¡¡Quiero Amores Canallas!!

“Mi amor, dices que no hay amor a menos que dure para siempre. Tonterías, hay episodios mucho mejores que la obra entera”.

¿Y si transformáramos el amor de los príncipes y princesas de Disney por un Amor Canalla?

Seguro que estarás pensado en aquel Canalla que no te ha vuelto a mandar un mensaje tras una noche de pasión, aquella canalla que te dio el teléfono y acabó siendo el número de otra persona…

No estoy hablando de ese amor canalla.

Tampoco estoy hablando de impulsar la práctica “de cama en cama y ninguno se lo lleva”.

En una sociedad donde el hablar de lo que uno siente, de sus deseos o de lo que no quiere en frente de otra persona, está visto como “de raro”. La práctica de cama en cama, solamente nos está mostrando, lo vacía que tienes tu vida. Por no hablar del miedo que tienes a ser y a decir lo que sientes y quieres en tu vida, así como la falta de comunicación sincera, con la otra persona.

No estoy hablando de ese concepto de amor canalla.

No estoy hablando de un método para encontrar a la pareja perfecta para ti. No estoy hablando de un método para que solamente con una mirada caigan rendidos a nuestros pies.

El ser humano busca método para todo.

Método que nos lleve al éxito, en cualquier campo. Métodos que nos lleven a la cima, sin el menor esfuerzo y con el éxito asegurado. Y que no tengamos que mostrarnos lo que sentimos, lo que queremos, no vaya a ser que podamos mostrar algún síntoma de debilidad o de coherencia ante el mundo.

NO QUIERO MÉTODOS, YO SOLO ACEPTO EN MI VIDA AMORES CANALLAS.

Personas que por miedo a sus sentimientos están con otras personas, con otros trabajos cuando realmente sabiendo lo que desean, miran a otro lado esperando que su “locura” se acabé por pasar algún día.

La felicidad no es aparentar cumplir los dictámenes de la sociedad. La felicidad es cumplir tus valores.

Pasiones que solamente digan Si a todo tipos de emociones y situaciones. Porque estarán diciendo Si a la vida, estarán diciéndose SI a sí mismos. Toda situación está delante de nosotros por un algo, un motivo que no sabemos, un aprendizaje que necesitamos incorporar a nuestra vida y por miedo a las posibles consecuencias, acabamos diciendo NO. Creyendo principalmente, como excusa, que no era para nosotros

Situaciones que sintamos que adentrándonos en ellas, la vida será eso, VIDA. Pero como nos han dicho que “por ahí no debemos ir”, que nos atengamos a las consecuencias. Decidimos ser “buenos”, que no chicos “malos”.

Trabajos que no sean trabajos, sino diversión. Y solamente se cumplen cuando hemos dado el paso, anteriormente, de mirarnos al espejo y responder a la pregunta: ¿QUÉ QUIERO EN MI VIDA?

Trabajar no es esforzarse, llorar, “acordarnos del árbol genealógico” de nuestro jefe todos los días o “robar” material de la oficina. Trabajar es una herramienta que nos servirá para dejar esa huella que queremos dejar en el mundo. Ese algo, que cuando no estemos, haga que se acuerden de nosotros.

El trabajo no es algo de fichar, calentar y bolígrafos caído cuando es la hora en punta.

Un trabajo canalla tiene que hacerte evolucionar, tiene que divertirte y tiene que hacerte ser cada día más creativo y crítico con la realidad. Y no algo tedioso, que los domingos por la tarde en  vez de pasión produce pavor.

Quiero pasiones canallas, que me hacen sentir que he exprimido el día como si fuera el último. ¿Es que alguien sabe qué pasará mañana? Yo todavía no tengo el carnet de “adivino oficial”, así que exprimo el día como si fuera el último de mi “bono” aquí.

Pasiones que me hacen llegar a eso que creía que era mi “limite”. Que me hace ver cosas que no había visto y descubrir que los errores, solamente son situaciones en las que “todavía” no he conseguido llegar a la meta. Porque eso son los errores, “todavía” en los que no has llegado a tocar con toda la mano tu sueño.

Pequeños “Noes” que te dicen que sigas adelante, que estás en el camino correcto.  Pasiones que te han enseñado más durante el periodo que han durado que toda la escuela y universidad que hayas podido vivir.

Pasiones que me hagan ver el miedo no como un enemigo, sino como un profesor. Un profesor que te dice que sigas adelante, que saltes, que si estas en el camino, tienes que hacerlo, que no hay marcha atrás. Bueno si, a la oscuridad, al gris, y a ser uno más. Y sabes que no eres así.

Pasiones que me hagan sentir, que todo lo viejo, lo rutinario, puede llegar a ser siempre nuevo. Simplemente mirándolo con otros ojos, desde otra perspectivas. NO desde de la que nos dicen que debemos mirarlas, como así se ha hecho siempre.

El “para siempre”, tiene fecha de caducidad, teniendo la única certeza, que el ahora, es lo único que podemos vivir y exprimir.

Sólo quiero pasiones canallas en mi vida, que me hagan ver que venimos a vivir y no a sufrir.

Quiero pasiones canallas, que me hagan ser dueño de mi mismo y no victimas a través de un papel que nunca quise interpretar.

Quiero pasiones en mi vida, que me hagan ver, que soy mucho más que unas expectativas puestas en mí. Que me hagan ver, que tengo toda la vida por delante, para seguir asombrándome de lo que es capaz yo, como protagonista de mi vida.

Por favor, introduce más pasiones canallas en tu vida. Hemos venido a ser, no fotocopias hechas por el mismo patrón.

¿Y tú qué pasiones quieres en tu vida? ¿Hay pasiones canallas en tu vida? ¿Cuáles?

Podéis adquirir “Liderazgo Canalla. Libera tu lado más rebelde” en este enlace.

Anuncios

¡¡La respuesta que siempre buscabas y nadie quería darte!!

Y fue su silencio el que me dio todas las respuestas..” decía Víctor de la hoz.

¿Quieres saber la respuesta a esa pregunta que te haces siempre? ¿Quieres saber por qué vas a tantos cursos, Máster o cursos “envasados” y sigues sin conseguir resultados? ¿Estás preparado?

Vuélvete a hacer la pregunta:

¿Por qué no consigo resultado como el “gurú” de turno me ha dicho que lo iba a conseguir?

PORQUE NO HABIAS HECHO UN TRABAJO DE INSTROSPECCION ANTES DE ACUDIR A LOS MISMOS.

UPS, lo que no querías hacer, al no ser que fuera por causa mayor, es lo que te impide transformar tu vida de verdad.

Acudimos a congresos, conferencias y eventos “rápida solución”, esperando que nos solucionen la vida, nos lleven al éxito, con el único esfuerzo de “pagar” el curso.

Pero con el paso del tiempo , acabamos diciendo frases como :”Es que yo pensaba que mi vida iba a cambiar, Es que yo pensaba que mi negocio en 90 días iba a estar en la cima como me prometió, es que yo pensaba que teniendo una marca, tendría ya trabajo, y como mínimo de Director General…”

Pasando los días, y los resultados por los que habíamos pagado, no suelen llegar, así como nos prometieron.

¿Por qué?

.- Las herramientas que él te ha dado quizá para ti no sirven.

Creemos que esas herramientas que estamos “adquiriendo”, son la leche. Si a él, le han hecho efecto, a mí seguro que también. Aunque en el fondo, “nos pone” la idea de poder superarlo, y ser más famoso, más cachas, más guapo que el propio creador de la herramienta en cuestión.

Es muy fácil, NUNCA LLEGARÁS A CONSEGUIR LOS RESULTADOS QUE ÉL HA CONSEGUIDO.

O si no respóndeme a esta pregunta: ¿Es que consigues el mismo color de tinte de pelo que la chica del anuncio?

NI POR ASOMO.

A él le han hecho efecto una serie de herramientas. Pueden ser una guía, quizá a ti te sirvan todas las herramientas, quizá sólo una, o quizá ninguna…

Eso lo tenemos que tener claro. Al igual que por muy guapo seas, muy gracioso, inteligente, pienses que todo el mundo va a caer a tus pies, ves que el chico que creías que tenía pocas posibilidades con esa chica, acaba saliendo con ella.

NO TODAS LAS HERRAMIENTAS, SURTEN EFECTO EN TODAS LAS PERSONAS POR IGUAL. NI ESAS PASTILLAS TE HARÁN PERDER TANTO PESO COMO DICEN QUE HARÁN.

.- Creemos que las soluciones de los demás son lo único que nos pueden ayudar.

Desde pequeños nos han enseñado, que solamente lo que los demás nos pueden ofrecer es lo mejor para nuestra salud y futuro.

