¡¡Hasta el infinito y más allá..!!

Nunca miro atrás, querida. Me distrae el presente” decía Edna Moda en los Increíbles.

Liderar proyectos en los que sabemos que va a pasar, qué puede ocurrir o los resultados que podemos conseguir, no es liderar, es ver la vida pasar.

Liderar es zambullirte de verdad en los proyectos que la vida te ofrece. Proyectos en los que no sabes nada, pero está encima de tu mesa. Que el culo se pone prieto porque sientes que los resultados positivos pueden ser muy importantes, pero también como las posibles “perdidas”.

Y por mucho que leas muchos libros sobre liderazgo, te aseguro que no sabrás que es liderar hasta lo que vivas tú mismo.

Durante estos meses, estoy en pleno lanzamiento de mi 2 libro. Un libro totalmente diferente al anterior, y del que próximamente os hablaré. Así como la internacionalización de mi empresa, Chocolate Rojo.

Proyectos que me hacen tener vértigo pero sobre todo saber que es en el cielo donde hay que fijarse, aunque desde fuera, piensen que es una locura. Porque es ahí donde están los aprendizajes y los resultados que todos soñamos.

Durante este camino, mis cuadernos me han acompañado, además de un libro que os recomiendo que leáis si os encontráis en un momento del idear un imposible en vuestra vida. Se llama “De Pixar al Cielo”.

Gracias a estos imposibles, estoy aprendiendo:

.- Si la vida te lo pone delante…ES POR ALGO

Nos levantamos y lo que iba a ser un día más, nos pone delante un reto que nos ilusiona y da miedo por partes iguales. Nos motiva, nos saca una sonrisa pensando que podría ocurrirnos si lo consiguiéramos. Pero al instante viene nuestro cerebro para decirnos “Déjate de tonterías, tú no puedes, es imposible, tendrás que hacer muchas cosas…Déjate de locuras…”

Si te han ofrecido ese puesto, ese reto, es porque es para ti… Y déjate de tonterías. Lánzate

.- Prueba

Cuando no me gustaba algo, siempre me decía mi madre: “¿Pero lo has probado?”. Siempre decía que no, que ya solamente ver ese color verde a las espinacas, no auguraban que me gustase. Pues aquí pasa lo mismo. Si te quieren para ese proyecto, si ese sueño está en tu vida de forma reiterativa, PRUEBAAAAAA.

¿O es que quieres quedarte con las ganas de saber qué hubiera pasado?

.- Ante la toma de una decisión, escucha también a tu intuición

Vivimos en un mundo racional. Tomamos decisiones en función de datos, estadísticas, previsiones, dossier,… queremos tener en nuestra posesión todas la herramientas que nos ayuden en momentos de incertidumbre. ¿Pero si esas herramientas te están diciendo una previsión que luego no se cumple? ¿Y si tu intuición te dice que te lances, aunque los demás no lo vean?

Muchas personas de las que he entrevistado y estudiado, me dicen lo mismo: “Veo los datos a la hora de tomar los datos, pero luego escucho a mi intuición”.

.- ¿Quién dice que es una locura?

Oirás a mucha gente diciéndote: “Es una locura”. Tu propio ego te estará taladrando el cerebro diciéndote lo mismo. ¿Pero que es una locura?

¿Es una locura por qué nadie lo ha hecho? ¿O ellos no lo han hecho? ¿Es una locura porqué a lo mejor destacas cuando ellos no lo están haciendo? ¿Es una locura porque saltaras lo establecido como rutina?

¿Es una locura para ellos o es una coherencia para ti?

.- Para crear, tienes que conocer la situación en la que te encuentras

Igual que no sabes si te gustara o no una cosa si no la pruebas, no podrás empezar a liderar ese imposible, hasta que no sepas donde te encuentras.

Es duro a veces ver la situación en la que te encuentras. Con las herramientas, personal que está a tu disposición. Te gustaría tener más, poder hacer más, tener más presupuesto… Pero todo lo que necesitas para empezar ahí está…Ya será por el camino las cosas que se vayan uniendo al camino o yéndose…Pero antes de empezar, para, haz una lista de lo que tienes, conócelo y adelante.

.- Suéltate el pelo.

Como dice Hombres G: “Suéltate el pelo y sino…” Yo aquí acabaría la frase, añadiendo “y si no ves preparando la tarjeta  de la mediocridad”. Ya sé que no rima, pero…

Y es lo que pienso. Cuando nos enfrentamos a algo que nos hace salirnos de lo establecido, de la rutina en la que hemos estado viviendo, o nos soltamos el pelo o mejor que nos quedemos como estamos.

Aceptemos las ideas de la gente que ya está ahí, oigamos nuestra intuición, probemos cosas, pidamos ayuda a gente que jamás pensamos que nos podrán ayudar, sigamos nuestra pasión

.- Confía

Es difícil, lo sé. Pero cuando estés caminando, confía. No quieras saberlo todo, no quieras los resultados para antes de ayer. Si sabes que lo que estás haciendo, es coherente. Todo llegara, lo que tenga que llegar. Pero sin confianza, tendrás delante de ti la mejor oportunidad de tu vida, y le dirás NO, por tu falta de confianza. Todo lo bueno, sale de lo desconocido. Y sin confianza nunca llegarás a ello.

.- Rodéate de gente que te haga mejor.

Como decía en artículos anteriores, no sólo tienes que rodearte de gente mejor que tú, sino también de gente, que por su ilusión, pasión, y aún a falta de títulos, sientas, que te pueden dar ese plus que sientes que te falta a ti o a tu proyecto.

Y no tengas miedo que te puedan superar, esos son los verdaderos líderes. Eso significa que estarás haciendo bien tu trabajo.

.- Tu marca, tu obsesión, tu propósito.

Se un obseso de tu marca. Que toda acción que tomes, te recuerde si esta en concordancia con tu propósito, con tu sueño.

En estos momentos, estas enfocado en hacer realidad o lo que te han propuesto, o lo que sabes que quieres hacer. Y de ahí no te puedes salir. El propósito es lo importante. Lo que tu marca desprenda y quieras que desprenda, no puedes violarlo.

Es el legado que quieres dejar. ES LO QUE QUIERES CONSEGUIR. Y en ello tienes que enfocarte. Y si los demás creen que no podrás, ellos se lo pierden el poder disfrutar de los resultados que sabes que vas a conseguir.

.- No estires el chicle, mejor decir adiós en la cumbre

Habrá veces que será mejor decir adiós, antes que la leche sea estrepitosa. Tanto cuando sabes que es el momento de empezar, como el momento de salirte, tu intuición te lo dirá. No quieras exprimir la gallina de los huevos de oro, por favor. Porque si no, en vez de irte y dejar a tus clientes y seguidores con un buen sabor de boca, más bien caerás en la desdicha.

He liderado muchas cosas que pensaba que eran imposibles, unas han salido con buen resultado y otras de forma estrepitosa, pero si me aceptas de forma humilde un consejo, te diría si te encuentras en una situación así o te encontrarás:

La satisfacción de haber lanzado, pase lo que pase, es el mejor máster que una persona puede una persona realizar. Las experiencias, aprendizajes, momentos e ideas, nunca las tendrás si te dices NO a ti mismo.

Como decía el chef de Ratatouille, “Tu único límite es tu alma”. Así que ya sabes.

Podéis adquirir “Liderazgo Canalla. Libera tu lado más rebelde” a través de este enlace.

Anuncios

Querida Incertidumbre:

La incertidumbre es una margarita cuyos petalos no se terminan jamás de deshojar” dice Mario Vargas Llosa

Querida Incertidumbre:

De nuevo estamos aquí frente por frente.

Mira que desde pequeño me han enseñado muchas cosas. A sumar, a hacer divisiones, raíces cuadradas o cual era el 4 rey de la Corona de Aragón. Algunas me han servido para algo, pero otras para nada. Otras con el paso del tiempo las he ido dominando, como aprender a conducir o poner la lavadora, pero lidiar contigo, nunca lo sabré.

No sabía de tu existencia, hasta que me salí de lo pre-establecido según la vida. Hasta esa fecha, vivía en plena zona de confort. Los problemas que tenía aunque hacia de ellos peor que una guerra, acababan siendo livianos. Porque siempre venia a alguien a solucionarlos.

Creía que sabía lo que era la vida. Hacer lo que dicen los papas hasta cierta edad. Y a partir de otra, tener pareja, coche, hijos, una hipoteca hasta los 85 años y unos amigos con los que salir los fines de semana en pareja. Y era lo que hacía.

Seguir lo deseado-esperado-soñado por los demás, para mí. Y para ello además contribuía mi cerebro, diciéndome: “Déjate de tonterías y sueños locos y sigue como estás”.

