¿Para qué sirve un corazón sin pasión?

 “Lo que hoy siente tu corazón, mañana lo entenderá tu cabeza”

No hace falta un estudio de varios años. No hace falta un presupuesto de 7 cifras. Sólo hace falta mirar a los ojos de la gente, para darnos cuenta de una cosa.

 Somos corazones sin pasiones.

 En vez de ser protagonistas de la vida, dejamos que la misma nos suceda.

 No hacemos nada, no vaya a ser que nos critiquen. No decimos nada, no vaya a ser que podamos meter la pata  y nos quiten del grupo de Whatsapp. No hacemos, no sentimos, no padecemos, porque no queremos que la gente se moleste, porque no queremos perder los beneficios que tenemos hasta ahora.

 Cuando quedamos con alguien o en el café de la empresa, no nos miramos a los ojos y hablamos, sino que criticamos a los ausentes. Cuando algo va no acorde a las expectativas que teníamos , siempre le echamos la culpa a los demás. Tiene más culpa el vecino del 2º sobre lo mal que va nuestra vida, que nosotros mismos.

 Y si a ello le añadimos, que nos lideran desde el miedo, ya tenemos todo el cocktel ideal para que la pasión en nuestro corazón no se asiente por nunca jamás.

 Nos dicen que hay que tener miedo a salir de lo establecido. Nos infunden miedo porque si no hacemos lo que nos dicen, nos echaran a la calle, enseñándonos la cola de gente que hay esperando a nuestro puesto de trabajo.

 Más y más miedo, que impide que la pasión, que la vida, la podamos disfrutar.

 De vez en cuando hacemos algún cambio en la vida. Pero ¿Por qué no surten efecto en nuestra vida?

Porque no están acordes con nuestros valores.

Si , los valores son aquellas cosas que son como alarmas, que cuando haces algo que van en contra de ellas, sonará con fuerzas para que te des cuenta que no es el camino que has elegido el correcto en función a ellos.

Los valores son los bastones para una vida coherente. Y si los fallas, no esperes conseguir resultados coherentes con ellos.

 Por eso, nunca diremos al acabar una actividad que nos hemos sentido realizados, sino no están de acuerdo con nuestros valores. ¿O te ha pasado? ¡¡No lo creo!!.

 Sentirte realizado en algo o con alguien, es que está acorde con tu valores, con tu propósito, con tu forma de ser,…como quieras llamarlo…Mientras no sea así, lo único que estarás haciendo es perder el tiempo queriendo ser alguien, que nunca llegarás a ser. Bueno si, una copia barata de lo que podrías ser de verdad.

 Y llega el momento en el que tenemos una idea. Nos ilusiona, nos hace soñar en grande. Estudiamos mucho al respecto, leemos todo lo que podamos leer sobre la misma. Pero a la hora de dar el paso adelante, hablamos mucho de la idea que tenemos, pero nos excusamos en que en este momento las condiciones no son favorables para dar un paso adelante.

 Soñamos con impactar a los demás. Pero sin ACCIÓN nunca habrá impacto.

 Es hora de hablar menos y actuar más.

 Planifica todo lo que quieras, pero te aseguro que nunca saldrán las cosas como lo hayas planificado. ¿Es duro? SI. ¿Es una putada creerte que lo tienes todo bajo control y no es así? Desde luego.. Así que deja la rigidez de la planificación a un lado, y da el paso adelante.

 Es TU reto, cuando realmente sientes miedo. Porque si no habrías cogido el método de cualquier gurú que te recomienda y lo hubieras seguido a rajatabla. ¿O no haces eso para crear tu Marca Personal?

 Cuando realmente es algo diferente, no sigues lo pre-establecido, sigues a tu corazón. Eso que tenías olvidado y que te hace sentir la sangre por tus venas.

 Hasta la fecha, seguir un método era seguir con una cuerda de seguridad caminar por la vida. Y eso no es vivir, es sobrevivir. Si no hay riesgo, no hay vida. Y sin vida, no habrá resultados diferentes a la mayoría .

 Te llamarán loco por no seguir la cuerda. Cuerda que te lleva a los mismos resultados que las 200 personas que lo sigues. ¿Pero quiénes son los locos? ¿Ellos o tú?

 Ellos están estresados porque realmente están haciendo algo que nos les apasiona. Tú eres un loco que te das la oportunidad, de realizar algo que SI te apasiona.

 Tranquilo, en el fondo es envidia. Sigue descubriendo tu cuerda.

 A parte de loco te dirán que no estás haciendo lo correcto. ¿Y qué es lo correcto? ¿Lo que hace la mayoría?

 Lo correcto es lo que está en consonancia con tus valores, no con lo que hacen los demás.

 Pero espera un momento, no te aceleres que ya estoy viendo que quieres correr y comerte el mundo a bocados. Quería decirte una cosa:

 SÓLO NO VAS A PODER.

Sólo no vas a conseguir eso. Sólo te vas a caer y a la 1º de cambio, vas a querer dar marcha atrás. Sólo nunca llegarás tan lejos como si lo hicieras en equipo.

 Por mucho que tu idea sea genial. Para pasar de una vida “bien” a una vida de “excelencia” y realización, necesitas de los demás.

 Porque cuando estás rodeado de gente, que te apoya, cree en ti y en tu proyecto, te alientan a romper limites, a conocer el coraje que tenías olvidado. Te recuerdan porque estás haciendo lo que estás haciendo, porque has roto esa relación con el “sofá” y estás luchando por tus sueños….

 Tú sólo no puedes.

 Porque cuando caigas, y demuestres tu fragilidad, hay dos opciones. La gente que no cree en lo que haces, y pasará de ti, diciéndote “Olvídate ya de una vez”. O la gente que cree en ti, en tu propósito y te dirá “Dime qué te pasa, que voy a ayudarte”.

