Ángel Rielo: “El dictado de tu conciencia es el camino de tu vida”

Hoy dentro de la sección “Conversaciones con..” es un placer presentar a Ángel Rielo. 

Feliciólogo, Comunicador, entrenador de emociones, Motivador de almas. Escritor de los libros “El pequeño libro de la felicidad” y “El pequeño libro del amor“.

Os dejo con una entrevista que os hará muy felices.

Podéis conocer más el trabajo de Ángel, a través de su Web, en Facebook, Twitter e Instagram.

.- ¿Qué es eso de la felicidad?

Eso te lo tienes que preguntar tú. ¿Qué es lo que te hace feliz a ti? Entonces eso es la felicidad, lo que te hace a ti feliz.

Se han empeñado en mostrarnos una vertiente de la felicidad que es imposible, porque no somos seres iguales todos. ¿Cómo va a ser lo mismo lo que me haga feliz a mí que a ti?. Puede que haya coincidencias, pero cada uno tiene que encontrarse consigo mismo.

Cuando empecé el camino de estudiar la felicidad, por eso me hice feliciólogo, para saber qué cojones hay detrás de todo esto, saber qué historia encierra todo esto, cuántas mentiras y engaños nos contaban…Empecé a darme cuenta que la felicidad es un término muy relativo, que para cada uno es una cosa distinta.

Tú ves a gente que vive sin nada que es mucho más feliz que gente que tiene todo. Es algo que no estamos aprendiendo bien. Por lo tanto es la decisión de cada individuo o individua.

Al final tú decides. Donde tú pongas el limite y estás bien, entonces perfecto. Pero lo que pasa que la gente pone cada vez expectativas más altas por ellos mismos o por el sistema en el que vivimos, el cuál dice que para ser feliz te dice que te tienes que haber casado, conseguido el éxito profesional, dinero.. Y cuando no lo has alcanzado, piensas que eres un desgraciado. Algo que no es verdad, ya que cuando estás en la cama de un hospital a punto de morir te das cuenta que lo único que quieres es vivir, dándote igual todo, solo que mañana quieres  volver a respirar y vivir.

.- ¿Cómo ves a la sociedad, feliz?

Yo creo que hay de todo. Depende donde te vayas. Por ejemplo creo que en Latinoamérica la gente es más feliz, porque tiene fe. Y aquí la hemos perdido un poco

La gente que cree en algo, es mucho más feliz. Porque sabe que tiene unas creencias. Quien no cree en nada , tiene una insatisfacción constante.

En general no se puede hablar, porque cuando lo haces, hierras. Pero desde que yo empecé, en la famosa crisis que tuvimos en éste país, veo que la gente tiene más ganas de salir. Yo veo que hay un despertar a la conciencia que mola mucho

.- De tus comienzos, ¿Qué nunca olvidas?

Lo bien que me ha venido pasarlo mal. Es super bueno pasarlo mal, porque haces mejores canciones, escribes mejores canciones…

Marwan, el prologuista de mi libro del amor, me decía que tras haberle dejado su novia, había hecho el mejor disco de su vida.

Las grandes canciones, las grandes historias siempre están hechas con el dolor.

Lo más bonito que podemos hacer es pasar por la Thermomix todos los problemas que hemos tenido y convertirlos en un Détox que te va a aliviar el resto de tu vida.

Es lo que pasa con la gente estreñida. Están así porque no cagan bien toda la mierda que llevan dentro. Los estreñidos emocionales están con una energía que no sueltan. Suelta todo eso que te paso hace 5 años. Vive siempre con lo que nos está pasando ahora.

Es algo con lo que tenemos que aprender, que la vida nos da tumbos de un lado hacia otro y tú estás ahí como una veleta, porque sino el viento te lleva.

.- ¿Por qué la gente cuando le dices que eres feliz o estudias la felicidad, te acaba mirando raro?

Lo normal en la gente es la gente seria, aburrida, triste. Si entras en un vago de metro, entras en él riendo, cantando, te miran raro. Pero yo al entrar no les miro raro a ellos.

Hoy en día lo raro es estar bien, estar feliz.

Yo empecé de forma un poco egoísta, porque quería aprender a estar bien para mí. ¿Y qué hace la gente que aprende? Comparte. De eso se trata la ciencia, aprender, y compartir.  Comparto porque es algo que no me pertenece.

La gente que dice que todo le va mal, lo que pasa que no está despierta para que pueda ver todas las cosas buenas que le pasa.

.- ¿Cuál es el primer hábito para empezar a sentir eso que llaman felicidad?

AMARSE. Amarse, tío.

Hay que amarse mucho. Sino tienes un amor por encima de todo, no en plan egoísta.

Lo más importante de tu vida eres tú.

Cuando preguntas a la gente si alguien ha pensado en si mismo, levanta la mano 4. Y no son así las cosas. La gente siempre va hacia afuera.

Lo primero que aprendí es que algo que me pasará físicamente tenía que ver con algo emocional que había dentro de mí y viceversa. Es algo que mandas tú, es un super poder. Si tú no te cuidas, sino te quieres, ¿Cómo va a quererte alguien?

Los libros van cronológicamente según voy conociendo cosas.

Primero fue el de la felicidad, luego del amor.  Y te voy a dar una primicia, porque el siguiente libro será un novela y en la que tratare muchas cosas chulas a través de personajes.  Y además te digo otra cosa, habrá esta novela y obra de teatro a la vez.

.- ¿Cómo ves la felicidad en el mundo del Tinder?

Ese tipo de redes sociales aparecen porque son un parche. Son una manera de conectar a la gente.

Hice una prueba con las aplicaciones y la gente que me encontraba estaba muy desesperada. Ya hace tiempo que hice la prueba y quizá ahora ya han cambiado, pero la gente que me encontraba eran personas que necesitaban encontrar.

Y esto no es de necesitar, sino de disfrutar. Si necesitas, estás en un punto de adicción.

Pueden tener una parte de diversión, pero no creo que sean la mejor manera de conocer a gente.

.- ¿Los chicos no lloran sólo deben pelear?

Sobre las lagrimas y el llorar son unas cosas más necesarias y bonitas que te pueden pasar.

Yo tengo un maestro zen que te decía que cuando lloras, te suda el cerebro.

Toda la toxina que el cerebro necesita soltar, lo hace cuando lloramos.

Hace unos días encontré en internet un informe que nos dice que cuando lloramos liberamos oxitocina y opiáceos que nos hace sentir muy tranquilos. Además limpiamos el ojo cuando lloramos.

Llorar es maravilloso, es necesario. Evitar llorar o discriminar el llanto a un genero es algo espeluznante. Yo por ejemplo no llore con la muerte de mi madre. Y al final te acaba apareciendo el llanto por otra parte.

.- En este mundo en contra de la azúcar, si yo soy feliz con un solomillo con patatas fritas, ¿Qué hago?

Te lo voy a explicar muy fácilmente:

Lo que tú creas que te hace bien, nunca te hará mal. Lo que tu mente piense que es dañino, te acabará haciendo daño.

