¡¡Puedes quejarte, pero si…!!

Nacemos llorando, vivimos quejándonos y morimos desilusionados” decía Thomas Fuller

quejas¿Por qué quejarnos, está mal visto?

Es una de las palabras que también tenemos denostada en nuestro vocabulario, como canalla o coaching, entre otras.

Me gusta quejarme y lo reconozco. ¿Por qué?

Sé que estaréis pensando, como ayer me dijeron, que no tenía nada por lo que quejarme. Que había estado luchando por un sueño, que a día de hoy, ya es realidad. Que siempre había soñado con tener una empresa, y la tengo. Y que hasta tengo personal a mi cargo.

¿De qué coño tienes que quejarte, David? Me decían ayer casi a grito pelado.

He descubierto, que el quejarse, lleva a dos caminos, pero que siempre tienen una característica en común.

Aunque nos quejamos por vicio, tema que tratare a posteriori, nos quejamos porque, sabemos que nos podría ir mejor en la vida.

Nos quejamos porque esa chica no nos hace caso aún sabiendo que no hemos dado un paso para que se entere por nuestros sentimientos, por el trabajo que tenemos aún sabiendo que podríamos buscar otro trabajo, nos quejamos de las relaciones que tenemos con nuestros amigos aún sabiendo que no hemos hecho nada por solucionarlas…

Nos quejamos de la vida de mierda que tenemos… ¿Pero hacemos algo para cambiarla?

¡¡NADA!!.

Lo que pasa, es que ya hemos tenido experiencias anteriores, en las que nos quejábamos de la vida que teníamos, y venía un alma caritativa, a solucionarlos el tema en cuestión.

¿Qué gozada, verdad? En vez de aprender a cambiar la rueda del coche, es mucho mejor, gritar, patalear y que venga la Guardia Civil a salvarnos, ¿A qué sí?

Y mientras tanto, lo único que has aprendido, en esa situación ha sido a teclear el número de la policía y a decir, “Buenos días agente, es que me pasa esto...”.

Vivimos en la queja constante y mientras tanto, no hacemos nada… Bueno si, patalear, llorar y cagarnos en todo el mundo, pero no mirarnos al espejo, sabiendo que el único responsable de todo, ERES TÚ.

Es mejor seguir en una vida, que sabemos que no nos motiva, no nos alienta, que hacer uso que Dios nos ha dado que tenemos entre las piernas, y decir: “Hasta aquí hemos llegado”.

Estamos creando no seres humanos coherentes, con un par, líderes de su propia vida, sino adultos con mentalidad de niños de 3 años, que si no consiguen lo que quieren, a la hora que quieren y cómo lo quieren, patalean y dicen “Ahora no respiro, hasta que no me lo traigan”.

Estos adultos, luego cuando ven a una persona que ha conseguido lo que ellos querían, lo que ellos pensaban que era imposible, empiezan a practicar el deporte nacional por excelencia, LA ENVIDIA.

Míralo con el coche nuevo, míralo con la novia nueva, míralo con el puesto nuevo.. Míralo, vete a saber cómo lo habrá conseguido…Es que mira que es injusta la vida…”

Me encanta desmontar estas frases con 2 simples preguntas:

Si tienes envidia de la persona y sabes lo que ha hecho..¿POR QUÉ NO TIENES ESA MISMA VALENTÍA QUE ÉL, Y LO HACES?

Siempre empiezan respondiendo de la misma manera: “Es que…” Y su chulería empieza a rebajarse, bajando su mirada hacia el suelo y un cuerpo encorvado.

Y la siguiente pregunta que hago a posteriori, es: “Si tanto te quejas de la vida de mierda que tienes, ¿Te has fijado en la vida que tiene la persona que tienes en tu portal durmiendo? ¿Te has parado a pensar en la vida que pueden tener los refugiados de cualquier guerra?

Ya la gente, se siente noqueada, aparte de acordarse de mis familiares.

quejasSi, lo sé, soy un “mal” ser humano. En esos momentos que nos quejamos, queremos que la gente nos entienda, que comprenda nuestro dolor, que nos apoye.. Con el único motivo, de sentirnos comprendidos, y si nos pueden ayudar, para solventar el problema, MEJOR…

Pero eso dar un paso adelante, de coger el toro por los cuernos, limpiarnos las lagrimas y levantarnos..COMO QUE NO.

Eso no es cool.

¿Qué he aprendido sobre la queja a través del estudio realizado para mis 2 próximos libros?

Que la gente que consigue resultados, que llega al éxito tan anhelado, SE QUEJA, PORQUE SABE QUE PUEDEN HACERSE LAS COSAS MEJOR. PORQUE SABE, QUE SIEMPRE SE PUEDE DAR MÁS DE SÍ. Y no hablo que estén obsesionados por la perfección.

¿A qué no es la misma concepción de la queja?

Unos lo utilizan para superarse, sabiendo que no han llegado a sus límites. Que la diferencia entre la mediocridad y la excelencia, suele ser 1% más que lo que suelen hacer los demás.

Mientras los otros lo utilizan, para lamentarse de algo, que creen o no quieren saber, que tienen el poder para transformarlo.

¿A qué son dos versiones diferentes de una misma palabra?

Quien se queja, busca el porqué de los resultados que ha cosechado. El camino que ha seguido, qué ha pasado que no tenía planeado que ocurriera… Se queja, porque sabe que podría haberlo hecho mejor, y no lo ha hecho. Sabe lo que quiere, y si no lo ha conseguido, es por algo, algo que tiene que aprender y que le va a hacer mejor.

¿Por qué cuando vamos a buscar la excelencia? ¿Cuándo no tengamos fuerza ni para levantarnos de la cama?

Sabemos que podemos hacer las cosas mejor, que podemos tener una vida mejor, sabemos que podemos ser mejores personas de lo que somos en este momento… Pues si lo sabemos, CLARO QUE TENEMOS EL PODER DE QUEJARNOS, pero no de lamentarnos.

QUEJATE PERO QUE CON LLEVE SOLUCIONES, ACCIONES AL RESPECTO, pero no te quejes con lamentaciones, porque que si no seguirá siendo lo mismo de siempre, más y más lamentos sin solución.

Así que quejarse, es darse cuenta que uno mismo, puede más dar de si, que puede remontar la situación que está viviendo, que los resultados que anhelas están por llegar, pero que todo depende de él.

Así que si sabes lo que vales, que puedes, y quieres…TIENES EL DERECHO A QUEJARTE…Pero nunca olvides a posteriori, LA ACCIÓN.

¿Cuántas veces te has quejado hoy? ¿Por qué? ¿Vas a hacer algo al respecto?

Anuncios

“Hago lo que puedo” Respuesta Incorrecta.

“Hace más quien quiere que quien puede..”  Siempre me decía mi madre.

hago lo que puedoHace unos días, tuve una comida por trabajo.

Tenía que ser un servicio rápido porque tenía que coger un tren, en un breve espacio de tiempo. Se lo comentamos a la maître y nos respondió:” Haremos lo que podamos”.

¿Cómo que haremos lo que podamos? ¿Qué pasa si hubiera respondido: “Lo haremos”?

A mí me causó un miedo a no coger el tren… Pero lo conseguí.

Esto me hizo pensar, en cómo nos escudamos en el “Hago lo que puedo” cuando nos piden algo.

Hago lo que puedo…no me metas prisas… Hago lo que puedo…pero si te lo pedí hace ya 3 semanas… Hago lo que puedo… con lo que tengo, así que no me exijas más… Hago lo que puedo…deja de tocarme las narices…”

Por mucho que nos lo creamos y, en algún momento, esas circunstancias, nos impidan hacer lo que nos impiden… En el 90% de los casos, son puras EXCUSAS porque no nos gusta que nos “rompan” nuestras rutinas.

Si tus estándares, es llegar al nivel “Lo mejor que puedo”… NO ESTÁS HACIENDO LO QUE DE VERDAD, TENDRÍAS QUE ESTAR HACIENDO.

¡¡ESTAS RINDIENDO A UN NIVEL MÁS BAJO DEL QUE TÚ PUEDES!!

Si haces lo que puedes con lo que crees que tienes, no estás haciendo las cosas en modo Excelente… Si haces lo que puedes, no estás dando todo el talento que tienes dentro de ti… Si haces lo que puedes, en tu relación de pareja… te aseguro que no tendrá un futuro muy largo..

Hay que hacer lo que es necesario y más, y no lo que creemos que podemos.

¡¡DEJEMOS DE SER UNOS VAGOS MIEDOSOS!!

