¡¡Menos Happy-Felicidad y Más tranquilidad!!

La quietud es a veces la actividad más productiva

¿Y si yo no quiero ser feliz, como los demás anhelan?.

Libros sobre la felicidad. Calendarios para ser felices. Artículos para conseguir la felicidad, como si fuera el “Arca Perdida” que buscaba Indiana Jones…Y lo que más me gusta a mí, los congresos y formaciones que corren como la pólvora, sobre “Como ser Feliz en el trabajo”.

NO LO COMPARTO

Parecemos “perros de presa” siempre buscando cosas..

Buscamos a un coach que nos lleve a la consecución de nuestros sueños, buscamos un asesor de moda para que nos ponga todo monos delante de la chica que nos gusta (vete a saber luego si tú le gustas a ella), necesitamos un asesor para saber lo que nos conviene comer o no, un asesor para que nos acompañe en nuestro proceso de revolución personal y/o profesional…Buscamos un asesor que nos lleve a la felicidad y contratamos a una persona que lleve la felicidad a nuestra empresa.

¿Y qué acaba ocurriendo?

Que seguimos llorando todas las noches en la cama, pensando lo desgraciados que somos porque no estamos consiguiendo todo aquello por lo que hemos pagado un pastizal, conllevando el “desprecio” de la sociedad, porque no eres lo que ellos esperaban de ti, a través de esas herramientas.

Por lo tanto, estamos viviendo en una sociedad, que promulga la felicidad, como una formula de productividad, pero a través de unos mecanismos que ella impone.

¿O es qué tengo que ser feliz como dice el consultor externo de mi empresa que lo sea? ¿Es que la felicidad, a través de una conferencia bailando el “A quien le importa…” me hará ser más productivo? ¿Es verdad que puedo ser más feliz a través del método Danés, finlandés o japonés que no el de España?

¡¡VENGA YA HOMBRE!!

Cada vez veo más libros y empresas, que hablan de la felicidad. Siempre tengo conmigo una pregunta, que determina la prueba del algodón, si lo que hablan lo viven de verdad o es puro postureo.

¿Cuál es?

¿Eres feliz en el trabajo o cuando sales del trabajo, sigues sintiéndote el mismo desgraciado de siempre?

Cuando la gente se encoje de hombros, quiere decir que cuando salen por la puerta del trabajo, siguen pensando en los mismos problemas que tienen, aunque hayan estado bailando durante la reunión semanal con el Ceo de turno.

Se utiliza la felicidad, como una forma de “ATRAER” a personas, de decir que nosotros somos innovadores y que nuestra empresa te va a solucionar todos los problemas que tengas, porque aquí somos más felices que los Teletubbies. Como una forma de vender más libros, como una vez me comentó  un editor de nuestro país.

Hablamos de la felicidad como si fuera la solución a todos nuestros problemas personales y profesionales. Y lo único que está produciendo toda esta “nueva era”, es angustia y confusión.

Angustia, porque parece que tenemos que conseguir el título del hombre más feliz del mundo y de mi empresa. Y si no lo conseguimos, seremos relegados a los “parias” de esta sociedad.

Pero tú, mientras estas en la empresa, esos cojines, esas mesas o esos billares, te tienen que dar esa felicidad, que como una gallina, luego pongas productividad en tu mesa innovadora, de color blanco y abatible.

No quiero decir, que no ayuden a SENTIRTE BIEN EN LA EMPRESA TODAS ESAS TECNICAS, pero te aseguro que no surtirán efecto, si no vienen las personas ya “felices” de su casa

Y confusión, porqué alguien me explica ¿Qué es la felicidad?

Con el paso del tiempo, mi concepto ha ido cambiando.

Mi concepto era hace tiempo, tener dinero para comprarme ropa, ir a los mejores conciertos y poderme darme caprichos.

¿Ahora?

Hace unos días, Víctor Martín, me entrevistaba para su Podcast y me preguntaba cuál era mi concepto de éxito. Respondiéndole que el mismo que tenía de felicidad: “Dormir todos los días, aunque fueran pocas horas siempre con la sensación que has hecho todo y dado todo de ti”

Unos dirían tener la conciencia tranquila, otros, como dice Ecequiel Barricart, quieren vivir en la quietud.

Es tener Paz, tranquilo, fluyendo, (no un happy flower), serenidad,..ya pon tú los adjetivos que quieras, pero me has entendido, ¿verdad?

.- Cuando estás en paz, no necesitas nada para sonreír, ni producir. Y no estoy diciendo que no sonrías ni produzcas, sino que no necesitas estímulos exteriores para hacerlo. Ya los tienes dentro de ti.

.- Cuando estás en quietud, no te preguntas si estás haciendo el trabajo que te gustaría estar haciendo el resto de tu vida, sabes que lo estás haciendo. Porque no haces nada en la vida que no esté de acuerdo con tus valores, con tu forma de pensar o actuar. Lo que no te gusta o te hace bien, como que pasas de ello, y ni siquiera le das la oportunidad de empezar a realizarlo.

.- Cuando estás en paz, te vas a dormir todos los días, jodido y agradecido. Pero de verdad, en el buen sentido de la palabra. Jodido, cansado, reventado porque estás dando todo y más, porque tus sueños se hagan realidad, por dar más de ti a tus clientes, por hacer las cosas cada vez mejor. Y agradecido porque estás haciendo lo que sientes que tienes que hacer, no lo que los demás esperan de ti.

.- Cuando estás en paz, lo que opinen los demás, TE LA REFANFINFLA. Sabes que estás actuando en base a lo que sientes, que no aguantas “tonterías” y postureo al respecto. Sientes que la vida es más simple de lo que los demás piensan y es lo que haces, vivirla sin adornos.

¿Qué pasaría si estuviéramos en paz con nosotros mismos?

Que disfrutaríamos más de los billares, fruta gratis para merendar o viajes outdoor con todo el equipo para motivarnos. Porque eso es lo que creo, utilizan las herramientas, para motivar, no para conseguir que las personas se sientan felices, sino que crean que lo son.

La felicidad como se trata hoy en día, es una herramienta más para ser uno más del rebaño llamado sociedad.

Estate tranquilo contigo mismo y te aseguro, que tu sonrisa, será verdadero, no impuesta.

Podéis adquirir “Liderazgo Canalla. Libera tu lado más rebelde” en este enlace

Anuncios

¡¡¡El mejor viaje del mundo!!

Sé honesto contigo mismo. Lo que tú sientes eres TÚ. Y no es debido al que tienes enfrente” dice Sergi Torres.

Soñamos con ser luciérnagas que iluminen en la oscura noche pero en el fondo somos topos que deseamos meter la cabeza debajo de la tierra.

Soñamos con un cambio que siempre se acaba pareciendo más a una pesadilla.

Vivimos un presente, en el que técnicas como el yoga, la meditación, el mindfulness o el propio coaching, nos han invadido. Nos las ofrecen como las pastillas de Matrix, como la panacea que gracias a ellas conseguiremos la felicidad absoluta.

LA GRAN Y SOÑADA FELICIDAD. LA GRAN Y TAN ANHELADA PAZ.

¿Pero qué pasa en la mayoría de los casos?

¡¡QUE NO SURGEN EFECTO!!

Sé que pensáis que me estoy tirando piedras contra mi propio tejado, pero no es así, tranquilo.

Me he dado cuenta, que cuando realmente surten efecto es cuando si el propósito de transformación, de conocernos de verdad, de saber quién es esa persona que vemos todos los días en el espejo, sale de dentro de nosotros y no por “impositivo social o legal”.

Cuando el propósito nace de nosotros, te aseguro que eso que anhelas, lo conseguirás.

Es hacer nuestras esas técnicas, integrarlas dentro de nosotros, cuando surten efecto.

Toda transformación empieza desde, por y para las personas.

La transformación de ti, de las empresas, no empieza fuera, sino empieza dentro de cada uno de nosotros.

Pero vivimos como archivos comprimidos por la sociedad, por las creencias que nos han infundido, por los miedos que nos han inculcado, cuando en realidad somos archivos llenos de gigas de información

Buscamos esos talentos que nos dicen que nos harán ricos y famosos, cuando están dentro de nosotros. Buscamos esa tranquilidad que nos hará disfrutar más de la vida fuera a través de cientos de mecanismos, cuando está dentro de nosotros. Buscamos el éxito fuera, cuando sólo nace desde dentro de nosotros.

Si te das cuenta, todo comienza dentro de nosotros, en nuestra mente. Pero nos han hecho creer que somos, que tenemos el éxito, la reputación que el exterior dice, no lo que nosotros sintamos dentro de nosotros.

¿Por qué se dice que los talleres o conferencias no surten efecto? Porque aparte, de ir a ellos “impuestos” por nuestros jefes o “por aparentar”, en el fondo no queremos cambiar.

Nosotros queremos cambiar, pero nuestra mente, como muchas veces he dicho, está diseñada, para “acurrucarnos” en el sofá de la comodidad y hacernos borrar todo vestigio de pensamiento de transformación o radicalidad en comparación a lo que la sociedad espera de ti.

