¿Cómo hacer que te pasen cosas buenas?

Las buenas cosas ocurren todos los días. Solo nos tenemos que dar cuenta de ellas” decía Anne Wilson Schaef

Desde que tenemos uso de razón, o eso creemos, tenemos un destino.

Queremos que nos pasen cosas buenas. Y como bien dice Marian Rojas en su libro , desde que nos levantamos hasta que nos acostamos estamos siempre preguntándonos :”¿Cómo hacer qué nos pasen cosas buenas?“.

Consideramos cosas buenas como tener una cuenta en redes sociales que aumente de seguidores de forma constante, que nos podamos ir por fin a New York o que la compañera de trabajo sea despedida.

Estamos preguntándonos todo el día, ¿Cómo hacer para que nos pasen cosas buenas?. Es decir, estamos todo el día pensando, en la forma de alcanzar, la felicidad.

Y si nos dan la manera más rápida posible para creer que la hemos alcanzado, ¿Dónde tenemos que firmar?

No hay una formula para la felicidad. No hay una formula para el éxito. ¡¡NO HAY FORMULA QUE TE LLEVE A TRAVÉS DE UN ATAJO A ESO QUE LLAMAN LOS DEMÁS, LA FELICIDAD!!.

Desconfia de todos aquellos métodos milagrosos y rapidos que te digan, que en el menor tiempo posible, te van a llevar  al éxito o a la felicidad, porque no es así.

Lo que pasa , es que creemos que los métodos que ha utilizado una persona, te van a servir a ti y aún con mejores resultados,  y acabas lamentándote porqué tras haber invertido tanto, no lo has conseguido.

PORQUE TU FELICIDAD, ES EL SENTIDO QUE LE DAS A TU VIDA. NO LA FELICIDAD LIGHT QUE TE VENDE ESE GURÚ.

Pero lo que nos han vendido y nos hemos tragado entero, es que la felicidad son los followers, el postureo y tener una familia, casa con un garaje en el que quepan 2 coches. Y no es así .

Pero cuando nos damos cuenta, que no somos felices, preferimos ocultarlo, respondiendo a los demás con rabia, ego, frustración y “mala uva”, que reconocer que estamos sufriendo.

Se nos ha enseñado que eso de mostrar tus emociones, está prohibido. Y más si son emociones que pueden utilizarse en tu contra ya que te verán débil.

La experiencia personal y con clientes, me ha dicho que expresar el sufrimiento ayuda mucho más que una noche de juerga por ahi.  Es una bofetada de realidad, en la que te demuestra que todos no son tan poderosos como nos hacen creer. O nuestro ego, mejor dicho.

Por lo tanto, nos damos cuenta, por el camino del sufrimiento, que ese concepto de felicidad que los medios de comunicación, los libros de la ley de atracción o “cómo ser feliz en 21 días”, no van contigo.

Felicidad consumida, que nos dice ” Serás feliz sólo si...”. Provocando frustraciones si no llegamos alcanzar ese nivel propuesto por la “industria”.  Haciendo lo que sea posible por alcanzarlo, porque sino seremos tildados de infelices, mediocres o demás…ya que no tenemos esa capacidad de esfuerzo y resultados para alcanzarla.

¿Y QUÉ HACEMOS? Te estarás preguntando.

¡¡DEJAR DE VIVIR PRE-OCUPADO POR LA CONSECUCIÓN DE ESA FELICIDAD!!.

No eres ni mejor ni peor por un número de seguidores, por dar más o menos conferencias que tus compañeros o no tener parjea a cierta edad.

¡¡ NO ERES NI MEJOR NI PEOR. DEJA DE VIVIR EN UN ESTRES CONTINUO!!. Porque aunque lo consiguieras, luego te estaría preguntado.: ¿Y esto es por lo que he estado peleando?.

Aún tras haberlo conseguido, no estás a gusto con ello, te defrauda…PORQUE NO ERA TU FELICIDAD, ERA LA DE LOS DEMÁS. Y les hiciste caso porque tenías miedo a descubrir qué habría detrás de esa curiosidad que tenías de la que olvidaste por contentar a los demás.

Sobrevivimos , tragándonos olas y olas de pensamientos tóxicos.  Intentando sobrevivir añorando el pasado y/o deseando que el futuro venga lo más rapido posible a nosotros, desde el sofa en el que nos quejamos de la vida perra que llevamos.

Miedos que en el 99% nunca ocurrirán y culpas por la situación que crees que te encuentras , que te hundirán.

Perdonate si así  te sientes y olbserva desde el exterior esa situación, en la que por una decisión te ha llevado a ese momento. Que yo sepa no puedes volver atrás, así que perdónate.

Cada día creo menos en la palabra felicidad, y si en la palabra paz. La felicidad no es lo que nos pasó, sino como gestionamos lo que nos pasa. Es estar en paz contigo mismo, aceptando los hecho como vienen y poniéndote manos a la obra en los que puedas influir.

En definitiva, ES VIVIR EN EL MOMENTO PRESENTE.

Esa es la definición para mi, de felicidad. La paz con uno mismo en el momento presente, en el ahora.

Toda realidad cambia, cuando cambias tu forma de pensar. Cuando es TU FORMA de pensar, no la que dicen los demás que tienes que llevar . Y para ello tienes que abandonar el papel de victima, y empezar a ser el dueño y señor de tu vida, de tus pensamientos.

Mucha gente que han pasado por el blog me ha dicho, “Hasta que no me di cuenta de quien era yo…Hasta que no me di cuenta que lo único que tenia, era el presente…Hasta ése momento en el que me di cuenta que la vida no era siempre lo negativo, que había cosas asombrosas…no empece atraer cosas buenas a la mia”.

Cuando;

  • uno se quita de encima, lo que creía que era y no le daba resultados. Es decir se permite conocerse.
  • Cuando dejamos de reprimir esas emociones y deseos que teníamos expresándolos a los 4 vientos ,
  • Empiezas a fijarte en las cosas buenas de tu vida, que habías dejado de lado, por la felicidad que te habían recomendado.
  • Gestionas emocionalmente quien eres, y sabes que en el equilibrio está la virtud.
  • Cuando emprendes el camino por ser mejor persona.
  • Cuando dejas a un lado dimes y diretes de los demás sobre tu persona..

Entonces empezarás a vivir en el presente. Y recuerda que es lo único cierto que hay en esta vida, que sólo vivimos en el presente.