Vagos, porque no nos esforzamos en dar ese 1% que nos podría diferenciar del trabajo que realizan los demás. Ese plus, nos hace diferentes, que es así como nos sentimos, y destacaríamos de entre la masa…pero por miedo no lo damos..

Pero nos dejamos llevar por la rutina, por saber que si hacemos ese “poco” están todos contentos, que cuando nos piden un “Poco más” ya ponemos el grito en el cielo.

¿Quién es esta persona para “obligarme” a hacer más de lo que siempre he hecho?” Es lo que nos viene a la mente cuando nos proponen que metamos 1 marcha más o nos esforcemos “un poquito más” de lo que lo solíamos hacer…

En vez de dar lo mejor de nosotros ante un reto que nos han puesto, lo que hacemos es PONER MALA CARA y hacer las cosas a regañadientes… Como los niños pequeños.

Y tenemos MIEDO, porque ante un reto, en el que nos ponemos a prueba nuestras habilidades, talentos o actitudes, lo que hacemos es como cuando suena el despertador por la mañana…” Déjame en paz que quiero seguir durmiendo”.

Ante un reto, para dar lo mejor de nosotros, respondemos con miedo y no dando un paso adelante.

Y aunque lo demos, no conseguiremos los resultados, si lo hubiéramos aceptado con otra actitud más positiva.

NOS HEMOS ACOMODADO, NOS HEMOS DORMIDO EN LOS LAURELES.

Pensamos que tenemos a nuestra pareja al lado, y ya no hacemos más que lo “necesario” para tenerla contenta… Como creemos que no nos despedirán, ya hacemos “lo que podemos” en el trabajo, como nuestros amigos “siempre van a estar ahí”, no rompemos rutinas, hacemos cosas diferentes…

Como todo que queremos va a estar ahí… ¿Para qué molestarnos?

¡¡ERROR!!

Quizá por tu dejadez, SEGURAMENTE QUE SI, se acabará yendo, o despidiéndote o tengas que cambiar de amigos…

Todas las mañanas nos levantamos y sabemos que tenemos que hacer.. Una lista enorme de cosas…y de ahí no nos salimos.

¿Tienes una lista de cosas que no deberías hacer? Me parece que no.

Mejor que me lo den todo hecho, conseguir unos resultados que no nos supongan esfuerzo y volvamos a la cama sin quebraderos de cabeza..¿Para qué pensar en lo que no debo hacer? Eso es mucho esfuerzo, así que mejor pasamos de ello.

¿Y si en esa lista pusieras, que no debes dormirte en los laureles, que no debes irte de esa persona sin haberte esforzado todo por y para ella, que no debes seguir el libro de instrucciones y si el de tus pasiones?

¿Qué diferencia el día de la noche? ¿Qué diferencia el éxito de la mediocridad?

Seguir lo establecido en el manual, o hacer más de lo que dice el mismo.

da lo máximo de tiTú sabes que te has dejado llevar por la rutina, estás cansado de lo mismo y quieres un cambio. Pues como bien decía Gandhi: “ Sé tú el cambio que quieres ver en el mundo..” Y yo añadiría, “y no esperes que los demás lo hagan por ti...” porque entonces nunca llegará.

Rompe con la pereza, manda a tomar aire al miedo y SIEMPRE da lo mejor de ti. Todos los días, se puede hacer algo más de lo que hiciste ayer, siempre puedes hacerlo de manera diferente..

Basta ya de seguir estándares para no salirnos de lo establecido y luego cuando Rafael Nadal o cualquier deportista, se lesiona o no da todo de sí, como nos tenía acostumbrados, le criticamos o echamos “pestes” de él.

Antes de hacerlo, mírate tú al espejo y dime si das más de lo que haces o esperan de ti. Si lo haces, te aseguro que no criticarás a esas personas, porque sabes que siempre han dado más de lo que hubiera hecho una persona normal, llegando a donde llegaron. Si sabes que podrías dar más, seguro que ya no los criticarás.

Así que recuerda:

.- No me vale lo de “Hago lo que puedo”. Puedes hacer más y lo sabes. Lo que pasa es que es mejor dejarte llevar, que no esforzarte.

.- Hacer solo lo establecido, sin innovación constante, ganas de superarte, provocar disrupciones constantes… hace que seas uno más, y tú sabes que no eres uno más.

.- Si te dicen que puedes hacerlo mejor, es que confían en ti. Saben que puedes hacerlo. Así que hazlo. Y no “maldigas” la persona de quien te lo ha dicho, sino dale las gracias, porque te ha sacado de tu conformismo.

.- Los que hacen más de lo que “se establece” que se podría hacer, son los que se distinguen, los que triunfan.

¿Haces más de lo que puedes? ¿Qué satisfacción te produce tener esa filosofía? ¿Sabes que podrías hacer más pero te has dormido en los laureles? ¿Por qué?

¡¡No borres tus errores!!

Libérate de la obligación de ser perfecto, tienes derecho a cometer errores, tantos como necesites para ir aprendiendo las lecciones de la vida”.

ErrorTodos los días cometemos errores. Pero por la sociedad en la que vivimos, los ocultamos.

Preferimos vivir en silencio, la autoría del mismo, que sentirnos señalados por los demás.

Vivimos en una sociedad en el que el error se paga muy caro.

¿Qué conlleva un error?

Que los demás sientan que los hemos deshonrado. Que nos señalen como los culpables de un gran error, sintamos vergüenza de nosotros mismos por lo que hemos hecho y que nos flagelemos sin parar, aun habiendo pasado tiempo de los sucesos acaecidos.

Si nos pudieran poner una letra en la frente, al igual que marcamos a los novatos con el coche y la L, también nos lo harían.

Pero sin embargo, luego perdemos los papeles por los el “gurú” de turno o el líder de “moda”, que ha cometido más errores, que años que tiene. Pero a ellos se les perdona todo, pensamos que son inmaculados…, pero a tu pareja, o hermano, eso de perdonar, ni por todo el oro del mundo.

Lo que últimamente estoy aprendiendo, es que prefiero tener una vida de acción, de iniciativa, de impulso, que no una vida esperando a que me den permiso para hacer lo que siento que tengo que hacer.

Queremos una vida de acción, que haya novedades, que nos sorprenda la vida a cada instante, que consigamos nuestros sueños, que el amor caiga del cielo siempre que lo deseemos… pero eso si, nada de sufrir, caernos, llorar, ni frustrarnos… De eso, nada.

Pues si queremos todo eso y más, tenemos que dar un paso adelante hacia nuestros miedos y vivir la experiencia que la vida nos pone por delante.

Mola ver a gente arriesgarse, luchar por sus sueños, por abrir su empresa… Los adoramos, los admiramos, y desearíamos ser nosotros los protagonistas de esa historia. Pero cuando nos preguntan: ¿Y tú por qué no te arriesgas? Al instante contestamos: “Puff, es que yo… es que ahora no es el momento adecuados…. Es que….”.

Ni es que ni es cas ni nada, como dirían las madres. Lo que te pasa, es que eso del riesgo, te  da mucho miedo. Tienes miedo a ser feliz, a conseguir lo que sueñas, miedo a creerte que puedes .

No tienes miedo a caerte, tienes miedo a conseguirlo.

Sabes que eres diferente, que podrías aportar mucho más a tu trabajo, a la sociedad, a tu relación de pareja, pero no quieres arriesgar, por el “No vaya a ser que meta la pata… No vaya a ser que no sea como yo lo creo… No vaya a ser que de verdad sea feliz…”

Por los ES QUE y por los NO VAYA A SER… vivimos en una sociedad mediocre y que acaba por no dar el valor diferencial que cada uno de nosotros tiene.

No hacemos nada, así no nos equivocamos. No nos equivocamos y así no tenemos miedo. No tenemos miedo y así no nos señalan. No nos señalan y así no nos hacen sentirnos diferentes…

Moraleja: Acabas pensando que tienes un fracaso de vida.

Desde pequeño, nos han enseñado que el error es igual que el fracaso.

“No te salgas de la línea que tienes que pintar, porque si lo haces habrás cometido un error y la ficha será todo un fracaso”.

No nos dejan caernos, darnos leches contra el suelo, desde pequeños.

¿Y luego de mayores quieren que seamos innovadores, creativos y genios? Pues mal vamos desde el comienzo.

Volvamos a nuestra niñez.

Recuerdo cuando aprendí a abrocharme los zapatos. Creo que me pasé 2 horas, sudando la gota gorda (Si, soy un poco torpe para las manualidades).

Pero no me salía, y lo volvía a intentar. No salía y volvía otra vez. Hasta que lo conseguí.

