¡¡Toda la verdad y nada más que la verdad..!!

“Quien huye de la verdad, acaba tropezando con ella”.

Hace unos días tuve el placer de hablar dentro de la “Chocolate Rojo Week” con el referente internacional en Marca Personal, Ecequiel Barricart.

Una conversación de 1 hora que se podría resumir de una manera concreta: “Antes que el amor, viene la verdad”.

Estamos en una sociedad y más con lo que estamos pasando en estos momentos, no paramos hablar del amor.

Y del amor en todos sus aspectos. Tenemos que amarnos más a nosotros mismos, tenemos que amar a los demás, tenemos que amar de verdad a nuestras parejas familiares. Tenemos que amar más al planeta tierra, tenemos que amarnos más los unos a los otros,…

Mucho amor y luego, ¿QUÉ?

Seguiremos cagandonos en nuestros jefes, seguiremos pegando a los enfermeros que meses antes nos salvaron y poniéndole los cuernos a nuestra pareja, pero mientras tanto hablaremos del poder transformador del amor y de la importancia de amarnos todos.

¡¡DEJÉMOS DE SER TAN HIPOCRITAS, POR FAVOR!!:

Puedes creer que es amor, pero no ser un amor de verdad. Puedes creer que te amas con locura y no conocerte de verdad. Puedes creer que amas con locura y la verdad es que necesitas salir de esa relación. Puedes creer que porque pongas un tweet con muchos “Me gusta”, ya te ama toda tu comunidad. Cuando todas estas situaciones, pueden ser no verdad.

No necesitamos héroes con alas que nos den amor y gracias a eso todo nos vaya a ir ya la vida de color de rosa. Necesitamos y queremos , LA VERDAD.

Verdad en nuestras relaciones, verdad en nuestras conversaciones, en nuestro ambiente de trabajo, en lo que nos expresan los demás. Pero principalmente la verdad con nosotros mismos. Y eso es algo que nos gusta menos , que la verdura a los niños.

Antes que el amor en todas sus facetas, tiene que haber VERDAD.

Verdad con uno mismo. No decir una cosa y hacer otra cosa totalmente. No criticar a una persona y al dia siguiente hacerte una foto con ella y subirla a redes sociales.

La verdad con uno mismo es coherencia con tus actos, es aceptarse a uno mismo, con sus defectos y sus virtudes, es ser transparente con uno mismo.

Y si te haces amigo de la verdad, la expresas hacia los demás, porque es algo inherente en ti.

Dices la verdad de tus sentimientos. Transmites tus discrepancias aunque puedan suponerte quebraderos de cabeza. Te enfocas en lo que quieres de verdad, no en lo que no quieres. La gente sabe quien eres cuando te ven y cómo puedes responder, porque saben que eres de verdad.

Y cuando tú eres de verdad, amas de verdad. Te das a los demás desde tu máxima esencia, sin tapujos, sin miedos. Amas lo que estás haciendo de verdad y sabes que cada momento, es el momento del que hay que aprender, disfrutar y experimentar.

Siempre he sido muy criticado, porque antes de todo método “express” para conseguir el éxito, para conseguir el éxito, sin verdad , no hay nada.

Nos encanta gastarnos el dinero, que no es lo mismo que invertirlo, en cursos que nos van a llevar al éxito de forma más rápida que los cohetes de Elon Musk a Marte. Creemos que copiando lo que hacen los demás, seremos iguales que ellos e incluso hasta mejores.

Quizá consigas algo de repercusión, quizá consigas hacer algún evento o te hagan una entrevista. ¿PERO ME PUEDES DECIR DÓNDE ESTÁ TU VERDAD?

En ningún lado.

Irás de moda en moda, intentando ser mejor que tu vecino o tu cuñado. Haciéndoles ver que estas haciendo cosas “cool”, que eres rompedor, famoso, conocido.

¿Pero me puedes responder a esta pregunta: DÓNDE ESTÁ TU VERDAD?

En ningún lado.

Queremos la verdad en nuestras relaciones personales, en nuestras relaciones profesionales, pero ni nosotros mismos, sabemos quienes somos de verdad, ni mucho menos que es la verdad.

Pero eso sí, se nos llena la boca hablando de amor, que ni te cuento. Gente que te dice que habla a otra gente en redes sociales que ni siquiera se ha tomado un café con ella o si la conocieran, dejaría de amarla con tanta énfasis. Gente que se ama con locura nada más verse y a la primera “bofetada de realidad” se da cuenta que el cuento de Disney se ha convertido en pesadilla.

Nunca amaremos a nadie , nunca nos amaremos a nosotros mismos, SIN HABER CONOCIDO ANTES NUESTRA VERDAD.

Vamos a hacer un ejercicio rápido e indoloro. Recuerda a todas las personas que están o han pasado por tu vida. ¿Quienes han causado cualquier tipo de impacto en vuestra vida?

Tanto los que han sido una experiencia negativa, porque siempre ha habido una mentira en la relación. Así como esas personas que se muestran de verdad contigo, sin tapujos, sin miedos.

Cuando amas a una persona o eres una persona de verdad y te encuentras una persona de verdad, respetas inmediatamente sus diferencias contigo, porque sabes que la verdad no es absoluta, que hay tantas cono seres humanos hay en el mundo.

Cuando te encuentras a una persona de verdad, sabes que te encuentras con la humildad. Porque sabe que todo es efímero y que lo único que hay es el presente. Que tiene talentos y debilidades, pero que siempre es él.

Cuando hay amor autentico, sabes que es un amor de verdad. Transparente, sin mentiras , sin intereses ocultos, sin envidias, tanto si es un amor de pareja como si es un amor de amistad. Solo quieres los mejor para la otra persona y que cada momento juntos sea único.

Tu verdad tiene que estar basada en tus valores. Bases que por nada del mundo vas a dejar que se tambaleen. Bases que fundamentan tu personalidad. Pero siempre sabiendo que no siempre tendrás la verdad en tu poder.

Toda marca que deja un impacto en tu corazón, es una acción hecha desde la verdad, sin mentiras. Toda persona que provoca una transformación , la hace desde su verdad y con ella genera amor en quien la recibe. Pero amor verdadero, no del “por interés, te quiero Andrés”.

¿Cuántas personas, cuántas marcas cambiarían su rumbo, su felicidad si realmente fueran de verdad?

¡¡MILLONES!!

En mi diccionario la Verdad va antes que el Amor, ¿Y en el tuyo?

¿Hay que trabajar en tus debilidades hasta convertirlas en tus fortalezas?

“La fuerza no consiste en ganar. La fuerza consiste en elegir las batallas y decidir no rendirte”.

¿Por qué hay mensajes que dicen que cosas como: ” Trabaja en tus debilidades hasta que se conviertan en tus fortalezas”?

¿Por qué hay que centrarse en lo que sabes que te produce frustración y desmotivación? ¿Y qué hacemos con los talentos que ya conocemos? ¿Los olvidamos?

NO LO ENTIENDO.  Y cada vez veo más redes sociales con mensajes de ese estilo.

Nos pegamos toda la vida focalizándonos en lo negativo que nos rodea. Nos fijamos antes en lo que no queremos que nos pase. Nos fijamos antes en lo que nos han dicho que no deberíamos hacer si queremos ser buenos ciudadanos. Nos fijamos antes en lo negativo que en lo positivo..

¿Y ahora nos tenemos que enfrentar a nuestras debilidades para convertirlas en nuestras fortalezas?

NO. Y si lo conseguimos, va a ser un proceso muy duro y difícil.

¿Por qué?

Porqué el primer paso que tienes que dar en hacer un viaje interior que te vaya a llevar a mostrar tu vulnerabilidad. Y eso no mola nada.

Descubrir tus debilidades, descubrir tus vergüenzas ante ti y luego ante los demás, es algo a lo que hay que tener mucho valor.  Y solamente vas a hacer dicho viaje cuando la situación lo requiera, como lo que estamos viviendo en estos momentos, que o cambiamos o nos devoran los cambios. Porque mientras tanto por mucho que sepamos que deberíamos cambiar, que deberíamos hacer cosas diferentes a las que habitualmente hacíamos, nos puede más el miedo, la vagancia y el que podrían decir, que el dar un paso adelante.

Por lo tanto, tienes que dar un paso adelante, algo que no has hecho antes.

Luego tienes que mostrar tu vulnerabilidad. Mostrarte ante ti y ante los demás, expresando algo que aunque sabías no querías ponerle palabras y mucho menos que los demás supieran

Además del paso adelante, le sumamos la vergüenza que pasamos al sacar a la luz nuestras vergüenzas y que los demás vean que no somos tan fuertes como decíamos o hacíamos creer.

¿Seguimos?

