¿Cómo descubrir a un “VendeHumos”?

“No dejes que el humo te impida ver lo importante”

Todos hemos tenido o tenemos en nuestra vida a un “Vende humos”.

Es aquella persona que cuando la vimos, nos sorprendió lo diferente que era a los demás. Tenía ese algo que no sé yo, que nos dejaba con la boca abierta.

Era algo diferente, algo único. No sabíamos que tenia de especial, pero nos asombraba. Queríamos saber más de esa persona, conocerla, saber cómo ha conseguido esos conocimientos.

Deseábamos dejarlo todo para vivir en el mundo que él o ella nos estaba ofreciendo. Y lo acabamos haciendo.

No pensábamos, no queríamos pensar. Viviamos por y para esa persona. Y en muchas ocasiones, llegábamos a hacer locuras de hacer grandes viajes solamente para acompañarla. No nos importaba nada, solamente estar con esa persona.

Pero el paso del tiempo, nos dice, que lo que nos ofrecía, ese estilo de vida, esa forma de pensar, esa actitud,…era simplemente postureo. Una forma de atraer a la gente para su simple interés. Alimento para su ego y en algunas ocasiones, para su bolsillo.

Al igual que nos cuesta reconocer que estamos gordos, que necesitamos hacer dieta o que somos adictos al tabaco, también nos cuenta bastante reconocer, que nos hemos dejado llevar por un vendehúmos.

¿Por qué?

  • Porqué sobre todo si nos lo habían dicho ya antes donde estábamos metidos, y no haciéndoles caso , pues tendremos sentimiento de vergüenza, y sobre todo nos flageramos diciéndonos cosas como “¿Seré tonto? ¿Cómo no les hice caso antes? Mira todo el tiempo perdido”.
  • Porqué al creer que es algo nuevo, queríamos ser los primeros en vivir la experiencia. En poder destacar a través de esos pensamientos y acciones, de lo nuevo, de llegar a ser líderes y sobre todo darle en los “morros” al vecino que nos decía que nunca llegaríamos a ser nada.
  • En definitiva, porque nuestro ego, se sentirá dañado, lastimado y eso no mola mucho que digamos. Y más si los demás ya nos decían, que no fuéramos por donde estábamos yendo.

En todos los aspectos de nuestra vida, hay “vendehúmos”. En el personal, en el familiar, en los negocios,… en todos.

¿Cómo podemos descubrirlos?

  • Una verborrea hasta la fecha nunca oida por ti. Pero te aseguro que muchas veces, si paras, los escuchas y les preguntas, “¿Sabes qué estás diciendo y de qué hablas?”, no sabrán que responder.
  • Son copias de otras personas. Quieren ser cómo esas personas que tienen éxito y creen que ellos pueden ser la misma persona , pero en su ciudad natal.
  • No les hagas preguntas. Si les incides en dudas que tienes, te saldrán por la tangente. Se tienen aprendido el guion y no podrás sacarlos de allí, al no ser que les provoques un cortocircuito en su cabeza.
  • Solo tienen un interés, satisfacer su propio ego. Ya puede ser en el plano sentimental o en el económico. Solo sabrás de ellos cuando a ellos les interese saber de ti , no cuando a ti te interese.
  • Son personas totalmente diferente, cuando están en su “Flow” , en el proceso de consecución de sus metas, que cuando no están. Son como Jekyll y Mr.Hyde. pero en el siglo XXI.
  • Personas que critican a toda persona que sienten que les puede quitar o tirar su chiringuito montado. Si confías en ti , confías en lo que estás haciendo, ¿A qué tienes miedo? ¿No será que tienes miedo a que descubran qué y quien eres de verdad?

Son algunas de las características que he ido recopilando de las personas “humo” que han aparecido en mi vida y experiencias observadas por demás.

¿Cuál añadirías tú?

No creo que haya lamentarse por haberte encontrado en el camino de la vida , con una persona. Al revés, hay que dar gracias. Muchos pensareis que estoy mal de la cabeza, pero así lo creo.

Durante mi vida me he encontrado muchos en mi vida profesional , como así también alguna persona en el plano sentimental como en el de la amistad. Y pasado el tiempo, les doy las GRACIAS.

Podrás acordarte de todos sus familiares, de la perdida de tiempo que habrás invertido en él o en ella, en el proyecto que estaba más en las nubes que los pilotos de la Nasa…Perfecto, estoy de acuerdo contigo. Pero es gracias a esas personas, a esas situaciones,  son quienes te enseñaran qué es LO QUE QUIERES y NO QUIERES en la vida.

Mientras tanto te habias dejado obnubilar por los humos, luces y promesas de una vida increíble que solamente tú ibas a disfrutar, ( bueno perdón tú y otras 200 personas más a quién les había vendido la misma moto que a ti). Te habías dejado llevar por la moda, por la posibilidad de conseguir beneficios de cualquier tipo, de forma rápida y sin esfuerzo.

Y pasó lo que paso, que la vida te repitió como hacia tu madre: “Sin esfuerzo, no hay éxito duradero”.

Esas personas, te han enseñado lo que NO QUIERES en tu vida:

  • Que te tomen el pelo
  • Que no te digan la verdad.
  • Que jueguen con tus necesidades.
  • Que te hagan perder el tiempo
  • Gente con doble cara

Y es el paso del tiempo el que te enseña gracias a estas personas, a:

  • Tener pensamiento crítico. A no creerte todo lo que te digan de primeras. A dudar de las luces y las palabras que ni la otra persona sabe pronunciar. Al postureo sin resultados y a los te quiero por redes de personas que ni siquiera te conocen en persona.  No crees en las personas que te dicen antes de su nombre, el titulo que ostentas en la empresa o se llaman expertos sin haber hecho nada de lo que hablan.
  • A saber qué quieres en la vida. Dejas atrás lo que piensan los demás, te conoces, sabes qué quieres y vas a por ello. Digan lo que digan los demás.  Sabes que la vida es ser uno mismo, y no lo que todos quieren.
  • Tú eres tu propia tendencia, con lo que dices, con lo que haces. Algunas modas te podrán gustar, te podrán ayudar, pero las haces tuyas. No crees que las modas te puedan hacer diferente si hay 100.000 personas que las siguen. Si no que aprendes de cada cosa que observas, pero las haces tuyas, a tu manera. Eso te distingue de los demás. Sabes que seguir las modas, no te hace diferente, sino uno más.
  • Eres y quieres personas congruentes. Que dicen lo que hacen en todo momento. Y no solamente cuando están encima de un escenario o quieren sacarte algo de ti. Quieres personas  que no dicen lo que van a hacer, sino que lo hacen directamente sin humos ni luces antes de hacerlo.
  • La humildad es el valor más importante que buscas en una persona . No buscas un titulo, un millón de seguidores en Instagram, buscas una persona con la que hablar sin importar nada más.
  • Quieres la verdad. Sabes que la felicidad es la verdad, la tranquilidad de saber qué estás haciendo, donde te va a llevar y no te están mintiendo, que la relación es igual a igual, no se están aprovechando de ti.

