Career Coaching: Vivir en la Coherencia

“El secreto para gozar de una imagen poderosa reside en una sola palabra: COHERENCIA”

¿Todavía estás aquí? ¿Quieres seguir leyendo cómo va a ser el principio del comienzo de tu nueva vida? ¿O es que eres un curioso, y aunque sigas queriendo que restituyan tu ego, tu honor y tu curriculum, quieres ver cuál puede ser el otro camino a tomar?

Quieras decirlo en voz alta o no, acabas de aceptar que la situación es la que es.

Los seres humanos, hacemos lo posible e imposible, para creer tener el poder de las manecillas de la vida, y poder echarlas atrás, para repetir situaciones que hemos sentido que la hemos cagado o para no ocurran algunos hechos.

Y eso de momento, solamente ocurren en las películas de Hollywood y en nuestro cerebro. Aunque todo llegara a este ritmo.

Cuando NO ACEPTAMOS LAS SITUACIONES, vivimos en plena bucle y sin salida. Nos quejamos, nos lamentamos, queremos volver a tiempos pasados, nos cagamos en nuestros EX jefes, nos lamentamos de aquella situación que dijimos NO, por nuestra lealtad a la empresa, nos acordamos de aquellos momentos que nos hemos perdido o personas que se han ido de nuestro lado, porque estábamos “comprometidos” con la empresa…

Vivimos en pleno lamento. Y lo que estamos haciendo es NO VIVIR EN EL PRESENTE.

El presente te ayuda a aceptar que:

.- Que la vida es cambio, queramos o no.

.- Que no podemos vivir apegados al pasado. Qué es eso. Pasado que solamente traes al presente pero que nunca podrás revivir de verdad, solo será siempre un recuerdo.

.- Que no puedes estar viviendo en algo, que ya sucedió. Porque mientras tanto, además, estás perdiendo subjetividad, oportunidades que tienes enfrente de ti y el poder de liderar tu vida. Que no sean las circunstancias quienes lo hagan, si no tú, quienes crean las circunstancias que tú quieres.

Tienes miedo a vivir en el presente, a aceptar lo que te ha ocurrido, porque creerás que has perdido el tiempo.

Para nada. Lo estarás perdiendo si no sacas ningún aprendizaje de lo vivido, de lo ocurrido. Como es lo que solemos hacer. Esperamos que los demás nos den las respuestas a lo sucedido, echarle la bronca a los demás por lo que nos pasa y piensas que “bonito” hubiera sido si lo hubieras sabido antes. Sabido antes, porque le hubieras dado en los morros al jefe, en vez de estar viviendo lo que estás viviendo.

Déjate de tonterías, límpiate las lagrimas, deja de pensar en el futuro (que no eres adivino y no sabes lo que va a ocurrir) , mírate al espejo y dite bien fuerte: SOLO TENGO EL AHORA Y ES EN ÉL, DONDE VOY A CREAR LO QUE YO SIEMPRE HE SOÑADO.

Porqué seamos claros: ¿Cuántas veces has dilatado tu sueño? ¿Cuántas veces has estado esperando al momento idóneo para hacer algo y nunca ha llegado?

Te pasaba porque no vivías en el presente. Esperabas a que se diera la conjunción de Venus y Marte, y eso pasará dentro de 500 años o que a tu jefe te diera el puesto, que de antemano estaba destinado a su hija..

Preferimos quejarnos, lamentarnos, que no saber donde pisar. Y para empezar a pisar fuerte en la vida, hay que aceptar quién eres, qué quieres y que sólo tienes una vida. Y cuando lo tengas integrado, empezarás a pisar FUERTE, allá donde quieras ir, aunque no conozcas todavía el camino.

Estarás empezando a ser COHERENTE, a ACEPTAR el presente. Que no quiere decir resignarte, sino empezar a ser el líder de la manada, llamada tu vida.

Ser coherente es empezar a:

.- A responder a las preguntas que siempre te has hecho pero siempre te daba miedo verbalizar las respuestas, que ya sentías.

.- Es empezar a ver la vida, como es, una serie de oportunidades, momentos a tu disposición. Que por seguir la corriente, no querías ver hasta ahora.

.- Es empezar a expresar lo que sientes dentro de ti. Algo que no habías hecho por miedo al qué dirán, a la vergüenza de sentirse desplazado porque te considerarían un bicho raro.

.- Es empezar a aumentar la confianza en ti. Cuando empiezas a dar pasos hacia caminos inhóspitos, te das cuenta que puedes, sabes y sientes más de lo que hacías hasta la fecha . Te descubres, porque hasta ahora, pensabas que eras lo que decían los demás de ti. No lo que sabía que había dentro de ti.

.- Es empezar a vivir, y no a sobrevivir como es lo que estabas haciendo hasta ahora. Estabas viviendo en función de las condiciones, deseos y circunstancias que te rodeaban. Pensando que no habría otra vida posible aunque la soñabas. Y eso es vivir, sentirte, vivirte, creerte y crearte.

Ser coherente es empezar a preguntarte:

¿Y AHORA QUÉ?

Cuando empiezas a preguntarte esto, sabes que la única estrategia que vas a seguir en el trabajo y en la vida, es SER TU MISMO. Y lo que te vayas encontrando por el camino, serán herramientas, que te ayudarán a llegar a donde sientes que tienes que llegar.

Quizá no lo consigas, te advierto. Pero no te lo reprocharás, porque al menos habrás ido de frente y de cara, hacia tus sueños y caminando junto a tu miedo.

Eso es vivir, eso es sentir el presente.

¿Seguimos?

Ahora comienza el periodo de APRENDIZAJE o como yo lo llamo VIVIR.

Aprenderás:

.- A saber quién eres de verdad.

Hasta ahora no lo sabías. Ese concepto que tenías de ti, era la suma de tus experiencias, de condicionamientos impuestos por los demás y miedos adquiridos, a los que no les has hecho frente nunca, ni tampoco se te ocurría hacerlo.

Emprender el camino hacia el trabajo en el que te quieres desarrollar a partir de ahora, es empezar a proclamar a los 4 vientos, quien eres. Les guste bien o no, pero tú eres así, y vas hacia lo que sientes.

.– A descubrir que se puede ser feliz yendo a trabajar.

Hasta a hora dependías tu estado de ánimo de cómo venia el jefe. Los domingos llorabas o te ponías malo pensando que al día siguiente tenias que ir a trabajar.

Ahora estarás buscando y haciendo lo que sientes que tienes que hacer. Ya no digo que emprendas, sino que estarás haciendo las labores que siempre has soñado o en la empresa que realmente te gustaba. Y tu actitud ante los inconvenientes que te encuentres, ante las caídas, los NOES, no será la misma con la que los afrontabas hasta ahora

Es tu momento, será duro, será complicado, dudarás, pero siempre te irás a dormir con la satisfacción del trabajo bien hecho, de darte en todo momento por y para los demás, por y para tu pasión, por y para tu disfrute.

Sabrás que estás viviendo este periodo cuando sientas que estás durmiendo como un bebe.

Podéis adquirir “Liderazgo Canalla. Libera tu lado más rebelde” a través de este enlace.

Anuncios

Career Coaching: Negociación

La mejor victoria es aquella en la que ganan todos” decía Salomón

¿Cómo vamos de tu rabia?

Me imagino que ya la tendrás a unos niveles más altos que Pau Gasol.

¿Qué hacemos ahora?, estarás queriéndome preguntar. Pues tengo que decir te, que en esta situación, no vas a ser tú, el dueño de la misma.

Tranquilo, va a ser alguien que conoces. Y no voy a solucionarte yo los problemas, sino quien va a liderar todo este proceso va a ser tu cerebro.

Si eso que tienes, que cubre una cosa que llaman cabeza y que tienes entre los hombros. Pues eso, tu cerebro.

En esta fase, nos vas a parar de preguntarte:

¿Y si a lo mejor ha sido una broma? ¿Y si me bajo el sueldo a lo mejor pueden cambiar de idea? ¿Y si ofrezco una serie de ideas para que no me despidan a mí? A lo mejor a otros pueden despedir, pero a mí, no, que yo he dado mucho por la empresa…Yo no me lo merezco..