Y si es algo que nos hace sentirnos débiles, ¿Vamos a dejar que los demás lo sepan? Nos callamos. Somos seres que nos comparamos los tamaños de todo con los demás, ¿Vamos a decir que somos débiles en algunos aspectos?

Pues NO, por desgracia. Como consecuencia tienes personas que ocultan sus sentimientos porque piensan que los hacen debiles. Personas que ocultan sus problemas porque piensan que en un mundo donde gana el más fuerte, mostrar sus debilidades es de perdedores. Personas que tras meses de sufrir en silencio adicciones o cualquier tipo de dolor, ya no pueden más y explotan de cualquier manera.

Lo siento, pero eso de convertir tus debilidades en tus fortalezas, es un proceso que el ser humano de a pie, no está preparado.  Y otra cosa muy distinta, es que quiera, porque en un mundo de postureos, miedos y Likes, ¿Quién va a querer ver sus vergüenzas y mostrarlas?

Muy poca gente.

¿Qué es lo que opto yo?

1.- Acepta tus debilidades. 

Soy una persona que hasta llegar donde estoy a día de hoy, a este presente, he aceptado muchas debilidades que me guardaba, que no quería expresar y que veía.

Toda transformación, comienza por un proceso de aceptación. De quién eres, de qué has hecho y que no has hecho hasta la fecha  No te digo que te compadezcas de ti y vayas como alma en pena a partir de ahora .

Al revés. Sino que veas lo que ha ocurrido desde dferentes vertientes y las acepte.

NO ERES TUS DEBILIDADES, ERES MUCHO MÁS. Y eso se nos ha olvidado solo centrándonos en ellas, en lo negativo.

Aceptar tus debilidades, te hace liberarte de mucho peso que te estaba haciendo quedarte parado, bloqueado.  Te hace ver con más claridad la realidad, te hace empezar a quererte por quien eres , no por quien aparentas ser.

Así que no te digo que mires a otro lado en tus debilidades, sino que las aceptes, y sepas cómo enfrentarte a ellas. Porque muchas debilidades , son circunstancias que tú no puedes dominar, pero si puedes responder NO a ellas y seguir tu camino.  Muchas debilidades son creencias impuestas por los demás ante nuestra falta de autoestima, que sabes que no eres lo que dicen los demás sino lo que tú sabes que eres.

Por lo tanto tus debilidades, acéptalas y descubre cómo afrontarlas.

2.- Céntrate en lo que se te da bien. 

A pesar de haber estudiado Relaciones Laborales, confeccionar nóminas se me da de culo. A pesar de que me gusta el deporte, también me gusta la comida y las chucherías. A pesar de que me subo encima de un escenario y hago lo que siento, cuando una chica me gusta, me vuelvo muy tímido.

Soy una persona que no dejaré de conocerme nunca, pero que también conoce sus debilidades.

Sé que hay cosas que no se me dan nada bien, como el coser o el planchar; como los nervioso me pongo cuando una chica me gusta o se me da de culo hacer una tortilla de patata pero hago unas hamburguesas de muerte.

Conozco mis debilidades pero conozco mejor aún mis potenciales talentos. Aquello que se me da bien y que produce impacto en mí y en los demás.

Es mi marca, es en lo que soy bueno. Pero por miedo, por ego, por el qué dirán, preferimos centrarnos en aquello que se nos da mal para mejorar, cuando en realidad lo que nos producirá siempre más éxito, mayor avance, es aquello que hacemos bien..

Pero no, primeo nuestras debilidades.

Así que recuerda:

.- Listado de tus deiblidades

.- Aceptalas y recuerda que no eres ellas. Eres mucho más que ellas.

.- Combatelas, huye de ellas, enfréntate a ellas.

.- CENTRATE EN LO QUE SE TE DA BIEN EN LA VIDA, es la única manera de diferenciarte de los demás y provocar impacto

Pero allá tú…

¿Quién te ha enseñado a pensar por ti mismo?

“El acto más valiente sigue siendo pensar por uno mismo. En voz alta“, decía Coco Chanel

“¿Has aprendido a pensar por ti mismo?”.

Cuando hago esta pregunta, las respuestas siempre suele ser las mismas: “Claro que si, ya opino por mi..Desde que tengo 18 años hago lo que me de la gana.. Tengo mi propio pensamiento…”. Son algunas de las contestaciones que me da la gente ante magna pregunta.

Sé que se sienten ofendidos, como pensando: “Nadie me domina…Nadie decide por mi, ¿Qué te crees?”.

Y me encanta ver la reacción a posteriori, cuando les preguntas: “¿Y tú qué opinas de la crisis que estamos viviendo?”.

Y sus respuestas siempre empiezan por algo así: “Pues como bien dice el periódico tal o la cadena de televisión tal….”.

¿PERO NO PIENSAS POR TI MISMO?

No pensamos por nosotros mismos.

¿Por qué?

Porqué es mejor dar el poder sobre nuestro cerebro, sobre nuestros pensamientos a los demás, a los que dicen que son “expertos” , a las televisiones, a los “gurús de humo y seguidores comprados”… A todo el mundo que no seamos nosotros mismos.

Tu pensamiento y el mio está formado por las experiencias que hemos vivido, por los consejos que nos han dado los demás y que han causado efecto en nuestra vida, así como los consejos que nos dieron y solo sirvieron para cagarla más.

En definitiva, estamos hecho de pensamientos positivos (que nos han ayudado en la vida) así como los pensamientos negativos, que nos vienen a dar por saco cuando menos esperamos.  Y como te he comentado, esos pensamientos vienen de experiencias que hemos vivido con otras personas, consejos que nos han dado o cosas que nos hemos querido creer porqué preferimos no pensar y creernos la verdad de otros, que ser curiosos, investigar y crear nuestra propia verdad.

Ya llevamos tiempo, pero la sociedad en la que estamos viviendo, está totalmente dividida. Y es un grave riesgo.

Ya no solamente hablo de si eres del Madrid o del Barcelona, si te gustan los Guns and Rose o eres más de Pablo Alboran. Voy mucho más allá. Si te gusta Messi como juega, ya eres un independista catalán ..Y ante situaciones como estas, te preguntas:

¿Cuándo podremos hablar de una forma normal entre los seres humanos?.

Ya no se puede hablar de política con ciertos amigos. El aforamiento a la hora de defender sus ideas , pareciéndose como un muñeco ventrílocuo con la mano de su “líder” en el culo proveyéndole de las palabras que tiene que decir ante las ofensas que ha recibido de la otra persona por pensar diferente a él. Hacen que las personas no escuchen ni quieran escuchar.

NO PENSAMOS POR NOSOTROS MISMOS  Y ADEMÁS NI QUEREMOS PENSAR.

Porqué desde pequeños, la autoridad, siempre nos ha dicho que tenemos que obedecerla si queremos que nuestra vida vaya bien.

Tenemos que hacer caso a los mayores, tenemos que hacer caso al médico que sabe más que nosotros, tenemos que hacer caso al profesor que quiere lo mejor para nosotros, tenemos que hacer caso a nuestra suegra si queremos seguir manteniendo a nuestra pareja,….

Hacemos caso a los demás porque creemos que es lo mejor para nosotros. Porqué lo hacen para nuestro bien,  Y ahora nos informamos a través de medios de comunicación, redes sociales porqué también lo hacen para nuestro bien.

¿Y alguien me puede decir si lo que dicen es LA VERDAD ABSOLUTA? ¿No se confunden nunca? ¿Y los partidos políticos, (TODOS), no hablan en función de su interés y no del servicio a los ciudadanos que los han votado? 

Pensamos en función de nuestros intereses, no en función de nuestra verdadera esencia.

¿No lo crees?

Me encanta ver ahora como en las redes sociales, se vuelve a hablar de términos como “reinventarse”: Término con el que no estoy de acuerdo. Porque seguido al término de reinventarse, suele ir unido, ” apuntante al curso de moda, te ayudará a salir del paro.. Se el mejor Community Manager del mundo, la profesión de moda…”

¿Estamos pensando por nosotros mismos? ¿O por nuestros intereses?  Y luego pasa lo que pasa, que pensamos que hemos perdido el tiempo y el dinero en algo en algo que no ha dado los resultados que tú esperabas.

¡¡ERROR!!. Si hubieras pensado antes, por ti mismo, qué es lo que quieres de verdad, qué es lo que realmente piensas sobre lo que quieres hacer o no hacer, por donde quieres apostar, tus sueños…Quizá la apuesta hubiera salido bien, pero como has seguido modas que no concuerdan con lo que sientes tú por motu propio, pues no ha surtido efecto porque no has pensado por ti mismo, antes.

Pensamos que si pensamos por iniciativa propia , lo que veremos no nos gustará.  Veremos que hemos perdido la vida, que la hemos gastado en mierdas que nos han llevado a una vida que no las querrías ni para tu peor enemigo.

