¿Y si no quiero rendirme?

La cantidad de calor desprendido por una resistencia es directamente proporcional a la intensidad de corriente, a la diferencia de potencial y al tiempo” decía James Prescott Joule

Muchas veces he querido abandonar.

Me preguntaba que estaba haciendo escribiendo lo que sentía, para qué valía. Qué estaba ganando, sino veía ningún resultado tangible. Además mucha gente se había ido de mi lado, por lo que hacía. Y para colmo, intentabas ampliar tu zona de confort, haciendo cosas nuevas que ampliasen tu radio de acción, desarrollarte en campos que te gustaban,lo único que recibias eran negativas.

Más y más noes, que lo único que inspiraban era a tirar la toalla olvidándose uno si había algo de lo que aprender.

Y no han sido varias veces, sino unas cuantas, Y aquí sigo con todos vosotros. Porqué si no dudas en el camino en el te encuentras, si lo dominas, no es el camino en el que aprenderás.

Hoy esa sensación de seguir, aunque las circunstancias decían que NO, me ha hecho lanzar esta pregunta al mundo 2.0:

¿Qué distingue a las personas que han alcanzado metas “imposibles” por los demás del resto de los seres humanos?

Partamos que no me considero un super hombre ni que he conseguido nada “reseñable” en la vida, pero quería responder a estas preguntas que alguna me he hecho observando a mucha gente que he entrevistado:  ¿pero qué les hacia a esas personas seguir adelante cuando los demás habían tirado la toalla? ¿Qué les distinguía respecto a los demás en los momentos de querer mandarlo todo por el baño?

Aquí van algunas de mis reflexiones al respecto:

Que te la bufen lo que opinen los demás. 

SI es tu pasión, si es tu sueño, si es tu vida, ¿Por qué te importa tanto la opinión de los demás? ¿Por qué te importa tanto lo que puedan decir los demás? ¿Por qué crees que es imposible si nadie de quién te habla ni siquiera lo ha intentando?

Muchas veces hay que hacer oídos sordos. Ya puede ser tus padres, tu pareja, o quien sea, si es tu sueño, y luchas por él. Si ves claro el camino, lucha por ese destino.

Es tuyo, es tu felicidad. Y si no lo consigues como creías que lo ibas a conseguir, habrás hecho más, que habiendo tirado la toalla cuando los demás lo hacían.

No busques en los demás el apoyo. Se tu mayor fan.

Me encanta ver en redes sociales como la gente ante un problema personal, lo comenta a todos sus contactos. Como esperando hacerse viral y dar pena a los demás.  Me parece respetable, pero no lo comparto.

¿Por qué? Porque la motivación, las ganas de luchar, las ganas de seguir adelante, tienen que venir de ti mismo, no de unos seguidores en redes sociales, que quizá  te puedas dar cuenta, que no les interesa tu vida personal y solamente la profesional.

La motivación siempre tiene que venir de ti mismo, y no de los demás.  Tú eres el líder de tu vida, no necesitas como gasolina los halagos de los demás.

 El tamaño importa.

Mal pensado. A ver qué estarás pensando.

Por el camino , no nos damos cuenta de lo que estamos consiguiendo. Obviamos los pequeños avances que hemos realizado o las pequeñas semillas que están germinando que hemos obviado porque estamos obsesionados con la meta.

Fíjate por el camino lo que va apareciendo y no lo olvides, porque seguramente te ayudará mucho más de lo que te imaginas a alcanzar tu meta.

Obsesión por el siguiente paso. 

Creemos que porque nos han dicho que no, ya está todo echado por la borda. Ya no vemos más, solamente el NO y cerramos el “chiringuito” porque para que seguir intentándolo. Lo que ha pasado ha sido un simple “Por este lado , no. Sigue intentándolo por otro”. Porque hasta que no haya ninguna opción, no has fracasado, solamente te has caído

Así que límpiate la suciedad y piensa en el siguiente paso que tienes que dar.

 Deja de buscar una excusa. 

Cuando recibimos uno , buscamos una excusa para no seguir adelante.

Toda excusa siempre empieza por dos palabras: “Es que..” Todo lo que vaya seguido de estas dos palabras, son puras excusas . Las decimos para que los demás vean que somos unas victimas, que tenemos toda la razón del mundo para no seguir adelante. Que necesitamos los mimos de los demás , ya que nos hemos esforzado y no hemos conseguido lo que las expectativas que teníamos desde el principio.

¿La mejor forma de ponernos más excusas en la vida? Fijarnos en Teresa Perales, en Nikola Vujecic, en toda la gente que a pesar de sus discapacidades han conseguido cosas que nosotros diríamos desde el principio: “Yo ni loco lo haría…”.

No hay DNI que valga. 

Una de las excusas más conocidas es una así: “Es que ya no tengo edad para esas cosas…La gente se va a reir de mi por la edad…”

Hay gente de más de 90 años que se tiran por un avión haciendo paracaidismo, hay gente que estudia la formación básica, mucho más allá de haberse jubilado. Así que deja de quejarte, que el DNI es un papel, la edad está en tu cabeza.

Reconoce tus limitaciones

Estamos en una industria en las que nos dicen que podemos hacer todo. Lo imposible y lo posible. Que todo lo que nos propongamos, lo podemos conseguir. Vamos a ver si fumamos menos cosas perjudiciales para la salud, porque todos tenemos nuestras limitaciones y no todos podemos subir al Everest, solamente porque nos los propongamos con 20 kg de sobrepeso.

Todos tenemos limitaciones. ¿Qué todo se puede aprender? Desde luego, pero no todos podemos ser Messi y menos con 40 años.

Así que podemos dar más del 1% de lo que creemos que hemos dado hasta la fecha, pero tampoco nos subamos a la parra, porque todos tenemos nuestras limitaciones.

Deja de compararte con los demás. Deja de pensar que los demás tienen algo especial que no tienes tú ni que nunca tendrás.

Solamente da 1% más de ti, en una sociedad que tiran la toalla a la primera de cambio o ni siquiera lo intentan, y te aseguro que entrarás en el olimpo de “esos elegidos” que tanto añoras, pero con tus sueños intentando, quizá conseguidos, pero sobre todo sentidos.

 

 

 

 

 

Anuncios

¡¡Deja de reinventarte y comienza a ser tú!!

La R.A.E, dice que la palabra REINVENTAR, no se encuentra en el Diccionario.