También es verdad que hay que cuidarse un poco, pero si a ti te apetece meterte un solomillo, no pasa nada.  Lo que no puedes hacer es meterte un solomillo todos los días.

Lo sano para el cuerpo es que haya un  equilibrio.

A mí cuando me preguntan si soy vegano siempre les respondo que soy selectivo.  Yo selecciono en cada momento lo que me apetece comerme y lo que no. Tengo épocas de mi vida, que hay cosas que me sientan cosas peor en relación a otras, pero son cuestiones de sentir.  Ahora la moda es que si uno es espiritual solo puede tomar infusiones, pero siempre digo que también te puedes tomar gin tonic, que no pasa nada.

¿Qué pasa que no se puede ser místico y gamberro? Eso del misticismo aburrido como que no. Vayamos a reírnos , a equivocarnos, permítete tus emociones.

Hay una frase que dice: ” Todo lo que quieres se vaya, primero tienes que dejarlo que venga. Sino no se va..”. Si estás rechazando todo el rato la tristeza, la tendrás siempre en tu puerta tocando al timbre queriendo saber qué estás haciendo. Déjala que entre y mándala a tomar por saco.  Es la única manera de seguir avanzando.

.- ¿Qué crees de la felicidad en el trabajo?

Que si lo haces de corazón, Vale. Pero si lo haces por interés porque quieres producir más, CHUNGO.

Es algo muy claro, todo el mundo tiene que sentirse que está en el lugar donde tiene que sentirse para producir bien.

Las empresas que funcionan bien, o bien son aquellas empresas que masacran y explotan, con lo cual eso siempre acaba explotando o lo que cuidan a la gente. Si es que al final pasamos más tiempo en el trabajo que en casa.

Las empresas tienen que saber que tienen que sumar y apoyar para que esa felicidad esté ahi, cuidando del bienestar de sus trabajadores. Pero la gente también tiene que decidir que sino le gusta lo que hace, nunca podrá ser feliz haciéndolo.

SI no te gusta pero te da el dinero para poder vivir y hacer otras cosas que si te gustan, vale. Entonces lo harás con agrado. Pero eso está en la decisión de cada uno de nosotros, como hablábamos antes al principio de la entrevista.

.- El lenguaje y la felicidad, ¿Qué tal pareja son?

El lenguaje es la base de todo.  Las cosas son como tú te las cuentas.

Sino tenemos un lenguaje fino e impecable con nosotros y con el exterior, imposible. Porque según te lo cuentes, así es.

Si la pelicula la cuentan los americanos, los indios son unos salvajes. Si la cuentan los indios, los salvajes son los otros.

El dictado de tu conciencia es el camino de tu vida.

.- ¿Qué no te han preguntado nunca?

Sobre mi infancia.

Cuando volvemos a la niñez, empezamos a arreglar muchas cosas en nuestras vidas.  Si la gente volvería a la niñez, a la adolescencia y viera en que lugar del camino viera las dificultades que se ha encontrado. Es ahí donde encontrarían muchas respuestas a cómo es hoy en día.  Somos el resultado de las experiencias que hemos vivido y vivimos.

Al igual que el árbol cuando crece, las raíces van buscando ante las dificultades el agua y el sol, nosotros somos iguales. Vamos sobreviviendo con la ayuda del ego. Pero podemos parar, ver qué nos ha pasado y empezar a reestructurar viendo qué las cosas que forman mi conducta son una creación de las experiencias que vivía. Así como podemos volvernos de la forma que queramos,  también lo podemos gestionando también nuestros comportamientos y forma de ser.

Escocerá el proceso, pero como decía mi madre, si escuece,  es que está curado.

.- Una reflexión para los lectores del portal.

Cuando me dan un espacio para expresarme siempre digo lo mismo, esto lo tenemos que hacer entre todos y todas. Esto es un momento de consciencia universal, porque ya está bien. Estamos viendo abusos de poder, la injusticia…¿Y qué tenemos que hacer? Tenemos que creer que podemos mejorar, sanar este mundo y este planeta, a través de lo único que jamás nos podrán quitar, que es el amor.

Nosotros somos amor y con amor cambiaremos y sanaremos este mundo. Pero si tú no te lo crees ,no hay manera que salga.

A todas personas que leen este portal que es maravilloso, tus cosas, les digo que este mundo sane, que le pongamos una capa de bálsamo y que vayamos a sanarlo. Algo que haremos entre todos y todas.

 

 

 

 

 

 

¡¡TODOS estamos en el mayor combate del mundo!!

Que no maltraten tu sonrisa”.

Estaba tumbado en el suelo. No podía, no tenía fuerzas para otro golpe más. Me dolía todo el cuerpo. Solo quería que pasara todo lo antes posible.

No sé donde salieron las fuerzas pero me levante. Delante de mí, me tenía a mí mismo. Demacrado, con moratones, los ojos vidriosos y faltándome el aliento. Quería tirar la toalla, ya no aguantaba más, quería dejarme llevar.

Eso nos pasa todos los días.

Nos resignamos a los golpes que la vida nos da, pero lo peor de todo, ES QUE TRAS EL PRIMERO, TIRAMOS LA TOALLA.

Y hoy me he propuesto, que te enfrentes al mayor de los retos, al gran combate del siglo. Pero te digo que no te van a pagar tantos millones como a los boxeadores, sino que vas a ganar algo mucho mejor.

Vas a combatir por la conquista del Campeonato Mundial de ti mismo.

Es lo que querías, ¿Verdad? o ¿Ya te has tirado a la lona de nuevo?

El entrenamiento va a ser totalmente diferente a lo que habías hecho hasta ahora.

Esa rutina de saber que vas a hacer al día siguiente, cuando te vas a dormir, ya se ha pasado de moda.

Vamos a empezar, por una actividad fácil. Vas a estar callado una mañana entera, o una tarde. Si, no me mires así. Tienes que escucharte, oír a tu corazón, eso que te da la vida, pero que hace tiempo no escuchas. Un rato para ti, y si empiezas a incomodarte, empieza a dar resultados el entrenamiento. Oirás muchas cosas que no querrás oír aunque sabes que tienen razón. Oirás otras que te sorprenderán y verás con el corazón, no con la razón.

Apunta todo lo que oigas, sientas y veas. Ese es el comienzo. Descubrirás y te reafirmarás en muchas cosas, te lo aseguro.

La siguiente actividad, es que hagas algo que no hayas hecho todavía nunca. Rompe las puñeteras rutinas aún con más razón, si sabes que te están limitando.

Proponte todos los días, hacer una cosa que desearías hacer y que no has hecho. Ya no te digo que estudies un Máster en Harvard si no sabes ingles, pero si al menos que pidas información de algo que realmente te haga feliz y que nunca te habías atrevido a hacer.

Después de haber cogido carrerilla con estas actividades, te propongo una que a mí me transformó. Ponte todos los días delante del espejo cuando te levantes, SI CON LEGAÑAS Y TODO, y mirándote dite: “ Yo puedo, yo valgo, yo lo voy a conseguir”. Pon los hombros atrás, mirada al frente, y ríete de la persona que tienes enfrente.

