¿Por qué unos tienen éxito y tú solo, el fracaso?

No porque fracasaste una vez significa que vas a fracasar en todo. Sigue intentando, resiste y siempre, siempre, siempre cree en ti mismo, porque si no ¿Quién lo hará?” Marilyn Monroe

Todos queremos alcanzar el éxito.

Todos queremos ser reconocidos por ser los primeros en algo, por nuestro talento o por el tamaño de nuestros seguidores.

Vivimos en una sociedad que pide el éxito como tarjeta de presentación ante los demás. Quién no lo tiene, está destinado a las cloacas de la mediocridad.

¿Qué provoca?

Que por el éxito lleguemos a hacer millones de imbecilidades (¿Cuánta gente se muere al año por hacerse un selfie?).  Y los que no se mueren o se endeudan, se preguntan: ¿Por qué ellos lo han conseguido y yo no?

Nos encantan las formulas para encontrar y dominar algo que es nuevo para nosotros. Acudimos a cursos “olla expres” que nos van a dar las claves para alcanzar el éxito en menos de 10 horas. Vamos y lo único que encontramos , es frustración y menos dinero en nuestro bolsillo.

Hace unos días terminé de leer el libro “La formula. Las leyes Universales del éxito“. Libro que explica las razones científicas del triunfo y del fracaso de las personas.

¿Cuál es la definición de éxito que tenemos que tener en cuenta a partir de ahora?

.- El éxito no depende de ti ni de tu actuación. Depende de los demás y como perciben esa actuación. 

¿Cuántas veces ha pasado que creemos que hemos hecho la mejor conferencia, el mejor artículo, el mejor combate de boxeo y que sin ninguna duda vamos a ganar y acaba ganando el otro? ¿Cuántas veces no has entendido cómo una persona puede subirse a los escenarios y triunfar, recibiendo tú más elogios que él?

El éxito no depende de ti. SI fuera así, todos seriamos personas de éxito.

El éxito no depende de tu percepción. Depende de la opinión de los demás. De cómo se han sentido cuando has realizado esa actividad. Te quedarás asombrado como hay ciertas personas que se suben al escenario o recorren el mundo con sus actuaciones, pensando que tú lo haces mejor que ellos.

Te guste o no, son los demás, la sociedad, quien determina el éxito, no tú ni tu ego.

¿Qué leyes determinan el éxito?

1.-  El éxito se basa en la actuación , pero cuando la actuación no se puede medir, el éxito se basa en las redes.

El éxito de Rafael Nadal, del F.c.Barcelona o de los Rolling Stones, se basa en los partidos ganados o en el número de entradas vendidas para un concierto. La diferencia entre un equipo bueno y otro malo, es fácil de determinar, serán las estadísticas o los goles marcados.

¿Pero qué ocurre cuando tenemos que determinar el éxito de un sushi o de un cuadro? No hay manera

Es en estos momentos, cuando las casas de subastas, cuando los demás, quienes determinan el éxito y/o valor de esa acción.

Ahora con el comienzo de la Liga de fútbol, ¿Qué se hace? Predicciones. Se predice el éxito o fracaso de los equipos, de los fichajes realizados o de quién será la sorpresa. Y todo porqué no tenemos datos reales para determinar si ha sido un fracaso o un éxito.

2.- Recuerda que la actuación es limitada. Pero el éxito ilimitado.

Nos está diciendo que no entendemos cómo tras leer un libro haya podido vender tantos ejemplares. Nos asombra cómo otros libros, teniendo más impacto en nosotros, no sea tan conocido.

Quizá seamos respetados por los demás, pero no somos las estrellas que deseamos ser. La actuación que realicemos será la que será para todos, pero son los demás quienes determinarán si nuestro éxito es ilimitado o mediocre. Como en muchos casos, los factores psicológicos, la motivación, la visualización…

Las ganancias son ilimitadas, pero siempre dependen de lo que opinen los demás.

Por lo tanto, igual que ha hecho hoy España contra los Usa en baloncesto, ten en cuenta, que sus actuaciones son iguales o ligeramente superiores a las nuestras. Cuando te centras en eso, en no tenerles miedo a las superestrellas, sentirás que puedes vencerles.

3.- ¿Cómo crear la tormenta perfecta del éxito?

Éxito previo x adecuación = Éxito futuro.

Es muy fácil, como dice en la Biblia, “aquél que tiene se le dará y le sobrará”.

¿Por qué triunfan las 2 partes de muchos libros y peliculas? ¿Por qué los más ricos son más ricos todos los años? Por esta ley.

Pero eso si, por mucho éxito que se tenga, si se lanza una canción mala o libro insipido, no quiere decir que seguirá siendo la favorita de la audicencia. ¿O es que triunfó Operación Triunfo igual que la 1 Edición?

Depende también de la calidad, adecuación del producto, no lo olvides.

4.- Los equipos necesitan de diversidad y equilibrio, pero solo uno se llevará el merito. 

Se nos habla mucho del trabajo en equipo. Se nos dice que solos nunca podremos llegar a conseguir nada. Pero cuando estamos dentro de un equipo, ¿Quién es el que recibe todos los méritos? ¿Quién es el que recibe el premio a mejor película de los Oscar?

Siempre damos el éxito a una sola persona aunque sin el equipo haya conseguido nada. Por ejemplo el Real Madrid, ganó 3 Champions seguidas, pero le otorgamos el papel de haber sido el artifice a Cristiano Ronaldo.

Aunque siempre que vamos a un evento, nos fijamos en las estrellas principales. No son ellas quienes provocan el éxito, sino que hay mucho y muchas personas detrás que hacen posible que lleguen a su objetivo.

Las personas “estrella” son esenciales para le éxito, para el liderazgo. Pero muchas estrellas juntas, es perjudicial, ya los egos chocan y nadie pone los huevos para hacer la mejor actuación mientras tanto.

