Leo Margets: “Con talento y trabajo duro, surge la magia”

Hoy dentro de la sección “Conversaciones con…” para mi es un placer presentar a Leo Margets.

¿Qué nos puede enseñar el póker? ¿Cómo llego a convertirse en Campeona del Mundo de póker? ¿Qué valores le ha enseñado y se pueden aplicar a la empresa?

Durante nuestros días, la vida nos da carta, y depende de nuestras decisiones, el resultado que tengamos con ellas. Porque ya podemos tener las mejores cartas, que si tomamos una mala decisión, todo se irá al traste.

Hace unos días tuve el placer de conversar con Leo, sobre el póker, su estilo de vida, sus comienzos, de la importancia de la sicología y emociones en el juego.. y qué podemos aprender de él, para aplicarlo a nuestra vida, entre otras muchas preguntas.

Autora del libro “Juega bien tus cartas. En la vida y en los negocios” hoy nos enseñara a cómo manejarlas.

GRACIAS  LEO  por recordarnos que aunque creamos que tenemos en nuestra mano una mano ganadora, dudemos de todo, porque somos el resultado de nuestras decisiones, pensando siempre en el largo plazo a la hora de tomarlas. Podéis conocerlo más a través de  Web, Facebook, Twitter e Instagram.

Sabes que tu vida puede ser diferente y aun así no haces nada para conseguirlo? ¿Te da miedo romper los límites que tienes en tu mente? ¿Quieres poner patas arriba tu vida y conocer eso que llaman felicidad? ¿Quieres que tu empresa alcance esas cimas que siempre has soñado? ¿Crees que el ambiente de tu empresa tendría que mejorar? ¿Sabes que el antídoto a todos los problemas es el NO escuchar tu corazón? Puedes contactar conmigo a través de Twitter, en Facebook y en Linkedin

.- ¿Quién es Leo Margets?

Justo ahora David me preguntas esto, y hace unos días hacia una reflexión, en la que me preguntaba, ¿Por qué nos definimos en función del puesto de trabajo, del sexo que tenemos?

A mí me parece una pregunta tan difícil cuando me preguntan quién soy. ¿Qué pasa que cuando uno está bien, les tienes que meter una chapa increíble?

Soy una tía a la que le importa estar bien y que tiene mucha curiosidad.

.- Y sin esa curiosidad, ¿Dónde crees que estarías ahora?

La verdad que no sé donde estaría, pero si se que no estaría donde estoy ahora.

Seguro que estaría haciendo una vida más estándar. NO me habría planteado hacer cosas arriesgadas en un momento dado. Que tampoco es que sean muy arriesgadas, pero por la sociedad se consideran “poco estándar”.

Tener curiosidad es estar abierto de mente y hace que te conozcas más a ti mismo

.- ¿Te consideras una mujer feliz?

Sí que me considero feliz, porque la felicidad no es algo puntual, aunque en estos momentos no esté pasando por unos momentos felices en mi vida personal. Pero aún así , me considero una tía feliz.

Vivimos en una sociedad que se rige por la tiranía de la felicidad. En la que aunque te den una ostia, parece que tienes que ser feliz si o si. Yo creo que las emociones están por algo.

Aunque estemos pasando malos momentos, veo la vida de una forma global, estoy bien conmigo misma, y eso es parte de ser feliz.

Si lo que depende de nosotros, lo llevamos bien, no debemos fustigarnos porque lo demás no esté yendo bien.

.- Conoces muchas ciudades y culturas, ¿Piensas que la felicidad, para los demás sigue estando en lo exterior?

Si, la gente se fija más en los lujos, en proyectar una imagen. Pero viajando o no viajando lo ves, o en las redes sociales.

La gente viaja para contar a donde ha ido.

.- A mi sobrino de 8 años, ¿Cómo le dirías que es el póker?

El póker es un juego que se juega con unas cartas. Que no es un juego sólo de cartas, sino de personas.

Es como una analogía de la vida, porque juegas con información imperfecta. Que es así la vida. Sabes muchas cosas de la otra persona, pero no sabes sus intenciones. Con esa información tomas decisiones, que te enseñan a tomar decisiones óptimas a pesar de no tener toda la información posible., es algo vital para la vida.

.- La intuición ¿Qué papel toma en la toma de decisiones?

Reconozco que no soy nada de corazonadas e intuiciones, como la gente lo entiende.

La intuición está muy basada en la experiencia., integrada en el subconsciente.  A veces cuando lo quiero escuchar para tomar una decisión, intento reforzarlo más racionalmente, porque la intuición porque si, no me fio tanto de ella.

Es diferente actuar de manera racional que de manera instintiva.

Las emociones no te pueden dejar pensar con claridad y la intuición te puede ayudar.

.- ¿Cómo te llevas con la incertidumbre?

Aprendo a aceptarla.

El póker te ayuda a gestionar la incertidumbre, te ayuda a gestionar el largo plazo .

Pero lo que más nos angustia es saber lo que no va a pasar, el no tener la situación dominada. Y como no podemos dominar todo, lo que intento es estar siempre lo mejor posible yo, para que esa incertidumbre me afecte lo menos posible.

.- ¿Qué valores/ habilidades has aprendido en el póker?

Me ha enseñado a asentarme en el largo plazo. A hacer cosas de manera sostenible. A no necesitar una recompensa inmediata, que para mí es una de las debilidades.

Me ha enseñado también a no tener aversión al riesgo. Como si a todos, nos habían educado, que siempre la opción siempre segura es la mejor. Aunque me han dejado volar mucho, siempre nos inculcan que la opción más segura es la mejor, como nos enseñan en la escuela. En el póker nos enseñan que tomar riesgos es más rentable a largo plazo.

.- ¿Qué podríamos aplicar del póker en la empresa?

Se podría recompensar una buena decisión VS un buen resultado. Si tu recompensas un buen resultado, puede ser pura chorra, pero si recompensas una buena decisión, siempre a la larga, los resultados llegan

.- ¿Qué quieres ser de mayor?

Salvadora de animales.

Desde que tengo uso de razón, mi madre me hizo una tarjeta de visitas, en el que titulo, es ése. Es una tarjeta que todavía tengo en mi cartera.

.- ¿Qué te ha enseñado el mundo? ¿Qué le dirías a esa chica que empezó en el mundo del póker?

El mundo me ha enseñado que es imprescindible para mí, hacer introspección y caer. Aceptar como eres para acabar actuando como piensas. Porque para mí es la única manera de estar bien.

Para estar bien, necesito ser coherente. Ir haciendo pequeños ajustes, para que mi comportamiento se ajuste a mis valores. Y eso para mí, es la felicidad.

Y a esa niña, no le diría nada. Sólo le diría que se espabile y que se lo busque todo ella, ya que es la mejor manera.

.- ¿Cómo se afronta un campeonato desde la vertiente sicológica?

Un campeonato siempre lo afronto estando bien yo físicamente, visualizando viéndome capaz de ganar. Pero también gestiono muy bien los chascos, pero me veo capaz de ganar. Me obsesiona bastante no cometer errores, pero aunque lo hago, no me fustigo.

SI la cago porque no era el mejor movimiento, me aseguro de que no me vaya a pasar más. Pero sobre todo, los afronto muy tranquila, muy calmada.

.- ¿Cuál es tu palabra favorita?

Leona, que es mi primera gata. Que fue una de las personas más importantes de mi vida.

Y Depende. La gente siempre elige dicotomías, o blanco o negro, hombre o mujer… y a la gente le pone nerviosa los depende. Se incomodan por enseñarles la realidad.

.- ¿Qué es para ti 4 ases?

Que guay, espero sacar el máximo del otro.

Porque si yo tengo 4 ases, o 2 ases en la mesa y yo otros 2 yo, va a ser muy difícil que me den acción, porque yo tengo la mano ganadora.

Es lo que pienso: “Ojala pueda rascarle algo”.

.- ¿A qué das gracias?

A ver tenido la suerte de haber nacido en Barcelona, en esta época, con una familia que me ha dado todo lo que he necesitado.

.- ¿El talento nace o se hace?

Las dos. Está muy bien decir que el talento se hace. Por ejemplo en mi profesión, hay gente que no siendo los más talentosos del mundo, se ganan muy bien la vida jugando al póker. Cuando hay talento y trabajo duro, es cuando se hace la magia.

El talento se puede suplir con curro, pero no se suplir curro, habilidades, sin talento.

.- ¿Cuál es tu concepto de éxito?

No le doy importancia al éxito, porque como se entiende el éxito actualmente, es algo eventual.

A mí me gusta más una palabra, que es MASTERY. La maestría, dominar un concepto, una profesión.

EL éxito se basa en un resultado, Esta bien cuando lo tienes, pero no me preocupa demasiado.

.- Una reflexión para los lectores del blog.

Tenga curiosidad, que no juzguen. Porque juzgar te hace sentirte pequeño, tú mismo te estás limitando, perderte muchas oportunidades que la vida, nos da.

Nunca den nada por sentado. Que duden siempre de todo lo que les dicen. Siempre intenten pensar el pensamiento crítico, porque es bueno.

 

El sindrome del Impostor.