Claro que hubo momentos en los que quieres tirar la toalla, pero me empeñe y hasta que lo conseguí, no paré.

Quiero decir que no estoy haciendo una ODA a todo tipo de errores. Hay algunos que no tienen nombre. Los buenos errores te ayudan a aprender, los malos, los hechos a conciencia, pues camino de la reprimenda o de la oficina del Inem, seguro que irás.

¿Qué hacer para pasar de una sensación de miedo cuando cometes un error a darle las gracias por la experiencia vivida?.

.- No empieces echando la culpa a los demás.

ErrorMírate al espejo y preguntante ¿Qué he hecho mal?. Sé que dirás que nada, que la culpa la tienen otros, que tú lo estabas haciendo bien, que sabías lo que estabas haciendo….

Si has cometido algún error, alguna causa habrá habido. SI o SI. Empieza siendo responsable de tus actos de una vez y una buena cura de humildad, te ayudará.

Pero no pienses que te librarás de las “reprimendas” del exterior, también debes tenerlas , para que te hagan ver qué has podido hacer mal desde otra vertiente.

Sin embargo, por favor, nunca te olvides, que un error, es solo un paso más hacia tu meta.

.- Abre bien los ojos.

Si. Has cometido un error, y solamente ves un futuro negro. Mira a tu alrededor. No habrás conseguido unos resultados , pero seguro que habrás conseguido crear cosas que antes nos estaban en tu vida. Quiza por un error no llegaste a la meta, pero descubriste algún talento tuyo o actitud que desconocías.  No está todo echado a perder.

Muchos proyectos que tenía en mente no se hicieron realidad, pero me abrieron puertas a otros que si han llegado a buen puerto.

ABRE LOS OJOS.

.- Vuélvelo a reescribir.

Actualmente es lo que me está pasando con mi 2 libro, del que próximamente os iré hablando, y con mi vida.

Me caigo, me levanto y sigo con insistencia. Sería de locos, seguir el camino con el mismo mapa. Si me he caído, será por algo. Quizá haya que redefinir el viaje con el GPS pero sin olvidar hacia dónde quiero encaminarme.

Reposa tus emociones, mira el mapa que llevabas, y míralo desde otra vertiente. Y síguela si sientes que te llevará a tu meta.

Quizá el error, te ha ayudado a darte cuenta que no era una meta para ti. Pues FELICIDADES. Llegarás aún más rápido a ese destino, sabiendo ya donde enfocarte.

Nadie tiene desde que nace la fórmula del éxito sin esfuerzo, caídas ni lloros. NO EXISTE NI NADIE LA TENDRÁ.

El éxito o como tú quieras llamarlo, está basado en fracasos, errores, caídas y lloros. QUERAMOS O NO.

Dejemos de callarnos y esperando que la tempestad pase, sigamos haciendo cosas que no nos gustan, haciendo oídos sordos a nuestra intuición, por miedo al error.

Gracias a muchos errores, has conseguido cosas… ¿Y ahora por qué tienes miedo a cometerlos? ¿Por qué quieres borrarlos?

El Camino hacia la Excelencia

No vayas detrás de mí, tal vez yo no sepa liderar. No vayas delante, tal vez yo no quiera seguirte. Ven a mi lado para poder caminar juntos” Proverbio Ute.

LiderarteHoy es el día el que todo va a cambiar en tu vida. A partir de hoy, todo va a ser diferente.

Hoy has decidido coger las riendas de la Estrella de la Muerte y ser el sucesor de Darth Vader, hoy has decidido dar el paso e ir como Oficial y Caballero ante esa persona y decirle: “ Vámonos de aquí, solamente quiero amarte toda la vida”…

Hoy has decidido, por fin liderarte a ti mismo, para empezar a liderar tu vida.

Hasta el día de hoy, no eras COHERENTE. Entre lo que pensabas, hacías, sentías y veías había un cacao maravillao, que producía unos resultados, que mejor que tú, no lo sabe nadie.

Para empezar a liderar tu vida, tienes empezar a ser responsable de tus decisiones. Déjate de excusarte y echarles la bronca a otros, porque eres TÚ quien tomaste esas decisiones, SOLAMENTE TÚ. Pero es bonito que los demás decidan por nosotros, y si hay buenos resultados, llevarnos nosotros el beneficio y cuando salen perdidas, echarle la bronca a ellos.

¿Y nosotros no tenemos nada que ver en nuestra vida?

Es nuestra vida, y para tomar los mandos de ella, hacia el planeta lejano que quieres llevarla, tienes que ser tú el chofer de la nave, nadie más lo podrá ni deberá hacer por ti.

Sabes que tienes que despegar, pero durante mucho tiempo te has estado dando excusas para no hacerlo.

Cuando intentabas poner la primera marcha, te decías “ Tengo miedo al fracaso y al éxito también..”.. Y creías que te olvidabas del tema… Pasaba un tiempo, retomabas el asunto pero acababas diciéndote “ Me han recomendado que no lo hago, que no es el momento adecuado..”.. No lo intentabas, porque sabías que para conseguir algo, tienes que ser constante, y tú no lo eras, porque ni habías dejado de comer entre horas, ¿Cómo ibas a conseguir algo tan grande como ser líder de tu vida?

No lo habías conseguido hasta ahora, porque no tenías FE en ti e investigar un paraje desconocido como una vida diferente, algo en lo que no tienes practica, da mucho miedo.

Pero esta vez es diferente, tienes FE en ti y eso de la ZONA DE CONFORT, te la vas a comer entre polvorón y polvorón.

Ya no hay razones para no cambiar y SI la más importante para hacerlo: ES TU VIDA y tu quieres llevarla a dónde tú siempre has soñado.

Quieres coger la 5º marcha y salir corriendo hacia la meta.

¡¡PÁRATE!!.

Antes de empezar un viaje, como bien dirá tu GPS, tienes que saber dónde te encuentras. No te lances por la cuesta, sin saber de antemano, con qué herramientas cuentas para el viaje, POR FAVOR.

Se que tienes unas ganas locas de empezar, pero EL ÉXITO DEPENDE EN GRAN MEDIDA DE CUANTO NOS CONOCEMOS. Nunca llegaremos a conocer al 100%, pero para, mira que tienes a tu alrededor, con qué personas puedes contar, con que talentos cuentas, escribe qué quieres conseguir, y empieza tu viaje.

Y sobre todo, te digo que no vayas como “Pollo sin cabeza”, porque seguro que tendrás muchos miedos antes de empezar, y si no los ACEPTAS, no podrás empezar, siempre habrá una excusa que te haga dejar la mochila en tu casa, y coger el camino que siempre has escogido, el de la mediocridad y la rutina.

¿Tienes ya todo? Aún no te doy la salida, ¿Por qué? Porque tienes que responderme a una pregunta.

¿Qué precio estás dispuesto a pagar por todo lo que quieres conseguir?

¿Ya te estás echando atrás? La motivación e ilusión están muy bien, y nos hace pensar que el camino será fácil y rápido…

¡¡ZAS EN TODA LA BOCA!! Es lo que te ha pasado siempre y mira dónde estás, donde no quieres estar. Porque cuando te caías a la 1º de cambio, tirabas la toalla y pensabas que la culpa lo tenían los demás. No querías esforzarte, exigías que te dieran en la mano, tu “premio”.

Pero los premios se ganan con esfuerzo y sudor. Y si no estás dispuesto a ello, te volverá a pasar lo de antes, que cuando caigas, gritaras: “Mama, quiero me cuides, me he hecho pupa y la culpa la ha tenido otro…”.

¿Qué precio estas dispuesto a pagar por alcanzar tu cima? ¿El qué sea? Entonces lo conseguirás.

Sueñas con una gran vida, y que para empezar, necesitas una entrada triunfal en ella. Para nada, al revés. El mayor paso que tienes que dar en estos momentos, es el más pequeño que hayas podido dar. Por más pequeño que sea, por más diminuta que sea la acción, será lo más grande que hayas podido hacer hasta la fecha, porque hasta ahora, solo hacías más que quejarte y lamentarte.

Empieza por algo, por pequeño que sea, pero empieza. Será el principio de tu comienzo.

Pasito a pasito te llevarán a esa gran vida soñada. No hace falta correr.Liderarte

Hoy es el día en el que vas a empezar a liderar tu vida. Hoy es el día en el que te das cuenta, que el verdadero liderazgo, ( palabro que han PROSTITUIDO SU SIGNIFICADO POR ACTIVA Y POR PASIVA ), empieza desde dentro de uno, no a través de un papel que pongas que has hecho un curso muy “cool”.

