¡¡Hagámos más caso al semáforo!!

“Tu corazón es fuerte. Ten el coraje de hacerle caso”.

el principio de un comienzoCreo que tenemos que hacer más caso a los semáforos. Tenemos que incorporarlos en nuestra vida.

Sé que estarás pensando: “Mira David, claro que si, cae de cajón. Si pasamos cuando el semáforo está en rojo y viene un autobús a toda velocidad, te aseguro que tus artículos los leeré desde el más allá”.

Estoy de acuerdo contigo y no quiero eso para ti. Pero parémonos a pensar.

Y hoy, esperando a que el semáforo se pusiera en verde para llegar a la panadería, me ha venido la idea. ¿Sería por el olor a galletas que desprendía la pastelería?

TENEMOS UN SEMAFORO INCORPORADO EN NUESTRA VIDA, Y NO LE HACEMOS NI CASO.

No me mires así, que tú también lo tienes. Pongámonos en situación.

¿Cuántas veces has recibido un NO, ante un proyecto, una proposición que sentías que te dirían que si, con una confianza absoluta?

SEMAFORO ROJO.

¿Cuántas veces, a pesar de haber recibido señales que te decían que tuvieras cuidado, que no siguieras por ese camino, tú seguiste a pesar de las contraindicaciones, llegando a darte la bofetada padre?

SEMAFORO AMARILLO.

¿Cuántas veces, sin darte cuenta, has fluido en la situación que querías, sin ningún inconveniente, hasta llegar a la meta?

SEMAFORO VERDE.

¿A qué ahora no estoy tan loco, verdad?

Todos tenemos un semáforo incorporado dentro de nosotros, pero no le hacemos ni puñetero caso.

Y luego nos quejamos de que nos va la vida como nos va. Si le hiciéramos más caso al semáforo, otro gallo cantaría.

Te habrás empeñado en conseguir salir con esa chica, en que tu proyecto empresarial salga adelante, por lo legal o por lo criminal, habrás intentado conseguir ese ordenador que tanto te gustaba, pero no ha habido manera.

Lo has intentado de todas las maneras, y tú ERRE que ERRE, hacías lo posible e imposible para llegar a tu meta. Pero lo único que recibías, eran NO.

Pero no le hacías caso, tú cabezón, seguías adelante. ¿Y qué acabaste consiguiendo?

Una de las leches más antológicas de tu vida.

En el fondo sabías que no le gustabas a esa chica, sabías que tu producto no marcaba tanto la diferencia, como los demás, sabías que no era el momento de subir al Everest, con esos kilos de más y la inexperiencia que arrastrabas… Pero te daba igual, tú seguías y seguías, aunque sabías que te la ibas a pegar.

Aunque cuando hablamos de la intuición, pensamos que eso es para gente “especialmente rarita”, pero todos la tenemos incorporada. Sin embargo, una cosa es que le hagamos caso o no.

Buscamos en los demás, sus opiniones para que nos digan si estamos o no en el buen camino, a la hora de conseguir el éxito añorado o liderar un proyecto.

A LOS DEMÁS TIENES QUE ESCUCHARLES, TIENES QUE SER EMPÁTICOS CON ELLOS, PERO LA ÚLTIMA DECISIÓN TIENES QUE TOMARLA TÚ.

imagesPero como muchas veces hemos hablado, tomar las riendas de nuestra propia vida, eso no mola. Mejor que los demás se hagan responsables, y si no consiguen los resultados, la bronca para los demás. Mientras nosotros vemos la vida pasar.

La intuición, el corazón, “ése no sé, que sé yo...” como tú quieras llamarlo, es tu semáforo.

Es eso que te dice, que tienes que dar el paso adelante, que tienes que hacer caso omiso a las reglas establecidas o darles la razón a tus padres, aunque no quieras, porque la tienen.

Es escuchar eso que tenemos en el lado izquierdo de nuestro cuerpo, pero que no le hacemos ni caso, ya que cuando llegamos a casa, después de la rutina de 8 horas, ponemos la música a toda caña o los informativos, para no escucharle, las verdades que nos tiene que decir.

No estoy diciendo que cuando el semáforo esté en amarillo, no tengas que seguir, que rechaces por siempre jamás tu sueño o el seguir dando pasos, SINO QUE TENGAS CUIDADO, porque tu semáforo te está diciendo, que por ahí no vayas o que aprendas algo, que estás obviando.

