¡¡Menos recuerdos y más pasión..!!

Y es que cuando uno sacude el cajón de los recuerdos, son los recuerdos los que terminan sacudiéndolo a uno..” decía Andrés Castuera-Micher

chocolate rojo¿Te acuerdas de aquella canción cuando éramos jóvenes? ¿Te acuerdas de Javi, el novio de Lucia? ¿Te acuerdas de aquel jefe que tuve, que me hacia la vida imposible? ¿Te acuerdas de aquel concierto que estuvimos? ¿Te acuerdas de aquella idea que tuve..?”.

Me gusta ser educado, pero últimamente me gustaría responder:

¡¡No me acuerdo ni de lo que he hecho hace 5 minutos, ¿Me voy a acordar de algo de hace 4 años? ¡¡Vive en el presente, por favor!!

Desaprovechamos un presente, recordando un pasado que nunca volverá.

Porque aunque crees que recordándolo, por algún poder extraño, lo podrás revivir de nuevo. Sólo estás trayendo el pensamiento, no el suceso.

¡¡LO SIENTO!!

Crees que recordar es tener una máquina del tiempo a tu disposición. Quieres traer a esa persona, ese momento a tu vida, para decirle eso que no te atrevías, para recordar esa sensación de felicidad, no como ahora.

Crees que no dijiste todo lo que tenías que decir, y exiges al mundo una nueva oportunidad. Ahora ya sabes qué tendrías que decir, ahora ya sabes que SI quieres estar con esa persona, que debes decir SI a esa oportunidad laboral..

¡¡Y A MI TAMBIÉN ME GUSTARÍA SABIENDO EL NÚMERO DE LA LOTERIA DE NAVIDAD, VOLVER ATRÁS EN EL TIEMPO, Y COMPRAR EL BOLETO GANADOR, LA VERDAD!!

Pero como te imaginarás, es imposible.

Esa oportunidad laboral, ese concierto, esa persona, ya no está contigo, las circunstancias para que ocurriera eso que tanto añoras, HAN DESAPARECIDO.

Y salvo milagro, NO VOLVERÁN.

A parte de la mochila para llevar el portátil, la maleta para la ropa, el bolso, las gafas… llevamos con nosotros pensamientos del pasado.

Nos apegamos a ellos, porque creemos que forman parte de nuestro Curriculum personal y profesional.

“Yo estuve en el festival tal o cual, Yo estuve saliendo con ella durante 1 mes, Yo perdí la oportunidad de mi vida cuando le dije que NO, Yo he viajado a Latinoamérica a trabajar, yo he sufrido en mis carnes, el desamor…”…

Yo, yo y más yo…

¡¡TÚ NO ERES TU PASADO, ERES TU PRESENTE!!

chocolate rojo“Pero mira que presente tengo, no tengo nada, no soy feliz, no tengo a nadie me quiera,… Y yo me merezco una nueva oportunidad, hice mal, pero ahora he aprendido..sé que me lo merezco..”

Esta muy bien, que no quieras volver a repetir la situación, que has mejorado, que sabes discernir entre lo que quieres y no en tu vida… Pero que el tiempo ya pasó, y no vas a poderlo revivir.

Al igual que tu pelo se transforma en canoso con el tiempo, así es la vida, cambio, crecimiento.

Sé que alguno estará pensando, para eso se ha creado el tinte para el pelo, para ocultar el paso de los años, el botox, la cirugía plástica, el photoshop….

Son avances que en determinadas ocasiones, son necesarios. Pero todas estas herramientas, en la mayoría de las mismas, los pacientes las utilizan, para no querer ver el paso del tiempo.

¡¡NO QUIEREN VIVIR EN EL PRESENTE!!

Si, vivir en el presente, así de primeras no es algo muy bonito.

Te das cuenta de que la gente que creías que te quería, sólo se aprovecha de tu bondad. Que esos sueños que tenías de juventud, se han hundido entre rutinas y máscaras; o que eso que llamas felicidad, sólo te produce frustración y miedo.

Pero vivir en el presente, es darte del poder que tienes.

Ves que has superado muchas cosas que otras personas no han podido ni superar ni conseguir. Te das cuenta de sonrisas que te iluminan el día a día. Sabes que todas las experiencias que has vivido, te han convertido en quien eres hoy. Sientes que, aunque sean pocas posesiones, te hacen el hombre más feliz del mundo,…

¿Por qué es positivo vivir en el presente?

PORQUE ERES COHERENTE CON QUIEN ERES, CON LO QUE SIENTES, CON LO ANHELAS

Vivir en el presente, me ha hecho ser un obsesionado de las oportunidades.

Y no me digas que durante el día no tienes oportunidades, PORQUE TODOS LAS TENEMOS.

Nada más levantarnos ya tenemos una oportunidad, la de vivir 24 horas. Cuando hablamos con esa amiga, tenemos la oportunidad de escucharla, aprender de ella, de vivir juntos experiencias únicas. Cuando vamos a trabajar o creando nuestro proyecto, tenemos la oportunidad de liderar nuestra vida, de conseguir eso que queremos…

¿Y me dices que durante el día no tienes oportunidades? Tienes miles de oportunidades, pero por miedo a vivir el presente, las desaprovechas.

Da vértigo, que un segundo atrás, ya es pasado, que no volverá. Que sólo existe lo que estás viviendo en estos momentos, el AHORA.

Seré muy cansino, pero es la verdad, NO SOMOS NUESTRO PASADO, NO SOMOS OPORTUNIDADES PERDIDAS, NO SOMOS RELACIONES PASADAS, NI TITULOS CONSEGUIDOS… SOMOS AHORA.

Están muy bien las fiestas remember de los años 70 y 80, las redes sociales que recogen tus fotos….

Pero tengamos claro que son RECUERDOS, que vivimos, pero que no podremos revivir más.

Nunca olvides:

.- Que por mucho que quieras traer el pasado al ahora….ES MISIÓN IMPOSIBLE. Podrás recordarlo, sentirlo, pero no revivirlo.

.- Las oportunidades vienen y se van. Y aunque tuvieras una nueva oportunidad, no será la misma que perdiste. Sería parecida, pero no la misma.

.- Conviértete en un obseso del presente. Siempre te da oportunidades para ser y hacer mejor, SIEMPRE. Sólo es en el presente, donde puedes crear ese futuro con el que sueñas.

.- Sonríe al pasado, dale las gracias por todo lo que te ha enseñado, por las experiencias vividas y dale la bienvenida al presente. Es un regalo que debes disfrutar.