En cambio, si vamos a la palabra Inventar, dice: “Fingir hechos falsos“. Por lo tanto si uniéramos el prefijo re- a la palabra inventar, podríamos definir reinventar como ” volver a fingir hechos falsos”.

¿Verdad?

También podría decir, que sumando la definición de  ” descubrir algo nuevo o no conocido“, más el prefijo re- podríamos definir reinventar, como ” volver a descubrir algo nuevo o no conocido“.

Al igual que la palabra coaching, marca personal y otras, el proceso de reinventarse, está en boca de todos.. ” Tu proceso de reinventarse, ¿Como reinventarse en este mundo cambiante? Reinvéntate dentro de un mundo digital, Reinvéntate a través del diseño de tu marca personal ..”

¿Quién no ha visto algún mensaje de este tipo?

Tras ver mensajes así llamativos y si a eso le añadimos, libros que nos alientan a ser quien quieremos ser, a reiventarnos pasando del mundo del automovilismo al de la música, nos hace ver, que eso de reinventarse, es muy fácil y sobre todo si el guru de turnos, nos dice que gracias a reinventarnos, cabalgaremos sobre la ola estas nuevas novedades que estamos viviendo, solo nos sale de nuestra boca, una sola cosa: “¿Dónde hay que apuntarse?”

En la actualidad, reinventarse significa: “Puedes pasar de una profesión a otra, sin ningún problema, a través de mi curso exprés que yo te voy a cobrar un pastón a pesar de tus necesidades inminentes.“.

¿Me das tu definición de reinventarse?

Vivimos en unos momentos, en los que:

.- El que por aparentar algo que no somos, hacemos lo que haga falta.

.- Las necesidades económicas porque estamos en paro o no llegamos a final de mes.

.- Y en el que la felicidad y el éxito, son presas necesarias de alcanzar, como las salchichas para los perros.

Estas y otras características más de estos momentos, nos impulsan a reinventarnos cuanto antes y más rapido , mejor.

Todo porque si lo ha conseguido el vecino, si le supone esos ingresos que dice que tiene y se le ve tan feliz, yo también quiero. Y acabamos haciendo creyendo que un curso exprés nos dará los conocimientos y herramientas, para entrar en una profesión desconocida y ser de un día para otros los lideres del corral.  O pensando que es algo fácil y que yo también conseguiré como por arte de magia.

Principalmente nos encontramos las personas ante un proceso de reinvención, ante una crisis personal o profesional.

Nos ha dejado la parienta, ya no tenemos amigos o nos han despedido del puesto de trabajo en el que nos encontrábamos.

Ante esa situación, queremos dinero ya o felicidad inmediata , todo para olvidarnos de los malos momentos que estamos viviendo.

Tenemos dos opciones:

1.-  Es el momento de pensar qué ha pasado, porqué ha pasado y qué quiero hacer a partir de ese momento. Es decir ver el momento como una oportunidad, para conocerme, porqué hemos actuado asi o cómo han ocurrido las circunstancias y a partir de ese momento, qué hacer con nuestra vida.

2.-  O empezar a estudiar y ver que es lo que se lleva en ese momento, qué es lo que hace nuestro vecino que parece que le va tambien o el guru de turno que es lo que habla, para empezar yo hacer lo mismo. Da igual lo que hayamos estado haciendo hasta la fecha, nos sentimos hasta capaces de liderar a personas en la búsqueda de trabajo, aunque no sepamos ni que es una C.V.

Las necesidades, en muchos casos, aprietan , pero no ahogan. Pero es nuestro ego el que nos dice y hace creer que el tiempo corre y mientras que al vecino parece que le va de puta madre, tú estás ahi pasándolas putas. Asi que metete un petardo en el culo, y más vale aparentar que ser.

Hace unos días recibía un C.V. de un amigo en la que me pedía mi opinión de como presentarlo, ya que tenía formaciones de diferentes campos , totalmente diferentes y no sabía qué hacer. Le pregunté cuál era la motivación para tener formaciones tan diferentes, pensando que me diría que era una persona apasiona, con curiosidad y encaminar el C.V. desde esa vertiente. Me confundí. Me contesto: “Es que me dijeron que era lo que las empresas pedían y por eso lo hacia”.

Como dirían las madres: “Si tus amigos se tiran por el puente, ¿Tú también lo harías?“. Descubriendo

Como he comentado, no me gusta la palabra reinventarse. Cuando me dicen que me reinventé, siempre digo lo mismo: “Yo no me reinventé, ni me rediseñé como una marca, o como el logo de una empresa. Yo lo que hice fue descubrir en un momento crucial de mi vida, que me gustaba y aposté por ello. Sin esperar que fuera moda o si encajaría en las opiniones de los demás. Era yo y mi felicidad“.

Yo no soy un ejemplo de éxito , ni de reinvención. Pero observo a mi alrededor los efectos nocivos de la reinvención.

Focalizarte hacia una moda por el qué te dicen que te sacará del desempleo, te llevará al éxito inmediato o si lo ha hecho Pepe y le ha dado resultado, yo también, produce:

.- Frustración cuando a la 1º de cambio, no estamos consiguiendo los resultados que nos decían que conseguiríamos.

.- A nuestros posibles clientes, que vean que somos un fraude, porque lo único que nos interesa es nuestro éxito, seguridad económica y no el propósito de darnos a los demás desde nuestra pasion. Tendremos éxito, quizá. Pero no te auguro un éxito muy largo.

.- Perderemos la motivación, cuando veamos que estábamos viviendo en una nube o que el master que nos decía que nos sacaría del paro, era puro humo.

.- Dejaremos de intentar más cosas, porque si una cosa que pensábamos que nos daría el éxito, no lo ha hecho, ¿Qué más puede hacerlo?. Dudaremos de todo y todos a partir de ese momento.  Y todo por no tener un pensamiento critico con nosotros mismos y un compromiso con nosotros. Siendo el único con los demás y con una concepción falsa de éxito.

Son algunas de las sensaciones y comentarios que observo,  de los reinventados.

¿Cómo lo llamaría yo a este proceso?

EL PROCESO C.C.C.P ( el orden de los factores no altera el producto)

.- CORAJE

La gente que he ido entrevistado, en momentos críticos de su vida, han tenido el coraje de decir: !!HASTA AQUÍ HEMOS LLEGADO!!. Es un proceso de romper ataduras, miedos, vergüenzas y tonterías que sabes que hasta la fecha has aguantado porqué tú querías (aguantar 17 años haciendo algo que te frustraba, es porqué tu querias y te interesaba de algún otro modo).

