Mikel Izal: “El éxito no es lo mismo que el reconocimiento público”.

Hoy dentro de la sección “Conversaciones con…” para mi es un placer presentar a Mikel Izal.

mikel izal

En una sociedad, en la que se nos enseña, que cuando estamos en la cima, tenemos que hacer lo que sea, para seguir en ella, en la que se nos dice, mientras dure, tú sigue aprovechándote de la situación.

Mikel Izal, cantante y compositor del grupo Izal, junto a su grupo han decidido despedirse de los escenarios españoles hasta 2018, para expandirse internacionalmente y crear nuevos trabajos.

Autor de himnos como “La mujer de verde”, “El baile” o “Pánico Práctico”, con un estilo propio, desmarcándose de clones, y en la que su lema es que todos se apoyen en todos. Tuve el placer de hablar hace unos días con Mikel como con Alejandro (batería), sobre cómo viven todo el reconocimiento al trabajo bien hecho, las sensaciones de hacer por lo que siempre han sentido pasión y que nunca hay que tirar la toalla cuando sabes que estás haciendo lo que sientes.

GRACIAS  Mikel y Alejandro por recordarnos que la suerte es quien para la trabaja constantemente y que el éxito no es lo mismo que el reconocimiento público.. Podéis conocerlo más a través de  Facebook, Twitter e.

Sabes que tu vida puede ser diferente y aun así no haces nada para conseguirlo? ¿Te da miedo romper los límites que tienes en tu mente? ¿Quieres poner patas arriba tu vida y conocer eso que llaman felicidad? ¿Quieres que tu empresa alcance esas cimas que siempre has soñado? ¿Crees que el ambiente de tu empresa tendría que mejorar? ¿Sabes que el antídoto a todos los problemas es el NO escuchar tu corazón? Puedes contactar conmigo a través de Twitter, en Facebook y en Linkedin .

.- ¿Quién es Mikel Izal?

Compositor del grupo, cantante y cara. Un compañero único e irremplazable, como los otros 4 componentes que forman Izal.

.- ¿Cuál es el principio para hacer realidad un sueño?

El trabajo duro, la constancia y por supuesto la confianza. Siempre hemos creído en estos valores y los hemos defendido por encima de todo.

.- Para quien no conozca Izal, ¿Qué le dirías?

Que es una propuesta sincera, honesta y que empezaron formando 5 personas que creían en lo que hacían convirtiéndose en una pequeña gran familia.

.- ¿Qué dejas atrás al salir al escenario?

Los camerinos! Y los miedos. Durante el tiempo que estamos en el escenario disfrutamos cada minuto como si fuera el último siendo consciente de que vivimos, como decías antes, un sueño.

.- ¿Qué quieres ser de mayor?

Cada uno teníamos nuestros sueños supongo cuando éramos pequeños. Ahora nuestro sueño es nuestra realidad. Yo personalmente de pequeño quería ser inteligente, así de mayor podría ser lo que quisiera (sí, un poco estúpido).

.- ¿Qué sentirás cuando terminéis el último acorde de esta gira?

Por supuesto mucha nostalgia, y después nos centraremos en el siguiente paso, no hay que perder demasiado tiempo echando de menos cuanto tenemos otras tantas cosas maravillosas por delante.

.- Echa la vista atrás… ¿Pensabas que ibais a conseguir todo lo que estáis consiguiendo?

Creo que ninguno pensábamos mucho en esto, luchábamos por ver hasta donde podríamos llegar y seguimos en ello. Nos centrábamos siempre en el siguiente paso, y así seguimos.

.- ¿Cuál es tu concepto de felicidad? ¿Y de éxito?

izalEstar en paz con uno mismo haciendo lo que te apasiona. Creo que es difícil no ser feliz viviendo lo que estamos viviendo la verdad. El éxito si es más relativo… a veces se confunde con el reconocimiento público, y en nuestro caso creemos que no es necesario.

.- ¿Para quién es la suerte?

Para quien trabaja sin descanso. La suerte jamás nos pillará sentados en el sofá. A nosotros nos pillo migrando a otra ciudad (en caso de Gato, a otro país) y buscándola mediante esfuerzo.

.- ¿Qué no harías sin todo el equipo que tienes detrás de tuya?

El 80% de lo que hago ahora. Sin ellos sólo tocas. Con ellos puedes dar un show como el que trabajamos y que defendemos gracias a una multitud que se nos escapa de las manos. Es maravilloso contar con gente tan profesional como grande a nivel personal.

.- ¿Qué piensas cuando te levantas y sabes que ese día tenéis concierto? ¿Y el día que no?

Se asemeja a cuando eres pequeños y es el día de reyes. El día que no valoras el descanso y la rutina. Cuando haces lo que te gusta a todo le puedes encontrar la parte positiva.

.- ¿Qué te inspira el mundo?

A menudo encuentras miles de injusticias y hechos tristes, pero afortunadamente otras veces contrasta con otras tantas por las que merece la pena vivir. Al final hay que encontrar qué puedes sacar de cada hecho y exprimirlo al máximo.

.- ¿Pensasteis alguna vez tirar la toalla? ¿Todos tenemos una mujer de verde a nuestro alrededor?

Es curioso pero aunque si nos vimos al límite muchas veces jamás pensamos en rendirnos, no lo tuvimos nunca como opción. Quizá si fue porque teníamos a una mujer de verde guardándonos.

.- ¿Cuál es el mejor consejo que te han dado y nunca olvidas?

Pase lo que pase en tu vida, aunque todo vaya mal, aunque pierdas todo, siempre te quedará la música.

.- Una reflexión para los lectores del blog.

Que nunca falte esa música que siempre te salva.

¿Mi religión? La contradicción

Ándate con cuidado cuando expulses tus demonios, no vayas a desechar lo mejor de ti” decía Nietzsche

ContradiccionUnos seremos católicos, musulmanes, budistas, new age, ateos… Pero todos tenemos una religión en común.

LA DE SEGUIR CON LOS OJOS CERRADOS, LOS DICTAMENTES DEL LIDER DE TURNO, SIN DUDAR.

¿Qué dice que el método es hacer las cosas de una manera? Sigámosle a pies juntillas lo que ha dicho, porque es él, supremo jefe.

¿Qué nos pide que le demos recomendaciones de qué hacer con su vida? Vayamos raudos y veloces a ayudarle, ya que el supremo jefe, nos ha pedido su ayuda.

¿Qué nos dice que no tenemos que leer esas publicaciones? Quemémoslas como en la Inquisición, ya que para él, esos libros serán malos para nosotros.

¿Dónde queda aquí nuestra libertad? ¿Dónde queda aquí nuestro poder de decisión?

Nos quieren aplacar nuestro poder de decisión y nosotros también, somos culpables, porque nos dejamos.

Nos dejamos, porque no queremos pensar. No queremos saber qué pasaría si pusiéramos en marcha ese pensamiento, si descubriéramos qué hay detrás del rey miedo o la reina novedad… No vaya a ser que nos mande fuera del reino llamado sociedad, y por una locura, se vaya todo al traste.

Así que lo mejor, es seguir con los ojos cerrados, los dictámenes, del proclamado gurú de turno, porque si él lo ha conseguido, nosotros también podremos llegar a alcanzar esa dicha que tiene él.

Los gurús, nos adoctrinan desde el miedo y de un éxito efímero.

Hacer lo mismo que yo, porque sino seréis unos mediocres, como habéis sido hasta ahora.. Seguir mis pasos, soy un gran ejemplo, mientras los demás solo venden humo…”

Miedo y éxito, la combinación perfecta, para no pensar y seguir a pies juntillas a los denominados “líderes gurús”.

Últimamente me lo dicen muy a menudo, y la verdad que siento es muy buena señal: “Hijo, no me lleves la contraria, que siempre lo haces… Tú siempre llevan la contraria”.

Llevemos la contraria, dudemos de todo.

Es la única forma de crear progreso en cualquier ámbito de tu vida.

¿Quién dice que la única forma de conseguir algo, es como lo dice esa persona? ¿Y todo el mundo tiene razón? NO ME LO CREO… ¿Quién dice que es imposible algo a tu manera? ¿Los demás? PUES NO ME LO CREO.

NO ME CREO QUE LAS COSAS SE HAGAN DE LA ÚNICA MANERA QUE DIGA UNA PERSONA O UNA SOCIEDAD.

Y tengo datos que así lo corroboran.

¿Crees que Elon Musk agachó la cabeza cuando diseñaba su coche Tesla? ¿Crees que Michael Jordan se negó a creer que no valía para el baloncesto cuando lo rechazaron en su colegio?