Hacemos caso casi “sumiso” a lo que dicen nuestros profesores, medios de comunicación, “gurús” de turno, “vendehúmos” de los que nos enamoramos por sus luces y palabrarería o creemos a pies juntillas a alguien que ha alcanzado ése éxito que soñamos.

Lo que estamos es reforzando nuestra falta de confianza en nosotros mismos.

Ups, ¿a qué duele?

Desde pequeños, nos han enseñado a “NO PENSAR” y SI “hacer caso sin rechistar” a quien tiene o le damos más poder sobre nosotros.

Lo que se hace es que no pensemos, que sigamos lo “estipulado”, que queramos alcanzar el “éxito” que nos dicen los demás, cuando nosotros sentimos que “nuestro éxito” es totalmente diferente.

Las soluciones de los demás, nos pueden ayudar, nos pueden hacer pensar, nos pueden hacer ver cosas que no veíamos hasta ahora, PERO NUNCA DEBEMOS AFERRARNOS A ELLAS COMO LA TABLA DE SALVACION EN EL HUNDIMIENTO DEL TITANIC.

¿Dónde queda nuestra creatividad? ¿Nuestro talento? En el fondo del mar, todo por no confiar en nosotros.

.- Las herramientas no surten efecto si estas dormido.

No te estoy hablando de que te limpies las legañas, ni que te des desodorante para oler mejor ( bueno ahora en verano, aún más que más ). De ese tipo de sueño no estoy hablando.

Te estoy diciendo, que si no estás “despierto”, que si no sabes quién eres, qué quieres en la vida, qué te ha pasado y quieres te ocurra de ahora en adelante, ya te pueden dar la herramienta que te lleve al Olimpo, que si estás en un mundo de dudas, confusión, miedos y vergüenzas, nunca te dará el resultado que tendría que darte.

He observado que procesos como en los de Marca personal, en los cursos de Liderazgo u Orientación Laboral, poco o nada se habla del proceso de conocerse a uno mismo.

SI, es un proceso que es duro, impredecible, que seguro que descubrirás cosas que no te gustarán, otras que no sabías y que te alegraran,… pero tiene un fin, descubrir lo que realmente te hace feliz, a lo que has venido a este mundo, lo que te hace bien y lo que no…

Y si no sabes quién eres, ¿cómo vas a esperar que alguien que no sabe lo que te puede ir bien a ti o no, sus herramientas surta efecto en ti, como lo hicieron con él?

Descubriendo quien eres, que sientes, que te motiva, antes de empezar a tener el título de “jugador de cursitos y titulitos” por la universidad de la sociedad, empieza poniéndote delante de un espejo y hablando con quien tienes ahí delante, a tumba abierta.

A lo mejor descubrirás que lo que estabas haciendo hasta ahora no es lo que querías, enfocándote en otro camino, llegando a ser mucha mejor persona y profesional que lo que eres hasta ahora.

Dicen que esta todo escrito y que está todo inventado, NO LO CREO, así como tampoco creo QUE TODAS LAS SOLUCIONES SURTAN EFECTO A TODAS LAS PERSONAS POR IGUAL

Así que recuerda:

.- Las herramientas que te enseñen, pueden ayudarte, pero nunca salvarte la vida al 100%

.- No todas las herramientas valen para las mismas personas.

.- Aprende de ellas, incorpóralas en tu vida aquellas que sientan que van contigo, transfórmalas, deséchalas, pero nunca las creas a pies juntillas, como un credo inquebrantable. Son guías., recomendaciones, no leyes absolutas.

.- Tú crearas tus propias herramientas, cuando des saltos hacia la incertidumbre. Cuando camines por el miedo, aumentando tu confianza y viendo de qué eres capaz, que te hace feliz o hace bien.

.- Todos somos creativos, lo que nos diferencia, es que unos crean más en si mismos, en lo que hay dentro de ellos, que otros. Simple y llanamente así. No abandones a tu creatividad. Las cosas siempre se pueden hacer mejor de lo que dicen.

Así que ya sabes la respuesta a la famosa pregunta que todo el mundo se ha hecho alguna vez:

.- ¿Por qué no surte efecto en mí y en otra persona si?

.- PORQUE ESA PERSONA SABIA QUE QUERÍA, QUIEN ERA Y PORQUE LO QUERÍA.

¿Y tú lo sabes? ¿Sentías que era la respuesta a esas dudas que tenías? ¿Por qué aún sabiéndolo no hacías nada al respecto?

Podéis adquirir “Liderazgo Canalla. Libera tu lado más rebelde” a través de este enlace.

 

¡¡Whatsapp con Educación, por favor!!

El precio de la grandeza es la responsabilidad” decía Winston Churchill

Las redes sociales demuestran la personalidad de cada uno de sus integrantes.

No creas que te voy a hablar de cómo ser un gurú en Instagram, que te siga en Twitter el gurú que tanto te gusta o como llegar a 10k seguidores en Facebook, porque sinceramente, a pesar de tanto tiempo sigo sin tener idea de cómo hacerlo.

Sólo soy yo y punto. Hago lo que quiero y cuando quiero, en las mismas.

Pero SI te voy a hablar de cómo las redes sociales, demuestran de qué estamos hechos.

No voy a hablarte de los trolls ni cómo afrontar una crisis de reputación por haber puesto un Tweed que no debías haber puesto, porque tampoco sé cómo hacerlo.

Lo que quiero expresar con este post es algo que me ronda últimamente por la cabeza, que se resume en esta frase:

MENOS EMOTICONOS Y MÁS EMOCIONES.

Os comento varias situaciones que recientemente he vivido:

.- Hace unos días fue mi cumpleaños. Se agradece todas las felicitaciones que recibí. Algunas que no me esperaba, así como otras que no llegaron y que si me esperaba. Fue un día genial, muy bonito y todo precioso. Pero lanzo una pregunta al aire:

Si no llega a ser por Facebook, ¿Cuánta gente de la que te ha felicitado, lo hubiera hecho sin él?

Menos mal que el Facebook me lo ha chivado, que la verdad no me acordaba. Si no llega a ser por el Facebook se me pasa…” ¿Cuántas veces has oído o dicho tú mismo esta frase?

Se sincero, seguro que bastantes.

¿Qué demuestra? Que si no llega a ser por una app, nos olvidamos de las personas. Ya no de un día importante para ellos, sino de preguntarles como están o de cualquier cosa.  Se pasará el tiempo sin ocuparnos de ellos, como los tenemos en Facebook, no pasa nada…

Recuerda existe una opción que se llama “eliminar de tu lista de amigos”. Y normalmente lo hago con personas que pasado mucho tiempo ya no tengo ningún tipo de relación.

NUNCA DES NADA POR SUPUESTO.

AL IGUAL QUE A TU PAREJA TIENES QUE ENAMORARLA TODOS LOS DÍAS, A LOS AMIGOS, LOS DE VERDAD, TAMBIÉN.

Luego no te eches las manos a la cabeza porque esa persona no responde a tus emails o mensajes. ¡¡Quedas advertido!!.

Hace años se hizo famosa una frase que decía: “Lo que diga la rubia..” a día de hoy decimos “Lo que diga FacebookMira Facebook nos recuerda que hace 3 años nos unimos aquí

Durante mi cumpleaños, AGRADECÍ cada uno de los mensajes que recibí tanto por facebook como por Whatsapp, pero voy a ser sincero, fueron las llamadas que recibí las que más me emocionaron, las que más agradecí.

Fueron llamadas rápidas, cortas, pero con sentimiento, con ilusión de querer compartir el día con uno.

Dejamos la conciencia tranquila con un mensaje en el muro, con un mensaje en Whatsapp. Pensamos que “ya hemos quedado bien” en su día y podemos seguir orientados hacia nuestros intereses.

¿Dónde está el “ocuparnos” de verdad por la persona? Hemos pasado de las cartas, de las llamadas, de los abrazos, a un mensaje en Facebook, que me cuesta menos tiempo,  le pongo algún emoticono chulo y “a otra cosa mariposa”.

Las redes sociales, cada vez más, demuestran las mascaras con las que nos movemos en el día a día.

Ayer mismo, había quedado con una persona. Llevaba tiempo queriendo quedar conmigo. A día de hoy, no sé para qué quería quedar. Os cuento.

Tras 30 minutos de retraso, varios mensajes y llamada, recordándole que habíamos quedado y si iba a aparecer…a los 40 minutos, me manda un Whastsapp diciéndome que le había surgido una “historia” y que perdonara.

La verdad, quizá le hubiera podido surgir algo. ¿Pero no ha podido avisar antes? ¿Ni un mensaje de Whatsapp? ¿Ni un mensaje de voz? ¿No tenemos ni 10 segundos para quedar bien con la otra persona? Quizá no, todo es posible.

