Margarita Mayo: “Sigue a tu corazón”

Hoy dentro de la sección “Conversaciones con…” es para mí un placer presentar a Margarita Mayo.

A lo largo de todos estos años, siempre he observado como se intenta desgranar el liderazgo, a través de unas herramientas, actitudes y formas de hablar inspiradas en personas de siglos pasados o sin pensar que el mundo cambia constantemente.

El liderazgo no es algo estandarizado. No es algo que es un proceso de forma segura y ya probada, que lleva de punto a otro, al igual que hizo tal o cuál líder empresarial años atrás.

Cuando empezamos a liderar nuestra vida, que es de dónde empieza el verdadero liderazgo, lo empezamos desde nuestra verdad.  SI no es así, lideraremos desde las ideas de otros. Desde su verdad.

Hace unos días tuve el placer de conversar con Margarita Mayo, investigadora y profesora en el ámbito del liderazgo. Considerada como una de las 30 personas más influyentes en el mundo del management en 2017. Profesora visitante en algunas de las escuelas de negocios más importantes del mundo.  Conferenciante a nivel mundial y escritora del libro,  “Yours Truly. Staying Autenthic in Leadership and Life

Gracias Margarita, por recordarnos que el liderazgo se basa en el compromiso con uno mismo, con nuestra esencia. Vivir con pasión pero con humildad. Y siempre hacer del aprendizaje el mejor de los hábitos que podemos tener. Podéis conocer más del trabajo de Margarita a través de su Web, Twitter, LinkedIn y Facebook.

.-¿Quién es Margarita Mayo?

Autora, conferenciante, escritora, profesora, madre, deportista, etc… Todos tenemos múltiples identidades porque jugamos múltiples roles en nuestra vida. Depende del momento, unas son más importantes que otras.

En estos momentos, estoy muy contenta de ser autora. Escribir un libro sobre el liderazgo era una meta importante para mí.

.- ¿Nos puedes dar una definición de Líder del siglo XXI? ¿Por qué existe tantas definiciones de liderazgo y líder?

 El liderazgo es el tema sobre el que más se ha escrito en las ciencias sociales. Nos fascinan los líderes porque en ellos depositamos nuestras esperanzas para solucionar nuestros problemas y afrontar nuestros miedos.

En mi libro, Yours Truly, propongo una perspectiva integradora del líder del siglo XXI basada en el modelo de las 3Hs – Heart, Habit and Harmony.

  • Heart o autenticidad emocional: Un líder deber ser fiel a sí mismo… con pasión y humildad. El líder auténtico contagia su entusiasmo a los demás.
  • Habit o autenticidad conductual: Un líder deber ser fiel a sí mismo… pero mejorar cada día. El líder auténtico hace del aprendizaje un hábito y se mantiene fiel a su mejor versión.
  • Harmony o autenticidad social: Un líder deber ser fiel a sí mismo… pero cuidar de los demás. El líder auténtico busca el equilibrio entre sus intereses y los de los demás.

.- ¿Cuándo podemos considerarnos líderes en la vida y en nuestra propia vida?

 Para liderar a los demás, primero tenemos que ser líderes de nuestra propia vida. El liderazgo comienza con uno mismo. Lo importante es encontrar tu propio estilo de liderazgo basado en tu experiencia personal y la historia de tu vida.

.- ¿Los líderes que tenemos es la muestra de la sociedad en la que vivimos?

 Creo que sí, siempre he pensado que una sociedad tiene los líderes que se merece porque ellos son el reflejo de nuestra identidad colectiva.

.- ¿Por qué etiquetamos a las generaciones de la sociedad, pensando que necesitan un liderazgo diferente y no partimos de mirarlos a los ojos?

 Estamos experimentando una revolución en el concepto de liderazgo. Tenemos un nuevo entorno de trabajo: más digital, más colaborativo y mucho menos jerárquico. Necesitamos un liderazgo diferente para una sociedad diferente.

Los líderes tienen que gestionar la diversidad generacional. La realidad es que los millenials y los seniors comparten algunos valores, como el deseo de progresar y aprender.

.- ¿Qué pondrías en una valla publicitaria si tuvieras el poder de hacerlo?

 Aprende a decir ‘no.’ Tu tiempo y energía es limitada, tenemos que aprender a gestionar nuestros recursos. Para perseguir nuestras metas, es importante hacer espacio en nuestras agendas. Esto significa decir ‘no’ a otros muchos proyectos.

.- ¿Deberían enseñarnos más humildad y menos conseguir seguidores en redes sociales?

Las investigaciones han demostrado que las personas humildes son mejores líderes. La humildad no significa falta de confianza en uno mismo. Los líderes humildes reconocen sus fortalezas, pero también son conscientes de sus debilidades. Son capaces de aprovechar mejor el talento del equipo y consiguen mejores resultados.

La autenticidad también se ve en las redes sociales. El líder del siglo XXI tiene que dejar de ser egocéntrico y narcisista para encarnar los valores de humildad y colaboración.

.- ¿Por qué nos da tanto miedo mostrar nuestros malos momentos ante los demás o el equipo?

 Nos da miedo el feedback negativo porque estamos adictos al reconocimiento social. El líder auténtico debe tener una mentalidad abierta a lo que piensen los demás.

Es importante saber gestionar el feedback negativo de forma constructiva y verlo como una oportunidad para aprender y mejorar.

.- ¿Cómo conseguimos transformar arañas que tejan juntas y acaben por matar a un león?

Los líderes son esenciales para coordinar cualquier acción colectiva. Son el “pegamento” de nuestra sociedad. En nuestra mente, los líderes representan la identidad social, los valores comunes y las metas globales. El líder auténtico trabaja por el empoderamiento de su equipo.

.- ¿Cuál es tu concepto de felicidad?

 Mi concepto de felicidad es tener una ilusión compartida. Una ilusión que pueda compartir con los demás, un propósito que me mantenga activa, con vitalidad y en control.

.- ¿Un verdadero líder nace siempre desde la adversidad?

La adversidad nos hace más conscientes de nuestros valores y lo que es realmente importante en la vida. Por eso, muchos líderes se descubren así mismos desde la adversidad. Pero la autenticidad es la verdadera esencia del liderazgo y se puede llegar desde otros caminos, como la reflexión y el feedback.

  .- ¿Por qué encubramos como grandes líderes a personas que luego son déspotas como personas?

Los líderes carismáticos, pero a veces narcisistas, se presentan seguros de sí mismos y aparecen como una solución fácil a los problemas. Sin embargo, a largo plazo tienen consecuencias negativas para su equipo.

Al final, la gente demanda líderes que se conozcan a sí mismos y sean fieles a sus valores y principios considerando los intereses de los demás.  Los grandes líderes son colaborativos y buscan ayuda en otras personas del equipo.

.- ¿Una educación y constante aprendizaje son patas que cojean en el liderazgo actual?

Sí, el liderazgo actual necesita una educación nueva y más cercana. Los modelos tradicionales de liderazgo están fallando y mucha gente está desencantada con nuestros líderes políticos y empresariales.

El reto más importante para un líder en este momento es la crisis de confianza. Según el barómetro de confianza, sólo el 37 por ciento confía en sus CEOs, y en el ámbito de la política baja al 29 por ciento.

.- ¿Qué importancia debe tener la consciencia, la espiritualidad en nuestro liderazgo?

La dimensión moral del liderazgo es fundamental. El líder deber comportarse de acuerdo con unos principios éticos y tener consciencia de su impacto en el bienestar de los demás a corto y largo plazo.

.- ¿Es la disrupción, algo indispensable para el liderazgo?

 La disrupción es algo inevitable en la vida. Sabemos que lo único constante es el cambio. Un líder efectivo es aquel capaz de gestionar el cambio con un proyecto ilusionante, un compromiso emocional y una mirada común hacia el futuro.

 .- ¿Qué seríamos sin pasión? ¿O qué somos sin pasión?

La pasión es el motor de nuestras vidas, nos da la vitalidad y la ilusión para poner el esfuerzo. Además, la pasión es contagiosa. Pero no nos engañemos, necesitamos perseverancia, disciplina y tenacidad. La pasión hay que traducirla en acción.

.- Una reflexión para los lectores del blog

Estos son mis tres consejos para todos aquellos lectores que deseen ser líderes con autenticidad:

  • Sigue a tu corazón
  • Haz del aprendizaje un hábito
  • Vive en armonía con los demás

 

Anuncios

¿A quién le importa?

No me importa lo que la gente piense de mi, yo no me califico por la opinión de los demás, yo sé bien quien soy, y sobre todo lo que valgo ” dice Paulo Coelho

Todos tenemos una canción con la que nos identificamos.

Unos será la canción con la que conocieron a su pareja, otra con la que recordar ese verano inolvidable o la que les recuerda a esa persona que les dejo un poso importante en su vida.

Pero hablemos de una canción : “¿A quién le importa?” y la Marca.

Lo repetiré las veces que haga falta,  no creo en la definición de Jeff Bezos, de Marca.

Marca es lo que dicen de ti cuando no estas delante”. Y ahora cantemos todos juntos: “¿A quién le importa lo que yo diga, a quién le importa lo que yo haga? Yo soy así y nunca cambiaré”.

Nos encanta cantar canciones en las que dicen que somos únicos, que nos importa un bledo lo que digan los demás de nosotros, pero a la hora de hablar de Marca Personal ya no estamos tan de acuerdo.

¿En qué quedamos?

Estamos en una sociedad, que hasta que no hemos conseguido algo importante, y que nos de el poder de mandar a paseo las opiniones de los demás, debemos estar “pre-ocupándonos” por lo que dicen o no los otros, sobre nosotros. Pero hasta que no consigas cierto estatus, es mejor estar pendiente a las opiniones de los demás, no vaya a ser que te lamentes de las consecuencias.