Es la fase que yo la llamo…” Y si…”

Nuestro cerebro es como aquel amigo, que se cree gracioso pero en el fondo, tiene la gracia en el culo.

Ya que ve que no podemos dominar la situación, empieza a jugar con nosotros.

Nos hace creer que podemos volver atrás. Y eso es IMPOSIBLE.

Que podemos retroceder en el tiempo. Que si lo intentamos, esto habrá sido la peor pesadilla que habremos pasado, pero las cosas volverán a su estado anterior.

Es como alguien se va de nuestra vida.

Gritamos la vida, pidiéndole que se nos lleve a nosotros, o que no aparezca el “mamarracho” que se ha ido con la chica que nos gustaba.

Como si la vida, tuviera un buzón de reclamaciones y si le “caemos bien”, nos devolverá a la situación en la que estábamos antes.

¡¡Pues me parece que no!!

Así no son las cosas.

También tiene el cerebro otra forma de jugar con nosotros. Haciéndonos creer, que todo ha sido un sueño, y que sigamos como antes.

Como no estamos aceptando lo que nos ha pasado, como “placebo” preferimos que nuestro cerebro, nos haga creer que estamos en otra realidad, y que ha sido todo mentira.

Cuando las cosas no surgen como a nosotros nos gustaría, NUNCA LAS ACEPTAMOS.

Dejemos a un lado la espiritualidad, que nos diría que tendremos que vivir las emociones a pleno pulmón y a través de dicho camino, descubriríamos el por qué de la situación.

Lo que pasa, que cuando nos “tocan las narices” o nos mueven un poco la silla donde estábamos, pues nos cabreamos. Tenemos miedo, no sabemos qué será de nosotros. Y como no estamos acostumbrados a ser dueños de nuestra vida, a coger las riendas de la misma y si el camino se ha torcido, es mejor un placebo, que cambiar de rumbo.

No queremos ver cada situación como una experiencia, porque lo vemos siempre como un fracaso. Y es lo que nos hacen creer.

Si te pasa algo malo en la vida, es un fracaso…y lo demás son tonterías”. Y en una sociedad, como la latina, que el “no éxito” es considerado más apestoso, que el sarampión, hacemos lo posible para no sufrirlo ni ser tildado de fracaso.

¿T e han despedido? ¿Has vivido un ERE y ya no estás viviendo desde la última planta del rascacielos donde estaban tus oficinas? ¿Te sientes vacío porque ya no puedes llamar a tu secretaria?

TÚ NO ERES TUS CIRCUNSTANCIAS. TÚ ERES MÁS QUE TENER SECRETARIA O UN NÚMERO DEL ERE.

Basta ya de: Y SI…

Por mucho que lo intentes, por mucho que quieras, por mucha negociación que quieras entablar, con tu jefe, con la consultora o con TRUMP, esto es lo que hay…NO TIENES TRABAJO.

Siento ser un poco bastante cabrón…pero o empiezas a aceptarlo, o la leche será aún más fuerte.

No hay ninguna negociación posible. Bueno si, cómo te ingresan el dinero o donde dejan tus pertenencias.

Cuanto antes empieces a aceptar la situación, antes empezaras a tomar las riendas de la situación y más pronto podrás ver, el camino que sientes que TÚ tienes que tomar.

Recuerda:

.- No hay negociación, si uno no quiere.

.- Cuando antes empieces a aceptarlo, antes llegará todo lo nuevo a tu vida.

.- ¿No estabas buscando el momento perfecto para dar un giro a tu carrera? ¿A qué esperas?

Te conozco, que hasta que no toques el fondo, no vas a renacer como el Ave Fénix, así que te voy a acompañar hasta el mismo fondo de tu volcán.

¿Seguimos?

Podéis adquirir “Liderazgo Canalla. Libera tu lado más rebelde” a través de este enlace.

 

Career Coaching: Rabia

La ira es un acido que puede hacer más daño en el recipiente en el que se almacena que en cualquier otra cosa en que se vierta

La INCREDULIDAD te ha dejado paralizado.

No sabes qué ha pasado, por qué te han dado a ti la carta después de todos los esfuerzos que has realizado por y para la empresa, solo han servido para sentirte como un número más.

Ni una reunión, ni un ponerte en antecedentes, ni una recomendación que te hubiera puesto en sobre aviso,..

Absolutamente nada.

Entraste con ilusión. Hiciste esfuerzos para integrarte dentro de la empresa. Diste lo máximo de ti. Hasta te asombraste de lo que eras capaz. Hasta algunas personas de allí empezabas a pensar que podrían ser unos buenos amigos.

Sabias lo que es trabajar en equipo. Conseguir cosas imposibles y descubrir talentos que no sabías que tenías.

Te inspiraba tu responsable. Veías que él era el primero siempre en entrar y el ultimo en irse. Que los éxitos eran para nosotros y las cagadas, él era quien se hacía responsable.

¡¡Qué tonto te sientes!!

Te sientes engañado.

Es como cuando tu pareja, tras haberle dado todo y más, te dice que ya no siente nada por ti. Y empiezas a darte cuenta, que para ella, solamente habías sido uno más entre la lista de relaciones que habían pasado por su vida.

Un número más, no una persona.

Y eso te da RABIA.

Estás más rabioso que un bulldog cuando siente que entran intrusos a su casa.

Te sale la baba por la boca, quieres morder, abalanzarte encima de alguien y no para hacerle arrumacos.

.- Rabioso porque no han tenido ninguna consideración contigo.

.- Rabia porque si lo llegas a saber no te esfuerzas tanto sabiendo cómo iba a terminar la cosa.

.- Rabia porque podrías haber hecho otras cosas y por “amor” a la empresa, a esa persona, no las has hecho, pensando que se podría enfadar o despedirte.

.- Rabia porque crees que no te lo mereces. Más bien es tu ego quien lo piensa. Porque no acepta que la vida es cambio y esta vez te ha tocado a ti, como podría haberle tocado a otro.

.- Rabia porque no quieres empezar de nuevo. Buscar trabajo, entrevistas, gente nueva. Ya te habías acostumbrado a lo que tenías.

.- Rabia porque no sabes si valdrás para empezar de nuevo. Lo que puede pasarle a tu familia si no alcanzas lo que esperan de ti, si no tienen un sustento del mismo nivel que tenían hasta ahora.

RABIA Y MÁS RABIA, que te llevan a la FRUSTRACIÓN.

Sientes que has malogrado el intento que tenías para ser feliz en esa empresa, para alcanzar esos reconocimientos que sentías que te merecías. Sientes que te han privado de lo que esperabas, de lo que te habían prometido.

La frustración genera cicatrices.

Ya tienes alguna que otra. Por algún problema personal o sentimental… Esas cicatrices han ido dictaminando como ibas enfrentándote a los siguientes inconvenientes que la vida te proponía.

En algunos has ido de víctima, esperando que otras personas los solucionen por ti. En otros has intentado hacer la vista gorda pensando que así no tendrías que enfrentarte a la situación o que no existiría. Y mientras tu verdadero sueño, eso que delegabas entre tus “debes” esperando que lleguen las “condiciones adecuadas”, el “momento adecuado”.

Parece que nos da miedo mostrar nuestras cicatrices. Pero cada una de las personas que he entrevistado, se sienten orgulloso de ellas.

Esa rabia cuando les despidieron. Cuando lo que creían que era su sueño, se esfumó. Cuando creían que ya no podrían estar en un estatus soñado,…no les hizo venirse abajo, al revés, sino que sentían que era el momento adecuado, ese con el que tanto soñaban, para ser quien quería ser, de una vez por todas.

Nos sentimos con rabia echándole la culpa a los demás de nuestra desgracia. Como dije en INCREDULO, todo depende de la actitud con la que nos enfrentemos a los retos.

Quizá los demás si han tenido una parte de culpa en cómo te encuentras ahora. QUIZÁ, pero tú también. Y no quieras atacarme a mí. Pero también, si sientes que has hecho TODO y MÁS, que no te has dejado ni una gota de “sudor y esfuerzo” en todo lo que hacías… ¿Por qué sientes rabia? ¿Verdad que no tendrías que sentirla, no?