Dentro de nosotros, en todo momento están naciendo y muriendo células. Y no hacemos un drama. Pero pensamos que si nos sentimos peces que queremos nadar a contra corriente para convertirnos en esos Dragones que sabemos que somos, tendremos que decir ADIOS a muchas cosas.

No estarás diciendo adiós a la forma de liderar que tenías hasta la fecha, no estarás diciendo adiós a ese logo que dominaba tus instalaciones, no estarás diciendo adiós para siempre a nada ni nadie, sino un GRACIAS por los servicios prestados hasta la fecha, pero a partir de ahora, las cosas se van a hacer de forma diferente.

Tenemos miedo a creer que al barrer las hojas que llevábamos encima, descubriremos cuanto tiempo hemos perdido invirtiéndolo en motivación, liderazgo, en proyectos sin sentido…. Para nada, ellos te han llevado al momento en el que decides hacer las cosas de otra manera.

Acepta el pasado y a partir de ahí, es el principio del comienzo de ser el arquitecto de ese futuro que sabes que te mereces.

No te compares con la competencia, no creas que nunca llegaras a ese puesto que tanto te hace ilusión o que tu sueño nunca se hará realidad. No te compares con nadie, porque querrás tirar la toalla antes de empezar.

Ser mejor, es ser mejor que ayer, es superarte a ti mismo, no es querer superar a Zara o Ferrari, porque ellos son ellos, y tú eres tú.

Por ti mismo, ya eres una marca de lujo. Y eso no tiene precio.

Cuando nos comparamos con los demás, nos estamos esforzando para llegar a ser como. Pero me he dado cuenta, que el esfuerzo se convierte en algo natural, cuando los valores de la empresa, tus valores, tus ilusiones, tus propósitos, están todos en coherencia.

Cuando así pasa, el esfuerzo, la constancia, la motivación, se convierte en algo natural y no en algo “artificial”, que al 1 rechazo, se esfuma para siempre.

En la edad adulta, una cosa que nos han enseñado es a NO OBSERVAR NI A SENTIR. Así creemos que nuestras verdades son absolutas. Que no existe otro mundo que aquello en lo que creemos. Y cuando alguien nos dice algo que nos “chirria”, algo en lo que “nuestras creencias” nos dicen que es imposible o que está loco, lo rechazamos.

Pero como bien decía Einstein, “somos nosotros los locos pensamos que conseguiremos resultados diferentes haciendo lo mismo de siempre”.

¿Te digo un secreto? Aunque sé que te va a remover un poco de la silla

El cambio, la transformación empieza aceptando que somos mucho más de lo que nuestros pensamientos, creencias nos dicen que somos. Y no tengas miedo a dar un salto al precipicio que tienes en frente que te ha enseñado el miedo, porque gracias a él, conseguirás mucho más resultados de los que has conseguido hasta ahora, si te adentras en el mismo.

Hasta ahora has querido dominar la vida, has querido dominar los pensamientos de tus trabajadores, de tus jefes y sabes que ahora, la estrategia tiene que ser otra, visto los resultados que estás obteniendo, confiando en las herramientas que tenías, volvieran a hacer milagros.

Me he dado cuenta, que hablamos continuamente desde la escasez, del influir en los demás, de persuadirlos, de amasar fans fieles para aparentar una marca “con caché”, de que acudan a cursos “cool” aunque luego sepamos que no se van a implantar en las empresas, porque “hasta que yo esté aquí como jefe, las cosas se harán como se han hecho siempre y como yo diga”…

En fin, que hablamos desde el miedo. Y con la boca pequeña queremos una transformación, revolución de nosotros mismos, de nuestra empresa.

¿Qué hacer?

Toda experiencia que estás viviendo tiene un PORQUE, date la oportunidad de descubrir que hay detrás de ese MIEDO.

Es tu propio miedo el que te pasara, entre la mediocridad y la excelencia.

Es la única manera de una verdadera transformación, de una revolución.

Hablar con el miedo.

¿Me acompañas? Os recomiendo un libro que os ayudará a despertar, “ ¿Me acompañas?. Una invitación a despertar de Sergi Torres.

¡¡Por favor, NO compartas!!

El Karma no es la venganza del Universo,  es el reflejo de tus acciones“.

Por favor no compartasExiste la moda del baile del verano, de los mojitos, crear ideas emprendedoras alrededor de Pokemón , apuntarte a redes sociales para ligar o decir que emprender es el salvaguarda que necesita tu vida.

Toda moda tiene un propósito, y en algunas ocasiones, hasta algún beneficio.

Pero hay modas, que más bien, de beneficios no tienen nada.

Últimamente veo en las Redes Sociales dos modas que me “encantan”:

.- Por favor si te ha gustado mi contenido, COMPARTE. O su versión más dictatorial “Por favor, Comparte”.

.- Hablar y escribir sobre temas, que nunca vivirás, ni conoces.

No sé con qué propósito han nacido, pero por favor, si alguien me puede dar una razón consistente y me quite la idea, de que el único fin es el de ganar seguidores y no el de informar, estoy a su entera disposición.

Respecto al “Por favor, Comparte”,  la única pretensión que tiene, es difundir su mensaje, a coste 0.

¿Y dónde queda el ofrecer a los demás tu talento sin esperar nada a cambio? ¿Dónde está eso de escribo lo que siento sin ninguna expectativa?

¡¡En el cubo de la basura!!.

Donde dije diego digo, que yo quiero aumentar los seguidores de mis redes, nada más.

Me encanta leer esas publicaciones.

Están impregnadas de frases de éxito, de aliento, motivación, de lucha contra el miedo , de Marca Personal…Muy bonito todo..

Hay que reconocer que en algunas cosas que escriben son interesantes, pero ahora viene la incoherencia.

Incoherencia que reina todo el mundo.

Si tú proclamas que en la vida, todo se trata de DAR, que la vida te lo devolverá todo con intereses, pero no cuando tú quieras… SI proclamas, que tu marca personal, se trata de dar a los demás tu talento y para hacerte un hueco tienes que dar cosas gratis…

¿Alguien me puede explicar por qué ponen POR FAVOR, COMPARTE?

COMPARTIRÉ SI A MI ME DA LA GANA, NO PORQUE TÚ ME LO MANDES. ¿Dónde queda el poder de decisión y libre albedrio?

¿Qué muestra esta frase?

.- Que no hacen su trabajo por ayudar, alentar a los demás, sino por alimentar a su ego. Si alimentar tu ego, es cubrir tu miedo.

.- Que no quieren provocar movimientos en las personas, y si aleccionamiento.

.- Que no confían en ellos mismos. Si pides que difundan tu trabajo, aunque sea con un por favor, poco dice de ellos. Demos, la vida siempre nos recompensará al esfuerzo realizado, te lo aseguro.

.- ¿Los grandes profesionales de cualquier campo, se han hecho famosos pidiendo que difundan su trabajo? SE DIFUNDE SÓLO.

.- Tu Marca, cae por su propio peso. No está basada en el corazón, en la coherencia y Si en que aumente el número de visitantes. Te da igual el propósito y no tanto, el número. Si te necesitan, llegaran a ti.

.- No provocas emociones en tus seguidores, sino ganas de no volverte a leer. ¿Sólo me quieres para compartir tus artículos, para llegar a mis amigos en las redes que no te conocen?.

Las marcas, empresas que perduran, hacen participes a sus seguidores de todo avance. Les hablan a su cerebro subconsciente, no a su mente racional. Porque cuando pasa así, y la gente se da cuenta, acaban marchándose, para no volver.

¿Crees que quienes te leen, no tienen pensamiento propio. Que sólo siguen y hacen lo que tú les dices…?

Si de verdad piensas así, tiene un nombre…

Una técnica que para mí, no me parece nada honesta con tus seguidores, ni contigo mismo.

no compartasAdemás existe otra moda, en la que todo el mundo habla de un sector de la sociedad, de la que ni tiene su edad, ni conoce a nadie que la tenga, o conociendo a esa persona, nos creemos que ya lo sabemos todo de ellos.

Me explico.

Nos gusta predecir el futuro. Hablo de esas encuestas, estudios en los que nos dicen cómo será el futuro empresarial, del mercado laboral de aquí a 5 años …

Si, la vida es cambio, todo está en pleno movimiento, progresos, innovación… ¿Pero de verdad sabemos cómo será el mercado laboral de aquí a 15 años? ¿Y donde quedarían esas previsiones si mañana hay un Crack en las bolsas?

¡¡EN NADA!!.

No quiero decir que no existan las  tendencias… ¿Pero alguien acertó la crisis de 2.008? ¿Y la creación de Pokemon Go?

Pero además vemos a lo largo de toda la red, personas que hablan sobre un extracto de la sociedad, que entran en estos momentos en el mercado laboral, como si estuvieran hablando de ellos mismos.

Nadie puede hablar mejor de nadie, de sus miedos, de sus vergüenzas, de sus motivaciones, que uno mismo.. Si se pueden hacer estudios, hacer test y demás… pero aún así jamás, puedes considerarte un gurú, sobre un extracto de la sociedad, que ya hace tiempo has pasado, por mucho que hayas leído sobre ello.