LES LLEVARON LA CONTRARIA HASTA CONSEGUIRLO, A AQUELLAS PERSONAS QUE LES DIJERON QUE NO. DUDARON DE LO QUE OPINABAN DE ELLOS Y DE SUS PROYECTOS. CONFIABAN EN ELLOS MISMOS. SE DIERON UNA OPORTUNIDAD, SE LA CREARON A PESAR DE LOS NO.

Las normas, los límites no están para seguirlos, SINO PARA ROMPERLOS.

No estoy llamando a las armas, pero si a la revolución interior. Que todo lo que oigamos, veamos y sintamos, le demos la oportunidad de ponerlo en duda si tanto si viene de los demás, como desde nosotros mismos. Sobre todo si son creencias que nos limitan.

¿Crees que es imposible? DUDALO

¿Te dicen que ése es el único método? No te lo creas ni por todo el oro del mundo.

¿Qué está todo inventado y tienes que tirar la toalla? Tírales la toalla a los ojos y que se sequen sus miedos, pero TÚ SIGUE.

La contradicción te hace:

.- EL PODER LO TIENES TÚ. Por fin le haces trabajar a eso que tienes entre los hombros, el cerebro. Dejándolo en modo automático, haciendo caso absoluto a lo que digan los demás, estás en modo “vegetativo”. Y para eso no tienes el cerebro, sino para darle candela, partiendo que tienes que hacerte dueño de él, no dejándole que campe a sus anchas.

Sacando a tu cerebro de la zona de confort , es el principio del comienzo de tu vida.

.- NO TODO ES BLANCO O NEGRO. No todo tiene sólo dos caminos. Siempre hay un 3, 4 o 5 camino posible.. Sé que a contradiccionmuchos eso les toca los eggs, pero es verdad. ¿Cómo que no me crees?, quizá tengas razón, pero primero déjamelo pensar a mí, lo que me has dicho, dudarlo, rebozarlo, pensarlo, exprimirlo y si tienes razón te la daré, pero siempre desde mi convencimiento. Porque quizá, yo descubra otro camino, y entre los dos lleguemos más rápido a nuestra cima.

No todo es blanco o negro…¿Entonces qué pasa con los demás colores? ¿Los mandamos a dormir?

.-EL DESARROLLO SIEMPRE COMIENZA CON UN NO. Somos una sociedad hipócrita, y no es la primera vez que lo escribo. Se nos llena la boca hablando de empresas digitales, de una cultura empresarial diferente orientada a las personas, de la recuperación de unos valores perdidos… Pero donde dije DIEGO, digo que no lo pienso implementar, porque tenemos miedo a la innovación o a la disrupción.

El desarrollo comienza diciendo NO a lo establecido y dando un SI MÁS GRANDE QUE LA TIERRA, a la innovación, a investigar en la duda, a zambullirte en los PEROS y en creer que quizá, estabas equivocado desde hace mucho tiempo.

Que no duele mucho darte cuenta que estabas confundido. En serio, menos que una operación, te lo aseguro.

Así que llevemos la contraria a todo el mundo, pero empecemos por nosotros mismos.

Llevar la contraria, es descubrir que no todo está escrito, que hay avances que nos están esperando y que la vida de verdad, está siempre fuera de nuestra comodidad.

Empecemos a “tocarnos las pelotas” y “tocar las pelotas”, porque es la única forma de avanzar.

¿Te vas a hacer de la religión de la contradicción?

El próximo día 20, sale a la luz “Liderazgo Canalla. Libera tu lado Más rebelde”. Ya está en preventa, y podéis resérvalo pinchando AQUI.  Así también os dejo una entrevista me han hecho como motivo del lanzamiento del mismo. Espero os guste.

¡¡Sólo 4 segundos te pido!!.

Es más fácil prevenir los malos hábitos que terminarlos” decía B.Franklin.

4 segundos4 segundos.

Pensaras que no pueden ocurrir muchas cosas en ese periodo de tiempo. Pero hoy me he dado cuenta, que pueden ocurrir la transformación de una vida entera.

Pero ante todo, puede ocurrir, que el devenir de una vida vaya por un camino u otro.

Recibimos mucha presión a lo largo del día. Presión en el trabajo, con los amigos, con la pareja, para seguir siendo, haciendo, actuando, como lo estábamos haciendo hasta ahora.  No nos dejan tiempo para pensar y si a eso le añadimos, que estamos en una sociedad, que tilda de “LOCO” a aquel que piensa.   4 segundos es una eternidad.

Somos el fruto de nuestras experiencias, creencias ( que pensamos cuando somos adultos, que somos asi y nunca cambiaremos, como bien dice la canción de Alaska) y hábitos.

4 segundos me ha hecho cambiar la perspectiva de la vida, de mi vida.

Hace unos días hablaba con una persona importante para mí. Me decía que todo el mundo le preguntaba que si todos éramos creativos , que si faltaban cosas por crearse. Y él siempre respondía que si. La gente se asombraba, tras todos los avances que teníamos, piensan que ya todo esta inventado. Pero él les contestaba, que todo invento, se había realizado, viendo una situación desde otra perspectiva al que todo el mundo lo hacía.

Pensamos que no hay solución a nuestra vida, a una situación. Buscamos en libros, que pensamos que nos pueden dar la respuesta correcta, preguntamos al “gurú” de ese campo a ver si él nos la puede dar, … Lo que sea, por solucionar el tema, buscando la solución fuera de nosotros, y no como deberíamos hacer, parándonos y dándonos cuenta, que la solución, normalmente está dentro de nosotros.

Pedimos opinión a los demás sobre lo que nos pasa, cuando en realidad, lo que deberíamos hacer, no es ir a la superficie del tema, sino escarbar e ir a lo importante. ¿Por qué? Porque la solución será mucho más fuerte, que simplemente tocándola por encima.

4 segundos puede determinar que tomes la decisión de siempre, a que tomes la decisión que transforme tu vida.

Los hábitos que tenemos, la presión de la sociedad, los “no te salgas de la línea que los demás establecemos como normal”, nos hace ver a todos por igual, una misma realidad. Y eso no es así. Cada uno de nosotros, somos diferentes y al serlo, tenemos una realidad diferente.

Pero nos enseñan que debemos ser todos iguales, como buenos “borregos”.

Al darte cuenta que tu realidad no es la misma que la sociedad, te “recomienda”, empieza a tambalearse tu vida. Quieres un nuevo mundo, pero buscas herramientas que siempre has utilizado ,para un mundo, tu mundo, que no sirven.

Cuando eso te pase, en esos 4 segundos, date cuenta que dentro de ti ya están herramientas que tú necesitas para la transformación que reclamas.

Parar y darnos cuenta, que no somos nuestros hábitos o las creencias que nos regian hasta ahora, que no debemos aceptar presiones de los demás no acordes con nuestros valores,  nos hace empezar a conseguir un gran título, el de líder de nuestra propia vida.

Empezamos a tener control sobre nosotros mismos.

Empezamos a preguntarnos ¿Por qué Estamos haciendo lo que hacemos?. Y vemos que no había coherencia en nuestras vida, y con ello resultados que no eran los deseados .

Sentimos que somos buenos en algo. Ese algo que siempre hemos querido hacer, pero por distracciones de la vida, nunca hemos dado el paso adelante por esas presiones o miedos.

Ese Run Run que hemos llevado con esa afición, sueño, problema o lo que no te deja dormir, en 4 segundos, puede cambiar la perspectiva del mismo, y con ello su realidad.

Pero no nos damos el permiso de tenerlos. Vivimos un mundo en el que rige, QUIEN MÁS OCUPADO ESTÉ ES MÁS QUIEN PRODUCTIVO, DEBE SER. Y que fallo más importante estamos cometiendo.

Cuando más sepamos hacia donde vamos, qué queremos, quienes somos, más resultados obtendremos.

Pero eso de darnos un tiempo muerto para pensar, es considerado de vagos. Para mi eso, lo hacen los coherentes con sus vidas.

Porque no somos el envoltorio que nos hacen ver que debemos ser. No somos apariencias, seguidores en  Redes Sociales o títulos que tenemos. Somos seres humanos que nos da miedo vivir, eso SI es lo que somos.

Seres humanos, que nos da miedo decir LO SIENTO o HE TENIDO LA CULPA. Humanos que pensa4 segundosmos que somos nuestras creencias, y que lo que pensamos y sentimos es así, sin dar opción a que quizá otras personas nos puedan “abrir” los ojos a otras situaciones y pensamientos.