Así que tenlo en cuenta.

También habrás recibido semáforos rojos en tu vida.

Cómo hagas eso, sabes que te llevarás un castigo, Sacar un suspenso supone que repitas curso, no eres apto para este puesto de trabajo, sólo me gustas como amigo, lo siento…”

Todos hemos recibido un NO categórico y fulminante.

Nos dicen que ése camino no lo tenemos que seguir. Que está cerrado para nosotros. No te estoy diciendo que seas insistente con esa persona que te ha dicho que no, porque su luz verde seguro que será una orden de alejamiento, en días.

Hazte una pregunta: ¿Qué has aprendido de beneficioso con esa luz roja?

El orgullo siempre conduce a las caídas, no lo olvides.

Sé que en esos momentos pensaras que nada. Que soy un absurdo pensando que algo bueno sacaremos de algo que no hemos conseguido. PUES SI, ALGO BUENO SIEMPRE HAY.

Es una de las cosas que he aprendido de todos los canallas, y que recojo en “Liderazgo Canalla. Saca tu lado más rebelde”.

Que ellos, de todo lo negativo, que la gente normal podría considerar como una gran catástrofe, sacan algo positivo que les hace impulsarse más rápidamente hacia el éxito que han soñado.

Echa la vista atrás, mira lo que has conseguido, has caminado por sitios insospechados para ti, y ahora te están diciendo o que no es el tiempo, o que tienes que seguir aprendiendo hasta alcanzar la cima… Mira todo lo bueno que has sacado de la situación y aplícalo a la nueva estrategia.

Claro que nos gustaría que toda nuestra vida, fuera un semáforo en verde. Sería la ostia, pero te aseguro que los coach, los libros de autoayuda, nada de eso existirían, ni nadie hablaría de la felicidad, porque ya lo seríamos….Y MENUDO COÑAZO SERÍA, LA VERDAD.

Así que empieza a hacerle más caso a tu semáforo interno, porque te librarás de muchas leches, aprenderás más cosas de las que te imaginas, y sobre todo, vivirás el camino, con más foco.

¿En qué situación está tu semáforo?

El pasado día 3 comencé la Gira “Canalla Tour” en Pamplona. Este día 10 de marzo estaré en Zaragoza, presentando “Liderazgo Canalla”, os espero.

Anuncios

El sindrome del Impostor.

Al éxito y al fracaso, esos dos impostores, trátalos siempre con la misma indiferencia” decía R.Kipling

sindrome impostor¿Me crees si te dijera que muchas personas, tras alcanzar sus sueños, se sienten que están mintiendo a los demás?. ¿Me creerías, al saber, que se sienten unos impostores con ellos mismos y con los demás?

Es lo que se llama el SÍNDROME DEL IMPOSTOR.

¿De qué trata?

Son personas que permanecen convencidas de que son un fraude y no merecen el éxito que han conseguido.

¿Qué paradoja conseguir lo que siempre has soñado y en vez de disfrutarlo, pensar que eres un fraude, verdad?

Pues suele pasar más de lo que nos imaginamos.

Así piensan los “impostores:

¿Cómo puedo yo ahora dirigir la empresa de mis sueños, a personas que son mucho mayor que yo? No me harán caso.. No puedo conseguir el título con el que siempre soñé , nadie me tendrá en cuenta..No me merezco este éxito, vengo de una familia muy humilde… Nadie me va a creer, nadie va a seguirme, todos piensan que soy un impostor”.

¿Por qué lo pensamos?

Porque a pesar del esfuerzo, a pesar de las circunstancias desde las que empezamos y donde estamos ahora, a pesar de las horas sin dormir, de las caídas, lloros en soledad.. CREEMOS QUE NO SOMOS DIGNOS DEL ÉXITO QUE HEMOS CONSEGUIDO.

Sentimos que el éxito solamente lo alcanzan con un talento especial, que han nacido con una flor debajo del culo, tienen padrinos o una familia muy acaudalada.

¿Pero nosotros? ¿Podemos merecernos un éxito con el que habíamos soñado?

Aunque era lo que queríamos, acaba saliendo por nuestra boca: “No me lo merezco, soy un impostor”.

¿Por qué?