Al éxito y al fracaso, esos dos impostores, trátalos siempre con la misma indiferencia” decía R.Kipling

sindrome impostor¿Me crees si te dijera que muchas personas, tras alcanzar sus sueños, se sienten que están mintiendo a los demás?. ¿Me creerías, al saber, que se sienten unos impostores con ellos mismos y con los demás?

Es lo que se llama el SÍNDROME DEL IMPOSTOR.

¿De qué trata?

Son personas que permanecen convencidas de que son un fraude y no merecen el éxito que han conseguido.

¿Qué paradoja conseguir lo que siempre has soñado y en vez de disfrutarlo, pensar que eres un fraude, verdad?

Pues suele pasar más de lo que nos imaginamos.

Así piensan los “impostores:

¿Cómo puedo yo ahora dirigir la empresa de mis sueños, a personas que son mucho mayor que yo? No me harán caso.. No puedo conseguir el título con el que siempre soñé , nadie me tendrá en cuenta..No me merezco este éxito, vengo de una familia muy humilde… Nadie me va a creer, nadie va a seguirme, todos piensan que soy un impostor”.

¿Por qué lo pensamos?

Porque a pesar del esfuerzo, a pesar de las circunstancias desde las que empezamos y donde estamos ahora, a pesar de las horas sin dormir, de las caídas, lloros en soledad.. CREEMOS QUE NO SOMOS DIGNOS DEL ÉXITO QUE HEMOS CONSEGUIDO.

Sentimos que el éxito solamente lo alcanzan con un talento especial, que han nacido con una flor debajo del culo, tienen padrinos o una familia muy acaudalada.

¿Pero nosotros? ¿Podemos merecernos un éxito con el que habíamos soñado?

Aunque era lo que queríamos, acaba saliendo por nuestra boca: “No me lo merezco, soy un impostor”.

¿Por qué?

Porque vivimos en un mundo en el que el poder social ( las apariencias, el estatus..) es mucho más importante que el poder personal ( autoestima, confianza, estabilidad emocional..)..

¿Y qué pasa?

Que cuando llegamos a la meta de nuestros sueños, suele haber una descompensación entre el poder social y el personal, queriendo siempre que gane más el primero que el segundo. Cuando en realidad tendría que haber un equilibrio entre ambos.

Cuando nos proponemos algo, o nos proponen algo, soñamos con lo que nos supondrá conseguirlo, éxito, fama, triunfos, que la gente nos conozca…Y cuando hemos llegado, ¿Qué pasa?

Que no hemos trabajado nuestra autoestima, que no queremos darnos cuenta de lo que hemos conseguido, porque hay gente que está a nuestro alrededor, con más dinero, más fama, con más seguidores que nosotros.

¿Y qué hacemos nosotros? En vez de disfrutar de lo conseguido, de sentir que somos capaces de conseguir lo que nos propongamos…sentimos que somos unos impostores, porque nos creemos que no somos “aptos” para el nivel al que hemos llegado.

ANTES DE SEGUIR PENSANDO ESO, PARATE.

Mira atrás y date cuenta de todo lo que has conseguido. Mira los esfuerzos realizados, mira las caídas que has tenido y como te has levantado. Siéntete orgulloso de todo lo que has hecho.  Es con lo que soñabas y ahí lo tienes.

Y date el capricho de disfrutarlo. Lo has conseguido, ahora vive, celebrarlo, y mira al frente, con orgullo de saber que si quieres puedes. Que tú eres el dueño de tus circunstancias.

Solamente tienes que pararte y ver de lo que has sido capaz, pero nunca olvidar una cosa, ESOS MIEDOS QUE TIENES, ESOS “QUIZA PIENSEN QUE..DIGAN QUE..”….puras invenciones de tu cerebro ante una situación nueva, que crees que no podrás dominar, pero que si es tu sueño, lo harás.

Y si alguien piensa eso de ti, QUE TE LA BUFE.

También quería hablar de otro tipo de impostor. Esos que nos encontramos en nuestra vida personal y profesional. Esos que aparentan una cosa y detrás, solamente hay humo.

lisindrome impostorHe conocido muchos profesionales “de elite”, que acaban siendo unos impostores. Dicen ser una cosa, y luego no viven de lo que exhiben a bombo y platillo… Promulgan unos valores, una imagen, un algo que no se yo, que nos deja a todos asombrados… Pero no es la primera ni será la última vez que oiga, entre bambalinas: “Me han ofrecido un trabajo, del que de verdad, no tengo ni idea, pero tengo que aparentar que sí, porque si no, mi marca se irá por la ventana”. Cuando esas personas promulgan, profesionalidad, valores, coherencia, emprendimiento, éxito y lo único que hacen, es agarrarse a un clavo ardiendo  y si es pidiendo favores, mejor.

Contratamos por el nombre, y despedimos por los resultados. ¿No sería mejor contratar por los resultados y despedir (en el que caso que hiciera falta, por el nombre, y no por la marca)?

También nos encontramos con impostores en nuestra vida personal o sentimental. Personas que nos hacen creer que por fin, eso con lo que tanto soñábamos, ese amor o amistad que nos haga que la vida sea más fácil, hasta ahora.

Y cuando nos damos cuenta que son humos tóxicos…Ya es demasiado tarde.

No te arrepientas de nada, porque hasta las malas personas, nos dan experiencias de las que aprender.

¿Qué tenemos que hacer antes de encontrarnos a una persona de este estilo?

.- Saber que nada ni nadie, puede traerte la luna en menos de 5 minutos. Sólo tú puedes ir hacia ella. Que no te vendan la burra.

.- Y para no caer en una “venta ficticia” de amor o amistad, tienes que tener tu poder personal. Tienes que saber quién eres, que quieres, y que NO en la vida. Cuando eres dueño de ti mismo, sabes que nadie te va a dar un Ferrari a cambio de su utilitario.

.- Cuando más confíes en ti mismo, en tu instinto, menos se te acercaran. Y cuando los veas, te darás cuenta, que sobreviven por y para su máscara, y no viven para su alma.

.- Si has llegado a tu éxito, DISFRUTALO. Y que dicha meta, haga aumentar la confianza en ti, que te haga ver que si quieres puedes. Pero sobre todo, que si has llegado hasta ahí, es porque la vida te ha recompensado por los esfuerzos realizados. Y si alguien te dice algo, QUE MIRE COMO ES SÓLO EL PRINCIPIO DEL COMIENZO.

Así que por favor, no eres un impostor si has luchado por tu sueño y has sido coherente contigo mismo. Lo has conseguido tú, con tu sudor y lagrimas. Y por eso tiene que estar muy orgulloso de ello. Felicidades y disfrútalo.

¿Contra los impostores de humo? CONFIANZA EN UNO MISMO.

¿Crees que eres un impostor en la situación que tú mismo has conseguido? ¿Por qué? ¿Con cuántos impostores te relacionas al cabo del día?

 

¡¡No eres tu Coeficiente Intelectual..!!

“Responda con honestidad: ¿Cree que su coeficiente intelectual es bajo?

untitledDavid, cuando me dijeron que no te dedicabas a la administración, pensé que eras un fracasado. Con la inteligencia que tenías para los números, y me decían que te dedicabas a no sé qué de hablar en público…Que pena me diste en esos momentos..”

Me encanta la sinceridad y la coherencia de las personas, pero en esos momentos, o empezaba a recordar a todos sus familiares no vivos o respiraba muy profundo y le decía:

EN LA VIDA, EL COEFICIENTE INTELECTUAL NO ES IMPRESCINDIBLE PARA EL ÉXITO”.

Reconozco que tenía razón.

Hubo momentos de mi vida, que por mucho que había sacado Sobresalientes y Matriculas de Honor durante mi época estudiantil, me encontraba en la vida, sin trabajo, sin ninguna entrevista de trabajo a la vista.

Sin nada de esos beneficios que tenía ser el mejor en las notas.

¿Para qué había servido esforzarme en el colegio cuando para la vida no servía para nada dicho esfuerzo? ¿Yo esforzándome para sacar las mejores notas, optar a las mejores oportunidades y mientras gente que aprobaba con “aprobados raspados”, tenía más suerte que yo?,¿qué estaba pasando?

Que estamos en una sociedad que pensamos que cuanto más inteligencia tengas, más éxito tendrás el resto de tu vida,..Y cada vez estoy más en desacuerdo con ello.

A lo largo de todo el tiempo vivido con el blog y la consultora, una de las características que tienen en común todas personas de éxito que he ido conociendo.., es que ninguno, destacaban por su Cociente Intelectual.

¿Y cómo han alcanzado el éxito, viniendo de una época escolar, que poco menos se les consideraba “tontos”?

Estamos en un mundo que nos dice que el éxito, es tener miles de seguidores en facebook, ( y si no los tienes, los compras), nos enseñan a aparentar cosas que no somos, porque si quieres triunfar, es lo que tienes que hacer.

Como decía en un artículo anterior, no somos humanos, somos marketing con patas.

Estas personas y empresas no nacían de unas circunstancias muy motivantes, no se distinguían por su apariencia,.. Más bien al revés.

Pero han llegado hasta donde están, gracias a su DETERMINACIÓN. (En idioma coloquial, porque sus webs)

El éxito no lo determina un Cociente Intelectual y si la FE, la RESISTENCIA, el COMPROMISO, que pones para alcanzar una meta.

