¡¡La motivación a la basura!!

“El único límite a nuestros logros de mañana está en nuestras dudas de hoy” decía Roosesvelt.

¿La solución a nuestros problemas es la motivación?

Te falta motivación, necesitas motivación para hacerlo realidad…un poco de motivación para levanta ese culo…”

Más y más motivación.

Nos hacen creer que la motivación es cómo la fórmula secreta de la Coca-cola, que conociéndola, viviéndola, todo estará solucionado.

Luego encontramos en todos las librerías, que los bestseller, son libros como: “La motivación en 3 días, encuentra tu motivación y no mires a quien, motivación para levantarte de la cama…Congreso de motivación e ilusión…”

¡¡CON MOTIVACIÓN TODO LO TENDREMOS RESUELTO…O eso nos dicen que nos pasará!!

Ya no habrá nada que se nos escape, hasta la chica que tanto nos gusta, estará a nuestros pies, porque nosotros estamos MOTIVVADOS.

¿Vamos a subir la montaña? ¡¡CLARO QUE SI, ESTAMOS MOTIVADOS, NO LO DUDES!!

¡¡Viva la industria de la felicidad y la motivación!!

Hace unos días me preguntaban que pensaba sobre el video “clandestino” que circula por las redes, sobre la motivación.

Y antes de seguir, te digo que estoy totalmente de acuerdo.

Ya me pueden dar muchas teorías sobre la motivación (hay libros hasta de teorías de motivación), ya me pueden decir que no hay que motivar con las personas sólo con dinero, sino también con beneficios sociales ( que así lo creo ), que hay que estar motivado para ir a ver a tu equipo favorito o al concierto de música que tanto tiempo has estado esperando…

Claro que hay motivación, claro que hay ganas de ir, de saltar, de correr, de que no se nos vaya la sonrisa durante meses, de hacer miles de fotos….

Son momentos, situaciones, que podemos dominar, a las que no les tenemos miedo…

¡¡SITUACIONES FÁCILES!!             

¿Y cuando tienes que hacer algo que no has hecho hasta la fecha? ¿Y cuando tienes que enfrentarte a algo muy importante para el devenir de tu vida?

¿Con la motivación ya todo saldrá adelante?

¡¡YA TE DIGO YO QUE NO!!

Ya le puedes decir a una persona que se va a enfrentar a una operación, que va a dar una conferencia importante o que va a hacer algo, importante para él, que no está acostumbrado a ello, que esté motivado, que no esté nervioso, que tiene que estar motivado… que te va a contestar:

¡¡Ni motivación ni leche, ponte tú ahí con una sonrisa de oreja a oreja!!

Ya podemos ser el mayor de los expertos en la vida, en cualquier campo que tú me digas, que ante un hecho importante, novedoso:

¡¡TODOS DUDAMOS!!

¿O es que nunca has dudado en tu vida? Si me respondes que no, sinceramente no me lo creo.

Pero no es que no tengas las facultades para hacer eso que tienes por delante. Para nada. No hablo de eso.

Dudas, porque tu cerebro, te está diciendo: “ Duda de esa oportunidad…No te la mereces… Con lo bien que estabas en tu sofá, ¿A qué te metes a hacer eso?…Déjate de motivación y sigue tu relación de pareja, que como con ella no estarás en ningún momento...”

Nuestro cerebro está diseñado, para salvarnos de los peligros y se nos caiga la baba viendo una buena hamburguesa

Si, dar una conferencia no es un peligro, decir “Te quiero” a esa persona que te tiene loco, no es un peligro, no te vas a morir…PERO SI VAS A SALIR DE TU ZONA DE CONFORT, DE TU TRANQUILIDAD .. Y para eso está diseñado nuestro cerebro, para salvaguardarnos de todo peligro, aunque luego veamos por propia experiencia, que lo que pensábamos a lo que era, había mucho camino.

Pero tranquilo, con motivación, todo cambio que quieras en tu vida, saldrá adelante y con resultados increíbles o si no te pones una canción te anime y mientras tanto sigue caminando.. No hagas caso a nada ni nadie..Tú sigue, que estas motivado…”, te diría un “gurú” de la motivación.

Y alguno en esa situación de “miedo”, de responsabilidad…pensará: ” Te metes la canción por el sobaco…que una canción no me va a hacer todo el trabajo que tengo por delante…”

Nos alientan a hacer cosas difíciles, a superar marcas, a ganar al vecino en el ranking de ventas.. Y yo me pregunto: ¿Y si de verdad no quiero superarme todos los días, y si de verdad no quiero compararme con nadie, y si de verdad no quiero conseguir algo que no quiero?

Pues si es así, si esos pensamientos son coherentes contigo mismo… NO TE HACE FALTA LA MOTIVACIÓN, YA ESTAS MOTIVADO SIENDO TÚ MISMO…ASÍ QUE FELICIDADES y puedes dejar este artículo de leer.

Pero si estás en la situación que quieres por “motu propio” un cambio en tu vida, emprender un sueño, y quieres que salga como tú sueñas… NO creas que la MOTIVACIÓN te lo vaya a solucionar, como así nos hacen pensar.

Si estás en la rampa de salida hacia tu sueño y dudas, no te preocupes, no eres un “bicho raro”, todos dudamos, hasta la gente de más éxito, lo hace.

¿Qué hacer?

.- No esperes que la motivación te insufle la energía para dar el paso hacia tus sueños Y QUE SIEMPRE VA A ESTAR AHÍ CONTIGO, ni que ella sola te va a conseguir tu reto. Porque no será así.

.- El paso siempre lo darás tú a pesar de las dudas, SIN NECESIDAD DE MOTIVACIÓN…porque si lo que te has propuesto está en coherencia contigo, a pesar de lo que digan, a pesar de lo que te hagan creer, tú lo harás. No esperaras a la motivación, a tu jefe o a rita la cantaora, lo harás a la voz de ya.

La motivación te espera por el camino… no al empezar.

Recuerda que NO tendrás motivación en las cosas difíciles, si en ir a comprar un helado y no para ir al médico en búsqueda de unos resultados importantes. Pero si debes tener  actitud a enfrentarte a ellas. La motivación la encontrarás siempre por el camino, cuando vayas adquiriendo habilidades, cuando vayas superando retos, no cuando empieces.

Como bien dice la RAE, motivación, es el conjunto de factores internos o externos que determinan en parte  las acciones de una persona. Por tanto, si hay más motivación exterior que interior, te aseguro que no lo conseguirás.

Siempre empieza todo éxito, por uno mismo. No en el exterior ni por algo efímero, ni frágil.

Nos enseñan que la motivación es algo frágil, que una vez lo consigues, tienes que guardarlo como la rosa en “La bella y la bestia”. No vaya a ser que se marchite…No dejamos que nadie se acerque a nuestra motivación, que no afecte las palabras de nadie, ni el claxon del coche de al lado…Estamos motivados y no queremos volver otra vez a empezar..

Cambia la motivación por tu PROPOSITO, por tu PORQUÉ y te aseguro que siempre te acompañaré en todo camino, no se irá de ti ni tendrás que cubrirla como los seguratas a un famoso.

La motivación como la tratan actualmente, es una basura, ¿Y TÚ QUE CREES?.

El próximo día 5 estaré en Zaragoza, dentro del evento “MadMarketing” dando una conferencia. Podéis adquirir “Liderazgo Canalla. Libera tu lado más rebelde” a través de Amazón o en la web de Versos y Reversos.

¿Por qué llegas tarde a todo?

“Es mejor llegar tarde en este mundo, que temprano al otro mundo..”

Es que siempre llego tarde a todo, ¿No sé como lo hago?”.

Todos nos lo hemos preguntado alguna vez en la vida…Y en vez de poner solución a la dificultad que nos entorpece nuestro día a día, una y otra vez, sevuelve a repetirse la misma situación.

¿Qué pasa?

Sé que estarás pensando que la culpa de ese retraso, la ha tenido la línea de autobús, que te han llamado por teléfono, que estabas ocupado con el último videojuego o “jugando” con tu pareja… Ciento de excusas que lo único que intentamos con ellas, es eximirnos de las posibles responsabilidades que hubiera por nuestra tardanza.

Pero la situación se suele complicar, cuando al llegar TARDE, vemos que otra persona ha conseguido lo que nosotros esperábamos que estuviera para nosotros, llegáramos tarde o no.