Y más vale que aguantes los feedback de los demás, porqué si no puede ser un punto débil en tu Marca.

Lanzo estas preguntas: ¿Cuántas cosas has hecho en tu vida, avances has vivido desoyendo la opinión de los demás y a métodos establecidos?

Durante el estudio para la publicación de “Mofeta Branding. Como son las marcas que transforman el mundo” me comentaba una de las personas integrantes del mismo: “ Mira David, si yo hubiera estado pendiente de lo que hubieran dicho mis padres, familia y compañeros en esos momentos, ahora mismo no estaría hablando contigo”. Esa persona se llama MARIO VAQUERIZO.

Recientemente acudí a un recital. El autor a una de las preguntas respondió: “A día de hoy, no sé qué hubiera pasado si hubiera desoído a mi padre que me decía que no me dedicara a la poesía. La verdad que es una cosa que siempre me pregunto”.

Y como estos dos testimonios, tengo como más de 300 que forman parte del libro.

Claro que está bien “escuchar” a los demás, sobre todo si quieres conducir un Formula 1 y sólo tienes carnet de motocicleta. Pero seamos claro, aunque los demás quieran nuestra felicidad, NO QUIEREN QUE NOS SEÑALEN POR LA CALLE PORQUÉ NOS HEMOS SALIDO DEL REBAÑO.

Nos dicen por “nuestro bien” que lo mejor sería que, hiciéramos una carrera, que tuviéramos pareja, y ya cuando tengamos todo eso, ya podremos hacer lo que queremos. Pero que mientras tanto, no te salgas de lo establecido.

Todo porqué eso de que te llamen “loco” por apostar por ti ,en la sociedad no está muy bien visto…Que lo que nosotros soñemos sea un hobbies que hagamos después de conseguir lo que consideran LOS DEMÁS COMO LO NORMAL.

Pero seamos sinceros, cuando nos salimos del “tiesto”, para impulsar nuestra marca , rebozamos nuestra ilusión, motivación, ganas, CON MUCHO MIEDO.

Miedo a lo que ocurrirá, a algo que no habías hecho hasta la fecha y que nadie habrá hecho a tu alrededor.

¿Y qué pasa cuando tienes la primera duda o caída? Que preguntas, claro. Y si crees que esa persona, te asegura una estabilidad emocional y profesional que no has conseguido hasta la fecha con tu proceso de Marca, vas a mandarlo a paseo, y te vas a volver al “sofá” que te asegura esa persona.

¿Por qué no funcionan muchos procesos de Branding?

POR NO CREER EN NOSOTROS MISMOS. (No hablo de tener un ego más grande que el Bernabéu)

Cuando no confías en ti, te agarras a cualquier cosa, que te asegure que vas a encontrar trabajo, felicidad, éxito sin el menor esfuerzo posible.

Dejas de luchar por tu derecho a ser, tu voluntad a mostrarte tú mismo.

Vuelvo a repetirlo, claro que hay que escuchar lo que piensan los demás sobre tus acciones, pero sin confianza en ti mismo, te aseguro que a la primera caída al ring, tirarás la toalla y te olvidarás de todo lo avanzado.

¿Y qué pasa con la reputación cuando no dependemos de la opinión de los demás?

Según la R.A.E, reputación es “ Opinión o consideración en que se tiene alguien o algo. Prestigio o estima en que son tenidos alguien o algo”.

Esta sociedad no cambia de idea, por mantener su reputación, sino por mantener su estatus.

Una reputación está integrada por lo que piensan cosas bonitas de ti, como TAMBIÉN POR LAS OPINIONES DE LOS QUE NO CREEN EN LO QUE DICES, HACES O SIENTES.

¿O es que tenemos que conseguir que todo el mundo hable maravillas de uno? ¡¡Eso se llama querer agradar a todo dios, menos a ti mismo!!

El ser humano es envidioso. Dejémonos de tonterías. ¿Qué también ayuda a los demás? DESDE LUEGO. Pero que le jode cuando alguien consigue el éxito y él no, TAMBIÉN.

Y cuando consigues cierta relevancia, tendrás una reputación de gran profesional , del impacto que causas en los demás, de humilde, de crack y cuánto te quieren aunque no te hayan visto en la vida.

Pero también habrá gente que hablará mal de ti. Lo chulo que eres, lo egoico que te has vuelto y miles de cosas más, aunque no te conozcan.

¿Qué hacemos en esos casos? ¿Preocuparnos por quienes nos critican, insultan y denotan por quienes somos? ¿O pasar de ellos cuando eres feliz cómo eres, con tu negocio, trabajo, forma de ver la vida?

Si te preocuparas de esas personas, estarías gastando energía donde realmente no merece la pena ni darles un segundo de atención. Porque seguramente otros clientes, te están dando mucho más en todos los sentidos , que esos que sólo te dan dolor de cabeza.

¿Crees que a Steve Aoki, Elon Musk, Mario Vaquerizo, la nueva Miss España transexual, Alaska,…están pendiente de lo que digan los demás? ¡¡NO!!

¡¡Pero ni ahora ni cuando empezaron!! Y creo que les va bastante bien.

Muchos avances que disfrutamos no creíamos en ellos. Si esa persona hubiera hecho caso a lo que le decían los demás, ahora no estaríamos disfrutándolos.

Y que yo sepa, la Marca es la esencia de cada uno, la coherencia en estado puro. No según quién sean los demás aceptar sus comentarios, porque siempre estarás dándoles el poder sobre uno mismo, si te falla la confianza en ti.

Silvia Barrera: “Detrás de las Redes Sociales, está la parte no guay de las historias”

Hoy dentro de la sección “Conversaciones con…” es un placer presentar para mí a Silvia Barrera.

Encendemos Internet y parece una ciudad sin Ley. Podemos recibir emails en los que nos dicen que nos han tocado varios millones de nuestra tía de Sudáfrica (que no sabías que tenías), en herencia. Mensajes que tienes que compartir para conseguir un bono de una tienda de ropa famosa o ver videos de peleas como si fuera uno más de Youtube.

Las redes, con sus cosas buenas, también ofrece el lado que no mostramos a los demás en muchas ocasiones.

Silvia, Inspectora de policía en excedencia, lleva desde el 2007 trabajando en la ciberseguridad. Ha sido jefa del grupo de investigación en redes sociales de la Policía durante 5 años-

En la actualidad es consultora en seguridad informática, ciberinteligencia e investigación en redes.

Recientemente ha publicado su 2 libro, “Instinto y pólvora”. En él narra cómo con esfuerzo se cumplen los sueños, y la dura realidad del trabajo policial.

Gracias Silvia que el único propósito en la vida es ayudar y darnos a los demás. Podéis conocer más su trabajo a través de su Web, Twitter y Facebook.

.- ¿Quién es Silvia Barrera en un tweet?

Silvia barrera, una policía que le gusta contar historias increíbles.

.- ¿Por qué haces lo que haces?

Porqué me encanta hacer cosas por los demás y porqué la mejor forma de ayudar a los demás, no sólo es trabajar para ellos, sino que también historias que ayuden a los demás.

.- ¿El propósito de la vida es darse a los demás?

Si, en todos los sentidos.

Hasta el punto, según mi forma de ser, de perder mi propia identidad. Llegando a darme cuenta que tengo que disfrutar de mi vida, de mi propia vida.

En mi caso, no creo que haya que llegar hasta ese extremo, pero es lo que más me llena.

.- ¿Qué serías sin la curiosidad?

Sin ser una persona curiosa, no sería la persona que soy a día de hoy.

Sería una persona mediocre, aburrida, que no conseguiría nada. Ya que la curiosidad es lo que te lleva a crecer y te lleva a llegar más allá donde otros no llegan.

.- ¿Son las redes una muestra de nuestra sociedad?

Si, es una muestra de lo que nunca se ha visto hasta ahora.

El estar oculto, el no dar la cara, el no tener que rendir cuenta ante los demás cuando dice o hace algo.

.- ¿Y es el ego lo que las domina?

Si.

Un ego que no podemos dominar cuando estamos ante los demás, porque no tenemos valor o no sabemos hacerlo. Es ése ego el que luego, expresamos en las Redes Sociales.

.- ¿Qué parte de intuición tiene tu trabajo? ¿Te ha fallado alguna vez?

En mi trabajo, en mi vida y en todo la utilizo.

Es una mezcla de intuición, porque yo confió en mi sentido común y en el no tan común. Y porqué además esta intuición está unida a mis principios.

Principios que me han llevado me han llevado bastante lejos, dejándome siempre guiar por ellos.

Y claro que me ha fallado mi intuición. Intuición o confianza en alguna persona.  Aunque no es mi habitual.

Ya que de 10 decisiones que he tenido que tomar, a lo mejor me he equivocado en 1. Porque a lo mejor en el corto plazo, piensas que te has equivocado pero luego ves que se han abierto otras puertas por esa mala decisión.

Pero el hecho de no poder más o no tengo forma de conseguir esto, si que me ha pasado alguna vez, pero no muchas.

.- ¿Qué veríamos detrás de las noticias, de las Redes Sociales…?

Veríamos la parte no tan guay de las historias. La que se vende es la que a todo el mundo le gusta o le gustaría ser. Pero la que no se vende o no le gustaría ser, es la aburrida, la que no aporta, la dura, la cruel.

Es ése lado que todo el mundo quiere bordear para conseguir las cosas de otra forma.

.- ¿Qué pondrías en una valla publicitaria?

Pondría muchas cosas.

Lo 1º que pondría sería mi libro y 2º pondría un cartel que dijera: “Si estás leyendo este mensaje considérate afortunado”

.- ¿Qué nunca has olvidado de tus principios?