Por favor, pongamos un pongo de coherencia en esta sociedad. No vayamos “mendigando”  likes, comparte y demás…para que aumente nuestro alcance en las publicaciones o nuestros seguidores.

No queramos ser algo que realmente ni nosotros mismos, sabemos que somos.

Deja de pedir, y haz más cosas con corazón.

¿Compartes por qué te lo recomienda tu “gurú” de turno? ¿O por qué lo sientes así?

Miedo, Disrupción y Felicidad.

No sé si mi vida está cambiando o será la edad pero cada vez son más las cosas que me importan una mierda”.

disrupcionHace un día soleado. Delante de ti, tienes un puente. Has llegado a él, tras ascender por una ruta muy escarpada y difícil. Te has caído, corrido, llorado pero no sabes cómo has llegado hasta él. Como la vida misma.

Se tambalea. Es estrecho y muy endeble. Sólo puedes pasar tú. Y sabes que tienes que hacerlo, si quieres pasar al otro lado.

Al final del mismo, te espera una cuerda y un cartel que pone “ TU OPORTUNIDAD”… Lo único que tienes que hacer, es saltar si quieres llegar a ella.

La vida siempre nos ofrece situaciones, con dos soluciones. Que no es lo mismo que salidas.  O decir SI o quedarnos paralizados, siguiendo como estábamos

 Así estás ahora tú.

¿Qué vas a elegir?

No sabes cómo, pero das pasos adentrándote en el puente. Pasos que hacen tambalearte. Nunca te habías sentido así. Sabes que vas hacia un momento importante en tu vida.

Dejar atrás muchas cosas, es algo esencial, para provocar un cambio en tu vida.  Habrá viajes en los que podrás llevarte algo, pero NUNCA  te podrás llevar todo lo que tienes en ese momento.

Si piensas y quieres que así sea, te digo que estas apegado a todo lo que te rodea. No aceptas que la vida es cambio y nada es para siempre.

Quieres un cambio en tu vida, quieres quedarte en un lado de la vida diferente al que estabas. Un lado donde los pasos llevan alguna parte no conocida por ti hasta ahora. Donde los sueños se hacen realidad y el ser gana al miedo.

Te agarras a la barandilla y mientras ves el fondo del barranco, eso que siempre habías soñado esperándote, viene a ti una lucha de emociones.

Agarrado con todas tus fuerzas a la barandilla, significa que sientes la enfermedad que padece esta sociedad, el miedo. Tienes miedo a ser feliz, a conseguir ese sueño que tienes, miedo a las represalias, a dudar de ti mismo, de tu potencial…

Estas intoxicado emocionalmente.

Dentro de ti tienes emociones que te dificultan, conocerte y dar a los demás, lo que eres y lo que sabes hacer.

No paras de pensar en el “Y SI… ES QUE… NO QUIERO…ES IMPOSIBLE… Y ¿QUÉ DIRÁN SI..?..”…

Tu poder, tu felicidad, tu bienestar lo depositas en lo que opinen los demás, no en lo que sientes tú, en tu verdadera esencia.

Pero también, mirar hacia el abismo, ha hecho que mires adentro de ti. Has estado hasta ahora centrándote en los demás, y ocultando lo que sentías tú. El abismo te ha hecho que reconozcas tus sentimientos, sentimientos que tenías dormidos o “aplastados” con una piedra, por miedo a qué pasaría si los mostraras.

Ver que hay otras posibilidades en la vida, ha hecho que tu cuerpo reaccione con esas sensaciones. Nunca le habías hecho caso, pensabas que siempre estaría ahí contigo. Y cuando te decía algo, o le dabas alcohol para que se “calle” o pensabas que sería una “tontería pasajera”.

Así te sientes agarrado a la barandilla, sintiendo una lucha de titanes dentro de ti.

El conflicto que ahora, se ha mostrado, la vida te lo ha mostrado muchas veces, pero tú no querías hacerle caso. Te has estado limitando hasta ahora, tú mismo.

Deja de echarles la culpa a los demás, tú has sido y eres el único responsable de tu vida y tus resultados.

EL viento cada vez es más fuerte. Sabes que tienes que saltar o seguir por otro camino.

Coger la cuerda y lanzarte hacia tus sueños, es dejar ir muchas cosas y personas que están en tu vida.

Es duro, si. Pero es esencial. Todas esas personas y situaciones, te han enseñado algo. Tienes miedo a perderlas, pero todo tiene su ciclo. Ya te han enseñado lo que tenían que enseñarte. Han sido tus maestros, y ahora tendrás unos nuevos. Acéptalo, dales las gracias por todo y mira adelante.

Y si piensas que te hicieron daño, perdónalos. Ellos lo hicieron lo mejor posible, dentro de sus posibilidades.

Agradece todo lo vivido y a todas las personas que están en tu vida. Pero ahora es tu momento.

Sientes que si saltas, serás una nueva persona. Y quieres tener el control de todo, hasta de los posibles resultados. Si no, nunca saltarás.

La vida no es control, es flexibilidad y aceptación. Todo tiene su propósito, su por qué.

La incertidumbre es la tierra de la creatividad, libertad y de la evolución. Lo desconocido es el campo de nuevas oportunidades. No el control y la dominación.

Pensamos que si saltamos, ya no seremos la misma persona. Que habremos perdido todos los años de la vida que tenemos, que nada habrá valido.

¡¡TE CONFUNDES!!

disrupcion miedoSerás la misma, pero una versión mejorada. Como el Windows.

Verás la realidad desde otra perspectiva, sabrás quién eres y qué quieres. Se acercaran a ti personas que en coherencia contigo y tus sueños…

Habrá personas de tu “yo anterior” que seguirán contigo, porque aceptaran tu cambio, querían y querrán siempre verte feliz. ¿Otras? Se caerán por su propio peso.

Tranquilo, recuérdalas con cariño y sigue adelante.

El puente se está cayendo y la oportunidad de cambio, que tanto deseabas, con él. Ten siempre que lo surge del dolor, siempre suelen ser las experiencias que más aprendizaje nos dan al final.

Te dan la cuerda, para que bajes hacia tu sueño, tu propósito. La cuerda es el camino, no la meta.

Es segura, no te vas a dar el golpe de tu vida, tranquilo. La vida te la da, porque sabe que la necesitas en ese momento.  El camino que recorrerás hasta abajo, es lo que siempre has buscado, LA FELICIDAD.

Feliz es quienes somos, no lo que hacemos. Somos superación, confianza, ilusión, propósito, valores… no títulos o consecución de metas.

Si saltas, dejaras de pensar que vas siempre contracorriente y empezarás a ir a favor de la misma.

De ti depende. Todo depende de ti. Nadie te obliga a saltar, pero luego no te quejes.

Así que recuerda que si quieres provocar una Disrupción en tu vida, como el Canalla que sientes que eres:

1.- Desintoxícate emocionalmente.

Da gracias a todas las personas, situaciones y emociones que has vivido hasta ahora. Son lo que han sido y serán. Pero para saltar, tienes que dejarlas atrás.

2.- El cambio comienza en ti.

Toda transformación comienza en ti. Por mucho que esperes que las circunstancias sean idóneas, nunca llegarán. Tú eres la chispa que lo provoca.

3.- El fracaso no existe.

Te han enseñado que si fracasas, serás un apestado, aunque te hayas dado la oportunidad de ser. Algo que los demás no lo hayan hecho. ¿Qué es lo peor que podría pasarte por saltar?

No te vas a morir, te lo aseguro. Aprenderás más tirándote, que pensando que hubiera pasado si lo hubieras hecho.

4.- Todo es posible.

En todo momento podemos hacer las cosas de otro modo. Ahí tienes la oportunidad. La tienes enfrente de ti en forma de cuerda. Confía y Cree.

Lo que crees, creas.

5.- Escúchate cuando tomes las decisiones.

Si recibes una sensación agradable en toda decisión que estés tomando. Vas por buen camino. Si lo que decides, no te agrada aún después de haberla tomado…algo te quiere decir.

Cuando eres sano emocionalmente, pasas del victimismo a ser el Director General de tu vida, provocando lo que siempre has querido, disrupciones y viviendo una vida siempre en modo Acción Canalla.

Te encuentras en medio del puente, el aire te golpea y tienes que decidir… ¿Qué vas a hacer? ¿Saltar? O ¿Seguir esperando a sentirte preparado a la posible siguiente oportunidad?

¡¡Te amo!!

Te amo significa que no espero la perfección, significa que te quiero como eres. Por tu forma de ser y todo lo que significas para mí“.

Hola:

Te amoNo sé si ya nos conocemos, o todavía no. No lo sé. Estoy oyendo esta canción “Te quiero” y he sentido que tenía que escribirte esta carta a ti.

Mientras los acordes de la canción inundan mi habitación, quería transcribir lo que siento y sentiré por ti, a través de estas líneas.

¡¡Te amo!!

Aunque creo que son dos palabras, como otras muchas que la sociedad ha “prostituido”, todo lo que te diga, haga y sienta, te hará ver que las siento cada una de las letras, impresas en mi corazón.

Te amo, pero no en el sentido especifico de la palabra, sino en el sentido amplio de la misma.