Si quieres te pases cosas buenas:

  1. Responde a la pregunta: ¿Quién soy yo?
  2. Aceptate. Al no ser que tengas un hermano gemelo, y aún así, no hay nadie como tú.
  3. Lucha por tu pasión.
  4. Estate en modo Aprendiz continuo.
  5. Y que digan lo que quieran los demás, si tú sabes la respuesta al primer punto.

Se buena persona, se TÚ y te aseguro que te atraerás cosas buenas.

¿Por qué crees que no te ocurren cosas buenas en la vida?

 

 

 

Anuncios

¡¡8 Lecciones que he aprendido de caerme en la vida!!

“Fracasar no es caer. Fracasar es negarse a levantar”

No es que tengamos miedo al éxito, es que tenemos miedo a caernos.

Y es algo que lo venimos arrastrando desde pequeños.

Cuando nos caíamos, seguro que en algún momento teníamos a alguien, al matón del colegio o a nuestros padres que se reían de la caída que habíamos tenido tras intentar aprender ir en bici o como atarnos los cordones de las zapatillas.

Por eso ahora de mayores no intentamos nada nuevo. Porque nos importa más que si nos caemos , nos vean llorar, nuestra vulnerabilidad que el hecho de estar intentando conseguir nuestros sueños, cosa que la otra persona que se estuviera riendo de ti, no lo habrá hecho en su vida.

Claro que queremos hacer cosas nuevas, claro que descubrir nuevos caminos, pero tenemos un miedo atroz a caernos .

Por eso nos aferramos a métodos que nos dicen que llegaremos más rapido que nadie a la cima. Que perderemos esos kilos que nos sobran desde el sofá y que tendremos en 8 horas una marca más importante que la de Obama con un curso “Express”.

Amamos todo lo que nos digan que nos llevará al éxito de forma rápida , comoda y sin sudar.  Y si para colmo, nos creemos lo que nos dicen que para alcanzar el éxito, nos tenemos que quedar en bancarrota varias veces antes de ser millonario como ellos, pues ya no pensamos en las caídas, sino en el éxito.

Desde pequeños no nos han enseñado a caernos. Y es algo que se debería integrar en todos los ciclos formativos.

En la “madurez” tendríamos que ser como los especialistas de cine, aprender a caernos desde cualquier altura y que no nos pasara nada, porque supiéramos como debíamos caer, que supone caer y que podemos salir adelante tras caer.

A lo largo de 1.000 artículos , conferencias, congresos,  me han llevado a caerme más que los años restantes de mi vida. ¿Por qué? Porque hacia cosas que no conocía

Con el paso del tiempo, todavía sigo sorprendiendo y cayéndome en situaciones que pensaba que era algo impensable. Pero en otras situaciones, ya las ves venir , por experiencias anteriores, y lo que haces el bordearlas, para que quien quiera caiga, pero no tú.

1.- El fracaso es una cosa y una caída es otra.

El fracaso es no alcanzar el nivel de expectativas que tenías. Y no las has cumplido, porque las expectativas eran muy altas, quizá porqué tu ego no te ha dejado ver la realidad siendo un reto demasiado grandes para ese momento o porque no era el momento.

Nadie nace aprendido. Nadie sabe hablar en publico de la leche. Marc Marquez no se montó en su moto de repente y empezó a ganar Mundiales de motos asi de repente. Para adquirir la habilidad en algo, hasta en hacer tortillas de patatas, has tenido que hacer unas cuantas hasta que saliera una de forma decente.

Serás un fracasado si piensas que esa situación es para siempre, que es inamovible. Si sientes que las caídas forman parte del camino, serás de las personas que piensan que el fracaso es para los mediocres.

2.- Las caídas forman parte de la vida.

Pensamos que una caída es peor que tener antecedentes penales en nuestro historial. Que todo el mundo nos lo recordará y que ya estaremos estigmatizados para siempre.

Si cuando aprendiste a ir en bici, te daba igual las caídas, y esos valores de esfuerzo, superación, constancia, los adheriste a ti, porque viste que son buenos para tu vida, ¿Por qué sigues creyendo por una caída ya estarás estigmatizado para siempre por los demás?

Aprende lo que te ha enseñado la caída, y SIGUE.

3.- Únete al club de los caídos.

Los raros son aquellos que dicen que no se han caído nunca en la vida. Los que mienten son los que dicen que te llevarán al éxito sin conocer las caídas, las piedras y el sabor de las tierra que pisas. Los que hemos caído y nos reimos de ellos, somos un club privado en esta sociedad.

Lo que distingue a una persona de otra, es lo que hacen con lo que aprenden de la caída. Porque te aseguro que enseña más una caída, que una palmadita y agasajos tras haber alcanzado una meta.

4.- Caerte te enseña a pasar de la gente.

Si, cómo lees. Debemos pasar más de la gente. Quien se rie de ti por tu caída, seguro que no ha intentado nada en su vida. Seguro que es un frustrado porque una intentó algo, tirando la toalla a la primera de cambio.

Cuando te has caído, no criticas a las personas que lo intentan. Pasas de la gente que critica a los demás y ellos nos han intentado nada en sus vida. Apoyas y comprendes a los que lideran o quieren liderarla.  Te centras en lo que es importante para ti, y lo demás, TE LA BUFA.

5.- Me enseñó más 1 caída que los 2 Master que tengo.

Somos impacientes y queremos todo para antes de ayer. No queremos caernos, porque queremos llegar los primeros a la meta. Pero una caída me enseñó más en mi vida que los 2 master que tengo .

Me hizo ver realmente como había sido mi vida hasta la fecha, lo que quería de verdad a partir de ese momento. Y gracias a ella, estoy aquí hoy hablando contigo o muchos otros beneficios que me han traido las caídas, hasta un libro me trajo una caída.

6.- Caerte te muestra que manos tienes a tu lado y cuáles no.

Cuando todo va genial, todos somos geniales, buenas personas, ideales de la muerte y nos reimos de todo. Pero cuando vienen putas, pocos van a estar a tu lado. Me da igual que tengas una red de contactos impresionante, que si ya no puedes satisfacer sus necesidades por tus malos momentos, muchos se van a ir de tu lado.

7.- Un NO es algo indescriptible.

Un NO te enseña que quizá por ese camino no debes ir para ir a tu meta.

Un No te enseña que a todo el mundo no tienes que gustarle y enfocarte en quién SI quiere tus servicios.

