Alfredo Urdaci :”La verdad es algo que va más allá de miedos y modas”

Hoy dentro de la sección “Conversaciones con…” para mi es un placer presentar a Alfredo Urdaci

Todo es comunicación… Ya no sólo cuando hablamos con una persona o delante de un público, sino cuando andamos, cuando no hablamos o no hacemos algo…

Siempre estamos comunicando.

Y en una sociedad donde los problemas que está viviendo, comienzan por la NO COMUNICACIÓN, quería hablar con un gran comunicador de nuestro país, para que diera su opinión al respecto.

Alfredo Urdaci, presentador de telediario en RTVE, Director de los servicios informativos también en RTVE, como en Onda 6, Onda Cero o recientemente en 13TV. Colaborador en medios de comunicación, es escritor y siendo su último libro “Urgente de Comunicación” por Ed.Almuzara. Además es Director del grupo de comunicación Ludiana.

GRACIAS ALFREDO por recordarnos que el verdadero éxito es tener una buena relación con el que te ves en el espejo todas las mañanas y que a pesar del que dirán, tenemos que ser consecuentes siempre con nuestra verdad, hasta el último aliento.

Puedes conocer más el trabajo de Alfredo  a través de Twitter

bes que tu vida puede ser diferente y aun así no haces nada para conseguirlo? ¿Te da miedo romper los límites que tienes en tu mente? ¿Quieres poner patas arriba tu vida y conocer eso que llaman felicidad? ¿Quieres que tu empresa alcance esas cimas que siempre has soñado? ¿Crees que el ambiente de tu empresa tendría que mejorar? ¿Sabes que el antídoto a todos los problemas es el NO escuchar tu corazón? Puedes contactar conmigo a través de Twitter, en Facebook

.- ¿Quién es Alfredo Urdaci?

Definirse no es fácil para nadie. Nos harían falta un par de tomos. Pero si tengo que sintetizar diré que soy un aprendiz, un curioso al que le gusta el periodismo, la filosofía, la vida familiar, viajar, la fotografía, y la música. Procuro conocer antes que juzgar, me gustar conversar antes que monologar, y siento una pasión infinita por todo lo humano. Soy navarro, pero eso ayuda poco a definirse, porque he pasado tiempo de mi vida en Italia, mucho tiempo en Madrid, y algún tiempo en Francia. Me gustan esos tres países porque saben disfrutar de la vida.

.- ¿Todo es comunicación?

Todo empieza o termina en la comunicación. La comunicación es lo más humano del ser humano, lo que nos permite vivir en sociedad. La comunicación, me gusta recordarlo, está en el origen de casi todos los problemas y por tanto debe estar también en las soluciones.

.- ¿Crees que el hablar en público, aunque no lo utilices, se tendría que enseñar en las escuelas? ¿Por qué se tiene tanto miedo a hablar en público?

Creo que debe ser una asignatura fundamental que contribuiría mucho a mejorar la vida pública, las relaciones personales, la política y los negocios. Creo que saber hablar en público es un factor de desarrollo de las sociedades, y sobre todo un factor de civilización.

.- Se dice que se manipula la información que recibimos de los medios de comunicación y a la vez se promulga desde la sociedad, que se comunique desde el corazón, ¿Qué pasa de verdad?

Hay buena manipulación y manipulación perversa. Fíjese que hace un tiempo se puso de moda el carné de “manipulador de alimentos” para que esa manipulación fuera buena. La información se puede organizar y elaborar para llegar a la verdad  o para  esconderla. Una de las manipulaciones que ahora están más de moda es la del sentimiento. Todo tiene que tener emociones para ser verdad, todo tiene que tener una carga emocional.  Creo que vivimos una inflación de la empatía que es perversa, porque no se pueden legitimar las leyes o los comportamientos por la carga emocional. Entraríamos en un bucle delirante

.- ¿Qué legado te gustaría estar dejando en la sociedad?

Me ha entusiasmado un libro de Ed Catmull: Creatividad S.A. Catmull fue el fundador de Pixar. Y la tesis del libro es que si se consigue que todos los empleados de una empresa contribuyan al bien común esto funciona. A mí me gustaría ser un contribuyente de esa empresa, de la que obtiene lo mejor de cada uno de sus integrantes.

.- ¿Qué es la verdad, para ti?

Un compromiso permanente que se debe mantener aunque te cueste sangre, sudor y lágrimas, algo que está más allá de las modas y de los miedos, y que no se establece nunca por consenso. La verdad no está en las mayorías. Tampoco en el poder. Nuestro deber es encontrarla y contarla, aunque vaya contra la opinión general.

.- ¿Cuál es tu concepto de felicidad?

He aprendido que no está ni en el éxito, ni en el poder, ni en el dinero. Tampoco consiste en no tener problemas. Creo que reside más bien en el empeño diario de mejorar, en la humildad, en asimilar que no somos perfectos y en hacer el bien. Hay siempre más felicidad en dar que en recibir.

.- Si echas la vista atrás, ¿Qué le dirías a ese Alfredo que comenzaba a trabajar?

Uy!! Le diría quizá que fuera un poco menos ingenuo, y que no perdiera el tiempo. Perdemos mucho tiempo. Demasiado. En cosas  que no van a ningún sitio. Sobre todo porque hacemos una incorrecta valoración del presente.

.- Gritos por la calle, telediarios con solo noticias deprimentes, peleas en un campo de futbol… ¿Qué le pasa a la sociedad?

Nos fijamos en lo negativo, lo conflictivo. Pero es porque somos una sociedad que sufre cada vez más el miedo a lo imprevisto, a la incertidumbre. Pero a la vez nos gusta contemplar sus efectos desde el sofá, como si no fuera  con nosotros.

.- ¿Qué es una comunicación eficaz? ¿Qué beneficios tiene?

La comunicación eficaz es la que consigue que el mensaje llegue sin ruidos y sin distorsiones, la que consigue persuadir para el bien común, la que lleva  verdad, la que busca  el bien del otro, la que escucha. Escuchar es lo más importante  en la comunicación personal.

.- Persuasión, Influir, Convencer… Términos a día de hoy usados y yo me pregunto, ¿Tendrían que saber las personas el verdadero significado de las palabras antes de usarlas? ¿Dónde queda la libertad de expresión con estas palabras?

Es importante pero no imprescindible. No tenemos que definir el respirar para  coger  aire  cada  segundo. Pero es importante saber  cuándo  un discurso pretende persuadirnos y cuándo solo aspira a informar. Es bueno distinguir para saber en qué campo jugamos. Insisto: la enseñanza de la retórica y la oratoria hará ciudadanos mejores, que saber juzgar los discursos, que son críticos con su contenido, y que saben diferenciar  lo persuasivo de lo informativo.

.- ¿Qué has aprendido de los mejores para ti?

He aprendido a resistir y a reinventarme. Creo que son dos lecciones fundamentales.

.- Si alguien quisiera tenerte de mentor suyo, ¿Qué siempre le dirías?

Lo que siempre les he dicho: que aprender a hablar y a escribir, que son las dos lecciones básicas; que lean mucho y bueno; que trabajen en radio, en prensa y televisión. Y que no olviden nunca a la persona a la que se dirigen con su trabajo.

.- Cotilleos, envidias, rumores…Un país que se caracteriza por ello..¿Son las consecuencias de una mala comunicación?

Los intereses de una sociedad son variados. Aquí gusta el cotilleo. En Francia también. En Italia, por ejemplo, es un tipo de información que no tiene valor. Pero he aprendido algo importante: incluso tratando temas de corazón se puede hacer buena  información y se puede contribuir  a una sociedad  mejor.

.- El liderazgo que tenemos en las empresas, ¿Es reflejo de la sociedad que estamos viviendo?

Sin duda. No hay islas. Pero tengo que decir que en la empresa España  es  un país extraordinario. Tenemos grandes líderes, mucho mejores que en la política: directivos bien preparados, innovadores, y llenos de energía. Ahí están Ana Botín, Francisco González, Ignacio Galán, etc. Lo mejor de nuestra  sociedad, por fortuna, está  en la empresa privada.

.- ¿Qué has aprendido de tus principios que nunca olvidas?

A caminar por las aceras y evitar las alcantarillas, a saludar cuando subo las escaleras para que me saluden al bajarlas, y a tener  en cuenta que el mejor capital es el capital humano, que el dinero mejor invertido es aquel que permite mejorar  a las personas  en sus conocimientos  y sus competencias.

.- ¿Cuál es tu definición de éxito? ¿Está la sociedad equivocada buscando un éxito basado en el reconocimiento exterior y sin un propósito interior?

El éxito es una dimensión interior. Es cuando cierras la puerta de casa por las noches  y todo está  en orden, es cuando te miras en el espejo y te reconoces. El éxito es mantener un núcleo de humanidad a pesar de lo difícil que nos ponen las cosas  todos los días.

.- Una reflexión para los lectores del blog.

Quizá la tarea más compleja en este mundo, para los mayores y para los jóvenes, es la formación de un criterio que vaya más allá de los 140 caracteres. Vivimos un tiempo muy confuso, de grandes amenazas. Las cosas son complejas, aunque tengamos herramientas que nos prometen simplificarlas. Trabajar para  comprender  antes de  juzgar  creo que es un afán que nos permitirá navegar con el viento a favor. Muchas gracias

Anuncios

¿Tienes Rasmia?

