¿Sinvergüenza? o ¿Sin Vergüenza?

Hemos de proceder de tal manera que no nos sonrojemos ante nosotros mismos” decía Baltasar Gracián.

Aunque no queramos reconocerlo, y nunca lo haré sin mi abogado delante, PERO CUANTA RAZÓN TIENEN LAS MADRES.

(Como mi madre no me lee el blog, diré que me lo han hackeado si llega a leer estas líneas algún día).

Me he criado oyendo una frase, que hasta hace poco tiempo, no entendía muy bien que quería decir, hasta que me di de cruces con ella:

La vergüenza para robar”.

Vivimos “enganchados” a los métodos y a las conferencias, que nos anuncian que tras acudir a ellos, iremos “chutados” por la vida, que nos darán la clave para estar presentes o tener una marca como dios manda.

Y vamos como borregos, que acuden al matadero, en MANADA.

Tras salir, de la formación en cuestión, y trascurridos unos días, ¿Qué nos ocurre?

Que se nos ha pasado el “efecto placebo” que realmente era la formación que hemos recibido.

Tras darnos cuenta, que de lo que nos dijeron a lo que realmente había pasado, había un trecho, lo siguiente es preguntarnos: ¿Qué tenemos que hacer para de verdad, ser nosotros mismos?

¡¡Ser un Sinvergüenza!! Como cuando me veía mi abuela comerme a escondidas los tazones de arroz con leche que había hecho.

Nos han criado en la vergüenza, es estar cohibidos, en tener miedo solamente por pensar en alguna idea que se vaya de lo establecido como normal.

TENEMOS VERGÜENZA DE NUESTROS VERDADEROS SENTIMIENTOS, DE LO QUE QUEREMOS DE VERDAD, DE QUIENES SOMOS DE VERDAD…

¿Sigo?

Me parece que en el mundo del Branding y en el de los negocios en general,  como en la vida misma…no se habla de muchas cosas, y de la vergüenza entre ellas. Parece que es un tabú, pero si no rompemos dicho tabú, no llegaremos a conseguir ningún resultado en la vida.

HAY QUE SER UN SINVERGÚENZA.

(Pd: Al igual que recomiendo que no nos saltemos leyes también hablo de un sinvergüenza con corazón y razón, por favor)

En el mundo del Branding, se habla mucho del método para conseguir hacernos ver y oídos por los demás, en función de lo que queramos conseguir.

Y a lo largo del estudio para crear “Mofeta Branding. Como son las marcas que transforman el mundo”, una de las características que observé, que no conocían la vergüenza, tanto las empresas como los profesionales, que en él salen.

Vergüenza es “la turbación del ánimo ocasionada por la conciencia de alguna falta cometida, o por alguna acción deshonrosa y humillante”.

Si desde pequeños nos enseñan que no hay que molestar a los “mayores” cuando hablan, que se pueden reír de ti cuando hables delante de mucha gente, o que no te mereces conseguir todo lo que te mereces, porque sino la gente te tendrá lo peor que te pueden desear, que es la envidia, o que eso de mostrar quien eres de verdad, es de personas egoicas…

¿Alguien me puede explicar porqué luego no conseguimos con el consiguiente lamento y frustración, el no haber podido hablar en público como nos propusieron, el no haber tenido valor de haber podido hablar con el Ceo de la empresa de nuestras amores o no empezar a escribir un artículo, porque nos da VERGÜENZA se nos vayan a reír de lo que decimos?

ESTAMOS CRIADOS EN LA VERGÜENZA, porque quien no la tiene, es un descarado, según nos han dicho.

Y eso es malo, malo, malo.

Yo sé que soy considerado un sinvergüenza, por muchos artículos que he escrito que han removido algún “culo” arcaico, por las portadas de mis libros o mis conferencias en las que no bailo ni canto, como lo hacen los demás. sino que meto el dedo en el ojo.

Pues GRACIAS.

Gracias por llamarme eso, porque mi marca se basa no en ser un sinvergüenza, que se aprovecha de los demás, o vende algo que realmente ni él mismo se cree. Sino en decir las cosas que no todo el mundo se atreve y son las que nos hacen conocernos y dar un paso adelante hacia nuestra verdadera esencia.

No tener vergüenza, es empezar el trabajo de conocerse uno mismo. Y desde él, darse a los demás. Es romper los limites que hay establecidos, porque sabes que puedes hacerlo de verdad. Es decir lo que sientes (siempre con respeto), porque si no no serías tú mismo , serías otra persona.

Una persona apocada, con miedos, con timidez, que hace lo que le dicen los demás, porque creen que es lo mejor para uno mismo, sólo conseguirá ser uno más, cuando en el fondo él sabe que no es como los demás y lo que se merece, de verdad..

Pero por VERGÜENZA, NO lo decimos, No lo hacemos, porque nos han dicho que las posibles reprimendas, no serán muy motivante.

La única condena que estás viviendo, y porque tú quieres, ES DEJARTE DOMINAR POR TU VERGÜENZA.

Es el gran colesterol de tu Branding personal o profesional.

Por si acaso, a los aferrimos a los métodos. NO ESTOY DICIENDO QUE LOS METODOS NO SIRVAN. Para nada, pero te digo que sin haberte conocido antes a ti mismo y tener confianza en uno mismo (que no un ego por las nubes), nunca podrás llegar a dejar tu marca en cada acción que quieras realizar en tu vida en general.

Las Marca Mofetas, son consideradas como Sinvergüenzas, porqué:

.- Saben quiénes son. No lo que los demás quieren que sean

.- No se dejan influenciar por el qué dirán. Que la vida son dos días y 1 lo pasamos frustrados.

.- Saben que las marcas de verdad, son ellas siempre. Dejan su esencia en cada acción.

.- Que la vergüenza, es el veneno al éxito. A conocer cuáles son sus talentos, posibilidades y cotas a alcanzar.

.- Que la vergüenza, es el colesterol de la creatividad. No te deja ver el mundo desde diferentes vertientes, solo una, la que te han inculcado. Eso lo único que conseguirá que seas una marca más, no una Marca Mofeta.

Dejemos ya la Vergüenza con el libro que tenemos en la mesilla de noche, y empecemos a dejar nuestra marca de Verdad, y SIN VERGÜENZA.

¿Qué eliges a partir de ahora: Sinvergüenza o Sin vergüenza?

Podéis adquirir “Liderazgo Canalla. Libera tu lado más rebelde” aquí.

 

 

Anuncios

¿Y si hacemos más caso a lo ilógico e irracional?

La mente intuitiva es un regalo sagrado y la mente racional es un fiel sirviente. Hemos creado una sociedad que rinde honores al sirviente y ha olvidado al regalo” decía Einstein.

Creo que una de las asignaturas que tendrían que poner en los nuevos modelos de educación que tanto se promulgan, sería CONOCIMIENTO DE TU INTUICIÓN.

Desde que nacemos hasta que nos vamos para allá arriba, eso de la intuición es algo tabú. Te recuerdan por activa y por pasiva, que estamos en una sociedad racional.

Nos guía la razón. Y todo lo que este fuera de ella, ni se te ocurra nombrarla ni pensar en ello, porque las consecuencias, mejor no quieras saberlas.

En todos los extractos de la sociedad, la razón está impregnada.

Nos encanta seguir métodos. Nos volvemos locos por los datos que muestra el Big Data y hacemos caso absoluto a todas aquellas referencias que ponga el gurú de moda.

Datos, métodos, estadísticas…Somos adictos a ellas. Todo porque creemos que sí es algo testado con datos, será el único método para llegar hasta ello.

Una vez, oí la definición de una sociedad racional. Decía algo como:” La sociedad racional, se define con dos palabras: ¿Por qué has hecho esto? PORQUÉ SI.”.

Y de ahí no salimos. Creemos que cuanta más información tengamos, ya da igual la situación en la que nos encontremos , que como habremos acumulado, Máster, leído libros y acudido a ciento de conferencias…sabremos de todo..Hasta si queremos somos seleccionadores del equipo nacional de futbol.

Esto es una sociedad, basada en la razón, en el PORQUE SI.

Porque si lo ha dicho tal gurú, tiene que ser verdad…porque si lo ha dicho tal empresa, seguro que no mienten, si lo han dicho en televisión, seguro que será verdad…

Siguiendo lo establecido, pensamos que nuestra vida, será un camino de vinos y rosas.