El verdadero liderazgo, empieza por una herramienta que todos tenemos pero que muy pocos saben utilizar bien.

Piensas que eres diferente a esas personas que consiguen el éxito, TE ESTÁS MINTIENDO… Lo único que te diferencia, es que ellos usan el subconsciente de una manera más efectiva.

¿Cómo?

A través de infundirle creencias positivas, palabras de aliento, de confianza y fe que lo que van a intentar, lo van a conseguir.

Esas personas de éxito, empezando liderándose a sí mismas, partiendo de esta herramienta que todos tenemos y a partir de ahí, el mundo es suyo.

Liderarse a si mismo, es NO DARSE PROTAGONISMO UNO MISMO, eso se llama Egocentrismo, mal que infecta a la sociedad.

Liderarse es saber que has venido a dar a los demás tu ser, tu talento, no a exigir que los demás te den en todo momento. El protagonismo lo tienen las personas que están a tu alrededor, tus clientes, NO TÚ.

Liderarse a sí mismo, es saber que lo importante es dar más valor de lo que los demás dan por lo mismo que tú darías. Eso es lo que distingue a una persona de éxito a otra de no.

Liderarse a sí mismo, es NUNCA darse por VENCIDO.

Para Liderarse a sí mismo, no hace falta que tengas un “MEGA” titulo. Desde cualquiera de nuestras posiciones o estatus social, podemos hacerlo por nuestra cuenta.

Como buenos seres humanos que somos, buscamos las formulas de la Coca-Cola, de la felicidad, como Indiana Jones en búsqueda del Arca perdida.

Yo para este año entrante, proclamado el AÑO CANALLA, voy a utilizar esta fórmula que encontré en el libro Liderándome para liderar. El viaje empieza dentro de ti, ( que os recomiendo) que dice así:

DECIDIR QUÉ queremos ser en la vida +  COMPROMISO con lo que queremos alcanzar +  DEDICACION  y FOCO en ello + MEJORA continua, aprendiendo todo  sobre dicho campo  Y siempre sacar TIEMPO para de ello.

¿Te apuntas a la fórmula Ganadora?

Acaba tú la frase: Hoy es el día en que…..

Destino: Excelencia.

Preocúpate por la calidad, mucha gente no esta preparada para un entorno donde la excelencia es lo que se espera” decía Steve Jobs.

ExcelenciaSiempre pasa lo mismo.
Y siempre aunque, nos lamentamos, acabamos haciéndolo.

Nos susurra en un segundo, una idea brillante, que nos cambia la cara. “Quiero apuntarme al gimnasio, quiero cambiar de puesto de trabajo, quiero crear un blog, quiero pedirle salir a esa chica que tanto me gusta, quiero crear…”

Nos suele pasar en un momento de lucidez, en muchas ocasiones creada por “bebidas espirituosas” entre amigos o en el día favorito de esta situación, el 1 de Enero.

 Pero, ¿Por qué no estamos acostumbrados a conseguir lo que pensamos?

 Porque tenemos entre hombros una cosa llamada cerebro, que no sabemos utilizar. De verdad, sería mejor a veces, y en algunos, que se lo comieran, que lo siguieran teniendo arriba, porque para que lo usan, pues…
Así que por favor, tomemos una decisión de antemano, o nos COMEMOS nuestro cerebro o empezamos a USARLO si de verdad queremos que nuestra vida cambie.

 Perfecto, decidimos que empezamos a USARLO. Y ya empezamos con los inconvenientes… “Es que no tengo tiempo para pensar en algo imposible, es que mi vida sería romperla por 2 y no esta el mundo para eso… Es que…”
No estamos dejando que entren nuevas ideas, nuevas situaciones en nuestra vida, a pesar que sea lo que estamos deseando.. Lo deseamos más que ese Scaletrix un día de Reyes en Navidad.

 Si de verdad te importa algo en la vida, priorizaras toda la energía en su consecución, dejando al lado, lo que realmente hasta entonces no te había dado más que quebraderos de cabeza.
Te miras al espejo, y te das cuenta, que hasta entonces, tu vida había sido un puro teatro, como dice la canción. Sabes que no eres un farsante, pero te has estado mintiendo durante mucho tiempo. Delante de esa persona que el espejo refleja, dices: “HASTA AQUÍ HEMOS LLEGADO MAJO, QUE TE DEN”.

 Sabes que te costará, que en esta situación no hay atajos. Aunque es lo que desearías firmar antes de empezar, que te dieran el atajo, para alcanzar ese sueño enorme que ha entrado en tu vida, lo antes posible, sin sufrimientos.
El proceso será como los entrenamientos de Rocky Balboa para sus combates. Ponte su canción de fondo, y mientras tanto, nútrete de libros, conferencias, videos, come con personas que han conseguido lo mismo que tú, vive en soledad tus pensamientos, sueña como sería llegar a la cima que anhelas, estudia a tus competidores…..

 VIVE , POR Y PARA TU SUEÑO. Es la única forma de conseguirlo, es el único atajo que debes coger.
Con este paso adelante, estas cambiando tu realidad. Ya nada será lo mismo. ¿O crees que pidiéndole a tus padres te consigan tu sueño es lo mismo que haciéndolo tú? Me parece que No.
NO estoy diciendo que tengamos que renegar, hacernos una lobotomía y olvidarnos de nuestro pasado. Lo tenemos que aceptar.
Aceptándolo vemos que no queremos que se repita. Observamos porque hacíamos lo que hacíamos y diciéndole SI a nuestro pasado, le damos gracias por habernos llevado a esta encrucijada que está transformándote.

 Al ir por el camino emprendido, enfocado en lo que quieres, te estás dando cuenta de cosas que tenías a tu alrededor y pasabas de ellas.
El estar enfocado en algo, te hace ver, cosas de la vida, que te pueden ayudar en tu caminar más que cualquier otra cosa que pensabas anteriormente. Te das cuenta que el vecino tuyo que no te hablabas con él , se dedica a lo que tú quieres conseguir, una amiga de hace años, sin saberlo tiene un libro que te podría ayudar..
Cuando estas enfocado en eso que te pone los pelos de punta, la vida, te da cosas inesperadas y necesarias.

 Es un camino duro, y aunque quieras, tendrás que hacerlo con el menor equipaje posible.
¿Familia? En muchas ocasiones, fuera. Porque si en vez de alentarte, te oprimen, mejor que no vayan contigo. ¿Amigos? Si son amigos quejosos y miedosos, déjatelos en casa. ¿Dudas? Llévatelas contigo, para cuando aparezcan , les das las gracias, diciéndoles que si están es porque te están señalando que vas por el buen camino.

 Es un viaje con 2 destinos, hacia tu interior, conociéndote, superando barreras y obstáculos, y hacia el exterior, llegando a eso que te pone una sonrisa de oreja a oreja imposible de quitártelo.

 Conseguirás hasta llegar , muchos pequeños éxitos, como también muchas pequeñas derrotas, que te harán dudar. Pero hay derrotas que tienen más dignidad que una victoria. Porque sobre todo, las habrás tenido intentando conseguir tu sueño, no lamentándote de la vida que tienes tan rutinaria.
Necesitaras un bastón para este camino hacia la excelencia. Se llama vocabulario. Es tu mejor arma y la más “barata”. Te caerás, lloraras, te reirás, dudaras, de todo, así es un camino hacia tu BIG DREAM, pero es en los momentos “duros”, los que determinaran tu éxito o tu no éxito.

 ExcelenciaHablarte a ti mismo bien, es borrar de tu cerebro cosas como, nada de “soy pava”, nada de “soy tonto”, nada de “imposible” , nada de “tengo miedo”, nada de “ no podre” y en ese momento , los obstáculos que tengas delante de ti, los verás como una prueba de fe, de que vas en serio hacia tu meta, y no de “farol”, como hasta ahora ibas.
En el camino, aunque creas que no vas acompañado de nadie, si lo estás. De alguien que nadie se separara de ti, de ese niño que ilusionaba conseguir cosas increíbles, que creía que podría ser lo que él se propusiera, y hablándole bien, hablándote bien, aumentaran tus fuerzas, sobre todo en los momentos de debilidad.

 El viaje al centro de tu excelencia, es un viaje que te pone los pelos de punta. Es un viaje que te hace vibrar, antes de empezarlo, durante, al terminarlo y al recordarlo. Siempre. Siempre tiene que hacerte vibrar en cada momento, porque si no, a la primera de cambio, lo mandarás a la mierda.
¿O me quieres decir porque el 1 de enero crees que te hace vibrar el ir al gimnasio o cambiar de vida, y el 3 de enero ya has desechado esa idea?
PORQUE NO TE PONE CACHONDO, TAL CUAL.
No te hace vibrar, sin vibraciones, no conseguirás la excelencia. Es así de duro, pero así de real.