Jo, él ha conseguido lo que yo quería…Era la última entrada y la tiene ella…Por llegar tarde hemos perdido la oportunidad de entrar y lo ha conseguido él…”

Ahora unimos que hemos llegado tarde a la sensación que hemos perdido una oportunidad soñada, porque hemos llegado fuera de tiempo. Con lo que conlleva que nuestro enfado con la sociedad, que no con nosotros mismos, aumenta a niveles insospechados.

Es que nada me va bien en la vida, es que los autobuses han tenido la culpa que no consiga nada en mi vida…dichosa llamada, hizo que no llegara a tiempo…ya nada será igual..Con las ganas que tenía y había puesto…y por un segundo no lo he conseguido…”

¿Qué tienen en común todas estas reflexiones?

¡¡QUE ESTÁS EVADIENDO TU RESPONSABILIDAD!!

Déjate de tonterías. ¿Qué culpa tiene el número 33 de autobús que hayas llegado tarde? ¿Qué culpa tiene tu madre de haberte llamado cuando hacía 3 semanas que no la llamabas?

NADIE TIENE LA CULPA DE QUE HAYAS LLEGADO TARDE. ¡¡NADIE!!.

Se podría acabar el post rememorando una frase que toda madre dice, para darte la solución a tu problema:

¡¡PUES HABERTE LEVANTADO ANTES!!

Y es así.

Pensamos que cuando tenemos una oportunidad delante de nosotros, un evento, ya que ha llegado a nuestra vida, siempre va a estar ahí para nosotros. Para cuando nosotros queramos, dar el paso y poderlo disfrutar.

Tal como vienen las cosas se van. Nada es para siempre, como bien dice una canción.

Ves desde la otra acera, como tu vecino ha podido elegir las entradas que tú querías. Como por tardar, no aceptan más CV para ese puesto de trabajo que tanto te ilusionaba…POR LLEGAR TARDE YA NO PUEDES ELEGIR, YA NO PUEDES ESCOGER.

Y de bueno volvemos al bucle de defendernos y excusarnos por nuestros actos.

¿Sabes qué te diferencia de esa persona que ha llegado antes que tú? No que haya cogido el autobús antes, sino que empezó antes que tú, el camino hacia su sueño.

Hace unos días me dijo una persona: “Mira por poco no llegué a conseguir una entrada, el límite era el miércoles para recogerlas y por momentos no llegué”.

Le pregunté: ¿Desde cuándo lo sabías que podías ir a recogerlas? Desde hace 2 semanas.

¡¡LO QUE PASA QUE POR DESIDIA, VAGUEZA, MIEDO O VERGÜENZA, NO DAMOS EL PASO HACIA ALGO QUE QUEREMOS AÚN SABIENDO QUE ESTÁ AHÍ ADELANTE… Y LUEGO CUANDO LO DAMOS…LO VEMOS MARCHAR SIN PODERNOS SUBIR A ÉL!!.

Al éxito, le pone la acción. Le ponen los emprendedores, los que dicen SI antes que la oportunidad ha terminado de presentarse en su casa, los que dan pasos por pequeños que sean y no esperan hasta el último momento a darlos, esperando a ver si tienen algo de suerte.

LA SUERTE SE CREA, NO SE ESPERA.

Esto es como cuando hacíamos los exámenes. Esperábamos hasta el último momento para estudiar, porque mientras tanto teníamos los dibujos de las 5 de la tarde, habíamos quedado con los amigos, nos apetecía no hacer nada o era mejor ver pasar la gente por la ventana que empezar a estudiar un examen que era importante.

¿Qué solía pasar?

Que algunas veces aprobábamos con un 5 raspado, resoplábamos y pensábamos:”Por los pelos”, pero la mayoría de las veces…SUSPENSO.

Y de mayores eso nos pasa…

Ni por vagueza, desidia, ni leches, sino por MIEDO, no nos ponemos manos a la obra. Aún sabiendo que tenemos que hacer las cosas, sabiendo que si andamos antes que los demás, llegaremos antes que ellos, ni por esas…esperamos al “A VER SI TENGO SUERTE EN EL ÚLTIMO MOMENTO”.

Nos quejamos de las malditas prisas, pero somos nosotros, quienes nos dejamos llevar por ellas.

¿Y qué hago? Seguro que estarás esperando a que te dé el cómo para transformar tu situación.

A todas las citas que has acudido tarde, se sincero contigo mismo: ¿Realmente querías ir? ¿Has ido por aparentar o sinceramente has llegado tarde por algún motivo en concreto?

Muchas de las citas que llegamos tarde, es porque realmente hacemos cosas que no queremos hacer de verdad. Ése retraso suele mostrar nuestra incoherencia entre lo que hacemos y lo que realmente queremos hacer.

Pero sin embargo si quieres llegar el 1º, no tienes que esperar a que la oportunidad salga, tienes que ir tú a por ella. Las oportunidades se crean, él éxito llega a las personas que hacen las cosas antes de que sean necesarias, no cuando es el último remedio.

¿Quién crees que triunfará, una persona que emprende un camino por ilusión, por motivación, sin importarle las circunstancias, los miedos, el momento que vive sino porque lo siente así o una persona que emprende algo por pura necesidad?

No esperes a que te llamen de esa empresa para dejarle tu CV, no esperes a que salga una subvención para emprender tu sueño empresarial, no esperes a que pongan a la venta las entradas para el concierto soñado, para hacer cola desde ese día en taquillas, no esperes…

El refrán dice: “Quien espera, desespera”… Dale la vuelta a la tortilla y que tu lema sea: “El que desespera es porque siempre espera y no se adelanta”

Basta ya de esperar oportunidades, de esperar que nos elijan para ser felices, de que caigan cosas para empezar a emprender nuestros sueños,

BASTA YA, DESOBECEDE a todas esas mentiras y empieza por ti mismo, LLEGARAS ANTES QUE LOS DEMÁS, TE LO ASEGURO.

 

El sindrome del Impostor.

Al éxito y al fracaso, esos dos impostores, trátalos siempre con la misma indiferencia” decía R.Kipling

sindrome impostor¿Me crees si te dijera que muchas personas, tras alcanzar sus sueños, se sienten que están mintiendo a los demás?. ¿Me creerías, al saber, que se sienten unos impostores con ellos mismos y con los demás?

Es lo que se llama el SÍNDROME DEL IMPOSTOR.

¿De qué trata?

Son personas que permanecen convencidas de que son un fraude y no merecen el éxito que han conseguido.

¿Qué paradoja conseguir lo que siempre has soñado y en vez de disfrutarlo, pensar que eres un fraude, verdad?

Pues suele pasar más de lo que nos imaginamos.

Así piensan los “impostores:

¿Cómo puedo yo ahora dirigir la empresa de mis sueños, a personas que son mucho mayor que yo? No me harán caso.. No puedo conseguir el título con el que siempre soñé , nadie me tendrá en cuenta..No me merezco este éxito, vengo de una familia muy humilde… Nadie me va a creer, nadie va a seguirme, todos piensan que soy un impostor”.

¿Por qué lo pensamos?

Porque a pesar del esfuerzo, a pesar de las circunstancias desde las que empezamos y donde estamos ahora, a pesar de las horas sin dormir, de las caídas, lloros en soledad.. CREEMOS QUE NO SOMOS DIGNOS DEL ÉXITO QUE HEMOS CONSEGUIDO.

Sentimos que el éxito solamente lo alcanzan con un talento especial, que han nacido con una flor debajo del culo, tienen padrinos o una familia muy acaudalada.

¿Pero nosotros? ¿Podemos merecernos un éxito con el que habíamos soñado?

Aunque era lo que queríamos, acaba saliendo por nuestra boca: “No me lo merezco, soy un impostor”.

¿Por qué?

Porque vivimos en un mundo en el que el poder social ( las apariencias, el estatus..) es mucho más importante que el poder personal ( autoestima, confianza, estabilidad emocional..)..

¿Y qué pasa?

Que cuando llegamos a la meta de nuestros sueños, suele haber una descompensación entre el poder social y el personal, queriendo siempre que gane más el primero que el segundo. Cuando en realidad tendría que haber un equilibrio entre ambos.

Cuando nos proponemos algo, o nos proponen algo, soñamos con lo que nos supondrá conseguirlo, éxito, fama, triunfos, que la gente nos conozca…Y cuando hemos llegado, ¿Qué pasa?

Que no hemos trabajado nuestra autoestima, que no queremos darnos cuenta de lo que hemos conseguido, porque hay gente que está a nuestro alrededor, con más dinero, más fama, con más seguidores que nosotros.