Un NO te enseña a ser mejor profesional, a fijarte en los pequeños detalles que los demás los pasan por alto.

Un NO te enseña a tener la confianza, que algo mejor  te está esperando. Te lo aseguro.

Un NO hace que tu confianza en ti mismo y en lo que estás haciendo aumente. Porqué si realmente es lo que quieres, te esfuerzas, caminas a pesar de las caídas, aumentas tu confianza y siendo un maestro en esa habilidad con el paso del tiempo .

Un NO te ayuda a tu desarrollo personal. Te ayuda a ser más humilde. A darte cuenta que no sabes todo, por mucho que lo creías o títulos.

Ser honesto con uno mismo jode mucho al principio, pero te aseguro que te ayudará mucho con el paso del tiempo.

8.- Las caídas te ayudan a ver el mundo desde otras perspectivas.

Te ayuda a aumentar tu conocimiento  personal y profesional . A ver que el mundo es mucho más de lo que creías o te habían hecho creer. Que eres mucho más de lo que te hacen creer que eres . Y que todos tenemos nuestras luchas contra nosotros a las que tenemos que respetas, comprender y ser humildes.

Cae, vuelve a caer, que no pasa nada, DE VERDAD.

Serás del club selecto de los caídos pero que aprenden de la caída.  Nunca lo olvides.

 

 

¿Cómo afrontar el camino a recorrer?

“Escoger un camino significa abandonar otros. Si pretendes recorrer todos los caminos posibles acabarás no recorriendo ninguno” Brida. Paulo Coelho

Amamos el éxito.

Queremos hacer las mismas cosas que hace esa persona que seguimos. Devoramos el libro de la persona que nos inspira, y pensamos que nos gustaría escribir un libro como él. Queremos ganar el mismo dinero que esa persona y sobre todo, que las cámaras, luces nos bañen con minutos de interminables de aplausos y gritos.

Adoramos el éxito. Pero eso si, no queremos saber y/o nos olvidamos de lo que hay detrás del mismo.

Detrás de esa foto, de ese libro, de ese trofeo, existe un camino para llegar hasta allí. (Excepto que haya habido tongo o alguna cosa siniestra).

Nos encanta la frase de “Caminante no hay camino, se hace camino al andar”. Pero cuando la pensamos, ya nos entran sudores fríos al pensar que nos tenemos que poner a caminar hacia nuestra meta.

“¿No hay nadie que nos lleve de forma rápida y sencilla? ¿No hay una manera de saltarnos todos los pasos” Son algunas de las preguntas que lanzamos al aire esperando que sean recogidas por algún alma caritativa y nos lleve a dónde queremos.

La experiencia me ha dicho, que si no disfrutas del camino, el éxito nunca sabrá igual.

Adoramos los libros, conferencias y artículos en los que nos promulgan como llegar a hacer amigos de forma rápida, cómo alcanzar el éxito antes que tu vecino o cómo ligarse a esa chica antes que el cachas de la televisión te la quite.

Todo lo que signifique, el menor esfuerzo posible con el mayor resultado posible, ALLÁ VAMOS. Todo, porqué eso de ponernos manos a la obra, caminar, no ver el horizonte que queremos alcanzar y ya ver que el vecino lo ha conseguido, que lo sufra otro, que nosotros queremos el éxito a la mayor brevedad posible.

Si de verdad quieres una cosa, ¿Por qué optamos por la amargura, el miedo, la frustración y la rabia como emociones para que nos acompañen durante el camino? Y lo peor de todo ¿Por qué las elegimos de compañeras de viaje antes de empezar?

¿O es que cuando emprendes el viaje para ver un concierto, el nacimiento de tus sobrinos …vas deprimido? ¡¡Me parece que no¡¡. Eliges la ilusión, la emoción, las ganas, la motivación para que te acompañen.

Ya antes de empezar, vamos mal.

SI ya piensas que va a ser el camino peor de tu vida, que te vas a cansar, que dudas que lo vayas a conseguir y demás…Claro que no te apetece nada empezar, claro que te entrará pereza…Claro que no lo conseguirás.

No estoy diciendo que será fácil si lo coges con más actitud, quizá no lo consigas. Pero lo que si te aseguro, que lo gestionarás mejor.

Creemos que la felicidad solo será cuando lleguemos a la meta. Que solamente lloraremos cuando hayamos pasado roto la cinta que nos dice que hemos llegado. Porqué creemos que el camino, será duro, arduo, coñazo..

Vivimos en tensión. Queremos todo para ya. Porque nos importa nuestro estatus, nos importa llegar a la meta el primero y sobre todo, ponerlo en redes sociales que lo hemos conseguido, para dar envidia.

Por esa tensión, por mantener ese estatus, creemos y nos hacen creer, que tenemos que tener miedo a la oportunidad que tenemos delante de nosotros. Que tenemos que enfrentarnos a ella con respeto y con muchas dudas. Porque si las tomas con alegría, ganas, ilusión, pensarán que estás más loco que las maracas de machín.

Cuando cambiamos el foco, las cosas cambian. Cuando dejamos de pensar de forma negativa, a ver las cosas desde otra perspectiva, las cosas se transforman. Ya no son como creíamos que eran. Ya empezamos a ver una salida a esa espiral donde nos habíamos metido. Ya no es lo mismo.

Pero seguimos pensando que el camino tenemos que vivirlo con sufrimiento, dolor y lagrimas. Que alguna habrá, que esfuerzo vas a tener que echarle, pero ¿sería mejor cambiar la actitud durante el camino? ¿No sería más llevadero?

Porque una actitud diferente a la de los demás ante los retos, hace que:

  • Te focalices más en tu meta y delegues todo aquello que te lastra en tu objetivo.
  • Te das cuenta de que los pequeños detalles, son los distinguen el éxito del fracaso.
  • Las caídas, las afrontas con más animo, hasta con risas. Aprendes de ellas y sabes que no tienes que volver a repetir.
  • Te levantas por la mañana con ganas de seguir hacia adelante y no seguir en la cama lamentándote de la vida que tienes.
  • No estás siendo irresponsable por afrontar la rutina , los retos con una sonrisa. Sino que sabes que gran % del éxito vendrá determinado por tu actitud.