5.- Perseverancia y el éxito llega en cualquier momento. 

Siempre nos han dicho que a ciertas edades si no hemos conseguido ciertas cosas, es mejor que dejemos de intentarlo. Que si a los 30 ya no eres alguien en la vida, que te olvides. Pero la experiencia dice que mucha gente consigue llegar al éxito a edades increíbles, ya que la curiosidad, las ganas de innovación no tienen limite de edad, siempre y cuando sigamos adquiriendo boletos y presentemos nuestro trabajo al mundo.

¿Qué perspectiva tienes ahora del éxito? ¿Por qué crees que has fracasado durante este tiempo? 

Anuncios

¡¡No te cruces en tu propio camino!!

“De tanto correr, de tanto tropezar y caer, de tanto herirme, hoy camino lento…pero llego más pronto” decía Victor Hugo Menacho Moreno.

Durante todo el día siempre nos estamos cruzando con cosas y personas.

Nos cruzamos siempre con esa persona al salir hacia el trabajo. Nos cruzamos con el kioskero los domingo cuando salimos a comprar el pan. Nos cruzamos con los amigos siempre camino del partido del futbol.

Siempre se entrelazan personas y situaciones durante nuestros días a días. Algunas serán positivas, otras mejor olvidarlas nada más llegar a casa.

Pero hay un cruce que no sabemos que podemos evitarlo por las consecuencias que puede traer y sin embargo, lo atraemos en los momentos cruciales de la vida.

Y es que NOSOTROS MISMOS, nos cruzamos en nuestro propio camino.

Nosotros mismos entorpecemos nuestro futuro, éxito o como tú quieras llamarlo.

Y no es porque seas torpe, es que aún sin haber dado un paso adelante, tú mismo quieres ponerte la pierna, para caerte y no seguir adelante.

Hace unos días me acordaba cómo la gente me preguntaba, cómo conseguía que mucha gente “reconocida”, me diera a una entrevista. Para algunos ” a un mindundi como yo”. Y siempre decía la respuesta y sigo diciendo la misma respuesta: “Pidiendo”.

Como dicen las madres: “Por pedir que no quede”. Sin embargo, me acuerdo que cuando empezaba a elevarse la calidad de las entrevistas, aumentaba el miedo en mí. Soñaba con poder entrevistar a una persona, sentía que se aprendería mucho con ella, pero ya simplemente el hecho de pensarlo, yo mismo me estaba entorpeciendo el camino con pensamientos tipo ” Pero sí tú eres un mierdas, ¿Quién te crees quién eres tú para que te de una entrevista?. Déjate de tonterías y quédate como estás, que estás muy bien…Deja de soñar y no te muevas de donde estas”.

Uno mismo siempre se está poniendo la pierna encima para que no levantes cabeza, sobre todo cuando la ilusión viene a tu vida de la mano de una nueva idea, proyecto o cómo quieras llamarlo.

SI optas por la opción de hacer caso a esos comentarios, te aseguro que después vendrán los lamentos, las quejas, las frustraciones y las rabias. Rabia porqué veras que otra persona si lo ha conseguido. La duda de qué hubiera pasado si lo hubieras intentado. La queja por la vida de rutina que llevas  y lo lamentos por estar viviendo una vida con la que nunca habías soñado.

Y todo porqué TÚ te cruzaste en tu propio camino.

Ponemos las excusas por delante antes de dar un paso hacia nuestros sueños o felicidad. Nos volvemos los más racionales del mundo pensando, ” que si nadie lo ha conseguido, ¿Por qué voy a conseguirlo yo? Si no da entrevista a nadie, ¿Quién soy yo para conseguirlo? Si durante tanto tiempo no me ha hecho caso, ni ha dado un paso adelante, ¿Por qué me va a decir si a mí?…”.

Las excusas , en la mayoría son puras pajas mentales que nos hacemos.

Anteponemos las excusas porque:

  • Tenemos miedo a saber la respuesta a la duda que tenemos.
  • No sabemos cómo gestionaremos si la respuesta es afirmativa.
  • Porque tenemos más miedo a nuestra propia felicidad o éxito que al rechazo. Algo que ya estamos acostumbrados si tenemos unos años.
  • Porque tenemos miedo a lo que digan los demás tras la consecución de nuestros sueños.

Todos hemos conocido a personas, que han antepuesto sus excusas a su felicidad. Y en algunos momentos nosotros mismos, por el miedo que creemos que viviríamos detrás de esa oportunidad.

Quiero decirte una cosa, por si todavía no te has enterado. Ven acércate. ¿ya? Te lo voy a decir bajito pero espero que se te quede tatuado ya para siempre. ¿Ya? .

¡¡ESTÁS VIVO!!.

Las excusas son la consecuencia de intentar imponerse al corazón. Racionalizamos, como nos han dicho que tenemos que hacer ante una nueva situación. Exponemos la situación, los problemas que creemos que tendremos y cuando tenemos toda la información , decidimos qué hacer o no hacer.

Y casi siempre gana, la razón. ¿Dónde dejamos al corazón, a eso que tienes en el lado izquierdo de tu cuerpo?

¡¡OLVIDADO!!

Y esperando que no nos vuelva a dar ninguna ilusión, porque no queremos nos arruine la vida que tenemos hasta la fecha.

Nos cruzamos en nuestro propio camino, porque creemos que la razón tiene más argumentos que el corazón. Cuando realmente, ni le hemos dado una oportunidad ni para que se explique ni ver qué pudiera pasar.