Toda esa rabia que tienes, toda esa energía contenida.. Deja de volcarla en los demás y empieza a enfocarla

Ahora es el momento de ser quien siempre has querido ser…Ahora es tu momento.. Ahora tienes esa oportunidad que siempre has soñado para realizar los sueños.

La rabia es energía para pisar más fuerte en la incertidumbre dónde vas a adentrarte. La rabia es esa falta de confianza que tenías a dar un paso adelante ante lo que siempre redundaba tu cabeza.

Recuerda:

.- Es bueno tener rabia, si esa energía le das un buen uso.

.- No eches la culpa a los demás, ni a ti tampoco. Ha pasado, y ya está. Hay que seguir adelante.

.- Esa energía enfócala en lo que de verdad quieres. No en lo que debes.

Pero el camino sigue, ahora toca la NEGOCIACIÓN… ¿Me acompañas?

Podéis adquirir “Liderazgo Canalla. Libera tu lado más rebelde” en este enlace.

¡¡Vivimos pendientes de un Ranking!!

Un ranking te descubre qué nivel de ego tienes” David Asensio

Por favor, Respóndeme a esta pregunta:

¿Crees que tu Marca, necesita imperiosamente salir en un ranking? ¿O el mejor ranking es el que dicten tus clientes?

Yo creo que NO. Pero según lo que voy viendo en redes sociales, parece que si no sales en un Ranking no eres nadie en la vida, ni ya hablamos en el 2.0.

Llegan las Navidades, y nos encontramos cientos de ranking.

Los mejores artículos del año, los profesionales a tener en cuenta para el año 2018, los mejores blog para aprender sobre Branding, los nominados a los premios de mejor blog del año en el campo de…”

Lo único que hacen es destapar el frasco de las esencias “reales” de las personas.

Sé que muchos de las personas que se creerán identificadas en este articulo, (y si, vosotros me inspiráis, gracias), pensaran que estoy resentido porque no salgo en ninguno o no he sido nominado en alguno.

¡¡ESTAIS E QUIVOCADOS!!.

Siempre tengo la filosofía Bisbal. ¿Cuál es?

Prefiero quedarme segundo, trabajar apartado de los focos y conseguir como una hormiguita mis sueños, que no depender de lo que digan los demás de mí, para creerme alguien o sentir que todo esfuerzo está valiendo la pena.

Siempre digo que estoy en contra de la famosa frase de Jeff Bezos, que tiene sobre el Branding. Dice algo así como:” Tu marca es lo que otras personas dicen de ti cuando tú no estás en la habitación”.

Y con esto de los premios, lo llevamos al extremo.

Si no salimos entre los nominados, la liamos parda. Hasta en alguna situación mostramos actitudes “políticamente incorrectas” de un auto considerado “gurú”. Otras se llaman a las personas que ha realizado el listado, para comentarle de una forma “no educada” porque no salía en dicho listado. Y no son situaciones surrealistas, sino que están sucediendo a día de hoy.

El Branding, aquello que promulga el dar valor, el que seamos todos únicos, en el que para que te cojan en un puesto de trabajo tienes que hacer un book de fotos que ni las modelos de la pasarela de Milán, donde se promulga que hay que crear lideres, humildad y en el fondo esperamos que nadie nos lidere en la lista en la que anhelamos entrar.

¿Dónde se queda lo que promulgamos a los demás?

Todo queda en “aguas de borrajas” porque tenemos que ser considerados como el mejor blog, el mejor conferenciante o estar dentro de la terna de los mejores artículos del mes.

Depender de los resultados de un ranking es:

.- Depender de la opinión SUBJETIVA de una empres a o de una estadística, es no creer en lo que estás haciendo.

Creer que estar en una lista, es sentir que tu trabajo es reconocido, es expresar que todo lo que hacías, es por y para aparentar. Tienes que tener tu propio reconocimiento. El mayor éxito que una persona puede sentir, es irse a dormir sabiendo que ha hecho todo y más durante el día por y para su sueño. Lo conseguirá o no, pero sabe que ha dado todo por su propósito.

.- Querer ser un producto de masas y no especializarse, como se proclama.

Estar en una lista, es apostar por seguir las normas de la sociedad. Y que yo sepa el Branding, la disrupción, la autoestima,…no es lo que proclama. Una lista, nos está etiquetando, nos está diciendo que somos mejores o peores que otras personas. Las usamos para que vean que somos “alguien” ante los demás.

Conozco gente que nunca ha salido ni saldrá en una lista, ranking ni cosas parecidas. Que tienen sus clientes, su movimiento y que facturan mucho más de lo que muchos de nosotros nos podríamos imaginar.

Desmárcate de lo que digan los demás y sigue lo que dicta tu corazón. Te dará más resultados, te lo aseguro.

.- Es demostrar que solo das por aparentar y no por ser.

Sé que mucha gente pensara, que salir en un listado es la consecuencia al trabajo y esfuerzo realizado. La consecuencia del esfuerzo que hagas, tiene que ser irte a dormir feliz y si además sabes que has ayudado a una persona, ya te aseguro que se te caerá la baba en el almohadón. Cuando das a los demás, sin esperar nada a cambio, sin ningún propósito, te aseguro que conseguirás éxitos muchos mayores que los que la gente pelea por salir en una lista de esas.

El verdadero avance no se promulga, el verdadero avance no está

Y además podremos tener muchos amigos gracias a la salida en listas, pero una pregunta ¿Cuántos amigos tienes a tu alrededor que no les importa donde salgas y si quien eres?

.- Demuestra lo que es “bueno”, en un momento. ¿Pero alguien conoce una lista de lo que no nos gusta?

Sé que existe la lista de los Razzie, películas más “infumables” de Hollywood. Pero hace días preguntaba a un conocido de este mundo: ¿Tú serías capaz de hacer un listado de libros que no te han gustado durante el año?

Me contestaba que no. Que se liaría parda, que le dejarían seguir muchas de esas personas que le siguen pero que sus libros “son infumables” pero que no se ha atrevido a decirlo..

En un mundo donde se suicidan por perder una estrella Michelin o un comentario fuera de tono en redes sociales. Me pregunto: ¿Las marcas las creamos por ego o por qué realmente sentimos lo que hacemos y nos da igual lo que piensen los demás?

Por lo visto las marcas, son como las personas, adictas a “resultados inmediatos”, locas por aparentar y con ganas de refrotar a todo el mundo que somos consideramos como la marca, empresa más innovadora del año…

A través del estudio de empresas, para mi siguiente libro que saldrá el próximo febrero, he podido aprender de ellas:

.- El verdadero éxito es ayudar en la vida de los demás, a través de tus acciones y pensamientos. No a través lo que diga una revista o una clasificación.

.- Sólo tú, debes darte el premio del mejor en tu campo. Y se consigue siendo mejor que el día anterior, que el año anterior.

.- Es el verdadero valor el que marca un antes y después. El que sale de ti, el que das a los demás sin ninguna expectativa, el que te sale de tus entrañas, el que produce un verdadero cambio y demuestra que eres “diferente” a lo habitual. No el que lo hace por una estrategia, ni gracias a técnicas de SEO o marketing digital.

.- Si te “quema” no haber salido en un ranking, seguro que tu futuro no es muy halagüeño. Además de no estar realizando tu por qué en la vida.

.- Que sean los demás los que hablen de ti, no uno mismo el que sólo sepa hablar de sus “triunfos”. La gente no es tonta y acabaran cansándose de ti, por plasta.

Nunca olvides que no eres lo que digan los demás de ti y si lo que te esfuerzas por ser mejor que ayer y por dar más a tus clientes…

Podéis adquirir “Liderazgo Canalla. Libera tu lado más rebelde” a través de este enlace.

 

 

¡¡Menos Happy-Felicidad y Más tranquilidad!!

La quietud es a veces la actividad más productiva

¿Y si yo no quiero ser feliz, como los demás anhelan?.

Libros sobre la felicidad. Calendarios para ser felices. Artículos para conseguir la felicidad, como si fuera el “Arca Perdida” que buscaba Indiana Jones…Y lo que más me gusta a mí, los congresos y formaciones que corren como la pólvora, sobre “Como ser Feliz en el trabajo”.