Se nos habla de estar motivados, pero a la vez, que eso de sonreír a la vida, de tener ilusión, con la que está cayendo es de “raros”:

Cuánta más actitud le pongas a las cosas, más motivación tendrás. Es asi de simple la ecuación de la motivación.  Pero eso si, no sonrías, que no se te iluminen los ojos, no cantes, no bailes,… se una persona seria, ten modales…¿Y así como vamos a superar retos? Más bien les vamos a tener miedo hasta a una hormiga.

La suma de tu visión y tu pasión, da como resultado el éxito o el fracaso ante el reto que tienes por delante. Simple y llanamente.

Siempre siéntete valiente porque te ayudará a conocer donde no están tus limites.

Siempre confía , porque si está delante de ti, algo te tiene que enseñar de ti, de la vida, y que hay algo que te está esperando después del camino, seguro.

Agradece lo que tienes, agradece lo que vives, agradece todo, porque el camino te está enseñando mucho más de ti, de la vida, que aquellas personas que se quejan de su futuro pero que aun teniendo un camino por recorrer, no lo hacen.

Recuerda: HASTA ALCANZAR CUALQUIER COTA, TIENES UN CAMINO POR RECORER. Siempre lo hay, y quien te diga, que te lleva por un atajo, no lo creas. NO EXISTEN SI DE VERDAD QUIERES QUE SEA ALGO DURADERO.  Y siempre con ACTITUD, por favor.

TODOS recorremos caminos. La diferencia entre la gente de éxito y la mediocridad, es la actitud con la que afrontas dichos caminos.

¿Qué eliges?

 

 

 

¡¡15 cosas que me han enseñado 1.000 artículos!!

El cambio es siempre el resultado final de todo verdadero aprendizaje” decía Leo Buscaglia

En breves días , estaremos de celebración.

Vamos camino de los 2 millones de visitas totales. Estamos en más de 130 países todos los años y estamos a punto de llegar a 1 millón de visitantes únicos. Además del nacimiento de un nuevo blog, dedicado exclusivamente al mundo del Branding y del Management (Walking into a business)

Cifras impensables para mí el día que me comentó una amiga que empezará a escribir en redes sociales lo que sentía en esos momentos de desesperación por el desempleo.

Llegamos a 1.000 artículos. Cuando hasta el día del 1 artículo no había escrito ni una carta de amor a nadie, y eso de hablar en público me producía más miedo que ir a hacer la declaración de la renta.

1.000 artículos, más de 300 entrevistas, muchas de ellas exclusivas, que echando la vista atrás me han hecho ser diferente a quien era cuando empecé.

Os dejo una serie de reflexiones al respecto:

.- Disrupción. Forma desacostumbrada de ver la realidad.

Ahora  se habla de Disrupción como un movimiento nuevo, sacado de la Revolución digital. Cuando en realidad, gracias a los disruptivos, no seguimos viviendo en las cuevas esperando que los Dinosaurios nos ataquen.

Como bien dice Fernando Botella, la disrupción es una forma desacostumbrada de ver la realidad.  Y los avances de cualquier tipo se producen gracias a esa visión. Una visión diferente a la mayoría de las personas, a lo establecido, a lo que es considerado como “normal”:

Nos gusta hablar de innovación, de romper limites, pero tenemos miedo a los que nos presentan como nuevo, ni a exponer nuestras ideas nuevas , por el qué dirán.

Todos hemos sido disruptivos en algún momento de nuestra vida. Y gracias a ello conseguiste muchas cosas. ¿Por qué ahora tienes miedo a serlo?

.- De vez en cuando, cierra tus oídos. 

Siempre nos decían que había que tener las orejas bien limpias sobre todo cuando nos hablarán los mayores. A día de hoy, te recomiendo, por tu salud mental, que de vez en cuando, cierres tus oídos.

Oídos cerrados a personas que creen que no podrás. A personas que te limitan con sus comentarios. A oír el telediario y creer que el mundo se va a la mierda. Oídos cerrados cuando a pesar de ir consiguiendo resultados, no confían ni creen en ti.

Muchas veces, hacemos más caso a los demás que a nosotros mismos. La mayoría de las veces. y luego nos estamos preguntando qué hubiera pasado si hubiéramos dado un paso más allá que los demás.

Deja de escuchar a cenizos, miedosos y atacados de la vergüenza por gente que ha hecho lo que tú quieres hacer.

.- La felicidad no existe. Solo la tranquilidad de dormir a pierna suelta.

Sé que esto será una ofensa a la industria de la felicidad, pero la felicidad no existe. Eso de estar siempre sonriendo, de andar mientras cantas por la calle… Eso no es felicidad, más bien algo irreal que te producirá más frustración e incomprensión.

Este tiempo he aprendido, que por lo que tenemos que luchar, es por dormir todas las noches tranquilos sabiendo que hemos hecho lo que teníamos que hacer durante el día. No estoy hablando de tu agenda. Con 1 cosa que hagas durante todo el día, pero si esa cosa esta acorde con tu propósito, con el porqué de hacer lo que haces.

Si buscamos la felicidad, es porque nos sentimos infelices. Si buscamos la alegría, es porque nos sentimos tristes. Si buscas dormir tranquilo todas las noches, haz siempre todo lo que este relacionado con tus valores y propósito.  Al 99% de tus amigos se lo recomendarás.

.- Menos redes sociales y más congruencia. 

No creas tanto lo que ves, y si en lo que la realidad te muestra.  No todo lo que se muestra en las redes sociales es la verdad. Conozco a profesionales que aún teniendo redes sociales, no ponen nada de lo que hacen, no se muestran todos los días y cuando supieras lo que facturan, alucinas.

Cree lo que veas en el 1.0 y no tanto lo que te hagan creer en el 2.0, hasta que no lo pruebes tú.

.- Tu mejor Gps es el corazón.

¿Dónde queda la intuición en este mundo? Porque hasta para ir a la calle tal, tenemos que usar el Google Maps.

No nos dejamos llevar por nuestro corazón. Más bien hacemos todo lo posible por no escucharlo a través de gritos con nuestra pareja, alcohol, sexo o echar la culpa de nuestras desgracias al Gobierno de turno.

Te aseguro que te llevará a mejor lugar que en el estás ahora mismo si le haces un poco de caso.

.- La constancia y la disciplina son para los mediocres

No creo en la constancias y la disciplina. A través de las entrevistas con personas relevantes que han conseguido llegar al éxito, no me hablaban de constancia ni de disciplina, porque cuando estaban haciendo lo que sentían que querían hacer con su vida.