Nos han enseñado que hay que tener experiencia ya de antemano, para afrontar cualquier reto. Si no la tenemos, ya podemos olvidarnos de cualquier cosa, porque ya de antemano no somos “aptos” para dar el primer paso. O eso nos dicen.

La experiencia es una moda. Para un determinado momento, para una determinada acción, que tuvo éxito para ese tiempo… ¿Y ahora? ¿Tiene que tener también éxito, una experiencia de hace más de 5 años? ¿Es que los tiempos no cambian?

Así que tanto el cociente intelectual, como la experiencia no son factores determinantes del éxito.

Nunca había destacado por mis notas en redacciones en el colegio, a día de hoy estoy escribiendo mi 3º libro…Así que no valen excusas.

Muchas de las personas y empresas que idolatras, empezaron sin ninguna experiencia en el campo profesional en el que querían introducirse. ABSOLUTAMENTE NINGUNA.

A día de hoy son líderes en sus campos profesionales.

¿Cómo no teniendo una experiencia, una inteligencia en dicho campo han llegado a conseguirlo?

Siendo audaces y proponiéndose desde el principio, que en todo momento se enfocarían en su sueño en cuerpo y alma.

Era su sueño, es su sueño. Cuando estas enfocado, tienes un reto, entre ceja y ceja, resistes a todas las inclemencias que te encuentres por el camino. Todo por y para tu sueño.

Saben que son ellos mismos los creadores de su destino. Si hubieran hecho “caso” a esa profesora que les dijo que no cantaran, que no valÍan para emprender su empresa o que se olvidarán de esos sueños locos, todavía estaríamos viviendo en la era del Paleolítico.

Vivimos en un mundo, en el que triunfa, es el que llega antes a la meta. Ya nos puede estar manipulando, mintiendo o sea todo una farsa, si dice él que ha sido el primero en algo, nosotros lo aplaudimos a rabiar, haciéndole la reverencia a cada paso que dé.

¡¡YO NO OPTO POR UN ÉXITO EFIMERO E INCONSISTENTE!!

Sé que dirás, que no tienes paciencia, que tus circunstancias no te lo permiten, o miles de cosas más… cada uno que piense lo que quiera, pero NO ERES TUS CIRCUNSTANCIAS y el ÉXITO NO ES UNA CARRERA EN LA QUE TIENES QUE BAJAR DE 10 SEGUNDOS EN 100 METROS.

Las personas que han triunfado DE VERDAD, no corren, no esprintan, porque saben que el camino hasta su meta, será una carrera de resistencia, no de velocidad.

Te revuelves un poco en el asiento, ¿Verdad?

Muchas de las personas que he entrevistado, no han llegado los 1º a la meta. Muchos fueron los 2º, 3º o 5º, pero llegaron con convencimiento, que lo hacían de manera diferente, dando más valor que el 1º.. Y así es como están en la cima de su sueño.

Lo que te distingue a unas personas de otras, es el COMPROMISO que tienen con ellos mismos, con su proyecto. NO SU INTELIGENCIA MEDIBLE.

cociente intelectualMientras los que optan por un éxito efímero, por subirse al carro de modas “eventuales”, se comprometen con la fama, con el aparentar, con el ser “uno más dentro del grupo cool del momento”, los demás, optan por SER SIN TAPUJOS, NI MIEDOS.

Porque sienten que el éxito les vendrá, sin la necesidad de una experiencia sin significado para ellos o de unos conocimientos innecesarios. Sino siendo ellos mismos, sintiéndose como son, creando ellos mismos, sus aprendizajes, a través de sus experiencias.

Así que si no te importa tu Cociente Intelectual y SI tu sueño, recuerda:

.- Lidérate, no dejes que te lideren.

Como buenos borregos que somos, preferimos que nos controlen diciendo que no podemos, que no tenemos experiencia, que no somos inteligentes, que no podemos salirnos de esa línea y que hagamos otras cosas más fáciles, dejando de lado

Mejor que nos controlen los demás que no, nosotros mismos.

Son personas que se lideran a ellos mismos, porque saben que son los únicos que deben hacerlo durante su vida.

.– Perseverancia.

Vuélvete un fanático de tu sueño, conviértela en una obsesión. Las 24 horas tienes que pensar por y para tu sueño. Estudia, lee, aprende, todo lo que haga falta para ser el mejor en dicho campo.

Siempre da el 1% más de ti, de lo que diste ayer.

.- Aprendes de las caídas y sigues adelante.

Nos han enseñado que fracasar, es la peor etiqueta que un ser humano puede recibir. Las personas que no les importa el cociente intelectual y si su pasión, aprenden de las caídas. Les enseña a ver qué han hecho mal, qué ha pasado, que han aprendido, qué han vivido por el camino y qué no repetir, para reanudar la ascensión a su meta.

La gente que deja que los demás los lideren, que acepta que hay límites y ante la 1 caída, tiran la toalla. Quienes saben que no son su Cociente Intelectual, aprenden de lo sucedido, se limpian la ropa y siguen.

Así que nunca olvides, NO eres tu COCIENTE INTELECTUAL y SI eres la DETERMINACIÓN que impregnes a tu meta.

¿Crees que al éxito se llega a través del cociente intelectual? ¿Tienes a tu alrededor gente menos lista que tú, pero más espabilada?

3 cosas hay en la vida…

La vida no trata de encontrarse a uno mismo, sino de crearse a uno mismo” decía George Bernard Shaw

3 cosas hay en la vidaTodos tenemos en nuestra memoria, un consejo que nos dio alguien en un momento.

Creo que los mejores consejos, son los que no pedimos, sino los que salen del corazón de la persona emisora, de su intención de ayudar.

Durante mi vida, he ido recibiendo “recomendaciones” de mi familia, amigos, jefes, mentores que me han ayudado en muchos momentos. Reflexiones que no olvido.

Además, en las entrevistas que realizo, hablamos con los entrevistados, sobre los consejos que han recibido y que siempre les acompañan en su camino.

Desde ser agradecido, de dar siempre todo de ti en todo momento, o no avergonzarse de lo que uno siente o no ahorrarse los te quiero, son algunos de los consejos que he ido recopilando y que son esenciales para toda persona.

Como bien dice Albert Espinosa, durante la vida, nos vamos encontrado personas que se convierten en nuestras perlas. Personas que conforman el collar de nuestra vida, de nuestra inspiración o aprendizaje.

Y hoy quiero hablar de una de ellas y el consejo que me dio.

Se llama Antonio y ya hablé de él en otros artículos.

Recientemente volví a tener una conversación con él, en el que me regaló, 3 consejos que han provocado un antes y después en mi vida.

Son consejos fáciles de seguir, no hay que hacer un Máster ni comprar seguidores en tus redes sociales para aparentar nada que no eres. Todo es más fácil y con resultados duraderos.

Estos 3 regalos que me dio, te los ofrezco para ti, que sientas, como yo, los cambios que producen:

.- Hace 1 segundo, ya es pasado.

Cuando hayas terminado de leer esta frase, el tiempo invertido, será ya pasado. Tiempo que ya no volverá a tu vida. Pensamos que el pasado, es hace 1 mes, 1 año o la noche de ayer. El pasado ya es después de haber leído estas palabras. ¿Y qué pasa con el pasado? Que nos aferramos a él, como los niños al turrón de chocolate.

Lo queremos, lo añoramos, deseamos volverlo a revivir, se nos llena la boca pensando en él…EN LO BIEN QUE CREEMOS, QUE VIVIAMOS EN AQUELLOS TIEMPOS.

El pasado nunca lo podrás volver a revivir. Sólo son tus pensamientos del pasado, los que traes al presente, nada más. Esa persona a lo mejor ya no volverás a verla, ese amor se marchó para siempre y ese trabajo ya existe más.

No está en tu poder traerlos al presente, ni con magia. Ya no volverán. Aprende de ese pasado, lo que sentiste, lo que viviste, de lo que fuiste capaz y pensabas que era imposible..Porque mientras tanto, estas desaprovechando un regalo que tienes y del que no haces caso, pensando que es mejor el pasado que él.

EL PRESENTE.

Estas teniendo la oportunidad de vivir, de sentir, de que recorran por tu cuerpo emociones increíbles, de aprender de personas que tienes delante de ti, de crear oportunidades para un futuro mejor..

Y tú mientras tanto, añorando el pasado…

Repite conmigo, el pasado ya no volverá, sólo existe el momento presente. Y desde él, puedes hacer, crear, sentir, cosas indescriptibles.

Vive y no añores. Siente y no sientas morriña. Disfruta y aprende del pasado.

.- Cada paso que des, siéntelo, vívelo.

Vamos por la vida quejándonos.

3 cosas “Off, llevo 3 horas y aún me quedan otras 5 en este trabajo.. Aún no hemos llegado y ya estoy agobiándome…”

Vivimos la vida con agobios, ajetreo y estrés.

Cuando tú sientes que lo que haces, te alegra, te motiva, aún sabiendo que tienes horas por delante de trabajo, sacrificio y esfuerzo..Sinceramente, te da igual, porque lo que te importa, es lo que haces, lo que sientes, no el esfuerzo que haces, o las horas que te quedan por delante.

Y aunque sean momentos duros, vívelos también. Porque como te he dicho antes, seguro tienen un aprendizaje esperándote, una oportunidad que tienes que vivir.