Cuando haces caso a tu corazón:

  • Aparecen las formas de alcanzar tu sueño o al menos caminos, que la razón no te enseñaba que podrían llevarte a él.
  • La razón solamente te pone un “NO PASAR” en cada una de las ideas que tuvieras y en las que te inventases, también.  Cuando el corazón te está diciendo, PRUEBA.
  • Podrás conseguirlo o no, pero te aseguro que te irás a dormir sintiendo que has hecho todo lo que tenías que hacer.
  • La curiosidad nace del corazón. Así como la creatividad. ¿De la razón? El miedo y la frustración.
  • Lo conseguirás o no, pero te aseguro que aprenderás mucho más que aquellas personas que por creer en un dato, no den un paso hacia sus sueños.
  • Te enseña que el intelecto es un dato inerte. Mientras que el corazón, es un ser viviente.

Sólo nosotros nos cruzamos en nuestro camino. Sólo nosotros somos capaces de tirar adelante o pararnos y llorar por lo que pudo haber sido y no fue.

Sólo nosotros.

 

 

¡¡Estamos hechos de consejos de los demás!!

Pídeles consejos a los viejos y a los jóvenes, pero sigue tu propio sentido común” dice un proverbio árabe.

Canta Antonio Orozco en una de sus canciones: ” El saber que sin ti no soy nada. Yo estoy hecho de pedacitos de ti...”

Yo a día de hoy, cambiaria el nombre.

La llamaría, “Estoy hecho de los consejitos de los demás“.

Nuestra vida no está formada solo por las experiencias vividas. No sólo estamos hecho de las acciones realizadas y de las decisiones no tomadas. Todo ello engloba los consejos que los demás nos dan por y para nuestro bien, por no hablar de aquellos que pedimos ante la toma de una decisión.

Una de las características de toda persona que he ido entrevistado es que hasta el momento de su cambio, siempre hacían caso más a los demás que así mismos.

Sus vida hasta la fecha estaba constituida por los consejos que los demás les habían dado sobre el devenir de su vida.

¿Qué debían hacer? ¿Qué carrera era la mejo y tenía más salidas profesionales r? ¿Qué relaciones debía tener a ciertas edades? ¿Qué se debía hacer y no en determinados momentos? ¿Trabajos que debía aceptar y cuáles debían rechazar?… Eran algunas de las preguntas que había lanzado al Universo y que fueron los demás quienes, por la falta de confianza en si mismo, acepto como verdades inexcusables a las que seguir por su bien.

¿Qué acabó ocurriendo?

Que una situación de malestar constante, de “quemado” con la vida, con el trabajo, les hacía plantearse qué estaba pasando con su vida.

Lo que estaba pasando que habían dando más poder a los demás, que a ellos mismos.

Queremos consejos, no porqué solamente creamos que los demás al tener más “experiencia o edad” sabrán más de la vida o del tema a tratar, sino porque no confiamos en nosotros mismos. Al no confiar en nosotros mismos, al tener miedo a lo que nos enfrentamos , preferimos que sean los demás quienes tomen el poder de nuestra vida, que nosotros mismos.

¿Qué pasa? Que tarde o temprano, la vida misma nos estará diciendo: “No es el camino que tenía pensando para ti”. Y todo porqué habías dado más poder a los demás que a ti mismo.

Les damos el poder a los demás, ya que si se confunden, les podremos recriminar con más gusto qué es lo que han hecho con nuestra vida. Que ellos son los culpables de nuestra infelicidad. Cuando realmente el único culpable de todo lo que te está pasando, ERES TÚ MISMO.

¿Qué pasa, que cuando creíamos que las cosas iban bien, a qué no le recriminabas nada a quién te dijo que tomarás esa decisión? ¿Y ahora que las cosas no van como estaban yendo , la culpa es de los demás? ¡¡DEJA DE MENTIRTE, POR FAVOR!!.

En la niñez y en la juventud, nos dicen que es recomendable pedir consejo a los “mayores”. Ya que al ser jóvenes, no tenemos ese Know-how que los demás podrán tener, esas experiencias y sobre todo no quieren que nos pase nada malo. Pero lo peor de todo, es que creemos que cuando lleguemos a mayores, ya no pediremos consejo, nos guiaremos por nuestros propios pensamientos y vivencias.

¡¡Qué confundidos estamos!!.

Cuando somos “mayores” seguimos buscando los consejos de los demás. ¿Qué no? Vamos a ello.

¿Qué buscas cuando lees artículos en los que nos dicen cómo alcanzar el éxito, mejorar las relaciones o alcanzar un gran número de seguidores?

Quieres los consejos de los demás para alcanzar lo que está establecido como “conveniente” por la mayoría. EN realidad no quieres alcanzar, lo que “deberías” estar alcanzando y recorriendo, que es tu camino, tu felicidad y con ello tu éxito.

¿Y qué pasa cuando lo conveniente y lo que se debería se separan? Al igual que las placas tectónicas que forman el planeta Tierra, se produce un terremoto en tu vida.

Unos optaran por las “pastillas” para dormir o calmarse pensando que será un periodo de estrés. Otros pensarán que ya se pasará, que es una locura o tontería y que sigamos haciendo la vida que tenemos hasta la fecha. Pero otros sin embargo, aquellos que no tienen el valor de ponerse delante del espejo y empezar a reconocer qué les está pasando, porqué y qué quieren de verdad en su vida, acabarán por otras opciones mucho más trágicas.

Optamos por los consejos de los demás, PORQUE NO CONFIAMOS EN NOSOTROS MISMOS. Claro que está bien aprender de los demás, tener gente que te inspire. Pero las cosas tienes que vivirlas tú, tienes que sentirlas tú, tienes que caerte TÚ y levantarte por ti mismo.

Eso es vivir. ¿Lo otro? Es ser un borrego más, creyendo que echando la Lotería nacional, tú vida ya cambiará sin que tengas que hacer nada más.