 Tú sólo no puedes. Tú decides.

 Por qué habrá dificultades, ¿Lo sabes?. Esos momentos críticos que sufras, son los pasos que tienes que dar a corto plazo para llegar a la cima a largo plazo que quieres alcanzar. Te gusten o no.

 Pero no es el éxito lo que quieres alcanzar por y para ti. Eso es una mentira que nos cuentan las películas americanas. Eso no es el éxito.

 Porqué si no vives para servir, no sirves para vivir. Ése es el verdadero éxito, el darse a los demás. No a uno mismo. Ya sabes que así, el placer será a corto plazo, no a largo.

 Empezaras, te encontrarás dificultades como te he comentado. Gente que te apoyará durante tramos del camino, otras durante todo el recorrido del mismo.

 Y quizá llegues a algo parecido a lo que habías soñado, tu Dorado, tu éxito. Felicidades.

 Pero el camino no ha terminado. Porque no acaba una vez superada la meta. ¿Y ahora qué hacemos con lo que hemos conseguido?

 ¿Dormirnos? ¿Manipular a la gente a través del cartel que dice nuestro despacho? ¿O seguir desarrollándonos, sintiéndonos satisfechos  y realizados a través de la relación propósito y valores?

 Llegada a la cima, esto no termina. Esto no ha hecho más que empezar.

 Porque habrás inspirado a mucha gente a ser ellos mismos. A salirse de lo establecido. Les habrás inspirado confianza a través de tu pasión, de escuchar a tu corazón. Pero si eres como lo demás, te convertirás en un jefe que ORDENA a los demás a hacer un trabajo. Pero si eres un LIDER, serás una persona que confía en los demás hagan su trabajo, que saquen a relucir sus talentos.

 Que sepan que cuando están realizando su trabajo, no van a recibir críticas, sino consejos para que lo hagan mejor.

 No se trata de lo que tú has conseguido, sino que has realizado, sentido y vivido por el camino. No se trata de un título, sino de la única forma de vivir, que es viviendo.

 Es ser la persona que te hubiera gustado a ti tener durante tu formación, que te inspirase a ser como tú eres, a ser curioso, Eso es liderar tu vida. Porque si no es así, es simplemente manipulación, copia barata y absurda de la moda de esos momentos.

 Como bien dice el libro de Simón Sinek “Juntos es mejor”, a la mente la podemos convencer. Y lo hacemos habitualmente. Pero a quien tenemos que conquistar es a nuestro corazón. Y eso muy pocos lo hacen.

 Conquista tu corazón y vivirás en pasión todos los días de tu vida.

Anuncios

¡¡Aparentar tiene más letras que ser!!

“Aparentar tiene más letras que ser”.

Creo que todo se nos está yendo de las manos.

Buscamos libros, formaciones y conferencias, que nos enseñen a cómo conseguir ser Influencer, tener millones de seguidores en Facebook y que las empresas nos llamen para promocionar sus productos… Es lo que queremos y todo por favor, DESDE EL SOFÁ.

Queremos todo eso sin el mayor esfuerzo posible.

Recientemente me hacían una pregunta en relación al lanzamiento de mi nuevo libro, “Mofeta Branding”: David, ¿Con leerme este libro, ya podré tener una Marca de éxito como la gente que hablas?”.

Le conteste que NO. Y si, su cara de asombro, fue como la que te puedes imaginar.

Un libro es una herramienta que te puede ayudar a conseguirlo, pero sin tu voluntad, sin tus ganas de ser mejor, sin tu esfuerzo…Sin la curiosidad de descubrir otros caminos, y dar un paso hacia adelante, seguirás siendo uno más.,..

Te habrás leído un libro más, pero los resultados seguirán estando ahí, bajo mínimos.

Creemos que con títulos como “Como ser influencer en 8 Pasos…” o “Una marca personal en 3 pasos..” ya podremos ser desde el sillón de nuestra casa, como Dulceida, Paula Echevarría o Josef Ajram.

Queremos tener una marca que todo el mundo recuerde, que cuando piensen en alguien, al instante piensen en nosotros, que nuestras fotos se conviertan en virales y que ganemos dinero sin parar, sin una gota de sudor.

¿Aún seguimos creyendo que puede ser posible siendo otros y no, nosotros mismos?

Durante la creación de “Mofeta Branding”, estudie más de 400 artículos, que contenían en sus titulares palabras como “pasos”, “método para…” o “Herramientas imprescindibles para…”

Se dicen que son términos que se utilizan para llamar la atención de los lectores. Que nos dicen los “trucos” que otros han utilizado para conseguir lo que nosotros queremos.

Pero yo me pregunto:

¿Sabemos lo que queremos nosotros de verdad o queremos parecernos a otro, porque nos da miedo ser nosotros mismos y por eso nos encantan esos títulos?

Queremos ser los mejores, no tener problemas para llegar a final de mes, que nos reconozcan en nuestro ámbito profesional, tener la cuenta de Twitter nº1 en nuestro campo…en definitiva, tener una marca intachable, pulcra y de éxito.

Y si consiguiéndolo, ya nos comparan con el nuevo Risto Mejide, Ferrán Adría  o con los nuevos Alfred y Mireia, creemos que habremos conseguido lo que todo el mundo quiere, que nuestra marca sea la influencia del momento.

Y yo me pregunto de nuevo:

¿Quieres te reconozcan por parecerte a… o quieres te reconozcan por ti mismo?

¿Qué todos nos inspiramos en algo o alguien? DESDE LUEGO QUE SI.

Pero yo no quiero ser el nuevo Tony Robbins, Mario Alonso Puig o Fernando Alonso (aunque por mi cabeza podría),…YO SIEMPRE HE QUERIDO Y QUIERO SER YO MISMO.