Mientras vayas haciendo este recorrido de ejercicios, se que te vendrán pensamientos a buscarte y personas, diciéndote cosas como :” Déjate de chorradas, y sigue haciendo lo que estás haciendo, Déjate de entrenarte, porque jamás te ganaras ni a las rutinas establecidas, Déjate de locuras, y sé lo que siempre has sido, que de momento parece que te va bien…”.

¿Qué tienes que responder en ese momento?

Parar y decirle: “Me la bufa lo que tú digas, quiero ganar a esa “copia” barata de mí. Sé quién soy y voy a demostrármelo”. Y punto, a seguir.

Demostrártelo a ti mismo. Los demás no importan, importas tú. Dirán que es ego o lo que quieran. Pero la vida siempre empieza de dentro para a fuera.

Enfócate en este entrenamiento, no lo pierdas de vista, se constante. No conseguirás resultados al instante, es verdad, pero ¿qué es mejor, ser la versión que eres ahora, o luchar por ser quien sabes que eres?

¡¡TÚ MISMO!!.

Este entrenamiento te dará confianza, empezarás a ver la realidad desde otra perspectiva más realista pero también más optimista. Te empezarás a ver capacitado para romper con esa frágil capa que te impide llegar a tu ser.

Lo que estás haciendo, es liderando tu vida, liderando tu proyecto personal. Es lo que te faltaba y necesitabas en estos momentos. LIDERARTE.

Cuando tiramos la toalla, estamos dejando que nos lideren los demás, que nos lideren las circunstancias, que nos lidere el miedo, que nos lidere la vergüenza.

Empezarás a darte cuenta, que si quieres enfrentarte a ti mismo, tiene que ser en un entorno diferente al que estabas moviéndote hasta ahora. Porque si quieres ganar, tienes que hacer cosas diferentes en lugares diferentes.

Este entrenamiento, es para ser tú, que es lo que siempre has venido a ser. Si esa persona que consigue por si mismo llevarse a la “chica” de sus sueños, a pesar de no ser el guapo de la clase. Aquel que rompe las normas establecidas y crea sueños para los demás. Aquel que escucha su corazón ante las dificultades y sale de ellas con más energía y motivación.

Todo lo que quieras ser está dentro de ti. Te has cansado de ser el “blando” del que todos se reían en clase, tú no eres así. Quieres dejar tu marca allá donde estés, no eres uno más, ERES TÚ. Una persona  que se cuida a sí mismo, no espera que los demás lo cuiden, le den todas las herramientas, para sentirse feliz.

ES FELIZ POR SI MISMO. SE SIENTE A GUSTO CON ÉL. SE ACEPTA. NO DEPENDEN QUE SU INFELICIDAD SEA QUE SU VIDA SE VENGA ABAJO, YA SON FELICES A PESAR DE LAS POSIBLES CIRCUNSTANCIAS.

Estás de nuevo enfrente del espejo. Lo miras a los ojos, y esta vez las cosas son diferentes. Es en su mirada donde ves el miedo mientras en la tuya irradia pasión ( has ido descubriendo el sentido de tu vida, tu porque..), confianza, fe y querer.

No hace falta que le golpees, déjale marchar. Alguna vez volverá a ti, agradéceselo, porque te darás cuenta de todo lo que has conseguido hasta ese momento y lo que no quieres que se vuelva a repetir.

Enfrentarse a uno mismo es el mayor de los combates que uno puede vivir y en el que siempre debemos estar en pleno entrenamiento.

No te duermas en los laureles, siempre “entrénate”, siempre mejórate, siempre aprende, porque cuando menos te lo esperes, te encontrarás noqueado por tu contrincante y sin fuerzas para volver al ring.

Felicidades, al enfrentarte contra el peor  boxeador, contra ti mismo, estás siempre creando algo positivo, en vez de algo negativo. Y sobre todo recuerda, cuando cedemos a nuestros miedos, es más difícil mirarnos al espejo.

¿Cómo ha ido hoy el combate contra ti mismo? ¿Vas ganando por puntos o has perdido por KO?

 

Kintsugi

“En las grandes crisis, el corazon se rompe o se vuelve más fuerte como un roble” decía Balzac.

Parece que lo que voy a decir , está muy mal visto. Pero me importa poco lo que puedan decir los demás:

Estoy roto.

Si, estoy roto. Me siento como un jarrón que tiene sus piezas desperdigas por toda la casa. Sin poderlas encontrar, intentando reconstruirme y esperando que el resultado quede igual que mi yo anterior pero sobre todo que no se entere nadie de lo que he pasado ni se me note.

Me importa una mierda, estoy roto.

El motivo no importa. Ni quiero compasión, ni likes, tranquilos, se pasará.

En esta sociedad, eres de lo que no muestran tus emociones o de los que lo exponen en todas sus redes sociales para que el sentimiento de victima  aumente y todos los que lo lean, se apiaden de él.

Suele haber personas del 2 caso, suelen ser los que se quejan  de la vida, los que gritan a los 4 vientos que puta es la vida con ellos, esperando que haya gente que se apiade de ellos y le solucionen los problemas. Pero la mayoría de la gente, aún se sientan rotos, no lo expresan, no lo quieren decir, no vayan a ser tildados de raritos, locos o se sientan incomprendidos por los demás.

TODOS HEMOS ESTADO ROTOS O ESTAMOS ROTOS EN ESTOS MOMENTOS.

Sufrimos por miedos que no se harán realidad, por parejas que nos han mentido, por amigos que nos han defraudado o por marchas de personas inesperado. Pueden ser cientos de motivos, cada persona es un mundo, pero se sienten así, ROTOS.

¿Qué hacer a partir de ese momento?

Estas sufriendo. Es respetable, pero tienes dos opciones:

  • Seguir sufriendo.
  • O recoger los añicos y ver qué hacemos con ellos.

Yo siempre he optado por la 2 opción.

Si hay que reconstruirse , te recomiendo una cosa, se imaginativo, se creativo. Hay que cambiar la forma de pensar.

No creas que serás la misma persona, que todo va a ser igual que antes…Porque sí es así, no estás aprendiendo nada. Tienes que imaginarte mejor, más fuerte, agradecido por lo que acabas de pasar, ya que sabes que no volverás a pasar por lo mismo, nunca más, o al menos lo afrontarás de otra manera.

Hay que ir recogiendo las piezas y ver como ensamblarlos.

Si no limpias los trozos que vas recogiendo, te vuelvo a repetir que volverás a repetir la misma situación una y otra vez. Pero ahora, por mucho que hayas recogido , limpiado y unidas las piezas, ves que no están unidas. Que “aquello” que las unía, ya no hay . Hay que utilizar algo que nos fortalezca y no haya grietas.

El mismo veneno que hemos estado sufriendo y ha provocado nuestra rotura, es aquello que dándole la vuelta a la tortilla, es lo que tiene que hacer que las piezas se junten mucho más fuertes.

