¿Tienes Rasmia?

“La paciencia, la pasión y la perseverancia son igual al éxito” dice Pitbull

Maño que rasmia tienes. Hasta que no lo consigas no pararas”.

No creas que me estaban insultando. Al revés, me estaban alentando a seguir.

En Aragón, rasmia, significa “empuje y tesón para acometer y continuar cualquier tipo de empresa”.

Los anglosajones lo llaman Grit. Os recomiendo el libro con el mismo título “Grit. El poder de la pasión y la perseverancia”

En este mundo que desde pequeños nos han distinguido entre quienes han aprobado los exámenes y no. Y si lo has aprobado, podrás tener un futuro “halagüeño”, pero allá tú si no has pasado del 5.

Lo que te espera es un futuro negro, de fracasos y recordándonos que esos sueños, serán imposibles conseguir, ya que hemos sacado un 4 en el examen que teníamos.

¿Y qué pasa con las personas que a pesar no estar etiquetadas con una “gran inteligencia”, han conseguido romper limites, alcanzar sueños imposibles

Creemos que el éxito, la felicidad, el reconocimiento, solamente se consigue a corto plazo. Eso de a largo plazo, es para locos y que se esfuerzan, cosa que no está bien vista en esta sociedad.

¿Y qué piensas si te dijera que no me importa tu cociente intelectual, tus títulos ni tampoco quiénes son tus padrinos para alcanzar tu éxito?

¿Qué piensas si te dijera que la rasmia que tienes dentro, es el poder de la pasión y perseverancia que has imprimido a tus retos imposibles?

En un mundo donde estamos deslumbrados por el talento, las notas, títulos, tendríamos que estar con la boca abierta por aquellas personas, que su bandera es la perseverancia y la pasión que ponen en cada acción que realizan.

En una sociedad, que nos ha enseñado, que cuanto “más lloremos”, más vendrá “PAPA ESTADO”, nuestra familia, pareja o amigos a “cuidarnos” y hacer lo que sea para que nosotros estemos bien, palabras como esfuerzo, interés, práctica o esperanza están denostados de nuestro vocabulario.

Sin esfuerzo, eso que dicen nuestros padres que tenemos, talento, es simplemente lo que podríamos haber hecho y no hemos hecho porque es mejor, “que nos vengan todas dadas” que ir “hacia ellas”.

Sin esfuerzo nunca seremos productivos. Estaremos dentro de lo establecido como “normal”, pero nunca daremos ese “más” que sabremos que podríamos dar ni descubriendo que estaba detrás de la puerta nº1, llamada miedo.

¿Y cómo son las personas con Rasmia?

Hubo una vez una frase que me marcó: “David, hoy estas y mañana quien sabe. Dedícate a lo que te apasiona porque todo pasa en un suspiro”.

¿Por qué no duramos demasiado en nuestro trabajo? ¿Por qué aun durando, estamos siempre nerviosos y cabreados?

PORQUE REALMENTE NO NOS INTERESA LO QUE ESTAMOS HACIENDO. PORQUE REALMENTE NO ESTAMOS HACIENDO LO QUE SI SABEMOS QUE NOS MOTIVA.

Me voy a dormir todos los días, desde que lo que hago coincide totalmente con mis intereses, con mis motivaciones. Hasta entonces, no dormía un día bien a pesar de que estaba consiguiendo todo aquello, que la sociedad decía que tenía que alcanzar.

No te mientas, y estés diciéndote: “Es que no sé que me interesa, porque me interesan tantas cosas, que no lo sé”.

¡¡MENTIRA!!.

Si te pusieran una pistola en la cabeza (perdón por el simili) sabrías que responder y sin rechistar.

Eso es tu pasión, ahí es donde debes poner el foco en torno a tu vida.

No eres diferente a aquellas personas que sabes que están haciendo lo que les gusta. Todos nacemos del mismo lugar.

Eso que te apasiona, no cae del cielo ni a través de un test sicológico. El mío decía que tenía que dedicarme a los número, y aunque lo hice, ahora si estoy haciendo lo que me apasiona de verdad.

Descubrir lo que te apasiona, lo que te motiva, se descubre a través de la interacción con el mundo exterior, dándote la oportunidad de probar. No de tu interior.

Si le hubiera preguntado a mi interior que si tenía que dedicarme a escribir, hubiera dicho: “Si claro, y yo soy George Cloney, ¿Qué te crees?”. Pero cuando experimente el escribir, obviando el qué dirán, el qué pensarán, lo encontré.

Date siempre la oportunidad de descubrir, que te apasiona. Aquello a lo que te gustaría dedicar las 24 horas del día sin ningún tipo de problema.

Aunque yo soy más de Messi, si nos damos cuenta, tras los entrenamientos del Real Madrid, siempre enfocan los medios de comunicación, como Ronaldo se queda a mejorar sus disparos o remates de cabeza.

Es una persona con rasmia.

Cuando sabes lo que te apasiona, no te importa hacer “horas extras” que supongan un plus más en tu desarrolla. No te incomodan, las buscas.

La diferencia entre el éxito y la mediocridad, es eso, la práctica.

A más tiempo practiques, más habilidad tendrás. Y a más habilidad, más repercusión obtendrás.

Así de fácil.

Puedes tener un interés, una intención respecto a una acción.

Quieres alcanzar la meta, pero te aseguro que sin un propósito, a la 1 caída, te aseguro que tiraras la toalla, mandando todo esfuerzo a la basura.

Tener un propósito, es hacer algo por y para otras personas que no seamos nosotros mismos, por un motivo que tras realizar tu acción, quieras dejar como huella en los demás.

Recuerda: No es lo mismo dar clases, que inspirar a tus alumnos a ser mejores personas.

Eso es un propósito.

Y las personas con rasmia, tienen esperanza.

No la esperanza, de que les toque la primitiva para ser felices o considerarse de éxito. No la esperanza de que esa chica que tanto te gusta te diga si, sólo a través de la Ley de la atracción.

La esperanza de que al día siguiente las cosas vayan a ir a mejor, porque me voy a levantar del suelo y voy a ir de nuevo, a por lo que quiero.

Creo más en una persona con rasmia, que en una persona de éxito.

La persona que se esfuerza, que persevera a pesar de las circunstancias, que lucha por dejar una huella más allá de un éxito efímero en el mundo, Son personas realmente felices, con éxito de verdad.

Personas que enarbolan la bandera de la excelencia, sin perseverancia y sin importar lo que diga un examen o un test psicológico. Son los verdaderos genios para mí.

Y tú, ¿Tienes rasmia? ¿Crees que el intelecto determina tu futuro?

Podéis adquirir “Liderazgo Canalla. Libera tu lado más rebelde” a través de este enlace.

Anuncios