¿Pero qué pasa cuando empiezas a sentir que no estás haciendo lo que deberías hacer? ¿Cuándo sientes que nadie satisface tus deseos verdaderos? ¿Cuándo sientes que no estás yendo por el camino que sientes que tendrías que llevar?

Que se produce un cuentus interrumptus. Te das cuenta que algo pasa en tu vida, que no va  bien…

Tranquilo, aunque no te lo creas, todo está bien. Lo que pasa, es que la intuición, está haciendo su trabajo.

Te está diciendo que no eres en verdad, lo que esperan los demás de ti. Que tus talentos son otros y no podrás desarrollarte en el trabajo aburrido que te metió los amigos de tus padres. Que no estás consiguiendo lo que la vida espera de ti, que tienes que mirar más arriba, porque allí es donde debes centrarte.

Tienes miedo, es lo que te hace sentirte vulnerable… Te das cuenta que ser uno más, ha arruinado tu vida.. Pero tranquilo, que esto no ha hecho más que empezar.

La intuición solo quiere ayudarte.

Es el momento de seguir escuchando siempre las mismas misas, de leer los mismos periódicos o ver a la misma gente.

ES TU MOMENTO.

Fue la intuición la que me hizo que empezará a escribir. Y si no le hubiera hecho caso, ahora mismo te aseguro que no estaría aquí contigo hablando.

Porque recuerda, los pasos que nunca darás en tu vida, son los que realmente dejan huella en tu vida.

Durante 7 días, he querido ser consciente que me guiaba por la intuición en todas las decisiones que tomaba, y quería poner en común con vosotros, las conclusiones que he obtenido al respecto:

.- Te dice que el miedo es una creación de tu ego.

El Zorro tenía la Z como marca en sus enemigos. El ego tiene el miedo. Cuando te sales de lo establecido, te manda el miedo, para intentar disuadirte de las ideas “locas” que puedas tener.

Si tienes miedo, es buena señal. Estarás empezando un camino que está predestinado para ti y sin todavía recorrido.

.- Que los verdaderos avances, los disfrutarás tras escuchar a la intuición.

Si sigues haciendo lo mismo de siempre, y aún esperas resultados diferentes, te recomiendo que eches la primitiva porque a lo mejor es el único método que consigas algo diferente. Porque mientras tanto, te aseguro que no.

Siempre avanzaras más haciendo cosas diferentes y en coherencia contigo, que no lo de siempre y sin rumbo. Mi intuición me dijo que escribiera el blog así como “Liderazgo Canalla” y el próximo libro, del que os hablaré muy pronto.

.- La intuición tiene la misión de reconocerte y descubrirte

Cuando te escuchas, empiezas a conocerte. Cuando empiezas a conocer, empiezas a aceptar tus sombras y luces. Cuando empieza a aparecer la luz en tu vida, empiezas a ver quién eres de verdad.

.- La rutina muchas veces se confunde, como los libros.

Los libros están muy bien. Los datos son muy interesantes. Pero te cuento un secreto? No promueven la edad. Porque los seguimos como verdades absolutas, y no lo son. Si tu intuición te dice que lo hagas de otra manera, es que existe otra posibilidad, lánzate a ello.

Existen tantas posibilidades como personas hay en este mundo.

.- Hacemos caso a nuestro corazón, que no sólo está para bombear sangre.

Damos por supuesto que el corazón estará ahí siempre. Pero te aseguro que no sabes cuándo dejará de latir. Así que dale gracias todos los días y escúchalo. No solo tiene la función de bombear sangre, sino que las neuronas que tienen te dan información. Y mucho más importante que a veces que la del cerebro o la razón.

Escúchalo.

.- Eso que buscas, llamada felicidad, está dentro de ti

Hasta ahora siempre nos hemos centrado en satisfacer y buscar metas que estaban fuera de nosotros. Es lo que dicen éxito o felicidad. Unas metas que tienes que conseguir a cierta edad. O el número de followers que tienes que tener para ser considerado como influencer. Pero la intuición te dice que todo eso, es una consecuencia del trabajo que haces desde dentro de ti. Es la recompensa al reconocimiento que te has dado cuando has optado por la intuición y no por la razón.

.- La intuición es equilibrio.

Si tu vida sentías que estabas desordenada, es que te regias por la razón. Basabas tu vida en el exterior y no en el interior. No querías escucharte, ver qué pasaba dentro de ti..Y te digo una cosa, por mucho que quieras escapar porque no quieres escucharte, te aseguro que la vida , no va a parar hasta que lo hagas.

Cuando unes razón y corazón, la paz llega a tu vida. Te lo aseguro.

.- Te hace ser más responsable de tu vida.

La cagues o no, porque la intuición nunca acierta al 100%. Tú has optado por tu intuición, siendo siempre responsable de lo que has hecho, porque así lo sentías de verdad.

.- Tú tienes el poder de crear las circunstancias que quieres crear.

Cuando dices si a la intuición, te introduces en la incertidumbre. Y es en ella la única manera de crear tu mundo, tu realidad, tu felicidad…Porque mientras tanto, eran los demás, la sociedad, quien ponía las circunstancias que estabas viviendo, ¿O me confundo?

.- La intuición es el principio del comienzo de la verdadera motivación, la auto motivación

No creo en las conferencias de motivación. No creo que nadie me vaya a dar la tecla perfecta para que vaya chutado todo el día. ¿O es que te dura para siempre la motivación tras haber ido a esa conferencia? Te aseguro que si te dura 1 hora, ya es mucho.

Cuando te descubres, descubres tus verdaderos POR QUÉ. Aquella gasolina que tienes tatuada en tu piel que te hace tirar adelante a pesar de las caídas y los imposibles que tengas delante.

Esa es la verdadera motivación, la que va a durar.

¿Y tú te atreverías a seguir tus pasos durante 7 días con la intuición como guía?

Podéis adquirir “Liderazgo Canalla. Libera tu lado más rebelde” a través de este enlace.

¡¡Hasta el infinito y más allá..!!

Nunca miro atrás, querida. Me distrae el presente” decía Edna Moda en los Increíbles.

Liderar proyectos en los que sabemos que va a pasar, qué puede ocurrir o los resultados que podemos conseguir, no es liderar, es ver la vida pasar.

Liderar es zambullirte de verdad en los proyectos que la vida te ofrece. Proyectos en los que no sabes nada, pero está encima de tu mesa. Que el culo se pone prieto porque sientes que los resultados positivos pueden ser muy importantes, pero también como las posibles “perdidas”.

Y por mucho que leas muchos libros sobre liderazgo, te aseguro que no sabrás que es liderar hasta lo que vivas tú mismo.

Durante estos meses, estoy en pleno lanzamiento de mi 2 libro. Un libro totalmente diferente al anterior, y del que próximamente os hablaré. Así como la internacionalización de mi empresa, Chocolate Rojo.

Proyectos que me hacen tener vértigo pero sobre todo saber que es en el cielo donde hay que fijarse, aunque desde fuera, piensen que es una locura. Porque es ahí donde están los aprendizajes y los resultados que todos soñamos.

Durante este camino, mis cuadernos me han acompañado, además de un libro que os recomiendo que leáis si os encontráis en un momento del idear un imposible en vuestra vida. Se llama “De Pixar al Cielo”.

Gracias a estos imposibles, estoy aprendiendo:

.- Si la vida te lo pone delante…ES POR ALGO

Nos levantamos y lo que iba a ser un día más, nos pone delante un reto que nos ilusiona y da miedo por partes iguales. Nos motiva, nos saca una sonrisa pensando que podría ocurrirnos si lo consiguiéramos. Pero al instante viene nuestro cerebro para decirnos “Déjate de tonterías, tú no puedes, es imposible, tendrás que hacer muchas cosas…Déjate de locuras…”

Si te han ofrecido ese puesto, ese reto, es porque es para ti… Y déjate de tonterías. Lánzate

.- Prueba

Cuando no me gustaba algo, siempre me decía mi madre: “¿Pero lo has probado?”. Siempre decía que no, que ya solamente ver ese color verde a las espinacas, no auguraban que me gustase. Pues aquí pasa lo mismo. Si te quieren para ese proyecto, si ese sueño está en tu vida de forma reiterativa, PRUEBAAAAAA.

¿O es que quieres quedarte con las ganas de saber qué hubiera pasado?

.- Ante la toma de una decisión, escucha también a tu intuición

Vivimos en un mundo racional. Tomamos decisiones en función de datos, estadísticas, previsiones, dossier,… queremos tener en nuestra posesión todas la herramientas que nos ayuden en momentos de incertidumbre. ¿Pero si esas herramientas te están diciendo una previsión que luego no se cumple? ¿Y si tu intuición te dice que te lances, aunque los demás no lo vean?