Pero lo que demostró que usamos como escudo las redes. NI se digno con una simple llamada a pedir disculpas, ni proponer otra fecha.

Yo no soy quien para dar perdones a los demás, pero si me demostró, que con un simple mensaje creemos que ya está todo hecho. Como “YO YA TE HE DICHO TODO, AHORA DEPENDE DE TI, CREERME O NO…” No quiero que se arrastren por mí, pero si me parecía de educación una llamada y decir, “mira lo siento, paso esto y por favor, volvamos a quedar de nuevo (si de verdad era tan importante)”.

Si estuviera esperando, antes me tocaba la primitiva, que acabase recibiendo esa llamada.

Por no contar los mensajes que he recibido proponiéndome dar una conferencia o presentar “Liderazgo Canalla” en diferentes lugares. Todo por Whatsapp, ni una llamada ni media. Cuando pedía me llamaran para comentar la organización, me contestaban o “no tengo tiempo, ya me dirás” o se difuminaba la petición lanzada esperando dicha llamada.

NO SOMOS UN NÚMERO MÁS EN FACEBOOK O WHATSAPP, SOMOS PERSONAS.

¿Qué nos demuestra estas actitudes y las redes sociales?

.- Quien nos importa lo demostramos de verdad, no a través de mensajes bonito y espectaculares

.- Nos llega más una llamada, un abrazo o un café de 10 minutos, que un “A ver si tengo tiempo y quedamos”.

.- Como escribía hace unos días, no me creo las razones y si las acciones.

.- El mejor “muro” en el que puedes escribir, es en el de su corazón de la persona que tienes delante.

Las redes están muy bien, puedes vender a través de ellas a todo el mundo, pueden pedirte pedidos de lugares recónditos para ti, unirte a personas que tenías repartidas por todo el mundo… SI ESTÁN GENIAL.

Pero primero:

.- MIREMOS A LOS OJOS DE LA GENTE QUE ES ASÍ COMO SE DEMUESTRA TODO. NO POR MUCHOS SEGUIDORES, TITULOS O TARJETAS DE VISITAS, TE VOY A QUERER MÁS.

.- SE PILLA ANTES A UN MENTIROSO QUE A UN COJO, Y TE ASEGURO QUE SERÁ UN LEGADO QUE NO PODRÁS QUITARTE DE ENCIMA UNA VEZ OCURRIDO.

.- QUE LA HIPERCONECTIVIDAD SE BASE EN EMOCIONES, NO EN MASCARAS.

¿Cuántos mensajes has mandado hoy “por quedar bien”? ¿Qué llamada o visita no has hecho por pereza? ¿Qué te hace más ilusión, un emoticono o un abrazo?

Podéis adquirir “Liderazgo Canalla. Libera tu lado más rebelde a través de este enlace.

Oso, Tigre y Dragón en la empresa

O cambiamos de conducta o cambiamos de sueño. Anónimo.

Estoy rodeado de hienas, de osos perezosos, de marmotas, de comadrejas y de zorros astutos”.

Cuando me lo decía un amigo, no sabía si había a un programa de Frank de la Jungla o había pasado un mes en la selva. Pero estaba describiendo el día a día de su empresa.

¡¡Menudo zoológico!!

Hace unos días, terminé de leer el libro de Andrés Pascual y Ecequiel Barricart, “El oso, el tigre y el dragón. Los tres animales que habitan en ti. Y mientras me iba describiendo la fauna con la que convive, me acordé de él.

Leyendo libros, revistas de Management, conferencias y valores que hay en la sociedad, es normal que se conviva con este tipo de fauna o seamos devorados por ellas.

Estrategias para ser más competitivos, cómo hacer que tu empresa sea la líder del mercado, cómo llegar a ese puesto que tanto añoras, cómo conseguir ese título que todos tienen y tú no…”

Ante estos titulares reales y promociones de cursos, ¿Qué tipo de personalidades estamos desarrollando?

La de hienas, diablos de Tasmania y demás fauna salvaje.

¿Qué pasaría si todo se redujera a esos 3 animales que te he comentado antes?

Necesitamos ordenar nuestras emociones. No podemos abrir la puerta de la oficina y empezar a gritar sin haber dicho ni buenos días, y otro día que todo sea bonito, alegre y feliz. Un poco de equilibrio, de coherencia, por favor.

Un buen líder, una buena persona empieza liderando sus emociones. Y eso es lo que nos hace el OSO que todos llevamos dentro.

Somos emociones, somos sentimiento por mucho que esta sociedad, nos diga, que nos los tenemos que comer, ya que las emociones nos dicen que nos nublan en nuestro día a día, a la hora de tomar decisiones.

Pero desde que nacemos, nos instruyen desde el miedo. Miedo por desobedecer a nuestros padres, profesores, jefes… Miedo a las represalias, por no hacer lo que esperan y desean de nosotros…

Así que cuando llegamos el mundo laboral, sólo tenemos miedo en vez de motivación, ilusión, alegría o ganas de superación. ¿Por qué?

Porque sabemos si llevamos la contraria, NOS ECHARAN, porque si decimos lo que pensamos, NOS ECHARAN, porque si no hacemos horas extras, NOS ECHARAN… Y vivir en el paro, es lo más denostado y macabro que nos puede pasar…Así que por lo tanto, ocultemos nuestras emociones, ocultemos nuestros deseos, nuestra creatividad, y hagamos lo que nos piden y sin rechistar.

Todos los días cuando nos levantamos somos como Winnie The Pooh pero deprimido, sabiendo que tenemos que ir a trabajar.

¿Cómo hacemos para que ese oso se levante todo el día robusto y ruja?

Nos han dicho que el miedo es lo peor que nos puede pasar. Yo creo que no. Es una emoción con la cual nos tenemos que hacer amigos, como la frustración, rabia o la tristeza. Esto es como las heridas, cuando las dejas al aire, se cicatrizan mucho más rápido, pues con las emociones igual.

Cuando descubrimos porque nos pasa, empezamos a descubrir quién eres de verdad. No eres esas mascaras, esas apariencias o esos títulos que están detrás de tu despacho. Eres tú, alguien único.

Las emociones son la herramienta ideal para expresar quien eres, qué quieres, cómo sientes… ¿Por qué lo hacemos tan difícil ocultándolas o no dejándolas salir?

En este mundo, nuestro tigre, esta muriéndose de deshidratación, está famélico. El tigre quiere retos, que le hagan sacar su valentía. Pero el mundo nos pide que solo queramos la rutina, aunque por las noches desearíamos que nuestra vida fuera de otra manera. Que los valientes sean otros, que otros se arriesguen, y si lo consiguen que nos enseñen como lo han hecho.

Las únicas acciones que realizamos son las que nos pone nuestra agenda, y de ahí no nos salimos. ¿Así como vamos a alimentar a nuestro tigre? Más bien se querrá marchar con otro que lo cuide y quiera más que tú.

También están los profesionales, que tienen a su león más gordo que Michelin gracias a sus constantes iniciativas y su estrés.

¿Qué hacemos pues?

Preguntarte de forma sincera: ¿Qué quiero hacer en el trabajo?

Cuando lo tienes tatuado en tu mente, no te importan las circunstancias ya que sabes QUÉ, tu creatividad resurge ante las posibles dificultades. La disrupción es tu filosofía, ya que todos los días quieres ser mejor que el día anterior. Las metas siempre te impulsan a ser mejor, a querer conocer donde no están tus limites, aprender continuamente ya que sabes que no sabes nada.

Pero sabiendo QUÉ quieres, actúas desde la serenidad, desde la tranquilidad, porque sabes que estás en el camino correcto. Quizá no consigas crear esa empresa, quizá no llegues a liderar ese cambio con el que sueñas, pero sabiendo todo lo que te podría ocurrir, todo lo que tendrías que dejar a un lado, lo has hecho, desde la tranquilidad, y desde la coherencia.

Y ¿Qué hacemos con el dragón? ¿Para qué sirve?

Hace unos días preguntaba a un directivo. ¿Te sientes vacío a pesar de la vida que llevas? Su respuesta, con lagrimas en los ojos, fue que SI.

Somos mucho más que nuestras emociones, que nuestros títulos, acciones o retos. Somos mucho más.

Todos hemos venido a dejar algo en el mundo que perdure. No hemos venido a trabajar y hasta al día siguiente .Ya no te digo una huella en el mundo mundial, pero si en la gente nos rodea, o en nuestros clientes. Algo más allá que conseguir facturar todos meses más que el mes anterior.

Todos queremos volar, que nos reconozcan por nuestro vuelo, por nuestras alas. Pero si lo haces por ego, te aseguro que el vuelo será muy corto y con aterrizaje forzoso.

