te dice algo, QUE MIRE COMO ES SÓLO EL PRINCIPIO DEL COMIENZO.

Así que por favor, no eres un impostor si has luchado por tu sueño y has sido coherente contigo mismo. Lo has conseguido tú, con tu sudor y lagrimas. Y por eso tiene que estar muy orgulloso de ello. Felicidades y disfrútalo.

¿Contra los impostores de humo? CONFIANZA EN UNO MISMO.

¿Crees que eres un impostor en la situación que tú mismo has conseguido? ¿Por qué? ¿Con cuántos impostores te relacionas al cabo del día?

 

¿ Eres un Inconformista?

No te dejes contagiar, no des ninguna opinión como tuya antes de ver si se adecua a ti, mejor opina tú mismo..” decía Christoph Lichtenberg

INCONFORMISTANos han enseñado que tenemos que ser como buenos perros de caza. Buscando siempre las pequeñas ventajas que creemos que nos harán felices. Cuando en realidad, queremos que nos pasen por el “lomo” la mano, diciéndonos: “Bien hecho, sigue así… Ahora a por más”.

Y actuando así..¿Tú crees que estás siendo tú mismo? ¿Crees que los valores que aportas, los productos, las emociones, vienen de ti, o quieres que sean aceptado por los demás, para que no te echen del “rebaño”?

Sé que estarás respondiendo “Todo sale de mí, delo que quiero, de lo que siento… y a quien le guste bien, y ¿a quién no?, pues que no mire”. ¡¡Qué bonito queda, verdad!!

Pero ahora hazme el favor de parar y ser sincero contigo mismo:

.- ¿Para quién haces todo lo que estás haciendo?

Si de verdad que el propósito que tiene, es por ti, por tu pasión, por las habilidades que tienes y quieres darle salida, por favor, deja de leer este artículo. Eres un verdadero inconformista.

Pero si de verdad, sabes que lo haces para “contentar” a los demás, cuando en realidad, tus deseos, están enfocados hacia otro camino diferente.. Empezarás a darte cuenta, que los resultados los consigues tú, no puedes depender del “día que ha tenido tu jefe o tu familia” para que llegues a ellos o no.

En ese momento, empiezas a darte cuenta, que no te conformas con lo que tienes. Te cabreas contigo mismo y ese genio, lo utilizas para salir de ese hoyo…Que tus circunstancias no son con las que soñaste en esos momentos con los que te reunías con los amigos y les decías: “Voy a ser quien os digo que seré”.

Es el momento de ser un inconformista y luchar por tu POR QUÉ. No tienes que buscarlo en ningún lugar, tu corazón te lo ha recordado al hacerte ver, que donde estás no es donde deberías estar.

Ya sé que estarás pensando, que te van a criticar. Que te vas a salir del rebaño y que te van a señalar, que quizá esa gente que ha estado muchos años de tu vida, te dejarán de hablar… Pues te digo una cosa, seguramente que en muchas de ellas, así pase.

¿Qué pena, verdad?

Pero si te das cuenta, la única manera que no nos critiquen es no haciendo nada. Mejor dicho, no haciendo nada, fuera de lo “normal”.

¿Y qué es el normal? ¿Lo que esperan de ti los demás? ¿Lo que crees que tienes que hacer para tener contentos a la sociedad, y no tener “problemas”?

Como bien dice Josef Ajram e Isra García, en su nuevo libro “Inconformistas”, somos los únicos responsables de nuestra Marca.

Porque SI, aunque estés trabajando para una empresa, estés en paro, en la situación en la que te encuentres, tienes una marca. Marca que dejas en los demás con tus actos, con tus NO actos, con lo que comunicas y con lo que te callas…CON TODO

Y tu marca, quieras o no, hace que te elijan para un proyecto, que esa persona que te vuelve loco, te diga SI; o tu proyecto empresarial salga disparado a la luna o estrellado contra el muro.

Un inconformista, se conoce, sabe que olor desprende su fragancia, su marca y no está aquí para recibir el aplauso de los asistentes o de la gente que le ha rodeado toda la vida.

