¡¡Tú también eres Oro Viejo!!

Es la parte dura la que siempre crea valor” dice Seth Godin

No me importa tu edad, no me importa tu condición sexual ni el puesto de trabajo que tengas. Me importa poco el apellido que tengas, del linaje que vengas…Porque cada uno de nosotros tenemos algo en común, que nos une y no nos aleja.

Como diría algún padre: “¿Qué todos tenemos dos agujeros en la nariz?”

Que todos somos ORO VIEJO.

Es una contradicción. Y ante las contradicciones, la sociedad, las rechaza antes de una explicación o entender qué nos querían decir. Todo lo que salga de lo “establecido” como normal o coherente, es rechazado de antemano.

PUES SEÑORAS Y SEÑORES, TODOS SOMOS ORO VIEJO.

En nuestras vidas, en nuestras empresas, tendríamos que vivir sin miedos esta filosofía.

¿De qué consta?

.- Pasión

Parece que hablar de la pasión a ciertas edades, es como un tabú. “No digas que eres pasional, que se pensarán cualquier cosa… Tu pasión es un hobbies, deja de pensar que podrías transformarla en tu forma de vida…” Pero los “Oro viejo” saben que es la pasión la que mueven el mundo, la que lo transforma.

La pasión es una actitud ante la vida. Es quererla exprimir hasta la última gota, es querer vivir sin saber qué pasara mañana (¿O es qué tú lo sabes?..Una cosa es lo que crees, otra la que será…), es quererla conocer, es quererla vivir, y todo guiado por tu corazón, no por tu razón.

La pasión es el motor de transformación de nuestras vidas y de la sociedad. ¿O es que has conseguido cosas que creías imposibles sin pasión? Ahora estás sintiendo pasión leyendo este artículo, ¿Y crees que es algo malo?

.- Canallas.

Si todos somos canallas, lo que pasa que unos lo han desarrollado más que otros. Canalla es una persona que rompe lo que tenga que romper (de forma metafórica) para sentirse en paz. Porque los veras sonrientes, con una sonrisa de oreja a oreja, a pesar de las caídas, a pesar de los NOES. Creerás que a pesar de las circunstancias,

¿Cómo pueden sonreír?

PORQUÉ la felicidad para ellos es sentir la tranquilidad que te da la vida al sentir que estás haciendo lo que sabes que tienes que hacer.

Porque viven SUS normas. Te podrán gustar o no, pero saben que gracias a ellas, sienten que están viviendo esa respuesta que todos queremos conocer: ¿Por qué y para qué hemos venido a este mundo?

.- Gritan a los 4 vientos, que se sienten orgullosos de ser Mofetas de la sociedad.

Ya sé que no te olerá bien el titular, pero así tendríamos que ser. Siempre desprender en todo momento, en cada relación, en cada acto nuestra esencia.

Cuando vemos a las mofetas, pensamos que son “majas”, que es algo exótico, algo diferente. Así nos pasa con las empresas o personas nuevas y diferentes. Pensamos igual, que mágicos. ¿Pero qué pasa cuando empiezan a desprender su olor y nos afecta a nuestro “territorio”? Pues que lo que parecía “gracioso” ya no nos hace tanta gracia, porque está tocando a nuestros clientes, amigos o nuestro “pan”…

Vayamos por el mundo desprendiendo nuestra esencia, desde la coherencia, humildad y dejando atrás la “sin razón”.

.- Locos Soñadores

Son considerados como locos por los demás. Pero para ellos, es simplemente vivir en coherencia.

Sueñan con crear una fiesta, con crear su empresa, con llegar a quien crea lo necesita con su mensaje, y lo consiguen. A pesar que aún habiéndolo conseguido, la gente no se lo cree, ni reconoce que estaba confundida en sus pronósticos…A ellos no les importa, sienten que la vida es lo que dicta su corazón, a pesar de los límites, clichés que puedan romper.

La vida para ellos son las oportunidades que la vida les pone delante y no se van a quedar esperando a que las circunstancias fueran “ideales” para realizar ese reto o desaparezca el miedo de sus vidas.

Han venido a disfrutar, a sentir, a caerse y volverse a levantar, a reconocer sus fallos y disfrutar de sus éxitos, siempre a través de sus sueños, pasiones o intuiciones.

Tú dirás que son locuras, porque tú no te atreves a hacerlo, pero en el fondo es lo que querrías hacer. Hacer lo que sientes, lo que visualizas y lo que digan los cenizos de tu alrededor, TE LA BUFE.

.– La edad es solo una edad.

Si echamos vistazo a Internet, vemos como han proliferado iniciativas y festivales, sobre etapas de nuestra vida, sobre series que veíamos cuando éramos pequeños.. Cuando los vemos , lo primero que hacemos es sonreír, pero al instante decimos algo para que la gente que este alrededor nuestro, no crea que somos unos raros: “Que buenos tiempos vivimos en aquella época, pero la verdad que no estoy para volverlos a vivir..Ya soy un hombre de familia, ya no tengo edad, ¿Te imaginas que fuera? Sería el padre de todos?…”

Vivimos en función de lo que digan los demás, de que no se puedan avergonzar de nosotros, de lo que puedan decir… Y mientras tanto lo que hacemos es perdernos la vida. Perder la oportunidad de sentir, de vivir, de saltar, de volver a sonreír…Porque en el fondo, si estás pendiente de las apariencias, de miedos, vergüenzas, no estás viviendo por mucho que creas.. ¿O no me dices que cuando llegas a la cama, sólo piensas cómo sería tu día a día si hicieras lo que realmente sientes?

Somos oro, pero vamos por la vida, deseando ser plata, como son los demás.

Somos oro, pero tenemos miedo a deslumbrar, por el miedo y el qué dirán.

Somos oro y cuando menos lo creas, ya no podrás mostrar tus 24 quilates.

Somos oro, pero no lideramos el proceso, creyendo que serán los demás, quienes sepan vendernos mejor.

Somos oro, y tenemos miedo a mostrarlo, por incoherencias y tonterías.

NUNCA LO OLVIDES, ERES UN ORO VIEJO, QUE CON EL PASO DE CADA AÑO, SIENTE, VIVE, DISFRUTA TODAVÍA MÁS.

Nunca pierdas NI olvides qué eres, ni quién eres.

Podéis adquirir “Liderazgo Canalla. Libera tu lado más rebelde” en este enlace.

 

Anuncios

¡¡Vivimos pendientes de un Ranking!!

Un ranking te descubre qué nivel de ego tienes” David Asensio

Por favor, Respóndeme a esta pregunta:

¿Crees que tu Marca, necesita imperiosamente salir en un ranking? ¿O el mejor ranking es el que dicten tus clientes?

Yo creo que NO. Pero según lo que voy viendo en redes sociales, parece que si no sales en un Ranking no eres nadie en la vida, ni ya hablamos en el 2.0.

Llegan las Navidades, y nos encontramos cientos de ranking.

Los mejores artículos del año, los profesionales a tener en cuenta para el año 2018, los mejores blog para aprender sobre Branding, los nominados a los premios de mejor blog del año en el campo de…”

Lo único que hacen es destapar el frasco de las esencias “reales” de las personas.

Sé que muchos de las personas que se creerán identificadas en este articulo, (y si, vosotros me inspiráis, gracias), pensaran que estoy resentido porque no salgo en ninguno o no he sido nominado en alguno.

¡¡ESTAIS E QUIVOCADOS!!.

Siempre tengo la filosofía Bisbal. ¿Cuál es?

Prefiero quedarme segundo, trabajar apartado de los focos y conseguir como una hormiguita mis sueños, que no depender de lo que digan los demás de mí, para creerme alguien o sentir que todo esfuerzo está valiendo la pena.

Siempre digo que estoy en contra de la famosa frase de Jeff Bezos, que tiene sobre el Branding. Dice algo así como:” Tu marca es lo que otras personas dicen de ti cuando tú no estás en la habitación”.

Y con esto de los premios, lo llevamos al extremo.

Si no salimos entre los nominados, la liamos parda. Hasta en alguna situación mostramos actitudes “políticamente incorrectas” de un auto considerado “gurú”. Otras se llaman a las personas que ha realizado el listado, para comentarle de una forma “no educada” porque no salía en dicho listado. Y no son situaciones surrealistas, sino que están sucediendo a día de hoy.

El Branding, aquello que promulga el dar valor, el que seamos todos únicos, en el que para que te cojan en un puesto de trabajo tienes que hacer un book de fotos que ni las modelos de la pasarela de Milán, donde se promulga que hay que crear lideres, humildad y en el fondo esperamos que nadie nos lidere en la lista en la que anhelamos entrar.