Pero sobre todo, cuando descubrimos que la verdadera excelencia en la vida así como en los negocios, se consigue siempre siendo uno mismo.

¿Con cuantos vendehúmos te has encontrado en tu vida?

 

Anuncios

¡¡A tí que te sientes diferente!!

“En nuestra sociedad lo opuesto al coraje no es la cobardía, sino la conformidad” decía Rollo May

A ti que te sientes diferente:

Te has escondido entre la muchedumbre. No quieres que te encuentren. Porqué sí así lo hicieran, crees que te señalarían como el raro, el especial, el “loco”.

Durante mucho tiempo no entendiste nada. No sabías porqué la gente reaccionaba así. Sólo estabas siendo tú mismo. Pero te correspondían con risas, menosprecios, señalándote y diciendo a los demás, que eras raro, que no se acercaran a ti.

Preguntaste a mucha gente, “¿Qué es lo que estoy haciendo mal?. Sólo estoy siendo yo mismo. ¿No es lo que la sociedad dice que tenemos que ser? “

No entendias nada. Creías que no estabas haciendo nada malo a nadie, ni tampoco hacia nada. Pero lo único que conseguias era más y más rechazo. Fue el primero de ellos, el que te puso en alerta. Y dijiste, no me vale la pena seguir siendo yo mismo, si las consecuencias van a ser estas.

Has seguido hasta la fecha haciendo y diciendo lo que se presuponía que tenías que hacer para tu edad, para tu estatus. Lo que se esperaba de ti.

Has tenido una vida “normal”, que intentabas que tuviera dormido aquello que te hacia sentir único. Eso que sabías que hacías, querías, pero que tiempo atrás ocultaste.

Te ries cuando la gente quiere intentar hacer cosas diferentes a lo que estaba haciendo hasta la fecha. En vez de querer ayudarlos a que consigan aquello que tú no conseguiste, intentas disuadirlos diciéndoles cosas como ” Es imposible, olvídate, es muy complicado”.

En el fondo, cuando en realidad deberías estar comentándoles tu experiencia, lo que estás haciendo, es quitándoles la poca ilusión sobrante que el miedo les quita en esos momentos

Todo porque te acabaste creyendo por la presión de los demás, que salirse de lo establecido, era más perjudicial que beneficioso para ti. Pero tu subconsciente, tu esencia, siempre que bajabas las barreras de la conciencia, venia a tu encuentro a decirte y recordarte que te pasaba cuando vivías tu sueño.

Si, eso es lo que te pasa cuando crees que necesitas pastillas para dormir o lloras por las noches cuando nadie te ve. Estás sintiendo que algo va mal en tu vida, a pesar de haber conseguido , en muchos casos, lo que los demás habían predispuesto para ti.

Es tu conciencia, la tuya, la única, la verdadera, la que te dice, “Hasta que no te des cuenta, que debes pensar cómo hacías antes, sentir cómo cuando te sentías único y vivir cómo cuando nadie ni nada te importaba, excepto descubrir qué había detras de esos miedos, te seguiré dando el coñazo , llorando y poniéndote triste”.

En un mundo donde nos dan de antemano el mapa marcado con una X muy grande para que lo veas y la brújula que solamente marca la dirección hacia el destino marcado, aquellas personas que pensamos de forma diferente, nos sentimos perdidos.

Pensamos que ser diferente, tener pensamientos distintos a la mayoría, ver la vida de una forma a veces opuesta a la mayoría , en vez de ser algo de lo que tendríamos que estar orgulloso, está muy mal visto. Y como no queremos ser señalados, denostados por los demás, repudiados.

Cuando en realidad, una sociedad que te admitiera sin complejos ni miedos, es aquella que es flexible, respetuosa y alienta la diferencia, el pensamiento critico y la creatividad.

Porque siempre lo dire, eso que  tanto se anhela que es la creatividad, es simplemente la visión que tiene cada uno de la vida o sobre su campo profesional.

Simple y llanamente, eso es la creatividad.

Te estarás preguntando, muy bien David, perfecto, ¿Pero qué hago? Asi no puedo seguir viviendo.

.- No eches ni la culpa a ti ni a los demás. Lo único que no has sabido ha sido gestionar quién era ni lo que estaba pasando.

El pasado es lo que es. Pasado. Y como dice el título del nuevo libro de Francisco Alcaide: ” Tu futuro es hoy”.

.- Siéntete agradecido por el don que tienes.

Pensarás que estoy como una cabra. Pero te aseguro que ser diferente es mucho mejor que ser uno más o seguir los dictamenes de los demás.

En un mundo donde la mediocridad, o como digo yo, las marcas blancas nace como setas. Ser diferente, pensar diferente, siempre dejara una huella más profunda en el mundo que callarse o seguir las modas correspondientes.

Es tu marca, es tu esencia, es tu talento, eres tú. ¿Por qué no estar orgulloso de eso que te hace diferente?

.- No quieras que todo el mundo te acepte. 

Al igual que mucha gente del mundo espiritual y no espiritual, intenta “captarte”, haciéndote o intentando haciéndote ver que sus ideas son las mejores para tu salud.

No quieras ni intentes que todos vean que lo mejor para ellos es aceptarte como eres, las ideas que tienes, lo que quieres hacer. NO LO HAGAS.

Cada uno te aceptara, si lo hace, a su debido tiempo. Habrá gente no lo haga, otros no tendrán problemas. Pero sobre todo, abrirás un nuevo camino, a conocer nueva gente al recorrer el camino que quieres emprender.

.- No necesitarás foco que te ilumine, tú ya serás quién lo haga.

Nos dicen que tenemos que estar enfocados para conseguir algo en la vida. Pero lo que no nos suelen decir antes, que si no sabemos qué queremos, quienes somos, no conseguiremos nunca nada que soñemos.

Tú eres el foco que te iluminara el camino hacia tu sueño. Tu ilusión saldrá sola. Las ganas de luchar ante las inclemencias estarán dentro de ti, ya que no tiraras la toalla como hacías antes a la 1 de cambio.

.- Llevabas la felicidad ya encima, pero no te dabas cuenta. 