El ser yo, tanto para bien como para mal. Me ha dado cosas buenas pero también me ha dado disgustos.

Cuando te posicionas de una forma tan clara contigo misma, hay gente a la que le gustas muchos, pero también hay gente que no le gustas nada. Reconozco que no soy muy diplomática.

A la gente que no me conoce, siempre utilizo la coletilla  “ si me permites esta libertad, me gustaría decirte algo con sinceridad…” Si me permiten esa sinceridad, sé que esa persona quiere estar cerca de mí.

.- ¿Te imaginas el mundo dentro de 20 años?

Ostras, no soy capaz ni de imaginarlo dentro de 5 años, debido a la evolución que estamos viviendo .

La tecnología evoluciona muy rápido, la gente se queda muy atrás. Y no sé como puede reaccionar la gente a estos cambios

A día de hoy vemos a la gente como utiliza la tecnología, como se expone, no sabes en 5 años como puede evolucionar.

En cuestión de mentalidades no veo que avancemos muy rápido , pero es que tampoco hemos avanzado nada desde hace 30 años.

Las sociedades avanzan con la mentalidad de la gente. Si la sociedad avanza mucho y le das una herramienta muy potente a una persona que no tiene capacidad para gestionarla, la sociedad seguirá igual. Y realmente es lo que pasa en España

.- ¿Qué asignatura pondrías en un plan de estudios?

LA RED.

Cómo se gestiona, cómo se intercambia la información, cómo se deben usar las aplicaciones para un buen uso.. En definitiva, el poder de difusión que tiene la Red, el poder que tiene para obtener algo bueno por su uso.

Así que la asignatura sería INTERNET.

.- ¿Qué has hecho diferente en tu vida a lo que das gracias?

Tomar la decisión de hace 2 meses, de dejar algo por lo que luche mucho durante 15 años de mi vida, para tomar otros caminos. Es lo más doloroso que me has costado.

.- ¿Crees en el ser humano?

NO

El ser humano es egoísta. Yo soy egoísta. El amor es egoísta.

Tú te enamoras porque esperas ser correspondido. Tú trabajas porque esperas una recompensa, porque esperas obtener un beneficio.

Eso de trabajar en algo porque te guste, porque si, no lo comporto.

El trabajo que realizas, esperas que conlleve reconocimiento social, dinero, esfuerzo, prestigio,…porque si no te frustras, tienes una actitud hostil ante los demás

Los seres humanos somos egoístas por naturaleza. Todo lo que hacemos , es con el propósito de alimentar ese ego.

Algunos lo hacen sin hacer daño a los demás, pero otros lo hacen haciendo daño a los demás para conseguir eso.

.- ¿Cuál es tu concepto de felicidad?

Lo que tengo ahora.

Poder hacer lo que más me gusta en la vida y libertad.

.- Una reflexión para los lectores del portal

El cambio da miedo, pero es lo mejor que uno puede hacer.

Tomar tu vida. Cuanto más radicales sean los cambios , más cosas positivas van a traer a tu vida.

Es la única forma de crecer.

Es como tirarse al vacío, pero luego no hay caída. Hay una recompensa muy importante.

No tengan miedo al cambio.

Carme Chaparro: “La verdad nunca es absoluta, como la felicidad, tampoco lo es..”

Hoy dentro de la sección “Conversaciones con...” tengo el placer de presentar a Carme Chaparro.

Esta semana me he dedicado a preguntar a las personas, “¿Por qué dices que tienes miedo a esa persona u organización?”.

Las respuestas han sido muy variadas, desde “Mi familia me ha inculcado ese desprecio por ese partido político.. Me hizo un desprecio y aunque ya lo tengo olvidado, tengo que aparentar ante los demás que me siento dolido…Hizo algo malo a un amigo, y tengo que estar al lado de mi amigo…” Son algunas de las respuestas que mostraban, que en nuestro día a día, estamos rodeados de odio.

¿Pero realmente qué ganamos odiando? ¿Nos van a dar un premio por el más odia del mundo? ¿Van a reparar nuestro ego dañado además de una indemnización por los daños sufridos?

Estamos rodeados de monstruos y odio. Pero no hacemos nada, para destruirlos.

Hace unos días tuve el placer de mantener una charla con Carme Chaparro.

Con amplia carrera periodística, actualmente la podemos ver en los informativos de Cuatro de lunes a viernes. Además recientemente ha publicado su 2 libro “La Química del Odio“. Continuación de su aclamada primera novela “No soy un monstruo” con el que consiguió el premio primavera de novela en 2017.

Gracias Carme, por recordarnos que tenemos darle la vuelta a la tortilla. Siendo las emociones las que trabajen para nosotros, y no al revés.  Y que todo a trozos, se lleva mucho mejor. Podéis conocer más el trabajo de Carme, a través de su Twitter, Facebook e Instagram

. - ¿Quién es Carme Chaparro?
 Un ser humano, de sexo femenino, que sufre y ríe y va corriendo y no llega, como todo el mundo. 
 .- Si nos preguntáramos realmente por qué odiamos a esa persona u organización, ¿Qué veríamos?
 Nada. Porque la mayoría de las veces no sabemos qué inició ese odio. Ya no recordamos qué hizo esa persona, cómo nos miró, o qué nos dijo para desatar nuestra inquina. Pero el odio está ahí, y nos gusta pregonarlo. En todas las conversaciones que tenemos, 
si te fijas, siempre hay alguien que desprende odio hacia otra persona. Y, sin embargo, no nos gusta hablar de amor, porque intuimos que eso nos hace vulnerables.  
 .- ¿El mundo es tal cual lo muestran las noticias?
 Las noticias suelen poner foco en lo peor y lo mejor del ser humano, siempre en los 
extremos. El mundo suele estar en el medio, en la zona gris. 
 .- ¿Serías factible un telediario de buenas noticias?
 No tendría audiencia, creo. Nos daría mucha envidia, ¿no?, ver a los demás tan 
felices. 
.- La vida real ¿Es la mayor musa para un escritor?
 Siempre. La vida supera a la ficción, hay muchos hechos reales que serían difíciles 
de creer si los contara un escritor. 
 .- ¿Por qué nos gusta los absolutos y qué veríamos más allá de esas etiquetas que damos a los demás de monstruos?
 Nos gustan los absolutos porque nos sitúan al otro lado. Si vemos el mal, si vemos al monstruo, eso nos hace colocarnos en la zona del "bien", y así nos sentimos tranquilos con nosotros mismos. Además, tendemos a clasificar en absoluto, en titulares, porque es lo más fácil. Pero, en general, nadie es bueno o malo del todo. 
 .- ¿A veces mejor no saber la respuesta a las preguntas que nos rondan?
 Al contrario. Las personas más inteligentes son las que hacen más y mejores preguntas. La vida nos iría mejor si nos preguntáramos más cosas, si dudáramos más, si fuéramos más curiosos. 
 .- Pienso que somos química y energía en movimiento, ¿Qué fórmula sería la que diera forma a Carme?
 Somos química, incluso el odio, o el amor, no son más que descargas químicas 
ordenadas por nuestro cerebro. Cuando yo estoy triste, o me siento mal porque me ha pasado algo que no me gusta, o porque le estoy dando vueltas a algo, parte de la 
ansiedad se me va al estómago, me pongo malísima de la tripa. Y no puedo controlarlo. Aunque yo intente estar tranquila, mi cuerpo va por otro lado. 
 .- ¿Qué nunca olvidas de tus principios y siempre das gracias?
 Doy las gracias siempre, continuamente, por todo lo bueno que me pasa. Por la familia, el trabajo, los amigos.  
 .- ¿Cuántas aristas tiene la verdad?
 La verdad nunca es absoluta, como la felicidad, que tampoco lo es. Nada es blanco o 
negro. 
 .- ¿Cuál es tu concepto de felicidad? 
 Mi familia, ver felices a mis hijas y a mi marido. Disfrutar de ellos. Mi trabajo 
como periodista pero últimamente también me hacen muy feliz los lectores que tengo y todas las cosas maravillosas que están diciendo de mis novelas. 
 .- ¿Te sigues sorprendiendo algo?
 Siempre, cada día, procuro que me sorprendan cosas. Por eso intento mirar la vida con curiosidad, para descubrir y redescubrir las cosas. 
 - ¿Puede existir el ser humano, sin miedo, sin odio, sin vergüenza?
 Ojalá, pero no. Es lo que tiene la inteligencia, que va unida a los sentimientos y a las emociones. Sólo los psicópatas son incapaces de sentir, y ya sabemos entonces qué hacen: pueden hacer daño e incluso matar sin ningún tipo de remordimiento. Lo que 
tenemos que hacer es saber trabajar las emociones para que jueguen a nuestro favor. El miedo, por ejemplo: es bueno sentirlo, para no ponernos en peligro. 
 .- ¿Qué le dirías a la Carme de hace 10 años?
 Si le dijera que iba a publicar dos novelas que iban a convertirse en best sellers, no se lo creería. Seguro. 
 .- Una reflexión para los lectores del blog
 Una frase que no es mía, sino del poeta catalán Joan Margarit: "la libertad es una librería". 

¡¡Para ser experto no hacen falta 10.000 horas de experiencia!!

Un par de ojos bien entrenados son tan buenos como una docena de ojos inexpertos” decía Robert Baden Powell

Al igual que considerarnos líderes es algo inaudito e impensable para muchos. Tener el concepto propio de expertos, es algo impensable. Algo sólo destinado para “únicos” o “extraterrestres”.

Bueno excepto en Linkedin, que todo el mundo es experto en algo.

Se dice que Experto es “Una persona que es muy hábil o tiene una gran experiencia en un trabajo o actividad. Que tiene muchos conocimientos en una materia”

Luego volveré a ello, pero no olvidemos la frase “Que tiene muchos conocimientos en una materia”.