Está aquí para conocer donde está su límite y conocer PORQUÉ está en su mente, esos sueños que le rondan.

NO ESTÁS AQUÍ PARA QUE SU FELICIDAD DEPENDA DEL NÚMERO DE APLAUSOS DE LOS DEMÁS. La lacra del postureo, ya pasó, olvídate.

INCONFORMISTASEstás aquí para ser tú mismo. Para saber que si tu cuerpo te pide luchar más, lo hagas. Para sentir que tienes que decirle TE QUIERO a esa persona, a pesar de que te diga NO, lo hagas. Para lanzarte a “tumba abierta” a ese sueño que no te deja dormir, lo hagas.

Y QUE DIGAN LOS DEMÁS…LO QUE QUIERAN. Aunque fracases, te aseguro que aprenderás mucho más que ellos.

Un inconformista ha venido a ser él mismo, porque sabe que la vida es muy corta por mucho que nos digan que la esperanza de vida será de 100 años. ¿Y sí mañana nos cae una maceta en la cabeza, qué?

Esperanza de ver a tus nietos y contarle tus batallita…AL TRASTE.

Como los Gremmlins, que no se podía darle de beber ni comer después de las 12, ser un inconformista también tiene contra-indicaciones:

1.- No seas un perro de presa, y creas que te servirá todas las indicaciones, que el “famoso” de turno te comenta que le ha servido a él para llegar donde está.

En esa situación, estarías haciendo lo mismo de siempre, SEGUIR LA CORRIENTE. No estoy diciendo que no te sirvan sus indicaciones , pero que no creas que te servirán a ti a “pies juntillas”, porque no será así. Cada situación, cada trabajo, cada momento es diferente, y para necesita sus herramientas diferentes.

2.- Que el inconformismo se apodere de tu vida, no agradeciendo todo lo que tienes, tus esfuerzos y aprendizajes.

Ser excelente, es ser mejor que ayer. No hace falta ser 40% más, con 1% todos los días, verás los resultados que obtienes. Ser inconformista, ya no es sólo romper con convencionalismos y demostrar que lo imposible no existe,  Sino  es “ver” que hay detrás de esa puerta que se llama “miedo”.

Así que por favor, si te puede la ansiedad por no haberte superado en función, a lo que hiciste ayer, de querer siempre más y no disfrutar de lo conseguido, estarás volviendo a quien eras antes, y no a una persona agradecida, por lo que vive, experimenta o siente.

Así que recuerda siempre, quien es un inconformista:

.- Aquel que sabe que nunca satisfacera todo el mundo. Ni falta que hace. Sabe que está orientado a una serie de personas, que son los que disfrutarán de verdad, de su talento.

.- Aquel que sabe que los convencionalismos solamente están para “guiar” a la sociedad, hacia donde los “mandamás” quieran. Pero él sabe que están para romperlos, porque no satisfacen lo que quiere la sociedad de verdad.

.- Aquel que sabe, que todos somos diferentes, únicos, raros, anormales, y que nuestros talentos, siempre habrá alguien dispuesto a “comprar” su esencia especial.

.- Aquel que sabe, que los únicos limites que existen, están en su cabeza. No los que dicen en el informativo.

.- Aquel que sabe, que la vida es una y no ha venido a vivirla desde una máscara, con miedo o vergüenza, sino desde el convencimiento que ha venido a dejar un legado, el de sus emociones, acciones y propósitos.

¿Qué es para ti un inconformista? ¿Qué beneficios tienes? ¿Qué consigues si no te conformas con lo que tienes?

 

 

 

¡¡Qué perra es la mente!!

No solo los golpes lastiman...”

mente perra¡¡Qué perra es la mente!!

Este pensamiento, viene conmigo últimamente.

¿Por qué? Porque pienso que en vez de apoyarnos en ella, como a nosotros nos gustaría, aprovecharnos de todos sus dones… sin que nos diera ningún “problema”, sin embargo es “el principio del comienzo” de todas nuestras dificultades.