“La paciencia, la pasión y la perseverancia son igual al éxito” dice Pitbull

Maño que rasmia tienes. Hasta que no lo consigas no pararas”.

No creas que me estaban insultando. Al revés, me estaban alentando a seguir.

En Aragón, rasmia, significa “empuje y tesón para acometer y continuar cualquier tipo de empresa”.

Los anglosajones lo llaman Grit. Os recomiendo el libro con el mismo título “Grit. El poder de la pasión y la perseverancia”

En este mundo que desde pequeños nos han distinguido entre quienes han aprobado los exámenes y no. Y si lo has aprobado, podrás tener un futuro “halagüeño”, pero allá tú si no has pasado del 5.

Lo que te espera es un futuro negro, de fracasos y recordándonos que esos sueños, serán imposibles conseguir, ya que hemos sacado un 4 en el examen que teníamos.

¿Y qué pasa con las personas que a pesar no estar etiquetadas con una “gran inteligencia”, han conseguido romper limites, alcanzar sueños imposibles

Creemos que el éxito, la felicidad, el reconocimiento, solamente se consigue a corto plazo. Eso de a largo plazo, es para locos y que se esfuerzan, cosa que no está bien vista en esta sociedad.

¿Y qué piensas si te dijera que no me importa tu cociente intelectual, tus títulos ni tampoco quiénes son tus padrinos para alcanzar tu éxito?

¿Qué piensas si te dijera que la rasmia que tienes dentro, es el poder de la pasión y perseverancia que has imprimido a tus retos imposibles?

En un mundo donde estamos deslumbrados por el talento, las notas, títulos, tendríamos que estar con la boca abierta por aquellas personas, que su bandera es la perseverancia y la pasión que ponen en cada acción que realizan.

En una sociedad, que nos ha enseñado, que cuanto “más lloremos”, más vendrá “PAPA ESTADO”, nuestra familia, pareja o amigos a “cuidarnos” y hacer lo que sea para que nosotros estemos bien, palabras como esfuerzo, interés, práctica o esperanza están denostados de nuestro vocabulario.

Sin esfuerzo, eso que dicen nuestros padres que tenemos, talento, es simplemente lo que podríamos haber hecho y no hemos hecho porque es mejor, “que nos vengan todas dadas” que ir “hacia ellas”.

Sin esfuerzo nunca seremos productivos. Estaremos dentro de lo establecido como “normal”, pero nunca daremos ese “más” que sabremos que podríamos dar ni descubriendo que estaba detrás de la puerta nº1, llamada miedo.

¿Y cómo son las personas con Rasmia?

Hubo una vez una frase que me marcó: “David, hoy estas y mañana quien sabe. Dedícate a lo que te apasiona porque todo pasa en un suspiro”.

¿Por qué no duramos demasiado en nuestro trabajo? ¿Por qué aun durando, estamos siempre nerviosos y cabreados?

PORQUE REALMENTE NO NOS INTERESA LO QUE ESTAMOS HACIENDO. PORQUE REALMENTE NO ESTAMOS HACIENDO LO QUE SI SABEMOS QUE NOS MOTIVA.

Me voy a dormir todos los días, desde que lo que hago coincide totalmente con mis intereses, con mis motivaciones. Hasta entonces, no dormía un día bien a pesar de que estaba consiguiendo todo aquello, que la sociedad decía que tenía que alcanzar.

No te mientas, y estés diciéndote: “Es que no sé que me interesa, porque me interesan tantas cosas, que no lo sé”.

¡¡MENTIRA!!.

Si te pusieran una pistola en la cabeza (perdón por el simili) sabrías que responder y sin rechistar.

Eso es tu pasión, ahí es donde debes poner el foco en torno a tu vida.

No eres diferente a aquellas personas que sabes que están haciendo lo que les gusta. Todos nacemos del mismo lugar.

Eso que te apasiona, no cae del cielo ni a través de un test sicológico. El mío decía que tenía que dedicarme a los número, y aunque lo hice, ahora si estoy haciendo lo que me apasiona de verdad.

Descubrir lo que te apasiona, lo que te motiva, se descubre a través de la interacción con el mundo exterior, dándote la oportunidad de probar. No de tu interior.

Si le hubiera preguntado a mi interior que si tenía que dedicarme a escribir, hubiera dicho: “Si claro, y yo soy George Cloney, ¿Qué te crees?”. Pero cuando experimente el escribir, obviando el qué dirán, el qué pensarán, lo encontré.

Date siempre la oportunidad de descubrir, que te apasiona. Aquello a lo que te gustaría dedicar las 24 horas del día sin ningún tipo de problema.

Aunque yo soy más de Messi, si nos damos cuenta, tras los entrenamientos del Real Madrid, siempre enfocan los medios de comunicación, como Ronaldo se queda a mejorar sus disparos o remates de cabeza.

Es una persona con rasmia.

Cuando sabes lo que te apasiona, no te importa hacer “horas extras” que supongan un plus más en tu desarrolla. No te incomodan, las buscas.

La diferencia entre el éxito y la mediocridad, es eso, la práctica.

A más tiempo practiques, más habilidad tendrás. Y a más habilidad, más repercusión obtendrás.

Así de fácil.

Puedes tener un interés, una intención respecto a una acción.

Quieres alcanzar la meta, pero te aseguro que sin un propósito, a la 1 caída, te aseguro que tiraras la toalla, mandando todo esfuerzo a la basura.

Tener un propósito, es hacer algo por y para otras personas que no seamos nosotros mismos, por un motivo que tras realizar tu acción, quieras dejar como huella en los demás.

Recuerda: No es lo mismo dar clases, que inspirar a tus alumnos a ser mejores personas.

Eso es un propósito.

Y las personas con rasmia, tienen esperanza.

No la esperanza, de que les toque la primitiva para ser felices o considerarse de éxito. No la esperanza de que esa chica que tanto te gusta te diga si, sólo a través de la Ley de la atracción.

La esperanza de que al día siguiente las cosas vayan a ir a mejor, porque me voy a levantar del suelo y voy a ir de nuevo, a por lo que quiero.

Creo más en una persona con rasmia, que en una persona de éxito.

La persona que se esfuerza, que persevera a pesar de las circunstancias, que lucha por dejar una huella más allá de un éxito efímero en el mundo, Son personas realmente felices, con éxito de verdad.

Personas que enarbolan la bandera de la excelencia, sin perseverancia y sin importar lo que diga un examen o un test psicológico. Son los verdaderos genios para mí.

Y tú, ¿Tienes rasmia? ¿Crees que el intelecto determina tu futuro?

Podéis adquirir “Liderazgo Canalla. Libera tu lado más rebelde” a través de este enlace.

¡¡La respuesta que siempre buscabas y nadie quería darte!!

Y fue su silencio el que me dio todas las respuestas..” decía Víctor de la hoz.

¿Quieres saber la respuesta a esa pregunta que te haces siempre? ¿Quieres saber por qué vas a tantos cursos, Máster o cursos “envasados” y sigues sin conseguir resultados? ¿Estás preparado?

Vuélvete a hacer la pregunta:

¿Por qué no consigo resultado como el “gurú” de turno me ha dicho que lo iba a conseguir?

PORQUE NO HABIAS HECHO UN TRABAJO DE INSTROSPECCION ANTES DE ACUDIR A LOS MISMOS.

UPS, lo que no querías hacer, al no ser que fuera por causa mayor, es lo que te impide transformar tu vida de verdad.

Acudimos a congresos, conferencias y eventos “rápida solución”, esperando que nos solucionen la vida, nos lleven al éxito, con el único esfuerzo de “pagar” el curso.

Pero con el paso del tiempo , acabamos diciendo frases como :”Es que yo pensaba que mi vida iba a cambiar, Es que yo pensaba que mi negocio en 90 días iba a estar en la cima como me prometió, es que yo pensaba que teniendo una marca, tendría ya trabajo, y como mínimo de Director General…”

Pasando los días, y los resultados por los que habíamos pagado, no suelen llegar, así como nos prometieron.

¿Por qué?

.- Las herramientas que él te ha dado quizá para ti no sirven.

Creemos que esas herramientas que estamos “adquiriendo”, son la leche. Si a él, le han hecho efecto, a mí seguro que también. Aunque en el fondo, “nos pone” la idea de poder superarlo, y ser más famoso, más cachas, más guapo que el propio creador de la herramienta en cuestión.

Es muy fácil, NUNCA LLEGARÁS A CONSEGUIR LOS RESULTADOS QUE ÉL HA CONSEGUIDO.

O si no respóndeme a esta pregunta: ¿Es que consigues el mismo color de tinte de pelo que la chica del anuncio?

NI POR ASOMO.

A él le han hecho efecto una serie de herramientas. Pueden ser una guía, quizá a ti te sirvan todas las herramientas, quizá sólo una, o quizá ninguna…

Eso lo tenemos que tener claro. Al igual que por muy guapo seas, muy gracioso, inteligente, pienses que todo el mundo va a caer a tus pies, ves que el chico que creías que tenía pocas posibilidades con esa chica, acaba saliendo con ella.