 No conseguimos lo que no nos hace vibrar, no somos quienes debemos ser, porque no vibramos con esa idea..
Sin vibraciones, sin pelos de punta, sin estar cachondo pensando en eso, jamás lo conseguiremos, y seguiremos el camino de la mediocridad, no de la excelencia, que es lo que hemos venido.

Pero sé que me estarás pensando: ” Mira David, por mucho que yo he querido, me ha sido imposible conseguirlo”.  Sé que estarás frustrado, con miedo a volverlo a intentar y reacio a este artículo. Pero aún así, te digo que has conseguido ya tu excelencia. Has hecho mucho más de lo que habías hecho antes, que era quejarte, lamentarte , darte excusas por la vida que tenías de mediocridad. No lo conseguiste, si, jode, también lo sé. Pero mira atrás y date cuenta de todo lo que has conseguido, las cosas imposibles que hiciste y hasta donde llegaste.

Aprende del PORQUE y del PARA QUÉ de esa situación que has vivido, aunque no lo hayas conseguido y viendo los resultados, son más excelentes, llorando por una vida que querías y  que no te atrevías a dar el paso.

 No creo en los héroes, no creo en las personas excelentes, porque creo que todos ya lo somos, solamente nos falta emprender el camino hacia nuestra excelencia, a nuestro brillo que nos hace ponernos cachondos solamente de pensarlo.
Emprende el viaje, vive tu excelencia, conócela y deja de ser mediocre, porque sabes que no es lo que quieres en tu vida. ¡¡LUCHA POR LA EXCELENCIA, NO POR LA PERFECCIÓN!!.

Si quereis un mapa para dicho camino, os recomiendo, El pequeño libro para pensar en grande. Os ayudará.

¿Quieres un justificante?

La mejor manera de predecir el mundo, es crearlo

excusasDéjate de justificarte. Déjate de creerte mentiras. Déjate de crearte excusas.

¡¡Basta YA!!.

Desde que éramos pequeños, nos han dicho que siempre teníamos que tener una razón para hacer las cosas, pero eso ya no nos vale.

LAS COSAS NO SE PUEDEN HACER ASÍ COMO ASÍ, PORQUE ME SALE A MI DEL HIGO.

Tienes que estudiar una carrera como ha hecho tu hermana y mira que bien le va, tienes que hacer deporte porque así perderás peso como tu padre, tienes que ir a ver a tu abuela porque no quiero que digan los tío si te he educado mal, tienes que buscar trabajo porque si no, no serás un hombre de provecho, tienes que … porque sino……”

Así nos han educado, para todo hay que tener una razón y que sea buena, para hacer las cosas.

Pero las cosas están cambiando.

Hacemos lo que hacemos, por el que dirán, para no quedar mal ante nuestros padres o pareja, lo hacemos para seguir estando dentro de lo “establecido”, vamos a la universidad, porque los demás también van…

¿Y donde leches, está lo que nosotros queremos y sentimos?

¡¡Bien tapado por si acaso lo oye alguien y se asombra de que pensamos diferente!!.

Cuando somos bebe, o la edad de 3 años, hacemos lo que queremos. Nos cagamos en los pañales y nuestros padres se ríen hasta del olor nauseabundo, rompemos un jarrón y casi nos dan las gracias porque era el regalo de boda de la tía que no se hablan… Se ríen y alientan de todas las locuras que podamos hacer.

Nuestra creatividad, nuestro poder de decisión, nuestros libre albedrio está en su punto máximo.

Luego leemos libros de autoayuda, de motivación, que nos dicen lo mismo, que seamos nosotros mismos, que tomemos las decisiones que nosotros, creamos correctas. Perfecto, y es así, pero ponte a hacerlo por primera vez, ante gente que ocultan su corazón y sus deseos.

No es muy agradable, la verdad. No recibes de primeras, muchos alientos.

¿Por qué para hacer una cosa tienes que tener una razón y no puedes tener NINGUNA?

Cuando antes preguntaba a la gente porque iba a trabajar, siempre respondían porque había que hacerlo para ganar dinero. Y ahora cuando vuelvo a preguntárselo, me contestan, porque si no, dirán que soy un vago a pesar que no soy feliz haciendo lo que hago.

Siempre hay una razón “creíble” para hacer lo que estamos haciendo.

¿Y por qué no hacemos las cosas, porque así las sentimos?

Sentía que tenía que escribir, ¿La razón? No había, solo sabía que tenía que hacerlo. ¿Había alguna razón de peso para besar a esa persona recién conocida por ti? No, pero era lo que querías. ¿Había una razón para decir SI a esa persona que te pedía una cita? No , pero solamente era lo que sentías.

Hagamos las cosas sin ninguna razón de peso, solamente porque así lo sintamos o queramos. Nada más. Solamente porque nuestro corazón así nos lo pide.

Y ahora seguro que vendrá tu ego, y te dirá alguna frase que empiece por : “ Es que… Acuérdate que te arrepentirás… Vas a derrumbar la expectativas que tenían puestas en ti.. vas a provocar un cisma en la familia…”

Pues ¿Sabes una cosa? PROVOCALO, porque es tu felicidad, no la de los demás.

No te han preguntado qué te hace feliz, sino que te lo han impuesto. No te han preguntado qué sientes o quieres, sino que lo han cargado en tu cuenta.

Si no te abres a hacer cosas, PORQUE SI, no estarás creciendo, no estarás conociéndote de verdad, no estarás viviendo. Estarás siendo otra persona, uno más, otra copia barata y perdiendo tu esencia, en los “QUÉ DIRAN, VOY A HACERLE CASO POR SI…”.

Y es así, cada vez tenemos más miedo a ser nosotros mismos. Cada vez tenemos más miedo a darle un beso a esa persona que tanto nos gusta, aunque solamente sea un beso, aunque solamente sea ese tu sueño, pero es tu esencia, es tu deseo, eres tú.

¿Por qué dejamos que nuestra esencia se tape debajo de escombros de miedos, vergüenzas y tópicos?

justificantePorque es lo que nos dicen que tenemos que hacer y si no es como lo hacemos, seremos señalados.

Pues prefiero me señalen porque he aceptado ser yo con todas las consecuencias, un rebelde con causa, que no me señalen, porque soy uno más.

¡¡ASI DE CLARO Y ASI DE SENCILLO. NOS DA MIEDO SER NOSOTROS MISMOS!

No te justifiques ante los demás, por lo que quieres hacer, por lo que quieres conseguir. No lo hagas, al no ser que sea un mecenas quien te pone todo el dinero, y aún así, dile que confié en ti, que lo conseguirás, aunque lo hagas a través de proyectos ortodoxos.

SE un canalla que hace lo que él siente que tiene que hacer en su vida y con su vida. Se un rebelde que solamente escucha a su corazón. Sé un insolente que no necesitas razones para hacer lo que sabes que tienes que hacer. Solo justifícate ante ti mismo.

SÉ SIEMPRE TÚ.

¿Siempre buscas razones para hacer las cosas? ¿Haces caso a tu corazón? ¿O a tu razón?.

¿Improbable? ¡¡¡Excusas!!

El hombre puede creer en lo imposible, pero no creará nunca en lo improbable” decía Oscar Wilde.

Improbable¿Lo improbable? Esa palabra no existe en mi vocabulario. Se escribirla pero hace tiempo que no existe en mi boca.  Y sé que , jamás volverá a salir de la misma.

Desde que nacemos, solo vivimos situaciones así: “No puedes hacer eso, eso es imposible, no lo vas a conseguir, olvídate, eso es un sueño “… Y con el desempleo, la famosas crisis, solamente oyes frases como “No lo vas a encontrar, es imposible, no hay condiciones para hacer realidad esos sueños que tienes…”.

La palabra imposible y creer que nuestros sueños, van a ser improbables, lo aceptamos como algo normal.

¿Por qué?

Y mientras tanto, nos “cagamos” en la gente de éxito, que consiguen lo que nosotros habíamos soñado.

¿Qué está pasando? Que aparte, como buenos latinos, la envidia, el pensar en todo el árbol genealógico de esa persona, nos damos cuenta que el improbable, que nos habían dicho , que era algo que inamovible en nuestras vida, no es así.

Al igual que el acceso a las redes sociales, la palabra “imposible” es algo común, es algo que está totalmente democratizado. ¡¡Y qué pena!!.