Porque vivimos en un mundo en el que el poder social ( las apariencias, el estatus..) es mucho más importante que el poder personal ( autoestima, confianza, estabilidad emocional..)..

¿Y qué pasa?

Que cuando llegamos a la meta de nuestros sueños, suele haber una descompensación entre el poder social y el personal, queriendo siempre que gane más el primero que el segundo. Cuando en realidad tendría que haber un equilibrio entre ambos.

Cuando nos proponemos algo, o nos proponen algo, soñamos con lo que nos supondrá conseguirlo, éxito, fama, triunfos, que la gente nos conozca…Y cuando hemos llegado, ¿Qué pasa?

Que no hemos trabajado nuestra autoestima, que no queremos darnos cuenta de lo que hemos conseguido, porque hay gente que está a nuestro alrededor, con más dinero, más fama, con más seguidores que nosotros.

¿Y qué hacemos nosotros? En vez de disfrutar de lo conseguido, de sentir que somos capaces de conseguir lo que nos propongamos…sentimos que somos unos impostores, porque nos creemos que no somos “aptos” para el nivel al que hemos llegado.

ANTES DE SEGUIR PENSANDO ESO, PARATE.

Mira atrás y date cuenta de todo lo que has conseguido. Mira los esfuerzos realizados, mira las caídas que has tenido y como te has levantado. Siéntete orgulloso de todo lo que has hecho.  Es con lo que soñabas y ahí lo tienes.

Y date el capricho de disfrutarlo. Lo has conseguido, ahora vive, celebrarlo, y mira al frente, con orgullo de saber que si quieres puedes. Que tú eres el dueño de tus circunstancias.

Solamente tienes que pararte y ver de lo que has sido capaz, pero nunca olvidar una cosa, ESOS MIEDOS QUE TIENES, ESOS “QUIZA PIENSEN QUE..DIGAN QUE..”….puras invenciones de tu cerebro ante una situación nueva, que crees que no podrás dominar, pero que si es tu sueño, lo harás.

Y si alguien piensa eso de ti, QUE TE LA BUFE.

También quería hablar de otro tipo de impostor. Esos que nos encontramos en nuestra vida personal y profesional. Esos que aparentan una cosa y detrás, solamente hay humo.

lisindrome impostorHe conocido muchos profesionales “de elite”, que acaban siendo unos impostores. Dicen ser una cosa, y luego no viven de lo que exhiben a bombo y platillo… Promulgan unos valores, una imagen, un algo que no se yo, que nos deja a todos asombrados… Pero no es la primera ni será la última vez que oiga, entre bambalinas: “Me han ofrecido un trabajo, del que de verdad, no tengo ni idea, pero tengo que aparentar que sí, porque si no, mi marca se irá por la ventana”. Cuando esas personas promulgan, profesionalidad, valores, coherencia, emprendimiento, éxito y lo único que hacen, es agarrarse a un clavo ardiendo  y si es pidiendo favores, mejor.

Contratamos por el nombre, y despedimos por los resultados. ¿No sería mejor contratar por los resultados y despedir (en el que caso que hiciera falta, por el nombre, y no por la marca)?

También nos encontramos con impostores en nuestra vida personal o sentimental. Personas que nos hacen creer que por fin, eso con lo que tanto soñábamos, ese amor o amistad que nos haga que la vida sea más fácil, hasta ahora.

Y cuando nos damos cuenta que son humos tóxicos…Ya es demasiado tarde.

No te arrepientas de nada, porque hasta las malas personas, nos dan experiencias de las que aprender.

¿Qué tenemos que hacer antes de encontrarnos a una persona de este estilo?

.- Saber que nada ni nadie, puede traerte la luna en menos de 5 minutos. Sólo tú puedes ir hacia ella. Que no te vendan la burra.

.- Y para no caer en una “venta ficticia” de amor o amistad, tienes que tener tu poder personal. Tienes que saber quién eres, que quieres, y que NO en la vida. Cuando eres dueño de ti mismo, sabes que nadie te va a dar un Ferrari a cambio de su utilitario.

.- Cuando más confíes en ti mismo, en tu instinto, menos se te acercaran. Y cuando los veas, te darás cuenta, que sobreviven por y para su máscara, y no viven para su alma.