NO TODAS LAS HERRAMIENTAS, SURTEN EFECTO EN TODAS LAS PERSONAS POR IGUAL. NI ESAS PASTILLAS TE HARÁN PERDER TANTO PESO COMO DICEN QUE HARÁN.

.- Creemos que las soluciones de los demás son lo único que nos pueden ayudar.

Desde pequeños nos han enseñado, que solamente lo que los demás nos pueden ofrecer es lo mejor para nuestra salud y futuro.

Hacemos caso casi “sumiso” a lo que dicen nuestros profesores, medios de comunicación, “gurús” de turno, “vendehúmos” de los que nos enamoramos por sus luces y palabrarería o creemos a pies juntillas a alguien que ha alcanzado ése éxito que soñamos.

Lo que estamos es reforzando nuestra falta de confianza en nosotros mismos.

Ups, ¿a qué duele?

Desde pequeños, nos han enseñado a “NO PENSAR” y SI “hacer caso sin rechistar” a quien tiene o le damos más poder sobre nosotros.

Lo que se hace es que no pensemos, que sigamos lo “estipulado”, que queramos alcanzar el “éxito” que nos dicen los demás, cuando nosotros sentimos que “nuestro éxito” es totalmente diferente.

Las soluciones de los demás, nos pueden ayudar, nos pueden hacer pensar, nos pueden hacer ver cosas que no veíamos hasta ahora, PERO NUNCA DEBEMOS AFERRARNOS A ELLAS COMO LA TABLA DE SALVACION EN EL HUNDIMIENTO DEL TITANIC.

¿Dónde queda nuestra creatividad? ¿Nuestro talento? En el fondo del mar, todo por no confiar en nosotros.

.- Las herramientas no surten efecto si estas dormido.

No te estoy hablando de que te limpies las legañas, ni que te des desodorante para oler mejor ( bueno ahora en verano, aún más que más ). De ese tipo de sueño no estoy hablando.

Te estoy diciendo, que si no estás “despierto”, que si no sabes quién eres, qué quieres en la vida, qué te ha pasado y quieres te ocurra de ahora en adelante, ya te pueden dar la herramienta que te lleve al Olimpo, que si estás en un mundo de dudas, confusión, miedos y vergüenzas, nunca te dará el resultado que tendría que darte.

He observado que procesos como en los de Marca personal, en los cursos de Liderazgo u Orientación Laboral, poco o nada se habla del proceso de conocerse a uno mismo.

SI, es un proceso que es duro, impredecible, que seguro que descubrirás cosas que no te gustarán, otras que no sabías y que te alegraran,… pero tiene un fin, descubrir lo que realmente te hace feliz, a lo que has venido a este mundo, lo que te hace bien y lo que no…

Y si no sabes quién eres, ¿cómo vas a esperar que alguien que no sabe lo que te puede ir bien a ti o no, sus herramientas surta efecto en ti, como lo hicieron con él?

Descubriendo quien eres, que sientes, que te motiva, antes de empezar a tener el título de “jugador de cursitos y titulitos” por la universidad de la sociedad, empieza poniéndote delante de un espejo y hablando con quien tienes ahí delante, a tumba abierta.

A lo mejor descubrirás que lo que estabas haciendo hasta ahora no es lo que querías, enfocándote en otro camino, llegando a ser mucha mejor persona y profesional que lo que eres hasta ahora.

Dicen que esta todo escrito y que está todo inventado, NO LO CREO, así como tampoco creo QUE TODAS LAS SOLUCIONES SURTAN EFECTO A TODAS LAS PERSONAS POR IGUAL

Así que recuerda:

.- Las herramientas que te enseñen, pueden ayudarte, pero nunca salvarte la vida al 100%

.- No todas las herramientas valen para las mismas personas.

.- Aprende de ellas, incorpóralas en tu vida aquellas que sientan que van contigo, transfórmalas, deséchalas, pero nunca las creas a pies juntillas, como un credo inquebrantable. Son guías., recomendaciones, no leyes absolutas.

.- Tú crearas tus propias herramientas, cuando des saltos hacia la incertidumbre. Cuando camines por el miedo, aumentando tu confianza y viendo de qué eres capaz, que te hace feliz o hace bien.

.- Todos somos creativos, lo que nos diferencia, es que unos crean más en si mismos, en lo que hay dentro de ellos, que otros. Simple y llanamente así. No abandones a tu creatividad. Las cosas siempre se pueden hacer mejor de lo que dicen.

Así que ya sabes la respuesta a la famosa pregunta que todo el mundo se ha hecho alguna vez:

.- ¿Por qué no surte efecto en mí y en otra persona si?

.- PORQUE ESA PERSONA SABIA QUE QUERÍA, QUIEN ERA Y PORQUE LO QUERÍA.

¿Y tú lo sabes? ¿Sentías que era la respuesta a esas dudas que tenías? ¿Por qué aún sabiéndolo no hacías nada al respecto?

Podéis adquirir “Liderazgo Canalla. Libera tu lado más rebelde” a través de este enlace.

 

¡¡El método A.T.P.C.!!

“Las más crueles mentiras son frecuentemente dichas en silencio” decía Robert Stevenson

Hoy tengo el honor presentaros un método innovador que la Nasa me ha nombrado como la persona responsable en todo el mundo que lo dé a conocer.

El método se llama A.T.P.C.

¿Cuál es su significado?

A Tomar Por Culo.

Seamos claros, TODOS, alguna vez hemos dicho o hemos deseado decirlo. Mandar  a alguien o alguna situación:

A TOMAR POR CULO.

O lo peor de todo, hemos querido hacerlo y por ciento de “excusas”, no lo hacemos.

A través de este método, que podrás aplicar en todos los ámbitos de tu vida, tanto personal como profesional, tiene un propósito en concreto:

LIMITAR EN TU VIDA, TODO AQUELLO QUE SABES QUE NO TE HACE BIEN.

Sabes que no nos gusta, que nos hace mal, que no podemos con esa situación, pero como te he dicho anteriormente, por el qué dirán, por el qué pasará…. Seguimos aceptando que este en nuestra vida, para luego estar quejándonos de la vida tan “mala” que tenemos.

Pues si queremos decir con la cabeza alta, sonriendo ( aunque los demás no se lo crean o crees envidias), que estas orgulloso con tu vida, como está yendo la misma, coge papel y bolígrafo:

.– Fijar límites

Fijar límites en tu vida, no es de una persona egoísta.

Simplemente sabes lo que quieres en la misma, y todo aquello que no esté dentro de esos parámetros, lo dejas fuera.

Si no ponemos, estaremos aceptando que los demás nos puedan dominar, que sus ideas son mejores que las nuestras, que sus “buenas intenciones” nos llevarán por donde ellos quieren y no por donde nosotros sentimos que tenemos que ir.

Fijar límites, es decirte Si a ti mismo.

.– Ajustar tu sistema de detección de señales

Porque es un amigo, nuestros padres o nuestra pareja, muchas veces, esos límites, esa intimidad, esos valores, son “mancillados”. Sea quien sea, por mucha amistad, amor que tengas, si intenta superar los límites, sus “inaceptables”, RESPETATE SIEMPRE Y DI “NO SIGAS POR AHÍ, NO TE VAYAS A LLEVAR UNA SORPRESA”.

Tus límites son tus límites, y sea quien sea, los tiene que respetar. Ser un defensor acérrimo de ellos y siempre alerta.

.- Cuidado con la búsqueda de aprobación.

“¿Tú crees que hago bien poniéndole limites? ¿Tú crees que he hecho bien? ¿No me abre pasado, verdad?”.

Cuando estamos haciendo algo por 1 vez, siempre hay dudas. Y cuando hay dudas, siempre preguntamos a nuestro círculo más cercano, si estamos haciendo bien.

¿Te digo un secreto? Es falta de confianza en ti mismo, en tus posibilidades en un ámbito nuevo. Es algo normal.

Pero los demás, como tu cerebro intentaran quitarte la idea de la cabeza. Querrán que sigas siendo el de siempre, y te dejes de tonterías.

Respétate y empezarán a respetarte. Respétate y solo necesitarás tu aprobación.

.– Bajar los niveles de tolerancia

Aceptamos casi de todo.

Aceptamos que nos griten, aceptamos que nos digan lo mal que vamos vestidos, aceptamos que nos digan que se metan con nosotros, aceptamos que no nos respeten… Pero todo porque no te respetas a ti mismo.

Se un acérrimo defensor de tus límites, de tus valores y no aceptes menos, del listón que tienes.

.- No dejarte intimidar

Como te he dicho, cuando vean que dudas, te intentarán “comer la moral”. Querrán que te olvides de tus valores, que no valen la pena, que estabas mucho mejor como estabas antes.

Has tomado una decisión, y se consecuente con ella. ES TU VIDA, TU FELICIDAD, ERES TÚ. Y a quien no le guste que no mire.

.- Evolucionar.

Cuidado con las comodidades peligrosas.

Porque tengas tus limites, porque tengas tus barreras, porque sepas lo que quieres y no lo que no aguantas, no quiere decir que si al cabo del tiempo, te encuentras “sólo”, sin “amigos” con los que hablar, sigas con las mismas rutinas.