¿Y qué hacemos nosotros? En vez de disfrutar de lo conseguido, de sentir que somos capaces de conseguir lo que nos propongamos…sentimos que somos unos impostores, porque nos creemos que no somos “aptos” para el nivel al que hemos llegado.

ANTES DE SEGUIR PENSANDO ESO, PARATE.

Mira atrás y date cuenta de todo lo que has conseguido. Mira los esfuerzos realizados, mira las caídas que has tenido y como te has levantado. Siéntete orgulloso de todo lo que has hecho.  Es con lo que soñabas y ahí lo tienes.

Y date el capricho de disfrutarlo. Lo has conseguido, ahora vive, celebrarlo, y mira al frente, con orgullo de saber que si quieres puedes. Que tú eres el dueño de tus circunstancias.

Solamente tienes que pararte y ver de lo que has sido capaz, pero nunca olvidar una cosa, ESOS MIEDOS QUE TIENES, ESOS “QUIZA PIENSEN QUE..DIGAN QUE..”….puras invenciones de tu cerebro ante una situación nueva, que crees que no podrás dominar, pero que si es tu sueño, lo harás.

Y si alguien piensa eso de ti, QUE TE LA BUFE.

También quería hablar de otro tipo de impostor. Esos que nos encontramos en nuestra vida personal y profesional. Esos que aparentan una cosa y detrás, solamente hay humo.

lisindrome impostorHe conocido muchos profesionales “de elite”, que acaban siendo unos impostores. Dicen ser una cosa, y luego no viven de lo que exhiben a bombo y platillo… Promulgan unos valores, una imagen, un algo que no se yo, que nos deja a todos asombrados… Pero no es la primera ni será la última vez que oiga, entre bambalinas: “Me han ofrecido un trabajo, del que de verdad, no tengo ni idea, pero tengo que aparentar que sí, porque si no, mi marca se irá por la ventana”. Cuando esas personas promulgan, profesionalidad, valores, coherencia, emprendimiento, éxito y lo único que hacen, es agarrarse a un clavo ardiendo  y si es pidiendo favores, mejor.

Contratamos por el nombre, y despedimos por los resultados. ¿No sería mejor contratar por los resultados y despedir (en el que caso que hiciera falta, por el nombre, y no por la marca)?

También nos encontramos con impostores en nuestra vida personal o sentimental. Personas que nos hacen creer que por fin, eso con lo que tanto soñábamos, ese amor o amistad que nos haga que la vida sea más fácil, hasta ahora.

Y cuando nos damos cuenta que son humos tóxicos…Ya es demasiado tarde.

No te arrepientas de nada, porque hasta las malas personas, nos dan experiencias de las que aprender.

¿Qué tenemos que hacer antes de encontrarnos a una persona de este estilo?

.- Saber que nada ni nadie, puede traerte la luna en menos de 5 minutos. Sólo tú puedes ir hacia ella. Que no te vendan la burra.

.- Y para no caer en una “venta ficticia” de amor o amistad, tienes que tener tu poder personal. Tienes que saber quién eres, que quieres, y que NO en la vida. Cuando eres dueño de ti mismo, sabes que nadie te va a dar un Ferrari a cambio de su utilitario.

.- Cuando más confíes en ti mismo, en tu instinto, menos se te acercaran. Y cuando los veas, te darás cuenta, que sobreviven por y para su máscara, y no viven para su alma.

.- Si has llegado a tu éxito, DISFRUTALO. Y que dicha meta, haga aumentar la confianza en ti, que te haga ver que si quieres puedes. Pero sobre todo, que si has llegado hasta ahí, es porque la vida te ha recompensado por los esfuerzos realizados. Y si alguien te dice algo, QUE MIRE COMO ES SÓLO EL PRINCIPIO DEL COMIENZO.

Así que por favor, no eres un impostor si has luchado por tu sueño y has sido coherente contigo mismo. Lo has conseguido tú, con tu sudor y lagrimas. Y por eso tiene que estar muy orgulloso de ello. Felicidades y disfrútalo.

¿Contra los impostores de humo? CONFIANZA EN UNO MISMO.

¿Crees que eres un impostor en la situación que tú mismo has conseguido? ¿Por qué? ¿Con cuántos impostores te relacionas al cabo del día?

 

¿ Eres un Inconformista?

No te dejes contagiar, no des ninguna opinión como tuya antes de ver si se adecua a ti, mejor opina tú mismo..” decía Christoph Lichtenberg

INCONFORMISTANos han enseñado que tenemos que ser como buenos perros de caza. Buscando siempre las pequeñas ventajas que creemos que nos harán felices. Cuando en realidad, queremos que nos pasen por el “lomo” la mano, diciéndonos: “Bien hecho, sigue así… Ahora a por más”.

Y actuando así..¿Tú crees que estás siendo tú mismo? ¿Crees que los valores que aportas, los productos, las emociones, vienen de ti, o quieres que sean aceptado por los demás, para que no te echen del “rebaño”?

Sé que estarás respondiendo “Todo sale de mí, delo que quiero, de lo que siento… y a quien le guste bien, y ¿a quién no?, pues que no mire”. ¡¡Qué bonito queda, verdad!!

Pero ahora hazme el favor de parar y ser sincero contigo mismo:

.- ¿Para quién haces todo lo que estás haciendo?

Si de verdad que el propósito que tiene, es por ti, por tu pasión, por las habilidades que tienes y quieres darle salida, por favor, deja de leer este artículo. Eres un verdadero inconformista.

Pero si de verdad, sabes que lo haces para “contentar” a los demás, cuando en realidad, tus deseos, están enfocados hacia otro camino diferente.. Empezarás a darte cuenta, que los resultados los consigues tú, no puedes depender del “día que ha tenido tu jefe o tu familia” para que llegues a ellos o no.

En ese momento, empiezas a darte cuenta, que no te conformas con lo que tienes. Te cabreas contigo mismo y ese genio, lo utilizas para salir de ese hoyo…Que tus circunstancias no son con las que soñaste en esos momentos con los que te reunías con los amigos y les decías: “Voy a ser quien os digo que seré”.

Es el momento de ser un inconformista y luchar por tu POR QUÉ. No tienes que buscarlo en ningún lugar, tu corazón te lo ha recordado al hacerte ver, que donde estás no es donde deberías estar.

Ya sé que estarás pensando, que te van a criticar. Que te vas a salir del rebaño y que te van a señalar, que quizá esa gente que ha estado muchos años de tu vida, te dejarán de hablar… Pues te digo una cosa, seguramente que en muchas de ellas, así pase.

¿Qué pena, verdad?

Pero si te das cuenta, la única manera que no nos critiquen es no haciendo nada. Mejor dicho, no haciendo nada, fuera de lo “normal”.

¿Y qué es el normal? ¿Lo que esperan de ti los demás? ¿Lo que crees que tienes que hacer para tener contentos a la sociedad, y no tener “problemas”?

Como bien dice Josef Ajram e Isra García, en su nuevo libro “Inconformistas”, somos los únicos responsables de nuestra Marca.

Porque SI, aunque estés trabajando para una empresa, estés en paro, en la situación en la que te encuentres, tienes una marca. Marca que dejas en los demás con tus actos, con tus NO actos, con lo que comunicas y con lo que te callas…CON TODO

Y tu marca, quieras o no, hace que te elijan para un proyecto, que esa persona que te vuelve loco, te diga SI; o tu proyecto empresarial salga disparado a la luna o estrellado contra el muro.

Un inconformista, se conoce, sabe que olor desprende su fragancia, su marca y no está aquí para recibir el aplauso de los asistentes o de la gente que le ha rodeado toda la vida.

Está aquí para conocer donde está su límite y conocer PORQUÉ está en su mente, esos sueños que le rondan.

NO ESTÁS AQUÍ PARA QUE SU FELICIDAD DEPENDA DEL NÚMERO DE APLAUSOS DE LOS DEMÁS. La lacra del postureo, ya pasó, olvídate.

INCONFORMISTASEstás aquí para ser tú mismo. Para saber que si tu cuerpo te pide luchar más, lo hagas. Para sentir que tienes que decirle TE QUIERO a esa persona, a pesar de que te diga NO, lo hagas. Para lanzarte a “tumba abierta” a ese sueño que no te deja dormir, lo hagas.