Sigamos.

Luego nos encontramos al igual que Jeff Bezos y su errónea frase sobre la definición de Marca Personal, de la que hablo largo y tendido en “Mofeta Branding”, esta vez tenemos a Malcom Gladwell.

En su libro “Fuera de serie”, nos habla de la regla de las 10.000 horas para ser considerado experto en algo.

Es decir:

  • Hay que tener muchos conocimientos en una materia
  • Y 10.000 horas de prácticas para ser considerado un experto.

Pues a mi madre la considero una experta en el arroz con leche, y no tiene conocimientos de arroces ni ha hecho más de 10.000 horas haciéndolo.

Cuando vemos esos dos requisitos para ser considerados expertos en algo, pensamos que nunca llegaremos a ser considerados como tal.

Nunca conseguiremos muchos conocimientos en una materia, porque si por lo que hemos optado estudiar, es una moda o creemos que es una forma rápida y sin esfuerzo, a la primera de cambio, si no vemos que podemos conseguir lo que creíamos, correremos más rápido que Rafael Nadal devolviendo las pelotas del contrario.

Y dime la verdad. ¿Qué te parece 10.000 horas? Son 600.000 minutos. Son 36.000.000 millones de segundos. ¿Eres capaz de aguantar tanto tiempo si realmente no es algo por lo que te importe, apasione y vuelva loco?

Si, no eres un “obseso” de ese tema, a la primera de cambio, vas a tirar la toalla. Y más en una sociedad, en la que vivimos en el cortoplacismo, en el postureo y en el ver quien la tiene más grande que el otro.

El largo plazo para otros, queremos el éxito, la felicidad y las posesiones, para antes de ayer. Así que esperar 10.000 horas para que alguien nos diga que somos expertos, como que se lo dejamos a otros.

Por eso nos subimos a carros, que nos dan títulos considerados expertos en algo. Por eso nos gusta ponernos títulos de “experto” ya que cara al público, no es lo mismo ser considerado como tal, que como uno más.

Tener el título de “Experto en…” podrás tener tanto conocimientos como horas conste el curso en cuestión,  Pero yo me pregunto: ¿Un experto solo es en conocimientos? ¿Y si de lo que sabes, luego no lo sabes aplicar? ¿Dónde se quedan en esos conocimientos? .

Tener el titulo en experto en algo, es tener conocimientos en una materia. Pero no puedes ser considerado como experto.

ERES EXACTAMENTE IGUAL QUE LOS 200 ALUMNOS QUE HAN IDO CONTIGO. ¡¡NO HAY NADA QUE TE DIFERENCIA DE LOS DEMÁS!!

Si me baso en las personas que he ido entrevistando a lo largo de todo este tiempo y aprendo de ellos, un experto para mí es:

  • Una persona que escribe, habla o hace algo diferente en relación a lo que se venía haciendo hasta la fecha.
  • Ya eres un experto, cuando solamente haya una persona que te pregunte cómo has hecho lo que has hecho.

Me explico.

No hace falta de física cuántica, del liderazgo transcendental o de cómo llegar a Marte, para ser considerado un experto.

Me juego lo que quieras, que haces las cosas de forma diferente a los demás. Pero lo mejor que los demás, así lo ven y así te lo hacen saber.

Harás la tortilla patata de manera diferente al os demás. Devoraras libros y ayudas a tus amigos en temas, que nadie lo hace mejor que tú. Haces cosas que nadie de tu alrededor, ha hecho hasta la fecha…

¿Y nadie te considera un experto en ese tema? Seguro que si.

Por lo tanto, ser experto en algo, es hacer algo por primera vez. No hace falta que escribas un libro, no hace falta ningún título por la escuela de negocios de moda en ese instante o que tengas un par de “palmeros del rio” que te lo digan por activa o por pasiva… NO te hace falta nada de eso, PORQUE YA ERES UN EXPERTO.

Has hecho algo que nadie había hecho de esa misma manera. SI haces las cosas de una manera especial, diferente, ya lo eres.

Pero además necesitas personas que reafirmen que haces las cosas de manera diferente.

No estoy hablando de “pelotas” que te hagan sentirte especial. No hablo que tengas que tener un sequito de palmeros para ser considerado un experto. Hablo de personas, aunque solamente sea 1, que te pregunte:

¿Cómo lo has hecho?

Es una persona que ve que has ido más allá de lo establecido. Que quiere saber cómo lo has conseguido. Cómo pensaste que se podrían hacer así las cosas. Cuál es el propósito para hacerlo así…

Quiere saber, quiere investigar, quiere aprender de ti,.. Ya que te considera un experto. Alguien que ha innovado. Y no hace falta ser un experto creando algo de la nada, sino también se es un experto con cosas que ya tenemos en nuestro poder.

Por lo tanto, vemos que no hace 10.000 horas de vuelo, para ser considerado un experto. Puedes haber hecho ese bocadillo que tanto fascina a tu gente sólo 2 veces, y tus amigos ya te consideren un experto en dicha especialidad.

Pero eso si, siempre recuerda, que un experto es una persona con muchos conocimientos en una materia, pero que se diferencia de los demás. Si tienes el titulo de experto, como 2.456 personas, de experto no tienes nada, sólo conocimientos de esa materia.

Estoy de acuerdo, que las personas que consideramos expertos, que hemos encumbrado la sociedad con esta etiqueta, si son personas que llevan muchas horas de vuelo, muchos estudios, caídas e investigaciones. Y si habrán podido alcanzar esa media de horas de estudio.

¿Pero sólo podemos considerarnos como expertos en algo, sino alcanzamos el bono de 10.000 horas de estudio e investigación?

¡¡NOO!!.

Al igual que hablaba en el artículo anterior, que TODOS hemos sido y somos líderes en algún momento de nuestra vida, TODOS somos EXPERTOS en algo. Todos hacemos algo de manera diferente a los demás. Y no hemos alcanzado ese número de horas. Y no nos hace falta un titulo para ser considerado como tal.

¿Quién es para ti un experto? ¿Por qué? ¿En qué crees que eres experto? ¿Conoces a expertos que no han llegado a esas 10.000 horas estipuladas?

 

 

 

¡¡La Teoria del Lider del Siglo XXI!!

El líder es aquel que, fuera del desorden, aporta simplicidad, armonía en la discordia y oportunidad en la dificultad” decía Albert Einstein.

Existen más teorías sobre el liderazgo, que teorías que dicen el hombre no piso la luna

Nos encontramos libros, conferencias, artículos…Todas las semanas que nos hablan de diferentes tipos de liderazgo, de líderes de siglos anteriores y de qué no es liderazgo.

Seguimos hablando de líder estratégico. Como si el mundo no hubiera avanzado y no estuviéramos en pleno siglo XXI.

Nos preguntamos si el líder nace o se hace. Como si todavía estuviéramos sin saber qué responder, ¿Qué fue antes: el huevo o la gallina?.

Todavía nos preguntamos qué fallos tiene el líder del siglo XXI, como si después de tantas teorías que hay en el mercado, no pudiera tener fallos en la gestión de las personas y de la suya propia.

Todavía seguimos confundiendo líderes con jefes. Bueno también hay personas que se autoimponen el titulo de líderes, y cuando cierran la puerta, son jefes a la antigua usanza. Es decir, “Aquí se hacen las cosas como yo mando, y si no, ya sabes donde tienes la puerta. Me da igual los títulos y las nuevas corrientes. Aquí se siguen haciendo las cosas como hace 200 años”.

Como todavía estamos muy confundidos en muchos aspectos que rondan el tema del liderazgo, todavía siguen existiendo miles de teorías respecto a dicho tema.

Siempre hemos relacionado y es un tema, que cuesta quitar esa relación, de Lider, con aquella persona que tiene un puesto concreto en la empresa o en la sociedad.

Líder se relaciona con el CEO, con el Director de Departamento o con el capitán de nuestro club de futbol favorito.

El líder se relaciona con cierto estatus. Y si no lo tienes, pensamos que jamás llegaremos a ser consideramos como líderes.

Un líder también era Hitler, Mussolini o Steve Jobs, a los que les damos dicho título. Pero sabemos que de buenas personas, tenían lo mismo que yo de buen cantante, NADA.

Nos dejamos llevar por el estatus de esa persona. Creemos y le otorgamos unas cualidades, que en muchas ocasiones no tienen ni llegaran a tener.

¿O es que todavía creemos que nuestros políticos pueden ser considerados como líderes de nuestra sociedad?

1.- Dejemos de relacionar Líderes con ciertos estatus y poderes “sobrenaturales”. Porque todos somos líderes en algún momento de nuestra vida.

Al relacionar lideres con cierto estatus, los estamos relacionando con el poder. El poder de dirigir, el poder de decidir, el poder de mandar.

Y seamos claros, a los seres humanos, NOS GUSTA EL PODER. El poder tiene mucho morbo y beneficios. Y no queremos pensar que tras ese poder que nos otorgan, va a ser algo TEMPORAL. Queremos que sea algo para siempre. Y por eso nos enroscamos en nuestro “sillón” cuando nos sentamos en él.

2.- No te han otorgado un poder infinito, el verdadero líder sabe que será una tarea TEMPORAL.

Y el verdadero líder, sabe que ese poder, no está para utilizarlo en beneficio propio, sino por y para los demás.

Cuando están en el “poder”, creen que es por y para disfrute suyo. Que se lo han ganado. Que todo esfuerzo ahora produce unas recompensas de las que hay que aprovecharse. Y que los comienzos, que fueron duros, llenos de tropiezos, no existen. Ahora no son personas, son los títulos que ponen en la entrada de su puerta.

3.- El líder tiene la función de hacer más grandes a cada uno de los integrantes del equipo. Así como al grupo en su conjunto. NO A UNO MISMO.