¿Dónde se queda lo que promulgamos a los demás?

Todo queda en “aguas de borrajas” porque tenemos que ser considerados como el mejor blog, el mejor conferenciante o estar dentro de la terna de los mejores artículos del mes.

Depender de los resultados de un ranking es:

.- Depender de la opinión SUBJETIVA de una empres a o de una estadística, es no creer en lo que estás haciendo.

Creer que estar en una lista, es sentir que tu trabajo es reconocido, es expresar que todo lo que hacías, es por y para aparentar. Tienes que tener tu propio reconocimiento. El mayor éxito que una persona puede sentir, es irse a dormir sabiendo que ha hecho todo y más durante el día por y para su sueño. Lo conseguirá o no, pero sabe que ha dado todo por su propósito.

.- Querer ser un producto de masas y no especializarse, como se proclama.

Estar en una lista, es apostar por seguir las normas de la sociedad. Y que yo sepa el Branding, la disrupción, la autoestima,…no es lo que proclama. Una lista, nos está etiquetando, nos está diciendo que somos mejores o peores que otras personas. Las usamos para que vean que somos “alguien” ante los demás.

Conozco gente que nunca ha salido ni saldrá en una lista, ranking ni cosas parecidas. Que tienen sus clientes, su movimiento y que facturan mucho más de lo que muchos de nosotros nos podríamos imaginar.

Desmárcate de lo que digan los demás y sigue lo que dicta tu corazón. Te dará más resultados, te lo aseguro.

.- Es demostrar que solo das por aparentar y no por ser.

Sé que mucha gente pensara, que salir en un listado es la consecuencia al trabajo y esfuerzo realizado. La consecuencia del esfuerzo que hagas, tiene que ser irte a dormir feliz y si además sabes que has ayudado a una persona, ya te aseguro que se te caerá la baba en el almohadón. Cuando das a los demás, sin esperar nada a cambio, sin ningún propósito, te aseguro que conseguirás éxitos muchos mayores que los que la gente pelea por salir en una lista de esas.

El verdadero avance no se promulga, el verdadero avance no está

Y además podremos tener muchos amigos gracias a la salida en listas, pero una pregunta ¿Cuántos amigos tienes a tu alrededor que no les importa donde salgas y si quien eres?

.- Demuestra lo que es “bueno”, en un momento. ¿Pero alguien conoce una lista de lo que no nos gusta?

Sé que existe la lista de los Razzie, películas más “infumables” de Hollywood. Pero hace días preguntaba a un conocido de este mundo: ¿Tú serías capaz de hacer un listado de libros que no te han gustado durante el año?

Me contestaba que no. Que se liaría parda, que le dejarían seguir muchas de esas personas que le siguen pero que sus libros “son infumables” pero que no se ha atrevido a decirlo..

En un mundo donde se suicidan por perder una estrella Michelin o un comentario fuera de tono en redes sociales. Me pregunto: ¿Las marcas las creamos por ego o por qué realmente sentimos lo que hacemos y nos da igual lo que piensen los demás?

Por lo visto las marcas, son como las personas, adictas a “resultados inmediatos”, locas por aparentar y con ganas de refrotar a todo el mundo que somos consideramos como la marca, empresa más innovadora del año…

A través del estudio de empresas, para mi siguiente libro que saldrá el próximo febrero, he podido aprender de ellas:

.- El verdadero éxito es ayudar en la vida de los demás, a través de tus acciones y pensamientos. No a través lo que diga una revista o una clasificación.

.- Sólo tú, debes darte el premio del mejor en tu campo. Y se consigue siendo mejor que el día anterior, que el año anterior.

.- Es el verdadero valor el que marca un antes y después. El que sale de ti, el que das a los demás sin ninguna expectativa, el que te sale de tus entrañas, el que produce un verdadero cambio y demuestra que eres “diferente” a lo habitual. No el que lo hace por una estrategia, ni gracias a técnicas de SEO o marketing digital.

.- Si te “quema” no haber salido en un ranking, seguro que tu futuro no es muy halagüeño. Además de no estar realizando tu por qué en la vida.

.- Que sean los demás los que hablen de ti, no uno mismo el que sólo sepa hablar de sus “triunfos”. La gente no es tonta y acabaran cansándose de ti, por plasta.

Nunca olvides que no eres lo que digan los demás de ti y si lo que te esfuerzas por ser mejor que ayer y por dar más a tus clientes…

Podéis adquirir “Liderazgo Canalla. Libera tu lado más rebelde” a través de este enlace.

 

 

Cipri Quintas :” Es muy grande no tener razón”

Hoy dentro de la sección “Conversaciones con…” para mi es un placer presentar a Cipri Quintas

Creo que no conseguimos los resultados que anhelamos, porque entre otras cosas, prostituimos el verdadero significado de palabras y herramientas que utilizamos para dicha revolución.

Y el Networking es una de ellas.

¿Qué piensas si te dijera que el verdadero networking es ayudar a conectar y a mejorar el posicionamiento de las personas en la vida? ¿A qué es un significado diferente a ése de ir repartiendo tarjetas a diestro y siniestros sin saber el nombre de la persona a quien se la das, ni su puesto de trabajo?

¿Crees que es posible tener una agenda con más de 6400 contactos y cada uno de ellos, te quiera igual o más que el anterior? Cripri Quintas, a través de “El libro del Networking” nos explica en cada una de sus hojas, una experiencia de cómo ayudar y hacer grande a la gente.

GRACIAS Cipri por recordarnos que con cariño, amor y respeto, seremos buenas personas pero ya si intentamos conectar de corazón con los demás, el éxito está asegurado. Veamos antes a las personas que a los profesionales y sobre cuidémoslas, no a través de tarjetas de navidad, sino de abrazos y cafés que son lo que reconfortan de verdad. Y no vayamos nunca a sacar beneficio del otro perdiéndonos la esencia del ser.

El Networking no es sólo para el trabajo, sino también para la vida.

Puedes conocer más el trabajo de Cipri  a través de Twitter, Instagram y Linkedin

Sabes que tu vida puede ser diferente y aun así no haces nada para conseguirlo? ¿Te da miedo romper los límites que tienes en tu mente? ¿Quieres poner patas arriba tu vida y conocer eso que llaman felicidad? ¿Quieres que tu empresa alcance esas cimas que siempre has soñado? ¿Crees que el ambiente de tu empresa tendría que mejorar? ¿Sabes que el antídoto a todos los problemas es el NO escuchar tu corazón? Puedes contactar conmigo a través de Twitter, en Facebook

.- ¿Quién es Cipri Quintas?

Una persona que no deja volar su imaginación, hace que vuele su cuerpo, y que piensa que el mundo solo está compuesto de personas, no de gente.

.- ¿Cuál es tu definición de Networking? ¿Qué significado crees que tiene de Networking quien va un evento con más de 100 tarjetas a repartir?

Repartir tarjetas no es conectar con las personas, es como los folletos que se ponen en los parabrisas de los coches o los que encuentras en el buzón: tienes una posibilidad muy baja de importarle a alguien. Solo sirve para que tú te quedes a gusto, al pensar que has trabajado; te engañas tu solo. Para mí el verdadero networking es el que se practica desde el corazón, te interesas por la persona, miras con quién le puedes conectar, cómo le puedes ayudar, cómo hacerle grande y qué le puedes aportar. Esa es la manera de llamar la atención y de que tú a él también le importes.

– ¿Quién es un Seo de personas? ¿Qué legado te gustaría estar dejando en los demás?

Un SEO de personas es alguien que posiciona a los demás, que los sienta en la mesa adecuada para que pasen cosas, que constantemente hace “anuncios” de las buenas personas aunque no estén delante. Es llevar el término tecnológico a la vida real. Me preguntas qué legado me gustaría dejar en los demás, lo único que quiero es que piensen que intento ser buena persona.

.- Dar sin esperar nada a cambio…En un mundo donde esperamos los beneficios para antes de ayer y en el que espera, se desespera… ¿Qué les dirías a las personas que piensan así?

No solo están profundamente equivocados sino que van a vivir en una insatisfacción constante, van a dedicar gran parte de su memoria a ver lo que les deben en lugar de molestarse en A VER qué pueden hacer por los demás. Me alegró leer tu post sobre networking porque vi que habías captado perfectamente una de las principales ideas que comparto en El libro del networking. (Ver aquí)

– ¿Cuál es tu palabra favorita? ¿Y tu concepto de felicidad?