Vive, siente, emociónate, pero déjate de quejarte y disfruta de cada momento.

.- Que no te importe lo que digan los demás de ti, es su creencia. No la tuya.

Cuando recibimos un comentario por parte de alguien que no nos gusta, creemos a pies juntillas que lo que él piensa de nosotros, es la pura verdad.

¡¡ERROR!!.

Lo que él cree de nosotros, es lo que él cree. Pero ahora me gustaría preguntarte: ¿Lo que cree tú jefe de ti, es lo que tú sabes que vales? ¿Lo que cree tu suegra de ti, es lo que tú sabes quién eres?

Seguro que dices que no. Perfecto. Pues ahora me respondes a esta pregunta:

Si tú sabes quién eres, qué quieres, lo que es verdad y lo que no en tu vida, ¿Te importa lo que te digan los demás?

Te tiene que dar exactamente IGUAL. Como bien dice, Ecequiel Barricart, “Me la bufa”.

Si yo sé quién soy, si soy yo coherente conmigo mismo… Me tiene que dar exactamente igual, lo que digan los demás. Porque yo sé que es verdad y que no.

Como bien dice una frase” Que digan los demás lo que quieran aún sin conocerte, porque nunca olvides, hasta los perros ladran a desconocidos”.

Y luego ese perro que te ladraba, acaba viniendo a ti, cuando ven que eres de fiar, ¿Verdad? Pues aquí igual.

Tú sigue tu camino, si tienes la conciencia tranquila, que digan lo que quieran. Y como bien dice Risto Mejide: “Que hablen mal o bien, pero que hablen, es lo importante”.

Decía en un artículo anterior, que de ti depende que seas una persona frontón o una persona piscina. Sigo diciendo que es esencial que seamos frontones.

Dice la canción, “3 cosas tiene la vida, salud, dinero y amor”, pero a partir de ahora recuerda:

.- No hay pasado sino presente.

.- Que digan misa los demás si tú sabes lo que es verdad y es mentira.

.-Pisa con garbo y siente la felicidad en cada huella que dejas.

¿Qué 3 cosas no olvidas en tu vida?

 

¡¡Cuando tenemos miedo a sentir..!!

Sentir antes de comprender” decía Jean Cocteau.

miedo a sentirHola David:

No importa quién soy, de donde vengo ni la edad que tengo, sólo importa que por un error mío, llevo años sintiendo la soledad.

Durante mi vida, me he encontrado con muchas cosas en mi camino. Unas buenas, otras excelentes y otras no tan buenas. De todas ellas he aprendido. Y creo que gracias a tener una mentalidad de aprendizaje continuo, me ha ido bien en la vida.

Pero como te imaginarás, siempre hay excepciones. Y SI, aquí también la hay.

Me acuerdo el día que la vi. Una sonrisa que iluminaba hasta al alma más triste. Unos andares que hacían entre ver una personalidad muy marcada y unos ojos que te desnudaban si se cruzaban con los tuyos.

Era ella. Siempre me acordare de ese día y de todos los siguientes.

Siempre había sido un hombre echado adelante, confiaba en mí, sabía que tenía posibilidades en todo lo que me proponía. Gracias a esa confianza, había llegado hasta donde había llegado, como te comentaba.

¿Pero qué me pasaba? ¿Por qué actuaba de una forma errática, como nunca había hecho?

Siempre que pensamos que actuamos de una forma diferente a nuestra rutina, empezamos a echar la culpa a los demás, cuando en realidad tendríamos que mirarnos al espejo, y preguntarnos: “¿Qué te pasa?”.

A pesar de ser siempre una persona abierta y empática con los demás, me daba cuenta que empezaba a poner distancia con todo el mundo. Ya no actuaba de la misma forma, ya no daba abrazos, ya no sonreía.

A día de hoy, cuando en mi pelo, solo hay canas y mi piel esta arrugada por experiencias, te puedo decir que me pasó.

Tenía miedo a sentir.

Había tenido parejas, amigas, había creído sentir el amor, el desamor, la amistad, todo tipo de emociones que te puedes imaginar,… son las que marcan a día de hoy mi piel.

Pero tenía hasta hoy, una tirita que ocultaba una herida que no quería mostrar.

Por miedo, me empecé a alejar de lo que quería. Llevándome a la más pura de las soledades. Aquella que es impuesta por uno mismo, por miedo, no por decisión.

Tenía miedo a decirle lo que sentía. Tenía miedo a decirle Te quiero, y eso que nunca me había costado nada decirlo a otras personas. Tenía miedo a mostrarme como yo era, lo que yo sentía por ella.

Presiento que por mi falta de confianza en mí mismo. Nunca había creído que lo diría y menos que lo escribiría a una persona que no conozco y que podría ser mi nieto, pero así lo siento.

miedo-a-sentirVivimos muchos amores a lo largo de nuestra vida. Esos que dicen que te da un vuelco el estomago, en los que el corazón te va a 2.000 por hora, en los que no puedes dormir. Son amores muy bonitos, de juventud, de una noche loca, de un verano.

Pero creo que el gran amor, es aquel que te da miedo.

Si, MIEDO. Sé que estarás pensando que el amor y miedo no es una buena combinación, que darán un resultado satisfactorio. Pero creo que el VERDADERO AMOR, es aquel que al principio te da miedo. Pero miedo de verdad, no hormigueo en el corazón.

Tenía miedo a hablar con ella, tenía miedo a preguntarle como estaba, tenía miedo a pronunciar 2 frases seguidas y me soltará cualquier cosa que me hiciera ver que no quería mi presencia junto a ella.

Si, la mente es muy perra, como bien dices tú. ¿Por qué pensaba todo eso? ¿Por qué pensaba que no quería estar conmigo cuando nuestros paseos eran de horas y sin un minuto de silencio?

Por miedo a mostrar mis sentimientos por ella, por miedo.

Siempre se dice que hay un amor que nunca olvidarás, y como te he dicho, aunque no me atreví a decirle nunca nada, para mí, es y será ella.

Querer guardar las distancias hacia que aumentaran los kilómetros emocionales que me alejaban de ella. Y con ello aumentaba mi soledad.

No sé si la volveré a verla algún día, si sabré de su existencia, o si el destino me la volverá a poner delante de mí, antes de que coja el último tren.

¿Por qué tenemos miedo a expresar lo que sentimos? ¿Por qué tenemos miedo a decir TE QUIERO? Porque nos han enseñado que las emociones, es de “sensiblones” y si eres así… no tienes futuro en esta sociedad.

Las palabras nunca alcanzan, cuando un alma está desbordada. No nos han enseñado a gestionar el miedo, a gestionar nuestras emociones. Y ya no hablo de vuestra generación, sino de la mía, la de la guerra y post-guerra.

Nos enseñan de todo, pero no hablar de alma con alma. Creo que es la conversación más importante y esencial que dos seres humanos pueden tener. Pero sobre todo que cada uno de nosotros, debemos tener.

Quería expresar con esta carta, una forma de quitarme esta tirita que me oprimía mi corazón y como una reflexión, que a quien quiera la haga suya, que POR FAVOR, NO PONGAMOS DISTANCIA CON AQUELLO QUE SENTIMOS, QUEREMOS O HASTA LO QUE NOS DA MIEDO.

¿Por qué?

Porque ESO, nos va a dar los mayores aprendizajes que una persona puede recibir. Saldrá bien o mal, será la persona de tu vida o serán momentos temporales inolvidables, quizá puede ser un peñazo de tío/tía, pero no dejaremos que el miedo gane la partida.

No sé qué aprenderás, pero seguro que mucho más que yo, en esta soledad sin su presencia.

Gracias por dejarme mostrar esta herida y si alguien, leyendo esta carta, le “salvo” de ponerse una y da un paso adelante, te aseguro que podré irme más feliz de lo que soy ahora.

Allá donde quieras que estés, has sido, eres y serás la mujer más importante de mi vida.

Te quiero.

¿Por qué te alejas de lo que sientes? ¿Qué te está produciendo ese alejamiento?

 

¿Mentiras? Todos hemos mentido alguna vez en la vida..

“Si vas a mentirte, asegúrate de tener todos los cabos atados .De lo contrario, alguno de ellos podría darte en las narices”

MentirasTodos hemos mentido alguna vez en la vida.

Y hoy, ¿lo has hecho? ¿Has dicho alguna mentira, aunque sea piadosa?

Hay mentiras piadosas, hay medias verdades, silencios que resuenan más que una verdad, y hay mentiras que nos comemos dobladas…

Muchos dirán que una buena mentira, es mucho mejor que una verdad a la cara. Otros que prefieren siempre ir con la verdad por delante que una mentira que lo lleve a un mundo “irreal”…

Pero en definitiva, TODOS hemos mentido alguna vez, TODOS hemos recibido alguna mentira.

¿POR QUÉ MENTIMOS?

Porque tenemos miedo a mostrarnos como somos.

¿Por qué mientes ante esa infidelidad? ¿Por qué mientes ante tu condición sexual? ¿Por qué mientes sobre tus deseos? ¿Por qué mientes cuando dices que NO sientes nada por esa persona, cuando es que SI?

Porque tenemos miedo a mostrarnos a los demás, porque tenemos miedo a las represalias.