Es tener el coraje de poner en tu calendario un circulo rojo y decir que a partir ese día, dejarás de ser la persona que los demás querían que fueras, que te interesaba ser por comodidad.  Y aunque no sabes a ciencia cierta, SI SABES QUIEN NO ERES. Y hasta aquí hemos llegado.

.- COMPROMISO CONTIGO MISMO

Has tenido el coraje de decir HASTA AQUI HEMOS LLEGADO. Ahora toca reafirmar ese coraje con un compromiso. El compromiso de ser uno mismo siempre en todo momento, pase lo que pase, ( siempre con educación, nunca lo olvides).

Ese contrato tiene que constar de un PORQUÉ. El porqué vas a hacer a partir de ese dia toda acción que tengas que realizar. El porqué no vas a hacer cosas que no estén dentro de tu propósito, de tu pasión, de tu foco.  Pensarás donde está el QUÉ y el CÓMO.

El Qué y el Cómo, te aseguro que siempre cambian . Pero lo que no cambia es el propósito que tienes en la vida. Puedes tener como propósito ayudar a los demás a través de los diferentes talentos que tienes. Podrás hacerlo a través de una consultora, a través de una asesoría, como coach de parejas, como coach financiero, como lo que sea. pero los qué y cómo son flexibles, pero no el PORQUÉ haces lo que haces.

.- CONSTANCIA 

¿Dudaras con todo proceso? Pero con todos y con éste también. ¿Querrás tirar la toalla? Desde luego, sobre todo porqué tu ego te lo estará diciendo al oido como un martillo pilón. Pero contra esos “agentes tóxicos” que querrán que abandones , la constancia es la mejor herramienta.

Cuando los demás tiran la toalla , la constancia  aunque sea solamente 1% más, te aseguro que te dará más resultados que el victimismo y el miedo.

.- PASIÓN. 

He conocido a mucha gente, que su gente no confiaban en él ante el proceso que emprendía . Pensaban que estaba loco, que abandonaría o le dejaron que se pegase la leche para luego decirle “Ya te lo dijimos”. Pero la pasión les distinguía , el compromiso que tenían consigo mismo y la pasión por lo que querían conseguir, investigaban o hacían, les acabo distinguiendo entre los demás, llegando a donde se propusieron.

Pasión o no distingue a las personas del éxito a la mediocridad.

Hablamos de reinvención como un paraguas hasta que amaine la tormenta de la crisis.  Claro que nunca es tardar para ser uno mismo , para darse la oportunidad de ser y no entrar en crisis existencial porque a nuestra edad no hemos creado un WhatsApp o hemos tenido una idea como la de McDonald desde nuestro puesto de trabajo de 8 horas.

El miedo siempre divide. Ser uno mismo , siempre multiplica

¡¡DEJA DE REINVENTARTE , DE BUSCAR UNA NUEVA ACTUALIZACIÓN, UNA NUEVA MODA Y EMPIEZA A SER TÚ!!.

 

¡¡Quédate en TU zona de confort!!

Zona de confort: Aparente estado de comodidad que te lleva a la muerte en vida. Justificación perfecta para no hacer , no crecer, no arriesgarse y no vivir“.

Todos hemos recibido en nuestros moviles o hemos visto por internet, la imagen en la que ponen esta definición de zona de confort.

Un meme que vemos y que nos incita a romper con las cadenas de lo establecido, de lo rutinario, de ser quienes somos y de lo que estamos haciendo.  Nos está diciendo que no estamos viviendo, que estamos sobreviviendo , que  estamos muertos en vida… La verdad que nos pone un panorama por delante bastante negro si tras leer el meme seguimos haciendo lo que estamos haciendo hasta ahora.

¿Pero si no fuera así? ¿Y si la vida se tratase de vivir en tu zona confort y lo demás te importase 4 pimientos?

Echa un vistazo a tu alrededor. Piensa en lo que haces durante un día entero, durante la semana, durante el año. ¿Lo has hecho? Y ahora preguntante como te sientes, con todo eso que haces, con las personas que te rodean, con lo que tienes, ….. con todo…

¿Te sientes bien? ¿Feliz? ¿Tranquilo? ¿Comprometido con tu vida?

SI a todas estas preguntas has respondido que SI….¿Para qué quieres romper tu zona de confort?

Estás bien, estás tranquilo, te sientes a gusto con la que te rodea, si no anhelas nada más, ¿Qué más quieres?

¡¡ESA ES TU ZONA DE CONFORT!!.

Yo la defino como “El sitio, personas, situaciones en las que te hacen ser tú mismo , en paz contigo mismo  y yéndote a dormir más feliz que una perdiz”.

Si puedes considerar que estás en una situación así, FELICIDADES. Ya te podrán decir lo que quieras, ya podrán decirte que podrías ser mejor de lo que eres hasta ahora, que podrías ser más feliz de lo que eres hasta ahora…SI PARA TI, ESO ES TU FELICIDAD, lo que digan los demás te dará IGUAL.

Queramos o no, nos crispe los nervios ver a muchos amigos nuestros con parejas que saben que se van a dar el gran batacazo, de desidia en la vida de la gente que nos rodea, si ellos consideran que realmente son felices así, ¿QUIENES SOMOS NOSOTROS PARA DECIRLES QUE ROMPAN SUS LIMITES, QUE ROMPAN CON TODO Y DESCUBRAN QUE PUEDEN SER MEJOR DE LO QUE SON HASTA AHORA?

Podremos tener razón o no, pero ¿Quiénes somos nosotros para que una persona ponga patas arriba una vida con la que se siente a gusto?

En el fondo, lo que estamos haciendo, es querer dominarla. Que lo intente y si lo consigue, terminar diciéndole, ” ¿Ves? Lo que te decía yo…Si es que tendrías que haberme hecho caso antes...”.

Lo hacemos por su bien, pero también por nuestro Ego.  Para que vean que nosotros teníamos la razón y ellos no.

Aún durmiendo, estamos vivos, y si aprovechamos ese momento, esa es nuestra zona de confort.

Otra cosa totalmente diferente, es que nos estemos mintiendo.