Muchas personas de las que he entrevistado y estudiado, me dicen lo mismo: “Veo los datos a la hora de tomar los datos, pero luego escucho a mi intuición”.

.- ¿Quién dice que es una locura?

Oirás a mucha gente diciéndote: “Es una locura”. Tu propio ego te estará taladrando el cerebro diciéndote lo mismo. ¿Pero que es una locura?

¿Es una locura por qué nadie lo ha hecho? ¿O ellos no lo han hecho? ¿Es una locura porqué a lo mejor destacas cuando ellos no lo están haciendo? ¿Es una locura porque saltaras lo establecido como rutina?

¿Es una locura para ellos o es una coherencia para ti?

.- Para crear, tienes que conocer la situación en la que te encuentras

Igual que no sabes si te gustara o no una cosa si no la pruebas, no podrás empezar a liderar ese imposible, hasta que no sepas donde te encuentras.

Es duro a veces ver la situación en la que te encuentras. Con las herramientas, personal que está a tu disposición. Te gustaría tener más, poder hacer más, tener más presupuesto… Pero todo lo que necesitas para empezar ahí está…Ya será por el camino las cosas que se vayan uniendo al camino o yéndose…Pero antes de empezar, para, haz una lista de lo que tienes, conócelo y adelante.

.- Suéltate el pelo.

Como dice Hombres G: “Suéltate el pelo y sino…” Yo aquí acabaría la frase, añadiendo “y si no ves preparando la tarjeta  de la mediocridad”. Ya sé que no rima, pero…

Y es lo que pienso. Cuando nos enfrentamos a algo que nos hace salirnos de lo establecido, de la rutina en la que hemos estado viviendo, o nos soltamos el pelo o mejor que nos quedemos como estamos.

Aceptemos las ideas de la gente que ya está ahí, oigamos nuestra intuición, probemos cosas, pidamos ayuda a gente que jamás pensamos que nos podrán ayudar, sigamos nuestra pasión

.- Confía

Es difícil, lo sé. Pero cuando estés caminando, confía. No quieras saberlo todo, no quieras los resultados para antes de ayer. Si sabes que lo que estás haciendo, es coherente. Todo llegara, lo que tenga que llegar. Pero sin confianza, tendrás delante de ti la mejor oportunidad de tu vida, y le dirás NO, por tu falta de confianza. Todo lo bueno, sale de lo desconocido. Y sin confianza nunca llegarás a ello.

.- Rodéate de gente que te haga mejor.

Como decía en artículos anteriores, no sólo tienes que rodearte de gente mejor que tú, sino también de gente, que por su ilusión, pasión, y aún a falta de títulos, sientas, que te pueden dar ese plus que sientes que te falta a ti o a tu proyecto.

Y no tengas miedo que te puedan superar, esos son los verdaderos líderes. Eso significa que estarás haciendo bien tu trabajo.

.- Tu marca, tu obsesión, tu propósito.

Se un obseso de tu marca. Que toda acción que tomes, te recuerde si esta en concordancia con tu propósito, con tu sueño.

En estos momentos, estas enfocado en hacer realidad o lo que te han propuesto, o lo que sabes que quieres hacer. Y de ahí no te puedes salir. El propósito es lo importante. Lo que tu marca desprenda y quieras que desprenda, no puedes violarlo.

Es el legado que quieres dejar. ES LO QUE QUIERES CONSEGUIR. Y en ello tienes que enfocarte. Y si los demás creen que no podrás, ellos se lo pierden el poder disfrutar de los resultados que sabes que vas a conseguir.

.- No estires el chicle, mejor decir adiós en la cumbre

Habrá veces que será mejor decir adiós, antes que la leche sea estrepitosa. Tanto cuando sabes que es el momento de empezar, como el momento de salirte, tu intuición te lo dirá. No quieras exprimir la gallina de los huevos de oro, por favor. Porque si no, en vez de irte y dejar a tus clientes y seguidores con un buen sabor de boca, más bien caerás en la desdicha.

He liderado muchas cosas que pensaba que eran imposibles, unas han salido con buen resultado y otras de forma estrepitosa, pero si me aceptas de forma humilde un consejo, te diría si te encuentras en una situación así o te encontrarás:

La satisfacción de haber lanzado, pase lo que pase, es el mejor máster que una persona puede una persona realizar. Las experiencias, aprendizajes, momentos e ideas, nunca las tendrás si te dices NO a ti mismo.

Como decía el chef de Ratatouille, “Tu único límite es tu alma”. Así que ya sabes.

Podéis adquirir “Liderazgo Canalla. Libera tu lado más rebelde” a través de este enlace.

Ed is Dead: “Somos más de los que creemos”

Hoy dentro de “Conversaciones con…” para mí es un autentico placer presentar a Ed is Dead.

Eduardo, más bien conocido en el mundo de la música Ed is Dead, es uno de los productores más reconocidos en el panorama nacional e internacional.

Sin música, sin su pasión, la vida sería una locura. Todos tenemos una canción que marca momentos de nuestra vida y últimamente “Make Someone Happy” lo está siendo en estos comienzos de año.

Hace unos días tuve el placer de conversar con él, ante el inminente comienzo de la gira nacional de presentación de su nuevo CD “Your Last 48 Hours”. Considerado por los expertos como uno de las mejores producciones discográficas del año pasado.

Gracias Edu, por recordarnos que siempre hay que dar gracias a nuestra salud, porque sin ella, no seríamos nada. Que la humildad te hace recordar de donde viene aunque viva unas circunstancias de éxito y reconocimiento. Que somos muchos más de los que imaginamos los que nos ocupamos por aprender, por ser, sentir y no seguir lo estipulado por la sociedad.  Y sobre todo que con disciplina se consiguen las cosas, sin esperar que lleguen del cielo. Podéis conocer más del trabajo de Ed, su gira y su música, a través de Facebook, Twitter e Instagram.

¿Tú qué harías si sólo tuvieras 48 horas de vida?.

.- ¿Quién Edu? ¿Y Ed is Dead?

Realmente es lo mismo. Realmente se me da muy mal definirme, pero si tengo que hacerlo te diría que alguien que es melómano. Le gusta mucho la música.

Pero si te digo la verdad, lo de Ed is Dead, no sabría que decirte por qué. Mi nombre no me gustaba como vinculo a una carrera musical, pero es una canción de los Pixies. Y fin de la cita.

No sé hablar bien en 3 persona. Tanto Edu como Ed están todos los días juntos, no hago otra cosa. Viven por y para la música.

La verdad que parece muy místico, pero es que realmente es la puta realidad. Desde que me levanto hasta que me acuesto, siempre intento ser mejor en lo que hago. Parece sencillo, pero no sé como lo hago, que se me complica siempre la vida.

.- ¿Qué has aprendido de tus comienzos que nunca olvidas?

La humildad sobre todo. La disciplina.

Yo tengo unos comienzos bastante humildes. Para llegar donde estoy, he tenido que trabajar de muchas cosas fuera de la música. Creo que es una gran escuela, que luego te hace valorar lo que tienes.

Muchos días reconozco que me quejo. Pero cuando me acuerdo que estuve en un zulo de bicicletas encerrado 12 horas. Es un golpe de realidad que me hace dejar de quejarme.

La humildad y el esfuerzo, es algo que me ha venido muy bien a lo largo de mi vida .

Pero con el paso de los años, he ido aprendiendo sobre la necesidad de excelencia en términos artísticos. Es hacer las cosas en el máximo grado en el que tú seas posible. No es demostrar nada a nadie, sino una lucha contigo mismo.

.- ¿Consideras que haces arte?

Es un poco pretencioso. Cuando oigo a personas que hablan de su arte, que son artistas… para mi arte, es el Jardín de las Delicias del Bosco.

Yo estoy con mi ordenador haciendo música. Pienso que quiero mostrar una historia y no pienso que estoy haciendo arte.

Para mí la música es una vía de escape. Cuento mi vida por medio de una herramienta. Es una forma terapéutica, para mí.

.- ¿Cuándo consideras que el trabajo está bien hecho para ti?

No sé de quién es la cita, pero dice algo como:” Las canciones se terminan, no se acaban”.

Está terminada cuando tengo que entregarla. La fecha me lo puedo poner yo , pero es infinito.