Vivimos en una sociedad del miedo. El miedo que nos inculcan, que ante la mera posibilidad de pensar que podemos hacer las cosas de otra manera, de que podamos ser nosotros mismos.. Nos atengamos a las consecuencias.

De pequeños, papa y mama, nos han enseñado que mentir es malo. Que siempre tenemos que decir la verdad, pero es desde esa parte de nuestra vida, cuando nos damos cuenta, que es mejor mentir, que decir la verdad.

¿O es que nadie ha hecho una trastada y cuando le han preguntado, ante el miedo a las represalias familiares, le ha hecho la culpa a su perro o a su hermano pequeño que todavía no puede defenderse?

Seamos sinceros, por favor.

La única manera de alcanzar un “poder social”, es teniendo un “poder” personal. Y mintiéndote a ti mismo, ni el poder del mando de televisión, tendremos.

En la juventud mentimos en relación a nuestras hazañas amorosas, no decimos la verdad en cuestión a lo que deseamos estudiar, o hacia nuestros sentimientos. Y llega la gran esperada madurez.

Seamos sinceros… Mentimos como bellacos y principalmente, NOS MENTIMOS A NOSOTROS MISMOS.

¡¡Y ASÍ NOS VA!!

Nos mentimos, porque queremos que el “papel” que tenemos creado delante de los demás, siga así durante mucho tiempo. Creemos que esta mascara nos salvará de posibles problemas, cuando en realidad, nos está oprimiendo por dentro.

¿Quién no ha tenido conversaciones de este estilo?

.- Cuando le preguntamos a una persona como estaba. Y pasado unos días enterarte que tiene una enfermedad, separación o problemas diversos. Cuando la respuesta que recibimos es una contestación de que se encontraba muy bien.

.- Cuando le preguntamos a una persona como va su proyecto empresarial y mientras se le llena la boca de sueños, ilusiones…saber días después que había cerrado su empresa hacia meses..

¿Qué nos pasa?

QUE NOS DA VERGÜENZA MOSTRAR QUIENES SOMOS, LO QUE ESTAMOS VIVIENDO… En definitiva, que creemos que es mejor PARECER que SER.

También entiendo que en un mundo, en el que el “más sensible”, el que reconoce “ que todavía no ha triunfado” o no tiene “pareja” pasada una cierta edad, es considerado de “raro”, nos ocultemos en mascaras, para no sufrir la ira de la sociedad.

Lo puedo llegar a entender, como una forma de defensa. Una forma de defensa, pero en la cual nosotros antes, hemos sido y seremos COHERENTES con nosotros mismo.

¿Qué quiero decir?

mentirasNo es lo mismo como nos relacionamos con nuestros padres, amigos, pareja o amigos del trabajo. A cada uno le damos una cosa, le contamos una cosa, no hablamos de unos temas determinados, pero SIEMPRE tenemos que ser NOSOTROS MISMOS.  No con todo el mundo actuamos de la misma manera, pero eso no quiere decir que nos mintamos o mintamos.

¿Por qué mentimos? Porque no somos COHERENTES.

Si sabes que lo estás haciendo mal, ¿Por qué te mientes? Si sabes que no es el camino correcto, ¿Por qué te mientes? Si sabes que no lo has conseguido, ¿Por qué dices que SI?..

Aún sabiendo que está mal como te tratas, sigues mintiéndote, porque ganarás más yendo de víctima, que empezando a trabajar por ti mismo, para modificar la situación.

Ser coherente con uno mismo, es:

.- Ver la realidad. NO desde nuestros ojos, sino desde tu corazón.

.- Es aceptar todas las acciones realizadas y no hechas, hasta la fecha. Y no fustigarse por ello, aprender el motivo por el cual las realizaste y aprender de las mismas, para el presente y futuro. Aprender de nuestros errores, fracasos, CAGADAS, porque en la vida todos la CAGAMOS.

.- Y es empezar a preguntarse uno mismo: ¿Quién soy yo?. No esperes que la respuesta definitiva sea rápida, te costará toda tu vida..Pero el viaje será increíble, te lo prometo.

Pero ya viendo el trabajo que es ser coherente, nos ponemos a sudar y a desechar la idea. Mucho mejor mentirnos, mentir, que nos vean como una víctima, que se crean quienes somos, que nos produce más beneficios, que perjuicios…POR AHORA.

Tampoco estoy diciendo, que ahora nos dediquemos a ser como “ametralladoras de la verdad” y no paremos de decir todo lo que sintamos, queramos en todo momento…UN POCO DE POR FAVOR, que seguro que alguna conflicto familiar o sentimental por “ no entender” este artículo, provocaría.

Mentirnos a nosotros mismos es creer, de verdad, que la culpa que no estemos consiguiendo lo que siempre habíamos soñado en la vida, es de los demás, cuando no es así. ES NUESTRA CULPA.

Cuando dejar de mentirte, es empezar a coger las riendas de tu vida. Es empezar a conocerte, a hacerte tu propio amigo y empezar la relación más bonita que una persona puede tener, que es con uno mismo.

Y esa transformación que hay dentro de ti, se produce también en el exterior.

.- Ves a los demás, como son, no como querías que fueran. Y así los quieres. O también los sacas de tu vida.

.- Sientes en ti eso que siempre ibas buscando, la felicidad. Estaba dentro de ti, pero al mentirte, pensabas que estaba fuera. ¡¡QUÉ CONFUNDIDOS ESTAMOS!!.

.- Sientes que la vida, no es ni pasado, ni futuro, sino solamente PRESENTE. Y es lo que vives. Y mientras los demás lo desaprovechan, mintiendo, mintiéndose…tú lo vives, lo experimentas, aprendes de él.

.- Simplemente, aquellas cosas que te preocupaban..te parecerán una “chiquillada” por la que te dabas mucho mal…Ahora te centras en lo que realmente te importa y ¿lo demás? Pasa a ser secundario.

Dejemos de mentirnos. Tienes miedo a la esencia que hay en nosotros, y te aseguro que es la única que hay en el mundo.

Dejemonos de mentirnos y empecemos a querernos a nosotros mismos. El cambio es y nos será espectacular.

¿Cuántas veces te has mentido hoy?

 

 

 

¡¡Mindfulness Canalla!!

Si estás atento al presente, el pasado no te distraerá, entonces serás siempre nuevo” decía Facundo Cabral.

A man walking barefoot across stepping stones away from the shore of a lake.

Hasta hace veinte años, la palabra mindfulness apenas se utilizaba, sin embargo, en Occidente, hoy en día, ésta palabra se está imponiendo al término meditación.

Para todos los que practicamos meditación y queremos que, por el bien de la humanidad, esta práctica se difunda lo máximo posible, mindfulness es una gran noticia; por fin la meditación “sale del armario” y se coloca bajo los focos.

En los años ochenta, Jon Kabat-Zinn crea la clínica para Reducción del Estrés en la Escuela de Medicina de la Universidad de Massachusetts. Allí comienza a impartir el que sería el curso estrella para la difusión del mindfulness en Occidente: el programa de reducción de estrés basado en mindfulness. Un programa de ocho sesiones por el que actualmente han pasado miles de personas y que es ampliamente utilizado en hospitales, escuelas y empresas de todo Estados Unidos, llegando más tarde a Europa y al resto del mundo.

En 1999 Kabat-Zinn, junto a otro pionero en el estudio científico de mindfulness, el neurocientífico de la universidad de Madison (EEUU) Richard Davidson, llevan a cabo un estudio en el que miden la actividad eléctrica en el cerebro de un grupo de trabajadores sin experiencia en meditación,  y al que imparten el curso de reducción de estrés de Kabat-Zinn. Al medir la actividad cerebral de los participantes, los científicos descubrieron que, tras hacer el curso, las personas habían incrementado notablemente la actividad en las zonas  de control emocional y de resistencia a las dificultades. Además, comprobaron la mejora en el sistema inmunitario de los participantes.

En otro estudio de Richard Davidson con Dan Goleman (autor del libro Inteligencia emocional) se observó en un numeroso grupo de personas con alguna experiencia en meditación, que cuanta mayor era dicha experiencia, menos niveles de ansiedad padecían estas personas y mejor era su capacidad para estar atentas.

Años después, la doctora Sara Lazar, del hospital General de Massachusetts, comprobó por sí misma, al acudir a unas clases de yoga para estirar su maltrecha espalda, que las promesas de su monitora de yoga sobre los beneficios de las pequeñas prácticas de meditación que hacían al final de las clases de yoga, empezaban a cumplirse; sintiendo una mejoría en su estado emocional y personal. Estas sorprendentes mejoras llevaron a Lazar a querer investigar la práctica de la meditación.

Lazar dice que la práctica de la meditación puede literalmente cambiar la forma de nuestro cerebro, pero sobre todo, que puede hacer disminuir el tamaño de nuestra amígdala, haciendo que sintamos menos miedo y estrés, y que tengamos más disposición a actuar.

Finalmente, otro mítico estudio llevado a cabo por Richard Davidson, observando el cerebro del monje budista Matthieu Ricard mientras meditaba, mostró que mientras Ricard practicaba meditación su cerebro mostraba una actividad superior a la normal en la corteza prefrontal izquierda, lo cual indica un incremento en la sensación emocional positiva. En el cerebro de Ricard, la activación de la zona en la que experimentamos la sensación de felicidad, reflejaba una actividad tan alta, que de manera simbólica se habló de él como la personas más feliz del mundo.