No creo que amar a una persona, como yo lo hago contigo, sea solo pensar, con eso que sabes que pensamos los hombres.  Para nada.

Amar a una persona, es sorprenderla todos los días que estas junto a ella.  Estamos acostumbrados a emprender la misión de enamorar a la persona que nos ha entrado por los ojos y cuando hemos llegado a la “meta”, ya desistir. Como ya lo hemos conseguido, ya nos “echamos a dormir y a vivir de la rentas”.

Para mí eso no es amar, eso es ser un hipócrita. Ya que demuestras algo que no eres. Interpretas un papel.

¿Dónde queda esas preocupaciones por sus temas? ¿Dónde queda el preguntar por sus amigas cuando ya has conseguido lo que querías? ¿Dónde queda esas flores “arrancadas del parque de tu casa”, cuando ibas a verla?

Todos los días son un motivo para sorprenderla, para escucharla, y amarla. TODOS. Todos los días serán para mí, una oportunidad de conquistarte de nuevo como si te acabara de conocer.

Amar a una persona es sorprenderla cada uno de los días que estas junto a ella, de una u otra manera.   Y es así como te amo y amaré todos los días que estemos juntos. Porque al igual que me encantó ver tus ojos por primera vez, que desprendían luz y felicidad, quiero  revivir esas sensaciones cada día junto a ti.

Esa creatividad que tenía el 1 dia que estuvimos solos, la tuve porque sentía que eras especial, mi complemento. Y un complemento, te hace superarte, te hace conocerte más, te hace ver la vida de otra manera, motivación e ilusión… Y esa sensación engancha y para mí, amar, es iluminar todos los días como aquella 1 vez.

Amarte es no dar  todo por hecho. Porque si así fuera, sería un cinico que se echa a dormir y quiere vivir de lo ya conseguido.  Cuando damos las cosas por hecho, y pensamos que “todo está bien”, estamos dando un paso adelante hacia la rutina, la decadencia y la frustración de un sueño que no es tal cual, como hacíamos creer desde el principio.

TE AMOSé qué cometeré muchos errores, a pesar de que mi propósito siempre sea amarte. Sé que no sabré escucharte de corazón en algún momento,  sé que alguna vez no cumpliré las expectativas que tenías puestas en mí, respecto algún tema.

Y lo reconozco de antemano. Soy un ser humano. Pero en vez “cabrearnos” y empezarnos a reprochar cosas, te digo desde aquí, que si he cometido algún error, LO SIENTO. Soy un ser humano, y los humanos , que somos “coherentes”, no tenemos miedo a pedir perdón, y pregunta:”¿Qué hecho mal?” Para solucionarlo, porque ante todo, la otra persona nos importa.

No importa que me veas llorar, cuando vea que las cosas no están bien, porque lo hago al ver que no estoy amándote como había estado haciendo.

Nos perdemos en guerras imbéciles de egos y miedos, en vez de decir, ¡¡Vamos a solucionarlo!!, dejando las tonterías a un lado. Si alguna vez pasará algo así, nos daremos una tregua, bailaremos nuestra canción y te preguntaré: ¿Es tan importante el tema cómo para  haber olvidado que te quiero?.

¿Por qué? Porque para mí amar, amarte, es siempre vivir en la excelencia. No estoy hablando de exigirnos lo máximo, sino que todos los días, en todo momento, demos siempre un 1% más de lo que habíamos dado la última vez.

Si ya nos echamos a dormir, mal vamos. Y yo eso no quiero contigo, porque para mi amar, es siempre crear cada momento, un momento excelente junto a ti.

Te amo, y cada segundo de mi existencia junto a ti, voy a mirarte diciéndote con mis ojos, QUIERO BESARTE, CARIÑO.  Porque amar, es pasión, es el equilibrio entre deseos  y dolores de cabeza, es hablar con los labios, es entrelazar tus manos con sus manos y es placer.

Te daré todo el placer que nos pidamos, porque amar es éxtasis y  descubrir mundos desconocidos juntos.

Te amo, porque tanto tú como yo, no hemos buscado un “príncipe azul” o “una princesa rosa“, que nos salven de todos los males, y si no lo hacen, nuestras expectativas se habrán esfumado. Sino que los dos sabemos, que la otra persona es mi espejo, no un “salvador o salvadora” que resuelva mis problemas , sino aquella persona que quiero en mi caminar. Que me alienta, me motiva, me hace superarme, me hace ser creativo, me hace ser yo, con mis debilidades y talentos.

Te amo, allá donde quieras que estés o si estás ya junto a mí.  Te amaré como a nadie había amado, entre los dos jamás habrá el olvido, y aunque existan en muchos momentos inconvenientes “casi” insalvables, te amo y amaré.

Te amo y amaré, y siempre te daré un día mejor que el anterior. Siempre te daré un mayor placer que el dia anterior, siempre daré un 1% más de mí, porque te amo.

Hasta que nos volvamos a ver,  nunca olvides que siempre estaré junto a ti y que TE AMO.

Venganza, un plato indigesto.


Se pacifico, no vengarse puede ser también una forma de venganza” decía Danny Kaye

venganzaTodos hemos querido vengarnos alguna vez de una persona. Y si tú no has tenido esos pensamientos, MIENTES.

Cuando queremos venganza, queremos que nos restituyan nuestro ego, que ha sido dañado. Es el mayor de nuestros bienes, nuestro ego y clamamos la mayor de las venganzas.

Estas situaciones son como cuando alguien se separa. Le preguntas a uno, le preguntas a otro y tú sacas otra conclusión diferente a la que los dos . Los que uno piensan que ha sido el peor de los daños, el otro piensa que no ha sido para tanto. Pero mientras tanto, la sed de venganza, sigue ahí.

Estan luchando nuestros egos , por mucho que la situación haya sido pequeña. Y con los egos, llegar a un acuerdo, a un termino medio en la percepción de la situación, es algo inconcebible.

Nunca estaremos de acuerdo en la relación entre daño y castigo, seamos asi de claros, y todo por nuestros egos dañados.

Y como nos han enseñado que la venganza es un plato dulce, y somos muy golosos en esos momentos, pues a por la VENGANZA.

¡¡CRASO ERROR!!.

Es algo dulce cuando la estamos pensando. Cuando parecemos Anibal Lecter, y olemos lo que ocurriría cuando pongamos en marcha nuestro plan maléfico. Se nos cae la baba como Homer Simpson con sus Donuts, cuando pensamos cuanto sufrirá esa persona cuando pongamos en marcha la venganza.

Disfrutamos como unos críos, y hasta nos sale la risa maléfica.

¿Pero de verdad somos felices cuando lo ponemos en marcha? Yo creo que NO.

No creo que nos haga sentirnos mejor, ver a la otra persona sufrir de la manera que tenemos pensado . Creo que la satisfacción es solamente a corto plazo, porque siempre he pensado que lo que cosechas a lo largo de tu vida, siempre acabas recogiéndolo. Y si eres vengativo, la cosecha no será muy rica que digamos.

Todos hemos querido vengarnos de nuestro jefe, de nuestra ex, de nuestros hermanos, y luego cuando los hemos visto sufrir por nuestra venganza o cualquier cosa que les haya podido pasar, somos los primeros que acudimos en su ayuda.

La venganza, nos hace ser más victimas, en vez de aceptar que ha pasado, solucionarlo y seguir adelante.

Estamos gritando a los 4 vientos lo que nos ha pasado, lo malvados que han sido los demás con la putada que nos han hecho, lo mal que lo estamos pasando y el daño que estamos sufriendo. Queremos que se una gente a nuestra lucha contra el daño que estamos sufriendo, y cuantas más personas seamos, más daño haremos.

Más y más victimismo en vez de aceptar y tirar para adelante.

En vez de perdonar a la persona, que nos haría escaparnos de las emociones negativas que estamos sintiendo y que no son nada buenas para nuestra salud… Gritamos como los Hermanos Marx: “ Más madera”.

En vez de preguntar: ¿Por qué? ¿Qué ha pasado? Lo que queremos es Sangre, Ira y Lucha.

Creo que la misión que pensamos que tiene la venganza, es re-convertir a ese castigador, que se de cuenta de lo que ha hecho y que vuelva al buen cauce.

¿Y crees que si te vengas, volverá a la buena senda? Sabes que no, porque aunque así fuera, ¿Qué te puede aportar esa persona a partir de ahora?  ¡¡NADA!!.

Gastamos energía tontamente, que podría ser productiva en otras áreas. Pero lo que pasa, que eso de perdonar, eso no es “cool”, mola ver a la gente sufrir.

Perdonar, pensamos que es “bajarnos los pantalones”, que solamente lo hacen los “buenos cristianos” con eso de la otra mejilla.

Nos mola ser como el de la película “Al revés”, la IRA, cuando un imbécil nos da por detrás con el coche, o nuestro equipo ha perdido por 4 vez consecutiva. Se nos hincha la vena, como María Patiño, y no vemos contra quien ni contra qué nos estamos enfrentando.