¿Te acuerdas? Sabía que me rondabas, quería hacerte caso, pero fuerzas mayores, me hacia conocerte por primera vez.

Iba pasando el tiempo, y te acercabas más a mí. No sabía que me pasaba, pero si sabía que yo no quería seguir haciendo y cumpliendo las expectativas que tenían los demás depositados sobre mí.

Era una lucha de titanes. Era como las películas que nuestros padres no nos dejaban ver por sus rombos. Me tapaba los ojos pero entreabría los dedos por curiosidad. Poco a poco quería conocer más, de lo que podría estar perdiéndome.

¿Y sí lo que me decían que había detrás de esas locuras era mejor de lo que estaba viviendo en esos momentos?

Hasta que llegaste a mi vida y nos vimos las caras. Antes de todo, me has enseñado muchas cosas desde ese día. Pero principalmente, que la vida no es lo que nos enseñan en el colegio ni en las películas.

La vida es un continuo baile contigo.

Puede ser con una banda sonora de miedo, de felicidad o motivación, pero siempre te tendremos de pareja de baile a ti.

Pero cuando apareces en nuestras vidas, lo primero que provocas siempre es MIEDO.

Un miedo atroz ante lo nuevo, ante lo desconocido. Vienes para anunciarnos, como los Reyes Magos, que una buena nueva hay en nuestra vida. Y depende de nosotros coger el regalo o dejarlo marchar.

Tenemos miedo, porque no dominamos la nueva situación. No sabemos qué nos va a pasar. Si vamos a conseguir los resultados o no. O si los demás nos dejarán de hablar, tras haber hecho lo que realmente siempre hemos sentido y no hacíamos por el qué dirán.

Pero quien te dice que tienes miedo es tu ego. Son tus creencias, tus hábitos ya adquiridos , tu orgullo o estatus ya adquirido. Te está diciendo que no lo hagas, que puedes echar todo abajo con un simple paso. Que tu “fachada” puede desmoronarse, simplemente por un capricho.

Pero el capricho en la vida, no es ser uno mismo, sino querer lo que los demás también quieren. Y tú sabes que no eres así. Que eres diferente a los demás y es hora de dar el paso, viendo hasta donde puedes llegar.

Pero el BASTA YA, ha ganado esta vez la partida. Estas rompiendo con las cadenas del miedo y de la dichosa pregunta que nunca querrías hacerte: ¿Qué hubiera pasado si..?

Nadie nos dice que existe otra felicidad. Solamente la que salen en los libros de cuentos de hadas o en las películas de las 3 de la tarde. Una felicidad que depende de los demás, del ambiente en el que te muevas y no del interior, cosa que también me has enseñado.

Pero no solo me has enseñado cosas buenas, sino alguna otra no tan buena. Como el exceso de motivación, ilusión provoca una irrealidad que hace que lo que era un sueño “alcanzable” sea la mayor bofetada de la historia jamás contada hasta la fecha.

Me has enseñado que la paciencia es la madre de todas las experiencias. En un mundo donde queremos todo para antes de ayer, donde queremos ser los 1 en alcanzar la meta, es la paciencia la que determina un éxito duradero, consistente y reforzado con un propósito, de las personas que solo quieren llegar primeros, por joder al vecino o el poder aparentar que lo han conseguido, olvidándose del éxito alcanzado

Me has enseñado, a pesar de dar pasos adelante en algunos momentos con resultados no muy motivante, que la verdadera felicidad no está fuera, allá en los grandes almacenes o en las revistas de moda, sino dentro de mí.

La verdadera felicidad es permitirte ser tú en todo momento y sobre todo cuando apareces en nuestra vida.  Porque cuando apareces, siempre es sinónimo de que nuevas oportunidades te están esperando.

Se podrán conseguir o no. Podrás llegar a la meta o caerte desfallecido viendo que ese no era el camino, pero siempre con la sonrisa de oreja a oreja, de que estás siendo siempre tú mismo, y no un sucedáneo de lo que eres.

Y eso es la felicidad, sentirte libre mostrando tu esencia en todo momento. Tus emociones, tu alegría, tu amor o tu pasión. Siempre tú, aunque nos acordemos de tus “familiares” nos enseñas, que somos mucho más de lo que somos hasta ese momento. Tú nos das la oportunidad de conocerlo y experimentarlo.

Y de nuevo estamos aquí, frente a frente. ¿Qué nos deparará este nuevo encuentro?

Podéis adquirir “Liderazgo Canalla. Libera tu lado más rebelde” a través de este enlace.

Daniel Lacalle: “No existe nada sin riesgo”.

Hoy dentro de la Sección “Conversaciones con…” es un placer para mi presentar a Daniel Lacalle.

Hacía años, todos los lunes te encontrabas tomando café y lo único que se hablaba era de si Ronaldo se había estrenado como goleador, si era penalti era jugada tan dudosa o si la nueva novia del jugador del Madrid, su pasado era tan limpio como nos decían.

Pero si entramos hoy en un bar, lo único se habla es de Economía. Como en las cenas de Navidad, todo el mundo sabe de Economía. “Porqué lo ha dicho el director del Banco Europeo, porque mi asesor me ha dicho que las cosas van a ir mejor…porque el Ibex está subiendo ya verás como todo va a ir bien a partir de ahora…”

España antes era un país de seleccionadores de futbol, ahora es un país lleno de economistas. ¿Qué tenemos que hacer en entonces?

Aprender de los verdaderos economistas. Pero como bien dice Daniel Lacalle, los expertos están para despertar el libre albedrio, talento y responsabilidad de las personas, no para que los sigan con los ojos vendados a toda idea que expresen por su boca. Reflexión que podemos y debemos aplicar a mundos como el del Management, Coaching y Espiritualidad, por favor.

Hace unos días tuve la oportunidad de conversar con Daniel, sobre este y otros temas, con motivo del lanzamiento de su libro “La gran trampa. Por qué los bancos centrales están abonando el terreno para la próxima crisis”.

Gracias DANIEL, por enseñarnos en cada aportación en medios de comunicación, en tus 7 libros y artículos que cuando se nos explica, nos otorgas el poder de la responsabilidad a nosotros, y no a depender de lo que digan los demás. Pero sobre todo nos enseñas, que en toda decisión sin riesgo, es una decisión más que no nos llevará a romper límites o conseguir sueño. Podéis conocer más el trabajo de Daniel a través de su Twitter.

.- ¿Quién es Daniel Lacalle?

Es un economista. Padre de familia. Divulgador económico que lo que intenta, tras muchos años de haber estado recibiendo, dar a sus seguidores y a la gente que lee, el conocimiento que he ido acumulando en estos últimos años. En definitiva, mi opinión sobre las cosas.

.- Algunas de las operaciones que se utilizaron para salir de la crisis, ¿han surtido efecto?

En general lo que ha surtido efecto ha sido lo que han hecho los ciudadanos, no para salir de la crisis, sino para protegerse de la crisis.

Fíjate, siempre hablamos de la recuperación, recuperación y de la recuperación, pero nos olvidamos que las familias ya empezaron a ahorrar de una manera relevante en el año 2008/2009.

A nosotros nos decían que aquí iba todo bien, que era un problema de los americanos, que había brotes verdes, y para nada fue así.

La gente se ha comportado muy bien durante la crisis. Todo el mundo hemos cometido errores, se ha tomado muchos riesgos, hemos comprado cosas por encima de nuestra capacidad en muchas ocasiones. Pero las empresas y las familias, han sido modélicas, en como la han acometido.

EN el momento que las familias y empresas, vieron que la cosa empezaba a empeorarse, yo que voy y vengo a Londres, constantemente, fue un tsunami de gente para buscar lo que fuera, para exportar…

Se han hecho algunas cosas muy bien. Los ciudadanos, las familias, las empresas, una pequeña medallita por cómo hemos salido de la crisis. Pero también hay que decir, que ha habido medidas “De Demanda” que no han sido del todo correctas. Como por ejemplo, cubrir el pinchazo de la burbuja inmobiliaria con una burbuja de infraestructuras. Medidas como para salir de la crisis tomar medidas igual para el nivel del gasto como para el nivel de los ingresos, pudiendo ser más realista cuanto a los gastos

Nada es perfecto, pero hoy en día, España cuando sales por el mundo, es un ejemplo de cómo han salido de la crisis. Y más en un entorno en el que nuestros socios comerciales, no estaban en periodo boyante.

Pero también tenemos que ser cautelosos, porque estoy escuchando que hay que volver al ladrillo, que hay que tomar hipotecas para alquilar, que hay que endeudarse porque los tipos están muy bajos, que hay que irse de vacaciones a crédito y no me gusta eso. Eso es volver al año 2007

.-Y hablando de burbujas, ¿Qué le dirías a un futuro emprendedor?