Pensar por uno mismo , es darte el mejor regalo que nadie te podrá hacer nunca jamás. Es empezar a conocerte a ti mismo. Y eso es el mejor viaje que podrás vivir que ni el Dragón Kahn de Port Aventura te puede suministrar.

Cuando empiezas a pensar por ti mismo, empiezas a crear TU realidad, a aceptarTE, empiezas a darte cuenta sin tabúes ni miedos, quién eres y qué quieres.

Pero sobre te das cuenta, que la vida es evolución, cambio constante, vivir en el presente y dejar de estar apegados a experiencias del pasado y enganchados al tiempo del futuro.

¿Cómo empezar a pensar por uno mismo?

.- ¿Qué piensas tú?

Habla sin tapujos ( siempre con educación ). Y no según dice tu líder espiritual o político. Si no estás de acuerdo con algo, dilo, por mucho que tu educación siempre te hayan dicho que no puedes contradecir a tus mayores.

Te estás frustrando. Estamos perdiendo tu creatividad y con ello una posible innovación, visión diferente de un tema.

Nunca hay avance si queremos que todo el mundo piense igual que nosotros.

.- ¿De quién has aprendido o te ha comentado las opiniones que tienes sobre tu vida o un tema?

Si empiezas a desgranar los pensamientos, te darás cuenta que vienen de una conferencia, de una noticia en un periódico, te lo dijo tu madre hace tiempo o hiciste caso a una persona que era “experta”.

¿Pero qué piensas tú al respecto? ¿Podrías hacerlo mejor?  SI podrías hacerlo mejor, si tienes una visión diferente ¿Por qué no la pones encima de la mesa? PORQUE TENEMOS MIEDO A SER NOSOTROS MISMOS, A MOSTRAR NUESTRA VERDADERA ESENCIA. Y como nos va mejor seguir a la masa, que ser uno mismo, acallamos nuestros pensamientos.

.- Duda de todo el mundo, hasta que no hayas testado sus ideas y curioseado. 

Duda de mí, duda de la gente que te rodea. Mira, los “expertos” que salen en la televisión que están fallando más que una escopeta de feria. Pero también duda de ti. De ese pensamiento que dice que no puedes. Duda de esas intuiciones que te dicen que no lo hagas.

Duda , descubre y crea tu propia opinión.

Dudar de todo el mundo no quiere decir que seas un desconfiado. Sino que eres curioso y quieres descubrir diferentes puntos de vista para luego tener una opinión fundada respecto a ese tema.

No es egoísmo ni desconfianza, es curiosidad y aprendizaje. ES TENER APERTURA DE MENTE.

Pensar por ti mismo, no te hará más radical, más egoísta ni un niño rebelde.

SINO SER UNA PERSONA COHERENTE CONSIGO MISMO, MÁS EMPÁTICO CON LOS DEMÁS, RESPETUOSO Y LIDER DE SU VIDA. 

¿Menudo problema, a que si?.

SÓLO EMPEZAMOS A PENSAR POR NOSOTROS MISMOS, CUANDO VEMOS QUE LA REALIDAD NOS RODEA NO ES LA QUE QUEREMOS . Mientras tanto dejaremos a los demás que piensen por nosotros.

¿Cuándo volveremos a la normalidad?

“La normalidad es un camino pavimentado: Es cómo para caminar , pero no crecen flores en él” decía Vicent Van Gogh

Ahora la frase de moda que oyes en todos los informativos, entre tus amigos o en los memes que recibes por WhatsApp, es:

¿Cuándo volveremos a la normalidad?

Parecemos como críos preguntándoles a nuestros padres: “¿Cuándo llegamos?”.

Estamos como locos por volver a la rutina.

Para algunos, cuando les preguntas: ¿Qué es la normalidad? , sus respuestas suelen algo así como. 

Volver a abrazar a la gente, irnos de cañas con los amigos, ver a mi familia, ver a mi amante...”

En definitiva, cosas que realmente no nos hacen pensar y solamente disfrutar del momento, obviando quiénes somos, qué queremos de verdad y que no estamos haciendo para ser nosotros mismos. 

¿Pero qué ocurre cuando les preguntas, QUÉ ES LO NORMAL PARA TI?

Me encantaba oír respuestas del tipo: “Pues lo normal..( y ya no sabían cómo seguir)…Pues lo que hace todo el mundo… ( y ahí terminaba la respuesta)..” Siendo la respuesta más repetida: “Lo normal, joder. No hagas estas preguntas en estos momentos..”

¿Pero qué es lo normal?

En definitiva, lo que normal es como dice la R.A.E. “ lo habitual u ordinario. Que sirve de norma o regla...”

Por lo tanto queremos volver a ser ordinarios, a seguir las normas, en definitiva a seguir las reglas establecidas. 

Y por eso nos pica tanto estar en casa. Porque en casa no hay reglas. En algunos casos estamos solos con nosotros mismos, no tenemos a nadie a quien echarle la culpa de nuestros problemas, ni nadie a quien darle la chapa sobre nuestra paranoias. 

ESTAMOS SOLOS CON NOSOTROS MISMOS. Y ESO ESCUECE MUCHO. 

¿Por qué escuece estar encerrado en casa?

Porqué pensar cansa, además es algo que no hemos hecho hasta la fecha. Bueno hemos pensado que sería mejor la opción de seguir lo establecido que no lo sentido. En eso es lo único que hemos pensado.. Además tenemos muchas horas por delante para pensar, para que nuestra cabeza empiece a girar como el tambor de una lavadora , algo que acaba ocurriendo , dándonos pensamientos, ideas, a las que no estamos acostumbrados, teniendo miedo a los posibles resultados y visiones que nos ofrece.

Por eso nos pica estar confinados, porque damos oportunidad a nuestro subconsciente que hemos estado ocultando a través de drogas, rutinas y pensamientos tipo , “estas loco”, de que por fin hable sin tapujos y sin excusas en las que poder salvaguardarte.

¿Pero qué debería ser la normalidad?

Sería estar a gusto con uno mismo. Simple y llanamente. ¡¡SER UNO MISMO!!

Pero no son así las cosas.  Creemos que la normalidad, es hacer cosas de dentro para fuera, cuando en realidad, la normalidad siempre nace de dentro. 

Es decir, ser normal es estar casado, tener un trabajo fijo, una cosa con una hipoteca para 50 años y los domingos ir a comer a casa de tu suegra que no aguantas ni borracho. 

Hacemos cosas que no queremos hacer, que no soportamos hacer, pero como es “normal” hacerlas, las acabamos haciendo, por miedo a ser considerado diferente, raro o “especialito”.

¿Realmente te gusta hacer todo lo que haces en tu “normalidad”? SI te has respondido de forma coherente y sincera, que SI, puedes dejar de leer este artículo y hasta el próximo artículo. 

Si la respuesta es NO y aún así quieres volver a la normalidad… háztelo mirar´. Lo respeto pero háztelo mirar. Eso si, luego no te quejes a nadie de la vida que llevas, de la gente que te rodea y cosas parecidas…A NADIE.

Queremos ser felices, alcanzar el éxito, evitando a la misma vida. Y así no son las cosas.

Y por normalidad no estoy hablando de volver al trabajo, estoy hablando de retomar cosas que no quieres hacer, de ver gente que no aguantas realmente, de dejar de hacer cosas que ahora mismo te están haciendo feliz y vas a dejar de hacerlas, porqué tienes miedo al qué dirán a posteriori. 

La verdadera normalidad es ser uno mismo . Pero a ella no preguntamos cuando volveremos, al revés, nunca queremos ir hacia ella. 

¿Por qué? 

Porqué creemos que ella nunca nos dará la felicidad, nunca nos dará el éxito, la paz que buscamos, el que los demás nos acepten y nosotros aceptarnos, algo de lo que estamos muy equivocados. 

Quizá no te querrá todo el mundo por tu “normalidad”, pero te aseguro que quien te quiera, te querrá por quien eres y no por quien aparentas ser; además de irte a dormir con la paz de siempre ser uno mismo, haciendo lo que sientes que tienes que hacer y no lo que los demás te dicen que es tu deber hacer. 

¿Qué es volver a la normalidad? VOLVER A SER UNO MISMO. 

¿Y tú estás deseando volver a esa normalidad?

 

 

 

 

Morgan: “Hay que disfrutar del camino y no agobiarse con el éxito”

Hoy dentro de la Sección “Conversaciones con..” es un placer presentar a Morgan.

Recientemente Morgan fue la banda ganadora de los MIN, los premios de la Música Independiente. Se llevaron a casa 5 de los 6 premios a los que estaba nominados, que incluyen Mejor Álbum de Rock, Premio Evenbrite al Mejor Directo, Premio a la mejor producción, premio al mejor artista y premio al álbum del año.