Estemos siguiendo lo que nos han dicho que sería ideal para nosotros, para nuestra felicidad, para nuestro futuro. Estamos en un trabajo por el que muchos pelearían , en el que la placa que pone a la entrada, dice que somos Directores , Jefes o Representantes internacionales de no sé qué..Tenemos una pareja que es la envidia de muchos, que salir con ella por la calle produce muchas luxaciones de cuello… Pero aún teniendo todo eso, no sabemos qué , porqué, todas las noches, en silencio acabas llorando sin ningún motivo o dándote en exceso al alcohol u otras sustancias.

¿Y si quizá te estás mintiendo a ti mismo con la vida que llevas? ¿Y si quizá estás viviendo en una zona de confort que en realidad te está oprimiendo y ahogando?

Aquí nos encontramos con dos opciones:

  • La persona no haga absolutamente nada. Y estaría en su total derecho. Cree que está viviendo , aunque tú y yo sepamos que lo único que está haciendo es morirse en vida. Él cree que como está viviendo es su felicidad, su paz, su tranquilidad, piensa que lo de las noches ya se pasará , que quizá con una pastilla para dormir, tema solucionado, que será algo pasajero.  En esta situación la persona ha hecho algo, ha tomado la decisión de seguir adelante, en SU zona de confort. ¿Quiénes somos nosotros para decirle nada?

 

  • Es hora de romper con lo establecido, y encontrar tu verdadera zona de confort. Aquella en la que te irás a dormir con la conciencia tranquila, sabiendo que has hecho todo lo que sentías que tenías que hacer , decir todo lo que querias decir, en definitiva, sentir que ha sido un día más en el liderazgo de tu vida.

Yo no hablo de romper tu zona de confort, yo hablo de CREAR TU ZONA DE CONFORT. ¿Y quieres saber cómo lo hice yo?

1.- Comprometete a no volver a la vida que sabes que no te hace ningún bien.

2.- Sabes lo que No quieres. Crees que no sabes lo que quieres. Pues empieza dándote oportunidades en las cosas que te gustaban y las había desechado por el qué dirán. Descubre lo que te gusta, a quien puedes llegar a querer.  Di Si a todo lo que la vida te ofrezca.

3.- No sigas modas. No sigas opiniones del estilo “Prueba esto, que es la moda…Me han dicho que te puede venir bien…” Tú sabes lo que quieres y lo que no. Y estás en esta situación queriendo romper cadenas, porque seguiste los dictamenes de los demás. Deja las modas atrás y sigue a tu corazón.

4.- Se siempre consciente. Quieres romper cadenas, porque no eras conscientes de quien eras y lo que querías. Habías seguido modas, habías querido satisfacer las necesidades de los demás, pero nunca la tuya.  Así que lo que digan los demás, a no ser que te vayas directo al precipicio , que te la traiga al pairo, porque querrán tu bien, pero quizá no sea el tuyo.

5.- No olvides que la vida es disfrutarla en tu zona de confort. En la tuya, en esa zona en la que sientas, que eres tú mismo, en la que estás en paz ( que no quiere decir que no luches por ser mejor ),  pero si en la zona en la que te sientas, que eres TÚ.

6.- La magia no sucede fuera de tus limites. Si te sientes a gusto en tu zona, luchando por ser mejor , por mejorar, no es que la magia este fuera de tu alcance, si no que tú estás haciendo más grande tu zona de confort. Que es lo que se dice, ampliando el horizonte, desde tu zona de confort.

7.- Relaciono la zona de confort con la marca personal. Si tú estás en paz en tu zona de confort, quieres expandirla, desde tu esencia, desde tu congruencia, desde tus valores ( próximamente hablaré del lado oscuro de reinventarse), dejan una marca increíble en los demás. Si no estás a gusto contigo mismo, con tu zona de confort, tu marca quedará dañada. Podrás mentir a muchas personas, pero el tiempo demostrará que eres un “vende humos”.18

¿Estás a gusto en tu zona de confort? Si es así quédate en ella. Si no, crea la tuya propia y ves ampliándola, con muebles como en el Ikea.

¿Y qué es la zona de confort para ti?

Recuerda que el 11 de abril se celebra el Summit Wind  en Zaragoza, a favor de los niños de Aspanoa, niños con cáncer. Podéis comprar vuestras entradas a través de este enlace.

 

 

 

¿Qué pasaría sí muchas cosas nos importasen un pepino?

“La verdadera alegría está en las cosas simples de la vida”

Me importa un pepino, me lo paso todo por el arco del triunfo..”

Es una frase que utilizamos habitualmente, o parecidas, queriendo decir que pasamos de lo que nos digan o pase a nuestro alrededor.

Estamos hartos ya de la situación. No aguantamos y hemos tomado la decisión de hacer oidos sordos y seguir adelante. Hemos tomado la decisión, de no escuchar las opiniones de los demás y hacer lo que nosotros sentimos que tenemos que hacer. Estamos hartos de oir lo que opinan los demás, pero nadie te ayuda, nadie pregunta que quieres.

Nos pasamos la vida preocupados por todo.

Por el qué dirán. Porque no vayan a enfadarse. Por hacer “las cosas bien”. Porque todo salga perfecto. Toda la vida preocupándonos por todo, pero ¿Qué ganamos con tanta preocupación?

¡¡DOLORES DE CABEZA!!.

Durante una semana me propuse, QUE TODO ME IMPORTASE UN PEPINO.

Si, tal cual. Que pasase lo que pasase, no me importase nada. Porqué quería saber que se sentía cuando tus padres te decían, “Es que parece que no te importa nada en la vida”: Para poderles responder, sé lo que me estáis diciendo y las consecuencias son:

.- Hay menos estrés en tu vida. 

Si nos diéramos cuenta cuanta parte de nuestro día a día lo integran las preocupaciones, sería un alto porcentaje. Porcentaje que acaba produciendo que llevemos una vida estresada.

Observaba a las personas que no lo padecían ( estrés: hacer lo que no quieres pensando en lo que deberías hacer), y son personas que no se preocupan por nada más que lo están haciendo en ese momento. Saben y sienten que la vida es ahora, ni pensar en el pasado ni añorar un futuro que sino se crea desde el presente, poco se puede hacer.

Los pequeños detalles de la vida, determinan el fracaso o el éxito en la vida. Pero también vivir una vida estresada o una vida feliz y en coherencia con tus valores y propósitos en la misma.

.- Te das cuenta de las relaciones que tienes con los demás.

SI observas todas las relaciones que tienes, del tipo que sean. En todas hay algo que te preocupa.