No me cansaré de repetir, que nuestra felicidad no se compra a través del dinero, ni ayuda. No me cansaré de repetir que tus problemas, no son a causa de los demás, sino de ti mismo. NO me cansaré de repetir que no tienes miedo porque ese “muro” es más grande de lo que te imaginabas y crees que no podrás saltarlo.

No me cansaré de repetir, que no descansas, que tienes miedo, que crees que no eres feliz, todo por culpa de tus pensamientos, DE TU MENTE.

Llevo una temporada, que mi relación con el sueño, no es tan buena como desearía. ¿Por qué? Porque mi mente, cuando me encuentro en silencio, no para de hacerme girar sin sentido, como los ratones en su ratonera.

Dice el refrán “piensa mal, y acertarás”. Y a ése juego, es el que la mente quiere que juguemos con ella, como niños.

Si doy un paso adelante, la mente te dirá al instante “Te caerás como siempre lo has hecho, así que más vale malo conocido que bueno por conocer”.

Si digo lo que siento, la mente te dirá al instante “Seguramente la gente se irá de tu lado, porque pensarán que eres un loco, un anormal”.

Si le digo Te quiero, la mente te dirá al instante “Déjate de tonterías, y no hagas locuras, una mujer como ella, jamás estará con un chico como tú”.

Utilizamos el almohadón, para que nos dé la respuesta a esas dudas que tenemos, que nos confirme lo que sentimos o lo que debemos hacer, y sólo nos ayuda a aumentar nuestra confusión.

¡¡QUÉ PERRA ES LA MENTE!!

Pero no solo juega con nosotros a través de hacernos pensar en lo peor. También nos hace dudar de nosotros mismos, de nuestro valor.

Nos enfrentamos a situaciones nuevas para nosotros, y pensamos que la mente nos puede calmar ante la incertidumbre. Y lo único que hace, al ponernos en lo peor, convertir esas enfermeras que nos van a ayudar, en los peores “trolls” a los que un “gnomo” se puede enfrentar.

¡¡QUÉ PERRA ES LA MENTE!!.

Ni esas enfermeras quieren hacerte daño, como la mente te está diciendo, ni pasará nada catastrófico si le dices lo que sientes a esa chica y su respuesta pueda ser, NO.

No se va a ir el mundo a la mierda, te lo aseguro…, pero la mente quiere lo mejor para ti, no quiere que sufras, y por eso te dice que “ No lo hagas, déjate de locuras, es imposible que lo consigas, no te mereces ese sueño que quieres emprender…”.

Y como ante lo nuevo, por mucho que nos motive o aliente, en el fondo lo que queremos es no sufrir y conseguir ese sueño, sin el menor esfuerzo posible… Acabamos haciéndole caso a la mente, y taparnos con la mente ante lo que nos viene encima.

¡¡QUÉ PERRA ES LA MENTE!!

Dile a tu mente: “Me has ayudado hasta ahora a no sufrir, a sentirme seguro, a ir por el camino seguro, pero ahora me haré yo dueño de mi mismo, de ti y seguiré el camino que siento que tengo que seguir”.

¿Qué te ha respondido tu mente?

Mente perraMe imagino que algo así: “Eso no te lo crees ni tú…” Por decir algo fino.

Si dejamos que nos guie como hasta ahora, por mucho que queramos resultados nuevos en nuestra vida, aprendizajes hasta ahora no vividos, NUNCA LOS CONSEGUIREMOS. Porque como te he dicho, la mente siempre querrá tu seguridad.

Pero en esos momentos, tenemos que ser VALIENTES.

Esa situación está en nuestra vida con un PORQUÉ. Y te quiere aportar beneficios.

Sé que al leer estas palabras estarás pensando: “¿Esta incertidumbre me va a dar beneficios?, Y si me dice que NO ¿Crees que ya no querrá ni verme? Mi vida será una ruina..¿Qué pasa si no sale el proyecto?… Mi vida se va al garete”.