Yo después de terminar el álbum, no podía oírlo, porque sólo oía fallos. Pero depende del grado de locura y perfeccionismo que tengas, pero cuando las cosas son para otra persona, soy mucho más relativo que cuando es para mí.

.- Si te diera el poder de tener una valla publicitaria y pudieras poner en ella lo que quisieras, ¿Qué pondrías?

Depende de donde estuviera puesta, pero pondría “LEE”.

.- ¿Qué es la creatividad?

Tengo que decir que mi proceso creativo es una autentico Cristo. Paso por 1.000 etapas . Cuando pienso en música me ayuda la danza clásica, imaginar como una persona se movería con mi música

Creo que la creatividad es algo inherente al ser humano que nos distingue de los animales. El poder de la nada generar obras y un mundo imaginario.

Creo que hay mundos como la creatividad, el mundo de los sueños o el subconsciente llegaría la evolución del ser humano. Creo que más allá de lo místico, de eso que aparece una musa y damos un Do sostenido, creo que la creatividad es algo muy nuestro

.- Recomiéndanos un libro.

Últimamente todo lo que leo está relacionado con la música. Ahora en la mesilla tengo “La fábrica de canciones” .

He regalado mucho “Como funciona la música” de David Byrne y “Yonquis”. Siempre me ha despertado curiosidad como trastoca la realidad de la gente las drogas.  Y es un libro que lo explica muy bien.

.- ¿Quién está loco en esta sociedad?

Más bien sería la pregunta: ¿Quién no lo está?

Todos. De hecho cada día entiendo menos. O será que me hago mayor, pero cada vez que ves la televisión, siempre repito lo mismo: “No entiendo nada”.

Me parece el mundo cada vez más surrealista. Yo creo que estoy loco, pero creo que el mundo está jodidamente peor que yo

Veo la tele y pienso que la gente es de otro planeta.

.- ¿Qué has aprendido de tus errores?

A confiar más en mí.

En estos años, he aprendido a quitarme complejos. Estaba muy rayado, con que tenía que aprender más, que no era suficientemente bueno, que no tenía el nivel al que quiero estar. Tenía mucho tabús que eran un freno a la hora de hacer cosas, de componer.

No hay que imitar a nadie, créete tu propia movida.

.- ¿Te consideras un líder?

Necesitas serlo si necesitas trabajar con un equipo

Me considero una parte importante del equipo. NO quiero ir de falso modesto, además leo bastante sobre cómo gestionar equipos, porque si tienes que gestionar un proyecto, tienes que tener a la gente motivada, que crezca tu proyecto…

No sé si soy un buen líder, pero es lo que me toca en estos momentos.

.- ¿A qué das gracias todos los días?

No todos los días, pero últimamente doy gracias a tener salud. Últimamente he tenido una lesión que me ha impedido hacer música. Y cuando la he recuperado he pensado en la suerte que tengo.

Soy bastante afortunado también porque me considero bastante estable emocionalmente. Tengo gente alrededor que sufre estrés, ansiedad, depresión..y en mi vida nunca me ha pasado nada de eso.

.- Si te digo éxito…¿Qué personas te viene a la mente y por qué?

EL primero que he pensado ha sido en Steve Jobs. Pero luego, tras su muerte era un tío bastante amargado y rayado. Creo que fue un crack, aunque lo idealizan un poco, ya que debía ser un poco hijo puta currando. Pero cuando quieres algo, como era su propósito, tiene que haber algo de despotismo. NO creo que fuera feliz durante su vida.

Para mí el éxito es hacer lo que te gusta y no te preocuparte de mucho más. Así que este tio debería tener muchas preocupaciones.

.- ¿Cuál es el peor consejo que has oído?

Justo antes de sacar este disco, alguien me dijo que me cambiara el nombre. Un señor con mucho de una discográfica, me recomendó que me lo cambiara porque estaba relacionado con otras cosas y que tuviera que dar un cambio de 360 grados a mi carrera.

Y mira si acertó…

.- SI te doy 48 horas… ¿Qué harías?

EL disco es un buen decálogo de lo que haría con esas horas, pero no haría todas las cosas que se expresan en él.

Muchas veces me gustaría poner una bomba para cargarme a unos cuantos y dejaría a esto limpio. Pero de forma más egoísta, haría música, bicicleta, moto y amigos.

.- Una reflexión para los lectores del blog.

Este año me he dado cuenta de una cosa: SOMOS MÁS DE LO QUE CREEMOS. Creo que si hay alguien que está leyendo tu blog, es porque cumple un mínimo perfil, tiene una cierta sensibilidad parecida a la tuya o a la mía, que le interesan ciertos temas.

Pero yo pensaba que éramos lobos solitarios, que nadie nos entiende. Pero me estoy dando cuenta que hay mucha gente, que consume cultura, que tiene inquietudes, que no le gustan muchas cosas de la sociedad. Porque yo hacía una radiografía de mi país y me daba cabezazos contra la pared.

Pero somos más de lo que yo creía.

¿Cómo reaccionas ante la palabra: Imposible?

Que la palabra Imposible te “ponga” en vez, de darte miedo” David Asensio.

¿Cómo reaccionas cuando oyes esta frase: “Esto es imposible”?

Es una frase que determina el devenir de las personas. Te parecerá una tontería, pero así lo creo, y así lo he detectado durante el experimento que he ido realizando durante 15 días.

Me encanta poner los significados de las palabras, porque si los supiéramos de verdad, muchas cosas en nuestra vida cambiarían.

Imposible, según la R.A.E dice que es “No posible, sumamente difícil…

¿De acuerdo?

Ahora vamos, ¿Alguien me puede decir, que con esa definición, ya damos por supuesto, que eso jamás se conseguirá?

Dice “sumamente difícil..” pero NO que jamás vaya a  NO ocurrir… Sino mira el Mundial de futbol de España.

PD: Si cuando cantas, produces dolor de oídos, no creo que llegues a cantar en Eurovisión, así que con un Karaoke más que bien.

¿Qué pasa realmente cuando oímos la palabra IMPOSIBLE?

DESECHAMOS LA OPCIÓN DE HACER ALGO.

Hace unos días me decían como habían conseguido a través de un blog “normalito”, según ellos, entrevistas con gente tan importante y difícil de entrevistar. Según ellos, era algo imposible e impensable.

¿Mi respuesta?

Haciéndolo

Muchas entrevistas me han costado más de 1 año conseguirlas. Otras simplemente un email. Si hubiera pensado, que sería algo imposible, ESTARÍA HACIENDO OTRA COSA EN MI VIDA, que no lo que me hace realmente feliz.

Siempre recuerda, que hay unos límites, físicos o por normas, así que no pienses que todo es posible. No quiero te detengan o te ocurra alguna desgracia por este post, por favor.

Pero Si pensamos que todo es imposible, ¿Alguien me explica cómo hemos avanzado desde la edad del paleolítico? ¿Me puedes explicar cómo estás saliendo con esa persona que te parecía tan inalcanzable?

PENSANDO QUE LO IMPOSIBLE SOLO SE ESCRIBE EN LOS LIBROS, NO EN TU VIDA.

Creemos que algo es imposible, cuando ni siquiera lo hemos intentando. Ni siquiera un simple paso hacia adelante. Y todo porque lo han dicho los demás, otros no lo han conseguido o nos han dicho unas estadísticas, que es imposible o poco probable.

¡¡¡ANDA POR AHÍ!!

Y luego nos echamos a la cabeza, como ha podido conseguir esa persona eso que nos habían dicho y nosotros, ilusos de nosotros, nos habíamos creído que sería imposible, ha conseguido romper todo los limites y barreras.

¿ESTO ES IMPOSIBLE? Es la pregunta que va a determinar nuestro destino.

Aquellas que la palabra Imposible, les PONE, creen que los limites están para romperlos. Para romper una vida de rutina, en la que se desean cosas diferentes, pero siempre se hace lo mismo. En los que queremos ser los 1ª en nuestro campo profesional, los referentes, pero lo hacemos por aparentar, no por sentimiento. En los que estamos con parejas, por “tranquilidad” cuando realmente nos gustaría estar con otro tipo de personas.

En una vida donde se nos domina desde el miedo, el IMPOSIBLE, es la herramienta-yugo, para no salirnos del tiesto. Para podernos tenernos controlados, para crear ovejas blancas a las que el “pastor-sociedad” pueda llevar con tranquilidad al establo.