En ese momento solamente pensamos en una cosa; VENGANZA.

venganzaNo promulgo que seamos unos buenos cristianos, ni unos locos como en “ Un día de furia”. No digo que pongamos la otra mejilla siempre que pase algo, porque acabaremos con una cara más roja y grande que un balón de baloncesto, pero tampoco, coger siempre una escopeta , cuando sintamos que nuestro orgullo ha sido dañado.

¿Qué hacer?

Cuenta hasta 10, o hasta 1.000. Pero algunas cosas en caliente, son mejor no hacerlas. Otras SI. Eso que tú piensas, pillín.

En caliente hacemos y decimos cosas, que no sentimos, solamente con la intención de JODER a la otra persona. Y PUNTO. Lo que sale por nuestra boca es rabia, querer hacer daño , querer sentirnos restituidos por el dolor sufrido… queremos estar por encima de la situación, de la persona….

En definitiva, somos unas victimas de nuestro EGO, y nunca llevara a nada bueno . Paremonos, y veamos por la ventana, QUÉ ha ocurrido, PORQUE ha pasado lo que ha pasado y COMO podemos seguir adelante.

¡¡Si, en esos momentos de calentón, no piensas con la cabeza, sino con otra cosa , seamos claros!!. Pero es mejor pasar del tema en cuestión, que no meterte en la boca del lobo sabiendo que el mordisco será peor, que aceptar el momento.

Todos hemos querido vengarnos en algún momento de nuestra vida por algún motivo. TODOS. ¿Pero que ganamos? Somos nosotros quienes más sufrimos, como he dicho anteriormente. Nuestra mente gasta en energía en algo que para la otra persona, quizá lo haya hecho sin ninguna intención. En algo que si lo vemos desde otra perspectiva, no valdría la pena ni dedicarle ni 4 segundos.

¿Qué hacer con esa energía?

.- VETE A CORRER

.- GRITA EN UN PARTIDO DE FUTBOL

.- VETE AL CONCIERTO DE TU GRUPO FAVORITO Y GRITA.

.- GRITA HACIENDO EL AMOR CON TU PAREJA

.- COGE UN SACO Y DALE GOLPES CON LA FOTO DE LA PERSONA EN CUESTIÓN.

Grita, haz lo que sea, pero da rienda suelta a ese energía en algo productivo, en algo que te satisfaga y te deje tranquilo, porque la venganza,  por mucho que pienses, solo produce inconvenientes a la larga en tu vida e indigestión.

¿Qué vas a hacer cuando tengas ganas de venganza en tu vida?

¿Nivel de Felicidad 100%?

La felicidad está en ti mismo. Si logras encontrarla, harás feliz a muchos más“.

FelicidadNos gusta mucho mirar las etiquetas, tocarlas..

Buscamos en las etiquetas, la procedencia de la carne, el precio de la ropa que buscamos, si el producto es Light o no, si no están dando garrafón con la copa que hemos pedido,… más y más etiquetas. Y luego nos gusta etiquetar a las personas, a las primeras de cambio, éste es feo.. Éste es gay, éste es un creído… éste es un incompetente… éste me pone…

Más y más etiquetas..

Y aquí es donde viene la incoherencia que he observado.

No nos gusta que nos etiqueten a la primera de cambio, porque ya creen que saben quiénes somos, solo por unas simples impresiones.

Nos quejamos, gritamos que no nos etiqueten, pero nosotros desde bien entrada en la “madurez”, buscamos una etiqueta con unas ansias increíbles.

¿Qué etiqueta buscamos imprimirnos en la piel?

SER 100% FELICES, como el algodón.

Desde pequeños nos hablan de la felicidad. “ Tú de mayor tienes que ser feliz.. Sólo quiero que mis hijos sean felices en lo que hagan… Sólo quiero hacerte feliz, ¿Quieres salir conmigo?…”. Y llegamos a la madurez y nos “atiborramos” a libros como “No dilates tu felicidad, como ser feliz y no mirar con quien, la felicidad está dentro de tu interior, la felicidad  y tú…” y cientos de títulos más…

Si triunfaran estos libros, de los cuales, reconozco que alguno que otro me he leído en mis principios, la sociedad, ¿NO SERÍA DIFERENTE?

Y como bien dice una persona de la que aprendo continuamente, “Estamos viviendo en una sociedad gris. La gente tiene cara triste por mucho que lean estos libros”.

Me gusta mucho relacionar la felicidad, con la libertad.

Buscamos la libertad desde pequeños. Queremos que nos dejen salir hasta más tarde, queremos irnos a hacer el Erasmus como nuestros amigos, queremos una moto como tiene el líder de nuestros amigos….

Y lo que en el fondo queremos, es progresar, tener la libertad que anhelamos, sentirnos dueños de nuestra vida.

Lo que queremos desde pequeños, hasta cuando nos vamos para allá arriba, es ser nosotros mismos. Sentir que somos nosotros mismos y no lo que dicen los demás que somos.

Tenemos siempre el afán de superarnos, de buscar el porque hemos venido aquí, el romper las cadenas de nuestros padres, de la sociedad, que nos digan que No podemos…. Buscamos constantemente algo mejor de lo que estamos viviendo en esos momentos.

Y eso, en la madurez se llama, FELICIDAD.

La libertad, la felicidad, nos impulsa a crecer, a superarnos, a conocernos de verdad.

Todos buscamos la libertad emocional, profesional, sentimental… Todos buscamos en algún momento de nuestras vidas, ser nosotros mismos.

Pero todos buscamos algo con unas ansias increíbles, que nosotros mismos, y los demás, nos ponen la pierna encima para que no levantemos cabeza.

¿O es que tú mismo no tienes miedo a ser feliz? ¿O es que tú mismo te auto-saboteas con tus pensamientos diciendo que será imposible conseguirlo? ¿O es qué tú mismo te da miedo hasta pensar que podrías conseguirlo?

Y ya no hablemos de la sociedad. Todos buscan la felicidad, pero todos intentan boicotear que los demás la consigan. Y si lo hacen, empieza el deporte nacional, la envidia.

¿Cómo lo intentan? Con cosas como: “Déjate de locuras, eso es imposible, déjate de tonterías, nunca podrás llegar a serlo, déjate de sueños imposibles, que estas muy bien cómo estás…¿Quién te ha metido esas ideas?.. No te llevarán a ningún lugar…”

Y mientras tanto VIVA cursos de felicidad, VIVA libros de la felicidad, y VIVA congresos de la felicidad…. ¿Para qué? ¿Para qué cuando salgamos pensemos que eso está muy bien pero que aunque queramos, no lo conseguiremos o es casi imposible?

Nos estamos auto-saboteando nosotros mismos, en algo que en el fondo, sabemos que queremos, que nos pertenece, nuestra felicidad, nuestra libertad.

Y además, para colmo, nos dicen que vivimos en una sociedad, en la que reina el libre albedrío, y sin embargo, por ejemplo,  para montar una empresa, hay leyes que ya nos están coartando nuestra libertad.

¿Me lo explican?

Pero lo que hace que tengamos una sociedad “gris”, es el discurso que tenemos que ser 100% felices. Tenemos que ser felices en todas las aéreas de nuestras vidas, que nosotros somos los creadores de nuestro destino y éxito, que nosotros podemos con todo, que todo está en nuestras manos…

Y eso es…… ¡¡MENTIRA!!.

¿Por qué? Porque no somos dueños de todo lo que pasa a nuestro alrededor, no podemos tener todo controlado… y como siempre pasa, siempre viene alguien a “última hora” y nos jode todo. O la vida misma, cuando pensábamos que íbamos a conseguir nuestra felicidad, nuestra libertad.

felicidad¿Y qué hacemos? Tirar la toalla para siempre. Aunque vamos a “eventos” de felicidad, adquirimos libros y de vez en cuando, soñamos con esas ilusiones que se han esfumado… lo único que pensamos que “MEJOR SEGUIR LA CORRIENTE PORQUE ESO DE LA FELICIDAD, NO EXISTE”.

Esos dogmas de fe, que tenemos que ser 100% felices y que sino nuestra vida, es una mierda, esta provocando eso, vidas de desilusión, desmotivación y grises.

Buscamos la felicidad, la libertad, nuestra esencia, en todos los ámbitos de la vida, en el amor, trabajo, amistades…y cuando no la encontramos, a las primeras de cambio, pensamos que ya será algo imposible, decir eso que somos REALMENTE FELICES.

Si realmente queremos ser felices al 100%, o nos volvemos budistas, o dejémonos de tonterías,  porque según lo que nos dictaminan los gurús de la felicidad o la sociedad, es imposible.

Nosotros mismos, porque nos dejamos y los demás, nos desenfocamos de lo que es la verdadera felicidad.

¿Y qué es la Felicidad?

1.- Olvídate de la definición de felicidad que tienes, porque ya en sí misma, no contiene nada de la misma. Deja de intentarlo una y otra vez, porque tú mismo sabes que no da resultados. Y recuerda, la felicidad, no es un concepto que tienes que conseguir, es un estado.

2.- Mírate al espejo. Esa persona que crees que no es feliz, ya lo es. ¿Desde cuándo? Desde que eras pequeño, cuando no te importaban las circunstancias, los dimes y diretes, solo te impulsaba una cosa, tu pasión por vivir… Ya eras feliz… ¿Pero qué ha pasado hasta ahora? ¿Por qué no lo eres?