Y QUE DIGAN LOS DEMÁS…LO QUE QUIERAN. Aunque fracases, te aseguro que aprenderás mucho más que ellos.

Un inconformista ha venido a ser él mismo, porque sabe que la vida es muy corta por mucho que nos digan que la esperanza de vida será de 100 años. ¿Y sí mañana nos cae una maceta en la cabeza, qué?

Esperanza de ver a tus nietos y contarle tus batallita…AL TRASTE.

Como los Gremmlins, que no se podía darle de beber ni comer después de las 12, ser un inconformista también tiene contra-indicaciones:

1.- No seas un perro de presa, y creas que te servirá todas las indicaciones, que el “famoso” de turno te comenta que le ha servido a él para llegar donde está.

En esa situación, estarías haciendo lo mismo de siempre, SEGUIR LA CORRIENTE. No estoy diciendo que no te sirvan sus indicaciones , pero que no creas que te servirán a ti a “pies juntillas”, porque no será así. Cada situación, cada trabajo, cada momento es diferente, y para necesita sus herramientas diferentes.

2.- Que el inconformismo se apodere de tu vida, no agradeciendo todo lo que tienes, tus esfuerzos y aprendizajes.

Ser excelente, es ser mejor que ayer. No hace falta ser 40% más, con 1% todos los días, verás los resultados que obtienes. Ser inconformista, ya no es sólo romper con convencionalismos y demostrar que lo imposible no existe,  Sino  es “ver” que hay detrás de esa puerta que se llama “miedo”.

Así que por favor, si te puede la ansiedad por no haberte superado en función, a lo que hiciste ayer, de querer siempre más y no disfrutar de lo conseguido, estarás volviendo a quien eras antes, y no a una persona agradecida, por lo que vive, experimenta o siente.

Así que recuerda siempre, quien es un inconformista:

.- Aquel que sabe que nunca satisfacera todo el mundo. Ni falta que hace. Sabe que está orientado a una serie de personas, que son los que disfrutarán de verdad, de su talento.

.- Aquel que sabe que los convencionalismos solamente están para “guiar” a la sociedad, hacia donde los “mandamás” quieran. Pero él sabe que están para romperlos, porque no satisfacen lo que quiere la sociedad de verdad.

.- Aquel que sabe, que todos somos diferentes, únicos, raros, anormales, y que nuestros talentos, siempre habrá alguien dispuesto a “comprar” su esencia especial.

.- Aquel que sabe, que los únicos limites que existen, están en su cabeza. No los que dicen en el informativo.

.- Aquel que sabe, que la vida es una y no ha venido a vivirla desde una máscara, con miedo o vergüenza, sino desde el convencimiento que ha venido a dejar un legado, el de sus emociones, acciones y propósitos.

¿Qué es para ti un inconformista? ¿Qué beneficios tienes? ¿Qué consigues si no te conformas con lo que tienes?

 

 

 

¡¡Qué perra es la mente!!

No solo los golpes lastiman...”

mente perra¡¡Qué perra es la mente!!

Este pensamiento, viene conmigo últimamente.

¿Por qué? Porque pienso que en vez de apoyarnos en ella, como a nosotros nos gustaría, aprovecharnos de todos sus dones… sin que nos diera ningún “problema”, sin embargo es “el principio del comienzo” de todas nuestras dificultades.

No me cansaré de repetir, que nuestra felicidad no se compra a través del dinero, ni ayuda. No me cansaré de repetir que tus problemas, no son a causa de los demás, sino de ti mismo. NO me cansaré de repetir que no tienes miedo porque ese “muro” es más grande de lo que te imaginabas y crees que no podrás saltarlo.

No me cansaré de repetir, que no descansas, que tienes miedo, que crees que no eres feliz, todo por culpa de tus pensamientos, DE TU MENTE.

Llevo una temporada, que mi relación con el sueño, no es tan buena como desearía. ¿Por qué? Porque mi mente, cuando me encuentro en silencio, no para de hacerme girar sin sentido, como los ratones en su ratonera.

Dice el refrán “piensa mal, y acertarás”. Y a ése juego, es el que la mente quiere que juguemos con ella, como niños.

Si doy un paso adelante, la mente te dirá al instante “Te caerás como siempre lo has hecho, así que más vale malo conocido que bueno por conocer”.

Si digo lo que siento, la mente te dirá al instante “Seguramente la gente se irá de tu lado, porque pensarán que eres un loco, un anormal”.

Si le digo Te quiero, la mente te dirá al instante “Déjate de tonterías, y no hagas locuras, una mujer como ella, jamás estará con un chico como tú”.

Utilizamos el almohadón, para que nos dé la respuesta a esas dudas que tenemos, que nos confirme lo que sentimos o lo que debemos hacer, y sólo nos ayuda a aumentar nuestra confusión.

¡¡QUÉ PERRA ES LA MENTE!!

Pero no solo juega con nosotros a través de hacernos pensar en lo peor. También nos hace dudar de nosotros mismos, de nuestro valor.

Nos enfrentamos a situaciones nuevas para nosotros, y pensamos que la mente nos puede calmar ante la incertidumbre. Y lo único que hace, al ponernos en lo peor, convertir esas enfermeras que nos van a ayudar, en los peores “trolls” a los que un “gnomo” se puede enfrentar.

¡¡QUÉ PERRA ES LA MENTE!!.

Ni esas enfermeras quieren hacerte daño, como la mente te está diciendo, ni pasará nada catastrófico si le dices lo que sientes a esa chica y su respuesta pueda ser, NO.

No se va a ir el mundo a la mierda, te lo aseguro…, pero la mente quiere lo mejor para ti, no quiere que sufras, y por eso te dice que “ No lo hagas, déjate de locuras, es imposible que lo consigas, no te mereces ese sueño que quieres emprender…”.

Y como ante lo nuevo, por mucho que nos motive o aliente, en el fondo lo que queremos es no sufrir y conseguir ese sueño, sin el menor esfuerzo posible… Acabamos haciéndole caso a la mente, y taparnos con la mente ante lo que nos viene encima.

¡¡QUÉ PERRA ES LA MENTE!!

Dile a tu mente: “Me has ayudado hasta ahora a no sufrir, a sentirme seguro, a ir por el camino seguro, pero ahora me haré yo dueño de mi mismo, de ti y seguiré el camino que siento que tengo que seguir”.

¿Qué te ha respondido tu mente?

Mente perraMe imagino que algo así: “Eso no te lo crees ni tú…” Por decir algo fino.

Si dejamos que nos guie como hasta ahora, por mucho que queramos resultados nuevos en nuestra vida, aprendizajes hasta ahora no vividos, NUNCA LOS CONSEGUIREMOS. Porque como te he dicho, la mente siempre querrá tu seguridad.

Pero en esos momentos, tenemos que ser VALIENTES.

Esa situación está en nuestra vida con un PORQUÉ. Y te quiere aportar beneficios.

Sé que al leer estas palabras estarás pensando: “¿Esta incertidumbre me va a dar beneficios?, Y si me dice que NO ¿Crees que ya no querrá ni verme? Mi vida será una ruina..¿Qué pasa si no sale el proyecto?… Mi vida se va al garete”.

Te aseguro que no va a haber un cisma en tu vida, ni ocurrirá ningún ataque zombie si das el paso hacia adelante y no consigues lo que esperabas.

Te lo dice una persona, que siempre se ha considerado muy miedoso, pero cuando vio que no era tan fiero el oso como lo pintaba mi mente, se ha ido atreviendo a conocerse y lanzarse a retos imposibles hasta la fecha para él. Y que también se ha dejado llevar por “pensamientos irracionales” perdiendo oportunidades increíbles.

La mente nos dice “ NO PODRÁS, como nunca has podido hacer nada en tu vida… ¿No te acuerdas cuando intentaste algo parecido?”.. Nos quiere hacer ver que nuestro pasado será igual que ese futuro con el que soñamos, NEGRO.

Como lo que te dice, está en coherencia con lo vivido anteriormente, le acabas haciendo caso, el miedo empieza a inundarte, empiezas a ver a hormigas como monstruos, bloqueándote y viendo todo de forma negativa.

¿Qué hacer?

.- Esa experiencia que tanto miedo te produce, tiene para ti un aprendizaje hasta ahora nunca vivido. Está en tu vida por un PORQUE, así que permítete investigar.