Para ello, tienes que estar en soledad contigo mismo. ¿A qué pica, verdad?

Acepta tus emociones. Acepta que no eres el contexto en el que estés viviendo, sino que eres mucho más.

Cuando empieces a volar, te darás cuenta, que hemos dado importancia a cosas que no la tenían, que hemos reaccionado a cosas de forma reactiva cuando tenía que ser de forma proactiva.

Eso es lo que hace un dragón, saber que tienes que volar mucho más que a ras de suelo, sabiendo que tienes un PORQUE que realizar, una misión.

Así que profesionales, empresas y demás organizaciones:

.- Amen a su oso, a cada uno de los osos que tienen en su empresa. Amándolos descubrirán lo autenticidad de cada uno de ellos, sacando adelante sus talentos sin necesidades de programas “fashion” de búsqueda de talento. NO contraten por C.v. contraten por el brillo de que transmiten los osos en sus ojos.

.- Den permiso que saquen las garras de tigre que todos tienen. Permitan que saquen sus ideas, que las pongan en marcha, que se confundan sin recriminarles por ello. Hagan un club de tigres y le aseguro que serán una empresa canalla.

.- Para volar, hay que tener un PORQUÉ. Un propósito mayor que una facturación o una expansión sin sentido. Y sobre todo cuando ese propósito te mueve, comenzarás a darte cuenta que como vienen las cosas, se van, descontextualizando todo lo que te ocurre.

Siempre habrá momentos, que a la hora de emprender un proyecto, haya un animal que destaque más que otro, pero siempre recuerda que tiene que haber un equilibrio dentro de ti, dentro de la empresa, recuerda alimentarlos en la misma medida

¿Cómo sería una empresa con estos 3 animales dentro de ella? ¿Cómo los alimentas tú? ¿Qué animal crees que no alimentas en tu vida?

¿Las sentimientos nos hacen débiles?

No dejes que personas que hacen muy poco por ti controlen tu mente, sentimiento y emociones” dice Will Smith

¿Crees que los sentimientos nos hacen más débiles? Es una de las preguntas que hoy, hablando con mi jefa de operaciones, ha surgido.

Estamos en una sociedad, en la que las palabras, como emociones, sentimientos, sensibilidad, están denotadas. No sé puede decir que tenemos sentimientos o que somos sensibles, porque la sociedad nos aplastara cuando queramos mostrarlos.

Los sentimientos te harán débiles, los chicos nos lloran, sólo deben pelear…Si lloras los demás se reirán de ti, si te muestras empático, tu jefe no te dará el ascenso que sabes que te mereces…. Tienes que pisar cabezas y ser el hombre más frio en la faz de la tierra”

Son algunas de las perlitas que oímos a lo largo de nuestra vida, en nuestros días a días.

¿Dónde están las emociones aquí? ¿Por qué está mal visto mostrar nuestras emociones ante una película, ante una noticia? ¿Por qué los hombres tienen que ser fríos? ¿Por qué en las empresas no puede haber emociones o sólo queremos robots como compañeros de trabajo?

Nos gusta ver como la sociedad avanza con la tecnología, vemos que nos ayudaran en innovación, productividad y miles de cosas más a la sociedad, creyendo que estamos a salvo de los mismos porque no tienen sentimientos.

¿Y cómo estamos educando nosotros a la sociedad?

¡¡COMO ROBOTS, SIN SENTIMIENTOS!!

Tampoco estoy promulgando ahora que demos rienda suelta a nuestras emociones sin límites, porque no estoy diciendo eso. Todo tiene su momento.

Lo que estoy diciendo que el ser humano no sólo es razón, sino también corazón. Pero nos han educado, desde pequeño, a través de exámenes, de castigos y miedos, con la razón.

Y de ahí no nos salgamos, porque las consecuencias, serán desastrosas para nuestra vida.

Nos dicen que las emociones nos pueden causar daños físicos, que nos hacen perder el rumbo que el mundo lleva , que no puedes enfadarte cuando alguien o algo te dice que NO, porque estar enfadado, es mostrar tu debilidad ante los demás.

Hasta ahora, como podrás imaginar, cuando oigas la palabra emoción, o algo parecido a ello, tapate, ponte una máscara, no te vaya a infectar, porque puede ser lo último que hagas en la vida.

No podemos estar alegres, porque nos dicen que pensamos que no vemos lo dura que es la vida. Nos hacen dudar que sonreír es bueno, porque parecemos tontos cuando el mundo se está muriendo o matándose con guerras.

Todos buscamos la felicidad, como Indiana Jones en búsqueda del Santo Grial, pero eso si, no digas a los demás, que estas en un momento dulce de tu vida, porque empezarán a tener envidia, a no hablarte, o a preguntarte si lo has conseguido por el método “legal o por el criminal”.

Así que buscamos la felicidad, pero tampoco podemos mostrarla a los demás, no vaya a ser que se nos enfaden.

Nos dicen que tampoco nos podemos enfadar, porque el mal genio es el mayor de los virus que una persona puede sufrir. Si estas enfadado puedes perder a las personas de tu alrededor, decir cosas que no querías decir, o hacer algo que no querías hacer.

Así que tampoco nos podemos enfadar, no vaya a ser que la liemos.

¿Y qué decir de sentirnos o decir que estamos tristes?

¡¡DE ESO NADA!!

Si dices que estas triste, te dirán que no es para tanto tú situación, que hay otras personas que están peor que tú. En vez de alentarte, de preguntarte por qué te sientes así, habrá una competición a ver quien está más triste de los dos. No digas que estás triste, porque a lo mejor habrá gente que en vez de ayudarte, quieran aprovecharse de ti…

En definitiva, COMETE TUS EMOCIONES, PORQUE SIEMPRE POR UN LADO O POR OTRO, TE LAS PUEDEN CON LA MANO ABIERTA.

Así que lo mejor es tragarnos nuestras emociones, porque si no es lo peor que podemos hacer, expresarlas.

¿Pero qué pasa cuando no las expresamos?

.- Que cuando nos enfrentamos a cualquier situación, por pequeña que sea, no sabremos enfrentarla, derrumbándonos y haciendo de ella, la mayor de las catástrofes.

.- Que cuando seamos mayores, no sabremos expresar nuestras emociones ante nuestros amigos, posibles parejas o familiares. Nunca sabrán cómo nos sentimos, que queremos o que no queremos.

.- No expresar tus emociones, es crear un globo emocional que cuando explote, no sabremos manejar.

Por lo tanto, ¿Por qué tenemos miedo a las emociones?

Porque nos hace descubrir quienes somos, qué queremos, que NO deseamos y nuestros límites. Y en una sociedad en la que a través del miedo, nos dirigen, las emociones son como la Kriptonita para Superman.

Pero como he dicho antes, tampoco nos podemos dejar ahora llevar por las emociones a tumba abierta o por la intuición, porque os aseguro que se suelen confundir.

Una emoción nos puede confundir a la hora de tomar una decisión. Pensar que nuestras emociones, nuestras creencias, expectativas, son mejores que unos resultados que tenemos delante nuestro.

Una emoción nos puede bloquear la mejor decisión para nosotros, que no es lo que digan los datos o nuestro jefe, sino lo que nosotros sentimos que tenemos que hacer, lo que presentimos.

Bloquear las emociones nos puede hacer perdernos muchas cosas hasta ahora imposibles, como también cometer el mayor de los errores o el mayor de los descubrimientos.

Así que por lo tanto:

.- No podemos encerrar nuestras emociones, porque estamos hecho de ellas.

.- Si las encerramos, seremos robots liderados por las opiniones y deseos por los demás.

.- Cuanto más las ocultes, el globo será más grande, y cuando explote (siempre por cualquier tontería), tendrás mucho por gestionar retrasado.

.- Las emociones tienen que ser parte de la sociedad, de las empresas, del día a ´día, pero en equilibrio siempre con nuestra razón.

.- Una decisión siempre tiene que ser tomada con el equilibrio de Razón y corazón.

¿Dónde tienes tus emociones? ¿Sientes te hacen más débil?

Recuerda que puedes adquirir Liderazgo Canalla a través de Amazón y tienda de Versos y Reversos.

 

Leo Margets: “Con talento y trabajo duro, surge la magia”

Hoy dentro de la sección “Conversaciones con…” para mi es un placer presentar a Leo Margets.

¿Qué nos puede enseñar el póker? ¿Cómo llego a convertirse en Campeona del Mundo de póker? ¿Qué valores le ha enseñado y se pueden aplicar a la empresa?

Durante nuestros días, la vida nos da carta, y depende de nuestras decisiones, el resultado que tengamos con ellas. Porque ya podemos tener las mejores cartas, que si tomamos una mala decisión, todo se irá al traste.