Y eso parece que se mira muy mal en esta sociedad. Para triunfar parece que tenemos que ser como “x”, sino no llegaremos a nada.

Lo único que estamos consiguiendo es limitar el avance y transformación de la sociedad, pero lo peor de todo, TU TALENTO AHOGARLO EN MIEDOS, VERGUENZAS Y BLOQUEOS.

Se nos llena la boca leyendo artículos como “Sal con un valiente”, que transcribe Pablo Arribas. Pero a la hora de crear nuestra marca, lo único que hacemos es “copiar” a los demás y tildar de locos, los que son VALIENTES DE VERDAD.

Preferimos seguir el camino de rastro dejado por otros, que creemos que nos será más rápido llegar a esa “cima” que él nos promete, que no coger el camino más inhóspito, sino el camino que sentimos nosotros que tenemos que tomar.

Costará más o menos, tendrá más o menos obstáculos, pero es tu Marca, es tu esencia, es tu aroma, ERES TÚ.

Me encanta siempre “revolver” el ambiente allá donde voy, y últimamente es muy fácil. Cuando te pregunta la gente como construir una marca, como conseguir que no te llamen por tu nombre de pila, sino por tu marca (próximamente hablaremos de eso), todo el mundo te está preguntando el CÓMO conseguirlo y QUÉ hacer para conseguirlo… Pero nadie me preguntaba  POR QUÉ crear y tener una marca y qué proporcionaba.

 Todos aquellos defensores a ultranza del “PARA QUÉ”, ahí tienen su respuesta…La gente hace las cosas PARA  ser una referencia y todos los beneficios exteriores que se suponen, no para ser ellos mismos y vivir en coherencia el resto de sus vidas. Es lo que me ha reafirmado el estudio para mis dos libros.

Queremos marcas que nos pongan los pelos de punta, que nos sintamos orgullosos de pertenecer a ellos, que sean diferentes y nos sintamos identificados con ellas, porque nosotros también lo somos y así lo sentimos, que no somos como los demás.

Pues si eso es lo que tú deseas, empieza por mostrarlo tú. Nos repiten por activa y pasiva, que seamos nosotros el cambio que queremos ver en el mundo. Pues empieza por ser lo que sabes que eres, y no quieras ser como tal o cual persona, porque como tú, solamente hay una persona, y eso hace que seas único e irrepetible.

El Branding como la vida, no va de ser fotocopias de tal o cual gurú. No se trata de ser como el líder de la pandilla, en gestos y en la forma de fumar.

Se trata de vivirla como es uno, de mostrar tus convicciones sin ningún miedo. Eso es vivir, mientras tanto, solamente estarás SOBREVIVIENDO.

El VERDADERO BRANDING es para aquellas personas y empresas que viven la vida sin tapujos, sin tabúes, ni comparaciones.

Deja de seguir el rastro de los demás, y empieza a crear tu propio camino. Recuerda que siempre, es el perro más pequeño el que más ladra, no el más grande.

¿Te atreves? ¿O aún sigues creyendo que haciéndolo como lo hacen los demás, lo conseguirás?

Podéis adquirir “Mofeta Branding. Como son las marcas que transforman el mundo” a través de este enlace.

¡¡Hasta el infinito y más allá..!!

Nunca miro atrás, querida. Me distrae el presente” decía Edna Moda en los Increíbles.

Liderar proyectos en los que sabemos que va a pasar, qué puede ocurrir o los resultados que podemos conseguir, no es liderar, es ver la vida pasar.

Liderar es zambullirte de verdad en los proyectos que la vida te ofrece. Proyectos en los que no sabes nada, pero está encima de tu mesa. Que el culo se pone prieto porque sientes que los resultados positivos pueden ser muy importantes, pero también como las posibles “perdidas”.

Y por mucho que leas muchos libros sobre liderazgo, te aseguro que no sabrás que es liderar hasta lo que vivas tú mismo.

Durante estos meses, estoy en pleno lanzamiento de mi 2 libro. Un libro totalmente diferente al anterior, y del que próximamente os hablaré. Así como la internacionalización de mi empresa, Chocolate Rojo.

Proyectos que me hacen tener vértigo pero sobre todo saber que es en el cielo donde hay que fijarse, aunque desde fuera, piensen que es una locura. Porque es ahí donde están los aprendizajes y los resultados que todos soñamos.

Durante este camino, mis cuadernos me han acompañado, además de un libro que os recomiendo que leáis si os encontráis en un momento del idear un imposible en vuestra vida. Se llama “De Pixar al Cielo”.

Gracias a estos imposibles, estoy aprendiendo:

.- Si la vida te lo pone delante…ES POR ALGO

Nos levantamos y lo que iba a ser un día más, nos pone delante un reto que nos ilusiona y da miedo por partes iguales. Nos motiva, nos saca una sonrisa pensando que podría ocurrirnos si lo consiguiéramos. Pero al instante viene nuestro cerebro para decirnos “Déjate de tonterías, tú no puedes, es imposible, tendrás que hacer muchas cosas…Déjate de locuras…”

Si te han ofrecido ese puesto, ese reto, es porque es para ti… Y déjate de tonterías. Lánzate

.- Prueba

Cuando no me gustaba algo, siempre me decía mi madre: “¿Pero lo has probado?”. Siempre decía que no, que ya solamente ver ese color verde a las espinacas, no auguraban que me gustase. Pues aquí pasa lo mismo. Si te quieren para ese proyecto, si ese sueño está en tu vida de forma reiterativa, PRUEBAAAAAA.

¿O es que quieres quedarte con las ganas de saber qué hubiera pasado?

.- Ante la toma de una decisión, escucha también a tu intuición

Vivimos en un mundo racional. Tomamos decisiones en función de datos, estadísticas, previsiones, dossier,… queremos tener en nuestra posesión todas la herramientas que nos ayuden en momentos de incertidumbre. ¿Pero si esas herramientas te están diciendo una previsión que luego no se cumple? ¿Y si tu intuición te dice que te lances, aunque los demás no lo vean?