Te aseguro que no va a haber un cisma en tu vida, ni ocurrirá ningún ataque zombie si das el paso hacia adelante y no consigues lo que esperabas.

Te lo dice una persona, que siempre se ha considerado muy miedoso, pero cuando vio que no era tan fiero el oso como lo pintaba mi mente, se ha ido atreviendo a conocerse y lanzarse a retos imposibles hasta la fecha para él. Y que también se ha dejado llevar por “pensamientos irracionales” perdiendo oportunidades increíbles.

La mente nos dice “ NO PODRÁS, como nunca has podido hacer nada en tu vida… ¿No te acuerdas cuando intentaste algo parecido?”.. Nos quiere hacer ver que nuestro pasado será igual que ese futuro con el que soñamos, NEGRO.

Como lo que te dice, está en coherencia con lo vivido anteriormente, le acabas haciendo caso, el miedo empieza a inundarte, empiezas a ver a hormigas como monstruos, bloqueándote y viendo todo de forma negativa.

¿Qué hacer?

.- Esa experiencia que tanto miedo te produce, tiene para ti un aprendizaje hasta ahora nunca vivido. Está en tu vida por un PORQUE, así que permítete investigar.

.- Hasta ahora te has dejado llevar por la “seguridad” que te proporcionaba tu mente. Dale las gracias, pero ahora eres tú quien domina tus pensamientos, eres tú quien domina tu mente.. Y para ello tienes que empezar a llenar tu mente, de los pensamientos que quieres sentir en todo momento, haciéndolos llegar a tu subconsciente

.- Nunca sabrás qué pasará si no das el paso hacia adelante.

.- Lo que crees, lo que piensas, es lo que obtendrás. Así que empieza a cambiar tus pensamientos si quieres cambiar tus circunstancias.

.- Todo comienzo empieza por tu mente.

¿Qué malas jugadas te ha hecho tu mente? ¿Hacia dónde te ha llevado? ¿Dónde querrías te llevara?

¡¡Me pregunto qué pasaría si..!!

“Creer posible es hacerlo cierto” decía Hebbel.

curiosidadTodavía me acuerdo cuando mi madre me decía de pequeño: “Anda no seas tan curioso, que esto no es para ti”.

Pues mama, NO TE HE HECHO CASO. Y que feliz estoy de haberlo hecho.

Nada de lo que nos puedan decir los demás, que funciona, sabremos si es así, si no es siendo unos curiosos.

Todos los avances que ha tenido esta sociedad, los avances que se están gestando y los que vendrán, han sido provocados por personas CURIOSAS.

Nos han enseñado que al éxito se llega a través de las instrucciones que leemos a través de libros, artículos, conferencias, que las importen personas qué pensamos que ya está en él.

Y es lo que todos deseamos, seguir unas instrucciones con unos resultados ya comprobados.

¿Por qué?

Porque no queremos “matarnos los cascos”, sufrir, pensar en cómo podemos llegar a esa cima sin un mapa… Que queremos el éxito sin esfuerzo alguno. Que si nos pueden poner un ascensor hasta llegar a él, pues encantados.

Creemos que nos  venden una garantía hacia el estrellato. Más bien al estrellado.

¿Por qué?

Porque lo que acabaremos consiguiendo son MOMENTOS EXITOSOS, no el ÉXITO.

Momentos que vienen y que van. O que quizá nunca volverán.

Nos venden mapas que todo el mundo puede acceder a ellos. Y luego nos quejamos, de “Mire usted, que he seguido al pie de la letra todo y no lo he conseguido”.

PUES PORQUE OTRO LO HA HECHO MÁS RAPIDO QUE TÚ O DE FORMA MÁS EFICAZ.

¿Entonces que diferencia a unas personas que viven de verdad, en el éxito y los que tenemos momentos exitosos?

LA CURIOSIDAD.