Hace unos días tuve el placer de conversar con Leo, sobre el póker, su estilo de vida, sus comienzos, de la importancia de la sicología y emociones en el juego.. y qué podemos aprender de él, para aplicarlo a nuestra vida, entre otras muchas preguntas.

Autora del libro “Juega bien tus cartas. En la vida y en los negocios” hoy nos enseñara a cómo manejarlas.

GRACIAS  LEO  por recordarnos que aunque creamos que tenemos en nuestra mano una mano ganadora, dudemos de todo, porque somos el resultado de nuestras decisiones, pensando siempre en el largo plazo a la hora de tomarlas. Podéis conocerlo más a través de  Web, Facebook, Twitter e Instagram.

Sabes que tu vida puede ser diferente y aun así no haces nada para conseguirlo? ¿Te da miedo romper los límites que tienes en tu mente? ¿Quieres poner patas arriba tu vida y conocer eso que llaman felicidad? ¿Quieres que tu empresa alcance esas cimas que siempre has soñado? ¿Crees que el ambiente de tu empresa tendría que mejorar? ¿Sabes que el antídoto a todos los problemas es el NO escuchar tu corazón? Puedes contactar conmigo a través de Twitter, en Facebook y en Linkedin

.- ¿Quién es Leo Margets?

Justo ahora David me preguntas esto, y hace unos días hacia una reflexión, en la que me preguntaba, ¿Por qué nos definimos en función del puesto de trabajo, del sexo que tenemos?

A mí me parece una pregunta tan difícil cuando me preguntan quién soy. ¿Qué pasa que cuando uno está bien, les tienes que meter una chapa increíble?

Soy una tía a la que le importa estar bien y que tiene mucha curiosidad.

.- Y sin esa curiosidad, ¿Dónde crees que estarías ahora?

La verdad que no sé donde estaría, pero si se que no estaría donde estoy ahora.

Seguro que estaría haciendo una vida más estándar. NO me habría planteado hacer cosas arriesgadas en un momento dado. Que tampoco es que sean muy arriesgadas, pero por la sociedad se consideran “poco estándar”.

Tener curiosidad es estar abierto de mente y hace que te conozcas más a ti mismo

.- ¿Te consideras una mujer feliz?

Sí que me considero feliz, porque la felicidad no es algo puntual, aunque en estos momentos no esté pasando por unos momentos felices en mi vida personal. Pero aún así , me considero una tía feliz.

Vivimos en una sociedad que se rige por la tiranía de la felicidad. En la que aunque te den una ostia, parece que tienes que ser feliz si o si. Yo creo que las emociones están por algo.

Aunque estemos pasando malos momentos, veo la vida de una forma global, estoy bien conmigo misma, y eso es parte de ser feliz.

Si lo que depende de nosotros, lo llevamos bien, no debemos fustigarnos porque lo demás no esté yendo bien.

.- Conoces muchas ciudades y culturas, ¿Piensas que la felicidad, para los demás sigue estando en lo exterior?

Si, la gente se fija más en los lujos, en proyectar una imagen. Pero viajando o no viajando lo ves, o en las redes sociales.

La gente viaja para contar a donde ha ido.

.- A mi sobrino de 8 años, ¿Cómo le dirías que es el póker?

El póker es un juego que se juega con unas cartas. Que no es un juego sólo de cartas, sino de personas.

Es como una analogía de la vida, porque juegas con información imperfecta. Que es así la vida. Sabes muchas cosas de la otra persona, pero no sabes sus intenciones. Con esa información tomas decisiones, que te enseñan a tomar decisiones óptimas a pesar de no tener toda la información posible., es algo vital para la vida.

.- La intuición ¿Qué papel toma en la toma de decisiones?

Reconozco que no soy nada de corazonadas e intuiciones, como la gente lo entiende.

La intuición está muy basada en la experiencia., integrada en el subconsciente.  A veces cuando lo quiero escuchar para tomar una decisión, intento reforzarlo más racionalmente, porque la intuición porque si, no me fio tanto de ella.

Es diferente actuar de manera racional que de manera instintiva.

Las emociones no te pueden dejar pensar con claridad y la intuición te puede ayudar.

.- ¿Cómo te llevas con la incertidumbre?

Aprendo a aceptarla.

El póker te ayuda a gestionar la incertidumbre, te ayuda a gestionar el largo plazo .

Pero lo que más nos angustia es saber lo que no va a pasar, el no tener la situación dominada. Y como no podemos dominar todo, lo que intento es estar siempre lo mejor posible yo, para que esa incertidumbre me afecte lo menos posible.

.- ¿Qué valores/ habilidades has aprendido en el póker?

Me ha enseñado a asentarme en el largo plazo. A hacer cosas de manera sostenible. A no necesitar una recompensa inmediata, que para mí es una de las debilidades.

Me ha enseñado también a no tener aversión al riesgo. Como si a todos, nos habían educado, que siempre la opción siempre segura es la mejor. Aunque me han dejado volar mucho, siempre nos inculcan que la opción más segura es la mejor, como nos enseñan en la escuela. En el póker nos enseñan que tomar riesgos es más rentable a largo plazo.

.- ¿Qué podríamos aplicar del póker en la empresa?

Se podría recompensar una buena decisión VS un buen resultado. Si tu recompensas un buen resultado, puede ser pura chorra, pero si recompensas una buena decisión, siempre a la larga, los resultados llegan

.- ¿Qué quieres ser de mayor?

Salvadora de animales.

Desde que tengo uso de razón, mi madre me hizo una tarjeta de visitas, en el que titulo, es ése. Es una tarjeta que todavía tengo en mi cartera.

.- ¿Qué te ha enseñado el mundo? ¿Qué le dirías a esa chica que empezó en el mundo del póker?

El mundo me ha enseñado que es imprescindible para mí, hacer introspección y caer. Aceptar como eres para acabar actuando como piensas. Porque para mí es la única manera de estar bien.

Para estar bien, necesito ser coherente. Ir haciendo pequeños ajustes, para que mi comportamiento se ajuste a mis valores. Y eso para mí, es la felicidad.

Y a esa niña, no le diría nada. Sólo le diría que se espabile y que se lo busque todo ella, ya que es la mejor manera.

.- ¿Cómo se afronta un campeonato desde la vertiente sicológica?

Un campeonato siempre lo afronto estando bien yo físicamente, visualizando viéndome capaz de ganar. Pero también gestiono muy bien los chascos, pero me veo capaz de ganar. Me obsesiona bastante no cometer errores, pero aunque lo hago, no me fustigo.

SI la cago porque no era el mejor movimiento, me aseguro de que no me vaya a pasar más. Pero sobre todo, los afronto muy tranquila, muy calmada.

.- ¿Cuál es tu palabra favorita?

Leona, que es mi primera gata. Que fue una de las personas más importantes de mi vida.

Y Depende. La gente siempre elige dicotomías, o blanco o negro, hombre o mujer… y a la gente le pone nerviosa los depende. Se incomodan por enseñarles la realidad.

.- ¿Qué es para ti 4 ases?

Que guay, espero sacar el máximo del otro.

Porque si yo tengo 4 ases, o 2 ases en la mesa y yo otros 2 yo, va a ser muy difícil que me den acción, porque yo tengo la mano ganadora.

Es lo que pienso: “Ojala pueda rascarle algo”.

.- ¿A qué das gracias?

A ver tenido la suerte de haber nacido en Barcelona, en esta época, con una familia que me ha dado todo lo que he necesitado.

.- ¿El talento nace o se hace?

Las dos. Está muy bien decir que el talento se hace. Por ejemplo en mi profesión, hay gente que no siendo los más talentosos del mundo, se ganan muy bien la vida jugando al póker. Cuando hay talento y trabajo duro, es cuando se hace la magia.

El talento se puede suplir con curro, pero no se suplir curro, habilidades, sin talento.

.- ¿Cuál es tu concepto de éxito?

No le doy importancia al éxito, porque como se entiende el éxito actualmente, es algo eventual.

A mí me gusta más una palabra, que es MASTERY. La maestría, dominar un concepto, una profesión.

EL éxito se basa en un resultado, Esta bien cuando lo tienes, pero no me preocupa demasiado.

.- Una reflexión para los lectores del blog.

Tenga curiosidad, que no juzguen. Porque juzgar te hace sentirte pequeño, tú mismo te estás limitando, perderte muchas oportunidades que la vida, nos da.

Nunca den nada por sentado. Que duden siempre de todo lo que les dicen. Siempre intenten pensar el pensamiento crítico, porque es bueno.

 

El nombre marca la diferencia..

Mi voz dirá tu nombre e iniciales de dulzura caerán sobre mi pecho” decía Armando Uribe Arce

¿Sabes qué? No me importa que puesto tengas, como es tu pareja, qué casa tienes o si estas vacaciones te vas a ir a Ibiza a darlo todo.