RECUERDA MENOS, SIENTE MÁS Y QUE TUS STANDARES DE ACCIÓN SEAN LOCOS.

Anuncios

¡¡Mindfulness Canalla!!

Si estás atento al presente, el pasado no te distraerá, entonces serás siempre nuevo” decía Facundo Cabral.

A man walking barefoot across stepping stones away from the shore of a lake.

Hasta hace veinte años, la palabra mindfulness apenas se utilizaba, sin embargo, en Occidente, hoy en día, ésta palabra se está imponiendo al término meditación.

Para todos los que practicamos meditación y queremos que, por el bien de la humanidad, esta práctica se difunda lo máximo posible, mindfulness es una gran noticia; por fin la meditación “sale del armario” y se coloca bajo los focos.

En los años ochenta, Jon Kabat-Zinn crea la clínica para Reducción del Estrés en la Escuela de Medicina de la Universidad de Massachusetts. Allí comienza a impartir el que sería el curso estrella para la difusión del mindfulness en Occidente: el programa de reducción de estrés basado en mindfulness. Un programa de ocho sesiones por el que actualmente han pasado miles de personas y que es ampliamente utilizado en hospitales, escuelas y empresas de todo Estados Unidos, llegando más tarde a Europa y al resto del mundo.

En 1999 Kabat-Zinn, junto a otro pionero en el estudio científico de mindfulness, el neurocientífico de la universidad de Madison (EEUU) Richard Davidson, llevan a cabo un estudio en el que miden la actividad eléctrica en el cerebro de un grupo de trabajadores sin experiencia en meditación,  y al que imparten el curso de reducción de estrés de Kabat-Zinn. Al medir la actividad cerebral de los participantes, los científicos descubrieron que, tras hacer el curso, las personas habían incrementado notablemente la actividad en las zonas  de control emocional y de resistencia a las dificultades. Además, comprobaron la mejora en el sistema inmunitario de los participantes.

En otro estudio de Richard Davidson con Dan Goleman (autor del libro Inteligencia emocional) se observó en un numeroso grupo de personas con alguna experiencia en meditación, que cuanta mayor era dicha experiencia, menos niveles de ansiedad padecían estas personas y mejor era su capacidad para estar atentas.

Años después, la doctora Sara Lazar, del hospital General de Massachusetts, comprobó por sí misma, al acudir a unas clases de yoga para estirar su maltrecha espalda, que las promesas de su monitora de yoga sobre los beneficios de las pequeñas prácticas de meditación que hacían al final de las clases de yoga, empezaban a cumplirse; sintiendo una mejoría en su estado emocional y personal. Estas sorprendentes mejoras llevaron a Lazar a querer investigar la práctica de la meditación.

Lazar dice que la práctica de la meditación puede literalmente cambiar la forma de nuestro cerebro, pero sobre todo, que puede hacer disminuir el tamaño de nuestra amígdala, haciendo que sintamos menos miedo y estrés, y que tengamos más disposición a actuar.

Finalmente, otro mítico estudio llevado a cabo por Richard Davidson, observando el cerebro del monje budista Matthieu Ricard mientras meditaba, mostró que mientras Ricard practicaba meditación su cerebro mostraba una actividad superior a la normal en la corteza prefrontal izquierda, lo cual indica un incremento en la sensación emocional positiva. En el cerebro de Ricard, la activación de la zona en la que experimentamos la sensación de felicidad, reflejaba una actividad tan alta, que de manera simbólica se habló de él como la personas más feliz del mundo.

Hoy mindfulness es además de una práctica de meditación, un método de manejo de emociones, una forma de relacionarse con los demás, y una manera de estar en la vida.

Para explicar de manera sencilla qué es mindfulness, podemos decir que es algo parecido a estar atento sin juicios mentales. Y que podemos entrenar esta cualidad de la atención sin juicio practicando meditación en sus diferentes formas.

Toda la filosofía de la meditación se encamina a una transformación personal para que el ser humano salga del sufrimiento psicológico, y para que descubra la libertad mental. Como decía el maestro Zen Taisen Deshimaru, la finalidad de esta práctica es vivir fuera del miedo, que actúa como filtro que condiciona la vida psicológica humana.

Hoy en día, afirmar que se puede salir del miedo psicológico y vivir desde el amor, se ve como algo ingenuo. Pero, al igual que hace veinte años la meditación se veía como algo exótico y extraño, y hoy está en todo partes; dentro de no demasiado tiempo, la meditación se extenderá como práctica y como filosofía de vida, haciendo que el ser humano se pregunte si vivir desde el miedo es el camino y si el amor es una posibilidad real.

Esto que hoy parece utópico será visto como obvio en el futuro. La gente del futuro mirará hacia nosotros y se preguntará por qué, si lo que más valoramos en nuestra vida es el amor, no vivimos en libertad desde lo que nos mueve a sentir amor, desde lo que tiene más sentido para nosotros, desde nuestra verdad. Ya lo decía hace no muchos años Erich Fromm: los seres humanos tenemos miedo a vivir en libertad. Por eso nacieron filosofía y prácticas como la meditación, para intentar dar solución al verdadero conflicto que vive la humanidad, el de cada uno de nosotros con nuestra propia mente.

La finalidad de la meditación no es liberarnos, es que nos demos cuenta de que ya somos libres.

Con la práctica de mindfulness y la meditación, además de lograr más calma mental y mejores estados de ánimo para enfrentar las diferentes circunstancias de la vida, nos damos cuenta de:

  1. Que realmente somos libres.
  2. Que nuestra manera de vivir la estamos eligiendo nosotros.
  3. Que el miedo nos hace creer que ser libres mentalmente no es posible.
  4. Que el amor y el sentido son una necesidad básica humana.
  5. Que vivir desde el miedo nos deja desorientados.

mindfulness canallaQuizá esta sería una buena definición para el estado actual del ser humano: desorientado, sintiéndose extraño en una sociedad basada en el estrés y el miedo, pero sin saber cómo salir de ella. Desde hace siglos, una filosofía de vida antigua nos dice que la clave para orientarnos y encontrarle sentido a la vida pasa por mejorar nuestro nivel de atención para liberarnos mentalmente de los condicionamientos, creencias e ideas que nos impiden ver con claridad.

La práctica de mindfulness se puede hacer en la vida diaria o practicando meditación sentados.

En la vida diaria practicamos mindfulness basándonos en un principio: poner la atención en lo que estamos haciendo, en lugar de tener el cuerpo en un sitio y la mente en otro. Y esto aplica a todas las actividades cotidianas humanas. La calma mental que experimentamos en la vida es directamente proporcional a cuánto somos capaces de vivir esta máxima.