Para ellos no había disciplina, sino pasión por un sueño. Para ellos no había constancia, sino foco por sus metas.  No había unas horas determinadas para una cosa y para otras no, solo había una obsesión positiva, su sueño.

Recuerda cuando has sido disciplinado. Seguro que sería algo que no te gustaba. ¿Y acabaste consiguiendo resultados o tiraste la toalla? Haz lo que quieras, pase lo que pase, y te aseguro que no conocerás la disciplina.

.- Las modas son eso, modas. Haz buen uso de ellas. 

Nos encantan las modas, porque las vemos como la posibilidad de llegar al éxito, de sentirnos importantes dentro de un grupo y de que nos aplaudan si es encima de un escenario.  Cuando lo que tendríamos que hacer, es ser críticos primero con lo que vemos, sentir en qué nos puede ayudar a nosotros, y adecuarla a nuestras necesidades.

Tú tienes que ser no una moda para los demás, sino una tendencia. Quien marque un estilo diferente, no como el mismo que siguen los demás.

.- Date la oportunidad siempre que la tengas delante de ti. 

Tenemos delante de nosotros oportunidades, a las que dejamos pasar, por el miedo, el qué dirán o la vergüenza del qué pensarán. A través de los clientes de coaching lo observo, no es que tengamos miedo al fracaso, tenemos miedo a ser nosotros mismo, a mostrarnos cómo somos, a darnos una oportunidad de poderlo alcanzar. ese sueño por el tantos lamentos lanzamos al aire.

Si está ahí para ti, di SI. (Siempre que no hagas daño a alguna persona), porque aunque dicen que puede volver esa oportunidad o se repita, quizá no . Así que aprovéchala.

.- Todos somos creativos, y no hace falta ningún master.

La creatividad es mostrar a través de cualquier herramienta, como ves tú el mundo. Hasta con el famoso “Con un 6 y 4 hago la cara de tu retrato”, puedes mostrar ese lado diferente que te caracteriza.

La creatividad son las gafas con las cuales ves la realidad. Y tú sabes cuáles te sientan mejor para ti. Úsalas.

.- El éxito como nos lo comentan que debe ser, muestra más gilipollas que resultado impactantes.

Si crees que el éxito es tener miles de seguidores en redes sociales. Estar en todos los eventos, que todo el mundo te adule y lo que dices que haces, es residual para ti….Tú mismo.

.- Rodéate de personas mejores que tú.

Cuando te haces mejor profesional, mejor persona, es cuando te rodeas de personas con las que estás con la boca cerrada porque solamente quieres escucharlas y aprender de ellas. Si son peores que tú, si no tienes empatía con ellas, o no las respetas, eres un dictador, no un líder.  Y no quieres aprender, sino avasallar.

.- Escucha , escucha y vuelve a escuchar. Aprenderás más que hablando por los codos tú.

De TODO el mundo puedes aprender cosas que ni tú mismo te podrías imaginar. Si escuchas observarás pequeños detalles que te podrían llevar a una venta, a un nuevo amor o descubrir que esa relación incipiente de amistad no te va a llevar por buen camino.

Escucha más que hables, y te aseguro además de que la otra persona se sentirá importante para ti, aprenderás mas cosas de ella que ni ella misma sabia que existían.

.- Los locos son los demás.

A lo que tildamos de loco, es porque le tenemos miedo. Y si le tenemos miedo, es que nos atrae, nos produce morbo, pero no lo decimos, no vaya a ser que crean que somos como esa idea loca.

Locos son aquellos que teniendo sueños, queriendo hacer cosas , no lo hacen. Y aún peor creyendo que por leyes de la atracción, desde el sofa y sin esfuerzo lo conseguirán.

Cuerdos son aquellas personas que son congruentes. Que hacen lo que dicen que van a hacer. ¿Y tú cómo te consideras?

.- Como no lideres tu vida, los demás te la estarán liderando. 

Si no tomas las riendas de tu vida, son los demás quienes las están llevando por ti. Te guste o no, es así.

.- ¿Y si mañana no estas aquí? 

Te habrías quedado sin hacer muchas cosas, sin decir TE QUIERO a esa persona que te tiene loco, o ese beso que deseas dar desde hace ya tiempo

Esto se resume en :

1.- Ten un PORQUÉ, o no tendrás nada en la vida. 

Sin un propósito, sin unos valores indestructibles, sin un sueño que realizar, ¿Qué tienes en la vida?

2.- Si te siente no normal, EXPLOTALO.

Si todos somos diferentes, todos nos sentimos no normales. ¿Entonces a qué esperamos?

Durante estos días iré informando de colaboraciones que se producirán con motivo de esta celebración. Siempre gracias por estar ahí.

 

 

¡¡3 cosas que no leerás en ningún libro!!

“No hay nada en la vida que no contenga sus lecciones. Si estás vivo, siempre tendrás algo que aprender”

Ha sido despertarme y ver una frase que decía asi: ” Soy el mismo de siempre pero con lecciones aprendidas”. 

Me siento actualmente muy identificado con esa frase. Como diría Raphael, sigo siendo aquél, pero mucho más listo.

Echando la vista atrás, seguro que la gente pensará frases tipo: “La vida es muy sabia…, te da y te enseña todo lo que tienes que aprender en el momento adecuado, el karma es así...” O gracias a nuestra formación cristiana y a día de hoy guiada por la industria de la felicidad, con cosas como ” El rencor te hace daño a ti, no lo seas con nadie…Siempre sonríe y la vida te sonreirá….Busca la felicidad al igual que buscas el otro calcetín en la lavadora..Estamos hecho de las experiencias que vivimos…”

Pues me voy a quedar con la ultima frase: “Estamos hecho de las experiencias que vivimos”.

Estoy totalmente de acuerdo, pero ¿De que experiencias aprendes más: por las que ya habias pasado anteriormente o por las que desconocías y te han enseñado más?

Echando la vista atrás, yo por las que nadie me enseño que podría pasar y pasé.

La vida te enseña que tienes que leer para estar actualizado, que tienes que darte a los demás, que tienes que dejar hablar a los mayores a cierta edad o que no tienes que dudar de lo que dicen tus profesores… Estos y otros muchos aprendizajes, se unen a nosotros con el paso del tiempo, haciéndonos quienes somos a día de hoy.

¿Pero cuáles son esas experiencias que no salen en los libros de instrucciones de la vida y qué deberíamos conocer antes de enfrentarnos a ellas?