Por favor, utiliza esos 4 segundos, para no subestimar nunca lo que otras personas te dicen. Dolerá en muchas ocasiones oír ciertas cosas, pero si es así, es que quizá han entrado en lo que realmente te pasa, no en la “superficie” del problema.

Seamos humildes y siempre escuchemos a los demás. De todos podemos siempre aprender algo. Dejémonos inspirar por los demás y no empecemos discusiones.

No aceptamos uno de los grandes regalos de la vida, “la crítica”, siempre que sea constructiva.

En esos 4 segundos, podemos empezar a discutir con la persona que nos ha dicho eso o darle las gracias.

Si darle las gracias, porque te da ha dado un regalo, que te llevará a la incertidumbre, pero sobre todo a una definición de éxito o felicidad, más acorde con quien eres tú, no a quien eras.

La incertidumbre es uno de los mayores miedos de toda persona. El no saber qué pasará y qué misterio habrá durante el camino, pero esos 4 segundos, pueden determinar todo tu viaje.

En algunos momentos, ante ese miedo, no hay que hacer nada. Aceptarlo, observarlo y saber que tienes que emprenderlo. En otras, saber claro tus objetivos, valores y necesidades, las cosas se ven de otra forma y te costará menos enfrentarte a los cambios.

Durante estos 4 segundos que he tenido en mi vida, me he dado cuenta la importancia de esa persona en mi vida, de las enseñanzas que me estaba ofreciendo, de las cosas que tengo que cambiar en este momento y que siempre estaré en plena evolución, pero sobre todo, por mucho que hablemos, hagamos,  aparentemos…siempre tenemos miedo a algo  en la vida y para eso démonos 4 segundos, para afrontarlo.

Date 4 segundos en tu vida y la misma, seguro que cambiara de rumbo. Sólo 4 segundos te pido.

Si quieres cambiar de hábitos, te recomiendo el libro “4 segundos” de Peter Bregman.

 

Fernando Rodríguez: “Para ser feliz hay que atreverse a salirse de la línea que nos marca la sociedad”

Hoy dentro de la Sección ” Conversaciones con…” es un placer presentar a Fernando Rodríguez de Rivera.

PRADOREY-FERNANDO-INTEn el 2.008, España empezaba a recoger una “cosecha” llena de incertidumbres, cambios y miedos, tras comenzar la crisis. Ese año , Fernando, fue designado como Director General del Grupo PradoRey, uno de los grupos más importantes vinícolas de nuestro país.

A pesar de las dudas, miedos y vértigos, añadido a su juventud, junto al trabajo de su equipo de enólogos, ha llevado sus vinos a los más altos estándares con la consecución de premios y reconocimientos a nivel mundial.

Con un trabajo basado en la intuición, no limites, libertad creativa y promoviendo el aprendizaje y conocimiento, podemos ver que las circunstancias no importan si realmente tenemos fe en lo que estamos haciendo y en lo que sabemos que vamos a conseguir.

GRACIAS Fernando por recordarnos que no importa las circunstancias en las que nos encontremos, porque si sabemos que no hay nada imposible en la vida, lo acabaremos consiguiendo. Gracias por recordarnos lo importante que es sacar los aromas y olores de cada uno de los días y pequeños momentos que vivamos. Podéis conocer más a Fernando, a su trabajo a través de su Twitter , Linkedin y su Blog.

¿Sabes que tú vida puede ser diferente y aún así no haces nada para conseguirlo? ¿Te da miedo romper los límites que tienes en tu mente? ¿Quieres poner patas arriba tu vida y conocer eso que llaman felicidad? ¿Quieres que tu empresa alcance esas cimas que siempre has soñado? ¿Crees que el ambiente de tu empresa tendría que mejorar? ¿Sabes que el antídoto a todos los problemas es el NO escuchar tu corazón? Puedes contactar conmigo a través de Twitter, en Facebook y en Linkedin .

.- ¿Quién es Fernando Rodríguez de Rivera?

En lo esencial, soy una persona de 37 años, intelectualmente inquieta, a la que le encanta aprender cosas nuevas, explorar sus límites sin considerar que pueda haber algo imposible a priori, y que siempre tiende a ver el lado bueno de las cosas y de las personas. Soy un optimista irreductible y me considero luchador. En lo anecdótico soy el Director General de las bodegas PradoRey y profesor colaborador en la Facultad de Ciencias Económicas y Empresariales de la Universidad Complutense de Madrid. Reconozco que me encanta lo que hago.

.- ¿Cuándo has querido tirar la toalla? ¿Y qué has hecho para seguir adelante?

Pocas veces, la verdad, pero sí que es cierto que en estos años tan difíciles en lo profesional para todos los que estamos en puestos de responsabilidad de una PYME, he tenido momentos de muchas dudas, miedos y vértigos. En esas ocasiones reconozco que se me ha pasado por la cabeza coger el petate, como se dice, y buscar una vida más tranquila, algo más contemplativa y de menor acción. Cuando he tenido estas tentaciones, siempre ha habido dos cosas que me han hecho recapacitar y seguir hacia adelante: una, la gente con la que trabajo. Personas que confía en mí (y yo en ellos), y que se están dejando la piel conmigo en el día a día. Por fidelidad mutua estamos en el mismo barco y no podría nunca dejarles en la estacada. Y dos, lo mucho que me gusta mi trabajo. En los momentos difíciles intento “trocear el elefante”, ver los problemas uno a uno y coger algo de perspectiva. De esta forma siempre termino dándome cuenta de que lo que me ilusiona de mi día a día y de mi trabajo supera con creces el precio de la responsabilidad y el peso de las dificultades.

.-  ¿Qué conversación transformó tu vida? ¿Qué has aprendido de tus mentores?

Es difícil hablar de una sola, la verdad, pero me quedo con varias enseñanzas. Resalto seis. La primera, que las cosas en la vida vienen cuando vienen, no cuando uno quiere que lleguen, y que tenemos que estar preparados para afrontarlas. La segunda, nada perdura sin la ética. Es decir, que los valores cuentan. La tercera, que hay que desconfiar cuando las cosas vienen demasiado fáciles, porque todo lo que merece la pena en esta vida cuesta. La cuarta, que las personas no fracasan, sino que bajan los brazos, y que incluso cuando los resultados no salen, se aprende mucho por el camino cuando uno da todo lo que tiene. La quinta, como le gusta decir a mi buen amigo Francisco Alcaide, somos el resultado de nuestras creencias y somos nosotros quienes nos ponemos los límites. Y la sexta, no permitas que no te exijan y no dejes de exigirte rigor en todo lo que hagas.

.- ¿Cómo se lidera en momentos de crisis? ¿Se aprende más que en momentos de felicidad?

Respecto a la segunda pregunta, rotundamente sí. En momentos de crisis uno está obligado a ser imaginativo, flexible y a explorar soluciones que jamás se hubiera planteado en otras circunstancias. Personalmente esta coyuntura tan difícil ha sido más completa desde el punto de vista formativo (humano y profesional) que cualquier Máster en cualquier escuela de negocio. Cuando las cosas van bien tendemos a relajarnos. En cuanto a cómo se lidera en tiempos de crisis, hay una premisa que a mi se me ha quedado grabada a fuego: tienes que asumir que te vas a equivocar muchas más veces de lo habitual, por cuanto la precariedad te obliga a tomar decisiones que a menudo no son las óptimas, pero que las debes llevar a cabo para sobrevivir. Ese cortoplacismo pasa factura y debes estar preparado para ello. En cualquier caso, la manera de liderar no es muy diferente a la de tiempos tranquilos: se hace desde el ejemplo, trabajando mucho, siendo sincero contigo mismo y con los demás, y tratando ir de frente con la gente.

.- ¿Se lidera para un bien común o para un bien propio?

El reto, creo, es alinear los dos. Es decir, que el éxito propio esté en sintonía con el bien común. El buen líder, en cualquier caso, no necesita de mayor reconocimiento que el de su gente, e incluso el suyo propio cuando se mira al espejo cada mañana, y asume el éxito del equipo como suyo también desde el silencio y la humildad. Al menos así lo vivo yo.

.- ¿Qué es el éxito? ¿Y la felicidad?

PRADOREYEl éxito creo que es poder dedicarte a lo que te gusta, ser feliz con lo que haces en tu vida, tanto en la parte profesional como personal. Y la felicidad creo que no deja de ser una consecuencia de lo anterior, de una coherencia vital. Eso sí, hay que tener valor para asumir que a lo mejor ello te implica nada contra corriente… y hacerlo.

.- ¿Las personas como el vino mejoramos con la edad?