Por lo tanto, dejemos ya de hablar de líderes estratégicos y empecemos a hablar, del liderazgo trascendental.

Es aquel que va más allá de los números. Que va más allá de su beneficio propio y se enfoca, en el beneficio del grupo y de todos los componentes que lo rodean.

Porque si habláramos de estrategias, podríamos hablar de líderes dictadores que también tenían una estrategia, y que normalmente no era en beneficio del grupo, sino del suyo propio.

4.- Ves más allá del grupo. Ten un propósito que inspire al grupo. Pero también deja el mundo mejor de cómo te lo encontraste.

Mientras escribía este artículo hay un tema que ronda, o debería rondar al líder de verdad, la Humildad.

Es tener los pies en la tierra. ¿A qué ya no gusta tanto?

Es preguntar a los demás como se encuentran. Es ocuparse de verdad por lo que pasa, o puede pasar. Es ver más allá de evaluaciones de desempeño y ver a través de los ojos de la persona que tiene delante.

Y por humildad, es reconocer que también puedes equivocarte. Un titulo no te da súper poderes. Un titulo no te dice que ya jamás te vas a confundir. Que tus ideas siempre serán las mejores en cada caso. Y que en la adversidad, lideraras de forma correcta a tu equipo hasta la victoria final.

5.- Un líder es humilde. Si no, serás un jefe más.

Al reconocer que no sabes todo, reconoces que puede haber gente mejor que tú. Y al haber gente mejor que tú, cabe la posibilidad que su desarrollo sea mejor que el puedas tener tú. Y reconocer eso no gusta.

Se nos llena la boca hablando de Employer Branding, de cultura empresarial innovadora, de talento, de atracción del mismo y de la retención (palabra que odio). Nos gusta ser cool hablando de temas, que en realidad, no queremos aplicar.

¿Por qué?

Porque alguien que tenga más poder de influencia, sea mejor líder que nosotros, produzca mejores resultados que nosotros o ideas disruptivas que beneficien a la empresa,…haga algo por lo que nos pagan a nosotros. Intuiremos que más vale pronto que tarde, seremos sobrepasados por dicha persona.

Pero un líder, es un mentor. Es una persona que con experiencia ha llegado a dicho estatus, que sabe reconocer los talentos de los demás y los impulsa. Que ve qué se puede mejorar y lo alienta. No una persona que intenta.

Como comento en “Mofeta Branding. Como son las marcas que transforman el mundo”, muchas de ellas nacieron de marcas que ya estaban implantadas en el mercado. Al ver su potencial, se les impulsó y alentó en su camino. Llegando a ser más reconocidas que la marca madre.

6.- Un líder es una persona que produce nuevos líderes.

Pero te estarás preguntando: ¿Yo puedo ser un líder? ¿O sólo son las personas que tienen un estatus en la empresa o en las organizaciones?

TÚ YA HAS SIDO LIDER.

Tú diste un paso adelante en momentos en los que ya no querías seguir aguantando lo que estaba pasando. Tú dijiste SI cuando hasta entonces habías dicho NO. Tú dijiste Adelante cuando hasta la fecha habías estado parado. Cuando viste una dificultad, esta vez viste una oportunidad.

TÚ YA HAS SIDO LIDER EN ALGÚN MOMENTO DE TU VIDA.

Y no has tenido que ir a ningún curso de liderazgo, ostentar ningún cargo en ninguna empresa.

Todos somos líderes en algún momento de nuestra vida, solo tenemos que hacer caso y una oportunidad a esa energía que todos llevamos dentro.

7.- Liderar es decir SI a esa energía interior que todos llevamos dentro.

Luego ya vendrán herramientas que te hacen ser mejor líder y gestionar mejor a las personas y recursos que tengas a tu disposición, pero el principio del comienzo, es decirte SI a ti mismo.

¿Cuáles son los rasgos del líder del s.xxi?

Podéis adquirir “Liderazgo Canalla. Libera tu lado más rebelde” a través de este enlace.

Elia Guardiola: “Siempre es demasiado pronto para un no puedo”.

Hoy dentro de la sección “Conversaciones con…” para mí es un placer presentar a Elia Guardiola.

A lo largo del estudio de la más de 300 entrevistas realizadas, hay una característica que se va mostrando en cada uno de los entrevistados, la resiliencia.

Personas que tras superar un momento crítico en sus vidas, han tenido capacidad de salir adelante. Tras ese momento, han dejado atrás miedos, vergüenzas y límites. Empezando a mostrarse como quienes realmente son sin tapujos ni tonterías.

Empezaron a hacer las cosas de manera diferente. Consiguiendo así resultados increíbles. Y una de esas personas es Elia Guardiola.

Canalla, Disruptiva, emprendedora, tsunami,.. son muchos los adjetivos calificativos que te vienen a la mente cuando la conoces, pero sobre todo uno por encima de todos, coherencia.

Profesional internacional del Marketing emocional y del Storytelling, tuve hace unos días el placer de conversar con ella largo y tendido.

Gracias Elia, por recordarnos que no importa el ruido que hagas, sino las nueces que partes. Y que hay que dejar atrás la prostitución de una felicidad que nos hace aumentar nuestro colesterol, por una felicidad basada en la actitud aceptando y queriendo esos momentos malos. Podéis conocer más el trabajo de Elia a través de su Web, Facebook, Twitter e Instagram.

.- Si tuvieras que presentarte como nueva Ceo de una empresa a tus accionistas, ¿Cómo lo harías?

La verdad que nunca he tenido la oportunidad de presentarme a unos accionistas, pero la verdad, que cuanto más transparencia, mejor.

La transparencia y la honestidad son dos palabras mágicas para mí. Aunque en realidad hay 3 palabras imprescindibles para mí, pasión, empatía y promesa. Las promesas van de la mano de los compromisos. Los compromisos van de la mano de la confianza. Y al final todo esto requiere honestidad y transparencia.

No creo que pudiera presentarme a unos accionistas si no fuera con la verdad por delante, aunque fuera una verdad dolorosa.

Lo primero que les diría que me considero una profesional del Marketing emocional y experiencial, así como de la creación de contenidos. Pero más allá de lo profesional, tendríamos que hablar de lo personal.

Siempre me defino como humana imperfecta, llorona y feliz.. Soy un pequeño tsunami. Sería bastante disruptivo y rompedor, rompiéndole los esquemas si les hablara a nivel personal. Son personas que no están acostumbradas a que les hablen de temas personales, decantándose más por lo profesional.

Se fijan mucho más en qué puede ayudarle esa persona a sus inversiones, en definitiva.

.- Los valores que me has comentado que te definen, ¿Son valores escasos en esta sociedad?

Hoy precisamente estaba hablando a través de mis reflexiones, de los prejuicios.

La frase decía “Que la vida es demasiado bonita para esconderla detrás de los prejuicios ajenos”.

Estamos tan intoxicados de prejuicios ajenos, del qué dirán y siempre del qué dirán. Que acabamos olvidándonos del qué diremos nosotros. Nos enfocamos demasiado en qué dirán los demás de nosotros, que nos estamos olvidando en qué pensamos nosotros de nosotros mismos.

Es imprescindible empezar a pensar en cómo nos podemos querer mejor y bien. En lugar de querernos más y mucho que es lo que quiere la gente.

Los prejuicios están a la orden del día. La gente habla demasiado sin conocer. Y todo lo que es respeto, humanidad, humildad, brillan por su ausencia.

No es malo tener ego. El ego es imprescindible, pero con un equilibrio. Ya que todos los excesos son malos.

.- ¿Qué hiciste diferente en tu vida que te cambio?

Creo que siempre he ido haciendo cosas diferentes. La vida  me empezó a cambiar cuando empecé a hacer algo diferente y fue darme cuenta que no podía ser igual

Es el mayor paso que una persona debe dar.

Por ejemplo cuando hablamos de emprendeduria, emprender es una mierda. Es un tema que siempre hemos hablado tú y yo David. Pero para mí el hecho de querer ser disruptivo, no es el hecho de decirlo, sino hacerlo.

Primero hay que ver que está haciendo la gente e ir contracorriente.. Reconozco que desde pequeña ya era una “tocapelotas” de narices. Y creyendo en lo que estaba haciendo, independientemente de lo que dijeran los demás.

Me lance a la piscina en plena crisis, aquí en España. Pasando dos años y medio muy putas. Y aprendí que la vida no es para tener miedos. Sino para entender que esos miedos forman parte de la valentía de uno.

Hay una frase que me gusta poner en mis conferencias y formaciones, que dice: “Hazlo, te van a criticar igual”. Porque cuando llegas al punto en el que crees en ti y no tanto en el qué dirán. Las cosas ya casi vienen por si solas. Pero una cosa te digo, que los buenos resultados, nunca son fáciles.

.- Si te digo “esto es fácil”, ¿Qué me dices tú?

A mí lo fácil, me aburre y me acaba cansando.

En mi vida necesito retos diarios. Por pequeños que sean, eso no importa. Pero yo necesito crecer. Ya no solamente rodeándome de buenas personas. Pero también de personas que no hacen las cosas bien porque ellas me enseñan cómo no hacer las cosas.

No se trata de querer mucho a los demás, sino querer bien. Pues aquí estamos en la misma situación.

Si tú no confías en ti mismo, da igual que los demás confíen en ti.

Los baches de mi vida me han hecho ver lo importante que es creer en uno mismo. Pero que sobre todo no es sano estar feliz las 24 horas del día. Al igual que no es sano, hacer las cosas siempre bien. Porque entonces, te aseguro que no aprenderás nada.

.- ¿Cuál es tu concepto de felicidad?

Para mí la felicidad, independientemente que sea una de las emociones básicas, es sinónimo de actitud.