NO ME IMPORTA NADA DE ESO. Eso son consecuencias EXTERIORES de tus acciones. Y eso, como otras cosas de nuestro cuerpo, suelen acabar sufriendo el efecto de la gravedad y desaparecer.

ESO NO ME IMPORTA. No me vas a impresionar más o menos.

¿Sabes cómo lo harás?

A través de tu nombre y lo que demuestre el mismo.

Un nombre marca la diferencia.

En un mundo donde somos creativos, innovadores, disruptivos, el poder que tiene un nombre, lo hemos olvidado o tirado a la basura directamente.

La principal etiqueta, no la usamos.

Desde pequeños, estamos nombrando a todo y a todos. Nos dicen que ese bicho que nos lame la cara, es un “gua-guau”, que esa persona con barba que nos hace reírnos desde nuestra cuna, es nuestro “papa”, y que si queremos estar felices solo tenemos que decir “teta” y mama nos calmara.

No pensamos porque ese bicho tiene ese nombre, o eso que nos metemos en la boca liquido y transparente se llama agua. No nos lo preguntamos, porque hacemos caso a nuestros padres, que nos han dicho que las cosas son así y punto.

Utilizamos los nombres para homogeneizar todo, para etiquetarlo y tenerlos controlados.

Si esto es una palmera de chocolate, no puede ser una naranjada. Si te llamas Juan, ¿Por qué dices te llamas Paula?

De los nombres que les ponemos a las cosas, no nos movemos. No vaya ser que se produzca un cortocircuito en nuestra cabeza, y la liemos.

Al homogeneizar todo, estamos desperdiciando el poder que tiene un nombre.

Nos enseñan que nos tenemos que enamorar de una marca por un logo, de un producto a través de una campaña de marketing, por la cual tenemos que caer rendidos.

Que lo que está de moda es que se enamoren de tu esencia, de tu talento, aunque sea una fachada.. ¿Y dónde queda el nombre de la persona, empresa o producto?

“Puf, eso lo dejamos siempre para el final” Me dijeron hace poco una empresa. “Le pondremos un nombre que guste a todos y ya está”.

¿Y qué pasa si invirtiéramos el proceso?

Es un proceso que hacemos, pero nos olvidamos de ello. Os cuento.

Cuando queremos tener un hijo (yo no tengo, que yo sepa), antes de ponernos manos a la obra, ya estamos pensando en los nombres de los futuros bebes.

Elegimos nombres, obviando por temas familiares, que nos inspiren algo. Desde fuerza, el compromiso que supone su nacimiento para la pareja,….siempre ponemos a nuestros hijos, un nombre que nos inspire algo.

Ese nombre ya marca la diferencia. El nombre ya dice todo. No hace falta procesos “químicos”, marketing, ni pócimas secretas, para hacernos creer los valores que queremos que transmita.

Muestra una coherencia, un PORQUÉ.

UNA RAZÓN DE SER.

Un nombre marca un destino.

Pero nos han hecho pensar, que el destino es comprar seguidores en Internet, pisar cabezas, crear leyendas,..En definitiva, aparentar algo que no somos, para llegar cuanto antes a la cima, para alcanzar una “felicidad” efímera. Y al llegar a la misma, como King Kong, darnos golpes en el pecho, para que todo el mundo sepa, que estamos aquí para “dominar” el cotarro.

Ya a posteriori, veremos que nombre nos ponemos, o como denominamos al proceso creativo. Pero antes el éxito, y luego ya todo lo demás.

Un nombre, como bien se explica en el libro “El nombre de las cosas” de Fernando Beltrán, despide muchos aromas; como por ejemplo:

Expresión

Expresa emociones, expresa qué nos vamos a encontrar, con qué valores vamos a enfrentarnos.

Identidad

No eres otro nombre, no eres un nombre más, eres ÉSE nombre. Marca una individualidad dentro de la homogeneidad que existe.

Espejo

Quien se ve en un nombre, ve que hay detrás de él. Muestra una realidad.

Motor

Un nombre es la palanca de la acción, de la revolución, de la superación, del esfuerzo.

Posicionamiento

Cuando recuerdas un nombre, ya estás posicionando a esa empresa o persona en un lugar cumbre de tu mente, sientes que es una persona referente en su campo personal o profesional.

Con todo lo que dice un nombre, ¿Y aún así crees que no es importante?

Hace unos días le pregunté a una persona que estaba en un proceso de Branding, con otro profesional:

¿Qué supone para ti tu nombre?”. Le pregunté. Y pensando que me contestaría algo como “Un orgullo, me lo puso mi padre o mi tía, para mí recordar quien soy o de donde vengo”.

Pues con una cara lánguida y de pena me contestó: “No sé, un nombre”. Pero eso si, cuando el profesional le había prometido todo el “oro del mundo” con su plan de Branding, se le cambió la cara.

En un mundo donde nos impulsan a que el éxito es hacer lo que todos hacen, donde si te sales de la lista de “a uno”, te señalan prediciendo para ti, los peores presagios o donde sino tienes miles de seguidores en internet, no eres “influencer”.

¿POR QUÉ NO EMPEZAMOS DISTINGUIENDONOS DE LOS DEMÁS A TRAVÉS DE NUESTRO NOMBRE?

Porque luego todas las herramientas que utilicemos para distinguirnos, para darnos a conocer, las utilizaremos mejor, dando mejor resultado, PORQUE PARTIREMOS DE LA COHERENCIA.

No buscaremos herramientas que nos den una estrategia, sino utilizaremos herramientas con la única estrategia de ser nosotros mismos.

Con un nombre, ya todo lo demás será más fácil, te lo aseguro.

¿Qué dice tu nombre? ¿Es coherente con quien sientes que eres?

El próximo día 7 de Abril estaré en Teruel hablando de “Liderazgo Canalla”. Fechas próximas será, firma de libros en Zaragoza y Barcelona, el día 23 de Abril. Y el 27 de Abril en Madrid.

¡¡Sin Sentido Branding!!

El secreto para gozar de una imagen poderosa reside en una sola palabra: COHERENCIA“.

Si no tienes tiempo, y quieres saber en resumidas cuentas, de que voy a hablar, te lo digo:

SOMOS BORREGOS CREYENDO QUE JEFF BEZOS TIENE TODA LA RAZON DEL MUNDO, CUANDO NOS DICE QUE NUESTRA MARCA ES LO QUE LAS OTRAS PERSONAS DICEN DE NOSOTROS CUANDO NO ESTAMOS EN LA HABITACIÓN.

Pero como lo dice él, todos respondemos, sí señor. Y así nos va.

¿YA?

Creo que no es la primera vez lo digo en el blog, o al menos en mis conferencias sobre Branding, siempre lo remarco.

Sé que algunas personas se rompen las vestiduras cuando digo esto, y algunos auto-denominados “expertos” del Branding ponen el grito en el cielo cuando lo digo, y la verdad, me encanta. Ver como se ponen de distintos colores a lo largo de la conferencia.

Pero todo tiene un POR QUÉ.

¿Empezamos?

Si en todo momento dependemos de lo que opinen los demás de nosotros, ¿Dónde queda nuestra esencia?

En la basura.

Lees artículos, ves libros, acudes a congresos, ves empresas, te invitan a formaciones…y siempre sales con la misma sensación:

Más de lo mismo”.

Si el gurú de turno ha dicho que mañana la moda es el amarillo, todos escribirán del amarillo. Si el gurú de moda, ha dicho que para llegar a B, tenemos que seguir el método a la pata coja, que él siguió, todos a la pata coja.

Lo hacemos, porque creemos que será una forma “rápida e indolora” de llegar al éxito. Porque creemos que siguiendo los pasos que ha emprendido, llegaremos hasta donde él está. Y Cuando lleguemos, si llegamos, él ya estará en otra cima, mucho más alta de donde estemos nosotros.

Seguimos modas, porque queremos ser como los impulsores, queriendo llegar a sus niveles de fama, popularidad, pero nunca transformaremos nada, porque no estamos siendo nosotros mismos.

Somos puros acólitos.

Cuando seguimos modas, estamos diciendo NO a nuestra personalidad, a nuestra esencia, en nuestro potencial, decimos NO a nuestra intuición y creyendo que no podemos hacer las cosas mejores, como las hace esa persona.

Claro que puedes, pero tienes miedo a ser. Prefieres aparentar ,que ser.

A todo el mundo se le llena la boca diciendo que una marca es una huella, pero si haces lo que los demás hacen, ¿Qué huella estarás dejando?

Una que se disipará tan rápido como pasa el Ave por las estaciones.

