Alex González Pozo: “Cuando tomes una decisión, entrégasela al alma, no al ego”.

Hoy dentro de la Sección ” Conversaciones con…” es un placer presentar a Alex González Pozo

Alex Gonzalez PozoLo importante no es si se cae el  tenedor, sino saberlo recoger“. Es una frase de Ton Lodder, que Alex lleva por bandera. Y aunque él no lo sepa, desde que lo conozco, me ha ayudado en muchos momentos.

Formado en turismo, con experiencia en los mejores hoteles nacionales e internacionales, a día de hoy, es el Director General del Hotel Hesperia de Madrid. Es considerado como uno de los hoteles referentes de lujo en España.

He aprendido que la única forma de alcanzar el éxito en la vida, es el DAR. Y Alex, así bien lo sabe y promulga en su día a día. Pero no solo profesionalmente, sino también personal.

Un apasionado del ser humano, su formación en Coaching, PNL e Inteligencia Emocional , es un ingrediente más para ser el líder que es. Un liderazgo que forman la escucha, la sencillez, la apertura a nuevas ideas, un provocador de un clima en el que las oportunidades para superarse uno mismo, siempre están al orden del día, en el que las puertas abiertas siempre estarán abiertas para ti.

¿Cuántos de los que hoy trabajan, le gustaría tener un líder en el que se preocupara por su motivación y hubiera un buen clima laboral para desarrollar su talento?  Pregúnteles a los empleados de Hesperia si trabajar así es posible o imposible.

GRACIAS Alex por recordarnos valores, como el compromiso , el afán de superación, de la escucha y del dar,  la humildad, el sentido del humor, el valor ante las oportunidades que la vida te ofrece y la tenacidad ante tus sueños, son esenciales en la vida.  Gracias por forjar equipos allá donde vas, por recordarnos en todo instante el sentido a la palabra hospitalidad, contigo y cada uno de tus compañeros.  Son muchas las conversaciones que he mantenido con él desde que nos conocimos, y a título personal, quiero darte las gracias por recordarme en muchos momentos, que el tenedor siempre tengo que recogerlo si quiero hincharle el diente a mis sueños. Podéis conocer más a Alex, a su trabajo a través de su Twitter , Linkedin. y en su Web.

¿Sabes que tú vida puede ser diferente y aún así no haces nada para conseguirlo? ¿Te da miedo romper los límites que tienes en tu mente? ¿Quieres poner patas arriba tu vida y conocer eso que llaman felicidad? ¿Quieres que tu empresa alcance esas cimas que siempre has soñado? ¿Crees que el ambiente de tu empresa tendría que mejorar? ¿Sabes que el antídoto a todos los problemas es el NO escuchar tu corazón? Puedes contactar conmigo a través de Twitter, en Facebook y en Linkedin

.- ¿Quién es Alex González?

Un chico de 37 con corazón de 8 y con cabeza de 40. Reinosano y cántabro de pro. Un tipo simpático, alegre, con sentido del humor al que le maravillan las personas y estar al servicio de ellas. Hotelero de profesión y vocación, amo mi trabajo al que dedico la mayor parte de mi día a día. Inquieto e interesado en aprender casi de todo. Especial interés por el desarrollo personal y profesional de los seres humanos, el coaching, la inteligencia emocional y la PNL.de. Amigo de sus amigos y muy familiar. Me encanta viajar y estar con los míos, conocer gente y por supuesto la hotelería de lujo en la que llevo alojado 17 años.

.- Si echas la vista atrás, ¿Qué has aprendido de tus comienzos?

Sobre todo a ser yo mismo, la increíble capacidad de cambio que tiene la persona de cambiar, evolucionar y desarrollarse. Nadie te va a regalar nada; tu debes de regalar todo, es mi forma de ser feliz. Esfuerzo, trabajo, amor propio. La vida es un ratito…

.- Has liderado muchos proyectos desde sus comienzos, ¿Qué hay que tener en cuenta cuando comenzamos un nuevo camino?

Bueno, es mi trabajo. He tenido la oportunidad de liderar grandes, medianos y pequeños proyectos a nivel profesional y personal que han sido claves en el desarrollo de mi aprendizaje y formación. Todo inicio de proyecto debe de acompañar un estudio de objetivos, recursos, estrategias y plan de acción. Y como dice mi buen amigo Paco Alcaide, el foco.

.- ¿Cuál es el porqué de tu vida?

Me gustan más los para que, aunque por ti, intentaré el porqué. Servir de uno u otro modo a las personas para hacerlas un poquito más felices

.- Con ganas, ¿Qué podemos llegar a ganar en la vida?

Todo. Absolutamente todo lo que uno se proponga. No debemos olvidar que nuestra mente es nuestra única limitadora. Es una cuestión de actitud. No tenemos límites. Si te lo proponess y fijas bien los objetivos y la ruta, es cuestión de tiempo. PS: Acompañar de fuerza de voluntad, perseverancia y sentido del humor.

.- ¿Cómo definirías el lujo?