Te digo una cosa, no es de extrañar que cuando recojas todas las piezas esparcidas de ti, no encuentres alguna. Estamos hechos de historias, historias que nos componen, que forman nuestras personalidad. Y los cambios nos hacen que algunas partes de ella, de nuestra personalidad. desaparezcan para que crezcan otras nuevas. No tengas miedos, creálas y unelas a tu nuevo “jarrón” llamado tú.

Ya lo tienes unido, ya lo tienes fortaleciéndose. Pero no creas que ya puedes echar a andar. Tienes que limpiar esas sobras del “pegamento” que has hecho. Se formarán en forma de duda, de gente que no creerá en ti o miedos que te harán dudar de si podrás seguir adelante. Límpialos, puliendo tu cara interna y externa, allá donde veas cosas que sobran para seguir adelante.

Y como buena obra que es la que estás haciendo, hay que dejar que se seque. No quieras se impaciente y pisar en el hormigon dejando tu firma del “Yo estuve aquí“. No quieras correr antes de tiempo. Los resultados se ven con el tiempo, asi que paciencia. Sé que la paciencia, es lo último que se tiene, cuando se quiere dejar atrás una mala temporada, pero PACIENCIA.

Al igual que tienes que dejar que el cemento se fragüe, tendrás que darle una segunda de mano. No por acudir a una sesión de coaching, ya estarás como nuevo. No por irte a meditar, ya tendrás la mente en paz.

Paciencia y todas las manos de pintura que hagan falta, para que tú te sientas bien, te sientas nuevo y mucho más bonito con las cicatrices que tienes por la experiencia vivida.

Va pasando el tiempo, y el cemento va fraguando. Es hora de salir al exterior. De mostrar quien eres, de sentirte orgulloso de las cicatrices que tienes, porque no te han hundido, sino que te han hecho más fuerte.

Protegete ante nuevas inclemencias, ahora ya no volverás a pasar por lo mismo.

Es hora de cuidarte, de mimarte, de sentirte orgulloso de ti mismo. De dar gracias a la situación que has pasado, ya que otras personas se hubieran hundido, ahora tú, te sientes orgulloso de ella, ya que te ha hecho mucho más fuerte .

Mírate al espejo, algo que no has hecho durante todo el proceso. ¿Ahora que ves? Una persona que sonríe, que se rie de lo vivido y que es agradecido por lo ocurrido.

Siéntete orgulloso, pero tampoco te pases, que el ego es muy cabrón.  Observa como ahora eres una persona más fuerte, mucho más resistente ante las inclemencias que la vida te puede lanzar de nuevo. Pero te lo repito , el ego es muy cabrón, ahora no vayas de super hombre. Más bien date cuenta que las perfección , es ser imperfecto, porque si fuera perfecto, no hubieras vivido y experimentado el camino que has realizado.

Ahora ya puedes expresar tu historia, que quizá inspires a los demás y les enseñes que es capaz de reparar las cosas que están rotas, principalmente uno mismo .

Hemos sobrevivido al 100% de nuestras peores pruebas, ¿Y no vamos a superar una más? SEGURO QUE SI.

A veces el mundo fractura a los seres humanos, pero en otras ocasiones, los hace más fuerte.

Si quieres conocer más el arte de la resiliencia te recomiendo el libro “Kintsugi. El arte de la resiliencia.

El más dificil todavía: SER AUTÉNTICO

“Si tienes la suerte de ser diferente, no cambies nunca” dice Taylor Swift

Con todos ustedes, el más difícil todavía.

Lo nunca visto hasta la fecha. Lo nunca visto ante sus ojos.

El reto más importante hasta la fecha realizado por el ser humano.

Con todos ustedes: EL ARTE DE SER AUTÉNTICO EN ESTA SOCIEDAD.

Siempre lo he dicho y lo sigo manteniendo, si escucharamos más , veriamos que siempre estamos expuestos a las presiones de la gente que nos rodea y de la sociedad, en si.

Tienes que tener un trabajo estable (¿Dónde hay uno, por favor?), tienes que salir todos los fines de semana (¿Y si no me apetece?), tienes que tener un CV impecable a tu edad, ¿Qué haces leyendo esas cosas raras? (Son las que a mí me gustan, si te gusta bien y si no, tambien..)…

Son algunas de la situaciones que hemos vivido y vivimos a lo largo del día a día. Con buena intención en algunos casos, para que no nos pase nada en un futuro y estemos protegidos; pero sin embargo también hay gente que lo hace para que vuelvas a “su redil” y no cambies, no pienses cosas nuevas y puedas marcharte de su lado.

Si cedes a estas presiones, estarás siendo como los demás les gustaría que fueras. NO COMO TÚ HAS VENIDO A SER.

Simplemente a ser TÚ MISMO.

Te aseguro que cuando disfrutas de lo que eres , en el momento presente, eso si es felicidad. Y lo demás tonterías.

Queremos ser libres, queremos sentirnos autenticos. ¿Pero lo conseguimos? ¿Realmente queremos serlo? ¿Qué consecuencias tiene a corto y largo plazo?

Se nos hincha el pecho diciendo que somos autenticos, que como dice Raphael, “(¿Qué sabe nadie lo que me gusta o no me gusta de este mundo?)” o gritamos a los 4 vientos como Alaska: “¿A quien le importa lo que yo haga?). Hasta llegamos a hacer mamarrachadas encima de un escenario , que lo único que provocan, es vergüenza ajena, para expresar que somos autenticos, únicos y que no nos importa lo que digan los demás.

Cuando hacemos todas estas cosas, lo único que estamos realizando es un PAPEL cara a los demás. Estamos utilizando palabras como “autentico, disruptivo”, en nuestro favor, dejando la humildad a un lado. Cuando realmente sientes que eres una cosa, no tienes porque expresarla como una cotorra sin parar, la gente la vera, no teniendo que decir nada más.

Estas personas utilizan esta forma de ser como una moda. Algo de lo que no me apetece seguir hablando ni darles más cancha. Nunca me han gustado los fuegos artificiales y los experimentos con gaseosa.

Ser autentico, es aceptarte a ti mismo.  Con lo bueno que tienes dentro de ti, como con aquellas cosas que no querías ver, pero que también forman parte de ti.

Es aceptar que:

  • Que te gusta leer cosas que los demás consideran infumables.
  • Que te apasiona un hobbie que quieres convertir en tu forma de vida
  • Que no aguantas ya a tus amigos de toda la vida. La vida es cambio, y parece que los demás no lo entienden.
  • Que si de verdad sois amigos os decis a las cosas a la cara, vayan a gustar o no. Porque si sois amigos, quieres siempre la verdad.
  • Que no tienes prejuicios y siempre curiosidad por lo desconocido.
  • Que hay cosas de ti que no has querido ver pero que también forman para ti. Partes oscuras que te enseñaran más que el mayor de los exitos que puedas conseguir.

Ser autentico, es la consecuencia de aceptarse como eres.

Pero yo añadiría, además ser autentico , es una etiqueta/calificativo que los demás te ponen, porque ellos mismos te están diciendo: “En esta sociedad que todos quieren aparentar algo que no son, y yo también, menos mal y se agradece encontrar a alguien que va sin medias tintas, que sabes siempre cómo actuara y como responderá..”. 