En la práctica de meditación se puede empezar a practicar tomando asiento con la espalda recta y sintiendo la fricción de la respiración en la nariz, soltando cada pensamiento que llega y volviendo a la respiración.

tanto la práctica en la vida diaria como en la meditación mantenemos una actitud de buen trato mental hacia uno mismo.

Y esta actitud mental que describimos, encaja con la actitud canalla que describe David Asensio. El canalla del que habla David es sensible y no se mueve por miedo, pero, sobre todo, es libre mentalmente; y esta es precisamente la principal cualidad que fomenta la práctica de mindfulness: la libertad mental, y que independientemente de cómo sea la vida de uno, y de las circunstancias en las que esté inmerso, uno puede ser libre mentalmente.

Gracias a Álvaro Gómez por tu articulo.

¡¡Sólo hay 1 cosa cierta: Lo que está ocurriendo ahora!!

Sólo sabemos una cosa a ciencia cierta, que ahora es lo único que está ocurriendo“.

ocurreSon palabras de Antonio. Un sabio de 80 años, con el que tuve la oportunidad de conversar hace unos días.

El silencio es pasado, ayer es pasado, y hace un minuto también es ya pasado.. Mientras tanto, las cosas están ocurriendo y no nos fijamos en ella.. Muchas de las personas con las que hablo, viven en el pasado… Me dicen que fueron momentos ideales para ellos … Viven recordando un beso, un viaje y una sonrisa… Y mientras lo recuerdan, se olvidan que por ejemplo, estoy hablando con ellos delante de ellos… Ocurrir es suceder, está pasando ahora mismo y nos olvidamos de eso… porque muchas veces cuando queremos darnos cuenta y subirnos a esa oportunidad, a ese momento…YA HA DESAPARECIDO”, me decía mientras miraba a unos ojos que transmitía lo que decía, sin ningún género de dudas, estaba viviendo en el ahora.

Cuando hayas terminado de leer ya simplemente estas líneas, ya será pasado. Cuando estés pensado en esa chica que te marcó en tu infancia, eso es pasado. Cuando estés pensando lo bien que te lo pasaste en la comida con la persona que te gusta, eso es pasado.

Medito y me ayuda mucho en mí día a día. Actividad que recomiendo.

Pero lo que no comparto, es que se nos diga, que a la hora de meditar, tenemos que dejar la mente en blanco, sin pensamientos, en stand-by…

Siempre estamos pensando, aun cuando creemos que no pensamos nada, estamos pensando que estamos viendo una televisión o el marco con la foto que tienes dentro…

Siempre estamos pensando algo, siempre estamos sintiendo algo, siempre estamos viendo algo… ¿Y nos dicen que tengamos la mente en blanco en algo que se llama mente llena ( mindfullness)?

mmmm..¿Alguien me lo explica? Estaré gustoso de saber reflexiones al respecto.

¿Mi recomendación?

¿Qué haces para vivir? ¿Respirar, verdad? ¿Y cuántas veces al día eres consciente que lo estás haciendo?

NINGUNA.

Durante el día, 3 veces, se CONSCIENTE, de cómo entra aire por tu nariz, y como sale.

Para lo que estés haciendo, y realízalo. Luego dime cómo ves el mundo, cómo te ves a ti mismo, cómo te sientes.

Vamos por la vida, con las prisas por bandera y el miedo a sentir como lema.

Pensamos que tener una agenda llena, nos hace SER más que los demás, sentirnos más importantes.

Sé sincero contigo mismo… ¿Esas actividades de verdad te llenan? ¿Pierdes oportunidades que realmente quieres por hacer lo que CREES que DEBES HACER? ¿Sabes cuántas veces te ha sonreído esa persona o cómo te mira esa chica pero para ti eso no es importante, si que te llegue la contestación a una propuesta que mandaste de negocio?

Mirándole a los ojos, no me acordaba del 2 y3 libro que saldrán el año que viene, de las conferencias que tengo en el futuro, de que escribo un blog o de si me respondía de una vez a un Whatsapp que había mandado…

Era yo, sin etiquetas, sin aditivos fabricados, sintiendo lo que estaba ocurriendo, con todo lo que yo era. Giraba alrededor y veía mariposas que se posaban cerca de nosotros como escuchando la conversación que teníamos, cuando ni me había dado cuenta antes, que había.

Estaba sintiendo lo que estaba ocurriendo en el ahora. Solo había ese instante.

¿Lo demás? No existía.

¿Lo demás? Son pura invenciones. Son juegos de nuestro cerebro.

Solo había ese momento, LO QUE ESTABA OCURRIENDO.

No me cansaré de repetirlo, nos han enseñado que hay que vivir con un tapón en el culo, taponando nuestras emociones.

¿Y qué es lo que pasa? Que no nos gusta sentir que está ocurriendo, vivir en el presente, porque es cuando empezamos a sentir DE VERDAD. Y sentir es en muchas ocasiones, darnos cuenta que vamos por el mundo con una máscara que en vez de beneficiarnos, nos está destruyendo por dentro.

Sentir es darnos cuenta que queremos dejar el puesto de trabajo que tenemos, ya que no nos sentimos nosotros mismos, realizados o como quieras llamarlo, es sentir que tenemos dejar a la pareja que tenemos porque realmente sentimos algo más fuerte e importante por otra persona…. Pero darnos cuenta de eso, no es “cool”. Y si, seguir aparentando algo que no somos, porque creemos que es lo que esperan de nosotros o que nos da algún tipo de “beneficios”.

¡¡BASTA YA DE TAPONES EMOCIONALES!!

Siente, que sólo tienes una vida y la estás desperdiciando.

taponSI sientes que estás haciendo las cosas mal, que no eres feliz, que no estás motivado con lo que sea, VIVE ESA EMOCIÓN, ESA RABIA, ESA FRUSTRACIÓN, ESA MALA LECHE…Lo que sea… pero no la reprimas…porque luego la “explosión emocional” será mucho más grande..

¿Y a partir de ahí, que? Sabes qué te pasa, sabes qué quieres, sabes que sientes, sabes qué quieres que ocurra… Pues es solamente en el presente, en el ahora, cuando TÚ tienes el poder de hacer que ocurra, lo que tú quieres, cómo tú te quieres sentir..