.- Si has llegado a tu éxito, DISFRUTALO. Y que dicha meta, haga aumentar la confianza en ti, que te haga ver que si quieres puedes. Pero sobre todo, que si has llegado hasta ahí, es porque la vida te ha recompensado por los esfuerzos realizados. Y si alguien te dice algo, QUE MIRE COMO ES SÓLO EL PRINCIPIO DEL COMIENZO.

Así que por favor, no eres un impostor si has luchado por tu sueño y has sido coherente contigo mismo. Lo has conseguido tú, con tu sudor y lagrimas. Y por eso tiene que estar muy orgulloso de ello. Felicidades y disfrútalo.

¿Contra los impostores de humo? CONFIANZA EN UNO MISMO.

¿Crees que eres un impostor en la situación que tú mismo has conseguido? ¿Por qué? ¿Con cuántos impostores te relacionas al cabo del día?

 

¡¡Cuando tenemos miedo a sentir..!!

Sentir antes de comprender” decía Jean Cocteau.

miedo a sentirHola David:

No importa quién soy, de donde vengo ni la edad que tengo, sólo importa que por un error mío, llevo años sintiendo la soledad.

Durante mi vida, me he encontrado con muchas cosas en mi camino. Unas buenas, otras excelentes y otras no tan buenas. De todas ellas he aprendido. Y creo que gracias a tener una mentalidad de aprendizaje continuo, me ha ido bien en la vida.

Pero como te imaginarás, siempre hay excepciones. Y SI, aquí también la hay.

Me acuerdo el día que la vi. Una sonrisa que iluminaba hasta al alma más triste. Unos andares que hacían entre ver una personalidad muy marcada y unos ojos que te desnudaban si se cruzaban con los tuyos.

Era ella. Siempre me acordare de ese día y de todos los siguientes.

Siempre había sido un hombre echado adelante, confiaba en mí, sabía que tenía posibilidades en todo lo que me proponía. Gracias a esa confianza, había llegado hasta donde había llegado, como te comentaba.

¿Pero qué me pasaba? ¿Por qué actuaba de una forma errática, como nunca había hecho?

Siempre que pensamos que actuamos de una forma diferente a nuestra rutina, empezamos a echar la culpa a los demás, cuando en realidad tendríamos que mirarnos al espejo, y preguntarnos: “¿Qué te pasa?”.

A pesar de ser siempre una persona abierta y empática con los demás, me daba cuenta que empezaba a poner distancia con todo el mundo. Ya no actuaba de la misma forma, ya no daba abrazos, ya no sonreía.

A día de hoy, cuando en mi pelo, solo hay canas y mi piel esta arrugada por experiencias, te puedo decir que me pasó.

Tenía miedo a sentir.

Había tenido parejas, amigas, había creído sentir el amor, el desamor, la amistad, todo tipo de emociones que te puedes imaginar,… son las que marcan a día de hoy mi piel.

Pero tenía hasta hoy, una tirita que ocultaba una herida que no quería mostrar.

Por miedo, me empecé a alejar de lo que quería. Llevándome a la más pura de las soledades. Aquella que es impuesta por uno mismo, por miedo, no por decisión.

Tenía miedo a decirle lo que sentía. Tenía miedo a decirle Te quiero, y eso que nunca me había costado nada decirlo a otras personas. Tenía miedo a mostrarme como yo era, lo que yo sentía por ella.

Presiento que por mi falta de confianza en mí mismo. Nunca había creído que lo diría y menos que lo escribiría a una persona que no conozco y que podría ser mi nieto, pero así lo siento.

miedo-a-sentirVivimos muchos amores a lo largo de nuestra vida. Esos que dicen que te da un vuelco el estomago, en los que el corazón te va a 2.000 por hora, en los que no puedes dormir. Son amores muy bonitos, de juventud, de una noche loca, de un verano.

Pero creo que el gran amor, es aquel que te da miedo.

Si, MIEDO. Sé que estarás pensando que el amor y miedo no es una buena combinación, que darán un resultado satisfactorio. Pero creo que el VERDADERO AMOR, es aquel que al principio te da miedo. Pero miedo de verdad, no hormigueo en el corazón.

Tenía miedo a hablar con ella, tenía miedo a preguntarle como estaba, tenía miedo a pronunciar 2 frases seguidas y me soltará cualquier cosa que me hiciera ver que no quería mi presencia junto a ella.