Muchas personas de las que he entrevistado y estudiado, me dicen lo mismo: “Veo los datos a la hora de tomar los datos, pero luego escucho a mi intuición”.

.- ¿Quién dice que es una locura?

Oirás a mucha gente diciéndote: “Es una locura”. Tu propio ego te estará taladrando el cerebro diciéndote lo mismo. ¿Pero que es una locura?

¿Es una locura por qué nadie lo ha hecho? ¿O ellos no lo han hecho? ¿Es una locura porqué a lo mejor destacas cuando ellos no lo están haciendo? ¿Es una locura porque saltaras lo establecido como rutina?

¿Es una locura para ellos o es una coherencia para ti?

.- Para crear, tienes que conocer la situación en la que te encuentras

Igual que no sabes si te gustara o no una cosa si no la pruebas, no podrás empezar a liderar ese imposible, hasta que no sepas donde te encuentras.

Es duro a veces ver la situación en la que te encuentras. Con las herramientas, personal que está a tu disposición. Te gustaría tener más, poder hacer más, tener más presupuesto… Pero todo lo que necesitas para empezar ahí está…Ya será por el camino las cosas que se vayan uniendo al camino o yéndose…Pero antes de empezar, para, haz una lista de lo que tienes, conócelo y adelante.

.- Suéltate el pelo.

Como dice Hombres G: “Suéltate el pelo y sino…” Yo aquí acabaría la frase, añadiendo “y si no ves preparando la tarjeta  de la mediocridad”. Ya sé que no rima, pero…

Y es lo que pienso. Cuando nos enfrentamos a algo que nos hace salirnos de lo establecido, de la rutina en la que hemos estado viviendo, o nos soltamos el pelo o mejor que nos quedemos como estamos.

Aceptemos las ideas de la gente que ya está ahí, oigamos nuestra intuición, probemos cosas, pidamos ayuda a gente que jamás pensamos que nos podrán ayudar, sigamos nuestra pasión

.- Confía

Es difícil, lo sé. Pero cuando estés caminando, confía. No quieras saberlo todo, no quieras los resultados para antes de ayer. Si sabes que lo que estás haciendo, es coherente. Todo llegara, lo que tenga que llegar. Pero sin confianza, tendrás delante de ti la mejor oportunidad de tu vida, y le dirás NO, por tu falta de confianza. Todo lo bueno, sale de lo desconocido. Y sin confianza nunca llegarás a ello.

.- Rodéate de gente que te haga mejor.

Como decía en artículos anteriores, no sólo tienes que rodearte de gente mejor que tú, sino también de gente, que por su ilusión, pasión, y aún a falta de títulos, sientas, que te pueden dar ese plus que sientes que te falta a ti o a tu proyecto.

Y no tengas miedo que te puedan superar, esos son los verdaderos líderes. Eso significa que estarás haciendo bien tu trabajo.

.- Tu marca, tu obsesión, tu propósito.

Se un obseso de tu marca. Que toda acción que tomes, te recuerde si esta en concordancia con tu propósito, con tu sueño.

En estos momentos, estas enfocado en hacer realidad o lo que te han propuesto, o lo que sabes que quieres hacer. Y de ahí no te puedes salir. El propósito es lo importante. Lo que tu marca desprenda y quieras que desprenda, no puedes violarlo.

Es el legado que quieres dejar. ES LO QUE QUIERES CONSEGUIR. Y en ello tienes que enfocarte. Y si los demás creen que no podrás, ellos se lo pierden el poder disfrutar de los resultados que sabes que vas a conseguir.

.- No estires el chicle, mejor decir adiós en la cumbre

Habrá veces que será mejor decir adiós, antes que la leche sea estrepitosa. Tanto cuando sabes que es el momento de empezar, como el momento de salirte, tu intuición te lo dirá. No quieras exprimir la gallina de los huevos de oro, por favor. Porque si no, en vez de irte y dejar a tus clientes y seguidores con un buen sabor de boca, más bien caerás en la desdicha.

He liderado muchas cosas que pensaba que eran imposibles, unas han salido con buen resultado y otras de forma estrepitosa, pero si me aceptas de forma humilde un consejo, te diría si te encuentras en una situación así o te encontrarás:

La satisfacción de haber lanzado, pase lo que pase, es el mejor máster que una persona puede una persona realizar. Las experiencias, aprendizajes, momentos e ideas, nunca las tendrás si te dices NO a ti mismo.

Como decía el chef de Ratatouille, “Tu único límite es tu alma”. Así que ya sabes.

Podéis adquirir “Liderazgo Canalla. Libera tu lado más rebelde” a través de este enlace.

Career Coaching: Negociación

La mejor victoria es aquella en la que ganan todos” decía Salomón

¿Cómo vamos de tu rabia?

Me imagino que ya la tendrás a unos niveles más altos que Pau Gasol.

¿Qué hacemos ahora?, estarás queriéndome preguntar. Pues tengo que decir te, que en esta situación, no vas a ser tú, el dueño de la misma.

Tranquilo, va a ser alguien que conoces. Y no voy a solucionarte yo los problemas, sino quien va a liderar todo este proceso va a ser tu cerebro.

Si eso que tienes, que cubre una cosa que llaman cabeza y que tienes entre los hombros. Pues eso, tu cerebro.

En esta fase, nos vas a parar de preguntarte:

¿Y si a lo mejor ha sido una broma? ¿Y si me bajo el sueldo a lo mejor pueden cambiar de idea? ¿Y si ofrezco una serie de ideas para que no me despidan a mí? A lo mejor a otros pueden despedir, pero a mí, no, que yo he dado mucho por la empresa…Yo no me lo merezco..