Pregunta interesante. No todos los vinos mejoran con la edad, eso mucha gente no lo sabe. Hay vinos que se elaboran para ser bebidos en el momento de salir al mercado y otros que, efectivamente, envejecen bien. Yo creo que lo interesante, por seguir con el símil, es no quemar etapas y asumir el rol que te corresponde en cada momento de tu vida. Los vinos jóvenes son fáciles de beber, porque tienen mucha fruta, son sencillos, frescos y entran fáciles. Creo que eso también nos pasa cuando somos jóvenes. Los Reservas y Grandes reservas van transformando esa fruta en complejidad, y ello se traduce en una maravillosa armonía cuando eres capaz de apreciarlo. Si eres capaz de aplicar una buena dosis de reflexión a tu vida conforme avanzas en ella, entonces sí, las personas con la edad crecemos y la experiencia supone realmente un grado.

.- Cuando te encuentras ante un abismo, ¿Cómo afrontas la situación?

Afortunadamente estos años tan duros me han hecho encontrarme ante el mismo muchas veces. Lo primero que hay que aclarar es que los abismos dan miedo y que lo natural es tenerlo, pero que lo que nos diferencia es cómo afrontamos ese miedo. Recomiendo apoyarte mucho en tu equipo, hablar las cosas, y como decía antes, trocear el elefante para poder afrontar los problemas uno a uno. De todo se sale y de todo se aprende.

.- ¿Qué te está enseñando la vida si echas la vista atrás?

Que el tiempo vuela y que tenemos que aprovechar cada segundo. Que no podemos dejar para mañana el ser felices y, sobre todo, lo que ya apuntaba antes: que todo lo que merece la pena en esta vida cuesta.

.- ¿A qué escribirías un manifiesto?

A la gente joven de 17 – 18 años. Para que crecieran con rigor, teniendo una visión crítica de las cosas. Para que leyeran y viajaran. Para que entendieran que esta crisis que se ha llevado tantos sueños por delante, es fundamentalmente de valores, y que les necesitamos para crear una sociedad diferente, en el que el progreso económico, social y moral vayan de la mano.

.- ¿Qué eliges: Pasado, Presente o Futuro?

Tiendo a pensar que lo mejor siempre está por llegar, pero elijo el presente, sin duda. Para paladearlo y disfrutarlo como un buen vino.

.- ¿Practicas la felicidad?

O al menos lo intento, jajajaja. Como decía antes, para ser feliz a veces hay que atreverse a salirse de la línea que nos marca la sociedad. Me cuestiono las muchas horas que le dedico al trabajo, pero es cierto que me hace feliz lo que hago. Intento mantener un sano equilibrio con la vida personal, pero admito que no siempre lo he logrado.

.- ¿Qué hay que tener para emprender un sueño?

Lo primero valor. Y lo segundo la suficiente seguridad en uno mismo para entender que dificultades siempre habrá, pero que para eso estás tú ahí, para solucionarlas.

.- ¿Cuál es tu palabra favorita?

Amor. En toda su dimensión.

.- Una reflexión para los lectores del blog

Que nunca dejen para mañana lo que puedan hacer hoy, que vivan a tope el presente y que disfruten de la vida, que es maravillosa. Que disfruten de los afectos, de la familia, los amigos y la gente que nos quiere, que son los que realmente perduran, y que todo lo demás pasa. Y bueno, que lo hagan siempre con una buena copa de vino. 😉

Actitud ante las dificultades

A veces el llanto hace más beneficio que la risa” decía Pedro Muñoz Seca.

EmocionEstoy escribiendo estas líneas entre lágrimas.

Mucha gente me ha preguntado si el escribir era una terapia. Terapia es enfrentarme a un miedo. Si fuera una terapia, escribiría y lo tendría en el cajón de mi cuarto. Pero para mí enfrentarme a un miedo, es además, publicarlo.

Ya me da igual que me tomen por un “sensible” , romántico o lo que sea, ¡¡ME LA BUFA!!.

Llevo unos días de bastante emoción.

Me instruyeron, como a muchos de mi generación, que eso de llorar, es malo, que no es de hombres, que no eres valiente, que eres de todo, menos guapo.

Cuando lloraba, me decían que tenía que parar, que era demasiado sensible. Y durante un tiempo lo hice, deje de llorar. Quería aparentar que ya era “maduro”, ya era un “hombre”, o al menos lo que me decían que era un hombre.

A veces me retenía las ganas de llorar, porque no quería volver a los reproches, tenía miedo al qué dirían. Quiera que me tuvieran como uno más, quería sentirme “integrado” en la sociedad.

Pero el “retener” tus emociones, puedes hacerlo un tiempo, pero siempre acaba teniendo consecuencias. Malos “humos”, dolores de cabeza, de hombro… No sabemos qué no está pasando, si todo va “bien”.

¡¡ESTÁS RETENIENDO TUS EMOCIONES, LLORA, COÑO, SI ES LO QUE QUIERES HACER!!.

Y llevo varios días dando forma “liquida” a mis emociones ,a través del llanto.

¿Qué emociones estoy viviendo?

El pensar que no puedes , que es imposible, y darte cuenta, que dando solo 1% más de ti, cuando piensas eso, esos no puede, se transforman en SI PUEDO.

Llevo un mes preparándome para un reto personal muy importante, la Spartan Race. 13 kilometros, lleno de obstáculos, barro y motivación.

Nunca he sido muy bueno en dotes gimnasticas, pero cuando me ofrecieron, como buen aragones, dije SI. Para cabezón, YO.

Pensaba que los entrenamientos serían parecido a los que estaba haciendo ya desde hace tiempo… “Yo podría fácil“, pensaba…

Primer error, ante los retos, nunca te confíes, por mucho que lleves experiencia. Cada reto, cada instante, es diferente en la vida y tienes que enfrentarte a él, con Humildad.

Nada de excesos de confianza en la vida, siempre manten un equilibrio. Confia en tus posibilidad, pero con “apertura” de mente, a descubrir , descubrirte durante el camino.

Y así pasó, el exceso de confianza, me hizo que tuviera ganas de llorar, tras el primer entrenamiento.

Subir y bajas escaleras con un peso en los hombros, correr hacia una pelota y volver, más y más ejercicios, que aumentaban mis ganas de llorar, mis ganas de tirar la toalla..

Entre descanso y descanso, gritaba que no podía más, preguntaba que estaba pasando, si pensaba que yo podría con él.. La impotencia estaba ganando la batalla y con ello mis ganas de llorar.

¿Pero llorar, en un gimnasio? ¿Qué estaba pasando? Eso ni hablar, eso no es de hombres, parecía que me estaba hablando mi “educación”. Pero era lo que quería, llorar, por impotencia, por rabia, porque no estaba consiguiendo lo que quería, porque sabía que podía pero no tenía fuerzas, me sentía limitado.

Entre serie y serie, me fui al espejo y cayó por mi cara, la primera lagrima. No la retuve. Era así como me sentía, impotente, triste, me estaban llevando al limite, y no me estaba gustando lo que estaba viendo, viviendo y sintiendo en mi piel.

Tenía dos opciones, o tirar la toalla, y decidir que no seguía con el reto, es decir, un cobarde. O limpiarme las lagrimas y seguir adelante. Escogí la 2 opción.

miedoEn ese momento, también tengo que dar gracias a una mentora que tengo para este gran reto, Eva. Nos da miedo tener mentores, gente que sabe más que nosotros, porque no nos gusta que nos digan que no vamos en el buen camino, que nos estamos equivocando. Gracias a ella también, me di cuenta, que iba a costar, que todo cuesta, pero que lo estaba consiguiendo, que todo dependía de mí, que no tirase la toalla, que estaba en el camino correcto. Gracias desde aquí, por tu sonrisa en todo momento, por llevarme hasta el limite y por la música que ameniza nuestros entrenamientos.

Me limpie las lagrimas y seguí. No sé de donde habían salido las fuerzas , pero subí las escaleras con más fuerza, subí el balón medicinal a más altura y las pesas de más kilos. Exhausto llegué a casa y mirándome de nuevo al espejo, empecé a llorar , pero esta vez estaba sonriendo.

Reconozco que en eso, soy un poco Geminis. Un poco “trastorno bi-polar“.

Ese lloro delante del espejo, me demostró que todo tiene su porqué. Me decía que tenía dos opciones, seguir intentándolo o tirar la toalla, cosa que siempre había hecho.