Felicidad, paz, coherencia, tranquilidad, como tú quieras llamarlo está dentro de ti. Y hasta ahora crees que no la habias alcanzado, porque estas permitiendo que otro mapa, que no era el tuyo, te dijera donde estaba esa felicidad.

Te enseñaba una felicidad, pero no TU FELICIDAD.

Aceptarse es el principio del comienzo de la mayor relación que nunca olvidarás, contigo mismo y tu felicidad.

¿A qué esperas para ser tú mismo?

 

 

Raúl Gómez: “Los locos abren caminos que los cuerdos recorren”

Hoy dentro de la sección “Conversaciones con..” es un autentico placer presentar a Raúl Gómez.

Siempre reconozco que tengo un sexto sentido para las personas. No suelo confundirme con ellas. Pero con Raúl es uno de los casos, con lo que me confundí hasta el fondo.

No lo soportaba cuando hacia “Otra Movida”. Me encantaba ese programa, pero cuando salía él, los nervios me pasaban de 0 a 100, más rápido que los coches de Cristiano Ronaldo.

¡¡Insoportable!!

Pero siempre ha sido una de las personas que quería entrevistar desde que nació el blog y la sección de entrevistas, quería saber qué había detras de esa persona, de esa sonrisa, de esas ganas de vivir contagiosas.

Y hace unos días tuve el placer de poder conversar con él de esto y muchas cosas más.

Contador de historias, viajero, aventurero y corredor. Lo hemos conocido por programas de televisión como “Caiga quien caiga”, “Otra movida”, “TNT”, “el buscador”, pero ha sido Maratón Man, quien a través de historias de superación, emociones y running, en el que nos enseña que la vida mola y mucho.

Recientemente ha publicado con gran éxito su libro “La vida mola” en el que nos enseña que no importa llegar el último, sino siempre disfrutar del camino a recorrer. Pero lo más importante, que el mundo está hecho de personas, en el que viven personas y en el que el verdadero aprendizaje, es aprender de las historias de esas personas.

Podéis conocer más del trabajo de Raul, a través de su Instagram, Twitter y Facebook.

.- ¿Te sabría definir en 10 segundos?

Es muy complicado. Nunca sé cómo definirme. Lo he intentado 1.000 veces, y si me lo preguntases mañana seguramente te diría otra cosa, pero ahora te diré que soy un tio entusiasta, inquieto y que le gusta lanzarse a hacer cosas bonita y sonreír siempre que puede

.- ¿Qué serías sin la curiosidad?

Sin curiosidad, a lo mejor estaría ahora mismo haciendo otra cosa que no tendría nada que ver con contar historias, con entretener. No imagino la vida sin curiosidad.

Yo creo que siempre debemos tener esa curiosidad, ese Peter Pan dentro que nos va llevando hacia la curiosidad de saber un poquito más de aquí y de allá.

Nunca hay que perder la curiosidad.

.- ¿A qué das gracias?

Yo doy gracias a toda la gente que ha confiado en mí. A la gente que me ha empujado en mis ideas más locas, en mis aventuras. Que siempre me ha apoyado y confiado en mi en todas las decisiones que he tomado en la vida.

Son personas que me han empujado a lanzarme. Algo que para mí es siempre de agradecer. Ya que cuando te lanzas a cosas o a ideas, es algo muy bonito.

.- ¿Una razón para determinar que la vida no mola?

Pase lo que pase, la vida nos golpea, la vida no es un camino de rosas, la vida es muy bonita, mereciendo la pena vivirla … Es la frase que yo hubiera puesto al titulo del libro.

La vida no mola cuando te avisan que un amigo o un familiar tiene una enfermedad grave. La vida no mola cuando pierdes a alguien querido. La vida no mola cuando las cosas no salen bien. Pero pese a todo, que la vida te lo pone complicado, yo creo que el secreto está en tirar hacia adelante y en la actitud.

Yo creo que la actitud es básica. La actitud de seguir, de aprender. Cuando pierdes a alguien, yo siempre digo que perder a alguien es absolutamente doloroso y más cuando la persona es joven, pero cuando le das todo el amor a esa persona que se va, siempre hay una parte que se queda en paz, ya que sientes que mientras vivió le has dado todo el amor que llevaba dentro.

No nos damos cuenta que tenemos muchas cosas bonitas alrededor. Gente, pareja que tenemos que tratarles como se merecen, bien.

También creo que los golpes así tan duros, te hacen aprender que la vida está para disfrutarla. Ya que nunca sabemos cuando nos vamos a ir para arriba. Somos un yogur pero no tenemos la fecha de caducidad.

Mientras estemos aquí intentemos disfrutar, hacer lo que nos apetezca, haciendo cosas que nos ericen el pelo.

A veces no es fácil encontrar esas cosas que te hacen feliz, pero cuando lo encuentras, es una sensación increíble.

.- ¿Qué se aprende viviendo a toda velocidad?

Yo si me lo dices porque soy un corredor, no me caracterizo por ser un corredor muy rápido. Yo soy un corredor que va a media marcha porque les gusta disfrutar del camino.

Me gusta disfrutar del camino hasta la meta o el objetivo. Ya que creo que si vas muy rápido con el acelerador te pierdes toda la esencia del viaje. Por lo tanto me gusta pararme en las gasolineras a comprarme unas chocolatinas, en los hoteles de carretera,…

En los viajes, si nos parasemos un poquito, nos daríamos cuenta de todos los arboles que pasan alrededor.

.- ¿Qué te gustaría ver al llegar cerca del cartel de meta?

Me gustaría ver:

Lo has conseguido. Olé tú. Eres un puto fenómeno.

Ya que cuando llegas a la meta, dando igual la distancia, te sientes un fenómeno. Te sientes el rey del mundo o un ganador aunque hayas entrado el 3.000.

Es una de las cosas más magnificas que tiene este deporte, que el correr da igual el número de participantes que hayan, que todos y cada uno de los participantes que crucen la línea de meta se sienten ganadores ya que han cumplido ese reto que tenían.

Volvería a decirte que pondría en la meta: “Ole tú. Lo has conseguido. Eres un fenómeno. Cree en ti. Te lo has ganado. Te mereces esa cerveza fría que te vas a tomar. Vale para tomarte una jarra de litro de cerveza”.

.- ¿Conoces la formula del éxito?

No.

Yo creo que no la hay, así como tampoco la formula de la felicidad.

Cada uno de nosotros le hace feliz una cosa diferente. Cada uno tiene que saber por donde quiere recorrer el camino.

Corre o haz lo que te de la gana, y busca tu camino.