Es la fase que yo la llamo…” Y si…”

Nuestro cerebro es como aquel amigo, que se cree gracioso pero en el fondo, tiene la gracia en el culo.

Ya que ve que no podemos dominar la situación, empieza a jugar con nosotros.

Nos hace creer que podemos volver atrás. Y eso es IMPOSIBLE.

Que podemos retroceder en el tiempo. Que si lo intentamos, esto habrá sido la peor pesadilla que habremos pasado, pero las cosas volverán a su estado anterior.

Es como alguien se va de nuestra vida.

Gritamos la vida, pidiéndole que se nos lleve a nosotros, o que no aparezca el “mamarracho” que se ha ido con la chica que nos gustaba.

Como si la vida, tuviera un buzón de reclamaciones y si le “caemos bien”, nos devolverá a la situación en la que estábamos antes.

¡¡Pues me parece que no!!

Así no son las cosas.

También tiene el cerebro otra forma de jugar con nosotros. Haciéndonos creer, que todo ha sido un sueño, y que sigamos como antes.

Como no estamos aceptando lo que nos ha pasado, como “placebo” preferimos que nuestro cerebro, nos haga creer que estamos en otra realidad, y que ha sido todo mentira.

Cuando las cosas no surgen como a nosotros nos gustaría, NUNCA LAS ACEPTAMOS.

Dejemos a un lado la espiritualidad, que nos diría que tendremos que vivir las emociones a pleno pulmón y a través de dicho camino, descubriríamos el por qué de la situación.

Lo que pasa, que cuando nos “tocan las narices” o nos mueven un poco la silla donde estábamos, pues nos cabreamos. Tenemos miedo, no sabemos qué será de nosotros. Y como no estamos acostumbrados a ser dueños de nuestra vida, a coger las riendas de la misma y si el camino se ha torcido, es mejor un placebo, que cambiar de rumbo.

No queremos ver cada situación como una experiencia, porque lo vemos siempre como un fracaso. Y es lo que nos hacen creer.

Si te pasa algo malo en la vida, es un fracaso…y lo demás son tonterías”. Y en una sociedad, como la latina, que el “no éxito” es considerado más apestoso, que el sarampión, hacemos lo posible para no sufrirlo ni ser tildado de fracaso.

¿T e han despedido? ¿Has vivido un ERE y ya no estás viviendo desde la última planta del rascacielos donde estaban tus oficinas? ¿Te sientes vacío porque ya no puedes llamar a tu secretaria?

TÚ NO ERES TUS CIRCUNSTANCIAS. TÚ ERES MÁS QUE TENER SECRETARIA O UN NÚMERO DEL ERE.

Basta ya de: Y SI…

Por mucho que lo intentes, por mucho que quieras, por mucha negociación que quieras entablar, con tu jefe, con la consultora o con TRUMP, esto es lo que hay…NO TIENES TRABAJO.

Siento ser un poco bastante cabrón…pero o empiezas a aceptarlo, o la leche será aún más fuerte.

No hay ninguna negociación posible. Bueno si, cómo te ingresan el dinero o donde dejan tus pertenencias.

Cuanto antes empieces a aceptar la situación, antes empezaras a tomar las riendas de la situación y más pronto podrás ver, el camino que sientes que TÚ tienes que tomar.

Recuerda:

.- No hay negociación, si uno no quiere.

.- Cuando antes empieces a aceptarlo, antes llegará todo lo nuevo a tu vida.

.- ¿No estabas buscando el momento perfecto para dar un giro a tu carrera? ¿A qué esperas?

Te conozco, que hasta que no toques el fondo, no vas a renacer como el Ave Fénix, así que te voy a acompañar hasta el mismo fondo de tu volcán.

¿Seguimos?

Podéis adquirir “Liderazgo Canalla. Libera tu lado más rebelde” a través de este enlace.

 

¡¡Vivimos pendientes de un Ranking!!

Un ranking te descubre qué nivel de ego tienes” David Asensio

Por favor, Respóndeme a esta pregunta:

¿Crees que tu Marca, necesita imperiosamente salir en un ranking? ¿O el mejor ranking es el que dicten tus clientes?

Yo creo que NO. Pero según lo que voy viendo en redes sociales, parece que si no sales en un Ranking no eres nadie en la vida, ni ya hablamos en el 2.0.

Llegan las Navidades, y nos encontramos cientos de ranking.

Los mejores artículos del año, los profesionales a tener en cuenta para el año 2018, los mejores blog para aprender sobre Branding, los nominados a los premios de mejor blog del año en el campo de…”

Lo único que hacen es destapar el frasco de las esencias “reales” de las personas.

Sé que muchos de las personas que se creerán identificadas en este articulo, (y si, vosotros me inspiráis, gracias), pensaran que estoy resentido porque no salgo en ninguno o no he sido nominado en alguno.

¡¡ESTAIS E QUIVOCADOS!!.

Siempre tengo la filosofía Bisbal. ¿Cuál es?

Prefiero quedarme segundo, trabajar apartado de los focos y conseguir como una hormiguita mis sueños, que no depender de lo que digan los demás de mí, para creerme alguien o sentir que todo esfuerzo está valiendo la pena.

Siempre digo que estoy en contra de la famosa frase de Jeff Bezos, que tiene sobre el Branding. Dice algo así como:” Tu marca es lo que otras personas dicen de ti cuando tú no estás en la habitación”.

Y con esto de los premios, lo llevamos al extremo.

Si no salimos entre los nominados, la liamos parda. Hasta en alguna situación mostramos actitudes “políticamente incorrectas” de un auto considerado “gurú”. Otras se llaman a las personas que ha realizado el listado, para comentarle de una forma “no educada” porque no salía en dicho listado. Y no son situaciones surrealistas, sino que están sucediendo a día de hoy.