Hoy mindfulness es además de una práctica de meditación, un método de manejo de emociones, una forma de relacionarse con los demás, y una manera de estar en la vida.

Para explicar de manera sencilla qué es mindfulness, podemos decir que es algo parecido a estar atento sin juicios mentales. Y que podemos entrenar esta cualidad de la atención sin juicio practicando meditación en sus diferentes formas.

Toda la filosofía de la meditación se encamina a una transformación personal para que el ser humano salga del sufrimiento psicológico, y para que descubra la libertad mental. Como decía el maestro Zen Taisen Deshimaru, la finalidad de esta práctica es vivir fuera del miedo, que actúa como filtro que condiciona la vida psicológica humana.

Hoy en día, afirmar que se puede salir del miedo psicológico y vivir desde el amor, se ve como algo ingenuo. Pero, al igual que hace veinte años la meditación se veía como algo exótico y extraño, y hoy está en todo partes; dentro de no demasiado tiempo, la meditación se extenderá como práctica y como filosofía de vida, haciendo que el ser humano se pregunte si vivir desde el miedo es el camino y si el amor es una posibilidad real.

Esto que hoy parece utópico será visto como obvio en el futuro. La gente del futuro mirará hacia nosotros y se preguntará por qué, si lo que más valoramos en nuestra vida es el amor, no vivimos en libertad desde lo que nos mueve a sentir amor, desde lo que tiene más sentido para nosotros, desde nuestra verdad. Ya lo decía hace no muchos años Erich Fromm: los seres humanos tenemos miedo a vivir en libertad. Por eso nacieron filosofía y prácticas como la meditación, para intentar dar solución al verdadero conflicto que vive la humanidad, el de cada uno de nosotros con nuestra propia mente.

La finalidad de la meditación no es liberarnos, es que nos demos cuenta de que ya somos libres.

Con la práctica de mindfulness y la meditación, además de lograr más calma mental y mejores estados de ánimo para enfrentar las diferentes circunstancias de la vida, nos damos cuenta de:

  1. Que realmente somos libres.
  2. Que nuestra manera de vivir la estamos eligiendo nosotros.
  3. Que el miedo nos hace creer que ser libres mentalmente no es posible.
  4. Que el amor y el sentido son una necesidad básica humana.
  5. Que vivir desde el miedo nos deja desorientados.

mindfulness canallaQuizá esta sería una buena definición para el estado actual del ser humano: desorientado, sintiéndose extraño en una sociedad basada en el estrés y el miedo, pero sin saber cómo salir de ella. Desde hace siglos, una filosofía de vida antigua nos dice que la clave para orientarnos y encontrarle sentido a la vida pasa por mejorar nuestro nivel de atención para liberarnos mentalmente de los condicionamientos, creencias e ideas que nos impiden ver con claridad.

La práctica de mindfulness se puede hacer en la vida diaria o practicando meditación sentados.

En la vida diaria practicamos mindfulness basándonos en un principio: poner la atención en lo que estamos haciendo, en lugar de tener el cuerpo en un sitio y la mente en otro. Y esto aplica a todas las actividades cotidianas humanas. La calma mental que experimentamos en la vida es directamente proporcional a cuánto somos capaces de vivir esta máxima.

En la práctica de meditación se puede empezar a practicar tomando asiento con la espalda recta y sintiendo la fricción de la respiración en la nariz, soltando cada pensamiento que llega y volviendo a la respiración.

tanto la práctica en la vida diaria como en la meditación mantenemos una actitud de buen trato mental hacia uno mismo.

Y esta actitud mental que describimos, encaja con la actitud canalla que describe David Asensio. El canalla del que habla David es sensible y no se mueve por miedo, pero, sobre todo, es libre mentalmente; y esta es precisamente la principal cualidad que fomenta la práctica de mindfulness: la libertad mental, y que independientemente de cómo sea la vida de uno, y de las circunstancias en las que esté inmerso, uno puede ser libre mentalmente.

Gracias a Álvaro Gómez por tu articulo.

¿Somos los hombres inteligentes emocionalmente?

La peor enfermedad del alma es el frio” decía  Georges Clemenceau

Inteligencia emocional hombresDicen que estamos en un mundo abierto, interconectado, con cada vez más oportunidades para todo el mundo, pero cada día me doy más cuenta que aún hay temas tabúes en esta sociedad.

No es la primera vez y, seguro que será la última, que alguien me viene a escondidas y me dice que “David, felicidades. Leo tu blog y me ayuda mucho”. Para posteriormente actuar, como un niño que ha cometido una travesura y cambia su cara para que no le descubran.

El tema de los blogs, de motivación, desarrollo personal, como éste que estás leyendo, parece los documentales de la 2. Tienen muchos seguidores, pero nadie reconoce que lo ve.

¿Qué está pasando?

Que nos avergonzamos que quizá necesitemos ayuda, que nos encontramos solos, incomprendidos y que un blog, nos puede dar ese refugio que tanto anhelamos.

Pero es mejor tenerlo en secreto, no vaya a ser que nos digan loco o cualquier cosa parecida.

Hablamos de inteligencia emocional, de emociones en las empresas, pero como vemos, todavía estamos en pañales.

Pero también me he dado cuenta de otro tabú que tenemos en esta sociedad.

Los hombres no hablan. Y cuando realmente hablan, más bien explotan.., se lía de San Quintín.

Me gusta hablar de la disrupción, de provocar en todo lo que haces un antes y un después. De ser un canalla..

Y señores caballeros que me leéis, que lo sé, por muchos libros que leáis de motivación, de management o de la última moda en coaching, como no expreses, lo que sientes por dentro…Todo eso no te servirá para nada.

La verdadera disrupción en el género masculino, debe ser esa, la de hablar de nuestras emociones.

Sé que muchas mujeres me darán la razón, los hombres tenemos este gran problema.

¿Cuántas mujeres han dicho: “Si yo te contará sobre este tema…”?

Desde la infancia, nos han educado como en el Paleolítico, a los hombres.

Tu Hombre, no tienes que dar muestras de debilidad..Eso de llorar déjalo para tu mujer..Tu hombre tienes que sacar adelante tu familia, y si tienes que llorar que sea en soledad, porque si no vendrá otro pretendiente, y te quitará a tu mujer, desterrándote de la manada..”

Así, día tras día, nos taladran a todos los hombres de este mundo, que tenemos que salir por la puerta de casa, con esa mentalidad, porque sino las consecuencias, serán nefatas.

Y hay de ti, si muestras algún síntoma de sensibilidad entre tu “camarada”. Porque aunque creas que son tus amigos de “tribu”, si muestras una debilidad emocional, lo primero que van a pensar es que eres un poco “raro” y luego te intentarán echar del grupo, ya que pensarán que no eres como ellos.

Así que mejor seguir ocultando lo que nos pasa, lo que pensamos o sentimos, que nos han dicho que produce más beneficios estar callados, que abrir la boca.

¿Qué va ocurriendo mientras tanto?

Que el globo se hincha y se hincha, hasta que un día explota.

Quizá explote por otro motivo que no tiene nada que ver con lo que de verdad te pasa. Seguramente la pagues con otra persona que no tiene nada que ver con el tema, y que solamente te quería ayudar.

Y al 100%, la onda expansiva sería diferente si hubieras hablado antes. Pero no lo has hecho, porque todo el mundo te ha dicho, que un hombre no puede tener sentimientos o llorar delante de las personas, porque eso es de “No hombres”.

Tampoco estoy proponiendo que ahora nos volvamos todos los hombres “Bustamantes” llorando sin parar.

¡¡NO ESTOY DICIENDO ESO!! Estoy diciendo que tenemos que hablar cuando nos pasen las cosas, no comérnoslo hasta que no podamos más y nos explote la barriga.

Sé que muchos de vosotros, estaréis pensando “Mira David, por mi cargo, no puedo expresar mis emociones, y no pienso hacerlo delante de nadie. Que hasta ahora me ha ido muy bien, así como soy”.

Perfecto.. Pero ahora respóndeme a estas preguntas:

.- ¿De verdad, no tienes nada que te gustaría hablar con alguien que te reconcome dentro de ti?

.- ¿De verdad que no lloras a escondidas, queriendo que nadie sepa qué te pasa?

inteligencia emocionalhas sido sincero, y has respondido a las 2, que NO. Te eximo para que sigas leyendo el artículo y felicidades. Pero si no te has atrevido a mentirte en alguna de ellas…Houston, tienes el problema de muchos hombres.

¡¡QUE NO HABLAMOS DE LO QUE NOS PASA!!

Este tema, no sólo te afectará en tu vida profesional. Porque todo lo que llevas dentro de ti, te afectará en tus decisiones, en la forma de liderar, en la forma que respondes sin ningún motivo a tu secretaria o compañero.

Así que por muchos títulos que tenga, no te salvarán, de que no te pase nada si no dices lo que te pasa.

Además de tu vida personal, también a tu vida con las mujeres.

Me he criado entre mujeres, las personas más importantes en mi vida han sido mujeres, y una de las personas que a día de hoy, es esencial en mi vida y quiero, es una mujer.