Al o mejor has hecho algo mal.

.- Mantener la elegancia

Defiende tus valores, con elegancia.

Nunca te rebajes a los niveles de las personas que te quieren intimidar o que te olvides de tus NOES.

Más vale un desprecio a tiempo que un lamento por mucho tiempo.

.- Ignorar lo inútil y reír de lo serio

Siempre he pensado que reírse de una mismo, que tomar toda situación seria con ilusión, risa, se lleva mucho mejor el camino a recorrer.

Y lo que te parezca inútil en tu vida, ignóralo. Te aseguro que no has perdido el tiempo. Ahora eres tú y no te hacen falta en tu vida. Ignora y sigue.

.- Escoger un tipo de soledad particular y disfrutarla.

Con el método A.T.P.C estás escogiéndote.

En esta vida, donde esperamos que los demás nos elijan, estamos siendo nosotros mismos, quienes nos elegimos a nosotros mismos, como 1 opción.

Será un camino duro, la gente no te entenderá y habrá momentos de soledad.

Pero una soledad beneficiosa, porque te ayudará a conocerte, a disfrutar del presente, aprender del pasado y saber qué futuro quieres a partir de ahora en tu vida.

Una soledad, que será el principio del comienzo, de tu felicidad. Te lo aseguro.

¿Has querido incorporar el método A.T.P.C alguna vez en tu vida? ¿Por qué no lo haces? ¿Cuál es el apartado que más fallas? ¿Por qué?

Podéis adquirir “Liderazgo Canalla. Libera tu lado más rebelde” en este enlace.

¡¡Activa los hábitos y activaras el éxito!!

No te preguntes qué puede darte la vida, sino qué puedes dar tú a la vida” decía Viktor Frankl

Has decidido poner el contador a cero.

Has comprendido que cuando nace un nuevo día, el pasado se convierte en eso, en pasado. Que tienes por delante un nuevo día lleno de oportunidades que tienes que exprimir.

Has aprendido que no eres tu pasado, que eres tu presente. Y por lo tanto, has decidido emprender un nuevo camino, un sueño que llevaba tiempo dentro de ti.

Y has decidido que te vas a comprometer a ello, hasta las últimas consecuencias. Hasta la fecha te habías comprometido con muchas cosas, pero siempre acababan por no suceder o no llegar a ver si pudiera ser verdad o no.

¿Por qué?

Porque te has comprometido en función de los deseos de los demás o por no “salirte” de las expectativas que tenían los demás sobre ti.

Ahora las cosas han cambiado, te comprometes PORQUE ASÍ LO SIENTES TÚ.

Apuestas por ti, APUESTAS POR TU DON, POR LO QUE TE APASIONA

No te consideras un superdotado, pero te has dado cuenta, que hay algo que los amigos te piden que les ayudes.

ESTAS SOLUCIONANDO UN PROBLEMA A LOS DEMÁS

Eso es la verdadera concepción de emprender. No montar un holding que le quite el puesto a Amancio Ortega (si tiene que ser ese tu propósito, ya llegará), pero el verdadero propósito de emprender, es solucionar los problemas a los demás, AYUDAR A LOS DEMÁS. Ya que como tú nadie lo hace.

Te das cuenta, que el verdadero éxito empieza dentro de uno mismo, no acaparando followers, comprando locales o yendo a eventos a repartir tarjetas. El principio del comienzo empieza en ti. Al hacer las cosas de otra manera, tu actitud es otra.

Emprender es apostar por ti mismo. Otra gente has visto “caer” por el camino y no entendías por qué.

Es fácil, porque habían apostado por modas, por cosas que creían que les haría llegar cuanto antes al éxito a ganar un dinero que les hacía falta. Habían apostado por un éxito efímero y fugaz, cuando en verdad, si hubieran apostado por lo que sentían, por lo que mejor se les daba, hubieran conseguido mucho más de lo que se podrían haber imaginado.

Pero tú has elegido un camino distinto, has elegido TU CAMINO.

Has elegido lo que AMAS.

Es uno de los valores que te has dado cuenta que tenías escondido, la coherencia. Es lo que tú sientes, lo que tú quieres. Escuchas lo que digan los demás ante posibles retos, precipicios pero a partir de ahora vas a hacer caso a tu corazón, el más sabio de todos.

Desde que tomaste esa elección, todos los días tienes en mente TU PROPIA DEFINICIÓN DE ÉXITO.

¿Qué es el éxito? ¿Quién define qué es el éxito y que no lo es? Hasta ahora has intentado llegar a los cánones que la sociedad esperaba que alcanzases. Pero cada cerebro es un mundo y cada mundo tiene una concepción diferente de la vida, del éxito y del fracaso.

Sientes, sabes, lo notas, que quieres un estilo de vida propio, que no diferente, tu propio estilo. Que tienes y quieres hacer las cosas A TU MANERA, que crees que se pueden hacer mejor de cómo se han hecho hasta ahora. Pero sobre todo te has dado cuenta, que viviendo así, sintiendo así, te vas a dormir todas las noches, con la conciencia muy tranquila. Sabiendo que has hecho lo que tenías que hacer.

Quieres tu éxito, es tu coherencia, es tu forma de vivir la vida.

Echas la vista atrás y te das cuenta, que llevas tiempo sin quejarte.

Te levantabas y te quejabas por todo. Por el sol que hacía, por el frio que no hacía, por el café que te ponían o por la ropa que te tocaba ponerte.

Ahora la queja ha desaparecido de tu vocabulario, de tu cuerpo. Ya no lo haces. ¿Por qué? Porque sabes que todos los días son experiencias que hay que vivir, momentos que hay que exprimir, oportunidades que hay que lanzarse o de las que hay que aprender.

Te quejabas porque sabías que no te gustaba tu vida, que creías que había algo más allá de lo que hacías, y ahora que lo estás haciendo, viviendo, las quejas, las excusas, han desaparecido.

Y si te quejas, lo utilizas como un trampolín de investigación del por qué y para qué te pasa lo que te pasa.

Te levantas descansado. Has aprendido que tienes que descansar, porque si no, no habrá manera de rendir hacia el camino a tu sueño.

Al igual que sabes que tienes que descansar todas las noches y alguna buena siesta española, también sabes, que enfocarte demasiado tiempo en alguna acción, tu cerebro no dará mucho más de sí, así que cada cierto tiempo, te paras y te mueves.

El movimiento siempre produce más movimiento.

Y por mucho que estés loco de contento, no puedes ir como “pollo sin cabeza” hacia tu meta. Tienes que tener tiempo para parar y pensar. Por mucho que estés “andando” a tu meta, por mucho que creas que vas en el camino adecuado, tienes que pararte cada cierto tiempo, “subirte” a un árbol e ir viendo qué camino has recorrido, qué ha pasado por el mismo, que has aprendido, si te has desviado.

Así que durante el día, provoca paradas en tu agenda, para pensar, para crear y/o reorientar el camino.

Y cuando pienses, no pienses como lo hacen los demás. Tu experiencia hasta la fecha, has sabido que no te ha dado los resultados con los que soñabas. Tu experiencia está formada por opiniones de los demás, por miedos, por vergüenzas, por “no puedos”.

¿Qué pasaría si aprendieras a través de la imaginación que tienes? ¿A través de esos sueños que te mueven?

Esa imaginación es tu subconsciente hablándote, dale la oportunidad, que seguro que tiene que enseñarte más que toda la experiencia hasta ahora absorbida por ti.

Cada situación tiene una solución diferente, no la que siempre los demás le han dado.

Cuando haces las cosas según tu corazón y no tu miedo, empiezas a decir NO a muchas cosas a lo largo del día.

No a cosas que te roban el tiempo, no a reuniones inoperantes, no a personas que te roban la energía, no a cosas que antes decías si y te preguntabas: ¿Por qué he perdido tanto el tiempo en algo que ni me va ni me viene?

Decir NO es decirte Si a ti mismo, a tu sueño, a tu motivación.

Diciéndote Si a ti mismo, no estás siendo tu mismo. Luchas por ser mejor todos los días.

Si tienes que hacer limpieza de tu agenda, de la gente que te rodea, lo harás durante los días que haga falta. Porque aparte de querer trabajar con los mejores, quieres gente a tu alrededor, con tu misma locura, con tu misma forma de ver la vida.

Durante el día te equivocarás. Pero sabes que es la única forma de aprender. Haciendo y cayéndote, haciendo y cayéndote, no queriendo correr sin foco. Y no pensarás que eres un fracasado, sino que así es la antesala del éxito.

Irán pasando las horas del día y siempre con la misma filosofía de darte a los demás, sin esperar nada a cambio, porque sabes que ya has empezado a disfrutarlo cuando tomaste la decisión entre:

¿YO O MIEDO?.

¿Tu día a día de qué hábitos está formado? ¿Qué hábitos tienes que introducir en tu vida?

Si quieres conocer los hábitos de las personas de éxito os recomiendo el libro de Sergio Fernández y Raimon Samsó, Misión Emprender. Los 70 hábitos de los emprendedores de éxito”.

 

 

Oso, Tigre y Dragón en la empresa

O cambiamos de conducta o cambiamos de sueño. Anónimo.

Estoy rodeado de hienas, de osos perezosos, de marmotas, de comadrejas y de zorros astutos”.