Si alguien te habla y te dice que es autentico las 24 horas del día, sal corriendo, está mintiendo más que los políticos.

A corto plazo, aceptarte y expresar a todo el mundo QUÍÉN ERES, QUÉ QUIERES EN LA VIDA Y CÓMO VIVES LA VIDA, es un esfuerzo a veces que te gustaría tirar la toalla, y seguir “dormido” como lo hacen la mayoría.

Te sientes libre. Vives más ligero, has dejado atrás muchas piedras que llevabas en la mochila. Algunas tuyas, algunas de otras personas que querían les llevases sus miedos y vergüenzas.  Vuelves a sonreir, a emprender caminos que querías recorrer pero por el “qué dirán” o creías que no eras “digno” para hacerlo.

Pero eres tú solo contra los demás.

Es romper rutinas. Es decirle a tu cerebro que eres tú quien ahora manda y que deje de mandarte mierdas como advertencias. Es escuchar como un martillo pilon: “¿Pero a dónde vas, estas loco o que? Déjate de tonterías y sigue como estás, que estás muy bien…”

Aquí tu persistencia en disfrutar el camino que querias recorrer durante mucho tiempo, la confianza en ti mismo y el poder que tengas de hacer “oidos sordos” a esa gente y a tu cerebro, son herramientas imprescindibles contra el asedio que vivirás para que desistas en tu empeño.

Si alguna vez te has preguntado para que has venido a esta vida, déjate de chorradas como recorrer el mundo como solución para encontrar la respuestas o meditar en una cueva durante 21 días de ayuno…

¡¡ACÉPTATE!!.

Ayudar a los demás, escribir libros, dar conferencias o barrer la calle de tu ciudad con más energía que Iniesta, es una consecuencia de aceptarse uno mismo. Y eso puedes hacerlo tú solo a coste muy bajo.

¿Se puede ser autentico dentro de la sociedad que todos conocemos?

Desde luego, si te respetas a ti mismo, los demás te respetarán dentro del grupo.  Si no es así, no es tu grupo, sal corriendo.

Así que recuerda:

  • Quien exprese que es autentico sin parar, sal de ahí corriendo. Te está mintiendo.
  • Ser autentico, es la consecuencia de aceptarse uno mismo.
  • Los demás serán quienes te etiquetaran así, para ti es simple coherencia contigo mismo.
  • Es el más imposible todavía realizado por el ser humano, en una sociedad en el que no quiere nadie se salga del rebaño y sigan dormidos, pero te aseguro que a largo plazo, vale mucho la pena.
  • Se puede ser autentico dentro de la sociedad, siempre respetándote a ti y respetando a los demás.

¿Y cómo llevas el reto más imposible hecho por el ser humano hasta la actualidad?

 

Sergi Grimau: “No tengas miedo a ser tú mismo, JAMÁS”.

Hoy dentro de la sección “Conversaciones con…” es un placer presentar a Sergi Grimau.

Hermano mayor de una de las sagas más importante del baloncesto español ( los Grimau ), este exjugador de baloncesto profesional , a día de hoy , tras hablar con él, positivo, intenso, es la mecha que prende nuestras emociones.

Emprendedor , experto en fracasar y volverlo a intentar , comenzó con 16 años vendiendo ambientadores. La experiencia profesional en el mundo del baloncesto , junto a la vivida en diversos campos y puestos en el mundo profesional, lo convierten a día de hoy, a través de su lucha por las personas con su sueño empresarial y de vida, llamado ” Vive Dejando huella”.

Podéis conocer más de su trabajo a través de su WebFacebook o Twitter.

.- ¿Qué hace Sergi Grimau?

Estar en la búsqueda continua de cómo ser feliz. Y yo creo que mi felicidad pasa por esa búsqueda de la felicidad. Es una conclusión que estoy llegando con el paso de los años. Porque durante todo este tiempo, e incluso cuando era jugador de básquet, estaba inquieto, ya que dentro del mismo sector del básquet estaba en la búsqueda de qué me llenaba más y lo que me llenaba menos.

Cuando salí de él, estuve cambiando muy constantemente de sector, de actividad. Y es con el tiempo, que me he dado cuenta que esa inquietud es mi principal virtud y mi mayor enemigo. Forma parte de mi creatividad, de mi capacidad de ser original, de ser distinto, pero a la vez también es mi peligro más grande, ya que te impide enfocarte en una sola cosa. Pero cuando tomas consciencia de que eso no es malo, ya que sientes que es parte de tu forma de ser, te hace sentirte más tranquilo.

Mi felicidad pasa no por alcanzar un objetivo concreto y quedarme allí, sino por el hecho de estar buscando y disfrutar de ese camino de la búsqueda de cosas que me hacen sentirme vivo.

.- ¿Cuál es tu definición de vida?

Para mí es sentirme rodeado y sentirme que formo parte de las cosas. Yo necesito sentir que formo parte de las cosas en las que participo.  Para mi la vida es ser capaz de ser el elemento catalizador para que sucedan cosas desde el ámbito más pequeño hasta el ámbito más global.

Hacer que pasen cosas, no es generar cosas extraordinarias, sino generar un cambio, si puede ser en positivo en los demás.  Algo que intento trasladar a mis conferencias y formaciones, que es la capacidad que todos tenemos de ser importantes y decisivos para que las cosas cambien.

.- Tú que has convivido con el éxito, ¿El éxito emborracha, duerme, bloquea..?

No sé si he conocido el éxito, sinceramente. Lo he visto y yo creo que el éxito relaja. En mis etapas de éxito, a conseguir mis objetivos en el ámbito profesional, a veces relaja. Y en ese momento, la curva baja.

El éxito hace que la gente deje de estar en guardia, olvidándose que la felicidad siempre reside en el camino.

Cuando enfocas tu felicidad en el camino, es más difícil que te relajes. Ya que no piensas en la meta ni en la recompensa.

El éxito relaja. La gente se cree que el trabajo está hecho, siendo el éxito efímero como el reconocimiento sino sigues trabajando, lo que hoy era éxito mañana será algo olvidado, y más viviendo en la era del like y la de la inmediatez.

.- ¿Qué has aplicado del baloncesto en la empresa?

Creo que quizás,  los deportista más allá de los valores tópicos que todos conocemos y que están quemados, mas allá de eso, los deportistas tenemos una carrera muy intensa, más allá del día a día.

Por ejemplo en un entrenamiento de 2 horas, suceden muchos hechos consecutivos y muy rápidos que te obligan a muchas tomas de decisiones en poco tiempo. Te levantas, discusiones, la suerte… algo muy intenso y teniendo que tomar decisiones muy rápidas, algo que si no haces, llegarás muy tarde.

Esa toma de decisiones muy rápidas, esa exigencia que te da el mundo de la competición, te hace ver en el mundo de la empresa, aquellas personas que no vienen del mundo del deporte la toma de decisiones cuesta un poco más ,porque todo es un poco más lento.