Pero lo que ocurre, es que ni en la escuela ,  ni en ningún sitio, en la “madurez”;nos han enseñado ni a pensar por nosotros mismos, ni a tener iniciativa, ni a confiar en la confianza.  Pero sobre todo , que hemos venido a SER no a CREER QUE SOMOS DIFERENTES DILUIDOS ENTRE LA HOMOGENEIDAD DE LA SOCIEDAD.

Recuerda que LOS CONSEJOS NO EXISTEN. Solamente es una expresión con palabras bonitas, de las experiencias vividas por esa persona. Simplemente y llanamente. Es una expresión de un momento de su vida, que en ese momento quizá se ha podido repetir en la tuya.

Te lo vuelvo a repetir: Está expresando su experiencia. Y como es SU experiencia, no tiene porqué ocurrir lo mismo contigo aunque la situación sea parecida. Porque si te das cuenta, seguro serán momentos diferentes, tú piensas de una manera, la sociedad es de otra… y aún ¿Por qué acabas creyendo que son la verdad absoluta?

Así que:

.- Está bien escuchar las experiencias de los demás. Puedes sacar ideas para ti. Pero te lo repito, tienes que hacerlas tuyas. Tienes que llenar tu vida, de tus experiencias, no de los demás.

.- Siempre serás uno más, si sigues las opiniones de los demás.

.- Los consejos de los demás no tienen porque ser la verdad absoluta, porqué seguro que son momentos diferentes, formas de pensar diferente aunque puedan ser situaciones similares.

.- SI haces lo mismo que los demás, piensas igual que los demás, ¿Crees que así serás señalado como alguien que causó un impacto diferente?

.- Si estás pidiendo muchos consejos, es qué no confías en ti mismo para nada.

.- Nunca olvides quién eres, qué quieres, porqué eso es tu marca, es tu diferenciación.

.- Los avances siempre se han producido haciendo caso omiso a los consejos de los demás.

¿Qué relación tienes con los consejos? ¿De qué crees que estás hecho?

¿Cuál es la mayor mentira del mundo?

Una mentira no tendría ningún sentido a menos que sintiéramos la verdad como algo peligroso” decía Alfred Miller.

Nos pasamos la vida lamentándonos por las mentiras que nos hemos “comido” de los demás.

Mentiras que nos han sido desleales, que nos han despedido del trabajo, que no nos han dicho la realidad amigos sobre otros amigos…Miles de mentiras que expresamos por la boca durante toda nuestra vida esperando que el Universo o alguien restituya nuestro maltrecho Ego dañado.

Estamos muy confundidos. Pensamos que el problema lo tienen los demás. Aquellos que no nos han dicho la verdad, o como algunas personas les gusta decir “No te he mentido, he ocultado la realidad“. Y mientras tanto nos lamentamos , gritamos y llorando esperando que el “MÁS GRANDE” venga a salvarnos, a cuidarnos y les devuelva el daño que nos han hecho multiplicado por 1000 a las otras personas.

Queremos venganza. Estamos necesitados que el Karma les devuelve la misma moneda. Pero sobre todo que no nos pase más a nosotros.

No hace falta ver las redes sociales, para hacer una lista de las personas que crees que te han mentido. Seguro que tu Ego, la imprime rapido en tu mente, te hace un PowerPoint y lo que necesites. Lo tenemos marcado mejor que cualquier tatuaje que podamos ver.

Odiamos que nos mientan. Promulgamos las relaciones sinceras, claras, directas. Pero la mentira siempre está y estará en nuestras vidas.

¿Por qué?

Porqué para mí la mentira más importante del mundo, ES MENTIRNOS A NOSOTROS MISMOS.

No soy muy espiritual que digamos. Y quien me conoce, sabe que los radicalismos no van conmigo. Pero cada día creo más que las personas que mienten, están cometiendo el mayor delito que el ser humano puede cometer, QUE ES MENTIRSE ASI MISMO.

Todo comienza dentro de uno mismo. Aun cuando sabíamos que nos estaban mintiendo, seguíamos esa relación porque nos sentíamos a gusto. Aún cuando sabíamos que no nos estaban diciendo la verdad, seguíamos con esos amigos, porque nuestra seguridad, comodidad, en definitiva interés, nos interesaba.

Nos mentimos nosotros mismos aún sabiendo lo que va a ocurrir. Deseando que las cosas cambien. Pero también desde dentro de uno mismo, el mentirnos a nosotros mismos, hace que mintamos a los demás. Que a pesar de las evidencias, no digamos cosas a “amigos del alma”. Que a pesar de muchas cosas, hagamos cosas que sabemos que acabarán mal para nuestra salud personal.. Que nos apuntamos a “modas” pensando que así seremos reconocidos, pero los resultados esperados nunca llegan… porque te estás mintiendo, no es esa vida la que te espera, otra, y sin embargo te mientes y mientes a los demás….Que a pesar de lo que nuestro estatus pueda decir, aparentamos algo que en el fondo, la realidad, no es así…

Nos acabamos mintiendo a nosotros mismos, y en consecuencia a los demás.

¿Por qué cometemos tan importante daño hacia nosotros mismos mintiéndonos?

A lo largo del estudio para este artículo que son 2 las razones por las que nos mentimos:

1.-  Por no querer ver la realidad de nuestros sentimientos ,pensamientos, acciones, estilo de vida..

2.- Y no queremos que los demás vean lo que está pasando dentro de nosotros.

Gracias a estas dos mentiras, rige el mundo. ¿Crees que habría que sumar alguna a la lista?

Mentirse, es cerrar con llave y 4 candados lo que sabemos de nosotros mismos pero no queremos que los demás sepan. Esperando que esos candados sean fuertes y que podamos seguir viviendo la vida que hasta la fecha estábamos viviendo.

Una vida que principalmente estará basada en el postureo y en aparentar ser uno más, como los demás esperan que seamos.