Pensamos que para alcanzar esas cimas de éxito, tiene que ser una trayectoria larga, de muchos años. Morgan llevan 2 discos desde su nacimiento, “Air” y “North”.

Se encuentran por toda España con un triunfo incontestable, con sold out en muchas ciudad, con su fin de gira y hace unos días el placer de compartir Ekain, su batería, sobre el pasado, el presente y el futuro de la banda.  Una de las entrevistas, más a pulmón abierto y humildes que he tenido el placer de realizar.

Podéis conocer más el trabajo de ellos, a través de su Web, Facebook ,Instagram y Twitter

.- ¿Qué hay detrás de Morgan?

5 amigos, apasionados por la musica y que desde pequeños hemos tenido la musica como guía en nuestra vida. Los 5 por separados hemos hecho nuestro aprendizaje musical, con nuestras influencias, con nuestro entorno, cada uno entendiéndolo a su manera. Pero ha formado parte importante de nuestra vida.

Yo desde muy pequeñito sabia que me quería dedicar a tocar la batería. He estado en ciento de proyectos, pero siempre ha sido mi pasión. Pero al igual que yo, todos los integrantes de la banda.

No sé cómo pero hemos acabado los 5 juntos, montando una banda. Algo que a nivel personal, cuando nos subimos a un escenario, componiendo… se trasmite, y gracias al feedback de la gente, nos llega que sienten lo que pasa es algo real.

.- ¿Hacéis arte?

A mi la palabra artista me parece a otra cosa. Pero si me hablas que lo que hacemos ayuda e inspira a otra gente, si creo que hacemos arte.

Pero la verdad que a mi se me hace raro ponerle un nombre a lo que hacemos, ya que para nosotros hacemos música y trabajamos con los sentimientos de la gente, o con los nuestros por los menos.

Si las canciones que hacemos nos llegan a nosotros y a posteriori a la persona que tenemos delante, estamos haciendo arte.

.- Se mira al pasado, ¿Y qué observáis?

Todo ha ido muy rapido pero tambien sentimos que todo ha ido muy poco a poco. Hemos ido dando pasitos cortos a poco. Hemos pasado de ciudades en una primera visita de 150 personas, luego a 400 personas y luego a salas más grandes.

Un proceso que hemos hecho en todas las ciudades de esa manera. Muy poco a poco.  Sentimos que ha ido todo muy rapido, pero nosotros internamente sentimos que estamos dando los pasos que hay que dar, sin saltarnos ninguno.

Hemos ido ganando publico a base de conciertos, más que a base de campañas de marketing o en redes sociales exclusivamente.  Gente que ha traído por sus cumpleaños a 20 amigos y que al siguiente concierto , vuelven a repetir, a pesar de haber venido en el primero, obligados por su amigo. A ese tipo de personas nos gusta cuidar a muerte

Fidelizar, nos ha hecho tener un publico fiel y a largo plazo.  Sabemos que las buenas carreras hay que trabajarlas a largo plazo, por lo que no queremos coger ningún atajo, siendo una carrera con un ascenso natural.

.- ¿Da miedo que el éxito pueda influir negativamente en la banda?

¿Qué te voy a contar? Si nos hubiese pillado más jóvenes, a lo mejor hubiéramos tenido más tontería.  Si con 18 años sacas tu primer disco, lo petas, todo el mundo te dice lo bonito que eres y lo bien que lo haces y nadie te da una critica, supongo que como cualquier persona, sería lo más fácil dejarse llevar por el éxito.

Pero a día de hoy, nosotros venimos de un montón de discos que les ha hecho poca gente caso, algo que forma parte de nosotros y estar en esta situación. Cuando componemos una canción, pensamos en qué es mejor para la música sin pensar en otra cosa.

Todo lo que estamos viviendo lo estamos disfrutando un montón , pero la tontería no nos va a afectar en nada.

.- ¿Cómo se vuelve tras una noche de reconocimiento ante el público a casa?

Por suerte, los conciertos de las dos giras han sido buenos, sin problemas y sin ningún drama de ningún tipo. Entonces las vueltas los domingos o los lunes, solemos estar como un jugador de fútbol que llega a casa cansado pero que ha ganado el partido. Con la sensación del trabajo bien hecho.

Con una sonrisa interna, de tus amigos se lo han pasado bien, que has hecho un buen concierto y la gente que ha venido a verte ha disfrutado.

.- ¿Cuándo os disteis cuenta de que las cosas estaban cambiando?

Si te soy sincero, todavía creo que no somos conscientes. Cuando llenamos los dos teatros Price de Madrid, sigo sin hacerme la idea.

Cuando veo bandas que llenan sitios que llenan salas increíbles, me alegro mucho y ojala, piensas que te gustaría llenar esas mismas salas. Pero a día de hoy estamos ahí , está pasando, pero tengo la sensación que no está pasando.

Es una sensación rara de explicar.

Alucinamos cuando agendamos conciertos con salas muy grandes y flipamos cuando vemos que las hemos llenado.

.- ¿Un consejo que os han dado? ¿Qué aprendéis de otras bandas?

Seguir nuestro instinto. Ha habido algún par de personas, que nosotros sabíamos lo que queríamos y que teníamos que seguir esa filosofía de ser nosotros mismos. Que siguiéramos la intuición que teníamos y seguir para adelante.

Y hemos aprendido de otras carreras, que las carreras son a largo plazo. Las bandas que ahora están liderando muchos carteles llevan muchos años detrás peleando para estar ahí. Y una vez que se está ahí, todavía hay que trabajar más duro para mantenerse y no relajarse.

Hay que tomarse las cosas con calma y filosofía. Hay que disfrutar del camino y no agobiarse con el éxito, es un camino largo que hay que disfrutar.

.- ¿Cómo se afronta la creación de un nuevo disco, tras el éxito que lleváis con estos dos primeros?

No lo sabemos todavía muy bien. El 1 y el 2 han sido un mismo viaje. El 2 ha sido una consecuencia del 1. El fin de gira lo hemos planteado como al comienzo de aquellos conciertos en 2016, a lo largo del concierto pasamos del 1 al 2 disco, acabando con el Morgan que somos ahora. Es una forma de despedida de los dos cds.

Terminada la gira, nos pillaremos unas vacaciones, el tiempo que necesitemos. Y un día nos organizaremos, pero tengo que decirte que no hay nada, perdona , una canción. No tener planes de ningún tipo, obligaciones,… nos juntaremos sin agenda , viendo a ver qué pasa, sin saber el tiempo que necesitemos.  Pero cuando sintamos que lo tenemos, es cuando nos meteremos al estudio.

.- ¿A qué dais gracias?

A que la gente nos deje ser libres. Nos apoye y nos de libertad. Agradecemos que la gente venga al concierto y nos apoye, ya que gracias a ese apoyo, nos da mas fuerza para seguir haciendo las cosas como las estamos haciendo.

Es seguir la intuición, a tu manera, sin pensar en qué dirán, sin saber qué espera la gente de Morgan. El apoyo de la gente nos hace hacer las cosas como hacíamos en el 1 cd, ya que nadie esperaba un cd nuestro, nadie sabia de nuestra existencia.

Nosotros solo nos juntábamos en el local a terminar las canciones que traía Nina, nuestra voz,  y tras terminar el disco, no pensábamos en nada más.

Esa filosofía nos ha llevado a donde estamos ahora.

 

 

 

 

 

¡¡Nos pasamos la vida cabreados!!

“Aferrarse a la rabia es como agarrar un carbón ardiendo con la intención de tirarlo a alguien; eres tú quien te quemas” decía Buda.

Leeras muchos libros en los que te ayudan a vivir, en los que te dicen que el amor es la paz con uno mismo y que las pertenencias tanto como vienen se van.

Pero no he leído ni he visto a nadie, que reconozca, que nos pasamos las 24 horas del día, CABREADOS.

Si, cabreados, de mala ostia, enfadados, que no hay quién nos aguante, como tú quieras llamarlo… Pero es así como nos pasamos la vida, CABREADOS.

Desde que nos levantamos hasta que nos acostamos, estamos cabreados.

Nos cabreamos porque no tenemos leche para desayunar, por el pesado del coche de delante que parece que va pisando huevos, nos cabreamos porque nuestro compañero de empresa está llegando más alto que nosotros, nos cabreamos porqué la cama está fría al entrar en ella, nos cabreamos porque los vecinos de al lado están teniendo una noche tórrida de pasión y nosotros estamos agarrados a la almohada y ya, nos cabreamos porque pensamos que la gente pasa de nosotros y no les importa nuestra vida…

Vivimos cabreados las 24 horas del día. ¿O es que nadie ha tenido un sueño en el que estaba cabreado?