Esa es la ventaja que los deportistas pueden tener ventaja en el mundo empresarial, la toma de decisiones mucho más rapido que la media.

.- ¿Venimos al mundo a dejar huella o a qué venimos?

Yo me he dado cuenta que tenemos la obligación de dejar huella. Debemos vivir de forma consciente con el propósito de dejar huella. Tenemos la oportunidad en la sociedad que vivimos de forma consciente en todos nuestros ámbitos, el dejar huella más o menos positiva, más o menos consciente.

Todos los días podemos hacer miles de cosas, al ejecutarlas podemos observar el impacto que tiene en muchas personas.

Querer dejar huella no significa que quieras ser notorio, ni ególatra ni egocéntrico sino preocuparte un poco más por lo que tienes cerca creo que los beneficios son exponenciales, los que recibimos nosotros y los que generamos en los demás.

.- ¿Y qué línea delgada hay entre el ego y el propósito de dejar huella?

En la sinceridad en que cometas esas acciones. Si las haces porque las sientes o las haces para que los demás sean conscientes de que las estas haciendo.  La gente lo capta en una sola cosa, o eres sincero o no eres sincero.

Sino lo eres, te acaban cazando.  Ser sincero en aquello que sabes que puedes dejar huella, no en aquello que sabes que no puedes provocarla.

.- ¿Es fácil dejar huella dentro de una empresa?

Creo que la filosofía de toda empresa deber ser responder a esta pregunta: ¿Cómo dejo huella en mis empleados?. En cómo reconocer a los trabajadores, en cómo lo recompenso, en cómo les ofrezco las mejores condiciones para que desempeñen su labor …algo que tendría que ser una ley de mínimos en las empresas.

Y como empleado tú tienes que querer dejar huella en tus compañeros, en tus superiores, clientes, proveedores, … con tu conocimiento, comportamiento y de forma inconsciente. Y de forma consciente, para mejorar la situación.

El mundo de la empresa, se puede aplicar cómo lideramos para dejar huella en nuestros trabajadores y luego como profesionales, con autoliderazgo y autorresponsabilidad.

Es saber qué puedes hacer mejor para otros, y no dejar de hacerlo.

.- ¿Deben venir los trabajadores motivados de casa?

Si, siempre y cuando la compañía cumpla con los mínimos que permite que la persona no ponga ninguna excusa para estar motivado.

Cuando todo eso se cumple, no debe haber ningún tipo de excusa para que la persona venga de casa ya motivada

.- ¿Cuándo empezamos a olvidarnos de esa misión de dejar huella?

Cuando nos olvidamos del factor persona. Cuando el día a día , la exigencia nos hace olvidar al factor persona. En todos los niveles, cualquiera que sea, al final cuando solo vemos la transacción mercantil y nos olvidamos que detrás hay una persona, es el peligro.

Por eso le doy tanta importancia a la consciencia, porque cuando tu valor añadido son las persona, el valor diferencial siempre lo marca la persona. Si te olvidas de eso, el valor empezará a perderse.

.- ¿Qué piensan que los demás que es una locura y tú estás convencido de ello? 

A ser punky, a ser disruptivo, a ser tu mismo, a atreverme a hacer cosas que los demás no esperan de mi, a sorprender, todo dimensionado a la situación. No se trata de enseñar el culo en un Consejo de Administración, se trata de reírte de ti mismo y te reirás con el mundo.

Estamos hasta los cojones del día a día, de ver siempre lo mismo, de ver cosas estándar… parece que el patrón de comportamiento nos lo dicta la sociedad, cuando en realidad nos viene impuesto de mucho más arriba o por las redes sociales.

Algo tan básico como sonreír a la persona de recepción y darle los buenos días produce que te cuele seguramente, delante de 3. No hay que hacer demasiado y es algo mágico.

.- ¿A qué tienes miedo?

A nivel personal a la soledad. Me cuesta mucho estar solo. Soy un tipo de persona que me gusta compartir y cuando no puedo hacerlo, tiendo a la tristeza. Mi mayor miedo es ése.

Y a nivel profesional, es el hecho de ser padre de familia , es apostar por algo que tenga repercusión en mi familia. Me siento respaldado pero cuando se hace noche, los problemas se hacen grandes y yo aunque mida 2 metros, eso me genera intranquilidad.

.- ¿Qué consejo te han dado y nunca darías a los demás?

Quizá decirle a alguien que no se atreva a hacer a algo que parece no seguro.  Estoy hasta los cojones que siempre que tengo una idea, la gente me diga si va a funcionar o no va a funcionar. Quizá en alguna parte de mi vida, hubiera necesitado a alguien que me hubiera dicho: PRUÉBALO.

No aconsejar a alguien que le brilla los ojos con una idea, que no lo intente, porque eso no va a funcionar desde el punto de vista personal, según mi experiencia.

No cortes las alas a nadie, a no ser que se vaya a pegar un ostión de forma evidente. Si le preguntas 3 veces si está seguro con lo que quiere hacerlo, solo tienes el deber de apoyarle en su camino.

.- Una reflexión para los lectores del portal. 

Reflexiona de qué modo puedes dejar huella en tu entorno y que la gente se atreva a ser ella misma. Cuando eres siempre tú mismo, las cosas fluyen de forma distinta. No tengas miedo a ser tú mismo, jamás, porque es una inversión a largo plazo. A veces a corto plazo quizá no es rentable, pero a largo plazo es un valor seguro.

Cuando una persona es si misma, genera confianza, y esa es la energía más importante que hay.

 

 

 

 

 

 

 

 

¡¡3 cosas que aprendí siendo como los demás!!

“La lucha más dura de todas es ser algo diferente del hombre promedio” decía Charles M. Schwab.

La verdad que el titulo parece un poco egocéntrico. Y sé que mis detractores, así lo estarán pensando. Pero si estás leyendo estas líneas, es que te ha picado la curiosidad  y tienes dos opciones:

  • Seguir leyendo y a ver qué quiero decir con este artículo.
  • O tú también sientes que no eres como los demás y quieres saber qué aprendí.

Por lo visto, seguimos juntos en este nuevo artículo. Así que bienvenido.

¿Lloras por la noche y no sabes por qué? ¿Siempre que llegas a casa pones la musica, la televisión a todo volumen porque tienes miedo a estar en soledad? ¿Piensas que harías las cosas mucho mejor que el gurú de turno pero sin embargo no te atreves a dar un paso adelante? ¿Sabes que no eres como los demás pero sin embargo haces lo que tus padres y amigos te han “recomendado” que tienes que hacer por tu bien?

Como hacen los vendedores de humo, te diré entre luces de colores y mucho humo, que es lo que te pasa:

QUE TE SIENTES DIFERENTE Y NO SABES POR DONDE EMPEZAR.

Pero no esperes que hay una cura una vez te has dado cuenta que eres diferente para volver al redil de la homogeneidad y la mediocridad, porque el proceso una vez que está en marcha, NO PARA.