Tener una marca no es desmarcarse, no es saltar de una pecera para ir a otra más cool, no es seguir las pautas que te diga el profesor de turno o los dictámenes de la asociación de turno creada ex proceso por la moda surgida….

ESO NO ES EL PROCESO DE CREAR UNA MARCA… ESO ES SEGUIR UNA MODA…ESO ES SER UNO MÁS, EN UNA CAJA LIMITADA POR LA SOCIEDAD, LIMITADA POR LOS MIEDOS.

Tener una marca es saltar de una cuna, llamada sociedad hacia un océano inhóspito, pero que te dará siempre más resultados que en un sitio delimitado.

¿Qué tienen en común David Muñoz, Monkey Garage, Rolling Stone y Apple?

Que HACEN LO QUE SABEN QUE TIENEN QUE HACER. Y ya puede ir a favor de corriente o en contra, QUE LES DA IGUAL, es lo que SABEN QUE TIENEN QUE HACER.

Es su marca, es su distintito, es su filosofía. Enarbolan el verdadero significado de disrupción, de ser diferentes, de saberse únicos.

No hacen las cosas para parecerse a alguien, no siguen los mismos métodos que sigue todo el mundo y solo se lanzan hacia una meta, cuando está en coherencia con ellos mismos.

La verdadera marca, la verdadera transformación en uno mismo, y en los demás, SOLAMENTE SE PRODUCE DE DENTRO A AFUERA, Y NO PONIENDONOS LA MASCARA DE MODA A TRAVÉS DE LIBROS, CONFERENCIAS O TALLERES.

Eso siempre acaba siendo un simple parche, que cuando se cae, se aireara la herida, escociéndonos como hasta ahora.

Cuando estas siendo tú mismo, cuando estás mostrando tus valores con coherencia, alguien me puede responder a esta pregunta:

¿Por qué tienes que tener miedo a lo que puedan decir de ti en Redes Sociales? ¿No tendría que darte igual, si siempre has sido tú, si tus seguidores sabes quién eres y lo que promulgas?

Es una muestra más, que se habla mucho de diferenciación, de impulsar nuestra singularidad, pero lo que tenemos es miedo a que nos puedan quitar de alguna manera, lo que hayamos podido crear… Seamos políticamente correctos, no vaya a ser que se nos vaya el chiringuito hasta la fecha.

Tampoco estoy impulsando, que seamos una metralleta de insultos, vejaciones y demás, pero sí, que si somos coherentes entre lo que decimos y hacemos, lo que piensen de nosotros, los demás, NOS LA TENDRÍA QUE BUFAR.

Tener una marca propia, COHERENTE, con humildad y pasión, es formar parte del mundo en el que vivimos, pero sabiendo que no somos uno más, sino aceptando nuestra individualidad. Y a quien no le guste que no mire.

Una marca no es un proceso que empieza a través de 1 pregunta, comprando seguidores o pensando que ya no necesitas un C.V. para encontrar trabajo. Empieza sintiéndote a ti mismo, con tus “no virtudes” y tus virtudes, con miedos y confianzas, con tus metas y caídas… Es el principio del comienzo.

Nunca podrás crear una marca, ni nada en este mundo, hasta que estés en coherencia contigo mismo. Mientras tanto, usarás herramientas, estrategias prestadas, para alcanzar algo, que está de moda, pero que en el fondo, al 99% no está en coherencia con quien eres tú.

¿O es que cuando te crean una marca, la vives con tanta pasión, estudias tanto, la disfrutas como si la hubieras hecho tú?

¡¡NO!!.

Una marca que triunfa, una marca que deja huella, nace y vive siempre de forma líquida. Es decir, vive en función de emociones internas, de sus deseos, sueños… no de las externas.

Así que por favor, si tu sueño es que tú, tu marca triunfe, MIRATE DELANTE DEL ESPEJO Y GRITA A LOS 4 VIENTOS:

MI MARCA COMIENZA EN LA COHERENCIA Y TERMINA HACIENDO LO QUE ME APASIONA.

¿Los demás? Que te la bufen

¿Los pasos a seguir? El camino te los mostrara.

Así se crea una marca de verdad.. ¿Y para ti?

 

 

 

¡¡Todos hacemos el baile del miedo!!

El miedo es una muralla que separa lo que eres de lo que podrías alcanzar a ser” decía David Fischman

El ser humano no camina, no vive, no come, no ríe, no trabaja, no se relaciona…

Eso que dice en los documentales que hace el ser humano, que lo hace diferente respecto a las demás especie que cohabitan en el planeta tierra, es MENTIRA.

Lo que le diferencia al ser humano, de los demás, es que están todo el día realizando el BAILE DEL MIEDO y su canción favorita es “No me toques las palmas que me conozco”.

Si, ni zumba, ni bachata, ni bailes así….el baile de moda, es el baile del miedo.

Un baile que consta principalmente de dos pasos:

.- Rutina a la izquierda.

.- Impotencia a la derecha.

Por mucho que se nos llena la boca, hablando sobre la libertad del ser humano a decidir, siempre acabamos haciendo lo estipulado en nuestra agenda, lo que nos diga nuestra familia, o nuestros jefes…porque no vaya a ser que no lo hagamos, y todo lo que hemos “amasado” hasta ahora, se nos vaya por el W.C.

Así que eso de la libertad a decidir, a ser uno mismo, a tomar las decisiones que nuestra intuición nos dice…son muy pocos quienes lo hacen.

¿Y quienes lo hacen?

Los que saben y sienten, que la vida es 100% incertidumbre y riesgo. ¿Y lo demás? Pura fantasía.

Desde que nos levantamos hasta que nos acostamos, siempre estamos poniendo en riesgo cosas.

Desde nuestra confianza, talento, valores, nuestra esencia… Y así son las cosas. Pero lo que pasa que unos quieren vivir para ganar, para sentir y otros quieren vivir para sobrevivir. Y se refugian en lo que los demás, esperan de ellos, no en lo que ellos quieren para si.

Y cuando no arriesgas, NUNCA GANARAS. Siempre te quedarás en donde estas, con la gente que te rodea, y no esperes resultados diferentes ante nuevos proyectos, porque con la misma actitud, siempre conseguirás lo mismo.

Estamos en un momento, en el que todo cambia. La sociedad no será la misma a finales de año que ahora. Y en un mundo cambiante, confundimos cambio con riesgo. Y ahí es cuando empezamos a hacer el baile del miedo.

Cuando vemos algo diferente a lo establecido, lo primero que pensamos es: “Vade retro. Esto es lo peor que nos ha podido pasar…FUERA DE AQUÍ”.

Al tener miedo al movimiento, tenemos miedo a lo nuevo, cerrando nuestra mente a nuevas posibilidades.

Y ahí es cuando de fondo sale la canción: “No me toques las palmas que me conozco”.

Que quiere decir: ESTOY MUY BIEN COMO ESTOY, ME HA IDO BIEN POR AHORA, Y MÁS VALE MALO CONOCIDO QUE BUENO POR CONOCER.

Estas personas están confundidas en 2 sentidos:

.- El riesgo nunca es malo. Si sus padres pensaran igual, no hubieran jugado a papas y a mamas sin protección y ella no hubiera salido a la luz.

Así que el riesgo, tiene su vertiente buena, ¿verdad?

.- Al confundir riesgo y cambio, piensan que todo movimiento es malo. Por no movernos, somos tan ilusos que las oportunidades caen del cielo. Y no es así.

Vivimos estancados , no queriendo ver nada nuevo en la televisión, leer o sentir.. Lo nuevo lo odiamos, porque pensamos, VIRGENCITA QUE ME QUEDE COMO ESTOY.

Y estas personas que odian los movimientos, son las que más defienden a capa y escapada sus creencias.

Personas que me he ido encontrando cara a cara a través del tiempo y principalmente con la gira de presentación de “Liderazgo Canalla. Libera tu lado más rebelde”.

Es un libro muy transgresor…La verdad que no me lo pienso leer porque estas cosas nuevas no las voy a entender (me lo decía una persona de 25 años), no estoy para pensar, estoy para lo que estoy…va a ser imposible que lo implantes en una empresa, es una utopía, es un liderazgo excluyente, eres un machista…”

Son algunas de explicaciones que he ido recogiendo a lo largo de este periplo llamado vida.

Escuchaba atentamente sus opiniones, las aceptaba, porque nadie está en posesión de la verdad, y mi curiosidad me hacía preguntarles a todos la misma pregunta: ¿Te has leído el libro?

No es una forma subliminal de que se lo compraran, pero siempre me han enseñado, que no sabes si una cosa te gusta o no, hasta que no lo has probado o vivido.

NADIE SE HABIA LEIDO NI HABÍA ABIERTO ALGUNA HOJA DEL MISMO.