Y todas me han dicho de una manera u otra, lo mismo: “A los hombres os cuesta decir lo que os pasa, más que construir una pirámide de Egipto yo sola”.

Señoritas, pasa eso porque:

.- Creemos que no tienen que vernos sufrir. Porque creemos que pensaran que nosotros, no podremos defenderla de ningún contratiempo. Que no tenemos “potencial” para protegerlas. Y eso para nuestra “hombría”, dolería mucho.

.-Porque nos han enseñado que nosotros somos capaces de todo y más. Que somos los que tenemos que tirar del carro.. Y cuando en el fondo, sabemos que tenemos que pedir ayuda, nos da vergüenza. ¿Por qué? Porque nuestro “papel” de duros, se iría al garete.

.- Y en otros casos, nos daríamos cuenta, que nuestra vida ha sido un cuento, pero que no veíamos lo que de verdad ocurría.

Vivimos emociones que no se nos han enseñado a gestionar. Y eso produce miedo, en resumidas cuentas… Y si dejamos que el globo se hinche, la onda expansiva, puede traer consecuencias nefastas en cualquier ámbito de tu vida.

Así que señores, cuando vuestro “globo emocional” os deis cuenta que se está llenando:

.- HABLA. Miedo te tiene que dar un león o la política que tenemos en este país. Pero hablar de lo que te pasa, y quizá, con la persona que te quiere, no nos tiene que dar miedo, al revés. Ella está ahí para cuidarte en lo bueno y en lo malo, hará lo que sea por ti, para sacarte de ahí.

HABLA, POR FAVOR DEJA SALIR DE TU BOCA ESO QUE SIENTES.

.- No eres esa mascara que te crees que eres. NO eres ese “machote” que aparentas con tus amigos. No eres ese “jefe” déspota delante de tus trabajadores. No eres ese “musculoso” camarero en la fiesta.

Ni eres una persona con nombres y apellidos, eres un alma con forma de humano, que de vez en cuando necesita hablar.

Señoritas, me imagino que querréis alguna recomendación si os ocurre esta situación con un hombre, así que:

.- No lo atéis a la silla hasta que os diga lo que le pasa. Tenéis una intuición muy desarrollada. Y cuanto más lo “presionéis”, más saldrá corriendo.

.- Mirar a los ojos. Eso nos derrumba a todos los hombres.

.- Y comprensión. No le reprochéis que no os lo haya dicho después de decíroslo. No había gestionado nunca una cosa así y si lo hacéis, a lo mejor será la última vez lo haga. O quizá habrá el caudal de sus emociones como Bustamante.

Así que por favor, señores, romper vuestro globo emocional que tanto os oprime. No os hace sacar pecho ante los demás, sino que estáis volando disparados como cuando un globo se desinfla.

Todos lloramos, no sólo las mujeres, por favor.

¿Cómo va tu globo emocional, hombre?                              

 

¿Eres piscina o frontón?

frontonDavid, es hora de ser frontón”.

La verdad cuando me dijo Antonio, esta afirmación de forma tan rotunda, resonó en todas las partes de mi cuerpo al instante.

“Las personas se dividen en dos: Las que son piscina y las que son frontón. Las que son bañera son aquellas personas que cuando les dicen algo, sufren algún revés, se hunden como el Titanic. O aquellas personas que son frontones, que por mucho que les digan lo que les digan, cuando antes se hundían, ahora siguen adelante”.

¿Y tú qué tipo de personas eres?

¿Cómo empezamos a pasar de una piscina a un frontón? Simplemente haciéndonos una pregunta: ¿De quién es el problema? ¿De él o mío?

Cuando nos piden que nos quedemos “un poco” más para sacar el trabajo que está pendiente, cuando vayamos “enfadados” a visitar a la amiga de tu pareja que no aguantas, cuando vas a visitar a tu suegra como todos los domingo cuando en verdad lo que te gustaría es quedarte en la cama o viendo las carreras de F-1, estamos siendo unas personas piscina y olímpicas, para más INRI.

¿Por qué?

Porque estamos dando el poder de nuestras emociones a otras personas, a otras situaciones. Cuando en verdad, tendríamos que tenerlo nosotros mismos.

Cuando tu jefe, te dice si por favor te puedes “quedar un poco más” y le pones malas caras, estás dándole el poder de tus emociones a él. Te estás desfocalizando, no estás viviendo en el presente.  No estás siendo tú.

Cuando estás un día sí y otro también, discutiendo con tu pareja, amiga o jefa. Estás desfocalizandote de lo importante, que es el presente, que eres tú

Cuando haces las cosas sin refunfuñar, eres más productivo. Sabes que esa acción tiene un propósito ( ayudar a tu suegra, a tu amiga que está pasando una mala racha ..)… Darás todo de ti, y cuando te vayas de esa persona, no se quedará con la sensación que los has hecho de mala gana, sino que juntos, habéis vivido un momento presente, le has dejado tu motivación, ilusión, tu forma de ser y trabajar.

Creemos que somos muy fuertes, pero al mínimo “torpedo emocional”, nos sentimos “tocado y hundidos”.

Las mascaras que tenemos son muy endebles, por mucho que pensemos que somos muy fuertes.

Eso sí, todo es cuestión de 2, cuando recibimos “torpedos emocionales”. Uno los recibe pero otra persona los lanza.

piscinaCuando empieces a darte cuenta que esos “comentarios”, esas “guerras” que tenías todos los días, estás viendo que no tienen ningún efecto, que esa amiga ya no responde a tus “ataques” o que puedes “dominar” a ese empleado tuyo… Háztelo mirar más que más, porque seguramente, esa relación empiece a cambiar, con resultados no esperados por ti hasta ahora.

Lo que intentas guardar para ti, se acaba pudriendo. Lo que das a los demás, lo que disfrutas, siempre acaba floreciendo.

Cuando eres una persona frontón, devuelves todos los ataques que antes te hubieran hundido.

Responde a esta pregunta: ¿Quién empezaba los ataques? ¿Él? ¿Ella?

Perfecto, seguimos. ¿Quién respondía a los mismos? ¿Tú, verdad?

Y ahora responde: ¿Quién empezaba a gritarte en el trabajo? ¿Tu jefe, verdad?

Por lo tanto, ¿Quién tenía el problema? ¿La otra persona, verdad?

¿ENTONCES POR QUÉ RESPONDÍAS SI EL PROBLEMA ERA DE OTRO?

Cuando eres dueño de tus pensamientos, de tus emociones, respondes con silencio a los ataques, a los que antes “entrabas como un toro”..Tu actitud cambia, y con ello los resultados que obtendrás

¿Qué pasa cuando eres un frontón y no una piscina?

.Ya sólo respondes a lo que de verdad te importa y quien te importa. Pasas de problemas de los demás.

.Vives el presente, no te acuerdas de lo que pasó ayer, cómo te respondieron antes de ayer o que no hicieron por ti.

.Pasas de victimismo a dueño de tu vida, de tus pensamientos, de tus acciones.

.- Cada acción que realizas la haces desde el corazón. Dejando un legado en cada una de ellas, en cada persona, de buen hacer profesional y personal.

.- Eres un egoísta sano. Un egoísta que sabe que si quiere cualquier tipo de cambio, tiene que empezar por uno mismo.

Así que si sientes que te hunden con los “torpedo emocionales” que te lanza esa persona, eres una piscina, pero ya te pueden lanzar lo que sea, que tú sigues tan intacto como el Everest, eres un frontón.

¿Cuál de ellos eres tú? ¿Cuál te gustaría ser? ¿Qué cambios vas a producir para el cambio?

 

Mario Vaquerizo: ” Querer es poder, es lo que te salva la vida”.

Hoy dentro de la Sección ” Conversaciones con…” es un placer presentar a Mario Vaquerizo.

Mario VaquerizoEs una de las conversaciones realizadas hasta ahora, que no necesitan introducción.

Colaborador de programas de televisión, de medios como el País, Primera Linea,  protagonista junto a Alaska de un Really muy importante en la MTV y escritor de libros como ” Haciendo Majaradas” o “Fabiografia“, hace unos días tuve la posibilidad de poder conversar con él, sobre su último libro ” Vaquerizismo” sobre la vida, la fama y muchas cosas más.

Una de las entrevistas, más sinceras, claras y a tumba abierta hasta la fecha.

GRACIAS Mario,  por recordarnos que lo raro que lo demás ven en nosotros, no es lo que nosotros consideramos raro, es quienes sabemos que somos. La importancia de aceptarnos, de ser profesionales en todo lo que hagamos y seamos puntuales, valores a no olvidar en nuestro día a día.

Podéis conocer más a Mario a través de su Instagram.

¿Sabes que tu vida puede ser diferente y aun así no haces nada para conseguirlo? ¿Te da miedo romper los límites que tienes en tu mente? ¿Quieres poner patas arriba tu vida y conocer eso que llaman felicidad? ¿Quieres que tu empresa alcance esas cimas que siempre has soñado? ¿Crees que el ambiente de tu empresa tendría que mejorar? ¿Sabes que el antídoto a todos los problemas es el NO escuchar tu corazón? Puedes contactar conmigo a través de Twitter, en Facebook y en Linkedin .

.- ¿Quién es Mario Vaquerizo ?