3.- Nos han enseñado que esas ideas, conceptos nos harán felices. Pero no nos han enseñado a no apegarnos a las mismas, porque cuando pensamos que alguien nos hará felices, también viene a la mente, que nos hará sufrir si la perdemos. Queremos ser felices pero a la vez tenemos miedo a perder esa felicidad.

Nada ni nadie puede ser motivo de nuestra felicidad. Tú ya eres feliz dentro de ti.

4.- Nunca serás 100% feliz, porque cuanto más tienes, más querrás. Al menos si sigues este modelo que nos han impuesto..

Dejemos de acaparar cosas y luego preguntarnos si somos felices, porque estamos equivocados así. Primero sintamos la felicidad dentro de nosotros y el resto viene por añadidura.

LA FELICIDAD ES LA VIDA, NO EN LA FORMA EN LA QUE OCURRE LA MISMA. LA FELICIDAD NO ES UNA SENSACIÓN, ES SABER QUE EXISTES.

Ser feliz no es difícil, solamente tienes que ser consciente de ti mismo. Del mayor regalo que tenemos, el presente, tu presente, eso es la felicidad.

¿Estás dispuesto asumir que ya eres feliz?

¡¡Ya no creo en lo Imposible!!

El que lucha contra nosotros nos refuerza los nervios y perfecciona nuestra habilidad” decía E.Burke

Spartan Race BarcelonaLo que nunca querías que llegara y lo que siempre habías deseado, confluyen en un mismo día. Tu reto, tu sueño.

Has estado meses, preparándote. Cayéndote, dudando, esforzándote, sudando, tachando del calendario los días que te faltaban hasta llegar a él.. Pero el miedo te dice, como buen amigo, que no llegaras, porque dudas de ti, que será mejor que te retires antes que los demás se rían de ti cuando sepan que no lo has conseguido.

Le das las gracias al miedo, pero sabes que es lo que quieres hacer, para lo que te has preparado.

Llegaras o no, pero hoy es el momento, de ponerte a prueba.

Tiempo atrás habías sido una persona que tenías miedos y muchas oportunidades habían escapado de tus manos, por él. Pero has decidido que basta ya, que no eres así, que das el paso adelante.

Pase lo que pase, vas a hacer todo lo posible para llegar a la meta. Que para eso te ha costado mucho esfuerzo.

Ya en la salida, tienes el primer obstáculo. “¿Por qué no será todo tan fácil? Anda retírate que aún estás a tiempo.. Esto es más duro de lo que habías imaginado..” Son algunos de los pensamientos que surgen por tu cabeza.

Pero como en todo, una decima de segundo determina el éxito o el fracaso en tu vida. Arriba y empieza el espectáculo, empieza tu sueño.

El pistoletazo de salida, desata las emociones. Ahora si que si, el sueño se estaba haciendo realidad.

Con cada zancada, con cada respiración, te sientes único, diferente. Pero es muy delgada la línea entre la humildad y el ego. Y como bien hace la vida, te pone pruebas, para que sigas con los pies en el suelo o te des la “leche” que te mereces.

Llegan las primeras caídas. La ilusión que te embargaba, ha desaparecido.Te preguntas ¿Por qué estás haciendo lo que estás haciendo?.  Quieres tirar la toalla, a las primeras de cambio. No te sientes un raro si lo haces, mucha gente lo está haciendo. Pero eso lo has hecho siempre, tirar la toalla a la 1 caída. Y como te he dicho anteriormente, la vida cambia es una decima de segundo, que es cuando dices, “Adelante”.

Te limpias el barro que tienes por todo el cuerpo y sigues.

Acabaras agradeciendo la caída, aunque en esos momentos, es más bien al revés. Te ha hecho darte cuenta, que el camino será largo y que no puedes ir ya sintiendo la meta, cuando aún no has superado ni el 10% del camino.

Tu sueño de acabar el reto con fuerzas, con energía, se está yendo al garete. Las condiciones se están poniendo cada vez más duras. No esperabas que fuera así, no esperabas que fuera tan difícil.

Pero esta sociedad, nos ha inculcado, que lo que “mola” es el éxito rápido, a través de un amigo político, saliendo en Gran Hermano, o dando un braguetazo. Es un éxito rápido pero efímero.

Y si quieres llegar a la meta, tendrás que basarte en el esfuerzo, la confianza en ti y en tu poder mental.

Otra cosa de la que nos han enseñado desde pequeños, es que llegamos al éxito a través del esfuerzo que hacemos para conseguir títulos formativos. Llegaremos a algo en la vida, si nos “matamos” los cascos estudiando, si hacemos los mejores trabajos, si vamos a las mejores universidades. Gracias a dios, eso está cambiando.

Estamos en un mundo empresarial, personal, en el que triunfa, es el que tiene “una inteligencia emocional” mucho más desarrollada que quizá la física, o la académica. Por el camino veías personas, con una fuerza física mucho más desarrollada que la de uno, que se desfondaban con situaciones que por tu ímpetu, confianza, hacia que subieras con una agilidad que ni te imaginabas, a pesar de tus escasas fuerzas.

No importa los títulos que tengas, o el diámetro de tu brazos, sino el que quiere, puede. La ilusión, la motivación, es la gasolina que necesita tu cerebro para conseguir lo que te hayas propuesto.

El camino seguía poniéndose difícil. Esto no iba a ser nada fácil. Aunque el miedo, y las ganas de tirar la toalla, aparecían, el motivo porque lo estaba haciendo, ganaba la partida de calle.

En los momentos de duda, siempre preguntante PORQUÉ estás haciendo lo que estás haciendo. PORQUE empezaste a hacerlo y PORQUE quieres llegar a la meta. Y aunque no tengas fuerzas, ese motivo, te las dará. Será el mejor “Red Bull” que te puedas tomar.

El motivo porque lo estaba haciendo, era una confirmación más de un proceso que comenzó un día de Mayo de hace casi 5 años.

Las fuerzas escaseaban y todo en la vida no puedes hacerlo solo. Donde falla uno, los demás pueden echarte una mano.  Tener un equipo donde apoyarte, en todo momento, es algo esencial e imprescindible.

El camino acompañado, te hace ver cosas que tú solo no podrías. Te hace animarse unos a otros, cuando las fuerzas fallan. Te hacen recordar porque estás haciendo lo que estás haciendo, gracias a los alientos de tus compañeros. Te hace recargar fuerzas en momentos en los que el nivel de energía está bajo cero y las dudas están empezando a ganar la batalla.

Desde aquí, Ángel, Manolo y Félix. GRACIAS. Sé que sin vosotros, hubieran sido más los momentos de mandarlo todo por los aires, que seguir hacia adelante.

Spartan Race BarcelonaTodo en la vida, hazlo en equipo y sobre todo rodéate de personas mejores que tú. Te harán mucho más grande de lo que piensas que eres.

Nos da miedo tener a nuestro lado mentores, equipo, porque somos tan “chulos” que pensamos que lo haremos solos todos, que no queremos nadie nos copie, se nos suba a la chepa.

Que ilusos somos, cuanto más seamos, más aprenderemos y más veremos detalles, que nos impulsaran mucho más rápido a la cima soñada.

El camino se hacía interminable. Parecías un niño pequeño preguntando a tus padres: ¿Cuándo llegamos?.. Y sin darte cuenta, ibas pasando poco a poco, todos los obstáculos que el recorrido te ponía por delante.

Estabas superando paso a paso, la carrera más importante de tu vida. Estaba sustituyendo por fin en tu vida, los “no puedo, eso es imposible”, por los “voy a hacer cueste lo que cueste y se que lo voy a conseguir”.

Ese cambio de vocabulario, produce un cambio espectacular en toda persona.

Lo que al principio parecía imposible, con el devenir del tiempo, se estaba haciendo realidad. Estas a punto de terminarla.

La emoción recorría mi cara. Lo que tanto me había costado, estaba a punto de hacerse realidad.

Pero faltaba la última prueba. No iba a superarla, es lo único que me decía cada vez que la veía más cerca de mí.

Estaba delante de ella, era mi turno.

Al igual que cuando estaba en el suelo, fue una decima de segundo la que determinó que siguiera hacia adelante, esa decima me dijo, “Hazlo como te han dicho que lo hagas, y arriba”. Y arriba, así fue. No me lo creía. La montaña más peligrosa a lo lejos se había convertido en lo más fácil de todo el camino.

Abajo esperaba el equipo para entrar juntos en la meta. No tenía palabras. El fuego me separaba de mi gloria, de mi entrada a las Termopilas.

Llegamos, abrazados, emocionados. Lo habíamos conseguido.

El barro, el agua, los cables, las cuerdas, no habían podido con nosotros. Estábamos en Esparta.

Los sueños se hacen realidad y tu profesión es ir hacia ellos.

¿Qué necesitas como equipaje para emprender tu camino?

.- Un PORQUE consistente. Sin él, a la primera de cambio, te irás al barro para no levantarte.

.- Confianza en uno mismo, pero no desmesurada. Porque si es así, a la primera caída, querrás tirar la toalla y llorar como un niño que se ha caído de la bici.