Cuando me lo decía un amigo, no sabía si había a un programa de Frank de la Jungla o había pasado un mes en la selva. Pero estaba describiendo el día a día de su empresa.

¡¡Menudo zoológico!!

Hace unos días, terminé de leer el libro de Andrés Pascual y Ecequiel Barricart, “El oso, el tigre y el dragón. Los tres animales que habitan en ti. Y mientras me iba describiendo la fauna con la que convive, me acordé de él.

Leyendo libros, revistas de Management, conferencias y valores que hay en la sociedad, es normal que se conviva con este tipo de fauna o seamos devorados por ellas.

Estrategias para ser más competitivos, cómo hacer que tu empresa sea la líder del mercado, cómo llegar a ese puesto que tanto añoras, cómo conseguir ese título que todos tienen y tú no…”

Ante estos titulares reales y promociones de cursos, ¿Qué tipo de personalidades estamos desarrollando?

La de hienas, diablos de Tasmania y demás fauna salvaje.

¿Qué pasaría si todo se redujera a esos 3 animales que te he comentado antes?

Necesitamos ordenar nuestras emociones. No podemos abrir la puerta de la oficina y empezar a gritar sin haber dicho ni buenos días, y otro día que todo sea bonito, alegre y feliz. Un poco de equilibrio, de coherencia, por favor.

Un buen líder, una buena persona empieza liderando sus emociones. Y eso es lo que nos hace el OSO que todos llevamos dentro.

Somos emociones, somos sentimiento por mucho que esta sociedad, nos diga, que nos los tenemos que comer, ya que las emociones nos dicen que nos nublan en nuestro día a día, a la hora de tomar decisiones.

Pero desde que nacemos, nos instruyen desde el miedo. Miedo por desobedecer a nuestros padres, profesores, jefes… Miedo a las represalias, por no hacer lo que esperan y desean de nosotros…

Así que cuando llegamos el mundo laboral, sólo tenemos miedo en vez de motivación, ilusión, alegría o ganas de superación. ¿Por qué?

Porque sabemos si llevamos la contraria, NOS ECHARAN, porque si decimos lo que pensamos, NOS ECHARAN, porque si no hacemos horas extras, NOS ECHARAN… Y vivir en el paro, es lo más denostado y macabro que nos puede pasar…Así que por lo tanto, ocultemos nuestras emociones, ocultemos nuestros deseos, nuestra creatividad, y hagamos lo que nos piden y sin rechistar.

Todos los días cuando nos levantamos somos como Winnie The Pooh pero deprimido, sabiendo que tenemos que ir a trabajar.

¿Cómo hacemos para que ese oso se levante todo el día robusto y ruja?

Nos han dicho que el miedo es lo peor que nos puede pasar. Yo creo que no. Es una emoción con la cual nos tenemos que hacer amigos, como la frustración, rabia o la tristeza. Esto es como las heridas, cuando las dejas al aire, se cicatrizan mucho más rápido, pues con las emociones igual.

Cuando descubrimos porque nos pasa, empezamos a descubrir quién eres de verdad. No eres esas mascaras, esas apariencias o esos títulos que están detrás de tu despacho. Eres tú, alguien único.

Las emociones son la herramienta ideal para expresar quien eres, qué quieres, cómo sientes… ¿Por qué lo hacemos tan difícil ocultándolas o no dejándolas salir?

En este mundo, nuestro tigre, esta muriéndose de deshidratación, está famélico. El tigre quiere retos, que le hagan sacar su valentía. Pero el mundo nos pide que solo queramos la rutina, aunque por las noches desearíamos que nuestra vida fuera de otra manera. Que los valientes sean otros, que otros se arriesguen, y si lo consiguen que nos enseñen como lo han hecho.

Las únicas acciones que realizamos son las que nos pone nuestra agenda, y de ahí no nos salimos. ¿Así como vamos a alimentar a nuestro tigre? Más bien se querrá marchar con otro que lo cuide y quiera más que tú.

También están los profesionales, que tienen a su león más gordo que Michelin gracias a sus constantes iniciativas y su estrés.

¿Qué hacemos pues?

Preguntarte de forma sincera: ¿Qué quiero hacer en el trabajo?

Cuando lo tienes tatuado en tu mente, no te importan las circunstancias ya que sabes QUÉ, tu creatividad resurge ante las posibles dificultades. La disrupción es tu filosofía, ya que todos los días quieres ser mejor que el día anterior. Las metas siempre te impulsan a ser mejor, a querer conocer donde no están tus limites, aprender continuamente ya que sabes que no sabes nada.

Pero sabiendo QUÉ quieres, actúas desde la serenidad, desde la tranquilidad, porque sabes que estás en el camino correcto. Quizá no consigas crear esa empresa, quizá no llegues a liderar ese cambio con el que sueñas, pero sabiendo todo lo que te podría ocurrir, todo lo que tendrías que dejar a un lado, lo has hecho, desde la tranquilidad, y desde la coherencia.

Y ¿Qué hacemos con el dragón? ¿Para qué sirve?

Hace unos días preguntaba a un directivo. ¿Te sientes vacío a pesar de la vida que llevas? Su respuesta, con lagrimas en los ojos, fue que SI.

Somos mucho más que nuestras emociones, que nuestros títulos, acciones o retos. Somos mucho más.

Todos hemos venido a dejar algo en el mundo que perdure. No hemos venido a trabajar y hasta al día siguiente .Ya no te digo una huella en el mundo mundial, pero si en la gente nos rodea, o en nuestros clientes. Algo más allá que conseguir facturar todos meses más que el mes anterior.

Todos queremos volar, que nos reconozcan por nuestro vuelo, por nuestras alas. Pero si lo haces por ego, te aseguro que el vuelo será muy corto y con aterrizaje forzoso.

Para ello, tienes que estar en soledad contigo mismo. ¿A qué pica, verdad?

Acepta tus emociones. Acepta que no eres el contexto en el que estés viviendo, sino que eres mucho más.

Cuando empieces a volar, te darás cuenta, que hemos dado importancia a cosas que no la tenían, que hemos reaccionado a cosas de forma reactiva cuando tenía que ser de forma proactiva.

Eso es lo que hace un dragón, saber que tienes que volar mucho más que a ras de suelo, sabiendo que tienes un PORQUE que realizar, una misión.

Así que profesionales, empresas y demás organizaciones:

.- Amen a su oso, a cada uno de los osos que tienen en su empresa. Amándolos descubrirán lo autenticidad de cada uno de ellos, sacando adelante sus talentos sin necesidades de programas “fashion” de búsqueda de talento. NO contraten por C.v. contraten por el brillo de que transmiten los osos en sus ojos.

.- Den permiso que saquen las garras de tigre que todos tienen. Permitan que saquen sus ideas, que las pongan en marcha, que se confundan sin recriminarles por ello. Hagan un club de tigres y le aseguro que serán una empresa canalla.

.- Para volar, hay que tener un PORQUÉ. Un propósito mayor que una facturación o una expansión sin sentido. Y sobre todo cuando ese propósito te mueve, comenzarás a darte cuenta que como vienen las cosas, se van, descontextualizando todo lo que te ocurre.

Siempre habrá momentos, que a la hora de emprender un proyecto, haya un animal que destaque más que otro, pero siempre recuerda que tiene que haber un equilibrio dentro de ti, dentro de la empresa, recuerda alimentarlos en la misma medida

¿Cómo sería una empresa con estos 3 animales dentro de ella? ¿Cómo los alimentas tú? ¿Qué animal crees que no alimentas en tu vida?

Fernando Beltrán: “El nombre es un motor, orgullo,un compañero de viaje..”

Hoy dentro de la sección “Conversaciones con…” para mi es un placer presentar a Fernando Beltrán.

Mira a tu alrededor, ¿Qué ves? Seguro que me dirás que una cortina, una silla, una televisión o el nombre de una persona.

Todo las cosas tienen un nombre. ¿Pero qué importancia le damos al nombre? Pero la cosa que tiene un mal nombre, tiene por delante una difícil existencia.  ¿O es que nunca hemos dicho una frase así como: “La verdad que no te pega el nombre, Creía que te llamarías Daniel o David”? Todos hemos vivido una situación así.

El nombre es más importante de lo que imaginamos, pero nos centramos más en el proceso de crear una marca, de cuantos metros tendrá el local o de qué días tenemos para “hacer” a nuestro hijo.

El nombre marca la Diferencia

Y de ello estuvimos hablando hace unos días Fernando y yo. Creador de nombres como Amena, Faunia, Everis, Rastreator o Qé entre otros, es autor del libro “El nombre de las cosas” en los que remarca como un nombre marca el destino de una marca o producto.

GRACIAS  Fernando por recordarnos que el nombre es el punto de partida hacia el éxito o al abismo, y que no lo tomemos tan a la ligera. Puedes conocer más el trabajo de Fernando a través de Twitter, y  en su Web.