El Branding, aquello que promulga el dar valor, el que seamos todos únicos, en el que para que te cojan en un puesto de trabajo tienes que hacer un book de fotos que ni las modelos de la pasarela de Milán, donde se promulga que hay que crear lideres, humildad y en el fondo esperamos que nadie nos lidere en la lista en la que anhelamos entrar.

¿Dónde se queda lo que promulgamos a los demás?

Todo queda en “aguas de borrajas” porque tenemos que ser considerados como el mejor blog, el mejor conferenciante o estar dentro de la terna de los mejores artículos del mes.

Depender de los resultados de un ranking es:

.- Depender de la opinión SUBJETIVA de una empres a o de una estadística, es no creer en lo que estás haciendo.

Creer que estar en una lista, es sentir que tu trabajo es reconocido, es expresar que todo lo que hacías, es por y para aparentar. Tienes que tener tu propio reconocimiento. El mayor éxito que una persona puede sentir, es irse a dormir sabiendo que ha hecho todo y más durante el día por y para su sueño. Lo conseguirá o no, pero sabe que ha dado todo por su propósito.

.- Querer ser un producto de masas y no especializarse, como se proclama.

Estar en una lista, es apostar por seguir las normas de la sociedad. Y que yo sepa el Branding, la disrupción, la autoestima,…no es lo que proclama. Una lista, nos está etiquetando, nos está diciendo que somos mejores o peores que otras personas. Las usamos para que vean que somos “alguien” ante los demás.

Conozco gente que nunca ha salido ni saldrá en una lista, ranking ni cosas parecidas. Que tienen sus clientes, su movimiento y que facturan mucho más de lo que muchos de nosotros nos podríamos imaginar.

Desmárcate de lo que digan los demás y sigue lo que dicta tu corazón. Te dará más resultados, te lo aseguro.

.- Es demostrar que solo das por aparentar y no por ser.

Sé que mucha gente pensara, que salir en un listado es la consecuencia al trabajo y esfuerzo realizado. La consecuencia del esfuerzo que hagas, tiene que ser irte a dormir feliz y si además sabes que has ayudado a una persona, ya te aseguro que se te caerá la baba en el almohadón. Cuando das a los demás, sin esperar nada a cambio, sin ningún propósito, te aseguro que conseguirás éxitos muchos mayores que los que la gente pelea por salir en una lista de esas.

El verdadero avance no se promulga, el verdadero avance no está

Y además podremos tener muchos amigos gracias a la salida en listas, pero una pregunta ¿Cuántos amigos tienes a tu alrededor que no les importa donde salgas y si quien eres?

.- Demuestra lo que es “bueno”, en un momento. ¿Pero alguien conoce una lista de lo que no nos gusta?

Sé que existe la lista de los Razzie, películas más “infumables” de Hollywood. Pero hace días preguntaba a un conocido de este mundo: ¿Tú serías capaz de hacer un listado de libros que no te han gustado durante el año?

Me contestaba que no. Que se liaría parda, que le dejarían seguir muchas de esas personas que le siguen pero que sus libros “son infumables” pero que no se ha atrevido a decirlo..

En un mundo donde se suicidan por perder una estrella Michelin o un comentario fuera de tono en redes sociales. Me pregunto: ¿Las marcas las creamos por ego o por qué realmente sentimos lo que hacemos y nos da igual lo que piensen los demás?

Por lo visto las marcas, son como las personas, adictas a “resultados inmediatos”, locas por aparentar y con ganas de refrotar a todo el mundo que somos consideramos como la marca, empresa más innovadora del año…

A través del estudio de empresas, para mi siguiente libro que saldrá el próximo febrero, he podido aprender de ellas:

.- El verdadero éxito es ayudar en la vida de los demás, a través de tus acciones y pensamientos. No a través lo que diga una revista o una clasificación.

.- Sólo tú, debes darte el premio del mejor en tu campo. Y se consigue siendo mejor que el día anterior, que el año anterior.

.- Es el verdadero valor el que marca un antes y después. El que sale de ti, el que das a los demás sin ninguna expectativa, el que te sale de tus entrañas, el que produce un verdadero cambio y demuestra que eres “diferente” a lo habitual. No el que lo hace por una estrategia, ni gracias a técnicas de SEO o marketing digital.

.- Si te “quema” no haber salido en un ranking, seguro que tu futuro no es muy halagüeño. Además de no estar realizando tu por qué en la vida.

.- Que sean los demás los que hablen de ti, no uno mismo el que sólo sepa hablar de sus “triunfos”. La gente no es tonta y acabaran cansándose de ti, por plasta.

Nunca olvides que no eres lo que digan los demás de ti y si lo que te esfuerzas por ser mejor que ayer y por dar más a tus clientes…

Podéis adquirir “Liderazgo Canalla. Libera tu lado más rebelde” a través de este enlace.

 

 

Cipri Quintas :” Es muy grande no tener razón”

Hoy dentro de la sección “Conversaciones con…” para mi es un placer presentar a Cipri Quintas

Creo que no conseguimos los resultados que anhelamos, porque entre otras cosas, prostituimos el verdadero significado de palabras y herramientas que utilizamos para dicha revolución.

Y el Networking es una de ellas.

¿Qué piensas si te dijera que el verdadero networking es ayudar a conectar y a mejorar el posicionamiento de las personas en la vida? ¿A qué es un significado diferente a ése de ir repartiendo tarjetas a diestro y siniestros sin saber el nombre de la persona a quien se la das, ni su puesto de trabajo?

¿Crees que es posible tener una agenda con más de 6400 contactos y cada uno de ellos, te quiera igual o más que el anterior? Cripri Quintas, a través de “El libro del Networking” nos explica en cada una de sus hojas, una experiencia de cómo ayudar y hacer grande a la gente.