Yo creo que ante todo, uno de los grandes problemas y errores que cometen los emprendedores en España  es que nunca analizan de manera seria la competencia. Si tú vas por cualquier ciudad, siempre pienso, “han abierto una tienda de estética al lado de otra tienda de estética… ¿Esta persona ha pensando en la competencia? “ O ahora todo el mundo abre panaderías.

El emprendedor español tiende a ser muy poco detallado a la hora de crear planes de negocio y analizar de manera seria los riesgos.

A mi constantemente me piden ayuda sobre ideas empresariales. Les pido un plan de negocios para echarle un ojo, o no hay plan de negocios o es una carta a los reyes magos.

La competencia es todo pero sobre todo la demanda. Imagínate que quieres abrir una tienda de ropa mexicana en Zaragoza, pues a lo mejor nadie la va a comprar. Tendremos que analizar antes todo bien

.- Si pudieras poner en una valla publicitaria, la definición del 2018, ¿Qué pondrías?

No nos confiemos. No te confíes.

El 2018, es un año que se presenta con muy buenas oportunidades. Nos lanzamos con superávit primario, con exportaciones a nivel record, con déficit comercial bajo, creciendo…a pesar de la crisis institucional de Cataluña.

Pero no te confíes. Hemos trabajado para salir de la crisis pero sigue habiendo todavía muchos desequilibrios estructurales

.- ¿Por qué hacemos caso a ciegas, todo lo que recomienda el gurú de turno?

Porque es muy cómodo. Es mucho más cómodo pensar que alguien nos va a dar una solución mágica. Es una manera de desligarte del riesgo que vas a tomar.

Los expertos no están para darte la solución sino para guiarte para que tú te hagas tu propia opinión

Cuando tú confías ciegamente un gurú religioso, es eliminar conscientemente tu responsabilidad. “Es que me ha dicho el gurú que me tire por la ventana y lo voy a hacer… Cuando todos sabemos que si lo haces, te vas a matar…”

Y SI, los expertos están para despertar las mentes. Para que la gente piense. Para que reuniendo lo que han dicho cada uno de los expertos, forme y se pregunte qué piensa esa persona.

El verdadero gurú debería motivar el libre albedrio de la gente y la responsabilidad. Además del talento de esas personas.

Recuerda siempre, que los consejos son gratis y los riesgos son tuyos.

Los expertos no están para darte las soluciones están para darte opiniones formadas.

.- Se nos enseña que es más importante el equipos, el trabajo que eliges, que el esfuerzo que haces. ¿Qué opinas?

El esfuerzo es muy importante porque dice mucho de ti, como persona. El esfuerzo no es importante como consecución de una serie de objetivos. Sino por lo que dice de ti como persona.

Pero en este mundo del trabajo, no importa la cantidad de horas o que la gente piense que estas muy ocupado, sino el VALOR AÑADIDO.

Hay gente que trabajando 4 horas, genera 10 veces más de valor añadido que otra gente trabaja 15 horas. NO es una cuestión de tiempo.

El trabajo no es ni la información ni la formación reglada, pero tampoco el tiempo transcurrido haciendo una labor. Sino el valor añadido que tú creas.

.- ¿Qué le dirías al Daniel de hace 20 años?

No te preocupes que los Rolling Stones no se van a separar.

Cuando yo salí de la carrera, en España había un 23% de paro y los Rolling se iban a separar. Cuando nosotros nos dicen que el futuro va a ser negro, que no hay solución, es mentir.

Ahí están los Rolling, mucho mejores que hace 20 años. Pero sobre todo le diría equivócate.

Tenemos un miedo a tomar riesgos, a equivocarnos para aprender. No equivocarnos como un animal. Sino a tomar decisiones y equivocarte, aprendiendo de esas experiencias.

.- ¿Existe la coherencia en el mundo de la economía?

Oscar Wilde decía que la consistencia es el último refugio de los aburridos.

Una cosa es la coherencia y otra cosa es el empeño, el aferrarte a cosas que no funcionan.

Una cosa es tener unas ideas y ser coherente con ellas. Pero otra cosa es equivocarte, tienes que mantener esa idea.

La coherencia es también reconocer tus errores y evolucionar. La terquedad es involución. Hay que evolucionar.

Y el pensamiento económico, como ciencia social que es, tiene que evolucionar. No es lo mismo el pensamiento económico para una pirámide poblacional de gente muy joven, al de una sociedad que la pirámide se está transformando en un cubo, o el pensamiento para sociedad desarrolladas en comparación para una sociedad no desarrollada.

Hay que ser coherente con la realidad que te rodea.

.- ¿Va a llegar el Bitcoin al millón de dólares?

La verdad que es una buena pregunta. Si lo supiese, estaría de bitcoins hasta arriba.

A mí no me importa tanto con el precio, como la obsesión que tiene la gente. A mí lo que me importa es que están surgiendo las monedas alternativas.

A nosotros se nos ha vendido la idea mágica de Matrix, que el dinero y la moneda es lo mismo. Y no es lo mismo.

La mentalidad de Matrix que se nos ha vendido, es que la moneda solo puede ser su valor el que diga el Gobierno o el Banco central y no es cierto.

Y la moneda es lo que nosotros aceptamos como medio de pago. Y no tiene que ser el del Gobierno.

A mí lo que me gusta de bitcoins y todas la monedas virtuales, es como ver al personaje de matrix que lo desenchufaban, pues aquí igual, la gente está saliendo de Matrix.

La moneda que todos los días utilizamos como forma de pago, el Banco Central está todos los días intentando devaluarla y hay otras alternativas.

Salir de Matrix tiene muchos riesgos. Como había personajes en las películas, que se desenchufaban porque no le gustaba nada la realidad.

Ya se predijo que viviríamos con otras monedas, que elegiríamos por su poder adquisitivo, no porque te lo imponga un gobierno o un Banco central

.- ¿Cuál es tu concepto de felicidad?

La felicidad es estar a gusto con uno mismo y ser consciente de las cosas positivas que tienes, en todo lo que te está ocurriendo cada día.

La felicidad al final cabo no deja de existir sino como alter ego de la infelicidad.

Así que por lo tanto una persona es más feliz cuanto más valora lo que tiene. En mucha ocasiones la diferencia entre felicidad e infelicidad es puramente sicológica e individual.

Ves a gente millonaria que es absolutamente infeliz y otras con una vida modesta y son súper felices. La cuestión no es ser una Heidi ni un cenizo que lo ve todo negativo, es valorar de todas las cosas, incluso de los malos, los positivos. Porque además es en los negativos, cuando te das cuenta de cuantas cosas buenas tienes en tu vida, amistades, experiencias, familia…

.- ¿Cuál es la lección más importante que has aprendido y no olvidas?

No existe nada sin riesgo

Mira que nos gusta la idea de pensar que una decisión no va a tener riesgos…Porque si no tiene riesgos, no existe la recompensa.

La rentabilidad sobre el capital empleado se necesita siempre capital empleado. Sin capital empleado no hay rentabilidad.

.- Recomiéndanos un libro.

Siempre recomiendo un libro que se llama “Esta vez es diferente de Carmen M. Reinhart y Kenneth Rogoff . Explica como llevamos más de 600 años de cometer los mismos errores económicos con la excusa de “esta vez es diferente”.

.- Una reflexión para los lectores del blog.

Estoy seguro que la inmensa mayoría de la mayoría de tus lectores son gente joven y les diría que EL MOMENTO ES AHORA, NO ES MAÑANA.

El momento de tomar las decisiones que quieres tomar para tu vida, es AHORA.

Yo escucho a mis seguidores, a mis alumnos, decir que ahora no es el momento para viajar, para irme al extranjero o emprender. Y siempre les pregunto: ¿Cuándo es el momento? ¿Cuándo tengas 50 años y tengas niños?

El momento es ahora.

 

 

 

 

¡¡Gracias a ti, charlatán!!

Los charlatanes son los hombres más discretos: hablan y hablan y no dicen nada” decía A.Houdetot

Según la R.A.E, Charlatán es “aquella persona que habla mucho y sin sustancia”.

¿De acuerdo?

Hace unos momentos, he visto en mis redes, una persona a la que consideraba culta, instruida, hablando sobre una noticia de un neurocientifico contrastado hablando de los avances en la regeneración de las células y la esperanza de vida, entre otros temas, a la que apostillaba: “Menudo charlatán”.

Raro en mí, he tenido que contar hasta 1000, para no ponerle un comentario en su Facebook. No por el qué dirán, sino que por el blog, me expreso mejor. Así que ahí va:

¿Por qué estaba diciendo que era un Charlatán?