NO LO COMPARTO

Parecemos “perros de presa” siempre buscando cosas..

Buscamos a un coach que nos lleve a la consecución de nuestros sueños, buscamos un asesor de moda para que nos ponga todo monos delante de la chica que nos gusta (vete a saber luego si tú le gustas a ella), necesitamos un asesor para saber lo que nos conviene comer o no, un asesor para que nos acompañe en nuestro proceso de revolución personal y/o profesional…Buscamos un asesor que nos lleve a la felicidad y contratamos a una persona que lleve la felicidad a nuestra empresa.

¿Y qué acaba ocurriendo?

Que seguimos llorando todas las noches en la cama, pensando lo desgraciados que somos porque no estamos consiguiendo todo aquello por lo que hemos pagado un pastizal, conllevando el “desprecio” de la sociedad, porque no eres lo que ellos esperaban de ti, a través de esas herramientas.

Por lo tanto, estamos viviendo en una sociedad, que promulga la felicidad, como una formula de productividad, pero a través de unos mecanismos que ella impone.

¿O es qué tengo que ser feliz como dice el consultor externo de mi empresa que lo sea? ¿Es que la felicidad, a través de una conferencia bailando el “A quien le importa…” me hará ser más productivo? ¿Es verdad que puedo ser más feliz a través del método Danés, finlandés o japonés que no el de España?

¡¡VENGA YA HOMBRE!!

Cada vez veo más libros y empresas, que hablan de la felicidad. Siempre tengo conmigo una pregunta, que determina la prueba del algodón, si lo que hablan lo viven de verdad o es puro postureo.

¿Cuál es?

¿Eres feliz en el trabajo o cuando sales del trabajo, sigues sintiéndote el mismo desgraciado de siempre?

Cuando la gente se encoje de hombros, quiere decir que cuando salen por la puerta del trabajo, siguen pensando en los mismos problemas que tienen, aunque hayan estado bailando durante la reunión semanal con el Ceo de turno.

Se utiliza la felicidad, como una forma de “ATRAER” a personas, de decir que nosotros somos innovadores y que nuestra empresa te va a solucionar todos los problemas que tengas, porque aquí somos más felices que los Teletubbies. Como una forma de vender más libros, como una vez me comentó  un editor de nuestro país.

Hablamos de la felicidad como si fuera la solución a todos nuestros problemas personales y profesionales. Y lo único que está produciendo toda esta “nueva era”, es angustia y confusión.

Angustia, porque parece que tenemos que conseguir el título del hombre más feliz del mundo y de mi empresa. Y si no lo conseguimos, seremos relegados a los “parias” de esta sociedad.

Pero tú, mientras estas en la empresa, esos cojines, esas mesas o esos billares, te tienen que dar esa felicidad, que como una gallina, luego pongas productividad en tu mesa innovadora, de color blanco y abatible.

No quiero decir, que no ayuden a SENTIRTE BIEN EN LA EMPRESA TODAS ESAS TECNICAS, pero te aseguro que no surtirán efecto, si no vienen las personas ya “felices” de su casa

Y confusión, porqué alguien me explica ¿Qué es la felicidad?

Con el paso del tiempo, mi concepto ha ido cambiando.

Mi concepto era hace tiempo, tener dinero para comprarme ropa, ir a los mejores conciertos y poderme darme caprichos.

¿Ahora?

Hace unos días, Víctor Martín, me entrevistaba para su Podcast y me preguntaba cuál era mi concepto de éxito. Respondiéndole que el mismo que tenía de felicidad: “Dormir todos los días, aunque fueran pocas horas siempre con la sensación que has hecho todo y dado todo de ti”

Unos dirían tener la conciencia tranquila, otros, como dice Ecequiel Barricart, quieren vivir en la quietud.

Es tener Paz, tranquilo, fluyendo, (no un happy flower), serenidad,..ya pon tú los adjetivos que quieras, pero me has entendido, ¿verdad?

.- Cuando estás en paz, no necesitas nada para sonreír, ni producir. Y no estoy diciendo que no sonrías ni produzcas, sino que no necesitas estímulos exteriores para hacerlo. Ya los tienes dentro de ti.

.- Cuando estás en quietud, no te preguntas si estás haciendo el trabajo que te gustaría estar haciendo el resto de tu vida, sabes que lo estás haciendo. Porque no haces nada en la vida que no esté de acuerdo con tus valores, con tu forma de pensar o actuar. Lo que no te gusta o te hace bien, como que pasas de ello, y ni siquiera le das la oportunidad de empezar a realizarlo.

.- Cuando estás en paz, te vas a dormir todos los días, jodido y agradecido. Pero de verdad, en el buen sentido de la palabra. Jodido, cansado, reventado porque estás dando todo y más, porque tus sueños se hagan realidad, por dar más de ti a tus clientes, por hacer las cosas cada vez mejor. Y agradecido porque estás haciendo lo que sientes que tienes que hacer, no lo que los demás esperan de ti.

.- Cuando estás en paz, lo que opinen los demás, TE LA REFANFINFLA. Sabes que estás actuando en base a lo que sientes, que no aguantas “tonterías” y postureo al respecto. Sientes que la vida es más simple de lo que los demás piensan y es lo que haces, vivirla sin adornos.

¿Qué pasaría si estuviéramos en paz con nosotros mismos?

Que disfrutaríamos más de los billares, fruta gratis para merendar o viajes outdoor con todo el equipo para motivarnos. Porque eso es lo que creo, utilizan las herramientas, para motivar, no para conseguir que las personas se sientan felices, sino que crean que lo son.

La felicidad como se trata hoy en día, es una herramienta más para ser uno más del rebaño llamado sociedad.

Estate tranquilo contigo mismo y te aseguro, que tu sonrisa, será verdadero, no impuesta.

Podéis adquirir “Liderazgo Canalla. Libera tu lado más rebelde” en este enlace

Cipri Quintas :” Es muy grande no tener razón”

Hoy dentro de la sección “Conversaciones con…” para mi es un placer presentar a Cipri Quintas

Creo que no conseguimos los resultados que anhelamos, porque entre otras cosas, prostituimos el verdadero significado de palabras y herramientas que utilizamos para dicha revolución.

Y el Networking es una de ellas.

¿Qué piensas si te dijera que el verdadero networking es ayudar a conectar y a mejorar el posicionamiento de las personas en la vida? ¿A qué es un significado diferente a ése de ir repartiendo tarjetas a diestro y siniestros sin saber el nombre de la persona a quien se la das, ni su puesto de trabajo?

¿Crees que es posible tener una agenda con más de 6400 contactos y cada uno de ellos, te quiera igual o más que el anterior? Cripri Quintas, a través de “El libro del Networking” nos explica en cada una de sus hojas, una experiencia de cómo ayudar y hacer grande a la gente.

GRACIAS Cipri por recordarnos que con cariño, amor y respeto, seremos buenas personas pero ya si intentamos conectar de corazón con los demás, el éxito está asegurado. Veamos antes a las personas que a los profesionales y sobre cuidémoslas, no a través de tarjetas de navidad, sino de abrazos y cafés que son lo que reconfortan de verdad. Y no vayamos nunca a sacar beneficio del otro perdiéndonos la esencia del ser.

El Networking no es sólo para el trabajo, sino también para la vida.

Puedes conocer más el trabajo de Cipri  a través de Twitter, Instagram y Linkedin

Sabes que tu vida puede ser diferente y aun así no haces nada para conseguirlo? ¿Te da miedo romper los límites que tienes en tu mente? ¿Quieres poner patas arriba tu vida y conocer eso que llaman felicidad? ¿Quieres que tu empresa alcance esas cimas que siempre has soñado? ¿Crees que el ambiente de tu empresa tendría que mejorar? ¿Sabes que el antídoto a todos los problemas es el NO escuchar tu corazón? Puedes contactar conmigo a través de Twitter, en Facebook

.- ¿Quién es Cipri Quintas?

Una persona que no deja volar su imaginación, hace que vuele su cuerpo, y que piensa que el mundo solo está compuesto de personas, no de gente.

.- ¿Cuál es tu definición de Networking? ¿Qué significado crees que tiene de Networking quien va un evento con más de 100 tarjetas a repartir?