No conozco la formula del éxito pero sí sé que si sigues a tu intuición, si te lanzas y le pones pasión a todo, yo creo que puedes estar muy cerca del éxito personal.

Andreu Buenafuente, decía hace unos días: “Éxito es ver feliz a mi madre con lo que hago“. Cuando tienes a tu familia feliz, algo bueno has tenido que hacer.  Lo demás ya es, secundario.

Para unos será tener una casa enorme, muchos ceros en la cuenta o un salón muy grande. Pero yo creo que éxito es otra cosa, porque para mí, éxito es tener un trabajo que me gusta, me apasiona y tengo suerte que ese trabajo que me gusta, llega, emociona, entretiene, educada y provoca impacto.

.- ¿La cordura existe?

Algo existirá. La cordura hay que mezclarla con la locura.

Hay una frase que dice que “Los locos abren caminos que los cuerdos recorren” , que me parece fantástica. Yo creo que hay que ser cuerdo pero hay que ser un loco.

Ser demasiado cuerdo te impide hacer muchas cosas por miedo, por vergüenza, por el qué dirán..Hay que ser un poco loco, hay que ser un poco salvaje, hay que ser un poco valiente…HAY QUE LANZARSE.

.- ¿Cómo te ha transformado el programa?

Yo creo que soy mejor persona desde el programa.  He mejorado en cada uno de los aspectos de mi vida.

Soy mucho más fuerte de piernas.  Tengo unas piernas más fuertes que un bocadillo de Wasabi, ya que me exigen estar muy fuerte para cada reto que hago.

Pero lo más importante de todo, lo que me ha transformado es haber tenido la suerte de haber viajado tanto. Visto mil y una manera de vivir y haber podido conocer a gente extraordinaria, con historias de vida absolutamente especiales. Experiencias y personas que me han regalado su sabiduría.

Me encanta viajar, me encanta contar historias.

.- ¿Qué historia me quieres contar dentro de 5 años?

Dentro de 5 años me gustaría contarte que mi hija está espectacular. Que es una niña feliz, que se divierte. Y que sigo contando historias y que sigo haciendo lo que me gusta.  No sé si será a través de Maratón Man u otro programa pero me gustaría contarte que me sigue emocionando lo que hago. Algo que no es fácil. Y a mí me encanta Maratón Man y lo que hago.

Como no sé si escribiré más libros, en éste he metido todo lo que llevo dentro. Cuando estaba escribiéndolo, fue cuando mi mujer me dijo que íbamos a ser padres y el último capítulo es el resumen perfecto del libro, ya que he metido en él, toda la sabiduría que me han regalado. Es una carta que me hubiera gustado que me hubiesen contado de pequeño.

.- ¿Qué nos has olvidado de tus mentores?

Yo soy una persona que tengo muy presente a todas las personas que me han ayudado, A TODAS. Ha habido muchas personas que me han dado una oportunidad o echado una mano. Ya que por muy buenos que seamos o nos lo creamos, sino hay una persona que te da esa oportunidad, es muy difícil.

Hay mucha gente con talento que no está haciendo para lo que está capacitado. Y yo doy las gracias a todas las personas que me han dado la oportunidad de ser quién quiero ser.

.- Una reflexión para los lectores del portal. 

El título David, me parece fantástico. Aunque parezca una gilipollez, ya que siento que siempre estamos en el principio de un comienzo.  Estamos en un libro en blanco en el que tenemos que ir escribiendo sobre él, capitulo a capitulo.

La vida es un principio y un comienzo. Nunca es tarde para empezar a hacer algo por primera vez. Siempre tenemos la oportunidad de hacer aquello que nos gustaría hacer, ser quien queramos ser.

Antes hablaba con alguien, de aquellas personas que se sienten distintos. Son personas que normalmente sufren de pequeños. Son distintos por pensar distinto, por querer de forma distinta a lo que está establecido, por no ser buenos en el futbol… A esos también les digo, que siempre es el principio de un comienzo.

La gente debe creer en si misma. Es algo muy importante, el creer en uno mismo e intentar ser quien quiere ser uno de verdad.

Está bien tener referencias, pero no hay que copiar. En realidad, hay que intentar ser buena gente, no ser un hijo de puta, ya que la vida está llena de momentos y lugares para disfrutar.

Siempre es un buen momento para que sea el principio de un nuevo comienzo. Por un mal capitulo que hayamos tenido en la vida o una mala experiencia, no nos tenemos que quedar ahí.

Cada día es un nuevo comienzo

 

¡¡Ya se ha hecho!! ¿Y qué?

“No te preguntes a ti mismo qué es lo que el mundo necesita. Pregúntate qué es lo que te hace sentir vivo y hazlo. Lo que la gente necesita es vivir” decía Howard Thurman

Claro que se ha hecho. Claro que hay mucha gente que tiene muchas ideas parecidas a las tuyas. Claro que está todo inventado…Desde luego que te doy la razón. Todo lo que tú quieras y más. Pero hay una cosa, en la que no estoy de acuerdo contigo.

Todo estará inventado. Pero el mundo espera TU PRODUCTO. TU IDEA.

Ese cómo lo has visto de otra manera, a ese producto que ya estaba inventado.

Nos encanta darnos excusas Y sobre todo cuando tenemos una idea que queremos exponer al mundo y tenemos miedo al qué dirán.

La primera y principal idea para no mover el culo del sofá aunque nos ilusione nuestra idea y la sonrisa no se nos vaya de la cara, es QUE YA ESTÁ INVENTADO. 

¿Y qué?

Si tienes una idea sobre algo inventado, me apuesto contigo lo que tú quieras, que la has tenido, porqué sabes que se puede hacer mejor. Que se puede mejorar el proceso. Que puedes rebatir todas las ideas que se expresan a través de blogs, libros,  con datos y experiencias que tú has recopilado.

Y aunque estes ilusionado, aunque tu cara este más radiante cuando piensas en tu proyecto que si te hubieras puesto una de esas cremas que nos recomiendan contra las arrugas, en vez de dar un paso adelante, lo primero que sale por tu linda boca es: “¿Para qué voy a intentarlo? Si ya está todo inventado..”

¡¡EXCUSAS, EXCUSAS Y MÁS EXCUSAS!!.

Nos han hecho creer que lo original es algo creado de la nada. Que no tendremos éxito en la vida sino es por algo creado genuinamente por nosotros. Nacido de la nada. Y estamos muy convencidos.

Todo que tenga tu huella, todo aquello que lo hayas hecho tú, tiene tu marca, es algo genuino, es único.