Tengo dos palabras favoritas: gracias y abrazar. Precisamente los abrazos, los abrazos sinceros, son lo que me llenan de felicidad porque me cargan de buena energía.

.- ¿Qué es lo que te han llegado a decir unos ojos sin decir una palabra?

Gracias y lo siento. Los ojos dicen mucho más que un libro entero, el problema es que no los miramos. En mi libro invito a mirar a las personas a los ojos, incluso cuento un truco para los que dicen no saber cómo hacerlo.

.- ¿Por qué tenemos miedo a mostrarnos con nuestras debilidades y lo hacemos a través de nuestro escudo llamado ego?

Simplemente porque tenemos miedo, nada más. Le damos mucha importancia a nuestros miedos… también al ego. Siempre digo que el ego es como un globo, que te eleva, y piensas que como miran hacia arriba te admiran y te respeta, pero en el fondo lo que están pensando es que eres inalcanzable o que no vale la pena acercarse a ti.

.- ¿Qué les dirías a los lideres y personas “cotorras” y que no conocen el silencio?

Que se descansa mucho escuchando, y que es muy grande no tener razón.

.- ¿Tenemos el poder de hacer que las cosas ocurran? ¿Cómo?

Poniéndote a ello y entendiendo que la inteligencia relacional se puede entrenar, que no dependes de nadie para relacionarte mejor y hacer que pasen cosas. ¿Os he dicho que hacer que pasen cosas es una de las actividades que más me llena a lo largo del día?

.- ¿Cómo podemos distinguir quién es toxico de quien tiene un mal día?

Un mal día lo tiene cualquiera, hay que darles la oportunidad otro día. No puedes hacer un traje a nadie solo por hablar cinco minutos con él.

.- ¿Menos tarjetas de presentación y más abrazos?

Sin lugar a duda, hay que dar tarjetas después del abrazo y de haberte relacionado, no antes. El orden de los factores en este caso sí altera el producto. Tienen que recordar de ti una suma, un aporte… la tarjeta solo es una facilidad, evita sacar el móvil para apuntar los datos. La tarjeta tiene que ser un enlace, no un mero papel.

.- Me encanta reírme de mi mismo, comienzas a hacerlo cuando empiezas a aceptarte… ¿Cuándo fue la última vez te reíste de ti mismo?

Me río todas las mañanas, sobre todo cuando me peino jajaja. Es importante tomarte en serio lo justo y centrarte en los demás.

.- ¿Es verdad lo que dicen que de cuanta mejor gente te rodeas, mejor eres?

Absolutamente, no es ni cuestionable. Si te rodeas de deportistas terminarás haciendo deporte, ¿no? Pues pasa lo mismo cuando te rodeas de buena gente… y si no eres buena gente, ojala que se aparten de ti, así te darás cuenta de que tienes que cambiar para no quedarte solo.

.- ¿Los optimistas deben tener un límite, una línea roja que no deben pasar?

No hay líneas rojas en el optimismo, solo hay una línea en engañarte a ti mismo. Uno tiene que ser optimista hasta que se demuestre lo contrario. Y cuando se demuestre, descansas y vuelves a ser optimista.

.- Una reflexión para los lectores del blog

Si mis respuestas te han gustado y no estás practicándolas, ¿a qué esperas? Si te las cuestionas o te suenan lejanas, mírate al espejo, analiza tu entorno y te darás cuenta de que las cuatro patas de tu vida no están firmes, que esa silla cojea, y por eso no avanzas.

¡¡ Un Te quiero y un Adios!!

“Eres el adiós que nunca sabré decir”

Hace unos días me preguntaban:

¿A qué palabras has tenido miedo en tu vida?

Dije que a 2:

TE QUIERO y a un ADIOS.

Sin dilaciones, sin miedos al que dirían, salieron de mi boca como una bala sale de una pistola directa a su diana.

Creo que son las dos palabras más difíciles de pronunciar por un ser humano y las que más transformación producen.

Nos cuesta decir TE QUIERO.

A pesar que las películas de Disney, las de las 3 de la tarde los sábados y algún realilty que nos dicen lo bonito que es el amor, los vaivenes tan divertidos que viviremos y lo chulo que es pasar el domingo por la tarde en el sofá y una manta, tenemos un miedo atroz a decir, TE QUIERO.

Ya no estoy hablando de un Te quiero como una posible pareja, simplemente un te quiero como amigo, hermano o familiar.

Nos cuesta, y mucho.

¿Por qué?

Porque TENEMOS MIEDO.

Miedo a que nos miren raro, a ser rechazados, a que piensen que somos de otra orientación sexual, a que seamos “demasiado” sensiblones o vete a saber qué locura se le ocurrirá a nuestro cerebro como excusa para no dar el paso adelante.

¿Y mientras tanto? Una nueva oportunidad perdida de demostrar a esa persona cuanto sentimos por ella.

Sé que estarás pensando, “Pero yo lo demuestro de otras muchas maneras..No hace falta que diga nada, lo hago todo los días a través de diferentes acciones o con regalos en los aniversarios…”

¡¡ERROR!!.

A través del estudio realizado, tanto con hombres y mujeres, SI agradecían determinados hechos, sorpresas o situaciones que demostraban el amor que tenía otra persona por ellos., pero sin un te quiero de sus labios, sentían que faltaba algo.

Me viene a la mente una situación parecida para que la entendamos mejor.

Piensa en tu grupo favorito. Piensa que estas en su último concierto. Van a tocar tu canción favorita, ves como la tocan, como la sienten, como vibran, pero no oyes ni una sola letra de sus bocas. ¿Cómo te sentirías?

Así se sienten las personas cuando no oyen un TE QUIERO de esa persona. Tampoco te digo lo que uses como un mantra y rayes la cabeza de la persona, repitiéndoselo cada minuto. Pero SI cada cierto tiempo o en las ocasiones que sientas que corresponden.

Muchas veces te aseguro que tiene más valor un TE QUIERO que todas las sorpresas que le hayas dado a esa persona hasta entonces. Siempre deja más huella

Y déjame hacerte una pregunta: ¿Qué pasaría si nunca más pudieras decir a esa persona lo que sientes por ella? ¿A qué no te lo perdonarías nunca? ¿Entonces qué vas a hacer?

Vivimos con miedo al ADIOS.

Nos desvivimos en la desesperación de encontrar una seguridad. Seguridad en el trabajo, con las amistades, con la familia, con la pareja… Pensamos que si encontramos todo lo que nos dicen que tenemos que tener, y más a una cierta edad, ya seremos considerados “ciudadanos de 1ª”.

Y cuando lo conseguimos, parecemos Golum con nuestro anillo. Hacemos todo lo posible para que no se vaya de nuestro lado todo eso conseguido. Y cuando ya creemos que no se marchara de nuestro lado, llega el ADIOS.

Nos preguntamos el por qué, nos llevamos las manos a la cabeza, nos lamentamos, pero el tren está partiendo, queramos o no, es hora de decir adiós.

Tenemos miedo al adiós, principalmente por el apego. Nos hemos “encariñado” de esa situación, de esa persona o ese trabajo. Pensábamos que la vida iba a terminar junto a él, pero por lo visto no va a ser así.

No queremos imaginarnos cómo sería la vida sin esa persona. NO QUEREMOS. Nos preguntamos que será de nosotros, si podremos vivir en una situación nueva, diferente… Ni queremos imaginárnoslo.

Lloramos , pataleamos, y haremos lo legal e ilegal para que se vaya de nuestro lado..Todo porque tenemos miedo al adiós.

Un adiós supone incertidumbre, desconocimiento y dudas.

Supone que estamos “perdiendo” algo que teníamos. Que nos hacía sentirnos cómodos. Hacia algo que tendremos que ganarnos de nuevo para seguir viviendo esa “seguridad” tan soñada y anhelada.

Un adiós:

.- Enseña.

Te enseña todo lo que has vivido hasta ese momento. Los malos y buenos momentos. Lo que has hecho o no, por rutina, vagancia o miedo. Lo que creías que era imposible así como sensaciones únicas e inolvidables.

.- Aprendes a ver en qué has fallado.

No digo que te reboces en los fallos. Pero sí que aprendas de lo no realizado, de las caídas vividas y de la inanición sufrida. Porque en muchas ocasiones, ese adiós, es por “haber dado por supuesto”, que eso estaría ahí siempre.

Damos por supuesto que todo será para siempre, y la vida nos enseña que no es así. Que hasta nosotros tenemos una fecha de caducidad. Pero por no haber hecho las cosas como deberíamos haberlas hecho, por miedo, principalmente, el tiempo se ha agotado y es hora de decir adiós.