Repartir tarjetas no es conectar con las personas, es como los folletos que se ponen en los parabrisas de los coches o los que encuentras en el buzón: tienes una posibilidad muy baja de importarle a alguien. Solo sirve para que tú te quedes a gusto, al pensar que has trabajado; te engañas tu solo. Para mí el verdadero networking es el que se practica desde el corazón, te interesas por la persona, miras con quién le puedes conectar, cómo le puedes ayudar, cómo hacerle grande y qué le puedes aportar. Esa es la manera de llamar la atención y de que tú a él también le importes.

– ¿Quién es un Seo de personas? ¿Qué legado te gustaría estar dejando en los demás?

Un SEO de personas es alguien que posiciona a los demás, que los sienta en la mesa adecuada para que pasen cosas, que constantemente hace “anuncios” de las buenas personas aunque no estén delante. Es llevar el término tecnológico a la vida real. Me preguntas qué legado me gustaría dejar en los demás, lo único que quiero es que piensen que intento ser buena persona.

.- Dar sin esperar nada a cambio…En un mundo donde esperamos los beneficios para antes de ayer y en el que espera, se desespera… ¿Qué les dirías a las personas que piensan así?

No solo están profundamente equivocados sino que van a vivir en una insatisfacción constante, van a dedicar gran parte de su memoria a ver lo que les deben en lugar de molestarse en A VER qué pueden hacer por los demás. Me alegró leer tu post sobre networking porque vi que habías captado perfectamente una de las principales ideas que comparto en El libro del networking. (Ver aquí)

– ¿Cuál es tu palabra favorita? ¿Y tu concepto de felicidad?

Tengo dos palabras favoritas: gracias y abrazar. Precisamente los abrazos, los abrazos sinceros, son lo que me llenan de felicidad porque me cargan de buena energía.

.- ¿Qué es lo que te han llegado a decir unos ojos sin decir una palabra?

Gracias y lo siento. Los ojos dicen mucho más que un libro entero, el problema es que no los miramos. En mi libro invito a mirar a las personas a los ojos, incluso cuento un truco para los que dicen no saber cómo hacerlo.

.- ¿Por qué tenemos miedo a mostrarnos con nuestras debilidades y lo hacemos a través de nuestro escudo llamado ego?

Simplemente porque tenemos miedo, nada más. Le damos mucha importancia a nuestros miedos… también al ego. Siempre digo que el ego es como un globo, que te eleva, y piensas que como miran hacia arriba te admiran y te respeta, pero en el fondo lo que están pensando es que eres inalcanzable o que no vale la pena acercarse a ti.

.- ¿Qué les dirías a los lideres y personas “cotorras” y que no conocen el silencio?

Que se descansa mucho escuchando, y que es muy grande no tener razón.

.- ¿Tenemos el poder de hacer que las cosas ocurran? ¿Cómo?

Poniéndote a ello y entendiendo que la inteligencia relacional se puede entrenar, que no dependes de nadie para relacionarte mejor y hacer que pasen cosas. ¿Os he dicho que hacer que pasen cosas es una de las actividades que más me llena a lo largo del día?

.- ¿Cómo podemos distinguir quién es toxico de quien tiene un mal día?

Un mal día lo tiene cualquiera, hay que darles la oportunidad otro día. No puedes hacer un traje a nadie solo por hablar cinco minutos con él.

.- ¿Menos tarjetas de presentación y más abrazos?

Sin lugar a duda, hay que dar tarjetas después del abrazo y de haberte relacionado, no antes. El orden de los factores en este caso sí altera el producto. Tienen que recordar de ti una suma, un aporte… la tarjeta solo es una facilidad, evita sacar el móvil para apuntar los datos. La tarjeta tiene que ser un enlace, no un mero papel.

.- Me encanta reírme de mi mismo, comienzas a hacerlo cuando empiezas a aceptarte… ¿Cuándo fue la última vez te reíste de ti mismo?

Me río todas las mañanas, sobre todo cuando me peino jajaja. Es importante tomarte en serio lo justo y centrarte en los demás.

.- ¿Es verdad lo que dicen que de cuanta mejor gente te rodeas, mejor eres?

Absolutamente, no es ni cuestionable. Si te rodeas de deportistas terminarás haciendo deporte, ¿no? Pues pasa lo mismo cuando te rodeas de buena gente… y si no eres buena gente, ojala que se aparten de ti, así te darás cuenta de que tienes que cambiar para no quedarte solo.

.- ¿Los optimistas deben tener un límite, una línea roja que no deben pasar?

No hay líneas rojas en el optimismo, solo hay una línea en engañarte a ti mismo. Uno tiene que ser optimista hasta que se demuestre lo contrario. Y cuando se demuestre, descansas y vuelves a ser optimista.

.- Una reflexión para los lectores del blog

Si mis respuestas te han gustado y no estás practicándolas, ¿a qué esperas? Si te las cuestionas o te suenan lejanas, mírate al espejo, analiza tu entorno y te darás cuenta de que las cuatro patas de tu vida no están firmes, que esa silla cojea, y por eso no avanzas.

¡¡ Un Te quiero y un Adios!!

“Eres el adiós que nunca sabré decir”

Hace unos días me preguntaban:

¿A qué palabras has tenido miedo en tu vida?

Dije que a 2:

TE QUIERO y a un ADIOS.

Sin dilaciones, sin miedos al que dirían, salieron de mi boca como una bala sale de una pistola directa a su diana.

Creo que son las dos palabras más difíciles de pronunciar por un ser humano y las que más transformación producen.

Nos cuesta decir TE QUIERO.

A pesar que las películas de Disney, las de las 3 de la tarde los sábados y algún realilty que nos dicen lo bonito que es el amor, los vaivenes tan divertidos que viviremos y lo chulo que es pasar el domingo por la tarde en el sofá y una manta, tenemos un miedo atroz a decir, TE QUIERO.

Ya no estoy hablando de un Te quiero como una posible pareja, simplemente un te quiero como amigo, hermano o familiar.

Nos cuesta, y mucho.

¿Por qué?

Porque TENEMOS MIEDO.

Miedo a que nos miren raro, a ser rechazados, a que piensen que somos de otra orientación sexual, a que seamos “demasiado” sensiblones o vete a saber qué locura se le ocurrirá a nuestro cerebro como excusa para no dar el paso adelante.

¿Y mientras tanto? Una nueva oportunidad perdida de demostrar a esa persona cuanto sentimos por ella.

Sé que estarás pensando, “Pero yo lo demuestro de otras muchas maneras..No hace falta que diga nada, lo hago todo los días a través de diferentes acciones o con regalos en los aniversarios…”

¡¡ERROR!!.

A través del estudio realizado, tanto con hombres y mujeres, SI agradecían determinados hechos, sorpresas o situaciones que demostraban el amor que tenía otra persona por ellos., pero sin un te quiero de sus labios, sentían que faltaba algo.

Me viene a la mente una situación parecida para que la entendamos mejor.

Piensa en tu grupo favorito. Piensa que estas en su último concierto. Van a tocar tu canción favorita, ves como la tocan, como la sienten, como vibran, pero no oyes ni una sola letra de sus bocas. ¿Cómo te sentirías?

Así se sienten las personas cuando no oyen un TE QUIERO de esa persona. Tampoco te digo lo que uses como un mantra y rayes la cabeza de la persona, repitiéndoselo cada minuto. Pero SI cada cierto tiempo o en las ocasiones que sientas que corresponden.

Muchas veces te aseguro que tiene más valor un TE QUIERO que todas las sorpresas que le hayas dado a esa persona hasta entonces. Siempre deja más huella

Y déjame hacerte una pregunta: ¿Qué pasaría si nunca más pudieras decir a esa persona lo que sientes por ella? ¿A qué no te lo perdonarías nunca? ¿Entonces qué vas a hacer?

Vivimos con miedo al ADIOS.

Nos desvivimos en la desesperación de encontrar una seguridad. Seguridad en el trabajo, con las amistades, con la familia, con la pareja… Pensamos que si encontramos todo lo que nos dicen que tenemos que tener, y más a una cierta edad, ya seremos considerados “ciudadanos de 1ª”.