1.- Porque aún sin leerse el artículo, intuyo que fue así, ya lo estaba rechazando.

¿Cuándo hacemos eso? Cuando estamos rechazando algo que va en contra de nuestras creencias.

Estamos formados de creencias.

Creencias religiosas, creencias sobre cómo actuar en la sociedad, sobre cómo debe ser mi futuro, de cómo tengo que hacer las cosas… Por mucho que creamos que tomamos nosotros mismos las decisiones, siempre están basadas en nuestras creencias.

Y cuando rechazamos algo de antemano, lo están haciendo nuestras creencias. Nos están diciendo que eso es totalmente contrario a lo que hasta ahora creíamos como VERDAD en nuestra vida.

Por lo tanto no damos ninguna oportunidad, a aquello que sintamos que puede “trastocar” un poco nuestro mundo.

2.- Porque seguro que es una persona frustrada con su vida.

Soy así de claro y de directo. Cuando estamos criticando a alguien porque está consiguiendo algo, es en el fondo, porque nosotros intentamos algo y no lo conseguimos. Soñábamos con un éxito, con dejar huella en nuestro mundo y lo único que estamos dejando son lamentos.

En vez de leer, de preguntar, de investigar, qué ha podido pasar, qué es lo que está consiguiendo esa persona, empezamos y acabando etiquetándola de loca.

3.- Queremos avances, pero lo que hacemos es etiquetar de “locos” a los que se salen de lo establecido.

Aclarémonos, señores.

Queremos tener menos enfermedades, tener mejor bienestar, ser más felices en la vida y en las empresas,…y a la persona que empieza saliéndose de lo establecido, en pro de la sociedad, lo primero que hacemos, es llamarla loca o charlatana.

¿Esto es premiar la innovación en las empresas?

VENGA YA

4.- Somos un mundo reinado por el miedo.

Miedo a ser nosotros mismos, mostrar lo que llevamos dentro. Lo conseguiremos o no, pero nos hemos dado la oportunidad de sentir que podríamos llegar a ser.

Y por todo esto, todo lo que se salga de lo que consideramos normal, lo primero que hacemos es etiquetarlo de charlatán.

Pero también tengo que decir que unos cuantos charlatanes conozco.

¿Cómo reconocerlos?

1.- Si tienes la oportunidad de conocerlos, fuera de su “estado de show”, es una oportunidad ideal para ver que si lo que promulgan y hacen en su vida, es lo mismo. Si no es así, es un charlatán de los buenos.

2.- Rebuscando en su CV. Por muchos títulos que tenga expuesto en su pared del despacho de “co-working” pero que promulga que es el de su grupo empresarial… Es un gran charlatán.

3.- Si tras haberle dado contactos que necesitaba, y conseguir lo que él/ella quería ya no sabes nada de él. Ese amor que te tenia, se llama interés y ésa persona una charlatana.

4.- Si tras haberle pagado, por un “máster” que no tiene certificación alguna oficial y se la ha inventado él/ella en una noche de verano, ya no sabes nada de él, se ha enfriado el interés que tenía en ti, es un gran h… de …p… charlatán.

5.- Cuando dice que hará una cosa, y lleva un año después diciendo que lo va a hacer.

¿Y tú como reconoces a un charlatán?

Cuando veo estas situaciones, me encanta observar como esa gente que critica los productos de Apple, la tortilla de construida de Adrià, los coches eléctricos de Elon Musk, o las camisetas de David Delfín (que tras su muerte, personas que lo criticaban luego vi que llevaban ropa de él), te preguntas:

¿Hacia dónde va la sociedad? Yo creo que al abismo.

Así no me extraña que haya gente emprendedora que tire la toalla con muchas relaciones o mande a paseo a muchos familiares cuando presenta sus innovaciones y lo único que reciben son etiquetas o reproches.

BASTA YA, SEÑORES.

¿Qué debemos hacer?

.- Dejar el miedo a un lado.

Einstein era un charlatán y vemos los avances que produjo en el mundo. Steve Jobs, Jesús, Buda,…todos fueron considerados charlatanes porque hablaban al miedo de las personas. Les alentaban a que fueran diferentes, a que descubrieran quien había detrás de ellos… Y pasado el tiempo, que majos son todos y cuanto creíamos que iban a conseguir lo que han conseguido.

BASTA YA.

Sin romper limites, no hay avances. Sin decir al miedo hasta aquí hemos llegado, no superemos nada.

.- Dejemos de ser sirenas de ambulancia.

A través de nuestras etiquetas, ya estamos diciendo a los demás, que esta persona o situación es peligrosa.

Cállate, escucha, aprende, siente lo que te está diciendo esa persona, dale el beneficio de la duda y si aun así no crees en ella, haz lo que te dé la gana. Pero te habrás dado el permiso de ver cosas que no veías hasta entonces.

.-  Y seamos un poco más empáticos con los demás.

Cuando vemos demás, que están ilusionados con un tema, demos el beneficio de la duda. ¿Por qué me imagino que a ti también te hubiera gustado que te lo hubieran dado, verdad?

Basta ya de etiquetar a la gente ante los albores de sus sueños. Lo conseguirán o no. Pero no les jodamos, y apoyémosles. Que de inventos fallidos han salido progresos que estamos disfrutando a día de hoy.

Esos son los verdaderos motivados, los que tienen un propósito, no los que van a una conferencia a bailar o conseguir que les hagan reír durante 30 minutos y luego si te he visto no me acuerdo.

Esos son los verdaderos artificies del cambio en nuestro mundo.

¿Qué es para ti un charlatán? ¿Cómo los reconoces?

Podéis adquirir “Liderazgo Canalla. Libera tu lado más rebelde” desde este enlace.

 

 

 

 

Career Coaching: Vivir en la Coherencia

“El secreto para gozar de una imagen poderosa reside en una sola palabra: COHERENCIA”

¿Todavía estás aquí? ¿Quieres seguir leyendo cómo va a ser el principio del comienzo de tu nueva vida? ¿O es que eres un curioso, y aunque sigas queriendo que restituyan tu ego, tu honor y tu curriculum, quieres ver cuál puede ser el otro camino a tomar?

Quieras decirlo en voz alta o no, acabas de aceptar que la situación es la que es.

Los seres humanos, hacemos lo posible e imposible, para creer tener el poder de las manecillas de la vida, y poder echarlas atrás, para repetir situaciones que hemos sentido que la hemos cagado o para no ocurran algunos hechos.

Y eso de momento, solamente ocurren en las películas de Hollywood y en nuestro cerebro. Aunque todo llegara a este ritmo.

Cuando NO ACEPTAMOS LAS SITUACIONES, vivimos en plena bucle y sin salida. Nos quejamos, nos lamentamos, queremos volver a tiempos pasados, nos cagamos en nuestros EX jefes, nos lamentamos de aquella situación que dijimos NO, por nuestra lealtad a la empresa, nos acordamos de aquellos momentos que nos hemos perdido o personas que se han ido de nuestro lado, porque estábamos “comprometidos” con la empresa…

Vivimos en pleno lamento. Y lo que estamos haciendo es NO VIVIR EN EL PRESENTE.

El presente te ayuda a aceptar que:

.- Que la vida es cambio, queramos o no.

.- Que no podemos vivir apegados al pasado. Qué es eso. Pasado que solamente traes al presente pero que nunca podrás revivir de verdad, solo será siempre un recuerdo.

.- Que no puedes estar viviendo en algo, que ya sucedió. Porque mientras tanto, además, estás perdiendo subjetividad, oportunidades que tienes enfrente de ti y el poder de liderar tu vida. Que no sean las circunstancias quienes lo hagan, si no tú, quienes crean las circunstancias que tú quieres.

Tienes miedo a vivir en el presente, a aceptar lo que te ha ocurrido, porque creerás que has perdido el tiempo.

Para nada. Lo estarás perdiendo si no sacas ningún aprendizaje de lo vivido, de lo ocurrido. Como es lo que solemos hacer. Esperamos que los demás nos den las respuestas a lo sucedido, echarle la bronca a los demás por lo que nos pasa y piensas que “bonito” hubiera sido si lo hubieras sabido antes. Sabido antes, porque le hubieras dado en los morros al jefe, en vez de estar viviendo lo que estás viviendo.

Déjate de tonterías, límpiate las lagrimas, deja de pensar en el futuro (que no eres adivino y no sabes lo que va a ocurrir) , mírate al espejo y dite bien fuerte: SOLO TENGO EL AHORA Y ES EN ÉL, DONDE VOY A CREAR LO QUE YO SIEMPRE HE SOÑADO.