.- Un equipo mejor que tú. Aprende de ellos. Escúchalos en todo momento. Tienen más experiencia que tú. Seguro, que aprenderás cosas que tú no sabías.

.- Aunque creas que es imposible, cuando no tienes fuerzas, más vale dar pasos pequeños, que intentar seguir un ritmo frenético. Solo se hace camino, al andar, no corriendo como pollo sin cabeza.

.- Háblate a ti mismo siempre con motivación. Anímate aunque las circunstancias no sean muy halagüeñas.

Llegar a tu Esparta es posible. Vivir en ella, como así deseas, es factible. Todo depende de lo que lleves durante tu viaje y como lo hayas planificado.

Ya no me gusta la palabra imposible, porque ya no creo en ella. Ahora sólo creo en una palabra; poder. Me alienta y motiva mucho más. ¿Y a ti?

¿Qué quieres conseguir y piensas que es imposible? ¿Por qué? ¿Qué cara pones cuando sueñas con ello? ¿Nos ponemos en marcha? Si yo llegué a Spartan Race Barcelona y lo conseguí, tú también puedes conseguir todo lo que te propongas.

El Manifiesto Canalla

Los desposeídos tienen un mundo que ganar

Vemos en la televisión, que todo el mundo escribe manifiestos.

Manifiesto canallaManifiesto por una cultura más abierta, por una Sanidad pública, por una educación universal… ¿Pero dónde hay un manifiesto donde se promulgue, lo que a mí me motiva de verdad?

Pues AQUÍ está ya.

Un manifiesto en el que se reivindica lo que nos gusta, lo que nos motiva, lo que somos y deseamos en la vida.  Un manifiesto para las próxima generaciones en las que se promueve el “Canallismo”,  el cual dice que haz lo que te motive, si quieres conseguir algo en la vida, porque si no lo haces, solo obtendrás lo mismo que los demás, una vida de rutina, infelicidad y frustración.

Así que aquí va el manifiesto sobre lo que nos motiva a todos los “Enfant Terribles” del mundo.

Los canallas nos enfrentamos a la vida en el PRESENTE. Es que no hay otro tiempo verbal para hacerlo. No existe el pasado ni existe el futuro pluscuamperfecto del verbo vivir para un canalla.

Simplemente existe el verbo en su forma presente. Porque es lo único que tenemos en esta vida. Esta muy bien eso de la visualización y demás, los canallas lo hacemos, pero ante todo tenemos los pies en el suelo, porque solamente existe el presente. No se puede vivir en los mundos de “Yuppi” ni tampoco deseando tiempos pasados, que ya no volverán.

Los canallas nos enfrentamos a la búsqueda de lo que nos motiva de verdad, desde el ahora, desde el verbo en presente. Y con el poder de que somos nosotros mismos, los ÚNICOS, que tenemos la responsabilidad de encontrar eso que nos ponga solamente de pensarlo.

No puedes, ni debes dar el poder a otros de que lo busquen por ti, porque lo que harán a su antojo, no al tuyo. Por mucho que digan que lo hacen por tu bien, lo hacen por el suyo, que te quede claro.

Tú eres el único responsable de tu vida, de tu motivación, de las ganas que tengas de levantarte todas las mañanas, aunque llueva.

TU MOTIVACIÓN DEPENDE DE TI, DE NADIE MÁS.

Un canalla motivado, vence sus miedos cada vez que se los encuentra por el camino. Se que te estarás preguntando el cómo, como se hace eso que todos hemos soñado. Teniendo un PORQUE en su vida, teniendo “ese” algo que les pone aún solamente pensándolo.

Un canalla motivado, está obsesionado como un adolescente con ese primer amor que está viviendo. Y como ese enamorado joven, se enfrenta a lo que haga falta todo por su amada. Se enfrenta a molinos de viento, como Don Quijote, que en realidad son circunstancias que no le dejan acercarse a su “amada”. Se enfrenta a “piedras” que son dudas, que le hacen ponerse a prueba para ver si de verdad, lo que siente por su amada es así o no.

Un canalla motivado, vence a cualquier miedo que se le pueda cruzar, por muy grande que parezca, porque está motivado y nadie le va a parar.

Y mientras va caminando por su motivación, avanza con la cabeza al frente, con ilusión, con una sonrisa, deseando que le vengan más miedos a su camino para hacerles frente. Un motivado canalla, pisa con fuerza por los caminos de arena movedizas en los que se mueve. Sino fuera así, ya estaría hundiéndose en ellos y pidiendo ayuda. Preguntándose porqué había hecho lo que había hecho, estando tan bien como estaba en su mesa tranquilo.

Confía en él, en el porque está en el camino que esta, en sus capacidades y en las que no conoces, le serán enseñadas por el camino. Su obsesión, su confianza en su motivación, hacen que anden en las aguas más turbulentas, y siempre sacando aprendizajes de las mismas.

Y por el camino, aunque se enfrenten a los peores monstruos , pisen las arenas más profundas y movedizas de las que jamás pensaban que iban a pisar, hacen el camino de forma alegre y dándole gracias a cada uno de los momentos.

Alegría porque es su motivación lo que están viviendo. No saben qué pasará, si llegaran, se quedaran por el camino, pero una cosa si saben, que están siendo ellos mismos, que están felices, alegres, porque saben que es vivir, y no sobrevivir, como siempre han hecho.

Y dan GRACIAS, porque pensaban que nunca lo podrían hacer. Se aprende mucho más dando un paso adelante, que quejándote desde el sofá de tu casa con el mando en la televisión. Gracias por se dan cuenta que pueden si ellos quieren de verdad. Que como bien dice Santiago Álvarez de Mon, con ganas, siempre acabas ganando. ¿El qué? El ser uno mismo, ante todo.

Estar motivado, estar “cachondo” pensando en tu motivación, en tu meta, en tu propósito, es recuperar tu integridad. Es eso que has perdido cuando decidiste que eran los demás, la sociedad, la educación, tus padres, tus amigos, tu novia, quienes tenían que decidir por ti, lo que tenías o no tenías que hacer en esta vida.

Has recuperado tu esencia, motivado canalla. Has recuperado quien eres tú, tu ser. Esa persona que de pequeño, soñaba con hacer cosas grandes en la vida, y que con el paso del tiempo, fuiste enterrando, poniendo encima mascaras, creencias, miedos y demás excusas.

Eres un ser único, especial, eres la caña. Y durante todo este tiempo, tenías miedo a mostrar tus sueños, por el qué dirán ,vergüenzas y demás excusas, que por ahora no vamos a hablar de ellas y no has dejado que salieran al exterior, por miedo.

Hemos venido a este mundo a dejar nuestra esencia, a ser íntegros, con nuestros talentos , corazón y razón, y por miedo, los callamos.

Basta Ya, motívate, EXPRESATE DE VERDAD y romperás esas cadenas.

Manifiesto CanallaCuando estés pisando con firmeza, muestres tu grandeza con cada paso hacia adelante, los demás verán lo grande que eres. Por desgracia, pensamos que nosotros no podemos ser iguales que esa persona, que estamos admirando, pero solamente nos distingue una cosa a unos de otros, LA MOTIVACIÓN.

Pensamos que no podremos conseguir ser como esa persona, pensamos que es algo imposible, pensamos y pensamos, pero no nos ponemos en acción para aprender qué ha hecho y cómo lo ha hecho. Y lo peor de todo, que es algo muy simple, como conocer y mantener nuestra MOTIVACIÓN, los que nos hace levantarnos todos los días.

Un canalla motivado, es un ejemplo de grandeza, de la grandeza que tenemos todos dentro de nosotros, pero por cualquier excusa barata, no la demostramos. Un ejemplo de que otro mundo es posible, simplemente cambiando nuestra actitud, nuestra motivación ante la vida.

Cuando estas motivado, la actitud ante y por la vida, se transforma. Antes la veías con miedo, sin ganas, sin ilusión. Pensabas que ya nada era posible, que jamás conseguirías nada, que había que tirar la toalla y desechar todos los sueños, porque por donde habías nacido, la familia que tenías, las circunstancias que tenías, o las excusas que te inventabas. Ahora, motivado, te sientes el hombre más grande del mundo, te sientes tú.

Estar motivado, canalla, es recuperar el tiempo que has perdido a través de las excusas que te habías dado y que sobre todo te habías creído. Estar motivado, es saber que en cualquier momento la vida puede dar un cambio hacia donde tú deseabas, y que cada segundo que inviertes, lo estas recuperando a través de formación, aprendizajes, confianza y autoestima en uno mismo y en la vida.

Al recuperar el tiempo perdido, el tiempo presente se ralentiza. Cada segundo parece una hora de aprendizaje. El mundo va a cámara lenta, para que te des cuenta de que lo que tienes que aprender, de lo que tienes que obviar, y hacia donde tienes que encaminarte.

El tiempo motivado, va lento para que lo exprimas , para que lo vivas, para lo que disfrutes, para que te des cuenta, que tú eres dueño de tu tiempo, de tu vida, y que solamente tú eres el dueño de tu motivación.