Y cuando lo conseguimos, parecemos Golum con nuestro anillo. Hacemos todo lo posible para que no se vaya de nuestro lado todo eso conseguido. Y cuando ya creemos que no se marchara de nuestro lado, llega el ADIOS.

Nos preguntamos el por qué, nos llevamos las manos a la cabeza, nos lamentamos, pero el tren está partiendo, queramos o no, es hora de decir adiós.

Tenemos miedo al adiós, principalmente por el apego. Nos hemos “encariñado” de esa situación, de esa persona o ese trabajo. Pensábamos que la vida iba a terminar junto a él, pero por lo visto no va a ser así.

No queremos imaginarnos cómo sería la vida sin esa persona. NO QUEREMOS. Nos preguntamos que será de nosotros, si podremos vivir en una situación nueva, diferente… Ni queremos imaginárnoslo.

Lloramos , pataleamos, y haremos lo legal e ilegal para que se vaya de nuestro lado..Todo porque tenemos miedo al adiós.

Un adiós supone incertidumbre, desconocimiento y dudas.

Supone que estamos “perdiendo” algo que teníamos. Que nos hacía sentirnos cómodos. Hacia algo que tendremos que ganarnos de nuevo para seguir viviendo esa “seguridad” tan soñada y anhelada.

Un adiós:

.- Enseña.

Te enseña todo lo que has vivido hasta ese momento. Los malos y buenos momentos. Lo que has hecho o no, por rutina, vagancia o miedo. Lo que creías que era imposible así como sensaciones únicas e inolvidables.

.- Aprendes a ver en qué has fallado.

No digo que te reboces en los fallos. Pero sí que aprendas de lo no realizado, de las caídas vividas y de la inanición sufrida. Porque en muchas ocasiones, ese adiós, es por “haber dado por supuesto”, que eso estaría ahí siempre.

Damos por supuesto que todo será para siempre, y la vida nos enseña que no es así. Que hasta nosotros tenemos una fecha de caducidad. Pero por no haber hecho las cosas como deberíamos haberlas hecho, por miedo, principalmente, el tiempo se ha agotado y es hora de decir adiós.

.- La vida es Hola, pero también Adios.

Somos seres humanos apegados que piensan que viviremos para siempre , con lo que tenemos y con las personas que nos rodean. Y la vida no es así. Todo lo que viene, se va. Nosotros también. La vida es cambio, es hola y también adiós. Pero aún creemos que seremos inmortales, que nada se irá de nosotros, porque ya que vienen, nunca se irán. Y las cosas tal como vienen, se van.

Aprendamos a vivir en el presente, a exprimir cada momento y a no dejarnos nada en el tintero. Porque no sabemos cuando será el adiós.

Son dos palabras que se encuentran tapadas detrás de nuestros labios. Escondidas no queriendo ser nunca llamadas a escena.

Un Te quiero, hacer descampar esta vida que vivimos llena de turbulencias. Así como un adiós, hace que salga el sol en un mundo tenebroso

Para mí son dos palabras, que muestran siempre el principio del comienzo de algo, mejor de lo vivido hasta la fecha

¿Cuántas veces has dicho te quiero hoy? ¿Por qué tienes miedo decir adiós a esa situación o persona?

Podéis adquirir “Liderazgo Canalla .Libera tu lado más rebelde” a través de este enlace.

¡¡Rodéate de Gente No Experta!!

“Existen tantas opiniones como expertos” decía Franklin Roosevelt

¿Qué pasa si te dijera que aprendo más de personas sin ningún título, que de los grandes gurús?

¿Qué pasa si te dijera que me han hecho mejor persona, las personas sin ningún tipo de etiquetas o experiencia sobre mi vida profesional?

Hasta hace tiempo, creía a pies juntillas sobre la frase: “Rodéate de personas que sean mejor que tú”.

Respecto a esa frase, siempre nos han dicho, que debemos juntarnos con personas que han alcanzado esos sueños que nosotros anhelamos, que están viviendo la vida que nosotros queremos, que te enseñaran a llegar donde quieres.

Tienen razón, y lo digo en primera persona. Los 4 mentores que tengo, me han abierto los ojos en todo momento, viendo caminos que hasta la fecha, pensaba que eran imposibles para mí por mi desconfianza o “no talento”.

Estoy de acuerdo, tener gente que te sirva de GPS en tu caminar, es esencial.

Pero yo me preguntaba: ¿Y qué pasa con las demás personas? ¿Les damos de lado?

Antes de seguir, me gustaría hablar de la moda de los títulos académicos.

Está claro que para operar a una persona, es necesario un titulo/certificado, que diga que estás capacitado para operar a esa persona. Porque si no, pobre persona que está en la camilla esperando, aunque solamente fuera sacar una muela.

Pero tener un titulo, no significa que seas listo, dispuesto a ayudar a los demás, a inspirarlos, a que seas un ejemplo a seguir.

Pasaremos de inteligente (por haber sacado un titulo) a listos, si esos conocimientos, los aplicamos, vivimos la experiencia, aprendemos con constancia y persistencia, ayudamos a los demás, descubrimos…

Así que si quieres rodearte de personas que sean “mejores” que tú, perfecto, está muy bien el propósito, pero recuerda la diferencia, entre que sean inteligentes y listos.

Siempre rodéate de gente más lista que tú, NO INTELIGENTE.

¿Pero qué pasa con la gente que no tiene un título? ¿La desechamos de la sociedad? ¿No podemos aprender nada de ella?

Creo que las cosas más importantes de mi vida, pasada y presente, las he aprendido de gente sin ningún título ni etiqueta de “gurú”.

.- No están “infectados” por prejuicios.

No conocen nada sobre tu vida profesional. No saben quién es el mejor en tu campo profesional o cuanto puedes llegar a facturar en un mes.

Hablan contigo, por cómo eres con ellos, por cómo te comportas con ellos. Lo que ponga en tu tarjeta de visita, como que les importa muy poco o nada.

.- Hablan de corazón.

Hablan de corazón, a tumba abierta. No se mueven por “tonterías” de número de seguidores en la red, de si has acudido a tal o cual evento.

Saben que la vida es mucho más allá, de si puedo “pisarte la cabeza” para llegar antes que tú a esa meta, de si no te habla tal o cual persona o si te relacionas con Pepito Pérez.

.- Al hablar desde el corazón, hablan sin tapujos.

Siempre lo he dicho y cada día lo observo más, nos complicamos la vida nosotros mismos. Todo es mucho más fácil.

Te dicen lo que sienten en todo momento, a tumba abierta. Si te gusta bien o si no, también. Su esencia es que viven el presente.

Han pasado por muchas penurias, que ni nosotros seríamos capaces. Y nosotros con un resfriado nos estamos “muriendo”. Por eso saben que el presente es lo único que tienen, viviéndolo y exprimiéndolo

.- Seguro que son más listos que tú.

Al tener que “sacarse las castañas del fuego”, sin títulos que los respalden, el esfuerzo, el tesón, la constancia y la perseverancia, son valores que están en su vida.

Valores que son los que te llevan al éxito de verdad, no exclusivamente a través de un titulo.

Ese esfuerzo, les ha hecho ver, sentir y padecer cosas que para nosotros sería imposible, haciéndoles más listos que los demás.

Fuente de inspiración de constancia, aprendemos más de ellos, que si nos hablan desde el avión privado camino hacia las islas privadas que tiene el “gurú” de turno.

.- Te despojas de tus egos junto a ellos.

Aunque tendría que ser con todas las personas, con ellos la experiencia es mucho más intensa.

No hace falta que hables de tus títulos, de tus libros o con quién te has reunido. No hace falta nada más, que ser tú mismo, con tus miedos, vergüenzas, anhelos y sueños.

Te quieren a ti, no quieren al personaje que puedes ser.

Como podrás ver, podemos aprender mucho de esas personas, que pensamos que al “no tener un titulo”, ya no nos servirán para alcanzar, eso que tanto soñamos, como nos hacen creer.

Te podrán ayudar, pero te aseguro que tener personas como he descrito a tu lado, serán la palanca más importante para una vida, de valores, esfuerzo, constancia y humildad. Valores, que provocan un éxito desde el interior, no desde el exterior, como nos hacen creer.