Es una actitud. No puedo estar feliz las 24 horas del día, y ni quiero estarlo. Porque necesito mis momentos de tristeza.

Esos momentos son la forma para conocerte bien. Te ayudan a gestionar tu inteligencia emocional. Cómo gestionar las emociones, cómo adaptarlas para poder sobrellevar momentos de crisis personal.

Que yo creo que son importantes tenerlas, ya que son las que realmente te hacen ser resiliente.

.- ¿El Storytelling nos pretende mostrar que todos somos héroes sin fallo alguno?

El problema del ser humano es que generaliza y eso no podemos hacerlo.

Una historia debe tener un inicio un nudo y un desenlace. También debe tener protagonistas. Y ellos deben ser los héroes de la historia.

Lo que intentan transmitir las marcas es que el consumidor es un héroe porque es el protagonista de la historia. La marca quiere hacer entender a los consumidores que sean ellos los protagonistas de la marca. Que se sientan totalmente identificados con la historia que está contando.

.- El marketing experiencial, ¿Tiene que estar siempre edulcorado de felicidad, alegría e ilusión?

No necesariamente.

Yo siempre defiendo todas las emociones.

Siempre digo que las marcas deben ser generadoras de felicidad. Pero felicidad significa estar triste en algunos momentos. Aunque parezca contradictorio, es así.

Para mí el hecho de saber que puedes estar triste y gestionar esa emoción, a mí me hace feliz. A lo mejor soy un bicho raro, pero me parece muy importante que haya un estado de felicidad equilibrado que se basa en poder aceptar la tristeza, la ira, el enfado, el asco…como emociones básicas.

Las marcas deben entender que el consumidor es una persona. Una persona siente y no siempre está feliz. Por lo tanto, es necesario hacerles despertar esos recuerdos que quizá puedan hacerles sentir un poco tristes.

En ese momento, la marca ha logrado unir al consumidor con ese producto o servicio. Y eso también es felicidad.

.- Marca Personal, controversia y diferenciación ¿son un equipo necesario?

Yo creo que esto es como las historias. Siempre digo que uno de los puntos básico para crear una gran historia o storytelling, es que haya dicotomías, nudos… en definitiva que haya dualidades. Lo que en realidad llamamos conflictos.

Los conflictos forman parte de nuestra vida diaria.

Tú y yo nos enfadados y ya tenemos un conflicto. Vamos a la panadería y no nos gusta cómo nos tratan, surge el conflicto. No funciona Netflix y ya tenemos un conflicto.

Creo que algunas Marcas Personales, de forma real y otras de forma más exagerada están en controversia, pero para crear dialogo y debate.

A mí me parece interesante que seamos disruptivos y rebeldes. Porque de esa manera conocemos más a esa persona, su producto, su servicio y su forma de vida.

Pero no hablo de “Vende Humos. Puedes ser disruptiva y rebelde pero siempre siendo honesta con mis valores y forma de pensar.

Pero no discutiré contigo si pienso igual que tú.

Seamos francos.

Hay que ver que también forma parte de la cultura y la sociedad. Nos movemos por tendencias, porque la cultura de ese país está pidiendo a gritos que se lleve esa moda en particular. Pero lo que realmente transciende, lo que realmente perdura, es inmutable es aquello que tiene valores.

Fijémonos en los tejanos Levis o en la Coca-Cola. Independientemente de los problemas que tengan internos como empresa, son productos de calidad.

Productos enfocados para todo el público e imperecedera y ahí se han quedado.. Pero también pasa con las marcas personales.

No hay nada más maravilloso en esta vida que ser auténtico y tener carisma.

.- ¿Qué le dirías a la Elia de hace 10 años?

No le diría nada, para que pudiera ser la Elia que soy hoy.

Para que no tuviera que cambiar nada. También es cierto que cambiaría ciertas cosas de mi vida del pasado. NO me arrepiento de nada pero sí que cambiaria cosas. Pero si lo hiciera, no sería la persona que soy hoy.

Y hoy estoy encantada de ser la persona que soy hoy. Con mi multitud de defectos y con la cantidad de cosas todavía por aprender.

.- ¿La excelencia es una virtud de tu trabajo?

No soy la más indicada para decir si mi trabajo es excelente o no. Eso lo tendrían que juzgar aquellos que conocen mi trabajo y mi persona.

Vuelvo a lo que hemos hablado antes. A mí me contratan para humanizar marcas, no solamente los contenidos. Y cuando lo estoy realizando, digo que la excelencia de una marca, radica en las personas que la forman.

.- ¿Estamos pasando de marcas-producto a marcas-persona?

Una de mis frases es a nivel profesional y personal, es que uno de los grandes y mayores problemas de las marcas y empresas de hoy es tratar a sus clientes y a sus trabajadores como números y no como personas.

A partir de ahí, boom.

Lo que hace que una marca tenga ese sello de excelencia es precisamente en la calidad humana que hay en ellas.

.- ¿Las empresas tendrían que combinar el Big Data con el Small Data?

Yo pongo en mis formaciones este ejemplo:

Imagínate que tengo dos restaurantes favoritos. Los dos saben que me gusta el vino. Uno de ellos, cada vez que entro, sea con pareja, familia o amigos… me preguntan qué vino quiero.

Ese restaurante sabe que me gusta el vino. Tiene datos tangibles y cuantificables de que me gusta el vino. Es decir el Big data.

Pero el otro restaurante, cada vez que entro. Si voy con la pareja me ponen un vino. Si voy con la empresa, me ponen otro tipo de vino. Si voy con la familia o los amigos, me ponen otro tipo de vino. Esto es el Small Data.

Son datos no cuantificables y que se basan en el comportamiento y en las emociones, más  que en lo que se puede sumar 1+1=2

En el Small Data, 1+1, pueden ser 32.230.

Tenemos que tirar más hacia la Small Data, ya que hace marcar la diferencia.

Warren Buffet dijo, “El precio es lo que pagas, pero el valor es lo que obtienes”.

.- Ahora que se habla tanto del amor en las marcas, ¿Quién es un Brand Lover?

Es aquella persona obsesionada por una marca, dos o x marcas, donde pierde completamente la razón y puede defender la marca, aunque haya muchas veces que meta la pata.

También depende de la generación en la que se encuentre la persona. Por ejemplo los Millennials, se casa poco con las marcas.

.- Tú que viajas internacionalmente, ¿Cómo se ve España desde fuera?

Nos siguen teniendo como espejo, por ejemplo en el campo que me muevo yo, que es el Marketing. Pero nos están alcanzando.

Aunque hasta hace poco les llevábamos como 10 años de ventaja en el conocimiento del marketing. Y además como en España nos creemos que somos el ombligo del mundo. Creo que en ESPAÑA y en todos los sectores, hablamos mucho de todo y poco de nada. Con esta situación, creo que somos pocos los que nos hemos especializado y por esta razón creo que en España falta especialización.

En Latinoamérica, que es donde me muevo más, nos están pillando la cola. Ya que son esponjas de conocimiento. Siguen teniéndonos en el pedestal, pero aprenden rápido y tienen buenos recursos.

.- ¿Qué pondrías en una valla publicitaria si tuvieras ese poder?

Yo creo que pondría un par de mis frases.

Pondría: “Estamos hechos de historias, de momentos y experiencias llamadas vida”. Y otra pondría que:” Las malas decisiones también crean buenas y grandes historias”. Pero encima de ellas, pondría: “Somos la suma de nuestras decisiones  y nuestras no decisiones. Porque las no decisiones,  también son decisiones en sí mismas”.

.- Si te pidieran un consejo para invertir 50 euros, ¿Qué les dirías?

En alguien de la calle o en una ONG.

Para mí tiene un valor transcendental invertir dinero en quien lo necesita y en las causas que lo requieren.

Estamos en una sociedad cada vez más marchitada y más inhumana, aunque no siempre es así. Cuando hay momentos de crisis es cuando más afloran las emociones positivas y esa colaboración y compartir del ser humano, haciéndolo más humano todavía.

Todavía siguen habiendo resquicios muy bestias de la crisis que vivimos en España . Por eso te diría que lo invirtieras en una persona de la calle o una causa medioambiental. Así como para estudios sobre temas de salud.

.- ¿Por qué haces lo que haces?

A nivel profesional porque creo que he encontrado la orla de mi zapato. Porque además va en conjunción con mi forma de ser a nivel personal

Yo creo que me va como anillo al dedo el dedicarme al storytelling, al Marketing experiencial y con causa.

Pero no fue hasta hace unos años, en los que me di cuenta de ello.

El crear experiencias memorables para los demás y humanizar marcas es mi día a día. Y a la vista, mi vida personal y profesional van en paralelo. Elia Guardiola personal es la misma a nivel profesional.

Pero es que cada vez es más. Antes me preocupaba más por el qué dirán. Ahora ya no. Si tengo que soltar cualquier cosa, no me importa en absoluto y luego explico el por qué. Y así duermo mucho más tranquila.

Aunque corro un riesgo porque todo lo que publico es en abierto. Jamás nadie podrá decir que miento o que digo algo que no pienso. Ya que soy fuera de la pantalla y dentro de la misma, la misma persona.

.- Una reflexión para los lectores del blog.

Siempre es demasiado pronto para un no puedo.

Es una de mis frases y creo que es imprescindible el entender que todo lo que he ido diciendo, es causa de lo que he ido viviendo. La vida me ha hecho muy resiliente.

La capacidad del ser humano ante las adversidades hace que seamos quienes somos. Yo no quiero una vida fácil. Quiero una vida tranquila (un tsunami como soy yo ) a nivel emocional y en todos los aspectos de la misma.

Y como final me gustaría dejar otra más, SI NO TE ESTREMECE, ES QUE NO ES, tanto profesional como personalmente.