Dentro de poco celebraré el aniversario del principio de mi comienzo. Celebraré aquel primer artículo que escribí entre lagrimas, rabia y frustración.  Todavía sigo escribiendo alguno así, pero ahora con la confianza y tranquilidad que quien los está escribiendo, es el verdadero David, no una fotocopia barata de lo que soy ahora.

Han pasado unos cuantos años de experiencias,alegrías, sueños hechos realidad, pero sobre todo de un viaje continuo a través de la incertidumbre y con el traje de la autenticidad, cosido con todas ellas.

Siempre con todo el respeto hacia las personas que quieren seguir las normas , hacer lo mismo que hacen los demás y no dudar de todo lo que le dicen personas a los que les dan mas poder a ellos que a si mismos, aquí hay algunas reflexiones sobre lo aprendido siendo como los demás:

.- A TODO EL MUNDO LLAMAMOS AMIGO.

Aquel que nos ha caído bien, lo llamamos amigo. Aquel que nos ha dado su teléfono, ya fardamos ante los demás que es nuestro amigo. Aquél que nos ha conseguido sacar en su blog, es nuestro amigo. Aquél que nos sigue en nuestras redes sociales, también es nuestro amigo.

Llamamos amigo a todo ser viviente. Porque así nos creemos más importantes.

En esta sociedad de la recolección de amigos, de tarjetas de presentación y de solicitudes en redes sociales, llamamos amigos hasta lo que nos sonríen.

A día de hoy , a esto le llaman Networking cuando en realidad, se llama, “Me muevo por intereses y/o tengo miedo a la soledad porque vean que no soy algo que promulgo ser”.

Luego nos echamos las manos a la cabeza, cómo tras haber ayudado a personas, luego desaparecen  y viniendo a tu ciudad y ni siquiera tienen la decencia de decírtelo aunque no puedan verte por X motivos. Eso es la amistad a dia de hoy, la de la inmediatez, la del interés propio y luego si te he visto no me acuerdo.

Si tú tienes la conciencia tranquila, sigue. El karma hará su trabajo.

La amistad no se basa solo en los buenos momentos, en las fotos que nos hacemos de Instagram ni en los comentarios para un libro, sino que se fortalece con el tiempo , sin ninguna pretensión material ni institucional y con la de vivir el presente con esa persona.

.- TENEMOS MIEDO A VIVIR

Que estes vivo no quiere decir que sepas que es la vida.

Si lo que haces es vivir las próximas 24 horas como un zombie, de aquí para allá, sin emociones, sin riesgo, sin sonreír, diciendo SI a todo aunque sepas que va en contra de tus valores, estás más muerto que vivo.

Creemos que haciendo lo que los demás han previsto para nosotros, seremos unos hombres de provecho, consiguiendo la felicidad que tanto exponen en los anuncios de la televisión y la paz añorada.

¡¡Despierta de una vez!!. Eso no es vivir, es morir en vida.  Y lo peor de todo, que tienes sueños que dilatas esperando que vengan tiempos mejores. Esos tiempos nunca llegarán, solo tienes el aquí y el ahora y NADA MÁS.

VIVIR es SENTIR, NO COHIBIR

.- LA FELICIDAD COMO NOS LA VENDEN, NO EXISTE.

Que se vendan tantos libros sobre la felicidad solo explica una cosa: QUE SOMOS UNOS INFELICES POR NATURALEZA.

Creemos que con un libro nos dar la formula de la felicidad. Que viviremos en los mundos de yupi, correremos sobre las nubes y que nuestra vida será exenta de miedos, vergüenzas y limitaciones.

¡¡DESPIERTA!!.

Si somos uno de los paises que más ansiolíticos tomamos es porque somos unos infelices. Utilizamos opiáceos para no ver nuestra realidad, que la felicidad permanente que nos venden, NO EXISTE.

La felicidad son momentos agradables, MOMENTOS. El momento de comprar eso que tanto te ha gustado, el beso con la chica que te gusta, conocer al cantante que siempre te ha inspirado, leer un libro…MOMENTOS. Que igual que viene se van… Quien te diga que es feliz continuamente, o esta fumado o te está mintiendo para venderte su libro o su curso, así que corre.

Una cosa es la paz, que es más continuo, pero la felicidad nunca será eterna, te lo aseguro.

No se lo digas a nadie, pero mientras estaba escribiendo el artículo me ha salido otra idea que he aprendido con el tiempo

.- DEJAMOS QUE LAS COSAS OCURRAN, NO HACEMOS PARA QUE SUCEDAN. 

Somos unos quejicas de mierda, y perdona, pero es lo que pienso. Nos quejamos de la vida que tenemos, de la pareja que nos ha tocado, de la mala leche de nuestro jefe, que no hay manera de encontrar trabajo… Dejamos que las cosas nos ocurran, cuando lo que tenemos que hacer, ser responsables de lo que nos ocurre y darle la vuelta a la tortilla.

Empezar a ser responsables de nuestros resultados. Que si estamos cosechando mierda, es porque hemos repartido mierda. Duele, lo sé, pero es la puta verdad.

Somos lo que hacemos, sino haces nada, no esperes conseguir todo.Y tenemos que ser responsables de los buenos resultados , como de los malos,

A corto plazo, no ser como los demás quieren o esperan, es un proceso difícil. Pero a la larga, me ha supuesto más beneficios que contras.

No hemos venido a reivindicar nuestra diferencia, porque estaría hablando nuestro ego. Sino hemos venido a ser NOSOTROS MISMOS CON HUMILDAD Y CONFIANZA.

Si das el paso, te estarás dando el mayor regalo que te podrás disfrutar en toda tu vida.

¿Y tú que has aprendido de tu anterior vida siendo como los demás querían que fueras?

 

Jacobo Parages: “Pasión por vivir”

Hoy dentro de la sección  “Conversaciones con..” es un placer presentar a Jacobo Parages.

¿Qué me dirías si te dijera que Jacobo con una espondilitis anquilosante, que le obligó a dormir durante 5 años sentado por el dolor le han llevado a cruzar el estrecho de Gibraltar dos veces? ¿Qué me dirías si en el 2013, te fuera detectado un tumor maligno y aún haber cruzado el Canal de Menorca , siendo la travesía de 40km en 12 horas , siendo la primera persona que lo consigue con su enfermedad? ¿Serías capaz de unir dos continentes como Europa y Asia a nado? ¿O participar en la Copa de España en Aguas abiertas en 2018?

Pensaríamos que es imposible, que es una locura. Querríamos hundirnos al ser diagnosticados.

Sin embargo, Jacobo a través de las dificultades le han llevado a escoger el camino de la superación

A través de su dilatada experiencia profesional , con más de 25 años gestionando equipos y liderando proyectos, su misión es la de despertar y estimular el talento de los equipos y de la sociedad en general.

Es autor del libro “Lo que aprendí del dolor“. En el que nos enseña que cuando el dolor no nos deja vivir, es el momento de empezar a vivir.

Podéis conocer más el trabajo de Jacobo a través de su Web, Facebook, Twiter y LinkedIn 

¿Si fueras el título de una conferencias, cómo se llamaría?

Pasión por vivir, por ser útil a lo demás y por cumplir sueños.