¿Estás rodeado de gente así? ¿Por qué crees que no te ayudarán nada en tu vida?

Podéis adquirir “Liderazgo Canalla. Libera tu lado más rebelde desde este enlace.

Alfredo Urdaci :”La verdad es algo que va más allá de miedos y modas”

Hoy dentro de la sección “Conversaciones con…” para mi es un placer presentar a Alfredo Urdaci

Todo es comunicación… Ya no sólo cuando hablamos con una persona o delante de un público, sino cuando andamos, cuando no hablamos o no hacemos algo…

Siempre estamos comunicando.

Y en una sociedad donde los problemas que está viviendo, comienzan por la NO COMUNICACIÓN, quería hablar con un gran comunicador de nuestro país, para que diera su opinión al respecto.

Alfredo Urdaci, presentador de telediario en RTVE, Director de los servicios informativos también en RTVE, como en Onda 6, Onda Cero o recientemente en 13TV. Colaborador en medios de comunicación, es escritor y siendo su último libro “Urgente de Comunicación” por Ed.Almuzara. Además es Director del grupo de comunicación Ludiana.

GRACIAS ALFREDO por recordarnos que el verdadero éxito es tener una buena relación con el que te ves en el espejo todas las mañanas y que a pesar del que dirán, tenemos que ser consecuentes siempre con nuestra verdad, hasta el último aliento.

Puedes conocer más el trabajo de Alfredo  a través de Twitter

bes que tu vida puede ser diferente y aun así no haces nada para conseguirlo? ¿Te da miedo romper los límites que tienes en tu mente? ¿Quieres poner patas arriba tu vida y conocer eso que llaman felicidad? ¿Quieres que tu empresa alcance esas cimas que siempre has soñado? ¿Crees que el ambiente de tu empresa tendría que mejorar? ¿Sabes que el antídoto a todos los problemas es el NO escuchar tu corazón? Puedes contactar conmigo a través de Twitter, en Facebook

.- ¿Quién es Alfredo Urdaci?

Definirse no es fácil para nadie. Nos harían falta un par de tomos. Pero si tengo que sintetizar diré que soy un aprendiz, un curioso al que le gusta el periodismo, la filosofía, la vida familiar, viajar, la fotografía, y la música. Procuro conocer antes que juzgar, me gustar conversar antes que monologar, y siento una pasión infinita por todo lo humano. Soy navarro, pero eso ayuda poco a definirse, porque he pasado tiempo de mi vida en Italia, mucho tiempo en Madrid, y algún tiempo en Francia. Me gustan esos tres países porque saben disfrutar de la vida.

.- ¿Todo es comunicación?

Todo empieza o termina en la comunicación. La comunicación es lo más humano del ser humano, lo que nos permite vivir en sociedad. La comunicación, me gusta recordarlo, está en el origen de casi todos los problemas y por tanto debe estar también en las soluciones.

.- ¿Crees que el hablar en público, aunque no lo utilices, se tendría que enseñar en las escuelas? ¿Por qué se tiene tanto miedo a hablar en público?

Creo que debe ser una asignatura fundamental que contribuiría mucho a mejorar la vida pública, las relaciones personales, la política y los negocios. Creo que saber hablar en público es un factor de desarrollo de las sociedades, y sobre todo un factor de civilización.

.- Se dice que se manipula la información que recibimos de los medios de comunicación y a la vez se promulga desde la sociedad, que se comunique desde el corazón, ¿Qué pasa de verdad?

Hay buena manipulación y manipulación perversa. Fíjese que hace un tiempo se puso de moda el carné de “manipulador de alimentos” para que esa manipulación fuera buena. La información se puede organizar y elaborar para llegar a la verdad  o para  esconderla. Una de las manipulaciones que ahora están más de moda es la del sentimiento. Todo tiene que tener emociones para ser verdad, todo tiene que tener una carga emocional.  Creo que vivimos una inflación de la empatía que es perversa, porque no se pueden legitimar las leyes o los comportamientos por la carga emocional. Entraríamos en un bucle delirante

.- ¿Qué legado te gustaría estar dejando en la sociedad?

Me ha entusiasmado un libro de Ed Catmull: Creatividad S.A. Catmull fue el fundador de Pixar. Y la tesis del libro es que si se consigue que todos los empleados de una empresa contribuyan al bien común esto funciona. A mí me gustaría ser un contribuyente de esa empresa, de la que obtiene lo mejor de cada uno de sus integrantes.

.- ¿Qué es la verdad, para ti?

Un compromiso permanente que se debe mantener aunque te cueste sangre, sudor y lágrimas, algo que está más allá de las modas y de los miedos, y que no se establece nunca por consenso. La verdad no está en las mayorías. Tampoco en el poder. Nuestro deber es encontrarla y contarla, aunque vaya contra la opinión general.

.- ¿Cuál es tu concepto de felicidad?

He aprendido que no está ni en el éxito, ni en el poder, ni en el dinero. Tampoco consiste en no tener problemas. Creo que reside más bien en el empeño diario de mejorar, en la humildad, en asimilar que no somos perfectos y en hacer el bien. Hay siempre más felicidad en dar que en recibir.

.- Si echas la vista atrás, ¿Qué le dirías a ese Alfredo que comenzaba a trabajar?

Uy!! Le diría quizá que fuera un poco menos ingenuo, y que no perdiera el tiempo. Perdemos mucho tiempo. Demasiado. En cosas  que no van a ningún sitio. Sobre todo porque hacemos una incorrecta valoración del presente.

.- Gritos por la calle, telediarios con solo noticias deprimentes, peleas en un campo de futbol… ¿Qué le pasa a la sociedad?

Nos fijamos en lo negativo, lo conflictivo. Pero es porque somos una sociedad que sufre cada vez más el miedo a lo imprevisto, a la incertidumbre. Pero a la vez nos gusta contemplar sus efectos desde el sofá, como si no fuera  con nosotros.

.- ¿Qué es una comunicación eficaz? ¿Qué beneficios tiene?

La comunicación eficaz es la que consigue que el mensaje llegue sin ruidos y sin distorsiones, la que consigue persuadir para el bien común, la que lleva  verdad, la que busca  el bien del otro, la que escucha. Escuchar es lo más importante  en la comunicación personal.

.- Persuasión, Influir, Convencer… Términos a día de hoy usados y yo me pregunto, ¿Tendrían que saber las personas el verdadero significado de las palabras antes de usarlas? ¿Dónde queda la libertad de expresión con estas palabras?

Es importante pero no imprescindible. No tenemos que definir el respirar para  coger  aire  cada  segundo. Pero es importante saber  cuándo  un discurso pretende persuadirnos y cuándo solo aspira a informar. Es bueno distinguir para saber en qué campo jugamos. Insisto: la enseñanza de la retórica y la oratoria hará ciudadanos mejores, que saber juzgar los discursos, que son críticos con su contenido, y que saben diferenciar  lo persuasivo de lo informativo.

.- ¿Qué has aprendido de los mejores para ti?

He aprendido a resistir y a reinventarme. Creo que son dos lecciones fundamentales.

.- Si alguien quisiera tenerte de mentor suyo, ¿Qué siempre le dirías?

Lo que siempre les he dicho: que aprender a hablar y a escribir, que son las dos lecciones básicas; que lean mucho y bueno; que trabajen en radio, en prensa y televisión. Y que no olviden nunca a la persona a la que se dirigen con su trabajo.

.- Cotilleos, envidias, rumores…Un país que se caracteriza por ello..¿Son las consecuencias de una mala comunicación?

Los intereses de una sociedad son variados. Aquí gusta el cotilleo. En Francia también. En Italia, por ejemplo, es un tipo de información que no tiene valor. Pero he aprendido algo importante: incluso tratando temas de corazón se puede hacer buena  información y se puede contribuir  a una sociedad  mejor.

.- El liderazgo que tenemos en las empresas, ¿Es reflejo de la sociedad que estamos viviendo?