.- Hasta ahora te has dejado llevar por la “seguridad” que te proporcionaba tu mente. Dale las gracias, pero ahora eres tú quien domina tus pensamientos, eres tú quien domina tu mente.. Y para ello tienes que empezar a llenar tu mente, de los pensamientos que quieres sentir en todo momento, haciéndolos llegar a tu subconsciente

.- Nunca sabrás qué pasará si no das el paso hacia adelante.

.- Lo que crees, lo que piensas, es lo que obtendrás. Así que empieza a cambiar tus pensamientos si quieres cambiar tus circunstancias.

.- Todo comienzo empieza por tu mente.

¿Qué malas jugadas te ha hecho tu mente? ¿Hacia dónde te ha llevado? ¿Dónde querrías te llevara?

¡¡Me pregunto qué pasaría si..!!

“Creer posible es hacerlo cierto” decía Hebbel.

curiosidadTodavía me acuerdo cuando mi madre me decía de pequeño: “Anda no seas tan curioso, que esto no es para ti”.

Pues mama, NO TE HE HECHO CASO. Y que feliz estoy de haberlo hecho.

Nada de lo que nos puedan decir los demás, que funciona, sabremos si es así, si no es siendo unos curiosos.

Todos los avances que ha tenido esta sociedad, los avances que se están gestando y los que vendrán, han sido provocados por personas CURIOSAS.

Nos han enseñado que al éxito se llega a través de las instrucciones que leemos a través de libros, artículos, conferencias, que las importen personas qué pensamos que ya está en él.

Y es lo que todos deseamos, seguir unas instrucciones con unos resultados ya comprobados.

¿Por qué?

Porque no queremos “matarnos los cascos”, sufrir, pensar en cómo podemos llegar a esa cima sin un mapa… Que queremos el éxito sin esfuerzo alguno. Que si nos pueden poner un ascensor hasta llegar a él, pues encantados.

Creemos que nos  venden una garantía hacia el estrellato. Más bien al estrellado.

¿Por qué?

Porque lo que acabaremos consiguiendo son MOMENTOS EXITOSOS, no el ÉXITO.

Momentos que vienen y que van. O que quizá nunca volverán.

Nos venden mapas que todo el mundo puede acceder a ellos. Y luego nos quejamos, de “Mire usted, que he seguido al pie de la letra todo y no lo he conseguido”.

PUES PORQUE OTRO LO HA HECHO MÁS RAPIDO QUE TÚ O DE FORMA MÁS EFICAZ.

¿Entonces que diferencia a unas personas que viven de verdad, en el éxito y los que tenemos momentos exitosos?

LA CURIOSIDAD.

Cuando tenemos una oportunidad, tenemos dos opciones. O recorrer el camino, que nos dicen que tenemos que emprender para llegar hasta esa cima, con el mapa que nos dan…o ser unos curiosos, e ir a la cima por la vertiente que nadie ha ido por ella.

Es decir, o camino fácil y rápido, o ser un curiosos y descubrir QUÉ hay de verdad, en esa oportunidad.

Todas las personas que he ido entrevistado, son unos curiosones.

Y la curiosidad no está casada con el fracaso. Está casada con el aprendizaje, la felicidad, el talento, la confianza.

Pasamos por la vida, sin pena ni gloria.

No nos fijamos en cómo funcionan las cosas que tenemos a nuestro alrededor. Los POR QUÉ de las relaciones que tenemos, POR QUÉ actuamos de la manera que lo hacemos, de POR QUÉ se consiguen unos resultados de una manera y no de otra…

Pensamos que todo es PERFECTO si ha dado resultado ya otras veces. Y si así lo ha hecho, pues con nosotros también tiene que dar efecto.

Y cuando no se consigue, siempre echamos la culpa a los demás, al libro que nos han recomendado, al profesor que nos ha explicado la teoría para ganar dinero en la bolsa… y para colmo, como bien decía Einstein, “repetimos por 2 vez las mismas acciones, esperando conseguir resultados diferentes”.

¡¡Así es el ser humano!!.

Ser curiosos nos hace:

.- Ver la vida desde tu perspectiva, tu realidad.

No es lo mismo la teoría, que la acción. No es lo mismo que te digan que es el sexo, que practicarlo tú. No es lo mismo que te digan qué es liderar, que liderar tú a un equipo de personas.

Cuando tú eres el protagonista de la aventura, la experiencia es única, la sientes tú, aprendes de ella tú.

No es lo mismo que te lo cuenten que vivirlo tú. Toda tu vida se transformará.

.- Descubrir nuestros talentos.

Cuando seguimos la senda de los demás, no demostramos nuestra valía. Hacemos lo que nos dicen, seguimos los pasos que nos recomiendan y a esperar.

Cuando eres tú el valiente que se lanza a descubrir, te das cuenta que puedes subir cima, que te puedes tirar por un puente, que tienes ideas propias y tienes personalidad.

Se dice que la curiosidad mata al gato. ¡¡Que error!!

. Lo que mata es la creatividad, la oportunidad de ver nuestros límites, de conocer nuestros límites, y de romper la zona de confort en la que estamos siempre viviendo.

.- Quieres más y más…

Cuando eres un curioso, quieres aprender más de la vida, de los demás.

No te quedas con lo superficial, con lo del día a día. Quieres saber más.. Quieres practicar más y más, quieres ser el mejor.

.- La creatividad empieza a formar parte de tu vida.

Empiezas a unir piezas que hasta ahora eran impensables, y creas un nuevo producto. Juntas a personas que pensabas que no encajarían y salen ideas increíbles.

Como alguna vez he dicho, la creatividad es simplemente ver la realidad desde otra vertiente. No siguiendo lo que estipulan los demás, como “normal”

.- Los “Y si…” no existen.

curiosidadno hay dudas. Acaban “excitándote” toda oportunidad que la vida te da. Quieres saber Por qué te la ofrece. Investigas el POR QUÉ se hacen las cosas así, POR QUÉ siempre se han hecho así, y tras ello, CÓMO se podrían hacer de una manera mejor, más efectiva.

Eso de “aquí siempre se han hecho las cosas así..” no va con ellos.

.- Y los límites ya no existirán en tu vida.           

Los únicos límites que existen son los que nos ponemos nosotros mismos.

Así que seamos más curiosos. Volvamos a la niñez y no paremos de preguntar a todo el mundo: “¿Y eso POR QUÉ?”. Y acabaremos creando ese nuevo mundo, que se nos llena la boca, pero poco hacemos para ello.

¿Y tú eres curioso? ¿Crees que la curiosidad mata al gato? ¿O mata los posibles avances? ¿En qué te vas a preguntar: “Qué pasaría si..”?

¿Eres fuerte mentalmente?

Nuestras emociones pueden ser nuestros mayores aliados como nuestros mayores enemigos. Todo depende como las gestionemos”.

fortaleza mentalEran las 5 de la mañana del viernes cuando me preguntaron: “¿Cómo se hace para seguir adelante cuando los demás han tirado la toalla?”.

Le respondí: “Cuando sientes que todavía no ha terminado el partido”.

Creo que la respuesta no satisfago a la persona, ya que me respondió: “Pues me quedo como estaba, con más dudas”.

Deseamos que nos den la fórmula para aplicarla nosotros, sin esfuerzo, lamentos ni sudores.

Muchas de las “formulas” que se promulgan en libros, conferencias… son opiniones sobre hábitos que le han venido bien a esa persona hasta alcanzar su éxito. Y pensamos que solamente leyendo el libro, llegaremos hasta donde el autor ha llegado.

Pero me he dado cuenta, que sin el ingrediente secreto y sencillo, que a continuación, te lo enseño, a la 1º de cambio, por muchos títulos que tengas, experiencias y contactos… acabarás tirando la toalla…a la  1º de cambio.

¿Quieres saber cuál es?

“Fortaleza mental”.

Te estarás preguntando, ¿Dónde conseguirla? No está en los mejores centros comerciales ni se venden las librerías.

¿Cómo ir a por ella? Todos los días al levantarte e irte a dormir, acodarte el propósito de tu vida en ese momento.

Ya puedes tener un curricular impresionante, contactos por todo el mundo, que si no tienes una fortaleza mental, a base de bombas, que cuando caigas por 1 vez, estarás tirando la toalla.

En estos Juegos Olímpicos, pero también en la vida real, vemos casos, de gente de éxito, que en reportajes, se le pregunta a gente de su alrededor, cómo lo han conseguido. Responden así: “No lo sabemos, porque de pequeño veíamos que no era una persona con talento, pero su fuerza de voluntad, su poder mental, le ha hecho llegar a donde está ahora mismo”.