Pero en esta era de la paz y la felicidad, también nos cabreamos porque nos dicen que para meditar nos dicen que tenemos que tener la mente en blanco, y lo único que conseguimos tener en blanco, es el frigorífico.

Vivimos cabreados las 24 horas del día.

¿Cuándo sabrás que éste es tu estilo de vida?

Cuando te escuches a ti mismo o pidas a alguien lo haga por ti, y cada vez que vayas a hablar y digas una frase que comience por “Es que la culpa es de….“, te pellizques o te de un capón la otra persona. A parte de los dolores que puedas tener por las leches que te han dado o por los pellizcos te has dado, te darás cuenta, que :

SIEMPRE LA CULPA DE TUS MALES SIEMPRE LA TIENEN LOS DEMÁS.

Escuchando durante 7 días a las personas, exclusivamente en sus males y excusas, siempre eran los demás quienes eran los culpables de que estuvieran en la situación en la que se encontraban.

Porqué luego, quien dice que asumia la responsabilidad de sus emociones, lo que hacia era regodearse en sus males , no haciendo nada al respecto. Bueno esperando que los demás, lo sacasen de ella.

¿Por qué estamos cabreados?

PORQUE NO NOS GUSTA NUESTRA VIDA.

No nos gusta lo que estamos viviendo o experimentando. No nos gusta la pareja que tenemos. No nos gusta el trabajo que tenemos. No nos gusta la suegra que tenemos, no nos gusta como nos tratan los amigos, no nos gusta la ciudad en la que vivimos…

Estás cabreado por…………. y rellena tú aquí cuál es el motivo de tu cabreo diario.

Observarás, que el motivo de tu cabreo es :

.- Siempre algo externo a ti. Siempre la culpa es de los demás.

.- Y pudiendo hacer algo para solucionarlo, prefieres vivir cabreado, que en modo acción. Principalmente porque  tienes miedo a mancharte las manos y solucionar tu vida. Tienes miedo a ser feliz, o al menos a estar en paz contigo mismo.

Ante un cabreo, hay diferentes soluciones al mismo:

1.- Como bien dice mi madre, “no hay que darle importancia”.

A nada hay que darle importancia, a todo ha y que pasar de ello y seguir adelante.

El inconveniente que tiene todo esto, que vas acumulando el enfado, sobre todo si es una situación que se repite constantemente .

2.- Un segundo método, puede ser romper cosas para relajarte.

Verás métodos como el reírse, romper coches ( de forma controlada, por favor ), irte a correr,  sexo o lo que te haga descargar adrenalina…

¿Pero después de haberlo hecho, optas por seguir tu vida o por tomar cartas en el asunto?

3.- El método más efectivo.

Imagina que el cabreo que llevas, tiene forma de persona. Tu forma. Ponte delante de un espejo o de lo que quieras, pero imagina que tu “yo cabreado” te expresé lo que le pasa. Déjale que se expresa, que vomite todo lo que quiera, en definitiva, que se quede tranquilo y no se deje nada en el tintero.

Ahora que ya está relajado tu “yo cabreado”, es tu turno y de forma objetiva siempre, con una mentalidad abierta y no creyendo “al 100%” que tu ” yo cabreado” tiene la razón más absoluta, lanzale estas preguntas:

.- ¿Por qué crees que tienes la razón?

.- ¿Existe una razón por la que ya no tendrías razón?

.- ¿Es un tema tan importante y vital en tu vida para ponerte cómo te has puesto?

.- ¿Qué solución hay para dicha situación en la cuál eres tú el que va a dar el primer paso?

Hay que ver el cabreo desde diferentes situaciones. No hay que estar “cerrado” y pensar que sólo tú, eres quién tiene la razón. Porque mientras piensas eso, seguramente estarás perdiendo amistades, oportunidades, aprendizajes y sobre todo , dejar de estar cabreado contigo y con la vida misma.

No te digo que nunca tengas razón, otras te aseguro que estarás muy equivocado, pero vivir cabreado es la peor fuga de energía que un ser humano puede sufrir, porque seguramente , es incapaz de provocar un simple chasquido en su vida, que haría que las cosas cambiasen.

Así que recuerda:

.- VIvir cabreado con el mundo es la peor fuga de energía que puedes sufrir.

.- Si estás cabreado con el mundo entero y crees que la culpa la tienen los demás, empieza a mirar qué has hecho mal tú, porque seguro tienes gran parte de culpa de ese cabreo.

.- Hazle preguntas a tu cabreo y muchas veces te darás cuenta, que el primer paso para “descabrearte” empieza por uno mismo.

.- La mayor parte de los cabreos, los causantes, son el exterior. Te aseguro que la causa de ese mal, viene de ti, no del Gobierno o de los compañeros de trabajo.

¿Cómo sería el mundo si los integrantes del mismo no vivieran todo el día cabreados?

 

¡¡En la derrota siempre hay cosas que se hicieron bien!!

“El arte de vencer se aprende en las derrotas” decía Simón Bolívar.

Nos cansamos de leer siempre lo mismo.

” Para alcanzar el éxito, hay que fracasar“:

Eso quiere decir, que cuanto más te arruines, cuantas mas veces te caigas, nos dicen que antes llegaremos al éxito.  ¡¡O eso dicen!!. Porqué siempre hay alguno que se encariña con la piedra con la que tropieza y nunca llega al éxito anhelado.

Se habla de que tenemos que fracasar, para llegar al éxito. Que es el único camino que tenemos que recorrer para llegar a la cima.

Y si has leído libros de desarrollo persona, biografías o historias de motivación, verás como hasta alcanzar ciertas metas, la gente se había caído unas cuantas veces hasta alcanzarla.

Así que si nos lo dicen los demás, nosotros lo creemos. Creemos que tenemos que pasar por muchos fracasos para llegar al éxito. Pero la impaciencia, la envidia , la gana de dar en los morros a los demás, nos hace que queramos para antes de ayer el éxito y los fracasos para otros.

Pero si intentamos algo por primera, lo primero que obtendremos es el FRACASO. Siempre. Porque si lo consigues a la primera de cambio, ya me dirás qué formula has utilizado y aplícala a todo, si a partir de entonces, todo te sale a la primera.

Estudiamos los fracasos cuando se ha alcanzado el éxito. O eso decimos, lo que realmente decimos es que lo hemos pasado mal, pero nos olvidamos de las caídas y lo único que queremos hacer es disfrutar del éxito que hemos conseguido.

¡¡No seamos hipócritas!!. En qué fallamos ya no importa, importa el éxito en ese momento.

¿Pero qué pasaría si estudiáramos los éxitos cuando hemos fracasado?

Mi vida está llena de muchos fracasos, caídas, NOES, …como tú quieras llamarlos.

Expectativas no cumplidas. Sueños que me iban a llevar al éxito y a poder tocar los sueños que llevaba tiempo anhelando. Con ilusión, ganas y esfuerzo me ponía en marcha, pero por diversas circunstancias y en otras, yo mismo, la respuesta es NO.

Cuando fracasas o no alcanzas las expectativas creadas, no crees que haya un éxito en ningún lado. Te flagelas, te rebozas en la mierda que es lo único que crees que has conseguido e intentas que los demás no te lo recuerden mucho.

¿Pero y si hubiera éxito en el fracaso que has conseguido? Y creo que hay mucho más del que nos imaginamos.

La gente que me conoce, sabe que no soy un “Happy flower” ni que obvio la realidad a través de pensamientos positivos aunque me estén metiendo cuchilladas por detrás. No soy así.

Pero echando una vista atrás con toda la colección de fracasos en mi vida, y los que me quedan, estudiándolos, he alcanzado más éxitos y principios de éxito a través de las caídas, que con los éxitos alcanzados.

¿Por qué?

Como te he comentado, cuando alcanzas el éxito, no piensas en el pasado, solo quieres disfrutar del presente, pavonearte y seguir avanzando. No aprendemos del camino recorrido y luego cuando nos preguntan cómo lo hemos hecho, respondemos “Ni idea, la verdad que el pasado es pasado, ahora sólo importa el presente..”

Cuando fracasas, nos focalizamos en el resultado y no en el proceso. No creemos que hayamos conseguido nada, bueno si, crees que seremos el hazme reir de los demás y el señalado como fracasado hasta el resto de nuestros días.

¡¡EN LA DERROTA SIEMPRE HAY COSAS QUE SE HICIERON BIEN AUNQUE NO LO CREAS!!

¿Qué éxitos hay en un fracaso?

  • Has avanzado más que si estuvieras viéndolas venir. 

Te has quitado la pereza. Has estudiado. Te has esforzado, has luchado. Te has adentrado en un campo que no conocías y querías conocer.