Es no hablarle del tema tal o cual, es no ir a tal o cual sitio, es que no beba más allá de las 2 mañana porque ya sabes las consecuencias, es ver qué tal ha pasado el finde y así sabrás como tendremos el lunes…

Nos estamos preocupando porque todo vaya como la seda, pero en función de posibles causas que puedan poner a la otra persona nerviosa, no le molesten o no nos responda mal.

Una relación que se basa en los miedos, en no querer molestar a la otra persona, cohibiéndonos nosotros mismos, no es una relación, es una dominación.

.- Empiezas a focalizarte más en tu vida. 

Cuando dejas de preocuparte por lo que realmente no importa o no tiene ningún interés en tu vida, empieza a correr en tu vida. Hasta la fecha ibas lento, porque las piedras llamadas preocupaciones, te hacían arrastrar los pies.

Cuando empiezas a despreocuparte por cosas pequeñas, te centras en lo que si importa para ti y tu vida. Los resultados llegan mucho más rapido que aguantando cosas que no tendrías porqué hacerlas.

.- Te empiezas a conocer y darte cuenta de tus valores, intereses y deseos.

Cuando empiezas a darte cuenta, de lo que si y de lo que no en tu vida, empiezas a darte cuenta de quien eres, de qué quieres para tu vida y de lo que no piensas aguantar más .

Empiezas a conocerte tú mismo de verdad. emprendiendo un camino que durará toda la vida, el del autoconocimiento

.- Empiezas a ser más valiente en la vida. 

Empezar a que muchas cosas te importen un pepino, es empezar a darte un si. Si a ti mismo, haciendo frente a esos miedos que antes te limitaban principalmente por el qué dirán o por las consecuencias que podrían tener para tu estatus.

Ahora ya no importa, te importas tú, quieres descubrir qué hay detrás de ese miedo, qué te está ofreciendo la vida.

.- Aprecias más la vida y tu tiempo 

Es un egoísmo sano. Ya no aguantas ciertas cosas, porque te centras en lo que es importante para ti. Aprecias más la vida, cada momento. Dejas de mirar el móvil cada dos por tres, de si suben o no los números de seguidores. Y te importa más esa sonrisa de la persona que tienes delante, del abrazo que estás dando o del momento que estás viviendo.

.- Empiezas a liderar tu vida y tus pensamientos.

Focalizarte en lo importante, dejando a un lado lo secundario, es el principio del comienzo de liderar una vida, la tuya.

.- La paz llega a ti. 

Todos buscamos la felicidad, cuando realmente lo que hay que es buscar la paz. La congruencia con uno mismo. Paz que tendrás cuando te focalizas en lo importante para ti y haciendo oidos sordos al qué dirán. Esa paz que inundará tu vida, tus relaciones , atrayendo lo que quieres, rechazando lo que ya no soportas.

.- La vida la etiquetamos en función de los resultados.

Todo lo medidos en función de los resultados. Me quiere o no me quiere. Le gusto o no le gusto. Me saldrá trabajo o no, si aumentan los seguidores o no. Y todo es mucho más sencillo.

La vida es la que es. El presente te ofrece esa situación, ese momento, vívelo y no esperes al futuro que quizá nunca llegué.

Si esa persona no se declara , pues ya lo hará si tiene que hacerlo o hazlo tú, pero déjate de hacer “pajas mentales” y vive el momento que la vida te proporciona.

.- Conoces más a la gente y sabes qué puedes esperar de ella. 

Cuando observas a la gente, la conoces más. Sabes sus manias, sus debilidades, ves más allá de lo que expresa ante los demás. Y lo que antes no soportabas quizá era un problema que tenía que hablándolo , se pone solución y mejora la situación.

.- Te das cuenta que la vida es 1 y perdemos el tiempo en tonterías. 

Perdemos la vida en tonterías. Hay gente buena, pero también mala. Nos preocupamos por nuestro estatus, por el qué dirán, por nuestros seguidores, por mantener amistades que solamente nos ponen de mala leche.

Estamos perdiendo la vida en cosas que sabemos que no van a ningún lado, y todo por el qué dirán o por el estatus a alcanzar.

La vida es una y mientras tanto, tú la estás desgastando en tonterías que te sacan de quicio.

¡¡TÚ MISMO!!.

 

¿Cuál es el secreto del éxito en toda relación?

“Las buenas relaciones se pierden por un “si no me habla, yo tampoco”.

Somos las relaciones que tenemos .Pero no estoy hablando de relaciones de amor, sino hasta con el que te vende el periódico, estás teniendo una relación con él.

Y últimamente, las relaciones están formando parte importante de mi día a día.

No es la primera vez que lo he expuesto en el blog, y así lo creo también, pero toda relación comienza por intereses. Frase que me dijeron hace unos años y cuando la escuché , me enfadé mucho. Pero a día de hoy, estudiando y viendo las relaciones que observaba, así lo creo también.

Comienzas una relación de pareja, por el interés del sexo con esa persona, por tu interés de no estar solo,  por tu interés de dejar la soledad a un lado, por no escuchar más a tu madre diciéndote: “Pues ya va siendo hora que tenga una nuera por casa, por no hablar de nietos…”.

Pero no solo una relación de pareja, tiene tientes de interés.

Si ves las redes sociales, en un mundo en el que la amistad, se ha llevado a limites insospechados, en el que se dice “te quiero” a una persona que ni siquiera se conoce, te acabas preguntando, “¿De dónde ha nacido esta relación tan incomprensible y tan fuerte?“. Y acabas descubriendo que muchas de ellas, son por el interés profesional que tiene una de las partes en la otra, sin saber qué familia tiene, dónde ha nacido o si le duele el callo del pie.

Todo por una foto que muestre a los demás con quien nos relacionamos que haga creer a nuestros seguidores que somos como ellos.

Tú entras a trabajar en una empresa, por el interés de ganar dinero, por interés que genera esa marca o porque ese proyecto te interesa ya que piensas que te puede llevar a niveles anhelados por ti.

Duele, pero todo es INTERÉS. 

Somos seres dominados por el Ego, que toda decisión que tomamos siempre está dominada por nuestro bien propio, no el común.

Pero últimamente dos situaciones que he vivido, me han mostrado cuál es la clave del éxito  de toda relación.

Y la clave es LOS VALORES.

Cuando hay un problema con un amigo y una de las partes quiere resolverlo, pero la otra desoye las peticiones de solución. Una de las partes, no tiene dentro de sus valores más importantes la AMISTAD.