Si, la mente es muy perra, como bien dices tú. ¿Por qué pensaba todo eso? ¿Por qué pensaba que no quería estar conmigo cuando nuestros paseos eran de horas y sin un minuto de silencio?

Por miedo a mostrar mis sentimientos por ella, por miedo.

Siempre se dice que hay un amor que nunca olvidarás, y como te he dicho, aunque no me atreví a decirle nunca nada, para mí, es y será ella.

Querer guardar las distancias hacia que aumentaran los kilómetros emocionales que me alejaban de ella. Y con ello aumentaba mi soledad.

No sé si la volveré a verla algún día, si sabré de su existencia, o si el destino me la volverá a poner delante de mí, antes de que coja el último tren.

¿Por qué tenemos miedo a expresar lo que sentimos? ¿Por qué tenemos miedo a decir TE QUIERO? Porque nos han enseñado que las emociones, es de “sensiblones” y si eres así… no tienes futuro en esta sociedad.

Las palabras nunca alcanzan, cuando un alma está desbordada. No nos han enseñado a gestionar el miedo, a gestionar nuestras emociones. Y ya no hablo de vuestra generación, sino de la mía, la de la guerra y post-guerra.

Nos enseñan de todo, pero no hablar de alma con alma. Creo que es la conversación más importante y esencial que dos seres humanos pueden tener. Pero sobre todo que cada uno de nosotros, debemos tener.

Quería expresar con esta carta, una forma de quitarme esta tirita que me oprimía mi corazón y como una reflexión, que a quien quiera la haga suya, que POR FAVOR, NO PONGAMOS DISTANCIA CON AQUELLO QUE SENTIMOS, QUEREMOS O HASTA LO QUE NOS DA MIEDO.

¿Por qué?

Porque ESO, nos va a dar los mayores aprendizajes que una persona puede recibir. Saldrá bien o mal, será la persona de tu vida o serán momentos temporales inolvidables, quizá puede ser un peñazo de tío/tía, pero no dejaremos que el miedo gane la partida.

No sé qué aprenderás, pero seguro que mucho más que yo, en esta soledad sin su presencia.

Gracias por dejarme mostrar esta herida y si alguien, leyendo esta carta, le “salvo” de ponerse una y da un paso adelante, te aseguro que podré irme más feliz de lo que soy ahora.

Allá donde quieras que estés, has sido, eres y serás la mujer más importante de mi vida.

Te quiero.

¿Por qué te alejas de lo que sientes? ¿Qué te está produciendo ese alejamiento?

 

¡¡Sigue, aunque te ladren…!!

Tu vida irá hacia adelante cuando te apartes de las personas que te llevan hacia atrás“.

que te ladren¡¡Que ladre lo que quiera, digan lo que digan, voy a conseguirlo…!!.

Es una frase que me han dicho hoy durante una conversación y que la voy a unir a mi vida.

Y es así.

Vamos por la vida deseando que  tras todo aquello que emprendemos, todo el mundo mueva el “rabito” a nuestro paso. Que todo vaya bien y que no suframos ningún percance, ni una mala cara.

Deseamos que nuestros padres, parejas, digan si, nos apoyen y se ilusionen como nosotros, a toda “locura” que deseamos alcanzar.

Pero DESPIERTA… son en contadas ocasiones en las que todo sale desde el principio a salir de boca.

En muy contadas ocasiones ocurre eso.

Aunque nuestra propia motivación nos salga por las orejas, tengamos todas las herramientas a nuestra disposición para convertir eso imposible en posible…. SIEMPRE va a haber alguien, alguna situación, que nos “ladre” a nuestro paso.

Pero siempre depende de nosotros seguir o escuchar que nos quiere decir.

Ya empezamos por nosotros mismos. ¿Cómo? Con nuestro pensamientos.

Queremos que todo nos vaya bien, que todo sea de color de rosa y suave como la seda. Pero tienes MIEDO al qué dirán, cuando te quieres salir del “tiesto” en el que has tenido tus pies siempre.

“Tengo miedo al que dirá mi padre cuando le diga que dejo el trabajo, tengo miedo el qué dirán mis amigos cuando quiera hacer cosas que ellos no hacen… tengo miedo a ser, a mostrarme como siento que soy….”

Ya empezamos “ladrándonos” nosotros mismos… En esta situación, mucha de la gente, que creía que estaba motivada, confiada, se unen al club de “Donde dije diego, digo que tiro la toalla”..