.- La vida es Hola, pero también Adios.

Somos seres humanos apegados que piensan que viviremos para siempre , con lo que tenemos y con las personas que nos rodean. Y la vida no es así. Todo lo que viene, se va. Nosotros también. La vida es cambio, es hola y también adiós. Pero aún creemos que seremos inmortales, que nada se irá de nosotros, porque ya que vienen, nunca se irán. Y las cosas tal como vienen, se van.

Aprendamos a vivir en el presente, a exprimir cada momento y a no dejarnos nada en el tintero. Porque no sabemos cuando será el adiós.

Son dos palabras que se encuentran tapadas detrás de nuestros labios. Escondidas no queriendo ser nunca llamadas a escena.

Un Te quiero, hacer descampar esta vida que vivimos llena de turbulencias. Así como un adiós, hace que salga el sol en un mundo tenebroso

Para mí son dos palabras, que muestran siempre el principio del comienzo de algo, mejor de lo vivido hasta la fecha

¿Cuántas veces has dicho te quiero hoy? ¿Por qué tienes miedo decir adiós a esa situación o persona?

Podéis adquirir “Liderazgo Canalla .Libera tu lado más rebelde” a través de este enlace.

¿Verdad o Manipulación?, ¡¡Qué dilema!!

Con una hábil manipulación de la prensa, pueden hacer que la víctima parezca un criminal, y el criminal, la víctima” decía Malcom X.

Llevo tiempo haciéndome una pregunta:

¿Qué es la verdad? ¿Existe la verdad absoluta?

Ya no solo en estos momentos, sino siempre hemos podemos oír frases así:

Toda la verdad te estoy contando…Créeme es toda la verdad…Los demás te están mintiendo, yo sólo te cuento la verdad…Prefiero que me cuentes toda la verdad, antes de enterarme yo por otros lados…”

¿Pero qué es la verdad?

Según la R.A.E dice que es una “Expresión clara, sin rebozo ni lisonja, con que a alguien se le corrige o reprende…Conformidad de lo que se dice con lo que se siente o se piensa..”

Por lo que estamos viendo, en función a las diferentes definiciones que tiene, podemos decir que la verdad:

.- Es algo incontestable

.- Que no cabe ninguna duda respecto a su definición

.- La utilizamos como reprimenda a los demás y como muestra de nuestra inteligencia o poder.

.- Creemos firmemente en ella. Es la transformación de nuestros pensamientos en sonidos.

Antes de decir nada, ya estamos pensando, que vamos a promulgar, NUESTRA VERDAD.

Una verdad que está formada por experiencias anteriores, por comentarios y recomendaciones recibidas por la gente que nos ha rodeado, por lo que hemos visto, por lo que hemos creído ver, entender y sentir…

Nuestra verdad está fundamentada en muchas cosas, pero sobre todo es algo que creemos que es absoluto. ¡¡NO HAY NADA MÁS ALLÁ DE NUESTRA VERDAD!!.

Absoluto porque mientras tanto nos “ha ido bien” y no queremos saber nada que nos pudiera “derrumbar” nuestra creencia, no vaya a ser que no veamos el mundo como creíamos que era hasta ahora.

Y cuando encontramos a una persona, que no nos hace caso, que no cree en lo mismo que creemos nosotros, y que nos da “razones” que están en contra de nuestra verdad, nos defendemos atacando.

No somos nosotros, más bien es nuestro ego, que no quiere sentirse herido a través de escuchar cosas que en el fondo, sabe que podrían ser también verdad.

Es una muestra de nuestra “no apertura de mente”

Así que cuando mantengas una conversación acalorada con otra persona, sobre verdades. No te sulfures cuando veas que te diga que no “quiero oír más”….Más bien tienes que sonreír, porque es su ego quien te está pidiendo una “tregua” y te dice eso porque en el fondo, no quiere reconocer que quizá tú también puedas llevar razón.

Así que ya sabes para lo próxima vez. Sonríe si te encuentras en una situación así.

Una cosa me queda clara, queramos o no: NO EXISTE UNA SOLA VERDAD. Existe tantas verdades como personas hay en este planeta.

¿A qué pica?

Pica bastante. Lo sé.

Aunque no te lo creas, no eres el ombligo del mundo. Hay mas millones de personas que como tú, están viviendo en este mundo.

Que han tenido experiencias, que han aprendido cosas, que han observado cosas,… y que tienen su verdad respecto a cualquier tema.

Y eso, tengan razón o no, TIENES QUE ACEPTARLO. No hay una sola verdad, hay millones de ellas.

Pero en un mundo, donde se caracteriza por la falta de confianza en uno mismo y en el que prima el poder, el liderazgo, hay que hacer algo, para “oprimir” la verdad de las demás personas.

Y de ahí nace la MANIPULACIÓN.

Porque manipular es: “Intervenir con medios hábiles y a veces, arteros, en la política, en el mercado, en la información… con distorsión de la verdad o la justicia, y al servicio de intereses particulares”.

En definitiva, como no nos pueden “dominar” a través de su verdad, nos intentan dominar a través de la manipulación de la información que se tiene o creen que nosotros no podemos tener, para llevarnos a su terreno.

Para mí ya no estamos hablando de ninguna verdad, sino estamos hablando de hacer lo que sea, para dominar a nuestro contrincante, PORQUE NOSOTROS, NO TENEMOS RECURSOS PARA HACERLE VER NUESTRA VERDAD, DE NINGUNA MANERA, QUE NO SEA DISTORSIONANDO LA VERDAD.

Quien manipula:

.- No quiere que sepas toda la verdad, con sus pros y sus contras

.-No quiere que te puedas ir de su lado, te quiere dominar, te quiere para él solo,

.-No quiere que lo veas como realmente es. Te ofrece un mundo ideal acorde a tus necesidades.

.- No quiere que veas otras posibles verdades. Quiere que estés aleccionada por su doctrina, que satisfagas sus deseos, oprimiendo tu personalidad en todo momento.

TODO PORQUE NO CONFIA EN SU VERDAD. PORQUE SABE QUE ESTÁ NO TIENE LA RAZÓN ABSOLUTA, POR ESO MIENTE.

Cuando te muestras sin pelos ni máscaras, no necesitas ninguna estrategia para te sigan. Tu propia esencia, seguro que inspira mucho más que como lo estabas haciendo hasta ahora.

Se manipula, o no se dice toda la verdad, porque somos seres de mente estrecha.

Como muchas veces he dicho, tras la formación en Universidad y el correspondiente Máster (quien pueda), pensamos que ya sabemos todo lo que teníamos que saber, para navegar por la vida.

Y estamos muy confundidos.

Hay vida más allá de ese curso, hay vida más allá del mismo lugar a donde vas a veranear, hay vida más allá de los amigos con los que siempre has estado y te da miedo perder… Siempre hay mucha más vida más allá de las 4 paredes que siempre ves. Y que te da miedo perder, porque piensas que no sabrás que hacer sin ellas.

En un mundo hiperconectado, queramos o no estamos rodeados de cambios, innovación, de herramientas que pueden mejorar nuestra vida… Pero nuestra curiosidad esta “cortada” por el miedo al que nos podamos encontrar, a darnos cuenta que hemos perdido el tiempo con nuestra vida, o dudemos de nuestro posible éxito.

Así que por favor, haz lo que quieras, con tu vida, pero antes déjame decirte algo:

.- Hay tantas verdades como personas en el mundo. RESPETA como te gustaría que RESPETARAN TUS IDEAS.

.- Estás hecho de creencias, de verdades. Pero no son Absolutas. Como no es absolutamente cierto que todos los partidos, vaya a ganar tu equipo. Las cosas cambian, quieras o no. ACEPTALO.

.- No quieras Manipular. Se pilla antes a un mentiroso que a un cojo.

.- Ir por la vida a tumba abierta, disfrutando de todo lo que te ofrece, de las rarezas que encontrarás, te hará ser mejor persona y profesional.

.- Si quieres avanzar en cualquier aspecto de tu vida, solo empieza a producirse RECONOCIENDO QUE QUIZÁ ESTÉS EQUIVOCADO Y ES HORA DE DEJAR ATRÁS TUS VERDADES. Si no mientras, solo estarás como los perros intentando morderse la cola, en bucle.

¿Qué es para ti la verdad? ¿Y la manipulación? ¿Por qué has manipulado alguna vez?

Podéis adquirir “Liderazgo Canalla. Libera tu lado más rebelde” a través de este enlace.

¡¡Quiero Amores Canallas!!