Cuando tras la disolución de un equipo de trabajo, lo único que se hace es “aprovecharse” de los contactos generados por una de la personas ya no existente en el grupo o borrarlo de las fotos ya realizadas, no se tiene dentro de ese equipo valores como el RESPETO por la otra persona y por el trabajo realizado por ella.

Queda muy New Age o muy Happy Flower, pero estamos en una sociedad que no se sustenta en valores sino en intenciones que satisfagan deseos propios.

Me hace gracia cuando veo temas de economía colaborativa, espacios de co-working. Se empieza ensalzando el trabajo en equipo, el poder conocer gente y crear cosas diferentes que no podrías hacer estando en el cuarto de tu casa. Y en muchas situaciones se acaba diciendo; “Es que éste no trabaja lo estipulado, es que no era lo que habíamos hablado, es que te llevas los honores de un trabajo que hemos hecho todo…”.

Parece que no hay que hablar de egoísmos, que hay que ver el lado bonito de los seres humanos, pero todos intentamos llevarnos las cosas a nuestro terreno, a nuestro INTERÉS.

Estas dos situaciones que observaba, me hicieron ver e investigar cuál podía ser la clave del éxito de algunas relaciones. Muchos pensarán que es la empatía, la escucha activa, el ceder en algunas situaciones o un contrato al que seguir a pies juntillas lo que hay que hacer y que no.

Eso son herramientas que se ponen en marcha, consecuencias de unos valores que están en concordancia entre las dos partes.

Echa un vistazo alrededor tuyo. Piensa que relaciones están en tu vida desde hace años .Pero aquellas relaciones por las que matarías, aquellas por las que te sientes orgulloso. Y si te das cuenta, son relaciones basadas en unos valores.

Será el RESPETO que os tenéis. Puede ser la LEALTAD que a pesar de las circunstancias y la lejanía sentís el uno por el otro. Puede ser la RESPONSABILIDAD que tenéis de cuidar la relación. Pueden ser muchos valores, o sólo uno, pero el cuál sea el nexo de unión entre los dos.

Quizá esa relación comenzó para no sentirte solo en el pueblo de tus padres durante el verano, ya que no conocías a nadie y el chico vino a saludarte. Quizá comenzó como una tontería de una noche. Pero han sido los valores los que la han fortalecido y han determinado que pasase de un recuerdo veraniego a una relación para toda la vida.

Pero como os he dicho, no solamente hablo aquí de relaciones de amistad o amorosas, sino también profesionales.

Se sincero contigo mismo, ¿Estás mal en tu trabajo? ¿Por qué?. Podrás hablar de la mala relación con tu jefe, con tus compañeros de trabajo, de lo que sea… En definitiva estás hablando de valores como el respeto, la humildad, la confianza , la prudencia o la responsabilidad…

TODO GIRA EN TORNO A LOS VALORES.

Conocer qué valores rigen tu vida, te enseña a :

  • Descubrir quién eres de verdad.  Lo que quieres en tu vida y lo que NO quieres en ella.
  • Tus valores, son parte esencial de tu marca. Determinaran la integridad o no de tu persona, si la congruencia forma parte de ti.
  • La toma de decisiones será mucho más rápida, ya que las basaras en tus valores, no en tus intereses o modas que rijan aquellos momentos.
  • Los vaivenes de la vida serán menos, pero habrá. Ya que los valores, serán los faros de los que te guiaras en aquellos momentos difíciles.
  • Sabrán quien eres, sin tapujos ni tabúes. Porque sabrán los valores que tienes.

Como dirían los Zigarros en una de sus canciones:” Nos centramos en lo nuestro y nos importa poco el resto, escapando de la realidad”

¿Y tú sabríamos decirme tus valores? ¿Por qué crees que muchas relaciones no han fructificado en tu vida?

 

 

¡¡Hackeando las Mentes Disruptivas!!

Mi éxito se debe a esto: Nunca doy o tomo ninguna excusa” decía Florence Nightingale

Con este artículo, ya son 999, los publicados en el blog.

Y todos ellos tiene una característica: La importancia de la Disrupción en todos los aspectos de nuestra vida.

A lo largo de todo  este tiempo , he oído muchas definiciones de Disrupción. Así cómo muchas patadas y apropiaciones indebidas encima de un escenario o en un libro, de lo que es la Disrupción, un estilo de vida, que desde que el hombre es hombre, siempre ha estado entre nosotros. No ahora porque el mundo sea Digital, nos hemos inventado la terminología o hemos descubierto que el mundo es VUCA.

Ya era así desde que el hombre luchaba contra los Dinosaurios.

La R.A.E, la denomina como “Rotura o interrupción brusca” y que se impone y desbanca a los que venían empleándose.

Si leemos esta definición, lo primero que sentimos tras la misma, es miedo. Nos está diciendo que es algo que se rompe. Y el ser humano está apegado a sus ideas, creencias y formas de hacer las cosas . Por lo tanto hablar de Disrupción es hablar de gente “diferente” que quiere romper lo establecido.

¿Pero qué pasaría si te dijera que TODOS LOS SERES HUMANOS SOMOS DISRUPTIVOS? Y desde que nacemos.

¿Por qué?

PORQUE TODOS TENEMOS UNA MANERA DIFERENTE DE VER LAS COSAS, DE VER LA VIDA. Como bien dice Fernando Botella “Una forma desacostumbrada de ver las cosas“:

Todos tenemos una forma diferente de ver la realidad. Y sin embargo, nos da miedo mostrarla , porque nos hacen creer, que si la mostramos, seremos tildados de revolucionarios, diferentes, raros.  Sin embargo, somos niños con zapatos nuevos, a la espera de novedades, de gadget nuevos y espectáculos que nos hagan abrir la boca como nos pasaba cuando íbamos a la Cabalgata de Reyes Magos.

Esta incoherencia, fue uno de los precursores del nacimiento de este blog, el estudiar a la gente que hacía la cosas de forma diferente, que se salía de lo establecido y no por fama o seguidores en Redes sociales, sino porqué sentía que era su propósito en la vida, SER ÉL MISMO, HACIENDO LO QUE SENTÍA QUE TENÍA QUE HACER .

En una sociedad en la que está bien hacer lo que todos hacen , en los que gritamos a pulmón abierto, canciones como “¿A quién le importa lo que yo haga?”, pero envidiamos a quién lo hace, copiamos modelos de éxito y en los que la creatividad es algo que se cree que se consigue a través de un Master, ser uno mismo, ser disruptivo,  es algo “no bien visto”.