Ni pasado, ni leches… En el ahora, es la única opción, el único momento, en el que será el principio del comienzo de todo para ti. Pero nunca olvides que para ello tienes que quitarte el “tapón” y empezar a sentir.

Por mucho ego, poder , inteligencia que sientas que tengas, hay algo que nunca podrás rebatir..Que las cosas ocurren quieras que no y que ya es pasado todo lo ocurrido pasado 1 segundo.

Nunca olvides:

.- Todo ocurre en el ahora… No hay otro momento. Y si crees que lo hay, es una mala jugada de tu cerebro.

.- Piensa en el pasado todo lo que quieras, pero sólo lo conseguirás revivir en tu mente. El pasado sólo son experiencias PASADAS, que nunca se volverán a repetir de forma igual.

.- Vivir en el presente, es empezar a prestarte atención y a todo lo que te rodea.

.- No vives en el presente, porque tienes un tapón emocional que te da miedo descorchar, no vaya a ser que no te guste lo que ves.

.- Siente la vida, siente el ahora, te está dando más información de lo que puede darte cualquier libro o “gurú” de turno.

.- Las cosas que hagas, hazlas desde tu corazón. Solo tienes ese momento para disfrutarlo, para hacerlo, para darte, y te aseguro que los resultados serán mucho mayores.

Sé que estarás pensando… ¿Y qué pasa cuando vivo en el presente y los demás no aceptan, esa nueva faceta mía?

En el próximo post, te contaré que hablé con Antonio sobre eso.

¿Qué está ocurriendo en tu vida? ¿Vives en el presente, en el pasado o en el futuro? ¿Por qué crees que tiempos pasados siempre fueron mejores? ¿Qué tapón emocional tienes?

El Homo-Preocupatis.

Cuida tu cuerpo. Haz de él lo mejor que puedas. No te preocupes por los defectos…. NO pierdas el tiempo lloriqueando porque no nazcas con aspecto de dios. Recuerda que nadie es tan feo como se piensa que lo es..” Onassis.

PreocupaciónUn nuevo hombre se ha descubierto. La revolución ha llegado. Las excavaciones en las Cuevas de Atapuerca, se han parado.

¿Quién ha llegado?

El HOMO PREOCUPATIS.

Si, está entre nosotros. Y nos ha abducido para llevarnos a otro nivel de la humanidad. ¿A qué nivel?

AL DE LA PREOCUPACIÓN.

Decimos la palabra preocupación y ya empieza los síntomas de la nueva moda que recorre la humanidad, “inquietud, alarma, angustia, obsesión, nos desvelamos, nos impacientamos…”.

¿Quién no ha vivido estos síntomas en algún momento de la vida? Yo creo todos, hasta mi sobrino de 6 años.

Define la RAE, preocuparse” como ocuparnos antes o anticipadamente de algo”.

Y ahora tras leer esta definición: ¿Por qué te pre-ocupas  antes de tiempos pensando si vas a llegar o no a tiempo al trabajo por el atasco que se está formando? ¿Qué pasaría si antes de que empezaras a cabrearte, a cagarte en el familiar del taxista, todo el tráfico se empezara a disipar lentamente pero con eficacia? Que en vez de cabrearte, llegar al trabajo con una mala leche que no hay quien te aguante, estaría más relajado, y todavía acordándote  del buen fin de semana que has pasado.

Olvidémonos de la moda de los móviles , del Gran Hermano Vip o de con quién está o no Belén Esteban.. La moda que triunfa por todo el mundo, es el HOMO PREOCUPATIS.

Vivimos en plena pre-ocupación.

Empieza el día mal. Nos levantamos antes de que suene el despertador. ¡¡ Con lo bien que se estaba en la cama caliente…!! Y nos levantamos antes de tiempo, porque nuestro cerebro no ha descansado, no hemos parado de darle vueltas a la cabeza.

La única ocupación que tienes que llevarte a la cama es la de descansar y si tienes pareja, la de mimarla. Pero ninguna otra más.

Muchas veces nos llevamos a la cama, las preocupaciones por el trabajo, por los hijos, por el dinero, por la próxima conferencia, el próximo libro o el próximo artículo. Y si duermes acompañado por tu pareja, muchas veces en vez de 2, soléis ser 4-5 en la misma cama, si cabéis.

Pero el día sigue. Tienes que pre-ocuparte de que tus hijos desayunen, para que no pierdan el autobús al colegio. Pero a la vez tienes que pre-ocuparte de vestirte tú, de tener todos los papeles preparados para la reunión que tienes a las 9.00 de la mañana (te pre-ocupas de que los clientes sepan llegar a la oficina…) y mientras tanto, o la leche sale ardiendo del microondas, o tu hijo de 2 años ha aprendido a vestirse solo, porque tú no le hacías ni caso.

Y ya no digamos si hay que coger el coche para ir al trabajo. Rezamos antes de cogerlo, para no tener un atasco, porque si llegamos tarde, el jefe nos echará una bronca, que no apetece…

El trabajo, nos pre-ocupamos que todo salga bien, que no nos confundamos, que salgan los resultados…

Vivimos las 24 horas del día, con la moda del “Homo-Preocupatis” en nuestras venas… Y luego nos reímos de las fans de One-Direction. Pero si nosotros somos peor, si no nos pre-ocupamos por algo, nos pre-ocupamos, por lo que nos está pasando. Pensaremos que estamos enfermos o algo, por no estar pre-ocupados.

Y ahora de todas esas preocupaciones que has tenido y tienes a lo largo del día: ¿CUÁLES DE ELLAS SE HAN HECHO REALIDAD?

Porque hasta nos pre-ocupamos que el semáforo rojo tarde tanto en pasar a verde, casi gritándole para que cambie, porque pensamos que no vamos a llegar a tiempo a la cita.

preocupacionNos pre-ocupamos de muchas cosas, que luego no se hacen realidad.. Acabamos llegando a tiempo, nuestros hijos son más eficientes que nosotros  y desayunan más rápido y mejor, el jefe hoy llega de buen humor, nuestra pareja no está enfada y solamente nos quería dar una sorpresa… Muchas cosas de las que tenemos miedo, de las que nos pre-ocupamos, antes de tiempo, no se hacen realidad.

¿Y mientras tanto que pasa?

¡¡QUE GASTAMOS UNA ENERGÍA INCREIBLE Y PERDEMOS ALGO MUY VALIOSO POR EL CAMINO!!.

Gastamos una energía increíble en algo que no ocurrirá seguramente. ¿Qué pasaría si esa energía, esos pensamientos los dedicáramos a algo más productivo?