Has hecho mucho más que las personas que añoran una vida mejor pero se dan al alcohol, sexo o drogas, para que se vayan de su mente y no pensar en ellos.

Has tomado las riendas de tu vida, cosa que hasta ahora era el sofá quien tenía el destino de tu vida.

Habrás recibido un “todavía No” o un “por aquí no es el camino correcto”; pero te digo que habrás avanzado mucho más que añorando algo por el que no das un paso adelante.

  • Siempre habrás obtenido resultados. 

Un resultado no es positivo ni negativo en función de si se ha conseguido una expectativa o no. Sino que es subjetivo.

Para unos creerán que tu fracaso, es eso, el mayor de los fracasos. Para otros, verán que has conseguido mucho más de los que ellos creen que podrían conseguir en su vida.

Si piensas, seguro que habrás alcanzado pequeñas metas. ¡¡SEGURO!!.

Estúdialas, mira qué has hecho bien. Qué has obtenido con esa acción. Investiga hacia dónde podría llevarte esa acción realizada.

Te aseguro que no habrás llegado a meta, pero seguro que habrás superado otras pequeñas metas que no pensabas alcanzar y que te llevarán a esa meta, o quizá a otra mejor.

  • Inspiración y Liderazgo

Podrás haber hecho el mayor de los fiascos, la mayor cagada para ti, pero  te aseguro que para mucha gente serás inspiración. No para ser carne de Memes o cotilleos, sino para ver que gente como ellos han dado un paso adelante y han luchado por una meta soñada por ellos también.

No habrás conseguido la meta, pero seguro que habrás conseguido ser inspiración para otras muchas personas.

  • Le has puesto cara al miedo. 

Creo que una de las cosas mas importantes es esta. Estamos liderados por el miedo.

Miedo a salirnos de lo establecido, a ser señalados por diferentes, miedo a no conseguir lo que queremos, miedo a conseguirlo… Más y más miedo, que nos hace querer algo pero no hacer nada al respecto.

El miedo nos hace creer que no somos dignos de nada, que no tenemos talento, que no valemos para nada, así que decidimos seguir lo establecido, lo que desean los demás para nosotros. Dejando a un lado para siempre nuestros sueños y metas.

Te das cuenta cuando le plantas cara al miedo, que es TODO UNA INVENCIÓN TUYA. Claro que hay incertidumbre en algo que no sabes qué va a ocurrir, pero tu ilusión, motivación, ganas, lo combate y acabas dándote cuenta, de que eres capaz de muchas más cosas de las que te imaginabas.

Enfrentarte al miedo, te hace encontrarte con tu esencia, con tu marca, con quien eres de verdad. Y eso es uno de los éxitos más importantes que siempre recordaré.

Estas son algunas de los éxitos que hay en los fracasos que he tenido en mi vida.

¿Y tú qué éxitos has alcanzado en tus fracasos? ¡¡Seguro que muchos!!

 

¡¡La primera vez!!

“También es mi primera vez, siente como tiemblo, ya ves tuve sexo mil veces, pero nunca hice el amor” dice Ricardo Arjona

¿Cómo es posible, que una persona diga que ha aprendido a respirar?

¿De verdad que una persona se puede considerar orgullosa por decir por primera vez , te quiero?

¿Por qué nos sentimos tan felices por hacer por primera vez un huevo frito o una tortilla de patata?

Pues en pleno siglo XXI, nos sentimos más que orgullosos por hacer algunas cosas por primera vez.

Hace unos días, Elena Iturrieta (Ele), me decía que había aprendido a respirar. Algo que todos damos por sentado y que pensamos que hacemos bien, al menos para seguir viviendo.

Ella había aprendido a respirar y se sentía una persona absolutamente nueva, tras el cambio que había experimentado.

¿Y si todos a parte de células y neuronas, estuviéramos formados por un departamento de las primeras veces? ¿Y si en las empresas estuviera regulado por Ley, que hubiera un departamento que exigiera hacer siempre algo por primera vez?

Creo que muchas cosas cambiarían en nosotros y más por el impacto que produciría en la sociedad.

Durante el día tenemos cientos de oportunidades de hacer cosas por primera vez, pero acabamos por mirar hacia otro lado.

Ir al trabajo por otro camino. Decir lo que sientes por primera vez a esa persona que te tiene loco. Probar esa idea que tienes que podría ayudar en el día a día de tu trabajo y a la empresa. Pedir perdon por ese momento que no te deja dormir o probar eso que tantas ganas tienes pero que el miedo te detiene.

Tenemos cientos de momentos de hacer las cosas por primera vez. Sin embargo, preferimos seguir haciendo lo que hacíamos antes que descubrir, qué puede haber detrás de esa prueba.

Podrias pensar que ese departamento ya está creado en las empresas, y que se llama Departamento de Innovación o  de creatividad.

Podría ser muy bien, redefinido como el departamento de las primeras veces.  Pero tendrían que cambiar varias cosas:

  • Hacer las cosas por 1 vez, no se trata de mejorar el producto que ya nos produce resultados. Hacer las cosas por 1 vez, se trata de hacer las cosas de diferente manera hasta ahora realizadas. TOTALMENTE DIFERENTES.
  • Hacer las cosas por 1 vez, es ir más allá de normas y limites. No es aferrarse solo a lo que el presupuesto nos dice y exija.

Limites que en algunas situaciones los departamentos creativos, le son impuestos o aceptados limitando de manera considerable resultados mucho mejores de lo que podrían haber sido.

¿Qué puede hacer por ti un Departamento de la 1º vez?

.- Descubrir que hay de cierto en tus ideas, desde la acción. La inacción nunca da resultados.

Hasta ahora solamente somos conscientes de una cosa, que creemos que no tendremos suerte, que es una idea loca, o una tontería. Pero no sabemos si quizá estamos en lo correcto, porque no nos hemos puesto en acción de verdad. La acción siempre es el principio indispensable para la 1º vez.

.- Ver que hay detrás de ese muro que te impedía vivir.

Detrás del muro que creíamos que nos anunciaba la locura, el desastre y el miedo, si nos adentramos en él, quizá no lleguemos al éxito que soñamos, pero seguro que serás mucho mejor que si no te hubieras dado la oportunidad de ver qué había allí detras.

.- Darte cuenta que las normas encauzan pero también limitan si no son flexibles.

Las normas establecen unos limites, en los que dentro de ellas, todos somos iguales. Son unas normas de convivencia para todos, porque si no sería un caos. ¿Pero siempre van a ser igual?  ¿No van a cambiar? ¿Y si queremos ver qué pasa si sabemos que podemos superarlas?

.- Es darte la oportunidad a ti mismo  de liderar tu vida. De tener en cuenta a tus trabajadores.

Hasta ahora, no hacías nada por ti mismo. Esperabas la aprobación de los demás. Esperabas que te dieran el ok por parte de tus superiores para mover un dedo. Sabías que tus opiniones no serían tomadas en cuenta, porque en tu empresa, se hacen las cosas como siempre se han hecho y cómo el jefe mande. ¿Qué pasaría si dieras la oportunidad de ser y hacer cosas por 1 vez a tus trabajadores? ¿Descubrirías talentos ocultos? ¿Se sentirían más importantes en la cultura empresarial?

.- La disrupción, innovación debe ser un estilo de vida, algo constante. No un bote de humo que sirva para retener al talento.

Si apostamos por la innovación, la disrupción, lo tenemos que hacer de verdad. A la primera vez que se vea que donde dije digo, digo diego, la motivación, la ilusión, el talento de esas personas estarán saliendo por la puerta camino de una empresa de verdad.

.- Sigues con tu visión de empresa o de la vida, pero aceptas que se pueden hacer las cosas de otra manera, que no la que creías que iba a ser la única y absoluta. 

SI estás en la situación que sientes que tienes que hacer las cosas de forma radicalmente como la hacías, es que tu filosofía de “Las cosas siempre se han hecho así y así se van hacer siempre” es hora de cambiarla. Porque la estrategia que has seguido hasta ahora, no ha dado resultados. No quiere decir que te olvides de tu visión, pero si de tu forma de hacer las cosas. No olvides tu PORQUÉ, pero modifica tu CÓMO.

.- Sabrás que el fracaso no existe, y que estamos en continuo aprendizaje. 

Si la vida te ha dado otra oportunidad, es que no estás en el fracaso más absoluto. Mira lo que has hecho hasta ahora, cómo lo has hecho, aprende de lo que has vivido y haz las cosas de otra manera.

.- Eres tu propio fabricante de motivación e ilusión. Ya no dependerás de motivaciones externas en todo momento.

Cuando haces las cosas por ti, no esperas que la motivación te llegue de fuera. Tú la creas con tus acciones, movimientos. Ves de lo que eres capaz por ti mismo, de lo que creías imposible y lo superas. Cuando haces las cosas por primera vez, de ser fuente de inspiración para los demás.