Así que esas excusas que te das ahora mismo, de “Es que no tengo títulos,…es que no tengo experiencia… Es que la vecina me mirará mal…” Ya sabías que no te servían para nada… pero ahora aún con más razón.

Tus límites, de cualquier tipo solamente están limitados por tus pensamientos de carencia o negatividad. Simplemente y llanamente.

No somos fuertes mentalmente, porque cuando “tropezamos” con una piedra, nos desenfocamos.

Nuestro cerebro, se frota las manos. Se adueña de nuestros pensamientos, cuando antes los habíamos controlado nosotros, encaminándolos hacia nuestra meta y empieza a lanzarnos una retahíla de pensamientos negativos. Pero por favor, PARA.

Tú no eres esos pensamientos. Y si no, echa la vista atrás, observa todo lo que has avanzado, haciéndote dueño de ellos.

Si no somos fuertes mentalmente, empezaremos a “alimentar” al diablo que nos dice “Ya te lo dije, déjate de tonterías” y todo avance habrá quedado en NADA.

Durante todo camino, aliméntate de pensamientos positivos para crecer, y cuando te estanques, sigue enfocándote en lo que quieres, aún con más ahínco.

Tú puedes ser muy positivo, pero sin una inteligencia emocional que la acompañe, todo se irá al traste.

Aunque tengas muchos pensamientos positivos, pero por detrás culpas a los demás de tus fallos, tu frustración no te deja dar un paso adelante… No eres una persona fuerte mentalmente.

Son personas que cara a los demás, muestran una versión “happy flower” pero por detrás, si te pueden poner la zancadilla para ganarte, lo harán.

En el fondo, por mucho que promulguen, son personas que les encanta mirarse el ombligo.

Dejarse llevar por emociones negativas, disminuye el concepto que tenías de ti. Te hace volver al “No puedo, soy lo peor, esto es imposible…”.

Si eres fuerte mentalmente, no dejas que eso pase.

fortaleza mentalVuelves a reconducir tus pensamientos, TU ACTITUD. Convierte ese “¿Qué he hecho mal para merecerme esto?” por la fe y el optimismo que tenías cuando empezaste tu camino.

Es difícil, SI, te lo aseguro. Pero es el único camino de fortalecer tu voluntad de triunfar y ver como tus limitaciones van desapareciendo con cada paso que vayas dando.

Como podrás haber visto, todo depende de tu actitud.

Si tienes una actitud de ir hacia adelante, no te convertirás en victima de tus retos, sino que te sentirás el vencedor siempre de los mismos, a pesar de que los resultados no sean los soñados.

¿Cómo se enfrentan las personas mentalmente fuertes a los retos?

Primero, tienen un POR QUÉ.

Se enfrenta a ellos, con una motivación que les hace superarse a pesar de las circunstancias que puedan vivir.

Con un POR QUÉ, más grande que tú, nadie ni nada podrá contigo. Objetivos que dividen en pequeños trozos, y con cada consecución hace que aumente su motivación.

La fe que tienen en su consecución, hacer visualizarse consiguiéndolo en todo momento. Pero más en los momentos de fracaso.

¿Qué ocurre cuando te dejas llevar por los pensamientos negativos y no ves tu meta? Que estás empezando a tirar la toalla.

Si tienes presente, y más en los momentos críticos, “tu yo futuro”, tu fe, confianza, autoestima, no se resentirán. Al revés, te levantarás del suelo, más rápidamente y seguirás con el camino emprendido, sin perder de vista tu objetivo.

Así que cuando empiece el estrés a invadir tu vida:

1.- Para, Respira y preguntante “¿Y ahora qué?

Los pensamientos negativos, las emociones toxicas, les encanta que respires cuanto más rápido mejor. Así que para, respira y preguntante: ¿Qué ha pasado? ¿Qué voy a hacer a partir de ahora?.

2.- Siempre mantente enfocado en tu cima.

¿A qué cuando en el principio de toda relación, estas siempre enfocado en tu pareja? Pues aquí igual. No la pierdas de vista en ningún momento, porque cuando lo haces, estarás alimentando al instante, al “perro de la frustración, ira, del miedo o de la vergüenza”.

3.- Siempre ten presente el POR QUÉ.

Eso que te ha hecho salir de tu sofá, el romper con la rutina que tenías, ese sueño que todos creen que es imposible y por el cual te llaman loco… TENLO SIEMPRE PRESENTE así como EL YO FUTURO QUE SABES QUE CONSEGUIRÁS.

4.- Y nunca pierdas la fe.

No estoy hablando en plan religioso. Para mí, la fe es la confianza inquebrantable de que lo conseguirás. La fe nos hace ser consciente ya, actuar como si ya lo hubiéramos conseguido. Y te aseguro que se producen resultados.

¿Y tú eres mentalmente fuerte? ¿Qué crees que te faltaría para serlo? ¿Qué características tienen para ti las personas mentalmente fuertes?.

¡¡Por favor, NO compartas!!

El Karma no es la venganza del Universo,  es el reflejo de tus acciones“.

Por favor no compartasExiste la moda del baile del verano, de los mojitos, crear ideas emprendedoras alrededor de Pokemón , apuntarte a redes sociales para ligar o decir que emprender es el salvaguarda que necesita tu vida.

Toda moda tiene un propósito, y en algunas ocasiones, hasta algún beneficio.

Pero hay modas, que más bien, de beneficios no tienen nada.

Últimamente veo en las Redes Sociales dos modas que me “encantan”:

.- Por favor si te ha gustado mi contenido, COMPARTE. O su versión más dictatorial “Por favor, Comparte”.

.- Hablar y escribir sobre temas, que nunca vivirás, ni conoces.

No sé con qué propósito han nacido, pero por favor, si alguien me puede dar una razón consistente y me quite la idea, de que el único fin es el de ganar seguidores y no el de informar, estoy a su entera disposición.

Respecto al “Por favor, Comparte”,  la única pretensión que tiene, es difundir su mensaje, a coste 0.

¿Y dónde queda el ofrecer a los demás tu talento sin esperar nada a cambio? ¿Dónde está eso de escribo lo que siento sin ninguna expectativa?

¡¡En el cubo de la basura!!.

Donde dije diego digo, que yo quiero aumentar los seguidores de mis redes, nada más.

Me encanta leer esas publicaciones.

Están impregnadas de frases de éxito, de aliento, motivación, de lucha contra el miedo , de Marca Personal…Muy bonito todo..

Hay que reconocer que en algunas cosas que escriben son interesantes, pero ahora viene la incoherencia.

Incoherencia que reina todo el mundo.

Si tú proclamas que en la vida, todo se trata de DAR, que la vida te lo devolverá todo con intereses, pero no cuando tú quieras… SI proclamas, que tu marca personal, se trata de dar a los demás tu talento y para hacerte un hueco tienes que dar cosas gratis…

¿Alguien me puede explicar por qué ponen POR FAVOR, COMPARTE?

COMPARTIRÉ SI A MI ME DA LA GANA, NO PORQUE TÚ ME LO MANDES. ¿Dónde queda el poder de decisión y libre albedrio?

¿Qué muestra esta frase?

.- Que no hacen su trabajo por ayudar, alentar a los demás, sino por alimentar a su ego. Si alimentar tu ego, es cubrir tu miedo.

.- Que no quieren provocar movimientos en las personas, y si aleccionamiento.

.- Que no confían en ellos mismos. Si pides que difundan tu trabajo, aunque sea con un por favor, poco dice de ellos. Demos, la vida siempre nos recompensará al esfuerzo realizado, te lo aseguro.

.- ¿Los grandes profesionales de cualquier campo, se han hecho famosos pidiendo que difundan su trabajo? SE DIFUNDE SÓLO.

.- Tu Marca, cae por su propio peso. No está basada en el corazón, en la coherencia y Si en que aumente el número de visitantes. Te da igual el propósito y no tanto, el número. Si te necesitan, llegaran a ti.

.- No provocas emociones en tus seguidores, sino ganas de no volverte a leer. ¿Sólo me quieres para compartir tus artículos, para llegar a mis amigos en las redes que no te conocen?.

Las marcas, empresas que perduran, hacen participes a sus seguidores de todo avance. Les hablan a su cerebro subconsciente, no a su mente racional. Porque cuando pasa así, y la gente se da cuenta, acaban marchándose, para no volver.