GRACIAS Cipri por recordarnos que con cariño, amor y respeto, seremos buenas personas pero ya si intentamos conectar de corazón con los demás, el éxito está asegurado. Veamos antes a las personas que a los profesionales y sobre cuidémoslas, no a través de tarjetas de navidad, sino de abrazos y cafés que son lo que reconfortan de verdad. Y no vayamos nunca a sacar beneficio del otro perdiéndonos la esencia del ser.

El Networking no es sólo para el trabajo, sino también para la vida.

Puedes conocer más el trabajo de Cipri  a través de Twitter, Instagram y Linkedin

Sabes que tu vida puede ser diferente y aun así no haces nada para conseguirlo? ¿Te da miedo romper los límites que tienes en tu mente? ¿Quieres poner patas arriba tu vida y conocer eso que llaman felicidad? ¿Quieres que tu empresa alcance esas cimas que siempre has soñado? ¿Crees que el ambiente de tu empresa tendría que mejorar? ¿Sabes que el antídoto a todos los problemas es el NO escuchar tu corazón? Puedes contactar conmigo a través de Twitter, en Facebook

.- ¿Quién es Cipri Quintas?

Una persona que no deja volar su imaginación, hace que vuele su cuerpo, y que piensa que el mundo solo está compuesto de personas, no de gente.

.- ¿Cuál es tu definición de Networking? ¿Qué significado crees que tiene de Networking quien va un evento con más de 100 tarjetas a repartir?

Repartir tarjetas no es conectar con las personas, es como los folletos que se ponen en los parabrisas de los coches o los que encuentras en el buzón: tienes una posibilidad muy baja de importarle a alguien. Solo sirve para que tú te quedes a gusto, al pensar que has trabajado; te engañas tu solo. Para mí el verdadero networking es el que se practica desde el corazón, te interesas por la persona, miras con quién le puedes conectar, cómo le puedes ayudar, cómo hacerle grande y qué le puedes aportar. Esa es la manera de llamar la atención y de que tú a él también le importes.

– ¿Quién es un Seo de personas? ¿Qué legado te gustaría estar dejando en los demás?

Un SEO de personas es alguien que posiciona a los demás, que los sienta en la mesa adecuada para que pasen cosas, que constantemente hace “anuncios” de las buenas personas aunque no estén delante. Es llevar el término tecnológico a la vida real. Me preguntas qué legado me gustaría dejar en los demás, lo único que quiero es que piensen que intento ser buena persona.

.- Dar sin esperar nada a cambio…En un mundo donde esperamos los beneficios para antes de ayer y en el que espera, se desespera… ¿Qué les dirías a las personas que piensan así?

No solo están profundamente equivocados sino que van a vivir en una insatisfacción constante, van a dedicar gran parte de su memoria a ver lo que les deben en lugar de molestarse en A VER qué pueden hacer por los demás. Me alegró leer tu post sobre networking porque vi que habías captado perfectamente una de las principales ideas que comparto en El libro del networking. (Ver aquí)

– ¿Cuál es tu palabra favorita? ¿Y tu concepto de felicidad?

Tengo dos palabras favoritas: gracias y abrazar. Precisamente los abrazos, los abrazos sinceros, son lo que me llenan de felicidad porque me cargan de buena energía.

.- ¿Qué es lo que te han llegado a decir unos ojos sin decir una palabra?

Gracias y lo siento. Los ojos dicen mucho más que un libro entero, el problema es que no los miramos. En mi libro invito a mirar a las personas a los ojos, incluso cuento un truco para los que dicen no saber cómo hacerlo.

.- ¿Por qué tenemos miedo a mostrarnos con nuestras debilidades y lo hacemos a través de nuestro escudo llamado ego?

Simplemente porque tenemos miedo, nada más. Le damos mucha importancia a nuestros miedos… también al ego. Siempre digo que el ego es como un globo, que te eleva, y piensas que como miran hacia arriba te admiran y te respeta, pero en el fondo lo que están pensando es que eres inalcanzable o que no vale la pena acercarse a ti.

.- ¿Qué les dirías a los lideres y personas “cotorras” y que no conocen el silencio?

Que se descansa mucho escuchando, y que es muy grande no tener razón.

.- ¿Tenemos el poder de hacer que las cosas ocurran? ¿Cómo?

Poniéndote a ello y entendiendo que la inteligencia relacional se puede entrenar, que no dependes de nadie para relacionarte mejor y hacer que pasen cosas. ¿Os he dicho que hacer que pasen cosas es una de las actividades que más me llena a lo largo del día?

.- ¿Cómo podemos distinguir quién es toxico de quien tiene un mal día?

Un mal día lo tiene cualquiera, hay que darles la oportunidad otro día. No puedes hacer un traje a nadie solo por hablar cinco minutos con él.

.- ¿Menos tarjetas de presentación y más abrazos?

Sin lugar a duda, hay que dar tarjetas después del abrazo y de haberte relacionado, no antes. El orden de los factores en este caso sí altera el producto. Tienen que recordar de ti una suma, un aporte… la tarjeta solo es una facilidad, evita sacar el móvil para apuntar los datos. La tarjeta tiene que ser un enlace, no un mero papel.

.- Me encanta reírme de mi mismo, comienzas a hacerlo cuando empiezas a aceptarte… ¿Cuándo fue la última vez te reíste de ti mismo?

Me río todas las mañanas, sobre todo cuando me peino jajaja. Es importante tomarte en serio lo justo y centrarte en los demás.

.- ¿Es verdad lo que dicen que de cuanta mejor gente te rodeas, mejor eres?

Absolutamente, no es ni cuestionable. Si te rodeas de deportistas terminarás haciendo deporte, ¿no? Pues pasa lo mismo cuando te rodeas de buena gente… y si no eres buena gente, ojala que se aparten de ti, así te darás cuenta de que tienes que cambiar para no quedarte solo.