.- Desobedecer

Al igual que las otras dos experiencias, nos enseñas desde pequeños a lo que no debemos hacer si queremos que el resto de la vida nos vaya bien o nos desviemos del carril.

Nos enseñan a que no tenemos que desobedecer a toda persona mayor o que tenga un título que de miedo, como el de profesor. Todo porque ellos saben más que nosotros más que nosotros y quieren lo mejor para el devenir de nuestras vidas.

Pero no nos enseñan el pensamiento crítico. Lo están oprimiendo desde la infancia, y luego cuando somos “maduros”, nos creemos todo lo que dicen nuestros políticos, amigos , lo que sale por televisión o nuestras parejas.

¿Por qué vamos a dudar? Si lo que quieren es lo mejor para nosotros, ¿si? . Y bueno no lo hagas, ni siquiera lo pienses, ya que las consecuencias fuera del “rebaño” y a la intemperie de la soledad, no son muy halagüeñas.

Ni lo decimos ni lo hacemos, no desobedecemos porque ser señalado por los demás como rebeldes, no es una buena carta de presentación. Como mucho, llegamos a hacer lo que nos da la gana, pero sin que se entere nadie.

Pero lo peor de todo, que tampoco nos desobedecemos a nosotros mismos. Ni dudamos ni nos damos la oportunidad de poner en duda lo que nos mandan por nuestro bien.

Desobedece a esos pensamientos que tienes instaurados de que no puedes, que será imposible o que le puede hacer daño si le digo que durante tanto tiempo ha estado equivocado…Desobedécete y descubrirás la persona que hay detrás de tantos miedos y vergüenzas. De los talentos que tenías dormidos y de las cosas que eres capaz de hacer

Desobedécete y estarás creando un nuevo mundo más allá de tus límites.

.- Decir No

Esta situación viene por la instrucción recibida, de ser buenas personas y siempre que los demás nos necesiten, decirles SI. De siempre ayudar al prójimo. Porque si no lo haces. los remordimientos de conciencia y el karma se volverán en tu contra.

Pero yo añadiría, “Siempre ayudarás mejor al prójimo, si antes sabes decir NO a los demás y a ti mismo”.

No sabemos decirnos NO. Y la consecuencia más importante de esa falta de Noes,  es que nos estamos faltando el respeto a nosotros mismos, a nuestros valores. Pero eso si , luego nos quejamos de lo mal que nos va la vida y lo desdichados que somos.

No es que no sepamos decir NO, pero el miedo a defraudar a los demás es mucho más fuerte que el poder de reforzar nuestra confianza en nosotros mismos, pase lo que pase.

Decir NO, es decirte SI a ti mismo, a tus creencias, a tus valores, a tus momentos. Es un SI a la congruencia.

Luego llega el lamento porque sentimos que todo el mundo se aprovecha de nuestra bondad y buen hacer. Aprende a decir No, no solamente a los deseos de los demás cuando ellos quieren, también No a los limites impuestos, a los pensamientos que te bloquean, a las personas que ya no aportan nada…

Di NO a todo que te impida avanzar y no ser tú mismo

.-  El egoísmo

“No seas egoísta y comparte con tus hermanos. No seas egoísta y comparte tus ideas con los demás…No seas egoísta y te comas el helado tú solo…”.

Ser egoísta en este mundo está mal visto.

Pero ya lo comentaba anteriormente en el artículo “Egoísmo Bueno Vs Egoísmo Malo“.

” QUE UNO PIENSE EN SI MISMO, MÁS QUE EN LOS DEMÁS, NO QUIERE DECIR PARA NADA QUE SE OLVIDE DE LOS OTROS”.

El egoísmo bueno sabe, que todo debe empezar por uno mismo . Porque el éxito, la paz, la felicidad, siempre empieza por uno mismo, y luego se expande hacia al exterior. Y no es al revés, nunca es al revés, del exterior al interior, que eso es el egoísmo malo.

Seamos egoístas. Deseemos lo mejor para nosotros. Y no es malo, ¿Por qué quien mejor que uno mismo quien se motive por los sueños de uno mismo?

Pero eso si, la palabra egoísmo en esta sociedad, es algo nocivo. Pues todos que luchamos por nuestros sueños, es egoísmo. Pues me declaro egoísta.

Echar la vista atrás, me ha hecho ver, que la vida no me enseñó a ser egoísta, sino que tenía que centrar mis energías en los demás, olvidándose de uno mismo.

Echando la vista atrás, me ha hecho ver, que siempre decimos si a todo, aunque vaya en contra de nuestros sentimientos y valores. Porque creemos que es mejor ir a favor de contracorriente, que obtendremos más, que saliéndonos del rebaño.

Echando la vista atrás, me ha hecho ver que más vale que obedecer que contradecir, porque el ser señalado por los demás, como aquella persona que dice una palabra más alta que los demás, es lago nocivo para nuestra marca . Y ya no te digo que tengas un pensamiento critico antes de probar las cosas o creértelas, porque sino ya serás tildado de loco.

Di NO a aquellas montañas de arena que impidan ser tú mismo, desobedece y salta hacia aquellos acantilados que sientas que te enseñaran más que lo que estabas aprendiendo hasta ahora y se egoísta y manda al carajo a todo aquellos que no te miren de frente.

¿Qué cosas has aprendido que no están en el manual de instrucciones que nos dan con la vida?

 

¡¡Nos mostramos como amigos, pero actuamos como espias!!

Vale la pena conocer al enemigo…entre otras cosas por la posibilidad de que algún dia se convierta en un amigo” decía Margaret Thacher

Después de la Navidad, viene San Valentín, para recordarnos a todos, los que nos queremos o nos debemos querer todos.

Ya puede ser una relación de pareja, de amigos o en el trabajo, el amor tiene que reinar entre nosotros. Y nos lo tenemos que demostrar.

Y quien no tiene pareja, sueña con tener una relación como la de sus padres, o las películas de Antena 3 el sábado por la tarde. De muchos años juntos, que se encuentran de forma sorpresiva y tienen una vida feliz , tranquila, hijos alrededor, sonriendo y un perro.

¡¡Cuánto daño ha hecho Disney a nuestra generación, POR FAVOR!!.

Cada día creo más que las relaciones, de cualquier tipo que tenemos, se dividen en dos:

  • INTERÉS SIMPLE
  • INTERES COMPUESTO.