La transformación que tendría nuestra vida, sería espectacular.

Pero también nos perdemos algo muy importante. EL PRESENTE.

Estamos pre-ocupando y mientras tanto el día a día, la vida, se nos está yendo por los dedos.

Nos preocupamos que vaya bien la reunión del trabajo, nos preocupamos de cómo le habrá sentado a nuestra amiga, la conversación de hace 1 semana .. Nos preocupamos por como vendrá el jefe hoy, nos preocupamos porque salga bien una evento … ¿Y el ahora?

No nos gusta vivir el ahora. Nos da miedo.

Nos da miedo darnos cuenta de la vida que llevamos quizá no es la que nos gustaría llevar de verdad. Nos da miedo darnos cuenta, que esa relación de pareja no es la adecuada para nosotros, que no avanza… y por eso nos preocupamos de que este bien, de que se sienta a gusto con nosotros… de no tenerlo enfadado… Nos preocupamos de lo que piensen de nosotros los demás, simplemente porque dijimos lo que pensábamos… o muchas veces nos preocupamos demasiado por hacer bien las cosas, extremadamente bien…

¿Por qué nos preocupamos? ¿Pasaría algo si no nos pre-ocupáramos de nada y viviéramos el día a día? ¿Qué pasaría si nos  quitáramos todas esas preocupaciones? Seguro si a alguien le dices que no tienes preocupaciones, te dirían que eres un desarmado, un vago, un perro flauta.. que así no se va por la vida.. Que hay que estar preocupado, hasta por cuando sale Belén Esteban de la casa de Gran Hermano..

Señores… ENTRE PRE-OCUPACIÓN Y PRE-OCUPACIÓN, SE NOS VA LA VIDA.

Que quede claro que no estoy impulsando una vida sin preocupaciones… lo que estoy impulsando es una vida de OCUPACIONES.

Con las pre-ocupaciones nos ocupamos de cosas que quizá no ocurran. Cuando nos ocupamos de lo que la vida nos da, nos pone por delante, lo hacemos viviendo en el presente, que es lo único que tenemos. Y es desde él, desde donde podemos únicamente crear el futuro.  No desde ningún otro lado.

Puff, me estaba pre-ocupando por la duración del post, pero sabéis ¿QUÉ? Me estoy ocupando de escribirlo, de sentirlo y disfrutarlo, que es lo que importa.

La vida es acción, cambio, transformación, y es presente, ahí es donde se vive, donde se genera todo, no en el futuro o en el pasado.  Todo pasó y todo está por llegar. Pero mientras tanto ocúpate de la misma, no te pre-ocupes.

¿Qué te preocupa? ¿Por qué? ¿Qué has perdido por el camino de tus preocupaciones?

Álvaro Gómez Contreras: “Vivir de corazón es libertad, pero nos da mucho miedo, creemos que es utópico”

Hoy dentro de la Sección ” Entrevistas motivantes para nuestro Desarrollo personal y profesional” es un placer presentar a Álvaro Gómez.

Alvaro gomez contrerasQueremos vivir de Corazón, ser felices, que todo nos vaya bien, tener una familia, trabajo, otros emprender su negocio…. Felicidad. ¿Pero qué hacemos? No hacer lo que nos dicta nuestro corazón. Tenemos miedo al qué dirán, a sufrir más varapalos, a pensar que es una utopía, que no valemos para nada, que siempre estaremos haciendo lo que estamos haciendo ahora, que eso de la felicidad en pareja es un sueño irrealizable…. MÁS Y MÁS MIEDO SENTIMOS.

Tenemos miedo a ¡¡VIVIR DE CORAZÓN!!

A través de ” Vivir de Corazón“, un libro que he incluido en mis libros cabecera desde la 1 hoja cuando me lo léi, describe Álvaro, de una forma llana, clara y sincera ( experiencias vividas en primera persona ), como hacer frente a esos miedos que tenemos a la hora de emprender el viaje hacia nuestro corazón.

Buscamos la felicidad fuera, en los demás, acaparando cosas materiales, pero como bien dice Álvaro, la felicidad está detrás de esos miedo que tenemos. Está dentro de nosotros ya.

GRACIAS Álvaro por mostrarnos que cada día puede ser un proyecto en blanco, en el cual nosotros somos los arquitectos del mismo. Pero solamente necesitamos una cosa, vivir desde el corazón. Cada día tenemos ante nosotros millones de oportunidades de las que disfrutar para nuestra felicidad, pero solamente tenemos que hacer una cosa para ello, bajar la cortina de nuestros miedos. Gracias por adentrarnos de una forma sencilla, en la filosofía del Mindfulness, que nos hace ver, que lo único que importa es el presente. Ahí es dónde reside la felicidad.  Podéis conocer más a Álvaro a través de su Blog,  (que os recomiendo ), en Facebook y Twitter.

¿Frustrado por qué no sabes cuáles son tus habilidades y pasiones? ¿Desesperado por qué no sabes qué asignaturas escoger o hacía donde encaminar tu vida? ¿Desempeñas un trabajo que no te gusta y solamente quieres ser feliz en un trabajo? ¿En desempleo y no sabes qué hacer con tu vida?  ¿Quieres un nuevo rumbo en tu vida y no sabes cómo hacerlo? Será un placer acompañarte en el camino que desees emprender. Juntos ascenderemos a cotas jamás imaginadas.  Puedes contactar conmigo a través de Twitter, en Facebook y en Linkedin

Os dejo con una entrevista que más me ha marcado hasta la fecha. Disfrutarla.

.- ¿Quién es Álvaro Gómez Contreras?

Desde el punto de vista social es un fracasado. Desde el punto de vista de la vida es un triunfador. Desde mi punto de vista personal, Álvaro es alguien feliz que ha encontrado su felicidad en vivir como quiere vivir, aceptando las consecuencias de ello.

Álvaro ha fracasado socialmente, no se ha casado ni ha tenido hijos, no se ha comprado una hipoteca ni un coche grande, no ha triunfado en los negocios; no es reconocido por su profesión, ni por su talento… pero Álvaro se siente libre, siente felicidad y alegría por estar vivo.

Con mi propio ejemplo me he dado cuenta de que puedes estar en un presunto hoyo social y sentirte feliz. Así que he llegado a la conclusión de que todo lo que socialmente nos importa es irrelevante para la vida, que lo que a la vida le importa es cómo te sientes, no lo que tienes, tus títulos o lo que sea; eso puede estar o no, pero lo que no puede faltar es la felicidad.