“Mi amor, dices que no hay amor a menos que dure para siempre. Tonterías, hay episodios mucho mejores que la obra entera”.

¿Y si transformáramos el amor de los príncipes y princesas de Disney por un Amor Canalla?

Seguro que estarás pensado en aquel Canalla que no te ha vuelto a mandar un mensaje tras una noche de pasión, aquella canalla que te dio el teléfono y acabó siendo el número de otra persona…

No estoy hablando de ese amor canalla.

Tampoco estoy hablando de impulsar la práctica “de cama en cama y ninguno se lo lleva”.

En una sociedad donde el hablar de lo que uno siente, de sus deseos o de lo que no quiere en frente de otra persona, está visto como “de raro”. La práctica de cama en cama, solamente nos está mostrando, lo vacía que tienes tu vida. Por no hablar del miedo que tienes a ser y a decir lo que sientes y quieres en tu vida, así como la falta de comunicación sincera, con la otra persona.

No estoy hablando de ese concepto de amor canalla.

No estoy hablando de un método para encontrar a la pareja perfecta para ti. No estoy hablando de un método para que solamente con una mirada caigan rendidos a nuestros pies.

El ser humano busca método para todo.

Método que nos lleve al éxito, en cualquier campo. Métodos que nos lleven a la cima, sin el menor esfuerzo y con el éxito asegurado. Y que no tengamos que mostrarnos lo que sentimos, lo que queremos, no vaya a ser que podamos mostrar algún síntoma de debilidad o de coherencia ante el mundo.

NO QUIERO MÉTODOS, YO SOLO ACEPTO EN MI VIDA AMORES CANALLAS.

Personas que por miedo a sus sentimientos están con otras personas, con otros trabajos cuando realmente sabiendo lo que desean, miran a otro lado esperando que su “locura” se acabé por pasar algún día.

La felicidad no es aparentar cumplir los dictámenes de la sociedad. La felicidad es cumplir tus valores.

Pasiones que solamente digan Si a todo tipos de emociones y situaciones. Porque estarán diciendo Si a la vida, estarán diciéndose SI a sí mismos. Toda situación está delante de nosotros por un algo, un motivo que no sabemos, un aprendizaje que necesitamos incorporar a nuestra vida y por miedo a las posibles consecuencias, acabamos diciendo NO. Creyendo principalmente, como excusa, que no era para nosotros

Situaciones que sintamos que adentrándonos en ellas, la vida será eso, VIDA. Pero como nos han dicho que “por ahí no debemos ir”, que nos atengamos a las consecuencias. Decidimos ser “buenos”, que no chicos “malos”.

Trabajos que no sean trabajos, sino diversión. Y solamente se cumplen cuando hemos dado el paso, anteriormente, de mirarnos al espejo y responder a la pregunta: ¿QUÉ QUIERO EN MI VIDA?

Trabajar no es esforzarse, llorar, “acordarnos del árbol genealógico” de nuestro jefe todos los días o “robar” material de la oficina. Trabajar es una herramienta que nos servirá para dejar esa huella que queremos dejar en el mundo. Ese algo, que cuando no estemos, haga que se acuerden de nosotros.

El trabajo no es algo de fichar, calentar y bolígrafos caído cuando es la hora en punta.

Un trabajo canalla tiene que hacerte evolucionar, tiene que divertirte y tiene que hacerte ser cada día más creativo y crítico con la realidad. Y no algo tedioso, que los domingos por la tarde en  vez de pasión produce pavor.

Quiero pasiones canallas, que me hacen sentir que he exprimido el día como si fuera el último. ¿Es que alguien sabe qué pasará mañana? Yo todavía no tengo el carnet de “adivino oficial”, así que exprimo el día como si fuera el último de mi “bono” aquí.

Pasiones que me hacen llegar a eso que creía que era mi “limite”. Que me hace ver cosas que no había visto y descubrir que los errores, solamente son situaciones en las que “todavía” no he conseguido llegar a la meta. Porque eso son los errores, “todavía” en los que no has llegado a tocar con toda la mano tu sueño.

Pequeños “Noes” que te dicen que sigas adelante, que estás en el camino correcto.  Pasiones que te han enseñado más durante el periodo que han durado que toda la escuela y universidad que hayas podido vivir.

Pasiones que me hagan ver el miedo no como un enemigo, sino como un profesor. Un profesor que te dice que sigas adelante, que saltes, que si estas en el camino, tienes que hacerlo, que no hay marcha atrás. Bueno si, a la oscuridad, al gris, y a ser uno más. Y sabes que no eres así.

Pasiones que me hagan sentir, que todo lo viejo, lo rutinario, puede llegar a ser siempre nuevo. Simplemente mirándolo con otros ojos, desde otra perspectivas. NO desde de la que nos dicen que debemos mirarlas, como así se ha hecho siempre.

El “para siempre”, tiene fecha de caducidad, teniendo la única certeza, que el ahora, es lo único que podemos vivir y exprimir.

Sólo quiero pasiones canallas en mi vida, que me hagan ver que venimos a vivir y no a sufrir.

Quiero pasiones canallas, que me hagan ser dueño de mi mismo y no victimas a través de un papel que nunca quise interpretar.

Quiero pasiones en mi vida, que me hagan ver, que soy mucho más que unas expectativas puestas en mí. Que me hagan ver, que tengo toda la vida por delante, para seguir asombrándome de lo que es capaz yo, como protagonista de mi vida.

Por favor, introduce más pasiones canallas en tu vida. Hemos venido a ser, no fotocopias hechas por el mismo patrón.

¿Y tú qué pasiones quieres en tu vida? ¿Hay pasiones canallas en tu vida? ¿Cuáles?

Podéis adquirir “Liderazgo Canalla. Libera tu lado más rebelde” en este enlace.

¡¡La respuesta que siempre buscabas y nadie quería darte!!

Y fue su silencio el que me dio todas las respuestas..” decía Víctor de la hoz.

¿Quieres saber la respuesta a esa pregunta que te haces siempre? ¿Quieres saber por qué vas a tantos cursos, Máster o cursos “envasados” y sigues sin conseguir resultados? ¿Estás preparado?

Vuélvete a hacer la pregunta:

¿Por qué no consigo resultado como el “gurú” de turno me ha dicho que lo iba a conseguir?

PORQUE NO HABIAS HECHO UN TRABAJO DE INSTROSPECCION ANTES DE ACUDIR A LOS MISMOS.

UPS, lo que no querías hacer, al no ser que fuera por causa mayor, es lo que te impide transformar tu vida de verdad.

Acudimos a congresos, conferencias y eventos “rápida solución”, esperando que nos solucionen la vida, nos lleven al éxito, con el único esfuerzo de “pagar” el curso.

Pero con el paso del tiempo , acabamos diciendo frases como :”Es que yo pensaba que mi vida iba a cambiar, Es que yo pensaba que mi negocio en 90 días iba a estar en la cima como me prometió, es que yo pensaba que teniendo una marca, tendría ya trabajo, y como mínimo de Director General…”

Pasando los días, y los resultados por los que habíamos pagado, no suelen llegar, así como nos prometieron.

¿Por qué?

.- Las herramientas que él te ha dado quizá para ti no sirven.

Creemos que esas herramientas que estamos “adquiriendo”, son la leche. Si a él, le han hecho efecto, a mí seguro que también. Aunque en el fondo, “nos pone” la idea de poder superarlo, y ser más famoso, más cachas, más guapo que el propio creador de la herramienta en cuestión.

Es muy fácil, NUNCA LLEGARÁS A CONSEGUIR LOS RESULTADOS QUE ÉL HA CONSEGUIDO.

O si no respóndeme a esta pregunta: ¿Es que consigues el mismo color de tinte de pelo que la chica del anuncio?

NI POR ASOMO.

A él le han hecho efecto una serie de herramientas. Pueden ser una guía, quizá a ti te sirvan todas las herramientas, quizá sólo una, o quizá ninguna…

Eso lo tenemos que tener claro. Al igual que por muy guapo seas, muy gracioso, inteligente, pienses que todo el mundo va a caer a tus pies, ves que el chico que creías que tenía pocas posibilidades con esa chica, acaba saliendo con ella.

NO TODAS LAS HERRAMIENTAS, SURTEN EFECTO EN TODAS LAS PERSONAS POR IGUAL. NI ESAS PASTILLAS TE HARÁN PERDER TANTO PESO COMO DICEN QUE HARÁN.

.- Creemos que las soluciones de los demás son lo único que nos pueden ayudar.

Desde pequeños nos han enseñado, que solamente lo que los demás nos pueden ofrecer es lo mejor para nuestra salud y futuro.