Mi cabeza me estaba diciendo que era imposible, que no podría, y el hecho de haber dado un paso más, cuando antes hubiera tirado la toalla, me demostró, que los problemas son tan grandes como tú quieras creértelo. Un paso más, es la diferencia, entre la mediocridad y el éxito.

Me preguntaba que estaba haciendo, para qué estaba haciendo ejercicios que nunca había hecho, si seguramente, habría gente más preparada que yo. Pero la vida siempre nos pone por delante retos que ella SI sabe que estamos preparados para superarlos.

Yo soy el único responsable de mi vida. Si hubiera tirado la toalla, no me podría haber quejado, que luego el día de la prueba, me lamentara porque no estuviera en la parrilla de salida. Y si conseguía resultados, yo sería también el único responsable. Quería o no, el único responsable en ese situación, era yo. De mí dependía todo, de ti depende todo.

La falta de perseverancia en la vida, me había llevado a quejarme por todo. La culpa la tenían los demás… Lloraba y lloraba, echando la culpa al mundo de mi desastre. No tenía fe en mi, a las primeras de cambio, ya quería un nuevo cambio. Lloraba por algo que yo mismo había desechado.

Ahora sé que me faltaba un verdadero deseo, un por qué, por el reto. Y este reto, me encanta, lo deseo, sueño con él.

Lloraba mientras lo pensaba, había pasado de una vida de lamentos, de quejas, de miedos, del que dirán, de sueños desvanecidos, a una vida de ilusión, pasión, confianza, fe… Una vida de que te entran ganas de vivir al 100%.

En el mismo día , había vivido una emoción desde los 2 lados.  Desde el miedo a la felicidad. ¿Y cómo había sido ese transito? Sé que alguien diría, que soy géminis y un poco más allá que acá, pero simplemente fue con la ACTITUD ante la vida.

Actitud para enamorarme de la incertidumbre. Actitud ante los retos. Actitud ante las caídas, Actitud a mostrar mis emociones sin vergüenzas ni miedos. Actitud a vivir el momento y llorar si siento que hay que hacerlo.

MUESTRA TUS EMOCIONES, LLORA SI TIENES QUE HACERLO. LLORAR es la muestra liquida de tus emociones. Jamás las reprimas.

Lloro viendo “Cuando un hombre ama a una mujer”, o cuando alguien dice te quiero a alguien por la radio, o sintiendo los abrazos de mis sobrinos cuando vienen a casa… soy sensible, me gusta oír a Metallica y beber whisky , y por eso no quiere decir, que no sea un chico sensible, que no tenga sentimientos, que no tenga actitud ante los retos de la vida..

Si mostráramos más emoción ante lo que nos da la vida, ante lo  que sentimos en esos momentos, SI SOMOS MÁS NOSOTROS MISMOS, OTRO GALLO NOS CANTARÍA.

Llora si tienes que llorar, pero no te quejes si tiras la toalla que no estás consiguiendo tus resultados soñados.

LLORAR LIMPIA, LLORAR ES LA LECHE. ( Pero tampoco te “enganches”).

¿Cómo afrontas los retos? ¿Y las emociones?

Manuel Moreno: “¡No olvidar jamás el sentido común! Ni en las redes sociales, ni fuera de ellas…”

Hoy dentro de la Sección ” Conversaciones con…” es un placer presentar a Manuel Moreno

Manuel-MorenoQuien diga que no estamos en unos momentos cruciales de la sociedad…, en unos momentos en los que intentamos predecir el futuro a través de miles de herramientas, pero cómo mucho sabemos predecir que vendrá una tormenta en las próximas horas, …está mintiendo.

Y uno de los cambios que estamos sintiendo, son las profesiones.  Las nuevas herramientas que incorporamos en nuestra vida.Si hace 10 años, alguien nos pregunta que eso de Social Media, el Community Manager y que a través de YouTube podríamos ver videos, conferencias, del resto del mundo… la verdad que no sabríamos qué contestar. Bueno si, ESTÁ LOCO.

A día de hoy, las Redes Sociales impregnan nuestra vida personal, como profesional. Todos estamos en alguna red social. Todos queremos sacarles el máximo beneficio a la misma, todos queremos que nuestros videos en YouTube tengan millones de visitas, que las fotos de nuestro Instagram, tengan miles de Likes o tener más seguidores en nuestra pagina que nuestra competencia, estudiamos cursos de Community Manager que hay por Internet, y ya nos ponemos el título de Expertos… Vivimos en un puro caos.

Todos tenemos un propósito cuando entramos en las Redes Sociales, pero ¿te has preguntado para qué las utilizas?¿ Si esa Red Social es favorable para tu propósito? ¿Si realmente podrías ganar en  Twitter o sería mejor otra Red?

Está y muchas otras preguntas, responde Manu, uno de los periodistas más influyentes en las Redes Sociales, en su libro “Cómo triunfar en las  Redes Sociales“. Una conversación en la que pone cordura en este caos, recordándonos que es más importante una conversación que un puñado de seguidores.

GRACIAS Manuel por ponernos un poco de orden en este nuevo mundo llamando Redes Sociales. Gracias por recordarnos que al éxito, tanto en Internet como en la vida real, se llega a través de un propósito, no por una moda. Gracias por ser el bastón para muchas personas que quieren, pero no saben el cómo en este nuevo mundo . Podéis conocer más a Manuel, su trabajo a través de su Web, en Facebook y Twitter.

¿Sabes que tú vida puede ser diferente y aún así no haces nada para conseguirlo? ¿Te da miedo romper los límites que tienes en tu mente? ¿Quieres poner patas arriba tu vida y conocer eso que llaman felicidad? ¿Quieres que tu empresa alcance esas cimas que siempre has soñado? ¿Crees que el ambiente de tu empresa tendría que mejorar? ¿Sabes que el antídoto a todos los problemas es el NO escuchar tu corazón? Puedes contactar conmigo a través de Twitter, en Facebook y en Linkedin

.-  ¿Quién es Manuel Moreno?

Un chaval muy majo! Me definiría como periodista, ante todo… de esos que no saben pasar un día sin escribir unas letras para tratar de comunicar lo –poco o mucho- que sabe. Apasionado de su trabajo, creador de TreceBits y con muchas ganas de colaborar, interactuar, ayudar… a que la gente aprenda a utilizar las redes sociales con sentido común.

.- ¿Antes de preguntarnos cómo usar la red social, nos tendríamos que preocupar del PORQUE  de esa red?

Así es. Lo primero que debemos plantearnos es qué queremos nosotros conseguir en las redes sociales. Si queremos hacer más amigos, encontrar una nueva oportunidad laboral, ligar… lo que sea. Una vez que sabemos nuestro objetivo y tenemos claro el tiempo que vamos a dedicar a las redes sociales, podemos saber en qué red social deberíamos estar y de qué manera. Ese sería el por qué.

.- ¿Cuál es el principio del comienzo en toda Red Social?

El principio en toda red social es el momento en el que decidimos abrirnos el perfil. Generalmente vamos dando rápidamente al botón de “acepto” sin leer lo que estamos firmando, y en realidad se trata de un contrato con esa empresa que es la red social, por lo que deberíamos prestarle más atención. El problema es que a veces son textos demasiado legales, difíciles de comprender, o incluso pueden llegar a estar en inglés. Por eso en el libro trato de profundizar en toda esa letra pequeña y hacérsela más comprensible a los lectores en uno de los capítulos.

.- ¿Cuándo te diste cuenta que estabas haciendo lo que te gustaba?

Siempre, desde pequeño, he querido escribir. Con tres años ya decía que quería ser periodista, así que el camino ha sido ir subiendo pequeños peldaños (unos con más esfuerzo que otros). Ha habido de todo, por supuesto, pero cuando hubo cosas que me gustaban menos fue cuando decidí crear TreceBits para seguir escribiendo y contando las cosas que necesitaba contar.

.-  ¿Qué quieres conseguir en tu vida? ¿Cuál es tu propósito?

No me marco grandes metas, quiero ir paso a paso, disfrutando de lo que hago como ahora. Acaba de lanzarse el segundo libro, estoy preparando un tercero que va a sorprender a muchos, quiero disfrutar del día a día, de hacer lo que me gusta, de mi familia, de mis amigos… con eso, que no es poco, me vale.

.- ¿Qué es el Éxito? ¿Por qué nos morimos por superar en seguidores a nuestra competencia?

portada_libroCada cual definirá el éxito a su manera, lo que yo si que tengo claro es que el éxito (al menos en redes sociales) no es tener más seguidores que el de enfrente, sino tener más conversación con la gente que te sigue que el de enfrente. Una conversación que aporte valor, que merezca la pena, es más útil y más placentera que un puñado de seguidores.