Sabes que tu vida puede ser diferente y aun así no haces nada para conseguirlo? ¿Te da miedo romper los límites que tienes en tu mente? ¿Quieres poner patas arriba tu vida y conocer eso que llaman felicidad? ¿Quieres que tu empresa alcance esas cimas que siempre has soñado? ¿Crees que el ambiente de tu empresa tendría que mejorar? ¿Sabes que el antídoto a todos los problemas es el NO escuchar tu corazón? Puedes contactar conmigo a través de Twitter, en Facebook y en Linkedin

– Fernando Beltrán…¿Qué dice tu nombre?

Nombra a una persona tenaz de carne y hueso -real y accesible, por tanto, precisamente por ser nombrable, y a un latido de carne y humo -poético y terrenal al tiempo- que intenta estar a la altura de su vocación, sus tareas y sus sueños.

– ¿Qué es un nombre?

Un punto de partida -ambicioso, exigente, ilusionante-, un punto de apoyo y un compañero de viaje en todos los proyectos que fijen previamente los valores, atributos y objetivos que deseen comunique su identidad verbal. Y por encima de todo, un impulso, un orgullo, un motor, un código de acceso, un salto hacia delante…

– ¿Por qué un nombre debe llegar a marcar la diferencia?

Porque se trata de identidad, pero también de consistencia, credibilidad y personalidad: Marcar un territorio -producto, concepto, propuesta comercial, proyecto…- que sólo al ser compartido tiene sentido, y que debe transmitir seguridad y diferenciarse de quienes proclaman un mismo beneficio.

– ¿Cómo es el proceso de crear el nombre de un producto o empresa?

Necesité trescientas páginas en mi libro “El Nombre de las Cosas”, y no sé si lo conseguí del todo, imagínate en unas líneas…. Porque, además, cada proyecto es un mundo que te obligar a alterar, simplificar, profundizar o modificar de algún otro modo los pasos convencionales. Un proceso que parte de un briefing inicial del cliente que incluya una tabla de valores y atributos a comunicar. Y a partir de ahí, determinar los campos de búsqueda léxica y semántica desde los que vas a trabajar, analizar sus respectivas áreas de connotación, y aplicar finalmente las técnicas de declinación, arquitectura verbal y las distintas validaciones eufónicas, territoriales y jurídicas.

Este sería el proceso canónico, pero también podría decirte que hay que empaparse del producto, la empresa, el proyecto a nombrar. Llegar a saber más incluso que aquellos que te lo encargan. Vivir en ello, en definitiva, porque la experiencia me ha demostrado que el nombre está ya dentro de lo que hay que nombrar; lo que hay que hacer es encontrarlo, escucharlo, pronunciarlo en alto, sacarlo a la superficie…

– ¿Por qué creamos una marca y pensamos que el nombre es lo último? Anunciamos con trompetas y tambores la creación de una marca y no de su nombre, ¿Por qué?

Esto está cambiando, afortunadamente. Pero quedan aún muchas inercias de aquel pasado reciente en el que, aunque parezca mentira, hasta los manuales más importantes de Identidad Corporativa no mencionaban siquiera la existencia de los nombres. Tuvimos incluso que crear el concepto de Identidad Verbal.

– ¿Cuál es tu nombre favorito?

En lo personal, LLOVIEDO, en lo práctico emocional AMENA que nos cambió la vida, en lo social, FAUNIA, un auténtico fenómeno de masas, en lo más estrictamente comercial, , cambio de la marca anterior Bollylandia de Panrico y subida de las ventas un 27%, en lo artístico el TEA, el Museo de Arte Contemporáneo de Santa Cruz de Tenerife, un trabajo precioso, y en lo inesperado RASTREATOR, un nombre que ha cambiado el modo de nombrar en el sector de los seguros… Y… No sé, podría decirte estos u otros muchos ejemplos según mi estado de ánimo, hemos creado más de setecientos, muchos años ya en esta bendita especialidad…

– ¿Por qué crees que la gente no sabe distinguir entre Marketing y Branding?

Porque se han explicado de un forma muy incompleta y sesgada casi siempre. Generalmente nos ocupamos mucho más de seccionar y competir desde compartimentos estancos que en sumar lo que cada uno de ellos puede aportar a lo que realmente es importante, que al final es que las cosas -las comerciales también- vayan mejor

– ¿Qué sería del Branding sin el naming?

Renunciar o no prestar atención al mayor activo de una compañía. Una ocasión perdida… Una marca que no se puede ni nombrar, ni oír, ni transmitir, ni …

– ¿Por qué tenemos que estar orgulloso de los nombres que ponen en nuestro DNI?

No tenemos que estar necesariamente orgullosos, pero sí a gusto y en armonía con ellos, y si no es así, cambiémoslos, Una vez escuché en la calle decir a alguien no fui yo hasta que cambié de nombre… La frase es tremenda, pero creo en lo que dice…

– ¿Quién es un nombrador? ¿Todos podemos serlo?

En nuestras vidas privadas, sí, porque cometemos muchos errores por no acertar con el nombre de las cosas que nos pasan, y reaccionamos por ello de manera incorrecta… En nuestra vida profesional, quizás mejor recurrir a un profesional, como todos podemos hacer cosas en nuestra casa, pero a veces hay que llamar a los que se dedican a ello…

– Si te digo Liderazgo Canalla… ¿Qué dice para ti ese nombre?

Algo distinto, un enfoque que pone mala letra a lo que se nos ha dado ya hecho. Y en el mundo del marketing hay mucho miedo a decir las cosas de otra manera, nadie da el primer paso, aunque, eso sí, luego se copia y adapta rápido y nos encanta lo que otro ha hecho, dicho, puesto de moda, impuesto… Un nombre valiente, con riesgo, un acierto que, eso sí, te obliga a estar a la altura…

– ¿Qué quieres ser de mayor? ¿Te consideras una persona que hace arte?

Poeta y Nombrador. Me basta así. Y está bien.

– Cuando gritas Eureka tras encontrar el nombre para un producto o empresa.. ¿Qué sientes?

Una felicidad inmensa, y un respeto muy grande hacia ese producto, esa empresa, ese cliente que confió en nosotros… y a partir de ese momento, sentir que ¡Ese nombre ya es suyo, no nuestro!

– ¿Cuál es tu concepto de felicidad?

Esos breves momentos inesperados en los que sentado en cualquier lugar del mundo sientes de pronto que los relojes y sus agujas se han olvidado de ti un momento, para ser, paradójicamente, sólo tú y a solas contigo mismo, acompañado por tanto de todo y todos los que quieres…

¿Una vida aburrida?

El aburrimiento se cura con la curiosidad. La curiosidad no se cura con nada” decía  Dorothy Parker

El mundo vive sumido en el aburrimiento.

Estoy aburrido con mi vida…Estoy aburrido con mi pareja…Estoy aburrido con mi trabajo…Estoy aburrido con lo que ponen en la televisión…

Y no hace falta que lo diga la gente, viendo la cara que tienen durante el día, ya dice mucho de ellos… Una cara donde la sonrisa brilla por su ausencia y donde la mirada expresa tristeza.

Cuando la gente me comenta: “Quiero hacer algo con esta vida tan aburrida que tengo”, para posteriormente preguntarme: “¿Qué harías tú?”.

Siempre contesto lo mismo: “Hacer de verdad lo que sientes que tienes que hacer”.

Instantáneamente pegan salto para atrás, como cuando los gatos ven el agua.

Cuando uno está en búsqueda de sus sueños, NUNCA ESTÁ ABURRIDO.

Estamos aburridos, PORQUE QUEREMOS.

Estamos aburridos, porque nos ha ganado la frustración y la resignación a la fuerza de voluntad.

Estamos aburridos, porque hemos dejado que el miedo nos gane frente a la posibilidad de descubrir qué pasaría si fuéramos hacia nuestros sueños.

ESTAMOS ABURRIDOS, ESTAMOS DESMOTIVADOS, ESTAMOS DESGANADOS, PORQUE NO TE DAS LA OPORTUNIDAD DE SER.

Ahora se sincero contigo mismo, por favor, ante esta pregunta:

Cuando haces lo que sientes que tienes que hacer, lo que tu corazón te impulsa… ¿Cómo se te pasan las horas? ¿Me dices cuantos momentos tenías de ilusión, de superación, de aprendizaje? ¿Me dices que pensabas que tu vida era aburrida?

Con tu cara sonriente, pensando en aquellos momentos, ya me estás diciendo todo.

Cuando estamos haciendo lo que sentimos que queremos y debemos hacer, por iniciativa propia, NO HAY ABURRIMIENTO.

Siempre lo digo y lo diré, si supiéramos los significados de verdad de las palabras, muchas cosas cambiarían.

Aburrimiento es “La sensación de fastidio provocada por la falta de diversión o de interés por algo”.

Vayamos por partes.

SI una persona tiene la sensación dentro de ella, y no hace nada para transformarla. ¿Por qué se queja luego de lo que está viviendo?

Nosotros somos los responsables de lo que nos pasa, de lo que no nos pasa y así como lo que nos gustaría que nos pasara.

Seamos un poco más coherentes con nosotros mismos, y empecemos a ser dueños de nosotros mismos, de nuestras emociones.

Si sientes que te falta diversión en tu vida, es el momento, no de ir a una fiesta, de largarte a pasar el verano a Ibiza, o de emborracharte para olvidarte de la vida que tienes. Es el momento de pensar QUÉ está pasando en tu vida, QUÉ te falta y lo peor de todo, aún sabiéndolo, ¿Por qué no haces nada al respecto?