Hacemos caso casi “sumiso” a lo que dicen nuestros profesores, medios de comunicación, “gurús” de turno, “vendehúmos” de los que nos enamoramos por sus luces y palabrarería o creemos a pies juntillas a alguien que ha alcanzado ése éxito que soñamos.

Lo que estamos es reforzando nuestra falta de confianza en nosotros mismos.

Ups, ¿a qué duele?

Desde pequeños, nos han enseñado a “NO PENSAR” y SI “hacer caso sin rechistar” a quien tiene o le damos más poder sobre nosotros.

Lo que se hace es que no pensemos, que sigamos lo “estipulado”, que queramos alcanzar el “éxito” que nos dicen los demás, cuando nosotros sentimos que “nuestro éxito” es totalmente diferente.

Las soluciones de los demás, nos pueden ayudar, nos pueden hacer pensar, nos pueden hacer ver cosas que no veíamos hasta ahora, PERO NUNCA DEBEMOS AFERRARNOS A ELLAS COMO LA TABLA DE SALVACION EN EL HUNDIMIENTO DEL TITANIC.

¿Dónde queda nuestra creatividad? ¿Nuestro talento? En el fondo del mar, todo por no confiar en nosotros.

.- Las herramientas no surten efecto si estas dormido.

No te estoy hablando de que te limpies las legañas, ni que te des desodorante para oler mejor ( bueno ahora en verano, aún más que más ). De ese tipo de sueño no estoy hablando.

Te estoy diciendo, que si no estás “despierto”, que si no sabes quién eres, qué quieres en la vida, qué te ha pasado y quieres te ocurra de ahora en adelante, ya te pueden dar la herramienta que te lleve al Olimpo, que si estás en un mundo de dudas, confusión, miedos y vergüenzas, nunca te dará el resultado que tendría que darte.

He observado que procesos como en los de Marca personal, en los cursos de Liderazgo u Orientación Laboral, poco o nada se habla del proceso de conocerse a uno mismo.

SI, es un proceso que es duro, impredecible, que seguro que descubrirás cosas que no te gustarán, otras que no sabías y que te alegraran,… pero tiene un fin, descubrir lo que realmente te hace feliz, a lo que has venido a este mundo, lo que te hace bien y lo que no…

Y si no sabes quién eres, ¿cómo vas a esperar que alguien que no sabe lo que te puede ir bien a ti o no, sus herramientas surta efecto en ti, como lo hicieron con él?

Descubriendo quien eres, que sientes, que te motiva, antes de empezar a tener el título de “jugador de cursitos y titulitos” por la universidad de la sociedad, empieza poniéndote delante de un espejo y hablando con quien tienes ahí delante, a tumba abierta.

A lo mejor descubrirás que lo que estabas haciendo hasta ahora no es lo que querías, enfocándote en otro camino, llegando a ser mucha mejor persona y profesional que lo que eres hasta ahora.

Dicen que esta todo escrito y que está todo inventado, NO LO CREO, así como tampoco creo QUE TODAS LAS SOLUCIONES SURTAN EFECTO A TODAS LAS PERSONAS POR IGUAL

Así que recuerda:

.- Las herramientas que te enseñen, pueden ayudarte, pero nunca salvarte la vida al 100%

.- No todas las herramientas valen para las mismas personas.

.- Aprende de ellas, incorpóralas en tu vida aquellas que sientan que van contigo, transfórmalas, deséchalas, pero nunca las creas a pies juntillas, como un credo inquebrantable. Son guías., recomendaciones, no leyes absolutas.

.- Tú crearas tus propias herramientas, cuando des saltos hacia la incertidumbre. Cuando camines por el miedo, aumentando tu confianza y viendo de qué eres capaz, que te hace feliz o hace bien.

.- Todos somos creativos, lo que nos diferencia, es que unos crean más en si mismos, en lo que hay dentro de ellos, que otros. Simple y llanamente así. No abandones a tu creatividad. Las cosas siempre se pueden hacer mejor de lo que dicen.

Así que ya sabes la respuesta a la famosa pregunta que todo el mundo se ha hecho alguna vez:

.- ¿Por qué no surte efecto en mí y en otra persona si?

.- PORQUE ESA PERSONA SABIA QUE QUERÍA, QUIEN ERA Y PORQUE LO QUERÍA.

¿Y tú lo sabes? ¿Sentías que era la respuesta a esas dudas que tenías? ¿Por qué aún sabiéndolo no hacías nada al respecto?

Podéis adquirir “Liderazgo Canalla. Libera tu lado más rebelde” a través de este enlace.

 

¡¡Whatsapp con Educación, por favor!!

El precio de la grandeza es la responsabilidad” decía Winston Churchill

Las redes sociales demuestran la personalidad de cada uno de sus integrantes.

No creas que te voy a hablar de cómo ser un gurú en Instagram, que te siga en Twitter el gurú que tanto te gusta o como llegar a 10k seguidores en Facebook, porque sinceramente, a pesar de tanto tiempo sigo sin tener idea de cómo hacerlo.

Sólo soy yo y punto. Hago lo que quiero y cuando quiero, en las mismas.

Pero SI te voy a hablar de cómo las redes sociales, demuestran de qué estamos hechos.

No voy a hablarte de los trolls ni cómo afrontar una crisis de reputación por haber puesto un Tweed que no debías haber puesto, porque tampoco sé cómo hacerlo.

Lo que quiero expresar con este post es algo que me ronda últimamente por la cabeza, que se resume en esta frase:

MENOS EMOTICONOS Y MÁS EMOCIONES.

Os comento varias situaciones que recientemente he vivido:

.- Hace unos días fue mi cumpleaños. Se agradece todas las felicitaciones que recibí. Algunas que no me esperaba, así como otras que no llegaron y que si me esperaba. Fue un día genial, muy bonito y todo precioso. Pero lanzo una pregunta al aire:

Si no llega a ser por Facebook, ¿Cuánta gente de la que te ha felicitado, lo hubiera hecho sin él?

Menos mal que el Facebook me lo ha chivado, que la verdad no me acordaba. Si no llega a ser por el Facebook se me pasa…” ¿Cuántas veces has oído o dicho tú mismo esta frase?

Se sincero, seguro que bastantes.

¿Qué demuestra? Que si no llega a ser por una app, nos olvidamos de las personas. Ya no de un día importante para ellos, sino de preguntarles como están o de cualquier cosa.  Se pasará el tiempo sin ocuparnos de ellos, como los tenemos en Facebook, no pasa nada…

Recuerda existe una opción que se llama “eliminar de tu lista de amigos”. Y normalmente lo hago con personas que pasado mucho tiempo ya no tengo ningún tipo de relación.

NUNCA DES NADA POR SUPUESTO.

AL IGUAL QUE A TU PAREJA TIENES QUE ENAMORARLA TODOS LOS DÍAS, A LOS AMIGOS, LOS DE VERDAD, TAMBIÉN.

Luego no te eches las manos a la cabeza porque esa persona no responde a tus emails o mensajes. ¡¡Quedas advertido!!.

Hace años se hizo famosa una frase que decía: “Lo que diga la rubia..” a día de hoy decimos “Lo que diga FacebookMira Facebook nos recuerda que hace 3 años nos unimos aquí

Durante mi cumpleaños, AGRADECÍ cada uno de los mensajes que recibí tanto por facebook como por Whatsapp, pero voy a ser sincero, fueron las llamadas que recibí las que más me emocionaron, las que más agradecí.

Fueron llamadas rápidas, cortas, pero con sentimiento, con ilusión de querer compartir el día con uno.

Dejamos la conciencia tranquila con un mensaje en el muro, con un mensaje en Whatsapp. Pensamos que “ya hemos quedado bien” en su día y podemos seguir orientados hacia nuestros intereses.

¿Dónde está el “ocuparnos” de verdad por la persona? Hemos pasado de las cartas, de las llamadas, de los abrazos, a un mensaje en Facebook, que me cuesta menos tiempo,  le pongo algún emoticono chulo y “a otra cosa mariposa”.

Las redes sociales, cada vez más, demuestran las mascaras con las que nos movemos en el día a día.

Ayer mismo, había quedado con una persona. Llevaba tiempo queriendo quedar conmigo. A día de hoy, no sé para qué quería quedar. Os cuento.

Tras 30 minutos de retraso, varios mensajes y llamada, recordándole que habíamos quedado y si iba a aparecer…a los 40 minutos, me manda un Whastsapp diciéndome que le había surgido una “historia” y que perdonara.