Porqué seamos claros: ¿Cuántas veces has dilatado tu sueño? ¿Cuántas veces has estado esperando al momento idóneo para hacer algo y nunca ha llegado?

Te pasaba porque no vivías en el presente. Esperabas a que se diera la conjunción de Venus y Marte, y eso pasará dentro de 500 años o que a tu jefe te diera el puesto, que de antemano estaba destinado a su hija..

Preferimos quejarnos, lamentarnos, que no saber donde pisar. Y para empezar a pisar fuerte en la vida, hay que aceptar quién eres, qué quieres y que sólo tienes una vida. Y cuando lo tengas integrado, empezarás a pisar FUERTE, allá donde quieras ir, aunque no conozcas todavía el camino.

Estarás empezando a ser COHERENTE, a ACEPTAR el presente. Que no quiere decir resignarte, sino empezar a ser el líder de la manada, llamada tu vida.

Ser coherente es empezar a:

.- A responder a las preguntas que siempre te has hecho pero siempre te daba miedo verbalizar las respuestas, que ya sentías.

.- Es empezar a ver la vida, como es, una serie de oportunidades, momentos a tu disposición. Que por seguir la corriente, no querías ver hasta ahora.

.- Es empezar a expresar lo que sientes dentro de ti. Algo que no habías hecho por miedo al qué dirán, a la vergüenza de sentirse desplazado porque te considerarían un bicho raro.

.- Es empezar a aumentar la confianza en ti. Cuando empiezas a dar pasos hacia caminos inhóspitos, te das cuenta que puedes, sabes y sientes más de lo que hacías hasta la fecha . Te descubres, porque hasta ahora, pensabas que eras lo que decían los demás de ti. No lo que sabía que había dentro de ti.

.- Es empezar a vivir, y no a sobrevivir como es lo que estabas haciendo hasta ahora. Estabas viviendo en función de las condiciones, deseos y circunstancias que te rodeaban. Pensando que no habría otra vida posible aunque la soñabas. Y eso es vivir, sentirte, vivirte, creerte y crearte.

Ser coherente es empezar a preguntarte:

¿Y AHORA QUÉ?

Cuando empiezas a preguntarte esto, sabes que la única estrategia que vas a seguir en el trabajo y en la vida, es SER TU MISMO. Y lo que te vayas encontrando por el camino, serán herramientas, que te ayudarán a llegar a donde sientes que tienes que llegar.

Quizá no lo consigas, te advierto. Pero no te lo reprocharás, porque al menos habrás ido de frente y de cara, hacia tus sueños y caminando junto a tu miedo.

Eso es vivir, eso es sentir el presente.

¿Seguimos?

Ahora comienza el periodo de APRENDIZAJE o como yo lo llamo VIVIR.

Aprenderás:

.- A saber quién eres de verdad.

Hasta ahora no lo sabías. Ese concepto que tenías de ti, era la suma de tus experiencias, de condicionamientos impuestos por los demás y miedos adquiridos, a los que no les has hecho frente nunca, ni tampoco se te ocurría hacerlo.

Emprender el camino hacia el trabajo en el que te quieres desarrollar a partir de ahora, es empezar a proclamar a los 4 vientos, quien eres. Les guste bien o no, pero tú eres así, y vas hacia lo que sientes.

.– A descubrir que se puede ser feliz yendo a trabajar.

Hasta a hora dependías tu estado de ánimo de cómo venia el jefe. Los domingos llorabas o te ponías malo pensando que al día siguiente tenias que ir a trabajar.

Ahora estarás buscando y haciendo lo que sientes que tienes que hacer. Ya no digo que emprendas, sino que estarás haciendo las labores que siempre has soñado o en la empresa que realmente te gustaba. Y tu actitud ante los inconvenientes que te encuentres, ante las caídas, los NOES, no será la misma con la que los afrontabas hasta ahora

Es tu momento, será duro, será complicado, dudarás, pero siempre te irás a dormir con la satisfacción del trabajo bien hecho, de darte en todo momento por y para los demás, por y para tu pasión, por y para tu disfrute.

Sabrás que estás viviendo este periodo cuando sientas que estás durmiendo como un bebe.

Podéis adquirir “Liderazgo Canalla. Libera tu lado más rebelde” a través de este enlace.

Career Coaching: Negociación

La mejor victoria es aquella en la que ganan todos” decía Salomón

¿Cómo vamos de tu rabia?

Me imagino que ya la tendrás a unos niveles más altos que Pau Gasol.

¿Qué hacemos ahora?, estarás queriéndome preguntar. Pues tengo que decir te, que en esta situación, no vas a ser tú, el dueño de la misma.

Tranquilo, va a ser alguien que conoces. Y no voy a solucionarte yo los problemas, sino quien va a liderar todo este proceso va a ser tu cerebro.

Si eso que tienes, que cubre una cosa que llaman cabeza y que tienes entre los hombros. Pues eso, tu cerebro.

En esta fase, nos vas a parar de preguntarte:

¿Y si a lo mejor ha sido una broma? ¿Y si me bajo el sueldo a lo mejor pueden cambiar de idea? ¿Y si ofrezco una serie de ideas para que no me despidan a mí? A lo mejor a otros pueden despedir, pero a mí, no, que yo he dado mucho por la empresa…Yo no me lo merezco..

Es la fase que yo la llamo…” Y si…”

Nuestro cerebro es como aquel amigo, que se cree gracioso pero en el fondo, tiene la gracia en el culo.

Ya que ve que no podemos dominar la situación, empieza a jugar con nosotros.

Nos hace creer que podemos volver atrás. Y eso es IMPOSIBLE.

Que podemos retroceder en el tiempo. Que si lo intentamos, esto habrá sido la peor pesadilla que habremos pasado, pero las cosas volverán a su estado anterior.

Es como alguien se va de nuestra vida.

Gritamos la vida, pidiéndole que se nos lleve a nosotros, o que no aparezca el “mamarracho” que se ha ido con la chica que nos gustaba.

Como si la vida, tuviera un buzón de reclamaciones y si le “caemos bien”, nos devolverá a la situación en la que estábamos antes.

¡¡Pues me parece que no!!

Así no son las cosas.

También tiene el cerebro otra forma de jugar con nosotros. Haciéndonos creer, que todo ha sido un sueño, y que sigamos como antes.

Como no estamos aceptando lo que nos ha pasado, como “placebo” preferimos que nuestro cerebro, nos haga creer que estamos en otra realidad, y que ha sido todo mentira.

Cuando las cosas no surgen como a nosotros nos gustaría, NUNCA LAS ACEPTAMOS.

Dejemos a un lado la espiritualidad, que nos diría que tendremos que vivir las emociones a pleno pulmón y a través de dicho camino, descubriríamos el por qué de la situación.

Lo que pasa, que cuando nos “tocan las narices” o nos mueven un poco la silla donde estábamos, pues nos cabreamos. Tenemos miedo, no sabemos qué será de nosotros. Y como no estamos acostumbrados a ser dueños de nuestra vida, a coger las riendas de la misma y si el camino se ha torcido, es mejor un placebo, que cambiar de rumbo.

No queremos ver cada situación como una experiencia, porque lo vemos siempre como un fracaso. Y es lo que nos hacen creer.

Si te pasa algo malo en la vida, es un fracaso…y lo demás son tonterías”. Y en una sociedad, como la latina, que el “no éxito” es considerado más apestoso, que el sarampión, hacemos lo posible para no sufrirlo ni ser tildado de fracaso.

¿T e han despedido? ¿Has vivido un ERE y ya no estás viviendo desde la última planta del rascacielos donde estaban tus oficinas? ¿Te sientes vacío porque ya no puedes llamar a tu secretaria?

TÚ NO ERES TUS CIRCUNSTANCIAS. TÚ ERES MÁS QUE TENER SECRETARIA O UN NÚMERO DEL ERE.

Basta ya de: Y SI…

Por mucho que lo intentes, por mucho que quieras, por mucha negociación que quieras entablar, con tu jefe, con la consultora o con TRUMP, esto es lo que hay…NO TIENES TRABAJO.

Siento ser un poco bastante cabrón…pero o empiezas a aceptarlo, o la leche será aún más fuerte.

No hay ninguna negociación posible. Bueno si, cómo te ingresan el dinero o donde dejan tus pertenencias.

Cuanto antes empieces a aceptar la situación, antes empezaras a tomar las riendas de la situación y más pronto podrás ver, el camino que sientes que TÚ tienes que tomar.

Recuerda:

.- No hay negociación, si uno no quiere.

.- Cuando antes empieces a aceptarlo, antes llegará todo lo nuevo a tu vida.

.- ¿No estabas buscando el momento perfecto para dar un giro a tu carrera? ¿A qué esperas?