Pongamos un ejemplo fácil. La tortilla de patata existe. Pero aunque el proceso para su creación sea algo universal que todo el mundo puede intentar hacerla, TODOS la haremos de una manera diferente. ¿O es que aunque te hayas comido muchas tortillas de patatas, siempre tu mente recuerda la tortilla que hace tu madre o tu pareja?

Todo puede estar inventado. Pero siempre recordaremos aquello que nos llegue por su forma de hacer diferente.

Si todo estuviera inventado, no habría libros, coches, tortillas de patatas o tartas de chocolates tan buenas y con tanta variedad como hay en el mercado.

Si todo fuera igual, menudo coñazo de vida que tendríamos. La gente quiere un pelo diferente, quiere un estilo diferente a los demás, quiere libros de cosas que le importan, quiere cosas que puedan disfrutar, llevar y que les haga sentir únicos, diferentes.

Y tú mientras tanto, sientes lo mismo, que las cosas se pueden hacer de forma diferente pero lo primero que sale de tu boca, es que :” ¿Para qué intentarlo, si ya está todo inventado?”.

En fin…

Claro que hay libros impresionantes, claro que hay tartas de manzana para chuparse los dedos, claro que hay formadores que se te cae la baba escuchándolos…Pero al igual que hay cosas asombrosas hechas por personas como tú, tú también puedes y sientes que puedes hacer las cosas mejor, de otra manera, mucho más asombrosas.

Y los demás lo estamos esperando.

Mientras sigues dudando, mientras sigues con miedo, nos estamos perdiendo el resto de los seres humanos, tu forma de ver la vida, tu forma de pensar y sentir. Aquí nos tienes esperando a disfrutar de tu talento, pero eso si, luego no te quejes, de que hay otra persona que ha hecho lo mismo que pensabas tú hacer, y se ha acabado llevando el pato al agua. Ni se te ocurra quejarte, porque la culpa la has tenido, solamente TÚ. Por no mover ese culo del sofa y dejar de llora para ponerte en acción.

Claro que se han hecho ya muchas cosas. Claro que hay miles de libros hablando de la felicidad. Claro que hay miles de enfermeras por el mundo. Claro que hay mucho de todo en este mundo. Pero no hay una como la que podrías y quieres hacer tú.

¿Sabes lo que pasa? Que no confías en ti. Perdona que sea la primera persona que quizá te lo diga, pero es la verdad.

Quizá  hasta la fecha has hecho siempre lo que te han dicho los demás. Que no has levantado una voz más alta que la otra. Y todo porque no querías que te señalasen como el rarito, el que piensa de forma diferente o el que tiene ideas locas. Tomaste la decisión de acallar tu mente, de no escuchar más a tu corazón ni tampoco ilusionarte por nada que no fuera lo que los demás o la sociedad, esperaba para ti.

Y ahora que tienes una idea que ha sobrepasado todos los muros que habías puesto, lo primero que sale por tu boca, es “Si ya está inventado, ¿Para qué intentarlo?”.

Quieres compadecerte a ti mismo antes de empezar. Quieres anunciar a todo el mundo, que si lo intentas, que estén a tu lado, porque vas a necesitar ayudar, mimos y cariño por si te caes. En definitiva, que antes de empezar, ya vas de victima.

¿Y con esos pensamientos, forma de actuar aún así quieres transformar tu vida? ¿DE VERDAD?

¿Qué deberías hacer?

  • Tatúate que es tu idea. Y cómo tu idea , es única. No hay otra igual. Lucha por ella, defiéndela. Si no defiendes lo que es tuyo, ni luchas por ello, ¿Cómo vas a luchar por las personas que estén junto a ti?
  • Date la oportunidad de escribirla, expresarla, de crearla,  de que la conozcan los demás. Haz  todo lo que sea, para que tú aunque a nadie le guste, sientas que hiciste todo lo posible y más por ella.  Que luchaste por ella, por ti. Quizá no consigas la meta, pero dormir más a gusto y que aumente la confianza en ti, te aseguro que SI.
  • Desde ese momento, la confianza en ti aumentara. Tu vida ya no será la misma. Serás un rebelde con causa. La causa de ser siempre uno mismo y luchar por lo que sientes.

¡¡Claro que está todo inventado!!¿Y qué?!!

 

 

 

¡¡Más ética, Por favor!!

La ética es la práctica de reflexionar sobre lo que vamos a hacer y los motivos por los que vamos a hacer” dice Fernando Savater.

Una de las imágenes que más me hace entender al ser humanos, son el primer día de las rebajas. Estamos buscando desesperadamente la gana, el precio más rebajado, la oferta inimaginable, buscando nuestra talla, buscando el precio que se adecue más a nuestros presupuesto…

Eso que hacemos en el primer día de las rebajas, no vayan a quitarnos la ganga que sentimos que nos merecemos, lo hacemos durante los otros 364 días del año.

Buscamos la felicidad, buscamos amigos con los que salir, buscamos pareja con la que no sentirnos solos, buscamos tener metas que alcanzar, no vayan a pensar que no nos importa la vida…. Nos pasamos la vida buscando, y lo único que acabamos encontrando, es la frustración y la rabia.

Y todo, porqué no estamos focalizados en lo que realmente el ser humano tiene que alcanzar.

SER ÉTICOS.

Según la R.A.E. , la ética es” Conjunto de normas morales que rigen la conducta de la persona en cualquier ámbito de la vida..”

Leyendo esta definición , te das cuenta, que nos PASAMOS LA VIDA BUSCANDO COSAS EN EL EXTERIOR, CUANDO TODO REALMENTE DEBE EMPEZAR DENTRO DE NOSOTROS.

Buscamos la felicidad en un coche, en una pareja operada que sepamos no se le caerá nada con el paso del tiempo, buscamos el éxito apegándonos a otra persona y cuando lo hayamos conseguido, le daremos la puñalada por detrás. Nos unimos a amigos, con los que enarbolamos la bandera de la amistad, pero cuando hemos alcanzado lo que queríamos, no sabemos ni quienes eran aquellas personas con las que hemos descargado nuestros miedos y vergüenzas. Hablamos de cosas que realmente ni sabemos qué estamos diciendo ni tampoco creemos en ellas, pero si nos han dicho que nos llevarán a la cumbre de nuestro campo profesional, lo haremos. Por no hablar de personas que alcanzan la responsabilidad de liderar una ciudad, una empresa, y con el paso del tiempo, lo único que han liderado ha sido el proyecto de agrandar su cuenta en B.

Buscamos muchas cosas que creemos que nos harán felices, cuando realmente lo único que están demostrando, que somos MUY INFELICES y con un futuro bastante negro.