Respeto a las personas que les asusta la palabra IMPOSIBLE. Que si dicen que NO TENEMOS QUE HACERLO, sigan las normas hasta la extenuación. No todos hemos nacido para acatar las leyes de los demás. Leyes incoherentes, hipocresías en otros y miedos a que les superen en otros.

Todo es respetable.

Pero lo que si me “excita” es que recibiendo cientos de emails de muchos países del mundo, todos tengan una frase en común:

Dicen que es imposible, pero yo creo que si podría conseguirlo. Pero me da mucho miedo lo que puedan decir los demás, así que no sé qué hacer…”

¿Qué está pasando aquí?

Que nos estamos dejando vencer por el MIEDO antes de empezar. Algo que nos estamos inventando nosotros, porque en la mayoría de las veces, el miedo es un invención de algo que podría ocurrir en el futuro, QUE A VECES NO SE CUMPLE.

Así que no te creas adivino, porque muchas veces eso que pensabas que te daría tanto miedo, al final, cuando te los has encontrado, ese miedo era más pequeño que un “ratón”.

Cuando nos dejamos llevar por el MIEDO, estamos diciendo ADIOS a nuestro Talento, a nuestra felicidad, a nuestra esencia, a nuestra marca, a la vida… ¿Sigo?

Si dices SI al Miedo, estas diciéndote NO a ti mismo. A tu TALENTO…Dar, demostrar tu talento, te da la LIBERTAD de ser uno mismo y eso es la VERDADERA FELICIDAD. Felicidad que es en sí, la vida misma. NO la SUPERVIVENCIA que estabas haciendo hasta la fecha, dejándote guiar por los demás.

¿ESTO ES IMPOSIBLE? Es la pregunta que determina si cuando nos levantamos sonreímos o lo primero que decimos es una queja ante el nuevo día.

¿Qué carrera voy a elegir? No es una decisión eventual, circunstancial de lugar, como se diría en la escuela. ¿Qué voy a tomar hoy para comer? Como mucho determinará si cuando te sientes en el sofá, estarás más o menos lleno. Pero será una sonrisa, eventual, temporal.

Permitir descubrir que hay detrás de ese Imposible, que a veces no lo conseguirás llegar a la meta, pero en realidad significará que TODAVÍA AÚN NO lo has conseguido, es solo permitirte a ti mismo, DESCUBRIRTE A TI EN CADA MOMENTO, de esto que llaman vida.

¿Qué es imposible en tu vida en estos momentos? ¿Por qué?

Podéis adquirir “Liderazgo Canalla. Libera tu lado más rebelde” en este enlace.

 

 

 

Sergi Rufi :” Sentir es REAL”.

Hoy dentro de la sección “Conversaciones con…” tengo el placer de presentar a Sergi Rurfi.

La Real Academia de la Lengua Española, nos dice que Real, significa “dicho de una persona de muy buena presencia…Regio, grandioso, suntuoso…”

Siempre he dicho que si supiéramos de verdad el verdadero significado de las palabras que utilizamos, la vida sería diferente. Veríamos la vida de otra manera.

En este mundo dominado por herramientas que nos quieren llevar a nuestro verdadero ser, a nuestro real verdadero, ¿Nos están llevando a ser unas personas suntuosas? ¿A un mundo lleno de personas que se crean del mundo regio?

Me parece que aparte de vivir en un mundo de confusión, nos confunden más. Porque aparte de no saber el significado real de las palabras que utilizamos y como juegan con ellas, vivimos en una sociedad en la que los seres humanos no saben de verdad lo que quieren.

Quieren ser felices, quieren sentirse participes de un grupo, que sus opiniones sea tomadas en cuentas, tener una pareja, como sus amigos…pero en el otro lado, saben que no son como los demás, que son diferentes, y por miedo, vergüenza o por el qué dirán…no lo muestran no vaya a ser que sean “expulsados” del rebaño llamado “sociedad”, por mostrar su realidad.

De muchas y otras cosas, tuve la oportunidad de hablar hace unos días con Sergi Rufi. Autor del libro “Despierta. Manual de Espiritualidad Rebelde, que recientemente ha sacado su nuevo libro “El arte de ser autentico. Como conectar con tu ser Real”.

Gracias Sergi por invitarnos a dirigir nuestra mirada a nuestro interior, conectando con nuestra singularidad. Conectando gracias a esa comunicación a mostrar siempre sin complejos nuestra belleza y nuestros talentos silenciados por el miedo. Podéis conocer más a Sergi a través de Facebook, Twitter e Instagram.

.- En tu anterior libro eras rebelde, ahora eres real… ¿Toda persona real es rebelde?
Tiene que serlo a la fuerza, ya que el sistema de creencias que nos ha instilado el sistema educativo durante varias décadas es una estafa, nos han enseñado matemáticas y el nombre de los ríos, pero no a saber quiénes somos y cómo vivir la vida de forma más sana y auténtica.

.- ¿Qué componentes tiene una persona real?
Sensibilidad, inteligencia, conciencia, capacidad para aflojarse y acomodarse en la vulnerabilidad, para conectar y transitar todos los estados emocionales que sienta, para responsabilizarse de su propia incomodidad sin salpicar a los demás y comunicarse desde la autenticidad de sus necesidades personales.

.- Siempre me dicen que quieren ser únicos, auténticos, pero cuando les digo, “empieza mirándote todos los días al espejo interior”, me dicen que no quieren ver lo que saben que pueden encontrarse… ¿Qué les dirías a esas personas?
Que el no querer lo complica todo porque aunque no lo quieran ver ya lo están sintiendo, y esa negación racional genera una tensión emocional inconsciente de base, y desde esa fractura interna habitan sus días.

.- ¿Cada cuánto es necesaria una revolución en nuestras vidas?
Cada vez que la crisis interior impela a ello y se requiera.

.- ¿Qué importancia tiene la astrología en tu vida? ¿Y en nuestras vidas?
La misma importancia que la hemoglobina, la proteína o el oxígeno, podemos desconocerla, podemos darle la espalda intelectualmente y no verla, pero eso no hará que deje de conducir nuestras vidas desde nuestro nacimiento.

.- Deseamos evolucionar, avanzar, pero tenemos miedo a la incertidumbre, ¿Qué nos pasa?

Que somos humanos, el temor a la incertidumbre es una experiencia universal, es un sentimiento natural a la aniquilación del ser, pero se puede (y se debería) trabajar y madurar claro.

.- ¿Estamos viviendo una espiritualidad racional, por estar tan de moda actualmente?
Más que racional es una espiritualidad estética, como todo lo que se convierte en moda, es consumista, superficial, blanda, escapista, de red social, es la espiritualidad danone o spa.

.- ¿Somos seres humanos que andamos con follones en el alma durante todos los días?

Depende de tu nivel de sensibilidad, inteligencia y conciencia, y de tu desarrollo espiritual.

.- ¿Dices que los ídolos que tenemos son la imagen de la sociedad que tenemos?

Absolutamente, tenemos ídolos superficiales y mediocres porque son reflejo y martillo de una sociedad superficial y mediocre.

.- ¿Cómo empezamos a ser REALES?
Sintiéndonos, abriéndonos en canal a nuestro espacio interior con curiosidad y amabilidad, y siendo responsables, asertivos y consecuentes con ello hacia fuera.

.- ¿Es posible una sociedad REAL? ¿Y las empresas reales?
Todo empieza en lo individual, si tú y yo lo somos el anillo se expande hacia fuera, tenemos la responsabilidad de contagiar.

.- ¿Dices que sólo los falsos sobreviven?
Lo decían los Sex Pistols sí y hay algo de eso, en el contexto que lo dijeron, sobrevivir artísticamente, tener éxito siempre, para ello debes adaptarte a las diferentes demandas y cambios de moda y por lo tanto tienes que acabar transformando tu propuesta inicial a riesgo de acabar vendiéndote… como también ha ocurrido con los casos de acoso sexual en Hollywood, para conseguir un papel hay que inclinar la decencia y someterse, así está el patio para sobrevivir hay que fingir mucho… aunque en lo individual y hacia dentro es casi al revés, sólo la conexión con lo auténtico (la emoción, el cuerpo, el espíritu) nos garantiza la supervivencia de nuestra dignidad e individualidad.

.- ¿Qué es el postureo espiritual del que hablas que tanto vemos en redes sociales?
Poner una foto de una posición perfecta de yoga y seguir siendo egoísta y manipuladora en tus interacciones, mostrar sólo el brillo y tapar la oscuridad, ocultar la completitud de todo ser vivo, quedarse en la pasarela de los hechos, en el teatrillo de los selfies, pura ficción.