Te conozco, que hasta que no toques el fondo, no vas a renacer como el Ave Fénix, así que te voy a acompañar hasta el mismo fondo de tu volcán.

¿Seguimos?

Podéis adquirir “Liderazgo Canalla. Libera tu lado más rebelde” a través de este enlace.

 

Career Coaching: Rabia

La ira es un acido que puede hacer más daño en el recipiente en el que se almacena que en cualquier otra cosa en que se vierta

La INCREDULIDAD te ha dejado paralizado.

No sabes qué ha pasado, por qué te han dado a ti la carta después de todos los esfuerzos que has realizado por y para la empresa, solo han servido para sentirte como un número más.

Ni una reunión, ni un ponerte en antecedentes, ni una recomendación que te hubiera puesto en sobre aviso,..

Absolutamente nada.

Entraste con ilusión. Hiciste esfuerzos para integrarte dentro de la empresa. Diste lo máximo de ti. Hasta te asombraste de lo que eras capaz. Hasta algunas personas de allí empezabas a pensar que podrían ser unos buenos amigos.

Sabias lo que es trabajar en equipo. Conseguir cosas imposibles y descubrir talentos que no sabías que tenías.

Te inspiraba tu responsable. Veías que él era el primero siempre en entrar y el ultimo en irse. Que los éxitos eran para nosotros y las cagadas, él era quien se hacía responsable.

¡¡Qué tonto te sientes!!

Te sientes engañado.

Es como cuando tu pareja, tras haberle dado todo y más, te dice que ya no siente nada por ti. Y empiezas a darte cuenta, que para ella, solamente habías sido uno más entre la lista de relaciones que habían pasado por su vida.

Un número más, no una persona.

Y eso te da RABIA.

Estás más rabioso que un bulldog cuando siente que entran intrusos a su casa.

Te sale la baba por la boca, quieres morder, abalanzarte encima de alguien y no para hacerle arrumacos.

.- Rabioso porque no han tenido ninguna consideración contigo.

.- Rabia porque si lo llegas a saber no te esfuerzas tanto sabiendo cómo iba a terminar la cosa.

.- Rabia porque podrías haber hecho otras cosas y por “amor” a la empresa, a esa persona, no las has hecho, pensando que se podría enfadar o despedirte.

.- Rabia porque crees que no te lo mereces. Más bien es tu ego quien lo piensa. Porque no acepta que la vida es cambio y esta vez te ha tocado a ti, como podría haberle tocado a otro.

.- Rabia porque no quieres empezar de nuevo. Buscar trabajo, entrevistas, gente nueva. Ya te habías acostumbrado a lo que tenías.

.- Rabia porque no sabes si valdrás para empezar de nuevo. Lo que puede pasarle a tu familia si no alcanzas lo que esperan de ti, si no tienen un sustento del mismo nivel que tenían hasta ahora.

RABIA Y MÁS RABIA, que te llevan a la FRUSTRACIÓN.

Sientes que has malogrado el intento que tenías para ser feliz en esa empresa, para alcanzar esos reconocimientos que sentías que te merecías. Sientes que te han privado de lo que esperabas, de lo que te habían prometido.

La frustración genera cicatrices.

Ya tienes alguna que otra. Por algún problema personal o sentimental… Esas cicatrices han ido dictaminando como ibas enfrentándote a los siguientes inconvenientes que la vida te proponía.

En algunos has ido de víctima, esperando que otras personas los solucionen por ti. En otros has intentado hacer la vista gorda pensando que así no tendrías que enfrentarte a la situación o que no existiría. Y mientras tu verdadero sueño, eso que delegabas entre tus “debes” esperando que lleguen las “condiciones adecuadas”, el “momento adecuado”.

Parece que nos da miedo mostrar nuestras cicatrices. Pero cada una de las personas que he entrevistado, se sienten orgulloso de ellas.

Esa rabia cuando les despidieron. Cuando lo que creían que era su sueño, se esfumó. Cuando creían que ya no podrían estar en un estatus soñado,…no les hizo venirse abajo, al revés, sino que sentían que era el momento adecuado, ese con el que tanto soñaban, para ser quien quería ser, de una vez por todas.

Nos sentimos con rabia echándole la culpa a los demás de nuestra desgracia. Como dije en INCREDULO, todo depende de la actitud con la que nos enfrentemos a los retos.

Quizá los demás si han tenido una parte de culpa en cómo te encuentras ahora. QUIZÁ, pero tú también. Y no quieras atacarme a mí. Pero también, si sientes que has hecho TODO y MÁS, que no te has dejado ni una gota de “sudor y esfuerzo” en todo lo que hacías… ¿Por qué sientes rabia? ¿Verdad que no tendrías que sentirla, no?

Toda esa rabia que tienes, toda esa energía contenida.. Deja de volcarla en los demás y empieza a enfocarla

Ahora es el momento de ser quien siempre has querido ser…Ahora es tu momento.. Ahora tienes esa oportunidad que siempre has soñado para realizar los sueños.

La rabia es energía para pisar más fuerte en la incertidumbre dónde vas a adentrarte. La rabia es esa falta de confianza que tenías a dar un paso adelante ante lo que siempre redundaba tu cabeza.

Recuerda:

.- Es bueno tener rabia, si esa energía le das un buen uso.

.- No eches la culpa a los demás, ni a ti tampoco. Ha pasado, y ya está. Hay que seguir adelante.

.- Esa energía enfócala en lo que de verdad quieres. No en lo que debes.

Pero el camino sigue, ahora toca la NEGOCIACIÓN… ¿Me acompañas?

Podéis adquirir “Liderazgo Canalla. Libera tu lado más rebelde” en este enlace.

¡¡Vivimos pendientes de un Ranking!!

Un ranking te descubre qué nivel de ego tienes” David Asensio

Por favor, Respóndeme a esta pregunta:

¿Crees que tu Marca, necesita imperiosamente salir en un ranking? ¿O el mejor ranking es el que dicten tus clientes?

Yo creo que NO. Pero según lo que voy viendo en redes sociales, parece que si no sales en un Ranking no eres nadie en la vida, ni ya hablamos en el 2.0.

Llegan las Navidades, y nos encontramos cientos de ranking.

Los mejores artículos del año, los profesionales a tener en cuenta para el año 2018, los mejores blog para aprender sobre Branding, los nominados a los premios de mejor blog del año en el campo de…”

Lo único que hacen es destapar el frasco de las esencias “reales” de las personas.

Sé que muchos de las personas que se creerán identificadas en este articulo, (y si, vosotros me inspiráis, gracias), pensaran que estoy resentido porque no salgo en ninguno o no he sido nominado en alguno.

¡¡ESTAIS E QUIVOCADOS!!.

Siempre tengo la filosofía Bisbal. ¿Cuál es?

Prefiero quedarme segundo, trabajar apartado de los focos y conseguir como una hormiguita mis sueños, que no depender de lo que digan los demás de mí, para creerme alguien o sentir que todo esfuerzo está valiendo la pena.

Siempre digo que estoy en contra de la famosa frase de Jeff Bezos, que tiene sobre el Branding. Dice algo así como:” Tu marca es lo que otras personas dicen de ti cuando tú no estás en la habitación”.

Y con esto de los premios, lo llevamos al extremo.

Si no salimos entre los nominados, la liamos parda. Hasta en alguna situación mostramos actitudes “políticamente incorrectas” de un auto considerado “gurú”. Otras se llaman a las personas que ha realizado el listado, para comentarle de una forma “no educada” porque no salía en dicho listado. Y no son situaciones surrealistas, sino que están sucediendo a día de hoy.

El Branding, aquello que promulga el dar valor, el que seamos todos únicos, en el que para que te cojan en un puesto de trabajo tienes que hacer un book de fotos que ni las modelos de la pasarela de Milán, donde se promulga que hay que crear lideres, humildad y en el fondo esperamos que nadie nos lidere en la lista en la que anhelamos entrar.

¿Dónde se queda lo que promulgamos a los demás?

Todo queda en “aguas de borrajas” porque tenemos que ser considerados como el mejor blog, el mejor conferenciante o estar dentro de la terna de los mejores artículos del mes.

Depender de los resultados de un ranking es:

.- Depender de la opinión SUBJETIVA de una empres a o de una estadística, es no creer en lo que estás haciendo.

Creer que estar en una lista, es sentir que tu trabajo es reconocido, es expresar que todo lo que hacías, es por y para aparentar. Tienes que tener tu propio reconocimiento. El mayor éxito que una persona puede sentir, es irse a dormir sabiendo que ha hecho todo y más durante el día por y para su sueño. Lo conseguirá o no, pero sabe que ha dado todo por su propósito.