.- ¿El ser humano vive o sobrevive?

Algunos solo sobreviven, otros viven y estos últimos son más felices que los anteriores.

.- ¿Ha cambiado tu concepto de felicidad? ¿Eres feliz?

Han cambiado muchas cosas.

La edad, la experiencia, la madurez, las circunstancias que te toca vivir hacen que las cosas cambien, evolucionen, no soy igual hoy que hace vente, diez o cinco años, y junto a esto también ha cambiado mi concepto de felicidad. En mis etapas anteriores mi concepto de felicidad pasaba por otras cosas, más quizá en el entorno del tener, y ahora mi felicidad pasa más en el entorno del SER.

Soy feliz en momentos concretos, pero no puedo decir que sea absolutamente feliz. Creo que nadie es plenamente feliz siempre. Hay momentos de felicidad y esos si los he tenido, los tengo y los conozco. Esos momentos de felicidad hay que recordarlos siempre porque te ayudan a recordar donde hay que volver.

.- ¿Qué pondrías en una valla publicitaria enorme si te diera la oportunidad?

Pondría una sola palabra con letras muy grandes: Sonríe

La sonrisa sincera es el idioma universal, es el puente más cercano entre dos personas, se convierte en un diálogo profundo, alivia, consuela, tranquiliza, motiva, emociona, conmueve, nos acerca a los demás y es generosa porque antepone al que la recibe sobre el que la ofrece.

.- ¿A qué tiene miedo Jacobo?

A muchas cosas, al dolor en personas queridas, a irme de este mundo y mirar atrás en el último suspiro y no estar plenamente satisfecho de que esta aventura haya valido la pena porque me haya dejado cosas en el camino. No nos arrepentimos de aquello que no hemos conseguido, si no de aquello que no nos hemos atrevido a intentar hacer.

.- ¿El único propósito que tiene la vida es darse a los demás?

Darse a los demás, ser útil a otras personas es quizá el propósito más importante que un Ser Humano pueda tener en su vida, pero no el único. Hay otros como encontrar nuestro equilibrio espiritual, seguir emocionándonos con las cosas pequeñas de la vida, seguir logrando retos y poder compartirlos, entender el sentido de la vida, alcanzar la felicidad.

.- ¿Qué quieres ser de mayor?

No quiero ser mayor.

.- ¿Cuál debe ser el principio del comienzo para alcanzar un objetivo?

El principio del comienzo para alcanzar un objetivo es tener ese objetivo, y cuando lo tienes hacerlo tuyo y comprometerte hasta el final con él. A partir de ahí, estar dispuesto a dar lo que tengas que dar para lograrlo, sin excusas y gestionando las dificultades que se presenten en el camino para alcanzarlo.

.- ¿A veces has tenido ganas de tirar la toalla?

Si. No soy una maquina y mis emociones también me han puesto la zancadilla en algunas ocasiones. En distintos momentos he pensado que no puedo más y que quizá debería parar. En el camino siempre hay momentos de duda, incertidumbre, cansancio o incluso miedo que te llevan a la idea de abandonar, y cuando eso te pasa hay que volver al origen, a la razón que te llevó a tomar la decisión de emprender ese camino, al propósito real que te ha llevado ahí. Si tienes clara la razón que un día te llevo a asumir ese reto, difícilmente abandonas cuando te llegan las dudas o las ganas de tirar la toalla.

.- ¿Cuánto hijo puta es la mente?

La mente puede ser nuestro principal enemigo, pero también se puede convertir en nuestro principal aliado y fuente de motivación. Depende de nosotros si escuchamos a nuestro “boicoteador personal” o nos centramos en nuestras creencias empoderantes y crecemos desde ellas. Tenemos la libertad de elegir nuestra actitud ante las circunstancias en la vida y eso es siempre una buena noticia. Es vital gestionar bien nuestro diálogo interior y a veces somos excesivamente duros con nosotros mismos desde lo que pensamos. A la mente también se la tiene que cuidar y se la puede entrenar.

.- ¿Cuál es tu consejo a la hora de afrontar una adversidad?

Creo que es importante intentar buscar la respuesta al para qué y no tanto al por qué de tener que atravesar la adversidad. Hay una frase en la que creo profundamente y que me encanta compartir: La adversidad prepara a las personas para destinos extraordinarios. A la hora de afrontar la adversidad tenemos que empezar por entender que ésta tiene que servir para algo y a partir de ahí, con calma, con paciencia, y sobre todo con actitud positiva, afrontar lo que haya que afrontar para salir de ella. “Ningún mar en calma hizo a un experto marinero”.

.- ¿Qué seriamos sin retos en la vida? ¿Y sin curiosidad?

Sin retos seríamos seres dormidos, sin pasión, sin la gasolina que nos hace disfrutar, sacrificarnos, luchar, celebrar, compartir, reír, llorar, emocionarnos, crecer.

Sin curiosidad, como especie no habríamos evolucionado lo que lo hemos evolucionado y seguiríamos en la edad de piedra. Como personas es un poco lo mismo, la curiosidad nos mete en mundos nuevos, nos empuja a aceptar retos distintos a despertar habilidades y nos ayudan a crecer y a evolucionar.

.- ¿Podemos llegar a vivir dos veces dentro de una misma vida?

Creo que podemos llegar a vivir más de una vez dentro de una misma vida. Aunque formen parte de tu única vida, segundas oportunidades te llevan a vivir una vida distinta de la anterior.

Cada etapa vital nos lleva a una vida distinta en la que aprendemos, experimentamos, logramos cosas distintas y nos relacionamos con personas diversas. Es como vivir distintos capítulos dentro de la única historia de nuestra vida.

.- ¿Qué has aprendido de los mejores que nunca olvidas?

Hay muchas personas de las que he aprendido muchas cosas. Algunas de esas personas son públicas, otras anónimas y muy cercanas a mí. De ellos, mis referentes, he aprendido que hay menos límites de lo que creemos, que es importante entender el significado del esfuerzo, la coherencia, el sacrificio, el compartir, el vivir apasionadamente, el compromiso con los demás, el verdadero significado de generosidad, la capacidad de aceptar una mala noticia con la cabeza alta, el ser humilde ante el fracaso y sobre todo en el éxito.

También he aprendido que la personas que más mérito tienen son las que logran algo por primera vez y demuestran al resto de seres humanos que eso era posible, y esas personas tienen un lugar especial en mí.

.- ¿En realidad, qué es lo importa de verdad?

Hay una frase de Winston Churchill que responde perfectamente a esta pregunta: “El problema de nuestra época es que la gente no quiere ser útil si no importante”. Creo que lo interesante de verdad es ser útil a los demás, desde nuestros éxitos, con nuestros fracasos, desde el cumplimiento de nuestros sueños compartidos o gestionando nuestros miedos o incertidumbres.

¿No es mucho mejor ser útil a otras personas que sentirte importante hacia ellas? Ser útil a otras personas le da sentido a lo que haces, sentirte importante hacia los otros te lleva al terreno de la vanidad y la arrogancia.