Cuando se lo preguntaba, solían responderme con otra pregunta, como por ejemplo: “¿Es que no oyes lo que te he dicho? ¿No me escuchas? ( tras 10 minutos de monologo suyo )..¿Te crees un iluminado por escribir un libro?…”

Eran algunas de las preguntas que me lanzaban sin querer responder si sabían algo de lo que era Liderazgo Canalla en verdad.

Estaban cantando la canción con sus acciones de “No me toques las palmas que me conozco”.

Cada vez que preguntaba si sabían algo al respecto, aumentaba su volumen de voz. Ellos creían que los estaba atacando, que les obligaba a ver una nueva realidad…Se defendían atacando.. Ante una pregunta que solo necesitaba un SI o un NO.

Echar un vistazo a nuevas ideas, filosofías de vida, no es sentir que hasta la fecha has gastado el tiempo, o que siempre has sido un fracasado.

PARA NADA.

Por favor:

.- Escucha siempre todo lo que te rodea, seguro que aprendes más de lo que te imaginas.

.- Ante una nueva idea, no respondas con gritos ni malos modos. Demuestra tu miedo y fragilidad.

.- No respondas mal, porque a lo mejor estas confundido. Y la cara de tonto se te quedará a ti.

.- La vida es cambio, es incertidumbre. Si no te adaptas a los cambios, ellos no se adaptaran a ti. Te engullirán.

.- Abre tu mente. No lo respetes si no quieres, pero acepta que hay gente piensa diferente a ti. Escucha y después opina.

Deja de bailar el baile del miedo y cámbiate al del Sí. Apaga la canción de la resistencia que suena en tu cabeza y sintoniza la emisora del riesgo.

¿Qué baile practicas tú?

¡¡Lo mejor que harás en tu vida, tu 1ª vez!!

La primera vez en todo, nunca se olvida

En una sociedad donde nos enseñan que tenemos que llegar al status quo que nos rige a través de sueños, ilusiones y esfuerzo, … ANDA Y QUE LES DEN…

Lo que tienes que hacer tú, es crear tu propio Status Quo.

Tú nunca llegaras a ser Steve Jobs, Karlos Arguiñano o Leo Messi. No porque no puedas, no porque no puedas tener sus conocimientos o llegar a parecerte algo en sus condiciones físicas.

Lo que pasa, es que TÚ ERES TÚ, y Leo Messi, es Leo Messi.

Al querer llegar a ser como….estás perdiendo tu identidad. Estas perdiendo tu esencia, estás perdiendo eso que te hace único.

Porque todos los somos, todos somos únicos. Nadie ha nacido igual a otro, y aunque me digas que los gemelos si lo son, ellos mismos son diferentes en muchas cosas.

Y tú mientras tanto, te quieres parecer a no sé quien, porque quieres parecerte a él. Que te inspire a superarte, que veas en él, un modelo de vida, (nunca olvides sus valores), me parece genial. Pero nunca quieras ser como…PORQUE TÚ ERES ÚNICO, NO ERES UNA FOTOCOPIA DE NADIE.

Cuando nos dicen que tenemos que alcanzar un determinado nivel de éxito, sino seremos considerados como “fracasados”, ya antes de empezar, nos están dirigiendo hacia lo que la sociedad cree que es “normal”.

Y que yo sepa, tú de normal no tienes nada, ERES UN ANORMAL. Algo que se sale de lo establecido, que es inaudito, una especie en extinción.

¿Y para qué quieres parecerte a alguien?

Porque tienes miedo a mostrarte como eres realmente. Tienes a decir al mundo, yo soy así y no hay nadie como yo. Porque tienes miedo a que te puedan expulsar del rebaño si te sales de lo pre-establecido.

Recuerda: SÓLO TIENES UNA VIDA, Y SIEMPRE TIENES QUE HACER LO QUE TÚ SIENTAS, NO LO QUE LOS DEMÁS DIGAN QUE TIENES QUE SENTIR.

Tampoco das el paso adelante, porque crees que las oportunidades, el momento en el que vives, no es el “idóneo”, para hacerlo. Piensas que necesitas la ayuda de los demás para llegar a donde quieres llegar, pero no desde el principio.

Quieres que te lleven de la “manita” hasta la cima. Lo que quieres es no hacer ningún tipo de esfuerzo, y si no saliera como tú esperabas, tienes la excusa, de decir, que la culpa la tiene otro, y no tú.

Déjate de miedos, excusas y tonterías, lo que tienes que hacer es EMPEZAR. Y no empezar a lo grande, montando una tienda más grande que el Nou Camp o invertir en una web, todo el dinero que tengas. Te aseguro que si empiezas así, el futuro no será muy halagüeño y no creo que veas esos resultados con los que soñabas.

Empezar es darse la oportunidad de saber que hay detrás de ese reto. Descubrir en quien te vas a convertir al llegar a la cima, y durante el camino. Es saber que el miedo está en la cabeza, y no tiene forma de ogro con 3 cabezas.

Detrás de todo reto que tengas por delante, está quien eres de verdad. Te encontrarás contigo mismo, no con una fotocopia de nadie.

“Si David, doy yo el paso, pero ¿Cómo empiezo? Es que…

Ni es que ni nada… Seguro que desde donde estés, la situación que tengas, puedes dar un paso, por pequeño que sea, hacia esa cima. Ir a preguntar a esa persona, crear el nombre de tu empresa, leer un libro del tema que te apasiona, lo que sea…Pero hazlo.

¿Pero por qué no lo haces? ¿Por qué ese miedo te invade?

PORQUE NO NOS COMPROMETEMOS CON NOSOTROS MISMOS.

Se nos llena la boca hablando de compromiso con los refugiados, con las guerras, con causas…pero si empezáramos a comprometernos con nosotros mismos desde el principio, muchas de estas cosas no pasarían.

Eso de la constancia no va con nosotros. Si podemos dar 20 euros para alguna causa y así sentimos que nuestra conciencia está tranquila, para olvidar que no hemos ido al gimnasio durante 1 mes, o ese sueño que teníamos, lo hemos dejado por imposible por nuestra dejadez, lo hacemos. Todo por limpiar nuestra conciencia intranquila.

CUANDO NOS COMPROMETEMOS CON NOSOTROS, CON ALGO, ES CUANDO EMPEZAMOS A COSECHAR RESULTADOS EN LA VIDA… ¿MIENTRAS TANTO? SÓLO FRUSTRACIONES.

Basta ya pensar que son los DEMÁS, los únicos que pueden ser referentes en tu vida, que sólo los puedes elegir a ellos, para tu inspiración, confianza y motivación.

¿Qué pasa si te eligieras a ti mismo, como tu propio ejemplo de superación?.

Deja de pensar, que hasta que no venga el Gurú de turno o un libro, no serás capaz de sentirte “capaz” de hacer nada en este mundo.

Ese gurú, ese libro, ese curso, son herramientas, que te acompañaran en el caminar, pero lo que necesitas es la gran estrategia, que te impulsara a ese camino, hasta ahora para ti, inhóspito.

No te estoy asegurando, que lo vayas a conseguir. Porque yo me he lanzado hacia retos que no han acabado como yo deseaba, pero echando la vista atrás, he ganado mucho más , en todos los sentidos, que si me hubiera quedado en el sofá esperando a ser elegido o cayera del cielo.

Siempre que caminamos, siempre que nos caemos, siempre que tropezamos, siempre que corremos…SIEMPRE GANAMOS MÁS QUE SI ESTUVIERAMOS QUEJANDONOS.

¡¡Te lo aseguro!!

Pero es que tengo miedo a fracasar…”. ¿Sabes lo que te voy a contestar, verdad? ¡¡ME LA BUFA!!.

No sé en qué situación te sientes un fracasado, pero déjate de tonterías. Lo intentaste, pero no lo conseguiste. De acuerdo… ¿Y cuanto recorriste desde que dijiste adelante hasta que te dijeron Stop? Seguro que mucho más largo que tu compañero de piso, que no hace nada que sea más allá de su sofá.

Así que sonríe, siéntete orgulloso, porque has hecho mucho más que cualquier persona que siempre está quejándose del mundo que tiene.

Basta ya de quejas, de volar bajo, sabiendo que eres un Ferrari que vas por carreteras comarcales.

Empieza a andar y no pares hasta conseguirlo.

QUE TODOS DÍAS HAGAS ALGO, QUE SEA TU PRIMERA VEZ PARA TI. Y DISFRUTALA. NO SE VOLVERÁ A REPETIR.

Ahora que has leído el artículo, ¿En qué te comprometes conmigo? ¿Qué paso vas a dar hoy hacia tu sueño? Me gustará saberlo.

Venga, ¿Quién es el primero que se compromete? ¿Quién va a crear desde hoy un nuevo status?