Yo también pensaba que era imposible salir del agujero negro en el que me encontraba, que mi vida se había acabado y que si no encontraba un trabajo “normal”, me seguirían viendo, como un “apestado”. No veía un futuro muy halagüeño.

Basta Ya…. Si esa persona a la que envidiamos y admiramos por partes iguales, lo ha conseguido,  ¿Por qué te estás diciendo a ti mismo que es imposible que lo consigas? ¿Por qué te estás diciendo que es improbable que consigas eso que has comenzado?

Si empiezas diciéndote esas cosa, ya te digo de antemano el resultados: ¡¡ FRACASO ABSOLUTO!!.

TODOS los días vivimos retos, ya abrir los ojos cuando estamos en la cama, es un reto, del que no damos las gracias por superarlo. Y mientras nos da miedo, como escribir un artículo, o emprender el camino hacia la chica que nos gusta, o hablar en público. Retos más importantes hemos pasado en nuestra vida y ahora pensamos que no conseguiremos eso que tanto deseamos.

Pero es que además me hace gracia, piensas que tu reto, es algo improbable que suceda, que lo ves muy difícil y ahora me gustaría hacerte una serie de preguntas: ¿Qué pensaban cuando lanzaron al hombre a la luna? ¿Qué lo iban a conseguir o que lo lanzaban a ver qué pasaba? ¿Con que confianza trabaja Steve Jobs en su garaje junto a Wosniack cuando hacían el 1 apple? ¿Qué iba a ser un éxito, o lo lanzaban a ver qué pasaba?

Muchos de los éxitos, de los adelantos que estamos viviendo, disfrutando, como el ordenador del que escribo ahora, lo han creado personas como tú y como yo, pero eso si, PENSABAN QUE LO IMPROBABLE NO EXISTÍA.

¿Cuándo conseguimos romper con lo imposible, con lo improbable?  Cuando nos chocamos una y otra vez, contra la razón .Esa razón que nos dice que es imposible, que no lo vamos a conseguir, que las cosas siempre se han hecho así y así se van a seguir haciendo.. Lucha, golpéate contra esa “razón” y lo improbable, acabará en añicos.

Esas personas que idolatras y envidiabas, por partes iguales, no son extraterrestres. Son igual que tú y que yo, pero han tomado la iniciativa, de “luchar” por su sueño, de “crear” su destino, y no esperar a que nadie venga a resolverle sus “miserias”.

PORQUE NADIE VENDRÁ A HACERLO, SOLAMENTE TIENES QUE SALIR TU DEL AGUJERO Y PONERTE A VOLAR HACIA TU META. SÓLO TÚ.

Pero ¿A qué nos gusta que nos den todo hecho? ¿A qué nos gusta que los demás nos den nuestros sueños en bandeja de plata? ¿A qué gusta, que nos consuelen cuando todo va como no lo habíamos previsto? ¿A qué gusta quejarnos e ir de victima?

Respeto si es la opción que has tomado, pero por favor, LUEGO NO TE QUEJES QUE NO CONSIGUES TUS SUEÑOS.  Las excusas a la basura y si a la acción, al compromiso y a la confianza en ti y en el reto.

Pero además, ¿Por qué leches dices que es improbable? ¿Lo has intentado?. Creo que NO.

improbableSiempre me acordaré cuando con 6 años, mi madre me enseñó a atarme los cordones de la zapatilla. Tardé una tarde. Creo que sude más que cuando aprendí a nadar. Creía que era imposible, pensaba que era un negado, que sería algo imposible….. y pasadas unas cuantas horas, lo conseguí.

Lo que pensaba que era imposible, lo que pensaba que jamás lo iba a conseguir, LO HABÍA CONSEGUIDO. Fui corriendo a mi madre para que me diera el aprobado, y lo que conseguí es que me dijo: “Ahora tienes que hacer es aprender ir en bici…” Lo reconozco todavía no sé… pero lo conseguiré.

Conseguir tus sueños, es apretar el culo. Es sudar, es llorar, es cagarte en mucha gente cuando no ves resultados, es pensar querer tirar la toalla pero tu intuición te dice que es solo un tropezón, que sigas adelante. Conseguir tus sueños, es apretar el culo cuando las personas no confían en ti, cuando te dicen que te dejes de chorradas, y te dediques a algo “normal” y tú seguir adelante, porque sabes que lo vas a conseguir.

No se consiguen los sueños, con un poco de esfuerzo y cuando ves que no lo has conseguido, tirar la toalla. Todos los días tienes que irte a dormir pensando que has dado todo lo máximo de ti, y si otra persona te ha ganado, felicidades, pero tú mientras tanto, te has dejado el alma, los eggs, y todo tu ser, luchando por dar un paso más hacia tu sueño.

No pienso parar de apretar el culo, de apretar la mandíbula, porque lo improbable, me ha dicho mi historia personal, que es una palabra en el vocabulario y que depende de uno, para que se haga realidad su definición o no.

Cuando empieces el camino hacia tu sueño:

.- Aprieta el culo hasta que no llegues a la meta.

.- Comprométete contigo y con la meta.

.- Confía en ti, en el reto. Si está en tu vida seguro que es por algo.

.- Coge un diccionario, ves a la palabra “improbable” rompe la hoja y cométela.

¿Qué está siendo improbable para ti? ¿Por qué? ¿Quién lo dice?

Negocios Sin Limites.

Los únicos limites son aquellos que te pones tú mismo”.

sin limites“Quiero tener un negocio sin límites… Siempre lo he soñado , y sé que puede ser real, pero la verdad que ya he tirado la toalla, ya no creo que pueda ser real..”  “ Empecé mi sueño, pensando que me daría libertad, que me daría ese sueño que tenía desde pequeño y la verdad que más bien me está dando dolores de cabeza… ¿Qué hago, David?..”… Son algunas de las frases que componen muchos de los emails que recibo últimamente y en las conferencias a las que acudo.

Tenemos una mente, la cual es el motor que crea nuestra realidad.  En esos momentos estamos pensando en el futuro, en un futuro que habías soñado  o estás pensando en el pasado, preguntando POR QUÉ ha pasado lo qué está pasando en estos momentos, POR QUÉ  no está ocurriendo eso que habías soñado…

Y mientras tanto… ¿Qué?… La vida se está pasando delante de tus ojos y tú solamente te estás quejando.

Hoy es el principio del comienzo de tu negocio, de tu vida.. Ahora es el momento.

¡¡PARA!!. ¿Me sabrías decir cuáles crees que son los límites que tiene tu negocio?

Seguro que me harás una lista increíble y todas tendrán dos denominadores comunes:

.- Las frases siempre empezarán por ES QUE….

.- La culpa la tiene el mercado, no se puede competir con los gigantes, no tengo dinero, no tengo capacidad para competir… no tengo… es imposible….

Muchas cosas de esa lista, SERÁN EXCUSAS, porque si las ves desde fuera, seguro que habrá algún método, algo, que podrás hacer, para solucionar el tema. Otras serán verdad, pero nada es imposible en la vida.

Pero todas tienen que ver con tu interior, porque lo que CREES, CREAS. Si es así de fácil y duro de entenderlo.

Si crees que podrás conseguir, lo conseguirás. Si estas pensando ahora mismo, que es imposible. ¿Qué resultados estás consiguiendo? Creencias que te limitan a ti, y que limitan a tu negocio.

Me preguntaba esta persona, que diferencia a un negocio de éxito de otro. Y es fácil y difícil, a la vez, depende de LA MENTALIDAD DE QUIEN LO DIRIGE. Simple y llanamente.

Conozco personas que gestionan negocios, con la misma marca, y a uno le va bien y el otro a punto de cerrar. ¿Por qué? Sus mentalidades es lo que les distinguen, los que les lleva al éxito o al fracaso.

Uno se dejaba llevar por lo que pensaban de él, de su negocio, y sus decisiones, y el otro no.

Tenemos que ser nosotros mismos quienes decididitos nuestro futuro  , con nuestro presente. Y si pensamos, si tenemos las creencias de que no podremos conseguir nuestros sueños, así será. No lo conseguiremos.

Nos fijamos en personas como el fundado de Zara, de Starbucks, y nos preguntamos QUÉ hicieron para llegar hasta dónde están ahora.

Es fácil,  sentían que todo debía ser diferente a cómo estaba siendo hasta ahora.  SI, FUERON UNOS LOCOS EN ESOS MOMENTOS, pero se FOCALIZARON en lo que querían y lo consiguieron.

limitesNos cansamos de hacer siempre las mismas cosas, las cosas que dicen en miles de libros, en miles de artículos, y no conseguimos esos resultados.