¿Pero qué características tienen estas personas disruptivas?

.-Coherentes en estado puro.

A lo largo de todo este tiempo, he visto pasar muchas modas. Personas que se dedicaban a una cosa y al día siguiente por otra moda, se dedicaban a otra cosa. Quedando su personalidad al descubierto,

Los disruptivos, son lo que son, haya la moda que haya, pase el tiempo que pase. No son otra persona, no son según el aire que corra.

Y eso se ve en sus actos. Son lo que ves, sin tapujos, sin miedos, sin medias tintas. Hacen lo que dicen que van a hacer. Pase lo que pase. Digan lo que digan. Porqué ellos no dependen de modas, ellos son la tendencia.

.- La creatividad es una consecuencia de su forma de ver la vida.

Me gusta ver los cursos que nos hablan de cómo sacar la creatividad que hay en ti, el talento que te inunda o los sueños que llevas dentro. Nos gastamos el dinero pensando que los demás tienen esa barita mágica para sacar de nosotros algo que pensamos que es imposible.

La creatividad es la expresión de cómo vemos el mundo. Y todo comienza permitiéndose ser uno mismo, sin tapujos, sin miedos a las represalias, solo experimentando.

Eso es la creatividad.

.- Los retos son oportunidades, momentos para demostrar de qué estás hecho.

Cuando tienes un reto, los afrontas de dos maneras diferentes. Tienes miedo, quieres mirar a otro lado, no quieres afrontarlo, porque no sabes qué va a pasar y sólo de pensarlo, ya te pica todo el cuerpo. O piensas que un reto, es una forma de descubrir cosas que no sabías de ti, talentos que tenías dormidos o cosas que tenías que aprender.

.- La pasión es su gasolina. Y el miedo, su aliciente. 

He sido un miedoso siempre. Pero una vez, una persona me comentó tras una entrevista: “Siempre tengo miedo, pero he conseguido que el miedo sea una catapulta y no una losa. El miedo tiene que impulsarte, no acobardarte. Todo empieza y termina en tu mente. Y mientras tanto esa oportunidad se irá a la búsqueda de la más guapa, pero no serás tú“. Comentario que me hizo darme cuenta y así lo he testado, que entre la mediocridad y el éxito, solo hay

.- El aburrimiento es no haber amor en lo que haces. 

Te estás aburriendo porque no hay corazón en lo que haces. Te aburre tu pareja porque no hay corazón en lo que hacéis. Te aburre tu trabajo porque no hay corazón en nada.

Los disruptivos, en todo lo que hacen, ponen su corazón, porque saben que todo, sin corazón, serán igual que los demás. Y sin corazón, la mediocridad está más cerca que el éxito.

.- No son felices. Están en paz. 

No creo en la felicidad como se nos expone. Creo que hay que irse a dormir en paz.

En paz con uno mismo. Sabiendo que has hecho lo que tenías que hacer. Ni más ni menos. Que has dicho lo que sentías, que has amado como tu corazón te dictaba, que has probado la idea que sentías que tenías que lanzar…. Eso es la felicidad, estar en paz con uno mismo , porque no te has dejado nada por hacer durante el día de lo que sentías que querías hacer.

.- Su marca personal es transparente. Nunca hay fuegos artificiales en sus entradas. Sólo quieren ayudar, darse a los demás.

Una de las personas con mirada “desacostumbrada” que conozco, es Sergi Corbeto. Tras hablar con él, la huella que deja en ti, como en otras personas que he estudiado, es así, transparente, clara, directa, sin artificios, con humildad.

Y podrían tener un ego impresionante, porque sus resultados los avalan. Pero ellos solo quieren ayudar a los demás, como a ellos le ayudaron. Quieres impulsar, alentar, no quieren fuegos de artificio que tras ellos, solo hubiera humo.

.- Son lideres innatos. Son inspiración e influencia.

La congruencia, la coherencia en sus actos, la inspiración que provoca en los demás, el acompañamiento hacia lugares impensables para sus seguidores, son algunas de las acciones que realizan de forma innata, natural que los llevan a la definición de líder del Siglo XXI.

.- Más inteligentes emocionales que títulos en su pared.

La inteligencia emocional es el vehículo de relacion entre los seres humanos y más en un mundo tan digitalizado.

Una mirada, un abrazo, sentir empatía por las personas que le piden ayudan. Saber que ellos también pasaron por lo mismo ante los momentos de emprender hacia su felicidad, es de personas inteligentes. Es saber que las personas somos mucho más que miedos y descubriendo quienes son, es la única manera de alcanzar el éxito que la vida tiene preparado para nosotros desde que nos ponen aquí.

Y sin emoción, nunca se descubrirá.

.- Los locos son los demás. Porque sobrevivir es querer ser diferente haciendo lo mismo que los demás. 

La vida para ellos es caerse y levantarse. Es crear y deshacer. Es liderar y ser seguidor. Es darse a los demás en toda su extensión y vivir los “por aquí no”, “imposible”, todo con una meta, todo con un faro como guía, ser ellos mismos hacia la consecución de su propósito, de su porqué.

Mientras los demás, copiaran lo que hacen los demás. Querrán el éxito para antes de ayer y sin sudar, por favor. Querrán subirse a carros que les dará la fama, pero no el éxito coherente consigo mismo, con lo que son de verdad. Y aún esperaran que haciendo lo mismo que los demás, consigan ser distinguidos como diferentes.

.- El éxito para ellos es ser, no parecer ni aparentar. 

Todo se basa en ser uno mismo, es el mayor éxito que un ser humano puede alcanzar. Lo demás será reconocimiento, placas y seguidores. Pero nada más. Porque mientras tanto, los demás querrán aparentar ser, algo que saben que nunca llegarán ni a sentir que son.

TODOS hemos nacidos disruptivos, depende de ti que lo sientas y muestres. O que mires hacia otro lado y quieras ser algo que nunca serás.

¡¡Los 8 Influencers que debes tener en tu vida!!

“El problema no es dejarse influenciar. El problema es nos distinguir las buenas de las malas influencias”.

En mi época de pubertad, siempre te hacían preguntas como ¿Y de mayor a quién quieres parecerte? ¿Y quién es tu ídolo?..

Nos estaban preguntando por nuestros ídolos, quién queríamos ser o a quién nos gustaría parecernos.