¿Crees que quienes te leen, no tienen pensamiento propio. Que sólo siguen y hacen lo que tú les dices…?

Si de verdad piensas así, tiene un nombre…

Una técnica que para mí, no me parece nada honesta con tus seguidores, ni contigo mismo.

no compartasAdemás existe otra moda, en la que todo el mundo habla de un sector de la sociedad, de la que ni tiene su edad, ni conoce a nadie que la tenga, o conociendo a esa persona, nos creemos que ya lo sabemos todo de ellos.

Me explico.

Nos gusta predecir el futuro. Hablo de esas encuestas, estudios en los que nos dicen cómo será el futuro empresarial, del mercado laboral de aquí a 5 años …

Si, la vida es cambio, todo está en pleno movimiento, progresos, innovación… ¿Pero de verdad sabemos cómo será el mercado laboral de aquí a 15 años? ¿Y donde quedarían esas previsiones si mañana hay un Crack en las bolsas?

¡¡EN NADA!!.

No quiero decir que no existan las  tendencias… ¿Pero alguien acertó la crisis de 2.008? ¿Y la creación de Pokemon Go?

Pero además vemos a lo largo de toda la red, personas que hablan sobre un extracto de la sociedad, que entran en estos momentos en el mercado laboral, como si estuvieran hablando de ellos mismos.

Nadie puede hablar mejor de nadie, de sus miedos, de sus vergüenzas, de sus motivaciones, que uno mismo.. Si se pueden hacer estudios, hacer test y demás… pero aún así jamás, puedes considerarte un gurú, sobre un extracto de la sociedad, que ya hace tiempo has pasado, por mucho que hayas leído sobre ello.

Por favor, pongamos un pongo de coherencia en esta sociedad. No vayamos “mendigando”  likes, comparte y demás…para que aumente nuestro alcance en las publicaciones o nuestros seguidores.

No queramos ser algo que realmente ni nosotros mismos, sabemos que somos.

Deja de pedir, y haz más cosas con corazón.

¿Compartes por qué te lo recomienda tu “gurú” de turno? ¿O por qué lo sientes así?

¿Lo más importante? Tus “Yo puedo”.

Este día puede ser el primer día de tu nueva vida. Todo es tu elección” dice Robin Sharma.

actitudQuieres una vida nueva, pero no quieres que cambien tu vida.

Quieres el éxito, la felicidad, la pasión de una pareja, que rompa la rutina en la que estás viviendo, pero no quieres que toquen un solo pelo de tu vida, de tu rutina.

Eso que dicen que haya una revolución, está muy bien. Pero para otros.

Acudes a los mejores profesionales, vas a los mejores cursos, lees los libros de moda o te vas a países extranjeros para aprender de los mejores.

Piensas que es lo que tienes que hacer para reinventarte, para alcanzar el mayor potencial que tienes, para curar las heridas que sientes que tienes.

Quieres cambiar tu vida, y vas a hacer todo lo posible para conseguirlo. Pero lo que no quieres es cambiar de vida.

Quieres trabajar en todo el mundo, pero que te venga el trabajo a tu sofá. Quieres transformarte y no sufrir, pero eso de adentrarte en ti y descubrirte, como que no. Quieres perder peso, y si es a través de pastillas, y no sudando, mejor que mejor.

No tenemos dinero para salir del hoyo en el que nos encontramos, pero si tenemos dinero para irnos de tiendas o gastarnos el dinero en la mejor entrada para el último concierto de tu grupo favorito.

QUEREMOS CAMBIAR NUESTRA VIDA, PERO NO QUEREMOS DE VIDA.

Estamos desechando la oportunidad de ver quiénes somos nosotros de verdad (no me gusta la palabra reinventarnos). Queremos arriesgar, pero tenemos miedo.

Tiramos a la basura una gran oportunidad, la de descubrirnos.

La de ser valientes.

Ese hándicap que tienes ahora mismo, es una gran oportunidad para superarte, para conocer el talento que tienes, para ampliar tu zona de confort, para saber donde están tus límites y donde no están…

Una vida no cambia con un deseo, sino con una acción de verdad. Tener deseos puede ayudar a cambiar la vida, pero cambiar la vida es la mejor forma  de alcanzar los deseos.

Una decisión basada en un propósito que sea mucho mayor que tú.

¿Y que distingue a las personas que consiguen superar los límites, alcanzar sus sueños y que son felices?

LA ACTITUD.

La mayor de las discapacitadas que puede tener un ser humano, es la falta de actitud.

La actitud determina tu vida, la calidad de la misma.

Puedes tener un ánimo de transformación, de consecución de metas… ¿Pero ese ánimo quien te lo ha inculcado? ¿Tu pareja? ¿Tus amigos? ¿Quieres sentirte como los demás al conseguir ese reto?

Si tus ánimos, están determinados por los demás, por el miedo, por la vergüenza, o el qué dirán…

Eres una persona que no quieres cambiar de vida, pero dices que si quieres cambiar tu vida.

La actitud, tu estado de ánimo, viene determinado por tus pensamientos.

Si crees y quieres un cambio, de verdad. Quieres aprovechar la oportunidad que la vida te da, quieres saber quién eres y quien no, tus motivaciones e ilusiones… TU estado de ánimo, tu actitud, será fuerte y gracias a ella, podrás superar cualquier obstáculo que tengas por delante.

Una actitud que te hará ver a una persona “diferente” en un restaurante de postín y querer conocerla. Una actitud que te hará ser siempre quien sabes que eres,  que te hace sentir a gusto contigo mismo. Una actitud que te hará ver metas que hasta ahora te parecían imposibles.  Una actitud ante la vida, fuerte, te hará enfrentarte a cualquier reto y dar todo de ti, a esa persona nueva que acabas de conocer.

Todo porque tus ánimos, siempre están en equilibrio.

¿Y con qué actitud afrontas el día a día?

Con miedo, frustración, vergüenza, creyéndonos las dos palabras que siempre nos hemos dicho “NO PUEDO”,  “NO QUIERO” o “ES IMPOSIBLE”.

¿Así como afrontamos la vida y los sueños?

Con el 100% de éxito, del éxito que no lo conseguiremos. No conoceremos gente nueva, no nos descubriremos nunca  y una creencia de limitación y dejarnos llevar por lo que otros nos dicen.

Las personas con actitud, son personas con motivación por un reto. Con fuerza de voluntad.  Son constantes en la consecución del mismo y creen en que lo conseguirán y por lo tanto, creen en ellos mismos.

¿Eres tú así?.

Pero cuando nos falla la actitud, como te he dicho antes, nos dejamos llevar por la “corriente”. Ya nuestro ánimo lo ahogamos en la rutina y no queremos saber más de sueños, locuras y retos.

Pues te propongo que veamos esa situación desde otra PERSPECTIVA.

Vamos por la vida, viéndola con las mismas gafas. ¿Y me dices que resultados has conseguido hasta ahora? ¿Buenos o malos?

Yo promulgo que celebremos los errores.

Un “Error“, me tiene hoy aquí delante de ti.

Nos sentimos incómodos cuando nuestra actitud, nuestro estado de ánimo nos lleva a introducirnos en situaciones grandes y arriesgadas.

actitudPero nos dicen que tenemos que fracasar rápido. Que es la única salida al éxito. Pero los datos dicen que si fracasas, el miedo te entra en el cuerpo y la carta de despido de la empresa, o la sociedad, la tienes esperándote.

No hay una empresa, o persona, que nos premie por fracasar. Y cuando lo hacemos, nuestra actitud de innovación, motivación, desaparece.. Ya no queremos superarnos, ya no queremos conseguir sueños, porque tenemos miedos a las consecuencias.

¿Qué pasaría si también instruyéramos a nuestra actitud ante el fracaso? ¿Qué pasa si nos premiaran por decir NO a un proyecto, porque su emoción y razón dicen que no tiene futuro? ¿Qué pasaría si a una actitud de optimismo ilimitado le inyectáramos también un poco de escepticismo entusiasta?

Nos venden que tenemos que tener una actitud ilimitada rayando la locura ante la vida. Pero nos damos cuenta, que a la primera caída, tiramos la toalla. Tenemos miedo a fracasar, es el Monstruo de las Galletas.

Todos queremos ser audaces, valientes, crear proyectos innovadores, queremos, pero tenemos miedo al fracaso. Falla nuestra actitud, porque no integramos el fracaso en ella. Porque no queremos aprender de algo negativo. Porque no queremos verlo desde otra perspectiva.