.- ¿Has tenido mentores? ¿Qué has aprendido de ellos?

He tenido, si… pero más que mentores, he tenido muchos compañeros de trabajo, de sector, de camino… de los que he aprendido muchísimo y a los que yo he intentado aportar mi granito de arena. Eso es lo fundamental, colaborar sin pedir nada a cambio. Y luego, como grandes mentores, mis padres.

.- ¿Cómo definirías tu Marca Personal?

Marca personal sería aquello que dicen los demás de ti cuando le preguntan quién eres… a mí me gustaría que respondieran: un periodista serio, que le apasiona lo que hace, y en quien se puede confiar.

.-  ¿Qué has aprendido de tus fracasos?

Claro que sí. Sería estupendo no fracasar y no tener que aprender de ellos, pero cuando los tienes… pues al menos busca una enseñanza para sacar algo positivo. Fíjate, TreceBits nació de uno de ellos, del intento de crear un medio de comunicación online. No pudo haber mejor fruto para aquel fracaso que sirvió de aprendizaje.

.-  Se prostituye la Marca Personal, se prostituye el Coaching, ¿Se está prostituyendo el Community Manager?

No podría afirmar que se está prostituyendo como tal, pero sí es cierto que durante años se ha vendido mucho humo. Se le ha prometido a las empresas que por tener un perfil en Facebook iban a vender más y eso no es así. También se le ha prometido a mucha gente sin empleo que podían ser community managers y encontrar un trabajo casi sin formarse para ello… Pero afortunadamente las cosas van cambiando –es cierto que poco a poco- y las empresas empiezan a ser conscientes de que es necesario contar con alguien formado específicamente para gestionar perfiles corporativos y quien quiere dedicarse a esto busca la mejor forma de formarse.

.- ¿Es necesario estar en Redes Sociales para encontrar un trabajo? ¿Y sin un blog eres un sin techo en las redes sociales?

El 80% de los responsables de recursos humanos usa las redes sociales para encontrar candidatos en sus procesos de selección, o para saber más de los candidatos que le han enviado un currículum… así que pongámosles fácil la tarea de encontrarnos. Usemos las redes sociales para dar a conocer lo buenos profesionales que podemos llegar a ser.

Lo del blog… depende de tu profesión, claro está. Pero sí, es una herramienta estupenda para centralizar todo lo que haces y para decir: este soy yo y esto es lo que te puedo aportar. Es decir, para darse a conocer. Para un periodista puede ser una herramienta fundamental, aunque no la única.

.-  ¿Estamos pasando del Social Media hacia el Human Media? ¿Donde las personas es lo más importante?

Es que las redes sociales deberían ser entendidas así. Están formadas por personas y queremos seguir a personas. No queremos seguir a un perfil corporativo que en realidad es una especie de robot que sólo nos envía mensajes comerciales. Queremos seguir a personas. Por eso hasta las empresas deben dejar ver su lado humano en las redes sociales.

.- ¿Cuál es tu concepto de felicidad?

Para mí… escribir me hace feliz. Desconectar, también. Estar con mis amigos, con mi familia, con mi gato… cosas sencillas. Intento no buscar la felicidad más allá de las cosas que tengo cerca.

.- ¿Sabrías vivir sin redes sociales? ¿Estamos intoxicados de información?

Yo creo que ya no… Aunque lo intente, me cuesta pasar tiempo desconectado, así que asumo la situación y trato de sacarle el mayor partido posible J

.- Una reflexión para los lectores del blog

¡No olvidar jamás el sentido común! Ni en las redes sociales, ni fuera de ellas… Y sobre todo, aprender a usar las distintas redes, conocerlas… para no cometer errores y poderles sacar el máximo partido.

 

Querido Fracaso:

“En la vida hay algo peor que el fracaso…el no haber intentado nada..”

Querido Fracaso:

FracasoEsta es la primera y última carta que te escribiré.

Llevamos muchos años juntos. Desde que tengo uso de razón, siempre has estado en mi vida.

Mi primer fracaso sentimental con aquella chica en la escuela. Aquellas caídas en el parque, en la que todos se reían de mí, o aquellas negativas cuando buscaba trabajo, y ¿Qué decir cuando decía que me quería dedicar a otra cosa que no era lo que estaba haciendo?

Venías corriendo a mi lado, recordándome que eras mi amigo. Pero un amigo que no me gustaba ver.

Con el tiempo, me acostumbré a ti, pensaba que estaríamos juntos toda la vida, como en las películas de amor, hasta que la muerte nos separase.

Y sé que será así, pero tengo que decirte una cosa, desde ahora, nuestra relación va a cambiar.

Sé que siempre intentarás volver a mi vida, cuando no consiga ese puesto de trabajo, cuando la chica por la que mueva los vientos, me mande a paseo ya que le guste otro, o cuando no consiga terminar la  carrera de obstáculos a la que me he apuntado.

Pero te lo vuelvo a repetir, nuestra relación a partir de hoy, VA A SER TOTALMENTE DISTINTA.

¿Por qué?

Porque antes no quería ver lo que me enseñaba la relación que teníamos tú y yo. Cuando venías a “visitarme”, te hacía caso. Me decías que era un inútil, que no podía conseguir aquello que había intentando, que tenía que tirar la toalla, que me dejase de tonterías, que me dejase de locuras. Y conllevaba a que mis pensamientos no salieran de la negatividad y mis futuras acciones bloqueadas.

Todo porque me dejaba llevar por tus comentarios. Pero ahora, me he dado cuenta, que de cada situación que venías a mi lado corriendo, en vez de haberme dejado llevar por tu energía, me hubiera preguntado POR QUÉ había pasado lo que había pasado y QUÉ tenía que aprender al respecto, todo hubiera sido diferente.

Así que a partir de ahora, cada vez que me caiga, me preguntaré POR QUÉ me he caído, y QUÉ tengo que aprender de la caída. Con ello me llevaré un aprendizaje, que incluiré en la mochila para los próximos retos, no la tiraré como hacía cuando venías.

Aprendiendo del POR QUÉ y del QUÉ ha pasado,  se que estaré caminando hacia adelante. Antes, cuando venías, me bloqueaba, y cuando la vida me presentaba nuevos retos, los desechaba, porque tenía miedo de volverte a verte, y todo lo que conllevaba.

Aunque vengas, y quieras bloquearme, te daré las GRACIAS por todo lo que aprenderé de la situación, pero nada de estar quieto, con miedo, SIEMPRE ADELANTE.

Cuando estaba  “cagado”, tenerte a mi lado, me hacías bajarme en mi autoestima. “ No sirvo para nada, déjate de tonterías, tus sueños nunca se harán realidad, nadie te querrá, eres feo, eres lo peor…”

Y acabé creyéndomelo, pero te digo que las cosas van a cambiar. Y no soy cada una de esas cosas que me decías, y que acabé creyéndome. SOY LA OSTIA.

Es así. Seré más torpe en unas cosas que otras, seré más lento que otras personas en algunos temas, seré lo que tú quieras que ser… pero lo que pasaba que me estaba comparando con otras personas que SI habían conseguido sus sueños. PERO YO SOY ÚNICO.

Puse todo lo que tenía en el “asador” apostando por el reto en cuestión. ¿Qué no ha salido? Pues una lástima, la verdad, pero he conseguido mucho más que estando en la cama, esperando a qué cayera del cielo. Lo intenté, no salió con este intento, pues bueno, otro habrá, estudiaremos QUÉ ha pasado y POR QUÉ ha sido así, pero bien ORGULLOSO de mí, porque a pesar de las circunstancias, lo intenté.

No pienses que no quiero saber nada más de ti, porque no es así. Si me olvidará de tu existencia, mi EGO, se subiría de manera estratosférica, y las “leches” que me daría serían aún más de órdago.

Desde estas líneas, te quiero dar las GRACIAS. Porque pienso que no he fracasado en la vida, solo que las circunstancias me han llevado hasta donde estoy ahora. En un momento en el que creo en mi, en el que voy a sacar todo mi potencial, en el que voy a SER FELIZ, en el que grito BASTA YA de dejar mi vida en los demás y ser yo quien quiero ser.

Así que de verdad, siempre te voy a estar agradecido por todo lo que me has enseñado, y que juntos aprenderemos a partir de ahora.  Gracias por todo lo que me has hecho pasar, de verdad, GRACIAS.

Gracias a los malos momentos que me has hecho pasar, ahora ya disfruto del presente, sea como sea. Cuando estaba “cagado” gracias a ti, sólo vivía en el pasado, añorándolo, porque pensaba que más vale malo conocido que bueno por conocer, aunque me doliera, porque la frustración que vivía en el presente, no me molaba mucho que digamos.