.- ¿Por qué dices que la psicología y la espiritualidad tendrían que estar unidas?
Porque ambas tratan de lo humano, una en el tramo inferior de la existencia y la otra en el superior, somos tanto una lúgubre mazmorra como un ático soleado, cada instancia requiere limpiarse con un tipo de escoba diferente.

.- ¿Qué pondrías si tuvieras una valla publicitaria a tu disposición?
SENTIR ES REAL.

.- ¿Cuál es la mayor inversión que una persona podría hacer con menos de 50 euros? Comprarse mis dos libros (Risas)

.- ¿Quién es la primera persona que te viene a la mente si te digo la palabra éxito?
Mi abuela, con sus 98 añazos, habiendo vivido una guerra civil de principio a fin, varias ruinas económicas, habiendo sacado adelante una familia con siete miembros, la muerte de sus padres, su marido y dos hijos, y ser capaz todavía de disfrutar de los hijos que quedan, de sus nietos y biznietos. Los héroes reales son anónimos, no llevan capa ni tienen Instagram.

 

Career Coaching: Explosión

Lo más importante en la comunicación es escuchar lo que no se dice” decía Peter Drucker

Hablamos de crisis, y nos entra un miedo que ni hubiéramos visto a Freddy Kruger esperándonos en el portal de casa.

Crisis es la palabra por antonomasia que determina tu futuro, personal o profesional. De ti depende que te dejes llevar por el victimismo o sea el momento o decidas empezar a responder a esos golpes, moviéndote como un colibrí para llegar al último asalto y proclamarte campeón.

A través de muchos emails, me habéis pedido como que explicara cómo gestionar esos momentos de crisis, a los que nunca hemos estado expuestos y como salir victorioso de ellos. Unos podréis utilizar este camino a nivel personal, tras un desengaño personal y otros en forma profesional, tras un despido sabiendo que es el momento de ser feliz haciendo lo que se quiere hacer. ¿O quizá seguir haciendo lo que estábamos haciendo hasta la fecha, que era hacer feliz a otra persona, y no a uno mismo? Todo dependerá de ti.

¿Empezamos?

Todo comienza con una EXPLOSIÓN.

Muchas crisis en el fondo sabíamos que iban a pasar tarde o temprano. Sabíamos que había muchos cambios a nuestro alrededor. Que se empezaban a producir cuchicheos, que ya no estabas invitado a las reuniones en las que siempre estabas o que ya tu pareja no te hacia eso que tanto te gustaba a ti, cuando estaba cariñosa.

Otras vienen de un momento para otro. No esperabas que iba a ocurrir nada. Todo estaba ocurriendo como hasta la fecha. Y tú estabas tan feliz, porque era lo que querías y creías, que todo fuera normal. Y muchas veces, por dejarte llevar, por creer que las cosas estaban yendo bien, como dicen los padres “Viene el tío Paco con las rebajas”.

Y quieras o no, ha llegado la CRISIS a tu vida.

Por mucho que nos la “olamos”, nunca estamos preparados para algo que no podemos dominar y que hasta la fecha nunca nos había ocurrido.

Por mucho que intuyeras lo que iba a pasar, por mucho que sintieras que te iban a despedir, tras los años que llevabas en la empresa, por lo que habías hecho por ella, por las horas extras que te habías quedado sin remuneración alguna…NUNCA VAMOS A REACCIONAR BIEN ANTE UNA EXPLOSIÓN.

No estoy diciendo que cojamos un bate de beisbol y vayamos a por los jefes. Pero la cara de de incredulidad, de asombro, que se nos queda, cuando se produce la explosión delante de nosotros, de una crisis que producirá un antes y un después en nuestra vida, es para grabarla.

Nos preguntamos una y otra vez, si de verdad hemos vivido lo que hemos creído vivir. Si hemos escuchado lo que nos acaban de decir…Si realmente lo que estamos viviendo es un sueño o la mejor pesadilla que nos podríamos haber imaginado.

Deja de pellizcarte, y de preguntarle a las personas, una y otra vez, si de verdad, la carta que te han dado, si lo que te han dicho, es lo que crees que te han dicho, PORQUE ES LA VERDAD.

Lo que nos distingue a unos de otros, no es las crisis que hemos vivido, los libros que hemos devorado o el número de conferencias que hemos dado por toda España.

Si no es la actitud con la que afrontamos lo que la vida nos da. Ya sé que en esos momentos te hubiera gustado, que la vida te hubiera dado otra cosa, no saber lo que estaba pasando o un crucero a las Islas Maldivas con fecha de vuelta cuando ya hubiera pasado todo. Pero me parece que no suelen ocurrir así las cosas.

Patalea, llora, grita, acuérdate del árbol genealógico del jefe, del consultor que te ha dicho que en el plazo de un mes te vas a la calle o de esa pareja por la que bebías los vientos, pero que te han dicho que “hasta aquí hemos llegado”.

Hazlo, porque reprimir las emociones, te aseguro que luego acabarás somatizándolas en enfermedades que no sabes por qué te vienen. Hazlo, llorar, gritar, irse a correr, lo que sea que te ayude a desfogarte, es y será bueno para ti

No queremos vivir las emociones que la vida nos depara. Queremos seguir como estábamos hasta la fecha. Como niños pequeños, pensamos que pataleando, la historia será una pesadilla y al día siguiente, las cosas volverán a ser como eran antes.

¡¡NOOO!!

Créetelo o no, pero la explosión ya se ha producido. Te ha producido “heridas” y de ti depende, estar en el “hospital” para siempre, o empezar la recuperación, saliendo fortalecido de ella, como nunca antes nadie te había visto.

¿Qué hacer cuando se produce una EXPLOSIÓN PERSONAL o PROFESIONAL?

.- ACEPTARLA.

Quieras o no, es lo que ha ocurrido. No es un sueño ni una pesadilla. Es lo que hay

.- ACTITUD

Del hospital saldrás en “silla de ruedas” o corriendo, dependiendo de la actitud que tengas.

.- Recuérdate sin parar: “¿No querías que el momento llegará para un cambio?”.

Pues aquí lo tienes.

Pero no sólo con estas 3 recomendaciones, todo se va a terminar y vamos a correr por el bosque como Heidi… La siguiente fase de tu transformación, te convertirás en un INCREDULO.

¿Me acompañas hacia el siguiente paso?

Podéis adquirir “Liderazgo Canalla. Libera tu lado más rebelde” a través de este enlace.

¡¡ Un Te quiero y un Adios!!

“Eres el adiós que nunca sabré decir”

Hace unos días me preguntaban:

¿A qué palabras has tenido miedo en tu vida?

Dije que a 2:

TE QUIERO y a un ADIOS.

Sin dilaciones, sin miedos al que dirían, salieron de mi boca como una bala sale de una pistola directa a su diana.

Creo que son las dos palabras más difíciles de pronunciar por un ser humano y las que más transformación producen.

Nos cuesta decir TE QUIERO.

A pesar que las películas de Disney, las de las 3 de la tarde los sábados y algún realilty que nos dicen lo bonito que es el amor, los vaivenes tan divertidos que viviremos y lo chulo que es pasar el domingo por la tarde en el sofá y una manta, tenemos un miedo atroz a decir, TE QUIERO.

Ya no estoy hablando de un Te quiero como una posible pareja, simplemente un te quiero como amigo, hermano o familiar.

Nos cuesta, y mucho.

¿Por qué?

Porque TENEMOS MIEDO.

Miedo a que nos miren raro, a ser rechazados, a que piensen que somos de otra orientación sexual, a que seamos “demasiado” sensiblones o vete a saber qué locura se le ocurrirá a nuestro cerebro como excusa para no dar el paso adelante.

¿Y mientras tanto? Una nueva oportunidad perdida de demostrar a esa persona cuanto sentimos por ella.

Sé que estarás pensando, “Pero yo lo demuestro de otras muchas maneras..No hace falta que diga nada, lo hago todo los días a través de diferentes acciones o con regalos en los aniversarios…”

¡¡ERROR!!.

A través del estudio realizado, tanto con hombres y mujeres, SI agradecían determinados hechos, sorpresas o situaciones que demostraban el amor que tenía otra persona por ellos., pero sin un te quiero de sus labios, sentían que faltaba algo.

Me viene a la mente una situación parecida para que la entendamos mejor.

Piensa en tu grupo favorito. Piensa que estas en su último concierto. Van a tocar tu canción favorita, ves como la tocan, como la sienten, como vibran, pero no oyes ni una sola letra de sus bocas. ¿Cómo te sentirías?