¡¡QUÉ PENA!!.

No estoy promulgando que no haya mentiras en el mundo. Porque siempre las habrá queramos o no. ¿Por qué? Porque nuestro Ego, nos dirá que mintamos para seguir manteniendo y satisfaciendo nuestros intereses, en definitiva nuestro estatus o poder sobre los demás.

Así que queramos o no, siempre habrá mentiras. Mentiras hacia los demás pero también con nosotros mismos.  Y todo por miedo a mostrar y ver quiénes somos y satisfacer los intereses que tenemos puesto en el exterior, pero no en el interior.

¿En qué mundo estamos viviendo?

Hasta preferimos que nos mientan. Preferimos a “vende humos” que nos venden una amistad falsa, un curso express para alcanzar el éxito a través de la creación de tu marca o cómo ser mejor inversor que Warren Buffet en 4 horas, que una persona nos coja por la camiseta y nos diga las cosas como, en el fondo lo sabemos, pero no queremos reconocerlo. Le tildaremos de todo, pero será el paso del tiempo, el que nos reafirmará que esa persona tenía razón y lo hacía por nuestro bien. Y no el que se llevo nuestro dinero gracias a nuestro miedo y necesidad de aparentar y no de ser.

Nos pegamos muchos momentos de nuestra vida mintiéndonos. Haciendo lo que los demás decían era bueno para nuestro porvenir. Haciendo lo que la mayoría hacía habitualmente y luchando por conseguir, lo que los demás tenían y debía tener a una edad. Pero llegará un momento de la vida, que harás, CRACK.

Así que no creas que los candados por muchas vueltas que les pongas, siempre van a estar bien sujetos. En forma de crisis, de persona que ve más allá de lo que los demás ven de ti…De muchas maneras, la vida lo que te está dando es la bofetada espiritual que hacía tiempo necesitabas.

Aquí se trata como cuando no te comías la verdura. Tu madre era dulzura e intentaba que te las comieras un poco más antes que tu padre se interesase de que estabas haciendo el  “tonto” y te las comieras por las buenas o por las malas. Pues aquí igual, tú eliges quieres el método fácil o el duro.

Pero que tendrás que pasar por alguno de ellos, eso también.

Así que recuerda:

.- Tenemos más miedo a la realidad, a qué nos mientan en si.

.- Mientes a los demás, porque empiezas por mentirte a ti mismo. Los demás no te están mintiendo, se mienten a ellos mismos.

.- La mentira es el placebo al miedo a tener enfrente una realidad, que en muchos casos ya intuimos.

.- Dejar de mentirte, es el principio del comienzo de la mayor relación que podrás vivir, que es contigo mismo.

.- Relación sin mentiras que te encauzara a tu camino, a tu felicidad, a tu paz,…a eso que siempre habias soñado, que habías intentado pero que no sabías porqué no llegabas a ella. Y era porque el comienzo estaba viciado por las mentiras que te creías y aceptabas.

.- Mira a quién te mienta con compasión. Tú ya sabes qué le está pasando.

¿Cuál es para ti la mayor mentira del mundo? ¿Qué te mientan o mentirte a ti mismo?

 

 

 

¿Cómo tener una buena idea?

“Si una idea no es absurda al principio, entonces no vale la pena” decía Albert Einstein

Nos pasamos el día ideando cosas.  Y por favor, que sean buenas ideas, que nuestra reputación está en juego.

Queremos tener la idea para hacernos una foto que impacte en nuestras redes, la idea de invitar a esa chica que tanto nos gusta, la idea que nos lleve al éxito y nos saque del paro, la idea de hacer callar a tu cuñado en esas cenas familiares…

Nos pasamos el día, deseando tener la mejor idea. Idea que nos lleve al éxito, a la cima.

¿Pero realmente que acaba ocurriendo?

Que siempre optamos por hacer algo que ya habíamos hecho u optando por una idea que habíamos oído por ahi.

Siempre acabamos optando por las malas ideas, mejor dicho, copiando ideas que otros han tenido y que habremos visto por televisión.

Nos sacarán de un apuro, pero acabaremos pensando: “Soy tonto, si es que no tengo idea de nada… No sé cómo hacerlo para sorprender, para hacer algo diferente…Tendré que hacer un curso de creatividad porque esto no es lo mio..”

Acabamos optando por lo obvio, pero realmente, no por lo efectivo, por lo que realmente hubiéramos y sentíamos que debíamos haber hecho.

Camino fácil que nos llevará a ser uno más y a perder oportunidades de dejar huella en los demás.

Si no juegas en tu día a día, nunca tendrás buenas ideas. Y no estoy hablando de echar la Loteria de Navidad ya en Agosto.

Y el jugar en la edad “madura”, nos dijeron que lo dejáramos para la cama, si teníamos pareja o tuviéramos suerte de ligar un sábado por la noche. Porque se considera que si juegas, o te falta un tornillo o no te tomas las cosas en consideración.

Jugar es:

.- Descubrir

.- Ir un paso más allá que los demás

.- Es probarse a uno mismo.

.- Que la pasión corra por tus venas. Y no horchata.

.- Es aceptar las caídas como una parte del juego. Y no queriéndolas esquivar.

.- Es apostar por uno mismo.

.- Es prueba y error. Y volver a repetir el procedimiento, prueba y error.

.- Es vivir en la cuerda floja. Sentir el riesgo de hacer algo que no habías hecho hasta la fecha.

Pero en la vida actual, como te comentaba, el jugar esta destinado a los niños y a los locos que hacen cosas en las que no creemos pero que luego queremos disfrutar los primeros.

Por lo tanto si quieres la formula de la creación de una buena idea es:

CREATIVIDAD+ RIESGOS+ ERROR: UNA BUENA IDEA

Pero esta formula nunca producirá resultados en tu persona, sin la curiosidad.