Nos centramos en los resultados, en ganar al contrincante, en criticar a la competencia, y mientras tanto… ¿Qué pasa? Que  nuestros problemas estarán ahí y no nos enfrentaremos a ellos. A nuestras limitaciones.

Pero antes hazte una pregunta: ¿Quieres ser un negocio que vaya constantemente año tras año sumando en facturación, en clientes, en marketing o quieres el éxito de tu negocio para antes de ayer?

 De estas dos opciones, ¿Cuál crees tú por la que siempre ha optado empresas que a día de hoy todos conocemos?.

¿Quieres tener un Negocio sin Límites?

Empieza por las PERSONAS que tienes a tu cargo.  Son ellas las que seguirán tu transformación. Las tienes que LIDERAR, les tienes que dar confianza, tienes que delegar en ellas. El método de la zanahoria ya pasó, y el del miedo a que te voy a despedir si no me haces caso también.  Si aún piensas que así conseguirás todo,  tú mismo.  Pero no te lo recomiendo.

No importa el producto, no importa lo que gastes en marketing, sino como lideras a tu trabajadores, a tus clientes, a tus proveedores. Sólo así transformarás el mundo, tu negocio.

Siempre ten tu FOCO orientando hacia tus metas. ¿A día de hoy está tu foco allí, en tus metas, o está en tus problemas?

Con una MARCA PERSONAL Y CORPORATIVA, coherente con quien eres.  No estás vendiendo producto, eso lo hacen todos mejor que tú, seguramente. Pero tú eres único, tu producto  produce experiencias inigualables, vende experiencias, y tendrás a tus clientes, fidelizados.

COHERENCIA… Nos hemos dado cuenta de lo que decían a lo que hacían nuestros líderes, había mucho espacio que dejaba que desear. Si somos coherentes entre lo que decimos y hacemos, la gente nos seguirá aunque sea hacia la cima más importante del mundo, ¿Por qué? Porque sabrán que pueden confiar en nosotros, porque sabrán que no les defraudaremos, porque sabrán  que es posible, porque así lo creemos nosotros.

Ten INTELIGENCIA FINANCIERA. No te estoy hablando de contabilidad, de ingresos menos gastos. Eso lo sé hacer yo también. Te estoy hablando de apalancamiento financiero. Es decir, de crear más líneas de negocio dentro de tu negocio.  ¿Por qué no escuchar a tus empleados que te dicen que los nuevos clientes, necesitarían un servicio que tú podrías darles, y no lo estás haciendo ahora? ¿Por qué no escuchar a tus proveedores que te dicen que en tal País, hay necesidad de tu producto y piensas que no es el momento para internacionalizarte? ¿Por qué no probar a combinarte con un cliente, y crear un pack de productos que llegue a más gente?

Los negocios sin límites, existen. No son nada extraño ni Iker Jiménez va a hacer un programa especial sobre ellos en 4º Milenio.

El próximo viernes 6,  tengo el honor de participar en el evento más importante para emprendedores y empresarios de España, Negocio Sin Límites, en el que agradezco el poder a hablar a los más de 100 empresarios ya inscritos , sobre  Corporate Branding. Para que nos entendamos , como crear una gran marca en los momentos que estamos viviendo. Os espero allí a todos que queráis cuáles son los límites que tienen vuestros negocios y

Tanto en los negocios como en la vida, no existen los límites, todo depende de ti.

¿Qué limites crees que tiene tu negocio?

¿Eres Edición Limitada?

Tal vez puedas adornarte con las plumas de otro, pero no puedes volar con ellas

UNICO¿Pero por qué estas diciéndote todo el rato que no puedes? ¿Por qué estás diciéndote en todo momento que no te lo mereces? ¿Pero por qué estás todo el rato hablando de complejos que no son realidad? ¿Crees que no hay nada bueno en ti?

¡¡BASTA YA, DEJATE DE COMPLEJOS!!

Vivimos llenos de complejos y eso nos limita hacia nuestros sueños.

Nos decimos que no somos buenos en lo que queremos convertir en nuestro sueño. ¿Pero quién lo dice? ¿Por qué no tienes una formación reglada? ¿Un titulo tiene el poder para determinar si eres bueno en algo o no?

Yo no tengo un título de conferenciante, yo no tengo un título de motivador, yo no tengo un título de superación de sueños… Pero si tengo un título, del que siempre estaré examinándome, el de “HACER SIEMPRE LO QUE CREO IMPOSIBLE, HASTA ESE MOMENTO”.

Muchas cosas que he hecho, al principio me parecían imposibles, pensaba que tenía que tener la máxima experiencia, la máxima formación para conseguirlo, o al menos pensar yo que lo haría decentemente. Esos pensamientos, me bloqueaban, me limitaban. Hasta el día que dije basta: “Voy a hacerlo, cueste lo que cueste”.

He conseguido cosas imposibles, y las que me quedan por alcanzar. Pero si hubiera seguido pensando, que no soy suficientemente bueno para ello.. aún estaría en la cama quejándome de Infobjs, del Estado, del Inem y de todo a lo que echarle la culpa, con tal de no coger la vida por los cuernos.

TÚ ERES TAN BUENO, COMO TÚ QUIERAS PROPONERTELO… ¿TE QUEDA CLARO?

Pero pensarás, que esos éxitos que deseas, esas metas, no te lo mereces. Que hay gente peor que tú, que lo está pasando mal, y no quieres que te vean, diferente, un creído o no sé qué cosas… ¿Y por qué no piensas que te mereces lo mejor en tu vida? ¿Por qué no piensas que te mereces ser feliz de una vez y para siempre? ¿Por qué no piensas que te mereces alcanzar ese sueño y muchos más?

Nos han enseñado que pensar en nosotros mismos, es puro egoísmo. ¡¡QUITATELO DE LA CABEZA YA ESO!!

Todos queremos la paz interior, la felicidad, como tú quieras llamarlo… Pues los demás no te la van a dar, tienes que ser quien la busque… Tienes que buscar tu concepto de felicidad, de vida, de lo que quieres que sea tu vida… Nadie lo hará por ti…

Y si piensas que no te mereces, ser reconocido por tu trabajo, que la sociedad está mal, que hay gente que está pasándolo “putas”, pues con tu dinero, con tus servicios, ayúdalos con tus capacidades adquiridas….,

Déjate de compararte con nadie. Siempre habrá gente que esté peor que tú pero también mejor que tú. Pero los demás no tienen una cosa que tú tienes, QUE ERES ÚNICO.

Así que ya vale de compararte.

Tienes muchas cosas buenas en ti. ¿Qué no la tienes? No me lo creo. Habla con la gente que tienes a tu alrededor, hasta con tus enemigos. Pregúntales que tienes de bueno, qué sabes hacer bien, que haces bien cuando están junto a ti, cómo les hace sentir… Te sorprenderá saber cualidades de ti,  un concepto de ti, que pensabas que no existía…

¡¡ERES ÚNICO, QUE TE QUEDE CLARO!!

Vivimos en un mundo lleno de complejos, y así nos va.

Pensamos que al no saber una cosa, seremos siempre unos ineptos, analfabetos. ¿Pero quién dice que lo eres? ¿Los demás? ¿O tú?

EXCUSASTenemos miedo a las criticas, a demostrar que no sabemos algo, a que nos tachen de incultos. Pues si quieres algo, como bien dice Francisco Alcaide, siempre encontraras el camino para conseguir esa información, que quieres. Si de verdad quieres informarte, empaparte de ella, no encontraras nunca una excusa hasta llegar a la meta.

ASI QUE DEJATE DE EXCUSAS, DEJATE DE MENTIRTE A TI MISMO.

Estas son algunas de las excusas que nos decimos, para no dar un paso adelante. Son excusas que nos limitan en nuestro desarrollo, en nuestro progreso.

¿Qué te dices a ti mismo, para no salir de tu sofá de confort?

Pero luego no te quejes de que tu vida, es una frustración. Eres tú quien te estás limitando.

Eres tú quien se limita, pero también, porque aceptas que los demás, la sociedad, te diga que no lo hagas, que no lo intentes, que es imposible.

¿Pero quiénes son ellos para decirte que puedes y qué no puedes hacer? ¿Y por qué te dejas aconsejar por ellos? ¿Lo han intentado ellos antes? Seguro que NO. ¿Entonces cómo lo saben?

Vale, sabes que te limitas. Sabes que te están limitando. Te quejas de que tu vida, es lo peor de lo peor. ¿Pero en serio quieres cambiarla? ¿O todavía estas pensando que es imposible conseguirlo?

Si piensas que no podrás, te doy la razón. NO LO CONSEGUIRÁS NUNCA.