Tengo 43 años, vivo en pareja con una mujer maravillosa,  estudié para ser aviador, pero en un determinado momento sentí que mi camino estaba en hablar de desarrollo personal y en vivir haciendo eso.

He acompañando a personas como coach y mentor, y he facilitado decenas de grupos de  meditación. Ahora, aunque sigo con algunos grupos de meditación, estoy creando audiolibros y escribiendo libros como Vivir de corazón que se ha publicado hace poco.

.- ¿Qué es el Miedo?

Es una emoción necesaria para vivir que nos activa cuando hay un peligro físico, real,  e inmediato. Pero el miedo tiene otra versión, que no está basada en una amenaza real e inmediata, es el miedo psicológico. Este miedo nos limita, nos paraliza y nos impide vivir libres mentalmente. Este miedo se siente como una cárcel psicológica.

.- ¿Vivimos en una sociedad regida por el miedo?

No creo que vivamos en una sociedad de “cobardicas”, creo que todos hacemos lo que podemos y nos superamos como podemos. Lo que sí creo es que vivimos en un sistema de pensamiento general basado en el miedo. Es decir, lo que todos consideramos normal lógico y sensato es tomar decisiones basadas en el miedo.

Según encuestas de diferentes países, el  80% de los trabajadores (yo creo que el porcentaje es más alto) reconocen que solo van a su trabajo porque les pagan, pero que no les interesa ir allí.  Si preguntas a este gran número de personas por qué no se van de un sitio al que no quieren ir  en un alto porcentaje te contestarán que es por miedo a no encontrar otra cosa, por miedo a que lo que encuentren sea peor , por miedo a que no les salga bien la jugada…

Aunque no entremos a valorar si es bueno para nosotros o no, lo primero es darnos cuenta y reconocer que nuestras decisiones en un alto porcentaje están basadas en el miedo.

 .- ¿Cómo se vive desde el corazón? ¿Se puede conseguir?

Para mí vivir de corazón es lo natural. Vivir de corazón es libertad, pero nos da mucho miedo, creemos que es utópico.

Ahora estoy en la fase de ayudar a las personas (y a mí mismo) a hacer un cambio de mentalidad más que cambios de vida. Me he encontrado con muchas personas (yo también) que quieren cambiar cosas en su vida pero hacerlo con la misma mentalidad basada en el miedo. Hacer un cambio duradero externo sin un cambio de mentalidad no es posible, siempre se vuelve al miedo.

Tengo claro que la clave del cambio y la felicidad personal,  está en abrirnos mentalmente a vivir desde lo auténtico que hay en nosotros y desde aquello que amemos vivir. Con esa apertura mental, el cómo hacerlo se hace solo.

Lo difícil es el cambio de mentalidad, no el cambio físico.

Vivir de corazón no es que se pueda conseguir, es que es lo natural y a lo que todos tendemos. Necesitamos desesperadamente la paz mental que emana del vivir algo que amamos y que es totalmente coherente para nosotros.

Como conjunto no creo que necesitemos aprender técnicas para cambiar, más bien necesitamos abrir nuestra mente a un cambio de mentalidad.

En el mito de la caverna,  los esclavos que salen afuera, se dan cuenta de que hay una realidad que desconocían, y que las figura que ellos ven dentro de la cueva son sombras y no la realidad. Cuando vuelven para contárselo a los otros esclavos, éstos, lejos de entusiasmarse con la idea de libertad, quieren matarlos.

Me pasa, nos pasa a todos, que negamos la posibilidad de vivir desde lo que amamos. Erich Fromm escribió el miedo a la libertad. Nos da miedo ser mentalmente libres, nos da miedo confiar a muerte en nosotros mismos, sentimos miedo ante la idea de ser libres.

Desde mi punto de vista todos los problemas de la humanidad parten de este hecho: hemos nacido para vivir lo que amamos y por un miedo falso no lo vivimos. Eso crea una gran frustración que deriva en una forma de vivir que no nos hace bien.

Esto va a cambiar seguro. Necesitamos escuchar una y otra vez este tipo de mensajes hasta que calen como una verdad socialmente aceptada. Hasta que nos demos cuenta de que no  hemos nacido para sufrir.

  .- ¿Qué es la intuición? ¿Qué beneficios obtendríamos si la escucháramos más?

Tenemos un condicionamiento mental. Hemos aprendido a vivir según unas condiciones y reglas sociales: Se tiene que ser alguien respetable, cambiar es de débiles, mostrar emociones es debilidad, estar en una situación de no saber por dónde tirar es estar perdido y ser  débil, llorar también, hay que ser flaco, etc.

Estamos condicionados por normas sociales,  y elegimos desde nuestro condicionamiento. Por eso,  el que no abre su mente a nuevas posibilidades de vida, a transformar esas normas sociales y adaptarlas a su sentir, se queda toda la vida en el mismo sitio.

vivir de corazonAl mismos tiempo tenemos algo que es un conocimiento intuitivo, unas sensaciones físicas que se convierten en pensamientos, y que nos dicen: esto sí o esto no. Para mí este conocimiento es superior a las reglas sociales que hemos aprendido.

A mí la intuición me ha salvado la vida. Cuando estaba ahogado por querer ser socialmente alguien, por triunfar y demostrar mi valía, me llegó la intuición. En mis momentos de desesperación decidí entregarme a ella. Me enseñó el camino y jamás me ha defraudado. Siempre me he sentido feliz cuando la he seguido, cuando he seguido lo profundo que sentía dentro de mí. Así es como la reconozco: me digo a mí mismo ¿qué opción es la que te deja más en paz o la que te entusiasma más? Y procuro seguir esa opción.

Seguir la intuición me ha dado amor, dinero, paz personal, alegría,  satisfacción… me lo ha dado todo. Está disponible para todos, en todo momento, durante toda nuestra vida.

Desde mi experiencia te garantizo que si sigues tu intuición, y le das una oportunidad justa durante un periodo de tiempo amplio (digamos 5 años tomando decisiones desde ahí), serás feliz. No digo que uno vaya a tener más o menos dinero, o que vaya triunfar socialmente, digo que te sentirás feliz. Esa es mi experiencia.

.-  ¿Pasado, presente o futuro?

Pues el pasado me sirve, para sonreír y recordar, también para ver lo mal que lo he llegado a pasar y para ver todo lo que he descubierto. No quiero vivir enganchado a él, aunque por momentos lo he hecho.

El pasado puede ser muy cansino, porque pensar en el pasado y desesperarse por haber tomado decisiones erróneas no cambia nada en el presente. Quiero aprender del pasado y no paralizarme con su recuerdo. El pasado está bien donde está, ya se fue.