La verdad, quizá le hubiera podido surgir algo. ¿Pero no ha podido avisar antes? ¿Ni un mensaje de Whatsapp? ¿Ni un mensaje de voz? ¿No tenemos ni 10 segundos para quedar bien con la otra persona? Quizá no, todo es posible.

Pero lo que demostró que usamos como escudo las redes. NI se digno con una simple llamada a pedir disculpas, ni proponer otra fecha.

Yo no soy quien para dar perdones a los demás, pero si me demostró, que con un simple mensaje creemos que ya está todo hecho. Como “YO YA TE HE DICHO TODO, AHORA DEPENDE DE TI, CREERME O NO…” No quiero que se arrastren por mí, pero si me parecía de educación una llamada y decir, “mira lo siento, paso esto y por favor, volvamos a quedar de nuevo (si de verdad era tan importante)”.

Si estuviera esperando, antes me tocaba la primitiva, que acabase recibiendo esa llamada.

Por no contar los mensajes que he recibido proponiéndome dar una conferencia o presentar “Liderazgo Canalla” en diferentes lugares. Todo por Whatsapp, ni una llamada ni media. Cuando pedía me llamaran para comentar la organización, me contestaban o “no tengo tiempo, ya me dirás” o se difuminaba la petición lanzada esperando dicha llamada.

NO SOMOS UN NÚMERO MÁS EN FACEBOOK O WHATSAPP, SOMOS PERSONAS.

¿Qué nos demuestra estas actitudes y las redes sociales?

.- Quien nos importa lo demostramos de verdad, no a través de mensajes bonito y espectaculares

.- Nos llega más una llamada, un abrazo o un café de 10 minutos, que un “A ver si tengo tiempo y quedamos”.

.- Como escribía hace unos días, no me creo las razones y si las acciones.

.- El mejor “muro” en el que puedes escribir, es en el de su corazón de la persona que tienes delante.

Las redes están muy bien, puedes vender a través de ellas a todo el mundo, pueden pedirte pedidos de lugares recónditos para ti, unirte a personas que tenías repartidas por todo el mundo… SI ESTÁN GENIAL.

Pero primero:

.- MIREMOS A LOS OJOS DE LA GENTE QUE ES ASÍ COMO SE DEMUESTRA TODO. NO POR MUCHOS SEGUIDORES, TITULOS O TARJETAS DE VISITAS, TE VOY A QUERER MÁS.

.- SE PILLA ANTES A UN MENTIROSO QUE A UN COJO, Y TE ASEGURO QUE SERÁ UN LEGADO QUE NO PODRÁS QUITARTE DE ENCIMA UNA VEZ OCURRIDO.

.- QUE LA HIPERCONECTIVIDAD SE BASE EN EMOCIONES, NO EN MASCARAS.

¿Cuántos mensajes has mandado hoy “por quedar bien”? ¿Qué llamada o visita no has hecho por pereza? ¿Qué te hace más ilusión, un emoticono o un abrazo?

Podéis adquirir “Liderazgo Canalla. Libera tu lado más rebelde a través de este enlace.

Oso, Tigre y Dragón en la empresa

O cambiamos de conducta o cambiamos de sueño. Anónimo.

Estoy rodeado de hienas, de osos perezosos, de marmotas, de comadrejas y de zorros astutos”.

Cuando me lo decía un amigo, no sabía si había a un programa de Frank de la Jungla o había pasado un mes en la selva. Pero estaba describiendo el día a día de su empresa.

¡¡Menudo zoológico!!

Hace unos días, terminé de leer el libro de Andrés Pascual y Ecequiel Barricart, “El oso, el tigre y el dragón. Los tres animales que habitan en ti. Y mientras me iba describiendo la fauna con la que convive, me acordé de él.

Leyendo libros, revistas de Management, conferencias y valores que hay en la sociedad, es normal que se conviva con este tipo de fauna o seamos devorados por ellas.

Estrategias para ser más competitivos, cómo hacer que tu empresa sea la líder del mercado, cómo llegar a ese puesto que tanto añoras, cómo conseguir ese título que todos tienen y tú no…”

Ante estos titulares reales y promociones de cursos, ¿Qué tipo de personalidades estamos desarrollando?

La de hienas, diablos de Tasmania y demás fauna salvaje.

¿Qué pasaría si todo se redujera a esos 3 animales que te he comentado antes?

Necesitamos ordenar nuestras emociones. No podemos abrir la puerta de la oficina y empezar a gritar sin haber dicho ni buenos días, y otro día que todo sea bonito, alegre y feliz. Un poco de equilibrio, de coherencia, por favor.

Un buen líder, una buena persona empieza liderando sus emociones. Y eso es lo que nos hace el OSO que todos llevamos dentro.

Somos emociones, somos sentimiento por mucho que esta sociedad, nos diga, que nos los tenemos que comer, ya que las emociones nos dicen que nos nublan en nuestro día a día, a la hora de tomar decisiones.

Pero desde que nacemos, nos instruyen desde el miedo. Miedo por desobedecer a nuestros padres, profesores, jefes… Miedo a las represalias, por no hacer lo que esperan y desean de nosotros…

Así que cuando llegamos el mundo laboral, sólo tenemos miedo en vez de motivación, ilusión, alegría o ganas de superación. ¿Por qué?

Porque sabemos si llevamos la contraria, NOS ECHARAN, porque si decimos lo que pensamos, NOS ECHARAN, porque si no hacemos horas extras, NOS ECHARAN… Y vivir en el paro, es lo más denostado y macabro que nos puede pasar…Así que por lo tanto, ocultemos nuestras emociones, ocultemos nuestros deseos, nuestra creatividad, y hagamos lo que nos piden y sin rechistar.

Todos los días cuando nos levantamos somos como Winnie The Pooh pero deprimido, sabiendo que tenemos que ir a trabajar.

¿Cómo hacemos para que ese oso se levante todo el día robusto y ruja?

Nos han dicho que el miedo es lo peor que nos puede pasar. Yo creo que no. Es una emoción con la cual nos tenemos que hacer amigos, como la frustración, rabia o la tristeza. Esto es como las heridas, cuando las dejas al aire, se cicatrizan mucho más rápido, pues con las emociones igual.

Cuando descubrimos porque nos pasa, empezamos a descubrir quién eres de verdad. No eres esas mascaras, esas apariencias o esos títulos que están detrás de tu despacho. Eres tú, alguien único.

Las emociones son la herramienta ideal para expresar quien eres, qué quieres, cómo sientes… ¿Por qué lo hacemos tan difícil ocultándolas o no dejándolas salir?

En este mundo, nuestro tigre, esta muriéndose de deshidratación, está famélico. El tigre quiere retos, que le hagan sacar su valentía. Pero el mundo nos pide que solo queramos la rutina, aunque por las noches desearíamos que nuestra vida fuera de otra manera. Que los valientes sean otros, que otros se arriesguen, y si lo consiguen que nos enseñen como lo han hecho.

Las únicas acciones que realizamos son las que nos pone nuestra agenda, y de ahí no nos salimos. ¿Así como vamos a alimentar a nuestro tigre? Más bien se querrá marchar con otro que lo cuide y quiera más que tú.

También están los profesionales, que tienen a su león más gordo que Michelin gracias a sus constantes iniciativas y su estrés.

¿Qué hacemos pues?

Preguntarte de forma sincera: ¿Qué quiero hacer en el trabajo?

Cuando lo tienes tatuado en tu mente, no te importan las circunstancias ya que sabes QUÉ, tu creatividad resurge ante las posibles dificultades. La disrupción es tu filosofía, ya que todos los días quieres ser mejor que el día anterior. Las metas siempre te impulsan a ser mejor, a querer conocer donde no están tus limites, aprender continuamente ya que sabes que no sabes nada.

Pero sabiendo QUÉ quieres, actúas desde la serenidad, desde la tranquilidad, porque sabes que estás en el camino correcto. Quizá no consigas crear esa empresa, quizá no llegues a liderar ese cambio con el que sueñas, pero sabiendo todo lo que te podría ocurrir, todo lo que tendrías que dejar a un lado, lo has hecho, desde la tranquilidad, y desde la coherencia.

Y ¿Qué hacemos con el dragón? ¿Para qué sirve?

Hace unos días preguntaba a un directivo. ¿Te sientes vacío a pesar de la vida que llevas? Su respuesta, con lagrimas en los ojos, fue que SI.

Somos mucho más que nuestras emociones, que nuestros títulos, acciones o retos. Somos mucho más.