.- Ya no creerás que los creativos son personas “especiales”. Y que nos tienes poder de crear algo de la nada.

La creatividad es ponerle pasión, desde tu forma de verlo, a productos y situaciones que no la tenían. Es crear cosas desde tu forma de ver la vida. No hace falta un master en una universidad de nombre impronunciable o ser tocado por una varita mágica. Es simplemente darte la oportunidad de hacer las cosas como tú crees que tienen que ser.

.- Alentarás la incertidumbre. Te aburrirá una vida de rutinas y querrás conocer donde no están tus limites.

Es un vicio sano. Querrás descubrir más cosas de ti, de lo que te apasiona, probar cosas diferentes todos los días.  Te pondrás retos a superar y odiarás el aburrimiento de una vida que no te deja salirte de lo establecido.

Éste decálogo de los beneficios de un departamento personal y profesional de la 1ª vez, se podría resumir en:

Se fiel a ti mismo. Y cuando lo hagas te darás cuenta que cada momento es el momento perfecto para hacer las cosas por primera vez.

¿Qué ha sido lo último que hiciste por primera vez? ¿Qué quieres hacer por primera vez que no has hecho todavía?

 

 

 

 

¿Qué vivirás dentro de un proceso Disruptivo?

Incluso la gente que afirma que no podemos hacer nada para cambiar el destino, mira antes de cruzar la calle” decía el Dr.Hawkings.

Antes, todo el mundo se le llenaba la boca hablando de la Disrupción. Aunque no supieran de que trataba o confundieran términos, la Disrupción siempre estaba presente en toda conversación. Sin embargo, ahora, todo el mundo que oye Disrupción, sale corriendo más rápido que si vieran a David Bisbal en la otra acera.

Pero lo que no saben, es que todos, hemos pasado por un proceso disruptivo en algún momento de nuestra vida. Tanto personal como profesional.

Todo este miedo reciente ha venido a consecuencia de la crisis de los Taxis. Ahora la disrupción es lo peor del mundo. Y si trabajas para alguna empresa tildadas así, prepárate para que disminuya tu lista de amigos en Facebook. Hasta leí, recientemente en un medio de comunicación, que la Disrupción era la epidemia de la clase trabajadora de este siglo XXI.

Y aunque nos guste o no, la Disrupción ha estado presente desde nuestros hermanos aquellos que vivían en las cuevas.

La Disrupción según la R.A.E es” Rotura o interrupción brusca”.

Haz memoria: ¿De veras que nunca has vivido un proceso disruptivo en tu vida? ¿De veras que no fue un antes y después para ti la perdida de ese familiar? ¿De esa persona en tu vida? ¿ O te acuerdas el impacto que causó en ti ese puesto de trabajo por el que no dabas un duro y te revolucionó la vida?….TODOS HEMOS VIVIDO UN PROCESO DISRUPTIVO EN NUESTRA VIDA. Y HASTA ALGUNOS LOS HEMOS PROVOCADO NOSOTROS MISMOS.

Pero en vez de ser coherentes con nosotros mismos, preferimos echar “a los leones” toda aquella novedad que no dominamos, que no sabemos de antemano a dónde nos va a llevar. Pero sobre todo protestamos de la “novedad”, si estamos rodeados de gente que no quieren que sepan que queremos hacer las cosas diferentes en relación a los demás.

No sé qué pasa, pero cuando sabes que quieres algo diferente en tu vida, siempre acuden a ti, raudo y veloces, pensamientos y comentarios del tipo: “Estás loco, pero si estás muy bien como estas con tu pareja… Déjate de tonterías, sois los número 1, ahora toca vivir de las rentas…” así como dudas de qué pasará si das un paso al lado del camino hasta ahora recorrido. Pensamientos, dudas y recomendaciones que lo único que quieren es que dejemos de lado las cosas diferentes y sigamos el recorriendo que hasta ahora no es que nos de resultados, sino que no da quebraderos de cabeza, que no es lo mismo.

Nos encontramos perdidos, sin orientación ni nada que nos diga qué tenemos que hacer.

Y te aseguro que si antes de empezar, ya tiras la toalla, la vida volverá una y otra vez a ponerte situaciones en las que te reafirmen que es hora de hacer las cosas diferentes.

¡¡Así que tú mismo!!.

Durante las más de 300 entrevistas realizadas ya a personalidades nacionales e internacionales, observé una característica en común en sus principios. Todos habían vivido un proceso disruptivo a la hora de empezar su nueva carrera personal y profesional.

Así que tan mala la disrupción no será. Además, que quede entre nosotros, todos los avances que a día de hoy estás disfrutando y los que disfrutarás, TODOS han nacido de un proceso disruptivo.

¿Quieres conocer qué proceso disruptivo han vivido personas y empresas y cómo gestionarlo?

Adelante, comienza el viaje, abróchate los cinturones.

1.- Hay que hacer algo hasta la fecha no hecho nunca. Lo que te han dicho los demás, no te sirve.

Has intentado todo para conseguir la felicidad, el éxito en tu puesto de trabajo así como superar tus límites físicos. Has leído libros, seguido conferencias, has seguido modas que jamás pensabas que existieran, hasta te has ido a la India como te recomendaba tu gurú…Pero aún así, nada daba resultado.

Sabes que puedes hacer las cosas de manera diferente. Que se pueden mejorar los procesos hasta ahora vistos para conseguir resultados nunca vistos. Sabes y sientes que no eres como los demás. Que las modas no van contigo, que tú eres de crear cosas de la nada.

La disrupción nace de tu forma de ver la vida. De hacer las cosas diferentes como hasta ahora se han hecho. Es saber que hay mucho más allá de las normas pre-establecidos, de lo que creemos que es verdad absoluta.

2.- Las dudas bailan contigo mientras piensas.

Dudas de ti mismo, de las opiniones de los demás, de tu capacidad…hasta de tu propia sombra.

Te preguntarás quién eres tú para querer hacer las cosas de forma diferente.  Pero te digo mi experiencia, si tus pensamientos te dicen que adelante, date la oportunidad, porque algo te está esperando.  No quieras estar lamentándote con el paso del tiempo.

Todas esas dudas, son excusas, como la falta de titulo, capacidad, ilusión o talento, para no dar el paso adelante. Simple y llanamente, son excusas baratas.

DATE LA OPORTUNIDAD DE SALTAR, SI ADEMÁS ES LO QUE QUIERES Y SABES QUE NECESITAS.

Sin acción, siempre las dudas ganarán la partida.  La acción disipará tu miedo, que no lo extinguirá como muchos gurús te dicen que podrás hacer, porque el miedo nunca muere.  El miedo tiene la función de avisarte que estás haciendo algo que hasta la fecha no habias hecho . Así que en vez de rechazarlo, agradécele que te informe que estás intentando ver que hay más allá de los límites.

La acción nos llevará a conocer la cara B del miedo. Nos muestra de qué somos capaces y asombrarnos de los paisajes que nos estábamos perdiendo, por el “qué dirán”.

3.- El camino

Sé que te gustaria tener un bastón que pudiera ser tu avanzadilla para ver si antes de pisar, es un avance firme el que quieres dar. Pero en este caso no hay bastón que valga.

No quiero decir, que libros, formaciones, conferencias, y demás cosas que hayas investigado no te sirvan en estos momentos. Utilízalas como una orientación, no como el GPS imprescindible para estos momentos.

Esas “recomendaciones” te hablan de cómo ellos lo consiguieron. ¿O es qué a todos nos hace el mismo efecto el Ibuprofeno? ¿Es que toda medicina hace el mismo efecto a todas personas por igual?. Si les haces caso, estarás siguiendo “sus pasos”. Y eso no es disrupción, es copia y pega.

Y quieras o no, el camino te llevará a donde tienes que llevar, no a donde te lo hayas planificado.  No nos dejamos llevar por los resultados que los experimentos nos dicen. Si no dicen lo que queremos, creemos que hemos fracasado, cuando realmente quizá no es así.  Los pequeños detalles son la distancia entre la mediocridad y el éxito.

Disrupción es sinónimo de incertidumbre. Y así es la vida, pura incertidumbre.

A lo largo de las entrevistas realizadas, la gente me decía que se sorprendía, pasado el proceso de lo que eran capaces de hacer , de lo empoderados que se habían convertido.

La incertidumbre te enseña:

.- Liderar tus pensamientos

.- Que eres creativo. Ya que apuestas por la forma en la que ves el mundo, tu mundo.

.- Desata actitudes y aptitudes que no conocías. No sabías que tenías porque hasta la fecha habías seguido los dictámenes y recomendaciones de los demás, no las tuyas propias.

.- Creas con tus acciones , tu verdadero storytelling, tu vida.