.- ¿Los optimistas deben tener un límite, una línea roja que no deben pasar?

No hay líneas rojas en el optimismo, solo hay una línea en engañarte a ti mismo. Uno tiene que ser optimista hasta que se demuestre lo contrario. Y cuando se demuestre, descansas y vuelves a ser optimista.

.- Una reflexión para los lectores del blog

Si mis respuestas te han gustado y no estás practicándolas, ¿a qué esperas? Si te las cuestionas o te suenan lejanas, mírate al espejo, analiza tu entorno y te darás cuenta de que las cuatro patas de tu vida no están firmes, que esa silla cojea, y por eso no avanzas.

¡¡Rodéate de Gente No Experta!!

“Existen tantas opiniones como expertos” decía Franklin Roosevelt

¿Qué pasa si te dijera que aprendo más de personas sin ningún título, que de los grandes gurús?

¿Qué pasa si te dijera que me han hecho mejor persona, las personas sin ningún tipo de etiquetas o experiencia sobre mi vida profesional?

Hasta hace tiempo, creía a pies juntillas sobre la frase: “Rodéate de personas que sean mejor que tú”.

Respecto a esa frase, siempre nos han dicho, que debemos juntarnos con personas que han alcanzado esos sueños que nosotros anhelamos, que están viviendo la vida que nosotros queremos, que te enseñaran a llegar donde quieres.

Tienen razón, y lo digo en primera persona. Los 4 mentores que tengo, me han abierto los ojos en todo momento, viendo caminos que hasta la fecha, pensaba que eran imposibles para mí por mi desconfianza o “no talento”.

Estoy de acuerdo, tener gente que te sirva de GPS en tu caminar, es esencial.

Pero yo me preguntaba: ¿Y qué pasa con las demás personas? ¿Les damos de lado?

Antes de seguir, me gustaría hablar de la moda de los títulos académicos.

Está claro que para operar a una persona, es necesario un titulo/certificado, que diga que estás capacitado para operar a esa persona. Porque si no, pobre persona que está en la camilla esperando, aunque solamente fuera sacar una muela.

Pero tener un titulo, no significa que seas listo, dispuesto a ayudar a los demás, a inspirarlos, a que seas un ejemplo a seguir.

Pasaremos de inteligente (por haber sacado un titulo) a listos, si esos conocimientos, los aplicamos, vivimos la experiencia, aprendemos con constancia y persistencia, ayudamos a los demás, descubrimos…

Así que si quieres rodearte de personas que sean “mejores” que tú, perfecto, está muy bien el propósito, pero recuerda la diferencia, entre que sean inteligentes y listos.

Siempre rodéate de gente más lista que tú, NO INTELIGENTE.

¿Pero qué pasa con la gente que no tiene un título? ¿La desechamos de la sociedad? ¿No podemos aprender nada de ella?

Creo que las cosas más importantes de mi vida, pasada y presente, las he aprendido de gente sin ningún título ni etiqueta de “gurú”.

.- No están “infectados” por prejuicios.

No conocen nada sobre tu vida profesional. No saben quién es el mejor en tu campo profesional o cuanto puedes llegar a facturar en un mes.

Hablan contigo, por cómo eres con ellos, por cómo te comportas con ellos. Lo que ponga en tu tarjeta de visita, como que les importa muy poco o nada.

.- Hablan de corazón.

Hablan de corazón, a tumba abierta. No se mueven por “tonterías” de número de seguidores en la red, de si has acudido a tal o cual evento.

Saben que la vida es mucho más allá, de si puedo “pisarte la cabeza” para llegar antes que tú a esa meta, de si no te habla tal o cual persona o si te relacionas con Pepito Pérez.

.- Al hablar desde el corazón, hablan sin tapujos.

Siempre lo he dicho y cada día lo observo más, nos complicamos la vida nosotros mismos. Todo es mucho más fácil.

Te dicen lo que sienten en todo momento, a tumba abierta. Si te gusta bien o si no, también. Su esencia es que viven el presente.

Han pasado por muchas penurias, que ni nosotros seríamos capaces. Y nosotros con un resfriado nos estamos “muriendo”. Por eso saben que el presente es lo único que tienen, viviéndolo y exprimiéndolo

.- Seguro que son más listos que tú.

Al tener que “sacarse las castañas del fuego”, sin títulos que los respalden, el esfuerzo, el tesón, la constancia y la perseverancia, son valores que están en su vida.

Valores que son los que te llevan al éxito de verdad, no exclusivamente a través de un titulo.

Ese esfuerzo, les ha hecho ver, sentir y padecer cosas que para nosotros sería imposible, haciéndoles más listos que los demás.

Fuente de inspiración de constancia, aprendemos más de ellos, que si nos hablan desde el avión privado camino hacia las islas privadas que tiene el “gurú” de turno.

.- Te despojas de tus egos junto a ellos.

Aunque tendría que ser con todas las personas, con ellos la experiencia es mucho más intensa.

No hace falta que hables de tus títulos, de tus libros o con quién te has reunido. No hace falta nada más, que ser tú mismo, con tus miedos, vergüenzas, anhelos y sueños.

Te quieren a ti, no quieren al personaje que puedes ser.

Como podrás ver, podemos aprender mucho de esas personas, que pensamos que al “no tener un titulo”, ya no nos servirán para alcanzar, eso que tanto soñamos, como nos hacen creer.

Te podrán ayudar, pero te aseguro que tener personas como he descrito a tu lado, serán la palanca más importante para una vida, de valores, esfuerzo, constancia y humildad. Valores, que provocan un éxito desde el interior, no desde el exterior, como nos hacen creer.

¿Estás rodeado de gente así? ¿Por qué crees que no te ayudarán nada en tu vida?

Podéis adquirir “Liderazgo Canalla. Libera tu lado más rebelde desde este enlace.