Canalla, ¿A qué esperas? La motivación te está esperando. A por ella.

Descubierta la ecuación del Éxito.

La mejor manera de predecir el futuro, es crearlo” decía Peter Drucker.

ExitoMe gusta conocer gente, y es uno de los regalos de mi pasión. Conocer gente allá donde vayas, escucharlos, ver sus reacciones en vivo tras dar una conferencia, sus sueños, sus miedos…

Que gente haga cientos de kilómetros, para ir a verte a una conferencia, te mande mensajes desde ciudades que no has visitado, y que te digan que les ayudas en su día a día. Solo puedo decir desde aquí a todos y a cada uno de vosotros, GRACIAS.

Me gusta conocer gente, pienso que de todo el mundo se puede aprender una cosa diferente. Pero últimamente, me he dado cuenta, que las personas que he ido conociendo, tenían una cosa en común, EL AFAN POR EL ÉXITO.

Todos queremos el éxito de una u otra manera. Seamos claros y yo el primero, para que mentir.   Pero nos distingue a unos de otros, el concepto que tenemos de éxito, ya no el sector dónde lo queremos conseguir.

Mucha gente me ha pedido que escribiera un post, sobre la ecuación del éxito. El cómo se llega al éxito, lo que he aprendido de todas las entrevistas que he realizado, y las experiencias vividas.

Aquí está, pero al final de todo, pondré la última función, para que la ecuación del éxito, se desvele por completo ante ti.  Es el ingrediente secreto que todos buscan y que por fin se ha desvelado. Este último, es el quedará consistencia a todo, sin él, todo se irá al traste, pero es el último.

¿Quieres conocer el proceso hasta la meta, llamada éxito?. Apunta.

El camino empieza indagando en tu interior. En tu interior está todo, ahí es donde empieza el camino. El conocerse a uno mismo de verdad, aceptar sus miedos, sus creencias que te decían que podías y que no podías. Si no sabes de verdad, quien eres, muy difícil irás hacia algún lado en concreto, porque dejarás que los demás te lleven a donde ellos  quieren. Y tu éxito, no es el éxito que ellos quieren para ti.

Todos queremos muchas cosas. Pero el éxito, solamente tiene una palabra. Y para ello tienes que DECIDIR QUE ES LO QUE QUIERES. Con palabras. Escrito con todas las letras que componga tu meta, tu sueño.  Allá donde puedas verlo, tienes que tenerlo presente. Allá donde abras tus ojos, tienes que ver tu sueño, expuesto. Tienes que saber todas las mañana, y cuando vayas a dormir, el PARA QUÉ  te has levantado, el PARA QUÉ ha sido este día.

Tenemos un sueño que queremos cumplir, TODOS TENEMOS UNO. Pero nos da miedo. Vamos por la vida, CON EL FRENO DE MANO PUESTO. Estamos en una cuesta abajo, abajo vemos nuestro sueño, pero nos da miedo dar el paso y vivir la velocidad del descenso hacia la meta. Nos da miedo algo que tendría que ser esencial en nuestras vidas, SER RESPONSABLE DE LAS MISMAS.

Ser responsable de tu vida, es aceptar que sólo tú eres el responsable de tu futuro. Que con tus decisiones creas la vida que estás viviendo. Que ni el Gobierno, ni tu familia, ni tu pareja es el responsable de lo que te esté sucediendo. SÓLO TÚ. Y cuando eres el dueño de tu vida, de tus pensamientos, empiezas a creer que otra vida es posible, EMPIEZAS A CREER EN TI.

Empiezas a creer en ti, en saber que todo lo que te propongas, puede ser posible, pero solo lo sabrás si das un paso adelante. La vida es cambio, y nos da miedo. No sabes que va a pasar con el siguiente paso, pero sabes que tienes que hacerlo. Estás ACEPTANDO EL CAMBIO. O te adaptas al cambio, o él, te barrera. Tú decides.

Y el cambio te hace darte de muchas cosas, que puedes hacer muchas más cosas de las que te imaginas, que tienes talentos “dormidos” con los que disfrutas , pero sobre todo te das cuenta, que en la vida, solamente tenemos una cosa, que la desaprovechamos. La vida es EL AQUÍ Y EL AHORA. Hace 1 segundo ya es pasado, y por delante tienes millones de segundos, para crear, ir hacia dónde has querido, a tu éxito.

Tu futuro, siempre está en el HOY.

Y las personas de éxito, CREEN QUE ES POSIBLE. Muchos les dirán que son unos locos, por bajar esa rampa, que es muy peligrosa, que la caída puede ser muy importante. Pero ellos confían en si mismos, sienten que pueden hacerlo. Se VISUALIZAN COMO SI hubieran alcanzado la meta ya . Una meta, que les entusiasma, que les motiva todos los días levantarse de la cama, a pesar que las circunstancias exteriores sea lo más desfavorables que te puedas imaginar.

SIENTEN MIEDO, PERO AÚN ASÍ, LO HACEN. Ante la novedad, ante los posibles riesgos, las consecuencias, el no saber qué hay detrás de esa rampa, el miedo se nos apodera. No son unos locos, desarmados que se lanzan al vacio sin red. Todos tienen miedo, pero sienten que tienen que hacerlo. No saben a donde les llevará la vida, si a esa meta, a otra mejor o quién sabe. Pero si saben que tienen que hacerlo, porque sobre todo no quieren pegarse toda la vida, preguntándose qué hubiera pasado si no lo hubiera intentando.

La gente de éxito, se unen a personas que tienen un característica en común, por sus venas corre ENTUSIASMO Y PASION por lo que están haciendo. Ellos no tienen horarios, hacen y hacen, con pasión y entusiasmados por los pequeños pasos que dan hacia su meta.

El comienzo del viaje, muchas personas le han dicho que NO. Que no lo intenten, que es imposible. Y por muy duro que parezca, las han dejado de lado. El resto de la sociedad, es del “club de los pesimistas”. Pesimismo ante el exterior, desconfianza en si mismos, dejándose limitar por ellos mismos.

La gente de éxito, dice NO al “Club de los pesimistas” en su vida. No quieren integrarlo.

Los pesimistas, son personas que piensan que ya está todo estudiado, leído tras salir de la universidad o de sus estudios. El éxito requiere siempre, constancia y sobre todo un COMPROMISO CONSIGO MISMO Y CON LA MEJORA CONSTANTE.

exitoAprenden más, para ganar más. Aprenden más para superar más limites, aprenden más para superarse a si mismos, aprenden más para ayudar a más gente a través de su talento.

Ese compromiso consigo mismo, les lleva a que su palabra, la llevan hasta el final. Si ellos se han comprometido con algo, lo harán, sea como sea. Si ellos han dado su palabra, la cumplirán. Son personas FIELES A SUS PALABRAS.

Ese compromiso con ellos mismos, les hace ser PERSISTENTES. Todos queremos el éxito, pero si nos viene a la puerta de casa mejor. No tienen horarios, no tienen sueño, solo una obsesión, su meta , su sueño, su concepto de éxito. Persisten y persisten hasta conseguirlo. Esa persistencia les hace tener solamente una cosa en la mente, EL FOCO que les hace levantarse todas las mañanas. Tienen su mente ENFOCADA en su meta, en su premio.

¿Y cómo llegan al éxito? Excediendo las expectativas que tienen los demás sobre ellos. Todos esperamos lo mejor, queremos los mejores productos, las mejores empresas.  Hacemos lo que pensamos que será espectacular. Pero ¿Qué les hace diferentes respecto a los demás? Ellos han hecho un 1% de más respecto a lo que esperaba la gente. Ese 1% marca la diferencia. Siempre intentan SUPERAR LAS EXPECTATIVAS QUE TIENE LA GENTE SOBRE ELLOS.

Perdón, ¿Estabas escribiendo las características? Romper el papel. ¡¡NO SIRVEN PARA NADA!!

¿Queréis el éxito de verdad? SEGUIR A VUESTRO CORAZON.  

Llevo ya casi 4 años haciéndolo. Aunque en el tema del amor no  acierta mucho que digamos, en el profesional y en el personal, SI.

Nuestro corazón es mucho más fuerte de lo que nosotros nos imaginamos. Pensamos que mejor no volverle hacer caso, que mejor no caer, que mejor no sufrir, que los sueños, son eso, sueños. Que las locuras, son eso, locuras.

Un día, hice caso a mi corazón y empecé a ser yo. Ese es el mayor éxito que una persona puede tener, seguir lo que dicta tu corazón. Él te llevará a tu lugar, ese lugar que corresponde a la misión que has venido a hacer a este mundo. Unos serán panaderos, otros dependientes, otros comerciales u otros en el departamento de Recursos humanos de una empresa.

Pero todos tendrán una cosa en común, SERÁN FELICES HACIENDO LO QUE ESTÁN HACIENDO.

Ese es el mayor éxito que una persona puede vivir en este mundo, SENTIRSE FELICES HACIENDO LO QUE HACEN.

Las personas de éxito  te hablan con el corazón, no con un método.

¿Qué tipo de éxito quieres tú? ¿El del éxito, las casas, la fama? ¿O el de ser feliz haciendo lo que siempre te ha gustado?.