Algo básico e indispensable para crear buenas ideas de aquí en adelante.

Siempre lo digo y cada vez lo veo más, la gente cree que en la madurez, ya no hace falta saber más que lo que aprendieron en la escuela o lo que la rutina les ha llevado a hacer en su trabajo de 8 horas.

¿Por qué crees que la gente no le gusta leer? Porque no son curiosos. Eso del tiempo , del cansancio o el estilo de vida es una mentira. Si eres curioso, tienes tiempo para todo.

No queremos ir más allá. No queremos saber cómo se hacen las cosas. No queremos saber qué pasaría si hiciéramos tal o cual cosa en la vida. No queremos preguntar no vayan a pensar que somos imbéciles. Preferimos callarnos a descubrir. Preferimos no abrir la boca a preguntar y a sentir cosas diferentes.

Y estamos así, porque esperamos que la gente nos diga qué es lo que tenemos que hacer, qué es lo que tenemos que ver, qué es lo que tenemos que decir, todo por nuestro bien en la sociedad  y no querer descubrir qué hay detrás de eso que llaman miedo.

Sé que muchos estaréis pensando: “Muy bonito David… Muy guay lo que dices y es un mundo ideal…Pero es que no creo que mis ideas…Stop”. Vuelve a escuchar el pensamiento que acabas de tener.

Lo único que estás haciendo es echándote mierda por encima.

¿Has probado tus ideas? ¿Sabes de antemano si tendrán éxito o no? ¿Quién ha dicho que tus ideas son una mierda? ¿A qué coño tienes miedo: al fracaso o al éxito de tus ideas?…

Es nuestro ego, quién nos dirá en algún momento en el que tengamos las defensas bajas: “Déjate de tonterías, que no le va a gustar a nadie lo que digas..  ¿Quién te crees tú para pensar en esas cosas?

Ya teniendo una idea diferente a los demás, es tu idea, partiendo de eso. Mientras que los demás tendrán las mismas ideas. Y además, estarás pensando, porque los otros no lo habrán hecho, como mucho habrán copiado lo que otros han pensado.

Partiendo de esta situación, ¿Me puedes decir que no es para confiar ya en uno mismo?

Creemos que nunca llegaremos a ser genios. Creemos o nos han hecho creer que los genios son aquellos visionarios que no sabemos cómo les nació esa idea y zas.

Simple y llanamente hicieron lo mismo que tú y que yo, PENSARON. Pero lo que nos diferencia respecto a uno de otros, es que CONFIARON y las PUSIERON EN MODO ACCIÓN.

Actúa. No planifiques en demasía porque le estarás dando ventaja al Ego para que te gane la partida y tires la toalla.

Esto es como cuando tienes a la persona que te gusta y hay posibilidades de “tener tema que te quemas por fin”. Actúas en ese momento, en el momento del calentón, no creo que actúes después de hacer una lista de pros y contras, un DAFO y mirar si tiene muchos seguidores en sus redes sociales.

SIMPLEMENTE ACTÚAS EN ESE MOMENTO. Porqué de lo contrario ese momento se irá y cada día que pase, tendrás menos ganas de actuar, de hacer, de superarte…de todo.

Así que:

.- TODOS tenemos ideas. NO son buenas o malas. Simplemente son nuestras. Y eso ya lo hacen buenas no en función del resultado, sino porqué los demás no piensan, siguen las estelas de los demás.

.- SIN RIESGO, NI CREATIVIDAD, nunca será una buena idea. Será una copia más.

.-ACTÚA antes que se te pase el calentón.

.- Y dales UNA OPORTUNIDAD a tus ideas. Por eso son tuyas y de nadie más.

¿Cuántas buenas ideas has tenido en el día de hoy?

 

 

 

Noticia: ¡¡No hay principes azules ni princesas rosas!!

Eran amantes eternos , buscarse y encontrarse una y otra vez era su karma” dice Isabel Allende.

Os tengo que decir una noticia muy importante para mi: EL ROJO NO ES EL COLOR DEL AMOR.

Ni tampoco existe el príncipe azul, y por favor ¿Quién come perdices en su boda si en todos los menús hay pescado y tarta de chocolate?

Nos encanta cada vez ser más radicales y yo cada vez estoy más en contra. “ La pasión, el sexo es de color rojo, Verde esperanza, el futuro es de color negro y las novias se tienen que vestir de blanco impoluto…”

¿Y dónde están las demás gamas de los colores? ¿Por qué denostamos otros colores a favor de otros? ¿O es que la vida solamente es de un color o de otro? ¿Dónde está el gris, el violeta o el amarillo?

Se dice que el color rojo, significa llamada, está relacionado con las pasiones, con la sangre, con el amor. Pero otros podrías decir, que el rojo lo tienen relacionado con algo desagradable o sinónimo de desmayo al ver la sangre. ¿O es que cuando estamos comiendo nos gusta ver una operación o algo parecido?

Dejemos de etiquetar las cosas y más de forma impositiva.

El amor, tiene para momento , sus colores. No solamente el rojo invade toda la relación.

En el comienzo de la relación hay dos colores que invaden cada momento, el verde y el gris. El gris, porque no sabes por donde irá la relación y más si has tenido ya alguna mala experiencia en dicho campo. Es el color de la duda, ni blanco ni negro, gris, por si acaso.

Pero decidimos , el corazón o la razón, que vamos a dar un paso adelante… Y empezamos a ver a esa persona, a mirarla a los ojos, a reírnos de sus cosas aunque realmente no hagan gracia, empezamos a vivir en la esperanza, que sea la persona que queremos, que siempre hemos soñado. Empieza la esperanza, vemos todo de color verde.