Sin duda. No hay islas. Pero tengo que decir que en la empresa España  es  un país extraordinario. Tenemos grandes líderes, mucho mejores que en la política: directivos bien preparados, innovadores, y llenos de energía. Ahí están Ana Botín, Francisco González, Ignacio Galán, etc. Lo mejor de nuestra  sociedad, por fortuna, está  en la empresa privada.

.- ¿Qué has aprendido de tus principios que nunca olvidas?

A caminar por las aceras y evitar las alcantarillas, a saludar cuando subo las escaleras para que me saluden al bajarlas, y a tener  en cuenta que el mejor capital es el capital humano, que el dinero mejor invertido es aquel que permite mejorar  a las personas  en sus conocimientos  y sus competencias.

.- ¿Cuál es tu definición de éxito? ¿Está la sociedad equivocada buscando un éxito basado en el reconocimiento exterior y sin un propósito interior?

El éxito es una dimensión interior. Es cuando cierras la puerta de casa por las noches  y todo está  en orden, es cuando te miras en el espejo y te reconoces. El éxito es mantener un núcleo de humanidad a pesar de lo difícil que nos ponen las cosas  todos los días.

.- Una reflexión para los lectores del blog.

Quizá la tarea más compleja en este mundo, para los mayores y para los jóvenes, es la formación de un criterio que vaya más allá de los 140 caracteres. Vivimos un tiempo muy confuso, de grandes amenazas. Las cosas son complejas, aunque tengamos herramientas que nos prometen simplificarlas. Trabajar para  comprender  antes de  juzgar  creo que es un afán que nos permitirá navegar con el viento a favor. Muchas gracias

¿Tienes Rasmia?

“La paciencia, la pasión y la perseverancia son igual al éxito” dice Pitbull

Maño que rasmia tienes. Hasta que no lo consigas no pararas”.

No creas que me estaban insultando. Al revés, me estaban alentando a seguir.

En Aragón, rasmia, significa “empuje y tesón para acometer y continuar cualquier tipo de empresa”.

Los anglosajones lo llaman Grit. Os recomiendo el libro con el mismo título “Grit. El poder de la pasión y la perseverancia”

En este mundo que desde pequeños nos han distinguido entre quienes han aprobado los exámenes y no. Y si lo has aprobado, podrás tener un futuro “halagüeño”, pero allá tú si no has pasado del 5.

Lo que te espera es un futuro negro, de fracasos y recordándonos que esos sueños, serán imposibles conseguir, ya que hemos sacado un 4 en el examen que teníamos.

¿Y qué pasa con las personas que a pesar no estar etiquetadas con una “gran inteligencia”, han conseguido romper limites, alcanzar sueños imposibles

Creemos que el éxito, la felicidad, el reconocimiento, solamente se consigue a corto plazo. Eso de a largo plazo, es para locos y que se esfuerzan, cosa que no está bien vista en esta sociedad.

¿Y qué piensas si te dijera que no me importa tu cociente intelectual, tus títulos ni tampoco quiénes son tus padrinos para alcanzar tu éxito?

¿Qué piensas si te dijera que la rasmia que tienes dentro, es el poder de la pasión y perseverancia que has imprimido a tus retos imposibles?

En un mundo donde estamos deslumbrados por el talento, las notas, títulos, tendríamos que estar con la boca abierta por aquellas personas, que su bandera es la perseverancia y la pasión que ponen en cada acción que realizan.

En una sociedad, que nos ha enseñado, que cuanto “más lloremos”, más vendrá “PAPA ESTADO”, nuestra familia, pareja o amigos a “cuidarnos” y hacer lo que sea para que nosotros estemos bien, palabras como esfuerzo, interés, práctica o esperanza están denostados de nuestro vocabulario.

Sin esfuerzo, eso que dicen nuestros padres que tenemos, talento, es simplemente lo que podríamos haber hecho y no hemos hecho porque es mejor, “que nos vengan todas dadas” que ir “hacia ellas”.

Sin esfuerzo nunca seremos productivos. Estaremos dentro de lo establecido como “normal”, pero nunca daremos ese “más” que sabremos que podríamos dar ni descubriendo que estaba detrás de la puerta nº1, llamada miedo.

¿Y cómo son las personas con Rasmia?

Hubo una vez una frase que me marcó: “David, hoy estas y mañana quien sabe. Dedícate a lo que te apasiona porque todo pasa en un suspiro”.

¿Por qué no duramos demasiado en nuestro trabajo? ¿Por qué aun durando, estamos siempre nerviosos y cabreados?

PORQUE REALMENTE NO NOS INTERESA LO QUE ESTAMOS HACIENDO. PORQUE REALMENTE NO ESTAMOS HACIENDO LO QUE SI SABEMOS QUE NOS MOTIVA.

Me voy a dormir todos los días, desde que lo que hago coincide totalmente con mis intereses, con mis motivaciones. Hasta entonces, no dormía un día bien a pesar de que estaba consiguiendo todo aquello, que la sociedad decía que tenía que alcanzar.

No te mientas, y estés diciéndote: “Es que no sé que me interesa, porque me interesan tantas cosas, que no lo sé”.

¡¡MENTIRA!!.

Si te pusieran una pistola en la cabeza (perdón por el simili) sabrías que responder y sin rechistar.

Eso es tu pasión, ahí es donde debes poner el foco en torno a tu vida.

No eres diferente a aquellas personas que sabes que están haciendo lo que les gusta. Todos nacemos del mismo lugar.

Eso que te apasiona, no cae del cielo ni a través de un test sicológico. El mío decía que tenía que dedicarme a los número, y aunque lo hice, ahora si estoy haciendo lo que me apasiona de verdad.

Descubrir lo que te apasiona, lo que te motiva, se descubre a través de la interacción con el mundo exterior, dándote la oportunidad de probar. No de tu interior.

Si le hubiera preguntado a mi interior que si tenía que dedicarme a escribir, hubiera dicho: “Si claro, y yo soy George Cloney, ¿Qué te crees?”. Pero cuando experimente el escribir, obviando el qué dirán, el qué pensarán, lo encontré.

Date siempre la oportunidad de descubrir, que te apasiona. Aquello a lo que te gustaría dedicar las 24 horas del día sin ningún tipo de problema.

Aunque yo soy más de Messi, si nos damos cuenta, tras los entrenamientos del Real Madrid, siempre enfocan los medios de comunicación, como Ronaldo se queda a mejorar sus disparos o remates de cabeza.

Es una persona con rasmia.

Cuando sabes lo que te apasiona, no te importa hacer “horas extras” que supongan un plus más en tu desarrolla. No te incomodan, las buscas.

La diferencia entre el éxito y la mediocridad, es eso, la práctica.

A más tiempo practiques, más habilidad tendrás. Y a más habilidad, más repercusión obtendrás.

Así de fácil.

Puedes tener un interés, una intención respecto a una acción.

Quieres alcanzar la meta, pero te aseguro que sin un propósito, a la 1 caída, te aseguro que tiraras la toalla, mandando todo esfuerzo a la basura.

Tener un propósito, es hacer algo por y para otras personas que no seamos nosotros mismos, por un motivo que tras realizar tu acción, quieras dejar como huella en los demás.

Recuerda: No es lo mismo dar clases, que inspirar a tus alumnos a ser mejores personas.

Eso es un propósito.

Y las personas con rasmia, tienen esperanza.

No la esperanza, de que les toque la primitiva para ser felices o considerarse de éxito. No la esperanza de que esa chica que tanto te gusta te diga si, sólo a través de la Ley de la atracción.

La esperanza de que al día siguiente las cosas vayan a ir a mejor, porque me voy a levantar del suelo y voy a ir de nuevo, a por lo que quiero.

Creo más en una persona con rasmia, que en una persona de éxito.

La persona que se esfuerza, que persevera a pesar de las circunstancias, que lucha por dejar una huella más allá de un éxito efímero en el mundo, Son personas realmente felices, con éxito de verdad.

Personas que enarbolan la bandera de la excelencia, sin perseverancia y sin importar lo que diga un examen o un test psicológico. Son los verdaderos genios para mí.

Y tú, ¿Tienes rasmia? ¿Crees que el intelecto determina tu futuro?

Podéis adquirir “Liderazgo Canalla. Libera tu lado más rebelde” a través de este enlace.