Alex Gonzalez PozoLibertad, tiempo, servicio, exclusividad, detalle, personalización, experiencia, a medida, iconicidad, unicidad

Es un estado mental-emocional. Eso es el lujo, el resto son adornos. En el lujo trabajas a fondo la propia persona aunque pueda parecer lo contrario. Es una actitud que engloba libertad, tiempo, exclusividad, detalle, experiencia, iconicidad, pero sobre todo, personalización

.- ¿Eres un líder?

Si. E intento ser uno de los buenos. Por eso desde hace años ya inicié mi plan de desarrollo de la habilidad de liderazgo. Tengo la gran suerte de poder desarrollar cada día esta habilidad en mi profesión como Director General de un hotel.   Debes liderar equipos, clientes y accionistas. Pero honestamente, me queda un largo camino que recorrer. Siempre tenemos espacio de mejora.

.- ¿Qué importancia tiene el cliente en un hotel y en cualquier establecimiento? ¿Y las personas que lo integran?

Los clientes son el todo. Son los únicos que tienen la total capacidad de despedirme de mi puesto de trabajo. Ellos son los que deciden si les gusta mi producto y mi servicio del hotel. Si no vuelven, es de alguna forma un despido. Además, hoy los clientes están cada vez mejor formados e informados y son los que al final del día te permiten evolucionar y mejorar tu producto.

El cliente en la hotelería es el leitmotiv. Para ellos creamos, construimos, desarrollamos y operamos cada uno de los servicios y productos del hotel. Los encargados de poner todo eso en práctica son las personas que integran los equipos del hotel. Por eso amo mi trabajo. Yo vivo cada día en medio de todo eso y es algo increíble

.- ¿Qué has aprendido de tus caídas?

Que hacen mucho daño, que provocan dolor, que te hacen evolucionar, que después de ellas esta el levantarse, el reconstruirse, y que hay que aprender de ellas, que son beneficiosas, que cuando te levantas ya eres un poquito más sabio.

.- Si te digo humildad, ¿Qué me dices?

Que es una de las cualidades humanas que más valoro. Se crea en los primeros años y es un placer cultivarla y practicarla de corazón. A mis padres les debo esta cualidad que me la inculcaron a fuego lento y con mucho cariño.

.- Desde que te levantas, tu foco ¿Hacia dónde está orientado?

A la excelencia en mi trabajo y a ser una buena persona. Si haces algo, hazlo con ganas, con corazón, como si fuese la última vez que fueras a hacerlo. Ahí se encuentra la verdadera felicidad del ser humano.

.- ¿Cómo tomas las decisiones en tu vida personal y profesional?

De la misma forma, escuchando a mi corazón y a mi mente. Hay una frase de no se quien, que dice que cuando tomes decisiones se las entregues al alma, no al ego.

.- Un hotel ¿tiene que ser una casa de la eficacia?

Durante cinco años tuve la gran suerte de trabajar mano a mano con Anton Küng (Director General de Ritz Madrid) . El me decía: “El trabajo de un director de hotel es el más sencillo de todos. Solo tienes que hacer que todo el hotel funcione a la perfección

.- ¿Cuál es tu concepto de felicidad?

Creo en los momentos de felicidad. Tiempos que te permiten alcanzar plenitud en uno u otro sentido. La felicidad es un estado temporal de la mente. Para mi, la vida consiste en coleccionar momentos de felicidad y ser capaz de disfrutar de ellos de forma plena

.- Una reflexión para los lectores del blog

Se tu mismo. Todos los demás ya están ocupados.

 

Anuncios

¿Quieres el último de los lujos?

Actuamos como si el lujo y la comodidad fueran lo más importante en la vida, cuando lo único que necesitamos para ser realmente felices es algo por lo cual entusiasmarnos” decía Charles Kingsley

lujoLa R.A.E dice que el lujo es “Todo aquello que supera los medios normales de alguien para conseguirlo”.

Con esta definición y en los momentos que vivimos, pienso que todo es lujo.  Hasta la más mínima cosa, es puro lujo… Y nosotros, literalmente, no le hacemos ni caso.

Pensamos que es un lujo conseguir un puesto de trabajo, pensamos que es un lujo que esa chica que tanto nos gusta nos diga un simple “HOLA”, pensamos que es un lujo tener la oportunidad de hablar delante de un aforo, pensamos que es un lujo ser felices, pensamos que es un lujo todo que suponga un esfuerzo para nosotros.

¡¡QUÉ PENA!!

¿Y por qué pensamos así? Porque nos han enseñado, que los “lujos” son para personas especiales, únicas, con unos dones de la leche… y nos hacen creernos, que nosotros no llegaremos a ese nivel, aunque lo deseemos, nunca.

¿Pero por qué crees que no puedes conseguirlo? Todo lo que te propongas puedes llegar a ello, ostia. ¿Por qué le das el poder a una persona para determinar tu futuro?

Tú ya eres un lujo para esta sociedad, para el mundo.  Tienes unos dones, que son puro lujo, que ayudarán a transformar a la sociedad,  y porque piensas que no lo vas a conseguir, que no puedes, que no debes hacerlo, vas a echarlos a perder… pero luego no te quejes,  te lamentes de la vida que tienes, ¿TE QUEDA CLARO?