El presente es lo único que hay, siempre que estemos vivos podremos pensar en pasado o futuro pero será desde el presente. Con la meditación me di cuenta  de que se puede sentir el presente sin estar pensando en el pasado o en el futuro, que hay un espacio mental que se experimenta como una gran descanso. Una de las consecuencias de la práctica de la meditación es que nuestro cerebro rebaja su régimen de activación, con lo cual es más fácil estar mentalmente en el presente, sin el bombardeo típico de nuestros pensamientos.

El futuro lo veo como una puerta abierta maravillosa, todos tenemos futuro.

.- “Si volviera a vivir… no repetiría nada de lo que he hecho… Si volviera a nacer… Querría no haberte conocido… ¿Si volviéramos a nacer, qué?

Pues si volvemos a nacer y no nos acordásemos de lo anterior, pasaríamos por el mismo proceso de aprender todos nuestro condicionamientos, y después de aprender a soltarlos. Es el camino psicológico del ser humano:

  • nacemos libres de mente
  • nos condicionamos
  • Pasamos años soltando ese condicionamiento para ser libres de nuevo.

Cuanto antes lo veamos y decidamos  soltar nuestro condicionamiento,  menos sufriremos. Cuanto mayor es el condicionamiento, la cárcel mental, mayor es el sufrimiento que experimentamos.

 .- ¿Cómo pasamos del miedo a la autenticidad? ¿Es fácil?

A cada momento estamos eligiendo cómo vivir, qué hacer y qué decir. Nuestra vida es una elección constate. Para tomar decisiones o acciones podemos elegir mediante el criterio de la autenticidad o el del miedo. A cada momento tenemos esa elección delante.

Decidir desde el corazón en sí es sencillo. Pero al haber aprendido que el miedo es lo más seguro y que la autenticidad es muy arriesgada y casi utópica, entonces se hace difícil; no porque lo sea, sino porque no nos creemos que sea posible vivir según sentimos.

Como dice el poema, si te digo: “salta y confía en que vas a volar”,  y tú no te lo crees, no hay manera. El hecho de saltar es sencillo, es dar un paso,  pero si no crees en ello, puedes tirarte la vida entera dándole vueltas, sin saltar.

Por eso para cambiar es necesario un cambio de mentalidad, preguntarse una y otra vez, ver, darse cuenta de si la autenticidad, como forma de vida, tiene sentido. Hasta que no haya, en ese sentido, un gran sí adentro nuestro, será difícil hacer cambios duraderos.

Hay que poner la energía en ver si desde mí la autenticidad tiene más o menos sentido que el miedo, y comprobarlo por mí mismo.

.- ¿Nos estamos suicidando sin matarnos?

Descubrí que mi padre, que siempre me trató muy bien,  nunca reconoció mis capacidades, o directamente las hizo de menos. Así que he vivido con un gigante “tú no vales” grabado en mi frente.

Por ello, inconscientemente, me he pasado muchos años  actuando como si no valiese. Eso me creó tanto sufrimiento, que en un determinado momento, con  tantas ganas de crear y hacer cosas por mi mismo como tenía, decidí suicidarme sin matarme: morir a Álvaro el que no vale, con sus: “pero dónde vas a ir tú…” “qué te has creído…crear algo tuyo… por favor despierta de una vez…”

En ese momento me repetía una y otra vez: “soy un ser humano vivo,  he de poder vivir lo que siento, es lo lógico, todo animal en este planeta hace de sí mismo, valgo para hacer algo creativo que nazca de mí,  y lo tengo que llevar cabo”

Al final el problema son cuatro o cinco creencias que uno tiene, creencias absurdas que uno se cree. Entonces hay que dejar morir a esa creencia y en ese momento la parte de uno que estaba identificada con esa creencia también muere. Dejarla morir con cariño, entenderla  pero ya nos seguirla. Aparece una y otro vez, le sonrió, la acojo, incluso la abrazo,  y la dejo ir.

.- ¿Hay algo dentro de cada uno de nosotros que debemos entregar al mundo? ¿Cómo lo sabemos?

Hace muchos años no sabía por dónde tirar, entonces miraba al cielo y decía: “Dios mi dime por donde seguir y yo sigo…” nunca escuché una voz grave respondiendo en mi cabeza.

Después me di cuenta de que no es que uno esté sentado en su casa y de repente descubra su vocación,  y entonces salga a calle y se ponga en acción.

Es que entras en acción y en ese movimiento descubres tu vocación.

La vocación no tiene por qué ser una para todo la vida. De hecho no creo mucho en la idea de haber nacido para algo. Cada uno tiene sus tendencias, pero dentro de eso, podemos hacer cosas diferentes y disfrutarlas.

Así que, desde mi experiencia, hay que ponerse en marcha. ¿Por dónde? Pues, volvemos al mismo punto de siempre: si tomas el camino de vivir algo que has elegido por miedo, sufrirás. La otra opción es elegir desde el corazón.

Creo que para darle al mundo lo que tenemos, no se necesita saber nada especial sobre qué hacer ni cuál es nuestra vocación. Lo que necesitamos es mirar qué hay delante de nosotros, con qué posibilidades contamos, sean grandes o pequeñas, eso da igual. Entonces buscar dentro de estas opciones la que más entusiasmo nos produzca. Aunque sea un poco o casi nada de entusiasmo,  pero ver cuál es la opción de trabajo, de relación de lo que sea que estemos tratando,  que despierte más sentido en lo profundo de nosotros. La decisión con la que me sienta mejor, que me produzca más alegría, llámalo como quieras.

Para mí este proceso se basa en observar cuál la opción que más me conmueve. Si pensar en esa opción me lleva a las lágrimas de alegría, mejor que mejor. Yo tomo muchas decisiones así: si me hace llorar de alegría es que es sin duda es el camino a elegir.

Con seguir este proceso la vida misma nos va llevando a encontrar los espacios  dónde expresarnos. El método sería:

  • No te preocupes de cuál es tu vocación o qué tienes que hacer.
  • Mira a ver, de lo que tienes delante a tu alcance, qué es lo que más te entusiasma, por poco que sea, y síguelo.
  • Sigue haciendo eso de manera consistente.

Esto me ha dado resultado siempre.

 .- ¿Dentro de 5 años, qué te gustaría estar diciéndonos en una nueva entrevista?

Que me siento libre, que da igual un poco cómo hay ocurrido, pero que siento  mi mente clara y en paz.