Como bien decía recientemente Antonio Garrigues Walker, “La gente no quiere ser feliz, sólo quiere estar en tranquilidad con su vida. Y la única manera de alcanzar dicha tranquilidad, es a través de la ética”.

Cuando tú eres ético, es decir, congruente entre lo que dices y lo que haces, como siempre digo, te digo que estarás tomando el mejor remedio para irte a dormir. Ya que esa congruencia, te hará dormir todos los días a partir de esa toma decisión, con los angelitos y la baba en el almohadón.

La experiencia me ha dicho. que la ética junto con el tiempo, es el “aspirador” más importante y fuerte que llegaremos a conocer. Ni el Dyson ese puede con la ética y el tiempo.

Las “malas artes”, la mentira, las modas, la desesperación de la gente por salir de sus agujeros negros, han hecho y hacen, que mucha gente haya alcanzado cotas de “popularidad” en su campo profesional o entre su grupos de amigos.

Muchos podréis decir, que esa es su ética, su forma de hacer, de pensar, de trabajar y que hay que respetarla. Desde luego que si, todo es respetable, dios me libre. Pero también digo, que es el paso del tiempo, el que los hará desaparecer con sus modas y formas de hacer.

Siempre lo digo, echa un vistazo a la sección de “Conversaciones con..”. Muchos de los que en ese momento eran “conocido” o tenían un éxito importante, a día de hoy no están. ¿Por qué? La ética, sus valores, que los sustentaban, el tiempo , desmostró sus vergüenzas arrastrando el vendaval su trabajo y su persona.

Ya no están, ya nadie habla de su trabajo. Y todo por su ética.

¿O no te ha pasado que alguna discusión con algún amigo, el motivo principal ha sido la ética que ha tenido en una situación determinada? La situación habría sido una tontería, pero su forma de actuar, ha determinado el resultado de la situación.

Se nos habla de un mundo ideal, de igual,  lleno de felicidad y éxito para todos, de respeto, ….pero todo debería empezar y acabar con la ética de las personas.

La no ética, nos hace decir y hacer las mayores tonterías que el ser humano puede realizar todo por el éxito, todo por dominar a la otra persona, todo por el interés propio.

En este mundo en el que nos enseñan, que tenemos que darnos a los demás, observamos como personas hablan de cosas que luego no se aplican ni de asomo a ellos mismos. Empresas que defraudan a clientes y al Estado. Amigos del “sábado por la noche” , pero no de los problemas de entre semana…Personas que tienen un proyecto interesante y el morbo del poder les obnubila cuando llegan a él. Personas que critican a otras y luego cuando están con ellas aparentan en las redes sociales que son los mejores amigos del mundo.

¿Dónde está la ética en esta sociedad?

Sigo diciendo que respeto los valores de cada uno, si son suyos de verdad. Es respetable, te guste o no. Luego las consecuencias, se pagan si la intención que tienes, es ocultar tus verdaderas intenciones a través de valores de ayuda, respeto y confianza.

¿Qué produce la ética en las personas y con ello en la sociedad?

  • Personas más transparentes. Son como los ves, sin dobleces.

A la hora de expresarse, comunicarse con los demás, no van con 2 intenciones..Saben lo que quieren, lo dicen y expresan, con más respeto y educación que otras personas.  Las mentiras no es una herramienta que va con ellos.

  • Personas que saben que juntos se llega más lejos 

Saben que solos no pueden llegar a ningún lado. Juntos se llega más lejos. Se aprende de otras personas. La creatividad se potencializa y no se trata de egos, sino de conjuntos de personas hacia un fin.

  • Personas respetuosas

No entran en conflictos. Saben que quién es ético, puede mantener una conversación sin gritos, sin levantar la voz y sin amenazas  Respetan los miedos de los demás, y por eso no entran en conflicto. Pero al ser respetuosos, piden que lo sean con ellos mismos. Y si no es así, les importa poco, porque están a gusto con quienes son.

  • Veríamos y leeríamos la verdad. Nos gustase o no. 

No es la primera vez que leo y leerás que la gente se sorprende cuando conoce a una persona que seguía en sus redes sociales o a través de la televisión. Al no ser que tuviera un mal día, era FALTA DE ÉTICA PROPIA y con los demás.  Si lo conoces y ves como es de verdad, ¿Te vas a creer su trabajo a partir de ese momento? Ya te digo yo que no, te lo digo por propia experiencia.

Seamos éticos con nosotros mismos, y nuestro trabajo será mucho mejor, con mayor impacto seguramente que el que tenemos hasta la fecha.  Recuerda la gente no es tonta, la podrás mentir una vez, dos te aseguro que NO. Pero si sigues creyendo que la gente es tonta, tú sigue así, que la leche aún será más memorable.

Recuerda, haz lo que te de la gana, pero te aseguro que si eres ético contigo mismo, las pastillas para dormir, se van a terminar para siempre. Es mi recomendación.

¿Por qué crees que no hay ética en esta sociedad? ¿Te consideras una persona ética, con valores?

 

 

 

 

¡¡Seamos más infieles, por favor!!

“Las traiciones empiezan asi, con mentiras ocultas en las sombras del silencio”

¡¡Soy infiel y lo digo a los 4 vientos, SOY INFIEL!!.

No nos echemos las manos a la cabeza y posibles “pretendientas” salgáis corriendo, porque nunca he puesto los cuernos a nadie. No hago nada de lo que no me gustaría me hicieran a mí.

Pero si creo, que tenemos que ser más infieles.

Infieles a la sociedad… Infieles a las marcas…Infieles a los mentores….Infieles a las amistades…Hasta tenemos que ser infieles a nosotros mismos.

¡¡Más infidelidad, por favor!!.

Vivimos en un mundo, que la infidelidades es un tema tabú. Y creo que hay que sacarlas a la luz, dándoles la importancia que tienen en nuestra vida.

(Recordatorio: no estoy hablando del tema amoroso, por si acaso).

Nos pasamos la vida, queriendo una vida perfecta.

Y para ello seguimos al pie de la letra, las instrucciones de los demás. De nuestros padres, amigos, profesores, de aquella persona que le hemos dado el titulo de “gurú”, de aquella otra persona que creemos que está bien formada y quiere lo mejor para nosotros cuando en realidad solo quiere nuestro dinero…

Damos el poder a mucha gente, a la cual acabamos siguiendo como perritos falderos, pensando que nos llevarán al éxito. Eso que toda sociedad nos exige además de hablar dos idiomas al pasar a hacer el Bachillerato.