¿De qué tipo crees que tienes tú las relaciones?

.- Interés simple

A día de hoy, a todo llamamos amigo. Cuando en realidad, muy pocos son quienes lo son.

Ves en las librerías que libros tipo “Como hacer amigos e influir en los demás” a pesar de los años, siguen siendo unos bestseller. Luchamos en todas las redes sociales porque nos siga el mayor número de gente. Acudimos a eventos y sentimos que hemos triunfado , cuando llegamos a casa y tenemos cientos de tarjetas de visita en nuestro bolsillo.

Y a eso lo llamamos, que tenemos una relación con un posible cliente, que tenemos muchos amigos que nos quieren y apoyan, o que nuestra relación de pareja va viento en pompa.

¡¡DEJEMOS DE DECIR TONTERIAS Y SEAMOS SENSATOS!!

Creo en el ser humano, pero también creo que tiene un lado oscuro, como Darth Vader.

Lo intentamos ocultar a través de abrazos, de gritos tipo “¡¡Cuánto te quiero!!, ¡¡Gracias por ser mi amigo!! o ¡¡Qué crack eres, da gusto escucharte!!“. O a través de situaciones, “Venga como tú me has agregado, yo también te agrego!!.

Toda relación que empezamos, tiene un propósito. ¡¡DEJEMONOS DE CHORRADAS, Y SEAMOS SINCEROS!!.

Toda relación comienza con un deseo que satisfacer propio.

Queremos hablar con esa persona para ver cómo nos la podemos “beneficiar“. Mantenemos la “amistad” con esa persona por los contactos que tiene y que nos pueden ayudar. Seguimos a esa persona que la consideramos como “amiga”, le vemos todas sus “historias” en Instagram, pero realmente no sabemos ni cuando es su cumpleaños. Por no hablar de las relaciones de parejas, que uno la tiene porque tiene miedo a la soledad, y él otro por comodidad.

¡¡Todo lo basamos en el interés propio!!

¿Pero qué ocurre cuando cambian las circunstancias? ¿Qué sucede cuando expresamos cosas diferentes a lo que venía siendo como habitual?

Nos dejan de seguir esas personas. Ya no nos ven las publicaciones de nuestras redes sociales o empiezan a despotricar de nosotros, a pesar que hace unos días nos ponían por los cielos.

¿Qué ha pasado?

QUÉ ACTUAMOS COMO AMIGOS, CUANDO EN REALIDAD SOMOS MEJORES ESPIAS QUE EL PROPIO JAMES BOND.

Cuando las circunstancias ya no son acordes a nuestras necesidades, jugamos con los puntos flacos de esa otra persona. Jugamos a hacerle daño, jugando con sus debilidades que nadie sabe.

Todo porque como niños que somos, al no hacerse las cosas como queremos o se han hecho hasta ahora , pataleamos y chillamos. Esperando que así vuelvan a como antes.

El ser humano es muy generoso, se da a los demás, como hemos visto recientemente con el caso de Julen, pero también muy cabrón. Y no creo que esté diciendo nada raro a través de este artículo, porque seguro a todos, alguna situación así nos ha pasado.

¿O no has visto a personas que cuando se les ha acabado el “grifo” de tu cariño o generosidad, ya cambian de forma totalmente radical? ¿Verdad que si?

¿Un consejo para descubrir a este tipo de personas?

  • No te lances a los brazos de aquellos que te llaman amigo, sin haber pasado contigo por un mal momento. El tiempo lo demostrará si son amigos o qué son.
  • Si no se alegran por tus éxitos o avances en la vida, como si lo haría otra persona que te quiere…Empieza a oler a chamusquina.
  • Y ya no te digo, si hay otras personas que si les das los que ellos quieren. Empieza a borrarlos de tu agenda porque será raro que los vuelvas a ver. O hasta que se les acabe el chollo con la otra.

Este tipo de relaciones, que TODOS hemos tenido o vivido, en algún momento de la vida, demuestra que nos relacionamos a través de mascaras, con los demás en función de nuestras necesidades. En lo que predisponga nuestro Ego.

No nos interesa la persona, nos interesa lo que podemos ganar con esa persona para satisfacer nuestro EGO.

.- Interés Compuesto.

Son las personas y situaciones que pasan el proceso del interés simple.

Son aquellas personas que:

  • Que se dan a ti sin esperar nada a cambio
  • Solo quieren tu felicidad. Sin contraprestación alguna.
  • Amigos que se ocupan de ti y no solo cuando huelen que algo bueno viene a tu vida.
  • Que saben tus debilidades y que nunca jugarán con ellas.
  • Que viven el momento como si fuera el último, porque nunca lo sabremos cuando será así.
  • Que no se comprometen con palabras grandilocuentes y golpes en el pecho. Lo hacen a través de hechos y muchas veces, a través de acciones que no te esperabas, ni imaginabas.
  • Aún pasado tiempo sin verse, sabes que esa persona es como si no hubiera pasado el tiempo. Estará ahí como el primer dia.

No vivo ni en un mundo ideal ni  tampoco veo el mundo más negro que el carbón. Más bien me gusta observar el mundo y transcribir lo que veo, siento y la gente me comenta según lo ven.

Creo que uno de los grandes problemas que tenemos, es que vamos “tapados“.

No decimos lo que queremos, lo que sentimos ni deseamos de verdad. Y TODO POR MIEDO.  ¡¡Miedo a mostrarnos como somos y qué sentimos!!

Pensando que satisfaciendo nuestros deseos y no mostrándonos como somos, nos irá mejor; ¡¡que muestre su vulnerabilidad otro que yo estoy contento ya que he conseguido lo que quería!! ¿A que si?

¿Qué seres humanos somos si pensamos asi? ¿Psicópatas emocionales? ¿Egoístas sin remedio que no miran más allá de su nariz? ¿Relaciones sin futuro que solamente hacen perder el tiempo y la confianza en si mismo a los demás? ¿Por qué nos da tanto miedo la soledad? ¿Es miedo a conocernos a nosotros mismos?

Son algunas de las preguntas que me gustaría saber vuestra opinión al respecto de este post.

¿Y tú como llenas tu vida: de interés simple o interés compuesto?

 

 

 

¡¡El mañana es una promesa, no un hecho!!