Hago lo que hago, porque me apasiona cada vez que hago algo, porque me motiva cada vez que hago algo, porque me pone cada vez que hago algo…

¡¡No duele la verdad. Lo que duele es…!!

“Quien huye de la verdad acaba tropezando con ella”

No nos duele que nos digan la verdad, nos duelen las posibles consecuencias.

No nos duelen los resultados de un informe de los consultores sobre nuestra empresa, nos duele lo que pueda suceder después.

No nos duele que leamos cosas que hasta ahora no habíamos leído, nos duele que quizá estén en lo cierto y hayamos estado perdiendo el tiempo con cosas que nos lo hacían perder.

No nos duele que nos digan que nos han sido infieles. Nos duele no saber si sabremos vivir después del duelo sin esa persona. Si las cosas habrán cambiado ya para siempre.

No duele que nuestra madre nos recrimine una actitud, tenemos miedo a descubrir que quizá tenga razón y nuestro ego se vaya al garete.

La verdad no duele, duelen las consecuencias.

Luchamos contra las Fake-news, noticias falsas. Queremos personas a nuestro alrededor que nos digan la verdad, que no vayan con rodeos. Dirigentes y profesionales que siempre nos muestren la realidad tal y como es…

En definitiva, promulgamos por la verdad, pero no queremos ni verla cuando la tenemos en frente.

No queremos verla, porque hasta esa fecha, estamos hechos de nuestras creencias, experiencias, consejos recibidos por terceros y nuestro ego.

Si nos dicen que las cosas no son como creemos, que nos hemos estado equivocando durante mucho tiempo,… en definitiva que hay otra realidad de la que nos imaginábamos, empezaremos a vivir un proceso no muy bonito.

Empezaremos a Negar la situación. Creemos que lo que nos están diciendo es mentira. Que lo hacen para reírse de nosotros. Enarbolaremos la bandera de los consejos que nos dio esa persona tan importante para nosotros, como el escudo del Capitán América lo salva de las balas.

Nos taparemos los oídos, diremos que no queremos oír algo que es mentira. No queremos ver la realidad. Una realidad que es una más, como personas hay en el mundo. Pero por no quererla ver, oír o sentir, estás perdiendo una oportunidad de ver más allá de tus narices.

Pero reconocer que nos hemos equivocado o que quizá la otra persona puede tener razón, está considerado en esta sociedad, como mostrar debilidad.

Debilidad que está relacionada con los sensibles, con los débiles y con el principio de que todos los demás se aprovechen de ti, que tu posición se debilite porque vean que eres sensible o muestres tus emociones.

Ante esa posibilidad de “perder puntos” ante nuestra gente, preferimos negar la mayor, que al menos “abrir un poco los ojos” y ver que hay detrás de lo que nos dicen.

Queramos o no, estamos rodeados de gente. Personas que tienen su propia realidad. Realidad que es diferente a la nuestra. Y en la diferencia está la variedad, riqueza y avance.

Abrir los ojos no quiere decir que hayas estado perdiendo el tiempo hasta ahora. No quiere decir que ya no vas a saber quién eres a partir de esa noticia. No quiere decir que tu empresa se vaya a desmoronar desde esa noticia.

Es un punto final a una situación y la bienvenida a nueva situación. Lo sé, los cambios no son “cool”.

Tanto a lo largo de los casi 1.000 artículos que llevo ya, los dos libros escritos, (principalmente en Mofeta Branding. Como son las marcas que transforman el mundo) conferencias, creación de marcas, me he dado cuenta que cuando dices lo que sientes, (sin faltar el respeto a nadie), al principio te ven como alguien gracioso, pero cuando ven que la cosa va en serio, ya no gusta tanto.

Mostrar que es hora de “mover” la rutina que hemos estado llevando, ya que no está dando los resultados que creíamos que nos iban a dar para siempre, pica.

Me rio de programas como el de “Pesadilla en la cocina” que tenga tantos seguidores. Nos reímos de lo que le pasa, de lo asqueroso que esta la cocina, de los platos que sirven. Pero cuando quien está a tu lado le preguntas ¿Tú te apuntarías a un programa así?…Entre aspavientos, siempre la respuesta es, mientras se apaga la risa de ver el programa, “Ni loca”.

Si cada 4 años tenemos que pasar la ITV con nuestro coche, yo impondría que cada cierto tiempo en nuestras empresas y en nuestra persona, tuviéramos “huracanes” que nos enseñaran la verdad de lo que estamos viviendo.

Ojala no tuvieras nada que cambiar. Pero aunque nos vayan bien las cosas, siempre pensamos en algún momento del día: “Ojala pudiera cambiar tal o cual cosa…”

Un huracán de escala 9,4, llamado “otra realidad a la que tú estás acostumbrado”, trae más beneficios que perdidas.

  • Te hace encontrarte contigo mismo. La rapidez, el aparentar, el alcanzar resultados, nos hace crearnos un papel que tenemos que contentar durante todo el día. ¿Pero realmente sabes quién eres? La verdad u otra realidad, te hará ver que quizá no eres quien dices ser.
  • Otra realidad no es creer que hemos perdido el tiempo. Hemos aprendido, hemos disfrutado, hemos vivido. Pero ahora la vida, te está diciendo que es el momento de hacer las cosas de otra manera hasta ahora realizadas.
  • Abrirse a otros mundos, es descubrirse uno mismo. Existe la posibilidad descubrir talentos que tenias dormidos porque estabas haciendo lo mismo de siempre. Es la posibilidad de descubrir que eres más de lo que creías que eras hasta la fecha. Es siempre la oportunidad de crear, de ser creativo.
  • Una nueva realidad, es una nueva oportunidad. Eso que tanto buscabas pero que tanto miedo te daba que fuera realidad.

Como vemos, no duele la verdad. No duele que nos muestren otra realidad, creemos que nos va a doler lo que hay detrás de ese momento.

Y como hemos visto, todo depende de la actitud con lo que la afrontemos. Demos una oportunidad y descubramos que hay detrás de ese miedo.

¿Y a ti que te duele más? ¿A qué tienes miedo, a la verdad o a lo que pueda venir después?

¿Por qué?

El humor y la curiosidad son la más pura forma de inteligencia” decía Roberto Bolaño.

Hemos pasado del “Niño, deja de tocar las pelotas con tantas preguntas” al “No eres curioso, eres un cotilla, que no es lo mismo”.

La curiosidad provoca un coctel molotov de emociones cuando oímos la palabra. Entre la vergüenza, el miedo y el morbo.

De pequeños éramos muy curiosos. Hasta que nuestros padres o los profesores iban capando esa capacidad.

Nos asombrábamos y preguntábamos por todo.” ¿Y esto por qué mama? ¿Y por qué se hace las tartas así? ¿Y cuando llegamos? ¿Y si detrás de ese árbol hay un tesoro esperándonos..?...  Eran algunas de las preguntas con las que taladrábamos a nuestra mente y a nuestros familiares.

Pero llegó el momento de la formación, en el que las preguntas dejaron de existir. Y se transformó la situación, por la de “apréndete las cosas así, que así es como te irá bien en la vida”.

Nos capan la facultad de preguntarnos las cosas, de querer saber más allá de lo que nos dicen. Porqué cuando preguntabas el motivo de las cosas, eras considerado por los demás como el empollón o el “amigo del profesor”. Y en una época, donde ser parte del grupo era esencial, era mejor callarse, aprenderse a pies juntillas la lección y luego ponerla tal cual en el examen.

Pasamos de la curiosidad de los niños en los carritos, señalando todo lo que les sorprende a “mejor no quieras saber más allá de lo que te han dicho, no vaya a ser que te echen del grupo por listo”.

En la madurez, como bien dice Teresa Viejo (experta en el mundo de la curiosidad), hemos pasado del “Cállate niño que me duele la cabeza de tus preguntas” al “deja de pregunta que eres un cotilla”.

Todo por querer saber más.

Al igual que denostamos y prostituimos palabras, con la curiosidad pasa igual.

Queremos avanzar, queremos saber cómo poder ayudar a las personas, como ayudarnos a nosotros mismos, pero no que nos consideren curiosos, ya que nos dirán que somos unos cotillas. Mejor que lo haga otra persona por nosotros y nosotros bien a gusto en “nuestra zona de confort”.

Hace unos días, oía en una librería: “Estoy cansado de leer libro de este tipo, no me solucionan la vida. Harto ya de tanta autoayuda”.

Cuando damos el paso al frente para descubrir nuestras emociones, lo que nos pasa. Nos zambullimos de lleno en Internet, en libros, conferencias, para que los “expertos” nos digan que nos puede pasar y cómo ELLOS solucionaron SU Problemas.

No queremos ver, que nos están diciendo CÓMO ELLOS SOLUCIONARON SU PROBLEMA, que quizá sea ALGO parecido al nuestro, pero no el nuestro.

Los libros, conferencias,…son un bastón esencial en el camino hacia la recuperación o al éxito, pero sin la curiosidad, nunca sabrás lo que realmente pasa a ti o a tu empresa.

Queremos avances, queremos ser felices, queremos tener pareja, en definitiva queremos tener abundancia en todo y más, pero nos basamos en CÓMO lo hicieron los demás, en QUÉ hicieron los demás, pero no en el PORQUÉ lo hicieron.

Lo vuelvo a repetir, te ayudaran bastones como los libros, conferencias o formaciones,..Desde luego que sí, pero antes de nada, tienes que ser CURIOSO CONTIGO MISMO. Tienes que descubrir el PORQUÉ te pasa lo que te pasa, PORQUÉ quieres hacer lo que quieres hacer, PORQUÉ sientes lo que sientes, en definitiva.