Así se sienten las personas cuando no oyen un TE QUIERO de esa persona. Tampoco te digo lo que uses como un mantra y rayes la cabeza de la persona, repitiéndoselo cada minuto. Pero SI cada cierto tiempo o en las ocasiones que sientas que corresponden.

Muchas veces te aseguro que tiene más valor un TE QUIERO que todas las sorpresas que le hayas dado a esa persona hasta entonces. Siempre deja más huella

Y déjame hacerte una pregunta: ¿Qué pasaría si nunca más pudieras decir a esa persona lo que sientes por ella? ¿A qué no te lo perdonarías nunca? ¿Entonces qué vas a hacer?

Vivimos con miedo al ADIOS.

Nos desvivimos en la desesperación de encontrar una seguridad. Seguridad en el trabajo, con las amistades, con la familia, con la pareja… Pensamos que si encontramos todo lo que nos dicen que tenemos que tener, y más a una cierta edad, ya seremos considerados “ciudadanos de 1ª”.

Y cuando lo conseguimos, parecemos Golum con nuestro anillo. Hacemos todo lo posible para que no se vaya de nuestro lado todo eso conseguido. Y cuando ya creemos que no se marchara de nuestro lado, llega el ADIOS.

Nos preguntamos el por qué, nos llevamos las manos a la cabeza, nos lamentamos, pero el tren está partiendo, queramos o no, es hora de decir adiós.

Tenemos miedo al adiós, principalmente por el apego. Nos hemos “encariñado” de esa situación, de esa persona o ese trabajo. Pensábamos que la vida iba a terminar junto a él, pero por lo visto no va a ser así.

No queremos imaginarnos cómo sería la vida sin esa persona. NO QUEREMOS. Nos preguntamos que será de nosotros, si podremos vivir en una situación nueva, diferente… Ni queremos imaginárnoslo.

Lloramos , pataleamos, y haremos lo legal e ilegal para que se vaya de nuestro lado..Todo porque tenemos miedo al adiós.

Un adiós supone incertidumbre, desconocimiento y dudas.

Supone que estamos “perdiendo” algo que teníamos. Que nos hacía sentirnos cómodos. Hacia algo que tendremos que ganarnos de nuevo para seguir viviendo esa “seguridad” tan soñada y anhelada.

Un adiós:

.- Enseña.

Te enseña todo lo que has vivido hasta ese momento. Los malos y buenos momentos. Lo que has hecho o no, por rutina, vagancia o miedo. Lo que creías que era imposible así como sensaciones únicas e inolvidables.

.- Aprendes a ver en qué has fallado.

No digo que te reboces en los fallos. Pero sí que aprendas de lo no realizado, de las caídas vividas y de la inanición sufrida. Porque en muchas ocasiones, ese adiós, es por “haber dado por supuesto”, que eso estaría ahí siempre.

Damos por supuesto que todo será para siempre, y la vida nos enseña que no es así. Que hasta nosotros tenemos una fecha de caducidad. Pero por no haber hecho las cosas como deberíamos haberlas hecho, por miedo, principalmente, el tiempo se ha agotado y es hora de decir adiós.

.- La vida es Hola, pero también Adios.

Somos seres humanos apegados que piensan que viviremos para siempre , con lo que tenemos y con las personas que nos rodean. Y la vida no es así. Todo lo que viene, se va. Nosotros también. La vida es cambio, es hola y también adiós. Pero aún creemos que seremos inmortales, que nada se irá de nosotros, porque ya que vienen, nunca se irán. Y las cosas tal como vienen, se van.

Aprendamos a vivir en el presente, a exprimir cada momento y a no dejarnos nada en el tintero. Porque no sabemos cuando será el adiós.

Son dos palabras que se encuentran tapadas detrás de nuestros labios. Escondidas no queriendo ser nunca llamadas a escena.

Un Te quiero, hacer descampar esta vida que vivimos llena de turbulencias. Así como un adiós, hace que salga el sol en un mundo tenebroso

Para mí son dos palabras, que muestran siempre el principio del comienzo de algo, mejor de lo vivido hasta la fecha

¿Cuántas veces has dicho te quiero hoy? ¿Por qué tienes miedo decir adiós a esa situación o persona?

Podéis adquirir “Liderazgo Canalla .Libera tu lado más rebelde” a través de este enlace.

¿Qué hacemos con las cicatrices?

A veces me pregunto si las cicatrices son suficientes para demostrar que alguna vez has amado a alguien” decía Ron Israel.

Todos tenemos cicatrices.

Pero parece que en este mundo “ideal”, decirlo, es ganarte un billete directo y en 1 clase, al mundo de los “raros” o de los “sensiblones”.

Sin embargo todos tenemos unas cuantas cicatrices.

Por temas amorosos, familiares, de trabajo, por sueños no cumplidos o rechazos inesperados, …Todos hemos sufrido procesos que han dejado una marca en nuestra piel o corazón.

Pero nos han enseñado que ante una cicatriz, tenemos que taparla con “la tirita de la felicidad”, del “no pensar en el pasado” o con una “lobotomía”.

Todo porque tenemos que ser, o parecer ser, “ideales” ante los ojos de los demás. No tienen que saber que hemos pasado, sino hacer que vean que somos el “producto” único, exclusivo y maravilloso.

Es lo que nos propone esta sociedad, liderada por la Industria de la felicidad “irracional”.

¿Me acompañas a ver cómo nace una cicatriz?

Una cicatriz nace de una frustración.

La frustración de no haber cumplido o alcanzado una expectativa que teníamos.

No hemos conseguido esa cita que sentíamos que íbamos a tener, no nos han llamado para la 2 entrevista que pensábamos que íbamos a superar, o no hemos alcanzado un acuerdo con nuestra familia ante un problema surgido..

Sentimos frustración por no haber alcanzado aquello que nos habíamos propuesto. Y a cada momento que nos acordamos de lo sucedido, la herida se hace más grande. Y con ello la cicatriz.

Ya está hecha la herida, ¿Y ahora qué?

Es el paso del tiempo la que forma la cicatriz. Creemos que ya ha pasado, que es un tema olvidado y que hay que mirar para adelante. O al menos eso es lo que nos dicen que hagamos, con la canción de fondo: “Cura sana, cura sana, si no se te curará hoy, se te curará mañana”..

¿Y qué hacemos con la cicatriz?

Tenemos 2 opciones:

.- Mostrarla como un trofeo de nuestra vida de mierda

Si, esa frustración la convertimos en victimismo.

“Es que siempre me pasa a mí todo, como puedes ver…SI quieres te enseño todo lo que me ha pasado…mira el daño que me hizo…”

Esa frustración es un victimismo que creemos que nos beneficia, porque los demás, nos miran con cara de compasión, nos abrazan y nos dicen: “Tranquilo, todo irá bien. Yo estoy aquí para lo que necesites”.

Y lo que creemos que necesitamos, es alguien fuerte y rudo que pueda devolver por 100 el daño que esa persona o empresa nos ha hecho. Que sepan lo mal que lo hemos pasado, porque así sentiremos que nuestro ego, se restablecerá después del mazazo sufrido.

Por un tiempo te “compraran” tu situación, pero te aseguro, que si sigues dando la “murga” a la gente que te rodea de lo mala que son las personas, la sociedad y hasta los Teletubbies, acabaran mandándote de una patada a que recorras la Muralla China de rodillas unas cuantas veces ida y vuelta.

¿Y qué hacen las personas y empresas disruptivas con las cicatrices?

Convertirlas en ENERGIA.

Energía que reencamine el sentido de la situación de un victimismo a una transformación sin precedentes en tu vida o empresa.

Una energía que transforme las caídas, enfermedades o fracasos en motores de gasolina y no que impida ya “arrancar nuestra vida para siempre.

Veo muchos “storytelling” de profesionales y empresas, así como historias personales, en los que enarbolan que han superado enfermedades (de lo cual me alegro), que han salido de la quiebra (me alegra también), pero cuando les preguntas, QUÉ han aprendido de esa situación, así como si la han ACEPTADO, respondiendo casi siempre con un NO SÉ.

Para transformar la frustración e energía:

ACEPTA lo que te ha pasado. Siéntete ORGULLOSO que superaste dicha situación y que APRENDISTE de todo lo vivido.