El ser humano, es por naturaleza, leal.  LEAL A LA SEGURIDAD.

Si algo piensa , que le puede hacer bien, lo seguirá hasta alcanzarlo o darse cuenta que era un timo. Y aún así dándose cuenta de ello, tardará en tirar la toalla y focalizarse en otra cosa.

Queremos la seguridad, odiamos la incertidumbre. Pero sin embargo, queremos que nos reconozcan por ser nosotros mismos, por haber roto lo establecido y común.

Pero eso, que se nos reconozca por ser nosotros mismos, es el deporte de riesgo más importante que practicarás durante tu vida. Eso del puénting o así, es una tontería. Prueba a ser tú mismo, y verás el riesgo todos los días caminando junto a ti.

Nos gusta decir que nos gustan los deportes de riesgos, que alabamos a la gente que los practica, pero nosotros el único deporte que queremos practicar, si lo practicamos, es estar a gusto y seguros dentro de nuestro miedo a ser nosotros mismos.

Por eso rechazamos de antemano lo nuevo, lo diferente, lo que creemos que puede romper los esquemas a lo que hemos sido leales hasta la fecha, porque puede romper en pedazos nuestra estabilidad y presentarnos a la incertidumbre como nueva compañera de fatigas.

Las marcas no quieren que les seas infiel. Y todos deberíamos ser infieles a nuestras marcas, aunque lleven años junto a nosotros.

Queremos conocer gente nueva, pero tenemos miedo a serle infieles a los amigos de toda la vida. No vayan a enterrarse, que hemos querido descubrir qué otros mundos hay fuera de ellos.

No queremos ofender a nuestros padres o profesores, y por eso acabamos callándonos nuestras opiniones. No vayan a pensar que no les queremos , no nos los pasamos en grande con ellos.

No publicamos lo que creemos, no vayamos a revolucionar las redes sociales con nuestras opiniones. Buscamos más la publicación de moda, que lo que sentimos de verdad.  No vayamos a “ofender” a alguien y le siente mal la realidad que vemos que expresa por sus palabras.

Estas y otras situaciones, en vez de seguir haciendo lo que realmente sentimos que no queremos, tendría que impulsar a ser infieles. A escupir nuestra verdad, nuestros sentimientos sin importarnos lo que pase luego.

Sin embargo lo que hacemos es ocultarnos. Ocultamos nuestra verdad, nuestros talentos, nuestros deseos, nuestras ilusiones,….Nos ocultamos, todo por no querer dañar a los demás. Cuando realmente lo que estamos haciendo es dañarnos a nosotros mismos, mintiéndonos a nosotros mismos.

Creemos que así llegaremos a la gran ola, a la que todos tenemos que llegar, que nos llevará al éxito. Pero es una ola que nunca llegará, ya que la ola que si nos llevaría, es nuestra propia ola, no la misma para todos.

Por lo tanto, ¡¡SEAMOS INFIELES!!.

¿Por qué tenemos que ser más infieles?

  • Conocemos más mundos. 

Más mundo del que conocemos. Conocemos otras personas, otras palabras, otras situaciones. El mundo es más grande de lo que dicen nuestros miedos y nuestras creencias.

  • Nos conocemos a nosotros mismos. 

Ver más allá de los limites que nos dicen que no podíamos pasar, nos hace conocer nuestros talentos, nuestros miedos, nuestras capacidades.

Nos hacer darnos cuenta, que hemos sido leales no a ideas, sino a miedos de los demás. Leales a intereses de los demás, a rutinas y a creencias que nunca se habían puesto en duda, porque provenían de la persona que provenía.

Ser infiel a lo establecido es reconocerte por fin. Es descubrirte, es por fin sentirte.

No digo que alcances la felicidad, pero si te aseguro que dormirás más a gusto a partir de ahora.

  • La hipocresía dejaría de reinar en este mundo. 

¡¡Qué miedo tenemos a decir lo que sentimos!! Por miedo nos aferramos a personas que pensamos nos llevarán a donde creemos que nos merecemos.

Cuanta hipocresía vemos que reina el mundo, cuando vemos a la gente hacer cosas diferentes a las que promulga.  Y acabamos preguntándonos: ¿Por qué lo ha hecho?. La respuesta es fácil, nos movemos por interés, no por verdades.

¿Cómo ser infiel a ti mismo y a los demás?

  1. Duda de todo lo que has vivido, creído y sentido hasta la fecha.  Da las gracias al pasado, pero es eso, pasado que no puedes modificar, así que te no te flageles.
  2. Haz una lista de todo lo que querías haber hecho y no has hecho, por el qué dirán.
  3. Empieza a hacer un plan con fecha y hora de todo lo que vas a hacer y no te has atrevido. Empieza poco a poco , así la cosa irá mucho mejor.
  4. Comprométete con una persona de tu plena confianza, dándole la lista de lo que vas a hacer. La infidelidad en compañía, se disfruta más.  Te acompañara en tu camino, en tus caídas y en tus dudas. Pero también celebrareis juntos los avances.
  5. Nunca olvides, que ser infiel, es alcanzar algo que pocas personas alcanzan, el conocerse por fin. Será el principio del comienzo de una relación que necesitabas.

La infidelidad es el principio del comienzo de un derecho que todos tenemos, saber quiénes somos de verdad.

¡¡SEAMOS MÁS INFIELES A LO ESTABLECIDO, POR FAVOR!!.

 

¡¡Sincericidio!!

“La sinceridad del ser humano se muestra a través de los hechos, no de las palabras”

¿Por qué tenemos tanto miedo a los sincericidios? ¿Por qué deseamos relaciones en los que la sinceridad brille pero luego nos da miedo ser sinceros hasta con nosotros mismos? ¿Por qué rechazamos a las personas que expresan su verdad sin miedos? ¿Qué quiere decir la frase “Cuanto más se aleja la sociedad de la verdad, más odiaremos aquellos quién la proclama”?

Son algunas de las preguntas que últimamente rondaban mi cabeza.

Vamos a ver si entre todos, viralizamos, este nuevo challenge que me he inventado, LOS SINCERICIDIOS. 

¿Qué es un Sincericidio?

Dícese del momento que aunque creas que las consecuencias serán más nefastas que si te hubieras callado, tienes que decir, siempre con educación y respeto lo que sientes , quieres y deseas.

Prefieres antes perder cualquier oportunidad, que expresar tu verdad.

El primer sincericidio, tienes que provocártelo a ti mismo.

Nos mentimos demasiado. Nos creemos muchas mentiras que nos dicen los demás, así cómo otras que nos decimos a nosotros mismos.