Por el camino aprenderás que las modas están muy bien, enseñan cosas que no sabías o tenías olvidadas. Pero creando una disrupción en tu vida o empresa, estarás creando una tendencia,  ¿O es que alguien se acuerda de modas de los 90?.

Nadie, nos acordamos de personas o empresas, que han hecho las cosas diferentes a los demás, creando y satisfaciendo necesidades que no sabíamos que teníamos.

Pero el verdadero éxito, la felicidad, no surge de la nada, te lo aseguro.

La disrupción es darle una oportunidad a los disparos que el cerebro nos manda siempre. Nuestro cerebro se divide entre los disparos , imágenes y pensamientos que nos manda y el apagado o no caso, de los mismos.

Los disruptivos no son personas que tienen un cerebro diferente al tuyo. Solamente hacen caso a esos disparos de su cerebro. Disparos que también tienes tú pero que no les haces caso.

Siguiendo las normas, es darle al “Off” de tu cerebro. Crear un mundo nuevo, es darle al “On”.

4.- El Mantenimiento. 

La Disrupción no es un proceso que tras conseguir unos resultados en un determinado número de días, ya te olvidas de ella. Es un estilo de vida que aplicarás a cada rincón de tu vida.

La disrupción te hace ver que no quieres rutinas en tu vida que te ahoguen, personas que no crean en ti ni en tus sueños. Te enseña a saber que una vez conseguido un éxito, no es el final. Sino el principio de un nuevo comienzo. Te hace ser el nuevo Indiana Jones en tu vida y en tu empresa.

¿Te motiva más lo prohibido, lo imposible o lo que siempre has hecho? Con esa respuesta, ya estás diciéndote si tienes madera de disruptivo o no.

Movimiento continuo, que produce resultados,  liderado por un ADN fortalecido con denominación de origen.

¿Y tú tienes miedo a una disrupción en tu vida? ¿Qué disrupción querrías provocar?

 

¿Cómo encontrar tu Porqué?

Hay muchas malas razones para empezar una empresa.  Pero solo hay una buena razón y creo que sabes cuál es: para cambiar el mundo” decía Phil Libin

A todos nos come no saber la respuesta a una pregunta: ¿Quién será el sustituto de Ronaldo en el Real Madrid?

Bueno, pregunta que sí que intriga a muchos el no saber la respuesta, y más si entras a un bar a las 8 de la mañana, sólo se habla de eso.

Pero la respuesta que todos andamos buscando alguna vez en nuestra vida, es a esta pregunta:

¿Por qué estamos aquí?

Cuando lanzo esta pregunta a los entrevistados en el blog, la cara que ponen acordándose de mi árbol genealógico ante esta pregunta, el tiempo que pasan intentando buscar una respuesta, y las respuestas que dan, darían para un documental de varias horas de duración.

¿Por qué haces lo que haces?

Si ante esta pregunta, respondes con un no sé, o frases parecidas a “Es que es la tradición familiar, la verdad que cómo todos hacían lo mismo o era la moda y la seguí, no pude hacer lo que quería y era lo único que me quedaba, la verdad que no lo sé, sólo sé que no hay noche que me pregunte qué hubiera pasado si lo hubiera intentado….”

Tranquilo, no eres diferente a mucha gente. Simplemente eres uno más.

Siempre nos han enseñado en función a tres preguntas:

.- ¿Qué hacemos?

.- ¿Cómo lo hacemos?

.- ¿Por qué lo hacemos?

Siendo las dos primeras preguntas, las que rigen una sociedad racional, es decir la nuestra.

Respondiendo a esas dos preguntas, pensamos que aunque hagamos lo mismo que los demás, podremos conseguir resultados diferentes.

Pero sin saber de dónde, ni porqué, llega una empresa, profesional o persona, que transforma el mundo. Cuando intentamos averiguar cómo lo ha hecho, nos dicen que sus acciones se rigen por un porqué, por un propósito.

Y como buenos “borregos”, si ellos tienen un porqué, nosotros tenemos que tenerlo también.

NO es para nada lo mismo , TENER un porqué, que cada acción que realices demuestre el porqué haces lo que haces.

No es la primera vez, que al hablar del PORQUÉ, me dicen, “La única respuesta a tu ¿Por qué?, es el dinero…Todos hacemos las cosas por dinero, porqué lo necesitamos para vivir…” Y estoy totalmente de acuerdo, el dinero lo necesitamos para vivir. Pero el dinero es UNA CONSECUENCIA de porqué haces lo que haces. Pero ya cuando les preguntas:” ¿Es lo mismo hacer lo que sientes que eres con alegría, y ganar dinero con ello, que hacer lo que no te gusta y disfrutar de las consecuencias de ése trabajo? ¿Afrontas los resultados con el mismo ímpetu?” Ahí ya la gente quiere cambiar de conversación o empieza a rememorar a mis antepasados.

No es lo mismo poner con letras relucientes, el motivo de nuestra empresa, que sin ponerlo en la entrada de la misma, se sienta en cada acción, en cada gesto, en cada momento.

No es lo mismo TENER UN PROPOSITO, que DEMOSTRAR Y SER ESE PORQUÉ.

Por mucho que nos hagan creer, estamos dominados por los sentimientos y no por la razón. Nos hacían creer que el triunfo se llegaba a través del QUÉ. Una forma racional de llegar al éxito. El CÓMO es la toma de decisiones, el cómo llegamos del punto A al que queremos llegar.

Pero el PORQUÉ es puro sentimiento, pura pasión.

¿A qué historias hacemos más caso, a las que nos impulsan algún sentimiento o a las que nos dejan más fríos que los helados que nos comemos?

Siempre vamos hacia el sentimiento, hacia el PORQUÉ de las cosas.

Tu PORQUÉ no es lo que aspiras a ser.  Aunque últimamente veo mucha confusión sobre todo en el mundo de la Marca Personal. Ya que tu PORQUÉ tiene que demostrar LO QUE ERES, no a quién te quieres parecer, o las metas que quieres alcanzar. Que es totalmente diferente.

Si tu PORQUÉ es el proceso de la contribución que tú haces y el IMPACTO que provoca en los demás, ¿ME PUEDES EXPLICAR PORQUÉ CREES QUE HACIENDO LO MISMO QUE HACEN LOS DEMÁS, TE VAS A DIFERENCIAR DEL RESTO?

Descubrir tu PORQUÉ, demuestra a los demás, lo que te hace especial en comparación al resto. Sentir el PORQUÉ de tu empresa, es volver a conectar con la pasión, el motivo con la que han hecho todo desde sus comienzos, y que la han llevado hasta dónde estás. Poner en palabras el PORQUÉ de una empresa, es hacer tangible la cultura de la misma, es tener un bastón para saber por dónde camina y hacia dónde quiere ir.

PORQUÉ, palabra sencilla, que se traduce en más beneficios que muchos procesos estandarizados y homogéneos que podemos ver hoy en día en empresas y a través de profesionales.

¿Y cómo descubrir tu PORQUÉ?

A través de las historias de las que estás hecho, de las personas que hemos conocido, de las decisiones que hemos realizado. A través de esa unión, encontraremos unos patrones, que determinarán nuestro porqué.

Y llegará el momento en el que tras unir todos los puntos, grites: “¡¡ESE SOY YO!!”. Y te aseguro que ya no verás tu vida, cómo la veías hasta entonces.

Quizá hayas encontrado tu PORQUÉ, pero no sabes Cómo darle rienda suelta y lo conozcan los demás.

Antes de seguir, quiero desenmarañar una confusión que yo mismo tenía y veo en los demás.

El CÓMO dar a conocer tu PORQUÉ no es a través de redes sociales, blogs, conferencias y demás, PARA NADA.

Eso son HERRAMIENTAS. Lo que necesitas es descubrir en lo que te haces único respecto a los demás, Es dar a conocer al resto, tu receta hacia el éxito.

Valores cómo Abrazar el cambio, Crear nuevos caminos, el trabajo en equipo, el impulsar la innovación constantemente, el apoyar el fracaso, son valores que te hacen diferente a los demás, porqué abrir una cuenta en Facebook o hacer un blog, lo puede hacer cualquiera.

Sea la estación del año que sea, no dejamos de ver caras alargadas, tristes y sin muestras alguna de ilusión en los ojos. 

Esa desilusión, es la creencia que eso que dicen que es posible sentirnos realizados, satisfechos, felices aunque sea lunes, es algo que nunca llegarán a conocer, a sentir.

Si no quieres ser ese tipo de personas, empieza descubriendo tu PORQUÉ.

Todos tenemos un PORQUÉ, sólo uno.

¿Y tú conoces el tuyo?

Si necesitas investigar más de cómo descubrir tu porqué, os recomiendo “Encuentra tu porqué” de Simón Sinek.