.- Querer ser un producto de masas y no especializarse, como se proclama.

Estar en una lista, es apostar por seguir las normas de la sociedad. Y que yo sepa el Branding, la disrupción, la autoestima,…no es lo que proclama. Una lista, nos está etiquetando, nos está diciendo que somos mejores o peores que otras personas. Las usamos para que vean que somos “alguien” ante los demás.

Conozco gente que nunca ha salido ni saldrá en una lista, ranking ni cosas parecidas. Que tienen sus clientes, su movimiento y que facturan mucho más de lo que muchos de nosotros nos podríamos imaginar.

Desmárcate de lo que digan los demás y sigue lo que dicta tu corazón. Te dará más resultados, te lo aseguro.

.- Es demostrar que solo das por aparentar y no por ser.

Sé que mucha gente pensara, que salir en un listado es la consecuencia al trabajo y esfuerzo realizado. La consecuencia del esfuerzo que hagas, tiene que ser irte a dormir feliz y si además sabes que has ayudado a una persona, ya te aseguro que se te caerá la baba en el almohadón. Cuando das a los demás, sin esperar nada a cambio, sin ningún propósito, te aseguro que conseguirás éxitos muchos mayores que los que la gente pelea por salir en una lista de esas.

El verdadero avance no se promulga, el verdadero avance no está

Y además podremos tener muchos amigos gracias a la salida en listas, pero una pregunta ¿Cuántos amigos tienes a tu alrededor que no les importa donde salgas y si quien eres?

.- Demuestra lo que es “bueno”, en un momento. ¿Pero alguien conoce una lista de lo que no nos gusta?

Sé que existe la lista de los Razzie, películas más “infumables” de Hollywood. Pero hace días preguntaba a un conocido de este mundo: ¿Tú serías capaz de hacer un listado de libros que no te han gustado durante el año?

Me contestaba que no. Que se liaría parda, que le dejarían seguir muchas de esas personas que le siguen pero que sus libros “son infumables” pero que no se ha atrevido a decirlo..

En un mundo donde se suicidan por perder una estrella Michelin o un comentario fuera de tono en redes sociales. Me pregunto: ¿Las marcas las creamos por ego o por qué realmente sentimos lo que hacemos y nos da igual lo que piensen los demás?

Por lo visto las marcas, son como las personas, adictas a “resultados inmediatos”, locas por aparentar y con ganas de refrotar a todo el mundo que somos consideramos como la marca, empresa más innovadora del año…

A través del estudio de empresas, para mi siguiente libro que saldrá el próximo febrero, he podido aprender de ellas:

.- El verdadero éxito es ayudar en la vida de los demás, a través de tus acciones y pensamientos. No a través lo que diga una revista o una clasificación.

.- Sólo tú, debes darte el premio del mejor en tu campo. Y se consigue siendo mejor que el día anterior, que el año anterior.

.- Es el verdadero valor el que marca un antes y después. El que sale de ti, el que das a los demás sin ninguna expectativa, el que te sale de tus entrañas, el que produce un verdadero cambio y demuestra que eres “diferente” a lo habitual. No el que lo hace por una estrategia, ni gracias a técnicas de SEO o marketing digital.

.- Si te “quema” no haber salido en un ranking, seguro que tu futuro no es muy halagüeño. Además de no estar realizando tu por qué en la vida.

.- Que sean los demás los que hablen de ti, no uno mismo el que sólo sepa hablar de sus “triunfos”. La gente no es tonta y acabaran cansándose de ti, por plasta.

Nunca olvides que no eres lo que digan los demás de ti y si lo que te esfuerzas por ser mejor que ayer y por dar más a tus clientes…

Podéis adquirir “Liderazgo Canalla. Libera tu lado más rebelde” a través de este enlace.

 

 

¡¡Menos Happy-Felicidad y Más tranquilidad!!

La quietud es a veces la actividad más productiva

¿Y si yo no quiero ser feliz, como los demás anhelan?.

Libros sobre la felicidad. Calendarios para ser felices. Artículos para conseguir la felicidad, como si fuera el “Arca Perdida” que buscaba Indiana Jones…Y lo que más me gusta a mí, los congresos y formaciones que corren como la pólvora, sobre “Como ser Feliz en el trabajo”.

NO LO COMPARTO

Parecemos “perros de presa” siempre buscando cosas..

Buscamos a un coach que nos lleve a la consecución de nuestros sueños, buscamos un asesor de moda para que nos ponga todo monos delante de la chica que nos gusta (vete a saber luego si tú le gustas a ella), necesitamos un asesor para saber lo que nos conviene comer o no, un asesor para que nos acompañe en nuestro proceso de revolución personal y/o profesional…Buscamos un asesor que nos lleve a la felicidad y contratamos a una persona que lleve la felicidad a nuestra empresa.

¿Y qué acaba ocurriendo?

Que seguimos llorando todas las noches en la cama, pensando lo desgraciados que somos porque no estamos consiguiendo todo aquello por lo que hemos pagado un pastizal, conllevando el “desprecio” de la sociedad, porque no eres lo que ellos esperaban de ti, a través de esas herramientas.

Por lo tanto, estamos viviendo en una sociedad, que promulga la felicidad, como una formula de productividad, pero a través de unos mecanismos que ella impone.

¿O es qué tengo que ser feliz como dice el consultor externo de mi empresa que lo sea? ¿Es que la felicidad, a través de una conferencia bailando el “A quien le importa…” me hará ser más productivo? ¿Es verdad que puedo ser más feliz a través del método Danés, finlandés o japonés que no el de España?

¡¡VENGA YA HOMBRE!!

Cada vez veo más libros y empresas, que hablan de la felicidad. Siempre tengo conmigo una pregunta, que determina la prueba del algodón, si lo que hablan lo viven de verdad o es puro postureo.

¿Cuál es?

¿Eres feliz en el trabajo o cuando sales del trabajo, sigues sintiéndote el mismo desgraciado de siempre?

Cuando la gente se encoje de hombros, quiere decir que cuando salen por la puerta del trabajo, siguen pensando en los mismos problemas que tienen, aunque hayan estado bailando durante la reunión semanal con el Ceo de turno.

Se utiliza la felicidad, como una forma de “ATRAER” a personas, de decir que nosotros somos innovadores y que nuestra empresa te va a solucionar todos los problemas que tengas, porque aquí somos más felices que los Teletubbies. Como una forma de vender más libros, como una vez me comentó  un editor de nuestro país.

Hablamos de la felicidad como si fuera la solución a todos nuestros problemas personales y profesionales. Y lo único que está produciendo toda esta “nueva era”, es angustia y confusión.

Angustia, porque parece que tenemos que conseguir el título del hombre más feliz del mundo y de mi empresa. Y si no lo conseguimos, seremos relegados a los “parias” de esta sociedad.

Pero tú, mientras estas en la empresa, esos cojines, esas mesas o esos billares, te tienen que dar esa felicidad, que como una gallina, luego pongas productividad en tu mesa innovadora, de color blanco y abatible.

No quiero decir, que no ayuden a SENTIRTE BIEN EN LA EMPRESA TODAS ESAS TECNICAS, pero te aseguro que no surtirán efecto, si no vienen las personas ya “felices” de su casa

Y confusión, porqué alguien me explica ¿Qué es la felicidad?

Con el paso del tiempo, mi concepto ha ido cambiando.

Mi concepto era hace tiempo, tener dinero para comprarme ropa, ir a los mejores conciertos y poderme darme caprichos.

¿Ahora?

Hace unos días, Víctor Martín, me entrevistaba para su Podcast y me preguntaba cuál era mi concepto de éxito. Respondiéndole que el mismo que tenía de felicidad: “Dormir todos los días, aunque fueran pocas horas siempre con la sensación que has hecho todo y dado todo de ti”

Unos dirían tener la conciencia tranquila, otros, como dice Ecequiel Barricart, quieren vivir en la quietud.

Es tener Paz, tranquilo, fluyendo, (no un happy flower), serenidad,..ya pon tú los adjetivos que quieras, pero me has entendido, ¿verdad?

.- Cuando estás en paz, no necesitas nada para sonreír, ni producir. Y no estoy diciendo que no sonrías ni produzcas, sino que no necesitas estímulos exteriores para hacerlo. Ya los tienes dentro de ti.

.- Cuando estás en quietud, no te preguntas si estás haciendo el trabajo que te gustaría estar haciendo el resto de tu vida, sabes que lo estás haciendo. Porque no haces nada en la vida que no esté de acuerdo con tus valores, con tu forma de pensar o actuar. Lo que no te gusta o te hace bien, como que pasas de ello, y ni siquiera le das la oportunidad de empezar a realizarlo.