No somos seres humanos. Somos seres incoherentes.

Queremos una nueva vida, queremos que en la misma haya ilusión, motivación, energía… Vamos a cursos, leemos cientos de libros… pero al cabo de un tiempo, giramos la cabeza y vemos que no hemos conseguido nada de lo que nos habíamos propuesto.

PORQUÉ ES MÁS IMPORTANTE EL LADRIDO DE OTRA PERSONA AL QUE LE DAMOS PODER DICIENDONOS QUE ES IMPOSIBLE,  O NUESTRO PROPIO LADRIDO, QUE NOS DICE LA VAGUEZA Y DESIDIA, QUE NOS DEJEMOS DE LOCURAS, QUE ESTAMOS MUY BIEN COMO ESTAMOS, QUE NUESTRO PROPIO SUEÑO.

¿Por qué? Porque somos tan ilusos, que pensamos que las grandes hazañas se pueden conseguir sin ningún esfuerzo….

Ya nada más empezar, muchos sueños, talentos, los estamos tirando a la basura, porque hacemos más caso a los demás que a nosotros mismos..

Damos de “comer” a esos “ladridos”, porque queremos Reconocimiento, Tranquilidad y Seguridad.

Queremos que TODAS las personas que están a nuestro alrededor se sientan felices, a gusto y orgullosas de nosotros mismos. Así que lo mejor, es tenerlos contentos, que “muevan el rabo” siempre que nos vean.

Nada de “ladridos” furiosos… que la vida siga con toda normalidad , por si acaso el mordisco no nos gusta.

Al tenerlos “contentos” pensamos que nos querrán más, que irán “más detrás “de nosotros, que conseguiremos más cosas de ellos, más seguidores en Twitter, o que nos llamen para un evento que nuestra competencia no ha sido invitada…..

¿Y que acabamos haciendo? Satisfaciendo a los demás, pero yéndose por el W.C. nuestra identidad, nuestros sueños, nuestra esencia…

que te ladrenNos preocupamos más porque los demás nos acepten, que aceptarnos nosotros mismos. Queremos ser “uno más de la manada” que no pararnos y escuchar algo que nos haría salir de “esa” manada.

Buscar el reconocimiento de los demás, satisfacer sus necesidades… te hace mostrar una cara ante la sociedad, que realmente no eres tú.

Nunca vas a ser perfecto,  NUNCA VAS A GUSTAR A TODO EL MUNDO…Y ante ello, la única medicina, es ser UNO MISMO.

Ser un “niño bueno” para los demás, no quiere decir que eso te impida ser tú mismo, con tus características que te hacen único.

Quiero que hagas un experimento.

Todos los días durante una semana, apunta el número de personas que “ladran” a tu alrededor.

Por “ladrido” consideraremos personas negativas, que siempre están quejándose, que el lamento es su sintonía favorita en el día a día. Y como esos “ladridos” has dejado que te afectaran en tu vida. Se sincero contigo mismo..

No solamente las personas “ladran”, también hay situaciones. Como bien se dice, los ladrones del tiempo. El Whatsapp de esa persona que te tiene “loco”, esas Redes Sociales que añoran que te digan que tienes 1 seguidor más… la vecina que viene a tomar café todos los días a tu casa..

TODO eso, tiene la pretensión de hacerte DUDAR de ti, de tu TALENTO, de tus CAPACIDADES.   Son personas, situaciones, que intentan, (si lo hacen, es tu culpa, por dejarte), que tires la toalla, como ellos hicieron.

Dejemos de ser “happy flowers” y pensar que todo ser humano es bueno y va a hacer todo para que tú consigas el éxito sin decir nada malo, ni pedirte nada a cambio…… (Hay gente que SI es buena, solo tienes que encontrarla…)

Dejemos de querer que los demás crean en nosotros primero, para nosotros “empezar” a creer en nosotros mismos.

Empieza a creer por ti mismo y saber que aunque te enfrentes a obstáculos ( que siempre los habrá), con tu confianza e iniciativa, los superarás. TÚ SÓLO, nadie lo hará por ti, por mucho que los intentes tener “contentos”.

Que “ladren” lo que quieran si tú quieres saltar, otros “obstáculos”, es tu vida, es tu destino.