Tú eres quien decide, pero lo dicho, luego no te quejes.

Pero uno de los lujos que más estamos obviando en estos momentos ,son cosas del día a día.

Es un lujo que alguien te de los buenos días al entrar al ascensor, y ya no te digo que te abran la puerta cuando llevas las manos llenas de bolsas de comida. Es un lujo que te den las gracias cuando has hecho algo de buena voluntad, por y para los demás, quizá no hace falta, pero se agradece. Es un lujo que reconozca tu jefe tu trabajo, es un lujo oir un te quiero de tu pareja o de tus amigos, es un lujo una mirada a los ojos, es un lujo un abrazo de verdad, y ya no te cuento una sonrisa, es un lujo encontrarse con personas que estás disfrutando de lo que hacen, que les apasiona la vida…

¿Qué nos está pasando?

La vida ya es un puro lujo y nosotros locos por conseguir el último modelo de teléfono, de ropa o con el sueño de hacer la conferencia en el último lugar de moda de España….,

¿Haces cuanto no estás con tus amigos tomando algo tranquilamente? ¿Hace cuanto no miras a los ojos de tu pareja? ¿Hace cuanto no te abrazas de verdad a tu pareja o hermanos? ¿Hace cuanto no dices te quiero a tu chica?  ¿Hace cuanto no te permites el lujo de ser tu mismo?

Si a estas preguntas has respondido HACE MUCHO…… Hay que reconducir el camino.

Nos han enseñado que hay que conseguir eso que se etiqueta como “lujo” si o si, porque si no los demás, nos miraran como raros, no seremos “aceptados” dentro del grupo, nos excluirán y eso de sentirnos “fuera del rebaño” no mola mucho.  Si no que se lo pregunten a Adán y a Eva.

Hacemos lo que sea, por sentirnos “incluidos”  en el grupo selecto. Hasta en estos momentos de “crisis” nos endeudamos, mentimos,  todo por seguir el estatus que teníamos o el que los demás pensaban que teníamos.

¿A dónde vamos a parar?

El lujo no son las circunstancias, es el corazón de cada uno de nosotros.

Hace unos días, tuve la oportunidad de trabajar con uno de los hoteles más lujosos de España.  Todo el mundo decía que viviría en el pleno lujo, que tendría todo a mi disposición, que mis sueños se harían realidad, que lo que pidiera se haría realidad…

La verdad que tenía a mi disposición lo que quisiera. Entradas para los museos, gimnasios de alto standing,  disfrutar  de los mejores restaurantes…. Un sueño hecho realidad.

idiomaspareja1010-1131572_H121754_LUna oportunidad para que mi cabeza “ se me fuera” , pero muy fácilmente.  Para que olvidará de donde venía y que al domingo siguiente, si o si , tenía que dormir en mi cama de nuevo, que esos “lujos” acabarían desapareciendo.

Y de verdad, esos “lujos” que pudiera disfrutar, aparte de tener el gran “lujo” de poder crear con ellos un gran cambio en su organización, se quedaron a un lado, viendo el “lujo” de personas que estaban allí.

Unos Gracias por doquier pero de corazón, Unos “¿Qué tal ha dormido? ¿Necesita algo? ¿Se encuentra bien? ¿Qué podemos hacer por Usted?..” de verdad, no por quedar bien, hasta unos abrazos, que te hacían sentir en casa de verdad cuando las dudas o los nervios, se habían apoderado de tu ser o una sonrisa, que te decía :” Tranquilo, estamos aquí para ayudarte” en un momento delicado de la estancia.

¿Qué vale más, esas gracias, esos abrazos, esas ayudas en las que necesitas un abrazo sincero, o el mejor de los filetes que te puedes comer en la vida, aun cuando te estás dando cuenta que tu vida es una pura farsa?

Da igual donde estés , con quien estés, las pertenencias que tú tengas, la rubia más despampanante que tengas, o el barco más grande de todo el embarcadero, porque si no haces que tu vida interior sea un puro lujo,  esas pertenencias, carecerán de valor, porque no las disfrutarás.

Teniendo una vida interior de lujo, tendrás lujo a tu alrededor. Disfrutaras de las cosas pequeñas de la vida, que eso sin son puro lujo,  sentirás cada abrazo que te den, sentirás cada mirada que entra en tu corazón, sentirás que la vida ya es en sí un lujo indescriptible.

Gracias al equipo del Hotel Hesperia de Madrid, me di cuenta que ya estamos viviendo en un lujo constante, llamado VIDA., Que no importa las circunstancias, las pertenencias o la ropa que lleves, y si disfrutemos en la zona vip del concierto de nuestro artista favorito, porque el presente, nos da lujos increíbles, como las sonrisas, abrazos, miradas, que tienen un valor incalculable y que no le damos importancia.

Vivamos el lujo del presente, vivamos el lujo de la vida, vivamos el lujo de ser nosotros mismos.

¿Qué es el lujo para ti?¿ Añoras una vida con hoteles , lujos, ropas y coches? ¿Vives el lujo del Hola, Gracias y Te quiero en tu día a día?