Y entonces cuando llega la pasión, la manos entrelazadas, las miradas que hace todo a nuestro alrededor desaparezca. Si, el rojo nos invade. Todo es pasión, hasta un simple gracias, se convierte en un torbellino de emociones y sensaciones.

¿Pero qué pasa? ¿Qué hasta aquí se ha acabado ya el amor? ¿Qué pasa con los enfados?

Ves a esa persona de todos los colores, pero no muy inspiradores que digamos. Pasas del verde, al rojo intenso, pasando por el negro, por el gris de la duda, por el marrón pensando qué habías hecho estando con esa persona … Un carrusel de emociones y decolores.

¿O es que siempre el príncipe o la princesa tiene que ser azul o rosa? ¿A otros no les podía gustar que su príncipe fuera amarillo o de color negro? ¿O las princesas tienen que llevar siempre el rosa en todo momento? ¿No le puede quedar bien el negro para sus ojos?

Odio las etiquetas… No serás nunca creativo, eres torpe, eres inocente, te van a dar siempre por todos lados, no te sabes vender, nunca conseguirás nada, eres un incrédulo… … Etiquetas que con nuestra autoestima “baja”, acabamos haciéndolas nuestras, porque pensamos, que son personas, con “más experiencia”, que nos lo dicen por nuestro bien.

Nosotros mismos ya tenemos que ser ese color “rojo” del amor, o el que queramos darle. Nadie puede ni debe imponernos su color, nadie debe ni puede, hacernos cambiar de color.

Porque ya no sería amor, sería imposición.

Pero no solamente en el amor, dejamos que nos impongan lo que los demás piensan que es mejor. En la vida normal también.

Nos imponen normas, ( que están muy bien en determinados casos), pero que no nos dejan, ser nosotros mismos. Que no nos dejan, mostrar nuestros colores en esos momentos.

Los exámenes están bien, pero si suspendes, ya eres un “color negro”; un señalado, un negado.. Pues quizá esa persona , tenga un color “más potente” en otras materias , pero ya le imponemos el negro, porque no ha conseguido, lo que esperábamos de él.

También hay personas, que intentan “mostrar” colores vivos allá donde van , y luego es una simple mascara, que ha asumido, porque quería no mostrar su color gris, y sentirse uno más, dentro de la variada paleta de colores, que nos hacen creer que la vida, sobre todo vivos.

Los limites, que ponemos en la vida, que nos imponen, no nos dejan demostrar que la vida, que el amor, son diferentes tonalidades. Que estamos constituidos por colores, y no por uno solo.

Los príncipes azules no existen porque quizá tu color, el que te distinga sea el amarillo. La esperanza quizá no sea verde para ti, porque sea el rojo el que caracterice tus caminos , de esfuerzo y confianza.

Basta ya , de las pasarelas de moda, que nos impongan un color para estación del año . Basta ya , de imponernos colores negros, para ir a trabajar, cuando solamente un trabajador puede transformar el devenir de una empresa, aunque llevará zapatillas y camisetas “no correctas”. Basta ya de pensar que las princesas serán rosas y los príncipes azules, a mi me gusta el negro, y el rosa no me queda bien a mi cara. Una mujer de negro, me parece más atractiva, y no hace falta que venga en un corcel blanco, andando, ME VALE.

Dejemos de etiquetar las cosas por colores, por nombres, y aceptemos las diferentes tonalidades que tiene la vida. Vivámoslas todas, porque eso es la vida, una cama intensa de colores, de momentos ,de situaciones.

¿Sabes hacer eso que llaman vivir?

Lo que llamamos felicidad es simplemente la alegría de estar vivo. Debemos separarnos de todas las personas y de todo lo que no nos da la alegría de vivir” dice Alejandro Jodorowsky

SolucionesHoy he leído esta predicción de mi horóscopo, soy Géminis:

Los sistemas de navegación por satélite suelen ofrecer al conductor la posibilidad de elegir entre la ruta más corta y la más rápida. Algunas personas se sorprenden al enterarse que no tienen por qué ser el mismo camino. Al tomar una carretera con un límite de velocidad superior y con menos restricciones para la circulación, el viaje puede ser más rápido aunque suponga desviarse varios kilómetros. La verdadera cuestión en tu vida ahora es si en tu esfuerzo por conseguir algo, estás gastando un montón de energía o estás tomando una sabia decisión. Sólo tú puedes saberlo.”.

¿Qué tiene que ver el Horóscopo con este blog? Tranquilos, no me estoy volviendo loco. Hoy quiero hablar de las soluciones.

Vamos por la vida, esperando que nuestro GPS, nos de las soluciones a toda dificultad y reto en nuestro día a día.

El GPS lo creamos a través de conferencias, de libros, de experiencias que viven los demás y que nos cuentan, de blogs, de artículos en medios de comunicación o lo que creemos que sentimos.

Creemos que lo construimos nosotros, pero si nos damos cuenta, es el exterior, son los demás quienes lo construyen.

Déjate de tonterías, tú personalidad, no está creada por ti. La has construido en función de lo que has ido viendo, sintiendo y cogiendo del exterior.

Son mejores las soluciones que nos dice el “GURU” de turno que lo que tú pienses. Es mejor lo que promulga “ese que no conocemos y que parece que le va bien”, que lo que nosotros sintamos.

Pensamos que los demás son genios, porque se les ha ocurrido unas soluciones a problemas que la sociedad creía que no podía resolver. Envidiamos a esos “genios”, porque pensamos que jamás, aunque queramos, llegaríamos a su nivel.

Esas soluciones, esas ideas, solo están disponibles para gente elegida, para “extraterrestres”. Así que lo mejor será que cuando ellos la promulguen, hacerlas nuestras y seguirlas al pie de la letra.