Deja de pensar que los grandes sueños siempre estarán ahí para ti, aunque los dejes “aparcados” por tener “contento” a tu pareja o empresa… Raras veces las oportunidades vuelven si solamente las esperas y no vas a por ellas.

Creer en ti es la única fórmula para llegar a donde sabes que quieres llegar.

Si cuando nos levantamos soñamos con subir la escalera hacia el éxito, pero al primer “ladrido” ya desechamos la idea, porque queremos que todo el mundo “mueva el rabito feliz y contento”… Ya sabes lo que ocurrirá…

Dejando que los “ladridos” de los demás sean más importantes que tus sueños, claro que te sentirás la frustración y la desesperanza en tu vida.

Pero lo peor, que pudiendo cambiar el rumbo de tu vida, no lo hagas porque quieres tener a los demás “contentos”.

Como bien dice Raphael: “Digan lo que digan los demás…” haz lo que sientas que tienes que hacer… Como bien dice el refrán, “El mejor desprecio es no hacerle aprecio…” si lo sigues, esos ladridos se apagaran o se irán de tu vida, para “ladrar” a otro que si les haga caso.

Así que por favor, cabeza alta, hombros atrás, la sonrisa más deslumbrante que tengas y recuerda que nunca llegarás a tu destino si te paras a arrojarle piedras a todo perro que te ladre a tu paso, como bien decía Winston Churchill.

Sigue y cuando llegues, oirás esos “ladridos” pero muy lejanos, cada vez más lejanos.. Te lo aseguro.

¿Qué ladridos oyes al cabo del día? ¿A cuántos les haces caso? ¿Qué resultados consigues?

 

Baptist de Pape: “Cuando tenemos miedo, la conexión con nuestro corazón está rota”.

Hoy dentro de la Sección ” Conversaciones para nuestro desarrollo ” es un placer presentar a Baptist de Pape.

baptist de papeAnte todo quiero dar las GRACIAS a Baptist de Pape, por concederme en EXCLUSIVA NACIONAL, la posibilidad de poder hablar con él, conocer el poder que tiene el corazón, en definitiva conocer de lo que podemos aprender a través de su best-seller mundial ” El poder del corazón“.

Un libro que ha reunido a personas de relevancia mundial como Eckhart Tolle, Paulo Coelho o Deepak Chopra, entre otros, en el que nos demuestra que el corazón incluso tiene más poder que nuestros pensamientos.  Estamos viviendo un momento en el que la ciencia y la espiritualidad se están uniendo cada vez más,  nos demuestra que nuestro corazón tiene inteligencia propia , intuición y sabiduría.

Con el paso de los años, acallamos nuestra voz interior, a nuestro corazón. Sentimos que lo tenemos, porque estamos viviendo un día tras otro, pero no le prestamos atención. Eso de hacer lo que nos dictaba el corazón, cuando éramos jóvenes, ya pasó. Estamos en la “madurez”.

Aunque “pasamos” de nuestro corazón, nos hacemos preguntas cómo :” ¿Por qué no soy feliz? ¿A qué he venido a este mundo?”. Pero cuando nos las hacemos, al instante viene nuestro ego, a decirnos que nos dejemos de locuras, que estamos en la “madurez“, y que lo que toca, es “hacer“, lo que dicta la sociedad, no tu corazón.

No somos felices, no estamos a gusto con nosotros mismos y para “olvidar” lo que estamos viviendo, utilizamos “placebos” que nos hagan olvidar que no somos felices, que no estamos viviendo la vida que siempre habíamos soñado, que nuestro corazón nos dice que tenemos que optar.

¿Quieres saber a qué has venido a este mundo? ¿Quieres saber qué es lo que te hace feliz? ¿Quieres saber quien eres? ESCUCHA A TU CORAZÓN, ESCUCHA A TU VOZ INTERIOR. ESCUCHA A TU INTUICIÓN.

GRACIAS Baptist por recordarnos la importancia de escuchar a nuestro corazón, de entender su lenguaje , porque gracias a entenderlos nuestra salud cambiará , con la riqueza, con el amor, con el dinero. Gracias por recordarnos que dentro de nosotros se encuentra una fuente inagotable de amor, de sabiduría, de inteligencia, que se llama CORAZÓN.  Podéis conocer más a Baptist , a su libro en Facebook, Twitter y en su Web.