Cuando tenemos una oportunidad, tenemos dos opciones. O recorrer el camino, que nos dicen que tenemos que emprender para llegar hasta esa cima, con el mapa que nos dan…o ser unos curiosos, e ir a la cima por la vertiente que nadie ha ido por ella.

Es decir, o camino fácil y rápido, o ser un curiosos y descubrir QUÉ hay de verdad, en esa oportunidad.

Todas las personas que he ido entrevistado, son unos curiosones.

Y la curiosidad no está casada con el fracaso. Está casada con el aprendizaje, la felicidad, el talento, la confianza.

Pasamos por la vida, sin pena ni gloria.

No nos fijamos en cómo funcionan las cosas que tenemos a nuestro alrededor. Los POR QUÉ de las relaciones que tenemos, POR QUÉ actuamos de la manera que lo hacemos, de POR QUÉ se consiguen unos resultados de una manera y no de otra…

Pensamos que todo es PERFECTO si ha dado resultado ya otras veces. Y si así lo ha hecho, pues con nosotros también tiene que dar efecto.

Y cuando no se consigue, siempre echamos la culpa a los demás, al libro que nos han recomendado, al profesor que nos ha explicado la teoría para ganar dinero en la bolsa… y para colmo, como bien decía Einstein, “repetimos por 2 vez las mismas acciones, esperando conseguir resultados diferentes”.

¡¡Así es el ser humano!!.

Ser curiosos nos hace:

.- Ver la vida desde tu perspectiva, tu realidad.

No es lo mismo la teoría, que la acción. No es lo mismo que te digan que es el sexo, que practicarlo tú. No es lo mismo que te digan qué es liderar, que liderar tú a un equipo de personas.

Cuando tú eres el protagonista de la aventura, la experiencia es única, la sientes tú, aprendes de ella tú.

No es lo mismo que te lo cuenten que vivirlo tú. Toda tu vida se transformará.

.- Descubrir nuestros talentos.

Cuando seguimos la senda de los demás, no demostramos nuestra valía. Hacemos lo que nos dicen, seguimos los pasos que nos recomiendan y a esperar.

Cuando eres tú el valiente que se lanza a descubrir, te das cuenta que puedes subir cima, que te puedes tirar por un puente, que tienes ideas propias y tienes personalidad.

Se dice que la curiosidad mata al gato. ¡¡Que error!!

. Lo que mata es la creatividad, la oportunidad de ver nuestros límites, de conocer nuestros límites, y de romper la zona de confort en la que estamos siempre viviendo.

.- Quieres más y más…

Cuando eres un curioso, quieres aprender más de la vida, de los demás.

No te quedas con lo superficial, con lo del día a día. Quieres saber más.. Quieres practicar más y más, quieres ser el mejor.

.- La creatividad empieza a formar parte de tu vida.

Empiezas a unir piezas que hasta ahora eran impensables, y creas un nuevo producto. Juntas a personas que pensabas que no encajarían y salen ideas increíbles.

Como alguna vez he dicho, la creatividad es simplemente ver la realidad desde otra vertiente. No siguiendo lo que estipulan los demás, como “normal”

.- Los “Y si…” no existen.

curiosidadno hay dudas. Acaban “excitándote” toda oportunidad que la vida te da. Quieres saber Por qué te la ofrece. Investigas el POR QUÉ se hacen las cosas así, POR QUÉ siempre se han hecho así, y tras ello, CÓMO se podrían hacer de una manera mejor, más efectiva.

Eso de “aquí siempre se han hecho las cosas así..” no va con ellos.

.- Y los límites ya no existirán en tu vida.           

Los únicos límites que existen son los que nos ponemos nosotros mismos.

Así que seamos más curiosos. Volvamos a la niñez y no paremos de preguntar a todo el mundo: “¿Y eso POR QUÉ?”. Y acabaremos creando ese nuevo mundo, que se nos llena la boca, pero poco hacemos para ello.

¿Y tú eres curioso? ¿Crees que la curiosidad mata al gato? ¿O mata los posibles avances? ¿En qué te vas a preguntar: “Qué pasaría si..”?