¿Cómo conseguirlo? HACIENDOTE DUEÑO DE TUS PENSAMIENTOS.  Hasta ahora pensabas que no podías, que era imposible, que no tenías suficientemente capacidad, que tenías miedo al éxito… ¿Y qué realidad ha creado para ti esos pensamientos?… Si lo sé, la peor… Pues ahora te toca transformar tu realidad, a través de tus pensamientos.

Yo puedo, lo estoy consiguiendo, tengo la capacidad de conseguirlo.. Haré todo lo posible hasta llegar a ello…” ¿Qué realidad crees que harán estos pensamientos? TOTALMENTE DIFERENTE A LA QUE ESTÁS VIVIENDO HASTA AHORA.

¿Cómo romper con esos “No puedo”?

1.- COMPRENDE que esas creencias, esos complejos, provienen de la forma en la que ves tu realidad. Crees que son creencias verdaderas,  que así es la vida….pues mira hacia donde te han llevado.

3.- DUDA del origen de esas creencias, de esos complejos.

2.- ¿Piensas que no eres suficientemente bueno en nada?. Te digo desde aquí, QUE SI ERES SUFICIENTEMENTE BUENO EN TODO LO QUE TE PROPONGAS. REPITETELO 200 VECES TODOS LOS DÍAS. HASTA QUE TE LO CREAS, PORQUE LO ERES.

Creyendo que eres lo suficientemente bueno para todo lo que te propongas, te reafirmarás que eres capaz, que eres competente. Estarás empezando a modificar tu vocabulario, empezando a quererte. Empieza a hablar mejor.

Como dice la PNL, tu mapa no es la realidad. Hay muchas más realidades de las que te imaginas. No sólo la tuya es la única.. Con tu vocabulario, estarás reedificando la realidad.

Empiezas a IMAGINAR, A VISUALIZARTE LLEGANDO A TU SUEÑO… Empezamos a confiar en nosotros, a ilusionarnos… ahora toca dar el paso hacia él… COGER TU AVIÓN LLAMADO “VIDA” Y PONER EL MODO ACCIÓN.

La mayor dificultad, sería pensar que no nos estamos limitando, que no estamos acomplejados, y tú eso ya lo has superado. Así que SUSTITUYE TU VIDA DE LIMITES, POR OTRA DE EXITOS, CONFIANZA, ILUSIÓN Y MOTIVACIÓN.

¡¡Si realmente quieres conseguir un cambio en tu vida, lo harás, si no, lo único que conseguirás son excusas. De ti depende!!

¿Qué complejo crees que tienes? ¿Quién te limita? ¿Tú? ¿O los demás? ¿Cómo te gustaría que fuera tu vida? ¿Cuándo vas a romper esa barrera que impide alcanzar lo que quieres?. ¡¡ERES UNIC@, QUIERETE MÁS!!

¡¡Silencio..!!

En ocasiones, el grito más molesto es el producido por un silencio”.

silencioEl cuarto está en oscuras, sólo la pantalla del ordenador lo ilumina. Dice el reloj del ordenador que es la 1 de la mañana. Todo está callado, todo está en silencio.

Años atrás, esta situación me hubiera sido imposible vivirla. Estar en soledad, estar en silencio.

No podía vivir en silencio, necesitaba que la televisión estuviera puesta, tener el ordenador con la música puesta,… lo que fuera, todo por no oírme.

Cuando me oía, no paraba de llorar, me quedaba en una esquina de la habitación, en posición fetal, preguntándome: ” ¿Para qué?, ¿Por qué?…”

Cuando no oía ningún ruido exterior, oía mi voz y hacia todo lo posible por apagarla, por bajarle el volumen, no quería escuchar algo que en el fondo sabía que era verdad, pero que le tenía pavor a sus consecuencias.

No dejaba de llorar, el silencio me daba miedo, mucho.

Por mucho que digamos lo contrario, adoramos el ruido. La televisión, la música, conversaciones con los amigos, gritos de la gente, bocinazos de los coches desde las primeras horas del alba… Todo por nos escucharnos de corazón.

Todo por no vivir en el presente.

El silencio nos impulsa a enjuiciar lo que estamos viviendo, y no hacer lo que primero que tenemos que hacer, ACEPTARLO.

La culpa lo tienen los demás, mi familia no me ayuda, no me entiende, la culpa la tiene este gobierno que recorta…..Todos tienen la culpa menos yo…” Siempre ponemos la atención en los demás, en el exterior, en vez de empezar por nosotros mismos.

Pero es que eso da mucho miedo. Darte cuenta que tu vida no es tan idílica, que tienes miedo a levantarte y ponerte una “mascara” que ya te has cansado de llevar ante los demás… Es darte cuenta que has llevado una vida automática y que quieres ser libre.

Quieres ya no sentir vergüenza, no tener miedo a salir a la calle, que te descubran como eres de verdad , miedo al qué dirán, a quién se irá de tu lado cuando sepan que no eres como habías demostrado hasta entonces…

Esos miedos, te hacen hundirte más y más… pero ya no hay más donde cavar… El fondo ya lo has tocado. Ahora solamente hay que salir hacia arriba.

Hace poco hablaba con una persona, que me gusta hablar con ella cada vez que nos vemos, y me decía, que la gente no se da cuenta, que estamos solos, aunque tengamos mucha gente alrededor, y el silencio, es lo que me enseño, entre otras muchas cosas. Que si quería ser feliz, tenía que serlo por yo mismo, nadie me daría la felicidad.

En el presente, es cuando encontrarás la solución, la cuerda que te llevará a ver la luz que tanto deseas observar.

¿Y cómo empezar a construir esa cuerda?

Gracias al silencio, me daba cuenta, que las conversaciones conmigo mismo que me habían enredado en la situación en la que me encontraba, empezaban en mi mente.

Como bien dice Álvaro Gómez, muchas de ellas eran absolutamente absurdas. “ David, siempre serás lo que digan los demás, nunca llegarás a gustar a nadie, no vales para nada…” ¿De dónde salía todo eso? De mi, de mi cerebro.

El silencio, te ayuda a pararte. A darte cuenta que estas corriendo en una rueda de pensamientos que no te ayudan, que más bien te limitan. Esas conversaciones se hacen insoportables, por eso el silencio, te ayuda a saber que cáliz tienen y como empezar a que giren en otro sentido.

Actuamos en función a respuestas que ya hemos dado a situaciones parecidas.

¿Qué hay un problema sentimental? Yo no tengo la culpa. ¿Qué el jefe nos hecha la culpa? Yo no tengo la culpa, se habrá levantado mal. ¿ Que tu familia no te entiende? La culpa es de ellos, no de nosotros.

Como bien decía Einstein, es de locos hacer las mismas cosas, esperando resultados diferentes. Pero es lo que hacemos siempre. Siempre reaccionamos de la misma forma, de forma automática, a todos los problemas, aunque sean totalmente distintos.

El silencio te hace darte cuenta, que lo que estas haciendo, es una locura. Te hace “ver” que otras respuestas, son la solución a tus dificultades.

El silencio, te ayuda a reconducirte.

silencioTe das cuenta, que tus emociones han sido como caballos desbocados sin control, creando una huella en nosotros.

El parar, el darte cuenta de la situación, hace que tus emociones, vuelvan a su cauce, se equilibren. NO quiero decir que se olviden por completo, sino que en un estado de control sobre la mismas, la solución es más fácil que surja y tenga su efecto deseado.

Aunque todos lo deseamos, el vivir una vida, tranquila, con esa ansiada felicidad, el primer paso para conseguirla, que es estar en silencio, conocer nuestra verdad, que es la que nos proporcionara la tranquilidad, ese primer paso nos da un miedo atroz. Odiamos el silencio.

La vida es tan fácil o tan difícil como tú quieras. En el silencio te darás cuenta de muchas cosas, se abrirán heridas que pensabas que estaban cicatrizadas, de emociones que descubres, de caretas que se caen. Te sentirás desnudo ante la vida, ante ti mismo, ante los demás

Pero el silencio te dará la libertad, de ser uno mismo. Déjate el orgullo y el ego en el baño y tira la cadena. Escúchate, siéntete, vive el silencio, deja que fluyan tus pensamientos, escríbelos si hace falta.

ES EN EL SILENCIO EL PRINCIPIO DEL COMIENZO DE UNA NUEVA ANDADURA, EL CAMINO DE TU SER, DE TU FELICIDAD.

¿Te da miedo el silencio? ¿Qué estás oyendo ahora mismo? ¿Música, gritos o estás oyéndote a ti mismo?