Cuando sabemos qué NO queremos en la vida, sabemos qué SI queremos en la misma. Simplemente es transformar la frase negativa de “No quiero que…” por “Quiero que…”.

Si, ya sé que estarás pensando que es muy fácil ponerlo en papel, pero luego hay que llevarlo a la acción.

Vivimos a la pata coja, porque tenemos miedo de pisar en la vida, con los dos pies y fuerte.

¿Por qué?

TODO POR MIEDO. Al qué dirán, a no saber si eres capaz, a no saber si lo conseguirás… y mientras tanto, gritas y gimoteas a los 4 vientos que “TENGO UNA VIDA MUY ABURRIDA”.

BASTA YA , que aún sabiendo lo que tienes que hacer, lo que te pasa, no lo hagas, no tengas los santos webs de decir:” Hasta aquí hemos llegado, ahora es mi momento, ahora voy a por mi oportunidad”

DEJA DE QUEJARTE, Y PONTE MANOS A LA OBRA. PORQUE HAS VENID O A EXPRIMIR LA VIDA, A DISFRUTAR DE ELLA, Y AÚN SABIENDOLO, NO LO HACES. Si te quejas de los resultados que tienes, es porque TÚ quieres tener esos resultados, sabiendo que puedes darle la vuelta a la tortilla.

Así qué no más excusas.

Y si te sientes aburrido y todavía estás enfocándote en lo que te produce ese aburrimiento. ¿Piensas que caerá un meteorito que cambiara la situación por ti? Me parece que no.

Te estás interesando por algo que no te ilusiona, te motiva, o ya ha hecho su labor en tu vida. Sigues interesándote en esa situación o persona, por el qué dirán, no vaya a hacerle daño, no vaya a ser que se cree la 3 Guerra mundial… Pensamos en posibles consecuencias que pudieran provocarse por nuestra reacción a nuestra sensación de aburrimiento… Y siempre acabamos dando prioridad a los demás, no se vayan a molestar, que a nuestra felicidad, a nuestros sentimientos.

En un cabeza llena de aburrimiento, frustración e ira, nuestra habrá espacio para el éxito, la felicidad y la ilusión. Y para que sí lo haya, tienes que empezar a enfocarte en ello. Cueste lo que cueste.

Será romper creencias, será romper con gente que lleva tiempo contigo, será romper estereotipos en tu círculo de amigos, serán muchas cosas seguramente… Pero habrá un gran beneficio esperándote:

DIVERTIRTE TODOS LOS DÍAS DE TU VIDA, SIENDO, HACIENDO Y SINTIENDO LO QUE TÚ QUIERES, QUIEN TU ERES…

Y te aseguro que es una sensación increíble, que te hace afrontar los días con una sonrisa de oreja a oreja, a pesar de cualquier circunstancia que surja.

Pero también te voy a hablar, de otra cosa. Hay que tener tiempos durante tu vida, en los que estar aburrido.

Aburrido es NO HACER ABSOLUTAMENTE NADA. Es el contrapunto a esta sociedad en la que tenemos que estar haciendo constantemente cosas sino pensaran que seremos unos “despojos de la sociedad”.

Yo promulgo que durante la semana tengamos la sensación de estar aburridos. El cerebro necesita oxigenarse, parar, ser “amebas” que recuperan la energía gastada, ver donde nos encontramos, qué ha pasado por nuestra vida o que NO ha pasado hasta la fecha.

Estar aburrido es darle vía libre a nuestro subconsciente, eso que nos guía pero por “agendas, miedos y rutinas” no dejamos que hable.

Por favor, date más momentos para estar aburrido, tu vida te lo agradecerá.

¿Vas a permitir que el aburrimiento se apodere de tu vida? ¿Por qué estás aburrido? ¿Qué vas a hacer para transformar tu vida?

Podéis adquirir “Liderazgo Canalla. Libera tu lado más rebelde” a través de Amazon.

He lanzado el workshop “Liderazgo&Disrupción” en el que recoge toda la formación y experiencias que engloban el nuevo Management Disruptivo que las empresas y profesionales de éxito imprimen. Podéis poneros en contacto conmigo a través de chocolaterojoconsulting©gmail.com

 

¡¡Evangelios, Influencers y Branding!!

Lo que construye la Marca no es el mensaje, es la experiencia que se vive con ella” dice Alex Pallete.

Nos quejamos de los símbolos religiosos, y cada vez que enciendo el ordenador, veo a más gente intentando evangelizarnos.

Pero ante eso, no decimos nada.

Ves mensajes del tipo: “ Promulga nuestra filosofía por todo el mundo, sólo obtendrás beneficios..Estudia con nosotros y podrás vivir como nosotros lo hacemos…Acude a nuestro evento y ya nada será lo mismo en tu vida”.

Sólo les falta poner de fondo el Aleluya de Haendel.

Nos están anunciando la buena nueva. Lo que todos los hombres hemos estado esperando, la llegada de su evento, de su producto,… que nos salvará la vida y ya podremos ser felices, comiendo perdices el resto de nuestras vidas.

Esta semana, mientras estaba realizando un proceso de transformación de la cultura organizativa, en dos empresas diferentes, me pidieron lo mismo: “¿Cómo podemos hacer que todo el mundo piense en nosotros y nuestro producto? ”

Es el sueño de toda empresa y profesional. Que cuando pensemos en un tipo de producto o servicio, No nos tendría que hacer falta nada, vendría a la mente nuestro producto, servicio, nombre..

También la palabra evangelizar, es otra palabra que prostituimos.

Evangelizar, es transmitir a quien te escucha, que una buena nueva, está a punto de aparecer.

¿Qué es lo que nos decían que hacía Jesús y sus Apóstoles? Evangelizar explicando una nueva forma de vivir.

Tanto si nos fijamos en Jesús, como en Apple, no nos están “vendiendo” su producto, ESTÁN LLEGANDO A NUESTROS CORAZONES.

En la actualidad, evangelizar, es sinónimo de “SI PUEDO PISAR LA CABEZA A MI COMPETENCIA, LO PIENSO HACER”.

Si yo leo:” Ven con nosotros, y serás como yo” (Eslogan que vi hace poco, de un “gurú” del amor), no está evangelizando de ninguna manera, no está llegando a mi corazón, más bien me está dando miedo.

¿Con qué se está jugando?

Con el miedo que tiene las personas en estos momentos. Con la desesperación de saber que están mal y que quieren un cambio. Y ya si les ofrecemos luces de colores chulos, carteles de neón y palabras que quieren oír… Ya tenemos una persona que se unirá a nuestro bando…

Pero no por mucho tiempo, te lo aseguro… La gente no es tonta.

Pero en una sociedad en la que aparentar, en vez de ser, en la de comprar seguidores en redes sociales y no llegar al corazón, son leitmotiv de la misma, ¿Qué vamos a esperar?

Que si podemos “manipular” a los posibles clientes  para que compren nuestro producto, y así “adecentar” la cuenta de resultados… LO HACEMOS.

Siempre por el método rápido, no por el que produce los resultados de verdad.

¿Y por dónde se empieza?

Por los CORAZONES de los clientes.

Cuando llegan a tu corazón, DE VERDAD, sin trampas, no hace falta que les pidas un favor, tú te predispones a hacer lo que sea, por esa persona, por esa empresa.

¿Por qué?

Porque han sabido entender QUÉ necesitabas y PORQUÉ lo necesitabas.

No me cansaré de repetirlo, si no tienes un PORQUE, nunca llegarás a ser como esas marcas que llevan años y siglos en nuestra mente.

No quieren una “fortuna eventual”, sino que los clientes se sientan afortunados y caminen con nosotros en la vida de la empresa, porque lo que les inspira los productos, cómo se sienten, el estilo de vida promulgamos…

Los clientes hablan de cómo les beneficia esos productos, ese estilo de vida y la competencia, les importa un bledo. Sólo tienen ojos para ti, como estás enamorado.

Pero por muchas herramientas que tenemos para diferenciarnos de los demás, no sabemos cómo utilizarlas.

Vendemos … El mismo perro pero con diferente collar.

¿Quieres que tus clientes, evangelicen tus productos sin que tú les digas nada?

Haz que tus productos produzcan una diferenciación y un valor, respecto a los demás. Que produzcan ALGO, que remuevan cuando los veas, no algo parecido a: “Una copia barata más que se parece a …”.

Hacemos copias de lo que triunfa, y pensamos que así, también nosotros triunfaremos. Y estamos muy equivocados. Triunfaremos en lo que sea, cuando seamos nosotros mismos, cuando demos a los demás, 1% más de lo que dan la competencia. Cuando produzcamos un antes y después tras probar el producto, antes nunca vivido.

Solamente así, nuestros clientes, se convertirán en nuestros evangelizadores, porque mientras tanto, seremos uno más.

Haz productos maravillosos, con corazón y te digo que todo será más fácil.

Algunas empresas y profesionales me preguntan: “¿Pero qué pasa? Sé que mi producto se diferencia de los demás y tiene un valor incalculable… No lo entiendo”…

Dejemos de fijarnos en lo que pensamos uno mismo sobre nosotros y nuestros productos; y ESCUCHEMOS DE VERDAD, a los clientes que nos compraron y a los que nos podrían comprar.