Nos creemos que haciendo lo que nos dicen los demás, conseguiremos la felicidad tan anhelada. Cuando la felicidad no es algo que se piensa, sino que se vive.

Nos mentimos a nosotros mismos cuando creemos que una relación de pareja perfecta es aquella en la que nunca discutes.

Nos creemos muchas cosas que nos dicen en conferencias o en libros, a pies juntillas, sin una pizca de pensamiento critico, antes de poner en marcha lo que nos están diciendo que será bueno para nuestra salud o economía.

Nos mentimos a nosotros mismos cuando nos creemos expertos en un tema, por habernos leído un libro o hacernos la foto con el que si es un experto de verdad en el tema.

Nos mentimos en los sentimientos que decimos que no tenemos respecto a esa persona y luego nos la encontramos con otra persona y la seguimos a ver qué relación tiene con la otra persona.

Nos mentimos cuando pensamos que tenemos una vida ideal pero cuando nos vamos a dormir , volvemos a pasar la misma noche de siempre una y otra vez, llorando con ataques de ansiedad sin creer saber qué nos está pasando.

Preferimos mentirnos, porque es mejor seguir la vida que creemos que tenemos , que no ver qué hay detrás de esos miedos y mentiras que nos decimos.

Provocarte un sincericidio es mantener una conversacion sin tapujos contigo mismo. Mejor que nadie sabemos lo que nos pasa, otra es que queramos darle el poder a otra persona de solucionarnos los problemas. Pero nosotros somos suficientemente listos, para saber con todas las letras, porque estamos como estamos.

Manten una conversacion en voz alta contigo mismo, (Los demás que piensen lo que quieran si te ven hablando contigo mismo, ellos seguro que están peor que tú después de la conversación). Escribe lo que sientas hasta que no te quede nada más que decir. El método me da igual, me importa las consecuencias.

Provocarte un sincericidio no es darte el permiso de flagelarte, frustarte, mostrar a los demás la vida que has llevado hasta ahora y convertirte en una victima de la “sociedad”.

Provocarte un sincericidio, es darte la oportunidad de ser, dejando a un lado el parecer que hasta la fecha estabas viviendo. Es aceptar las decisiones que has tomado hasta la fecha o las que no, y a partir de ese momento darle un giro correcto y acorde con tu vida, con tu valores.

Pero no solamente hay que provocarse uno mismo un sincericidio, sino también en las relaciones que tienes en la vida.

Pasado un tiempo, nos dormimos en las relaciones. Nos “comemos” lo que nos sienta mal de las actuaciones de la otra persona, no vaya a sentarle mal. No decimos lo que sentimos no sea que no vaya a llamarnos ya más y no tengamos con quien salir. No decimos lo que sentimos a la otra persona, por miedo a sus reacciones.

Nos acomodamos en las relaciones. Y aún sabiendo que hay cosas que nos “pican” de esa persona, no decimos lo pensamos, sentimos o creemos ver, no vayamos a montarse la de “Dios es cristo”.

Creo que es esencial provocar este sincericidio tambien en las relaciones.

Se nos llena la boca hablando y escribiendo de relaciones sanas, sinceras, con confianza en el uno y en el otro. De equipos de trabajo en los que la sinceridad tiene que reinar para fortalecer el compromiso hacia una meta.

Cuando en realidad, si rascaramos un poco y fueramos sinceramos, nos acabaríamos preguntando: “¿Pero por qué sigo hablando con esta persona? ¿Qué me aporta? Si no me aporta nada, y no estoy siendo yo mismo, porque sino empieza a llorar…”

Estamos en un mundo basado en los intereses. Y luego nos preguntamos, ¿Qué nos pasa? ¿Por qué lloramos tanto si la vida nos va bien? ¿O por qué mis contenidos no llegan a la gente si hago lo que me dicen?

En los que nos interesa hacernos la foto con el “experto”, para que los demás crean que nos relacionamos bien. En los que nos interesa estar en tal grupo , por los intereses que se generan. Que siempre suelen ser intereses económicos o profesionales, y no de real amistad. En un mundo en el agregamos a todo el mundo en redes sociales, para enterarnos qué está haciendo para luego criticarla por detrás.  En el que decimos que somos expertos en algo, en lo que realmente nunca hemos trabajado. Estamos en relaciones de pareja para tener alguien en casa cuando venimos del trabajo, cuando en el fondo de nosotros, sabemos que le tenemos cariño, pero no le amamos.

Por no hablar de personas que con una copa de más, critican a la persona que minutos antes han estado trabajando con ellos en equipo.

Es necesario un sincericidio general. Tranquilizaros, no estoy diciendo que apoye la anarquía radical, sino la sinceridad y con ella la congruencia.

Se nos habla de una sociedad igualitaria, innovadora, con empresas que den oportunidades a todos, de relaciones de igual a igual, de mirarnos a los ojos…Se nos habla de un mundo ideal, ¿Y por qué no está ya aquí? Porque no somos sinceros con nosotros mismos ni con los demás.

Vivimos en un mundo de aparentar, en el que te encuentras con una persona que te dice lo que piensa, siempre con educación y respeto, y siempre respondemos con dos opciones:

  • ¿Qué intereses ocultos tendrá esta persona sobre mi?
  • No me creo nada, seguro que me está mintiendo o haciéndome la pelota por algún motivo oculto.

No creemos en la verdad. La pedimos, pero cuando la tenemos en frente , la rehuimos. Cuando nos la encontramos, le buscamos 3 pies al gato, cuando realmente no los hay.

La sociedad crea personas que no son capaces de decirnos realmente la verdad, para no hacernos daños. Duele la verdad, pero es el mejor antídoto ante la inacción y el no progreso.

Creo que estamos en un momento, en el que estamos “demasiado sensibles” y es la verdad con educación, la única que nos hace progresar.

La verdad no es buena o mala, todo es en función de lo que hacemos con ella. La verdad nos tiene que desafiar, no nos tiene que hundir. 

Creo que un sincericidio colectivo haría:

  • Personas más congruentes.  Sabríamos a lo que nos atendríamos desde el 1 momento.
  • Personas más apasionadas con su vida, más lideres de si mismo y menos dependientes de los demás.
  • Relaciones más sinceras, sin tapujos, ni miedos desde el principio.
  • Seguro dejaríamos un mundo mejor a nuestras generaciones
  • Dejaríamos de seguir modas por ser uno más, y empezaríamos a ser nosotros mismos por fin.
  • Y la critica dejaría de existir, porque seriamos más felices siendo nosotros mismos .

¿Hace cuánto no te provocas un sincericidio en tu vida?