Falla nuestra actitud, porque el optimismo y el escepticismo no hacemos porque se lleven bien.

Conseguirás de verdad cambiar tu vida, cuando en tu actitud, también sepas que los errores, te pueden dar beneficios. Mientras tanto seguirás amando tu rutina y no querrás nadie la toque.

La mejor venganza es vivir la vida con actitud. (Positiva, claro está) ¿Qué ha pasado en tu vida cuando has dicho YO PUEDO?.

Miedo, Disrupción y Felicidad.

No sé si mi vida está cambiando o será la edad pero cada vez son más las cosas que me importan una mierda”.

disrupcionHace un día soleado. Delante de ti, tienes un puente. Has llegado a él, tras ascender por una ruta muy escarpada y difícil. Te has caído, corrido, llorado pero no sabes cómo has llegado hasta él. Como la vida misma.

Se tambalea. Es estrecho y muy endeble. Sólo puedes pasar tú. Y sabes que tienes que hacerlo, si quieres pasar al otro lado.

Al final del mismo, te espera una cuerda y un cartel que pone “ TU OPORTUNIDAD”… Lo único que tienes que hacer, es saltar si quieres llegar a ella.

La vida siempre nos ofrece situaciones, con dos soluciones. Que no es lo mismo que salidas.  O decir SI o quedarnos paralizados, siguiendo como estábamos

 Así estás ahora tú.

¿Qué vas a elegir?

No sabes cómo, pero das pasos adentrándote en el puente. Pasos que hacen tambalearte. Nunca te habías sentido así. Sabes que vas hacia un momento importante en tu vida.

Dejar atrás muchas cosas, es algo esencial, para provocar un cambio en tu vida.  Habrá viajes en los que podrás llevarte algo, pero NUNCA  te podrás llevar todo lo que tienes en ese momento.

Si piensas y quieres que así sea, te digo que estas apegado a todo lo que te rodea. No aceptas que la vida es cambio y nada es para siempre.

Quieres un cambio en tu vida, quieres quedarte en un lado de la vida diferente al que estabas. Un lado donde los pasos llevan alguna parte no conocida por ti hasta ahora. Donde los sueños se hacen realidad y el ser gana al miedo.

Te agarras a la barandilla y mientras ves el fondo del barranco, eso que siempre habías soñado esperándote, viene a ti una lucha de emociones.

Agarrado con todas tus fuerzas a la barandilla, significa que sientes la enfermedad que padece esta sociedad, el miedo. Tienes miedo a ser feliz, a conseguir ese sueño que tienes, miedo a las represalias, a dudar de ti mismo, de tu potencial…

Estas intoxicado emocionalmente.

Dentro de ti tienes emociones que te dificultan, conocerte y dar a los demás, lo que eres y lo que sabes hacer.

No paras de pensar en el “Y SI… ES QUE… NO QUIERO…ES IMPOSIBLE… Y ¿QUÉ DIRÁN SI..?..”…

Tu poder, tu felicidad, tu bienestar lo depositas en lo que opinen los demás, no en lo que sientes tú, en tu verdadera esencia.

Pero también, mirar hacia el abismo, ha hecho que mires adentro de ti. Has estado hasta ahora centrándote en los demás, y ocultando lo que sentías tú. El abismo te ha hecho que reconozcas tus sentimientos, sentimientos que tenías dormidos o “aplastados” con una piedra, por miedo a qué pasaría si los mostraras.

Ver que hay otras posibilidades en la vida, ha hecho que tu cuerpo reaccione con esas sensaciones. Nunca le habías hecho caso, pensabas que siempre estaría ahí contigo. Y cuando te decía algo, o le dabas alcohol para que se “calle” o pensabas que sería una “tontería pasajera”.

Así te sientes agarrado a la barandilla, sintiendo una lucha de titanes dentro de ti.

El conflicto que ahora, se ha mostrado, la vida te lo ha mostrado muchas veces, pero tú no querías hacerle caso. Te has estado limitando hasta ahora, tú mismo.

Deja de echarles la culpa a los demás, tú has sido y eres el único responsable de tu vida y tus resultados.

EL viento cada vez es más fuerte. Sabes que tienes que saltar o seguir por otro camino.

Coger la cuerda y lanzarte hacia tus sueños, es dejar ir muchas cosas y personas que están en tu vida.

Es duro, si. Pero es esencial. Todas esas personas y situaciones, te han enseñado algo. Tienes miedo a perderlas, pero todo tiene su ciclo. Ya te han enseñado lo que tenían que enseñarte. Han sido tus maestros, y ahora tendrás unos nuevos. Acéptalo, dales las gracias por todo y mira adelante.

Y si piensas que te hicieron daño, perdónalos. Ellos lo hicieron lo mejor posible, dentro de sus posibilidades.

Agradece todo lo vivido y a todas las personas que están en tu vida. Pero ahora es tu momento.

Sientes que si saltas, serás una nueva persona. Y quieres tener el control de todo, hasta de los posibles resultados. Si no, nunca saltarás.

La vida no es control, es flexibilidad y aceptación. Todo tiene su propósito, su por qué.

La incertidumbre es la tierra de la creatividad, libertad y de la evolución. Lo desconocido es el campo de nuevas oportunidades. No el control y la dominación.

Pensamos que si saltamos, ya no seremos la misma persona. Que habremos perdido todos los años de la vida que tenemos, que nada habrá valido.

¡¡TE CONFUNDES!!

disrupcion miedoSerás la misma, pero una versión mejorada. Como el Windows.

Verás la realidad desde otra perspectiva, sabrás quién eres y qué quieres. Se acercaran a ti personas que en coherencia contigo y tus sueños…

Habrá personas de tu “yo anterior” que seguirán contigo, porque aceptaran tu cambio, querían y querrán siempre verte feliz. ¿Otras? Se caerán por su propio peso.

Tranquilo, recuérdalas con cariño y sigue adelante.

El puente se está cayendo y la oportunidad de cambio, que tanto deseabas, con él. Ten siempre que lo surge del dolor, siempre suelen ser las experiencias que más aprendizaje nos dan al final.

Te dan la cuerda, para que bajes hacia tu sueño, tu propósito. La cuerda es el camino, no la meta.

Es segura, no te vas a dar el golpe de tu vida, tranquilo. La vida te la da, porque sabe que la necesitas en ese momento.  El camino que recorrerás hasta abajo, es lo que siempre has buscado, LA FELICIDAD.

Feliz es quienes somos, no lo que hacemos. Somos superación, confianza, ilusión, propósito, valores… no títulos o consecución de metas.

Si saltas, dejaras de pensar que vas siempre contracorriente y empezarás a ir a favor de la misma.

De ti depende. Todo depende de ti. Nadie te obliga a saltar, pero luego no te quejes.

Así que recuerda que si quieres provocar una Disrupción en tu vida, como el Canalla que sientes que eres:

1.- Desintoxícate emocionalmente.

Da gracias a todas las personas, situaciones y emociones que has vivido hasta ahora. Son lo que han sido y serán. Pero para saltar, tienes que dejarlas atrás.

2.- El cambio comienza en ti.

Toda transformación comienza en ti. Por mucho que esperes que las circunstancias sean idóneas, nunca llegarán. Tú eres la chispa que lo provoca.

3.- El fracaso no existe.

Te han enseñado que si fracasas, serás un apestado, aunque te hayas dado la oportunidad de ser. Algo que los demás no lo hayan hecho. ¿Qué es lo peor que podría pasarte por saltar?

No te vas a morir, te lo aseguro. Aprenderás más tirándote, que pensando que hubiera pasado si lo hubieras hecho.

4.- Todo es posible.

En todo momento podemos hacer las cosas de otro modo. Ahí tienes la oportunidad. La tienes enfrente de ti en forma de cuerda. Confía y Cree.

Lo que crees, creas.

5.- Escúchate cuando tomes las decisiones.

Si recibes una sensación agradable en toda decisión que estés tomando. Vas por buen camino. Si lo que decides, no te agrada aún después de haberla tomado…algo te quiere decir.

Cuando eres sano emocionalmente, pasas del victimismo a ser el Director General de tu vida, provocando lo que siempre has querido, disrupciones y viviendo una vida siempre en modo Acción Canalla.

Te encuentras en medio del puente, el aire te golpea y tienes que decidir… ¿Qué vas a hacer? ¿Saltar? O ¿Seguir esperando a sentirte preparado a la posible siguiente oportunidad?