Quizá aprendamos acallando el ego y escuchando a los demás.

Así que por favor:

.- Antes de pedir de evangelizar o que lo hagan, pregúntate si tu producto llega al corazón de los clientes.

.- Antes de pedir que evangelicen en tu nombre, pregunta si tu producto esta diferenciado y da valor, respecto a los demás.

.- No pienses que los clientes son tontos. Caerán 1 vez, pero no habrá una 2º, sino haberlos satisfecho de CORAZÓN, DE VERDAD, en la 1º. No vendas algo que ni tú mismo comprarías.

.- No hará falta que pidas que evangelicen en tu nombre, la cara de tus clientes, ya lo dirá por sí mismos.

.- Escucha siempre a tus clientes, seguro que aprenderás más que de tu Ego.

Y si no evangelizan tus clientes, nos sumamos a un influencer.

Nos unimos a personas, que por el número de seguidores que tienen en redes sociales, o Agencias de Comunicación, pensamos que nos van a llevar al Olimpo de la Fama y a la facturación constante por 10.

¿Qué pasaría si fuéramos nosotros los embajadores de nuestro producto y NO una persona, que ni lo conoce, ni lo ha probado ni sentido? ¿O es que por un número de seguidores, ya determina lo que es bueno o malo? ¿Es que esa persona va a tener más brillo en los ojos que nosotros, que lo hemos creado?

¡¡NOOO!!.

Y ahora para colmo han creado un curso de cómo tratar con influencers..NO COMMENT.

Para los influencer (seremos un negocio más, para algunos), dirán lo que creamos que deben decir, se harán la foto que necesitemos, pero como nosotros mismos, no expresaran lo que sentimos que hará el producto a la sociedad. Pero en una sociedad donde la imagen manda, donde el efecto halo, por juntarnos con quien la tiene más grande (hablo de seguidores), hará creer que somos los mejores.

Lo único que conseguiremos será una portada en revistas que dentro de 1 año nadie se acordará.

Si quieres una publicidad con resultados fuertes y constantes, SE TÚ MISMO EL QUE PROTAGONICE EL ANUNCIO. Nadie cómo tú será quien deslumbre más.

Así que recuerda:

Evangelizaras a todo el mundo, llegando al corazón de tus clientes. Serán tus clientes quienes, sin que tú digas nada, expandirán la buena nueva de tu producto. Y si ya eres el protagonista de toda acción publicitaria, te aseguro que tienes ante ti una marca, un producto, que dejará la huella que tú sabes que quieres dejar en todo corazón.

¿A qué esperas? ¿Eres el evangelizador de tu propia marca? Recuerda: Las Marcas NO se CONOCEN, SE SIENTEN.

Podéis adquirir “Liderazgo Canalla. Libera tu lado más rebelde” A través de Amazon y la tienda de Versos y Reversos.

¿Las sentimientos nos hacen débiles?

No dejes que personas que hacen muy poco por ti controlen tu mente, sentimiento y emociones” dice Will Smith

¿Crees que los sentimientos nos hacen más débiles? Es una de las preguntas que hoy, hablando con mi jefa de operaciones, ha surgido.

Estamos en una sociedad, en la que las palabras, como emociones, sentimientos, sensibilidad, están denotadas. No sé puede decir que tenemos sentimientos o que somos sensibles, porque la sociedad nos aplastara cuando queramos mostrarlos.

Los sentimientos te harán débiles, los chicos nos lloran, sólo deben pelear…Si lloras los demás se reirán de ti, si te muestras empático, tu jefe no te dará el ascenso que sabes que te mereces…. Tienes que pisar cabezas y ser el hombre más frio en la faz de la tierra”

Son algunas de las perlitas que oímos a lo largo de nuestra vida, en nuestros días a días.

¿Dónde están las emociones aquí? ¿Por qué está mal visto mostrar nuestras emociones ante una película, ante una noticia? ¿Por qué los hombres tienen que ser fríos? ¿Por qué en las empresas no puede haber emociones o sólo queremos robots como compañeros de trabajo?

Nos gusta ver como la sociedad avanza con la tecnología, vemos que nos ayudaran en innovación, productividad y miles de cosas más a la sociedad, creyendo que estamos a salvo de los mismos porque no tienen sentimientos.

¿Y cómo estamos educando nosotros a la sociedad?

¡¡COMO ROBOTS, SIN SENTIMIENTOS!!

Tampoco estoy promulgando ahora que demos rienda suelta a nuestras emociones sin límites, porque no estoy diciendo eso. Todo tiene su momento.

Lo que estoy diciendo que el ser humano no sólo es razón, sino también corazón. Pero nos han educado, desde pequeño, a través de exámenes, de castigos y miedos, con la razón.

Y de ahí no nos salgamos, porque las consecuencias, serán desastrosas para nuestra vida.

Nos dicen que las emociones nos pueden causar daños físicos, que nos hacen perder el rumbo que el mundo lleva , que no puedes enfadarte cuando alguien o algo te dice que NO, porque estar enfadado, es mostrar tu debilidad ante los demás.

Hasta ahora, como podrás imaginar, cuando oigas la palabra emoción, o algo parecido a ello, tapate, ponte una máscara, no te vaya a infectar, porque puede ser lo último que hagas en la vida.

No podemos estar alegres, porque nos dicen que pensamos que no vemos lo dura que es la vida. Nos hacen dudar que sonreír es bueno, porque parecemos tontos cuando el mundo se está muriendo o matándose con guerras.

Todos buscamos la felicidad, como Indiana Jones en búsqueda del Santo Grial, pero eso si, no digas a los demás, que estas en un momento dulce de tu vida, porque empezarán a tener envidia, a no hablarte, o a preguntarte si lo has conseguido por el método “legal o por el criminal”.

Así que buscamos la felicidad, pero tampoco podemos mostrarla a los demás, no vaya a ser que se nos enfaden.

Nos dicen que tampoco nos podemos enfadar, porque el mal genio es el mayor de los virus que una persona puede sufrir. Si estas enfadado puedes perder a las personas de tu alrededor, decir cosas que no querías decir, o hacer algo que no querías hacer.

Así que tampoco nos podemos enfadar, no vaya a ser que la liemos.

¿Y qué decir de sentirnos o decir que estamos tristes?

¡¡DE ESO NADA!!

Si dices que estas triste, te dirán que no es para tanto tú situación, que hay otras personas que están peor que tú. En vez de alentarte, de preguntarte por qué te sientes así, habrá una competición a ver quien está más triste de los dos. No digas que estás triste, porque a lo mejor habrá gente que en vez de ayudarte, quieran aprovecharse de ti…

En definitiva, COMETE TUS EMOCIONES, PORQUE SIEMPRE POR UN LADO O POR OTRO, TE LAS PUEDEN CON LA MANO ABIERTA.

Así que lo mejor es tragarnos nuestras emociones, porque si no es lo peor que podemos hacer, expresarlas.

¿Pero qué pasa cuando no las expresamos?

.- Que cuando nos enfrentamos a cualquier situación, por pequeña que sea, no sabremos enfrentarla, derrumbándonos y haciendo de ella, la mayor de las catástrofes.

.- Que cuando seamos mayores, no sabremos expresar nuestras emociones ante nuestros amigos, posibles parejas o familiares. Nunca sabrán cómo nos sentimos, que queremos o que no queremos.

.- No expresar tus emociones, es crear un globo emocional que cuando explote, no sabremos manejar.

Por lo tanto, ¿Por qué tenemos miedo a las emociones?

Porque nos hace descubrir quienes somos, qué queremos, que NO deseamos y nuestros límites. Y en una sociedad en la que a través del miedo, nos dirigen, las emociones son como la Kriptonita para Superman.

Pero como he dicho antes, tampoco nos podemos dejar ahora llevar por las emociones a tumba abierta o por la intuición, porque os aseguro que se suelen confundir.

Una emoción nos puede confundir a la hora de tomar una decisión. Pensar que nuestras emociones, nuestras creencias, expectativas, son mejores que unos resultados que tenemos delante nuestro.

Una emoción nos puede bloquear la mejor decisión para nosotros, que no es lo que digan los datos o nuestro jefe, sino lo que nosotros sentimos que tenemos que hacer, lo que presentimos.

Bloquear las emociones nos puede hacer perdernos muchas cosas hasta ahora imposibles, como también cometer el mayor de los errores o el mayor de los descubrimientos.

Así que por lo tanto:

.- No podemos encerrar nuestras emociones, porque estamos hecho de ellas.

.- Si las encerramos, seremos robots liderados por las opiniones y deseos por los demás.

.- Cuanto más las ocultes, el globo será más grande, y cuando explote (siempre por cualquier tontería), tendrás mucho por gestionar retrasado.

.- Las emociones tienen que ser parte de la sociedad, de las empresas, del día a ´día, pero en equilibrio siempre con nuestra razón.

.- Una decisión siempre tiene que ser tomada con el equilibrio de Razón y corazón.

¿Dónde tienes tus emociones? ¿Sientes te hacen más débil?

Recuerda que puedes adquirir Liderazgo Canalla a través de Amazón y tienda de Versos y Reversos.