¿Sabes que tú vida puede ser diferente y aún así no haces nada para conseguirlo? ¿Te da miedo romper los límites que tienes en tu mente? ¿Quieres poner patas arriba tu vida y conocer eso que llaman felicidad? ¿Quieres que tu empresa alcance esas cimas que siempre has soñado? ¿Crees que el ambiente de tu empresa tendría que mejorar? ¿Sabes que el antídoto a todos los problemas es el NO escuchar tu corazón? Puedes contactar conmigo a través de Twitter, en Facebook y en Linkedin

.- ¿Quién es Baptist de Pape?

Baptist de Pape es un joven abogado que declinó un contrato de trabajo muy lucrativo en una de las firmas de abogados más prestigiosos del mundo, porque quería seguir el deseo de su corazón para escribir un libro y producir una película sobre el increíble poder del corazón.

.- ¿Qué poder tiene el corazón?

Al abrir tu corazón y seguir su camino se llega a su máximo potencial. El verdadero poder de tu corazón es inmenso.

.¿Por qué y cómo nació el libro?

El libro fue escrito por el tirón del deseo más profundo para inspirar a sus lectores a conectarse con sus corazones y comprender quién o lo que realmente son.

.¿Es posible encontrar el propósito por el cual hemos venido a este mundo?

, en vez de escuchar a nuestra mente, es mejor poner nuestra atención en nuestro corazón, ya que sabe todas las respuestas de cómo podemos encontrar nuestro propósito en la vida.

.¿Qué has aprendido de tus caídas?

Descubrí que la verdadera felicidad no se encuentra en las ideas y sugerencias de mi mente, pero  si al hacer conexión con y escuchar la voz silenciosa de mi corazón.

.- ¿Qué es la Sincronicidad?

La sincronicidad es el resultado de dos o más eventos que suceden simultáneamente y son significativamente relacionada. Estaba reflexionando sobre el propósito de mi vida y al hacer clic en una clase de Web con Oprah Winfrey le oí decir: Yo no creo que nada es más importante que despertar a lo que propósito de la vida.En el momento en que oí esto, sentí un poderoso impulso de su corazón y que me encaminó a tomar una decisión.

.- ¿Qué sabiduría se encuentra en nuestro corazón?

Tu corazón es la conexión con el universo, por lo que contiene toda la sabiduría del universo. Hay un dicho importante: Estad quietos, escucha a tu corazón y saber

.¿Qué relación tenemos que tener con nuestro corazón?

El poder del corazónLa energía básica del universo es el amor, es la esencia de lo que somos. Nuestro corazón es la base de que el amor, nunca nos encontramos fuera de nuestro corazón. Cuando le pedimos a nuestro corazón consejo a nuestra intuición nos dirá cómo actuar  de una manera armoniosa y amorosa.

.-Cuando tenemos miedo, ¿Cómo actúa nuestro corazón?

El miedo es lo contrario del amor. Cuando tenemos miedo, la conexión con nuestro corazón está roto.

.- ¿Quién es el enemigo del poder del corazón?

El miedo es el enemigo de nuestro corazón. Nuestro corazón nos dirá que el universo nos ama y cuanto más abramos nuestro corazón y actuar desde nuestro corazón que poco a poco tener menos miedo porque a través de la conexión con nuestro corazón que expandimos nuestra consciouness y aprendemos poco a poco que en realidad no hay nada que temer.

.- ¿Qué poder tiene la palabra “TÚ” en nuestras vidas?

En realidad no hay un , sólo hay nosotros,  Cuánto más nos abrimos nuestros corazones,  más entendemos que todo el mundo es una parte de mí y por la comprensión de esto todo el mundo va a ser tan querido para mí como yo de mí mismo.

.- ¿Quién es una persona que se guía por su  corazón?

Él / ella cumplir el propósito de su / su propia vida y el corazón le dirá / ella que la realidad más profunda es que en nuestro nivel más fundamental que todos estamos conectados en el amor que es la materia de todo el universo está hecho fuera.

.- ¿Por qué tenemos que guiar por nuestra intuición?

Debido a que tu cabeza a menudo sólo se centra en el dinero, el poder, complacencia de los sentidos. Tu corazón sabe el propósito de tu vida y te enseña el camino a las metas que están más de acuerdo con el propósito de tu vida.