Lo que diga una persona, le ha podido servir a ella. Eso no quiere decir, que sea la única solución. Es una, hay muchas más.

Pero no confiamos en nosotros mismos. No tenemos el suficiente amor propio, para escucharnos a nosotros mismos y aceptar lo que dice nuestra intuición, corazón, cuando ve esa solución. Subimos el nivel de la música, cuando oímos: “Pues si tú sabes que esa solución es pobre, que tú podrías hacerlo mejor, ¿A qué esperas para demostrarlo?”.

No, no, yo no puedo ser como esa persona, no puedo tener esa idea, es una locura, ¿Quién soy yo para rebatir las ideas a esa persona y decir que la mía daría mucho más beneficio

O cuando una persona ha “sacado” una idea que revoluciona el mundo, nos “adueñamos” de la misma, poniéndole otro nombre, haciendo creer al mundo, que nosotros somos como esa persona, unos genios, innovadores, diferentes….

Otra vez igual, nos adueñamos de cosas del exterior, cuando nosotros podríamos crear cosas mucho más potentes. Todo por ego, miedo, por querer aparentar en un mundo, que las apariencias ganan más que el ser.

solucionesPero ya no te hablo a nivel de ideas empresariales… Si no también a nivel personal.

Las soluciones que a día de hoy me han llevado donde estoy, puedo decir, que ya no me valen. Necesito otras soluciones para otros temas con los que me estoy enfrentando.

Todos en algún momento de la vida, nos hemos dejado llevar por las “reflexiones” que los demás tenían a un problema que estábamos pasando. TODOS.

¿Por qué? Porque no queríamos darnos cuenta que nosotros ya las teníamos. ¿Dónde? Dentro de nosotros.

Pensábamos que los demás sabían que era vivir, no tener ningún problema, cómo conseguir esas metas que teníamos, y debíamos hacerles caso. Ellos tenían más experiencia que nosotros, más edad.

Lo que pasa es que tienes miedo es a darte cuenta, que la mayoría de las soluciones que pides al exterior, están en tu interior. Y seguro que no son iguales que las del exterior, porque son tus soluciones, para tus problemas. NO para los problemas de los demás.

¡¡Y lo sabes!!

¿O no has dicho en algún momento…” Pues eso ya lo sabía yo desde hace tiempo”?

¿Y qué nos distingue de esos “genios o gurús” creativos, de nosotros?

¡¡QUE ABREN LA BOCA PARA DECIR LO QUE SIENTEN, QUIEREN Y VEN!!

No es abrir la boca y ya está. No es todo tan bonito como lo pintan los libros o la gente.  ¡¡PARA!!.

Para llegar a este punto:

1.- Confiar en uno mismo. Y no un poco, sino un mucho.

Creer en uno mismo, te llevará a “salirte del rebaño” del pensamiento colectivo. Unos te rechazaran, otros te seguirán. Pero si crees en tus soluciones, en ti, no tienes que dudar de ti, ni un solo momento.

2.- No copies. Siente.

No eres uno más. Eres tú. David, Natalia, Raquel, Mónica… Eres especial. ¿Qué coño haces copiando las ideas de otra persona? ¿No tienes ideas? Claro que las tienes, lo que pasa que te da miedo darlas a conocer, o ponerlas en marcha, por el por si acaso… por el miedo..

3.- Tienes que hacer una visita a tu lado oscuro.

Si, tienes que hablar con tu “Darth Vader”. Esos momentos en los que te encuentras totalmente desnudo, frágil. Esos momentos que hasta un “hola” te duelen. Tienes que rebozar en tu “mierda”, en tus “miedos”, en adentrarte en ti mismo, como hasta entonces no lo habías hecho.

Hasta que no lo hagas, esas soluciones que tengas, no llegarán a ningún lado, porque no creerás en ti, ni en ellas.

Habla con tu “Darth Vader” y hazte amigo de él.

4.- Saber que la vida es cambio, y esas soluciones se transformarán.

Cuando creemos que tenemos las soluciones a cómo afrontar nuestra vida personal, emocional, profesional… La vida nos da una buena ostia, y nos dice… “Eso ya no te vale… empieza a crear unas nuevas”.

Te vuelves a quedar como el punto 2, “desnudo”. Te preguntas por qué ha pasado, con lo bien te iba a todo, o eso creías. Lo que pasa es que estás cambiando de nivel, estás superando, y para ello, necesitas nuevas soluciones.

Cree en tus soluciones, pero también que la vida es cambio y en cualquier momento tendrás que cambiarlas, porque no te servirán para lo que vas a vivir.

¿Pero sabes lo peor de todo?

Que buscamos soluciones en el exterior. Que no tengo nada en contra de ellas, pero lo que provocan, es que vivamos en un mundo zombie. Iba andando por las calles de mi ciudad, y todo el mundo iba “zombie”, y no de sueño. No veíamos una sonrisa, un gracias un abrazo, una ilusión…

Y mientras tanto los libros de felicidad y motivación, son número de ventas en las librerías.

Buscamos soluciones a todo en el exterior y lo que estamos es adormeciéndonos.  Lo que buscamos es NO SENTIR…No queremos sufrir, NO QUEREMOS VIVIR, queremos dejarnos llevar por la corriente, NO QUEREMOS SENTIR.

Aquellas personas que buscan dentro de sí misma, lo que sienten, el porqué lo sienten, aceptan sus emociones, pensamientos, cuestionan lo establecido hasta lo que creían que era lo correcto para ellos….. hacen algo que los demás no hacen…

 VIVIR.

Busca las soluciones dentro de ti. Es la única forma de vivir, de sentir, de ser , de alcanzar eso que llamas felicidad. Pero también ten en cuenta, que no te valdrán para siempre, que tendrás que amasarte de nuevo y crearte de nuevo..

¿Estás preparado para VIVIR?