Pero ahora, aún pasándolo mal, en el ahora, me doy cuenta, de lo que he sido capaz, de mis capacidades, muchas dormidas, de mi valentía, disfruto del apoyo de la gente que me quiere sacar del “hoyo”, de los te quiero de la familia, o de la sonrisa de mis sobrinos, que no observaba cuando estaba en la rueda de “pensamientos negativos y fracasados”.

¿Te digo un secreto? Se que has “venido” muchas veces a darme el titulo de fracasado, porque hacía las cosas con rapidez, como buen latino, para antes de ayer, y acaba pasando lo que acaba pasando. Todo rápido y mal.

FracasoMe comparaba con los demás, pensaba que el tiempo pasaba más rápido que a los demás y no llegaba a la meta, pensaba que lo hacía rápido(desperdiciando el producto ) que es lo que querrían los clientes..,  quería llegar el primero costara lo que costara y lo que hacía es llegar el primero a la frustración.

Quería el éxito para antes de ayer. Y lo único que recibía era tu visita, el fracaso.

Lo bueno se hace esperar. Si, no nos han enseñado en el esfuerzo, en la constancia, en la fe en uno mismo, en la espera… Todo es para antes de ayer, y si no lo consigues, eres un fracasado.

Por mucho correr, no se llega antes, más bien, por mucho correr, la “leche” suele ser más fuerte. Así que gracias por enseñarme a que todo lleva su tiempo, todo tiene un porqué y un qué hacer en esos momentos.  Todo  lleva su tiempo, porque si quiero el éxito en 5 minutos, será un éxito efímero, y la verdad que yo quiero, un éxito, una felicidad duradera.

Esperare lo que tenga que esperar, pero TÚ no me harás correr más que lo que el destino tiene preparado para mí, confiaré en él, y si tiene que ser, será, pero no me agobiaré, porque si no, vendrás de nuevo a mí.

Gracias por “meterme” el dedo con tus visitas, gracias por bloquearme en muchos momentos de la vida, gracias por no dejarme dar el paso adelante en muchas situaciones, porque me habías hecho creer que era un negado, un fracasado.

Todas estos “apoyos”, han hecho que crezca en mí una fuerza inusitada, que me hacen pensar que por muy difícil que sea la vida, o eso nos dicen, yo soy capaz de mejorarme, de mejorarla, de ser mejor de lo que soy ahora.

No te estoy dejando, ni olvidándome de ti, te doy las gracias por hacerme “madurar”, por hacérmelas pasar “putas”, gracias por hacerme dudar de mi mismo, pero las cosas han cambiado desde AHORA.

Soy único, soy especial, esperaré lo que tenga que esperar hasta llegar a mí meta, valgo mucho más de lo que las circunstancias puedan decirme, sé que toda circunstancia en la vida tiene un PORQUE y un QUÉ, y sobre todo soy yo el dueño de mis pensamientos, de mi vida, de mis circunstancias, nadie más.

Gracias fracaso por todo lo que has hecho por mí, de verdad, pero ahora mi vida no está etiquetada por el fracaso, sino por el aprendizaje continuo, por la confianza en mí mismo, y en mi empoderamiento…. Eso es lo que veré de ti, no lo malo…

Gracias por haberme enseñado tanto hasta el día de hoy.. Pero ya no te nombraré más.

Firmado: Un hombre feliz e ilusionado ante la incertidumbre.

¿Qué carta le escribirías a tu fracaso?

¿Improbable? ¡¡¡Excusas!!

El hombre puede creer en lo imposible, pero no creará nunca en lo improbable” decía Oscar Wilde.

Improbable¿Lo improbable? Esa palabra no existe en mi vocabulario. Se escribirla pero hace tiempo que no existe en mi boca.  Y sé que , jamás volverá a salir de la misma.

Desde que nacemos, solo vivimos situaciones así: “No puedes hacer eso, eso es imposible, no lo vas a conseguir, olvídate, eso es un sueño “… Y con el desempleo, la famosas crisis, solamente oyes frases como “No lo vas a encontrar, es imposible, no hay condiciones para hacer realidad esos sueños que tienes…”.

La palabra imposible y creer que nuestros sueños, van a ser improbables, lo aceptamos como algo normal.

¿Por qué?

Y mientras tanto, nos “cagamos” en la gente de éxito, que consiguen lo que nosotros habíamos soñado.

¿Qué está pasando? Que aparte, como buenos latinos, la envidia, el pensar en todo el árbol genealógico de esa persona, nos damos cuenta que el improbable, que nos habían dicho , que era algo que inamovible en nuestras vida, no es así.

Al igual que el acceso a las redes sociales, la palabra “imposible” es algo común, es algo que está totalmente democratizado. ¡¡Y qué pena!!.

Yo también pensaba que era imposible salir del agujero negro en el que me encontraba, que mi vida se había acabado y que si no encontraba un trabajo “normal”, me seguirían viendo, como un “apestado”. No veía un futuro muy halagüeño.

Basta Ya…. Si esa persona a la que envidiamos y admiramos por partes iguales, lo ha conseguido,  ¿Por qué te estás diciendo a ti mismo que es imposible que lo consigas? ¿Por qué te estás diciendo que es improbable que consigas eso que has comenzado?

Si empiezas diciéndote esas cosa, ya te digo de antemano el resultados: ¡¡ FRACASO ABSOLUTO!!.

TODOS los días vivimos retos, ya abrir los ojos cuando estamos en la cama, es un reto, del que no damos las gracias por superarlo. Y mientras nos da miedo, como escribir un artículo, o emprender el camino hacia la chica que nos gusta, o hablar en público. Retos más importantes hemos pasado en nuestra vida y ahora pensamos que no conseguiremos eso que tanto deseamos.

Pero es que además me hace gracia, piensas que tu reto, es algo improbable que suceda, que lo ves muy difícil y ahora me gustaría hacerte una serie de preguntas: ¿Qué pensaban cuando lanzaron al hombre a la luna? ¿Qué lo iban a conseguir o que lo lanzaban a ver qué pasaba? ¿Con que confianza trabaja Steve Jobs en su garaje junto a Wosniack cuando hacían el 1 apple? ¿Qué iba a ser un éxito, o lo lanzaban a ver qué pasaba?

Muchos de los éxitos, de los adelantos que estamos viviendo, disfrutando, como el ordenador del que escribo ahora, lo han creado personas como tú y como yo, pero eso si, PENSABAN QUE LO IMPROBABLE NO EXISTÍA.

¿Cuándo conseguimos romper con lo imposible, con lo improbable?  Cuando nos chocamos una y otra vez, contra la razón .Esa razón que nos dice que es imposible, que no lo vamos a conseguir, que las cosas siempre se han hecho así y así se van a seguir haciendo.. Lucha, golpéate contra esa “razón” y lo improbable, acabará en añicos.

Esas personas que idolatras y envidiabas, por partes iguales, no son extraterrestres. Son igual que tú y que yo, pero han tomado la iniciativa, de “luchar” por su sueño, de “crear” su destino, y no esperar a que nadie venga a resolverle sus “miserias”.

PORQUE NADIE VENDRÁ A HACERLO, SOLAMENTE TIENES QUE SALIR TU DEL AGUJERO Y PONERTE A VOLAR HACIA TU META. SÓLO TÚ.

Pero ¿A qué nos gusta que nos den todo hecho? ¿A qué nos gusta que los demás nos den nuestros sueños en bandeja de plata? ¿A qué gusta, que nos consuelen cuando todo va como no lo habíamos previsto? ¿A qué gusta quejarnos e ir de victima?

Respeto si es la opción que has tomado, pero por favor, LUEGO NO TE QUEJES QUE NO CONSIGUES TUS SUEÑOS.  Las excusas a la basura y si a la acción, al compromiso y a la confianza en ti y en el reto.

Pero además, ¿Por qué leches dices que es improbable? ¿Lo has intentado?. Creo que NO.

improbableSiempre me acordaré cuando con 6 años, mi madre me enseñó a atarme los cordones de la zapatilla. Tardé una tarde. Creo que sude más que cuando aprendí a nadar. Creía que era imposible, pensaba que era un negado, que sería algo imposible….. y pasadas unas cuantas horas, lo conseguí.

Lo que pensaba que era imposible, lo que pensaba que jamás lo iba a conseguir, LO HABÍA CONSEGUIDO. Fui corriendo a mi madre para que me diera el aprobado, y lo que conseguí es que me dijo: “Ahora tienes que hacer es aprender ir en bici…” Lo reconozco todavía no sé… pero lo conseguiré.