Quiero poder vivir sin condicionamientos y ser libre mentalmente. Lo demás no me importa cómo se dé. Puedo permitirme vivir con el dinero justo o con ningún reconocimiento de los demás, pero no puedo permitirme no ser feliz, no sentirme libre mentalmente.

Quiero poder contribuir para que los seres humanos dejemos de tener el sufrimiento como manera de vida. Me duele ver el sufrimiento que hay en el mundo y quisiera hacer lo que sea necesario, y esté en mi mano, para aliviarlo. Es lo que intento y es lo que espero que ocurra en 5 años más, que yo sea más libre y que los demás también.

.- ¿En qué etapa de la vida nos encontramos actualmente?

Como humanidad creo que estamos ante un tremendo  cambio, dicen que el cambio actual será superior al que supuso la revolución industrial. Para mí  la crisis actual es producto de nuestra crisis personal, de la lucha interna autenticidad vs miedo. El cambio que viene estriba en que se propague la idea de que vivir tomando decisión desde la autenticidad, el amor y lo que nos hace bien, no es egoísta ni utópico, es lo lógico y normal. Se ha acabado la vida como la entendemos ahora, nuestro modelo social se queda corto, queremos más.

Personalmente estoy en un momento de continuo soltar viejos miedos y de ser más fiel a mi mismo. Siento que he vivido mucho, y me sorprende que todavía me puedan quedar unos cuantos  años por vivir. Ahora  mismo estoy en paz con lo vivido y agradecido por todo.

.-  Si viniera alguien al planeta tierra, en estos momentos, ¿Cómo le darías la bienvenida? ¿Qué le dirías que se puede encontrar?

Le diría que ha llegado al paraíso pero que los que viven en él no se han dado cuenta. Que tuviese paciencia y que nos ayudase a que todos nos diésemos cuenta.

Creo que se quedaría muy sorprendido al ver nuestro maravilloso entorno natural, la belleza de muchas ciudades, la abundancia de recursos energéticos y de alimento. Seguro que se preguntaría ¿pero si lo tiene todo, qué les pasa, porque sufren tanto?

Te digo la verdad, creo que somos héroes. Nos ha tocado vivir con una mente que en muchos casos nos lleva por dónde no queremos. No tiene sentido que yo quiera vivir algo, y sienta miedo de vivirlo. ¡Pero si quiero hacerlo! mi mente me tendría que  acompañar en lugar de ponerme dificultades… Quizá nos falta evolucionar psicológicamente. Por eso somos héroes, cada día enfrentándonos con una mente que no es fácil de llevar.

Si el ser extraterrestre entendiese que vivimos con esa dificultad mental, entendería por qué no vivimos en paz y armonía con los demás y con el planeta. Por qué vivimos en una lucha interior.

Desde aquí un reconocimiento para cada uno de nosotros, héroes psicológicos, que cada intentamos vivir lo mejor que podemos y lidiamos con esos miedos y creencias que en muchas ocasiones pueden con  nosotros. Estomas haciendo  nuestra parte, estamos evolucionando y soltando lo que no nos vale, estamos todos avanzando.

.-  ¿Somos sensibles al dolor ajeno?

Nos cuesta. La insensibilidad  es parte del vivir desde el miedo. Si hay miedo hay insensibilidad. Me aparto de los demás y me escondo en mi guarida con mis seguridades materiales. Es la tendencia a ir a lo nuestro, pero creo que de fondo está el miedo. Si uno no vive desde el miedo, vive desde el amor, conecta con los demás, se sensibiliza a marchas forzadas y se siente protegido por la vida.

Yo he vivido ese camino, de joven era insensible, clasista, estúpido. Con el tiempo he ido viendo a las personas como seres humanos, y no tanto como su dinero,  su marca de ropa, su aspecto fisco, condición sexual, social, etc.

La insensibilidad es un desastre para nosotros, es como ser un mono que no salta o un pájaro que no vuela, la sensibilidad es el núcleo central de la experiencia humana.

Nuestra sociedad basada en el miedo fabrica seres insensibles, ciborgs, hombres máquina. El héroe de la televisión y del cine es alguien que no siente nada. El modelo de triunfo social actual es el del psicópata. Primamos a personajes  violentos e insensibles dispuestos a pasar por encima de quien sea para conseguir sus objetivos de dinero o poder. En lugar de valorar a verdaderos héroes como Vicente Ferrer, como una madre soltera que saca a sus hijos adelante, como la persona discapacitada que se echa adelante y ayuda a otros a vivir, o como gente normal que se hunde y sale adelante…  eso es sensibilidad, eso son verdaderos  héroes,  y  tarde temprano los valoraremos como tal.

.- Una reflexión para los lectores del blog

Después de esta parrafada, gracias por leer la entrevista a todos los que hayáis llegado hasta aquí. Gracias David por tu cariño y cercanía, de eso nos nutrimos.  Te animo a que sigas adelante y saques lo que llevas adentro como estás a haciendo. Mil gracias de nuevo.

 

 

La importancia de conocerse uno mismo.

El pasado sábado, emprendí un nuevo camino en mi vida.

Se inició la andadura del “Principio de un comienzo” en la radio. En radio Moncayo.

Como primera parada, hable sobre la importancia de conocernos a nosotros mismos.

Vivimos en una sociedad , estresante. Vamos de aquí para alla sin parar. Si comemos en 10 minutos en v ez de en 15 mejor. ¿Y cuando llegamos a casa qué? Si podemos poner la televisión hasta la hora de irnos a dormir y que nos apague todos los pensamientos que tenemos, mejor que mejor.

Así nunca llegaremos a conocernos de verdad. Si no paramos y nos hacemos preguntas. No llegaremos a conocernos nunca y nos dejaremos llevar por la corriente.

Además hablé de un libro importante para mí y esencial para estos momentos que vivimos. Reinventarse, del Dr. Mario Alonso Puig.

A través de él, nos enseña como reinventarnos, darnos una segunda oportunidad.

Y para finalizar, meditamos a lo largo de un minuto.

Deseo que disfrutéis y os sirva, este primer programa.

Para cualquier cosa, ya sabéis que estoy a vuestra entera disposición. En facebook, twitter y en el email del blog. Será un placer ayudar en lo que fuera.

Un saludo a todos.

Os dejo el enlace para que podáis oír el programa, deseo que lo disfrutéis como lo hice yo.

http://www.ivoox.com/importancia-conocerte-a-ti-mismo-audios-mp3_rf_1356930_1.html