Todos hemos venido a dejar algo en el mundo que perdure. No hemos venido a trabajar y hasta al día siguiente .Ya no te digo una huella en el mundo mundial, pero si en la gente nos rodea, o en nuestros clientes. Algo más allá que conseguir facturar todos meses más que el mes anterior.

Todos queremos volar, que nos reconozcan por nuestro vuelo, por nuestras alas. Pero si lo haces por ego, te aseguro que el vuelo será muy corto y con aterrizaje forzoso.

Para ello, tienes que estar en soledad contigo mismo. ¿A qué pica, verdad?

Acepta tus emociones. Acepta que no eres el contexto en el que estés viviendo, sino que eres mucho más.

Cuando empieces a volar, te darás cuenta, que hemos dado importancia a cosas que no la tenían, que hemos reaccionado a cosas de forma reactiva cuando tenía que ser de forma proactiva.

Eso es lo que hace un dragón, saber que tienes que volar mucho más que a ras de suelo, sabiendo que tienes un PORQUE que realizar, una misión.

Así que profesionales, empresas y demás organizaciones:

.- Amen a su oso, a cada uno de los osos que tienen en su empresa. Amándolos descubrirán lo autenticidad de cada uno de ellos, sacando adelante sus talentos sin necesidades de programas “fashion” de búsqueda de talento. NO contraten por C.v. contraten por el brillo de que transmiten los osos en sus ojos.

.- Den permiso que saquen las garras de tigre que todos tienen. Permitan que saquen sus ideas, que las pongan en marcha, que se confundan sin recriminarles por ello. Hagan un club de tigres y le aseguro que serán una empresa canalla.

.- Para volar, hay que tener un PORQUÉ. Un propósito mayor que una facturación o una expansión sin sentido. Y sobre todo cuando ese propósito te mueve, comenzarás a darte cuenta que como vienen las cosas, se van, descontextualizando todo lo que te ocurre.

Siempre habrá momentos, que a la hora de emprender un proyecto, haya un animal que destaque más que otro, pero siempre recuerda que tiene que haber un equilibrio dentro de ti, dentro de la empresa, recuerda alimentarlos en la misma medida

¿Cómo sería una empresa con estos 3 animales dentro de ella? ¿Cómo los alimentas tú? ¿Qué animal crees que no alimentas en tu vida?

¿Las sentimientos nos hacen débiles?

No dejes que personas que hacen muy poco por ti controlen tu mente, sentimiento y emociones” dice Will Smith

¿Crees que los sentimientos nos hacen más débiles? Es una de las preguntas que hoy, hablando con mi jefa de operaciones, ha surgido.

Estamos en una sociedad, en la que las palabras, como emociones, sentimientos, sensibilidad, están denotadas. No sé puede decir que tenemos sentimientos o que somos sensibles, porque la sociedad nos aplastara cuando queramos mostrarlos.

Los sentimientos te harán débiles, los chicos nos lloran, sólo deben pelear…Si lloras los demás se reirán de ti, si te muestras empático, tu jefe no te dará el ascenso que sabes que te mereces…. Tienes que pisar cabezas y ser el hombre más frio en la faz de la tierra”

Son algunas de las perlitas que oímos a lo largo de nuestra vida, en nuestros días a días.

¿Dónde están las emociones aquí? ¿Por qué está mal visto mostrar nuestras emociones ante una película, ante una noticia? ¿Por qué los hombres tienen que ser fríos? ¿Por qué en las empresas no puede haber emociones o sólo queremos robots como compañeros de trabajo?

Nos gusta ver como la sociedad avanza con la tecnología, vemos que nos ayudaran en innovación, productividad y miles de cosas más a la sociedad, creyendo que estamos a salvo de los mismos porque no tienen sentimientos.

¿Y cómo estamos educando nosotros a la sociedad?

¡¡COMO ROBOTS, SIN SENTIMIENTOS!!

Tampoco estoy promulgando ahora que demos rienda suelta a nuestras emociones sin límites, porque no estoy diciendo eso. Todo tiene su momento.

Lo que estoy diciendo que el ser humano no sólo es razón, sino también corazón. Pero nos han educado, desde pequeño, a través de exámenes, de castigos y miedos, con la razón.

Y de ahí no nos salgamos, porque las consecuencias, serán desastrosas para nuestra vida.

Nos dicen que las emociones nos pueden causar daños físicos, que nos hacen perder el rumbo que el mundo lleva , que no puedes enfadarte cuando alguien o algo te dice que NO, porque estar enfadado, es mostrar tu debilidad ante los demás.

Hasta ahora, como podrás imaginar, cuando oigas la palabra emoción, o algo parecido a ello, tapate, ponte una máscara, no te vaya a infectar, porque puede ser lo último que hagas en la vida.

No podemos estar alegres, porque nos dicen que pensamos que no vemos lo dura que es la vida. Nos hacen dudar que sonreír es bueno, porque parecemos tontos cuando el mundo se está muriendo o matándose con guerras.

Todos buscamos la felicidad, como Indiana Jones en búsqueda del Santo Grial, pero eso si, no digas a los demás, que estas en un momento dulce de tu vida, porque empezarán a tener envidia, a no hablarte, o a preguntarte si lo has conseguido por el método “legal o por el criminal”.

Así que buscamos la felicidad, pero tampoco podemos mostrarla a los demás, no vaya a ser que se nos enfaden.

Nos dicen que tampoco nos podemos enfadar, porque el mal genio es el mayor de los virus que una persona puede sufrir. Si estas enfadado puedes perder a las personas de tu alrededor, decir cosas que no querías decir, o hacer algo que no querías hacer.

Así que tampoco nos podemos enfadar, no vaya a ser que la liemos.

¿Y qué decir de sentirnos o decir que estamos tristes?

¡¡DE ESO NADA!!

Si dices que estas triste, te dirán que no es para tanto tú situación, que hay otras personas que están peor que tú. En vez de alentarte, de preguntarte por qué te sientes así, habrá una competición a ver quien está más triste de los dos. No digas que estás triste, porque a lo mejor habrá gente que en vez de ayudarte, quieran aprovecharse de ti…

En definitiva, COMETE TUS EMOCIONES, PORQUE SIEMPRE POR UN LADO O POR OTRO, TE LAS PUEDEN CON LA MANO ABIERTA.

Así que lo mejor es tragarnos nuestras emociones, porque si no es lo peor que podemos hacer, expresarlas.

¿Pero qué pasa cuando no las expresamos?

.- Que cuando nos enfrentamos a cualquier situación, por pequeña que sea, no sabremos enfrentarla, derrumbándonos y haciendo de ella, la mayor de las catástrofes.

.- Que cuando seamos mayores, no sabremos expresar nuestras emociones ante nuestros amigos, posibles parejas o familiares. Nunca sabrán cómo nos sentimos, que queremos o que no queremos.

.- No expresar tus emociones, es crear un globo emocional que cuando explote, no sabremos manejar.

Por lo tanto, ¿Por qué tenemos miedo a las emociones?

Porque nos hace descubrir quienes somos, qué queremos, que NO deseamos y nuestros límites. Y en una sociedad en la que a través del miedo, nos dirigen, las emociones son como la Kriptonita para Superman.

Pero como he dicho antes, tampoco nos podemos dejar ahora llevar por las emociones a tumba abierta o por la intuición, porque os aseguro que se suelen confundir.

Una emoción nos puede confundir a la hora de tomar una decisión. Pensar que nuestras emociones, nuestras creencias, expectativas, son mejores que unos resultados que tenemos delante nuestro.

Una emoción nos puede bloquear la mejor decisión para nosotros, que no es lo que digan los datos o nuestro jefe, sino lo que nosotros sentimos que tenemos que hacer, lo que presentimos.

Bloquear las emociones nos puede hacer perdernos muchas cosas hasta ahora imposibles, como también cometer el mayor de los errores o el mayor de los descubrimientos.

Así que por lo tanto:

.- No podemos encerrar nuestras emociones, porque estamos hecho de ellas.

.- Si las encerramos, seremos robots liderados por las opiniones y deseos por los demás.

.- Cuanto más las ocultes, el globo será más grande, y cuando explote (siempre por cualquier tontería), tendrás mucho por gestionar retrasado.

.- Las emociones tienen que ser parte de la sociedad, de las empresas, del día a ´día, pero en equilibrio siempre con nuestra razón.

.- Una decisión siempre tiene que ser tomada con el equilibrio de Razón y corazón.

¿Dónde tienes tus emociones? ¿Sientes te hacen más débil?

Recuerda que puedes adquirir Liderazgo Canalla a través de Amazón y tienda de Versos y Reversos.