Un chico que en cada momento cree en sí mismo. Es dueño de su vida. Que es una persona educada. Que no es una persona para nada dogmatica. He aprendido a lo largo de mi vida a no prejuzgar. ¿Por qué? Porque cuando me he dado cuenta que estaba prejuzgando he visto que estaba perdiéndome cosas interesantes de la vida.

Soy una persona vital, alegre, que lo que quiere para él, lo quiere para los demás. Y que quiere acabar con la dictadura del siglo XXI, que es lo políticamente correcto

.- ¿Todos somos Canallas?

Yo creo que todos somos canallas. Y así lo pienso, es muy bueno serlo. En un momento dado hay que ser gamberro, mamarracho y canalla, todo a la vez porque te salva muchas veces en la vida.

Pero no solamente hay que mamarracho ni canalla siempre en la vida,  también hay que ser una persona transcendental, una persona seria, tierna, buena pero sobre todo muy bien educada.

.- ¿Qué has aprendido del pasado que siempre tienes presente?

He aprendido que las cosas cuando se desean de forma sana, se acaban consiguiendo. Y que ese lema que dice “Querer es poder” es lo que te salva la vida.

Yo siempre pienso que lo que he querido hacer, lo he acabado consiguiendo en todo momento, porque me he esforzado en querer hacerlo.

Y también he aprendido que mis aficiones se han acabado convirtiendo en mi modo de vida y eso hace que te sientas como un privilegiado. Y aunque seas un currante nato, no sientes que estás todo el día currando porque lo vives como un hobbies. Aunque sé que no es un hobbies porque me están pagando por ello, ya que hay una remuneración.

Para mí no es un trabajo por ejemplo los libros que publico, pero si un compromiso ya que la editorial ha invertido para ello dinero o coger la furgoneta con las Nancy Rubias y girar por toda España.

Por eso creo que en esta vida, solamente triunfan aquellas personas que son educadas, profesionales y puntuales, como bien decía Jerry Hall.

.- ¿Crees en el amor?

Yo creo en el amor y más allá. Hasta en aquellas situaciones que el amor puede darse de forma fortuita, también creo.

Muchas veces tratamos de prejuzgar, como por ejemplo a personas como Jerry Hall, exmujer de Mick Jagger y ahora casada con Rupert Murdorch  cuestionando el amor verdadero que siente de una persona a otra.

¿Quiénes somos nosotros para cuestionarlo? ¿Conocemos a esa persona?

Somos muy cabrones con esos prejuicios, unido un poco también a la envidia.

Son dos de las cosas que más alergia me dan, los prejuicios y la envidia.

.- ¿Qué no debemos olvidar los hombres de la psicología de las mujeres?

Tener la intuición femenina. Que solamente tienen ellas.

Eso se puede traducir en Inteligencia Emocional.

Las mujeres tienen el poder, pero no lo digo desde un punto de vista feminista. A mí no me interesa el feminismo radical, ya que me ha dado cuenta que todas esas feministas se han movido en torno a la teoría y sin preguntar directamente a las mujeres lo que quieren y cómo se sienten

Yo creo que la mujer tiene el poder. Todos venimos de dónde venimos. El sexo de la mujer es el poder. Porque si no existiera nadie estaríamos aquí. La conexión que establece un hijo o una hija con su madre, no tienen el mismo sentido con las que luego estableces a lo largo de tu vida

Y dicho todo esto, me encantan las mujeres. Yo me he criado en un matriarcado. Las mujeres que más influido en mi vida, han sido mi abuela, mi tía y mi madre

En mi infancia, en vez de ir a jugar al futbol, lo pasaba con ellas escuchando de lo que hablaban, sobre la problemática de Grace Kelly con su hija Carolina en aquella época.

He aprendido que esa parte femenina que me encanta tener, me ha salvado la vida en muchas ocasiones.

.- ¿Donde está el pudor?

Ni idea.

Me he dado cuenta que me gusta mucho escribir. Y me he dado cuenta que el pudor que tenía al escribir un nuevo libro, lo he mandado a tomar por culo. ¿Por qué? Por lo políticamente correcto que te hablaba anteriormente, David.

Pudor era pensar qué pensarían los demás escritores por mi intromisión. Pero yo no pretendo ser escritor, solamente soy un periodista que tiene facilidad para escribir y me dejan hacer lo que quiera, hablando de mí que es lo mejor se me da

Y hablando de mí, de experiencias que he tenido, me he dado cuenta que he acabado hablando sobre temas universales que llega a todo el mundo, y que todos compartimos, como puede ser el amor, la amistad, la intolerancia.

.- ¿Y la intolerancia?

En el mundo de los toros donde más se demuestra esta intolerancia.

A mí el mundo taurino me da igual, ni me ofenden ni no me ofenden, lo que si me ofende es que puedan llamar asesino por acompañar a mi padre (que se ha portado genial conmigo), como muestra de amor hacia él, a una corrida acompañándolo.

Porque mi padre no es ningún asesino. Los asesinos están en otro sitio.

Y la gente que saca lo peor de mí, tratando así a mi familia, cuanto más lejos mejor, porque me vuelvo un talibán.

La tolerancia y el respeto es lo que salva la vida, como bien dice mi amiga Elena Benarroch.

Por ejemplo Elena y Olvido son muy amigas, a pesar de que una es peletera y otra no comparte su profesión. Pero no son integristas, ni radicales, saben que tienen otros temas de los que hablar, no tocando ese tema. Por eso son amigas

.- ¿Tendríamos que poner a un Freak como presidente del gobierno?

Pues sí, me gustaría.

Mario VaquerizoTengo que reconocerte que aquí tengo un dilema. El término freak se ha pervertido mucho. Yo prefiero que me digan Freak, porque es un término que utiliza las personas para denostar a los diferentes en función de sus creencias.

El freak es raro, es singular, es él mismo, es el dueño de su vida.  Si eso significa ser freaky, yo lo soy. Pero no creo que en la clase política actual ninguno sea especial, ninguno tiene personalidad y la verdad que no me interesa ninguno

A mí me interesa mucho más Carmen De manera, el Po sí, el cuñao que tienen mucho más trasfondo que estos políticos que hacen bien su profesión y solamente hacen mirar hacia lo suyo  en vez de salvaguardar los intereses de los ciudadanos que hemos depositado nuestro voto para que te representen.

Prefiero ser un cómico que entretiene a las personas que tiene la oportunidad de decir lo que piensa, porque los partidos políticos son dogma, y como te he dicho, yo no soy dogmático.

Nuestros políticos parecen Mesías, que nos vienen a salvar. Yo creo en la libertad de expresión e individual, y no en la imposición de la filosofía de vida que ellos intentan. No permito que me aleccione nadie.

.- ¿Qué serías sin la amistad?

Yo creo que todo el mundo depende de la amistad. Yo creo que dependemos más de la amistad que del amor.

Yo he estado muchas veces sin novia, pero he estado acompañado de mis amigos y no he necesitado tener una novia. Aunque a veces nos han obligado a tener pareja. Muchas veces jugamos a estar enamorados cuando no estamos enamorados, porque nos han enseñado que si no tienes una chica o un chico a tu lado, nunca serás nada en la vida o una solterona.

Si la soltería es elegida bienvenido sea, es como la soledad. La soledad impuesta es jodida, pero la soledad elegida yo creo que es un lujo por el cual creo que hay que pasar de vez en cuando. Aún estando en pareja.

Yo soy muy amiguero. Yo quiero ser como Roberto Carlos, quiero tener un millón de amigos.

.- En Instagram tienes más 600.000 fans… ¿Se confunde seguidores con amigos?

Las redes sociales hay que tratarlas como un juego. No hay que confundirlas con la realidad. Yo agradezco a todos los seguidores de mi Instagram, pero no me lo tomo en serio, porque yo no vendo 700.000 discos.

Las redes sociales es algo que está ahí, algo que me lo tomo como una broma. Que no deja ser como una especie de diario. Pero para mí la amistad es fundamental. Y para mí aquellos amigos con los que tengo necesidad de hablar con ellos todos los días son las Nancy Rubias y Topacio Fresh.

Por ejemplo el proyecto de Nancy rubias, nació porque preferíamos disfrutar de nuestra amistad haciendo música y disfrutando de los viajes, que no lo sábados oyendo música que nos gustaba.

.- ¿Cuál es tu palabra favorita?

AMIGA, con letras bien grandes.

.- ¿Cuál es tu concepto de felicidad?

Querer y sentirme querido.

.- Una reflexión para los lectores del blog.

Quedarme con una película favorita, es muy difícil, pero yo recomendaría a los lectores de tu blog, que vieran “Grease” y “ ¿Qué fue de Baby Jane?”.

Son dos películas muy importantes para mí, que las vi por primera vez desde muy pequeño. Es muy importante tener en tu casa, personas que te dejan ver determinadas cosas, como fue mi abuela y mi tia. Por ejemplo ver Grease, me hizo sentir que yo quería ser John  Travolta, de ahí fui a la Super Pop, de ahí supe que quería ser periodista para entrevistar a mis ídolos y de ahí hasta el día de hoy.

Y de canciones , recomendaría de Diana Ross “ Chain Reaction” producida por los Bee Gees. Y “Heart of glass” de blondie , que me parece lo más punk del mundo.