A día de hoy, no hay ídolos, hay influencers.

Hablamos del nuevo video subido por tal o cual influencers. De la broma gastada por tal influencers, o cómo ahora se ha pasado a cantar tal influencers de YouTube o cómo ha conseguido tal persona estar en la lista de los más influencers en su campo profesional.

¡¡Son modas!!.

Algunos se quedarán entre nosotros , pero otros muchos ( ¿Quién se acordará de los concursantes de este año de O.T. dentro de 10 años?), nos olvidaremos de ellos tan rapido como dejen de salir en televisión.

Pero me gustaría hoy, hablar de los influencers que todos hemos tenido en algún momento de nuestra vida, y que nos han cambiado la visión de la misma, de lo que éramos capaces de hacer o conseguir.

A lo largo de más de 1.000 artículos y 300 entrevistas, muchas personas me comentaban quienes habían sido su inspiración, quienes y cómo habían sido esos amigos o personas que les habían influido para empezar a ser quienes son a día de hoy.

Si en algún momento de tu vida, te has preguntado ¿Por qué no consigo cosas diferentes en mi vida? y no has cambiado de amigos, no has dado oportunidades a gente diferente, ahí tienes la respuesta, ESTAMOS HECHO DE LAS PERSONAS CON LAS QUE NOS RELACIONAMOS. 

Si en tu grupo de amigos tienen miedo a hacer cosas diferentes. Si en tu grupo de amigos no aceptan que los integrantes puedan hacer cosas diferentes, relacionarse con otras personas, te aseguro que tu futuro será igual que tu presente, rutinario y limitante.

¿Pero qué tipo de influencers “del día a día”, tendrías que buscar en tu vida para que las cosas cambiasen?

1.- El qué cree más en ti, que tu madre y tú mismo juntos. 

Todos tenemos una persona que cree más en nosotros, que nosotros mismos. Ya habremos podido subir al Everest, ya habremos podido superar lo insuperable, que el ser humano , siempre duda de si mismo, sobre todo cuando va a comenzar a hacer algo que no esperaba y que no domina.

Es una persona que cree en ti, que te motiva, y alienta. Que está predispuesta a ayudarte aunque sea el reto más difícil jamás emprendido nunca.  Es una persona que cree en las personas. Que su experiencia personal le ha enseñado que el ser humano es mucho más de lo que sus pensamientos dicen que pueden.

Pero no creas que es un pelota o un adulador. Te lo dice de verdad. Cree en ti, no haga nada diciéndote nada que no puedas. Al revés, cree y sabe, que la fuerza positiva es más fuerte que cualquier impedimento.

2.- El que cuando habla, nos callamos.

Todos tenemos una persona así. Puede ser de nuestro circulo más cercano, algún conferenciante, … es una persona importante para nosotros. Nos enseña todo lo que sabe. Nos alienta a que seamos mejores. Y como todos nos caemos, no nos lo reprocha, sino que nos dice qué hemos hecho mal y nos alienta a preguntarnos, qué debemos hacer para que no se repita.

Todos tenemos una persona que cuando habla, nos callamos para escucharla.

3.- El que te da la patada que necesitas. 

Hace unos días con un cliente me lo comentaba, “Necesitaba una patada tuya para despertar y darme cuenta de quien era y qué podía hacer”. A veces necesitamos esa patada que nos impulse a dar un paso adelante. Porqué mientras tanto nos gusta dudar, pensar en datos, en ser adivinos y las oportunidades acaban marchándose.

4.- La más dulce que Winnie the Pooh.

Todos tenemos alguna persona a la que tras nombrarla la consideramos, como “es un amor”: Es aquella persona que la podemos llamar en medio la noche. Aquella persona que le puedes pedir un abrazo cuando necesites que alguien restituya tus huesos rotos.

5.- El cerebrito. 

A veces el impulso, las ganas de llegar, no nos hacen pensar. No nos hacen planificar bien el viaje que queremos emprender. Y ahí tenemos a la persona que siempre tiene todas las respuestas para nuestras dudas. No es un “sabelotodo” impertinente. Sino aquella persona, que es el mapa que necesitas en el camino a vivir.

6.- “Qué cabrón”.

Todos tenemos una persona así. Una persona que la denominamos así, porque sentimos envidia de su éxito. Una persona que se ha hecho así mismo. Que ha luchado tras haberse caído más veces de las que nosotros podríamos imaginar que podríamos aguantar. Es lo que consideramos un referente de éxito para nosotros, porque lo consiguió no haciendo lo mismo que los demás hacían, sino lo que él sentía que tenia que hacer .

7.- El ancla

En un mundo donde la necesidad de tener una marca personal que sea reconocida como influyente, conseguir el éxito antes que los demás y que aumenten nuestros seguidores a un ritmo vertiginoso , nos hace querer vivir en un mundo ideal como nos dirían las películas de Disney.

Se nos ha ido la cabeza, con el fin de ser considerados como referencia o influencer en nuestro campo. La envidia nos invade y nos hace creernos que todos los seguidores que tenemos, nos conocen y refrendan nuestro trabajo.

Tener una persona que nos pone los pies en la tierra. Que nos dice cosas que no nos gusta oír. Que nos recuerda que la vida es una y que el éxito es irse a dormir con la conciencia tranquila

Eso son los anclas que tienes que tener en tu vida.  Personas que te dicen que no sólo existe el trabajo, sino también tu familia y amigos. Personas que te dicen que como ha venido ese éxito, puede marcharse, y lo que hay que hacer es vivir con la conciencia tranquila siempre. En una vida en la que no todo vale.

8.-  El que sólo piensa en luchar, luchar y volver a luchar. 

Es una persona que tienes que tener en tu circulo más cercano. Somos tan fuertes como nuestro eslabón más débil. Y si te rodeas de personas luchadores, que no creen en el imposible. Que sienten que una caída, es eso, un simple “todavía no” a la consecución de tus sueños,

No te estoy diciendo que tengas que tener uno de cada de este tipo en tu grupo de amigos. A lo mejor un luchador no irá con tu forma de ver las cosas en tu día a día, pero si será necesario a la hora de ser persistente con la consecución de tus sueños o necesites a una persona “amorosa” cuando sientas que las cosas no van como tú querias.

¡¡Pero allá tú!!. Recuerda que somos en relación a las personas que nos influyen.

¿De qué tipo de influencers te rodeas todos los días?