Es en estos momentos, en los de frustración, cuando realmente vemos que estamos hechos. Y no creo que no estés hecho de nada, cuando optes por el victimismo, más bien, has decidido no querer descubrirlo. Has optado por no ver que hay dentro de ti, optando que sean los demás quienes te lleven “en palmitas” por la vida.

Pero los cuentos siempre tienen un final y si optas por ese título, te aseguro que no será muy alegre.

Cuando miramos a la frustración a la cara, estamos ante la galleta de la suerte que nos dice que futuro nos depara. Cosas que no veíamos de nosotros mismos, situaciones que creíamos que dominábamos y son ellas las que nos dominan a nosotros. O hasta amores y talentos escondidos.

Son estos momentos los que nos suelen descubrir, además, el PORQUÉ estamos en este mundo.

Es la hora de dejar un legado, de dejar un mundo mejor que con el que estábamos hasta ahora conviviendo. Ya no te digo que te conviertas en Teresa de Calcuta, Steve Jobs, o Martin Luther King, pero sí, que al descubrirte, veas que puedes a portar tu granito de arena, a esa transformación y evolución ayudando a los demás a través de tus talentos y cualidades descubiertas.

La frustración te encamina hacia la inanición o hacia la acción. Pero a las dos a la vez, te aseguro que no.

Como bien dice Antonio Renom, en su libro “El aprendizaje de las cicatrices”, nadie quiere ser considerado como un débil. Pues para ello, tienes que zambullirte de cabeza en esa debilidad que la frustración te está mostrando.

Y para ello tenemos que JUGAR. Si por favor, dejemos de tomarnos la vida tan en serio, y disfrutémosla, juguemos con ella. SI ella quiere que juguemos al juego de la frustración, aunque no quieras, te aseguro que vas a ser partícipe de la partida más importante de tu vida.

De ti depende salir de ella ganador o vencido. Solo tienes que darle a la tecla de convertir frustración en energía o que te engulla.

Toda decisión dejará constancia de nuestro legado, de ti depende.

Podéis adquirir “Liderazgo Canalla. Libera tu lado más rebelde” en este enlace.

 

¡¡Marca tu carácter!!

Las piedras de los cimientos para un éxito equilibrado son la honestidad, el carácter, la integridad, la fe, el amor y la lealtad” decía Zig Ziglar

Como dicen las canciones de Disney:

¡¡Queremos un mundo ideal!!

Y la verdad que no existe.

No existe el líder perfecto, no existe la pareja perfecta, no existe el hermano perfecto, como los amigos perfectos.

¡¡NO EXISTE ¡¡

Pero aún, y más en estas fechas, promulgamos la perfección como objeto de deseo para la sociedad.

Máster de 19.000 euros, a través del cual seras un gran líder…Curso a través del cual saldrás con una marca debajo del brazo que hará que todo el mundo te admire…Curso intensivo para perder esos “helados y paellas” que te comiste en el chiringuito..”

Creemos que estamos buscando la perfección, cuando realmente estamos estudiando COMO LOS DEMÁS ENCONTRARON SU ÉXITO, NO EL NUESTRO.

Me encanta ver los libros de Management, los “Máster del Universo” que se anuncian, en los que promulgan:

.- Alcanzaras el éxito yendo con ellos, a través de sus herramientas innovadoras y únicas

.- Y llegarás a la perfección que la sociedad espera de ti.

Sobre el 1 punto me gustaría decir algo:

En vez de estudiar para el futuro, parecemos paleontólogos, que rebuscan entre “frases de carpeta” de Paulo Coelho o formas de organización de Henry Ford de hace unos cuantos siglos atrás.

Y así nos dicen como llegaremos al éxito, investigando en el pasado, y no en el presente, para crear un futuro.

¿O es que no hay curso o Máster que nos digan como “novedad” y “guías” para nuestra vida personal o profesional, libros de hace 50 años? ¿Eso es prepararnos para el futuro? Creo que las cosas habrán cambiando un poco, me parece a mí. Pero aún seguimos pensando, que son la “Santa Biblia” del management o del marketing, a las cuales les tenemos que mostrar pleitesía.

¡¡UN POQUITO DE POR FAVOR!!

No vendamos como un éxito actual a través de unas herramientas “únicas” algo, que ya lleva más de 50 años entre nosotros. Si realmente lo que queremos es que la sociedad avance y con ella nuestros alumnos, démosles actualidad, y no manuales casposos.

Porque esos manuales antiguos, no nos llevan a un éxito actual, solamente nos dicen que CÓMO ellos lo consiguieron en SUS circunstancias. Y si queremos innovación, disrupción y avances…

¡¡DEJEMOS DE COPIAR MODELOS QUE YA TRIUNFARON Y PROMULGUEMOS CREAR MODELOS APTOS PARA ESTOS NUEVOS TIEMPOS, POR FAVOR!!

Y tras el “éxito” que la sociedad espera que consigamos, habremos alcanzado la PERFECCIÓN.

Seremos los líderes perfectos porque nos habrán instruido en las diferentes características que según los manuales, debe tener un líder del siglo XXI. Seremos pura inspiración porque sabremos manejar nuestras emociones a pesar de que nos estén “atacando leones” durante la reunión de trabajo… Seremos los mejores coach, porque sabremos poner la mente en blanco, cuando nuestros cliente nos esté hablando, sabiéndole escuchar entre líneas…

Buscamos la perfección y no cometer los errores que NUNCA deberíamos cometer si queremos ser lideres, coach, felices o considerados personas de bien, por la sociedad.

¿Dónde queda la tristeza? ¿Dónde queda que hemos dormido mal y no tenemos ganas de nada? ¿Dónde queda el dolor de tripas? ¿Dónde queda el enfado que tenemos con nuestra pareja?

Parece que eso no existe si queremos alcanzar la excelencia. Parece que los lideres no deben llorar si quieres tener el título de “Leadership in the world” por la University of Chiquitistan.

Cada vez pienso más que en la imperfección, esta la verdadera perfección. La verdadera belleza de la vida.

Queremos GLAMOUR del título o despacho que consigue el líder, teniendo celos queriendo saber cómo han conseguido que el equipo alcance las metas fijadas.

La vida es mucho más que teorías y métodos en las que depositar nuestras esperanzas y dineros, esperando que nos lleven a la cima del éxito, a través de un ascensor llamado Máster o manual.

No hace falta un equipo de “súper hombres” para llegar a la cima, sino también personas, por la que nadie “daría un duro” han llegado a conseguir aquello por lo que soñaban.

Todas esas personas, por las que no apostaba nadie, si lo piensas, no tenían nada en común. Ni habían nacido en una familia bien, ido a escuelas “cool” ni hecho un post-grado en una escuela “in”. ¿Entonces?

Tenían CARÁCTER.

Se nos enseña a través de métodos, a alcanzar la cima. ¿Pero nos enseñan a mantenerlo? ¿Qué pasa cuando las técnicas que nos han enseñado no sirven para la situación que estamos viviendo?

Que la frustración, el miedo y las dudas se adueñan de nosotros, llegando a pensar que ya no saldremos de la situación en la que nos encontramos.

¿Si no hay perfección, ya no hay nada?

Después que los métodos y hábitos adquirido o “comprados”, no surtan efecto, hay una última esperanza.

EL CARÁCTER.

Según la RAE, carácter es “Señal o marca que se imprime, pinta o esculpe en algo”.

En un mundo, donde COPIAMOS la marca de la persona que está “sacando la cabeza del rebaño”, donde “igualamos” los métodos de las empresas que hacen lo que queremos hacer o nos asombramos de manuales sobre el éxito, que son “fotocopias” del libro anterior que pensábamos que era novedad en el mundo del éxito…NOS FALTA CARÁCTER.

Carácter para:

.- Decir basta ante nuestra situación que sabemos que nos hace daño, pero por el que dirán seguimos callados o mirando a otro lado.

.- Decir basta ante el presente que vivimos, sabiendo que podemos dar más de lo que estamos dando.

.- Decir basta a callarnos lo que pensamos, sentimos o queremos, por “no vaya a liarse”.

.- Decir basta ante las incoherencias que estamos viendo en la sociedad, pero por dar un paso más del que estamos dando, no hacemos nada.

Una marca, un profesional o una persona que dejará huella en nuestras vidas es una marca que basa todas sus acciones en su carácter, no en métodos “de anticuario” o fotocopias “en blanco y negro”.

Muestra más tu carácter y no dependas tanto de “métodos de ingeniera”.

Podéis adquirir “Liderazgo Canalla. Libera tu lado más rebelde” a través de este enlace.