Conseguir tus sueños, es apretar el culo. Es sudar, es llorar, es cagarte en mucha gente cuando no ves resultados, es pensar querer tirar la toalla pero tu intuición te dice que es solo un tropezón, que sigas adelante. Conseguir tus sueños, es apretar el culo cuando las personas no confían en ti, cuando te dicen que te dejes de chorradas, y te dediques a algo “normal” y tú seguir adelante, porque sabes que lo vas a conseguir.

No se consiguen los sueños, con un poco de esfuerzo y cuando ves que no lo has conseguido, tirar la toalla. Todos los días tienes que irte a dormir pensando que has dado todo lo máximo de ti, y si otra persona te ha ganado, felicidades, pero tú mientras tanto, te has dejado el alma, los eggs, y todo tu ser, luchando por dar un paso más hacia tu sueño.

No pienso parar de apretar el culo, de apretar la mandíbula, porque lo improbable, me ha dicho mi historia personal, que es una palabra en el vocabulario y que depende de uno, para que se haga realidad su definición o no.

Cuando empieces el camino hacia tu sueño:

.- Aprieta el culo hasta que no llegues a la meta.

.- Comprométete contigo y con la meta.

.- Confía en ti, en el reto. Si está en tu vida seguro que es por algo.

.- Coge un diccionario, ves a la palabra “improbable” rompe la hoja y cométela.

¿Qué está siendo improbable para ti? ¿Por qué? ¿Quién lo dice?

¡¡Eh, tú, Espartano!!

Cuanto más sudes ahora, menos sangrarás en el campo de batalla”.

Sparta¡¡Eh, Tú, Espartano!!! Si, te estoy hablando a ti.

No sé de dónde eres y sinceramente no me importa. No sé si eres de España, Albacete, Huesca o México. Todos y cada uno que estáis leyendo este artículo, no importa de donde seáis, porque todos sois de un mismo lugar, de Esparta.

Todas nuestras vidas están basadas en 4 elementos, en barro, agua, tierra y fuego.

Por mucho que pensemos que nuestras vidas son difíciles, que los obstáculos a los que nos enfrentamos todos los días, son espectaculares, si los viéramos, como una película, veríamos que en muchas ocasiones, nos estamos enfrentamos a retos mentales que nosotros mismos creamos. Que no nos estamos enfrentando a los Vengadores o a Batman.

Eh, tú, Espartano, desde que te levantas hasta que te acuestas, sabes que vives en una distracción continua.  No quieres pensar, quieres que te lo dé todo hecho, quieres tener la agenda ocupada, PORQUE NO QUIERES PENSAR.

No quieres darte cuenta, que tu vida no tiene sentido, que no tienes un porque como bandera, que guie cada una de tus acciones. ¿Por qué? Porque no quieres darte cuenta, que a día de hoy, tu vida no tiene sentido, no al menos ese sentido que pensabas que iba a tener cuando tuvieras la edad que tienes.

Espartano, te han enseñado, que hay que conseguir el éxito de una manera fácil y rápida en la vida. Ves en la televisión programas, de poca reputación, que es lo que promulgan, y es lo que tú quieras.  Algo rápido y fácil. No quieres darte cuenta que las adversidades son lo que de verdad allanan el camino hacia el éxito.

El éxito o fracaso en la vida, en Esparta, depende de una cosa, de que postura adoptes ante la misma.

¿Y tú qué postura estás adoptando hasta ahora?

Pero sé que hoy es un día nuevo para ti.

Sé que quieres triunfar, que tienes voluntad de llegar a ello. Quieres superar esas púas enormes  que tú mismo piensas que tienes en tu vida, pero cuando las hayas superado, te darás cuenta que no son nada.

El primer paso para llegar a tu llegada, es darte cuenta, que tú mismo, que todos y cada uno de nosotros, nos complicamos la vida. Nos gusta tener problemas, nos gusta llevarnos mal con el compañero, nos gusta criticar a los que salen en televisión… y pensamos que si no tuviéramos esos “problemas”, no estaríamos viviendo, en función de lo “establecido” por la sociedad.

Pues ten claro, que menos es más. Que la vida es más simple de lo que imaginamos. Porque tantas distracciones, tantas cosas que nos distraen de nuestro porque nos llevan al miedo, a la vergüenza, y a las limitaciones que piensan que hay en la misma.

Al decir que quieres triunfar, ha venido al instante tu ego, tus amigos, tu familia, a decirte que estas limitado, que te olvides, que no podrás…Dales la razón, quizá tengas unas limitaciones, físicas o mentales. Pero aceptarlas, reconocerlas es el punto de partida, para la transformación que quieres conseguir.

Así que dales las gracias, por hacerte verte,  que con esfuerzo, con perseverancia, serán los ingredientes principales para llegar a la meta. Porque con sus “apoyos” y “alientos” no será.

Estás dando un paso muy importante, al cambiar el marco de tu realidad.

Antes la veías negra, sin posibilidades, pensando que ya no tendrías futuro. Pero eso ahora está cambiando, la ves con ilusión. Sabes que será difícil, que no todo será color de rosa, pero te has puesto, y vas a conseguirlo.

Asumes el fracaso, quizá no lo consigas, como tu deseas. Pero nos han enseñado que el fracaso es malo, y el éxito es bueno.

Preparas tu mente, porque sabes que tendrás caídas, que querrás tirar la toalla, y que si no lo consigues, pensaras que eres un fracasado. Pero para ti aunque no lo consigas esta vez, ya habrás triunfado, porque habrás ganado, primero a ti mismo, porque habrás salido de tu sofá, en el que no parabas de quejarte , en el que querías una cosa y esperabas que cayera del cielo… Cosa que nunca ocurrirá.

Visualizas tu meta, con cada paso, con cada esfuerzo.  Tienes tu foco en ella. Todas tus acciones son por y para tu meta.

Spartan RaceSabes que es lo que quieres, y cómo lo vas a conseguir. Sueñas con ella, te visualizas en la cima, como te sientes cuando la consigas, lo que oirás en esos momentos, lo que sentirás.. Tu sonrisa ha cambiado y  tu mirada con ella.

Solo piensas en llevar tu cuerpo y tu mente hacia unos límites que jamás pensabas. No te importa la hora que sea, solo quieres aprender y aprender. Está vez te has elegido a ti mismo para el éxito, no has esperado que otros te eligieran para llevarte en su equipo, tú estás liderando tu vida, estás creando tu éxito.

Has dicho adiós a las creencias que antes de ti dominaban tu vida. Que no podías, que era imposible, que ya esperarías a otra oportunidad, que tenías que dejar de lado sueños de infancia… Eso ya es historia, ahora piensas que SI PUEDES, que si ES POSIBLE SI CREES EN ELLO, que SOLO TÚ, eres el creador de tu vida, de tu futuro, de tu éxito, que costará pero si quieres, puedes..

Estás implicado a tope en tu misión. Haces lo que otras personas piensan que es imposible, o das un paso más cuando las personas ya han tirado la toalla, porque piensan que no podrán, que es imposible, pero tú sigues, porque es tu misión, tu porque.

Tu confianza ha pasado de tener más fisuras que el Titanic a ser inquebrantable. Confías en ti, y si sientes que no tienes una capacidad, la estudias, hasta que la adoptas como tuya. Por el camino ves oportunidades “ocultas” que antes no veías, de las que aprender.

Antes eras una persona que hablabas mucho pero que no hacías, pero eso ya ha cambiado, tu bandera es la acción, no la palabra.

Eh, tú , Espartano,  tú eres tu mayor obstáculo,. Eh, tú, Espartano,  lidera tu vida, porque nadie lo hará por ti, porque si lo hacen, estarás haciendo realidad sus sueños, no los tuyos. Eh, tu, espartano, tienes valor, que no quiere decir que no tengas miedo, pero tu valor es más importante que el miedo a eso que tenías antes.

Eh, tú, Espartano, ahora sabes que los obstáculos que antes estaban en tu vida y que no te atrevías a superar, están en la misma  para darnos cuenta de lo que somos capaces, de quienes somos de verdad.

Eh, tú Espartano, sabes que la cosas buenas vienen a aquellos que levantan su culo del sofá y nunca se dan por vencidos.

¿Y TÚ ERES UN ESPARTANO? ¿Cómo afrontas tus días? ¿Con qué mentalidad? ¿Piensas que con 300 podrás conseguir lo que quieras en la vida?