Cuando ves que las personas tienen problemas o empresas con sus marcas, siempre acabas oyendo una frase típica: “¡¡Pues a lo mejor tenemos que aplicar la solución que implantón José, la competencia o Apple… para nuestro problema!!”.

Tenemos miedo a conocernos, tenemos miedo a indagar, tenemos miedo a ver la realidad. Y por eso, preferimos “automedicarnos” o que el “medico se confunda con nuestro diagnostico” cuando realmente nosotros sabíamos que nos pasaba.

No nos gusta indagar dentro de nosotros. Nos “mola” hacer grupos de investigación para ver qué ha pasado, pero las conclusiones que demuestren nuestros fallos o soluciones que nos puedan llevar más allá de donde estamos, las apartamos.

Despreciamos lo nuevo, pero nos quejamos de que no avanzamos en nuestra vida.

¿Alguien me lo explica?

Ser curiosos, nos puede llevar a crear una marca diferente a la que hasta entonces estábamos mostrando. Una marca que nos puede etiquetar, por lo que mostramos y sentimos, como diferente, original, transgresor, a crear controversia en un mundo estable y rutinario como decía en “Mofeta Branding. Como son las marcas que transforman el mundo”.

Todos los principios son duros, pero si realmente queremos pisar fuerte en este mundo, ya no solamente en el mundo personal, empresarial o como sociedad, tenemos que impulsar la curiosidad como vehículo que nos llevará a esos avances que todos soñamos.

Porque ser curiosos, te lleva a crear soluciones, productos innovadores o experiencias hasta la fecha nunca vividas.

La curiosidad te lleva a la creatividad.

Si eso, que nadie se cree que es, que todos buscan en libros, como si fuera algo para extraterrestres.

La creatividad es ver la realidad desde diferentes perspectivas. Y para eso tenemos que ser curiosos.

Para eso tenemos que darnos el permiso de VER otras realidades, de CREER que otras formas son posibles y con ello, CREAR nuevos mundos, nuevos productos, nuevas soluciones.

Tengo que reconocer que la curiosidad duele.

Ir más allá y descubrir que tu pareja te ha mentido, que pensábamos que nuestro producto nos iba a jubilar ya de trabajar o que el curso que estábamos haciendo nos iba a llevar al estrellato, cuando no es así, DUELE.

Ver que hemos vivido en una mentira, no es muy agradable. Pero no quiere decir que a partir de ahora sea igual. Tú eres el único que puede cambiar esa rutina que has vivido poniendo solución a la misma, siendo creativo.

La curiosidad es:

  • Querer saber más allá de lo que suponemos
  • Descubrir que hay detrás de los miedos que tenemos
  • Querer avanzar, siendo curiosos con el presente
  • Preguntarse continuamente, ¿Por qué?

¡¡SEAMOS MÁS CURIOSOS, POR FAVOR. Y NO DEJEMOS DE PREGUNTARNOS, ¿POR QUÉ?!!.

¡¡Soñamos con liderar arañas que atrapen leones!!

No hay reto que no podamos alcanzar trabajando unidos con claridad de los objetivos y conociendo los instrumentos” dice Carlos Slim

Siempre que nos encomiendan liderar un equipo, soñamos ser como esas películas del sábado por la tarde, en las que de la nada, se transforman en un equipo campeón.

Mi experiencia como parte integrante de equipos, en alguna ocasión liderándolos o como observador de equipos, me dice que en los albores del nacimiento del equipo anhelamos vivir experiencias únicas, como “Cuando las arañas tejen juntas pueden matar a un león”. (Libro de Daniel Coyle, libro que os recomiendo sin ningún género de dudas).

Pero creemos que cuando surgen los momentos críticos, con una conferencia de 45 minutos, unos gritos, música a todo volumen, podremos conseguir lo que no hemos conseguido a lo largo del año.

Nos han enseñado que los verdaderos equipos, los que consiguen resultados o transformar el mundo, son los que siempre están felices, alegres, se abrazan continuamente y no tienen ningún tipo de problema. Pero yo creo que no es así.

Se demuestra en los momentos críticos, cuando se han cometido errores, el carácter de un equipo y como resurgen de dicha situación.

En la felicidad todos somos buenos y geniales. Pero cuando vienen mal dadas, se demuestra que está hecha esa “amistad”.

Los equipos de “éxito” están hechos de verdades incomodas y sinceridad total. Sinceridad sin faltar al respeto por favor. Pero es la única manera de pasar de mediocridad hacia la excelencia. Diciendo qué está bien, que está mal, poniéndonos en los zapatos del otro, fijándonos en los pequeños detalles.

Porqué una vez hemos llegado a conseguir un resultado, nos echamos a dormir pensando que siempre se repetirá. Y luego pasa lo que pasa, que nos tiramos los pelos, todo rápido y mal, porque vemos que lo que antes hacíamos y pensábamos que SIEMPRE daría resultados, no pasa eso.

SINCERIDAD y VERDADES INCOMODAS tienen que ser bases esenciales de un equipo.

Y como hasta la fecha no hemos estado acostumbrados a los malos resultados, nos vamos al otro extremo:

  • No hablamos, GRITAMOS
  • No sonreímos, GRUÑIMOS
  • No somos flexibles, NOS CONVERTIMOS EN DICTADORES
  • No nos tocamos, NOS REPELEMOS
  • No son amigos ni compañeros, SON GENTE QUE SE RIE DE NOSOTROS

Ni una cosa ni otra. La virtud de de los equipos de éxito está en el Equilibrio.

¿Y que 3 características tienen los equipos Disruptivos?

1.- Cosechando Seguridad

Si no hay signos que te hagan sentir que sientes a ese equipo, ya puedes tener 12 Cristiano Ronaldo a tu lado, que no llegaras ni a participar en la Champions League.

Sin seguridad no das todo de ti. Sin sentirte parte del equipo, no darás ideas, no saldrá a relucir el talento por el que te contrataron y pensaban que contigo se harían de oro.

Si estamos todo el día liderando desde el miedo. Mostrando el precipicio del despido o no reforzando lo positivo del trabajo realizado sin alentar la creatividad, tendrás a tu merced un equipo de mercenarios que van a trabajar por dinero, no por un motivo mayor.

No serás un líder para ellos, serás un jefe que a final de mes o final de proyecto le vas a pagar la “cuenta” y hasta la próxima.

Cuando te sientes seguro en una relación, ¿A qué te muestras sin tapujos? ¿A qué das todo de ti sin miramientos?

Aunque sea un equipo con altas exigencias y expectativas. Tú le dices y haces sentir a esa persona que ha sido elegido porque puede superarlas holgadamente, le das seguridad, haciéndose integrante del equipo, y seguro que te mostrará aquellas facetas que sentías que tenía y por la cual lo contraste.

Da seguridad y obtendrás resultados.

2.- Muestra vulnerabilidad.

Tampoco estoy diciendo que seas unas moñas, fan de Disney, ni que le pongas películas románticas a tu equipo.

Te estoy diciendo que reconozcas tus errores sin ningún tipo de pudor. Te estoy diciendo que seas el primero que muestre sus emociones. Ni te creas el “Hombre de Hielo” liderando a los Vengadores, porque ni lo eres ni nunca lo serás.

Pero nos han hecho creer que mostrar tus debilidades es el primer paso para que se aprovechen de ti o se rían de uno. Creo que mostrar tu debilidad es el primer paso para avanzar.

Cuando muestras tu vulnerabilidad a alguien, que forma parte de tu circulo, vienen los abrazos, viene el contacto. Te das cuenta si formas parte o no de su familia, si de verdad lo que siente por ti es amistad, compañerismo o es un “durante 8 horas te haré creer lo que quieras, luego no hables”.

Es en la vulnerabilidad donde se muestra la química entre las personas. SI existe comunicación de verdad, si el equipo esta cohesionado de verdad, es pura pantomima.

Muestra tu vulnerabilidad sin tapujos, y el equipo se estará haciendo más fuerte en todo momento.

3.- Definir un propósito

Sin un propósito, no hay nada.

Bueno, si, mediocridad, hacer lo mismo que todos, no dejar huella a través de nuestro trabajo, que nuestros clientes nos sean infieles cuando vean que lo que decimos a lo que hacemos va un trecho grande… ¿Sigo?

Éste equipo no solo tiene la obligación de ganar, sino además la de contentar a la gente que ha pagado por verlos. Tienen el propósito no de ganar, sino de hacerles felices.

No es el propósito de hacer un congreso para regocijo mutuo, sino por y para los asistentes que van a disfrutar de él, para transformar sus vidas aunque sea solamente con una frase o un abrazo.

Vivimos en un mundo cortoplacista, que convive con el estrés codo con codo porque si no consigue llegar a los resultados trimestrales será despedido. Dejando eso de dejar huella en sus clientes, para los “iluminados” o “locos”.

Los equipos de éxito en este siglo XXI, se centran en el propósito, en el PORQUÉ hacen lo que hacen, PORQUÉ les compran los clientes actuales y PORQUÉ quieren ser recordados cuando ya no estén.

Y te aseguro que llegan a los resultados del trimestre, holgadamente.

Sin un propósito mucho mayor que la suma del equipo entero, seréis uno más.

Dales un propósito, y serán los arquitectos del éxito soñado.

Nunca lo olvides, que el éxito llega como consecuencia de darse a los demás.

Cuando nos enfrentamos al reto de liderar un equipo, siempre soñamos que la suma de 2 y 2 nos de cómo resultado 11. Pero recuerda que sin:

  • Confianza
  • Sentimiento REAL de que perteneces a ese equipo

No pensaran como un cerebro único, sino como un cerebro que ha tenido una noche loca en Ibiza que luego no se acuerda de cómo ha conseguido lo que ha conseguido.

¿Cuáles son las características para formar y de resultados un equipo en el siglo XXI?