“Mañana puede que sea demasiado tarde, demasiado tarde para pedir disculpas, demasiado tarde para intentar, demasiado tarde para creer”

¿Quién te ha dicho que tienes derecho al dia de mañana? Y no me valen cosas: “Hombre es que…que soy joven…Que tengo que decidir aún que quiero con mi vida , o decidirme por fin a decirle a mi amigo que llevo enamorada de él desde hace tiempo”.

Son excusas que te dices, que te crees y que hacen creer que tienes el poder de tu vida.

¡JA!

Cuando nacemos, nadie nos da un libro de instrucciones. Bueno lo único que nos dicen que es seguro, segurísimo, que ya al nacer, tenemos un billete de ida, para “arriba” cuando el jefe quiera. Mientras tanto, todo, NO HAY NADA SEGURO.

Y nos vamos a dormir a la cama creyendo que al dia siguiente veremos a nuestra pareja. Que volveremos ver a ese amigo que tanto nos gusta, o seguir riéndonos como hacíamos con nuestra panda de amigos.

¿Quién dice que mañana tendrás el poder y el derecho, de volver a vivir esas situaciones? ¡¡NADIE!!.

Hemos empezado el año y dentro de nada, estaremos diciendo: “¡¡Cómo ha pasado el año de rápido y yo sin darme cuenta!!.

Claro que no nos damos cuenta, porque pasamos por los días sin aprovecharlos. Sin darnos cuenta que nos han dado un puto regalo increíble al que no le hacemos ni caso. Porqué nos sentimos en el derecho de creer y exigir, que mañana tenemos por delante un día más, en el que hacer lo mismo que hemos hecho el día de antes, DESAPROVECHARLO.

Pasamos por los días y en definitivo por la vida, SIN PENA NI GLORIA. Posponemos la toma de decisiones ya que pensamos que seguro que vendrá un nuevo día, con mejores condiciones para tomar esa decisión. Pero mientras tanto, ése día no llega y quizá nunca llegue.

Y luego nos lamentaremos, qué hemos hecho con nuestra vida, cómo hemos dejado escapar a esa persona que tanto nos quería pero por nuestro miedo , se ha acabado yendo con otra. Nos lamentaremos que nunca hicimos lo que sentíamos que teníamos que hacer, TODO PORQUE PENSABAMOS QUE COMO MAÑANA SERÁ UN DÍA MÁS, PUES MAÑANA LO INTENTARÉ...Y así te habrás pegado muchos años de tu vida, esperando el día perfecto para hacer eso que tanto querías.

¿Cuándo cambias? Si llegas a cambiar. Cuando tienes alrededor alguna persona que se marcha de tu vida. Hasta entonces no habías pensando en nada más, pero es en ese momento, cuando empiezas a pensar ( si piensas ), “¿Qué estoy haciendo con mi vida?”.

A todo nos van a enviar por correo certificado el billete para el barrio de arriba, NUNCA LO OLVIDES. Pero tú te creías inmortal y pensabas que a ti nunca te llegaría los momentos críticos. Que solamente pensando en positivo desde tu sofa, llegaría a tu vida, todo lo que deseabas y exigias a la misma.

¡JA!

Claro que la vida es muy perra. Sobre todo si te fijas que las cosas que más deseas, más cuestan. Claro que la vida es muy puta. Cuando no te da lo que quieres, en el momento que quieres. Claro que la vida es muy cabrona cuando ves a tu amor ideal con otra persona.

Pero lo que no quieres reconocer, que has dejado pasar oportunidades para hacer lo que sentías que tenías que hacer. Lo que no tienes valor de decir, que has hecho lo que los demás te han dicho que “deberías hacer” para conseguir ser una persona de “bien” por tener miedo a las represalias al sentir que tenías otras que hacer mejores que seguir a la muchedumbre.

Así que para de quejarte, de lamentarte, de lamerte las heridas o esperar que alguien te las lama y no hacer nada al respecto.

La vida es muy perra. Pero también, si te das cuenta, te da cada día que amaneces, la oportunidad de que te muestres cómo eres, de que te des a los demás, que vivas cada instante como lo que es, ÚNICO.

Sin embargo, si sigues pensando que la vida es puta, que no te da oportunidades para disfrutarla y que es perra porque te ha quitado el amor de tu vida y tu futuro ya será más negro que el rey Baltasar, seguirás desechando los días y desaprovechándolos.

Todos hemos pasado por momentos que nos hubiera gustado tirar la toalla. Puertas que se han cerrado, personas que se han ido y situaciones que no volveremos a vivir. Pero si echamos la vista atrás, quizá esa persona no era para nosotros, ese trabajo era para “un lameculos profesional” cuando tú eres un transformador de la sociedad, ..Quizá habrás visto que esa decisión que querías, con el tiempo te has alegrado, ya que viste que no era para ti.

Y todo, porque aprovechaste el día siguiente a esa decepción , para con la cabeza alta, seguir adelante y viviendo. No lamentándote ni quejándote.

Mi abuela les decía a sus nietas: “Cuidar porque los chicos prometen mucho, pero hasta que la meten“. Nos encanta prometer, el oro y el moro. Prometernos que lo vamos a conseguir, prometemos fidelidad en el futuro,…Prometemos muchas cosas para el futuro pero mientras tanto desechamos el mayor regalo que tenemos, el presente.

Como bien dice Robin Sharma en su libro ” El club de las 5 de la mañana. Controla tus mañanas, impulsa tu vida“, el mañana es una promesa, no un hecho.  Y cada segundo que vivas, cada sonrisa que veas, cada acción que realices, recuerda que puede que sea la última y que la tienes que aprovechar al máximo.

Deja de hacerte “pajas mentales“. Porque luego te lamentaras. Tienes 24 horas por delante increíbles. Date la oportunidad de ser, de ofrecerte a los demás, de vivir, de sentir, de probar, de intentar, de probar.

La gente que admiras, solo se distinguen de ti por una cosa: SABEN QUE EL HOY, ES LO ÚNICO CERTERO EN LA VIDA. Y QUE EL MAÑANA, QUIZÁ NO EXISTA.

Colecciona experiencias más que cuadros y coches.

La felicidad no es un lugar, es un estado mental.

Ama hasta a tus enemigos, porque todo te está delante de ti para enseñarte y hacerte mejor persona.

Cuando llegue tu final, si has aprovechado cada día como si fuera el último , te aseguro que habrás marcado a la vida, y no ella te habrá marcado a ti.

¿Cómo vas afrontar el posible mañana?

Nota: Vive riesgos, pero con cabeza, ¿vale?