.- Cuando estás en paz, te vas a dormir todos los días, jodido y agradecido. Pero de verdad, en el buen sentido de la palabra. Jodido, cansado, reventado porque estás dando todo y más, porque tus sueños se hagan realidad, por dar más de ti a tus clientes, por hacer las cosas cada vez mejor. Y agradecido porque estás haciendo lo que sientes que tienes que hacer, no lo que los demás esperan de ti.

.- Cuando estás en paz, lo que opinen los demás, TE LA REFANFINFLA. Sabes que estás actuando en base a lo que sientes, que no aguantas “tonterías” y postureo al respecto. Sientes que la vida es más simple de lo que los demás piensan y es lo que haces, vivirla sin adornos.

¿Qué pasaría si estuviéramos en paz con nosotros mismos?

Que disfrutaríamos más de los billares, fruta gratis para merendar o viajes outdoor con todo el equipo para motivarnos. Porque eso es lo que creo, utilizan las herramientas, para motivar, no para conseguir que las personas se sientan felices, sino que crean que lo son.

La felicidad como se trata hoy en día, es una herramienta más para ser uno más del rebaño llamado sociedad.

Estate tranquilo contigo mismo y te aseguro, que tu sonrisa, será verdadero, no impuesta.

Podéis adquirir “Liderazgo Canalla. Libera tu lado más rebelde” en este enlace

Cipri Quintas :” Es muy grande no tener razón”

Hoy dentro de la sección “Conversaciones con…” para mi es un placer presentar a Cipri Quintas

Creo que no conseguimos los resultados que anhelamos, porque entre otras cosas, prostituimos el verdadero significado de palabras y herramientas que utilizamos para dicha revolución.

Y el Networking es una de ellas.

¿Qué piensas si te dijera que el verdadero networking es ayudar a conectar y a mejorar el posicionamiento de las personas en la vida? ¿A qué es un significado diferente a ése de ir repartiendo tarjetas a diestro y siniestros sin saber el nombre de la persona a quien se la das, ni su puesto de trabajo?

¿Crees que es posible tener una agenda con más de 6400 contactos y cada uno de ellos, te quiera igual o más que el anterior? Cripri Quintas, a través de “El libro del Networking” nos explica en cada una de sus hojas, una experiencia de cómo ayudar y hacer grande a la gente.

GRACIAS Cipri por recordarnos que con cariño, amor y respeto, seremos buenas personas pero ya si intentamos conectar de corazón con los demás, el éxito está asegurado. Veamos antes a las personas que a los profesionales y sobre cuidémoslas, no a través de tarjetas de navidad, sino de abrazos y cafés que son lo que reconfortan de verdad. Y no vayamos nunca a sacar beneficio del otro perdiéndonos la esencia del ser.

El Networking no es sólo para el trabajo, sino también para la vida.

Puedes conocer más el trabajo de Cipri  a través de Twitter, Instagram y Linkedin

Sabes que tu vida puede ser diferente y aun así no haces nada para conseguirlo? ¿Te da miedo romper los límites que tienes en tu mente? ¿Quieres poner patas arriba tu vida y conocer eso que llaman felicidad? ¿Quieres que tu empresa alcance esas cimas que siempre has soñado? ¿Crees que el ambiente de tu empresa tendría que mejorar? ¿Sabes que el antídoto a todos los problemas es el NO escuchar tu corazón? Puedes contactar conmigo a través de Twitter, en Facebook

.- ¿Quién es Cipri Quintas?

Una persona que no deja volar su imaginación, hace que vuele su cuerpo, y que piensa que el mundo solo está compuesto de personas, no de gente.

.- ¿Cuál es tu definición de Networking? ¿Qué significado crees que tiene de Networking quien va un evento con más de 100 tarjetas a repartir?

Repartir tarjetas no es conectar con las personas, es como los folletos que se ponen en los parabrisas de los coches o los que encuentras en el buzón: tienes una posibilidad muy baja de importarle a alguien. Solo sirve para que tú te quedes a gusto, al pensar que has trabajado; te engañas tu solo. Para mí el verdadero networking es el que se practica desde el corazón, te interesas por la persona, miras con quién le puedes conectar, cómo le puedes ayudar, cómo hacerle grande y qué le puedes aportar. Esa es la manera de llamar la atención y de que tú a él también le importes.

– ¿Quién es un Seo de personas? ¿Qué legado te gustaría estar dejando en los demás?

Un SEO de personas es alguien que posiciona a los demás, que los sienta en la mesa adecuada para que pasen cosas, que constantemente hace “anuncios” de las buenas personas aunque no estén delante. Es llevar el término tecnológico a la vida real. Me preguntas qué legado me gustaría dejar en los demás, lo único que quiero es que piensen que intento ser buena persona.

.- Dar sin esperar nada a cambio…En un mundo donde esperamos los beneficios para antes de ayer y en el que espera, se desespera… ¿Qué les dirías a las personas que piensan así?

No solo están profundamente equivocados sino que van a vivir en una insatisfacción constante, van a dedicar gran parte de su memoria a ver lo que les deben en lugar de molestarse en A VER qué pueden hacer por los demás. Me alegró leer tu post sobre networking porque vi que habías captado perfectamente una de las principales ideas que comparto en El libro del networking. (Ver aquí)

– ¿Cuál es tu palabra favorita? ¿Y tu concepto de felicidad?

Tengo dos palabras favoritas: gracias y abrazar. Precisamente los abrazos, los abrazos sinceros, son lo que me llenan de felicidad porque me cargan de buena energía.

.- ¿Qué es lo que te han llegado a decir unos ojos sin decir una palabra?

Gracias y lo siento. Los ojos dicen mucho más que un libro entero, el problema es que no los miramos. En mi libro invito a mirar a las personas a los ojos, incluso cuento un truco para los que dicen no saber cómo hacerlo.

.- ¿Por qué tenemos miedo a mostrarnos con nuestras debilidades y lo hacemos a través de nuestro escudo llamado ego?

Simplemente porque tenemos miedo, nada más. Le damos mucha importancia a nuestros miedos… también al ego. Siempre digo que el ego es como un globo, que te eleva, y piensas que como miran hacia arriba te admiran y te respeta, pero en el fondo lo que están pensando es que eres inalcanzable o que no vale la pena acercarse a ti.

.- ¿Qué les dirías a los lideres y personas “cotorras” y que no conocen el silencio?

Que se descansa mucho escuchando, y que es muy grande no tener razón.

.- ¿Tenemos el poder de hacer que las cosas ocurran? ¿Cómo?

Poniéndote a ello y entendiendo que la inteligencia relacional se puede entrenar, que no dependes de nadie para relacionarte mejor y hacer que pasen cosas. ¿Os he dicho que hacer que pasen cosas es una de las actividades que más me llena a lo largo del día?

.- ¿Cómo podemos distinguir quién es toxico de quien tiene un mal día?

Un mal día lo tiene cualquiera, hay que darles la oportunidad otro día. No puedes hacer un traje a nadie solo por hablar cinco minutos con él.

.- ¿Menos tarjetas de presentación y más abrazos?

Sin lugar a duda, hay que dar tarjetas después del abrazo y de haberte relacionado, no antes. El orden de los factores en este caso sí altera el producto. Tienen que recordar de ti una suma, un aporte… la tarjeta solo es una facilidad, evita sacar el móvil para apuntar los datos. La tarjeta tiene que ser un enlace, no un mero papel.

.- Me encanta reírme de mi mismo, comienzas a hacerlo cuando empiezas a aceptarte… ¿Cuándo fue la última vez te reíste de ti mismo?

Me río todas las mañanas, sobre todo cuando me peino jajaja. Es importante tomarte en serio lo justo y centrarte en los demás.

.- ¿Es verdad lo que dicen que de cuanta mejor gente te rodeas, mejor eres?

Absolutamente, no es ni cuestionable. Si te rodeas de deportistas terminarás haciendo deporte, ¿no? Pues pasa lo mismo cuando te rodeas de buena gente… y si no eres buena gente, ojala que se aparten de ti, así te darás cuenta de que tienes que cambiar para no quedarte solo.

.- ¿Los optimistas deben tener un límite, una línea roja que no deben pasar?

No hay líneas rojas en el optimismo, solo hay una línea en engañarte a ti mismo. Uno tiene que ser optimista hasta que se demuestre lo contrario. Y cuando se demuestre, descansas y vuelves a ser optimista.

.- Una reflexión para los lectores del blog

Si mis respuestas te han gustado y no estás practicándolas, ¿a qué esperas? Si te las cuestionas o te suenan lejanas, mírate al espejo, analiza tu entorno y te darás cuenta de que las cuatro patas de tu vida no están firmes, que esa silla cojea, y por eso no avanzas.